Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 13, 2017 12:56 pm

Una preciosa mañana, con un caluroso sol que despertaba a todo aquel desdichado que quisiera seguir vageando. En su camarote, Dyanna comenzaba su día a día, estiraba sus brazos, se miraba al espejo, se peinaba su largo cabello, sacaba su hermoso traje rojo e iba hacia el cocinero del barco, hecha una perla, como siempre. - ¿Qué tenemos por aquí? - Preguntó con un tono que exigía respuesta. - Dadme algo para calmar mi apetito, no quisiera comeros a alguno de ustedes. - El cocinero rió sin parar, en lo que preparaba un caldo de pescado en un pequeño cuenco para ella y su bebida. - Lo que mas temo capitana, es que sé que sería capaz de cazar tiburones con algún malafortunado de nosotros como carnaza, por ello mismo siempre tengo comida suficiente para mil hombres. Bueno, no para tantos.-

Salió de allí ya con el estómago lleno y sobre todo, satisfecho, tenía un cocinero bastante habilidoso por suerte para ella. Se dirigió a la proa del barco, todos la saludaban a su paso y seguían con sus tareas, todo estaba en orden. Allí, en la punta de delante del barco abrió sus brazos como tratando se abrazar el aire. - Por mucho que quieras, no podré ponerme mas morena sol, deja ya de inten..- De repente, la voz de uno de sus colegas la interrumpió. - Divisamos un barco que va por delante de nosotros mi capitana. - Se llevó la mano al mentón unos segundos. - ¿Un barco, hm? Dadme el catalejo.- Y automáticamente en su mano estaba, comenzó a observar por él el otro barco, pensativa seguía mirándolo. Parecía ser una buena oportunidad para conseguir nuevos recursos, quizá un abordaje no estaría para nada mal. Continuó unos minutos más pensando en la posibilidad de asaltarlos y finalmente se decidió. - Demos una buena bienvenida a nuestros compañeros... ¡A toda vela! - ordenó.

Su tripulación se puso manos a la obra, colocaron las velas, prepararon los cañones y anudaron las cuerdas que luego usarían. Ya llevaban mucho tiempo en alta mar y sabían como hacer un buen abordaje. - ¿Me quedaría bien un sombrero? Estos días de calor... Me están haciendo replantearme llevar uno. Hmm, uno rojo, acorde a mi bello vestido estaría bien. - Pensaba mientras que en su mente, ella se asaba de calor. Poco a poco, el  barco iba cogiendo ritmo e iba aumentando su velocidad,querían llegar lo más rápido posible para cogerlos despistados, quizá así no sería necesario usar los cañones y podrían entrar de manera mas formal, directamente al barco. Estaba claro que si se daban cuenta, era probable que tuviera que abrir fuego pero quien sabe, el destino da muchas vueltas y quizá no tendrían que medio hundir el barco para poder sacar las pertenencias, en caso de que obviamente ganaran, que no era tampoco algo seguro.

Fue a su camarote, allí, en un altar se encontraba la espada de su hermano. Se arrodilló, la miró unos segundos como señal de respeto y la cogió, se levantó, se quitó uno de sus guantes y volvió a salir. En caso de batallar, no quería que el guante le hiciera resbalar la espada, sus tajos no pueden ser inseguros por un guante que solo aporta estética... Aunque claro, para ella, la estética también es tremendamente importante, pero si no sobrevive, no hay estética que valga, mejor ir segura. - Preparaos una vez mas para afrontar la muerte. Riámonos una vez más de ella, depredadores del mar, el baile está por comenzar. -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 13, 2017 9:26 pm

Una nueva mañana y con eso un nuevo día de vida para el Joven capitán del Jackdaw. Se había levantado dentro de todo temprano ya que sería su turno de tomar el control del Timón luego de su contramaestre que le había tocado el pesado turno de la noche –Buen trabajo Adéwalé... ya con esto puede comer y descansar unas cuantas horas, lo necesito bien preparado para las siguientes horas – le dijo el estratega mientras tomaba el control del timón y el contramaestre le daba paso mientras un largo bostezó salía de sus labios -Gracias capitán, aunque preferiría que me dejara dormir más horas – se quejó en broma mientras comenzaba a bajar las escaleras – Agradece que te dejo dormir más bien canalla- dejaron escapar unas cuantas risas mientras el hombre se retiraba y empezaban los cambios de rondas de los demás marineros –Muy bien caballeros! Posiblemente para la mañana estemos Llegando a las tierras de Midgar!, ¡en esos lugares el frio es mucho mayor al que acostumbramos! ¡Pero justamente por lo cruel que es su clima, los transportes tienden a ser bien pagados! ¡Así que si queremos más ganancias que solo tomas de barcos pues a trabajar! - Los marineros respondieron llenos de ánimos disfrutando de las primeras brisas de la mañana y la intensidad del hermoso astro sol que dentro de un día o dos ya no sería tan cálido para cuando llegaran a las tierras frías de aquel reino, hasta el mismo Joven descubrió su rostro de su típica capucha para disfrutar mejor del clima.

Sin duda la mañana había pasado de lo mejor, el oleaje daba un excelente acompañante a los típicos cánticos que sus marineros usaban para entretenerse y mantener el ritmo del trabajo (https://www.youtube.com/watch?v=QOfC1PEKt1U&t=489s), la fuerte brisa marina mantenía sus velas extendidas al máximo y el cocinero repartía las porciones de comidas para aquellos que no tenían la oportunidad de comer sentados –Encantado con la comida mi buen García! Continúe así! ¡Es lo único bueno que tiene este barco! - Dijo fuerte y alto mientras el Cocinero se retiraba sonriente –Eso lo incluye a usted también no jefe? ¡No sirve para nada!  - las bromas entre los tripulantes solo mantenían el día aún más ameno, pero el día no podía seguir siendo perfecto... el pito de aviso del vigía en la Cofa y con eso los canticos pararon, esa forma de pitar -...un barco? -  dijo el capitán mientras otro de los marineros se acercaba a tomar el control del barco –Vamos, vamos caballeros que alguien me traiga el catalejo! - Pidió mientras se subía a la escalera de cuerda más cercana para a los segundos tener el catalejo - humm... se mueve demasiado rápido en nuestra dirección... - en eso se escucha el grito de aviso del vigía "la bandera del barco es pirata!" Muy mala noticia... su barco ahora haciéndose pasar por un buen barco mercante no cargaba con su bandera negra con cráneo... normalmente los piratas no se atacaban entre sí por mero respeto entre colegas de "trabajo" pero bueno, igual no todos seguían esa curiosa cláusula de los maleantes de mar –Que hacemos capitán?- Dijo su contra maestre que acababa de llegar – Adé! Estas despierto!- Dijo animado estirando sus brazos mientras usaba sus piernas para mantenerse sujetado a la escalera de cuerda –No me paga lo suficiente para horas extras sin sueño sin duda alguna capitán...espero una buena compensación- dijo enarcando una ceja mientras entrecruzaba los brazos -Oh vamos no seas así, no es como que controlase que unos malvados piratas nos ataquen- se quejó en broma mientras volvía a ver por el catalejo... no bajaban la velocidad, se acercaban demasiado –entonces? que hacemos- pregunto nuevamente su segundo al mando –Pongan la bandera... posiblemente no se confíen así de la nada con que somos piratas de un momento a otro, pero si podemos dialogar antes de un ataque seria lo mejor ...aun asi asegura que todos estén preparados para el ataque... quiero todos los cañones preparados para lo peor... - Dijo el capitán por fin con un tono serio y calculador mientras se bajaba de los amarres y comenzaba a caminar por la borda mientras el contramaestre comenzó a dar órdenes a los marineros que empezaron a actuar de inmediato. Sus cabellos volvieron a ser cubiertos por su capucha y preparaba sus sables, la verdad prefería no tener que luchar estaban en alta mar y un combate, si salía victorioso significaba perder tiempo reparando el barco y un barco en mal estado daba muy poca buena pinta para conseguir buenos tratos de viajes de mercancías caras... ojala aquellos compañeros de oficio sean capaz de razonar antes de tener que atacar...sea como sea, esta no seria el ultimo dia del joven estratega... eso lo podía asegurar...


Última edición por Lorian Kenway el Miér Ago 16, 2017 8:22 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 14, 2017 1:05 am

Se iban acercando poco a poco, acortando distancia entre barcos, ellos no parecían aumentar la velocidad, con lo cual no parecían haber señales de que los piratas a las ordenes de Dyanna, hubieran sido descubiertos. El corazón le latía con fuerza a la capitana y esto le provocaba una extraña pero placentera sensación. Quizá le gustaba sentirse en peligro, amenazada... Aunque ella misma fuera la causante, aunque ella fuera el principal aliciente de toda guerra en su camino. Entraba una y otra vez en su camarote, estaba impaciente por abordar el barco enemigo, quería ver sus pertenencias, sus cosas de valor y por supuesto, robárselas en su cara, estaba sedienta de oro, como la mayoría del tiempo.

Continuaban avanzando, rompiendo las olas que cada vez se ponían mas agresivas, parecía que el propio mar trataba de relatar la tormenta que estaba por venir. - No perdamos más tiempo del que debemos, si no nos apuntan con sus cañones, poned la pasarela y pasemos al otro barco sin más. Quizás no planeen resistirse, además una tormenta está comenzando a azotar las mareas, hagámoslo con rapidez. - Ella, llamaba "pasarela" a la especie de puente que varios barcos usan para bajar la tripulación junto a los cargamentos al puerto. El día de un momento a otro comenzó a cambiar, de un sol ardiente, cambió hasta hacer mal tiempo, un signo de que se acercaban a su destino, Mitgard, el hogar del hielo. El viento comenzaba a ser más gélido y las nubes hacían referencia a lo que Dyanna y el mar habían dicho, se acercaba tormenta.

Cuando ya estaba llegando a la popa del barco vecino, unas banderas fueron puestas. Banderas piratas. - ¿Compañeros de oficio? Esto si que no me lo esperaba. Aunque cierto es que no se me conoce por mi piedad, todos debemos de respetar cierto código en este oficio en el que estamos inmersos, es algo que mi hermano me enseñó y respetaré. Pero... Solo hasta cierto punto, solo si colaboran. Proseguid con la incursión. - Dijo concluyendo su veredicto.

No mucho más tarde, ambos barcos estaban unos al lado del otro y todos los malandrines de Dyanna la rodeaban, estando ella claramente como líder en el centro. Se hizo un silencio incómodo, como el de antes de comenzar las batallas... Pero poco duró, Dyanna y su gran egocentrismo tuvieron que chafar el momento.



Ambientación para la entrada de Dyanna




- Pues aquí estamos. Poned la pasarela. - Les dijo con total seguridad a sus colegas. La pasarela fue puesta, Dyanna subió y dio dos para luego quedarse quieta. Observaba a toda la tripulación con una sonrisa cuanto menos burlona y maliciosa, quizá desafiante. Comenzó nuevamente a andar y todos comenzaron a seguirla. - Tranquilos, la leyenda de que las mujeres traen malos augurios en un barco, está totalmente desmentida. Mi presencia no os hundirá el barco... Pero puede que nuestros cañones si en caso de que representéis una amenaza aunque... Apuesto a que no lo sois ¿Verdad? Quiero decir... - Pasó su lengua por sus deliciosos labios y los humedeció para continuar. - No sois realmente piratas ¿Cierto? Vuestra bandera estaba escondida, como si ocultarais una faceta de vuestro oficio. Pero estoy segura de que no pensáis que ser pirata es una deshonra porque eso sería un insulto hacia mis hombres y sobre todo, hacia mí. - Comentaba en alto a los tripulantes del otro barco mientras continuaba caminando de manera suave, elegante y segura.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 16, 2017 8:55 pm

Los marineros habían preparado todo bajo las órdenes del capitán del Jackdaw y cada quien se posición bajo sus ordenanzas, por lo que al final solo quedo esperar que aquel barco en verdad no se atreviera a acercarse, los movimientos del barco contrario fueron acompañados por un silencio que solo era roto por el hermoso sonido de las olas y los fuertes vientos que el capitán fue el primero en notarlo, alzo su mirada al cielo – se avecina una tormenta.... - más problemas, ahora el luchar sin duda era un mal plan, no dudaba de salir ganando, pero el barco podía salir con suficientes daños como para que la tormenta fuera un quién termine de dañar el barco –no nos han atacado capitán...pero se acercan, quieren abordar seguro... que hacemos? - Una sonrisa se dibujó en los labios del estratega –Déjalos! Se avecina una tormenta, veamos qué tan inteligente es su capitán, si no es un loco psicópata dispuesto a pelear por que sí, quizás consigamos algo bueno de este encuentro, que no se despisten nuestros camaradas, pero intentemos dialogar por ahora-  y con eso su segundo al mando obedeció y espero a su lado.

Los barcos se posaron uno contra el otro y el puente fue puesto, el silencio entre los marineros se mantuvo mientras Lorian lentamente pasaba a ser el primero frente al puente dispuesto a ser quien recibiera a los "invitados" y para su sorpresa la primera en llegar fue una mujer y que mujer! Su porte y expresiones orgullosas solo eran comparables con su belleza; sus palabras llegaron a los oídos de Lorian y por fin este abrió la boca haciendo una sutil reverencia dejando que su capucha tapara su mirada -Bienvenidos sean al Jackdaw, mis buenos compañeros... si tengo que responder a su pregunta pues la verdad si, si somos piratas y de los mejores puedo alegar– le sonrió a la rubia con picardía – pero también somos mercaderes, mercenarios, escoltas y guardaespaldas si la paga es lo suficientemente buena, el problema es que queremos llegar a midgar aparentando ser de todo menos los piratas que somos, ya saben...buenas apariencias aseguran mejores tratos- se irguió recto y confiado mientras daba un paso adelante -Mi nombre es Lorian Kenway Capitán de este magnífico barco, no se preocupe mi lady, mis hombres no somos creyentes de que las mujeres sean mal augurio y mucho menos una mujer tan hermosa como usted, así que créame... si su presencia no es una mala fortuna para que este barco caiga, pues nosotros nos aseguraremos que tampoco seamos la razón de caída del suyo- si ella sonaba peligrosa y amenazante el estratega se escuchaba como aquel que abría sus brazos y le decía siquiera atrévete.... la sonrisa del capitán no se borraba si quiera para mostrar algo de seriedad a lo que desea, la adrenalina del peligro a lo que pasara le hacía hervir la sangre y sus hombres estaban igual de preparados a actuar con una sola señal de su capitán - Pero dejemos de hablar de mala suerte! Con una tormenta acercándose tampoco podemos darnos el lujo de perder demasiado tiempo, así que Dígame mi lady si puedo tener el gusto de saber su nombre y de saber que la trae a mi barco ya tan cerca de Midgar?-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 24, 2017 9:59 am

- Es un pensamiento demasiado primitivo para seguir rulando por el mundo. Las mujeres no son razón para hundir un barco, a menos que haya mucho dinero en el navío, sean rubias, de ojos bellos, preciosas y de nombre Dyanna. Que por cierto... Casualmente yo me llamo así. - Añadió a la pequeña conversación de ideales con una sonrisa. Al final, eran piratas, los planes se torcieron en gran medida, no quería representar lo que era un enemigo público para sus propios compañeros de oficio si esto era posible. - ¿Buenas apariencias? Vaya, parece que me quieren hacer competencia. - Dijo guiñando uno de sus ojos de manera muy pícara.

Entonces, el plan debía de cambiar, ya no podía robarles y volver a su barco sin más, tendría que tomarse la molestia de hacer un trato y con ello, tratar de sobrevivir ambos barcos. Dyanna es una persona sumamente avariciosa, con lo cual  no le importa hundir su barco si esto le traerá luego más beneficios. Una tripulación que le quite encargos, como los que ella particularmente hace, no debe de existir en el mismo mar a menos que haya un trato de por medio, o así piensa la capitana, pues sería una gran cantidad de oro menos a su favor.

- Por cierto, no se te ocurra dar un paso más. Yo misma me encargo de mi seguridad, un paso más y estarás en mi espacio personal, con lo cual me veré obligada a expulsarte de él y créeme, no soy tan delicada como parezco. - Añadió severa apuntando al hombre con su espada, aun enfundada, con la actitud de una de las leonas mas fieras. - Al parecer, no voy a poder mataros sin más, pues sois piratas como yo. Por mero respeto, no hundiré tu barco, Lorian. Es la única razón por la que hoy no habrán dos barcos más en el fondo del ancho mar. - Dijo dando a entender que por supuesto, no le importaba en lo más mínimo que su propio barco también fuera hundido con tal de acabar con su objetivo.

- Al mal tiempo, buena cara suelen decir. Así que seré amable... ¿Qué tenéis que pueda servirme de sustento para este precioso viaje? ¿Tenéis algo valioso? En tal caso, me comprometo a irme civilizadamente de vuestro navío si compartís conmigo vuestras pertenencias ¿Que os parece? O... ¿Queréis hacer un trato de otro estilo? - Preguntó la capitana, al fin y al cabo los tratos a veces no son malos, incluso pueden terminar como socios y ganar ambos una buena cantidad de riquezas, cosa que ella misma le conviene, por eso, dejó en el aire la posibilidad de que quizá estaría dispuesta a ello. Dyanna se preguntaba que contendría aquel barco, se preguntaba la razón por la que tan desesperadamente guardaban su bandera... ¿Tendrían algo importante dentro del barco? ¿Se dirigirían hacia un buen negocio con alguien de Mitgard? Todo era un misterio aún para la capitana, pero no dejaba que eso la intimidara, su dura fachada estaba siempre presente. Todo aquel que la conoce por primera vez, piensa que está loca, que proviene de relatos que ancianos contaban sobre lo que podría la avaricia lograr... Pero Dyanna solo era así con quienes no conocía. Se podría decir que es un método de defensa, cuanto peor los tratas, más te respetan, esa es la ley de Dyanna.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 30, 2017 8:17 pm

Un placer entonces Lady Dyanna –dijo el estratega mientras le observaba – pues competencia tenemos en todos lados! Por eso hay que abrir horizontes, la piratería es un papel muy buscado ahora en estos tiempos de caos, pero solo los verdaderos piratas con cabeza pueden vivir estos tiempos oscuros, por lo que no se preocupe que si ambos tenemos esa mente abierta podemos tener buenos tratos entre nosotros sin dañar nuestros comercios, ¿no le parece? - dijo mientras detallaba el arma de aquella mujer, ¿un arma oriental? Curioso para una pirata, tal vez tendría origines de hoshido? Muchas cosas pasaron por su mente en aquel momento más que estar preocupado de la amenaza de la fiera leona que más de darle miedo le daba cierto carisma a los ojos del temerario capitán.

-Pues me alegra de sobre manera no tener entonces que hundir su barco! Lady Dyanna, veo que su belleza no es lo único que porta si no una mente capaz de analizar las posibilidades – le sonrió asegurando que el barco que sería hundido no sería el de el –Pero lastimosamente mi carga no puedo perderla o mi cuello podría estar en peligro – se encogió de hombros - aun así, podría tenerle información de buenos contactos de tráficos de mercancías de procedencias dudosas, usted sabe nuestra especialidad....  pero por su puesto bajo un costo parecido le puedo dar esta información! Usted sabe el típico dando y dando, no cree?  dígame usted a que se debe su presencia en los mares de midgar? - una centella alumbro unos segundos el cielo que se había nublado mientras hablaban, ya la tormenta estaba por comenzar dentro de poco – dudo que sea algo simple como buscar oportunidades al azar, tal vez podría servirle de ayuda en alguno de sus tratos y yo le presento a uno de mis contactos? ¿Qué opina mi lady? -dio un nuevo paso hacia ella mientras mantenia una de sus manos a su espalda y otra contra su propio pecho en modo de respeto y galantería – podría esta ser el comienzo de una agradable alianza entre piratas?

(off: disculpa la tardanza... la pc se me daño y apenas puedo responder cada cierto tiempo, pero no he desaparecido solo no respondo en el mismo dia :/)
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno... Quizá... ¿Un trato? [Priv. Lorian] [Entrenamiento]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.