Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

¡The Sprightly Princess! [Lissa ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡The Sprightly Princess! [Lissa ID]

Mensaje por Lissa el Vie Ago 11, 2017 1:49 pm

Lissa
Cleric
We'll see who is delicate!

Datos
Nombre: Lissa.

Edad: 23 años.

Clase: Cleric.

Especialización: Báculos.

Afiliación: Ylisse.

Ocupación: Princesa de Ylisse.

Personalidad
¿Qué decir de esta personita?

Alegre, risueña y extrovertida. Tres simples palabras que resumen a la perfección la personalidad burbujeante de la pequeña Lissa. Es una bola de energía andante, incapaz de quedarse quieta mucho tiempo hasta el punto de hacer tonterías solo para escapar del “aburrimiento”, palabra que nunca le agradó. Desde un principio, la princesa ylissense  parece comportarse como una persona  que mira el mundo con una perspectiva simple e ingenua. A través de cada uno de los poros de su piel se respira pura inocencia, no teniendo ningún rastro de maldad en su ser ya que nunca conoció el “mal” de cerca debido a su posición. Este detalle hace de ella una presa fácil al engaño.

Es alguien que puede llegar a sorprender muy fácilmente, es más, le encanta sorprender a los otros, ya sea haciéndoles bromas o con sus chistes fuera de lugar en alguna situación crítica, cosa que a veces resulta molesto para aquellos que la rodean. Todo esto pone en evidencia su inmadurez y su manía a quejarse de todo un poco, pese a haber ya pasado su etapa de la adolescencia; es muy marcada, lo que acentúa su temperamento infantil.

Además, a pesar de su tan animada forma de ser  hacia prácticamente todo aquello que la rodea, es una persona algo egoísta e incluso celosa y, hasta cierto punto, también caprichosa, muy pero muy caprichosa; cuando ve algo que le gusta, o algo que desea hacer, suele protestar, mostrando su desagrado inflando sus mejillas y volviéndose insoportable hasta obtener lo que se propuso. No obstante, Lissa no puede evitar sentirse avergonzada de estos rasgos, ya que ella los percibe como inadecuados para una dama perteneciente a la realeza y un enorme obstáculo hacia  su objetivo de llegar a ser como su hermana, la cual es su ejemplo y modelo a seguir desde su más dulce infancia.

Sin embargo, en gran medida, sus defectos son compensados por varias cualidades; la más frecuente de ellas es su exuberante actitud optimista hacia todo. Esto se ve reforzado aún más por la compasión de Lissa, donde su voluntad de ayudar indiscriminadamente a cualquier persona en necesidad, le ha permitido una relación de confianza con los demás, o por lo menos, su deseo es llegar a confiar en ellos ciegamente. Su tono de voz se podría describir como cantarino, es algo agudo y cuando se molesta puede subir fácilmente a tonos muy elevados. Las emociones que forman ese cóctel llamado Lissa se reflejan en la manera con la que habla y es difícil de adivinar que pertenece a la realeza ya que suele comunicarse con el lenguaje del pueblo, tratando a los otros de igual a igual, sin darle importancia a los rangos o etiquetas.

Historia del personaje
Es la menor de un total de 3 hermanos proveniente de la familia real de Ylisse. Siendo esta una de las principales razones por la que solía ser sobreprotegida y mimada desde una edad temprana en su infancia.

La más pequeña princesa Ylissense, llegó a este mundo luego que el caos y la desolación cayera sobre el Reino de Ylisse. Su padre había declarado la guerra al Reino vecino Plegia, lanzándose en una “cruzada” para limpiar el mal dejando solo desesperación a su paso. La reina, luego de parto, quedó en la mas absoluta soledad. Obviamente, su esposo la había abandonado en un momento tan importante como el nacimiento de su tercer descendiente, y está vez, parecía que no iba regresar muy pronto, ni la presencia de sus dos otros hijos llegaba a ser un consuelo para ella. La salud frágil de la reina, más la tristeza que la consumía, terminó por arrebatarle la vida que ya colgaba en un hilo. Justo como otorgó la vida a un nuevo ser, entregó la suya misma dejando atrás todo lo que alguna vez le perteneció.

De esta manera, Lissa creció con la ausencia total de sus padres. Se podría decir que era “huérfana” sin en verdad estarlo, una madre fallecida, un padre eternamente destacando por su poca presencia. Los sirvientes que se ocupaban de ella le decían de vez en  cuándo que aquel hombre desconocido que a veces entreveía en los pasillos  era identificado como su “padre”. No obstante, jamás cruzó muchas palabras con este último, jamás recibió un gesto de atención o simplemente de cariño de su parte. Para ella, ese hombre era “el señor” Así que… cuando esa terrible noticia fue anunciada públicamente “El rey falleció” En la cabecita infantil de Lissa lo que pasaba a su alrededor la dejaba indiferente, era muy joven par a darse cuenta lo que la palabra “fallecer” significaba, lo único que pensaba era que todo el escándalo y tanta gente corriendo como locos de un lado a otro le dificultaba su momento de juego. ¿Era egoísta? ¿Tal vez cruel? Un infante puede llegar a ser al mismo tiempo inocente como cruel. Incapaz de diferenciar el bien del mal siendo aún tan joven.

Al pasar de los años Lissa no tenía ningún recuerdo de su padre, las facciones de su rostro se perdieron en la cenizas del tiempo y si algún día le preguntaran sobre el tema seguro que respondería algo así “Yo nunca conocí a mis padres”. No estaría mintiendo, sólo lo ha olvidado. Poco tiempo después de la muerte del antiguo rey de Ylisse, la paz pudo obtenerse nuevamente. Uno de sus hermanos tomó el trono a pesar de su edad tan joven levantando el país de donde había caído y la vida cotidiana de la pequeña princesa cambió drásticamente. Sus hermanos ya no la acompañaban en sus pasatiempos como antes, siempre le decían un breve “Lo siento Lissa, tal vez después” Lo cual la hacía sentirse sola muy a pesar de ella. Sin embargo, con el tiempo se dio cuenta de la posición en la que estaban y se percató que no todo era fácil para ellos. Por lo que sintió la necesidad de serle de alguna ayuda y mas aún cuando la amenaza de los emergidos surgió en el continente.  

Extras
Gustos

► Ser útil para los que la rodean.

► Perder el tiempo gastando bromas y travesuras.

► Dibujar cuando se aburre o para “embellecer” libros.

► Hacer nuevos amigos.

► La justicia.

► Jugar a todo tipo de juegos.

► Que le presten atención.

► Los días soleados y frescos.

Disgustos

►   Que la dejen de lado o la ignoren.

► La injusticia.

► Quedarse encerrada en el castillo.

► Estudiar y hacer tareas aburridas.

► Sentirse inútil.

Extras

► No posee la marca de Naga contrariamente a sus hermanos.

►    Es un desastre con las manos en todo lo que tenga que ver con quehaceres, ya sea cocinar, limpiar, cocer etc pero aún así, insiste en hacerlo ya que no le gusta que lo hagan todo en su lugar porque de lo contrario se parecería a esos “nobles vagos”.

►    Le tiene miedo a los fantasmas y terror a las serpientes.

► Las apariencias pueden ser muy engañosas... pese a tener 23 años Lissa da la impresión de ser mucho más joven, se podría creer que no pasa de 15 años cuando no es así.

Prueba de rol
El agradable viento de la tarde hacia bailar las hojas de los frondosos árboles a un ritmo constante, como si siguieran una música que sólo ellos conocían mientras; la brillante luz del sol, ni muy fuerte, ni muy débil, bañaba alegremente aquel paisaje tan pacífico. Una joven de coletas rubias se encontraba sentada sobre una roca balanceando sus piernas de arriba abajo mientras su peculiar vestido acompañaba aquel movimiento.

Deteniendo su juego improvisado, Lissa, con un gesto algo somnoliento tomó una bocanada de aire respirando profundamente para a continuación elevar los brazos hacia el cielo y, como si de un saludo se tratase, entrelazó los dedos levantándolos sobre su cabeza, palmas hacia arriba, estirándose de manera exquisita – Mmmm~ Este día es tan hermoso que me dan ganas de tomar una pequeña siesta – Murmuró para si misma con una voz media adormitada dejando escapar un suspiro de placer al descender nuevamente sus brazos a la altura de su cuerpo, y de esta manera sentir  que el entumecimiento que hace unos momentos sintió, había desaparecido.

De repente, una voz conocida resonó provocando que se sobresaltara – ¡Princesa Lissa! – Una exclamación que venía de lo lejos. Automáticamente ladeo su cabeza en dirección de aquel grito para a continuación dejar escapar un suspiro cansado. De seguro que la estaban buscando para hacer tareas aburridas o para leer libros aún más viejos que ella.  – No tengo ganas de quedarme encerrada en un día tan bonito – Protestó desanimada para que al mismo tiempo inflara sus mejillas como signo de desagrado. El bastón ya sabía manejarlo lo suficiente bien para arreglárselas sola así que no necesitaba más clases de báculos. Había oído que su hermana mayor desde muy pequeña ya poseía una gran maestría en esa especialización por lo que aumentaba su admiración hacia ella. ¡Sólo se quedaría un ratito más afuera! No pasaría nada malo… ¿Verdad?
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
35


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡The Sprightly Princess! [Lissa ID]

Mensaje por Eliwood el Sáb Ago 12, 2017 4:24 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenida!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1305


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.