Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Maedhros 'The clawless'

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Maedhros 'The clawless'

Mensaje por Maedhros el Dom Ago 06, 2017 9:09 am

Maedhros
Dragón rojo
La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad de compartir cosas es evidente.

Datos
Nombre: Maedhros

Edad: 480 años

Clase: Laguz (Dragón rojo)

Especialización: Aliento

Afiliación: Gallia

Ocupación: Informante

Personalidad
En su tiempo en Goldoa se le conoció como un dragón generoso y sobreprotector con sus hermanos menores, tenía un carácter tan agradable hacia los demás que no hacía pensar que escondía secretos que cargaba a sus espaldas. En ese entonces la dualidad entre la personalidad que mostraba a los demás y su verdadero ser no era muy diferente, solo se cansaba a veces de estar rodeado de otros dragones o le pesaba tener que esconder la naturaleza de su relación sentimental pero fue una temporada feliz en su vida, el periodo de tiempo más feliz seguro.

Su peregrinaje conllevó un cambio en su personalidad por estar fuera de su hogar pero fue una personalidad que no acabó de madurar hasta el final de su cautiverio. Su personalidad era una herramienta para conseguir sus fines y se volvió una persona muy solitaria que en realidad, era un factor que no sobrellevaba bien porque se sentía muy solo cuando siempre había sido alguien muy familiar. No le quedaba más opción que ser solitario porque era incapaz de confiar en otras personas a no ser que tuviera información de antemano sobre de quién se trataba y podía hacer una idea propio antes de conocerlo, no teniendo que ser la idea correcta siempre. No suele tender su mano para ayudar a los demás pero eso no quiere decir que no lo hará, si le llama la curiosidad o puede obtener algo a cambio, entonces la situación cambia completamente.

Es muy seco cuando habla por primera vez con un desconocido porque no quiere que le puedan sacar demasiada información ni puedan deducir nada de sus actos pero en el pasado fue muy cercano con sus seres queridos y siente nostalgia por ese tipo de interacción. Siente que nunca puede bajar la guardia y que si descubriesen que le falta su mano dominante podrían aprovecharse de esa debilidad. Su desconfianza va dirigida a los humanos en especial pero cualquiera que no le de una buena impresión inicial será tratado igual. No tiende a mostrar muchas expresiones porque es algo que ha practicado con el tiempo pero lamentablemente, es un tipo muy expresivo y el cúmulo de sentimientos muy intensos hace que estalle cuando está solo.

Su odio a los humanos consecuentemente ha extendido que sea alguien muy rencoroso y vengativo, no tolera que se realice un pacto y luego no se cumpla.

Historia del personaje
Nacido en Goldoa, decidió por su propia voluntad marchar de su país natal por no encontrarse lo suficientemente cómodo allí. Tuvo un romance con su primo mayor y por aquella época, Maedhros era lo suficientemente adulto como para darse cuenta de que una relación entre dos hombres no era adecuada y cuando se compartía sangre de la misma descendencia, empeoraba la situación mucho más. Pensar que amaba a su primo eran palabras muy fuertes pero estaba certero de que le quería y sentía una atracción por él que no se limitaba en el plano sexual.

Habían muchas cosas que le mantenían ligado a Goldoa: toda una vida de experiencias, amigos y familia, pero no quería que su vida se tiñese oscura por descubrir su secreto. Estaba seguro que partir levantaría muchas más sospechas pero en sus planes no se encontraban los de volver a casa, no durante unas décadas.

Su desconocimiento sobre el mundo exterior era muy elevado pero siendo un aspecto normal para un dragón de Goldoa. Su peregrinaje empezó en Gallia porque al ser un país laguz sentía que era la mejor opción que podía adoptar, las islas pertenecientes a los pájaros parecían inalcanzables y los países beorc no eran muy confiables. Viajó itinerante durante los bosques del país felino, sin tener muchos problemas al inicio. No estaba acostumbrado a la vida de un nómada pero en ningún momento se sintió amenazado por ser de su raza: hasta que se acercó demasiado a la frontera con Crimea y fue capturado por un grupo de esclavistas.

Fue capturado junto a unos rehenes laguz de Gallia y para no ser detectados en los carruajes, los encadenaron en el sótano de unas viejas mazmorras abandonadas hasta que les encontrasen compradores. Nunca pudo saber cuanto tiempo estuvieron encerrados allí abajo porque no alcanzaba la luz del sol, aunque para cada uno de los laguz con sus manos unidas a grilletes se les hizo una eternidad. Por suerte fueron rescatados por un grupo de apoyo de uno de los felinos que tenían retenidos allí, todos pudieron ser liberados con la excepción de Maedhros cuyos grilletes eran más resistentes que los demás. Los humanos volvían y todavía no habían podido soltar al dragón, Maedhros les pidió que le dejaran atrás y que escaparan ellos que podían pero no lo abandonaron. Como última y suicida opción, finalmente le cortaron la mano que le unía al grillete con una espada que habían dejado atrás los humanos en aquel lugar, después de un grito escalofriante de dolor apenas recuerda que ocurrió porque perdió la consciencia.

Todo lo que recuerda a continuación no es más que una mera reconstrucción que él mismo ha realizado a través de las historias que le han contado aquel grupo de laguz con el que permaneció y con el que se le fue permitido quedarse hasta que fue totalmente recuperado. Parece ser que estuvo al borde de la muerte por no haber realizado un torniquete correctamente sobre el corte y porque los conocimientos médicos del grupo no eran muy elevados. Lo poco que llegó a recordar sobre esa temporada por estar consciente, Maedhros ya no lo recuerda por el estado de shock en el que fue inducido. Fue una temporada terrible en su vida, un periodo muy corto para lo que podría ser su larga vida pero que dejaría un gran estigma. Fueron muchas las ocasiones que deseó poder regresar a su hogar para que le cuidase su verdadera familia pero después de mucho sufrimiento se empezó a acostumbrar a no tener una mano donde solía tenerla.
Permaneció con la nueva familia que había creado en Gallia porque su temor hacía los humanos era todavía latente pero a medida que los años avanzaban, los laguz de su alrededor se volvían más ancianos y para él un siglo no era igual de significativo, seguía siendo joven todavía. El tiempo seguía avanzando para él y aprendió que no tenía que temer a los humanos, que tenía que controlar sus propia vida y decidió vengarse de todos los que quisieran someter a la raza laguz. Y para aprender más sobre los humanos tenía que acercarse más a ellos por lo que decidió convertirse en uno de ellos.

Su hogar se trasladó cerca de una aldea beorc en el norte de Gallia, no dentro de la aldea pero en una casa de madera lo suficientemente cerca como para que su rostro fuera reconocido. Consiguió una prótesis para aparentar que tenía mano aun sí no servía nada más que para aparentar que era un ser “humano normal”, se cortaba el pelo frecuentemente para que le tapase su símbolo dragón y sus orejas, además de vestir con armaduras para aparentar que era un mercenario. Pero no era un mercenario: él era diestro, exactamente la misma mano que había perdido así que no podría jamás aparentar que podía pelear con armas beorc. Esa era su mascara hacía los demás, en realidad pasó a trabajar como informante y en muchas ocasiones rechazó trabajos que nada tenían que ver con perseguir el rastro de esclavistas o aquellos que quebrantaban leyes que le parecían inmorales.

Extras
-Es alto para su complexión, mide 1,87m
-Sabe leer y escribir, sin embargo, actualmente solo puede leer porque no ha vuelto a intentar aprender a escribir con la otra mano.
-No acepta bien que le quieran ayudar cuando se conoce que le falta una mano porque es un hecho que intenta ocultar.
-La prótesis tiene la única función de aparentar que tiene mano, los dedos son estáticos y no podría sujetar nada ni hacer un gesto. Siempre que puede usa guantes en ambas manos para aparentar simetría.
-Se hace pasar por mercenario pero en realidad trabaja como informante.
-De lo que más se arrepiente en la vida es de haberse separado de su familia pero han sido tantos siglos alejado de casa que no tiene orgullo para regresar.
-Cambia mucho de residencia porque puede levantar sospechas si se queda fijo durante muchos años en un lugar y no es capaz de envejecer al ritmo de los demás.
-En su pequeña casa de madera de Gallia guarda algunas pertenencias pero no son de gran valor pues sabe que algún día regresará y esa casa puede no continuar en pie.
-Dejó Goldoa atrás hace más de 200 años.
-Físicamente no tiene demasiados rasgos en común con sus hermanos menores, incluso su color de pelo es distinto al de ellos.
-Durante el tiempo de su cautiverio no solo se les reprendió psicologicamente sino que también físicamente por lo que Maedhros no se ve a sí mismo bello porque su cuerpo está repleto de cicatrices y quemaduras, más no tener mano se siente antinatural.

Mano falsa:

Procedencia
Nombre original del personaje: Maedhros
Procedencia: The Silmarillion

Imágenes:

Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Red Dragon

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
549


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maedhros 'The clawless'

Mensaje por Eliwood el Dom Ago 06, 2017 10:29 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3334


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.