Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Jue Jul 27, 2017 6:48 pm

Habían pasado un par de días desde la ultima expedición llevada acabo por la reina. Aquel viaje que había comenzado como una visita a las islas del norte y que había acabado con sus hombres y sus barcos persiguiendo la embarcación de unos emergidos que tras aproximarse demasiado a sus islas habían ido hacia el norte. Acabando todos en las costas de la isla vecina de Kilvas. Siendo los enemigos derrotados en tierras extranjeras.

Aquello había tenido su parte negativa, pues había atrasado el trabajo de la monarca aparte de añadirle mas trabajo y preocupaciones al comprobar de primera mano el estado de la isla de los cuervos. La caída de los mismos,el estado de la isla, realmente le preocupaba. Aunque fuese por motivos egoístas , por la cercanía con su país y el peligro que corrían los suyos al caer los vecino. Mas preocupaciones, mas peso sobre sus hombros.

Por otra parte tras la vuelta,tras legar a la isla donde el palacio habitaba había partido de inmediato. Con una embarcación nueva mientras la otra era revisada por posibles daños que no hubiesen sido captados y volvía a llenarse de suministros para una nueva misión. Con una tripulación nueva dejando así a sus hombres descansar,a los heridos sanar las heridas. Habia vuelto a partir a pocas horas de llegar de nuevo al norte,para llevar a cabo esa revisión en las minas que había sido pospuesta. Atrasando así el trabajo planeado para dicha semana.

Pero no todo había sido malo. Habian conseguido derrotar a esos seres, y cada emergido derrotado era una victoria.Aunque los mismos parecían no acabar nunca. Y por otra parte habían conseguido salvar a uno de los cuervos,aunque fuese un encuentro al azar y el mismo hubiese acabado herido al menos estaba a salvo. Eso era otra buena noticia.

Pero había pasado casi una semana hasta que la reina se puso al día con sus tareas y pudo volver a palacio, algo que allí tenia pendiente. Pues aun tenia una conversación pendiente con el cuervo que habían salvado y que había vuelto con ellos a Durban. Habia dejado aquello al final de su lista de prioridades mas no por ello lo había dejado desatendido.

Ordeno que le llevasen a la sala de curas de palacio,a la enfermería del lugar, y que sus heridas fuesen tratadas como las de cualquier otro soldado del país. Que descansase allí hasta que estuviera completamente recuperado y luego buscarle una alcoba. Una de las habitaciones del servicio que si bien no eran privadas,si bien tenia que compartirlas con otros sirvientes de palacio, si que disponía de una pequeña y simple cama propia y de un baúl de madera no muy grande para depositar sus pertenencias. Aunque dudaba de que tuviese alguna.

Sabia que debido a la naturaleza de su país,de la cercanía del mismo con territorios laguz, no habría problemas con sus sirvientes por contar con un cuervo como compañero de trabajo y de vivienda, aun así ordeno que se le acomodase en una habitación con el mínimo de gente posible. Después de todo era un país nuevo, un edificio y situaciones nuevas. Y a lo nuevo cuesta acostumbrarse. Necesitaría tiempo y espacio para ello, por ello aun no se le habían asignado labores ni tareas y solo se le había ordenado descansar mientras le era mostrado el enorme palacio.

Por ello y porque la reina aun no había tenido la ocasión de hablar con el desde que llego al lugar. De normalizar y aclarar su situación, lo que le esperaría de allí en adelante. Hasta ese día en el que por fin tuvo tiempo para ello.

Estaba en su estudio,con sus labores recién finalizadas cuando llamo a sus hombres,alzando la voz para que aquellos que custodiaban su puerta desde el otro lado pudieran oírla. La estancia se abrió y vio a sus soldados,esperando sus palabras, sus ordenes. Pidió te rojo y anís, algún aperitivo para acompañarlo. Y también pidió que llamasen a Onix , que lo trajesen ante ella. Tras recibir la orden y dar una ligera muestra de que habían captado la misma sus hombres volvieron a cerrar la puerta tras ellos.

La mujer aprovecho el momento para acomodar el tomo que descansaba en su regazo. Entre las telas del quimono que ese día portaba. Era azul, un azul claro e intenso decorado con múltiples y distintos dibujos. Carpas rosas, hondas de humo amarillento y flores con pétalos blancos cubrían las telas. Se veían que bajo el azul tenia mas telas, una blanca que se veía a través de su cuello y muñecas,camuflándose con su pálida piel. Los bordes del quimono eran amarillos,así como uno de los trozos de tela atados a su cintura. Tenia otro cinturón de un azul tan claro que era casi blanco decorado con un lazo rosa pálido. Sus zapatos amarillos también no se veían al estar cubiertos por la tela.El tomo en su regazo estaba cubierto con un trozo de tela del mismo azul que el quimono. Con el mismo patrón de la flor sobre el mismo. Quedando todo conjuntado.


ropa de yuuko:
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Onix el Dom Ago 20, 2017 6:03 pm

Habían pasado un par de días desde que Onix había dejado Kilvas. Después de haber dejado el circo por circunstancias que estuvieron bajo su control y luego de haber enfrentado a los emergidos e su tierra natal, el cuervo había pasado su tiempo libre a solas, pensado.

Aunque parecía tranquilo en el exterior, el cuervo todavía se encontraba lidiando con la pérdida de las personas que conoció en el circo,  con las experiencias que vivió estando en Begnion y en lo que tuvo que pasar viviendo solo en las islas. El laguz todavía le costaba un poco a adaptarse a este ambiente nuevo, fuera de la discriminación y rodeado nuevamente de humanos que no quisiesen matarlo. Algo que había aprendido durante todas estas largas semanas sobreviviendo bajo su propia cuenta, es que necesitaba un nuevo cambio en su vida y preocuparse un poco más en sí mismo y en lo que iba hacer y cómo iba vivir de ahora en adelante.

No era nada fácil, hasta el día de hoy, Onix se mantenía aislado y cerrado en cuanto se trataba de hablar sobre su pasado, observando a cierta distancia a la tripulación y gastando una broma de vez en cuando para distraerse, pero sin causar demasiados problemas dentro del campo de trabajo de ellos mismos. Desde su última charla, la reina de Durban había estado muy ocupada, por lo que el cuervo se encontraba más aburrido que nunca.

Tras la llegada a la isla, donde se encontraba el palacio, Onix fue revisado, interrogado y puesto bajo supervisión hasta que una entidad de estatus superior decidiese que iban a hacer con él.

Hasta ese día, estuvo descansando y recuperándose de sus heridas, y coqueteando de vez en cuando con las chicas del personal de palacio, sin sobrepasarse, pero si recibiendo algunos regaños de los guardias.

- Hey- Saludo el cuervo a una de las sirvientas, haciendo uso de una de sus técnicas de conquista para cortejar, recostando su mano sobre una pared- ¿Te han dicho que tienes unos labios hermosos?  Nunca vi una boca tan perfecta, provoca… ya sabes…

- Ejem.

Una voz a su espalda interrumpió de repente, y Onix se volteó rápidamente mientras sentía que se le esponjaban las plumas.

- Mierda, ¿qué pasa con estos guardias? ¿son ninjas?- Pensó mientras recobraba la compostura antes de que el otro notase que se había asustado- ¡Hey! Hola jefe, ¿cómo va con el trabajo? ¿Todo bien?

- Su alteza solicita su presencia de inmediato.

- ¿Mi presencia? ¿Su alteza? ¡Vaya, ya era hora! Oye, ¿cómo me veo?

Al cabo de un rato, Onix fue llevado hasta el estudio donde se encontraba la Reina de Durban, la cual llevaba un libro sobre su regazo y un kimono provocativo de tela azul, carpas rosas, hondas de humo amarillento y flores con pétalos blancos que dejo al cuervo completamente en las nubes hasta escuchar las puertas cerrarse tras de él.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1887


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Ago 27, 2017 3:52 pm

La bebida llego antes que el cuervo. Una sirvienta entro bandeja en mano y con el permiso de la reina se acerco al escritorio de la estancia donde deposito aquello que cargaba. Una taza de porcelana blanca,con mariposas rojas dibujadas en el borde de la taza. Una tetera a juego de la taza, vertió el te en la misma antes de depositar la tetera junto a ella. La botella de cristal transparente con el liquido igual de incoloro en su interior fue dejada junto a la vajilla,al igual que un pequeño bote de azúcar acompañado por una cucharilla de plata. Y por ultimo un plato también blanco lleno de galletas que por el color y el aromo que desprendían serian de canela, todas ordenas y con una forma redonda perfecta. Demasiada cantidad para ella sola, pero se había aprendido años atrás a que los sirvientes de palacio preferían que a la monarca. y anterior princesa, le sobrasen los alimentos antes que arriesgarse a que los mismos fuesen escasos.

La mujer dio las gracias a la criada y esta tras una reverencia abandono la sala,cerrando la puerta tras ella. Yuuko tomo la taza con ambas manos,a acerco a sus labios, soplo levemente el contenido de la misma y bebió. El cálido te rojo pasando por su garganta. La infusión sin endulzar. Deposito el recipiente una vez mas sobra el platillo que lo acompañaba.Para echar de esa manera un chorro de anís en el te,decidiendo endulzarlo con el mismo y no con el azúcar.

La mujer acababa de dejar la botella en su sitio cuando tocaron a la puerta. Dio permiso de abrirla alzando ligeramente su voz para ello. Cuando se abrió uno de los guardias anuncio la llegada del laguz y lo dejo pasar,cerrando la puerta tras el. Dejandoles a ambos solos en el despacho sabiendo de antemano que seria algo que la mujer solicitaría si lo había llamado a ese lugar. Después de todo llevaba años trabajando en palacio.

Al verlo en pie junto a la entrada la reina señalo uno de los dos asientos frente a ella,indicandole al cuervo de manera silenciosa que podía tomar asiento.

-Buenas tardes Onix. Como te encuentras? Tus heridas han terminado de sanar? Que tal tu estancia en palacio? Te gusta el lugar? Te han tratado bien?

Las preguntas eran formuladas una tras otra, queriendo que el hombre le relatase de alguna manera lo vivido y lo sentido desde la ultima vez que lo había visto. Desde que lo habían rescatado de Kilvas. Una pregunta tras otra,pero formuladas todas con calma,con suavidad. Dándole así tiempo al hombre a procesarlo todo.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Onix el Miér Sep 13, 2017 9:16 pm

De manera silenciosa, Onix se acercó a uno de los dos asientos que había en frente a la reina y acomodó su emplumado trasero sobre el cojín, tal y como lo haría un cuervo tratando de descansar en su nido, solo que sin rasgar la madera o la posiblemente costosa tela del cojín.

Esa silla era cómoda, además, las otras sillas en las que se había sentado antes también era cómodas. ¿Eran las sillas de las Islas de Durban las que eran cómodas? Telas sedosas, livianas y suaves al contacto, rellenas con lo que podría ser tal vez algodón de oveja… ¿Cómo eso era posible? ¿Eran realmente las sillas las que eran cómodas? ¿Y si estaba sentado sobre un almohadón de plumas? ¿Cómo podría saberlo? ¿O quizás, había nacido con el trasero más cómodo del mundo? ¡¿Su trasero era el más cómodo del mundo?!

Onix acomodando sus plumitas, cortesía de Ches:

Mientras el cuervo terminaba de ponerse cómodo (ocultando lo torpe y ridículo que se estaba sintiendo), no pasó mucho para fuese recibido con un “buenos días”, a lo que este fue respondió con un amistoso saludo y respondiendo a cada una de las preguntas de la mujer mientras ambos iniciaban una conversación.

- Aquí, pasándola. Me dijeron que no podía ir por ahí con una herida en la pierna, así que  me curaron en cuanto me vieron entrar cojeando, con uno de los bastones que tenían, así que ya estoy bien- Jamás comprendería en qué consistía esa magia que ellos usaban para curar o cómo funcionaba para cerrar heridas tan profundas, pero para casos como este prefería no conocer los detalles, seguramente debía tratarse de algo sumamente crudo- No puedo decir que no me guste este lugar, pero digamos que… no estoy acostumbrado, ¿sabe de lo que hablo?- Hizo una pausa- Pero, es mejor que muchos lugares en los que he estado- Y eso era decir mucho, considerando que él había estado no hace mucho en Begnion y viviendo solo en una isla con emergidos que quisieron matarlo.

Aunque Onix fuese bastante bromista, era alguien de pocas palabras. Era más abierto cuando habían bebidas de por medio, así que se acercó un poco hacia la mesa y tomó la botella abierta que se encontraba ahí, pensando en servirse un poco primero en el vaso, pero al final ofreciendo una bebida a la reina antes de poder servirse en su propio vaso.

- Al que inventó el alcohol sería cosa de levantarle un monumento. ¿No lo cree?- Dijo tomando un sorbo para probar, haciendo una breve pausa luego de tomarse con sorpresa consistencia lechosa y el sabor fuerte que la bebida tenía, reposando el vaso sobre la mesa-  Pero hablemos un poco sobre ti y como te encuentras. El que sea su invitado no quiere decir que no me preocupe por usted…- Mierda, seguro eso se podría mal interpretar (aunque fuese cierto que estuviese interesado). Carraspeó y se apoyó a un lado de la silla- … Quiero decir, estuviste mucho tiempo afuera del castillo y tienes historias más interesante de las que yo pueda contarte.

El cuervo no lo sabía con certeza, pero suponía que debía haber una razón para que los guardias no lo hubiesen dejado ver a la reina mucho antes.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1887


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Oct 01, 2017 5:43 pm

Era curioso. No era la primera vez que la mujer estaba en contacto con un laguz,aunque iba a reconocer que a pesar de tenerlos tan cerca nunca habían tenido ningún tipo de relación con los laguz aves que vivían al norte de sus islas. Y las pocas veces que había estado en presencia de alguno no se habían dado las circunstancias adecuadas como para que la mujer se plantease las diferencias que había entre ambas razas. Diferencias que se mostraban en cosas tan insignificantes como el tomar asiento,por ejemplo. Si lo pensaba , o lo pronunciaba en voz alta, parecía una tontería. Pero el ver como debía acomodarse hizo percatarse a la mujer de que quizás no lo era. Debía preguntarle si las ropas que le habían dado eran adecuadas para el o si necesitaban de ciertos ajustes o modificaciones para que no solo estuviese cómodo con sus alas,si no con el resto de su anatomía.

-Por supuesto que no van a dejarte andar con una herida en la pierna. A ninguno de los que habitan o trabajan en palacio se le permite andar heridos... Si te dejan la pierna sin tratar corres el riesgo de que la cojera sea permanente, o de que la herida se infecte hasta el punto de que allá que amputar la misma. Son casos muy extremos ,los reconozco, pero las posibilidades existen y es mejor no arriesgarse a que algo como eso ocurra.

Apreciaba la sinceridad ajena. No había dicho que se encontraba bien,que ese lugar era maravilloso.. algo que estaba seguro que muchos en la situación del cuervo dirían,por el simple echo de ser ella la reina . Pero no, Onix había dicho como se encontraba. Tenia claro que no era el peor lugar en el que había estado , lo cual la mujer no estaba segura de si era todo un alivio o debía preocuparse por las circunstancias pasadas del cuervo. Pero no sabia aun como sentirse respecto a ese lugar. Lógico,llevaba poco tiempo allí, y había acabado en dicho lugar por circunstancias inesperadas,de manera improvisada. No era una decisión tomada con tiempo,pensando en si realmente quería permanecer en dicho lugar o no. Si no que prácticamente había sido arrastrado a Durban. Por eso la mujer lo había echo llamar,por eso le hacia dichas preguntas

-Creo que lo entiendo, todo lo que alguien que ha vivido toda la vida en el mismo lugar puede entenderlo... Estas en un lugar nuevo,completamente diferente al lugar en el que antes te encontrabas. Necesitas tiempo,para adaptarte y acostumbrarte al mismo... Así que no te preocupes por eso... Cuando haya pasado un tiempo y te hayas acostumbrado a este lugar volveré a preguntarte

La mujer acepto la bebida que le era ofrecida, tomando la taza llena de te entre sus manos y acercando la misma al laguz,dejando que el vertiese el alcohol sobre el te. Llenando aun mas la taza.

-Creo que las bebidas alcohólicas tiene demasiados inventores,habría que levantar demasiados monumentos. Prefiero honrar su memoria disfrutando de sus maravillosas creaciones...

Bromeo la mujer con una sonrisa sobre sus labios antes de llevar la taza a los mismos y dar el primer trago.Dejando que el cálido contenido bajase por su garganta,dejando que dicho calor se expandiese de forma lenta por todo su cuerpo.

La mujer no pudo evitar el percatarse,por la manera tan descarada en la que había sido echo,  de que Onix había desviado la conversación de su persona a la reina. Tal vez no quisiese hablar de el? Habia algo que no quisiera decir? O simplemente le costaba abrirse a los demás ,tenia dificultades para hablar de si mismo y se sentía mas seguro siguiendo la conversación con otro tema,otro rumbo... O tal vez no tuviera nada mas de que hablar y no quería que el silencio reinase sobre ellos. Era difícil de saber siendo ese el segundo encuentro de ambos y no conociendo aun la personalidad del joven rubio. Así que la mujer simplemente decidió seguirle la corriente. Por el momento

-Mis historias son siempre las mismas. Reinar sobre las islas, luchar contra piratas, y mas recientemente contra emergidos... No se hasta que punto puede ser interesante el cumplir con las obligaciones de uno... Pero no tienes de que preocuparte,estoy bien,nada con lo que no haya tenido que lidiar ya en otras ocasiones... Es normal que este fuera de palacio...

Dio otro trago

- Aunque debo reconocer que en esta ocasión si que he estado fuera mas de lo esperado. Tenia que realizar una inspección a las islas del norte cuando el barco de esas criaturas entraron en nuestro campo de visión. Acabamos persiguiéndoles hasta Kilvas y bueno... ya sabes lo que ocurrió allí... Lo que significa que tuve que atrasar mis tareas en las islas del norte y acudir un par de días después a dicha inspección...Y en consecuencia todas mis tareas planeadas en los siguientes días se vieron comprometidas y atrasadas... Pero ya esta todo en orden y al día, solo era cuestión de trabajar un poco mas duro de lo usual y tomarse menos tiempo para descansar.Un par de días intensos para volver a la normalidad... Nada nuevo tampoco, siempre hay imprevistos que nos trastocan los planes... Es algo con lo que todo tenemos que lidiar tarde o temprano...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Onix el Dom Oct 01, 2017 8:33 pm

No dejar que alguien herido trabajase dentro del palacio era algo que el cuervo podía entender perfectamente sin razonar demasiado. Sin embargo, todavía le sorprendía un poco el trato que había recibido desde el momento en que llego aquí y la amabilidad que tenían algunos humanos en curar sus heridas sin ni siquiera cobrarle primero. En aquellos tiempos difíciles durante su estadía en el circo, aunque no se viese a simple vista, existía una discriminación entre sus miembros: Los artistas recibían mayores comodidades y atención en comparación que el resto de los trabajadores de la carpa y los propios animales. Alguien como Onix tuvo que trabajar duro para mantenerse, ya que el maestro de ceremonias no estaba dispuesto a pagar los gastos médicos de alguien como Hermes, quien desde su lesión ya no podría generar las mismas ganancias que cuando había empezado de joven. La comida que se le daban a los animales no era buena, y Onix había visto en varias ocasiones como algunos de los trabajadores acababan siendo expulsados de la carpa cuando era requerido aumentar el salario recibido por los artistas. A veces eran abandonados en un pueblo que acababan de visitar, a veces a mitad de la nada, e incluso había repentinas desapariciones cuando pasaban la noche cerca de lugares que se rumoraban que estaban siendo invadidos por emergidos.

El cuervo tomo una galleta de la mesa y se río de la broma que hizo la bruja.

- Entonces, brido por esos “inventores” que crearon todas las bebidas que ahora conocemos y tenemos el lujo de disfrutar  

Con una leve sonrisa, Onix levantó su garra meñique y acerco su taza hacia la de Yuuko. Tomo un ligero trago tras haber dado el brindis y escucho la historia de la reina mientras decidía humedecer la galleta en el líquido de la taza antes de comerla.

El cuervo guardo silencio, sin intercambiar ni una sola palabra mientras la mujer hablaba de su día a día y de los duro que fue trabajar horas extras después de que lo rescatasen en Kilvas. ¿El cuervo se sentiría culpable tras saber esto? No había ninguna duda.

Quería pagar su deuda con aquella mujer y hablar sobre el contrato que le habia propuesto, pero a sabiendas de lo ocupada que había estado últimamente (por su culpa), se contuvo a mencionar el tema.

- Muchos imprevistos he tenido antes, así que creo entender un poco a que se refiere- Mencionó- Lo mejor de como sobrevivimos a ello es lo que hacemos para que algo como eso no vuelva para mordernos el trasero. Mantener nuestra mierda a salvo de los emergidos no es fácil, y aunque crea que no es interesante, admiro la manera en que mantuvo a sus hombres a salvo y que quiera hablar conmigo a pesar de solo sea uno de los muchos cuervos que haya rescatado.

No quería admitirlo, pero antes de tener esta conversación, una parte de él sentía que sería olvidado. Como muchas veces en las que había llegado por conocer a alguien, y por ciertas circunstancias había llegado a admirar y estimar: Kitty, Joe, Silver, Jack, Thoth, Hermes, su padre, su madre… Eventualmente acabaron dejándolo solo, o simplemente alejándose de ellos por su propia estupidez.

¿Pero estaba bien pensar que podría cambiar eso? ¿Qué quería cambiar eso? Por una razón había decidido acompañar a esta mujer hacia esta isla, después de todo. Bebió un trago.

- De cualquier modo, milady, hay algo que me gustaría saber, ¿le gusta la música?
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1887


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Oct 02, 2017 5:29 pm

La mujer alzo su propia taza ,correspondiendo de manera automática al gesto ajeno de chocar ambos recipientes ,brindando. Con cuidado de que a la hora del impacto las tazas se tocasen con delicadeza y las mismas no sufrieran ningún daño. Y tras ello,en otro movimiento automático llevo el recipiente a sus labios y bebió del mismo.

Dejo que Onix se sirviera el mismo tomando las galletas, y dejo que dijera aquello que deseaba decir.Esperando la mujer a que las palabras ajenas finalizasen mientras seguía bebiendo su te. Para cuando bajo la taza y la apoyo sobre el platillo correspondiente el contenido de la misma estaba a punto de acabarse.

-Los emergidos no son los únicos imprevistos a los que tenemos que hacer frente. Los piratas,el clima, visitas y acontecimientos inesperados... Todos son imprevistos. Hay tantos y tan variados que es imposible preverlos todos, y por lo tanto tomar medidas para que las consecuencias de los mismos no nos perjudiquen... Podemos tomar medidas,de echo el adelantar trabajo o dejar un margen de tiempo entre uno de mis trabajos y el siguiente suelen ser medidas que tomamos. Por si nos encontramos con una batalla inesperada. Por si algo como esto sucede... Pero en ocasiones las medidas no son suficientes, o no se pueden tomar. Por eso estaba vez he tardado en volver a palacio... Nada que no haya pasado con anterioridad...

Tomo la tetera entre sus manos y con cuidado comenzó a servirse ella misma,volviendo a llenar la taza de te.

-El mantener a mis hombres a salvo no es algo que dependa solo de mi. También depende de ellos. De que obedezcan las ordenes con tanta precisión y cuidado, de las horas y horas en las que han estado entrenando, de la experiencia que acumulado batalla a batalla... Aunque, gracias por tus palabras... Y claro que quiero hablar contigo y ver como estas. Después de todo fui yo quien te trajo aquí, lo menos que puedo hacer es preocuparme por tu estado,mas si llegaste herido... Aunque te pregunte tu opinión el decidir venir a mi país no fue algo que tuvieses tiempo de meditar, ni una decisión que pudiste hacer libremente por las circunstancias... Nada de lo ocurrido fue tu culpa, ni mía, pero ya que fui yo quien se ofreció a acogerte lo menos que puedo hacer es asegurarme de que estés bien...

No termino de llenar la taza si no que dejo algo de sitio para mas liquido. Deposito la tetera en el sitio en el que había estado antes  y tomo la botella de anís en su lugar, terminando de llenar la taza con dicho licor.

Sus labios se curvaron,en una sonrisa maliciosa

-Eres todo un maestro en cambiar de tema de forma descarada... Lo de maestro lo añado porque de echo,te funciona... Si,me gusta la música,como a todo el mundo. Y como a todo el mundo no me gusta toda la música... Aunque lo cierto es que apenas tengo tiempo de disfrutar de la misma.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.