Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Jue Jul 27, 2017 6:48 pm

Habían pasado un par de días desde la ultima expedición llevada acabo por la reina. Aquel viaje que había comenzado como una visita a las islas del norte y que había acabado con sus hombres y sus barcos persiguiendo la embarcación de unos emergidos que tras aproximarse demasiado a sus islas habían ido hacia el norte. Acabando todos en las costas de la isla vecina de Kilvas. Siendo los enemigos derrotados en tierras extranjeras.

Aquello había tenido su parte negativa, pues había atrasado el trabajo de la monarca aparte de añadirle mas trabajo y preocupaciones al comprobar de primera mano el estado de la isla de los cuervos. La caída de los mismos,el estado de la isla, realmente le preocupaba. Aunque fuese por motivos egoístas , por la cercanía con su país y el peligro que corrían los suyos al caer los vecino. Mas preocupaciones, mas peso sobre sus hombros.

Por otra parte tras la vuelta,tras legar a la isla donde el palacio habitaba había partido de inmediato. Con una embarcación nueva mientras la otra era revisada por posibles daños que no hubiesen sido captados y volvía a llenarse de suministros para una nueva misión. Con una tripulación nueva dejando así a sus hombres descansar,a los heridos sanar las heridas. Habia vuelto a partir a pocas horas de llegar de nuevo al norte,para llevar a cabo esa revisión en las minas que había sido pospuesta. Atrasando así el trabajo planeado para dicha semana.

Pero no todo había sido malo. Habian conseguido derrotar a esos seres, y cada emergido derrotado era una victoria.Aunque los mismos parecían no acabar nunca. Y por otra parte habían conseguido salvar a uno de los cuervos,aunque fuese un encuentro al azar y el mismo hubiese acabado herido al menos estaba a salvo. Eso era otra buena noticia.

Pero había pasado casi una semana hasta que la reina se puso al día con sus tareas y pudo volver a palacio, algo que allí tenia pendiente. Pues aun tenia una conversación pendiente con el cuervo que habían salvado y que había vuelto con ellos a Durban. Habia dejado aquello al final de su lista de prioridades mas no por ello lo había dejado desatendido.

Ordeno que le llevasen a la sala de curas de palacio,a la enfermería del lugar, y que sus heridas fuesen tratadas como las de cualquier otro soldado del país. Que descansase allí hasta que estuviera completamente recuperado y luego buscarle una alcoba. Una de las habitaciones del servicio que si bien no eran privadas,si bien tenia que compartirlas con otros sirvientes de palacio, si que disponía de una pequeña y simple cama propia y de un baúl de madera no muy grande para depositar sus pertenencias. Aunque dudaba de que tuviese alguna.

Sabia que debido a la naturaleza de su país,de la cercanía del mismo con territorios laguz, no habría problemas con sus sirvientes por contar con un cuervo como compañero de trabajo y de vivienda, aun así ordeno que se le acomodase en una habitación con el mínimo de gente posible. Después de todo era un país nuevo, un edificio y situaciones nuevas. Y a lo nuevo cuesta acostumbrarse. Necesitaría tiempo y espacio para ello, por ello aun no se le habían asignado labores ni tareas y solo se le había ordenado descansar mientras le era mostrado el enorme palacio.

Por ello y porque la reina aun no había tenido la ocasión de hablar con el desde que llego al lugar. De normalizar y aclarar su situación, lo que le esperaría de allí en adelante. Hasta ese día en el que por fin tuvo tiempo para ello.

Estaba en su estudio,con sus labores recién finalizadas cuando llamo a sus hombres,alzando la voz para que aquellos que custodiaban su puerta desde el otro lado pudieran oírla. La estancia se abrió y vio a sus soldados,esperando sus palabras, sus ordenes. Pidió te rojo y anís, algún aperitivo para acompañarlo. Y también pidió que llamasen a Onix , que lo trajesen ante ella. Tras recibir la orden y dar una ligera muestra de que habían captado la misma sus hombres volvieron a cerrar la puerta tras ellos.

La mujer aprovecho el momento para acomodar el tomo que descansaba en su regazo. Entre las telas del quimono que ese día portaba. Era azul, un azul claro e intenso decorado con múltiples y distintos dibujos. Carpas rosas, hondas de humo amarillento y flores con pétalos blancos cubrían las telas. Se veían que bajo el azul tenia mas telas, una blanca que se veía a través de su cuello y muñecas,camuflándose con su pálida piel. Los bordes del quimono eran amarillos,así como uno de los trozos de tela atados a su cintura. Tenia otro cinturón de un azul tan claro que era casi blanco decorado con un lazo rosa pálido. Sus zapatos amarillos también no se veían al estar cubiertos por la tela.El tomo en su regazo estaba cubierto con un trozo de tela del mismo azul que el quimono. Con el mismo patrón de la flor sobre el mismo. Quedando todo conjuntado.


ropa de yuuko:
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Dragonstone [5]
Tomo de Ruina [2]
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6558


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo comienzo, un nuevo pacto [Onix-Yuuko]

Mensaje por Onix el Dom Ago 20, 2017 6:03 pm

Habían pasado un par de días desde que Onix había dejado Kilvas. Después de haber dejado el circo por circunstancias que estuvieron bajo su control y luego de haber enfrentado a los emergidos e su tierra natal, el cuervo había pasado su tiempo libre a solas, pensado.

Aunque parecía tranquilo en el exterior, el cuervo todavía se encontraba lidiando con la pérdida de las personas que conoció en el circo,  con las experiencias que vivió estando en Begnion y en lo que tuvo que pasar viviendo solo en las islas. El laguz todavía le costaba un poco a adaptarse a este ambiente nuevo, fuera de la discriminación y rodeado nuevamente de humanos que no quisiesen matarlo. Algo que había aprendido durante todas estas largas semanas sobreviviendo bajo su propia cuenta, es que necesitaba un nuevo cambio en su vida y preocuparse un poco más en sí mismo y en lo que iba hacer y cómo iba vivir de ahora en adelante.

No era nada fácil, hasta el día de hoy, Onix se mantenía aislado y cerrado en cuanto se trataba de hablar sobre su pasado, observando a cierta distancia a la tripulación y gastando una broma de vez en cuando para distraerse, pero sin causar demasiados problemas dentro del campo de trabajo de ellos mismos. Desde su última charla, la reina de Durban había estado muy ocupada, por lo que el cuervo se encontraba más aburrido que nunca.

Tras la llegada a la isla, donde se encontraba el palacio, Onix fue revisado, interrogado y puesto bajo supervisión hasta que una entidad de estatus superior decidiese que iban a hacer con él.

Hasta ese día, estuvo descansando y recuperándose de sus heridas, y coqueteando de vez en cuando con las chicas del personal de palacio, sin sobrepasarse, pero si recibiendo algunos regaños de los guardias.

- Hey- Saludo el cuervo a una de las sirvientas, haciendo uso de una de sus técnicas de conquista para cortejar, recostando su mano sobre una pared- ¿Te han dicho que tienes unos labios hermosos?  Nunca vi una boca tan perfecta, provoca… ya sabes…

- Ejem.

Una voz a su espalda interrumpió de repente, y Onix se volteó rápidamente mientras sentía que se le esponjaban las plumas.

- Mierda, ¿qué pasa con estos guardias? ¿son ninjas?- Pensó mientras recobraba la compostura antes de que el otro notase que se había asustado- ¡Hey! Hola jefe, ¿cómo va con el trabajo? ¿Todo bien?

- Su alteza solicita su presencia de inmediato.

- ¿Mi presencia? ¿Su alteza? ¡Vaya, ya era hora! Oye, ¿cómo me veo?

Al cabo de un rato, Onix fue llevado hasta el estudio donde se encontraba la Reina de Durban, la cual llevaba un libro sobre su regazo y un kimono provocativo de tela azul, carpas rosas, hondas de humo amarillento y flores con pétalos blancos que dejo al cuervo completamente en las nubes hasta escuchar las puertas cerrarse tras de él.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1595


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.