Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 23, 2017 9:17 pm

Kilian acababa de partir de Hoshido, continuando su búsqueda por algún indicio sobre cómo forjar algún arma legendaria, ese objeto tan especial que ayudó a los héroes a salvar el mundo desde hace muchos años atrás. A veces podía soñar en que empuñaba una, otras veces cuando volaba intentaba replicar aquel sueño en su mente pensando en cómo podría haberse forjado esa lanza, a veces era un hacha y muy pocas veces una katana por alguna extraña razón, aunque para el jinete todo era importante, no por nada se había llevado una katana de Hoshido, porque sabía que le sería útil en algún momento aunque fuera solo para entender otro tipo de herrería, Kilian de tanta experiencia podía imaginarse cómo fue forjada el arma o por lo menos a las temperaturas que fue hecha y la forma en que se le sacó el filo, también cuánto duraría con solo verla unos momentos. Debía admitir que las katanas en general están hechas con mucho más empeño que cualquier otro arma, desde muy lejos se notaba que eran muy duraderas pero no era nada especial, simplemente metal tratado a la manera de Hoshido.

Kilian voló sobre Ylisse y Altea pero no encontró información que le sirviera, las leyendas dejaban de ser útiles, el rubio empezaba a desear hechos, alguna razón mágica al menos, algún tipo de conocimiento que le ayudara a forjar alguna arma súper poderosa, si bien había aprendido mucho de herrería en sus últimos viajes, no era lo que el esperaba aunque de seguro su herrería en general sería mucho mejor.

El rubio se pasó todo el viaje pensando, si bien generalmente solía entablar conversaciones con su compañero este no era el caso, las sesiones de vuelo se hacían cada vez más largas, Acfred estaba constantemente al límite de su capacidad pero gracias a la gran conexión que tenían ambos no se quejaba, Kilian buscaba la comida cuando estaban en tierra y, mientras preparaba la cena le sonreía al wyvern y le regalaba algunas palabras que terminaban por hacer reír a Acfred tanto como a Kilian, pero ese era el único momento en el que el jinete abría la boca. Luego de la comida volvía a hundirse en sus pensamientos, había escuchado por ahí que Sindhu se había mudado y ya no estaba en Hatari sabía que allí encontraría muchos libros, quizás con suerte algúno le daría la información que necesitaba.

Finalmente, el último día en el que Kilian viajaría antes de asentarse en un lugar por unos días empezó, el viaje no fue muy distinto de lo anterior, el rubio continuó callado, Acfred volaba alto y rápido. El jinete buscaba en su mente respuestas a preguntas que definitivamente no iba a encontrar, recién en ese momento fue que empezó a relacionar la magia con la forja de este tipo de armas pero, debería encontrar a un mago muy poderoso que conociera sobre ese tipo de armas. En tiempos de "paz" esos magos no existen, la guerra contra los emergidos tiene apenas dos años de haber empezado, generalmente los verdaderos magos y guerreros aparecen años después de la guerra empezada justo cuando el bando ganador está a punto de perder, era una idea estúpida poder encontrar alguno de ellos, lo mejor por el momento sería ir a los libros directamente.

Finalmente llegó a lo que era la capital de Sindhu, era muy extraño ya que había pasado de ser un algo en el desierto a ser un reino bastante tropical, Kilian deseaba continuar volando pero Acfred se encontraba cansado, entonces decidió quedarse en la ciudad y preguntar para no volar solo a base de instinto que, era básicamente lo que había estado haciendo desde su primer viaje.

Una vez en tierra desmontó al wyvern y juntos empezaron a caminar hacia la ciudad, habían descendido varios metros a las afuera de la ciudad, Kilian no sabía cómo era la política respecto a los wyvern por lo que sería prudente preguntar a los guardias, el rubio empezó a caminaba al lado de su compañero cuando vio a un hombre de pelo rosa con un caballo caminando al frente, entonces gritó. -¡OYE! ¿Cómo es la política de los wyverns en Sindhu? ¿Dónde se quedan?-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Miér Jul 26, 2017 11:58 pm

Era ese un hermoso ocaso, sin duda. El sol anaranjado en la distancia, cuya luz colisionaba con los edificios blancos de la capital, creando tenues sombras que aún permitían ver, todo junto era un espectáculo impresionante. Nunca dejaba la gente de transitar por las calles de Sindhu, aunque el grueso de la población siempre se ubicaba en el mercado principal de la ciudad. Por eso era posible hallar tranquilidad en las zonas más exteriores, en una vía donde la gente común se congregaba con sus familias y no hacían mayor escándalo. A unas casas más allá de la entrada a la ciudad era donde Makalov se encontraba, durmiendo sentado al costado de un edificio, con los brazos cruzados y las piernas estiradas hacia delante. Su yegua se tomaba un descanso a su lado, aunque siempre vigilante. Es que su dueño había bebido demasiado de su cantimplora aquella vez, por lo que no había podido tenerse en pie mucho tiempo. Todo por haber encontrado un barril abierto de vino al lado de una tienda de frutas, de la cual "tomó prestado" suficiente para llenar su envase.

El jinete no había tenido los mejores días de su vida en Sindhu. La gente que lo veía constantemente ya le había tomado la imagen de un pobre limosnero, y no faltaba la vez en que tiraban un par de monedas a sus pies, las que recibía de buena gana, pues no había manera de que las pudiera rechazar. Eso sí, sin tener en qué gastarlas más que el usual queso y pan, se aburría como un muerto, quitando además el hecho de que seguía sin sentirse adecuado al avance cultural e intelectual de aquella curiosa nación y con ella sus habitantes. Eran tan dispares como el aceite del agua; un bicho raro que sin sus entretenciones sentía peor resaca que la del bebedor que intenta dejar su vicio.

Pero no duró mucho más su sueño, abriendo los ojos y dándose cuenta de que el atardecer había caído. Tardó, de todas formas, en enfocar su vista y desperezarse, dejando salir un enorme bostezo. El plan entonces era pasearse por el mercado antes que anocheciera, con la suerte de encontrar algo que le fuera de interés. Tal desazón sentía que hubiera preferido quedarse allí dormido, pero era Makalov quien gustaba de buscar sus propias entretenciones, por muy forzoso que pudiera llegar a ser el sonreír. Así que se levantó, sacudió el pantalón por detrás con ambas manos, y procedió a subirse a la montura. Una vez allí hizo andar a Nuez hacia delante, mientras tanto él se echaba sobre su cuello con todo el torso y se ponía a contar las ventanas iluminadas de las casas.

Fue entonces que oyó una voz detrás de sí, pero no una cualquiera, pues el grito que le dirigieron fue suficiente para ponerle los pelos de punta. Se enderezó como un rayo y miró hacia ambos lados, sin entender que le habían hablado desde atrás. Una vez cayó en que debía girarse lo hizo con un poco de temor, encontrando entonces a un enorme wyvern y a su jinete junto con él. Makalov hizo cara de sorpresa e incomodidad, pues, ¿Por qué tenía que preguntarle a él, de todas las personas de la capital? No quería hablarle entonces a un hombre armado que le gritaba en medio de una calle casi completamente vacía. Evitó hacer contacto visual y responderle, pensando en que si seguía andando le restaría importancia y entonces se iría. Pero el caso es que el extraño parecía acercarse poco a poco, trayendo a la enorme criatura alada consigo. El pelirosa sudó frío y enredó su boca pensando en qué contestarle a la pregunta que le habían hecho.

- Ahhh... L-los wyvern. -No tenía ni la menor idea de qué decirle. Es que nunca se le había ocurrido que tendría que saber dónde los alojaban, cuando nunca jamás había montado uno.- Hmm, sí. Los Wyvern. Eeeellos... vuelan... y... -se llevó una mano a la boca, completamente nervioso.-... Escucha amigo, ya me preguntarás más tarde. -intentó sonreír, pero lo hizo con poca gracia, dándose la vuelta para así marcharse. Tiró de las riendas a la yegua para que avanzara rápido, pero no tanto, para que no pareciera que estaba huyendo de él. Sin embargo no salió desapercibido que se escapaba, porque por donde iba no había otra cosa que un callejón sin salida. Cuando se dio cuenta, no le quedó otra que tirar de las riendas y andar en reversa, teniendo que encontrarse cara a cara con el jinete de wyvern. Al ver al animal tan cerca se encogió de miedo, pues esos reptiles simplemente le aterraban.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1548


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 14, 2017 6:29 pm

El pelirosa tardó en responder al llamado de Kilian, pero finalmente lo hizo, si bien la respuesta del hombre fue extraña aparentaba saber donde se quedaban los wyvern en Sindhu, por lo cual el rubio continuó siguiéndolo hasta acercarse, Acfred avanzaba al mismo paso que su jinete, si bien, el wyvern se movía con cierta delicadeza, el suelo retumbaba levemente con cada paso de la bestia alada.

Kilian no tardó en llegar a estar junto al pelirrosa y su caballo. -Si te podré preguntar después significa que sabes.- Suspiró. -No sabes el alibio que me das, a decir verdad llevamos mucho tiempo viajando y durmiendo en el bosque, quería por lo menos una noche dormir tranquilo sin riesgo de que me ataquen emergidos mientras duermo.- Dijo riendo un poco mientras continuaba caminando hacia la ciudad, a lo lejos se empezaba a ver las grandes puertas y los guardias que la custodiaban, había mucha gente entrando y saliendo del lugar todo el tiempo, de seguro era un lugar importante, seguro era algún centro económico o algo por el estilo, Kilian jamás se hubiera imaginado que esa ciudad era la capital de todo el reino de Sindhu.

El rubio caminaba junto al pelirosa, volteó para mirarlo y dijo: -¿Eres de por aquí? ¿No sabrás si hay alguna leyenda de este lugar que implique armas poderosas? Me refiero a espadas con un poder ridículamente fuerte o... Quizás alguna que despida viento al atacar, cosas por el estilo... Soy Kilian, herrero de Thracia y algún día seré el mejor herrero de todo el mundo.- Eran palabras fuertes, pero sinceras para el rubio, estaba convencido de que era solo cuestión de buscar y nunca rendirse, en algún momento haría una lanza, arco o lo que sea, que esuperase a todo el resto, un arma única cuyo poder sea tal que el que la portara gobernaría a todos y todo sin esfuerzo alguno, un arma que se mantuviera en secreto hasta que el mundo estuviera al borde de la destrucción, un arma que por su insuperable poder podría salvar a todos y todo. -En mis tierras hay una leyenda sobre doce cruzados que salvaron Jugdrall de un sabio muy poderoso.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Mar Ago 22, 2017 8:52 am

Claro que el otro iba a volver a hablarle, nunca sería demasiado fácil escapar para el jinete. Makalov debió respirar hondo, para así conseguir calmarse. Hizo uso de una de sus mayores virtudes, lograr que nada le importara demasiado, para encarar de nuevo al jinete de wyvern, y esta vez mirándolo con màs calma. El hecho de que poseyera una bestia voladora y proviniera del extranjero ya le hacía pensar en Daein, su antigua nación vecina, aunque lo más probable es que no fuera de allí, pues su acentro al hablar se lo indicaba. Era muy extraño, sin duda. Un viajero igual no se encontraba muy a menudo.

 - Bueno... quizás sí sé. O quizás no. -respondió, rascándose la nuca y sonriendo. Ojalá su ambigüedad no fuera suficiente para molestar al extraño, no sabía entonces si sería capaz de escaparse del wyvern antes de que los guardias hicieran algo al respecto.

El jinete continuó la conversación con bastante ahínco, cosa que consiguió callar a Makalov al menos un momento. Entonces era cierto que viajaba, y muy parecido a como lo hacía él, por lo que cabía la posibilidad de que también fuera un mercenario. Ojalá no la clase de mercenario que cobraba a los deudores, pensó. Nada le decía que no se trataba de alguien que intentaba ganarse su confianza, para luego apuñalarlo por la espalda. Makalov suspiró, pensando en que no debía dejarse dominar por un miedo así de irracional.

 - Nop, no soy de Sindhu. Err... el nombre es Makalov -respondió brevemente, antes de que el recién nombrado Killian se largara con una conversación que lo confundió completamente. Hablaba de armas, ¿Y qué sabía Makalov de ellas? Que la que tenía estaba sucia y estaba perdiendo el filo, mejor ni siquiera mencionarla ante un fanático de esa categoría. Le sonrió al hombre del wyvern, aunque arqueando una ceja con duda.- Ni idea. A lo mejor si vas a la Universidad, te encuentras un libro que te diga lo que quieras. -mencionaba quien nunca jamás la había visitado.- Y claro... Jugdrall. Hace nada estuve allí... Más en Silesse que en cualquier otra parte -no tenía ni la peor pista al respecto. Algo que caracterizaba a Makalov era que fuera donde viajara, nunca acababa de conocer al cien por ciento el país que visitaba, y por dos razones: o se iba muy pronto, o simplemente le resbalaba con el agua. Bastaba decir que de Sindhu apenas sabía que había que ser pacífico por ley, o algo parecido.

El pelirosa se pasó una mano por la cabeza. Parecía que Killian verdaderamente quería que lo guiara a algún establo, y no lo dejaría en paz hasta que lo hiciera. Oh, siempre tenía que ser su vida difícil. Makalov tuvo que mirar hacia arriba y fijarse dónde podía ser que descansaran los wyvern en esa ciudad, así recordando que en la punta de una torre parecía ser que aterrizaban los jinetes voladores. Empezó a guiar a Nuez para allá, nunca dejando de mirar su retaguardia.

 - Entonces, ¿Killian, no es cierto? Que... bonito wyvern, está bien cuidado. Espero que no sea agresivo. - comenzó a hablarle de nuevo.- ...¿Solo vienes a aprender de armas y eso, solo eso? Porque no se tú, pero me suena un poco aburrido. Osea, no es que te juzgue ni nada, uhh... ¿Estás seguro de que no eres un mercenario? -inquirió con sorpresa, helándose un poco ante sus propias palabras. Sacó su cantimplora y bebió de ella con ganas, para así pasar el mal rato.- ... ¿Quieres? -le ofreció, intentando hacer paz entre ellos.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1548


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Invitado el Vie Sep 29, 2017 8:22 pm

El hombre de cabello rosa no parecía querer hablar con Kilian, ni siquiera parecía ser una persona amable, por ello Acfred soltó un bufido con el cuál el rubio rió, mientras caminaban acariciaba al wyvern con la mano derecha. Kilian estudió por unos momentos a Makalov, efectivamente era un viajante al igual que él, podía notarlo por la armadura mal cuidada, probablemente todo lo que llevara encima estaría mal cuidado, Kilian ya veía una excusa para forjar, hacía tiempo que no lo hacía y empezaba a extrañarlo.

Se sorprendió cuando el peli-rosa empezó una conversación, lo miró y le sonrió como si fuera uno de sus clientes, había encontrado una excusa para pedir una herrería prestada y la usaría. -Gracias... Pero tengo agua, no te preocupes.- Miró al wyvern sonriendo. -Acfred no le hace daño a nadie, en la batalla incluso intento que no tenga que luchar, con llevarme a mi es más que suficiente porque... Si lucha empieza a atraer la atención del enemigo y lo pueden lastimar, prefiero luchar yo con la ayuda de él.- Volvió a mirar a Makalov. -A todo esto... Iré a la Universidad y a una biblioteca luego, ¿qué me puedes decir de tus tierras? ¿Tienen alguna leyenda? ¿Algún hombre muy poderoso? ¿Un... Guardian que sea reconocido por su capacidad única para portar un arma única?- Kilian miraba espectante a Makalov, esperando que fuese alguien que hubiera escuchado historias asombrosas de su pueblo y conozca leyendas de héroes diferentes a las que el rubio ya conocía.

-Lo siento... Me distraje preguntando.- Suspiró. -¿Quieres que le de tratamiento a todo tu equipo? Te lo haría gratis, se nota que lo necesitas. Mmmm... También podría hacerle unas nuevas herraduras para tu caballo, estarían perfectamente tratadas para que no le molestase pisar jamás.- Observó al caballo. -¿Qué dices? Te gustarían herraduras nuevas?- Volvió a mirar a Makalov. -Solo necesito que me presten una herrería y haré magia, lo prometo.-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Vie Oct 06, 2017 8:24 pm

Había rechazado su cantimplora. Tendría que intentarlo mejor si lo que quería era llevarse bien con él, pero tampoco estaba demasiado seguro de que si quería eso. Ante la descripción de la criatura por parte de su jinete, Makalov sonrió, un poco nervioso todavía, pero alegre de escuchar que en verdad no lo atacaría.

- Eso está bien. Ósea, siempre que no haga daño a nadie, puede andar por la Ciudad blanca, y seguro te dejan ponerlo en un establo. -lo cierto es que siempre daban una oportunidad a cualquiera para entrar a la ciudad, un buen ejemplo siendo él mismo. Parecía que Killian era un guerrero de temer, lo que lo hacía preguntarse aún más qué podía estar haciendo en Sindhu, de todos los lugares.-  ¿Así que sí irás la universidad? -era extraño que se lo mencionara. No tenía la apariencia de ser un lector o estudioso, y por su parte, Makalov mucho menos, por no decir que jamás se le había ocurrido visitarla, incluso si era la única que conocía.- Bueno, primero que nada, en Tellius no hay universidad, ¡ Y sueña con ver un país donde la gente con orejas ande por la calle sin cuidado! -dijo, imitando unas orejas de gato con sus dedos mientras sonreía.- Hombre, este lugar es genial, no podría haberme encontrado un sitio mejor... -suspiró, no sabiendo si lo decía sinceramente.- pero bueno. De leyendas de Tellius, no lo sé... No conozco a nadie con esa descripción, lo siento. -dijo, mirándole un poco decepcionado consigo mismo por su ignorancia.

No se le ocurría por qué de repente le había preguntado aquello. Le parecía curioso, y un tanto fuera de lugar incluso, y pareciera que aquel hombre se había dado cuenta de ello, diciéndoselo poco después.- No importa, al menos sacas tema de conversación. -respondió. Luego de eso, al escuchar lo que le ofrecía Killian, abrió los ojos, no pudiéndose creer esa oferta. Creía que le estaba tomando el pelo, pero parecía que lo decía muy en serio.- ¿D-de verdad? ¡No podría decir que no! ¡Por favor! -su rostro se alegró de puro júbilo. El miedo entonces se le había desvanecido completamente del rostro, tan agradecido que por un momento quiso bajarse de la yegua tan solo para abrazarlo.- ¡Nuez te lo agradecería mucho, y yo también! ¡Gracias, gracias, gracias! - se aplaudió solo.

Ahora tan solo quería acompañar a Killian, por el simple hecho de agradecerle aquello. Lo invitaría a pasear después, si es que no encontraban una herrería antes por las calles de Sindhu. Andando, llegaron por fin en frente de una alta y empinada construcción, aunque bastante amplia si es que uno entraba. Se subía o sufriendo por una larguísima escalera, o a vuelo.

- Mira, ya hemos llegado a esta torre. Creo que arriba te dejaran guardar a tu wyvern. Sube, supongo que te esperaré. Yo me encargaré de darte la bienvenida a la ciudad, ¿De acuerdo? -le dijo, sonriente.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1548


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 09, 2017 10:14 pm

Las palabras del peli-rosa eran bastante decepcionantes para Kilian, pero no podía esperar nada más de los dos reinos que casi los bajan del cielo mientras volaba con Shayera solo por el hecho de llevar a un laguz, la verdad que en su momento le habían parecido lugares despreciables a los que no iría a buscar información sobre leyendas porque seguramente terminaría peleándose con alguien. Todavía era algo temprano para determinar si Sindhu era genial como decía Makalov o no, aunque a primera vista parecía muy agradable y solo había escuchado cosas buenas de ese lugar así que tenía muchas expetativas y, por sobre todo tenía muchas esperanzas de encontrar algo sobre armas legendarias.

No entendía que tenía que ver que sacase tema de conversacióon, realmente era una afirmación muy extraña para Kilian, aunque no tuvo tiempo de pensarlo ya que se sorprendió con la forma que tuvo Makalov de aceptar su propuesta, en ese momento el rubio no hizo más que sonreír, tenía muchas ganas de golpear el metal con un martillo, era un sentimiento único de romper una cosa para hacer una nueva, además, por suerte la armadura necesitaba mucha mucha dedicación. -¡Muy bien! Nuez y tu tendrán cosas nuevas, solo recuerda mandarlos a mi herrería en Thracia cuando pregunten quién te hizo la armadura, abro unas pocas veces al año y trabajo todo el día cuando abro.- Soltó una gran risa felíz de poder forjar en un futuro próximo.

Cuando por fin llegaron a la ciudad el rubio estudió la entrada completamente, parecía bien pensada y fortificada, aparentemente recien se estaban acentando allí o quizás era una construcción nueva era difícil saber. -Si, ahora vuelvo.- Kilian se montó en el wyvern y agitó las riendas para que empezara a levantar vuelo, voló hasta lo alto de una de las torres y aterrizó allí con Acfred, había un wyvern y un pegaso más aunque ninguno tan bello como el suyo, Kilian se bajó de Acfred y le abrazó el cuello. -Volveré más tarde amigo, no le hagan daño al pegaso y diviértete con el otro wyvern.- Luego de esas palabras el rubio empezó a bajar una escalera que llevaba a la parte de adentro de la ciudad, una vez abajo se acercó hacia la puerta una vez más y buscó con la mirada al peli-rosa. -¡Makalov! ¡Por aquí! Creo que he visto una herrería desde arriba, sígueme.- Había visto humo desde lo alto, no era un humo de una chimenea cualquiera sino el humo de alguien que funde metales, debía ser una herrería si o si.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Vie Nov 03, 2017 12:35 pm

Escuchó lo que debía hacer a cambio de tan repentino regalo que le estaba dando, y es que en verdad Makalov no podía creer la noción de que le estuviera pidiendo cualquier cosa sin exigir oro por ello, creyendo que en el último momento no dudaría en pedirle un favor a futuro, poniéndolo en deuda. Por eso temió al principio, encontrándose poco después con que lo que le pedía era difundir palabravde su trabajo. Y es que debía estar muy desesperado, o no tener ningún cliente en absoluto, para estar pidiéndole algo así. Lo miró de medio lado, intentando no quejarse demasiado.

 - ¿Ahora soy publicidad? Suena... divertido... -ni siquiera buena publicidad. Primero, porque nadie confiaría en su juicio y se pegaría un viaje a Thracia solo por reparar una armadura, y segundo, porque si no sabía cuándo abría, ¿De qué servía si los mandaba allí en primer lugar? Hizo una mueca disconforme, reposando su cabeza contra su mano. Esperó a que subiera y volviera a bajar, aún sorprendido por la movilidad de los jinetes aéreos, y una vez juntos se sorprendió por el puro y gran entusiasmo de Killian por lo que parecía ser su oficio.- Aquí sí, hay herreros. Hacen armas muy raras, a mi solo me gusta lo convencional. No es que sepa usar otra cosa que una espada, jajaja... -se rascó la nuca, sabiendo lo torpe de sus técnicas.- P-p-pero espera, ¿Quiéres usar la herrería de alguien más? ¿Se la vas a arrenadar? ... ¿Tendré que pagar el arriendo? -el pelirosa se puso peligrosamente pálido, empezando a seguirlo.

Se habían internado en el mercado de la capital, cuyo camino principal había estado protegido del sol por enormes telas de variopintos colores, que ahora reflejaban la luz de las velas y los inciensos que la gente ponía a gusto para atraer a los clientes. Sonaban intrumentos de viento, se oían voces, y se olían los alimentos que ofrecían al público, muchos provenientes del mar y la jungla cercanos. Era colorido y acogedor, mucho para Makalov, quien miraba a su alrededor alegremente. Fue entonces que pilló algo con los ojos, una bolsa pequeña que al levantarla con su mano, emitió un sonido de cascabel que llamó inmediatamente su oído. Abrió esta con dos dedos, curioso, parándose su corazón al descubrir que lo que allí había era oro. Puro oro brillante en un monededor modesto, del tamaño de su puño. El pelirosa abrió los ojos y se ahogó un minuto, olvidándose de seguir a Killian hasta que se dio cuenta de que debía irse, si lo que quería era conservar su milagroso hallazgo. Hizo como si nada hubiera ocurrido, llevándose el monedero a un bolsillo, y silbando inocentemente mientras recuperaba distancia con el jinete.

 - Eh, Killian... ¿Quieres ir a beber algo? Debo pagarte de alguna forma, ¿No... no crees? Hehe... -se le acercó, sonriendo como un idiota.- Yo invito a lo mejor. Aquí seguro tienen unos brebajes rarísimos, y quiero probarlo todo. -esperaba que aceptara, y no fuera un aburrido recatado. Al menos no iba a apostar, ¡Y beber no tenía nada de malo!


Última edición por Makalov el Dom Ene 07, 2018 6:52 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1548


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 19, 2017 1:17 pm

Kilian entrecerró los ojos e hizo unas señas con las manos a Makalov para que parara de hablar por un momento. -Hubo herreros que hicieron esas armas, si existiera alguno vivo pues... No estaría viajando y perdiendo tanto el tiempo.- Infló el pecho orgulloso. -Y yo seré el herrero de esas armas de esta época.- El siguiente comentario del pelirosa le genero mucha risa, el herrero le contestó luego de algunos golpes en la espalda bastante fuertes. -Eso ya se verá JA JA JA JA.-

Cuando empezaron a caminar por la capital, Kilian se adelantó, miraba todos los locales en bsuca de algo que le pudiera interesar y de una herrería, hacía mucho tiempo que no estaba en una ciudad tan grande, era un poco abrumador y tenía que prestar mucha atención para no perderse, por suerte lo tenía a Makalov para que lo guiase aunque no se dio cuenta de que se había quedado atrás sino hasta que escuchó su voz. -¿Oh?- Kilian se volteó, era increíble que no solo se hubiera ofrecido a pagar la herrería sino que también le invitaría unos tragos. -Yo me apunto, con suerte encontraré alguien en la taberna que cuente historias extrañas, siempre hay algún viejo o algo así.- Se llevó ambas manos a la cintura y empezó a reír fuerte. -Mmmmm, estoy seguro de que pasamos una taberna por aquí.- Miró a su alrededor buscándola con la mirada pero no encontró nada, al final decidió acercarse a una laguz gato. -¡Disculpa! Estoy buscando una taberna ¿sabes de alguna por aquí cerca? Estoy seguro de que vi una.- La laguz abrió grande los ojos y dijo algo de que no todos los turistas hablaban con tanta soltura con los laguz y, entre risas terminó mostrandole el camino hacia la posada al rubio, quien luego de una seña al pelirosa para que se acercara empezó a caminar.

El herrero no esperó demasiado a Makalov para entrar a la taberna, solo entró y buscó un lugar con dos asientos libres junto a un anciano que estaba hablando con el tabernero, un hombre musculoso con una gran sonrisa y una cicatríz en el hombro derecho. -Dame algo interesante.- El posadero rió y sacó una botella adornada y vertió un líquido rojizo en un vaso antes de entregarselo a Kilian. -Tu que quieres Maka?- Dijo mirando a su compañero. Luego giró la cabeza para mirar al anciano y dijo: -¿Tienes alguna historia interesante abuelo? Alguna que incluya una batalla o ¿algo así?- El viejo terminó contando una historia muy lejos de lo que quería Kilian pero aún así fue muy graciosa y divertida de escuchar mientras bebía el muy fuerte líquido extraño que tenía en su vaso.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Dom Ene 07, 2018 10:03 pm

En realidad no quería nada con la idea de pagar la herrería, pero parecía que no tenía opción. Quizás se lo agradecería en el futuro, pero estaba poco seguro de eso, cuando lo que más quería entonces era quedarse con mayor parte del oro encontrado, con suerte no tener que mostrar demasiado al pagar las bebidas. Mantuvo el silencio mientras seguía a Killian, porque entonces no estaba seguro si en verdad habían pasado por un local o no. Se sorprendió que al final preguntara a una laguz, porque lo cierto es que Makalov solía evitarlos, no porque les temiera, sino porque no estaba aún seguro de cómo aproximarse a ellos, y pensaba que fácilmente podía meter la pata ofendiéndolos de alguna forma. Había ganado un respeto por ellos, claro, pues si había llegado a Sindhu había sido gracias a una garza, ¡Y qué garza, tan buena y simple! No lo hallaba repugnante ni nada, y si alguna vez lo había insultado, ya se le había olvidado completamente. Confiaba en ellos incluso más que con las personas, aunque estaba generalizando, como siempre, porque no era raro que cambiara de bando a menudo.

- Eres bastante amigable. Seguro tienes montones de amigos por ahí. -dijo Makalov una vez se pusieron a andar hacia la posada, sonriendo.- Jeje... yo intento ser así todo el tiempo, pero pareciera que nunca convezco a nadie. -sonrió aún más un poco avergonzado, pasandose los dedos por el cabello. El rubio parecía ser bastante rudo y directo, pero empezaba a caerle bien, incluso si no era el tipo de personas con las que solía socializar. Lo asustaba y lo incomodaba también, pero eso era lo de menos...

Makalov ató a Nuez fuera de la posada, restregándole la crin con ganas antes de entrar. Se le notaba feliz y capaz de aceptar cualquier cosa, su ánimo levantado por el generoso regalo que había llegado a sus manos. El jinete sujetaba la bolsa con fuerza, como si sostuviera su corazón en su palma, rojo de los puros nervios que de repente le causaban meterse a un lugar como ese con un premio tan grande. Había ya tenido muchos problemas cuando por fin lograba ganar su justo oro y lo traía a apostar, la historia de su vida, pero entonces era algo distinto con Killian allí. El pelirosa tuvo la retorcida idea de que podía usarlo como una buena excusa de guardia, porque no cabía duda de que intimidaba con su sola presencia. Solo bastaba con esconderse detrás de él si cualquier loco se atrevía a ponerle una navaja al costado, porque ni siquiera en Sindhu podía estarse tranquilo.

Se sentó junto a su compañero, sonriendo y con una actitud cobarde, distraído solo hasta que este le hizo una pregunta.- Eh.. ehh.. Lo mismo. -dijo, asintiendo con ganas. Vio con quien hablaba el rubio, lo que le dio un escalofrío. Ojalá nadie se diera cuenta de que pedían algo demasiado caro. Le sirvieron de ese brebaje, y Makalov lo bebió como si fuera agua, acostumbrado al agrio golpe de cualquier bebida. Ni siquiera pudo apreciar bien su sabor de los nervios que tenía. Tragó y observó a su alrededor, hallando varios ojos curiosos que miraban la botella que le habían servido. Los oyó murmurar, "esa botella no la han abierto jamás", y parecía que se preguntaban el precio entre ellos, sin ninguno saber cuál.

- Veinte. -el cantinero se acercó y susurró a su oído.

Veinte por los dos vasos, no era poco... Por suerte no lo dijo en voz alta, porque estaba seguro de que así se hubiera condenado. El pelirosa comenzó a sacar tímidamente las monedas, las diez primeras por Killian, y las otras diez por él. Sudando frío y tragando su propia saliva, sonrió al cantinero, e inmediatamente miró a Killian.- Oye, mejor, mejor vámonos, hehehe... -le dijo.- y, y vámonos a esa herrería. Y-yo te sigo... -quería que lo llevara de una vez, y así quizás acabar de andar con él por el mercado. Más seguro se sentía durmiendo en un callejón, solo. Esperaba que Killian no viera lo obvio de su miedo, o que al menos no supiera que era porque había encontrado todo un tesoro solo para él.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1548


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Marth el Jue Mar 29, 2018 9:39 pm

Tema cerrado

Makalov gana 20 G


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord | Pegasus Knight

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
Vulnerary [2]
lanza de bronce [2]
Espada de plata [4]
Gema de Chispas
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Viaje a Ciegas [Priv. Makalov]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.