Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Contrato permanente [Yuuko-Luken]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Contrato permanente [Yuuko-Luken]

Mensaje por Yuuko el Dom Jul 16, 2017 12:49 pm

Si había algo que fascinaba del país formado por islas era eso precisamente, las islas. La variedad de las mismas. Todas eran de distinto tamaño, algunas puede que muy similares ,tanto que al ojo humano no fuese perceptible el par de metros que una tenia de mas con respeto a otra. También eran distintas sus características geográficas. Las islas situadas al sur eran mas cálidas, mas verdes. Tenían mas riscos pero menos montañas, y al alba había mas niebla poblando las mismas. Las del norte eran mas frías, mas rocosas y si aun conservaban el verde estaban mas plagadas de montañas que de bosques. Los climas también eran diferentes, había zonas mas húmedas y lluviosas, otras mas cálidas y secas. Incluso la distancia que separaba las islas variaba. Habia una gran diferencia, sobretodo entra las islas del norte y las del sur donde la única manera de cruzar de un lugar a otro era mediante un navío. Otras islas sin embargo eran tan cercanas una a la otra que desde la distancia parecían una sola, pero que al acercarse uno lo suficiente veía que se trataban de dos trozos de tierra separados entre si. Islas tan cercanas una a la otra que una pequeña barca era suficiente para cruzar de un lugar a otro, o incluso se podría hacer a nado si la corriente colaboraba con ello. En algunos lugares incluso habían sido construidos puentes, en su mayoría de madera, para unir las islas que eran muy cercanas entre si y así poder acudir de una a otra a pie. Sin necesidad de surcar el mar.

Uno de los puentes en particular unía una isla de pequeño tamaño. Los limites de la misma estaban formada por riscos y acantilados, dejando únicamente el este de la misma libre de ellos. Habiendo una pequeña playa de piedrilla allí. No tenia el tamaño suficiente como para contar con un puerto, menos la necesidad del mismo. Pues no había una aldea en el lugar si no un pequeño cumulo de granjas , pobladas por poco mas de media docena de familias, terreno de cultivo y un pequeño bosque que separaba las zonas de cosecha de la playa. Donde en ocasiones se veía pequeños botes,tanto de ocio como de pesca. También era posible pescar desde los acantilados ,por lo que siempre había un par de personas en los limites de la isla. Al oeste de la misma un puente de madera lo comunicaba con otra isla. Si bien era mucho mas grande que la primera no era de las mas grandes del país. Pero si contaba con puerto y con la cuidad formada alrededor del mismo. Así como con  una pequeña aldea en las afueras y varios cuarteles y navíos del ejercito.

Ambas islas solían ser contadas como una, era mas fácil gestionarlas de aquella manera. Mas en esos momentos el echo de que estuvieses separadas había sido enormemente agradecido.

La mas pequeña de ellas había caído. Siendo invadida por emergidos. En cuanto hubo señal de los mismos el ejercito dio prioridad a evacuar el lugar, tarea sencilla debido a la poca población del mismo. Siendo capaces de salir todos los habitantes. Seguramente habría daños materiales y sus cultivos serian destrozados, pero todos habían salido con vida. Una vez evacuados el plan era acudir a la isla y librarla de esos seres, pero algunas tripulaciones piratas habían sido avistadas alrededor de las islas,acudiendo a las mismas. Por lo cual el ejercito se había visto obligado a acabar con los mismos, dejando la isla en un segundo plano al no haber ciudadanos en ellas. Se había ordeno vigilar el puente, por si los emergidos decidían cambiar de isla. Tenían ordenes de quemarlo de ser necesario, pues siempre podría volver a ser construido. Los daños causados por esos seres si atravesaban el mismo e infestaban la otra isla no.

Un par de días habían pasado desde entonces y por el momento no había habido necesidad de quemar el puente,pues esos seres no se habían acercado lo suficiente ni mostrado intenciones de cruzar. Pero tampoco era prudente tentar a la suerte y darles tiempo a ello.

La reina de las islas de Durban había estado patrullando por la zona, acudiendo a islas cercanas para su debida inspección administrativa, para evaluar el estado de sus tierras. Habia sido entonces cuando habían recibido el aviso de los piratas y tanto ella como los soldados y navíos que la acompañaban habían acudido, ayudando a acabar con los mismos antes de que tomasen tierra. Tras ello habían desembarcado en el puerto de la isla, donde fue tanto informada como advertida de la situación de la pequeña isla contigua.

Ordeno a sus hombres descansar antes de tomar acciones. De dar las ordenes.

El plan era sencillo. Aquellos soldados encargados de custodiar y quemar el puente seguirían haciéndolo ,mientras un grupo de soldados cruzaba el mismo para acudir a combatir a esos seres. Por otro lado un navío del ejercito se dirigiría a la isla, desembarcando en la pequeña playa del este de la misma, pues el tamaño de la misma impedía que dos barcos se parasen en la misma. Atacarían tanto por el este como por el oeste, los rodearían y acabarían con ellos.

Ese era el plan , y si bien con los acompañantes de la reina el numero de miembros del ejercito se había visto aumentado aun faltaba gente. Pues si bien el peligro estaba en la isla desierta la monarca no deseaba dejar la otra isla y el puerto de la misma sin protección alguna, parte de las fuerza debían de quedarse resguardando. Mientras el resto acudía a una isla que si bien pequeña estaría plagada de emergidos. Toda ayuda recibida era bienvenida por lo cual también hicieron un llamado a todos aquellos civiles que durante meses habían estado colaborando con las campañas del país a cambio de un salario. Dieron un aviso en la isla por si alguien quería colaborar en aquella ocasión.

Tuvieron suerte y hubo algunos voluntarios. Los dividieron,algunos irían en el barco. Otro cruzarían el puente, junto con la reina quien no tenia intenciones de permanecer sentada. Estando en ese lugar su deber era proteger a los suyos. Aunque la mujer en ningún momento se había presentado como la reina de las islas a aquellos que no eran parte del ejercito. Tampoco era un secreto, pero debían averiguarlo por su cuenta.

Con todo preparado, con el plan en marcha. La reina estaba frente al puente, alguno de sus hombres a su lado.El resto detrás. La reina destacaba, no solo por su porte y su presencia, su altura, su piel excesivamente clara y su cabello negro contrastando con la misma. Si no también por sus ropajes. Portaba un kimono blanco, cubierto con dibujos de blancas grullas y extrañas ondas amarillas tras los pájaros,cubriendo todo su cuerpo. En su cintura llevaba un cinturón negro, con finas lineas blancas que formaban lineas curvas sin forma definidas, y sobre el mismo un lazo rojo que contrastaba con los pálidos tonos del conjunto. Se veía desde su cuello y escote la capa de tela bajo el kimono, negra y con detalles de un marrón claro. Sus pies cubiertos por el kimono no dejaban ver los zapatos grises de tacón que portaba. Su cabello había sido recogido en un moño, dejando libres los cabellos que rodeaban su rostro. En su cabello,sobre su oreja izquierda, un accesorio formado por un par de alas blancas y distintas bolas de colores naranjas y marrones. Se cubría a si misma con un paraguas de papel, pues el día era caluroso,el sol pegaba con fuerza y su piel era demasiado pálida, demasiado débil ante el astro rey. El paraguas era gris,con los mismos detalles amarillos que el kimono y la misma figura alada. En su cintura colgaba un tomo, cubierto en una tela con el mismo diseño que mostraba el paraguas.

Pronto seria la hora. Cuando los hombres desembarcasen en la playa lanzarían una señal al cielo, una bola de fuego o un trueno formado por magia. Y esa seria la seña para que ellos cruzasen el puente,para que los otros abandonasen la playa. Y según sus cálculos no faltaba mucho para ello.

-Recordar. Primero que crucen aquellos con armas de corto alcance, después los usuarios de magia y por ultimo los arqueros y clérigos...

Recordó a los hombres a su lado, al tiempo que bajaba el paraguas y lo doblaba,entregándoselo a uno de los hombres que custodiaría el puente

-En cuanto el enemigo se acerque quemar el puente. No debéis preocuparos por nada mas, solo quemarlo. Ninguno de nosotros debe permitir que esos seres crucen....

Se giro y observo a la gente tras ella. A sus conocidos soldados y guardias, a los miembros del ejercito de aquella isla cuyos rostros le eran desconocidos y a las figuras mezcladas con distintos ropajes que mostraban que no eran parte del ejercito, pero que lucharían por su causa. Les sonrió

-Espero que estáis listos...





OFF: ropa de Yuuko:
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Dragonstone [5]
Tomo de Ruina [2]
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6297


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.