Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Bajo el mismo problema [Priv. Draugen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Bajo el mismo problema [Priv. Draugen]

Mensaje por Zephiel el Jue Jul 13, 2017 5:49 pm

Un día de vigía entre muchos, Zephiel decidió recorrer los alrededores del fuerte en que entonces residía con el motivo de estudiar posibles debilidades en su posición. Era esa una construcción nohria de considerable antigüedad, cercana a la frontera de Hoshido, y un punto de gran importancia estratégica para contener fuerzas emergidas. Había servido bien en tiempos de guerra, cuando Nohr había sido invadido por la plaga, y seguía mostrándose útil incluso cuando las criaturas ya habían retrocedido. Era, eso sí, de un tamaño muy grande y se encontraba en un territorio igual o más amplio, por lo que cualquier falla podía pasar desapercibida.

Iba Zephiel acompañado de dos jinetes, uno a su nombre y otro al de Nohr, permitiéndose así inspeccionar el terreno circundante, para hallar posibles lugares para posicionar barricadas, turnos de vigía y otros aspectos de la misma índole. En tiempos recientes, el rey de Bern no hacía otra cosa que construir defensas, fueran en su reino o en el de Nohr, la diferencia no era mucha. Solamente era de rescatar el hecho de que entonces tuviera muchos más hombres bajo su mando, lo que se adaptaba mucho mejor a sus estrategias. Pues no solo preparaba defensas por precaución, sino que también era necesario arremeter contra los emergidos por iniciativa propia, por lo que sustentarse de un buen fuerte era crucial. Entonces parecía que el terreno estaba a su favor, y que verdaderamente era ese un edificio bien posicionado y difícil de hacer caer.

Zephiel detuvo a su caballo a bordes de una colina, desde donde tenía vista hacia el fuerte y también hacia un bosque de árboles deshojados, que parecían, a simple vista, productos de un incendio. Entonces las nubes sobre el cielo eran grisáceas, por lo que se podía diferenciar bien el horizonte del cielo. Parecía entonces que iba a llover; pequeñas gotas chocaron contra la armadura real de Zephiel, la que se había dado el tiempo de restaurar como era debido. Esto porque antes había estado doblada por la mitad, y a falta de un buen herrero al nivel de quien había forjado la coraza con anterioridad, había quedado en un estado deplorable hasta entonces. Pero era ahora que el rey la usaba que volvía a prestarse de su conocida apariencia, poco importando que no llevara puesta su corona.

Zephiel dio la orden de regresar. Podían ver el castillo, pero habían deambulado bastante lejos de él. Quizás demasiado, pues la lluvia fue pisándoles los talones hasta que los alcanzó completamente. La tierra que pisaban comenzó a volverse espesa, las pezuñas de los caballos se hundían sobre ella y creaban pequeñas pozas de agua en su camino. Dejaban un rastro muy claro de dónde venían y hacia dónde se dirigían, pero nada había que hacer al respecto. Zephiel había aprendido que el clima de Nohr era a veces demasiado impredecible, y aunque hubiera querido averiguar si llovería o no, no había cosa que realmente pudiera confirmárselo. Entonces, el frío hizo el camino de regreso todavía más dificultoso, pues las armaduras no congeniaban bien con la humedad. Zephiel debió hacer uso de su capa para cubrirse como lo demandaba la lluvia. No llevaba su capa real, algo sensato pues aquella no estaba diseñada para proteger de las inclemencias del clima. Fue entonces que los tres hombres encontraron refugio bajo una caverna, suficiente como para que la lluvia dejara de hostigarlos. Entonces el ruido de las gotas contra el suelo era ominoso, tranquilizante, tal como el arrullo de una corriente. Sería inteligente esperar a que su fuerza menguara con las horas, con algo de suerte antes de que oscureciera y la visión se les viera reducida. No tenían manera de encender fuego, por lo que el rey y sus soldados se contentaron con bajar de sus monturas y esperar a que el tiempo estuviera a su favor.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
..
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
337


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Bajo el mismo problema [Priv. Draugen]

Mensaje por Draugen el Lun Jul 17, 2017 5:41 pm

Draugen aún no regresaba a casa. Había estado en Nohr durante un período de tiempo, con la intención de conocer un poco del extranjero. Suele estar acostumbrado a las tierras alteanas, pero encontrarse fuera de casa nunca le viene nada mal. De hecho, le sienta bien conocer el exterior. Sin embargo, Nohr le parecían tierras oscuras, con gente muy misteriosa, y aunque le daba intriga, le costaba estar con el resto, sólo conocía el lugar, pero a su gente, la dejaba de lado. En un lejano sitio de Nohr, buscando poder encontrarse en el camino de salida, una lluvia sorprendió a Draugen.

Su armadura siempre fue la misma, una no muy pesada, sino ligera, que le permitiera desplazarse bien, y dirigir bien a su montura. Munir por su parte iba a una velocidad suave, y el clima cambió para hacerlo ir aún peor. Draugen no quería que el agua terminara convirtiéndose en un problema aún mayor para él y e largo viaje que le esperaba a su compañero, así que buscó alguna alternativa para ocultarse hasta que pudiera ver un mejor entorno, en condiciones óptimas para su transitar.

Siguió algunos pasos que veía en el suelo, en la tierra que ahora era como barro, prácticamente. Le guiaban a una especie de caverna, se veía lo suficientemente espaciosa como para que el caballero entrara y se resguardara durante un tiempo, a lo mejor ya habría alguien dentro así que se preparó, llegó hasta el sitio y en la entrada bajó de su montura para continuar a pie, encontrándose con algunas pequeñas siluetas en su camino dentro de la caverna que eran muy curiosas para él, a excepción de una, el hombre desconocido hacía acto de presencia una vez más y continuaba, entonces, en las tierras de Nohr. -Señores.- Dijo Draugen haciendo una leve reverencia a los otros caballeros, para luego enfocar su mirada en el hombre al que había escoltado en un pasado. -Caballero.- Draugen no sabía si presentarse debidamente, ya que desconocía quiénes eran los otros dos en cuestión y si debían de saber de la escolta que el jinete hizo en su tiempo a aquel misterioso sujeto. Aún le causaba misterio a Draugen su personalidad, pero siendo profesional dejó aquello de lado. Se quedó expectante esperando que la lluvia cesara pronto para poder salir, mientras sólo era acompañado por su montura y tres personas que en realidad desconocía de sus identidades.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Knight

Cargo :
Caballero (Ejército de Altea)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
Noire

Especialización :

Experiencia :

Gold :
649


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Bajo el mismo problema [Priv. Draugen]

Mensaje por Zephiel Hoy a las 4:15 am

Advirtieron la presencia de un individuo a entradas de la caverna mucho antes de que este pudiera verlos a ellos, pues el eco de las pezuñas de su corcel resonó contra todas las paredes, sobreponiéndose al estruendo del temporal. Cautos, prefirieron mantener su posición a la espera de dicha entidad, pues seguramente no tendría otra razón de estar allí más que escudarse de la lluvia, igual que ellos. Los escoltas del rey pusieron mano en sus armas cuando escucharon los pasos acercarse, pero calmaron su pose al dar cuenta de que solo se trataba de una persona, quien no daba indicios de suponer un peligro. Mantuvieron los guardias el silencio al verle, apenas discerniendo sus rasgos por la tenue luz que provenía del exterior. Zephiel, quien se encontraba detrás de ellos, también tuvo problemas para encontrar un rostro en esa figura, y si no hubiera sido por sus palabras, quizás nunca hubiera reconocido su semblante. Esa voz, la conocía. Había convivido suficiente con ella como para reconocerla por sobre muchas otras. Ante su saludo, los guardias y el rey asintieron en silencio.

- Me sorprende que el destino nos haya reunido aquí. -dijo Zephiel, consiguiendo que sus escoltas miraran con curiosidad al caballero- Desconocía si tenías motivos para permanecer en este reino. Bien creía que retomarías tu puesto tan pronto pudieras. -o todo lo contrario. Zephiel recibía al soldado con familiar soltura, la cual, sobre todo, se le hacía desconocida al soldado que servía bajo su reino.

- ¿Es este nuestro aliado, Su majestad? -preguntó con sobrada inocencia. Este último, al escuchar dicho adjetivo, miró con el rabillo del ojo al guardia, quien estaba acostumbrado a rendir los debidos honores a su rey. Había olvidado que se encontraban en tierra extranjera, lugar cuyo sobrenombre carecía de verdadero valor. Cuando el bernés racionalizó su error, ya era demasiado tarde.

- Puedes considerarlo como tal. -respondió Zephiel, agachando brevemente la cabeza.- Alguien a quien conozco bien, y considero capaz de conocer mi identidad sin divulgarla como un rumor.-el ejército, se supone, sabía bien que se trataba del monarca de otro reino, mas no se conocían los detalles ni el por qué exacto de que se encontrara allí. Hasta donde se sabía, tan solo se trataba de una autoridad que ejercía una labor en favor de Nohr, y bastaba con ello.- Pues es cierto que poseo un título nobiliario, y que mi nombre es Zephiel de Bern. -cuando mencionó su nombre, miró directo a los ojos de Draugen, haciendo énfasis en el misterio que tanto tiempo había guardado para sí durante sus travesías. Fuera de Elibe dicho nombre sonaba desconocido a oídos extranjeros, difícil de recordar, quizás, por lo que rara vez se habría mencionado entre la plebe.- Draugen. Aclara tus motivos para aún permanecer en Nohr. Me interesa conocerlos. -acabó por decir.

Entonces, en el exterior, las nubes se acoplaban y tornaban todavía más grises, señal de que la lluvia estaba lejos de terminar. Esto no hacía sino tensar la situación en la que habían sido detenidos, sin capacidad de armar un campamento decente, a merced del viento y de las aguas. Ni siquiera podían encender una fogata, pues no valía la pena intentarlo cuando el ambiente era tan húmedo y frío.  Además, no era solo el clima lo que preocupaba a Zephiel, pues no olvidaba que se encontraban lejos del fuerte, ocultos de manera muy precaria, y habiendo dejado un rastro que no volvería a traer un conocido hacia ellos. Era Nohr un reino en que podía deambularse con paz, pero en los bordes exteriores no cesaba  la presencia de la plaga, siendo justamente la zona en que se encontraban. Por lo mismo el rey no dejaba de observar la caverna, corta de altura, pero ancha y profunda, un tanto desnivelada. Allí dentro los caballos no eran de mayor uso, y no había ningún refugio visible. Quizás lo que debían hacer era vigilar el exterior desde mucho más cerca, atentos a los movimientos en su campo de visión.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
..
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
337


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Bajo el mismo problema [Priv. Draugen]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.