Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Mar Jul 04, 2017 5:32 pm

Agradecía tener gente tan capaz a su alrededor, de otra manera no habría sido posible mantenerse tan informado de los movimientos hechos en Ylisse y en Nohr estando fuera del país. Siendo una estrategia tan complicada que apenas le daba la capacidad de comprender del todo lo que estaba ocurriendo a la vez decidió mantenerse lo más posible al margen y atender sus propios asuntos en otras tierras dejando en manos de Morgan y Laslow los movimientos fuera de Nohr. Estando en Regna Ferox por varias semanas regresó para el tiempo que se informaba que el operativo en Ylisse estaría terminando, quería estar presente y siendo él mismo quien supervisase el camino de los emergidos por sus tierras hasta Hoshido, no podría confiar en nadie más la seguridad de su gente.

La primera noche en su país la pasó en un fuerte cercano a la frontera donde escribió de inmediato anunciando su llegada y notificando a Morgan que llegaría en dos días con un grupo bastante numeroso. Mentiria si no admitiese que estaba un poco nervioso, solía matar emergidos, no escoltarlos. Fue el día antes de su llegada que recibió respuesta de Morgan y anunciaban problemas. Al parecer ran atacados por emergidos al llegar a la frontera, el rubio pasó su mirada apresurada de una explicación que no le interesaba sobre bandos de los emergidos y banderas de diferentes lugares, solo se limitó a pasar al pedido de tropas. Magos oscuros... muchos magos oscuros. Gruñó mientras entintaba su pluma para deribar el pedido agregando por su parte algo de caballería y unos soldados a pie. Sabía que la magia era fuerte pero no le agradaba trabajar con magos, prefería y confiaba más en el acero, en algo tangible, misma razón por la que nunca se había llevado bien con la magia oscura por más que la predisposición de su sangre se había manifestado a corta edad. Tropas a su mando serían caballería y soldados, no sabría como manejarse con magos, prefería dejarle eso a su hermano y ahora a Morgan.

Las tropas arribaron tan rápido como había sido posible, no habían pasado 24 horas que ya estaban formadas en ordenados bloques de 8 hileras, soldados al frente, magos atrás y caballería en ambos flancos, todos armados y listos para batalla portando sus armaduras propias de Nohr, negras y dorado. Xander estaba sobre su caballo cuando recibió al mensajero anunciando que Morgan se adelantaría para encontrarse con él y preparar las tropas para llevarlas al punto de encuentro entre ambos bandos... Proteger emergidos. No estaba muy conforme con aquello pero había estado de acuerdo con el plan y esto era algo que estaba contemplado y debían actuar en consecuencia.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Jue Jul 13, 2017 11:10 pm

No había otro modo de describir a quince mil hombres marchando en completo silencio sino como "antinatural". Los pasos golpeteaban al unísono, las armaduras bien ajustadas y las armas bien aseguradas sólo causaban sonido una vez cada tantos pasos, pero la ausencia de voces en los kilómetros que ocupaban sumía el camino en un aire enrarecido, casi ajeno a la realidad. Sus ojos rojos parecían emitir una suave luminosidad propia, puestos con decisión hacia adelante, sin prestar atención a nada que se moviera al margen de su ruta, sino sólo a un lejano horizonte que de alguna forma tendrían que haber elegido como destino. Así era como siempre se desplazaban. La muda llegada del fin para una ciudad u otra, con sus miles de ojos brillantes e inexpresivos. Siguiéndolos un cuarto de kilómetro al márgen, Morgan llenaba el silencio a su alrededor murmurando para sí misma el recuento final de las tropas o teniendo conversaciones bastante unilaterales con los pocos plegianos que la acompañaban. Había aprendido hacía ya largo tiempo cómo coexistir con las criaturas, sabiendo que mientras se mantuviera del modo en que los seguía, jamás poniéndose frente a ellos, no sería atacada. De ser banderas de Akaneia las que aquellos soldados portaban habría podido inclusive cruzarse o chocar contra alguno y todo habría seguido en calma, pero se trataba del bando enemigo en esa ocasión, miles de magos etrurianos e ilios, guiados por una sabia de imponente y brillante báculo plateado, flanqueada de guardias con sus escudos listos. Con invasores de otros continentes debía proseguir de forma un tanto distinta. Lidiar con ellos y llevarlos donde los quería era un trabajo mucho más complicado.

Pero justamente de eso era que se había tratado la operación de las últimas semanas, y había dado sus resultados. Empujados fuera de sus rutas de asedio por resistencias fuertes, por la quema de sus campamentos donde intentaran asentarse y la presión constante que Morgan había cuidado planearles, los emergidos lentamente habían cambiado su enfoque y su rumbo, desviados a la periferia de Ylisse y marchando ya sobre la frontera de Nohr. Aquella había sido la parte difícil, pues tropas de Nohr no podían movilizarse sin más a través de Ylisse para lograrlo, empleando en su lugar números escasos en operaciones discretas. Entonces, en el cruce restante de Nohr hasta Hoshido, donde dejarían a los 15.000 sumarse a sus compañeros y destruir a gusto, era que el grueso del ejército de Nohr verdaderamente entraría en juego. Se asegurarían de que las tropas emergidas llegaran a donde las necesitaban.

Fue en los últimos cortos kilómetros que dividían Ylisse de Nohr que los problemas empezaron a presentarse. Se suponía que Nohr era tierra libre de invasiones emergidas, Morgan había estado contando con ello, pero saliendo de Ylisse y aún en el reino grimleal el grupo que seguían había comenzado a hallar oposición. Los emergidos de la misma Akaneia, con sus banderas de Nohr, Regna Ferox, Hoshido y Altea irónicamente juntas, atacaban al ejército de invasores que la estratega necesitaba hacer llegar tan completo como pudiera. Eran pequeños combates entre emergidos en los que aquel numeroso grupo vencía con rapidez, pero era de esperarse que entre más se acercaran a Hoshido, más oposición hallaran. Morgan se había involucrado ella misma y a su grupo de magos arcanos en repeler cuantos enemigos pudieran, pero en ningún modo sería suficiente con ellos para proteger al ejército. Había enviado, pues, una petición de ayuda temprana al príncipe heredero, explicando la situación. Los quince mil llegarían con su marcha silenciosa, pero probablemente también lo haría un contingente emergido que los interceptara, y deberían estar allí para inclinar la balanza. Al poco tiempo, ella misma había hecho que uno de los magos la llevara a lomos de un caballo nohriano prestado para adelantarse al encuentro, prefiriendo mantenerse las manos libres de las riendas por cualquier eventualidad.

Cabalgaron aprisa hasta ver al ejército nohriano en formación, a la espera, y la plegiana presionó con efusividad para proseguir hasta encontrar la posición del general. Al divisar a Xander, la joven empezó de inmediato a agitar sus brazos por sobre su cabeza en saludo, sacudiendo las amplias mangas de su chaqueta de estratega. Era afable por naturaleza, no le faltaban energías para recibir así a un amigo. El mago guió al caballo prestado más cerca, deteniéndose junto al del paladín, mas ella ya había echado a hablar tanto como a moverse sobre las ancas del animal. - ¡'Eeeeey, Xander! ¡Príncipe, digo! Hay prisa así que, ehh, mira, aquí voy... - Habló en su característico buen humor. Aún temía que el otro le tuviese bastante menos aprecio a causa de su complicado último encuentro, pero no dejar silencio y no parar para verle al rostro eran también formas de resguardo. Con los brazos extendidos a sus costados para equilibrarse, se ponía de pie sobre la parte trasera del caballo antes de pasarse con un paso largo e inestable a las ancas del de Xander; los animales nohrianos habían demostrado soportar mucho peso antes de mostrar agotamiento, no creía que eso presentara dificultad. Mientras lo hacía, proseguía. - Se nos ha atrasado un poco el ejército que conseguimos armar, creo yo que los habrán interceptado en algún punto ahí atrás. Vamos a tener que ir ahora ya a echarles una mano, si es que se puede, ¿sí? ¿Qué tal está todo aquí? - Preguntó. La necesidad de una partida inmediata era el motivo por el que quería poder cabalgar con el mayor; y siempre prefería no ser quien llevara las riendas si podía arreglarse, más tranquila teniendo la mano en el mango de su espada en su lugar.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Lun Jul 31, 2017 11:38 pm

Era un espectáculo que daria miedo hasta al hmbre mas valiente, miles de hombres cmainando en silencio y siguiendo a un lider de mirada fria, no habia nada humano en ellos mas que su forma, eran como un enjambre de langostas que consumian todo a su paso dejando hambre, muerte y desolacion a su paso, eran la versión limpia e inhumana de lo que el ejercito nohrino apuntaba  a mostrar a sus enemigos, incluso acudiendo a armaduras y ropas oscuras para no dejar ver la sangre a sus enemigos y no mostrarse debiles. La idea le volvía a la mente constantemente, recuerdos de batallas y de ver a los emergidos atacar su país... y los estaban metiendo en grandes cantidades. Era una fórmula para el desastre si aquellos emergidos se llegaban a descontrolar.

No penso demasiado mas, la estratega ya lo saludaba extendiendo sus brazos y enseguida recordó de nuevo con un dolor en su pecho todo lo ocurrido entre ellos y como había sido humillado. Tiempo pasado solo habían acentuado en su mente al repetir una y otra vez lo ocurrido sintiendose cada vez mas torpe y tonto en su reaccionar. Intentó hacerse el ocupado mirando las tropas solo alzando su mano para indicarle donde estaba y acercando su caballo, sostuvo al animal y se estiró un poco para sostener las riendas del otro caballo para que ella no se cayera si alguno se movía - ¡Hey! ¡Ten cuidado! Vas a caerte y no es cosa menor caer desde un caballo, puedes lastimarte seriamente. - retó con tono paternal moviendose hacia adelante en la montura para dejarle espacio atrás. Ella siempre parecía tener energía y siempre parecía descuidada y pese a que la regañaba levemente por ese comportamiento no podia cuestionarla si ponia sobre la mesa quien había sido mas descuidado en el entrenamiento... pero esta era la oportunidad de mostrarse. Por suerte con ella a su espalda no necesitaría mirarla demasiado - Ya están todas las tropas listas esperando ordenes. Tal como solicitaste, son dos mil magos oscuros, mil quinientos soldados de infantería y mil soldados de caballeria. - ella solo había solicitado magos, pero a vista del paladín era tan ridículo como enviar solo arqueros a pelear a campo abierto. Anticipándose a una batalla en tierras de Nohr ya sabía que el terreno podría jugarles tanto a favor como en contra, por eso mismo se preparó lo mejor posible y también a sus tropas. Todas y cada una de ellas armadas y protegidas, incluso los magos con las pesadas armaduras que portaba infantería y caballería casi no habiendo distinción entre unos y otras más que por los caballos y las armas que tenían en sus manos.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Miér Ago 16, 2017 1:54 am

Si bien su intención era mantener las cosas en calma, ser la radiante persona que ella estaba segura de ser y no darle motivos a Xander que ahondaran cualquier enfado previo, dentro de los primeros diez segundos de interactuar con él ya se había descuidado. Al verlo estirarse para tomar las riendas de las lánguidas manos del mago oscuro y sujetarle el caballo, Morgan se dio una pequeña reprimenda mental. No sería positivo preocupar al mayor. Aunque, en su defensa, actos tan simples para alguien como ella no debían ser motivo de preocupación para empezar, y de todos modos sí le resultaba bastante agradable la atención adicional que el príncipe le prestaba. Desde el principio, Xander no había cesado de tratarla como a una señorita de la más alta realeza y no negaría que aquello la colmaba de satisfacción. Sonriente, se agachó y se sujetó de la montura al estirar las piernas y terminar de tomar asiento tras él. - Awwww... gracias, pero estoy bien. Una elevación de dos metros no es rival para esta hija del dios oscuro. - No pudo sino replicar con gratitud, hablándole a la nuca de rizado cabello rubio que desde allí parecía quedar altísima. Cayendo en cuenta de que no era lo más atinado o productivo, en su lugar giró la cabeza hacia las tropas que permanecían en fila, a la espera de las palabras de su general. Al verlas tomó aire sonoramente, abriendo de par en par sus ojos de repente iluminados.

- ¡Sí! ¡Genial! ¡Gracias, Xander! - Respondió, dándole un par de alguna especie de palmaditas en el brazo, único lugar que halló carente de armadura en el hombre. Aquella era, en efecto, la primera vez que dirigía en persona números tan grandes; su primer desempeño real como estratega a gran escala. Ver a los miles de personas concretas allí, ante ella, movilizadas bajo su petición, le tenía el pulso en la garganta de una forma más que positiva. El cosquilleo en sus manos y las ansias de actuar que le tomaban antes de un combate importante se hicieron presentes en ese mismo instante. Sin desear hacer esperar al paladín, Morgan enseguida volvió a hablar, haciendo su mayor esfuerzo por mantener su voz estable y clara. - Los interceptores que vamos a aniquilar de la ecuación deben rondar dos mil hombres, ahora mismo. Tenemos suerte de estar haciendo esto aquí, donde vienen muchos menos. ¡Con lo que tenemos de nuestro lado los aplastaremos! Pero tenemos que encargarnos de ellos rápida y eficazmente. - Comenzó. Había mucho que explicar, desde las variantes a la situación con que podrían encontrarse, la estrategia que deseaba tomar, el uso que debía darse a las tropas, el comportamiento emergido anticipado y una variedad de cosas más que al general le atañían, mas el tiempo no sobraba y Morgan sólo podía proceder, esperando que el hombre comprendiera al mismo ritmo. - Por ningún motivo los emergidos que tenemos yendo en dirección a Hoshido tienen que ser interrumpidos, ¿entiendes? Idealmente, ni siquiera vernos. No queremos que las cosas se confundan y entablen combate, o nos sigan, o se desvíen y empiecen a ir a otro lado. Por eso, hay que encargarnos de los interceptores aparte y tan pronto como podamos. La estrategia va a tener que depender un poco de si estamos a tiempo para alcanzarlos antes de que hallan abordado a los que tenemos que cuidar o no, pero ya te puedo ir diciendo que los magos tendrían que... -

Pese a todo, se interrumpió a sí misma. Pasando la vista por las tropas en busca de dos mil magos oscuros que por algún motivo le estaban siendo difíciles de hallar, Morgan terminó por caer en cuenta de que su aspecto simplemente albergaba enormes diferencias respecto a lo que estaba acostumbrada. No sólo eso, sino que difería también de lo que se le había inculcado como lógico. - Xandeeeer. - Llamó, acercándose un poco más tras el paladín, a modo de poder proseguir en una voz más baja. Habría hablado próxima a su oído, si no quedase tan arriba que su única opción era susurrarle a una ancha espalda. Con sólo hablar un poco más bajo se conformaba. - Se sobreentiende que los de los tomos vendrían a ser los magos, pero... ¿me explicas por qué Nohr tiene magos en armadura? - Preguntó. Era aquello lo que tan confundida la tenía, en cierto modo abismada ante la perspectiva de no poder contar con los magos como ágiles unidades a mediano y largo rango, como había venido pensando. Al cuestionarlo se aseguró de no plantear ninguna clase de acusación hacia el mismo príncipe, sino sólo hacer su inquietud lo más obvia que pudiera, aunque su voz al recalcar lo obvio también tenía su lento tonito particular. Se esforzaba por no discutir, verdaderamente lo hacía. - O sea... ¿por qué la gente que necesita mantener distancia para conjurar, e idealmente por ningún motivo entran en cuerpo a cuerpo, están de armadura? ¿Por qué están condicionados para ir más lento? -
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Jue Ago 17, 2017 12:47 am

El rubio se preocupaba, era parte de él ya siempre tomar el papel del protector y eso derivaba a siempre estar preocupado por su entorno, sobretodo por quienes tenía cerca y apreciaba, y pese a lo ocurrido, apreciaba a la joven pelinegra. Y tambien estaba el factor de que si algo le ocurría podría ser devastador para las relaciones entre Plegia y Nohr.
Cuando se aseguró de que se sentó en su caballo pudo soltar al otro y avanzar por el frente de las tropas que esperaban mirando el frente cada cual en su lugar en la fila. Generales se paraban un tanto más al frente, uno por cada escuadrón que se encargarían de guiar de forma más individual a cada uno de los bloques que conformaban ese pequeño ejército. El rubio escuchó a la joven que hablaba a su espalda, no había casi ruido en el ambiente, era sorprendente la cantidad de hombres allí presentes pero todos en silencio esperando instrucciones, no necesitaba alzar demasiado la voz para escucharse - Dos mil enemigos no serán demasiado problema, les superamos en número. ¿Tienes alguna idea de que está compuesto su frente? No es lo mismo enfrentarse a magos que a infantería o incluso acorazados. - había intentado venir tan preparado como era posible, al menos con algo de variedad tendría siempre la manera de doblar a su ventaja el encuentro. Sigió para intentar hacerse una idea mas clara - Entnoces la idea es ir lo más rápido posible, podríamos interceptarlos con la caballería mientras las unidades a pie avanzan más lento, quizás podamos desviar al objetivo de su camino y acercarlos a nosotros para mantener libre el camino al otro grupo. - no era un genio estratégico pero habiendo estado en muchas batallas tenía la experiencia y podía hacer estrategias pácticas e inmediatas para inclinar la batalla a su favor.

Se mantuvo tranquilio y un poco confundido cuando ella mencionó aquel detalle de los magos, frunciendo un poco el ceño giró su cabeza para intentar verla sobre su hombro pero la armadura no le daba tanta movilidad y ella desaparecía a su ancha espalda - ¿Como que porque tienen armadura? Están en un campo de batalla ¿Pretendes que los envíe a la guerra en paños menores? No les sirve de nada moverse rápido si son alcanzados por flechas o cualquier arma. ¿Qué pasa si el enemigo se adelanta? ¿Si tienen ballistas, javalinas? ¿Que pasa si vienen wyverns desde el cielo? Hay muchos factores por los cuales es mala idea tener a un hombre sin armadura en el campo de batalla. - era un hombre cuadrado, cerrado en su pensamiento y maestro con un solo librito, no utilizaba magos y cuando lo hacía, los pobres desgraciados que eran enviados bajo su mando, eran tratados como una unidad de infantería más, aunque al menos mantenía la descencia de tenerlos en la segunda línea.

Detuvo su caballo frente a la fila de hombres y mujeres en armadura negra y afilada que sostenían bajo su brazo un grueso tomo, variedad de títulos y en su mayoría en tapas negras o violetas, algúna de algún otro color como rojo o amarillo pero eran los menos y normalmente tenían otro grimorio a mano. El príncipe les miró y no encontró error alguno en lo que veía - ¿Cómo son los magos en Plegia? -
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Vie Sep 01, 2017 3:28 am

Las tropas aún la tenían impresionada, algo impaciente por el momento en que fueran dadas las órdenes y por fin les viese marchar. Ansiaba ya darle las indicaciones iniciales al rubio y movilizar; a sus palabras sobre enviar a la caballería adelante, respondió con enérgicos asentimientos de la cabeza. Podía ser altanera, pero suficientemente consciente del largo camino que tenía por delante como para admitir ayuda y consejo de cualquier persona digna, dando crédito si oía una buena idea. - ¡Mmhm! ¡Sí, tienes razón! Por suerte tenemos eso. Según llegué a ver, lo que viene a por nuestos emergidos también son caballería y pegasos. Debe ser lo mismo, una avanzada, pero si nos encargamos creo que les podremos desbaratar la estrategia antes de que llegue a algo. - Dijo. Le agradaba poder concordar con él en el campo de batalla con esa facilidad. El príncipe, además, claramente sabía lo que hacía... excepto cuando de portadores de magia se trataba. No había nada que hacer al respecto, no sobraba tanto el tiempo como para ordenarle un cambio de vestuario a cientos de magos que al parecer siempre terminaban equipados así de todas formas, pero Morgan no podía evitar la necesidad de hacerle entender cómo veía eso, cual era la profunda discordancia.

- Pero Xander... - Respondió tras permitirle terminar, inclinándose hacia un lado en intento de ayudar a que llegasen a verse, aunque a lo sumo captó el perfil del rubio. El femenino tonito de voz con que siempre conseguía la simpatía de su padre surgía inconscientemente, aunque usualmente iba acompañado de una mirada hacia arriba que reclamaba atención; por esa vez tendría que ir sin. Eran trucos baratos, pero la mujer de pequeña estatura acostumbraba que le valieran. - Conjurar toma tiempo, ¿sabes lo lenta que es la magia oscura? Lentísima. Para cuando el enemigo no-mago logra tener al mago frente a frente, ya está prácticamente terminado, ¿sabes? Armadura o no armadura es igual en ese punto. Mejor que el mago no sea lento, o habrá más posibilidad de que termine así. - Se explicó con aquella voz marcadamente paciente, como si tratara algo inmensamente obvio. Había estado alrededor de magos oscuros la totalidad de su vida y asumía que en Nohr las cosas debían ser iguales, pero veía ya que no, cuanto menos para el príncipe y sus modos frontales y directos. Hasta para Morgan, que reconocía ser impulsiva, lo parecían, pero era justamente por eso que creía entender. - No debes tener muchos amigos magos oscuros, ¿eh? A ellos sí que les sirve que el enemigo los haga blanco. O sea, ¿él? - Apuntó sin más al mago en el otro caballo, que permanecía cerca en intenciones de continuar vigilando el bienestar de la Hija de Grima. Morgan no dudó en hablar, como si no estuviese allí siquiera. - Yo podría estar usándolo de funda para mi espada y seguiría pudiendo cabalgar con nosotros, te lo juro. Resisten. -

De todos modos, el mago hizo más que sonreír para sí. La clave no yacía sólo en la resistencia al dolor de aquellos magos; aquello no respondería del todo a las interrogantes de Xander. El resto, sin embargo, era mejor que lo viese con sus propios ojos. Considerando aquello, Morgan agitó una mano para llamarle la atención al arcano. - Tú, oye. Quédate cerca de nosotros, muéstrale al príncipe Xander una maldición de venganza cuando lleguemos, ¿sí? - Pidió, con una simpatía no equiparable a la que había estado empleando con el rubio, pero de buenos modos igualmente. El mago asintió con un "sí, nuestra dama" inmediato. La estratega volvió a dirigirse a la espalda del nohriano ante ella, tornando su tono más serio a medida que indicaba las acciones a tomar. - Verás en un rato. Sobre los demás... sí, será bueno que la caballería se adelante a captar la atención del enemigo. El resto irá justo detrás, tan rápido como se pueda. Necesitaré que todos los magos que sepan invocar una maldición básica comiencen a hacerlo en cuanto divisemos al enemigo, y que nunca paren, no hasta que la batalla esté terminada, ¿de acuerdo? -

Suponía que eso era todo respecto a las instrucciones para comenzar. Tras explicarlo al príncipe, tocando transmitirlo a las tropas, cuanto menos la indicación inicial de movilizarse, Morgan volvió la cabeza nuevamente en dirección a las interminables filas. Aún en el silencio que los rodeaba, dudaba que su voz pudiera alcanzar a tantos, sin haberlo intentado jamás. - Err... no sé si tenga los pulmones para esto. - Terminó por decir. Las instrucciones para los magos oscuros podían esperar para después, para cuando hubieran avanzado en la marcha, pero aún parecía difícil. Pensó de inmediato en la experiencia que Xander debía de tener en esa exacta posición, dirigiendo a las tropas desde su caballo al frente de todo; ella era la estratega pero él el general en oficio, por lo que la conclusión no tardó en llegar. Sonrió al pedírselo. - ¿Se los dirías por mi? ¿Eh, príncipe Xander, mi general en este momento? -
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Dom Sep 10, 2017 2:23 am

Sabía que ella era una estratega graduada, había estudiado al respecto y no mucha gente llegaba a estudiar nada en esos tiempos, alguien que realmente haya dedicado parte de su vida a los estudios (y no portase un libro como arma) era alguien quien se llevaba la admiración del príncipe y su respeto a lo que refería a estrategias militares así que su aprobación le traía extra satifaccón sabiendo que no solo asentía por el desconocimiento de sus acciones. Lo demostraba también al responderle con un analisis coherente de las tropas enemigas y utilización de los terminos correctos. La verdad era novedoso trabajar con un estratega y más uno que no temía adelantarse al frente de batalla. Asintió con la cabeza sabiendo que solo vería su nuca, sostenía relajadas las riendas del caballo solo usando sus tobillos para hacerlo avanzar delante de las filas de soldados que esperaban pacientes el avance.

Miró sobre su hombro al escuchar el tonido, era familiar con ese tono, sus hermanas a veces lo utilizaban pero el príncipe no era consciente de ello, de hecho funcionó tan bien al asociarlo con alguien a quien naturalmente ya mimaba y protegía suavizando un poco su expresión, aunque las palabras que le siguieron la hicieron endurecer nuevamente - Sé que la magia oscura es lenta... mi hermano es un gran mago oscuro, también he peleado a la par del príncipe de Daein, Pelleas, el mago más poderoso que he conocido hasta el momento. Sus hechizos son lentos pero mortales, he aprendido a utilizar tomos oscuros en mi juventud por más que no ha sido a lo que me he especializado. Con más razón es que considero que necesitan protección. La magia oscura es agotadora y he visto los estragos que hace en mi hermano cuando la utiliza, desde cansancio, mareos y malestares generales, es alto el precio a pagar por el poder y es una insensatez que estén tan vulnerables en un campo de batalla. Si el enemigo igual llegará a ellos como dices, más vale que esten protegidos. - replicó con algo de enojo en su voz. Miró al pobre mago que era llamado con algo más de severidad de la que debería - No dudo que sean personas resistentes... El principe Pelleas mató a un emergido al cual yo no podía hacerle frente sin siquiera tocarlo, solo permitiendo que lo atravezase con su arma y casi dando su vida con ello pero con alguna clase de hechizo vi como el pecho enemigo se abría brutalmente como si fuese a él a quien hubiesen empalado... sin mencionar su presencia tan... imponente. - el simple recuerdo le estremecía profundamente, por esa razón sabía lo peligroso que era atacar a un mago oscuro. Aunque el príncipe de pelo violeta había mostrado poder recibir mucho daño también había casi muerto en las manos del rubio y no era buena matemática hacer 1 a 1 sacrificando magos por emergidos, mejor tenerlos protegidos y atacando y que cada uno matase el mayor numero de emergidos posibles.

Se acercó a la zona de los magos oscuros y miró a la joven por sobre su hombro - Bien, confiaré en tu criterio, estará la vida de todos estos hombres en tus manos, que lo sepas y consideres esto al tomar tus decisiones. - sentenció intentando darle el peso que él normalmente cargaba, siempre intentando cuidar a sus hombres tanto como era posible. Se aproximó a la primera linea, uno de los magos portaba una capa más amplia con hombreras metálicas que portaban el emblema de la casa real de Nohr, el príncipe se dirigió a él aunque usó una voz potente que llegaba hasta varias filas detrás - ¡Avanzarán a segunda línea detrás de la caballería! ¡Al avistamiento del enemigo deberán invocar todos los que sean capaces de hacerlo, una maldición básica y no dejarán de hacerlo hasta el final de la batalla! - dicho esto el mago que funcionaba como capitán de aque pelotón les dio la espalda para comunicar a todos sus hombres aquello. Avanzó un poco más hacia los soldados a pie dirigiéndose de la misma manera al capitán - ¡Cubran los laterales del escuadrón de magia oscura! ¡Un frente de defensa de dos líneas y avancen a paso rápido detrás de la caballería! - nuevamente el capitán comenzó a dividir a los hombres para la formación.

El rubio avanzó espuelando a su caballo para ir más rápido - Avanzaremos con la caballería, afirmate de mi cintura y utiliza las correas de la montura para asegurar tus pies, cuidado de no adelantar tus pies a las costillas del caballo, puede confundir tus talones con los mios y darle ordenes confusas. - a trote avanzó hacia la caballería, teniendo más fluidéz con ellos y siendo él el capitán de aquella área levantó su brazo desenfundando su espada para acompañar con su voz a los soldados - ¡¡SEREMOS LA AVANZADA!! ¡TODOS ADELANTE A TODA MARCHA! - con sus palabras hizo gestos con su espada que hasta los que estaban más lejos comprendieron y comenzaron a avanzar, primero al trote hasta mantener un ritmo fijo y los caballos comenzaran a calentar sus músculos. En este ritmo más bajo ya avanzaban a paso marcado y rápido a sus espaldas los soldados y los magos. Cuando ya estaban todos en posición ander espueló a su caballo para pasar al galope, sin tanta sacudida y corriendo a toda marcha los caballos atrás comenzaron a seguir al principal hasta estar todos corriendo, miles de patas golpeando la tierra bajo ellos resonando como tambores de guerra.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Mar Sep 26, 2017 10:03 pm

No iba a cuestionar la veracidad de nada que Xander le dijera, confiaba en el hombre que supuestamente había conocido por años mas sólo recordaba del presente, pero no podía negarse que era en extremo difícil imaginarlo empleando magia. No habría visto mago más fornido en la vida, y para ese caso, le parecía que un par de buenos golpes contundentes con un tomo grueso contra el enemigo le servirían igual o mejor que una descarga mágica. Como fuera, quedaba claro que esa no había sido su vocación. Encajaba mejor en el camino de la espada que había seguido, entendía mejor el flujo del combate desde ese punto de vista y así era mejor que siguiera, aunque a Morgan le frustrase que un hombre con una mentalidad tan distinta fuese quien decidiera el equipamiento de los magos. No quedaba más que hacer el respecto, por esa ocasión. Al menos, le resultaba interesante descubrir que sí conocía bastante de esa doctrina mágica, tanto del básico hecho del degaste físico del usuario, como usos avanzados que había presenciado de parte de un mago entrenado en la misma Plegia, según Morgan sabía. - Oohh, wow, una maldición de Venganza bien puesta... ya lo conoces bien, entonces. No hará falta otro ejemplo. -  En ese caso, sus conocimientos debían de ser casi los mismos que los de Morgan, quien también había tenido extenso contacto mas no había hallado en lo arcano su propia vocación. Se aseguró de que su acompañante plegiano hubiese oído el intercambio también, de modo que supiera que no haría falta dejarse herir para demostrar.

Por lo demás, diferencias de opinión o de entendimiento aparte, Xander estaba otorgádole la entera libertad de hacer como considerase adecuado con las tropas. Sosteniendo la breve mirada que le dedicaba, Morgan asintió con decisión, escueta en responder. - Entendido. - Fue todo lo que dijo, a modo de no interrumpir el proceder del paladín. No temía a ese peso. No le temía porque no lo percibía aún de la debida forma; le impresionaba y fascinaba verlo todo desplegado ante sus ojos, pero en su mente seguía siendo nada más que números, condiciones, probabilidades de fallo o acierto, estrategias a tomar y resultados. No había nada humano, personal o subjetivo en el resumido sistema de desafíos a enfrentar y victorias a obtener que todo eso era para ella. Así, sin otra emoción en el pecho aparte de la energía que se acumulaba previamente a partir, Morgan contempló con toda su atención el modo en que el hombre mayor dirigía a los suyos. Su voz se alzaba con inusitada fuerza. Su figura revestida de armadura negra y dorada se volvía el centro de atención. En un momento como ese, le veía como debían estarle viendo los demás soldados, y todo respecto a él le envolvía en un aire de indescriptible grandeza a los ojos de la muchacha, que con sinceridad gozaba de la sensación inquieta antes de un combate, que disfrutaba sentir la impaciencia crecer aún más con las palabras del entonces general. No podía esperar para comenzar. Cuando el hombre le indicó a ella también qué hacer, se apresuró a obedecerlo sin chistar, acomodándose para rodearle la cintura con ambos brazos, manos aferradas a las telas de ropa que hallaba al descubierto allí. - ¡LISTA! - Dijo, dejándose espacio para poder ver a su alrededor, al ejército que comenzaba a movilizarse. Al fin se sentía en plena guerra, y en nada menos que el puesto de la única estratega en escena. Incapaz de contener la sonrisa formada en su rostro, le habló con emoción al hombre con ella. - ¡E... Esto es increíble, Xander! ¡Aahh, hasta yo estoy impaciente! -

El intervalo de tiempo antes de avistar siquiera al enemigo, la cabalgata entre un punto y otro, hizo todo menos quitarle esa impaciencia. Aún apretando la cintura del rubio por la fuerza con que lo tenía atrapado, causa de su estado más que de cualquier necesidad de sujetarse, miraba a cada poco a las tropas, el modo en que se movían aquellas incontables unidades, sin perder jamás el orden y la formación que su líder había comandado. No tardó en divisar también a los intrusos, emergidos que parecían montar pegasos alteanos en los cielos. Y tal como el príncipe nohriano había indicado, se corrió el aviso desde el hechicero mayor de la división de magos oscuros a todos sus oficiales y tropas, comenzando al unísono el murmurado cántico con que lanzaban la primera maldición que todo arcano aprendía: la de inspirar el más instintivo temor en todo quien les escuchara. Su cántico fue breve, pero aquella pesadez permaneció en el ambiente, cual imperceptible corriente de aire gélido que mantuviera la piel erizada. Morgan lo sintió enseguida ella misma; víctima de más pruebas y entrenamientos mágicos de los que una pequeña habría debido soportar, se había vuelto sensible a ese poder. Como una herida mal cerrada, que dolía al más mínimo contacto. Sin control de ello, sus brazos comenzaron a temblar con violencia contra el príncipe, mas pretendió tercamente que no sucedía.

- El poder de los magos hará que seamos lo último con lo que nuestros emergidos quieran entrar en combate. Quizás no sea terror lo que les demos, pero hasta a los emergidos se les puede disuadir y eso es todo lo que necesitamos. Podremos pelear en paz nuestra batalla con los demás. Pero, ya debes saber, no sólo en el enemigo tiene efecto... - Dijo, su voz un poco más baja que antes, aunque se rehusaba a perder ímpetu. Todavía estaba lista para luchar, segura que empezar a blandir la espada era exactamente lo que necesitaba para sobrellevar el mal augurio. No obstante, el problema no era sólo suyo, sino que concernía en distintas medidas a todo el ejército que llevaban. Alzó la vista a la cabeza de rubio y rizado cabello. - Cuento en la disciplina de estos sujetos y en ti para mantenerlos peleando, príncipe Xander. Seguimos tenindo la ventaja. -
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Dom Oct 15, 2017 9:51 pm

El gesto de ella al agarrarse le hizo sentir la seguridad suficiente para comenzar a galopar, si lo hubiese sentido agarrarse con timidez tendría que haberle llamado la atención pero "timida" no era la palabra adecuada para ella, si no que todo lo contrario. Sus manos mantenían tensas las riendas y sus pies firmes en los estribos le mantenían ligeramente separado del asiento para dejar que el movimiento del caballo fuese debajo suyo y no lo hiciera rebotar. Tenía suficiente agarre para que la joven se pudiese aferrar a el sin tener que depender tanto de su agarre en el caballo en si. La emoción que mostraba se sumaba a la adrenalina que ya comenzaba a subir por su cuerpo, aquella ansiedad propia de los momentos antes de la batalla.

El primer avistamiento en el cielo fue anunciado por un sonido sostenido, un cuerno de metal corto que un caballero de la línea frontal llevaba. El sonido se repitió detrás para llegar a todos, como un eco potenciado y el cantico de los magos oscuros comenzó como un pequeño murmullo que pronto se hizo un recitar sostenido. El aura inquietante se extendió abrazadoramente, todos temieron, aliados y enemigos por igual. Se vio en el avanzar de los pegasos que dudativos se quedaron en el aire por unos momentos y los jinetes debieron de luchar para volver a tomar control  pero unos pocos lucharon un tanto menos decidiendo por regresar hacia la seugridad del grupo mayor. En los caballos aquel miedo les hizo ir con más rapidez al frente, como si sientieran la amenaza pisando sus talones, los músculos se tensaban y ya se sentía la humedad en la piel de los animales, ese sudor frio abrillantaba su pelo.

El miedo tenía el mismo efecto en el príncipe que en lo caballos, el sudor frio apegaba su ropa y el terror le hacía centrarse en alejarse de lo que pisaba sus talones envalentando a ir contra el enemigo. Sintió el temblar de las manos ajenas pero no dijo nada, sabía a que se debia y así como el mismo se tensaba por el miedo no le hubiese gustado que se lo evidenciaran pese a que estaba alli. Ella era tan orgullosa como él, no creía que fuese caido en gracia para ella que se lo mencionara así que solo asintió. A la distancia ya se veía la línea enemiga que había dejado de avanzar sintiendo la maldición pero que esperaban en una postura defensiva - Avanzaremos. Mis homrbes están bien entrenados, no retrocederán. - no quiso hablar demasiado, su voz ronca dudó un poco por el temblar de su pecho.
Al estar a una distancia donde podían distinguir bien al enemigo, el principe levantó su espada, como si esta cortase una cuerda en tensión se liberó un grito de todos los jinetes, lanzas y espadas se alzaron a la par y espuelando a sus caballos pasaron al príncipe que mantenía un ritmo veloz pero no tanto. Fue poco a poco quedando detrás desviando su camino para rodear a los emergidos - Nos uniremos al segundo impacto, aferrte con mucha fuerza. Eres ambidiestra, proteje mi zurda mientras yo ataco por la derecha. No te sueltes en ningún momento de mi ni del caballo. Solo sueltate y salta si el caballo cae. Es más peligroso quedarte sobre el caballo que exponerte al enemigo si llega a ser herido. - explicó rápidamente mientras centenares de caballos pasaban a sus costados hacia el emergido.

El primer impacto fue mortal, los gritos de los soldados de Nohr se mezclaban con los relinchos de los caballos, muchos quedaban allí, empalados por lanzas o espadas y caían para ser pisados por sus compañeros pero la gran mayoría lograba romper las defensas emergidas pasadando de largo. Los segundos remetaban a los emergidos que perdían su equilibrio o que solo eran heridos y la última fila cumplía solo la función de evitar que se reagrupasen mientras la primera ya volvía en un circulo a tomar carrera y formación para volver a embestir. Cuando los primeros llegaron al punto donde estaba Xander este se les unió al frente.

Con una visión más clara ahora que estaban delante quedaba en evidencia por que el rubio no participaba en la primera embestida. La cantidad de cuerpos en el piso era desmedida, tanto soldados Nohrios como emergidos y caballos agonizaban o yacían sin vida, pocos heridos que podían llegar a seguir peleando lo hacían o intentaban apartarse de la segundo oleada. Esta estrategia era brutal pero muy eficiente y daba tiempo para que los soldados a pie llegaran ante un frente defensivo roto y un enemigo herido dando ya una amplia ventaja.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Miér Oct 18, 2017 1:42 am

No creía notar en Xander las señales del mismo temor que a ella le atacaba, manteniendo su respiración más agitada de lo que debería estar y su corazón latiendo con rapidez. No obstante, sí percibía cómo aceleraban la cabalgata cada vez más, con una urgencia más parecida a estar huyendo de algo que cualquier otra cosa. La voz ajena transmitía una escueta tensión. No era equiparable y no le parecía nada justo; ella también tenía temple y, en una competencia mental que nunca había existido, le enfadaba no sobrellevar la maldición como el paladín lo hacía. Por ello, sin querer responder verbalmente aún en temor a sonar poco segura, se limitó a asentir con la cabeza ignorando el hecho de que no había forma en que fuera vista y procedió a alzar su mirada a los cielos, presenciando la formación de los pegasos desbaratarse. Al menos en ese aspecto podía sentirse triunfal, viendo lo primero desenvolverse como había querido. A los pocos instantes, la verdadera carga del ejército nohriano contra el enemigo arrancó, requiriendo que Morgan volviera a apretar su agarre en torno al jinete que la llevaba y se afirmara para impacto. Las instrucciones, pues, le tomaron algo desprevenida.

- ¿Eh? ¡Bueno! - Respondió con brevedad, siendo más fácil mantener la voz en su timbre normal si no usaba más que palabras de pocas sílabas. El mal augurio seguía sobre ellos, moviéndose con su ejército, cumpliendo su función en cuanto a no atraer más emergidos al combate; las filas que marchaban camino a Hoshido no estaban dejando su cauce y tan sólo se interponía ese grupo de jinetes y pegasos. Sabiendo mejor que nadie lo necesario que era, la plegiana respiró hondo dos veces antes de tensar el brazo, prohibiéndose terminantemente volver a temblar, y pese al golpeteo desesperado en su pecho desenfundó su espada, lista para utilizarla. Aunque crepitara en su interior la inquietud, todavía sentía el deseo de combatir, sobrepuesto y engrandecido entre todo ese despliegue a su alrededor. Puso la vista en el campo a la izquierda del caballo negro que montaban, buscando a sus opositores con vida.

Blandir la espada con presteza para terminar a los sobrevivientes, cortando sus cuellos donde los alcanzaba o conformándose con dar contra sus cabezas si no, le hacía sentir un poco mejor. El cosquilleo seguía en sus músculos, amenazando con hacerlos temblar, pero lo canalizaba mejor en esos enérgicos gestos. En efecto, el ejército bajo comando de Xander continuaba inimpedido, mostrando admirable disciplina en mantenerse luchando; el enemigo, también, parecía atinar cuanto menos a atacar y defenderse en ese entonces, aunque sus formaciones lucieran menos coordinadas, con criaturas dudando y moviéndose a distinto ritmo donde debían ir juntas. Fue así que los jinetes alados, volando sobre la caballería, comenzaron a abalanzarse en picadas independientes sobre los nohrianos, lanzándose a sus espaldas o justo sobre ellos con sus lanzas por delante. Morgan los vio con creciente alerta, cayendo como aves rapaces sobre presa. Y uno, sin falta, se aproximaba a ellos. - ¡Pegaso! - Clamó, concisa, dando una palmada firme en la placa a la espalda del príncipe para darle a atender la dirección. Ella tenía ya más de qué ocuparse.

La lanza estaba viniendo hacia ellos demasiado rápido, el corcel alado moviendo sus patas como empujando el aire y el jinete en posición de justa. Sin molestarse en esperar soluciones de nadie más, ni siquiera de quien conducía al caballo sobre el que estaba, la plegiana apoyó sus rodillas sobre las ancas del animal para darse algo más de libertad de movimiento, luego las botas; cuando la lanza llegaba se ladeó para atraparla bajo su brazo, por el asta. El resultado no fue lo más simple, terminando con el pegaso pataleando y relinchando casi sobre el negro corcel nohriano, el jinete mal inclinado intentando recuperar su arma y Morgan terca en aferrarse, intentando halarlos fuera de equilibrio. El ataque había sido aventajado y la joven no había tendido demasiado tiempo para pensar en la mejor medida para contrarrestarlo, pero se conformaba con no ser empalados por una lanza en la espalda, así como tener en cierto jaque a la unidad. Poco podía hacer respecto al pegaso en su situación, mas sí sobre el jinete; halando tan de sopetón que lo atrajo hacia sí, le propinó un pesado puñetazo en el rostro, luego otro mejor centrado en la nariz, casi estallando sobre sus nudillos la salida de sangre de un área que sabía era frágil. El animal seguía pataleando peligrosamente cerca, pero el jinete casi caía de la montura ya, sin un segundo de descanso bajo cada nuevo golpe de la estratega. En ello descargaba si inquietud, veloz en el movimiento y pesada de puño.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Jue Oct 26, 2017 4:45 pm

El golpe de la batalla en su pecho era algo que difrutaba, incluso con el peligro que su propio ejercito de magos le estaba haciendo latir con más fuerza su corazón pero tomaba ventaja de la adrenalina que esto le daba. No se atrevía siquiera a mirar a su espalda, como si esperase que detrás de él estuviese una gran bestia oscura levantandose y encorvandose contra su espalda, casi que respirando contra su nuca... Tuvo que tomar aire por la boca y soltarlo lentamente por la nariz antes de volver a embestir contra los emergidos más cercanos. Demasiado centrado en sus acciones y en lo que tenía delante como para mirar al cielo por más que debería.

Los pegasos rodeaban sobre el ejercito, los soldados a pie estaban llegando así como los magos que comenzaban a conjurar mientras aún mantenian firme su maldición en una sorprendente demostración de concentración pese al caos. La maldición era una clase de protección, en suma, contra los pegasos que volando sobre ellos no se animaban a atacarlos directamente pero si cayendo con violencia contra los otros soldados y caballeros. Ya el aire comenzaba a viciarse, el olor a sangre, pesado y metálico se acentuaba con el de las espadas y el sudor de los caballos así como la tierra removida que dejaba un ligero aire ácido en el entorno, la tierra volcánica empapada con los pantanos cercanos estaba lejos de dejar el agradable aroma a tierra húmeda después de la lluvia, parecía muy acorde aquel aroma casi pútrido con el escenario que se estaba desplegando sobre ella.

La voz de la joven resonó en su espalda, tardando un instante en reaccionar y otro para terminar de clavar su espada en el costado del emergido que se intetaba aproximar no llegó a ver la sombra que se acercaba, solo sintiendo el empujón del pegaso contra su espalda haciendo relinchar su caballo y bligandolo a avanzar unos pasos antes de clavarse firme al jalar de las riendas - ¡¡MORGAN!! - había sentido el impacto y por lo que sabía podía tener a la heredera de Grima empalada por una lanza a su espalda pero al girarse pudo ver en el tranque que ambos se encontraban. El pegaso pataleando en el aire inenteando apartarse, jalando de la pequeña que se aferraba a su propio caballo pero sin un agarre propio era cuestión de tiempo para que se cayera o fuese arrancada así que el príncipe llevó su brazo a su propia espalda y sujetó a Morgan de la cintura contra si. No era la posición más cómoda pero ahora podía tenerla firme deandole sus manos libres mientras él sujetaba con su zurda la espada y las riendas y con la diestra a la menor. Sintió el jalón del jinete pegaso tirar de ella pero se afirmó más - ¡No te soltaré! ¡Ataca al caballo! - no podía atacar, si la soltaba la perdería y si se giraba corría risgo de que el jinete lograse recuperar su lanza al comprometer el agarre de ella con el arma. Si lograsen bajar al pegaso entonces sería solo una pelea en tierra. Tiró de las riendas para ceder un poco de terreno obligando a su propio corcel a retroceder y acercar un poco a la pelinegra contra el enemigo.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Jue Nov 02, 2017 4:58 pm

Aún bajo los persistentes golpes, el enemigo no soltaba su arma; su cabeza era empujada en una instancia y la otra, pero su agarre en torno al asta de la lanza parecía inamovible, a fin de cuentas inafectado por dolor o impacto. La familiaridad de la estratega con los seres de ojos rojos no lo hacía mucho menos frustrante. Con el mal augurio de cientos de magos arcanos tensándola, acelerando con inquietud su pulso y su aliento, Morgan era más brusca que nunca, lo suficiente como para que por un instante sintiera su balance perderse en sus infructosos movimientos. Fue entonces que la rodeó el grueso brazo de su aliado, cubierto en placas de metal negro, halándola contra lo que se sentía como la estabilidad de la misma tierra, pese a su espalda quedando incómodamente arqueada contra la curva de la armadura nohriana. - ¡Eep! - Aún siendo consciente de quien la tomaba, soltó un breve chillido en el instante de sorpresa. Ni siquiera había oído al caballero llamar su nombre justo antes. Y en efecto su posición era mucho más firme otra vez, consiguiendo al fin tomar la lanza ajena para descartarla de inmediato, mas ni comprendía del todo cómo era que Xander la sostenía, ni se convencía de que fuera la forma más conveniente. Teniéndole cerca, no perdió detalle de su voz.

- ¡Eh...! ¡P-Pero dirige al caballo, hombre! ¡Ya me encargo! - Respondió, algo consternada por la forma en que estuvieran manteniendo el rumbo. No obstante, confiándose igualmente al comando de quien era su general por la batalla, mantuvo la vista hacia adelante y obedeció; después de que todo terminara, por seguro, se cuestionaría mejor ese instinto, mas no allí ni entonces. Libre de retomar su espada, la empuñó con presteza y la adelantó en directa estocada contra el cuello del animal alado, perforándolo justo bajo la cabeza. El jinete, quizás midiendo con rapidez sus posibilidades, quizás sólo imitando a la estratega al hallarse desarmado, prácticamente se abalanzó a ancas del caballo nohriano, mano estirada para tomarla por el cuello o la ropa. Sintió las afiladas placas de guanteletes metálicos rasparle el costado del rostro a tientas, antes de ser tomada por el frente de su larga chaqueta. No obstante, ahogando un gruñido tras dientes apretados, la mujer se limitó a echarse atrás contra la firmeza del mayor que la sostenía, extrayendo su arma y pateando como podía al emergido para apartarlo, dejando a pegaso y jinete desplomarse juntos. No le había dado muerte al segundo, pero seguramente el resto de la caballería en estamoida se encargaría, si no el peso de su propia montura. - Ugh... - Soltó un dolido pero satisfecho suspiro al verse deshecha del problema, tomándose un segundo para nada más que tantearse con la punta de los dedos la piel raspada bajo su ojo derecho y recobrar el aliento. - Ya está. -    

Removiéndose para desembarazarse del agarre del príncipe, en su lugar siendo ella quien se sujetaba otra vez de él, miró el campo de batalla desde el corcel en movimiento. Los magos se encargaban de los pegasos restantes, atrapando a los animales en el mismo aire con su negra energía, que pesadamente los hundía hasta el nivel del suelo antes de sofocarlos. La caballería nohriana se movía en cerrada formación en torno al más escaso número de enemigos con vida, ya desbaratadas sus posiciones, evitando que se retiraran y ejecutándolos poco a poco. La victoria en ese frente no lucía muy lejana. Aún así, mientras se reacomodaba en su posición original tras el paladín, Morgan le apremió un poco. - ¿Cambiamos de posición o todo está bajo control así? Podríamos terminar con ellos. - Dijo, animada y lista para más. Era bueno ser rápidos y eficaces a su parecer, no darle al enemigo de adaptarse al modo en que los atacaban, aunque esas bien podían ser sus ansias hablando. El humor combativo no se había disuelto todavía.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Vie Nov 03, 2017 1:58 am

La joven le gritaba con confianza que rara vez veía en el campo de batalla, incluso en la posición incómoda en la que se encontraba se mantenía firmemente aferrado tanto a ella como a las riendas haciendo que el caballo siguiese en su lugar, jalase cuando tenía que hacerlo y retrocediese si sentía que ella se separaba demasiado. Un poco torcido por la cintura llegaba a ver las alas blancas del pegaso aletear para mantenerse en el aire, y un poco al emergido que intentaba por encima de la cabeza de su montura llegar a la estratega.

Finalmente vió como ella levantaba su espada, el rubio sujetaba con fuerza las riendas del caballo que moviendo sus patas inquieto quería continuar en la carrera de sus compañeros, el jinete miraba a su alrededor con atención cuidando de que ningún enemigo intentase tomar ventaja de la situación en la que se encontraban. El caballo avanzó un poco mientras seguían peleando a su espalda, sintió el movimiento apresurado, la maniobra con la espada y el chillido conocido del caballo herido - ¡Sujétate de mi brazo! - y apretando un poco más el agarre contra ella espueló al animal para que finalmente corriese a toda velocidad dejando caer atrás al pegaso y su jinete. Herido en el piso no tardó en ser atacado por la caballería que no se inerrumpía de moverse ahora ellos nuevamente retomando su lugar en rodear al enemigo y mantenerlos alejados del grupo de emergidos que debían seguir su camino.

Solo la soltó cuando ella declaró estar bien - No es necesario. Ya casi se termina, la situación está controlada, los magos llegaron y los soldados ya tienen el perímetro controlado, la caballería reunirá a los que intentan separarse y será rápido darles muerte en el centro. - la organización y la disciplina de las tropas las hacían sumamente letales cuando se movían con tal. Habían recibido bajas pero no se equiparaban a las del enemigo que había sido tomado casi que por sorpresa.

Al pasar cerca de los soldados a pie el príncipe se apartó de la caballería y se encaminó hacia arriba en un pequeño montículo de roca, solo un par de jinetes le siguieron para cubrir sus espaldas mientras él sujetaba a la joven del brazo y con un movimiento fluído y bastante practicado, la levantó suficiente como para deslizarla por las ancas del caballo y depositarla en el piso sin lastimarla. Al ver que su rostro sangraba la miró por unos instantes desde su montura - Estás herida, ¿te encuentras bien? No es grave. Toma. - se desenchanchó la capa de un hombro y jaló por el opuesto para entregarle la gran pieza de tela para que se pudiese limpiar, normalmente utilizaba la capa para ello así que no era nada anormal para él - Descansa un momento mientras nos reagrupamos, desde aquí puedes ver la lucha que estamos ganando, puedes ver a los emergidos en el centro intentando reagruparse pero como son arriconados por todos los flancos, los magos tienen el control sobre las unidades del aire y mantienen confundidos a los del centro. De este lado puedes ver hacia abajo el camino marcado por donde llevaremos a los emergidos a Hoshido, por el que venías tu con anterioridad. Allí están pasando ya. - señaló con la espada al grupo formado de emergidos que en silencio seguían su camino como estaba planeado hacia la frontera.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Morgan el Vie Nov 03, 2017 6:20 pm

Mientras escuchaba al paladín, Morgan se torció desde su posición sobre el caballo para ver en un enfoque un poco más amplio los alrededores, constatando lo que él describía. Recogiéndose el rebelde cabello negro tras el oído para mantenerlo fuera de sus ojos, reparó en el daño que la carga había dejado atrás y su organizado avance sobre los sobrevivientes enemigos. Los tenían abrumados. Habría deseado que faltase más por hacer, sus brazos no ardían de cansancio todavía y quería seguir, pero el hecho era que no restaba sino minutos para que el ejército completara su tarea, sin necesidad ni cabida de una intervención suya. Habían ya dejado atrás un campo regado en cuerpos y armas desperdigadas, y pronto completarían aquel paisaje de la misma forma, diezmando a los invasores hasta no dejar un sólo sobreviviente ir. Esa era, al parecer, la eficacia y el poder de Nohr. Alegre y satisfecha, con una impresionada mirada en los ojos, la estratega no pudo sino permitirse descansar en su lugar, enfundando su espada y permaneciendo quieta tras Xander. Su corazón aún latía agitado y la piel aún se le erizaba a causa del mal augurio cernido sobre todo el lugar, envolviendo al ejército de armaduras negras tanto como a sus opositores, mas se frotaba los brazos y se esforzaba por mantenerlo a raya. Su vista se posó otra vez en la nuca de cabello rubio y rizado ante ella. - ¡Son muy buenos, todos ustedes! Sabía que tenías que serlo, papá me lo había dicho, pero verlo así es otra cosa. Vaya ataque. - Alabó libremente, siempre dispuesta a tomar de forma positiva hasta el más cruel contexto bélico. No podía sino alegrarle tenerlos por aliados, a la vez que comprobar la capacidad del mismo príncipe. El entrenamiento que habían compartido había dejado espacio a dudas, mas ahora se veía convencida de que era tan buen guerrero como se le había informado.

Ya quieta, no opuso resistencia cuando el mayor detuvo el caballo y se volvió para tomarla otra vez; comprendiendo con rapidez lo que pretendía, no demoró en sostenerse de él, confiando en su fuerza, y dar el saltito con que sus pies llegaron al suelo. Suponía que era momento de terminar. Volviéndose para despedirlo, atrapó con cierta confusión la capa que le dejaba, hasta recordar la existencia de la herida en su rostro. Sólo por comprobar que siguiera allí, puso su mano bajo la tela violeta y se tanteó el rostro con la misma, secándose sudor y rastros de sangre. Todavía ardía, pero era superficial. - Sí, ugh, el tipo del pegaso me raspó toda la cara... sé sincero, ¿se ve muy mal? Porque no me gastaría todo un vulnerary en esto. - Dijo, aquejada por la clase de molesta pero leve herida que el emergido había llegado a hacerle, enseguida alzando el rostro para que el otro juzgara también el daño. No era una mujer delicada, aquello debía haberlo expresado suficientemente bien, pero valoraba en cierta medida su aspecto. De un modo u otro, iba a tener que dejársela para que sanase naturalmente. Estirándole la capa de regreso a su dueño, escuchó el resto de sus ideas y asintió. - Descansé, ¡no te preocupes! Nada más que atender aquí. Apenas los tuyos terminen, ordénale a los magos parar y retírense de regreso. Yo me quedo vigilando a estos. -

Apuntó con el pulgar en la misma dirección que Xander señalaba, la de la gran marcha, casi dos kilómetros colina abajo. Las filas de enemigos que habían coercionado a dejar Ylise proseguían en su camino, sus vistas aparentemente aún puestas en el horizonte vulnerable del reino próximo. Los invasores no habían llegado a interceptarlos, los quince mil habían sido preservados y su objetivo mantenido a salvo. Viéndolos, Morgan soltó un aliviado suspiro. - Quiero asegurarme de que ahora sí crucen a Hoshido sin problemas, así que los estaré siguiendo un poco más. Lo cual significa que hasta aquí nos vimos. ¡Buen trabajo hoy! - Dijo. Xander tenía su ejército del que encargarse y ella, después de todo, tenía más trabajo al que volcar el resto de sus energías. Inquieta aún y propensa a los gestos invasivos por naturaleza, no consultó en ninguna forma permiso antes de acercarse junto al caballo y dar un saltito, intentando con los brazos estirados llegar a él, a agarrarle la mano de apretón o a un abrazo rápido antes de partir. Por supuesto, no llegó por una larga distancia. Ignorando su mal cálculo, chasqueó la lengua y resolvió dejarlo así, echándose un paso atrás. - Bueno, omitamos eso. Fue un gusto. Volvamos a compartir combate alguna vez, ¿eh?  -  

O tener una revancha, esta vez una donde ambos se tomasen en serio. La idea había aparecido en su mente, pero aún sin estar segura de que Xander no se lo resintiera, se contuvo de mencionarlo. No se arriesgaría a arruinar el trato aparentemente normal y favorable en que estaban otra vez. En su lugar, sólo se iría en esa nota, ese final; a la brevedad se le volverían a unir sus escoltas plegianos, siempre cercanos a su alrededor. A paso tranquilo seguirían a las tropas emergidas, vigilando desde segura distancia su marcha, cuanto menos hasta que ella se sintiese segura de que ingresarían a Hoshido enteras y a salvo. Eso completaría la operación de meses al fin, y no restaría más que regresar al castillo de Nohr o bien a Plegia a aguardar resultados.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Espada de plata [2]
Escama Fosilizada
Concoction [3]
Gema de Chispas
Elixir [4]
.

Support :
Xander
Marc

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1992


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Xander el Sáb Nov 04, 2017 1:43 am

- Gracias. Si de algo podemos enorgullecernos es de nuestra fuerza militar. - aceptó el cumplido con alegría y orgullo, normalmente se asumía que debían ser fuertes así que ver que esa fortaleza era apreciada se sentía bien, más viniendo de una estratega que pese a su tamaño y edad había mostrado ser una mujercita de temer, pero una mujercita a fin de cuentas. Enternecido por la mirada que le daba y como alzaba su rostro manchado de su propia sangre con una herida superficial casi que un raspón en su mejilla y preocupandose de su apariencia, sonrió - Vas a estar bien, no creo que deje marca siquiera, aunque un par de cicatrices darían rudeza a un rostro tan adorable. - habló sincero tanto por la herida como por su apariencia, no le molestaban un par de cicatrices y a ella le sentarían, sentía que podría portarlas con dignidad y orgullo sin perder ni un ápice de su femeneidad. Y en sus palabras revelando su opinión personal en la apariencia de la estratega.

No comprendio enseguida que era lo que pretendía cuando se acercó con sus brazos extendidos de apariencia pequeña bajo las amplias mangas, tampoco cuando dio un par de saltitos... ¿quería volver a subi al caballo? comprendió un poco tarde y cuando extendió su mano hacia abajo ella ya se apartaba - Eh... si. es un gusto tenerte en el campo de batalla, espero reunirnos en el castillo cuando hayas terminado. Calculo que llegaré en un par de días. - si bien eran los ultimos emergidos que ella tenía que guiar aún tenían mucho más que coordinar para el plan.

Y todo había marchado bien, nada fuera del plan y las bajas habían sido pocas, a simple vista podía calcular que estaba bastante equilibrado entre caballería, como era de esperarse, quienes recibían el primer impacto pero para su sorpresa también gran cantidad de magos como podía ver en la formación que se reagrupaba mientras los soldados a pie recorrían el campo de batalla rematando con su espada a los emergidos heridos. Molesto con ese resultado que solo acentuaba lo débiles e inconvenientes que eran los magos... aunque en realidad se tratase más de su ineptitud para guiarlos correctamente en el campo de batalla siendo un error que mientras el rubio no notase seguiría costando vidas al frente mágico de Nohr.

Al menos ya estaba el trabajo terminado y viendo a la joven retomar su camino esperó hasta que dos magos a caballo la recibieron y la acompañaron hasta el puesto seguro en la retaguardia de las filas emergidas. Le inquietaba un poco que se fuera tan poco protegida en medio de una masa tan grande de lo que él consideraba enemigos pero viendo la confianza y prestesa con la que ella guiaba a los emergidos le daba una confianza nueva y respeto hacia su trabajo. Espueló a su caballo para regresar con sus propias filas para guiarlas nuevamente al fuerte donde se curarían sus heridas y descansarían.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3186


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Eliwood el Sáb Nov 04, 2017 1:58 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Xander ha gastado un uso de su espada de acero.
Morgan ha gastado un uso de su espada de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1046


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Spoiled, selfish, meany little girl. [Priv. Morgan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.