Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Ches el Vie Jun 30, 2017 1:36 pm

Se había desviado de su camino por cuestiones de fuerza mayor. Había arreglado encontrarse con su compañero en la intersección de caminos al norte de donde se encontraba pero por cuestiones de fuerza mayor se vio obligada a tomar el camino opuesto sin dudarlo dos veces. Emergidos. Por suerte los había avistado a tiempo de evitarlos antes de que la vieran pero, por lo pronto, le sería imposible reencontrarse con Kmone. Así que Ches hizo lo que pudo, le deseó suerte y se alejó lo más rápido posible de la amenaza.

Apenas a un día de caminata se cruzó con un pequeño pueblo en las costas de los archipiélagos de Miletos… ¿Miletos? Le sonaba ese nombre pero no recordó exactamente de qué hasta que hubo puesto algo en su estómago en una de las posadas. No había comido desde antes del encuentro con los Emergidos y ahora que lo había hecho no le costó recordar dónde lo había escuchado. El “Escudo de Miletos”, el chico que se había cruzado en ese pueblo de las colinas de Thracia en lo que le parecía hace ya tanto tiempo y le había ayudado a escapar del ataque de Emergidos… El recuerdo daba mal presagio estando ahora en un pueblo cercano con una tropa de Emergidos tan cercana, sería una horrible ironía y extrema mala suerte si la situación volvía a repetirse.

Pero eso era poco probable y decidió no molestarse en preocuparse por ello. El mediodía ya había pasado hace tiempo pero nada le impedía disfrutar de lo que quedaba de su almuerzo tardío.
Fue cuando acabó que levantó la vista y reconoció al joven de sus recuerdos allí en una mesa de la taberna. Ches sonrió y fue en su dirección, alegre de ver una cara familiar. - ¡Hey! ¿Eres el “Escudo de Miletos”, verdad? ¡Tanto tiempo! No sé si me recuerdas. - Comentó luego de palmearle la espalda a modo de saludo al llegar a su lado.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Kunais de acero [4]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
280


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Vallum el Vie Jul 14, 2017 11:37 am

Miletos cada vez recibía mas ataques emergidos, las fuerzas de Thracia no lograban parar el avance de aquellos seres, por lo tanto Miletos tenía que protegerse aun mas, antes solo tenían que preocuparse de los emergidos que venían del mar, pero ahora Thracia les estaba fallando. Thracia incluso estuvo pidiendo ayuda a Miletos para protegerse, aun cuando como reino se suponía que Thracia debía ser quien les protegía a ellos. Por suerte, las defensas de Miletos eran muy eficientes y por ahora habían logrado parar muchos de aquellos ataques, pero cada vez sufrían mas. Lo peor era que los miembros de una antigua secta estaban atrayendo a los emergidos a Miletos por su cuenta para crear aun mas caos y destrucción. de alguna forma los atraían, ya fuera de la forma común para atraer emergidos o bien de cualquier otra, pero el caso es que ya habían varios casos en los que se habían encontrado miembros del Culto de Loptyr en una batalla contra emergidos.

El general Vallum había doblado la seguridad en la capital, pero también había llevado mas soldados a los pueblos de Miletos. El joven recibió un nuevo reporte de emergidos que se acercaban hasta uno de los pueblos, uno en los que ya hacía días que habían visto una extraña figura encapuchada y oscura pasear por las calles después de la medianoche. Todos aquellos sucesos llamaron la atención al chico que quería seguir investigando y averiguar, si de verdad aquel culto tenía algo que ver con los emergidos, o que simplemente buscaban la forma de que Miletos decayera. Fue así como el general decidió viajar hasta aquel pueblo con un pelotón, en el que iba incluida a la cleriga que formaba parte del ejercito de Miletos, quizás ella pudiera lograr ver, lo que a los ojos de unos guerreros sin adiestramiento mágico no podían ver.

Al llegar al pueblo decidieron alojarse en la taberna, el viaje había sido largo y para estar en plenas facultades deberían descansar bien. Fue entonces cuando pidió una bebida refrescante que escucho una voz conocida. Cuando se giró pudo ver como aquella chica a la que había salvado en uno de los pueblos de las colinas le había reconocido, aquello hizo que el joven sonriera ampliamente. -Cuanto tiempo, me alegra ver que al final has llegado hasta Miletos y que estas bien después de todo! Su pelotón se quedo observando un momento y el joven después señalo a los suyos. -Hemos venido a proteger este pueblo...al parecer se acercan emergidos y hemos descubierto algunas cosas preocupantes.  Era raro, pero cada vez que veía a aquella chica...los emergidos aparecían, no parecía ser una sacerdotisa del Culto de Loptyr pero...era curioso que siempre estuviera allí cuando aparecían emergidos.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
Daga de bronce [1]

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
985


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Ches el Vie Ago 04, 2017 9:43 pm

En verdad había pasado mucho tiempo desde que se había cruzado con él, después de todo había recorrido casi medio mundo antes de pasar de nuevo por Jugdral y acabar allí. - Jajajajaja. Si, tomé el camino largo. - Respondió entre risas acercando una silla libre de otra mesa para sentarse junto al chico sin preocuparse en esperar invitación alguna ni en si llegaba a ser inapropiado. Desde un principio no eran cosas a las que le prestara atención o importancia.

- ¡Un gusto conocerlos! - Saludó a los compañeros del castaño cuando éste los señaló e hizo una mueca ante la mención de los emergidos por parte de este. - ¿Se dirigen hacia aquí? Agh, ¿No pueden pasar de largo y ahogarse solos en el mar? - Se quejó de las noticias recostando su cabeza sobre la mesa un momento. ¿Debería seguir huyendo de ellos? Pero si lo hacía se alejaría más de su destino y tardaría aún más en retomar la búsqueda de su compañero de quién se había separado cuando avistó a las tropas por primera vez.

Mientras pensaba en ello un breve recuerdo resurgió en su memoria y no pudo evitar intentar aprovecharse de él. - Por cieeeerto... ¿Habías dicho algo sobre que si tenía un problema en Miletos te buscara? - Sonrió con picardía, enderezándose en la silla y estirándose para acercase al chico y pasarle un brazo sobre los hombros, aunque esto casi la tirara de su asiento teniendo que esforzarse por mantener el equilibrio sobre este para llegar al castaño. - Veras, además de los emergidos, tengo otro pequeñito problemita… - Murmuró en voz baja para que solo él la oyera. - Mi monedero está como que algo… vacío. - Confesó buscando librarse de tener que pagar lo que acababa de comer. Aunque era cierto que su monedero ya lo había vaciado aún tenía suficientes monedas ocultas en sus botas, pero si podía evitar gastarlas, mejor.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Kunais de acero [4]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
280


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Vallum el Dom Ago 20, 2017 1:04 pm

-Y tan largo, pero me alegra de volverte a ver sana y salva... Rió levemente entonces observando a la otra chica mientras tanto, realmente le sorprendía mucho verla de vuelta por Thracia. La vez que se conocieron tuvo que escoltarla hasta fuera del pueblo que había sido atacado por emergidos, no sabía mucho mas sobre ella, no sabía que hacía por Thracia ella sola ni cuales eran sus intenciones, pero desde luego lo que sabía es que cada vez que hacía acto de aparición, los emergidos no estaban muy lejos. No sabía si era casualidad o es que realmente atraía a aquellos seres malditos, tal y como pensaba que los miembros de la secta de Loptyr hacían. No tenía mucha pinta de ser alguien creyente de Loptyr, aunque las apariencias pudieran engañar. -Parece que te siguen, últimamente hemos sufrido varios ataques en los que ha estado presente algún miembro de la secta de Loptyr, no creo que seas miembro de esa secta pero...¿Tienes algún contacto con Loptyr? ¿Has conocido a alguien así últimamente? Debía asegurarse después de todo.

La chica entonces saltó con otra cosa, al parecer recordaba sus palabras, aquellas que le había dicho antes de despedirse, aquello no se le había olvidado...vio entonces como le pasaba el brazo por el hombro, manteniéndose extrañado pero observándola con firmeza, algo raro quería... y sus intenciones fueron mostradas al poco rato. Parecía estar necesitada de dinero y ahora quería aprovecharse de ser conocidos. -Bueno eso se puede arreglar fácilmente, pagaré tu comida si ayudas a nuestra cleriga en batalla, ella si quiere puede enseñarte a usar el poder de los báculos si quieres. Y así era como se aseguraría de que aquella joven no era miembro de aquella oscura secta. Seguramente alguien de aquella secta no aceptaría aprender a usar algo tan sagrado como los báculos de la mano de una cleriga de Naga.

Fue entonces cuando llegó aquella joven junto con algunos de sus soldados, al parecer ya estaban mas cerca los emergidos y debían actuar ya. Sus soldados habían cumplido sus ordenes de evacuar a todos los civiles, que ninguno saliera de sus casas en aquel momento, así podrían resguardar sus vidas. La joven cleriga era una chica de largos cabellos castaños y ojos azulados y su traje era rojo. -Te presento a Remi, ella es nuestra cleriga. La joven realizo una leve reverencia sonriendo mientras miraba a la otra chica. -Me alegro de conoceros, es un placer. El joven entonces se levantó, pago todo y se fue caminando hacia fuera, ya habían preparado las barricadas fuera del pueblo para prepararse para la batalla.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
Daga de bronce [1]

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
985


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Ches el Lun Ago 21, 2017 6:43 pm

¿Loptyr? ¿Qué era aquello? Creía haber escuchado aquella palabra en algún momento pero no en una conversación, sino de esas cosas que se escuchan al caminar por las calles o en retazos de charlas ajenas de entre las tantas que se funden en el murmullo de ambiente típico de las tabernas.
- No… Me acabo de enterar que es una secta y no una comida… - Murmuró con algo de desilusión. Aquella palabra sonaba al nombre de algún plato de mariscos, hubiera querido probarlo.

Pero la bajada de ánimo le duró poco cuando el castaño accedió a su petición, aunque no sin condiciones pero estas tampoco sonaban nada mal. ¿Podía aprender a usar báculos? ¿O por lo menos intentarlo? Eso sonaba interesante… y redituable. No que supiera mucho pero un bastón de esos debía ser más barato que las pócimas y si sabías usarlo podías vender sus habilidades, ¿no? ¿Quién no quiere curaciones instantáneas sin tener que beber esos brebajes repulsivos?

Con el trato ya hecho y conseguido lo que quería, Ches se liberó de su incómoda pose y soltó al joven para sentarse en su banco como correspondía, y dejar de estar a punto de caerse al suelo.
- Oh, ¡Gracias! Eres un buen amigo, ¿sabías…? - Tuvo el impulso de llamar su nombre pero el vacío en su memoria le recordó que lo había olvidado así que cortó la frase allí y le sonrió agradecida, haciendo de cuenta que no tenía más que decir. No había esperado que aceptara pagar por lo suyo tan fácil, y le dio unas últimas palmadas en el hombro antes de soltarlo por completo. - Es un buen trato, no suena mal. Será un placer darles una mano y, de paso, aprender alguna que otra cosa de ese poder que tienen los báculos. - Accedió a la condición que le había dado sin meditar mucho en ello, sino se hubiera dado cuenta de un punto bastante evidente que tal vez muy seguramente le hubiera hecho pensarlo un poco más.

La clériga mencionada se hizo presente casi como respondiendo el llamado de la invocación de su nombre. - El placer es mio Remi, parece que acabo de unirme a la defensa y estaré ayudándote en…. - Calló sus palabras al darse cuenta. Un segundo… ¿Acababa de unirse a la batalla? Aunque sea estando cerca de la curandera, los curanderos eran quienes estaban más seguros en los enfrentamientos y lejos del frente ¡Pero aun así! ¡Ella no quería tener nada que ver con la pelea y menos si había soldados que estaban justamente para eso! AAAAHHHHHH ¡No podía creer su suerte! ¡Y su idiotez! Todo por querer librarse de gastar un par de monedas en la comida y dejarse tentar por la oferta que el castaño le había hecho y sus propios desvaríos.
Pero ya lo había dicho, y seguía siendo tentador… Uuuuuhhhh Bien, siempre podía huir más tarde si veía que la cosa se saliera de control. ¡Además! Estaba con la clériga, probablemente se la pasarían de médicos al fondo de las filas y no verían ni rastro de los Emergidos.

Ya habiéndose convencido, volvió a sonreírle a la chica frente a ella. - ¡Estoy a tus órdenes! - Se resignó a su suerte y anotó mentalmente el vengarse del castaño. No pensaba dejar pasar esta estafa por alto… Aunque haya sido en respuesta a su propio intento de estafa. Y dicho eso junto con algún otro intercambio más de palabras, salieron de la taberna siguiendo al “Escudo de Miletos”, de quien ya se había rendido en intentar recordar su nombre, y se dirigieron hacia las afueras del pueblo donde sería la batalla. Mientras la amable Remi se apresuraba en ponerla al tanto de las tareas que debería hacer y sus procedimientos.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Kunais de acero [4]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
280


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Vallum el Mar Ago 29, 2017 11:33 am

Al parecer la joven realmente parecía no saber nada sobre la secta de Loptyr, sus palabras parecían verdaderas puesto que en su mirada ni en sus palabras parecía haber mentira alguna, ni un gesto sospechoso, realmente no parecía alguien que perteneciera a una secta de un dios antiguo...mas bien parecía una timadora, una superviviente que intentaba aprovecharse de cualquier otro para seguir viviendo un día mas. Pero aquel día no le iba a funcionar, necesitaba a todas las personas capaces de hacer algo en batalla y sabía bien que ella era capaz de luchar, la había visto en el pueblo en el que la había conocido y era bastante habilidosa y rápida con las dagas. Decidió entonces colocarla junto a Remi, aunque no aprendiera quizás pudiera proteger a la cleriga mientras los demás soldados se mantenían en sus puestos. Los clérigos eran mas vulnerables y necesitaban protección adicional.

El chico entonces sonrió ampliamente al ver que la joven había aceptado su trabajo, seguramente sin darse cuenta de que la estaba volviendo a llevar al campo de batalla y ya cuando se diera cuenta de su ''estafa'' sería muy tarde para echarse atrás. -Muy bien pues pongámonos en marcha, esos emergidos no se van a derrotar solos. Sonreía con amplitud colocándose bien la armadura y el escudo mientras salía fuera viendo como algunos de los soldados ya habían colocado varios obstáculos para los emergidos, para que no avanzaran. Ya estaba todo preparado pero antes de nada espero a sus dos compañeras.

-Muy bien chicas, espero que os llevéis bien, espero que aprendas mucho de Remi, yo estaré cerca si necesitáis algo. Os protegeré! Sonrió ampliamente entonces y se alejo de las dos jóvenes justo en el momento que el primer emergido llegará, bloqueándolo con su escudo y clavando su lanza. Remi por su parte aun parecía tranquila mirando a la otra chica. -Vamos a empezar, aquí tienes un báculo. Le tendió entonces un báculo normal sonriendo. -Controla tus emociones y tu energía, cálmate y expulsa todo lo negativo, necesito que te llenes de lo positivo solo y que tengas fe en el dios en el que creas... aunque tambien funciona teniendo fe en alguna persona en la que creas
y en la que confíes mucho.
Normalmente así funcionaba aunque la joven parecía ser una sacerdotisa de Naga. Los primeros heridos llegaban por lo que ella empezaba a curar. -Ayúdame con ellos, acomodalos y cuando te sientas cómoda tu también intenta usar tu magia para ayudarlos.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
Daga de bronce [1]

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
985


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Ches el Miér Ago 30, 2017 10:29 am

La zona en la que se llevaría a cabo el enfrentamiento  estaba mucho más cerca de lo que  Ches hubiera querido. Acababan de salir de la posada, apenas acababan de dar un paso fuera y se habían acercado a las barricadas que los soldados se habían apresurado a colocar. ¿¡Qué no podían los Emergidos esperar un poco!? Pues no. Parece que no.
Por un lado tenía el clamor de la batalla que acababa de iniciar, manteniéndole alerta del peligro en que se encontraba. Y por el otro tenía la calma y paciente voz de la clériga que no hacía juego con la situación en la que se encontraban ¿¡Cómo podía irradiar tanta paz en esos momentos!? El contraste no hacía más que irritarla.

Y bien, sí. Había aceptado con ese pensamiento de intentar aprender algo del mítico arte de curar con esos extraños artilugios llamados bastones, pero ¿En serio era tan fácil? ¿Así como tomar uno, pensar en algo y usarlo? Remi lo hacía sonar muy sencillo… Demasiado. Pero por sobre todo ¡Muy casual! ¡No podía ser que sea así! ¿Sin ninguna especie de ceremonia? ¿Teoría aburrida? ¡Nada! Y por sobre todo ¿Ella siquiera tenía magia? En un principio… ¿Qué era la magia?

Eran dudas que le surgieron pero que tampoco tenía el interés de resolverlas, tampoco es que fuera el momento más propicio para intentarlo. Lo que importaba era si podía o no, sólo eso así que era una cuestión sencilla de intentarlo y averiguarlo.

Tomó el báculo que le había ofrecido. - Oh, calmarme. Puedo calmarme. No es como si los Emergidos fueran a despedazarnos. - Pese al sarcasmo del comentario, Ches en verdad no tardó en calmarse luego de  ver a su alrededor. Sí estaba en medio de una batalla contra un grupo de emergidos, pero los soldados les hacían frente y ella no estaba en las primeras filas. Además tenía las palabras del castaño de que la protegería junto a Remi, para eso estaba el escudo humano de Miletos, ¿no? Por algo debía tener ese apodo, aunque los rasgos de su rostro hagan dudarlo, por lo menos Ches tenía prueba de primera mano de que el mote le quedaba a la perfección. Después de todo era la segunda vez que lo usaba de escudo contra los emergidos.
A Ches no le costó hacerse ajena a la lucha a su alrededor, no tenía nada que ver con ella y la ignoró como había tantas veces ignorado luchas de tabernas o peleas callejeras.

No tuvo mucho tiempo de inspeccionar el bastón en sus manos, ni de pensar en cuál sería su dios o fuente de fe. Los soldados comenzaban a llegar y había que curarlos y … Ches entendió por qué, aunque fuera una propuesta poco certera le habían propuesto el puesto de “ayudante de clérigo sin experiencia para la batalla que se avecina”. Aunque la pobre Remi era experta en su trabajo y lo hacía con presteza, no daba abasto con la cantidad de heridos que ibas llegando.

Ella ya había ayudado a unas 10 personas diferentes mientras Ches seguía intentando descubrir cómo se usaba ese maldito palo.  Pensar en chocolate no funcionaba, ni en filetes jugosos de carne… No es que eso sorprendiera, pero había que probarlo. Dioses… No podía decir que tuviera fe en algún dios, venia de una tierra donde la mayor creencia eran los puños y la fuerza divina era la fuerza bruta. Aunque… Alguna que otra vez se mencionaba  a Naga.

La cosa seguía sin funcionar y el pobre soldado con un feo tajo en la pierna que ches había tomado de sujeto de prueba ya había dejado de compadecerse para mirarla con claras quejas e impaciencia en su rostro. Iba a tener que esperar un poco más, Ches lo ignoró. Para colmo tener la herida en frente con la sangre fluyendo de ella no hacía más que revolverle el estómago.

Se negaba a probar con la opción de “personas en las que creas y confíes mucho”, ahí sólo podía entrar su familia, a la que evitaba recordar siquiera, y tal vez cierto albino pero prefería evitarlo también. No creía funcionara de todos modos si seguían sin ser tan importantes como su propia persona. ¡Oh, cierto! Si era cuestión de fe, había una única cosa en la que Ches creía: “Pase lo que pase, todo iba a terminar bien. De alguna forma.” Eso y en su remarcable suerte. Ya sea por voluntad divina de Naga o el dios que sea, o tal vez por la voluntad de un destino desconocido.

Sea lo que sea, al pensar en aquello el báculo comenzó a emitir una leve luz que, al iluminar la herida, comenzó a cerrarla lentamente… lenta…. Muy lentamente…. Bueno. Algo era algo. Aunque el rostro del soldado había mostrado una expresión de alivio en la que podía leerse el “¡Al fin!”, esta no tardó en volver a ser una de impaciencia y exasperación. Aunque ni una palabra había salido del paciente hombre, no hacía falta. - ¿¡Qué!? ¡Al fin lo logré! Sé más agradecido y sonríe. ¡Sonríe! - Feliz con su logro y disconforme con el rostro del soldado, Ches le sonrió mientras le pedía, casi ordenaba de una forma algo amenazante, que compartiera su gozo. El pobre y tolerante soldado giró los ojos al borde de perder la paciencia e hizo una mueca que poco tenía de sonrisa, aunque lo intentaba. Todo sea por que algún día se terminara de curar su herida.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Kunais de acero [4]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
280


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Vallum el Jue Oct 12, 2017 11:23 am

Las lineas enemigas seguían apareciendo, como siempre avanzaban sin ningún pudor, sin cuidado alguno. Por suerte había entrenado a sus soldados en tácticas defensivas por lo que no habría demasiado problema, al menos en teoría. No esperaban tantos emergidos de una vez, era como si hubieran estado persiguiendo a alguien o como si huyeran de algo, cosa que le extrañaría mucho ya que...los emergidos no huían nunca , a veces simplemente cambiaban de rumbo como una bandada de pájaros. De vez en cuando miraba hacia atrás para ver si las dos chicas necesitaban alguna ayuda...sin embargo, no podía centrarse en ellas, debía mantener su concentración en atacar a aquellos seres. Bloqueaba con su escudo a aquellos emergidos que se colocaban delante suya, usando después la lanza para intentar ensartarlos  y matarlos. Sus soldados hacían lo mismo, bloqueaban el paso de aquellos seres para que no llegaran ante sus salvadoras.

Cuando un soldado herido se alejaba de la batalla, otro ocupaba su lugar lo mas rápido posible, parecía que Remi hacía su trabajo aun teniendo que ayudar a la otra chica a aprender a usar su bastón. No sabía aun cuales eran los avances de aquella otra joven pero si Remi no se había quejado aun es que seguramente irían bien. La joven cleriga iba de un lado a otro intentando curar lo mas rápido posible con su bastón, pero aun así no quitaba ojo de encima. -Eso es, concéntrate y seguro que lo consigues. La dama intentaba dar ánimos a la otra joven mientras ella hacía su trabajo. Cuando vio que la chica empezaba a utilizar ya su magia sonrio con amplitud. -Eso es!

La chica parecía muy sorprendida y alegre al ver que ya curaba, aunque el soldado seguía con la misma cara, aun peor al ver que la verdadera cleriga se alegraba de que lo curaran tan lento. Muy poco a poco su piel fue recuperándose hasta que termino por curarse, aunque para ello tardo un tiempo, cuando estuvo curado, el soldado volvio al campo de batalla suspirando pesadamente. El joven de cabellos castaños se alejo entonces un poco de la batalla, viendo que ya iban teniendo alguna ventaja, tanta que estaban empujando a los emergidos y abriendo la zona. -¿Que tal chicas? Algún avance? El joven no se había fijado de que tenía un arañazo en la cara, uno de aquellos emergidos seguramente abría llegado a arañarlo con alguna de sus armas y con la adrenalina de la batalla no se había dado cuenta.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
Daga de bronce [1]

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
985


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Déjà vu, terrible déjà vu. [Priv. Vallum]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.