Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Azazel el Jue Jun 29, 2017 11:04 am

Habían sucedido ya varios días desde que, bajo muy estrictas condiciones, Azazel fue retirado de su confinamiento hacia un ambiente enteramente distinto dentro de Senay. Y sin duda lo era, pues poca esperanza había en que el dragón acostumbrara a convivir este nuevo entorno. Algo había de irremediable en Azazel por mucho esfuerzo que pusiera en demostrar que había cambiado, y ese algo no era otra cosa sino su infinito desprecio por los demás encarcelados que pululaban la Ciudad bajo la montaña. ¿Por qué? Simple. Allí no había prisioneros políticos, de condenas simples, ni problemas familiares que se resolvían al cabo de una noche. Lo que uno era capaz de encontrar entre sus pasadizos no era otra cosa que la escoria más baja, el lado roído de la sociedad. Muchos de esos hombres y mujeres convivían con una precariedad mental preocupante; era eso, o estaban tan rematadamente locos que el tiempo y la culpa de sus actos les había lavado el cerebro. El caso es que eran bandidos, asesinos, destructores de hogares y vidas. Curioso era que el manakete entrara perfectamente en cada una de estas definiciones.

Fuera cual fuera la situación, la síntesis era que no se sentía cómodo entre los demás nefastos. Sonaría irónico, pero había llegado a apreciar la soledad de su caverna aislada; al contrario, allí era todo ruido, trabajo, voces y gritos. Viéndose obligado a caminar entre ellos, lo hacía semi-encorvado, y dirigiéndoles una mirada retorcida de odio. Desconfiaba de cualquier gesto o movimiento, y nunca entablaba conversación con nadie que no fuera un vendedor, quienes siempre resultaban ser privilegiados y acababan ganando algo de su respeto. Por otra parte los demás ya se habían molestado más de una vez por su actitud arisca, al punto de amenazarlo a golpes si no respondía a lo que se le decía, pero Azazel nunca reaccionaba. Lo único que deseaba siempre era hacer sus compras y marcharse de vuelta a sus labores de minería, las que eran su refugio para resguardarse del resto. Fue la única manera en que pudo sobrellevar los días sin que ninguna oportunidad ocurriera, manteniendo firme su promesa de rectificarse como un nuevo hombre.

Entonces llegó el día en que uno de los baldes de Azazel, en el que siempre llevaba su agua, se partió por la mitad por un golpe de su propia pala. Sin balde se vería obligado a tomar prestado uno de los demás, cosa que definitivamente no quiso hacer. Prefería mil veces conseguir un nuevo balde a beber del mismo que un humano grotesco, sin los dientes delanteros, y con la piel húmeda de sudor. Por eso mismo desistió de su tarea tan solo para comprar lo que necesitaba. Entonces vestía una camisa en no muy buen estado, bastante sucia, aunque suficiente para cubrir las cicatrices de su espalda, y aparte de eso, un par de pantalones oscuros que no alcanzaban a cubrir sus pies desnudos.

Hace bastante que Azazel no sentía el peso de las monedas sobre sus manos, décadas. El intercambio siempre se le hacía una molestia, pero no podía quejarse pues siempre resultaba ser bastante práctico. Se dirigió entonces a una herrería y pidió un balde de metal barato. Se lo entregaron con rapidez, y Azazel lo recogió y se lo llevó consigo abriéndose paso entre el resto. Fue entonces que en su camino de regreso vio un par de setas creciendo junto a la pared de una roca. Dejó el balde a un lado y acto seguido pateó los hongos, pisándolos y aplastándolos, cosa que le provocaba un loco e irracional placer.  Acabó riéndose a carcajada limpia, y una vez se aburrió de ello continuó su camino, sin darse cuenta de que había dejado el balde atrás.

Tal fue su sorpresa al llegar y no encontrarlo entre sus manos que no supo cómo reaccionar. Miró hacia los demás por si es que lo habían tomado, pero nada. Registró su lugar de trabajo de pies a cabeza, aún sin encontrar su balde. El dragón entrecerró los párpados y rascó la nuca, frustrándose con mucha rapidez. Repasó todos los lugares donde había buscado, sin éxito, y descargó su ansiedad contra los demás, mirándolos de la manera más detestable que podía, como diciéndoles "me parece poco de broma". Al final llegó a la conclusión de que quizás se había dejado el balde donde lo había comprado, olvidándose completamente del pequeño intermedio durante su caminata. De todas formas debía pasar por el mismo sitio si lo que quería era retroceder, aunque no estaría fijándose en el camino. Si no encontraba su balde allí, no sabría lo que haría. No tenía suficiente para conseguir otro, y realmente lo necesitaba.

Una vez allí, los vendedores le confirmaron que ya se había llevado su balde, y que era problema suyo. Azazel no les respondió, es más, se marchó antes de que terminaran de hablar, devolviéndose ya a las minas. Tenía pensado resignarse a no tener nada que beber a la mano, teniendo que regresar al pozo una y otra vez para beber cuando se le antojara. Aún así el manakete no se había olvidado del balde enteramente, pues de su pensamiento salió la idea de que alguien se lo había quitado mientras no miraba. Registró todas las manos que se le cruzaban por delante, sin éxito. Era tan terco que incluso en la resignación era incapaz de rendirse. O simplemente se encontraba tan furioso que le valía cualquier excusa para desahogar su enojo.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Miér Jul 12, 2017 9:52 pm

Kmone se estaba quedando en una posada en la ciudad bajo la montaña, la razón de que se encontrase en ese lugar era que al volver a Senay y ver cómo se encontraban las cosas decidió buscar niños ladrones, quizás se encontraban en una situación parecida a la de él o una peor, lo peor que pasaba por la mente del albino en ese momento era que los padres lo obligaran a robar, en ese caso tendría un seria y nada pacífica charla con los padres por supuesto luego de pedir permiso a los halcones que no quería tener problemas con ellos.

Había empezado a caminar por la mañana sin compañía alguna, primero andaba por las calles mirando a los alrededores, estuvo así una hora entera antes de darse cuenta de lo estúpido que estaba siendo, él había sido ladrón sabía de primera mano que los ladrones no están a simple vista uno no busca un ladrón, el ladrón lo busca a uno. Kmone tomó todo el aire que pudo y lo expulsó lentamente, luego se aceró a un callejón muy iluminado por lo que sería estúpido que un ladrón se escondiese allí y cuando nadie lo veía trepó por una pared para llegar al techo de un local de ropas que era el edificio más alto de la zona.

Luego de inspeccionar unos pocos segundos le llamó la atención lo bien que estaba la ciudad, aparentemente no había ladrones, los halcones realmente estaban cambiando aquella sociedad pero había un lugar que estaba menos lindo que toda la ciudad, el lugar que llevaba a la mina. Sin perder mucho más tiempo Kmone se bajó del techo para no levantar sospechas y empezó a caminar hacia la mina, con una mano se quitó el cabello del ojo que siempre tenía tapado para buscar ladronzuelos por donde sea aunque quizás hubiera sido mejor hablar con algún halcón para que lo ayude a buscar a esos niños para que los pudiera aconsejar.

Luego de una hora caminando esa ciudad parecía una mentira, no había encontrado ladrón alguno, ni siquiera algo parecido aunque también era culpa de los halcones que estaban sobrevolando el lugar constantemente y, cerca de la mina era todavía más frecuente. Kmone empezaba a darse por vencido y caminaba distraído hasta que pateó un balde con el pie. -¿Ah?- Se quedó unos segundos intentando comprender que mierda hacía un balde en un lugar como ese, quizás lo habían traído para juntar setas pero luego de observar un poco el entorno notó que las setas estaban aplastadas, el albino sacudió la cabeza, levantó el balde y se quedó mirándolo por unos segundos antes de volverlo a posar en el suelo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1286


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Azazel el Dom Jul 23, 2017 5:51 am

Lo que sentía Azazel en ese momento podía resumirse en una simple palabra: obstinación. La ansiedad de no poder hallar lo que quería lo había traído de vuelta al camino ya recorrido, tan solo para ver lo que ya había visto antes. Sentía la prisa pisarle los talones, una urgencia imaginaria al pensar que estaba desistiendo de sus labores en la mina, y que eso sería notado por los halcones. Era ya de por si estresante preocuparse por un simple pedazo de metal, por no poder reemplazarlo, pero sobre todo pensar en que alguien lo habría tomado para sí, aprovechando la oportunidad. Azazel guardaba silencio, asegurándose de esta vez mirar todo detalle, incluso hasta los más banales. Pero solo veía las mismas construcciones, los mismos vendedores. Cada vez su búsqueda parecía más una causa perdida, cosa que se negaba a aceptar, teniendo como objetivo una vez más la herrería.

Y hubiera ido mal encaminado si no hubiera sido porque oyó unos pasos a su derecha, por un sitio que casi había pasado por alto. Curioso por aquella área que había olvidado registrar, se acercó con la vista fijada hacia delante, atento a cualquier ruido que pudiera captar. Entonces fue que vio a un humano solitario, que entonces le daba la espalda. Azazel frunció el ceño y se fijó bien en lo que hacía por esa área. Sucedió que el manakete había llegado en el momento exacto en que aquel peliblanco sostuvo su balde en el aire, porque para él era el suyo, incluso cuando no había manera de demostrarlo. Y este hombre había sostenido el cubo y lo había dejado en el suelo, momento en que el dragón supo que debía tomarlo ahora que podía. Lo que hizo fue aproximarse a paso rápido, muy rápido, y tan pronto se hubo acercado lo suficiente, agarró del hombro a dicho humano con su mano izquierda, y lo empujó hacia atrás con violencia, con toda la intención de desequilibrarlo y lograr que cayera a la tierra. Una vez cerca del balde lo tomó con la mano derecha y lo observó de arriba a abajo, asegurándose de que estuviera en perfecto estado, igual como lo había comprado. Y una vez se hubo cerciorado de esto dio la media vuelta y se encontró cara a cara con el joven. No era prisionero, eso estaba claro. Sin embargo tampoco parecía ser un ciudadano de Senay, pues tenía la apariencia casual de un viajero. Y claro, por supuesto. Por no pertenecer a Senay, seguro creía que podía rondar a sus anchas por la isla, haciendo lo que más le placiera.

 - ...Qué cara de idiota. -dijo Azazel, bajando su mirada de manera provocadora, acercándose a él.- ¿Qué haces en Senay, eh? ¿Piensas ir a ver a los nefastos? -dijo, abriendo las palmas hacia los lados.- Cómo me molestan quienes creen que pueden ir y venir como mejor les convenga...

No tenía razón para hacer aquello. Tenía su balde de vuelta, lo había conseguido antes de que se lo arrebataran sin siquiera saberlo. Y sin embargo le bastaba con ver ese  rostro para sentirse burlado, creyendo que le habían paseado el cubo por toda la ciudad sin que él se hubiera enterado, cuando lo había buscado con tanto ahínco. Azazel hizo una mueca de disgusto, aproximándose hasta poder percibir el aliento del humano. Su rostro serio, se impedía sonreír. Quería ver qué clase de reacción causaba en él.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Miér Jul 26, 2017 6:20 pm

Kmone se sentía confundido por la extraña ira del hombre, lo empujó fuerte por lo cual tuvo que dar unos pasos hacia atrás ensuciándose los zapatos con algo, no sabía bien que era después de haberlo pisado pero era bastante asqueroso, además lo había insultado después de agarrar el balde, en ese momento Kmone no lo entendió pero hizo todo lo posible para mantener la compostura.

Lo de cara de idiota era algo que podría dejar pasar, pero lo que vino después no, de ninguna manera primero estaba por decirle lo estúpido que estaba siendo al hombre que tenía en frente, luego continuaría insultándolo pero se inhibió un poco por el sorprendente parecido entre ese hombre y Mara. -Eres tan rápido para juzgar a las personas como lo son la mayoría de las personas para juzgarte seguro... Deberías controlarte si planeas salir de este infierno algún día.- A decir verdad Kmone había vivido cosas bastante peores que vivir en las minas y, de seguro ese hombre también pero cuando estás en la posición de criminal tras las rejas no existe peor lugar que ese.

-Pensaba buscar unos niños y darles algunos consejos... Solo eso yo una vez estuve en su situación y no me convertí en nada bueno. Pero entonces pateé un balde por no mirar al suelo y cuando lo levanto aparece une pelotudo y me empuja aaaaaaaaaaaaaah pero si lo hubiera dejado así quizás alguien lo pisaba y se caía.- Dijo con el enojo bastante controlado aunque podría haberle hecho cosas peores. -La verdad que con esa actitud me sorprende que Thoth no te mantuviese en una celda o quizás te está dando alguna oportunidad... Hay halcones cerca, no desperdicies esa oportunidad. No pareces alguien joven por lo que deberías saberlo pero eso si... Pareces alguien bastante tonto.- Suspiró y negó levemente con la cabeza. -Como sea... Con permiso.- Continuó caminando hacia el frente pasando por al lado del hombre sin prestarle demasiada atención.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1286


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Azazel el Dom Jul 30, 2017 2:14 am

Levantó ambas orejas y ladeó la cabeza al ver que el otro tenía el valor suficiente para contestarle, verdaderamente curioso de lo que fuera que pudiera salir de esa boca. Oyó que el otro le hablaba juzgándolo y después aconsejándolo, cosa  que logró sacar una expresión incrédula del manakete, molesto, obviamente, por que el otro le dijera lo qué mejor le convenía hacer cuando nunca antes se habían visto las caras. Después de eso la sorpresa no cesó, pues aquel chico bonito empezaba a contar una historia que sinceramente no le importaba, pues ¿Aconsejar niños, ...era en serio? Creía que decía disparates, y le bastaba hasta ahí para considerar que no valía la pena enfrentarlo, por creerlo, como antes había dicho, un idiota.

Sin embargo, oír aquel insulto lo contuvo en esa posición, los párpados bien abiertos, su pose tensa. Miró fijamente los ojos ámbar del peliblanco mientras este seguía hablando, arrugando el entrecejo un poco más con cada palabra que el otro gesticulaba, temblando sus facciones como las de un perro que no teme revelar sus colmillos. El otro mencionó  a los halcones circundantes, pero aquello lo ignoró, pues lo que más encendió las alarmas en Azazel fue que mencionara a su rey gratuitamente. A Thoth, quien justamente lo había liberado de su calvario. Y además, mencionaba otra vez aquella celda, que en cuyo caso era la prisión en las entrañas más profundas de la montaña. Y recordar aquello,  junto con la actitud soberbia con la que aquel sujeto lo escupía en su cara, fue suficiente como para hacer perder al dragón la consciencia de que los estaban observando.

Azazel se encorvó todavía más que antes, y rasguñó con sus uñas el metal del balde que recogía con ambas manos, haciendolo chirrear. Vio que el desconocido le daba la espalda como si nada allí hubiera ocurrido, tentándolo, de esa manera, a arruinar la preciada calma con la que creía que podía irse. Entonces, dejando de respirar, sin llegar a hacer ningún ruido ni con sus manos y pies, Azazel se acercó un paso hacia el peliblanco mientras este caminaba. Y antes de que pudiera alejarse de su alcance, el manakete dio vuelta su balde, y lo tomó de ambos costados. Antes de que sucediera un segundo más, levantó los brazos lo más alto que pudo, sosteniendo aún el cubo, y con gran y brutal fuerza lo dejó caer sobre la cabeza del sujeto, para así atraparlo dentro de la cubeta y así se viera preso de la oscuridad y la confusión. Y teniéndolo así, usaría todas sus fuerzas para sostenerse de él y tirarlo al suelo junto consigo de manera diagonal, golpeándolo contra la tierra que era el suelo. Incorporándose, Azazel intentaría sin recato ni norma intentar morder el cuello del peliblanco aprovechando que no podía ver, con la pura intención de rebanarle alguna vena importante con sus dientes. Su rostro entonces era colérico como el de un animal salvaje, e igual que uno no emitía ninguna clase de queja, apenas sí guturales gruñidos que solo podía oír él. Sus ojos anaranjados brillaban, y sus pupilas se habían afilado. Parecía ser que sus cabellos se habían erizado incluso, por cómo la sangre hervía dentro de sus venas.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Miér Ago 09, 2017 1:36 pm

Kmone cometió un gran error, ese error fue bajar la guardia, debía haber corrido en el momento que escuchó el molesto ruido del balde, el albino continuaba caminando cuando sintió un extraño presentimiento, miró de reojo hacia atrás y, cuando vio que el hombre se le estaba abalanzando encima intentó esquivarlo, hecho muy estúpido de su parte porque si bien evito que la cubeta le quedara en la cabeza, esta le hizo una herida en la cabeza cerca de la frente, tiñendo su cabello de rojo y haciendo que la sangre fluyera por su rostro, llegara hasta su nariz y se bifurcara mayoritariamente hacia la derecha, dejando una pequeña gota del otro lado de la nariz.

Era obvio que debería pelear, de hecho algunos meses atrás hubiera saltado a pelear directamente, sin embargo, era difícil pelear cuando de repente estaba en el suelo, su visión no era del todo clara y el hombre estaba encima suyo golpeándolo. Kmone se estaba volviendo débil, estaba confiado de que en Senay nada le pasaría, ese fue un error muy grave que definitivamente no volvería a cometer. -¡GHAAA!- Se quejó el albino mientras buscaba algo punzante, lo único que encontró fue el frasco de veneno que, rompió y clavó a un costado del hombre que tenía encima justo cuando este le acercó su rostro para hacer quien sabe qué, las orejas largas le daban una facilidad a Kmone quien, abrió su boca y la cerró fuerte mordiendo la oreja del hombre y estirando para fuera para hacerle más daño, no era la primera vez que usaba sus afilados dientes como defensa, pero generalmente acostumbraba a morder manos o brazos, pero este no era el caso, en Senay terminaba mordiendo cosas raras pero no era solo eso, en Senay terminaba mordiendo en general, lo cual no era algo demasiado común.

El veneno tardaría poco tiempo en hacerle efecto, no lo dormiría, cosa que sería muy útil tener un veneno que cumpliese esa función, sin embargo debilitaría el cuerpo del rarito que lo había atacado sin razón, eso le daría la oportunidad a Kmone de pararse y, por supuesto, continuar peleando porque sería estúpido huir a esas alturas, lo mejor quizás, era continuar luchando hasta que algún halcón los terminase separando. Kmone no dejó de morder la oreja en ningún momento, lo seguiría haciendo hasta que el hombre se quitase de encima.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1286


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Azazel el Jue Ago 10, 2017 4:21 am

Reflejos, el maldito los tenía. Por un momento creyó haberlo sorprendido como a todas sus víctimas ateriores -las que recordaba, al menos-, pero el peliblanco probó ser más rápido que él, cosa que no era difícil en realidad. Azazel no tenía impulso, y aunque por su constitución no pesaba demasiado, siempre utilizaba el agarre y la embestida para hacerse con sus víctimas. Si no les superaba al principio, bloqueándoles cualquier manera de defenderse, se encontraba en desventaja, igual que entonces. Quizás había logrado lanzar al sujeto al suelo, pero al intentar morderlo con sus dientes, que eran lo que más había que temer de él, se encontró con que el albino le clavó algo punzante entre las costillas. El manakete se ladeó de la sorpresa, creyendo que quizás había utilizado un cuchillo contra él, pero aquello apenas le causó una herida superficial que manchó un poco de rojo su descuidada camisa. No sintió nada más, al menos no por ahora pues la adrenalina recorría sus venas como un torrente y lo mantenía indiferente al dolor.

Sin embargo, fue en cosa de segundos en que, jugando la misma carta, el extraño se atrevió a morderlo a él. Azazel abrió los ojos de par en par, abrió la boca para emitir un breve quejido, y viéndose atrapando así no pudo reaccionar de otra forma que intentando separarse de él. Intentó arañarle la cara y los ojos con sus garras afiladas, empujarle el estómago a patadas aprovechando que estaba encima de él, usar sus brazos hasta que por fin lo soltara. Y entonces se dejó rodar hacia atrás, reincorporándose tan pronto pudo. Tenía la espalda encorvada, y los brazos caídos. Tan solo se descuidó un momento para palpar su oreja, para descubrir si es que el otro le había hecho algún corte. Justo por detrás del cartílago sintió la forma de la mordida, y sangre salir de ella. Y además de eso, varias cicatrices que no recordaba tener, seguro de tiempos pasados. Azazel sacudió la cabeza, y mirando fijamente al peliblanco, gruñó hacia él y observó a su alrededor por si encontraba una manera de volver a hacerle daño. El balde ensangrentado estaba allí, doblado por el golpe, y más allá una pala abandonada, la cual seguramente utilizaban para arrancar las mismas setas que él había destrozado. Entonces, sin quitar la vista de su enemigo, se apresuró hasta la pared para agarrar la herramienta con la mano derecha. Era grande y estaba un poco oxidada, pero seguía viéndose peligrosa en la punta. Teniendo esto entre manos, corrió hacia el sujeto y, aprovechando la diferencia de altura entre ellos, intentó golpearlo en las piernas con la pala, tirándose hacia delante por si intentaba retroceder, casi abalanzándose a sus pies para así volver a atraparlo. Costaba su esfuerzo, pues al usar sus brazos sentía incómodos tirones en su espalda, como si estuvieran clavándole un cincel por los costados y la espina. Pero hacía su mayor esfuerzo, y aunque pronto el veneno fuera a hacer efecto en su sangre, parecía ser que hasta ahora era inmune a esos trucos.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Vie Ago 25, 2017 7:47 pm

Entre la adrenalina y el dolor, las náuceas y leve mareo de Kmone provocados por el baldazo eran casi imperseptibles, el albino mordía con fuerza la oreja del hombre, era una oreja extraña, mucho más duradera que las orejas humanas en general omitiendo el claro hecho de que eran diferentes. Evidentemente el hombre iracundo atacó a Kmone provocándole múltiples daños en el rostro y el pecho, el albino sentía la sangre correr por su piel, sentía el gusto de la sangre en su boca y se sentía acorralado, al borde de la muerte, empezó a apretar los dientes con más fuerza hasta que aparentemente el loco se apartó de Kmone, que se levantó con un poco de esfuerzo, su ojo derecho estaba tapado por su cabello teñido de rojo sangre, mientras que en su ojo izquierdo se podía apreciar odio y una clara sed de sangre, el albino se arrancó la bufanda y la arrojó al suelo, miraba al enemigo con el seño fruncido y apenas tenía abierta la boca para respirar, sus blancos dientes estaban cubiertos por el rojo de la sangre y por los costados de su labio caía sangre que no era de él.

El albino juntó saliva sobre su lengua y escupió, el escupitajo era completamente rojo, si bien la sangre se había ido casi toda al escupir el gusto a hierro todavía permanecía en la boca de Kmone. En un estado normal hubiera pensado en cómo darle en antídoto, la adrenalina del momento hacía que la sangre fluyera más rápido o algo así, en fin de seguro el veneno haría efecto más rápido debilitando a su objetivo, debía darle el antídoto antes de que se ponga mal en serio, sin embargo no era el caso. A Kmone no le importaba tener problema con los halcones, no pensaba en Ches ni nadie, estaba enojado y, la ira que sentía en ese momento había desatado algo que estuvo dormido por mucho tiempo, el asesino interior de Kmone, más allá del dolor de su cuerpo, del leve mareo y lo aturdido que tenía el oido derecho, el albino se paró recto y esperó el ataque del hombre moreno. -Torpe... Fuerte... Lento... Es lo contrario a un mago, pero lo puedo matar.- Kmone se había tirado hacia atrás apoyando una mano en el suelo para no caer mientras miraba la pala, con su mano libre formó un puño y le pegó a la pala provocando que volara metro y medio atrás luego, giró su cuerpo para estar apoyado con ambos pies y ambas manos en el suelo para impulsarse hacia adelante y pararse, aunque el mareo provocó que no le saliera del todo bien y le costó pararse.

Una vez parado miró a su oponente, empezó a tranquilizar su respiración, serenar su corazón y moverse lentamente sin hacer ruido, fue entonces que escuchó una bolsa caer del otro lado de la calle, llamarían a los halcones, el tiempo que tenía para matar al hombre se había reducido. Sin dar más vueltas empezó a embestir contra el moreno para ponerse a sus espaldas y tirar una patada alta para intentar golpearle la cabeza del lado izquierdo.
Skill:
(En el anterior post fue Filo Carmin.
En este Post usé desarmar.)
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1286


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Azazel el Sáb Sep 09, 2017 3:46 pm

Azazel no pensaba realmente en lo que hacía, enceguecido entonces por su propia ira. No adivinaba aún todo el repertorio de habilidades de su rival, razón por la que aún luchaba contra él tomándolo como poca cosa. Lo único que deseaba entonces era desgarrarle la piel con aquella pala, y mudo de palabras, y con los ojos sin enfoques, atacó. Y claro que el desconocido lo esquivó al verlo venir directamente, por lo que el manakete se giró intentando perseguirlo, sin pensar en que poniéndose así de cerca su arma iba a correr peligro de ser arrebatada. Y como en verdad no podía sostener la pala con mucha fuerza, pues sus tendones sufrían al apretar demasiado el mango, la herramienta salió disparada por los aires al ser repelida con un puñetazo, muy lejos como para volver a recogerla.

 - ¡Nghh! - se quejó de manera gutural, sus gruñidos igual de amenazantes como los de una bestia verdadera, lo que hacía sorprendente que alguien con su apariencia pudiera emitirlos con tanta facilidad.

Vio que su enemigo se levantaba, cosa que lo enfureció todavía más, creyendo que había perdido su ventaja. Ahora no veía por donde rodearlo, ni lugar por el cual atacar. Todo estaba en su contra, y aún así no desistía. Ya ni siquiera se trataba de su enceguecimiento, ni de orgullo, ni de ira, ya que podía ver en los ojos ajenos la intención de acabar con su vida. Si elegía rendirse, bien estaría aceptando la muerte. Por eso, al oír la señal de que los halcones vendrían a detenerlos, encontró en aquel sonido un alivio que nunca creería de esa fuente. Tan solo debía resistir un poco más, atacar si podía, huir. Cuando vio que el albino corría hacia él, respondió girando con violencia contra un lado, sin ni siquiera fijarse en qué había ahí, todo para poder evitar una patada que pudo habero noqueado.

Terminó chocando contra algo todavía más duro, la pared de roca, con toda la espalda. Aquello le sacó el aire de los pulmones, y lo dejó sentado, apoyado contra esta misma piedra, mientras miraba hacia delante. Azazel buscó inmediatamente al desconocido, y al verlo se recogió de manera agresiva, tensando sus manos y gruñendo. Aquella pared había golpeado su punto débil, sus cicatrices. Por ello sentía el cuerpo completo temblarle, incluso si no era así. Tuvo que poner las manos en la tierra para poder sostenerse, acorralado. No adivinaba qué haría el peliblanco teniéndolo bajo su mirada, pero podía suponer que no se trataría de nada agradable. Azazel lo miraba desafiante, intentando ponerse de pie mientras tambaleaba, haciendo tiempo.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Dom Sep 10, 2017 12:04 pm

Al fallar aquella patada, Kmone no tuvo más remedio que dar un giro siguiendo la trayectoria del ataque, lo cual terminó por marearlo un poco más de lo que ya estaba, dio dos pasos hacia el costado tardando unos segundos en estabilizarse, por suerte a su rival le había ido peor, se había chocado contra el arbol y había quedado ahí, de seguro el veneno ya había hecho efecto, solo era cuestión de tiempo para que el asesino terminase de matar a Azazel.

Una vez parado medianamente bien, mostró sus dientes al laguz y empezó a correr contra él, la sed de sangre de Kmone aumentaba cada vez más, el enojo se transformaba en un gran odio hacia esa persona, un odio injustificado la verdad, porque ya a esas alturas no recordaba por qué había empezado aquella pelea, no era como su antiguo odio hacia los magos que estaba "justificado", ahora solo quería matar pero para hacerlo necesitaba odiar a esa persona, Azazel había despertado un verdadero monstruo que dormía en lo profundo de la mente del asesino, ese monstruo podría tener nombre y apellido tranquilamente pero lo que más lo identificaba era que deseaba matar por placer, sin ninguna justificación, un monstruo que solo podía ser despertado por un profundo odio.

Ya cerca del laguz, agarró su cabeza con ambas manos y empezó a golpearlas contra el muro para atontarlo más y más, con ayuda del veneno probablemente debería no solo sentirse débil sino que muy mareado, luego pensó en la forma más cruél de asesinar a alguien que, para Kmone era exactamente la misma forma en que habían asesinado a su hermana, quizás ese hombre recibió un odio de parte del asesino igual al que recibia Azazel en ese momento injustificadamente, el laguz no era nada parecido a ese hombre más allá de su musculatura pero eso era lo de menos. Kmone una vez que terminó de golpear la cabeza del hombre contra el muro empezó a apretarla, haciendo presión con sus pulgares a los ojos del laguz. -¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!- Empezó a gritar al par que empezaron a brotar lágrimas en sus ojos, en ese momento solo veía a aquel hombre asesinando a su hermana pequeña, conforme que apretaba con más fuerza los gritos se hacían más y más fuertes. Por suerte, se empezaron a oír el vuelo de los halcones, en ese momento Kmone volvió en sí, pero tenía que hacer una última cosa, tomó el antídoto de su cinturón, rompió el frasco y lo clavó en la piel de Azazel, pronto el veneno desaparecería de su cuerpo y los halcones ni siquiera lo notarían, no podía darselo en la boca por dos razones, primero probablemente lo escupiría, segundo sabría que estaba envenenado cosa que era mejor omitir. Finalmente Kmone arrojó lo que quedaba del frasco a un lado y dio tres pasos hacia atrás cayendo atontado de cola al suelo y con sus ojos llenos de lágrimas.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1286


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Azazel el Dom Sep 10, 2017 7:25 pm

Sabía que aquel sujeto lo alcanzaría, que no podría evitarlo y que lo sufriría. Pronto se sintió aún más débil, tanto que se dio cuenta que no podía moverse, por lo que al lograr ponerse de pie, tuvo que apoyarse hacia atrás para no caer, porque sus piernas apenas lo sostenían. Y fue cuando vio al peliblanco correr hacia él, lo que quiso negar con un puñetazo mal apuntado que pegó solo al aire. No hubo tiempo para esquivar y así evitar que le agarrara la cabeza. Cuando lo hizo su primer instinto fue sostenerse de los brazos ajenos para quitárselos de encima, pero la fuerza le faltaba, tan débil que ni siquiera lo hizo temblar. El manakete abrió la boca, mostrando sus colmillos, sin embargo ningún sonido salió de ella. Fue entonces que sintió que lo atraía hacia él, y aquello solo podía significar una cosa.

Con los ojos abiertos y los dientes apretados con firmeza fue que Azazel aguantó el primer golpe sin emitir queja alguna. Pero cedió, y debió cerrar los ojos al segundo, ya que estos ya no le respondían. Cada azote nublaba más su mente, su vista, y acrecentaba más el efecto del veneno en su cuerpo. Sangre empezó a brotar de entre sus cabellos, manchando todo su cuello de un vivo rojo, y con ello las manos de quien lo atacaba. Nada cruzaba en la mente del dragón más que el sufrimiento, ya ni siquiera preocupándose de quien se lo causaba, porque fácil le sería olvidar su rostro si acababa desmayándose. Solo se mantenía despierto por el dolor, el cual estaba lejos de detenerse. Porque entonces, a pesar de que los golpes hubieran terminado, el ataque no cesaba, siendo que ahora el desconocido iba con sus dedos.a por sus ojos. Los párpados de Azazel se cerraron con aún más fuerza, aunque no fueron suficientes para negar la presión que sintió, la extraña sensación, además, de que tocaran aquellos ojos tan sensibles con esa fuerza.- ¡GR..HG... AAAAAHHH! -gritó desesperado, sientiendo cómo la piel de su cuenca se cortaba y llenaba también de sangre su rostro.

No sabía qué habría pasado si el albino hubiera continuado haciéndole aquello, pero se detuvo. Aunque antes de dejarlo en paz, clavó en él otra cosa, a la que no se resistió, porque ni siquiera pudo enterarse de qué era. Azazel abrió sus ojos entonces, lo miró hacia delante, y por el simple peso de su cuerpo calló como un árbol de cara hacia la tierra, derrotado. Fue entonces que los halcones los señalaron, encontrándose con aquella terrible escena. Descendieron de los aires e ignoraron al albino, poniendo prioridad en el prisionero que habían encontrado. Lo hallaron cubierto de sangre, a punto de perder el conocimiento, y lo primero que hicieron fue enderezarlo para verle el rostro. Las pupilas de Azazel siguieron sus caras, aunque muy lentamente, adormecido. Entonces lo volvieron a dejar caer.

 - Es el prisionero que el rey liberó... -murmuró uno.- sabía que no funcionaría. Debemos informarle a Thoth... y quizás así lo devuelva dentro de la montaña. -sonrió, y el otro asintió, correspondiéndole con una risa. Luego fue que se voltearon hacia atrás y vieron al extraño dolerse, con lágrimas en sus ojos y también cubierto de sangre.- ¿Este prisionero lo atacó sin provocación, no es verdad? Nuestras más profundas disculpas. Apenas ha salido, y...

 - ... N...no. -gimió Azazel de repente, llamando la atención de todos.- n-no... U-ugh... No, Duma, no... -aún de cara al suelo, el manakete rompió en un llanto silencioso, mirando con un rostro desprovisto de vida su alrededor. ¿Significaba que lo devolverían? Se arrepentía enteramente, y podía verse en sus ojos. Esperaba simplemente que ese no fuera el fin de su recién conseguida libertad.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Vie Sep 15, 2017 5:00 pm

Kmone se compadeció del laguz, recién ahí se puso a pensar lo que realmente había hecho, se limpió las lágrimas y de repente sintió enojo hacia los halcones al hablar de aquella manera tan molesta, sabía lo que era ser tratado así, ser menospreciado solo porque tuvo mala suerte, quizás ese hombre no era un niño como los que estaba buscando para ayudar pero si era alguien con mala suerte, quizás la misma mala suerte que el albino en un pasado, la diferencia entre ellos dos era que Kmone si había tenido segunda oportunidad. Kmone se paró con dificultad y se miró las manos llenas de sangre, su cabeza dolía, pero no era nada comparado a lo que le acababa de hacer a aquel hombre y encima lo mandaría a la jaula, no podía hacer eso, no le daba el corazón para hacerlo entonces, suspiró y se acercó a los halcones.

-Es cierto... Yo no empecé la pelea... Sin embargo participé y tuve la culpa de que él se enoje. A veces las personas como él o como yo estamos todo el tiempo en guardia, pateé un valde por accidente, por el material de mi zapato hace un ruido parecido al de un arma chocando contra el metal. Meses atrás quizás hubiera huido de ese ruido pero ese era mi estilo, hay otras personas que lo enfrentan de frente... Es diferente... Además cuando el hombre este me encaró, no vino a luchar solo dijo algunas cosas sin sentido, yo pasé por al lado e instintivamente choqué con él y, eso es suficiente para provocar una pelea.- Si había mentido pero era lo que había, le estaba dando una segunda oportunidad a ese laguz, una segunda oportunidad que quizás no tendría nunca más. -No dejaré que este hombre termine tras las rejas después de que es el que más salió herido, en todo caso fui yo quien se excedió pero... Digamos que mis últimos momentos de vida no fueron los más tranquilos, estoy siempre atento... Supongo que es culpa de mis tiempos en Renais, no fueron nada fáciles.- Más y más mentiras, pero era mejor eso que andar con la conciencia molestándolo, por suerte los halcones se habían quedado sin habla, por suerte apareció Cirilio para salvar el día, fue en ese entonces que Kmone suspiró. -¡Cirilio! No hemos lastimado a nadie, por favor ruego perdón por mi y por él, también debo pedir que lo atiendan lo antes posible ya que me he excedido con la fuerza lo lamento mucho.- Dijo haciendo una raverencia hacia Cirilio, por supuesto no podía explicar cómo había ganado, ya que en condiciones normales no hubiera tenido ni una sola oportunidad, afortunadamente Cirilio lo entendió y no preguntó nada. -No merece ir a alguna celda, quizás trabajar en las minas pero solo eso... Lamento la molestia, me retiraré hay alguien que me puede curar, no te preocupes por ello.- Cirilio, el primo de Thoth solo asintió con la cabeza y dijo: -Déjalo en mis manos.- Por suerte los otros halcones no hablaron y el albino desapareció de allí lo antes posible, mejor alejarse y hacer como si nada hubiera pasado.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1286


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Eliwood el Jue Sep 21, 2017 12:16 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Ambos obtienen +2 EXP.

Se procede a su tirada gratuita del dado Suerte, cuyo resultado será la recompensa para ambos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3174


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Narrador el Jue Sep 21, 2017 12:16 am

El miembro 'Eliwood' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Suerte' :
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
2534


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Paga lo que debes [Priv. Kmone]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.