Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cajón de ofertas - Legendary edition.
por Lissa Ayer a las 8:54 pm

» Transacción entre personajes
por Hrist Ayer a las 7:36 pm

» [Entrenamiento] Do I not destroy my Enemies when I make them my Friends? [Priv. Kuroyuki]
por Kuroyuki Ayer a las 7:28 pm

» [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]
por Mishael Ayer a las 5:07 pm

» [Social] Oskoreia [Privado; Hrist]
por Sindri Ayer a las 3:00 pm

» Convoy
por Sindri Ayer a las 2:55 pm

» Tienda de items
por Eliwood Ayer a las 2:35 pm

» Registro de Support
por Eliwood Ayer a las 2:33 pm

» Tienda de armas
por Eliwood Ayer a las 1:20 pm

» Venta de artículos
por Eliwood Ayer a las 1:17 pm

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 18, 2017 4:18 pm

Claro que no iban a dormir esos fortachones guardias de Mitgard. ¿Por qué hacerlo cuando probablemente en Silesse tuvieran cosas que Mitgard, por lo lejana que era de la isla central, no podía ofrecerles? Comida, bebida, mujeres, en aquella pequeña taberna a altas horas de la noche abierta parecía tener todo lo necesario para animar a los hombres de las frías noches heladas. Había abandonado Mitgard, pero aún no había logrado dar de algún lugar más cálido y no solo porque el frío le caía mal, sino también porque moría de curiosidad por ver la expresión de Brynjar ante un lugar más caluroso... Hablando del Jarl ¿Donde estaba?

Miró a un lado y otro, intentando entrever algo entre la parcial oscuridad que dominaba la taberna, pero no habían más que hombres y mujeres sentados a mesas, bebiendo y charlando sin mucha otra preocupación. Tampoco los iba a reprochar, al menos aquellos guardias que los habían acompañado tuvieron que soportar un aburrido viaje en barco entre las frías aguas que parecían a punto de congelarse y él, simplemente había supuesto que a pesar de transformarse en dragón habría terminado por congelarse también y esa, teniendo en cuenta donde aterrizarían, parecía ser una horrible idea. Pero no había rastro alguno de Brynjar ¿Dónde...? Se movió en la silla alta delante de la barra y al, efectivamente no encontrar nada suspiró y volvió la mirada al frente, hacia el humano de entrada edad que parecía ocupado sirviendo a un lado y otro.

Apoyó su cabeza entre ambos antebrazos cruzados sobre la barra, ocultando su rostro con una tela de dorada cabellera. Desanimado cerró los ojos y dejó que el silencio fuese roto por los murmullos de los clientes y el chocar de las jarras. Podía decir con certeza quienes eran soldados de Mitgard y quienes en cambio desconocidos para él, después de todo, sus voces eran inconfundibles, o al menos así lo creía él.

"...  Si siento que te quiero, no necesito saber porqué te quiero..."

Con aquellas palabras resonando en su cabeza se levantó súbito, avergonzado, probablemente ligeramente sonrojado como la primera vez que las había escuchado, eso hacía ya tiempo atrás. El dorso de su mano pasó por su mejilla, agradeciendo que la parcial oscuridad de aquella taberna no dejase las cosas demasiado obvias. ¿Por qué? ¿Por qué ahora después de tantos años lo empezaba a recordar? Pensaba haber bloqueado aquellos sentimientos, aquellos recuerdos. Miró hacia un lado, despistado, intentando volver nuevamente a ocultar aquellos recuerdos, aunque en aquél instante no fuese más que unas palabras.

En ese momento, antes de que se diese cuenta, el posadero dejó un vaso delante suyo. Tras la sorpresa inicial, y en cuanto levanto la mirada al hombre, este rió, alegremente– Jujuju toma, cortesía de la casa, parecías aburrido, no puedo permitir que alguien se aburra en mi posada –Quizás luego le reprocharían por eso, pero sabiendo como era Suryha no había muchas otras posibilidades. Se dejó llevar por la curiosidad y acercó el vaso a él, curioso, sin poder evitarlo. Lo olisqueó y, llevándolo a sus labios le dio un pequeño trago, relamiéndose poco después– Te lo agradezco... ¡Que dulce!... Hum... ¿Vino? –El tabernero asintió varias veces con el gesto de la cabeza.

¡Claro! ¿Cómo olvidar aquél sabor? ¡No había forma! Sonrió, satisfecho.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 01, 2017 11:09 am

El camino de vuelta a Miletos se le estaba haciendo realmente largo, sobre todo porque el mismo lo estaba intentando alargar lo mas posible. Le gustaba aquello de viajar, aunque no podía hacerlo demasiado, por eso intentaba alargar lo máximo posible su viaje. Silesse se estaba convirtiendo en uno de los lugares donde mas tiempo había estado aparte de Thracia, no es que fuera tampoco un lugar muy cómodo donde vivir, el viento, el frío, era todo muy diferente a las cálidas costas de Miletos, a las agradables brisas de su ciudad. En general el clima era muy diferente a lo que el estaba acostumbrado, viniendo de un lugar tan fertil y con un clima tan agradable. Aun así Vallum estaba disfrutando bastante de su visita a Silesse, había visto estatuillas en honor a Forseti y la nieve...cuando era para luchar o avanzar no le gustaba, pero cuando tenía tiempo libre podía disfrutar de su tacto,podía crear muñecos de nieve, mucha gente se le quedaba mirando cuando los hacía pero a el le daba igual, le parecía divertido.

Lo único que no se podía hacer allí pero si en Miletos era poder dormir en casetas de campaña o a la intemperie, aquello era imposible en un lugar tan helado, por eso en su camino había tenido que hospedarse en varias tabernas, era mas caro, pero al menos no moriría de frío, de todas formas no gastaba nunca demasiado dinero de su paga en Miletos, solo cuando encontraba alguna que otra baratija que no había visto antes, normalmente de países en los que nunca había estado. Ya era tarde para seguir por el pueblo haciendo muñecos de nieve y comprando cosas así que se dirigió hasta la taberna mas cercana. Cuando entro dentro lo primero que hizo fue pedir una habitación y alguna bebida caliente que tuvieran. -Aun me quedan unas cuantas jornadas de viaje...creo que me queda bastante dinero aun... Susurro para si mismo el inocente castaño que parecía agarrar una bolsa de cuero de considerable tamaño, que parecía llena de dinero. Las primeras en darse cuenta de aquello fueron dos damas de largos cabellos pelirrojos de voluminoso busto, vestían con unos vestidos de telas algo finas para el clima, aunque se tapaban un poco con pieles de malta que colgaban como bufandas de sus cuellos.

Ambas damas se acercaron al joven general con unas sonrisas seductoras, moviendo sus caderas de forma provocadora hasta que llegaron a su lado, la mas mayor de las dos se pego al joven que parpadeo varias veces extrañado. -Eh...perdón... Las dos mujeres rieron coquetas y la mayor entonces hablo. -Que hace un joven tan mono como tu tan solito? Podemos ayudarte bravo guerrero...debes estar cansado de llevar esa armadura, podemos quitártela. La mayor entonces intento quitar una de las placas de su hombro, pero el joven intento separarse negando y algo nervioso. -Eh...no, perdonad pero yo no...a mi no...bueno... Se fue separando a lo que las dos mujeres se quedaron mirando extrañadas, normalmente todos los hombres se rendían a sus encantos, la mayor entonces agarro del brazo a su compañera mas joven y le agarro bruscamente los pechos como mostrándoselos al chico que parpadeaba sorprendido. -Crees que acaso vas a encontrar mejores pechos que estos en este lugar? Vamos te lo dejaremos a mitad de precio...porque eres guapo. El joven ya no sabía como negarse, se veía en una situación muy incomoda y de la que no sabía como salir.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Mar Jul 11, 2017 8:17 am

Relamió sus labios y su atención viró en dirección al pequeño escándalo que tenía como centro a un muchacho y dos de las mujeres que allí trabajaban. Sonrió de lado, ladino y se movió un poco, quedando de lado en dirección a ellos, aún removiendo el vino en el vaso, jugueteando al no estar en su ser el quedarse quieto. bebió el último trago y dejó el vaso apoyado en la mesa. Se movió, apoyándose en la barra de madera y miró hacia delante con clara curiosidad resplandeciendo en sus dorados ojos que tanto recordaban a los de un felino.

Bien, ¿qué podía hacer ahora? No, ¿qué haría? ~

habían dos opciones, la primera y la más aburrida, dejar al pobre chico que lograra la forma de escapar de los pechos por si mismo, la segunda, y la que más le estaba gustando, era hacer algo y ayudarle. ¡De todas formas! No tenía nada que hacer y tampoco iba a ser reprochado por dar una mano a alguien en problemas ¿Cierto? Pues al fin y al cabo ¿No era eso que se suponía era lo correcto hacer? Habría sido buen chico y le habría preguntado a Brynjar... Pero como Brynjar no estaba y tampoco quería ir a buscarlo... ¡Oh, bueno! ¿Qué mal podría hacer? Se bajó de un pequeño salto del taburete al suelo y con el silencio propio de un depredador y la elegancia de una bella dama, cosa que realmente no era, se fue acercando al pequeño grupo.

Se preguntó si los soldados de Mitgard que los habían acompañado se fijarían en eso y se lo irían a chivar a Brynjar como se toparan con él. Pero... ¡Oh, daba igual!– Oh, no negaré que tienen una belleza envidiable –Habló, como siempre, habló a pesar de que nadie le había preguntado, habló a pesar de que nada tenía que ver con ellos y eran, todos unos completos extraños. Pero no era eso lo que le iba a frenar, ni preocuparse. Miró a ambas mujeres– Pero, este chico me pertenece desde mucho antes de que pusieran en él sus ojos – Y sonrió. Realmente le daba igual si lograban percatarse de que era un hombre, o pensaran que era una mujer plana. Paró delante del joven general y con absoluto descaro extendió sus brazos, rodeando su cuello en un sinuoso movimiento.

Pegó su pecho al del otro, a punto de dibujar una pequeña mueca al sentir su armadura fría en contraste a su propia temperatura, más cálida por haber pasado allí toda la noche. Los adornos que colgaban de sus mangas tintinearon en contacto con la armadura y Suryha posó su atención en los ojos del más joven, más joven porque él era un dragón, y en sus labios una traviesa sonrisa se formó– Confío en que no me abandonarías por alguna otra mujer ¿Cierto? ~ Aunque sean tan hermosas como estas dos –Las miró de reojo, divertido. Nunca estaba de más algún que otro halago, era más simple que le dejaran salirse con la suya y no se quejaran. Y claro... Para cualquiera ellas eran bellas, incluso para él, pero... No lo iba a negar... tenía otros gustos, prefería los cuerpos más musculosos, los brazos firmes y la voz grave. Pero, al momento solo quiso ayudar un poco, porque se veía incómodo y porque era capaz de sentirlo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 31, 2017 11:02 am

La situación realmente no podía ser mas incomoda, o eso creía el joven castaño que intentaba separarse de forma respetuosa de aquellas dos damas que no paraban de acosarle. Varias personas estaban mirando, no es que fuera todo el mundo ya que muchos borrachos ni se habían dado cuenta y otros estaban con sus cosas...pero había gente mirando. Rechazarlas podía ser peligroso en un reino extranjero, allí no sabía como podrían reaccionar la gente ante sus gustos, aun cuando no le gustaba esconderlo para nada, aquello estaba lleno de borrachos y hombres muy grandes y estaba cansado...bastante cansado para ponerse a luchar y crear algún problema entre Silesse y Thracia. Lo cierto era que aquellas dos damas debían de haberse fijado en su armadura, símbolo de que al menos era un hombre con dinero, tanto como para poder costearse algo tan caro como una armadura, en aquel negocio tenían que buscar a las personas que a ellas les convenía.

El joven chico termino chocando contra la pared de la taberna mientras iba hacia atrás muy avergonzado y mirando hacia los lados viendo como no tenía escapatoria, como los pechos de aquella chica se acercaban cada vez mas hacia el, era inevitable, tendría que recibir aquel par de pechos. Cerró sus ojos fuerte pero lo que sintió y escucho le extraño bastante. La voz claramente no era de ninguna de las dos chicas. Cuando sintió que aquella voz se acercaba mas a el empezó a abrir sus claros ojos y entonces fue cuando vio a aquel...¿Era un chico verdad? O si era una chica no tenía los pechos de sus dos compañeras. Seguía igual de confundido mirándolo a los ojos, y observando sus facciones, definitivamente era un chico. -Yo eh...bueno...es lo que intentaba decirles, claro...

Ambas damas miraban extrañadas aquella escena, con unas muecas extrañas entre decepción y asco, mirando a ambos chicos en aquella posición, realmente no sabían si era una chica o un chico aquel que les había quitado la que sería una de las presas mas suculentas de todo el bar, pero desde luego estaban bastante cabreadas porque hubieran perdido el tiempo y también con que se lo hubieran arrebatado tan rápido. -Hoy tenemos presas para todas...pero ten cuidado, aquí soy yo la que corta el bacalao. La mujer asintió levantando su rostro con un deje de desprecio hacia ambos y se fue con su compañera a intentar algo con alguno de los guardias que habían llegado desde Mitgard. Cuando estuvieron lo suficientemente lejos el joven suspiró de forma pesada pero al tiempo volvió a ponerse nervioso mirando al otro joven muy sonrojado y avergonzado. -Yo...eh...muchas gracias, ¿Queréis que os invite a algo? Porque...le había ayudado no? No lo conocía de nada ni lo había visto nunca, así que esperaba que fuera porque lo vio en problemas. Ahora sentía curiosidad en conocer a aquel extraño chico.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 09, 2017 12:00 pm

¡Oh, pobre chico! ¿Por qué estaba sonrojado ahora?

En silencio observó a las otras dos mujeres de reojo. Desprecio y disgusto, no era la primera vez que las notaba, de hecho, aquellas miradas tanto le recordaron a la dragona que supuestamente fue como una madre para él, y lo que había hecho, que casi deseó carbonizarlas en aquél preciso instante. ¿Por qué todas se sentían con derecho de juzgar a los demás? De decidir, sin siquiera conocer, aquello que sería o no apto para una persona, aquello que sería o no normal. No todos tenían los mismos gustos, sería aburrido si así fuese. Al no tener todos los mismos gustos, tampoco existía una norma escrita en papel o piedra para decir que dos hombres no podían quererse como un hombre y una mujer podrían hacerlo. Solo era cosa de una norma moral... Una moral que él hacía tiempo había dejado de lado.

Esbozó una sonrisa ante las palabras de aquella que parecía ser la "jefa" de todas aquellas muchachas destinadas a complacer a los presentes, menos él, claro, y ahora, al muchacho que seguía teniendo abrazado del cuello con suavidad y coqueteo. Le daba realmente igual que descubriesen que sus gráciles facciones en realidad eran de hombre, de todas formas estaba también acostumbrado al trato de los hombres de Mitgard. Pero, al darse cuenta que parecían estar dispuestas a desistir, se alejó unos pasos del chico, descolgando sus brazos y dejándolos caer a un lado y otro con el propio tintineo de los adornos de sus mangas. Sus dorados ojos, ligeramente rasgados se fijaron en los claros ajenos y por segunda vez una ladina sonrisa se apoderó de sus labios.

¡Ah! Pero que tierno, seguía avergonzado~ Quizás...– No agradezcas. Parecías... –Parpadeó, interrumpiéndose de golpe. Espera, espera, espera. Si Brynjar descubría que estaba siendo informal, terminaría reprochándolo. Ese muchacho parecía ser alguien bastante importante, al menos por su armadura. ¿Quizás un soldado? De todas formas, no podía simplemente jugar, a pesar de que no entendía ese tipo de cortesía innecesaria– ¿Parecía? –Volvió a sonreír, volviendo a empezar– Parecía estar en apuros. A veces las bellas damas pueden ser algo pesadas. Y realmente no necesita invitarme a nada, pero, si no tiene nada mejor que hacer... ¿Me acompañaría un rato? –Con un gesto de la barbilla señaló hacia los hombres de su Jarl, tonteando con las mujeres que parecían encantadas– Ellos no son lo que se llamaría una linda compañía ahora mismo –Uno que otro desvió su atención hacia Suryha, pucherosos como si hubiesen recibido un insulto, él simplemente les sonrió y volvió al chico su atención.

Volvió a avanzar, llegando hasta el lado del otro y lo rodeó, solo para poder quedar en la misma dirección y poder acercarse un poco más a él– Perdóneme, no fue mi intención incomodarlo. ¿Quizás me acerqué demasiado? –Cerró los ojos un instante, cuando los volvió a abrir directamente giró su cabeza hacia el otro, su dorado cabello se balanceó un poco, cayendo por sus hombros– En lo personal, prefiero la compañía de un hombre –Se encogió de hombros y volvió a caminar hacia el frente, en dirección a uno de los taburetes que anteriormente había estado ocupando, casi al final de la barra, donde la luz era menos cegadora y el calor no tan persistente. Prefería la suave penumbra, el calor tibio, poder ver en silencio todo lo que sucedía y dejarse llevar por los recuerdos como hacía unos momentos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 27, 2017 11:22 am

Las mujeres terminando por desistir, después de todo ahora había soldados para todas, aunque aquellos soldados no tenían armaduras tan grandes como aquel chico, podrían  seguir consiguiendo dinero. No siguieron insistiendo y se alejaron suspirando, ambas dando solo un ultimo vistazo a los dos hombres y se fueron a complacer a algún otro soldado desprevenido que estuviera agradecido de ver sus sensuales atributos. Realmente había sido un día muy raro e incomodo, nunca antes le había pasado nada así en su vida y seguía pasando...seguramente si aquel chico no se hubiera acercado habría tenido incluso mas problemas. -Me he bloqueado por completo...no sabía que decirles ya para que me dejarán, esto no es lo mio. Rió entonces rascándose la nuca mientras observaba al otro sonriendo ampliamente aun ligeramente sonrojado.

La verdad es que no tenía ya nada que hacer, solo descansar y volver con su viaje de vuelta a Miletos, después de todo no conocía a nadie de aquel lugar, salvo ahora a aquel chico y a aquellas dos desagradables damas a las que no quería seguir conociendo mas. El joven, sin embargo, se le antojaba misterioso, parecía compartir sus gustos, al menos en cuanto a sexualidad y amor, aunque igual podría haber realizado aquel acto solo para salvarlo, cosa que igualmente era de agradecer, poca gente se atrevía a aquello...-Encantado os acompañare entonces, aun puedo quedarme un tiempo por aquí antes de irme a dormir para seguir con mi camino a Miletos. Y entonces se dio cuenta que ni si quiera se había presentado, se dio un golpe con la mano entonces en la frente suspirando. -Perdona! Me llamo Vallum, soy el Escudo de Miletos, me encargo de la protección de Miletos, en Thracia.

Se acerco hacia la mesa en la que había estado anteriormente el rubio y se sentó entonces teniendo a su compañero siempre al lado. Sonrojándose un poco de nuevo negó con la cabeza riendo levemente. -Fue todo...muy de sopetón,no lo veía venir, pero ha dado resultados, eso es lo que cuenta y encima no ha habido muchos problemas. Los soldados que allí habían si parecían disfrutar de la compañía de aquellas damas de la noche, los únicos que no tenían dicha compañía eran el general y el otro chico. -Ah...yo también lo prefiero...pero es algo que normalmente no suele verse mucho...normalmente me ven como algo raro. Siguió observando a su compañero sonriendo. -¿Que os trae a Silesse? Parece que no sois tampoco de aquí, las damas parecen estar haciendo hoy la noche con vuestros soldados.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 29, 2017 3:32 pm

Sentado donde estaba, sobre uno de los altos taburetes ante la barra, solo pudo dedicarse a observar con cierta diversión guardada la reacción del chico. Era joven ¿Cuántos años tendría? Seguramente, muchos menos que él. Pero no importaba, a veces, los humanos eran capaces de hacerle ver cosas que por si mismo, por un motivo u otro, nunca llegaría a percibir. Después de todo tenía su propia respuesta todo. Al vivir más, muchas cosas que los humanos hacían podían parecer sin sentido, pero no permanecían a pensar que para ellos, el tiempo de un humano no era más que un suspiro.

¡Ah! No se preocupe, tampoco me presenté. Es un gusto, Vallum. Puede llamarme Suryha –No inclinó su cabeza, solo sonrió. No estaba acostumbrado a eso, a demostrar respeto por alguien más. Quizás fuese algo malo, pero allí, en medio de una posada, sin Brynjar a sus alrededores reprochandole por su mala conducta, eso no importaba. En cambio rebuscó mentalmente el mapa de aquél mundo. Tracia... Tracia...– Tracia está bastante alejada ¿No? Al otro extremo del continente... ¿Qué le lleva hasta Silesse si puedo preguntar? –Estaba realmente curioso al respecto. Aunque realmente habían muchos motivos por el cual una persona se movía, tantos que, seguro ninguno de ellos le parecería monótono. Permaneció con la misma sonrisa firme en sus labios, agradable, entretenida.

Entonces, levantó su mano, señalando directamente con su pulgar por encima del hombro a los nórdicos que estaban sentados a las mesas– Ellos, seguro están encantados de jugar con las bellas damas –Cerró sus ojos, ladeó hacia un costado su rostro y con un gesto de la mano, llamó al encargado quién con una agradable sonrisa se acercó. Suryha le señaló con un simple gesto llenar dos copas más con el mismo vino que le había servido a él antes. Con la sonrisa propia de alguien que estaba acostumbrado a vender, realizó lo pedido y extendió las copas al Manakete y al Escudo de Miletos– Yo invito ~ –Añadió de golpe, tomando el recipiente de la base para llevarlo a sus labios. Cuando volvió a dejarlo en la barra, dirigió por enésima vez su atención a Vallum– ¿Sí? –Para él, había sido ligeramente diferente desde el principio.

Pero está bien, no tienes que preocuparte conmigo ~ –Se echó un poco hacia atrás, en un acto quizás algo infantil y divertido. Cuando volvió a apoyarse al frente, sobre la barra, sus dorados ojos se volvieron a encontrar con los del otro– No son mis soldados. Solo estoy siendo su niñero porque el duque que los conduce no está por aquí –Mentira. De hecho, desde detrás suya, una poderosa y divertida voz resonó por encima del pequeño bullicio. Al parecer, eso lo había dicho más fuerte de lo esperado– ¡Nosotros somos tus niñeros, Suryha! –Y rió. Suryha por su parte sonrió divertido– Somos de Mitgard, un ducado independiente que alguna vez perteneció a Silesse. Nuestro duque, debería de llegar estos días por unos asuntos diplomáticos. Nosotros solo esperamos... Y ellos juegan un rato con las damas –Explicó breve, lo más importante, o al menos, lo necesario para entender qué hacían allí. Porque, de todas formas no sabía el por qué se había ido antes de Mitgard y no había esperado. Ahora, le tocaba vagar por las tundras heladas solo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 22, 2017 12:14 pm

Aquel chico parecía muy natural en sus movimientos y expresiones, como si no le importara nada lo que los demás pensaran sobre el...era raro, a el le resultaba difícil comportarse de aquella forma, sobretodo porque las pocas veces que se había comportado así al final había recibido alguna que otra paliza...sus gustos la verdad es que lo habían llevado a muchas peleas, pero el seguía manteniéndose y aunque no lo mostrará como si hacía aquel hombre, no lo escondía tampoco. Se mantuvo sentado observando a veces al otro chico parpadeando curioso para después sonreír levemente asintiendo. -Es un placer, Suryha, es un nombre muy curioso, me gusta! Rio levemente, la verdad es que le sonaba a nombre femenino pero...por su voz y su pecho podría decirse que realmente no lo era, pero aun así Vallum no podía evitar ver cada vez mas similitudes con una chica.

-Ah pues una misión la verdad, ayudar a Silesse mas que nada...alguien tiene que ayudarlos. Asintió convencido, aun así no iba a contarle todo sobre la misión, no sabía de donde era y tampoco que intenciones tenia con Silesse así que antes de que pudiera saber mas, agarro su bebida y empezó a beber tranquilamente, tenía un regusto dulce, estaba rico...aunque notaba también un gusto a alcohol, aquello que no solía probar demasiado. Las damas no parecían enfadadas, habían hombres para todas ellas así que ya no se iban a preocupar porque dos se quedaran sin facturar una noche de disfrute con ellas. -Duque... Se quedo callado un momento extrañado...no sabía de duques ni nobles de por allí, tampoco del extranjero, pero si estaba ante alguien de gran autoridad debía mostrarse mas respetuoso así que afirmo mejor su postura y bebía con mas calma, pero no pudo evitar reír con aquellos comentarios. -Supongo entonces que os cuidáis los unos a los otros. Yo tengo soldados que me esperan en Miletos...Ah pero no soy ningún noble eh? Solo me encargo de la seguridad de Miletos, soy el Escudo de Miletos!

Cuando escucho aquel nombre se extraño aun mas...Mitque? No había oído hablar nunca de un lugar así...la verdad es que sus ultimas lecciones de geografía habían sido hacía mucho tiempo pero recordaba bien los nombres de cada reino y ducado independiente y aquel no le sonaba, quizás se habría ido formando después de los datos de sus mapas? Era posible que no estuviera muy bien actualizado. -Ah...no lo he oído nunca, perdonad mi ignorancia, donde esta exactamente? Ahora sentía curiosidad por ello, mucha curiosidad a decir verdad ya que era un lugar nuevo...un lugar inexplorado y que acaba de descubrir. -Y como es? Cuéntame todo!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 24, 2017 5:00 pm

¡Oh, gracias! –Rió un poco con diversión. ¿Un nombre bonito? Curioso halago aquél, aunque admitiría que no le desagradaba. Suryha... Claro... ¿De donde provenía su nombre? ¿Quién se lo había entregado? No tenía recuerdo alguno de ello, de hecho, nunca se había parado a pensar y esa no iba a ser una excepción. Disipó el pensamiento como arena sobre una mesa de un soplido y volvió a estar atento al otro, a sus palabras, sonriendo suave, amistoso. De todas formas tenía tiempo de sobra.

¿Miletos? –Repitió, curioso– está bastante lejos de Silesse ¿No? Cerca de Tracia –Concluyó por si mismo. ¿Por qué estaría ayudando a Silesse? ¿Simple amabilidad? Realmente a él personal no le importaba demasiado, de todas formas solo seguía los deseos de su Jarl, nada más– Que agradable de vuestra parte. Nuestro duque también quiere ayudar Silesse, quiere volver a establecer relaciones diplomáticas con ella al ser un ducado que alguna vez le perteneció –Eso le hacía pensar ¿Cómo había sido que acabaran de aquella forma, independientes a pesar de pertenecerles alguna vez?

¿Quizás el antiguo duque tuviese algo que ver? ¿Puede que alguien mucho antes de él? Después de todo, habían permanecido tanto alejados de Silesse que incluso tenían su propio dialecto, sus letras, su idioma antiguo tal y como los laguz alguna vez tuvieron. Entrecerró los ojos, dejó de nuevo los pensamientos a un lado y volvió a fijar su atención en lo que tenía ante él, a aquél agradable muchacho, Escudo de Miletos– A veces hacen más los guerreros por su pueblo que los mismos líderes –Murmuró en bajo para si mismo, sin maldad real en sus palabras más que cierta vaga diversión.

Y en un final, ante la honesta pregunta del otro, Sury ensanchó más su sonrisa, inclinándose más al frente. le gustaba hablar de Mitgard, se podía decir que hasta se sentía orgulloso a pesar de que hacía pocos años realmente había empezado a conocer la isla como quién solía decir– El ducado de Mitgard está situado en Nitfheim, una de las islas más grandes al noroeste de Judgral, perteneciente a Silesse y a medio camino marítimo del noreste de Tellius –Habló como quién había aprendido algo a memoria, por el mero gusto de aprender– Según las historias que escuché...

Calló un instante, acercó la copa a sus labios y le dio un largo trago, saboreando la bebida. Se relamió los labios y volteó al otro su atención nuevamente– en algún momento el noble que formó el ducado en una isla inexplorada, tuvo una seria disputa con Silesse y cerró sus puertos a todos, cerrándose. Quizás sea el motivo por el cual la gente más joven no haya escuchado hablar del ducado –Era interesante las historias que se contaban acerca de ello– Es un lugar frío, casi como SIlesse, con sus propias costumbres y se rige por una meritocracia... El Jarl Brynjar logró su lugar como duque porque así lo quiso el pueblo, por sus méritos –Les había dado la libertad, suponía que había sido eso.

Ahora hostil debido a los tiempos que corren y los seres de piel gris y ojos rojos, pero un lugar que considero realmente agradable... –Y eso último lo dijo en bajo, desviando hacia atrás su atención de reojo. Demasiado tarde, los mitgardienses sentados atrás lo escucharon y murmuraron entre ellos. Suryha cerró sus ojos, sabiendo que seguiría– ¡Pero que lindo, Suryha! ¡Si en el fondo nos quieres y todo!¡En verdad! ¡Estaban borrachos!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 05, 2017 12:41 pm

-De nada, es que suena muy exótico, es bonito. Rió levemente el chico asintiendo convencido mientras lo observaba fijamente. Nunca antes había escuchado a nadie llamarse así...y mucho menos a un chico, aunque todo en aquel chico era de todo menos masculino, pero era agradable conversar con el, era divertido y parecía alguien muy culto, no como el...que siempre intentaba escaparse de las clases cuando era pequeño para ir al campo o a entrenar. Encontrarse con personas como el en una taberna como aquella le ayudaba mucho...lo cierto es que no le gustaba viajar solo ni estar solo en tabernas como aquellas, siempre necesitaba de alguien con quien poder charlar y aquel viaje, desgraciadamente lo había hecho solo.

El otro chico parecía sentir algo de curiosidad por Miletos, aunque seguramente sabría el mas sobre Miletos que el pobre general de Mitgard, realmente se sentía un tonto por no saber tanto. El joven asintió con una leve sonrisa en su rostro cuando oyó hablar de su tierra. -Si, realmente estamos en Thracia, Miletos es un territorio de Thracia aunque antes era un reino mas...pero tuvieron que unirse a Thracia por protección. Suspiro pesadamente mientras negaba levemente. -Aunque realmente los que estamos protegiéndolos y ayudándolos somos nosotros a ellos....pero bueno ya somos uno. Se encogió de hombros mientras lo miraba aun fijamente, bebiendo un poco de aquella dulce bebida. -Tenemos de todo! Todo el comercio mundial se centraliza en Miletos, vienen mercancías de todo el mundo! Y tenemos playas preciosas para disfrutar de un buen día...nuestro clima es perfecto también. Sonreía cuando hablaba de su reino pero al poco tiempo se quedo callado para seguir escuchando al joven.

La historia de Mitgard parecía bastante interesante, al parecer antes eran un ducado de Silesse y decidieron separarse de aquel reino por completo, era todo lo contrario a Miletos y quizás por eso llamo bastante la atención del joven general. Se imaginaba aquel lugar como mucho mas frío que Silesse...sin duda alguna tenía ganas de ir aunque fuera solo una vez en su vida, muchos en Miletos seguro que no conocían aquel lugar como el por lo que volver hablando sobre un nuevo territorio seguro que haría que todos fliparan. -Que guay...Quiero ir! En algún momento quiero ir, ¿Se puede ir? ¿Alguien como yo puede ir? No sabía la política que tenían con los extranjeros o si había que pagar o algo...era un lugar no tan conocido para el por lo que no sabía apenas solo lo que le había dicho el chico. -Vaya...tu...eh...espera...vos debéis de ser alguien muy importante si tenéis soldados de ese Jarl! Se había hecho un lio ahora que suponía que aquel hombre debía ser alguien importante por lo que un sonrojo de vergüenza se dibujo en sus mejillas suspirando y mirando la mesa un momento, poniéndose bastante nervioso. -Yo...eh...no lo sabía, perdonadme.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum] Empty Re: [Social] Entre Fríos y Vinos [Priv. Vallum]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.