Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] La Reina del desastre ataca otra vez [Priv. Lloyd]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] La Reina del desastre ataca otra vez [Priv. Lloyd]

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 17, 2017 11:29 pm

Cuatro días ya habían pasado desde el lamentable incidente en que gran parte de la base del colmillo negro había quedado completamente cubierta de humo. Desde ese día la culpable de aquel incidente tenía prohibido su ingreso a la cocina. Sus intenciones habían sido buenas al querer preparar el desayuno para su hermano y el resto de los miembros de la cofradía, sin embargo, su falta de expertis en la preparación de alimentos tuvo un desenlace completamente diferente a lo que ella tenía en mente. Y a pesar de que la gran mayoría  lo habían tomado como una anécdota  evitado regañarla a sabiendas de que probablemente seria fatídico para ella, para Nino resultaba imposible no sentirse mal.

Desde entonces se había movido por la base como un fantasma, intentando evitar lo más posible a otros seres humanos, en especial a su hermano Lloyd. Sentía mucho miedo de lo que él pudiera decirle, más aun, le sería imposible el poder estar frente a él y verle a la cara, la vergüenza la sobrepasaba. Se sentía realmente inútil y frustrada, y mientras más vueltas le daban al asunto eran peores los sentimientos.

Sentía como si en cualquier momento fuera a explotar, por lo mismo decidió salir a tomar algo de aire. Afortunadamente la base del colmillo contaba con muchas áreas verdes y un enorme bosque no muy lejos. Junto a ella llevaba su tomo de magia, quizás si practicaba sus encantamientos podría distraer su mente. Se internó en el bosque hasta llegar a un pequeño claro  que descubrió por casualidad pocos días después de su llegada a Lycia. Era un lugar bastante tranquilo, lo único que se podía escuchar era el sonido de las ramas mecidas por el viento y las aves.

No se encontraba muy lejos de la base pero ahí podía practicar tranquila, sabía que nadie iría a molestarla. Por un rato se sentó bajo la sombra de un enorme roble, respirando la pureza del aire, el cual le traía distintos aromas. Podía sentir el olor de la resina de los pinos, y también el de la hierba fresca. Durante una media hora se quedó mirando al cielo mientras dejaba que sus sentidos se perdieran en la naturaleza, aquello le ayudaba a concentrarse en sus encantamientos.

Cuando sintió que ya estaba más calmada se puso de pie y camino hacia una enorme roca que se alzaba en el borde de un pequeño riachuelo. Esta  poseía marcas por todas partes, la peli verde la había utilizado para sus entrenamientos desde que descubrió el lugar, ya que no le parecía correcto dañar los arboles con su magia. Sosteniendo con su mano izquierda el tomo de magia de tipo viento, lo abrió, y pese a que no era capaz de entender lo que había plasmado en sus hojas conocía a la perfección los encantamientos que contenía, gracias a todos los años en que vio a Sonia hacerlo.

En cuanto comenzó a recitar, el libro comenzó a brillar, el ambiente a su alrededor de enrareció y unos segundos después una ráfaga de viento se liberó sobre la roca, ningún cambio contundente hubo en esta sin embargo se agregó otra pequeña marca a su superficie. Repitió el ejercicio unas cuantas veces más hasta que considero encontrarse lo suficientemente agotada. Cerró el tomo y se dejó caer sobre el césped mientras intentaba controlar su agitada respiración.

-… …. … Ahhhhhhh!!!!-

Dejo salir un fuerte grito de sus pulmones mientras pataleaba en el piso, a otros ojos pudiese parecer una escena cómica pero la joven maga solo intentaba liberar algo de tensión ya que el practicar hasta quedar extenuada no había funcionado. Le era imposible dejar de sentirse frustrada, se puso de pie nuevamente y agarro el tomo para seguir practicando, pero en ese momento una idea se prendió en su cabecita.

-¡Ya lo tengo!, si limpio toda la base, alimento a los caballos y limpio los establos quizás me sienta mucho mejor, ¡Eso eso!-

De pronto todo el pesimismo se fue, era demasiado obvio, si no la dejaban cocinar podría ayudar con otras cosas. Solo debía limpiarlo todo, dejaría reluciente hasta los caballos, de esa forma el resto de sus compañeros no le verían como un estorbo y puede que incluso la felicitaran. Se dio un par de palmaditas en las mejillas y recogiendo su tomo de viento regreso corriendo hacia la base, comenzaría con el comedor, lo dejaría brillante, limpiaría todos los vidrios, lavaría las ahumadas cortinas y limpiaría los candelabros.

En cuanto llego a la base se dirigió directamente al cuarto en donde dejaban todos los implementos de limpieza. Tomo todo lo que creía que necesitaría y se dirigió al comedor. Afortunadamente no había nadie en su interior así que junto las puertas y comenzó su trabajo. Primero se encargaría de los vidrios, pero esos estaban muy altos así que debía buscar una forma de llegar a ellos. No tardó en encontrar una estrategia, arrincono una mesa hacia la pared y luego puso una silla sobre esta, repitió el ejercicio durante aproximadamente una hora hasta que logro dejar todos los vidrios impecables. Algo agotada, pero conforme con su labor decidió seguir con los candelabros sin embargos estos estaban aún más altos por lo que debió montar una mesa pequeña sobre una de las grandes y luego un par de sillas.

Pero esto no era suficiente, pese a que estaba en puntillas no era capaz de alcanzarlos –Solo un poco más…- estiro su cuerpo al máximo pero solo era capaz de tocarlo con la punta de sus dedos, puso un pie sobre el respaldo de la silla para ver si así podía lograrlo pero desafortunadamente la torre que había armado perdió estabilidad amenazando con caer. Pero como ella era mucho más lista, se dio un pequeño impulso para sujetarse del candelabro, cuando se dio cuenta de que estaba  bastante lejos del piso colgando, ya era demasiado tarde. Afligida miro en todas direcciones, no había nadie cerca, - …. Ayuda… - , había ocurrido otra vez, su estupidez había salido a flote y su única esperanza era que alguien viniera a rescatarla antes de que su peso hiciera ceder las fijaciones de la luminaria.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] La Reina del desastre ataca otra vez [Priv. Lloyd]

Mensaje por Lloyd el Mar Jun 20, 2017 11:22 am

Parecía mentira que hace un mes hubiesen dejado atrás sus dependencias en Bern, cargando con los pocos recursos que consiguieron salvar tras aquella desafortunada trifulca que nunca debió empezar, y cubriéndose las espaldas mientras sorteaban con tiento y un poco de suerte las hordas de esos monstruos que asolaban el país. Pero tras unos días de esfuerzo y duro trabajo, se podía afirmar de manera oficial que el Colmillo Negro estaba asentado y operativo de nuevo. Si de algo estaba seguro Lloyd, es que Lycia les brindaría la oportunidad de recuperarse, pues en la región ya se les conocía tanto como en Bern (para bien o para mal) y alguna que otra amistad de por allí les quedaba. Además, gracias a la influencia política y militar de la liga, los ataques de emergidos estaban más que controlados, pero como siempre, uno siempre debía tener un ojo pegado sobre los marquesados que no estaban conformes con salvaguardar el país. Los tiempos de paz eran también los más vulnerables.

Sin embargo, eso ahora mismo era lo de menos para Lloyd. Con la nueva base del Colmillo, también vinieron los tediosos —muy tediosos— problemas de gestión a los que debía hacer frente, sirviéndose únicamente de su pericia para hacer malabares con los números. Tampoco es que pudiese contar con la ayuda de Linus en ese asunto porque le conocía de sobra, y a su poca paciencia también. Quería mucho a su hermano y sabía que era capaz realizar toda clase de gestas, pero no estaba por la labor de arriesgarse a dejarlo sólo con el papeleo y que, a la vuelta, se encontrase el escritorio partido por la mitad de un mandoble.

Quizás debería plantearme el buscar un ayudante… —musitó, masajeándose el puente nasal con insistencia. En su mesa, seguía ojeando con desgana los informes que ponían en relación el número de hombres del Colmillo y de armas en el almacén, y por muchas veces que lo repasaba, las cuentas no le salían. Otra vez tocaba reponer inventario.

Dándose ya por vencido tras tantos quebraderos de cabeza, pensó que lo mejor fue olvidarse de los informes por el momento y salir a que le diese el aire. Llevaba días encerrado en el cuartel, pegado en la silla de su escritorio, por no hablar que el cansancio ya se le empezaba a notar en el rostro, en forma de leves ojeras. Lo último que necesitaba es que sus subordinados comenzasen a dar cuenta de ello o que pensasen que su capitán iba por ahí arrastrándose por los suelos.

Salió de su habitación con el cuerpo un pelín agarrotado tras tantas horas sin moverse, escuchándose tan solo el eco de sus pasos por el pasillo. Apenas ni un alma rondaría aquel día por el cuartel con la de escuadrones que se mandaron para hacer diversos encargos y llenar sus arcas. Eso significaba que podría darse el lujo de escabullirse unos minutos.

Entonces el estruendo de lo que debieron ser piezas de madera reverberó por todo el pasillo y le sobresaltó. Lloyd frunció el ceño, extrañado, y aligeró el paso hacia la salita de la que provenía el ruido y los murmullos inentendibles de alguien. Para cuando llegó…

¡Nino! —exclamó, con los ojos abiertos de par en par. El corazón le dio un vuelco nada más encontrarse la hilarante escena en la que su hermana pequeña colgaba de una de las lámparas del techo. ¡¿Por qué estaba…?! ¡¿Cómo había…?! Dejó las preguntas a un lado y corrió a posicionarse justo debajo de la chica, extendiendo los brazos—. Suéltate, yo te cogeré. No te preocupes.

Esperaba una muy buena explicación por parte de su hermana en cuanto estuviese en tierra firme.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Capitán del Colmillo Negro

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
esp. de bronce [2]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] La Reina del desastre ataca otra vez [Priv. Lloyd]

Mensaje por Eliwood el Miér Sep 06, 2017 2:19 am

Tema cerrado. 10G a Lloyd.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
Espada de bronce [2]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] La Reina del desastre ataca otra vez [Priv. Lloyd]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.