Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento/Flashback] Amidst that Agony [Priv. Crowley]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento/Flashback] Amidst that Agony [Priv. Crowley]

Mensaje por Sion el Mar Jun 13, 2017 6:00 am

Flashback:
El Flashback se sitúa unos 9 años atrás, poco después de que Sion escapara de Grannvale tras la muerte de su padre. Ahora mismo contaría con unos 15 años.

"Atención a todos los soldados de Bern, pertenecemos a Grannvale, estamos buscando un fugitivo, responde al nombre de Sion Astal, hijo de Asruld Roland, se le atribuye la muerte de este último, siendo además su progenitor[...] Pedimos su cooperación. Mantenganlo preso en caso de atraparlo, informenos de inmediato [...] Nosotros tomaremos medidas."

¿Cómo podía ser eso? Chasqueó la lengua con cierto desdén, era solo un golpe de suerte que se hubiese topado con esa misiva de búsqueda, enviada de los soldados de Grannvale hacia quién sabe donde, quizás hubiesen más de ellas y no solo en Bern... Solo de pensarlo ya le estaba cansando el alma. Ser perseguido por algo que teóricamente no había hecho. Sí, teóricamente, porque era cierto que aquél que se proclamaba su padre, porque sí, había dejado morir su madre en el peor de las condiciones y al encontrarse sin herederos fue a recogerle a él, había muerto, pero, no podía considerarse su propia culpa. Él solo había cumplido con su petición, buscando su propio beneficio al realizar aquél ritual que casi acabó con su vida en un inicio, pero, lo que no esperó fue que tras traspasar aquella última puerta el noble cayese muerto al suelo, como si la magia oscura que él aceptó en su cuerpo fuese la principal culpable de mantenerlo en vida, como si ella misma tuviese voluntad propia, aburrida de Asruld, lo abandonó y poseyó a su hijo ilegítimo.

En un momento de odio, rompió en pedazos aquél trozo de papel escrito en horrible letra y lo dejó caer al suelo, giró sobre sus propios talones y volvió a avanzar por su camino. Un sendero aparentemente bastante simple, recto, polvoriento, para nada transitado y, con espesas hierbas a un lado y otro, quizás habitado por serpientes... O algún otro animal que pudiese resultar comestible... Bufó, de mal humor y algo desanimado, saber que era buscado no le hacía nada de gracia, sobretodo cuando le habían dado una descripción minuciosa de él. Quince años, uno sesenta y cinco, cabello hasta los hombros plateado, ojos dorados. Además, habían exagerado un poco con el: "... Es un mago oscuro, tengan cuidado con sus trucos" Efectivamente el tomo de magia oscura estaba colgando de su cintura, cubierto por su capa de viaje, pero, lo que más le preocupaba era que... Sinceramente no tenía idea de como dominar la magia oscura en aquél preciso instante y, se podría decir que esa era su última preocupación. Antes prefería poder comer algo consistente... Pero en la vida no se podía obtener todo.

"Entonces, hay una única cosa que quiero preguntarte: La agonía que estás sintiendo ahora, seguirá por la eternidad, sin embargo... ¿No deseas otra cosa que el poder de salvar a alguien?"

"Quiero el poder para poder proteger a alguien más. Mi familia. Mis amigos. Mis compañeros. Quiero el poder para hacerles sonreír, sin nunca más tener que verlos llorar.  No importa lo que tenga que sacrificar para obtener ese poder"

"A cambio del sufrimiento, cualquier felicidad que obtengas en el futuro no durará mucho"

"Lo sé"

"A cambio de esa desesperación no obtendrás ni una sola cosa"

"Lo sé"

"En cambio, solo sufrirás, no serás recompensado, no encontrarás la felicidad, sin embargo... ¿Aún deseas el poder?"

"Sí"

"Estás loco ¿Verdad?"

"No tanto como tú"

Ahora que lo pensaba, eso había sido terriblemente tonto de su parte, pero no se arrepentía, eso lo hacía ser, aún más tonto.  Un tonto hasta el último aliento. Pero, su repentina memoria le hizo chocar contra alguien, retroceder por el golpe y que la capucha que cubría sus cabellos cayera hacia atrás, sin darse cuenta de lo peligroso que era eso y, quizás olvidando donde estaba, pensando que volvía a estar en los suburbios de aquella ciudad, de camino a su "casa" levantó la mirada, sus dorados ojos fijos en los ajenos– Realmente lo siento no estaba prestando atención –Error, terrible error hbía cometido en aquél momento. Parecía ser, que la Diosa Suerte no estaba de su lado últimamente y su destino, inevitablemente estaba fracasando.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
766


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento/Flashback] Amidst that Agony [Priv. Crowley]

Mensaje por Crowley el Vie Jun 16, 2017 5:29 pm

Era una exploración de rutina por el borde exterior. Crowley, general de un pequeño escuadrón de jinetes de wyverns, viajaba a lomos de una de estas bestias mas no como domador, sino como mero pasajero. La bestia que transportaba a los dos hombre era la más grande del pelotón, y la única capaz de soportar a ambos  con sus pesadas armaduras puestas.
Volaron por un par de horas hasta que finalmente dieron con un pequeño poblado de granjeros, lo suficientemente grande como para tener una o dos tabernas y campos preparados para albergas a las bestias voladoras.

Crowley descendió antes que su jinete no bien  tocaron tierra, ansioso por sentir la estabilidad del suelo y que su estomagó dejara de saltar dentro de su armadura. Odiaba viajar en vuelo, era de las cosas que siempre le habían generado rechazo de su nación adoptada, la increíble cantidad de jinetes de wyvern que había.
Cuando su entrenamiento militar empezó, la opción de criar y entrenar para convertirse en uno de ellos había estado, e incluso había logrado mantener a raya a una de esas bestias. Pero las prácticas de vuelo terminaron de desistir al hombretón por tan profesión, ya que raras veces no tuvo que finalizar sus prácticas antes por una expedita visita a los clérigos y curanderos.

Una vez llegaron al pueblo, Crow liberó de todo deber a sus hombres y les dio oro suficiente como para que pudieran beber una o dos jarras de cerveza. Esa noche la pasarían allí y a la mañana siguiente volverían a sus monturas para terminar el informe de la situación en las fronteras. Crow llevaba un pequeño diario el cual llenaba con un trozo de carbón, el cual sería el informe que presentar a sus superiores al regresar a los cuarteles generales.
Llegó a una taberna y, tras pedir solo una jarra de cerveza, se dispuso a hacer la parte burocrática de su profesión. Dentro de su morral había, además de sus propios escritos, un sinfín de otros recados y ordenes generales que había recolectado en los distintos puntos de correo durante su viaje. Eran ordenes de cuidar y servir a tal o cual lord, y  algunas búsqueda de captura menores. Un ladrón de ovejas, una prostituta buscada por robar todo y ropa a un noble señor después de gozar de sus servicios y, una que le llamaba poderosamente la atención, que era una búsqueda de un jovenzuelo el cual habría asesinado a sangre fría a su padre. Tal orden destacaba de las demás no solo por lo grave del hecho, sino porque pertenecía a una tierra lejana de la cual Crowley no sabría señalar rápidamente en un mapa. Bern era famoso por mantener un férreo hermetismo hacia el resto del mundo, por lo que una búsqueda así se hubiera colado entre sus tierras, daba cuenta de la importancia del padre muerto en cuestión.
Se frotó el cuello y volvió a guardar todos sus papeles  dentro de su bolsa de viaje. No había nada más que hacer. Una vez que terminó su informe y su jarra quedó vacía decidió que prefería salir a caminar un rato antes que ponerse como una cuba. Máxime si al otro día tenía que volver a montar vuelo en una de esas feroces bestias. No, si iba a tener solo unos instantes de tranquilidad para su estómago, lo pasaría en paz. Salió de la posada, dejando una generosa paga en la mesa y se dispuso a caminar por las afueras del pueblo, oteando la inmensidad de las praderas durante la noche, apreciando solo los detalles que la caprichosa luna quisiera mostrar. Estaba parado contemplando el paisaje  junto a una de las ultimas casas de la aldea, cuando un golpe le llamó la atención a sus espaldas. Un muchacho, de largos y blancos cabellos había chocado contra él con tal impacto que había rebotado y caído de cola al suelo, pero al hombretón ni siquiera le había hecho dar un paso.

-Oye chico… estas bien?-

Se agachó y extendió la mano amable junto con una amplia sonrisa al joven distraído, el cual, a sus ojos, recién estaba empezando a convertirse en hombre.

-Je, debes andar con la cabeza en tus amoríos, no? No te preocupes, a todos nos pasa. Pero aunque tengamos la cabeza en otro lado hay que mantener los ojos adelante.-
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
454


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento/Flashback] Amidst that Agony [Priv. Crowley]

Mensaje por Sion el Jue Ago 10, 2017 4:38 pm

Parpadeó, pero no rechazó la ayuda ofrecida. Tomó la fuerte y firme mano del hombre y se levantó del suelo–  Gracias – Desde que había fijado sus ojos en la figura ajena le pareció curioso, era raro, al menos en sus tierras, encontrar a alguien con cabello rojo como aquél sujeto y, por su sonrisa, parecía ser alguien bastante agradable. Agradeció internamente no toparse con algún guardia que lo reconociese y le apresara... Porque ese hombre no lo era ¿Cierto? Cuando soltó su mano, pasó a simplemente limpiar sus oscuros pantalones del polvo del suelo y, extrañado en un principio acabó mirándole de nuevo.

 ¿A-Amoríos? –Fingió toser un poco, levantando su mano hacia su boca y girando un poco su cabeza hacia un lado, en un inocente intento de que no se notara el ligero sonrojo, extraño, pero normal en un joven hombre, que nunca antes siquiera se había acercado al género opuesto, pero que sí había acabado por tener, durante sus cortos años de vida, una que otra propuesta de muchachas no tan desagradables–  Ojalá fuese tan simple... –Murmuró para si, volviendo a tomar riendas de su propia reacción. Bajó su mano y volteó nuevamente hacia el otro, con curiosidad propia de alguien de su edad.

Pero tenía que seguir con atención, aunque en realidad el hombre en aquél preciso instante no le parecía alguien demasiado bélico, pero, tener un poco más de cuidado nunca estaba de más–  Agradezco su ayuda, pero no estaba pensando en ningún amorío en realidad... –No mentía–  Estaba seriamente preguntándome como llegar hacia Lycia. ¿Tiene alguna idea? –Porque él no y nuevamente no estaba mintiendo. Lo cierto era que no podía seguir mucho tiempo más por allí, aunque ya consideraba haberse alejado lo suficiente de Grannvale y empezaba seriamente a cansarse. Pero, dado que no tenía otras opciones...

... Y se habría presentado... ¿Pero qué pasaba si había leído la orden de búsqueda? Escuchar el nombre Sion Astall... Provenir de sus propios labios... Sería sospechoso ¿Cierto?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
766


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento/Flashback] Amidst that Agony [Priv. Crowley]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.