Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Spadille[Entrenamiento - priv. Gaius]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Spadille[Entrenamiento - priv. Gaius]

Mensaje por Lenka el Sáb Jun 10, 2017 7:26 pm

-Naranjas.. Manzanilla..- Susurraba intentando mantener una lista en la cabeza sin necesidad de sacar nuevamente mi libreta, lo cual apenas lograba. La poca atención que prestaba en mi camino podría haberme traído problemas de no ser por la ausencia de gente en el camino, el largo pasillo de grava que formaban los estantes carecían de gente si no contamos a 4 o 5 personas incluyéndome. Aunque esto no era muy raro tomando en cuenta que el sol había salido hace unas horas, por lo que mayoría de las personas que se encontraban aquí tendrían un oficio que los obligara o bien tenían mucho tiempo libre [Que envidia]. Lo peor de todo era la dificultad por conseguir bebida a esta hora… ¿por gusto? no no, esta vez era para un elixir.

Mis pasos sonaron más lentos hasta que pararon una vez encontré una verdulería, el dueño de la colorida tienducha yacía sentado detrás de esta, de piernas cruzadas y cabeza caída. Cerré el puño y toque tres veces con una mueca en la cara –¡Buenos días!- exclame apenas levanto su cabeza, aunque no necesite ver su cara para notar que lo había asustado, la silla lo delato. –¡S-sí! ¿qué necesita?- sus pupilas estaban dilatadas, había ojeras bajo sus ojos y ni hablar de ese característico olor, -¡Que tal!- exclame dando un aplauso –Serían tres naranjas- señale la cesta donde estas yacían. El verdulero aun masajeando el puente de su nariz abrió sus ojos, se dio la vuelta para traer dos naranjas en una mano y una solitaria en la otra. –Serán 30g- dijo mientras las apoyaba las frutas frente a mí, -15g- exclame golpeando el estante, -25g- tapo su cara “no me hagas esto” era el mensaje que daba. -¡20g!- lo ignore y repetí lo anterior, el verdulero cedió.

–Solo vete- susurro mientras pagaba, guarde las frutas en mi morral y continúe mi camino. [Fácil] con eso tache uno de los ingredientes de la lista imaginaria, solo me faltaban dos. Pero mi estómago quería un descanso y lo exigía de manera muy ruidosa, mire de lado a lado en busca de algo que comer hasta que mis ojos se posaron en un letrero. –¿Un bar?- susurre al ver la ilustración –Espero que este abierto-, entre en el local para encontrarme con la mirada del tendedero de este –¿Hora de almorzar?- pregunto al delatarme mi estomago apenas poner un pie dentro. Reí avergonzado y pedí uno de los platos más baratos en el menú junto con una bebida -¿no es muy temprano?- pregunto mientras yo rascaba mi nuca sin saber que decir, pero no se opuso.

Me senté en un taburete enfrente de la barra a esperar, contando las monedas que quedaban en la bolsa que usaba para guardarlas [Adiós a un viaje cómodo] pensé soltando un suspiro. Podía escuchar como cocinaba la carne mientras esperaba pero pronto una mujer, posiblemente su esposa, se acercó para entregarme mi botella. –No te lo acabes muy rápido- dijo con un tono bromista –El bar ha estado muy callado esta mañana- con estas palabras se retiró a atender a otro cliente, la seguí con mi mirada por aburrimiento hasta que note un mazo de cartas en la barra. Lo tome por curiosidad y pude notar lo desgastadas que estaban sus cartas [Supongo que no les molestara], las mezcle y las repartí para jugar al solitario mientras esperaba -Yawn- aunque debía admitir que prefería no jugar solitario.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Archer

Cargo :
Curandero

Autoridad :

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spadille[Entrenamiento - priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Vie Jun 16, 2017 2:36 pm

Gaius se había levantado asombrosamente temprano esa mañana. El sol todavía no estaba en lo más alto y él ya estaba caminando en zigzag por la calle principal del mercado de su querida ciudad natal. A que se debía toda esta inesperada diligencia de su parte? A nada menos que el dueño de la caballeriza donde se había dejado caer la noche anterior apareció para dejar a su caballo y el muy egoísta parecía reacio a permitirle compartir el cubil con el animal, muy a pesar de que el ladrón había declarado no tener problema alguno con ello. Tuvo que salir corriendo del lugar cuando el hombre sacó el tridente para acomodar la paja y lo amenazó fieramente con él.
En su capa todavía había restos de heno enganchados al grueso tejido que no habían querido abandonarlo pese a lo mucho que la había sacudido. Pero como no era una persona que se preocupara demasiado por su imagen no le dio mayor importancia.

Bostezó. Realmente hubiera preferido quedarse durmiendo un par de horas más, su profesión se efectuaba mejor durante las horas sin luz así que era normal para acostarse cuando el sol se levanta, e ir a  dormir cuando el sol de meter en el horizonte.
Miró en todas direcciones buscando algún lugar en el que pudiera recuperar las horas de sueño que le faltaba, cuando se topó con un letrero ya conocido por él “La barba quemada”.
Era una posada conocida en varias ocasiones por él. Su propietario, con el que antaño compartieran membrecía en una oscura y turbia agrupación criminal,  le había dado cobijo y comida anteriormente, y el tuerto tenia esperanza de que ese antiguo recuerdo todavía perdurase en la memoria y en el corazón de su propietario.

Entró sin más en el establecimiento yendo directamente a la barra a encontrarse con el panzón tabernero. Este, que no le reconoció de inmediato le recibió con una sonrisa, pero en cuanto recordó al pelirrojo, sus facciones alegres se borraron de inmediato, pasando a un profundo desprecio y pesadez.

-Muy buen… oh… eres tú de nuevo? Creí que no volvería a ver tu cara nunca más por aquí-
-Hola! OH! Vamos! Esa es la forma de saludar a un viejo amigo?-

Gaius sonreía de oreja a oreja, intentando con manotazos de ahogado sacar una leve sonrisa de entre la tupida barba del tabernero.

-Tienes suerte de no estar ahora mismo dentro de mi olla para servir de cena, al menos así servirías para algo!
No pudiste siquiera mantener tu cara entera en este tiempo! Por basura como tu, cuando cayó todo tuve a miles de fisgones metiendo la nariz en mi establecimiento por semanas! Que te atrevas a mostrar tu asquerosa cara por aquí demuestra que eres o muy valiente o muy estúpido. Y todos sabemos que es la segunda!-

-Auch! Tus palabras me van a hacer llorar, colega. Más de lo que me hace llorar tu tarta de cebollas verdes.-

Gaius en ningún momento perdió la sonrisa y el tono jovial, aunque cuando el panzón mencionó lo de su ojo, su mano fue a acariciar le cuero de su parche sin que se percatara.

-Pero Amigo mío, no vivamos en el pasado… Ese tiempo ya pasó… hay que seguir viviendo! Reencontrarse con los viejos amigos… ayudarnos entre nosotros…-

Su discurso estaba enflaqueciendo y se daba cuenta a cada palabra. El rostro del tabernero era ciertamente feroz y empezaba a considerar muy real la amenaza de terminar en la sopa.
Tragó saliva y decidió cambiar de táctica. Así que más serio y dejando una generosa cantidad de monedas sobre el mostrador le aclaró.

-Mira, todos sabemos lo que pasó y todos estábamos en el mismo barco, no? Podemos seguir juntando rencor o puedes venderme un plato de lo que sea que esté en el fondo de tu olla y prestarme una de tus habitaciones solo por hoy. Si?
A la mañana estaré de nuevo fuera de tu local y, si me lo pides con una sonrisa, fuera de tu vida-


El cantinero no respondió, no con palabras. Le mostró los dientes fieros al bribón y tomó las monedas que había en el mostrador de un solo manotazo. El mensaje era claro, aceptaba el trato, pero Gaius no iba a recibir su comida con una sonrisa ni mucho menos.

Suspiró, todo había salido mejor de lo que pensaba, considerando todo lo mal que podía haber resultado.
Miró en redondo por el local buscando un lugar donde sentarse definitivamente para tomar su desayuno-almuerzo, cuando se percató de un joven de un inusual cabello azul, el cual jugaba solo con una baraja de naipes sobre la barra con solo una cerveza a su lado.
“Si juega a las cartas de seguro también apuesta en las cartas!” Pensó el bribón mientras con una gran sonrisa se sentó en el taburete vacío alado del arquero y se acodaba a su costado.

-Buenos días caballero! Que placer encontrarme con usted. No le he visto antes por aquí, es usted nuevo en esta parte de Ylisse? O…. en este reino en general? Oh! No se lo tomé mal! Aquí siempre recibimos con brazos abiertos a los forasteros, pierda cuidado.
Disculpé que me aproxime tan de golpe hacia usted… pero no pude evitar notar que es usted un jugador excelente con las cartas! Y yo, como vieja lechuza de campanario, siempre estoy al asecho de un compañero para una amistosa partida de póker. Qué dice?-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spadille[Entrenamiento - priv. Gaius]

Mensaje por Lenka el Dom Sep 03, 2017 5:51 pm

Dividí las cartas en siete columnas repartiéndolas de izquierda a derecha, deje el resto del mazo a un lado y robe una carta. La carta era un príncipe de pica - Hum - susurre, mire las últimas cartas de cada columna hasta encontrarme con una reina de diamante, la cubrí con la pica y volví a robar. Esta vez conseguí un ocho de trébol la cual junte a un 9 de diamantes y las moví al final de la columna anterior - hmhm - aun así seguía aburrido - Estar sentado mirando la puerta seria más divertido - susurre mientras volteaba la carta que se escondía detrás de la colorada. Note como su punta superior izquierda estaba doblada y como el resto de cartas compartían defectos similares, divague en mi cabeza sobre las situaciones en las que se pudio haber usado este mazo hasta que llego mi rescate.

Un Joven tuerto de pelos anaranjados entro en el bar y empezó a discutir con el tendedero, parecía que se conocían y no era difícil ver que no estaban en buenos términos, ni que el pecoso tuerto era problemas. Mas su suplica por alojamiento me intrigaba, durante su conversación con el tendedero me hice el iluso y continué robando cartas manteniendo mi ojo sobre el par. Una vez llegaron a un acuerdo el joven puso su atención en mi y un escalofrió corrió por mi espalda - ..Buen día - respondí antes que continuara con su proposición y quiero aclarar que los tres robos durante su conversación fueron descartados - Pero... esto es solitario, no hay forma en la que alguien sea "excelente" en las cartas solo por jugar solitario - definitivamente era un estafador - Pero está bien, me muero de aburrimiento después de todo. A lo mejor tu puedes ser un buen oponente si tus manos no son tan torpes como tu boca! Así que intenta no perder, representas la habilidad de todos lo Yllisianos - exclame con un tono burlón.

Junte las cartas en un mazo desorganizados y la tome con ambas manos - Entonces Pecas ¿Que me delato? ¿la gabardina llena de tierra y malgastada en los bordes? ¿Mi peinado? no e visto similares a este aun - mientras hablaba golpee múltiples veces cada cara del mazo en la barra para acomodar las cartas y empecé a lucirme, apoye el mazo en mi mano izquierda y separe algunas cartas de este, sostenía el resto con mi pulgar izquierdo y mi dedo índice. Las levante hasta que no tocaron a sus hermanas y las dividí en los dos lados del mazo original, lo repetí unas cinco o seis veces - Por cierto ¿Porque a esta hora? no mucha gente necesita rentar una habitación tan temprano - mis ojos pasaron de las cartas a su cicatriz, era posible que planeara un viaje o algo similar, aunque sinceramente sería algo decepcionante de ser así - Corta - extendí mi brazo con mazo en mano y seguí sus manos con mi mirada. *Grrmp* sonreí tímidamente a la vez que cerré mi ojo - ¿Se está tardando no crees? - y ni mi olfato ni mi oído me ayudaban, el olor era ya de por sí rico y al hambre lo empeoraba.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Archer

Cargo :
Curandero

Autoridad :

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spadille[Entrenamiento - priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Jue Oct 19, 2017 9:22 pm

El muchacho intentaba burlarse de él y con cierto punto. Así que el bandido le festejó el chiste de que jugaba al solitario y no al póker con una sonora carcajada y dando algunos golpeteos sobre la barra.
El bandido solo quería matar el tiempo y conseguir algunas monedas extras, pero si tenía que soportar que le tomasen el pelo probablemente se iría a casa con monedas extras además de las que ganara en el juego.
-Es usted un comediante por lo que veo. Jajaja! Muy bien, reparta esas cartas y matemos nuestro aburrimiento ambos si le parece bien.
Y… para hacerlo un poco más divertido…-

Sacó un puñado de monedas de oro de uno de sus múltiples bolsillos internos dentro de su peto y los colocó sobre la madera.
-Qué le parece jugar por dinero?-

Al bandido le saltó uno de sus nervios oculares al escuchar el apodo “pecas” que le ponía a prepo su nuevo compañero de juegos, pero mantuvo la sonrisa amplia en el rostro y no dijo nada al respecto. Solo se concentraba en cómo se vengaría al terminar la primera mano.
-Jajaja! Es usted un hombre muy gracioso. Debe de dar espectáculos en las grandes cortes, no?-
Ocultando sus acciones con falsos elogios, cortó el mazo que se le ofrecía y aprovechó para que un par de las cartas se colaran sin ser vistas dentro de su manga. No planeaba jugar limpio, nunca había sido parte del plan.
-A decir verdad, si bien sus botas y su gabardina le delatan como viajero, lo que le delató como extranjero fue el diseño de sus cartas. Jajaja
Nadie de esta parte del mundo usa cartas con otro emblema que no sea el de Naga en ellas. Así que al no reconocer este emblema estampado en ellas… supuse que era usted de afuera.-

Extendió una de sus cartas por el lado de atrás poniéndosela frente a sus ojos al arquero mientras se reía. Pero aprovechó que le mantenía con los ojos ocupados para acomodar mejor las cartas robadas dentro de su manga.
-Muy bien… muevo esta para acá…-
El ladrón acomodo sus cartas las miró un largo rato para luego tomar dos de las monedas que había sacado y ponerlas en el centro de la mesa.
-Empecemos suave, dos monedas de oro para empezar. Que dice amigo? Paga?

Ah? Porque necesito habitación a esta hora? Bueno… acabo de regresar de un viaje muy largo que me mantuvo toda la noche en vela… Así que solo quiero una buena comida en mi estómago ahora y dormir dos dos o tres jornadas. Jajaja-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Spadille[Entrenamiento - priv. Gaius]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.