Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Niles1 el Miér Jun 07, 2017 11:19 pm

Había regresado de su gira por Elibe y parte de Tellius, ya había presentado informe con su señor aunque no había encontrado ánimos realmente de mostrarle su tesoro por temor a que se lo quitase, a fin y al cabo era el anillo de un príncipe y no pertenecía a las manos sucias de un vil ladrón. Pasaba mucho tiempo observándolo, pensando que hacer realmente, tenía una pequeña fortuna entre sus dedos pero no podía hacer nada con ella, si fundía el oro y separaba la piedra sacaría algo de dinero pero ni por asomo tanto como la pieza en si, solo por diversión la había hecho tazar con un ex-joyero de los barrios bajos pero tras confirmarle lo que su experimentado ojo sospechaba le dejó en claro si lograba venderla sería por un décimo de su valor por lo particular de la pieza, un revendedor no encontraría comprador y un noble no compraba a revendedores. El anillo era grueso y tenía mucho detalle tallado a mano, según le habían dicho, no había sido usado molde en nada, imitaba una piel de reptil y cada escama había sido tallada a mano y texturizado con herramientas calientes, la gema, un ópalo de fuego, tenía un número exagerado de caras que hacía que la luz reflejase de manera que el interior de la gema negra explotase en un millón de colores como una galaxia cada vez que la luz lo tocaba. Al parecer era una pieza tan increíble que era imposible de vender.

Suspiró mientras se abría paso por los matorrales, sus altas botas pasando la rodilla, gruesas, de cuero le protegían los pies de las espinas venenosas de estos y sus manos enguantadas apartaban las ramas y enredaderas que caían desde los nudosos árboles . Podría haber tomado el camino más despejado pero habría tardado más y ya estaba llegando tarde a su cita con el príncipe Leon para su entrenamiento semanal. Había decidido que le mostraría el anillo y aceptaría gustoso, quizás demasiado gustoso, el castigo que este le impusiese por no reportarlo de inmediato junto con su informe. El aroma ácido del pantano marearía a cualquiera que no estuviese acostumbrado, gases algo venenosos como todo en ese lugar, el arquero se rascó la nariz al sentir algo de ardor al meter su pie en un charco embarrado y los gases atrapados en el barro salieron. No era de extrañar que no hubiesen animales allí. Limpió un poco su bota contra el musgo de las raíces de un árbol y continuó hasta llegar al claro donde usualmente se reunían, apartados de todo y donde los gritos de cualquiera no serían oídos fuera del bosque.

Sonriente con su capucha puesta ocultando parte de su rostro se acercó en silencio hasta donde estaba su señor, dejándose ver enseguida sin tener intención de sorprenderlo o ser muy sigiloso, solo cuando estuvo a un par de metros de distancia empujó la capucha hacia atrás - Mi señor~- la voz áspera y profunda siempre parecía teñida con dobles intenciones por el tono que empleaba - Lamento no llegar a tiempo, he tenido por la ciudad subterranea a buscar cierta información antes que el portador se fuera de Nohr. Antes de comenzar me gustaría mostrarle algo si cuenta con tiempo. - no se movió, no lo haría sin una orden o al menos un gesto que se lo permitiese, ni se acercaría ni sacaría la joya aún, si a su señor no le interesaba oírlo o prefería pasar derechamente a sus asuntos no insistiría.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Leon el Miér Jun 14, 2017 6:51 pm

La tarde empezaba a teñir el cielo de naranja  cuando el cuarto príncipe a la corona real de Nohr cerró con llave la puerta de sus aposentos y caminó presuroso hacia las caballerizas. No ocultaba su rostro tras una negra capa sino que llevaba el cabello a la vista de todo el mundo, mostrando orgulloso ese emblemático color que le caracterizaba cono un hijo legitimo portador de la sangra de Anakos. A donde iba un señor de sus características vistiendo lo que a sus ojos eran meras ropas de viaje? Pues nada menos que a una de las zonas más feas de su país, los pantanos.
Llevaba un chaleco de corte largo, que asemejaba más a un saco con mangas, pero que no contaba con las piezas de armadura internas para considerarse un brigandin. Su camisa de seda le colgaba grácil en ambos brazos y, al momento de entrar en las caballerizas, estaba terminando de ajustar sus preciados guantes. Todo su conjunto era de un impecable color negro que, si bien eran piezas de ropa simples, las texturas y pulcritud de ellas denotaban en Leon su alta cuna.
El mozuelo de las caballerizas tartamudeó un poco al verle, pero raudo fue en busca de su caballo una vez que se le dio sus órdenes. Era un muchaco joven y cubierto de pecas y pelo rizado, el cual se lo había cruzado varias veces en los establos. NO tenia gran opinión de él, pero a su montura predilecta parecía agradarle aquel delgaducho adolecente, ya que era de los pocos sirvientes con los que no relinchaba y pataleaba.
El joven llegó cinchando de las riendas de su fiel corcel, un caballo de negro manto el cual apenas hacia poco había llegado a la adules. Sus criadores le habían dicho que crecería un poco más todavía, pero para el mago ya era bastante difícil manejar una bestia de ese tamaño, y se preguntaba si habría algún hechizo para evitar que siguiera creciendo.
Una vez que estuvo sobre su fiel Darkness , cabalgó veloz hacia las expensas del palacio para entregar una larga lista de extraños elementos los cuales requería y que, si bien se le preparó su equipaje con gran celeridad, ya era noche cerrada cuando el príncipe por fin pudo ponerse en marcha hacia el pantano. Una decena de diversos frascos de vidrio tintineaban en sus alforjas mientras avanzaba a paso firme por las áridas praderas de su reino. Como iba a lomos de una bestia tan grande a la que apenas y podía controlar, el príncipe debía tomar el camino más largo y extenuante, pero no era nada que no hubiera calculado previamente en su meticulosa preparación. Cuando llegó al claro habitual en medio de  la zona de lodazales su invitado todavía no había llegado lo que lo hizo arquear una ceja. Niles era siempre extremadamente meticuloso y sabia la importancia que significaba para el joven príncipe la puntualidad… Le habría ocurrido algo? Antes de continuar dándole vueltas al asunto se le antojó más seguro esperar con un tomo mágico entre las manos, por lo que  bajó de su montura y ató al animal a una rama baja. Antes que terminara de desatar el primer nudo de su alforja unos pasos a su espalda le informaban que su compañía había llegado sin siquiera darle tiempo real de ponerse verdaderamente nervioso por su tardanza.

-Muy buenas noches Niles,  Debo admitir que me sorpeende verte llegar después que yo… pero si tienes información nueva estás más que disculpado, por supuesto.-

Terminó de sacar el grueso tomo de tapas purpuras, y abrazándolo en su pecho se volvió para mirar cara a cara a su fiel sirviente. Le sonrió. No solía mostrarse amable o comprensivo en general con nadie, pero Niles había sido siempre la excepción a muchos casos.

-Por supuesto que contamos con tiempo. Adelante, expláyate cuanto gustes, la noche es joven.-

Extendió la mano abierta ante él, indicándole que podría acercarse o sentarse con comodidad.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Nosferatu [3]
Tónico de def [1]
Página oscura [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3338


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Niles1 el Dom Jul 30, 2017 3:08 am

Era raro en él llegar tarde cuando era una cita con su señor, de hecho lo normal era que llegase temprano y esperase para no hacer esperar al rubio, por eso mismo se aproximó con tanta cautela temiendo haber ofendido al príncipe menor con su falta de puntualidad sin haber avisado antes. El rubio no era un ser cruel o irracional y no era por ello que venía tal comportamiento si no todo lo contrario, la forma que le trataba Leon con respeto y paciencia le hacía ser aún más servicial y agradecido, a fin de cuentas era gracias a él que seguía con vida y tenía, no solo un techo sobre su cabeza, comida en su estomago y oro en su bolsillo si no que también un propósito para su vida. Se aproximó solo cuando el menor se lo indicó alzando su mirada para examinar al joven deteniendose solo unos pasos frente a él. Si bien le superaba en altura no se sentía superior ni tampoco sentía que el menor fuese menos imponente aunque debiese de alzar su mirada si quería verle al rostro, la forma de pararse y de moverse de Leon, incluso su sonrisa, le parecían propias de un rey para el arquero.

Metió su mano en el bolsillo y extrajo esta en un puño con la joya en el interior, el peso de la misma era excesivo para un simple anillo, solo con fundirlo habría podido sacar una considerable cantidad de oro. Extendió su mano hacia Leon exponiendo la joya en la palma de su mano enguantada. El contraste era absurdo, el anillo había sido pulido para poder constatar mejor el tallado de la gema y ahora parecía atrapar cualquier deje de luz de aquel lugar, el oro también había sido pulido para determinar su pureza y parecía renovada... claramente un robo en la mano cubierta por un guante de cuero desgastado y hasta algo sucio por el uso. No dejó mucho tiempo para que el príncipe sacase conclusiones apresuradas pues se explicó casi al instante - Lord Leon, lamento no habérselo comunicado antes. Este anillo pertenece al príncipe Pelleas, de Daein. Tras nuestro... ejem... encuentro... él huyó demasiado rápido dejando atrás este anillo al no encontrarse con el resto de sus pertenencias. Lo he hecho tazar por varios joyeros y recién hoy he encontrado uno con suficiente experiencia como para que pudiese realizar un tazamiento correcto. La gema es un ópalo de fuego y es más hermosa cuando se le ve cerca de las llamas, fue facetada por alguien experto y engarzada en oro tallado a mano. Vale una pequeña fortuna. - carraspeó al decir aquello, más dinero del que él hubiese llegado a poseer en toda su vida pero que seguro para Leon no eran más que monedas de cambio - Intenté averiguar su procedencia pero el anillo no está sellado, ha sido un pedido especial sin marca, lo único que se sabe es que estas gemas pueden encontrarse en zonas montañosas de suelos de roca sólida y a mucha profundidad. El príncipe Pelleas poseía muchos anillos y si este es solo uno que no le importó dejar detrás ya puede adivinarse la riqueza de la familia real. - concluyó finalmente en el punto que quería llegar.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Leon el Mar Oct 10, 2017 2:54 am

Leon aceptó sin dudar el anillo que le ofrecía su retainer con la curiosidad presente en sus pupilas. Era, sin lugar a dudas el anillo de un noble de eso no le cabía dudas. Mientras el peliblanco le explicaba como lo había obtenido Leon lo tomó entre sus dedos y lo observó en detalle. El trabajo que tenía la pieza de joyería era tal que no se comparaba con su propio anillo nobiliario. Una pizca de celos invadieron al mago quien arrugó ligeramente el entrecejo.

-Dices que el heredero de Daein viajaba sin escolta, verdad? Eso creí entender en tus cartas. Y si además viajaba con una pequeña colección de esta joyería…
Astuto, muy astuto. Un hombre que viaja solo puede pasar por cualquier frontera sin llamar la atención si es hábil. Y cargando una fortuna que podría comprar un ejército donde quiera que este… Si esto es orquestado por ese tonto rey y su hijo… podrían estar planeando darnos un golpe al mismo tiempo desde  dos  flancos! -


Atrapó con fuerza la joya entre sus manos y la apretó con fuerza mientras comenzó a caminar en círculos por el claro para ayudarse a pensar.  Ideas nefastas  comenzaron a formarse en su mente. La noticia con la que Xander había regresado de que se llegaron a una tregua con Daein todavía no se la terminaba de tragar. Su hermano era muchas cosas, un gran estratega militar, un magnifico guerrero, pero también era demasiado confiado con las personas a los ojos de su hermano menor. Sin ir muy lejos, el pasado de su retainer más cercano seguía siendo un misterio, así que perfectamente el príncipe del reino enemigo bien podría haberlo mandado a casa con una promesa vacía y seguir afilando la daga, preparándose para saltarle por la espalda .
Se frenó en seco e inhalo largo para sacar lentamente el aire de sus pulmones. Nada lograba si seguía hirviendo su mente con teorías conspirativas y  traiciones. Se giró hacia el arquero y ye pasó de regreso la joya que le había entregado.

-Toma, véndela en el próximo de tus viajes, en el país más lejano a Nohr que encuentres.
Una joya de este trabajo debe tener nombre en su país natal y si llega a ser vista por los ojos correctos, será identificada de inmediato. No puede ser vista en Nohr, menos que menos formar parte del tesoro nacional, no cuando tenemos una “tregua” o lo que sea que haya pactado Xander con el reino de los locos.

Guárdala con gran cautela y no permitas que nadie aparte de ti la vea.
Cámbiala por lo que gustes pero no regreses a la capital si tienes la menor sospecha de que alguien te está siguiendo después de venderla.
El asunto con Daein es delicado, y su monarca ya me ha demostrado que la sensatez no está de moda en esas tierras. –


Suspiró antes de continuar.

-Respecto al joyero que logró identificar con detalle el anillo… Asegúrate de silenciarlo. No podemos dejar ningún cabo suelto.-


Miró al arquero firme y fríamente, haciendo pesar en la mirada el peso de su orden.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Nosferatu [3]
Tónico de def [1]
Página oscura [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3338


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Niles1 el Lun Oct 16, 2017 4:52 pm

Cuando su señor tomó el anillo sintió extremadamente vacía su mano pero no mostró ni siquiera una mirada triste por el anillo que asumía ya perdido. No dudaba en entregar lo que fuese a su señor, le debía la vida y todo su ser, incluso si Leon le pedía que le entregase la ropa que llevase puesta y sus armas antes de enfrentarse a una legión de enemigos lo habría hecho sin dudar y pelear con sus propias manos aunque fuese una locura, entregar un anillo sin importar su valor era algo que no tenía problema en hacer, aunque o significaba que no le pesara abandonar voluntariamente tanto dinero.
Bajó su mano cuando la encontró vacía y esperó a que el rubio caminase y pensara en todas las posibilidades, asintió a un par de cosas y solo habló para respaldar lo que decía - Sin escoltas. Aunque en casi todo momento se encontraba con lo que asumo sería su ayudante... entretenimiento o similar, un hombre de escasa ropa y sumamente delgado, no parecía armado o al menos no a la vista, con la escaeces de ropa estoy seguro que no tendría nada más grande que una daga oculta en algún lugar pero nada que pudiese ser considerado como un guardaespaldas. Diría que es... - pensó un momento intentando buscar una palabra adecuada pero su vocabulario no era tan extenso ni refinado como el de su señor y estando a solas no temió en soltar como mejor sentía que podría entenderlo - ... diría que está entregando el culo al príncipe por dinero o posición pero tiene una actitud muy poco complaciente hacia el príncipe y le vi guiando mucho al príncipe, incluso hablar por él anteponiendo su voz, interrumpiendo y hasta decidiendo por él que compras realizar en los mercados populares. Viajan ambos con un muy bajo perfil, como si fueran solo dos hombres de casa noble, las ropas del príncipe eran buenas pero no tanto como para llamar demasiado la atención, sus joyas se ocultan bajo mangas anchas y sus libros de magia oscura se cubren con una amplia capa blanca. Incluso en Durban donde los magos oscuros tienen privilegios parecía buscar pasar desapercibido. - recordó el primer enfrentamiento y sintió nuevamente un escalofrío al recordar la fuerza de su maldición - Es un poderoso mago oscuro, tiene un control muy preciso de la magia y una presencia oscura casi tan fuerte como la suya. - cuidó en ubicar bien el “casi”, no quería ofender al joven príncipe de Nohr con comparaciones con el posible enemigo pero era un dato que consideraba importante.

Extendió su mano cuando se le entregó de regreso el anillo, feliz mostró una sonrisa, no ocultaría que estaba feliz de poder venderlo, ya destinaba aquel dinero a mejorar su arco, comprar mejores materiales para sus flechas y sustituir los guantes que había arruinado en el viaje y con el dinero que le sobraría seguramente iría a apostar, no negaría su propia naturaleza - No se preocupe, la venderé muy lejos de aquí, tengo ya en mente un lugar donde podré ubicarla sin riesgos. - la siguiente orden también fue tomada con una sonrisa - Tómelo como hecho, en cuanto usted me libere será lo primero que haré. - conocía donde trabajaba aquel hombre y al ser su taller también su hogar confiaba en poder encontrarlo, si no siempre estaba la taberna cercana. En aquellas zonas de la ciudad si alguien aparecía con una flecha en el cuello nadie hacía preguntas, solo se limpiaba el lugar y se continuaba con la vida, preguntar podía significar que tu garganta fuese la próxima en ser atravesada.

Guardó el anillo en la pequeña bolsa de cuero que colgaba de su cinturón y la cerró, tintineó junto con algunas monedas pero lo apretó enseguida con un pequeño adorno que llevaba a la cadera que ocultaba la bolsa e impedía que lo robasen sin que él lo notase. Levantó su mirada de único ojo al príncipe - Su hermano es un ingenuo si me permite decirlo. No me extrañaría que en alguno de sus viajes regresase con una espada clavada en su espalda y con aquel mujeriego de su guardaespaldas corriendo hacia el horizonte. No me incumbe pero me molesta mucho la presencia de Laslow, guiñando su ojo a todo lo que tenga falda, poniéndose a un lado de la corona con una sonrisa ganadora... por lo que sabemos de él podría ser un espía de Hoshido ganando la confianza del heredero a la corona para enterarse de todos los movimientos militares y planes de Nohr hacia Hoshido... o de Daein. O de cualquier lugar realmente. Salió de debajo de una piedra y tomó posición junto a Xander muy convenientemente. No lo he investigado profundamente pero por lo poco que he buscado nadie parece haberlo visto antes en Nohr... - se quedó con esas palabras... a decir verdad había otra persona que había aparecido de la nada y se había posicionado muy peligrosamente cerca de la corona, de hecho su propio compañero de trabajo. Pero con todo Odin no parecía tan peligroso como Laslow y con tal personalidad siempre había alguien que le respaldaba diciendo que era tal o cual escuela de magia oscura haciendo más dudosas las investigaciones del arquero. Tomó aire pero no dijo más nada pese a que había tenido la intención, solo se paró derecho y alzó su mentón - Pero no le quito más su tiempo, bastante he estado en falta llegando tarde. ¿Desea comenzar con su entrenamiento? -
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Leon el Miér Nov 01, 2017 6:17 pm

Con la mano en el mentón Leon escuchó atentamente las palabras de su retainer. Por su descripción todo indicaba que Pelleas era de los que gustaba del cariño de los de su mismo género.

-El príncipe de Daein? Estas seguro de esto?  Por lo que me dices interpreto que ese tal Pelleas viaja con su amante sin tapujos…  
Un rumor así podría arruinarle la imagen a un rey, incluso a un reino entero!
Jum… si los vuelves a ver… si te los llegas a cruzar, tráeme pruebas contundentes de que ese.. “poderoso mago”-
pronunció estas palabras con un deje de rencor en la voz – -es realmente intimo con hombres. No me importa como hagas, solo tráeme una prueba verídica de ello.

De su amante no pudiste averiguar nada más? Nombre? Profesión? Por como lo describes parece ser alguien con lengua afilada, labios dulces y piernas… en fin, con esto me basta.
De hecho que ande con amante no es lo más sorprendente de todo lo que me cuentas, sino que el hijo de ese gorila con corona tenga capacidad para comprender lo arcano. Eso es lo realmente increíble de todo esto.-


Leon se acomoda el cerquillo y respira hondo preparándose para pasar la página del tema, nada ganaría en este momento si le seguida dando vueltas.
Sonríe al ver que Niles no tiene ningún tapujo en acatar su orden. Temió por un instante que al joyero tratarse de un contacto de él, le intentara convencer de lo contrario. Pero no, el arquero era así, certero y sin apego emocional a nada aparentemente. Avances hasta él se sorprendía que siguiera regresando a él.
Ya había abierto su libro para reencontrar el capítulo del experimento de hoy, cuando Niles le recordó lo que él ya pensaba del retainer de pelo cenizo. Suspiró.
-El Señor  Laslow ha debido de pasar alguna prueba o iniciación en secreto con mi hermano ya que este le confía su vida ciegamente. He intentado varias veces hacerle notar este hecho que tu mencionas a Xander, pero simplemente lo menosprecia y me termina cambiando el tema dándome palmadas en la cabeza como cuando era un niño.
No, debe haber algo que no estamos viendo, una pieza probablemente nos falte del rompecabezas. O eso es lo que quiero creer ahora, pues no puedo hacer más nada.
Aun así lo sigo vigilando a ese mujeriego.-

No le cruzó por la mente hacer la comparación con Odin, simplemente no le nacía sospechar de él. Debía ser a que era su pupilo y pasaban largas horas codo a codo estudiando y experimentando. O que había sido su propio padre él que se lo encomendara. Como fuera la mente de Leon simplemente no levantaba sospechas sobre él.
Pensar en su hermano le recordó el último encuentro que habían tenido hacía varios días ya. Esa reunión en su estudio cuando por fin entendió sus sentimientos hacia él. Sin poder evitarlo sus mejillas se tiñeron levemente de rosa.

-Muy bien, informe presentado. Te felicito Niles, tan eficaz como siempre. Haré que se te pagué doble esta semana.
Ahora, para empezar, quítate la camisa y recuéstate boca abajo sobre el tronco.-

Dijo señalando un árbol tumbado que esa noche oficiaría de mesa.
Volvió hasta su  caballo y buscó entre las alforjas las herramientas que necesitaba, y mientras estaba allí notó que su caballo comenzaba a inquietarse. Primero dando pequeños cabezazos y pateando  nervioso el suelo, hasta que finalmente comenzó a moverse de un lado a otro con fuertes ademanes que casi tumbal al mago que se alejó enseguida que el animal se puso nervioso.
-Darkness? Que pasa?-
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Nosferatu [3]
Tónico de def [1]
Página oscura [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3338


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Niles1 el Dom Nov 12, 2017 11:59 pm

Sonrió para si mismo al escuchar tal pregunta pero se guardó la respuesta de momento, Pelleas no solo viajaba con lo que parecía su amante si no que también había mostrado interés en los hombres, de una manera retorcida y no muy convencional, no de manera explícita pero más que palabras el arquero confiaba en las reacciones del cuerpo, las cuales habían dejado en evidencia al príncipe del país militar de Tellius. Solo asintió con la cabeza, pensaría mejor como decirle si es que le decía lo que había ocurrido, quizás después del entrenamiento cuando estuviesen regresando, en cambio del supuesto amante no sabía mucho más que su apariencia - Nada de ese hombre, solo su aspecto, pero si es de importancia para usted no tendré problema en averiguar más. No debería ser difícil, es muy fácil de ubicar, su cabello negro llega casi a sus tobillos, viste como una bailarina de taberna y se pinta el rostro como una, aunque carga tanto oro como una escaladora de la corte. - recordaba especialmente el oro, entre el collar y sus brazaletes, a simple vista estaba seguro que podría comprar un poblado pequeño y sobarle dinero para mantenerse por varios meses... siempre y cuando aquellas joyas fuesen de oro macizo.

Se confortaba con saber que Leon compartía la opinión que tenía del espadachín de cabello ceniciento, aunque en una parte de su ser esperaba que fuese un espía y que Xander encontrase la muerte en sus manos, de esta manera podría darle muerte de inmediato y su señor estaría al siguiente en la línea de sucesión al trono. Creía a Leon mucho más capaz de gobernar que a Xander pero era algo que no diría en voz alta, ni siquiera a su señor. Solo guardó silencio obediente y agradeció con un bajar de su cabeza por el cumplido - Sabe que no lo hago por el dinero pero será bien recibido. - sin dilatar demasiado la cosa se dirigió hacia el tronco donde le había indicado. Se desabrochó la capa y la dejó apoyada sobre la corteza donde pondría su cabeza para no lastimarse con las irregularidades de la madera o terminar con musgo venenoso en la boca por accidente. Se quitó la banda de cuero que cubría uno de sus pectorales y la dejó allí también seguido por la camisa ajustada. Su piel morena dejaba en evidencia las numerosas cicatrices más claras, algunas solo como líneas rectas y delgadas, otras ya más grotescas como gruesas líneas rosadas sobresalientes de la piel como cuerdas delgadas, incluso quemaduras y formas intrincadas oscurecidas en la piel como un tatuaje pero no eran más que residuos de hechizos y maldiciones oscuras que su señor le había aplicado.

La voz del mago le hizo detenerse antes de recostarse, el caballo estaba demasiado nervioso al punto de empujar a su dueño cuando intentaba tranquilizarlo. Desconfiado tomó su arco y sacó una flecha ya apoyándola en la curvatura pero sin tensar la cuerda aún - Echaré un vistazo en los alrededores. No se preocupe, no debe ser nada, seguro el caballo se asustó por algún animal del pantano. - no habían muchos animales pero los que habían eran de temer, serpientes principalmente, algún caimán o en el peor de los casos laguz lobos. Aunque la posibilidad de que fuesen emergidos no salía de su mente, Nohr estaba libre de ellos pero de tanto en tanto alguno aparecía, sobretodo en las áreas menos pobladas como esa misma.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Leon el Lun Dic 04, 2017 6:42 pm

“Bueno, ese principete viene de un país de guerreros brutos e ignorantes, es normal que tenga gustos bajos para sus amantes” Pensó por dentro el  mago al escuchar la descripción física del amante masculino de Pelleas. Lo hubiera dicho en voz alta, pero no le apetecía decir mucho en voz alta comentarios desagradables sobre dos amantes. Él mismo estaba aclarando sus sentimientos hacia su hermano, y el gusto de su retainer hacia el cariño masculino no era ningún secreto de estado, así que comentarios de índole peyorativo hacia las personas con esa preferencia le empezaban a dar mal sabor de boca.  

Junto a su caballo el mago le miraba relinchar sin tener idea como calmarlo. Miró en todas direcciones intentando ver la causa de la agitación de su montura, pero no llegó a ver nada fuera de lo usual, y el relinchar de su montura no le hacía fácil escuchar nada tampoco.

-S-si, mejor ve Niles-

Le dijo al arquero mientras daba un par de pasos hacia atrás de Darkness, el cual solo sea relinchaba más con cada segundo.
Leon no esperó a que un lobo salvaje le saltara al cuello antes de hacer algo. Tenía su preciado tomo de ruina entre las manos desde que se volteara a saludar al arquero, así que estaba listo y preparado para hacerle frente a lo que sea que saliera de la espesura, pero también sabia que, en un mano a mano tenía todas las de perder. Tragó saliva y fue tras los pasos del arquero, si algo surgía era mejor tener un compañero que pudiera ayudarlo que uno que solo relincharía más fuere.

-E-espera, lo mejor s-sería no separarnos, no crees?-

Dijo con la voz entre cortada y respirando agitado. La carrera que había tenido que hacer para llegar hasta el retainer era corta, pero la constitución del mago no era la más alta. Agitado y con la capa desacomodada por la corrida el príncipe se percató de un movimiento entre los arbustos y casi de inmediato que miró en esa dirección, un par de ojos carmesí le miraron de regreso confirmando el temor del mago.

-Niles! Por allí! Emergidos-

Dijo señalando con el pulgar hacia el par de ojos rojos que le miraban fijamente y comenzaban a avanzar hacia él.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Nosferatu [3]
Tónico de def [1]
Página oscura [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3338


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Niles1 el Mar Ene 02, 2018 2:23 am

Se había alejado un poco pero sin salir aún del claro en donde se encontraban, estaba bastante seguro que no sería algo de mucha preocupación y normalmente no estaría con tanta cautela, pero en compañía de Leon la situación cambiaba, tenía que tomar todas las precauciones posibles y cuidar con todas sus capacidades al príncipe. Así que si incluso era solo una liebre entre las plantas él iría armado a la caza de lo que molestase al rubio.

Con el arco entre sus dedos y la flecha tensando la cuerda avanzó hasta escuchar los pasos apresurados de su señor, se detuvo para dejarle darle alcance - Como guste, mi lord. Pero creo que estará más seguro en un lugar despejado donde puede ver el peligro acercarse que adentrarse entre los árboles conmi... - se silenció cuando escuchó un suave crujir, lento, entre los matorrales. Era difícil concentrarse en el ambiente cuando el alterado caballo relinchaba llamando la atención de su dueño y movía la rama donde estaba atado intentando liberarse para huir a algún lugar más seguro. No fue él si no Leon quien vio primero al emergido, dándole un golpe en su orgullo y sintiendo que fallaba un poco en mantenerlo seguro, pero sin detenerse en aquellos pensamientos alzó sin dudar el arco y apuntó con su flecha a donde el arcano señalaba, no tardó en encontrar el reflejo rojo de la mirada fija del enemigo. El emergido se acercó un par de pasos y solo cuando estuvo con su objetivo al descubierto y asegurado el arquero disparó al pecho. El impacto hizo retroceder al emergido unos pasos pero sin molestarse siquiera en quitarse la flecha de su pecho, demasiado centrada y por ende no habiendo llegado al corazón, se abalanzó ahora a la carrera hacia ambos - ¡Quédese a mi espalda! - gritó mientras en un fluido movimiento perfeccionado solo por la práctica, sacó una flecha del carcaj de su cadera y disparó apresurado, ni siquiera llegando a tensar del todo el arco tanto por la falta de tiempo como por la cercanía que tenía al enemigo, no sería necesario hacer viajar tanta distancia a la flecha y apuntando un tanto más arriba ni siquiera necesitaría atravesar demasiada ropa. La flecha atravesó la garganta del emergido y esta vez el impulso le hizo caer hacia atrás y no se volvió a levantar, la sangre se extendía bajo su cuerpo más rápido de lo que la tierra llegaba a absorver.


Con uno caído el arquero, aún con su pecho al desnudo y su arco siendo tensado con una tercera flecha, escudriñó el entorno - Los emergidos nunca viajan solos, deben haber más en la zona. No es seguro que regrese solo a caballo, quédese conmigo y saldremos del pantano. Conozco un camino que estoy seguro que está despejado. - su voz ronca y profunda e dejó escuchar baja y tranquila mientras seguía revisando los huecos oscuros entre los árboles con su único ojo sano. Paso a paso se acercó al cuerpo del emergido y destensando la flecha apoyó un pie sobre el pecho del caído para extraer de un tirón seco las dos flechas clavadas. Esta vez fue el caballo que relinchando repentinamente presintió el peligro acercándose no lejos de donde había venido el primero. Esta vez dos se aproximaban por un flanco mientras un tercero les rodeaba para cortarles cualquier intento de escape de aquel lugar.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Leon el Miér Feb 14, 2018 2:43 am

Mantener la calma ante todo.
Leon se había escuchado. Sabía que la voz le estaba temblando y se maldijo a si mismo por tal demostración de debilidad frente a un subordinado. Por más confianza que hubiera en el arquero, dejar salir tan flagrante signo de debilidad era imperdonable.  
Apretó los dientes y se colocó a la espalda del arquero cuidando de no interrumpirle en su mortal disparo, pero manteniéndose cerca. La flecha cortó el aire de un silbido y se coló hasta el cuello de su víctima derribándole de un solo tiro. Una hazaña sorprendente para cualquier arquero incluso dentro de las filas de Nohr, pero en el habilidoso Niles ese era hasta un tiro apurado.
Asintió con la cabeza posando su mano sobre el hombro del arquero.

-Cierto, nunca viajan solas, estemos alertas.-


Se volteó a mirar en la dirección opuesta a la que su retainer, flanqueando y cuidando su espalda mientras avanzaban con cuidado entre la espesura siguiendo la ruta que decía saber el peliblanco.
Su caballo volvía a relinchar fieramente por lo que el príncipe arrugó los labios. Se había confiado en que su país estaba al cien por cien libre de la plaga, por eso se descuidó a adentrarse en la zona pantanosa sin protección extra. Ahora estaba pagando la consecuencia de su descuido y le pegaba contra el rostro una nueva verdad, ya no contaba con un lugar apartado seguro en el cual poder hacer sus experimentos con libertad. Si esto seguía así tendría que llegar a recursos extremos, ya que su laboratorio en las mazmorras comenzaba a levantar sospechas.

-Estos malditos emergidos… todavía persisten en adentrarse en nuestras tierras….-

Murmuró de dientes apretados mientras avanzaba detrás del arquero, cuidando de mantener la suficiente distancia pero respetando el espacio personal de cada uno.
El relinchar de Darkness a su espalda le ponía nervioso.
Abrió el libro que abrazaba contra el pecho y tomando al arquero por el hombro le detuvo en su avance.

-Espera…. No pueden ser demasiados de ellos. Estamos en los pantanos pero nuestras fronteras están bien cuidadas…. Puede que incluso estemos corriendo de una sombra, que no haya ningún enemigo delante y descuidando a mi montura de que la ataque un caimán.
Tengo una idea…-


Busco raudo entre las páginas del grimorio hasta dar con un hechizo de viento lo suficientemente poderoso para probar su punto.

-Niles, voy a despejar la zona. No sabemos cuántos enemigos hay, pero no deberían ser demasiados, nuestras fronteras son buenas!.-


Dijo convencido en la eficiencia del ejercito de Nohr, aunque con una gota de sudor nervioso corriéndole por la frente.

-Estoy seguro de que son pocos los emergidos en la zona, por lo que atacaré directamente  a la espesura. Eso revelará nuestra posición abiertamente y nos atacaran, pero también nos dará la cantidad exacta de emergidos a los que nos enfrentamos.-

Dijo esforzándose por mantener la confianza en su tono y empezó a recitar el hechizo de viento.
El aire silbó a su alrededor, fijó con la mirada un objetivo al azar, entre la espesura más cerrada, y liberó su poder salvajemente hacia la naturaleza.
Las nauseas le hicieron tambalearse pero aun así se mantuvo de pie.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Nosferatu [3]
Tónico de def [1]
Página oscura [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3338


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Niles1 el Dom Feb 18, 2018 3:36 pm

No dudaba de la habilidad de su señor para el combate pero era su trabajo el mantenerlo seguro, incluso a costa de su propia vida. Uno de los emergidos había caído pero no podían estar seguros, ni siquiera en tierras liberadas - Hay demasiados y más cerca de las fronteras. Por más que nuestras tierras estén fuertemente defendidas, no lo están así las tierras vecinas, sobretodo al este, en la frontera con Hoshido. - explicó rápidamente el peliblanco. En sus viajes y misiones había visto bastante mundo y había visto en todos lados emergidos, en mayor o menor medida.

Esperó con su arco tenso y la flecha preparada, con su cuerpo a apenas un par de centímetros de distancia de la de su señor, solo asegurándose de que estuviese allí por el roce de la ropa contra su espalda desnuda, sin tocarlo ni interrumpirle. Al parecer el rubio tenía un plan y uno muy bueno donde no perderían su posición en el área despejada ni descuidarían la preciada pero cobarde montura del príncipe. Asintió con la cabeza y emitió un pequeño sonido de aprobación para indicarle que estaba listo para el plan, cubriendo su espalda y laterales mientras el corto cántico invocaba las ventiscas alrededor del rubio. Contuvo un poco la respiración, con el viento alborotando su cabello y erizando el pelo en sus brazos, las ráfagas les rodearon curvando las ramas más débiles de árboles y arbustos hasta que se expandió como una tormenta desnudando la vegetación más seca. No tardó en verse una figura, antes tapada por la espesura, sosteniendo una espada y un escudo. No demasiado lejos una segunda armada igual pero con menos armadura, vestido y una máscara que cubría su rostro - Dos a su espalda, ya los tengo en la mira. - anunció ya apuntando con su flecha al enemigo menos cubierto.

Aún con el viento sacudiendo los pequeños cordeles que ajustaban sus botas liberó la flecha que impactó en el hombro del emergido. Este apenas se movió un poco hacia atrás por el impacto y comenzó a avanzar, primero a unos pasos hasta salir de los matorrales y luego en carrera directa, su compañero le imitó - ¡Tenga cuidado Lord Leon! - vociferó y tensando nuevamente el arco volvió a disparar, la flecha fue bloqueada por el escudo en un natural y entrenado movimiento. Acorralado el arquero no tuvo más espacio para seguir disparando por lo que alzó su arco de forma transversal para bloquear con la parte metálica el golpe de la espada enemiga, dejando su defensa abierta recibiendo un corte en su cintura con la espada del otro. Un corto grito fue contenido al apretar sus dientes.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Leon el Miér Feb 21, 2018 2:23 am

Su hechizo fue un éxito. Las ramas y hojas salieron volando  y se arremolinaron alrededor en el claro. Las aves echaron vuelo y las alimañas más pequeñas se arrastraron lejos de la ferocidad de la ventisca mágica creada por el príncipe. No cabía duda de que este reciente libro que había adquirido de magia de viento era todavía más poderoso que cualquiera que hubiera tenido entre sus manos hasta el momento, pero a su vez, el mareo que usar magia ajena era el doble de poderosa.
La magia no solo se manifestaba en el exterior, sino que en el interior del mago también. Su arte siempre implicaba una consumición de energía interna para funcionar, esa era la forma en que había aprendido, por lo que nunca podía castear un hechizo sin importar de qué clase se tratara sin que tuviera un mínimo efecto en su interior. Por eso, a la hora de elegir magia ajena, siempre elegía la de viento ya que era la más fácil de llevar en su efecto colateral.
Una vez que su hechizo se disipó, dos emergidos quedaron al descubierto, con sus feroces ojos rojos fijos en ellos. Niles, ágil y atento como siempre, no perdió el tiempo y rápidamente cargó una flecha en su arco para atacar al enemigo. Leon, fue a imitarlo pero estaba todavía muy mareado por el hechizo. No bien se incorporó, el mareo interno  hizo que le fallaran las piernas y callera de cola al suelo sobre el asqueroso suelo de tierra húmeda.
No tuvo tiempo para indignarse y hacer escándalo, ya que al instante los dos emergidos se vinieron encima de ellos. El primero fue rápidamente interceptado por el arquero, pero pese a su destreza en combate no pudo evitar ser herido en el costado por la hoja del rival.

-Niles!-


Exclamó mientras volvía a abrir su libro sin titubear y lanzar el feroz hechizo sobre los emergidos una vez más. Esta vez el ataque era directo contra ellos, por lo que el emergido que había osado atacar a su retainer voló por los aires chocando contra un grueso árbol. El impacto fue un golpe seco, se escuchó como el crujir de ramas y luego el estruendo al caer al suelo, no se volvió a levantar. El segundo emergido se había visto obligado a dar un par de traspiés para atrás, por lo que se le había cortado la carga.
De igual manera el mago ya no podría volver a castear un hechizo esa noche, el mareo era muy intenso, sentía que devolvería su cena en cualquier instante.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Nosferatu [3]
Tónico de def [1]
Página oscura [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3338


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 12:00 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Leon ha gastado un uso de su tomo de Elwind.
Niles ha gastado un uso de su arco de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP y 1 Bonus EXP!

Gracias al incremento de experiencia, Niles obtiene un nuevo skill de la rama Archer:

Camuflaje - Permite al arquero utilizar alguna cualidad del terreno para ocultarse, sea colinas nevadas, montañas, hierbas, arbustos, muros o trincheras; desde allí puede disparar sin recibir contraataques. Mientras permanezca en su camuflaje no será notado por la extensión de tiempo que desee, sin embargo, desde el momento en que lance su primer disparo sí podrá ser detectado.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3331


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El dolor de hoy será la fuerza de mañana [Priv. Leon]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.