Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Mensaje por Crowley el Sáb Jun 03, 2017 1:33 am

El carruaje se mecía durante su avance por el empedrado camino. Era una caravana de tres carretas acompañada de otros cuatro jinetes, que avanzaban a media marcha por el camino principal que separaba el puerto del este de Begnion con la gran capital.
Un día como cualquiera en esa época del año. El cielo despejado y una verde y frondosa  espesura decoraban los costados del camino haciendo del paisaje algo colorido y cambiante ante la vista de los habitantes de los carromatos. Las aves cantaban a todo pulmón, pero su esfuerzo tristemente quedaba opacado por el estruendo de los vehículos al pasar, levantando una nube de polvo a su paso y alejando a los animales silvestres de su paso.

Desde el interior de la carrosa del medio, en un incómodo taburete de madera, viajaba el corpulento Crowley, con los brazos cruzados sobre el pecho y la cabeza apoyada sobre el marco de la ventana, miraba con profundo tedio hacia el paisaje con la mirada perdida mas que disfrutando del mismo. Vestido como era habitual ya en él con una chaqueta de tela gruesa blanca  con pantalones a juego y vistiendo sobre los hombros una afelpada capa de piel del mismo color atípico que su pelo, el hombretón iba demasiado bien vestido para alguien que, por su tamaño, y complextura, conocía claramente la cruda vida del campo de batalla. Por esa atípica combinación de características, muchos de los presentes en el carruaje evitaban cruzar miradas con él.
Estaba terriblemente aburrido por el largo viaje y su lenguaje corporal no intentaba disimularlo.  Si se hubiera tratado de un largo viaje en barco, el grandulón habría encontrado algo para hacer. En cubierta siempre se necesitaban manos para mover las pesadas velas,  subir las redes de pesca o mismo trapear la cubierta. Pero en ese reducido espacio, en esa minúscula caja de madera con ruedas… la historia era completamente diferente. Se sentía atrapado, le dolían los brazos y las piernas solo de estar sentado en la misma posición por tantas horas pero no podía estirar las piernas o los brazos ya que eso golpearía con alguno de los otros seis pasajeros de aquella infernal caja.

Suspiró y apartó la mirada de la ventana. Daba igual que el paisaje fuera encantador si sus ojos no eran capaces de apreciarlo.
Estaba de camino a la capital del enorme país para llevar unos documentos y cartones de… no tenía idea de que eran o para que eran necesarios, el hombretón herrero no se había molestado en preguntar siquiera. Así que ahora estaba en ese agobiante viaje y ni siquiera sabia porque.
Intentó despejar la cabeza y se puso a investigar a los pasajeros del carruaje por vez primera, ya que hasta entonces había evitado siquiera contacto ocular con cualquiera de ellos.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Mensaje por Nozomi el Dom Jun 04, 2017 5:21 pm

La joven Hoshidana emitió una risa suave. Incluso si la conversación fluía con facilidad entre la muchacha y la mujer con quien había tenido la suerte de compartir carromato, aún le resultaba difícil quitarse la incomodidad de encima por saberse observada de manera curiosa por las otras personas con quienes compartían el transporte. Algunos eran sutiles, otros no tanto. ¿Sus ropas eran tan extrañas acaso? Es decir, cierto era que estaba prácticamente en el otro lado del mundo, y que en consecuencia sus trajes podían llamar la atención... ¡Pero por todos los espíritus! El trecho de viaje que llevaban ya debería haber sido el suficiente como para saciar su curiosidad...

O quizás no era curiosidad por ella y sus vestimentas lo que hacía que sus otros acompañantes la observasen, sino que simplemente no se atrevían a mirar en dirección contraria.

Después de todo, del otro extremo de la carreta había un hombre bastante...peculiar. Vestía ropajes curiosos a los ojos de la extranjera, de un material que no era capaz de reconocer: algo que resultaba un poco vergonzoso para ella, que había crecido en un ambiente rodeado de telas. Igualmente era comprensible, estaba segura, sin siquiera necesitar tocar, que esas ropas eran bastante gruesas: un material que posiblemente en su tierra natal no sería tan necesario, no con el buen clima que generalmente había. De cualquier modo dudaba que el resto de las personas en la carreta se enfocaran tanto en los detalles de la ropa, y es que habría que ser ciego como para no decir que solo gracias a su contextura física el sujeto imponía. Demasiado distinto al resto de los presentes, que poseían aspectos más sencillos y desgarbados.

Una extraña combinación, pensó para sí. Sonriendo un tanto divertida al notar que la capa de piel, que en un principio le había parecido fascinante: siendo el principal factor de porque el sujeto le llamó la atención, combinaba perfectamente con su cabello bicolor. Aunque eso no evitó que se removiera ligeramente en su sitio. Por más que lograba seguir la conversación que mantenía con la otra mujer a bordo, seguía demasiado consciente de sí misma. Demasiado fuera de lugar: forastera en su totalidad. Detallar a la otra persona que igualmente resaltaba por su apariencia había sido algo casi automático.

Sin nada más que una conversación trivial con la cual distraerse y entretenerse durante el viaje, agradeció que el pequeño niño que iba en brazos de su escucha interrumpiera la charla:

-Mamáaaaaa, ¿Cuanto falta para llegar?.-cuestionaría, con una vocecita infantil, aguda y cargada de tedio. La mujer, suspiró con cansancio.- ¡El camino es largo y aburrido! .- Añadiría, sin permitirle a su madre siquiera contestar. La señora observaría a todos los ocupantes de la carreta con una expresión de disculpas antes de intentar calmar al niño, sin mucho éxito, ante un viaje que ya había sido demasiado largo para el pequeño que no debía pasar de los cinco años.

La maga sonrió enternecida, la verdad era que el pequeño se había portado bastante bien para todo lo que llevaban de viaje.-Mmh?~... Quizás pueda entretenerte con algo.-interrumpiría al pequeño, guiñandole un ojo a la madre de manera cómplice. La conversación que llevaban anteriormente entre ambas había sido en un tono bajo para no incomodar al resto de los pasajeros, así que el repentino arrebato infantil había causado un par de sonidos de molestia, con su intervención esperaba más que nada evitar cualquier conflicto por pequeño que sea, y ahorrarle obviamente al niño alguna clase de reprimenda.-¿Te gustaría escuchar un cuento?.

Para su sorpresa, el pequeño inflo el pecho como un pavo real.- ¡Ya me se tooodos los cuentos!.- El tono altanero, pero infantil, casi consigue sacarle una risita. Pero pudo reprimirlo para mostrar en cambio una sonrisa tranquila, la diversión brillando en sus ojos mientras se inclinaba un poco hacia adelante, no sin cierta dificultad ante la falta de espacio.

-Oooh! ¿Estás seguro?.-Su única respuesta fue un bufidito complaciente y un asentimiento enérgico. Esta vez no ocultó la risa que nació de sus labios.- ¿Incluso el cuento del Samurai y los tres gatos? -. Habia vuelto a inclinarse hacia atrás, no tenia mucho sitio para moverse dentro del vehículo, pero al menos su posición original era más... cómoda que la que había adoptado previamente. Desde su sitio, observó la expresión confundida del chico. Causando que un brillo pícaro apareciese en sus ojos.- ¿Qué sucede? ¡Pensé que te sabías tooodos los cuentos!.-Diría finalmente en un tono travieso. Una de sus manos subió para acomodarse el flequillo, la otra descansando sobre su regazo. La incomodidad no la abandonaba, pero esperaba poder concentrarse lo suficiente en la historia como para distraerse de lo demás.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Mage

Cargo :
Consejera espiritual | Adivina

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
448


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Mensaje por Crowley el Lun Jun 26, 2017 11:56 pm

La primera persona que le llamó la atención al mercenario, fue una hermosa muchacha de vestimentas sugerentes, la cual demoró un buen rato en mirar al rostro directamente .Para fortuna del baboso herrero, esta estaba muy ocupada jugando con un niño como para notar su falta de decoro.
Si bien le miró largo rato, entretenido en ver como su revelador escote le mostraba con lujo de detalle cómo se tambaleaba al menor bache por el que pasaba la carreta, cuando la muchacha le ofreció al niño contarle un cuento, Crowley paró la oreja y le miró por primera vez. El solo título de la historia hizo que el grandulón se girar con el cuerpo completo y la mirara expectante, preparado para escuchar con atención la historia junto con el niño.

Como a todo niño, en su infancia le gustaba mucho que le contaran cuentos, y siempre corría frente a la chimenea cuando la anciana del hogar donde creció les contaba un par a su hermano y a él. Ferid, ya más grande y conocedor de unas cuantas de ellas se aburría y casi siempre se iba del lugar sin terminar el relato. Crowley no, jamás. Siempre permanecía quieto en su lugar, mirando a la mujer moviendo las manos mientras teatralizaba las escenas que estaba representado.  Con los ojos bien abiertos, el cachorro de mestizo prestaba oreja a cada palabra, a cada gesto.
Ahora, ya crecido y habiendo recibido el golpe de dos mundos sobre su espalda, ya no corría frente a las chimeneas a escuchar historias. Pero siempre que podía, estando de pasada en alguna taberna donde un veterano entretenía a los niños por bebidas, prestaba oreja una vez más. Ya no para maravillarse con historias fantásticas, sino porque había aprendido que muchas de ellas llevaban fragmentos de historia en ellas, y como la que ofrecía la muchacha parecía contener miembros de la especia de su padre, al cual todavía tenía cierta esperanza de encontrar, prestó completa atención a la despechugada mujer.

-Vamos! Cómo va la hist-

Empezó a protestar el hombretón a lo que la joven arcana se demoraba, pero no llegó a terminar su frase que un estruendo en el exterior de la carreta y una fuerte frenada lanzó al hombretón contra el respaldo de su asiento y le arrojó al veterano que había osado en sentarse enfrente a él. El golpe fue contundente, pero no lo suficiente como para provocarle un gran moretón en la espalda, no así al resto de los integrantes de la carreta.
Crowley no perdió el tiempo. SI habían dado una frenada de ese tipo significaba que algo igual de malo debía haber emboscado su caravana. Se sacudió al hombre de encima sin ninguna clase de modales, arrojándolo de nuevo contra su asiento y tomando el hacha que había viajado con él envuelta en trapos viejos. Bajó de un brinco y corrió hacia el frente de las carretas para ver con sus propios ojos lo que su mente ya había calculado: Emergidos. Un pequeño grupo de ellos atacaban sin piedad a la primera carreta, cortando las carnes de los animales y astillando las paredes de madera intentando alcanzar a la gente en su interior.
Se tronó los nudillos. Este no iba a ser un viaje tan aburrido después de todo.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Mensaje por Nozomi el Mar Jul 18, 2017 11:16 pm

La sonrisa en los labios de la maga se hacía más traviesa y picara conforme a más silencio guardaba el niño. Este, en un gesto ofendido y berrinchudo se cruzaría de brazos e inflaría los mofletes: aparentemente tendría que picarlo un poquito más si es que quería escucharlo ceder, aceptando que no se sabía la historia mencionada por Nozomi. Pero poco tiempo tendría la maga para pensar en cómo conseguir su pequeño objetivo.

Primero, una voz gruesa y masculina rompería el silencio. Sobresaltándola un poco al pillarla por sorpresa, no se esperaba que un tercero fuese a intervenir. Pero ni ella pudo girarse para ver quien hablaba, ni la voz tuvo tiempo para concluir su oración. Así como en una tormenta donde primero se veía el relámpago y luego se escuchaba el trueno, el carromato recibió un gran estruendo como único anuncio de una inesperada detención. Dada su posición, la joven Hoshidana fue impulsada hacia adelante, apenas alcanzando a reaccionar, sin ser capaz de reaccionar más que un simple e instintivo movimiento: llevar sus manos hacia adelante.

El gesto fue casi totalmente inútil, sus manos tuvieron tanto buena como mala suerte por igual, quedando su diestra sobre uno de los hombros de la madre del infante, y su zurda en cambio pasando de largo, sin topar con alguna superficie donde sostenerse. Si no aplasto al niño entre ella y la mujer fue por dos motivos: la madre había envuelto al pequeño con sus brazos, y ella a su vez se fue más hacia un lado por la falta de soporte. Aunque claro, el cabezazo que se dio contra la mujer les saco a ambas un sonido de queja.

-Uuugh… Ah, ¡Lo siento!.-mascullaría apenas, tardando en reaccionar adecuadamente. Su cuerpo no parecía querer coordinarse con rapidez: por un lado, quería sobarse la cabeza en la zona donde se golpeó, por otro quería incorporarse para ver qué había sucedido, y otra parte de si quería examinar tanto a la madre como a su hijo para ver que estuviesen bien. Al final, entre movimientos torpes y palabras de disculpas, así como de preguntas sobre el estado de los otros pasajeros, fue que pudo regresar a su posición anterior, acomodándose un poco las ropas.

O bueno, casi.

El resto de los presentes, obviando a la madre que ahora debía contestar las incesantes preguntas del pequeño, se notaban alterados y nerviosos. No pudo ver dentro del carromato al corpulento hombre que anteriormente le había llamado la atención, y uno de los tantos mercaderes que viajaban con ellos había vuelvo a ingresar al transporte luego de salir a ver. Basto con que pronunciara una palabra, para que el caos emocional se desatara dentro de la carreta.

Emergidos. No sabía cuántos eran ya que solo los había visto de lejos, informo el sujeto. Y mientras hablaba, la adivina se encontró a si misma perdiéndose unos instantes en el interior de su mente. Las palabras que pudieron haber pronunciado después los hombres no llegaron a sus oídos, eran apenas murmullos ininteligibles que pasaban por debajo del agua. Sus ojos en cambio, observaron casi frenéticamente a su alrededor, deteniéndose inevitablemente en la madre y su hijo. El niño, hace apenas unos minutos inquieto y testarudo tenía el rostro pálido a causa del miedo, sus ojos amenazando en cualquier momento por dejar salir un torrente de lágrimas. La mujer en cambio, le recordó fugazmente a un animal acorralado: observando en todas direcciones mientras afianzaba el abrazo sobre el menor, como si estuviese meditando la opción de salir corriendo en cualquier momento con tal de ponerse a salvo.

Con el corazón latiendo fuertemente contra su pecho, la maga se encontró a si misma rebuscando entre sus pertenencias dentro del pequeño y caótico espacio que era ahora el carromato. Apenas sus dedos se ciñeron sobre el tomo de viento, es que se levantaría para salir prácticamente de un salto del transporte. La adrenalina causo que se olvidara del dolor que recibió por el choque de hace apenas unos instantes, pero no le impidió girarse para mirar al interior de la carroza con una sonrisa amable y confiada: totalmente contraria a como se sentía.- ¡Todo estará bien! en cuanto regrese continuaremos con la historia, ¿bueno?..-su pregunta y sus palabras irían claramente dirigidas al niño, y antes de que alguno de los presentes tratará de que permaneciera en el interior del carro fue que volvió a hablar.- Si no van a luchar, por favor cierren a cal y canto.-no que el cerrar la entrada al carromato realmente fuera a servir de algo si es que no se lograba vencer a los Emergidos, pero al menos daría algo de seguridad a quienes estuviesen adentro… o por el contrario podrían terminar sufriendo de ansiedad ante el desconocimiento de lo que ocurría afuera.

Pero no era momento de pensar en eso. Sin esperar respuesta, sin ver ni saber que era lo que decidirían hacer el resto de los pasajeros que viajaban con ella, es que la tarotista giraría sobre sus talones para comenzar a correr. El alboroto venía desde el frente de las carretas. Un nudo se le formo en la garganta al ver como atacaban a los animales y como se ensañaban con la madera de los vehículos, tratando de llegar hasta donde se encontraban los civiles… y a una notoria distancia de ella vería al hombre de cabellos bicolor y de ropas extrañas, corriendo al igual que ella hacia el conflicto, pero llevándole obvia ventaja. Apretando los labios, apuro el paso, sujetando fuertemente en sus manos el libro de hechizos.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Mage

Cargo :
Consejera espiritual | Adivina

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
448


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Mensaje por Crowley el Miér Sep 13, 2017 4:55 am

Con la frente en alto y su arma de macizo metal forjado a su derecha, el mestizo avanzó de a sacadas largas hasta el frente de la caravana y se paró a observar bien la situación antes de adentrarse en combate,
Desde su posición, a la derecha del primer carro, podía distinguir a por lo menos cinco emergidos al ataque, por lo que calculaba que un numero igual estaría haciendo su parte del otro lado.
Todavía ninguno de los ojos vacíos de las criaturas habían reparado en él, pero no estaba especialmente escondido, así que tenia que apurarse a encontrar un buen punto para atacar, ya que su factor sorpresa no duraría por siempre.
Apoyando la espalda en la pared del segundo carromato para cuidar que no le sorprendieran por atrás, sin dejar de vigilar al enemigo, comenzó a desempacar a su bien afilada hacha de doble hoja.
Era un arma tosca, pero de metal macizo. La había forjado él mismo y se había encargado de ponerle los mejores materiales, y especial cuidado y esmero en el filo. Estaba balanceada también para que se le adecuara a la perfección con su estilo de pelea, un arma hecha a medida y sin igual, pero en todos los cuidados que había puesto en este arma, cuidar de su estética no había sido uno, por lo que la eficaz arma se veía por fuera como un burdo trozo de metal con filo, poco más temible que una azada.
Con su hacha lista se agazapó junto a la rueda mientas esperaba alguna señal. De momento no veía a ningún otro peleador por la gente de las carretas. Acaso los guerreros que los escoltaban estaban peleando fuera de su vista? O ya habían sido derrotados.
Saltar él solo contra ese numero de enemigos era suicido y lo sabia muy bien. Así que se mantuvo en la retaguardia a la espera de refuerzos. Si no llegaba ninguno antes que contara hasta veinte, giraría sobre sus talones y escaparía por su cuenta. Había viajado hasta ese continente para cumplir recados de su hermano, no para convertirse en un héroe.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Once those humans get here, I hope things will get more interesting. [Priv. Nozomi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.