Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Crowley el Jue Jun 01, 2017 1:28 am

Ya habían pasado unos días desde que llegara a la fría e inhóspita tierra de Mitgard, si bien su atento hermano le había procurado vestimentas y calzado para poder afrontar el clima local, el friolento Crowley todavía tenía que ceñirse la capa hasta las orejas y caminaba ligeramente encorvado por el frío, incluso en las horas más tibias del medio día.
Con la hermosa capa de piel que le había regalado, el mercenario esperaba afuera con un par de caballos ensillados a que este saliera de una buena vez de la mansión. Le había dicho que iría en excursión al pueblo, por lo que Crowley tendría que escoltarlo por el camino ya que en el frondoso bosque que rodeaba el castillo, infinidad de peligros y amenazas lo habitaban. El hombretón todavía no terminaba de entender porque, si se había mandado construir semejante casa, porque hacerlo en medio de un peligroso bosque? Pero bueno, muchas cosas que hacía su hermano no tenían sentido para el grandullón, la principal: que mantuviera tantos sirvientes en edades tan pequeñas.

Una ráfaga de viento sopló aireando su capa y permitiendo que el frío se colara por entre sus ropas. Castañeando los dientes Crowley bailoteo en el lugar para volver a darse calor, asustando ligeramente a los caballos quienes relincharon unos segundos, pero a los que rápidamente volvió a poner en cintura.
Suspiro. Cuánto tiempo más pretendía tenerlo afuera esperando en la nieve? En su breve nueva convivencia con su hermano mayor empezaba a notar que esta era una actitud que se estaba repitiendo mucho. O le decía para salir a una ora y el aparecía a otra después, o lo mandaba llamar y luego no recordaba para que lo había llamado, por lo que el mercenario debía volver a hacer todo el trayecto desde el castillo hasta su forja una vez más.
No quería pensar mucho en del tema y lo tildaba en una falta de costumbre de su parte. Crowley, habituado a la puntualidad y eficacia que regia dentro del ejercito de Bern, el hecho de llegar dos segundos tarde a cualquier tipo de reunión ya le parecía inadmisible. Pero bueno, la vida militar había quedado atrás, ahora tenía que acostumbrarse a su nueva vida.

Escuchó pasos a su espalda y se giró para ver llegar a su contratante consanguíneo y el rubio invitado que desde hacia un par de días se hospedaba con él. Recibió a ambos con una sonrisa que dejaba entre ver sus excesivamente largos caninos.

-Ha! Ferid! Listo para irnos?
Quien es tu amigo?-


Dijo mientras observaba de arriba a abajo sin ninguna etiqueta al muchacho que hasta entonces solo había visto de reojo por los pasillos.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
247


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Ferid el Lun Jun 05, 2017 9:37 pm

Mikaela pasaba muy poco tiempo en Mitgard por lo que cuando podía permitirse algunos días así que cada momento que el rubio estaba en su hogar pasaba pegado a este aprovechando cada momento que tenían juntos. Hacía un par de días que estaba allí y desde su llegada Ferid se había mantenido alejado de todos para volcar el cien por cien de su tiempo en su invitado pasando del dormitorio a su estudio y viceversa, aunque lamentablemente ese día debiese de hacer algunas compras en el pueblo y recibir a un barco que ingresaría a su puerto. Notificó sus planes a su hermano la noche anterior cuando se habían cruzado en la amplia cocina cuando fue él personalmente a buscar su comida y la de su invitado y había encontrado a su hermano ya terminando de cenar. También le había informado a Mikaela que durante su estadía lo seguía a todas sus tareas para complacencia del thane.

La mañana había sido especialmente fría y todos los cristales de la casa estaban cubiertos por escarcha no permitiendo ver al exterior, aunque igualmente estaba completamente todo cubierto de nieve por la tormenta de la madrugada, aún soplaba el viento frio entre los árboles y Ferid se preocupaba por el puerto donde el hielo estaría más grueso de lo habitual dificultándole el trabajo a los rompehielos, quizás se retrasaría el ingreso del barco y complicaría un poco los trámites. Preocupado en la cocina esperaba a que Mikaela terminase de asearse y alistarse para salir mientras él ayudaba en la cocina a uno de los niños y una de las jóvenes sirvientas a seleccionar fruta y triturándola con un mortero la mezclaban con leche para hacer una bebida suficientemente nutritiva para desayunar mientras iban al pueblo. El clima de Mitgard no permitía que muchas plantas crecieran pero Ferid tenía una importación constante de frutas frescas desde Tellius y el clima frío mantenía en buen estado por más tiempo, en este caso una fruta exótica que no había sido bien recibida en los mercados por su desconocimiento, alargada y amarilla pero muy dulce y especialmente agradable al paladar cuando se hacía puré y se mezclaba con leche era lo que abundaba en su hogar. El pequeño pelaba las bananas mientras la jovencita las machacaba agregando poco a poco la leche y rellenaba tres botas de cuero cosidas cerrándolas con un corcho. El peligris salió cuando vio finalmente al rubio aparecer en el umbral de la puerta y entregandole su bota se colocó la capa de piel blanca sobre sus hombros para salir al frío dejando atrás a la sirvienta que continuaba haciendo aquel desayuno para los niños, la “familia” del thane.

La sonrisa de su hermano siempre le hacía alegrarse y extendiéndole la bota con leche de banana dentro le respondió la sonrisa - Crow, que temprano estás afuera~ buenos días, asumo que aún no desayunas, antes que preguntes, no, no es cerveza y no vas a desayunar cerveza. Te estaba esperando dentro a que bajaras pero ya estabas aquí, jaja. - mintió descaradamente y subió un poco el cuello de su capa, la parte de piel de pelo más largo cosquilleó en sus mejillas, sonriendo miró al rubio de menor estatura - Oh, él es Mikaela, es un amigo de Silesse, también es militar, como tu fuiste. Mika, él es Crowley, mi hermano, ya te he hablado de él.  ¡Bueno! Presentaciones hechas, supongo que será buen momento para ponernos en marcha, hay que aprovechar el día. Solo tenemos dos caballos aquí así que Mika~ subes conmigo. - se acercó al caballo de pelaje más claro y tomó las riendas. Ambos caballos eran animales fuertes, de patas anchas y pelo grueso, especialmente tupido en la parte baja de sus patas y en la parte de abajo de su trompa, eran animales acostumbrados al clima frío de aquellas tierras.



FichaCronología#BrandedBitches

PREMIOS ♥️:




Me pongo este por que el trasero de Mika es mio, por ende su premio también.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Villager

Cargo :
Thane de Mitgard | Mercader

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Gota de Veneno [2]
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
842


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Mikaela el Lun Jun 12, 2017 10:55 pm

Día de escoltar al thane al puerto. Durante sus visitas a Mitgard, Mikaela tenía poco más que le correspondiera hacer sino mantenerse junto al otro branded, discutir los bines y favores que le estaría pidiendo y contentarlo con su compañía cuanto pudiera, si acaso invertir algo de su propio tiempo en la ciudad si la oportunidad se presentaba. Sin embargo, en algún punto había terminado aprendiendo inadvertidamente el itinerario general del thane, llegando al punto en que él mismo, al despertar, había preguntado si era eso en lo que se ocuparían en el día, como sucedía una vez cada par de semanas. Era alguien organizado, memorizar resultaba nada más que instintivo. Por supuesto, él debería de ir también, cuidando del mercader en la impredecible ruta a través del bosque. Más que interesado en la respuesta en esa ocasión particular, apenas Ferid dio su afirmativa, el joven dejó el lecho compartido y se puso en pie, retirándose ansiosamente a prepararse para el día.

Aquella ocasión era una que llevaba buen tiempo esperando y su llegada le ponía de notoriamente mejorado humor, como le había tenido ya algo alegre por el de días pasados. En aquella visita y en aquella partida al puerto sería que conocería, al fin, al hermano menor de Ferid. El segundo branded de cuya existencia había sabido en su vida, a quien había querido conocer dsde el instante en que el thane lo mencionara. En algún punto se había atrevido a imaginar la posible relación entre ellos tres como la de una suerte de familia ampliada, antes de que el trato con Ferid se torciera a gusto del thane y se transformara en lo que actualmente era, mas seguía presente su intención de acercarse así como la creencia de que todos ellos, los llamados malditos, debían velar los unos por los otros. No conocía siquiera un retrato del Eusford menor ni sabía mucho de qué clase de persona era, pero así debía ser. Anticipando un encuentro provechoso por delante, Mikaela se apresuró un poco de sobra entonces, siendo breve en el baño matutino ante el frío que apenas le afectaba. Como siempre, vistió el uniforme de Silesse que había sido su coartada, su defensa y su arma por los últimos años, en extremo raros los momentos en que no lo portara, y bajó a la cocina de la mansión. El cuello cerrado, el uniforme recto y sin arruga alguna, las botas altas y la fina capa de viaje cubrían la ubicación de su marca, aunque no necesitase estrictamente esa discreción allí.

Apenas miró a los otros habitantes de la mansión al saludarlos, en cierta forma incomodo con reconocer su presencia; adrede guardaba distancia con lo que no le concernía, sin juzgar los asuntos del thane y lo que escondía en su mansión. Tan sólo fue aceptablemente cordial, recibió su bota y se encaminó afuera junto al otro, quitando el corcho un instante para olisquear el contenido. Raro aroma; estaba seguro de no haber bebido eso en su vida, pero comía bien y gratis en ese lugar, no cuestionaría el desayuno. Tapó el contenedor de regreso y sostuvo la puerta para la salida del hombre de cabello plateado, acostumbrado al frío y cortante viento que enseguida dio contra su rostro, helándole las mejillas. Se sostuvo el cabello a un costado con una mano y alzó la vista al hombre que ya les aguardaba allí, en efecto debiendo levantar un buen tanto el rostro para hacerlo. Crowley Eusford, al parecer. Mikaela parpadeó en cierta confusión; estaba seguro de haber visto a ese hombre con anterioridad, herrero si mal no recordaba, aunque recién entonces se lo estuvieran presentando como el hermano del thane. Y era que, de no serle descrito así, no habría atinado a relacionarlo. El parecido entre ambos se le hacía nulo, sólo evocado por los prominentes colmillos de ambos. Además, mientras su propio aspecto yacía congelado años atrás de su edad real, delicado y de porte mediano cuanto mucho, ambos Eusfords eran varones altos, pero la ventaja de uno sobre el otro hacía bastante difícil imaginar que Crowley fuera el menor. Menos alguien a quien llamaría hermanito, como Ferid había hecho en ocasiones. Aún así, no demoró en responder por sí mismo.

- Subteniente Mikaela Siegler. Un gusto. - Se presentó, dando un paso más cerca y extendiendo su mano para un apretón. No había mucha fuerza física en él, pero era protocolo y se aseguraba de hacerlo bien. Ferid le había llamado un amigo, mas asumía que el hombre de cabello rojo estaría informado ya de lo que tenían todos ellos en común. Especialmente agradable con quienes le importaba serlo, mantenía una sonrisa en sus labios y un gesto amigable al hablar. - ¿Prestó servicio militar entonces? ¿También en Silesse? - Preguntó, curioso por aquel nuevo dato. No obstante, agregó enseguida lo que originalmente había pretendido decirle. - Aún así, cuidaré de usted como hago con su hermano. -

Al llamado del susodicho, se apartó para partir. Asintiendo sin problemas a las indicaciones del thane, pasó a su lado al acercarse al caballo y subir a la montura, ocupándola adelante y asumiendo que Ferid iría atrás, en las pieles armadas a modo de segunda montura sobre las ancas. - Manejaré. - Avisó, extendiendo la mano para ayudar al otro a montar. Ferid era alguien frágil, fácilmente agotado, o al menos así se había expresado y hecho ver en el pasado, de modo que Mikaela asumía que cuidar de él y llevarlo era una responsabilidad necesaria. Llevando él las riendas naturalmente podría hacerlo mejor. No tenía problema con quedarse con él, aunque en público mantenía siempre las distancias prudentes y el trato regular, cuidadoso de ser discreto.



Ficha | #BrandedBitches

MI PRIMER PREMIO:
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Subteniente (Ejército de Silesse)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
esp. de bronce [2]
vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Crowley el Vie Jul 07, 2017 12:27 am

Atrapó la bota que le extendió su hermano mirándola con ilusión por un instante, pero enseguida se evaporó tras la aclaración.
-Ahh…
Con ojos de cachorro triste colgó la cantimplora de su propio cinto, el hambre volvía a llamar a su puerta pero prefería guardar su segundo desayuno para el camino y ahora terminar las presentaciones con el pequeño rubio que tanto le llamaba la atención.
Al pararse frente a él, su escasa estatura y su rostro aniñado casi provocan que el mercenario le alborotase el cabello juguetón, mas cuando este le reveló su elevado rango militar instintivamente se paró derecho, viejo acto reflejo de sus años al servicio de la corona de Bern.
-Subteniente… valla… estoy impresionado.
Comentó honesto mientras estrechaba la mano del muchachito con la fuerza que creyó prudente para unas manitas tan pequeñas como las del muchacho.
- Gene -cof- Crowley Eusford, encantado, señor.
La palabra “señor” se oyó extraña en sus labios. La dijo por costumbre como todos su reflejos  ganados tras más de veinte años en el servicio, pero en el contexto actual esa palabra hacia que le quedara un mal sabor de boca.
-No, en el sur. En Elibe, muy lejos de aquí… eh? Cuidar usted de mí?-
Ese último comentario lo tomó por sorpresa. La idea que el muchachito el cual era por lo menos una cabeza por debajo de él saltara al frente al defenderlo le parecía mínimo graciosa, mas como hombre de la milicia que entiende de la falta de respeto que hubiera implicado reírse en el rostro de un superior, por lo que se tragó cualquier comentario y con rostro inmutado le contestó
-Pues le estaré agradecido entonces.-
Dio una corta reverencia con la cabeza y se giró hacia su propia montura. Al subirse a su caballo este le recibió el peso de Crowley sobre sus hombros con un relinche poco feliz.
Ahora que tenían todo listo y preparado Crowley atizó las riendas de su montura para que esta comenzara la marcha.

Había nevado un poco la noche anterior, por lo que el aroma a nieve fresca les llenaba la nariz. El bosque permanecía tranquilo y en silencio, solo lo sonorizaba el crujir de las ramas bajo la brisa y el propio avance de los tres viajeros.
Cabalgaron unos minutos sin mayores inconvenientes. Los caballos avanzaban lento enterrando y desenterrando sus patas de la alta nieve, y la briza de la mañana les hacía sentir todas las aberturas desprotegidas de sus prendas.
Crowley echaba curiosas miradas por sobre el hombro de vez en cuando hacia el jovencito, lleno de dudas ahora que sabía de su elevado rango militar, pero al ser un invitado de Ferid se mordió la lengua y continuó avanzando. Lo último que quería era interferir en los negocios de su hermano mayor.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
247


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Ferid el Jue Ago 10, 2017 4:47 pm

Podía sentir la tensión en Mikaela, había notado hacía bastante tiempo el creciente interés que su hermano había dado en el rubio marcado, desde la primera vez que lo había mencionado había visto aquella curiosidad en sus ojos y las preguntas realizadas esperaban con expectante atención las respuestas por parte del peligris. Calculaba que sería por el mismo principio de no sentirse tan solo en el mundo, buscar más de su clase, sobretodo alguien que había tenido que ocultarse y que trataba con humanos a diario en su trabajo militar como él lo hacía aunque concienzudamente no se lo había revelado hasta el momento, quizás con la esperanza de encontrar a alguien con más en común que con el mismo Ferid.

Encantado con el trato que se daban y sobretodo por como se veían ambos protectores hacia él se acomodó la bota a su costado por debajo de la frondosa capa de piel y se ajustó un poco más el abrigo contra su cuerpo para evitar los vientos fríos que parecían querer colarse por cualquier abertura. Extendió su mano hacia la del rubio para ayudarse y subió su pie hasta el estribo libre para poder subir a su espalda, por pequeño que parecía Mikaela tenía mucha técnica y resistencia, sobretodo para manejar su peso para subir al caballo sin tirarlo en el proceso. Pasó su pierna y se acomodó a espaldas del menor sujetándole por la cintura sin temor a mostrarse cercano frente a su hermano, confiaba en el silencio del de cabello bicolor y si tendría que explicar algo lo haría a solas más tarde. - Perfecto~ podemos ir yendo sin problemas entonces. Crowley, hacía tiempo que Mikaela quería conocerte, desde antes que te mudases aquí le conté de ti, es un chico muy capaz y excelente luchador con la espada, no por nada ostenta el cargo que tiene, hehe. - dijo a sabiendas que en parte ese cargo había sido obtenido por métodos más turbios que solo el ser buen soldado - Mika, Crowley estuvo no solo en Elibe si no que también en Tellius, fue a visitar gatos a Gallia y estoy seguro que ha tenido muchas venturas por muchas partes de mundo, tendrán mucho para hablar puesto que lo más lejos que has llegado fuera de Silesse es venir a este rincón helado del norte. - simulando un estremecimiento por el frío aire se apegó más a la espalda del rubio abrazándose ahora por su cintura con un brazo mientras con el otro se ponía la capucha para cubrir sus afiladas orejas del frío y poder contener un poco su cabello recogido del viento que de tanto en tanto le caía a su rostro.

El camino se suponía debía ser tranquilo, había un sendero ya marcado en el bosque, estrecho y bordeado de árboles donde no pasaban más de dos caballos uno junto al otro y por momentos solo uno debiéndose de adelantar para ir en fila india. No había habido tormenta fuerte en esos días así que dudaba que algún tronco o roca se interpusiera en su camino hasta la ciudad, sin embargo eran varios los peligros que asechaban en el espeso bosque desde osos, lobos a proscriptos y claro, emergidos. Fue el caballo el primero en detectar que algo no estaba bien, sus orejas se pusieron hacia atrás y bajó el ritmo de su marcha sin que se le fuese dada orden alguna, el suave ulular del viento cubría un poco el extraño sonido de la nieve crujiendo no muy lejos del reducido grupo.



FichaCronología#BrandedBitches

PREMIOS ♥️:




Me pongo este por que el trasero de Mika es mio, por ende su premio también.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Villager

Cargo :
Thane de Mitgard | Mercader

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Gota de Veneno [2]
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
842


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Mikaela el Jue Ago 31, 2017 12:54 pm

Un buen apretón de manos, si acaso difícil de corresponder en términos de fuerza, y un educado recibimiento. Mikaela quedaba bastante satisfecho con el comportamiento del otro branded, tratándole acorde a su rango, aunque lo cierto era que de una forma u otra igualmente iba a permanecer con ambos miembros aquella familia, la que había decidido sentir como la suya. No era importante qué clase de personas eran o qué clase de vidas llevaban; los dioses sabían que Mikaela había tenido que hacer cosas menos que honorables para proteger la suya. Lo relevante era que se trataba de personas como él, que pertenecían juntas y cooperando. De cualquier modo, se sentía a gusto con el hecho de que aquella nueva persona de importancia tenía un trasfondo en cierto modo similar al suyo. Aún retenía algo de los modales y formas de actuar comunes en la milicia. Sólo le dejaba grandes dudas respecto al lugar en que había servido, tan lejano al Norte. - ¿Elibe? Hmmm... - El rubio murmuró, ladeando la cabeza. Bastante había que no conocía de la situación, y ante dudas, cerraba la boca y lo pensaba a su tiempo.

No podía imaginarse por qué un hombre de Silesse o de Mitgard querría ofrecer parte de su vida a una causa extranjera. Cerrado como era a preocuparse o dedicarle mucho pensamiento a cualquier cosa fuera de su entorno o sus personas importantes, no comprendía eso. Por supuesto, era ignorante al pasado de cualquiera de los Eusfords anterior a Mitgard. Se guió por la explicación que Ferid daba, escuchándolo tras de sí y sintiendo sus manos posarse en su cintura con más confianza de la que regularmente mostraría afuera. Instintivamente Mikaela se tensó, tomando color en el rostro y pasando la vista con inquietud alrededor. Aún así, dio una débil risita a lo halagador que se decía de su persona. - ¿Tanto dirías de mi? Parte de ello es sólo llevar cuidado respecto al tiempo que estaré en la milicia, he tenido que apresurarme en conseguir ascenso. - Se explicó. Los otros branded deberían de entenderle, asumía. - Pero sí, me gustaría mucho saber por qué iría hasta allí... yo ni siquiera he visto un laguz felino vivo, hasta ahora. -

Emprendida la cabalgata a mediano ritmo, el soldado ponía la vista principalmente en el camino por delante, recto y compuesto en su montura pese al hombre abrazado a él. El paisaje era familiar, también así la ruta exacta que se tomaba usualmente hacia el puerto; irregularidades en ese trayecto saltaban a la atención con facilidad, como los pequeños sonidos que ocasionalmente le hacián mirar hacia los costados, aunque sin hallar nada. No tardó en surgir más adelante en el camino, entre la nieve, una visión inusual: restos de ropa y de un bolso de viaje vacío yaciendo desperdigados entre árboles ennegrecidos, uno de ellos casi quebrado a la mitad. La nieve en esa zona era casi inexistente, al parecer derretida, dejando a la vista el suelo despejado y mojado, ya empezando a escarcharse otra vez.

- Hmmm... ¿Crowley? - Mikaela llamó, por lo bajo. Su caballo aminoraba un poco el paso y él haló de las riendas para que se detuviese por completo, apuntando adelante. - ¿Ves eso? Pueden ser señales de un altercado. No recuerdo verlo cuando vine, al menos... quizás tengamos que... - Comenzó, dirigiéndose al menor de los Eusfords por asumir sus capacidades. De haber peligro, deberían de decidir si regresar para buscarse otro camino o sólo atravesar aquel lo más rápido posible y esperar no tener mala suerte. No obstante, notando que era quizás excesivo tratar con Crowley como si fuese ya un compañero de fila, además de hablarle con la confianza que quería tratar a otros branded, se corrigió con una breve sonrisa de disculpa. - Ah, lo siento, entiendo que ya no estás en servicio, pero me serviría una opinión experimentada. - Dijo, justificándose. Enseguida, suponiendo que le estaría causando inquietudes a su pasajero detrás, quien tenía trabajo al que acudir, ladeó la cabeza para hablarle a él con la voz aún tranquila. - Descuida, Ferid. Sea lo que sea, nos aseguraremos de que no cause un atraso. -



Ficha | #BrandedBitches

MI PRIMER PREMIO:
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Subteniente (Ejército de Silesse)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
esp. de bronce [2]
vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Crowley el Mar Oct 17, 2017 1:33 am

-Un gran luchador?...-
Crowley murmuró para si su pregunta mientras miraba al jovencito vez más. Veía la espada descansando colgada en el cinturón del rubio, y era lo suficiente conocedor del campo de batalla en no juzgar a alguien que portaba una de esas y poca armadura, así que se paró firme y asintió con la cabeza dando fe que el muchacho poseía el porte de un guerrero.
-No me cabe duda de que sois un gran luchador, señor. En especial si Ferid lo dice. Él jamás miente! Y tiene gran criterio para juzgar a las personas.-
Contestó con una gran sonrisa de lado a lado mirando a su hermano.  Respecto a lo que el rubio comentaba sobre apurarse en conseguir asensos en la milicia: Lo dijo con tono tan tranquilo y afirmando sus palabras como si fuera algo obvio que todos debían conocer, que Crowley bajó y subió la cabeza con la misma sonrisa tonta en los labios pero por dentro no entendía ni jota de lo que le quería expresar.  
Pero la sonrisa se esfumó cuando Ferid puso en nombre Gallia sobre la mesa. Arrugó en entrecejo y desvió la mirada.
-Ehm… no le recomiendo ir, señor … Los gatos no… no son … -
Una parte de él quería advertirle de que nunca se cruzara con un felino en su vida, pero su ego personal le frenaba de admitir que la gran derrota a manos de esos dos gatos pocos meses atrás. No es que fuera algo de lo que avergonzarse, la ferocidad de los sub humanos era conocida, simplemente no quería confesar en voz alta que había sufrido una derrota. Máxime ante un superior.
El recuerdo de como los gatos  le tiraron arena con sus patas traseras después de mal matarlo como si él fuera excremento que intentan cubrir le revivió la rabia e impotencia de aquel entonces.
Ya sobre su caballo apretó fuerte las riendas hasta que los nudillos quedaran blancos y mantuvo la vista fija en la crin de su caballo. No, Crowley jamás había sido bueno escondiendo sus emociones, pero se alborotó a si mismo los cabellos y se puso en marcha una vez más, recuperando el buen humor que tan bien le quedaba.

El camino se le antojó aburrido y monótono al poco rato de empezar, y como trataba de no tirar demasiadas miradas sobre su hombro, al poco rato de salir su mente ya estaba en cualquier otro lado menos en el aquí y ahora. Por lo que cuando el rubio se acercó a comentarlo lo que había sentido, dio un pequeño salto  en el lugar. Se giró para mirarlo por sobre el hombro dando un firme tirón a sus riendas para detener su montura.
-Ah? Altercado dice?-
Se incorporó un poco en su silla de montar, haciendo crujir el cuero de sus estribos. Sus ojos no identificaban gran cosa y el olor de la pradera no parecía cargar la peste de madera quemada que tanto conocía. No, con solo la vista y el oído no podía verificar si las inquietudes del muchacho eran correctas, pero no así su montura, la cual empezaba a dar claras señales de estar nerviosa, asustada, sintiendo la presencia de algo que el grandulón no llegaba a captar.  
-Mmm… Señor, no llego a divisar la amenaza, pero siempre confió en el criterio de un caballo asustado.
Y por favor… no se disculpe en usar el lenguaje militar conmigo. De alguna manera este viejo soldado lo extrañaba. -

Crowley sabía que no tenía por qué respetar la jerarquía,  pero aun así lo hacía, era lo que le resultaba más cómodo.
Con la mano de las riendas acarició el cuello del animal mientras la otra buscó el mango de su hacha. Se toparan o no con un problema, este sería menor si estaban preparados.
- Si le parece, señor, puedo desmontar y hacer una rápida exploración de la situación delante. >Una persona sola es más difícil de notar que una persona a caballo. Siempre podríamos rodear la posible amenaza también. Muchos enemigos habitan en este bosque y no dormiría tranquilo sabiendo que algo le pasó a mi hermano o a usted.-
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardaespaldas | Herrero

Autoridad :

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
247


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Ferid el Dom Oct 22, 2017 10:45 pm

Como un niño con un juguete nuevo disfrutaba de ser espectador de aquella situación que él mismo había planteado. Cuidadosamente había puesto en escena a los dos individuos, con soltura había dispuesto del escenario a su gusto en la soledad del camino y el silencio de la nieve cayendo y con la gracia con la que un pintor da detalles finales a su obra plantó los tópicos a discutir con el punto justo de drama del pasado y conflicto con los laguz. La reacción de su hermano había sido más que perfecta, le dejaría la impresión al rubio de la verdadera naturaleza de esas bestias, sobretodo si un hombre tan ancho y fuerte como Crowley se mostraba así por la mención de ese país de felinos. Escuchaba con gran atención la conversación que se desarrollaba entre ellos y esperaba ansioso el poder participar eligiendo de antemano sus palabras para guiarles al rumbo que él quería pero fue interrumpido cuando el caballo se detuvo por completo y parecía haber un problema.

Se estiró un poco para mirar por sobre el hombro del rubio, pese a que Ferid no era un hombre bajo Mikaela tampoco lo era y poco a poco ganaba más altura. Miró hacia el camino observando la zona sin nieve siendo este parche en el paisaje muy obvio para él también al conocer el lugar pero podía comprender como alguien que no conociera ese manto nevado no viese donde la blancura era simplemente más delgada y cristalina, producto del escarchado - Parece el ataque de un oso a un viajero. Seguro el animal debe estar entretenido ahora o bastante lejos. Creo que podemos pasar sin problemas. - dijo con algo de molestia en su voz, no quería perder mucho tiempo mirando los alrededores por algo tan cotidiano como eso y teniendo a Mikaela y Crowley se sentía mucho más seguro como para no ser tan precavido.

A la vista que no avanzarían y que ya su hermano se ofrecía a bajar para explorar él se adelantó. Pasó su pie por detrás de las ancas del caballo y desmontó dando un grácil saltito al caer con sus dos pies en el camino, su capa se movió como un vestido a su alrededor inflándose un poco y cayendo a su alrededor hasta casi sus tobillos. - Veamos, veamos. Hay un poco de signos de lucha, mucha nieve desacomodada por aquí y por allí, aquí hay un arañazo en la corteza del árbol... - se acercó a la zona y señaló un profundo corte en uno de los árboles más gruesos, cerca de donde estaba el más fino quebrado por la mitad. Se adentró entre los árboles y levantó el bolso con la correa que cruzaría por el hombro de su portador, desgarrada, la abrió para revisar el interior - Que extraño... hay piedra de afilar, algo de yesca, pero no hay ni una sola provisión o agua, quizás el oso o el lobo se haya llevado la comida. ¡EEK! - soltó un chillido cuando una rama del árbol caído se terminó de desprender y cayó muy cerca de donde se encontraba el branded de pie salpicando algo de nieve sobre su cabeza y hombros. Al ver la rama caída suspiró de alivio y miró a ambos varones con una sonrisa - No hay nada, seguro el aroma del oso sigue aquí y por eso los caballos se asustaron. -



FichaCronología#BrandedBitches

PREMIOS ♥️:




Me pongo este por que el trasero de Mika es mio, por ende su premio también.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Villager

Cargo :
Thane de Mitgard | Mercader

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Gota de Veneno [2]
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
842


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Mikaela Ayer a las 1:57 am

No tenía la menor queja respecto la compañía en que se hallaba, jamás la tendría con Ferid, por importuno y cargante que pudiera ser de a momentos, ni la tendría con alguien que le llamaba "señor" y se molestaba en tratarle con respeto, como Crowley hacía. Pero no había obtenido la respuesta que esperaba y aquello no disipaba en absoluto sus dudas, sino que las ahondaba; tan extrañas respuestas a la pregunta de por qué un hombre del Norte terminaría en tan lejano sitio como Gallia inevitablemente despertaban sospechas, a las que el soldado habría de llegar luego, con uno u otro de los hermanos. Para su fortuna, creía ver ya al mercenario como un hombre notoriamente más ingenuo y transparente que su hermano mercader, de cuya flexible moralidad e intereses sabía demasiado bien, por lo que podía intuir a quien cuestionar con más eficacia. Por lo pronto, sólo quitaba su atención de ello por el posible problema en su camino, nada más. La atenta y penetrante mirada de ojos azul hielo tardó en separarse de Crowley, sin temor a que notara que le dejaba temas pendientes, para posarse con cuidado otra vez en el escenario ante todos ellos. No era propio de alguien que sobrepensaba tanto como él dejar las cosas pasar.

Pero la escena adelante parecía digna de cautela, cuanto menos. Tomar la ruta sensata en ninguna forma significaría cruzar ese tramo como si nada. Mikaela aguardó la opinión del otro hombre que, como él, cargaba con la responsabilidad de mantener al thane a salvo, asintiendo levemente en acuerdo a sus comentarios. Instintiva forma de analizar riesgos, distinta a la que el ejército de Silesse aplicaba, pero servía. La voz de Ferid justo tras él indicó prontamente que el mercader no se hallaba ni la mitad de consternado o siquiera sospechando de la situación; y en cierta forma era bueno que no se sintiera preocupado, el subteniente prefería que no lo estuviese, pero no tenía intención de seguir tan descuidado consejo tampoco. Su decisión ya estaba tomada, como aparente superior en la jerarquía defensiva durante ese viaje. Serio, sin gastar palabras que pudieran opacar sonidos en el entorno, Mikaela le habló al Eusford menor en un volumen bajo pero distintivamente autoritario.

- De acuerdo. Me quedaré con Ferid, no podemos descuidarlo del todo. Tú ve con mucho cuidado y da aviso apenas veas algo peligroso... - No pudo sino detener sus instrucciones allí, al sentir al pasajero tras su montura moverse, luego bajar por completo del caballo. Puesto en alerta, el joven llegó a estirar una mano para intentar retenerlo, futilmente dando contra la tela de la capa en vuelo sin llegar a tomar siquiera al thane. - ¡Ferid! - Llamó tras él, conteniendo su frustración. El hombre ya se alejaba directo a la zona sospechosa, con su particular andar y característico movimiento de su ropa en torno a sus caderas. Enseguida el subteniente pasó ambas piernas a un mismo lado de su montura, bajando de un salto de la misma para perseguir con más rapidez al de cabello plateado. Tan tenso se hallaba repentinamente, que el quiebre de la rama que alzó un hálito de nieve en el aire le hizo dar un respingo a él también, como si de un ataque se hubiera tratado. Al comprobar que no era nada sólo bajó la cabeza un poco, con un deje de verguenza por su lapso, mas aún así apresurándose a acudir junto al mercader. - Incluso si es sólo un animal salvaje, no es seguro andar así. Por favor, no te adelantes tanto. -    

No llegó a alcanzar a Ferid, después de todo. Los tenues vapores de la nieve hace poco derretida llamaron su atención por un sólo segundo, arremolinados en un sentido que le parecía poco coherente antes de comenzar a levantar una temperatura pronunciadamente mayor. Sus ojos claros se abrieron de par en par, su mano bajó con rapidez al mango y funda de su espada. Deduciendo algo antinatural allí, en definitiva peligroso para todos ellos, el myrmidon se giró con rapidez hacia el más fornido de los hermanos, ya tomando postura. - Crowley. Hay que sacarlo de aquí. - Indicó sin necesidad de ser más preciso, justo al tiempo en que el acalorado vapor daba paso a un par de ráfagas rojizas, rectas líneas de fuego mágicamente encendido que alguien cerca debía de haber conjurado entre los marcados. Si su voz había llegado hasta el mercenario o si este había tenido oportunidad de hacer algo, quedaba fuera de la vista de Mikaela entonces, bloqueada por el intenso naranja y amarillo.



Ficha | #BrandedBitches

MI PRIMER PREMIO:
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Subteniente (Ejército de Silesse)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
esp. de bronce [2]
vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Leche de banana con amigos [Privado Ferid - Mikaela]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.