Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 29, 2017 4:57 am

Después de varios días de viaje; no me había dedicado a contar los días exactos a decir verdad, había llegado a Mitgard. Ya no tenía a Arachel conmigo, porque la había dejado en Jehanna de camino, y se notaba la falta de alguien para hablar por el camino. No que mi wyvern no conversara conmigo, pero uno llegaba un momento en el que los gruñidos no servían como conversación propiamente dicha. Tampoco ayudaba que fuera un clima bastante frío, teniendo que agradecer que mi armadura usara pieles de manera habitual, lo cual me abrigaba algo, pero todavía sentía el frío. Y la nieve tenía que decir era bastante bonito verlo, pero resultaba bastante fácil esconderse en la nieve para tender emboscadas si uno pensaba hacerlo. Los emergidos seguramente tuvieran que enfrentarse a varias escaramuzas, difícilmente rechazables si se hacían bien.

Suspiré, notando como el vaho de mi aliento se formaba unos instantes antes de desaparecer. Por fin estábamos llegando a la ciudad de Mitgard, y empecé a descender, quedándome en las afueras para no alertar demasiado a los guardias. No quería que me tomaran como una especie de bandido o alguien no deseado. Me acerqué a pie, llevando a mi wyvern de esa manera a pesar de que este gruñera por el contacto tan frío en sus pies. - No te preocupes, pronto estaremos en un sitio caliente. - Dije, mientras terminaba de llegar a las puertas de la ciudad, donde estaban varios guardias preparados con armas para tratar de repelerme si hacía falta. Estaba claro que eran soldados bien entrenados que no dudarían en luchar hasta el último suspiro. Eran soldados a los que respetar, y tenía curiosidad por saber su estilo de combate en el futuro, pero eso era algo para otro momento o día en cuestión, lo primero era entregar la carta y descansar del viaje.

- Vengo de Chon'Sin, en calidad de mensajero. Pido acceso a la ciudad para entregar la carta a vuestro rey o embajador, y asilo durante el tiempo que tomen para formular una respuesta, o en su defecto que me digan si no van a responder. - Dije de forma clara, mientras me dedicaba a esperar a que los guardias decidieran. Vi que uno de ellos pasó a entrar hacia dentro, posiblemente dispuesto a tratar de buscar a quien fuera. Cabía decir que mi arma estaba en mi wyvern, no la llevaba yo encima para evitar causar problemas en ese sentido, pero estaba ahora pendiente de que terminaran de permitirme el acceso a la ciudad. Solo esperaba que no tardaran mucho en permitirnos entrar para calentarnos un poco. A pesar de las pieles que tenía mi armadura, no estaba precisamente tan equipado como me gustaría para estas tierras.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 29, 2017 5:15 pm

¡Señor Suryha! –Sus dorados ojos se abrieron más, levantando la mirada del libro que descansaba entre sus manos y desviando la mirada a la puerta, donde un soldado de pesados ropajes y un tenue sonrojo por el frío de las afueras le estaba dirigiendo la palabra. Cerró el libro con un ligero resonar y se levantó de su improvisado asiento en el ancho alfeizar de la ventana– Acaba de llegar un mensajero de Chon'Sin... Está esperando a las entradas de la ciudad... Buscábamos al Jarl, pero...¡Oh, pobre criatura! Parecía... ¿Algo asustado? Sonrió para si mismo y avanzó hacia el otro. Tomó un pesado abrigo blanco, perfecto para ese tipo de climas y debía de admitir que aún así el frío mortal de Mitgard seguía logrando penetrar en sus huesos.

Ese era uno de los principales motivos por los que había estado permaneciendo allí últimamente, en aquella simple pero cómoda habitación del castillo, rodeado de diferentes objetos, telas y libros, curiosamente todo ordenado por muy desordenado que pudiera sonar. El otro motivo, mucho más personal, era que realmente deseaba poder ayudar a Brynjar y a su idea de propagar la existencia de Mitgard por los demás continentes... Y ahora que pensaba en ello, que alguien de Chon'Sin estuviese allí ahora, significaba que de algún lado había escuchado de la existencia del ducado, cosa que, a pesar de no haberlo demostrado, sí le estaba alegrando en el fondo. Pero, ahora... Deslizó sus dorados ojos, casi felinos en el humano delante suya.

Estás diciéndome que no encontraron a Bryn... Y quieren que vaya yo ¿Cierto? –Con cierta diversión le sonrió mientras salía de la habitación, acompañado por el casi apenado soldado a pesar de que su figura era diminuta en comparación a la fortaleza y a los músculos de aquellos sujetos– ¿Qué harían sin mi?~ ¡Vale! ¿Donde está nuestro inesperado invitado?"A entradas de la ciudad" Sí, no lo había olvidado, pero era más cómodo que le acompañaran. Y así volvió a acabar en las calles de la helada ciudad, un paisaje blanco, totalmente inmaculado, acompañado por un frío viento que hacía estremecer al fuego mismo. Levantando su capucha siguió al frente, hacia donde la ciudad acababa, o empezaba según se viese.

Cuando ya vislumbró al frente unas desconocidas figuras, supuso que debía ser al lugar indicado. Paró en medio de la enorme entrada, entre guardias de Mitgard. Una repentina ráfaga le hizo cerrar los ojos y, solo cuando se calmó logró levantar ambas manos hasta su blanca capucha, bajándola, dejando así al descubierto su largo y dorado cabello, a primera vista quizás una persona normal si no fuese por sus orejas, ligeramente puntiagudas y la pupila de sus ojos, casi alargada como la de un gato o una serpiente. En sus labios, una animada sonrisa se plasmó– Bie... ¡Oh, que maravilla! ¿Pero qué es eso? –Casi ignorando la figura del hombre delante suya, toda su atención se centró en el curioso dragón que tenía a un lado. Avanzó unos pasos, con ojos brillantes de ilusión.

¡No, no, no! ¡Suryha, calma! Carraspeó en bajo y antes de hacer cualquier tontería como sería el acariciar las escamas del lagarto, retrocedió unos pasos, cerrando sus ojos. ¡Ahora! ¡Ahora había que comportarse decentemente!Lamento mi descortesía... ¡Pero jamás vi algo parecido! –¡Sí! Para empezar ser sincero siempre servía– Debe ser el mensajero de Chou'Sin... Tendrá un mensaje con usted... Por desgracia el Jarl está ocupado ahora...... En paradero desconocido...Así que me pidió que le diera la bienvenidaMás que nada había sido obligado indirectamenteBienvenido al Ducado de Mitgard. Mi nombre es Suryha, el... –¡Oh, oh! ¿Qué le había pedido que fuese?– representante. ¡Pero no importa ahora! –Retrocedió un paso más, haciéndole con un gesto de la mano la señal de que le siguiese.

Es descortés de mi parte dejarle congelarse allí, hoy hace más frío de la cuenta. ¿Le apetece acompañarme hasta el castillo? Puede alojarse allí, tuvo que haber sido un viaje exhaustivo. Tendremos más calma para hablar allí –Y de paso comer o beber algo, eso siempre venía bien. Empezó a caminar hacia el castillo nuevamente, saludando con un gesto de la mano a los soldados quienes volvían a tomar sus puestos delante de la entrada a la ciudad– Pero... Antes dígame que es esta hermosura –Tal cual, era algo completamente desconocido para él, no podía mantener callada su curiosidad... ¡Además parecía ser una especie de dragón en miniatura! ¿Algo así como los osos que vivían en los bosques? No, no, no, era algo completamente diferente, sí señores.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 29, 2017 5:46 pm

Al cabo de un rato; justo cuando me planteaba si tendría que ir a buscar algo de madera para poder hacer algo de fuego para poder calentarme tanto a mi mismo, como a mi wyvern, las puertas se abrieron generando una pequeña cantidad de viento que me habría cegado si no fuera porque tuviera mi mirada puesta en mi wyvern, y este tapase algo el viento con una de sus alas. Era de agradecer tenerle como compañero, siempre hacía algo para que estuviera más cómodo, y viceversa. Pero pronto mi mirada se desplazó en dirección a las puertas, donde había una persona que no sabía si le podía llegar a identificar como un hombre o una mujer, pero prefería evitar hacer distinciones y tomarlo como una persona. Ambos géneros bien podían ser letales en una batalla al fin y al cabo.

Sin embargo, al parecer esa persona no estaba fijándose en mi, sino en mi wyvern. Este pasó a mirar a esa persona con curiosidad, aunque algo más de lo normal. Olisqueó un poco, como si hubiera un olor extraño. Eso solo lo hacía con algunos olores que resaltaban o cosas parecidas, pero quizás fuera porque las puertas de la ciudad habían dejado pasar olores extravagantes también. Era mejor no pensar demasiado en eso, y sonreí, dado que la atención hacia mi wyvern siempre era buena; mientras no intentaran cazarlo por sus escamas o algo parecido. al menos pudo recomponerse un poco para hacer su trabajo, aunque tenía que admitir que era algo extravagante en su manera de vestir, pero claramente mas abrigado que yo, eso estaba evidente en nuestros ropajes.

Finalmente se presentó como Suryha, el representante de Mitgard, dado que el rey estaba ocupado. Podía notar cierta pausa en sus respuestas, o que tenía que pensar las cosas. Pero no era mi labor el tratar de inmiscuirme. Mi labor era entregar dicha carta, y esperar respuesta para volver a Chon'Sin. Esperaba que los emergidos no estuvieran dando demasiados problemas por allí, pero no podía estar seguro estando tan lejos de casa. Entonces, pasó a indicar que le siguiera, empezando a caminar junto con mi wyvern, que hacía crujir el suelo bajo nuestras pisadas, pero eso era normal por el peso que había combinado con la armadura. Los viajes siempre eran mejor ir con armadura puesta, por si había algún ataque sorpresa por parte de bandidos o emergidos; siendo estos últimos los más probables de manera general.

- Es de agradecer, señor Suryha. Mi nombre es Aran Ralthay, soldado de Chon'Sin, y mensajero. - Dije, aceptando la proposición de quedarme en el castillo el tiempo que fuera necesario. Esperaba también poder llegar a entrenar con armas o al menos físicamente, para evitar quedarme oxidado en mi manera de combatir, aunque prefería bastante simplemente combatir encima de mi wyvern, para luchar juntos. Siempre nos cubríamos las espaldas uno del otro, y en combate eso se notaba en que los enemigos caían rápidamente antes de que pudieran alcanzarnos con sus armas. Pero eso era cuando ya habíamos aprendido a que la velocidad era nuestro fuerte, y que si no, las armas enemigas pasarían a causarnos daños peligrosos, sobre todo los arcos que llegaban a perforar demasiado y que luego resultaba difícil curar más tarde.

- Es un wyvern, señor. Puede acariciarlo si quiere, mas no se fíe de su actitud calmada ahora, en batalla es letal contra los oponentes. Pero eso es como todo soldado con un arma. - Dije, pudiendo ver que los soldados estaban increíblemente preparados, mas su representante parecía ser bastante más distinto. Era por lo pronto más delgado y menos musculoso que los guardias que estaban en el lugar, pero suponía que quizás tenía otro tipo de habilidades, tales como una mayor agilidad o algo parecido. No podía juzgar dado que no lo había visto en batalla, porque a lo mejor tenía una fuerza bastante mayor que el resto de guardias a pesar de la falta de músculo, pero era poco probable. Todo era cuestión de verse, porque a lo mejor también se preciaba en el lugar que alguien que supiera hablar, fuera considerado como usar un arma que mucho tenían, pero pocos usaban adecuadamente.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 30, 2017 5:04 am

No es necesario que me llame señor, por favor –Le hacía sentir viejo y no lo era tanto... Bueno, tenía algo más de 300 años, pero eso no cambiaba que no se sintiese para nada viejo, ni tampoco alguien realmente importante, que los soldados del ducado le dijesen señor era porque sabía que en el fondo un poco le temía y no los podía culpar, no teniendo en cuenta la historia de dragones que se había formado con el pasar de los años allí.  Dirigió la mirada hacia el, solo para escuchar lo que estaba diciendo con respecto al ser que le acompañaba. Un Wyvner ¿Eh? Nunca había tenido la oportunidad de ver uno, quizás porque no eran propios de Tellius, pero... Eran dragones ¿No? ¿Acaso estaban ellos escuchando las órdenes humanas?

Se acercó, extendiendo una de sus manos hacia el cuello del Wyvner, acariciando suavemente su escamoso cuerpo con una sonrisa de oreja a oreja– ¿Son propios de Chon'Sin? Porque no vi este tipo de dragones por Tellius –Admitió, pero se alejó un poco para poder pasar de un montículo de nieve en medio del camino, quizás dejado allí de unos niños. A pesar de que hubiesen personas por la ciudad, el blanquecino paisaje seguía igual, calles blancas, techos blancos, personas cubiertas hasta la cabeza con diferentes pieles, era normal ya, todos querían calentarse un poco del frío y mientras unos parecían más acostumbrados que otros, Suryha aún seguía sin estar conforme con el clima, las profundidades de la tierra eran más cálidas.

Y, sobretodo, todos ellos parecían dar pequeños saltitos de sorpresa al ver al enorme Wyvner acompañarles, eso, más que preocuparle, causó que Suryha esbozara una ladina sonrisa cada vez que fijaba en alguien su mirada y los veía casi salir corriendo... ¡Oh, bueno! A él le tenían cierto temor por andar en su forma humana... ¡Pero ahora estaba paseando con un Wyvner al lado!– Verá... Tuvieron una desafortunada historia con unos dragones... Digamos que les tienen algo de miedo, pero su Wyvner no corre peligro... Solo que quizás no muchos se le vayan a acercar... –Ni a él, podía entender perfectamente al Wyvner en esa ocasión, solo que eran un poco diferentes, un poco bastante.

Cuando miró al frente, la blanca construcción del enorme palacio se entrevió a lo lejos, casi solitario– Y no lo dudo, debe ser temible, después de todo es un dragón, un guerrero... Usted también debe serlo –Sus dorados ojos volvieron a fijarse en el hombre con atención, su armadura, cuidada, pero claramente pesada, igual se trataba de su cuerpo, musculoso, quizás lleno de pequeñas cicatrices, o quizás visibles, pero, tampoco era como si en aquél preciso instante le preocupara eso, era solo un comentario pronunciado así, de golpe, porque por su mente cruzó. Le daba curiosidad, debía admitirlo, la fuerza militar de Chon'Sin, quizás, en algún momento, le pediría al mensajero enseñarle algún truco, aunque fuese solo para satisfacer su curiosidad.

Ya casi llegamos... Pero cuénteme ¿Qué clase de lugar es Chon'Sin? Escuché hablar de él... Pero siempre es más gratificante escucharlo de alguien que vive allí –Y entonces cayó en la cuenta de la hora que era. Paró de golpe y parpadeó, inclinando su cabeza a un costado, dejando así más a la vista sus ligeramente puntiagudas orejas– Estarán todos en el mercado... Se sorprenderá, Aran, pero hay un mercado en el palacio. ¿Quiere comprar algo? El salmón de esta zona es delicioso... –Volvió a acercarse al llamado Wyvner, volviendo a palmear con suavidad su espalda para llamar su atención– Dime, dime ¿Cuál es tu nombre, lindo? –Porque allí posiblemente hubiese un problema.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 30, 2017 10:37 am

Enarque una ceja cuando me dijo que no le llamara señor. Eso era algo raro, estaba habituado a llamar a los superiores eso, pero si el propio señor decía que le llamara de una manera mas informal quizás, tenía que pasar a hacerle caso si no quisiera parecer irrespetuoso. No estaba acostumbrado a tratar con ese tipo de personas, pero simplemente era adaptarme y tratar de seguir la corriente, era un simple mensajero ahora mismo y debía seguir las condiciones que se me pusieran mientras estuviera esperando la carta de vuelta. También era de agradecer que dejaran quedarme en el castillo, en vez de estar al aire libre hasta que decidieran tratar de mandarme de vuelta, o en una taberna pagando por mi estancia, lo cual dañaría bastante mi salario y ya era poco a decir verdad, no me apetecía tener que gastar mis ahorros personales en una misión para Chon'Sin.

- Mi wyvern si lo es, aunque hay en todos los territorios. Lo que pasa es que suelen estar en las montañas, en las partes mas altas para no ser molestados, y muchos suelen ser más bien salvajes. - Dije, explicando lo que creía que era verdad. No conocía Telius lo suficiente como para saber si mi teoría era cierta o no, pero no es que fuera a decir nada propiamente dicho, no era un experto en la materia. Podría explayarme en los cuidados que un wyvern necesitara para estar cómodo, bien y saludable, pero eso no era lo que él había preguntado, y dudaba que quisiera escuchar esa información adicional; sobre todo la parte de limpieza de la "habitación". Había algunas veces que tenía que estar tapándome la nariz si mi wyvern comía algo distinto, pero no era cuestión de detallar eso.

Pude ver como algunos pasaban a alejarse, mirando algo aterrados a mi wyvern. Resultó que por su aspecto fiero no querían acercarse... Era algo que entendía, mi propio aspecto algunas veces provocaba eso a las personas, pero estaba acostumbrado, y el símbolo de esto se vió en forma de un suspiro resignado. - Entiendo. - Dije, con un tono resignado, pero era mejor esto que ser molestado por algún criminal o algo así. No que no hubiera estúpidos que pensaran que pudieran enfrentarse de manera normal a un wyvern o a mi, solían acabar bastante mal y luego yo tener que asegurar que mi wyvern no cogiera una indigestión si se decantaba por comerse a uno, pero tampoco iba a ponerme a quejarme de esto delante del representante del país.

- Así es. - Dije, respondiendo a su afirmación de que era un guerrero. Era así, usando mi hacha para combatir a lomos de mi wyvern, y generalmente causando estragos en las líneas enemigas para luego volar de nuevo y caer en otro sitio. Teníamos que tener cuidado con las flechas o magia de viento, pero apartando esos detalles, generábamos bastante caos en las filas enemigas y eso daba bastante ventaja a las tropas de pie para terminar de arrasar la formación enemiga. Sin embargo, dudaba que tuviera fuerzas; y no tenía ganas, de demostrar mi capacidad con un hacha o en un combate físico ahora mismo, dado que estaba agotado del viaje y lo único que deseaba era un baño, una buena comida, y dormir un rato pudiendo descansar, aunque no sabía cuando podría llegar a hacerlo fácilmente.

- Chon'Sin es un lugar bastante menos frío que este, con buenos campos para labrar, y también un ambiente mucho más sereno. Las flores de cerezo en determinadas épocas resaltan por todos lados, siendo un paisaje que pocos sitios son capaces de emular. - Dije, sonriendo mientras recordaba las veces e los que simplemente me dedicaba a volar con mi wyvern; que estaba disfrutando de las caricias que hacía Suryha aunque seguramente estuviera alerta ante cualquier peligro igualmente. Entonces me fijé en sus orejas puntiagudas, símbolo de un manakete, junto con sus ojos dorados... ¿Sería cierto? Sin embargo, no pude pasar a preguntar debido a que él se había acordado de algo, siendo que había un mercado dentro del palacio. Enarqué una ceja ante eso, sorprendido. ¿Eso no causaría problemas de seguridad o cosas por el estilo? No era quien para juzgar, pero quizás ellos sabían lo que hacían.

- Su nombre es Orión. Y me gustaría probar la comida que me recomiende. No suelo viajar mucho, y siempre me gusta probar cosas cuando viajo. - Dije, y mi wyvern hizo un gruñido que a lo mejor se podía traducir como encantado, o algo parecido, pero estaba mas atento a como la gente se apartaba, no fuera a haber problemas. Algunas veces era un fastidio la tendencia sobreprotectora de Orión, pero igualmente eso nos había salvado más de una vez, así que no podía quejarme. También me avisaba de cuando algo que iba a hacer era peligroso, como cuando me comí algo que me intentó advertir, y luego tuve que pasarme parte del viaje de vuelta parando cada dos por tres para calmar mi estómago. No fue una sensación agradable esa, pero al menos podía decirse que fue mejor que los resoplidos de Orión como diciendo algo parecido a "Te lo dije".

- Si me perdona la indiscreción... ¿Es usted un manakete? Esto es debido a que los manakete son respetados según nuestra religión al dragón Naga. - Dije, explicando de donde provenía, y esperando que no se tomara ofensa a mis palabras. No quería causar conflictos, pero si él resultaba ser un manakete, seguramente fuera algo útil a saber más adelante. No que fuera el plan montar una guerra o algo así, Mitgard era al fin y al cabo, una de las posibles urbes de comercio existentes, y había que aprovechar. Una alianza también vendría bien en caso de luchar contra los emergidos, por la calidad de los guerreros que había visto hasta ahora, a pesar de que parecían tener problemas con los dragones. Esperaba que eso no fuera algo que se interpusiera en el camino de las negociaciones.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 31, 2017 5:16 pm

Siempre resultaba grato descubrir algo más, sobretodo porque los recuerdos que tenía eran principalmente paisajes de Tellius, de sus bosques y montañas, algo bueno de andar viajando con Freiya y que no necesitaran seguidamente bajar en tierras humanas, aunque pensándolo bien, a esa dragona realmente le gustaba estar caminando entre humanos. Desvió a un lado su mirada al percibir una ligera inclinación de cabeza. Simplemente sonrió y siguió avanzando, desviando a Aran su atención entonces.

Pero, a parte de sus 'tradicionales' dragones, aquellos que podían, como Freya y él tomar forma humana, algo más no había visto. Y Orión no parecía ser uno de ellos. Rió en bajo ante aquella especie de "Encantado" suyo e inclinó su cabeza a modo de ligera reverencia– ¡Oh! Suena un lugar interesante... Desearía poder ir a visitar su país pronto – Y no mentía, la simple idea le emocionaba, sobretodo porque, después de haber visto el mapa de aquél extenso mundo, se dio cuenta que Tellius no era más que una mancha y que habían muchos más lugares...

Lugares llenos de humanos y de monturas que parecían dragones y recibían el nombre de Wyvner... ¡Curioso! Pero prestando un poco de atención ¿Donde estaba situado Chon'Sin? ¿En Jugdral? No, no, no, no era eso. ¡Oh! ¡Valentia! Así que era ese tipo de lugar... Ya no le sorprendió tanto saber que no había un clima tan extremo, Mitgard era exageradamente frío, en cambio, sabía por experiencia propia que Tellius no era para nada así, allí, el tiempo era totalmente agradable y, quizás hasta echaría de menos ese continente si no fuese por los recuerdos que evocaba también.

Mantuvo presente las palabras del soldado de Chon'Sin con querer probar salmón, pediría a alguien que le preparase una buena cena, seguramente debía de estar cansado y con razón, tan solo el clima como era daba ganas de dormir. Pero, su siguiente pregunta le sorprendió, sus pupilas se achicaron un poco, quizás sin siquiera darse cuenta de ello algo en él reaccionó al nombre– ¿Manakete?  –Repitió con curiosidad, desviando hacia él su mirada. No era la primera vez que lo escuchaba... ¿O quizás sí? Frunció los labios con ligereza, dubitativo– ¿Son... Una especie de dragones? –Miró al frente, hacia la enorme puerta que daba entrada al salón del palacio. No, no había forma, no le sonaba de nada– No estoy seguro –Admitió.

Ralentizó sus pasos, solo para parar delante de las guardias que miraban a los presentes con cierto temor, sobretodo por culpa del Wyvner que tenían a un lado. Esperó, permaneció callado y con la mirada fija en ellos solo para que le correspondieran la acción– Señor Suryha... ¿Eso es un dragón? –Inquirió uno de ellos, tragando en seco– Un Wyvner –Corrigió, apoyando una mano en su cintura con desenfado– ... Es decir, un dragón –Suryha arqueó una ceja, innecesario miedo el suyo consideraba él. Les miró fijamente y eso pareció bastar para hacerles abrir el enorme portón.

La sala interior, ocupada en parte por unos pocos ciudadanos que estaban montando sus propias tiendas al final, y de guardias que por obligación permanecían atentos a cualquier movimiento, resultaba ser curiosamente amplia, quizás hasta algo fría, pero, con el pasar de las horas iría tomando vida... O quizás aquél día no. ¿Será que Brynjar le reprocharía por hacer lo que estaba a punto de hacer? Sonrió para si mismo y, algunos de los presentes miró con curiosidad mezclada con temor.Parecieron dudar, moverse suavemente a un lado y otro. Eventualmente el amnésico manakete se cansó. Levantó ambas manos y aplaudió unos segundos para atrapar toda la atención en él.

¡Bien! Mantengamos despejada una parte del salón para... –Siquiera le hizo falta más, todos se apresuraron en salir del salón con innecesarias y apresuradas excusas, menos unos cuantos guardias y otros pocos ciudadanos que, de alguna forma habían aprendido a simplemente convivir con él. Ellos se acercaron, con sonrisas y ojos llenos de sorpresa– Orión –Terminó su frase, desviando su atención hacia el amo de aquél dragón curioso– Lo siento, me temo que la puerta para dar al interior del palacio no es lo suficientemente grande como para que entre... Lo podríamos dejar aquí, al menos no hace tanto frío como afuera... Y podría pedir que le trajesen... ¿Paja? ¿Algo para comer? ¿Qué comen los Wyvner? –Duda existencial, no tenía ni idea.

El Jarl se lo perdonaría, como lo hacía siempre, estaba seguro.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 27, 2017 3:21 pm

Era bastante refrescante el poder hablar de tu propio país con tanta libertad, y que el que te escuchara se mostrara más atento a todo más que a las posibles fortalezas y debilidades de dicho país. Y también hacía gracia esa especie de curiosidad hacia Orión, el cual no estaba desaprovechando la atención que estaba recibiendo, aunque resopló ante la evidente incomodidad de los presentes... ¿Qué les habría pasado con los "dragones" para que estuvieran de ese modo? No iba a preguntar precisamente eso, pero la curiosidad me carcomía por dentro y esperaba en algún momento llegar a descubrirlo. Aparte, también quería evitar que las preguntas nos llegaran a ralentizar más, dado que el frío estaba empezando a calarse demasiado, y quería entrar en calor cuanto antes mejor para poder descansar del viaje.

Sin embargo, no me esperaba que él no supiera que eran los manaketes. Quizás es que ellos todavía no habían visto uno, o que fueran llamados por otro nombre. - Los manaketes son dragones que toman apariencia humana, y que vuelven a su forma original usando una especie de gemas especiales. - Dije, siendo esa la definición exacta. No me gustaba del todo esa definición, los manakete eran mucho más que eso, pero tenía que hacer que el hombre entendiera lo que quería decir. Y seguramente fuera solamente que el término era desconocido aquí, y que tuviera otro nombre. Las diferencias culturales hacían eso precisamente, y no era cuestión de ir fastidiándola antes de hacer bien las cosas. Pero dudaba que se tomara a mal esta diferencia cultural, si es que había claro.

Entre eso, tuve que aguantarme la risa por la conversación entre Suryha y el guardia, discutiendo acerca de Orión; que gruñó ante la insistencia de que le consideraran un dragón, pero por otra parte se mantuvo quieto para evitar que nos dejaran fuera por considerarnos peligrosos o algo parecido. Finalmente nos abrieron las puertas, y podía notar claramente que el recibimiento era frío; seguramente por la presencia de Orión. ¿Quién iba a decir que eran tan paranoicos con los wyvern y dragones? Yo no desde luego, pero mientras no hicieran nada violento hacia nosotros, no iba a preocuparme. Si lo hicieran, seguramente ya estaría Orión preparado para morder a más de uno, y ahí si que iban a tener los problemas justificados.

Y en cuanto las palabras dejaron los labios de Suryha, Orión empezó a gruñir, y yo a suspirar. Ahí estaba esa etapa sobreprotectora de Orión. Si es que algunas veces pienso que no debería haber dormido con él cuando éramos pequeños, ahora era difícil que aceptara estar separados en sitios desconocidos. - Suele comer carne cruda, y algunos vegetales. En cuanto a lo otro, un buen lecho de paja estaría bien. Y si pudierais poner mi habitación cerca de Orión, será lo mejor para todos. Una de las cosas que ha de saberse, es que Orión se vuelve sobreprotector. - Dije, y pude notar un bufido en mi nuca, con Orión mirándome, como si estuviera diciendo: "Y tu me has dado motivo para eso. ¡Si es que no tenéis escamas para protegeros!"

- Aparte de eso, estaremos bien, aunque si pudiéramos irnos a donde dijo para comer, se lo agradecería. - Dije con una sonrisa, ignorando de manera increíble el bufido de Orión. Es lo que se tenía con años de experiencia, se sabía precisamente las idas y venidas de Orión en cuanto a humor, y como solo estaba bufando, iba a dejarme ir pero porque iba a echarse una siesta en cuanto le trajeran la paja. Y sabía que si lanzaba un rugido, es que estaban haciendo algo mal los presentes del lugar, y posiblemente si no me viera cuanto antes, haría unos destrozos que no iban a ayudar precisamente a las relaciones internacionales entre países. Pero eso era algo que esperaba que no llegara a pasar.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Vie Jun 30, 2017 9:09 am

¿Dragones que tomaban su forma original gracias a unas gemas especiales? Frunció ligeramente el entrecejo ¿Era así? Porque... Sus ojos se perdieron en algún punto inexistente que había al frente, en la entrada del castillo y en cierto momento, llevó una mano hacia su pecho, quitando de allí un collar con una luminosa gema azul de brillo sobrenatural, la sujetó con cuidado, la extendió hacia el frente un poco, aparentemente despreocupado pero con la vista fija en ella. ¿Quién se atrevería a arrebatársela de las manos? Nadie se atrevería a acercarse demasiado, después de todo, los ciudadanos de Mitgard habían visto con claridad el desastre que había sucedido cuando él se había transformado.

¿Algo como esto?  –Inquirió en bajo, dudoso– A diferencia de otros dragones, necesito de esta gema para volver a mi forma original  –Y aún así algo no cuadraba cuando lo hacía. Se dejaba llevar, se dejaba llevar por recuerdos antiguos, que habría podido jurar no pertenecerle, pero eso hacía ya años... Desde el problema que había tenido con Freiya no volvió a necesitar transformarse otra vez– Pero le seré sincero, no tengo idea.
Solo recuerdo alrededor de 300 años, aunque debería tener muchos más
 –Pero lo dijo con tanta calma... Como si realmente su intención no fuese realmente recordarlo. Aún así, seguía existiendo un pero, como siempre, siempre existía– Pero...  –Y ahí estaba. Era un emisario, el embajador, tenía que comportarse– No es un buen lugar para conversar ¿Cierto?  –Y sonrió de lado, volviendo a guardar aquél collar.

Tampoco le fue muy complicado dejar aquella incógnita de lado, quizás en parte porque no quería aparentar débil, porque él no era débil, porque a pesar de que no era capaz de recordar más de su pasado, se había prometido, le había prometido a Brynjar que protegería aquél reino y a su gente y, cuando prometía algo, por muy pocas veces que fuesen, lo iba a cumplir sin importar qué. Se centró en cambio en las indicaciones de Aran... Mirando a un lado y otro en busca de algún guardia que...– ¡Saga! –Repentinamente pronunció aquél nombre de la nada. El susodicho, un hombre joven de cabello hasta los hombros y rubio, con mejillas rojas por el frío se volteó hacia el Manakete, descolocado perdido– ¿Escuchaste a nuestro invitado? Paja para Orión, carne cruda y vegetales para que pueda comer hasta saciarse –Sin miramiento alguno avanzó hasta él, sujetándole de la muñeca y obligandole a que le acompañe hasta la entrada.

¿Q-Qué? Pero... –Ahí estaba el compartido sentimiento de todos: temor y a la vez el presentimiento de que realmente deberían de hacerle caso– ¡Vamos! Se bueno y hazme caso, no os va a comer ¿Verdad?~ –Miró al amo y a la bestia con una sonrisa cómplice. El pobre muchacho terminó soltando un suspiro y asentir con la cabeza, seguidamente salió corriendo pidiendo a otros cuantos que le ayudasen– Perdonen, no habría sido ningún problema que Orión nos acompañase, pero... Las puertas que conducen al interior del palacio son demasiado pequeñas como para que pueda entrar... Aún así, intentaré que estés lo más cerca posible de él –Le sonrió a Aran, casi como disculpándose que no podría cumplir del todo sus deseos– Pueden confiar en estos chicos, quizás les tengan algo de temor a los Dragones, pero cumplirán con lo que les pedí... Ahora... Perdónenme otro instante... –Nuevamente deslizó su mirada hacia los ciudadanos, esta vez hacia aquellos que estaban un poco más allá, vendiendo.

Volteó, alejándose por enésima vez, buscando en esta ocasión a una de las mujeres Mitgardienses, hermosas pero robustas. Habló con una de ellas en particular, intercambiaron algunos saludos, una que otra palabra cortés y al final logró que hiciese lo que le había pedido. Cuando volvió nuevamente hacia Aran, habían otros cuantos guardias cargando con paja, disponiéndola toda en el suelo, buscando el mejor lugar en el que el calor se colaría un poco del interior y formando una cómoda cama para un dragón y otros tantos trajeron carne y vegetales para que pudiese llenarse. Rápidos como siempre, pensó. Volvió a acercarse a Aran y le sonrió a Orión– Siento haberte dejado esperando. ¿Entramos? –Y, con un leve movimiento, le señaló hacia el final de aquella amplia sala donde todos solían reunirse. Al fondo habían unas escaleras, un portón de madera y dos guardias protegiéndola– En breve nos traerán también algo para comer –Cerró sus ojos y sonrió, animado como de costumbre.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 07, 2017 2:01 pm

Era un caso curioso el de Suryha, dado que él me mostró lo que era una piedra de dragón... una de las famosas piedras que les permitía a los manaketes transformarse en dragones. Aunque en este caso, esta parecía simplemente permitirle volver a ser humano según él. Era extraño, pero preferí mantenerme en silencio cuando dijo que no era un buen lugar para conversar. Seguramente fuera algo difícil para él, porque según veía, el territorio estaba formado por gente que no parecía admitir debilidad alguna, aunque bien podían mostrar miedo a Orión, dado que al parecer hubo problemas con dragones o algo parecido. El que temieran a Orión no estaba del todo mal, dado que estaba claro que hacía que la gente se lo pensara dos veces antes de decidir intentar erradicarlo o cosas así, pero igualmente no era agradable que la gente no quisiera acercarse a él. Y en caso de Suryha, era hacerle caso bajo amenaza de ser comido o algo parecido.

Pasó entonces a llamar al que parecía ser un criado, y pronto le ordenó que le diera todo lo que había dicho a Orión. El rostro de ese hombre me hizo poner un momento los ojos en blanco, y si había un wyvern que pudiera rodar sus ojos en molestia, ese era Orión que estaba haciendo un intento bastante plausible ante la situación. Y justo cuando Suryha pasó a preguntar eso, Orión puso su cabeza en una de sus patas, como indicando que estaba aburrido y esperando a que dijeran que iba a pasar. Finalmente dio un resoplido y se puso cómodo hasta que le trajeran todo para su habitación, mientras yo pasaba a mirar de nuevo a Suryha, que se disculpaba. - No es ningún problema. También hay problemas como este en mi país... no es que se piense demasiado en que entre un wyvern en casa. - Dije, recordando una ocasión en el que Orión intentó entrar en mi habitación cuando éramos pequeños, y cuando crecimos... digamos que las reparaciones fueron costosas y le cayó a Orión una buena bronca como resultado.

Mientras recordaba esto, pronto vino la paja para Orión, y en cuanto estuvo puesta, Orión prácticamente se situó sobre la paja para poder descansar un rato, mientras lanzaba un gruñido que indicaba que estaba contento, tumbado en la paja para descansar un rato. Solo esperaba que Orión pudiera aguantar sus necesidades un tanto hasta que pudiera atenderlo yo... Posiblemente les dijera que lo usaran de abono para los campos si pudieran, aunque como todo, no sabía si iban a querer tocar precisamente la cagarruta de un wyvern. Pronto vino de nuevo Suryha, y pasó a decirme que nos moviéramos. Yo asentí ante esto, y pasé a caminar al lado de Suryha, y ante la mención de la comida, prácticamente tuve que forzar a mi estómago el no rugir en protesta de que la quería ya en vez de pronto. No era cuestión de dar un espectáculo con el sonido estomacal. No era cosa de ofender al embajador que me había recibido tan gratamente.

- Tengo curiosidad de saber que habrá de comer. ¿Cuales son las especialidades del lugar? Normalmente suelo comer arroces entre otros. - Dije, tratando de hacer que la conversación siguiera fluyendo, y era verdad que tenía curiosidad del tipo de comida que preparaban, dado que sería una nueva experiencia. Y si encima daba la opinión de que estábamos abiertos a probar cosas nuevas, eso haría que nuestras posibilidades de conseguir causar una buena impresión aumentaran. Aunque que decir... al menos nos temerían por los wyvern, y seguramente eso aumentaría el respeto hacia Chon'Sin. Pero como todo, buscaba formar una buena impresión que hiciera colaboración, no colaboración a través del miedo o cosas por el estilo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Invitado el Jue Sep 07, 2017 11:38 am

¿Arroces? –Repitió. Claramente sabía a qué se refería, pero, no era como si eso fuese algo usual para él. Supuso que se debía al hecho de que Aran venía de otro continente, de un país bien diferente. Él no tenía problemas al respecto, siempre y que fuese comestible, algo ya sabido o algo nuevo, todo era bienvenido para él– En Mitgard son más usuales las comidas a base de peces o ganado  –Ensanchó un poco su sonrisa, se aseguró por última vez que estaban siguiendo sus peticiones, llevándole todo lo necesario al Wyvner para que estuviese cómodo allí. Después, volteó la mirada al frente y siguió caminando a un lado del mensajero de Chon'Sin. Fijó su dorada mirada al frente y sonrió con suavidad al ver las guardias ante la puerta que llevaba al interior del castillo. Serios como siempre, protegiendo la entrada aunque según él no era el caso.

No por nada, pero capaz y se perdían si no conocían el camino. Abrieron las puertas sin decir nada y Sury, solo tras dirigirles una mirada de soslayo siguió andando al frente, sonriente como siempre. En realidad a esas alturas, después de todo el tiempo pasado en Mitgard, ya le daba como que igual si le temían o no, después de todo, no era como si fuesen a odiarle, le tenían una cierta cortesía que le agradaba. Unos bromeaban, otros simplemente realizaban una reverencia y seguían adelante, sin dirigir como tal la palabra. Como se adentraron en el pasillo, una tibia calidez comenzó a hacerse presente. Los pasillos, largos y suficientemente amplios para que dos personas pudiesen pasar perfectamente, adornadas las paredes con tallados de relieve de madera de zonas de la isla y armas, armaduras, todas ellas correctamente mostradas y limpias.

Conocía cada talle, cada relieve e imperfección de aquellos adornos. Sabía que la mayoría de armas no tenía filo, que eran inofensivas propiamente por ser expuestas en las paredes de los pasillos. Claramente en el interior, donde Brynjar, el Jarl, moraba, todo eso era menos vistoso. Pero admitiría, los últimos años se había pasado el día allí, entre los pasillos, cotilleando en silencio cada aspecto de los mismos, para saber, para tener una excusa y no salir en el frío de afuera. Al final, se había aburrido de todo aquello, las afueras escondían más misterios– Pedí que nos llevaran hidromiel y cerveza junto a agua si la prefieres. En lo personal me gusta el hidromiel –Admitió sin miramiento alguno. Era dulce y agradable, desde el primer momento que había intentado le había agradado y, simplemente era una de sus muchas debilidades, claramente dentro de lo lógico. Sonrió y desvió su atención hacia Aran– Me tomé la libertad de pedir un poco de todo, los platillos de la isla suelen estar a base de pescado y carne –Pronunció con calma, la verdad era que ni él se había aprendido el nombre de todos los platillos del lugar, confiaba en que la encargada de turno para llevarlo sí supiese ilustrarlos.

Ralentizó su paso, solo para señalar hacia una de las habitaciones. Avanzó un paso y abrió la pesada y resistente puerta de madera para dejar al descubierto una habitación iluminada y tibia gracias a la chimenea encendida– Pedí que se nos adelantaran y encendieran la chimenea –Comentó y con un cortés gesto de la mano le instó a entrar, él le siguió de cerca. Como todas las habitaciones destinada a las visitas, era amplia, tenía dos ventanales que revelaban el tiempo de fuera: blanco y frío como siempre. Una cama apoyada contra una pared, amplia y con diferentes pieles como mantas más gruesas. Más cerca, había una mesa con sillas y en si, las paredes estaban adornadas por cuadros y relieves de madera. Su habitación era diferente, estaba un poco más allá, más escondida entre varias habitaciones por antojo del laguz– La puerta puede ser cerrada por dentro –Apuntó como dato curioso antes de moverse a un lado y señalar a lo que estaba refiriéndose– Y la cena llegará en breves. Póngase cómodo y hágame saber si necesita algo –Por ahora, solo por ahora, se lo podía referir a él, luego todo cambiaba un poco.

Off:
¡Lamento mucho la tardanza! D:
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Marth el Lun Dic 25, 2017 11:54 pm

Tema cerrado por abandono.

Suryha gana 15 G


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:
[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] 5SuOmoZ

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] 2hzhmok

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Yuri10

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Mejor-10
Marth
Marth
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord | Pegasus Knight

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Espada de plata [4]
Espada de plata [5]
Tomo de Elfire [4]
.
.

Support :
Eliwood [Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Iwzg0SR
Eugeo [Social] Cartas honorables [Priv Suryha] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Espada-3[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Lanza-1

Experiencia :
[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] SjqgM22

Gold :
398


Volver arriba Ir abajo

[Social] Cartas honorables [Priv Suryha] Empty Re: [Social] Cartas honorables [Priv Suryha]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.