Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Etoile el Sáb Mayo 13, 2017 8:57 pm

Sus parpados se abrieron despacio visualizando el techo de su habitación, los aposentos que por tanto tiempo la habían resguardado y acompañado en su soledad. Se levantó de la cama despacio, con desgano, retirando las finas sabanas de su cuerpo mientras observaba distraída la mismísima nada. Que semblante más triste, aquellos orbes azules que parecían contemplar el cristal en la ventana, estaban vacíos y carentes de vida, de sueños –Un día más – sus labios apenas y se movieron, dejando brotar melancólicas palabras.

Finalmente, después de mucho meditar, Etoile se levantó de la cama. Contemplo la ventana por algunos segundos en los que sin darse cuenta acaricio un costado de sus alas, deseando como siempre irse de ahí “que ingenua ¿escapar? ¿A dónde?” Su conciencia se encargaba de callar pensamientos como aquel, no era correcto tener ese tipo de deseos pues, una avecilla en cautiverio difícilmente podría sobrevivir ahí afuera…Sí, no era su conciencia la que hablaba, si no su miedo. El mismo que la mantenía cautiva en ese lugar que tanto odiaba. La garza apretó los dientes y torció los labios, en una mueca de dolor y rabia que seguramente hubiese terminado en llanto, de no haber sido por el llamado a la puerta.

“¡Toc, Toc!”

La muchacha giro bruscamente el rostro, aflojando su expresión ante la sorpresa ¿Quién podría ser? Se quedó inmóvil mientras decidía actuar. Algunas mechones palteados se colaron en su rostro, olvido entonces la lucha interna que mantenía y rápidamente sus piececillos la guiaron hasta la puerta -¿Si? – entreabrió la puerta y esta rechino, mostrando del otro lado a una joven criada que sonreía animadamente - ¿Esta lista para salir? – Estaba demasiado feliz, pero pudo darse cuenta de que la otra no parecía entender - ¿Lo olvido? –ladeo el rostro suavemente esperando que la otra recordara – Su caminata ¿recuerda?- su rostro se lleno de sorpresa - ¡Oh! – Junto sus manos recordando al fin- ¡si, si! – su voz se dejó escuchar perfectamente, con emoción que simplemente no pudo ocultar –iré a arreglarme, no tardare – la muchacha asintió y se alejó despacio, perdiéndose en los corredores. La puerta de la habitación volvió a cerrase y no se abrió sino hasta tiempo después, cuando la Laguz ya estaba lista.

La trenza de cabello sobre su espalda, danzaba despacio conforme caminaba, daba grandes zancadas intentando acortar así la distancia entre ella y su momentánea libertad. La jovencita que antes le hubiera buscado, estaba de pie, a un lado de la puerta tan sonriente como en un comienzo. Etoile le sonrió sutilmente de vuelta, igualmente emocionada aunque no lo demostrara completamente.

- Un momento-

Una voz masculina, ronca pero agradable, hizo que su caminar se pausara y su cuerpo se tensara. La sonrisa en sus labios se atenuó lo suficiente para ser casi perceptible – Buenos días, mi señor –saludo ella con neutralidad, girándose para observarle, mientras la criada reverenciaba e inclinaba el rostro respetuosamente. Un hombre joven de no más de 24 años, de buena apariencia y ropas finas se acercó a la joven de cabellos plateados –  Tan bella como siempre- comento, estirando un brazo para alcanzar algunos de sus cabellos blancos y enredar sus dedos ahí-  No tardes mucho, tendremos visitas – agrego poco después, mientras se alejaba despacio de ambas, con una risilla en los labios.

“Lo odio, lo odio, lo odio” Aquella palabra se repitió en su mente hasta que la vocecilla de la humana la llamo, La garza aparto la vista del hombre y posteriormente se marchó en compañía de la muchacha. Afuera se sintió renovada, liviana, los sonidos y olores nuevos hacia que olvidara los malos ratos dentro de su lujosa prisión. Vivian en Nevassa, en los niveles intermedios de la gran ciudad, allí donde vivian quienes podian darse mas lujos de lo normal. Mientras la criada se distraía comprando algunas cosas, la laguz se entretenía con los niños que jugueteaban por ahí - ¡Es bueno verlos de nuevo! –los saludo con una sonrisa sincera, una que pocas veces se permitía mostrar. Los niños corrieron a su encuentro saludándola y contándole lo mucho que habían hecho durante su ausencia -  ¿Por qué no vienes a visitarnos más seguido? – pregunto de pronto uno de los menores. - ¡ Nadie juega con nosotros como lo haces tu! – agrego otro haciendo pucheros- ¡es cierto, es cierto! ¡Todos son aburridos y no tiene tiempo! – exclamo otro de los niños, uniéndose de pronto a la animada conversación.

A-ah bueno – Una nerviosa Etoile, entre tartamudeos incomprensibles intento explicar su situación – V-verán, Etoile es una persona ocupada y no puede salir tanto como quisiera – Les sonrió nerviosamente- ¡P-pero no hablemos de eso, no hay que perder el tiempo hablando de esas cosas! – los niños chillaron emocionados mientras corrían a su alrededor. Lo garza se mostro feliz y solo atino a observarlos curiosamente, la inocensia de los mas pequeños no dejaba asombrarla, y distraida como estaba dio un paso infalso chocando de frente con alguien mas - ¡lo s-siento!- se disculpo enseguida, nerviosa, dando una pronunciada reverencia; quizas exagerada pero adecuada para la joven. Todo sucedio tan rapido que apenas y detallo al desconocido.

Spoiler:
Off:me disculpo por la demora y post raro(estoy desde cel x.x), espero ir mejorando conforme avance el tema :')
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
214


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Artemis el Sáb Mayo 13, 2017 10:09 pm

Ahhh, Tellius, un lugar tan lleno de misterios, de culturas distintas (que no necesariamente convivían bien entre ellas), de humanos….. de…. cosas. Ya que había viajado a Hatari para dejar a su amigo dragón en su hogar y estaba de regreso, francamente deseaba tomar un barco el menos tiempo que fuera posible. Así, el elegante zorro de plateado pelaje se encamino para salir de Hatari en dirección a Begnion, pero para ello por supuesto debía pasar por Daein.

La vida normalmente era dura para un laguz que viaja solo en especial en Tellius donde las relaciones con los Beorcs no eran muy buenas que digamos pero para fortuna del zorro él no era un laguz normal y corriente. El por su parte podía pasearse con total y completa libertad por las ciudades y recibía en estas un trato relativamente digno…. la razón principal no era su elegante estampa ni sus finísimas ropas con adornos de oro y piedras preciosas, siquiera el bello resplandor metálico de su pelaje plateado o lo mullidas de sus largas orejas o cola, más bien aquello que lo mantenía seguro dentro del mundo humano era ese collar de perro que nunca se quitaba del cuello, uno finamente en oro sumamente llamativo por el joyero personal de su actual amo quien era el Regente del lejano reino de Altea.

Los humanos promedio evitaban meterse con el por el simple hecho de que su apariencia y ese bellísimo y llamativo collar daba a entender que pertenecía a alguien importante, que así era, mientras que los nobles o entendidos del tema igualmente procuraban tratarlo bien pues el característico escudo de la casa real de altea los disuadía de forma muy efectiva pues lo que menos se deseaba era ganarse la ira de un hombre importante al herir o lastimar una pertenencia que a leguas debía ser preciada si lo cubría de tantas joyas y telas finas.

Fue así como el zorro, sin preocupación alguna se paseaba por la ciudad a sus anchas, eso sí, conociendo su lugar como "esclavo". Inclinaba la cabeza y era respetuoso en todo momento pues aun si su collar le brindaba cierta "inmunidad diplomática" nada paria hacer su dueño si el mismo se buscaba que lo convirtiesen en tapete. Aun así, tantos años de tratar con humanos le hacían fácil la tarea de llenarles el ojo a los que le rodeaban, dando los halagos adecuados a la ente correcta y permaneciendo callado y sumiso cuando era pertinente hacerlo…. Artemis podía pavonearse de que era un excelente actor y eso se notaba con las personalidades tan distintas que adoptada dependiendo de la situación.

Comprar suvenir y recuerdos tampoco era tarea difícil pues las tiendas le daban libre acceso por su aspecto cuidado y la dichosa placa…. eso y además que el laguz tenía una buena cantidad de oro para gastar. Pensaba en que cosas podrían gustarle a su amo, libros probablemente, pero igualmente buscaba cualquier chuchería que pudiese llevarle para distraer su joven mente de los estresantes conflictos a los que debía enfrentarse un soberano. Si, contra todo pronóstico Artemis adoraba a su dueño actual y se preocupaba por él, queriéndole como quizá solo un perro podría querer a un humano.

Entre tanto y tanto fue que, disfrutando de alguna golosina típica de la ciudad alguien tropezó con él, cosa que lo sorprendió pues normalmente sus sentidos estaban lo bastante alerta como para evitar ese tipo de situaciones, mas los pasos de la doncella habían sido tan suaves y delicados que siquiera su fino oído pudo detectarlos. Los expresivos ojos celestes del zorro al encontrarse con la mujer más bella que hubiese visto en su vida….. Cabello platinado y fino como hilos de seda, facciones delicadas y perfectas, piel tan blanca que casi parecía transparente, en especial esos hermosos ojos azules que arrebataban el aliento.

- A-ahhhh…. n-no… esto…. no hay problema -

Por primera vez en su vida Artemis tartamudeo frente a una dama sin poder evitar que sus mejillas se tiñeran de un color carmín sutil en su piel ligeramente bronceada por su estancia en Hatari. Fue entonces que por fin se fijo en la espalda de la joven y en el par de bellas alas blancas que la joven tenía en la espalda, cayendo en cuenta de con quien estaba tratando.

- Lo siento mi bella dama, pero es difícil no quedar prendado de una sublime belleza como la suya. No ha sido su culpa, yo debí prestar más atención. -

Le dedico una brillante sonrisa de oreja a oreja mientras que su gran y esponjada cola se meneaba con un inquieto y animado vaivén, recuperando su confianza y postura casi al instante.

- Pero que tenemos aquí?, estas cuidando de esos cachorros?, mira que se ven simpáticos ~♪ -

Los niños inmediatamente se escondieron detrás de la garza pues era un hecho que Artemis era un laguz desconocido y eso intimidaba en parte a los jóvenes acompañantes de la garza. Aun así el zorro no desapareció su amplia sonrisa, la verdad es que le agradaban los niños y estaba igualmente acostumbrado a tratar con ellos, por esa razón no les obligaría acercarse ni lo haría el hasta que ellos mismos se animaran a acercarse.


Spoiler:
Descuida!!!, me ha encantado!!!, espero este te guste ;D
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
.

Support :
Under
Seimei

Especialización :

Experiencia :

Gold :
586


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Etoile el Miér Mayo 17, 2017 1:06 pm

Deslizo curiosa la mirada al personaje frente a sus ojos, se enderezo rápidamente tras escuchar las disculpas del otro "¿Hmm?" no pudo evitarlo, lo observo con descaro y sin ningún disimulo. ¡Aquel muchacho era tan llamativo! Que resultaba un tanto incómodo para la Laguz estar cerca suyo - No tiene que disculparse - su vocecilla nuevamente volvió escucharse como un suave murmullo - Gracias, pero no soy merecedora de tales palabras- sonrió sutilmente, apenas y sus labios se curvaron. Lo cierto era que tales palabras habían perdido valor con el tiempo, las escuchaba con recurrencia y más que un alago, del cual pudiera alegrarse, causaban sentimientos pocos gratos.

-Solo conversábamos un poco - respondió a su comentario. Ver a los niños esconderse tras de si, hizo que por instinto los resguardara con sus alas y casi enseguida, retrocediera un par de pasos, alejándose asi del sonriente zorro. Evito verlo a los ojos en todo momento, el contacto visual se le hacía incómodo y por extraño que sonara, sentía que de alguno forma podían leer su alma...y eso, le aterraba. Levanto la vista del suelo y vio hacia un costado ¿Porque no se iba? ¿Que estaba esperando? Curiosa, volvió a verlo por el rabillo del ojo, aquel era un Laguz muy peculiar o eso creyó, no acostumbraba a ver muchos como el paseándose por las calles. Mientras ella seguía entretenida en sus cavilaciones, los niños antes tímidos, al ver las inquietas colas del zorro, no pudieron contener las ganas de querer acercarse y darles una mirada más cercana - ¡Waaa! - chillaron todos al unísono corriendo hacia el desconocido.

¿E-eh? - despertó de su ensoñamiento con el bullicio de los chiquillos, los vio amontonarse alrededor del recién llegado, emocionados por querer tocar ese pelaje suave y abollonado de sus juguetonas colas - ¡son suaves! - exclamaron entre risitas juguetonas. Uno de los niñitos se acercó a la garza y tomando su mano, entre la suya más pequeña, la tironeo  para que le siguiera - ¡Etoile también debe intentarlo!- la mujer dio un respingo, mientras parpadeaba incrédula ante las palabras dichas por el menor - No creo que sea buena idea - intento negarse, pero el rostro tristón del pequeño que le observaba con insistencia le hicieron ceder rápidamente. Comenzaba a creer que la manipulaban con sus caritas tiernas, que se daban cuenta cuanto los quería y se aprovechaban de eso "¿No puede ser tan malo, cierto?"no terminaba de convencerse.

La criada termino de hacer algunas compras y se encontró con la curiosa situación no pudiendo ahogar un par de risitas que se escaparon de sus labios. Era extrañamente agradable ver la escena, la garza rara vez hacia ese tipo de expresiones, se había acostumbrado tanto a ese rostro serio y triste que, verla tan nerviosa y "feliz" era fascinante.

Etoile volvió  acortar la distancia entre ambos, torció los labios un poco y aun algo cohibida, estiro su brazo apenas, rozando con la punta de sus dedos el suave pelaje plateado del contrario - ¡Listo! - alejo su mano y dio un saltito mientras levantaba ambas manos a la altura de su pecho. Los niños le dedicaron una mirada desconforme - ¡No! - hicieron pucheros y la de cabellos plateados no entendió porque ¿No había hecho lo que le pedían? ¿Porque se molestaban entonces? - ¿Que s-sucede, hice algo malo? - se mostró preocupada, creyéndose culpable de algo

- Etoile no se divierte - una de las niñas que se encontraba ahí la miro y otro de los niños hablo - ¿porque no quieres jugar con el señor zorro? - pregunto con ingenuidad.

"Ah, era eso" Realmente no supo si tranquilizare o preocuparse por su pregunta - No es que no quiera...yo, bueno - Vio al laguz fugazmente - No.. quiero tocarlo...-mascullo bajito, jugando y pellizcando la tela de su vestido - ¿porque no? - la vocecita volvió a escucharse.  Sus orbes azules se posaron sobre el menor - P-porque no creo que sea correcto -sonrió nerviosa, esperando no más preguntas - ¿Es in apropiable jugar con él? - Quiso que se la tragara la tierra, la inocencia de los niños podía ser un problema a veces - No, no es malo - acomodo algunos mechones tras su oreja, igual de nerviosa que antes - No es que no quiera tocarlo, si quiero pero...d-digo ¡no! - se llevó ambas manos al rostro, cubriéndolo y se agacho hasta quedar de cuclillas a pocos centímetros del piso, su vestido quedo esparcido por el suelo y algunas plumas de sus alas rozaron la tierra.

Quiso salir corriendo y dejarlos ahí, pero no, no lo hizo. Deseaba aprender a llevarse con otras personas, aun cuando eso implicara terminar en vuelta en situaciones tan bizarras como esa "¿qué debo hacer?" se preguntó sin abandonar esa posición incomoda mientras continuaba cubriéndose el rostro. En su afán por evitar a Artemis, no se percató del ostentoso collar que lucía...o al menos, no lo asocio con este se encontrara en una situación parecida a la suya.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
214


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Artemis el Miér Mayo 17, 2017 1:59 pm

La bella dama respondió con una voz melodiosa y bella aun si esta se notaba algo… triste. La falta de contacto visual también le hacía imposible al zorro el poder ver a través de los ojos contrarios para poder usar su habilidad y poder averiguar su nombre, quien era y de donde venia. La joven igualmente retrocedió a lo que las orejas del zorro se echaron ligeramente para atrás pues no quería que ella aun se marchara. Sin embargo y para su suerte la curiosidad de los niños supero con creces su actitud inicial por lo que en cuanto sus esponjadas colas plateadas comenzaron a menearse el laguz zorro ya tenía a algunos de ellos prácticamente abalanzados sobre él.

Curiosamente y aun que la reacción de un laguz normal había sido apartarse o incluso gruñir, Artemis no pudo evitar soltar una pequeña carcajada, permitiendo que los infantes se le acercaran sin reparo e incluso agachándose para que también pudiesen acariciar sus largas y afelpadas orejas. Por supuesto, la sonrisa de Artemis se ensancho en cuanto los mimos chiquillos parecieron incitar a la garza a "jugar con él" y tocarlo, pareciéndole especialmente divertido como la chica pareció hacer un gran esfuerzo para rozar una de sus colas con la punta de los dedos.

- Eso, eso, por qué la bella dama no quiere jugar con don zorro?, te aseguro que no muerdo ~ ♪ -

Dijo el laguz de cabello plateado aun dedicándole su amplia y radiante sonrisa mientras una niña se había animado incluso a subirse a su espalda. Nada de lo que hacían los niños parecía molestarlo pues la verdad es que ya estaba sumamente acostumbrado a tratar con niños pequeños.

- Bueno niños, la bella Etolie tiene razón en algo; normalmente no es correcto acercarse a un laguz extraño y tocarlo sin permiso. Algunos son muy gruñones y podrían morderlos. -

Los niños parecieron quedarse quietos con cara ligeramente asustada ante aquella afirmación pues Artemis les hablo en un tono ligeramente más serio. Aun así, momentos después volvió a sonreírles mientras sus esponjadas colas se meneaban alegres e inquietas una vez más.

- Peeero, a mi me pueden acariciar hasta que sus corazones estén satisfechos. No se peleen, hay mucho "Arty" para todos…. solo tengan cuidado y no tiren muy fuerte de mis colas, duele mucho, saben? -

El zorro incluso de dio a la tarea de cargar a dos niños, uno en cada brazo mientras que la niña seguía colgada de su cuello y  otros más jugueteaban con las esponjadas colas del zorro. El tacto de estas era más suave que el algodón y una sensación aterciopelada sumamente agradable. Por supuesto en el castillo de Altea lo llenaban siempre de cuidados meticulosos y Artemis mismo estando orgulloso de su bello pelaje lo acicalaba a diario con cuidado y lo presumía a la primera oportunidad.

- Mi nombre es Artemis y vengo desde el continente de Akaneia a hacer unos recados para mi amo y, por qué no?, de paso también para hacer turismo. ~ ♫ -

Cada palabra y cada movimiento del zorro era sumamente elegante y estilizada, tanto que aun rodeado de niños no perdía su porte digno y elegante. Por supuesto no deseaba agobiar a la joven pero si ella era una garza estaba seguro que quizá querría saber que había otros sobrevivientes mas como ella…. aun que ese era un tema delicado del que no podía hablar en una plaza pública llena de humanos. Si deseaba comunicarle aquello tendría que lograr que se quedasen a solas al menos unos momentos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
.

Support :
Under
Seimei

Especialización :

Experiencia :

Gold :
586


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Etoile el Vie Mayo 19, 2017 12:30 pm

Encogida como estaba, casi hecha una bolita, Etoile levanto la mirada tímidamente. Viendo entre los espacios de sus dedos, pues aun ocultaba el rostro entre sus pequeñas manos. Sus ojos azules buscaron el rostro ajeno con disimulo y al darse cuenta de lo que hacía, retiro la vista con rapidez ¿qué le pasaba? parpadeo rápido confundida por su actuar. Ella que siempre se había mantenido al margen de todo y prefería no relacionarse con otros, más que con los pequeños que jugueteaban en ese instante por ahí, le resultaba increíble estarse comportando así "que extraño ¿es culpa suya, verdad?" apenas y frunció el ceño para asentir despacio después "si si, es su culpa, tiene que serlo"

Pensó en quedarse en tan extraña posición por un rato más, con la inútil esperanza de que el Laguz se aburriera y terminara marchándose, pero nada sucedió. Los niños continuaban jugando, encantados con su nuevo amigo "El Señor Zorro". El era muy amigable con ellos y eso, de alguna forma pareció irritar a la garza que hasta ese entonces no lograba descubrir que era la extraña sensación que le embargaba.

"Mi nombre es Artemis y vengo desde el continente de Akaneia a hacer unos recados para mi amo y, por qué no?, de paso también para hacer turismo"

Lo hubiera ignorado pero... - ¿Que dijo? - retiro las manos de su cara mecánicamente y se levantó despacio, viéndole directamente a los ojos, por primera vez, por escasos segundos que le parecieron eternos- ¿Amo? - aparto su vista de la ajena, sintiéndose incomoda ya, mientras silenciosa pensaba en las palabras escuchadas- ¿Es como yo? - mascullo, más para sí misma que para el. Si buscaba en su memoria y ponía más atención a lo que este traía puesto, seguramente se daría cuenta que el ostentoso collar en su cuello era más que simple joyería - No puede ser...- Etoile mantenía una conversación consigo misma, puesto que no hablaba mucho con otros, era algo común para ella.

Tenía curiosidad por saber más sobre él, pero claramente no era capaz de expresarlo abiertamente. La garza deseaba saber cómo era posible que el estuviese tan lejos de casa y su amo se lo permitiera ¡Era increíble! pues a ella no le dejaban alejarse mucho de su "hogar" y siempre estaba acompañada "Debe ser divertido salir" pensó desanimándose un poco. Termino nuevamente sumida en sus pensamientos, pensando en las mismas cosas una y otra vez.

Los niños que jugaban con Artemis la llamaron un par de veces, al notarla tan silenciosa - Lo siento, lo siento -sonrió suavemente- me distraje otra vez - se excusó, solo para darse cuenta tiempo después de sus malos modales. Junto sus manos al frente e hizo un ademán con su cabeza - Soy Etoile, pe-pero eso ya lo sabe...- trastabillo en algunas palabras - es un gusto conocerlo - le vio por el rabillo del ojo en cuanto concluyo, se preguntaba cómo era posible sonreír de esa manera y si ella podría hacerlo también, alguna vez.

la brisa soplo gentilmente, refrescando la mañana, despeinándolos un poco. Los cabellos plateados de la joven danzaron con el viento suavemente, ondeando despacio, mientras ella disfrutaba de su suave caricia en el rostro. Solo podían escucharse las voces de los vendedores y la risa de los niños, el caminar de los transeúntes y un sin fin de olores que se paseaban en el aire.

- ¿Cómo puedes ser feliz siendo la mascota de alguien más? - se escucho murmurar.

Las palabras que brotaron de sus labios denotaron más tristeza de la normal, no entendía como él podía verse tan "normal" en su situación ¿que tenia de bueno ser lo que era? sin embargo no era eso lo que realmente deseaba preguntar, la verdadera pregunta era otra  ¿Porque él podía irradiar tanta alegría y ella, como una flor marchita, era infeliz?

Envidia, eso sentía, pero aun desconocía tal sentimiento...
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
214


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Artemis el Vie Mayo 19, 2017 2:28 pm

El zorro se entretenía jugando con los inquietos infantes trayéndole viejos recuerdos del día en que llego la primera caravana con niños que acabaron huérfanos en la guerra de liberación de Altea y Artemis pidió expresamente que se les reuniera y llevaran a la ciudad islote. Al principio muchos de ellos estaban tímidos y renuentes a acercarse al pero actualmente se había convertido en una especie de tutor pues se hacía cargo de proporcionarles recursos en el orfanato para que los críos viviesen una vida decente, les enseñaba a leer y a escribir y de paso a cómo tratar con los laguz. Estos de aquí aun les faltaba aprender las bases de la convivencia con los "hombres bestia" pues si bien no era malo que fueran amistosos con ellos algunos laguz ciertamente no estaban acostumbrados a ser tocados y muchos de ellos podrían reaccionar de mala manera a ello. Aun así esperaba que su breve advertencia les sirviese para un futuro.

Metiendo la mano en una bolsa que tenia oculta entre la ropa Artemis saco una pequeña pelota de un color verde muy vivo rellena de semillas, alzándola al aire y atrapándola. Los niños por supuesto pusieron atención en la pelota por unos momentos, sorprendiéndose de que, "de la nada" aparecía otra pelota de color amarillo, luego una roja, y una verde, otra más color violeta, celeste, rosa, hasta que de la nada el zorro ya estaba haciendo malabares con 12 pelotas de distintas tonalidades, las cuales con sus bellos y brillantes colores dibujaban pequeñas trayectorias  al ser lanzadas y atrapadas.

- Tomen niños, porque no lo intentan? -

Les fue lanzando una pelota a cada uno y guardando una a una las pelotas restantes, los chiquillos estaban tan maravillados que centraron todos sus esfuerzos y atención en las pelotas, ignorando de momento a los dos laguz.

- Eso debería mantenerlos ocupados un rato para que podamos hablar más tranquilamente. -

Artemis sonrió casi como un niño travieso que acaba de salirse con la suya pues tal como lo había premeditado se saco a los niños de encima, los cuales estaban aun junto a ellos pero ya no prestándoles atención, arrojando y atrapando las coloridas pelotitas en un intento por imitar al zorro.

- Respondiendo a su pregunta, por qué no habría de ser feliz mi bella dama?, me alimentan 3 veces al día, me llenan de mimos y atenciones todo el tiempo cuando estoy en casa y puedo caminar entre los humanos sin miedo a ser cazado o perseguido. Estoy rodeado de lujos con los que la mayoría de los humanos solo pueden soñar y mientras ellos se parten la espalda trabajando para sobrevivir su día a día yo solo debo menear la cola y verme bonito para que todas mis necesidades y caprichos sean saciados… Oh, mencione que me rascan la barriga?, es adictivo!!!, ya te lo digo. Viéndolo así no suena tan terrible, hui?. -

Comento con ligereza mientras se encogía de hombros y sonreía ampliamente, casi como si aquello no fuera la gran cosa… y no lo era para él. Normalmente no le diría aquello a otro esclavo pues era consciente de que muchos eran tratados de formas crueles pasando vidas miserables y llenas de desdicha…. bueno, la garza parecía desdichada, si, pero dudaba que la tratasen mal o de lo contrario la pobre no estaría viva; si conocía bien la fragilidad de las garzas podría concluir en que una no aguantaría el "trato rudo" que se le daba a un esclavo convencional.

- No todas las cadenas aprisionan y no todos los collares ahogan, mi estimada garza. En mi caso simplemente me dan "otro tipo de libertad". Las cosas no siempre salen como uno las planea pero se puede sacar provecho de eso; De hecho, hay una frase humana que se aplica a estos casos…. como era?, "Si la vida te da limones bebe limonada". -

La sonrisa del zorro no desaparecía y el alegre vaivén de sus colas marcaba un ligero compás de un lado a otro con un movimiento elegante.

- Y se puede saber, mi bellísima dama, como es que un día tan soleado como este tiene usted una mirada tan sombría?. Que puede hacer un servidor para dibujar en su rostro una sonrisa tan radiante como el plateado de sus cabellos? -

Pregunto poniendo ambas manos sobre su cintura y guardando silencio para escuchar la respuesta contraria… ya se habían presentado así que, aun si sus ojos se cruzaban su habilidad de adivinación resultaba inútil ahora.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
.

Support :
Under
Seimei

Especialización :

Experiencia :

Gold :
586


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Etoile el Mar Jun 06, 2017 12:18 pm

Sus ojos se abrieron con sorpresa ante la respuesta que obtuvo por parte del otro. Había tanta verdad en sus palabras que inicialmente no supo que decir. La de cabellos plateados se encogió de hombros, su ya menuda figura se hizo más pequeña por algunos minutos – supongo que nunca lo vi de esa forma – murmuro temerosa la mujer – quizás porque para mí, tener todo aquello no es suficiente – le dio un rápido vistazo al cielo y tras ello parpadeo despacio, hasta posar la vista (apenas) sobre el laguz. De pronto el tema se volvió incomodo, no sabía que otra cosa decir al respecto,  vio a un lado y a otro inquieta hasta que  escucho su comentario final.

¿Cómo dice? – estaba claramente confundida, sorprendida en realidad. Sus orbes azules se posaron sobre la figura del otro, evitando siempre el contacto visual “¿Qué pretende?” la mujer le observo concierto deje de desconfianza, enarcando sutilmente una ceja y torciendo los labios.

Etoile se encontraba frente a un tipo de persona con la que nunca había lidiado, si bien, se mostraba tan curioso y persuasivo, casi como un niño, podía ser serio cuando se lo proponía “Es confuso” su actitud espontanea le resultaba todo un reto – No debería preocuparse por ello – no sabía cómo responder a su galantería, jugueteo con la tela de su vestido y prosiguió- No tiene por qué preocuparse por una extraña como yo – comento con suavidad.

Los niños jugaban con las pelotitas de colores, intentado imitar las piruetas que el zorro les había enseñado. La garza les vio de reojo y sonrió sutilmente, enternecida por la persistencia de los pequeños – Su inocencia es refrescante – murmuro la joven que grácilmente quiso acercarse y ver con mas atención lo que hacían, no dio más de dos, tres pasos y se detuvo despacio moviendo el rostro apenas como quien no quiere – mmm – dudo por algunos segundos, pero se obligó a hablar, deseaba preguntarle algo que desde un comienzo le había dejado intrigada – No pareció sorprenderse mucho al verme ¿acaso … acaso ha visto otros como yo antes?- Crearse falsas esperanzas era cruel, pero ante cualquier posibilidad de que su familia pudiera haber sobrevivido, por más pequeño que este fuera, le hacía ilusionarse.

¿Entonces,  visto a más como yo? – termino por girarse completamente, sus ojos orbes azules antes carentes de vida, se posaron suplicantes sobre los ajenos. Por cortos momentos la timidez se fue, porque su afán por saber era mucha más grande que cualquier otra cosa en ese momento.
------------
Off: perdon por la horrible  tardanza y por el post raro ;n;
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
214


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Artemis el Jue Jun 08, 2017 6:27 pm

Las palabras de la joven no le sorprendieron en realidad, incluso tampoco el que rechazara hacerle una petición para hacerla sonreír…. mas no debía darse por vencido, no podía pues mejor que nadie era consciente de que una garza triste tenía una vida corta asegurada y, por su amigo, por que no deseaba que perdiera en el mundo a otro de los suyos tenía que esforzarse en regresarle a la pobre avecilla blanca algo de vida a esos ojos sombríos, ayudarla a resistir hasta que fuese capaz de ayudarla a regresar con los suyos que seguro era lo que la pobre deseaba, al igual que su apreciado amigo.

- Me temo que desde el momento en que supe su nombre y usted el mío dejamos de ser extraños. Por otro lado tampoco es que este muy preocupado al respecto, si quiere verlo de una manera mas egoísta una sonrisa suya seria más un deleite personal que otra cosa. -

Entonces la vio…. sintió el tiempo detenerse por unos momentos a la par que sus mejillas se tornaban de un escandaloso color carmín, sus colas se erizaron haciéndolas ver más esponjadas que antes y sentir su corazón golpear tan fuerte contra su pecho que incluso resultaba doloroso; esos bellos ojos azules, el gesto con el que le hiso aquella pregunta provoco en el pobre zorro un revoltijo de emociones que nunca en su vida había sentido antes….. El era galante y cordial con las damas por naturaleza, estaba entrenado para ello pero por alguna razón era incapaz de mantener su semblante gallardo y confiado enfrente de esta fémina en particular, tan bella, tan perfecta que las palabras le quedaban cortas. Lo normal sería que para este punto Artemis ya estaría gastándole alguna broma a la pobre avecilla, dejarla en suspenso para oírle suplicar que le diese la información que deseaba escuchar; Artemis a veces podía llegar a ser cruelmente bromista pero en esta ocasión todo deseo de "jugar" con la joven de cabello plateado se esfumo como una brisa en el aire.
Spoiler:


- Que defensas tengo contra una mirada como esa?, sea piadosa con el pobre corazón de este zorro mi bella dama. -

Intento recobrar la compostura, sin entender por qué ahora se sentía actuando como un verdadero tonto…. ya había visto a otras garzas, había hablado con normalidad con ellos y había convivido sin problemas. Entonces, porque ahora no podía controlar el desenfrenado latir de su corazón?.

- Lo cierto es que he visto a dos…. a uno de le debo la vida y a otro un puñetazo en la cara. Sea como fuere…. sé dónde encontrar a uno de ellos, es un preciado amigo mío. -

Aquellos datos deseaba guardarlos para otra ocasión, pues su mente sabía que no era el lugar ni el momento, que habría oídos en todos lados y afirmar que existían mas garzas era probablemente peligroso en un reino lleno de esclavistas…. pero es que no podía ocultarle nada a aquella bella criatura, bastando con una sola mirada suya para dejarlo tan indefenso y cooperativo  como un cachorro.

- Lo que quiero decir…. es que no está sola mi bella dama, así que no este triste. -

Por primera vez en su vida Artemis fue quien activamente evito el contacto visual, perdiendo la mirada en cualquier punto muerto del lugar. Su corazón aun palpitaba inquieto mas ya no tan intensamente como antes. Sus colas se meneaban con un sutil y elegante vaivén mientras que sus largas y afelpadas orejas se encontraban agazapadas hacia atrás en su cabeza.

-------------------------------------------------------------------
Off rol:DESCUIDA!!!, ME HA ENCANTADO!!!, GRACIAS!!!


Última edición por Artemis el Miér Jun 21, 2017 1:06 am, editado 2 veces
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
.

Support :
Under
Seimei

Especialización :

Experiencia :

Gold :
586


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Etoile el Sáb Jun 10, 2017 12:02 pm

Dio un pequeño respingo, sus ojos se abrieron en sobre manera al escuchar su respuesta ¿había escuchado bien? ¿Sería cierto? Por un segundo olvido como respirar, el aire escapo de sus pulmones rápidamente haciéndola tambalear – Que… - dejo escapar un murmullo de sus labios y seguidamente tomo una gran bocanada de aire, recobrando el aliento.  Era curioso, porque aunque había esperado escuchar tales palabras siempre, justo ahora, parecía un sueño, algo irreal – ¿Q-que? – articulo una vez más, esperando escuchar nuevamente tan anheladas palabras, sin embargo, para su sorpresa el muchacho aparto la vista y guardo silencio. Etoile se quedó observándolo insistentemente ¿Por qué de pronto se mostraba tan tímido? Torció los labios molesta, mostrándose irritada por su actitud.

Hasta ese momento, no logro percatarse de lo que sucedía, era ajena a los sentimientos con los que ahora debatía el hombro delante de sus ojos, ni siquiera pudo interpretar con exactitud su actuar. Tal parecía que su habilidad para percibir los sentimientos de otros, se había atrofiado… pobre e ingenua garza.

Necesitaba escucharlo de nuevo ¡Necesitaba saber más! Dio grandes zancadas acortando la distancia que la separada del Zorro,  y se detuvo a escasos centímetros de él  - ¿Qué sucede? –pregunto la garza, estirando el cuello mientras le veía, deseosa por saber más de aquel par que antes el joven había mencionado conocer.  

De pronto se vio presa de emociones que había querido evitar, para no hacerse más daño - ¿Es cierto? ¿Es real lo que acabas de decir? – su vocecilla volvió a oírse como susurros al oído, tan suave y apenas audible.  Estaba feliz, tan emocionada que no sabía cómo reaccionar ¿pero, y si ninguno de ellos era su familia? ¿Y si se estaba emocionando para nada? Negó suavemente con la cabeza, agitando sus cabellos y apartando tan pesimistas pensamientos – Cuéntame más – le pidió, insistente como en un principio – Eh esperado por mucho tiempo – apretó los puños, aferrándose con fuerza a las telas de sus prendas  - ¡Ya no puedo seguir esperando más! – exclamo a fuerte voz, para su sorpresa y la del resto de personas que se paseaban cerca de ahí. Rápidamente se llevó ambas manos al rostro, cubriendo su boca para no dejar escapar una palabra más.

- Y-yo lo la mento, no qui-quise… –se disculpó casi de inmediato, tan sorprendida como la criada que le acompañaba- Lo siento – y aparto la vista ella también, retrocediendo un par de pasos, devolviéndole algo de su espacio personal y dejando que el incómodo silencio volviera a tomar parte en la conversación.

- ¿Está bien? – la joven humana se acercó, cerciorándose de que todo estuviera bajo control  - ¿Desea que nos vayamos? – la jovensita tenía algunas de las compras es sus manos, algunas frutas y legumbres.

- ¡No , no! -Etoile negó rápidamente, no tenía intención de marcharse aún, no hasta obtener respuesta a todas sus preguntas. Ya había sembrado la duda en su cabeza y avivado esperanzas que había creído muertas ya, no lo dejaría irse tan fácilmente – Tenemos que hablar – se llenó de valor o lo intento y  con su mano temblorosa  alcanzo las finas ropas de su interlocutor – Pero, e-este no es un buen lugar –agrego con tartamudeo,  aferrándose a las suaves telas y halando de ellas para que la siguiera. Lo arrastró consigo lejos de la plaza, de la muchedumbre y las miradas curiosas; todo, ante la vista incredula de su acompañante que de pie se quedo observando como ella y su nuevo conocido se alejaban.

Se detuvo tiempo despues, cuando lo creyó seguro,  en una callejuela estrecha y poco concurrida que terminaba en un solo y húmedo callejón. Lo soltó inmediatamente, alarmada, nerviosa y confundida por cómo estaba actuando ¡Él tenía la culpa, estaba segura!  Su actitud despreocupada e innegable carisma, comenzaba a hacer mella en la pobre garza que confundida no sabía qué hacer “¡Yo no soy así!” le dedico una mirada con recelo al Zorro aguardando a que se pronunciara nuevamente.
___________
Aasdasdasda me alegra leer eso!! ;u;
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
214


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Artemis el Miér Jun 21, 2017 1:38 am

Era simplemente imposible para el pobre zorro permanecer impasible ante las expresiones de la chica, como se le acercaba dando pequeñas zancadas y estirando su cuello hacia él como una avecilla curiosa…. entendía perfectamente la incredulidad en su mirada y su sorpresa, después de todo las garzas que hasta ahora había conocido pensaban que estaban solas en el mundo hasta que el, por azares del destino parecía irlas encontrando a todas, una por una y avisando a las demás sobrevivientes sobre algún nuevo hermano o, como en este caso, hermana perdida…. tendría que escribir una carta en la brevedad de lo posible para poner al tanto a su emplumado amigo.

Aun así, cuando la joven alzo la voz tomándole por las ropas Artemis no pudo evitar echar el cuerpo un poco hacia atrás aun agazapando las orejas, se notaba que la chica era más pequeña y mas frágil que el pero allí estaba, portándose dócil a merced de ella y, curiosamente, con la mente lo bastante en blanco como para no tener idea de que hacer a continuación.

- Ahhhh….. n-no, no se disculpe por favor yo…. yo entiendo cómo debe estarse sintiendo…. -

Se apresuro a decir en cuanto la pobre se disculpo para hacerle ver que no había problema…. seguro la pobre había sufrido tanto como las demás garzas que había conocido hasta ahora por lo que era bastante razonable el que se sintiera impaciente por saber los detalles.

- Descuide señorita, no pasa nada. Estoy bastante bien -

Respondió a la criada haciendo ligeros ademanes con la mano para restarle importancia al asunto, sonriendo y meneando sus colas alegremente. Por supuesto, Artemis no se resistió en cuanto la joven de pelo plateado lo tomo nuevamente por las prendas y tiro con escasa fuerza de él para llevarlo a otro lugar, el zorro la seguía como si la chica portase una fuerza sobrehumana que le impedía escapar de agarre y sin dudarlo encamino sus pasos hacia un pequeño callejón estrecho y solitario. Una vez estando frete a frente Artemis volvió a desviar la mirada ligeramente, aclarándose la garganta y posando su mano derecha detrás de su propia nuca comenzando a rascarse, notoriamente nervioso.

- Esto…. no hay mucho que decir al respecto en realidad, como ya le dije he visto a dos garzas a parte de usted mi bella dama. Ambos varones, uno con cabello rubio y alas totalmente blancas, otro de nombre Seraphiel que es muy buen amigo mío…. también rubio pero sus alas son de un color dorado pálido. Se como contactar al segundo, como ya le dije es un muy buen amigo mío y no me costaría mandarle una carta…. de hecho, si le digo la verdad, vengo precisamente de verlo, vive en Hatari. -

Artemis no tenia aun forma de saber que el ducado de Shindhu ya no se encontraba en el desierto de Hatari y hasta hace no muchos meses el estuvo peleando codo a codo junto al joven de rubios cabellos y sus increíbles canticos de batalla.

- Desgraciadamente no tengo mucha información del primero…. sé que es un príncipe o algo así, de todas maneras mi amigo creo que sigue en contacto con él así que no habría problemas en que lograse conocerlos. -

Se cruzo de brazos ligeramente pensativo, poniendo en su rostro un gesto ligeramente acomplejado pues el zorro de plateado pelaje no era tonto y pese a que deseaba con todas sus fuerzas verla feliz sabia mejor que nadie que sería imposible que su amigo pudiese ir a ese lugar.

- Sin embargo y aun que me parte el alma tener que decírselo, no puedo pedirle que venga para acá a visitarla por…. obvias razones. El es un hombre libre si bien me entiende y el que el venga a una ciudad como esta seria prácticamente meterlo dentro de una jaula. Usted ha de entenderlo bien, los suyos son una raza…. algo…. "exótica" por decirlo amablemente y aun que usted cuenta con la protección de su amo actual no sabemos lo que podrían hacerle a mi amigo si el pone un pie en territorio humano. -

Era consciente de que Tellius marcaba un punto y aparte en lo que a racismo se refería, allí era común ver laguz esclavizados o exhibidos ya fuera como pieles o adornos en los mercados más opulentos…. aquel era un lugar bastante peligroso para todos aquellos que no contasen con la protección de un "Amo". Artemis entonces guardo silencio, esperando escuchar las opiniones de su interlocutora al respecto, esperando que la información que le proporciono le fuera de ayuda.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
.

Support :
Under
Seimei

Especialización :

Experiencia :

Gold :
586


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Etoile el Jue Ago 03, 2017 8:39 pm

La mujer abrió los ojos con sorpresa y entonces, negó rápidamente, aun nerviosa como estaba, con sus manos y cabeza agitando la clara melena que le coronaba – ¡No! -chillo en un comienzo- ellos no pueden venir a este lugar – murmuro la garza mientras observaba con recelo la entrada del estrecho callejón al que habían entrado. No podría perdonarse si más de los suyos terminaban en una situación como la suya "No, no" ¿qué hacer entonces para verlos? deseaba comprobar con sus propios ojos lo que Artemis había dicho, ¿pero cómo persuadir a su amo de que fuesen a otro lugar? aunque pensó en muchas cosas, todas eran igual de descabelladas e imposibles que la primera.

Agito ligeramente sus alas disgustada, ahora se mostraba mucho más abierta en cuanto expresiones, la visita de aquel pomposo zorro en definitiva había resultado provechosa aunque ella misma no se diera cuenta de ello aun - mmm - después de largos minutos de silencio Etoile se propuso iniciar una conversación - ¿C-crees poder ayudarme? - pregunto dudosa desde donde estaba, sin alzar mucho la voz - Me gustaría verlos, necesito despejar algunas dudas - comento en murmullos, jugueteando con sus dedillos. De pronto estaba hablando demasiado, sin embargo se lo atribuyo a la emoción e intriga que sentía por saber más de esos dos que Artemis había dicho conocer.

Su corazón estaba inquieto, podía escucharlo claramente retumbar en sus oídos, la sangre que se agolpo en su cabeza fue tanta que le dio el valor suficiente para hacer una petición aún más atrevida que la anterior, más temeraria y hasta peligrosa si eran descubiertos  – ¡D-debes ayudarme a escapar! – Pronuncio, viéndolo mientras poco a poco comenzaba a encaminarse hacia la salida del callejón – Pero… - asomo la cabeza desconfiada, observando hacia lado y lado del camino – E-este no es un bu-buen lugar para hablar de esto – le expreso entre débiles tartamudeos los nervios volvían a hacer de las suyas.

No espero a que le respondiera, no deseaba seguir hablando de aquello en un lugar como ese así que salió del improvisado escondite esperando a que Artemis le siguiera. Conversar mientras caminaban de seguro seria menos sospechoso, así que intento retomar la conversación que habían tenido minutos atrás - ¿Entonces, v-vas a ayudarme? - caminaba delante de él, despacio, esperando que la alcanzara para caminar a la par. Sabía que tan descabellada era su petición, pero ¿qué otra opción le quedaba?  Era más que claro que su amo no le permitiría ir , pues de hacerlo muy seguramente no regresaría a su lado.

“¿Aceptara ayudarme?” movió el rostro y apenas por el rabillo del ojo vislumbro el rostro ajeno, los nervios la carcomían, esa sensación de tener un nudo en el pecho nunca se marchó, solo se atenuó haciendo más fácil soportarlo.

----------------------------------------------
OFF: TnT lamento al demora, espero poder postear ahora con normalidad asdasda
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
214


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Encuentros fortuitos [Priv -Artemis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.