Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Kija el Jue Mayo 11, 2017 1:47 am

No había tal cosa como la casualidad…. todas las cosas ocurrían por una razón y esta ocasión no era diferente. En una choza abandonada en un pueblo a medio destruir se encontraba el joven de blancos cabellos con una expresión de reproche en el rostro mientras admiraba a su acompañante, cierto pelirrojo que le había hecho pasar una temporada bastante muy desagradable sin mencionar que se había atrevido a venderlo como un esclavo. El pelirrojo en cuestión estaba bien amarrado, despojado de todas sus armas e incluso amordazado pues desde que había podido ponerle la zarpa encima ya había intentado morderle varias veces.

- Huh….. que se supone que haga contigo ahora? -

Aquella pregunta era más para sí mismo que para su prisionero pues aun que en su pecho aquella sensación desagradable de resentimiento ardía incesante no se sentía capaz de hacerle daño alguno…. no deseaba dejar sin castigo a semejante sabandija pero tampoco se le ocurría que hacer para desquitar todo ese rencor que sentía sin matarlo de dejarle lisiado de por vida. La olla burbujeaba dando la señal de que el estofado estaba listo y el delicioso aroma inundaba la demacrada habitación, Kija saco un par de platos pues por mucho que odiase al pelirrojo tampoco era tan cruel como para matarlo de hambre. Se lo había topado cerca de Begnion y aprovechando que se encontraba cubierto por una capucha no dudo en transformarse y agarrarlo con su enorme zarpa, amarrándole después con fuertes cuerdas para evitar su escape.

- Si me muerdes vas a perder un par de dientes, te lo advierto -

Advirtió el joven dragón mientras que con su brazo cubierto de escamas blancas retiraba la mordaza de su víctima, tomando uno de los platos para darle de comer algo de estofado…. estaba seguro que si lo desataba intentaría correr otra vez y aquello era algo que no le pensaba permitir… por tanto, si deseaba que su prisionero comiese, tenía que dárselo el mismo por mas que le molestara la idea. Espero a que el ladrón abriera la boca para meterle la cuchara de madera en la boca sin mucho cuidado aun con aquel gesto lleno de molestia y reproche en el rostro…. no sabía qué hacer con él y tampoco serbia de nada reclamar, ciertamente el dilema del joven dragón era complejo y notorio pero no había nada que hacer al respecto de momento.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [2]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Dagas de bronce [1]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Gaius el Jue Mayo 11, 2017 2:40 am

“Naga, mi señora… porque me haces estas cosas? Yo que  te soy tan leal, tan entregado a tu causa en cuerpo y alma…
Acaso este es otra de tus pruebas para demostrar mi lealtad? Es porque llevo la media marca de Grima sobre mi espalda, verdad? Ya te he dicho que aquello no fue mi culpa!
Por favor, Naga, perdona mis ofensas y sálvame!! Sálvame!”
El bandido elevaba suplica tras suplica, rezo tras rezo hacia su señora en las alturas esperando que de forma mágica esta rompiera sus ataduras y le liberara del cautiverio en que se encontraba.
Como había llegado hasta tal aprieto? Ni él lo sabía con claridad. Solo sabía que había llegado a los puertos de Begnion hacia unos pocos días atrás. Buscaba huir de los problemas que le acosaban en Akaneia… gracioso era el destino que los problemas le esperaban al llegar.
Al principio Gaius supuso que se trataba de uno de los halcones que le habían tenido retenido en esa extraña isla… También cruzó por su mente el cuervo gigantesco que le arrebatara su ojo hacía meses atrás… Nunca, de todas las posibilidades, pensó que en Begnion tenía que cuidarse del dragón deforme al cual tanto asco y miedo le tenía.
De todas las posibilidades… el único el cual creía que dejaba atrás cuando partió de los puertos de Altea, venia para refregarle en la cara que no se puede escapar del destino.

Se rebulló entre sus ataduras mientras el manakete  terminaba de servir los cuencos con el guisado. Ya sabía que pasaría a continuación, no era la primera comida que de forma tan vergonzosa el semi dragón y el bandido compartían. Y como en veces anteriores casi le había metido la garganta hasta la garganta por prestar resistencia, el ladrón comía dócil y callado, tratando con todo su ser en no hacer contacto ocular con su captor

El interior de la cabaña era cálido. Estaban empezando a hacer los primeros fríos y si bien era prisionero del semi humano que más detestaba en este mundo, debía admitir que le tenía prisionero en una cabaña en bastante buen estado al resguardo del viento, con una fogata que les mantenía calientes en esa fría noche de otoño.
Si, pese a lo apremiante de su situación admitía que  no la estaba pasando tan mal. Salvo por el hecho de estar maniatado… hasta se podría decir que tenía lujos, pero por supuesto nunca le daría las gracias al manakete por eso.

La noche parecía que pasaría sin pena y sin gloria, mientras el ladrón terminaba su cuenco, hasta que el sonido de pisadas en el exterior llegaron a los oídos del ladrón. Allí toda la paz y tranquilidad que venía mostrando se esfumaron de un soplo.
Gritando a viva voz, el ladrón se rebulló entre sus ataduras e incluso llegó a intentar reptar cual oruga por el suelo de tierra de la cabaña

-AYUDA!!! POR FAVOR!!! UN SUB HUMANO ME TIENE PRISIONERO!! AYUDENME!! SOCORRO!!-

Gritó a todo pulmón hacia la ventana más próxima, cruzando todos sus dedos de que el alma caritativa que pasara por allí fuera un enviado por Naga para rescatarlo.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Advari el Jue Mayo 11, 2017 4:20 am

Había un aroma en el aire que no pertenecía a la zona. Advari lo sabía porque llevaba una semana rondando el lugar, murmurando estrategias para si mismo, buscando habitantes y alimentándose de alimañas. Podía no ser el mejor rastreador de su raza (poco instruido como estaba) pero poco a poco se familiarizaba con los aromas del lugar, la tierra, el pasto, las malezas y bosques. De vez en cuando le alcanzaban aromas a quemado, el humo rancio de las zonas de bosque que se quemaban. Por fortuna no avanzaba rápido gracias a lo verde y húmedo, pero el humo era espeso cuando se lo topaba.  

Como fuera. El aroma a comida era algo nuevo. Y donde había comida solía haber personas.

Laguz o beorcs, no era exigente, había comida o podían convertirse en comida en caso de ser lo segundo. Pronto alcanzó las ruinas, casa tras casa medio caídas, algunas con uno que otro árbol ya invadiendo el interior. Alzó la nariz y siguió el rastro, aprovechando la oscuridad para no tener que transformarse en su forma felina, apartando con las manos algunas malezas y procurando hacer el menor ruido posible. Se había topado con un grupo de cazadores con anterioridad, podían ser más humanos.

O podía ser algo distinto. Arrugó la nariz ante un aroma distintivo. Había un humano y algo más. Lagarto de nuevo pero también carne mala. Apresuró el paso pensando que era un conocido gigante con un escondite de carne. Vaya egoísmo dejar que la comida se pierda tanto y no compartir.

No alcanzó a llegar a tocar la puerta cuando el posible bocadillo empezó a chillar como un ratón o un cerdito que va al matadero. Soltó una carcajada y no resistió de patear la puerta abierta y entrar en toda su gloria.

- Hola aquí dentro~ ¿Gar tienes un bocadillo pudriéndose escondido o algo así? no me extraña que el vivo chille tanto - y entonces miró perplejo la situación. Del peliblanco al pelirrojo, y un par de veces. ¿Estaban jugando alguna cosa sucia? y más importante aun ¿Podría jugar?  - Ah, mierda amigo, lamento interrumpir la diversión. Seguí el rastro del lagarto equivocado y… oh, eres tú el que huele así- El aroma era como cierto conejito que también olía de la manera equivocada. Su sonrisa se amplió al ver que estaba alimentando al humano flacucho. No le culpaba, si que parecía que le faltaba carne a esos muslillos flacos, no llenaría nada si se lo comiera así.

Rascó distraído una oreja peluda, importándole poco si manakete se enojaba u ofendía por su intrusión. En lo que a él respecta, ellos eran los invasores en su territorio. Territorio de la semana, pero suyo al fin, lo había marcado. Y ahí sobre el pecho de Advari había tremendas cicatrices formando una palabra, precisamente "Subhumano". Gaius no estaba de suerte.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Esclavo / Gladiador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Fuego [2]
Elixir [1]
Gota de veneno [1]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2270


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Kija el Jue Mayo 11, 2017 6:14 am

El bandido comió obediente y aun que la mirada severa del manakete no cambiaba por lo menos esta vez era un poco mas gentil al darle de comer. El estofado preparado por el era como siempre delicioso y pese a que en ese lugar no había muchas cosas para preparar algo así, si que traía consigo bastantes provisiones. Sea cual fuere el caso, el punto radicaba en que Kija seguía en una encrucijada en la cual solo se ocurrían dos opciones y ninguna realmente agradable; Matarle o dejarle ir. La noche afuera era fría, típica del otoño, y cualquiera que tuviese a su peor enemigo amarrado a su merced quizá encontraría satisfactorio el dejarle afuera con una manta agujerada y dejarle resentir el frio hasta que le calase en los huesos…. no era tan mala idea tomando en cuenta que él lo había mandado desnudo en una fría jaula metálica; aun así no era capaz de hacer tal cosa, sus principios le impedían hacer sufrir al humano pelirrojo, su empatía era demasiado grande como para poder disfrutar el desquitarse.

Fue entonces que Gaius comenzó a chillar por ayuda, acaso había alguien más en el lugar?, de ser así tendría que llevarse al pelirrojo antes de que otros humanos mal interpretaran la situación pues realidad quien había sido la víctima era el dragón blanco y no el que estaba amarrado en ese momento. Kija se apresuro a levantarse para tomar al ladrón de la parte trasera de sus ropas para jalarlo y salir de allí hasta que la puerta se abrió de una patada, dejando entrar a un individuo que no conocía, pronunciando un nombre que le era ajeno y hablando de que algo olía a podrido. Kija se quedo quieto unos instantes pues sabía que lo que estaba haciendo estaba mal, que mantener prisionero a alguien de aquella manera no era correcto y por eso era que el ser descubierto provoco que le diera un vuelco en el corazón.

- N-no es lo que parece!!!... y-yo no…. vera… es que el me…. esto no…. ahhhhh…. -

Intento explicarse nervioso hasta que le vio rascarse la oreja….. mirándolo mas detenidamente pudo notar aquellas características animales que sobresalían en el contrario lo cual por alguna razón le hiso soltar un suspiro de alivio. Al menos hasta que vio aquella hiriente palabra marcada en su pecho a modo de cicatrices.

- Oh, por Naga!!!, que terrible… e-está usted bien?. Pase y póngase cómodo, hace un frio terrible allá afuera. Aun queda algo de estofado por si tiene hambre, sírvase y caliéntese un poco -

El carácter gentil y tranquilo del manakete se manifestaba aun en una situación como aquella, tomando a Gaius por las cuerdas y sentándole nuevamente en la silla donde lo tenía e invitando al extraño a pasar y a ponerse cómodo.

- Lamento decirle que nadie se está divirtiendo aquí, es un asunto algo…. personal. M temo que ha sido todo un mal entendido pues tampoco detecto que algo aquí este podrido, le aseguro que los ingredientes del estofado son frescos. -

Por supuesto Kija no entendió en absoluto el doble sentido con el que el león hablaba pero definitivamente no le sacaría del lugar cuando el clima era poco grato afuera. Solo esperaba que su invitado humano no hiciera nada tonto pues su humor en ese momento era precario y su paciencia limitada.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [2]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Dagas de bronce [1]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Gaius el Jue Mayo 11, 2017 11:42 pm

-Ayud-

El bandido casi se muerde su propia lengua al sentir el tirón que le impidió seguir avanzando en su huida. El manakete siempre le sorprendía demostrando tener más fuerza de la que cualquiera esperaría al verle los brazos, pero era fuerte y el ladrón ya estaba bien informado de ello.
Pensó en seguir clamando por ayuda pero en eso la puerta se abrió abruptamente dejando entrar a un fornido  hombretón que hizo que el bandido elevara una plegaria de agradecimiento hacia el cielo.
“Gracias Naga! Gracias! Tu nunca me fallas”  
Las palabras de su salvador eran confusas lo admitía, entrando preguntando por comida?  Gaius estaba demasiado desesperado en escapar como para ponerse quisquilloso sobre el aspecto de su salvador, ni siquiera iba a preguntar porque tenía una palabra escrita en heridas sobre su pecho.

-Ayúdeme señor!! Sálveme!!!-

Siguió gritando mientras el manakete le obligaba a sentarse nuevamente en la precaria silla sin que el forcejeo del bribón le impidiera demasiado la tarea.
Gaius levantó la mirada y sintió como sus esperanzas se le caían al suelo, dejándolo blanco como un papel.
Allí, enfrente a sus ojos su captor y el que creía su salvador estaban parloteando como dos señoras de barrio que vuelven del mercado. Este era el enviado de Naga? Así acabaría su destino? No! Se negaba a creerlo, ese hombre era el enviado por Naga para salvarlo! Tenía que serlo! Solo debía darle un incentivo para que se terminara de acordar su misión encomendada por la blanca dama.

-Señor! Le pagaré! Tengo fortunas! Oro! Joyas! … una muy buena camisa para que no tenga que mostrar esa fea cicatriz!
Le daré lo que quiera! Pero por favor! Sálveme de este monstruo! –


El bandido se zarandeaba en su silla tratando inútilmente de aflojar sus ataduras, tan concentrado estaba que su ojo todavía no había prestado atención a las orejas felinas  de su “salvador” y mucho menos a su larga peluda cola que latigueaba a su espalda.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Advari el Vie Mayo 12, 2017 3:44 am

Soltó una carcajada al ver a ten nervioso peliblanco. ¿Por qué jodidos le quería engañar sobre lo que hacía o dejaba de hacer con su humano? se acercó más, comprobando que el aroma si que venía de ese macho. Justo como el pequeño peliazul que conoció. Igual el humano no olía a rosas, pero el aroma que había reconocido no venía del prisionero. Olfateó invadiendo un poco su espacio personal y luego se retiró, satisfecho con los resultados. No necesitaba comprobar doble al humano, ese era solo un humano apestoso. El otro era uno de esos híbridos o como se llamaran. Ladeó el cuello haciendo sus huesos crujir un poco, sabía que la especie híbrida tenía un nombre, pero no era tan importante así que no lo recordaba, no eran humanos del todo y eso valía para él.

- ¿Oh? estoy seguro que es tal cual parece- le guiñó un ojo, cómplice. No iba a juzgar sus jugueteos con la comida, o esclavo, lo que fuera. ¿Mascota? ¿Prisionero? era refrescante ver a alguien tratar a los humanos como se merecían. Aunque fuera un sujeto algo extraño ¿A qué se refería si estaba bien?

- Eh, estoy bien, me atrajo el aroma a comida y la invasión a mi territorio de algo que olía a laguz pero no al mismo tiempo, lo normal- Se inclinó para ver al humano más de cerca y le empujó con una mano en la frente hasta que se quedó quieto.

- Tienes a un pequeño mierda hablador ¿verdad? ¡JA! ¿señor? eso es la mierda de hilarante chico ¿Quieres matarme a carcajadas?- el rabo se movió a sus espaldas y se giró de nuevo para hablar con el peliblanco. Estaba emocionado por conocer a alguien más que parecía compartir sus inclinaciones sobre el lugar que correspondía a los humanos. Alim había sido muy suave, pero siendo un cachorro se lo perdonaba. - ¿Dónde atrapaste a este bicho? es gracioso pero jodidamente grosero a la vez-  se giró de vuelta al humano.

- Cuida tu lengua mequetrefe, mis cicatrices son cosa mía. A menos que quieras unas cuantas para competir- chasqueó sus dientes casi contra su nariz, dejando que el aroma a carnívoro le llegara. No había modo que el humano le confunda con un alma benévola.

No contradijo la parte de monstruo, sería algo para estar orgulloso si fuera dirigido a su persona y no era su lugar andar defendiendo a su invasor.

Pensando en eso. Lanzó una mirada de reojo al peliblanco. - ¿Cuál dijiste que era tu nombre? y si te acepto un plato de comida, han sido días bajos de caza con este clima molesto- y ya estaba curioseando el guiso sin esperar permiso alguno.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Esclavo / Gladiador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Fuego [2]
Elixir [1]
Gota de veneno [1]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2270


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Kija el Jue Mayo 25, 2017 10:17 am

Kija escucho las palabras del extraño así como las del pelirrojo, las cuales le hicieron fruncir el ceño enormemente en cuanto escucho la palabra "monstruo". Pocas cosas lo hacían enfurecer en realidad y aun que ese calificativo en especifico le dolía pero no solía tomárselo demasiado personal, era especialmente ofensivo saliendo de la boca de aquel humano que tantas penurias le había hecho pasar.

- Después de todo lo que me has hecho te atreves a llamarme monstruo?…. no sé yo, a lo mejor me comporto como tal y te dejo amarrado afuera lejos del fuego de la chimenea. -
Spoiler:

Expreso aun manteniendo la calma por respeto al "invitado" mas con un tono de resentimiento bastante notorio al hacerlo. Después de aquello centro su vista en el laguz, el cual ya se estaba sirviendo algo del estofado que había preparado con verduras y algunos peces que encontró por el rio cercano. El aroma de la comida era delicioso pues si bien Kija no era muy aficionado de la comida había aprendido a cocinar bastante bien debido a un par de siglos practicando, el joven hibrido después soltó un pesado suspiro intentando tranquilizarse.

- Si este es su territorio lamento muchísimo la intromisión…. es solo que…. necesitaba un lugar apartado para retener a esta sabandija rastrera en lo que se me ocurría que hacer con él. Si le molesta me retirare enseguida y buscare algún otro lugar. -

Se disculpo con una educada reverencia pues lo que menos deseaba era ocasionarle molestias a nadie… de hecho, normalmente no intentaría desquitarse con nadie que le hubiese hecho daño pero aquel pelirrojo era un asunto muy a parte; tenia frecuentes pesadillas por causa suya, aquel ardor en su pecho y esa sensación de querer hacerle pagar por todos sus agravios no lo dejaban tranquilo pero, lamentablemente su carácter gentil y tranquilo le hacían imposible la tarea de pensar en un castigo adecuado sin matarlo en el proceso.

- Puede llamarme Hakuryuu…. El es Gaius y respondiendo a su pregunta, lo capture cuando estaba cerca de un puerto…. mhhh… no recuerdo donde exactamente.  Ciertamente debí causar un verdadero revuelo al transformarme para llevármelo pero…. no podía dejarlo escapar de nuevo…. -

No estaba seguro de por qué le estaba diciendo aquello a un completo extraño pero no podía evitar el apretar los puños al decir aquello. Con resignación, Kija se sentó a la mesa y soltó nuevamente un pesado suspiro, estaba agotado y el resentimiento que sentía por el humano así como su incapacidad para poder desquitarse lo estaban enfermando.

- Por cierto, Gaius…. te advierto que en este momento mi paciencia es escasa. Te recomiendo ampliamente que te quedes callado y quieto si no quieres que de verdad pierda los estribos. -

Volvió a dirigirse a Gaius dedicándole una penetrante y fría mirada, no sabía que haría con el aun pero si continuaba de aquella manera quizá, en algún punto no lograría guardar la calma.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [2]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Dagas de bronce [1]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Gaius el Lun Mayo 29, 2017 9:25 pm

-AH! Pero que!?-

Con la mano del hombretón sobre su cara Gaius no entendió de que hablaba el pelirrojo hasta que vio la cola ondeando a su espalda y allí, en ese mismo segundo, tuvo ganas de tragarse su propia lengua.
Blanco como el papel levantó la mirada y por primera ves prestó detalle a las marcas en sus mejillas y las pequeñas y redondeadas orejas que se camuflaban con sus rizos.
Tragó saliva y alejó lo más que pudo el rostro de las fauces del recién descubierto laguz, ya que su apestoso aliento le estaba haciendo lagrimear los ojos. Ahora sabía que estaba con dos sub humanos uno enfrentado al otro y por el tono suave en que se hablaban poco faltaría para que ambos se confabularan para trabajar juntos en su contra. Pero no se desanimó, con sumo cuidado, extrajo de sus muñecas aquellos instrumentos que usaba para burlar cerraduras y con la punta de una de estas herramientas despacio, muy muy despacio comenzó a cortar las sogas que le ataban las manos a la espalda. Esta tarea le iba a llevar un largo rato, pero si conseguía quedarse quietito por un buen rato y que las bestias no le prestaran atención en ese tiempo, conseguirá soltarse las manos, y eso ya sería una gran mejora para su situación actual.
En orden de disimular y que los laguz no le prestaran atención se quedó anormalmente quieto mirándolos fijamente y tratando de cortar lo mejor que pudiera sus ataduras antes que los sub humanos se percataran. Pero pese a que intentó mantenerse calmado, una afirmación del peliblanco le rompió la máscara de sumiso en mil pedazos.

-Lo que yo te he hecho!? Que hay de ti!? Bestia repugnante!! Lagartija!!! Casi me ahogas en una laguna! Por poco me tragas como a una golosina! Y, lo peor de todo! Me robaste una novia!? Si, todavía me acuerdo de eso!
Así que no pongas ojitos tristes de damisela desencantada, que tú y yo sabemos que no eres ninguna virgen puritana al servicio de Naga! Que la blanca dama sabe bien todo lo que has hecho! –


Escupió a piso después de aquella rabieta, enojado al punto que su rostro combinaba con su pelo.  Eso era lo que más le molestaba del manakete, que a pesar de todas las maldades y el sufrimiento que le causaba, seguía jugando al papel del “pobre santo”, cuando el ladrón sabía muy bien que él era la única y verdadera victima en todo esto.

- Hakuryuu?! JA! Acaso te avergüenza dar tu propio nombre?! Eh KIJA!?
Perder los estribos?! Desátame y terminemos esto como los hombres! Cobarde!
JA! Como los hombres?! Tu ni siquiera eres uno! Jajaja!-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Advari el Miér Jun 28, 2017 2:26 am

Mordisqueó un cacho de algo del estofado, mirando como se desarrollaba el drama enfrente suyo. Aquello era muy interesante y estaba dandole una buena idea de quiénes eran esos invasores. Y sin tener que preguntar nada. La punta de su rabo se movió despacio a sus espaldas, golpeteando contra sus pantorrillas rítmicamente, incitándole a prestar atención como si estuviera cazando a un conejo.

Había obviamente una rencilla entre esos dos. Algo había hecho el pelirrojo al peliblanco que olía a carne envenenada de lagartijo, y obviamente el segundo se había vengado por ¿capturarlo? y tenerlo dentro en lo calientito y relativamente cómodo. Pfff, novatos. Si fuera Advari ya le hubiera enseñado un par de lecciones a ese hablador. Poner sus pies un rato al fuego por ejemplo, o usar una vara para meterle modales a la fuerza. Arrancarle algo y comerselo, o mejor aun, obligarlo a verle comérselo. Ni siquiera tenía que ser algo muy incapacitante, una oreja o un par de dedos seguro servía como disuasorio suficiente para que cerrara su boca parlanchina.

Y se centró una vez más en el peliblanco para prestar atención a lo que decía. El humano podía esperar, estaba atado y no iría a ninguna parte con dos “subhumanos” frente a él.  

- Bueno me has invitado de tu comida, sería grosero hacerte salir, en especial cuando tienes tan complicado paquete que manejar- rebuscó otra verdura de su cuenco de estofado, rara vez las comía, debía aprovechar que el híbrido aquel sabía cocinar. Tal vez el humano fuera a ser el desayuno del día siguiente. No, quiere venganza, no comerlo rápido o ya lo habría hecho . Con lo irritantemente grosero que era, Advari al menos le hubiera estampado un buen par de bofetadas. ¿Qué esperaba el peliblanco para ponerlo en cintura? le dejaba hablar como si tuviera derecho. Arqueó una ceja en su dirección, incrédulo por aquella mierdecilla parlante.

- Puedo ver que tienes las manos llenas con ese. Debes establecer límites claros, darle un par de golpes para enderezarlo. Seguro se lo merece, si es un escurridizo bicho como parece ser. Pura palabrería para escabullirse de sus problemas apuesto, para luego clavar una daga por la espalda en cuando bajes tu jodida guardia ¿verdad?- el pelirrojo si que parecía una comadreja, una comadreja rabiosa.

- Hakuryuu entonces. Posiblemente lo destroze y te llame Haku o Ryuu, soy una mierda para acordarme de los nombres. El mio es Advari~ y es un placer. Rara vez me encuentro con compañía tan entretenida- y si, estaba ignorando a propósito al humano. Debía aprender su lugar, y los bocadillos eran para estar ahí quietos, no para hablar.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Esclavo / Gladiador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Fuego [2]
Elixir [1]
Gota de veneno [1]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2270


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Kija el Vie Jul 07, 2017 12:54 am

Por alguna razón, todo lo que el pelirrojo alegaba le hacía hervir la sangre, comenzando por lo que casi todo lo demás se lo había hecho después de que lo vendiese como un esclavo. Sujeto al pelirrojo por el cuello de sus ropas alzando su gran zarpa de dragón, de color blanca pero que desprendía reflejos tornasolados al ser iluminada por la luz de la chimenea.

- Tu.... escoria.... como te areves a siquiera a comparar lo que tu me hiciste con eso?!!. ME VENDISTE COMO ESCLAVO POR 100 MISERABLES MONEDAS DE ORO!!!, PASE TODO EL VIAJE DESNUDO EN UNA FRIA JAULA METALICA!!!, ME DESPOJASTE DE MI LIBERTAD Y DIGNIDAD SOLO POR QUE TU NOVIA TE DEJO AL ENTERARSE DE QUE LA ENGAÑASTE CON UN HOMBRE Y ACUDIO A MI POR QUE YO ERA SU AMIGO!!! -
Spoiler:

Mascullaba las palabras con notoria ira que parecía estar conteniendo con todas sus fuerzas, tanto que todo su cuerpo temblaba y el cabello de su nuca llego a erizarse un poco…. las garras del hibrido se habían acercado peligrosamente al humano pelirrojo pero tal como si una fuerza externa protegiera al humano ingrato el joven maniquete no parecía poder avanzar más que aquello, su naturaleza gentil le impedía hacerle daño a ese humano pese a que su corazón clamaba a gritos por una retribución que le devolviese al fin la tranquilidad. Poco después relajo el cuerpo soltando un suspiro, dejando a Gaius nuevamente en su sitio sin siquiera sacudirlo o arrojarlo de forma violenta….. no, Kija era una criatura pacifica que,  al menos de forma intencional era incapaz de agredir a otro ser vivo por más que el estomago se le revolviera por la rabia.

- Esta bien señor Advari, puede llamarme como usted guste. -

Comento resignado y notoriamente derrotado a la par que se sentaba a la mesa junto al león, sin ánimos ni apetito para probar bocado siquiera.

- Francamente no se qué hacer…. La rabia me carcome por dentro pero soy incapaz de hacerle nada y estoy seguro de que lo sabe. Pensé que quizá capturándole de nuevo se me ocurriría algo, pero no puedo, hacerle daño va en contra de todos mis principios pero tampoco soy capaz de perdonarlo…. dejarle ir hace que mi sangre hierva y el sueño me abandone…. Naga se apiade de mí y me perdone por tener estos sentimientos tan nocivos. -

No sabía por qué le estaba diciendo todo eso al león…. quizá porque había llegado a un punto muerto donde se encontraba atrapado entre sus desbordantes sentimientos humanos y su carácter tranquilo y pacifico de un maniquete…. si, tenía a su enemigo atrapado y a su merced pero el hecho de no saber cómo castigarle resultaba más en una tortura para el mismo que para el pelirrojo.

- Así como usted dice, tampoco puedo bajar la guardia por lo que no he podido descansar adecuadamente desde que lo atrape. Me siento humillado y dolido…. deseo más que nada hacerle pagar por todo lo que me hiso pasar pero no se me ocurre como…. -
Spoiler:

En ningún momento alzaba la mirada, estaba abatido, confundido y por demás agotado. Se preguntaba cómo era que los humanos podían vivir su día a día con sentimientos tan desbordantes e intensos cuando el, por primera vez en su vida que los sentía, ya pensaba que desfallecería de un momento a otro. Guardo silencio unos momentos, mordiéndose ligeramente el labio inferior y sujetándose ambas manos….. estaba notoriamente irritado mas pese a ello se las arreglaba para seguir bajo control.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [2]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Dagas de bronce [1]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Gaius el Dom Ago 06, 2017 7:14 pm

Las sogas que le ataban las manos pronto cederían pero todavía le mantenían captivo de momento. Tragó saliva escuchando los cometarios del leonino sobre como “disciplinarlo”
Quien era ese sub humano? Se había cruzado con varios  en su vida pero nunca con uno tan… bestial? Si, esa era la palabra que mejor le quedaba. Toda esta situación le recordó a una similar donde, por azares del destino, le tocó ser prisionero del rey de Daein en su castillo, ese monarca también había descripto y amenazado formas en las que torturarle, y de hecho había salido de esa habitación teniendo que dejar un dedo detrás. Tragó saliva. En aquella ocasión no estaba atado, era uno solo sus enemigos, y tenía consigo una pócima mágica que le curó sus heridas con un solo sorbo, y aun así había perdido su preciado anular izquierdo. En este momento su futuro se veía mucho más negro que entonces.  

El manakete reaccionó a sus palabras de forma tan violenta que incluso sorprendió la bribón, el cual no era la primera vez que lo veía en un estado similar, pero igual siempre le sorprendía. En especial por el contraste a su calmada apariencia cotidiana.
Por un lado los gritos del manakete le ponderaban y llenaban de orgullo. Verlo tan turbado le daba satisfacción, la satisfacción de saber que por sus acciones el calmo laguz perdía los estribos. Aunque tuvo que tragas saliva cuando este casi se le viene encima bruscamente. Por otro lado, su “versión de los hechos” completamente transformada para hacerlo quedar bien a él y al ladrón como el villano le hacían arder nuevamente en ira, pero no la suficiente como para perder la calma y ponerse en un estado similar al del peliblanco. Así que recibió aquellos gritos mirándole directamente a los ojos, con una sonrisa burlona en los labios, con la esperanza de que eso le turbara todavía más. Pero por fuera de eso no se animó a decir otro comentario en voz baja, simplemente murmuró en voz baja más cuando los dos laguz se  pusieron a hablar entre ellos

-Je, Logré sacar cien monedas por ti, eso solo destaca lo buen comerciante que soy.. claramente vales mucho menos. …-

Bajó la mirada a sus pies y se quedó quieto unos instantes, esperando a que las cuerdas terminaran de ceder. Gotas de sudor le corrieron por la barbilla mientras se concentraba en esos últimos filamentos de cáñamo torneado… Zas! Lo había logrado. Era libre! Suspiro. Pero el problema de las dos bestias seguía delante de su nariz, así que mantuvo las manos detrás de su espalda simulando seguir amarrado.
Miró en todas direcciones de la precaria choza en busca de algún arma o medio de escape veloz de allí. En el lugar solo había una mesa con un par de sillas, la fogata donde estaba cociéndose la cena y, por supuesto, las dos feroces y parlanchinas bestias.
Fuera de la cabaña el ulular del frío viento se podía sentir incluso desde el interior. Estaban en un punto muerto en medio de una descampado, rodeados solos por colinas, piedras y algún árbol perene solitario. La oscuridad de la noche era un excelente manto para escapar, pero dudaba tener esa suerte tratándose de bestias las que correrían tras él, las que, por lo que sabía, podrían seguir fácilmente su rastro. Aunque estaba ventoso… quizá eso le ayudara a desimanar su rastro… Suspiró solo había una forma de averiguarlo y era ahora o nunca.
El peliblanco se sentó en pose e cachorro triste, claramente esperando que el otro gato grande le palmeara la cabeza en consolación, mientras este rebuscaba en la olla por más comida. Apretó los labios, y aprovechando que ambos estaban distraídos, lentamente agazapó sobre su silla, inclinándose para adelante para que sus agiles dedos desataran los nudos que le retenian las piernas. No demoró nada en ello, apenas un parpadeo. El manakete sabría leer y escribir, pero de nudos sus conocimientos dejaban mucho que desear.
No perdió el tiempo. Se levantó de un brinco que hizo que la silla callera de espaldas hacia atrás. No se quedó a ver la expecion de sorpresa de los otros dos, raudo como sabia serlo corrió con todas sus fuerzas y a los tropezones lejos de ahí. Corrió hacia la puerta y llegó a dar un par de pasos en las ruinas de la ciudad antes que sus captores terminaran de incorporarse o salir de su asombro.

Spoiler:
Para justificar que Gaius se mueve tan rápido uso la skill “Ventaja”. Sé que no es su uso correcto. Si lo consideran fuera de las reglas no tengo problema en editar.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Advari el Mar Oct 10, 2017 11:34 am

¡Wow!. Simplemente, wow. Aquel par sí que tenía graves problemas. Y eran de lo más entretenido de ver. Casi quería arrojar más maderas al fuego que era aquella hoguera. Pensándolo bien ¿Qué le retenía? absolutamente nada. Incluso podría ponerse interesante el asunto si lograba que el lagartijo desarrollara un buen par de pelotas y pusiera a ese humanito apestoso en su lugar. ¿Compartiría el lagarto de su presa? tal vez no, ya que tenía un rencor personal. O tal vez quisiera divertirse un rato.

Al menos no es avaro con la comida ya cocinada. Olfateo feliz el plato y se relamió los labios mientras comenzaba a pellizcar pedacitos del guiso. Bastante sabroso. Hacía tiempo que no tenía la oportunidad de disfrutar de algo cocinado. Siendo un laguz anteriormente esclavo, le era más sencillo comer su carne cruda. Más natural también. No había tenido muchas opciones antes y no tenía muchas intenciones de cambiar eso ahora. Le parecía demasiado complicado eso de cocinar.

Pero es tan delicioso . Relamió restos de verdura y sorbió ruidosamente el caldo del plato.

- Fiuuu~ cien monedas de oro. Podría ser peor, una vez me cambiaron por provisiones. Así son los humanos. Tan bajos como suciedad- Le sonrió al humano atado. ¿Por qué no? era tan divertido remover las brasas del enojo dragonil. - He escuchado que hay algunos que son vendidos a burdeles. No conocen límites, ni respetan la dignidad ajena. A veces ni siquiera la de ellos mismos. Esta basurita obvio no tiene ni dignidad propia- chasqueó la lengua y sacudió la cabeza fingiendo estar decepcionado del humano.

Cómo si esperara algo de él. ¡JA! sabía bien qué clase de suciedad eran.

- ¡Oh vamos! no te destroces la cabeza pensando - le dió un par de palmadas en la espalda al muy angustiado bicho. Vaya que se hacía quebraderos de cabeza. - No es tan difícil atormentar a un humano. Son más frágiles que un laguz y más llorones. Les encanta joder a los otros pero cuando se les voltea son todo arrepentimiento y súplicas. No debería serte tan complicada abandonar su culo listo en algún asentamiento laguz con pocas simpatías por la basura como él. O podrías simplemente prestarlo a un laguz con más creatividad~ - miró de reojo al ladronzuelo. Tal vez no necesitara incitar mucho a su compañero, él solo se hacía un flaco favor con sus palabras.

Su boca terminaría matándolo. Oh cuán divertido sería ver en qué problemas se mete solo. -

Una de sus orejas tembló al escucharlo removerse. Oh si, comienza a preocuparte carnita, si me puedo salir con la mía me divertiré un rato contigo . Pensando que el ladrón estaba temblando en sus cuerdas, no se molestó en mirar hacia él, en cambio lamió el cuenco hasta que quedó limpio. Las verduras se sentían pesadas en su estómago, pero muy deliciosas.

- Bueno, un cocinero decente si eres- tampoco era que fuera un experto en la materia, pero le sabía bien el cocido. Y fue entonces que el estrépito de la silla le hizo brincar, erizarse y clavar las garras en el suelo listo para atacar al enemigo que… ¿huía?

-¿Que jodidos? - la carnita con patas escapaba de los dos. ¿Cómo se había soltado aquel ladronzuelo? gruñó y se lanzó por la puerta. No llegaría muy lejos con un león en sus talones. Rugió y corrió tras él. Una zancada, dos, y ya estaba rasguñando sus pantorrillas con las garras.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Esclavo / Gladiador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Fuego [2]
Elixir [1]
Gota de veneno [1]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2270


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Kija el Jue Oct 12, 2017 2:31 pm

- Burdeles?, de verdad hacen eso?!.... oh, por Naga…. -

Que cambiaran a un ser pensante como mercancía ya le parecía algo grotesco pero la normalidad con la que el otro laguz hablaba de ello también le alteraba los nervios. El mundo era un lugar obscuro, deseaba creer que lo habitaban más personas buenas que malas pero ese tipo de relatos, tanto de la garza como los de muchos otros le hacían perder un tanto la fe en ello. Aun con ello, Kija sentía que el cómo conseguir justa retribución por lo que había sufrido era una tarea complicada porque el se veía incapaz de hacerle daño por más que lo odiara pero tampoco podía perdonarlo. De entre todos, Kija fue el último en reaccionar cuando el ladrón se soltó de su aprisionamiento, mirando asombrado como el león fue tras el sin siquiera titubear un poco.

Kija salió momentos después, tomándose su tiempo para transformarse igualmente dándole el aspecto de un inmenso dragón de blancas escamas y destellos color tornasol. Seis alas eran transparentes como cristal pero más duras que el acero y sin esfuerzo alzo el vuelo para seguir al ladrón y al laguz que ya iba tras él. Volar como siempre era una ventaja y más aun cuando se tiene una facilidad natural como los manaketes por lo que no tardo en darle alcance y, ya que el bribón estaba distraído huyendo del león Kija no tuvo reparos en defender, aprisionando al humano entre una de sus zarpas sometiéndolo al suelo.

- De verdad que eres un dolor de cabeza…. -

Expreso la voz profunda e imponente del hibrido en su forma animal, bajando su cabeza blanca en un gesto cansado y resignado hasta cierto punto. Después volteo a ver al león con sus grandes ojos celestes, repasando todo lo que le había dicho hace no mucho tiempo.

- Me ha dicho que es una buena opción "prestárselo" a algún laguz que sea creativo para poder castigar a esta escoria no?. Me parece justo…. si él me ha vendido con esclavo es un buen escarmiento que el sepa lo que se siente. Que me dice?, cree que usted pueda ser lo bastante "creativo" como para lidiar con ello? -

Pregunto el dragón cerrando su zarpa para aprisionar definitivamente al humano y no darle oportunidad de sacar algún arma que tuviese escondida, esperando la respuesta el felino. Sin embargo y, llevado por un leve sentimiento de culpa se permitió hablar antes de escuchar una respuesta.

- Lo quiero vivo, sin embargo, y solo será por el mismo tiempo que yo estuve prisionero. Es lo justo…. Serian mis únicas condiciones si le dejo a mi prisionero, a cambio estaré más que gustoso de ayudarle en cualquier cosa que me pida como pago por "cuidarlo". -

Ahora si guardo silencio, sin prestarle al humano más de la atención debida para evitar que escapase de nuevo.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [2]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Dagas de bronce [1]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Gaius el Lun Nov 20, 2017 1:30 am

Spoiler:
Dejo constancia que el user de Kija me declaró por mensajería privada que abandonaría este tema, por lo que Advari y yo seguiremos el tema sin él de ahora en más.
Como Kija ya no va a seguir en el tema aclaro que no contaré sus acciones de su última respuesta y asumiré que simplemente se quedó adentro de la cabaña

Con el corazón en la garganta el bandido huyó por su vida por el empedrado camino que tenía delante. No eran más que callejuelas irregulares de la que antaño había sabido ser una ciudad, pero que l que ahora no eran más que ruinas y polvo. Corría a zancadas teniendo apenas el cuidado suficiente de mirar hacia abajo para no tropezar con los enormes pedruscos del camino, pedazo de las casas ruinosas que pululaban por la zona. La falta de luz y de energías en general, ya que el hambre todavía gruñía en su estómago, se hacían presentes y amenazaban todo el tiempo en hacerlo irse de cara al suelo.
Pero para su infortunio no fueron las traicioneras piedras las que le derribaron, sino el fuerte zarpazo del sub humano en su  pantorrilla.
Chillando de dolor el bandido se desplomó en plena carrera y dio varios tumbos en el suelo antes de detenerse por completo.
Los brazos  se le plagaron de moretones y raspones pero nada grave, aunque no podía decir lo mismo de su pantorrilla derecha preferida la que tenía un trio de cortes nuevos los que sangraban profusamente.  Encogiéndose sobre sí mismo, el bandido se abrazó a su pierna herida mientras se mordía los labios para no continuar con sus alaridos. No que fuera por orgullo, que va!, solo no quería llamar la atención de otra bestia que estuviera en el área, ya bastantes problemas tenía ahora con la primera que se había cruzado por accidente por ser demasiado notorios en una zona en teoría abandona.

Levantó la mirada hacia su captor. Estaba indefenso ante la bestia humanoide. Sin armas suyas propias y sin las del enemigo para “tomar prestadas” no sé le ocurría que más hacer para evitar que este le rebanara el cuello.
Tragó saliva e intentó reptar hacia atrás en el suelo. Lo de su pierna no era herida gravísima, nada que un sorbo de un brebaje curativo no sacara… pero el manakete le despojó de sus posiciones, no tenía nada de eso consigo ya.
Rezándole internamente a Naga continuó su lento recular, esperando que el milagro por el que tanto rogaba se hiciera realidad en cualquier momento.

-Espera! Espera! No me comas! Por favor!! Escucha primero lo que tengo para ofrecerte!-

Exclamó desesperado ante la ausencia de milagro todavía. Extendió una mano hacia la criatura en señal de que se detuviera mientras la otra tomaba un puñado de tierra del suelo.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Advari el Mar Nov 21, 2017 3:12 am

- ¿Oh? ¿quieres hablar ahora sí?- Perseguir a su escurridiza presa era su parte favorita de cazar. Mentira. Su parte favorita era cuando les alcanzaba, les rasguñaba las pantorrillas y comenzaban a chillar, suplicar o gimotear. Como los perros arrastrados que eran. ¡O mejor! cuando incrementaban la velocidad como desesperados. Le llenaban su negro corazón de satisfacción vengativa el tener a esos beorcs sufrir. Ver a uno de esos humanos caer a sus pies era la culminación de su día, podía sentirse mas satisfecho con un poco de sufrimiento de uno de los que le esclavizaron, así no fueran ni parientes ni conocidos. Se relamió los labios y entre risas le dio de manotazos para que rodara. Un gato muy grande jugando con la comida, como si Gaius fuera un ratoncito que no quería destripar. Aun. Tal vez mas tarde.

Y relamiendose feliz ante la idea de poder clavar el diente. -¿Ofrecerme tú algo? ¡JA! ¿Qué puedes ofrecerme que no pueda tomar por la fuerza? especialmente ahora que no está tu blando dueño cerca- Podía tragarlo y nadie le culparía. Tal vez el mismo peliblanco lo agradeciera al final. No era un humano muy útil si seguía intentando escapar. Y un esclavo escapado rara vez obtenía una segunda oportunidad de huir. Había visto su número de laguz con una pata menos. Miró la pantorrilla herida con satisfacción. Tal vez pudiera vengar a sus compatriotas laguz en ese humano también.

Si, ese humano no estaría corriendo muy lejos cuando acabara con él. Tal vez solo el tobillo. O una rodilla. Le gustaba la idea, las rodillas eran fáciles de dañar y dejar cojo a alguien.

- Solo quédate quieto y tal vez lo haga poco doloroso- ronroneó el león, comenzó a rondarle y dar manazos aquí y allá, sin usar las garras para fortuna de Gaius.

- Tal vez me divierta un poco contigo antes. Les he tomado un gusto a ustedes pequeñas ratas, o monitos sin pelo, como prefieras- resopló contra su cuello y le dio un lametón. Algo aterrador luego de sus palabras. Porque quién querría hacer ESO con un león. Diferencia de tamaños aparte, había cosas perturbadoras ahí abajo.


Última edición por Advari el Vie Dic 08, 2017 12:49 am, editado 1 vez
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Esclavo / Gladiador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Fuego [2]
Elixir [1]
Gota de veneno [1]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2270


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Gaius el Jue Dic 07, 2017 6:52 pm

La pierna le dolía, no lo suficiente como para no volver a caminar, pero si como para impedir que levantarse del suelo fuera algo ágil y veloz de hacer. Con el felino tirándole manotazos al rostro esto hacia las cosas todavía más complicadas. Gaius se cubrió la cabeza con ambos brazos impidiendo que los manotazos le golpearan directamente al rostro mas aun así cedió ante el peso del laguz y calló de espaldas al suelo, tumbado panza arriba ante el león.
Este, pareciendo divertirse con el estado indefenso del ladrón, comenzó a divertirse con mayor intensidad, incluso llegando a lamerle el cuello, en una clara amenaza de que se lo iba a comer.
El bribón tragó saliva mientras forzaba su más amplia sonrisa para mirar al laguz.

-A-alto, por favor. Haré lo que me pida señor sub humano. Le entregaré el culo si es necesario, pero permita vivir a este simple humano. –

Gaius era un hombre que amaba la vida, la suya por sobre todas las demás, y no le importaba sufrir humillaciones o dolor si con ello se aseguraba de mantener la cabeza sobre los hombros.

-No le he hecho nada personal a usted… estoy seguro de que si pago el precio adecuado cubriré con creces cualquier daño que le haya ocasionado, verdad?-

Mientras hablaba llevó una mano hacia el interior de su peto, donde dentro de su sinfín de bolsillos escondidos, sacó un pequeño paquete hecho con una hoja de papel. Con la otra mano se cubría de los ataques, pero cuando tuvo el pequeño y algo aplastado paquete, soportó los manotazos y desplegó con cuidado la envoltura de su preciado tesoro.

-Esto de aquí es lo que yo llamo “crujiente de almendras”, un dulce que he hecho yo mismo mezclando almendras y castañas horneadas en un pequeño bizcochuelo de vainilla y recubiertas con miel y naranja, para conservarlo mejor y darle un pequeño toque crujiente en el exterior. –

Hablaba con verdadera pación sobre su creación. Le encantaba cocinar y crear, en especial experimentar con cosas dulces. Este en particular había resultado muy costoso y difícil de hacer, ya requerido una gran cantidad  de ingredientes muy caros Además… la cocina donde lo había hecho no era especialmente suya… Cuando la dueña de la posada lo encontró cocinando a sus anchas en su cocina, le corrió por medio pueblo con su escoba.
Para que el minino no levantara sospechas, le dio un pequeño mordisco a su creación y, si bien estaba algo aplastada y mocha después de viajar entre sus ropas, el sabor seguía siendo tan delicioso como siempre.
Realmente le estaba ofreciendo algo de mucho valor para el bandido, denotaba lo mucho que se estaba jugando el cuello.
Después de la mordida se lo volvió a ofrecer al felino.

-Pruébelo, le aseguro que no habrá probado delicia como esta….
Y si no es de su agrado, tengo otras delicias más si quiere probar.
Trufas, castañas caramelizadas, galletas… incluso creo que puedo conseguirle un poco de mazapán.
Puedo cocinarle la delicia que desee, solo perdónele el cuello a este bandido-


Culminó sus palabras ensanchando más su sonrisa y dando sus ojos más lastimeros posibles.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
159


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Como agua para chocolate [Priv. Gaius, Advari]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.