Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Nolan el Vie Abr 21, 2017 12:29 pm

Había días en los que llegaba a comer muy poco, lo poco que encontraba aunque fuera lo mas desagradable y poca cosa que había visto, debía procurar alimentarse ya que sino terminaría por morir de inanición y aun tenía cosas que hacer. No podía dejar de pensar en lo traicionado que se sentía después de que la persona con quien llevaba su prospero negocio había logrado que en una sola noche el negocio cayera en bancarrota. No sabía si quería vengarse, tenía sentimientos encontrados en cuanto eso, después de todo ni si quiera sabía hacía donde había viajado aquel chico, no sabía donde había escapado. Lo único que le había quedado era un par de libros que ya se había leído y releído muchas veces.

Muchos de los indigentes que estaban en la misma condición que el se reían de el, porque guardaba aquellos libros en vez de venderlos o cambiarlos por algo de comida pero el hombre de castaña barba siempre intentaba ignorar comentarios como aquellos. El sabía muy bien porque los guardaba con tanto esmero y dedicación, era lo único que le quedaba de una vida mejor, era lo poco que tenía para entretenerse, para disfrutar del único hobby que había tenido siempre, lo único que le había ayudado siempre a aprender cosas que de ninguna otra manera hubiera podido.

-Menudo día el que llevo...ni una triste moneda de bronce he visto en todo el día.-

Lo único que había conseguido comer en aquel día había sido un trozo de pan duro que había encontrado y los restos de una manzana que aun estaba en bastante buen estado. Ya caía la tarde y Nolan tenía que encontrar un lugar seguro para poder dormir aquella noche. Aquellos callejones siempre habían sido muy peligrosos, pero de la forma en la que vivía ahora aquel hombre, eran lo mas seguro que podía haber en toda la ciudad, allí los guardias no le molestarían. En el poco tiempo que llevaba en las calles se había dado cuenta de mucho, el vivir en la calle le había abierto los ojos, había visto como los impuestos de la guerra creaban la mayor población de indigentes de toda Daein. Aun no sabía como se iba a solucionar todo aquello, pero desde luego ni los soldados ni la nobleza podían de su parte.

Terminó de pasearse por un sinuoso y oscuro callejón, había ya personas descansando junto a los mejores lugares del callejón. El hombre se conformo con apoyar la espalda en una pared, dejar caerse hasta quedar sentado en el suelo y suspirar con pesadez. Lo que sucedía en Daein era demencial, no es que hubiera viajado mucho, pero nunca había visto tantas personas necesitadas en su vida, era lo que tenían las estúpidas guerras, que los que terminaban pagando el pato era el pueblo.

-Debería actuar, quiero...pero ni si quiera tengo dinero ni fuerzas para hacerlo...lo único que puedo hacer es sobrevivir, para algún día lograr que las cosas cambien...las cosas no pueden seguir así.-

El hombre de castaños cabellos levanto su mirada hasta el cielo observando las nubes, por suerte no eran nubes de lluvia, si así hubiera sido, el mismo habría buscado un lugar mucho mas resguardado para dormir mucho antes.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Contrabandista

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Sothe el Vie Abr 28, 2017 8:26 am

A Sothe siempre le había parecido oscuro y terrible el propio hecho de seguir cada día con vida, ¿Pero que se podía esperar de un niño como él? Desde que tenía memoria que había sido un pobre más en aquella ciudad, no recordaba como había terminado allí y tampoco servía de demasiado pensar porqué a él le había tocado aquel destino. A su corta vida había tenido que recibir muchas palizas de comerciantes por intentar robar algo de comida para poder sobrevivir un día más y lo peor de todo, es que a pesar de ser un niño esquelético; a nadie le importaba lo más mínimo su estado deplorable. Aunque al el mismo tampoco es que le diera demasiada importancia a que la gente fuera tan distante entre unos y otros a pesar de compartir el hecho de su poco suertudo destino, Sothe se había acostumbrado a que la actitud de la gente fuera así. Los ricos les miraban mal por ser quienes eran y los pobres simplemente, no hacían nada.

Siempre había estado solo; hasta que conoció a Micaiah. Su primera reacción fue rechazo porque simplemente no entendía la idea de que, alguien quisiera ayudar a un semejante por propia voluntad, sin intenciones ocultas ni nada por el estilo. Quizás Sothe no era lo suficiente mayor como para hablar de cosas como 'la voz de la experiencia', pero si que temía que la gente se acercase a él con intenciones que no podía llegar a saber a primeras, porque la vida le había demostrado que no podía confiar demasiado pronto, que los callejones no eran lugares seguros pero que al mismo tiempo eran el único lugar que alguien como él podía pertenecer. Pero Micaiah fue diferente, se mantuvo a su lado hasta que Sothe fue capaz de confiar en ella y hacerle conocer que términos como 'amistad' no eran mentiras.

Y tenía que admitir que con el tiempo, se había acostumbrado a estar gran parte del día andando junto a la chica pero también eran personas independientes y con intereses que no siempre... coincidían. A pesar de las malas miradas ajenas, Sothe no dejaría de robar porque básicamente; era lo único que sabía hacer en la vida. Así que de la misma manera que se le veía junto con la chica de los cabellos de plata, también se les veía separados como si de repente, la chica se hubiera esfumado por completo. Pero ella se preocupaba por él y aunque Sothe no lo mencionase con palabras ni actos, más o menos era correspondido; por lo que aquel día al alejarse, le había dado la descripción de alguien quien tendría que buscar porque Micaiah no quería que él estuviera solo. Aunque aquella era una de las cosas en las que diferían; Sothe pensaba que estaría bien por su cuenta porque gran parte de su vida había estado solo, así que... ¿Porqué ahora no iba a estarlo?

El sol empezaba a brillar con menos intensidad indicando que en unas horas el cielo se cubriría de estrellas y Sothe no había encontrado a ese hombre porque básicamente no se había molestado en buscarlo. Tampoco había buscado ningún sitio donde pasar la noche, cualquier callejón realmente le valía porque tampoco era de poder descansar durante demasiadas horas del tirón de todas maneras. Así que simplemente se dedicaba a andar por aquellos callejones con una bolsa vieja entre los brazos, sin nada que le llamase la atención de allí, aparentemente.

Poco a poco iba bajando la guardia porque no le era posible estar siempre constante de los movimientos a su alrededor, cuando de repente, escuchó un ruido a sus espaldas que no supo identificar pero era algo parecido a como si algo se hubiera... ¿roto? ¿desprendido? No le interesaba asomarse a comprobar que había sido aquello, así que decidió correr en la dirección opuesta pero echando un vistazo atrás por si alcanzaba a ver alguna cosa. Pero su mirada se quedó tan concentrada en aquella dirección que cuando se percató de que había alguien delante suyo, ya estaba en el suelo porque le había golpeado y con el impacto, Sothe había perdido el equilibrio. - Ugh... auch. - Pero antes que dirigir la mirada a quién le había dado; se preocupó por recoger de nuevo su bolsa, la cual agradecía que no hubiera llegado a abrirse porque contenía tres manzanas que había robado y le tenían que durar al menos, un par de días. No se podía permitir que se las robasen o que las perdiera.

Cuando volvió a ponerse en pie, no pudo evitar analizar de pies a cabeza al hombre que había golpeado, quizás lo adecuado en aquel momento habría sido disculparse pero aunque pudiera dar la imagen de que era un completo maleducado; Sothe no era alguien que le gustase compartir palabras.  Pero después de observar a aquel tipo, no pudo evitar darse cuenta de que la descripción que Micaiah le había dado aunque quizás en su mente, había tenido un aspecto diferente cuando lo había tratado de imaginar. - Ah... ¿Tu eres...? - Entrecerró los ojos mientras pensaba en el nombre de aquel tipo, aunque el hecho de que no hubiera prestado atención en su momento, complicaba las cosas. No. No se acordaba. - Micaiah te nombró, ya sabes, la chica de los cabellos de plata.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Dagas de acero [4]
Tónico de resistencia [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Under
Vallum

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2319


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Nolan el Dom Mayo 21, 2017 11:18 am

Había conocido a algunos revolucionarios por el camino, sabía bien que no estaba solo, pero sin fuerzas en el cuerpo era muy difícil salir a hacer algo por el pueblo de Daein. El tenía ganas de levantarse e ir a ayudarlos, de acabar con el abuso que el pueblo estaba sufriendo por culpa de la guerra que además no les incumbía a ellos, habiendo guerras y gastos que iban para otros reinos perjudicando así en la gente la cual sufría de altas tasas de impuestos que cada vez eran mayores, no permitiendoles ni si quiera llegar a fin de mes  para sobrevivir, ni si quiera para comprar una misera ración de comida. Esto también afectaba a los negocios de Daein, que por ende vendían mucho menos. A veces se preguntaba...¿Como le habría ido a el si hubiera seguido en la tienda trabajando con aquellos impuestos inflados? Probablemente muy mal ya que lo que el vendía no era productos de necesidad básica y encima tendría que subir los precios, por lo tanto muy pocas personas le habrían comprado algo.

Era una pena ver como el dinero lo movía todo, como lo cambiaba todo, actuando en varios sectores de la población. Por suerte aun tenía algunos de sus libros intactos, era lo poco que le quedaba de su antigua vida y lo que mas le interesaba conservar. Aquellos libros le habían ayudado mucho en el transcurso de su vida, incluso le habían valido para mejorar su propio trabajo, no los cambiaría por nada del mundo, aunque tuviera tanta hambre que tuviera que comerse el cuero de sus guantes. Antes de poder relajarse en aquel lugar noto como alguien chocaba contra el, no tenía mucha fuerza ni pesaba mucho por lo que la verdad es que seguramente le habría dolido mas a él que a Nolan.

-¿Te has hecho algo? -

Le sorprendió ver que era un chico algo esquelético, bastante delgado y con ropajes andrajosos, seguramente se veía en una situación similar o incluso peor que el propio hombre de barba castaña. El hombre se irguió entonces y ayudo al chico a levantarse aunque este no le hubiera pedido su ayuda, viendo como protegía su saco con su pequeño cuerpo. Seguramente habría sufrido alguna que otra paliza de otros vagabundos mas grandes y mayores que el para quitarle la comida, es lo que había visto por las calles, los grandes abusaban de los pequeños, la pobreza atraía aun mas la crueldad entre los hombres. Escucho entonces la voz del chico, parpadeando al escuchar aquellos sobre la chica de los cabellos de plata...recordaba a aquella joven, tenía unas ideas muy revolucionarias y las transmitía con una luz muy especial, la había escuchado ya un par de veces y casi siempre se quedaba el solo escuchándola y charlando con ella.

-Recuerdo a esa joven, realmente me interesaban todas sus ideas, la he visto unas cuantas veces, ¿Donde se encuentra ahora? Espero que no se haya metido en problemas.-

A aquel chico, sin embargo, no lo había visto nunca, o quizás si pero no lo recordaba, pudiéndolo haber visto de vista solo por las calles sin fijarse realmente en el.

-Parece que tienes ventaja sobre mi...sabes mi nombre aunque no lo recuerdes, pero yo no se mucho de ti.
Yo me llamo Nolan,deberíamos adentrarnos un poco mas en los callejones, aquí estamos demasiado a la vista.-


Se refería claro a que podría acercarse cualquier soldado a incordiarlos y a meter sus narices en los asuntos ajenos, si se enteraban de que hablaban de todas aquellas cosas en las calles podrían incluso darles una paliza. Aunque aquel hombre parecía fuerte, no tenía ahora fuerzas para resistir, el hambre afectaba bastante a aquello por lo que no podría defenderse y mucho menos escapar a tiempo.

-Si eres amigo suyo o algo así y puedo ayudarte en algo solo tienes que pedirme...aunque primero debería buscarme algo que comer.-

El rugir de sus tripas dejo claro que llevaba algún tiempo sin comer nada decente, pero el hombre en vez de ponerse triste sonrió y empezó a reír de forma bonachona y divertida un poco caminando entonces un poco mas por el callejón adentrándose.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Contrabandista

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Sothe el Mar Jul 04, 2017 2:46 pm

Nevassa era su ciudad, pero aquella idea solamente se sostenía por el hecho de que era el lugar donde suponía, que le habían abandonado de más pequeño. Sothe no recuerda haber tenido nunca una familia como tal antes de que Micaiah le hubiera tendido una mano para ayudarle en aquellas frías y desoladas calles, pero Micaiah era solo una persona dentro de una gran ciudad. Podría haber sido Nevassa como cualquier ciudad de Daein en la que se hubiera visto solo, creciendo en aquel lugar. Realmente opinaba que fuera cual fuera el lugar; las consecuencias habrían sido las mismas, importaba lo más mínimo que alguien se quisiera oponer a aquella idea porque Sothe tampoco tenía recursos para salir de allí y vivir algo diferente... No era el solo hecho de no tener dinero ni como para vestir correctamente ni realizar las mínimas comidas al día, sino que, tampoco la vida le había brindado oportunidades como para tener conocimientos básicos como para leer un mapa y salir de un sitio para llegar a otro; así que si decidía salir de allí, lo más probable sería que se perdiese y no pudiera regresar de vuelta.

Pero el mundo no iba a cambiar porque el fuera un simple chico que le había tocado la mala suerte de tener una mala vida. Así que uno tenía que aprender a dejar atrás su moral, si la tenía, y robar o cometer más actos atroces para sobrevivir. Sothe había aprendido que no debía confiar en nadie, ya que eso siempre le había salido mal; Micaiah era un poco la excepción y el chico confiaba con su criterio, así que probablemente si ella confiaba en alguien, Sothe lo seguiría de cerca... aunque nunca confiando al cien por cien en esa persona si no le daban razones para ello. Por eso aunque el rostro del hombre con el que había chocado coincidía a la perfección con el hombre con el que Micaiah le había aconsejado que se mantuviera a su lado mientras ella estaba fuera de la ciudad, Sothe no podía evitar acabar de desconfiar un poco y eso se notó cuando rápidamente recogió la bolsa que había llevado entre los brazos hasta aquel momento. - Estoy bien. - Después de recoger sus cosas volvió a guardar la bolsa entre sus brazos, dando la imagen parecida a como si la estuviera abrazando mientras analizaba el aspecto del hombre: otro tipo de la calle, nada interesante.

Micaiah era conocida así que no le sorprendió en absoluto que el hombre la reconociese de buenas a primeras, tampoco le sorprendía que en cambio, él mismo no le sonase en absoluto porque no era más que una sombra al lado de la chica. - Micaiah está fuera de Nevassa pero está bien y estará de vuelta. - Sí que era cierto que Sothe era por norma general, muy escueto con sus palabras, pero al mismo tiempo en aquella ocasión no es que tuviera mucha información más. A veces simplemente uno de los dos tenía cosas que hacer y se separaban, pero aquello no duraba más que unos meros días: siempre volvían a reunirse. - Hmph. - Cabeceó levemente queriendo decir que estaba de acuerdo con que buscasen un callejón más alejado que simplemente quedarse allí parados hablando cuando podían llegar más problemas en un sitio tan a la vista. - Sothe. Sígueme.

No se le pasó por la cabeza que, quizás, no estaba en la posición de dar órdenes a un mayor; pero Sothe solía actuar de aquella manera con desconocidos por el simple hecho de que no había suficiente confianza y porque no le gustaban las indicaciones de alguien que no había tenido tiempo de ver como funcionaba su mente. Así que simplemente miró con detenimiento a su alrededor buscando una ruta que le fuera más bien familiar y que no le recordase a demasiados problemas. Solo esperaba que aquel tipo fuera a seguirle, aunque, si no le seguía; tampoco le importaría demasiado. Aunque al escuchar el rugido de un estomago hambriento ajeno, no pudo evitar suspirar. - ¿Eres un adulto y no tienes comida? Ugh. - Lamentable. No podía evitar pensar que aquel tipo moriría si no era capaz de conseguir su propia comida y en aquel momento ya era tarde como para conseguir comida a aquellas horas. ¿Pasar la noche con hambre? Claro, no era algo imposible cuando era la situación de muchos en el día a día, aunque no era lo ideal, desde luego.

Le extendió la bolsa cuya posesión había defendido con uñas, aunque la expresión de Sothe no era la expresión de solidaridad que Micaiah solía adoptar, sino más bien, era una expresión de resignación. - Micaiah te habría ayudado así que en su ausencia me tocará hacerlo a mi. Es pan duro pero es comestible al fin y al cabo... Mañana tendré que conseguir más provisiones... - Aquella última frase era más bien como un recordatorio para sí mismo, pero igualmente lo pronunció en voz alta.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Dagas de acero [4]
Tónico de resistencia [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Under
Vallum

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2319


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Nolan el Lun Ago 07, 2017 10:42 am

Era bastante comprensible que protegiera su comida con tanto ahínco, incluso en los bajos fondos, un trozo de pan duro era ya un tesoro que guardar en secreto. Otros vagabundos no se comportaban de la misma forma que el castaño, habían muchos que eran muy agresivos y que en cuanto veían algo de valor o de comida eran capaces incluso de agredir para conseguirlo, pero era todo por la supervivencia, nadie les podía negar que lo hacían por su propia supervivencia. Había visto muchas veces acompañar a la joven de cabellos plateados, pero aun así el nunca participaba en ninguna de aquellas charlas que la joven daba para los bajos fondos, simplemente se mantenía estático junto a ella, como si de su guardaespaldas se tratase. Al parecer la joven lo había dejado solo un tiempo, se había marchado de Nevassa por un tiempo por lo que era el momento perfecto para conocer al enigmático peliverde que siempre se mantenía junto a ella.

-No parece que sea una joven indefensa, seguro que llevará sus ideas y pensamientos a otras partes de Daein, el pueblo necesita de personas como ella. -

Después de escuchar su nombre sonrió ampliamente y inclino un poco su cabeza a modo de saludo ya que este ya empezó a moverse con rapidez sin darle tiempo al castaño de decir nada. Empezó a pasar por distintos callejones, aquellos que parecían mostrarse mas seguros para alguien que ya llevaba mucho tiempo viviendo entre la oscuridad de aquellos lugares. Entonces fue cuando descubrió la reacción del joven a su rugir de estomago, no es que estuviera poniéndolo a prueba ni mucho menos pero sentía curiosidad por saber como actuaría ante una situación como aquella así que se mantuvo expectante entonces fue cuando recibió la bolsa del joven, provocando una amplia sonrisa en el rostro de aquel bonachon hombre.

-Muchas gracias, desde luego eres diferentes a muchos de por aquí. -

Tras decir aquello agarro solo un pequeño trozo de pan duro y empezó a comer, aunque antes miró hacia los lados asegurándose de que no había nadie allí, de que estaban suficientemente alejados de cualquier guardia o soldado de Daein. Suspiro aliviado y siguió con su comida acomodándose entonces apoyado en la pared mientras lo observaba fijamente.

-Mañana tendrás el doble o el triple de provisiones, chico, yo me ocupare de que eso ocurra, mañana comerás bien.-

Era cierto que aquel día no había tenido mucha suerte, pero con un bocado de comida en el cuerpo ya tenía fuerzas y esperanzas de conseguir al siguiente día mas comida, de hecho pensaría un buen plan para conseguir aquellas provisiones para ambos. Conocía bien muchos negocios del mercado de Nevassa, sabía bien donde buscar y encontrar algo comestible y el día siguiente era perfecto para que aquel hombre se pusiera a buscar. Una vez se termino la comida volvió a mirar fijamente al joven peliverde.

-Llevo tiempo queriendo hablar con esa chica, y contigo claro, me gustaría ayudar, conseguir algo mas grande que solo charlas en callejones oscuros, no podemos dejar que Daein se convierta en lo que se esta convirtiendo...no voy a dejar que eso suceda, pero...necesitaré ayuda. -
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Contrabandista

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Sothe el Mar Ago 15, 2017 7:47 am

Tiempo atrás, cuando todavía no había conocido a Micaiah, le era muy difícil sobrevivir: Sothe no dejaba de ser un niño más que había tenido la desgracia de no haber nacido en una familia pudiente y con la gran cantidad de niños en la misma situación que él, la gente ya no sentía lástima por él ni nadie en sus mismas condiciones y por ende, tampoco trataban de ayudar. También había el problema en que la gente se pensaba que muchos de ellos habían elegido tener ese estilo de vida y que no salían de la pobreza por ser unos gandules, cuando, la realidad no podía estar más alejada de ese mito. Pero desde que había conocido a la dama de los cabellos de plata las cosas habían empezado a cambiar poco a poco; las zonas más bajas no vivían tanto en una continua competitividad desde que Micaiah había empezado a ayudar a los más necesitados y él... bueno, Micaiah no estaría orgulloso de ello, pero mientras Sothe fuera capaz de robar lo suficiente para subsistir un día más, suponía que él estaría bien.

-Supongo. A lo que la gente necesita más como ella, me refiero. - Inicialmente habría querido contestar con un simple “supongo”. Después se percató que aquel hombre no hacía más que unos minutos que le había conocido y no estaría acostumbrado a que el chico fuera tan escueto con sus palabras hasta un punto que, podrían malinterpretarse. Era consciente de que no era un buen orador y que al ladrón le costaba transmitir sus pensamientos así como sus sentimientos, pero quizás era algo normal para alguien que había estado solo la mayor parte de su vida aunque lo cierto era que quería cambiar. A nadie le gustaba que le malinterpretasen o que por aparentar una posición apatica se pensasen que no sentía nada en absoluto, después de todo, Sothe era humano. - Soy diferente porque Micaiah me salvó, sino sería igual que todos los demás. No te confundas. - Porque llegado a un punto de la desesperación por un mundo que te ha dejado de lado, esperar que aquellas personas todavía tuvieran una pizca de esperanza era cambiar mucho.

Cuando el hombre aceptó el pan duro que le había dado para calmar su hambriento estomago, Sothe no tardó demasiado en apoyar su espalda en el muro para después dejar caer su peso hasta el suelo para sentarse: estaba realmente cansado después de un día solo en aquellas calles, preocupándose de no meterse en ningún lio por el que luego tuviera que dar explicaciones a Micaiah. - No deberías  hacer esa clase de promesas: no sabes que puede deparar el futuro. De todas formas, no te preocupes por mí, conseguiré robar algo y comer, no pasa nada. - No siempre los planes sucedían bien, pero tenía que admitir que empezaba a dejar atrás los tiempos donde los mercaderes podían detectarle fácilmente y terminaba recibiendo palizas públicas por sus intenciones de robar sus productos. Por suerte ahora era capaz de robar en más ocasiones que las que era apalizado. - Ah... Para eso deberías hablar mejor con ella. Yo también quiero ayudar, claro está, pero por el momento me conformo más bien con sobrevivir un día más en este mundo. - Quería que las cosas cambiaran pero tenía que admitir que por el momento, ayudaba por el hecho que debía su lealtad a Micaiah por ayudarle a sobrevivir cuando había pasado uno de los peores momentos en su vida por estar literalmente, muriendo de hambre en esas calles.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Dagas de acero [4]
Tónico de resistencia [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Under
Vallum

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2319


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Abiertos los ojos, Despierta Daein [Priv. Sothe] [Flashback]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.