Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 9:36 am

Un sinfín de problemas habían desencadenado que el ladrón tuerto de cabellos naranjas vagara hoy en día por las lejanas tierras de Etruria. Porque viajar tan lejos fuera de su amada tierra natal? Pues porque nada menos que la “mascota real” y amigo personal del príncipe Marth, se había encaprichado sin motivo aparente con que quería ver muerto al tuerto. Si bien Gaius se creía en suficiente cercanía como para hablar con el príncipe y arreglar el malentendido, sabía que el mezquino zorro le corría con mucha ventaja y para esa altura ya hubiera envenenado la mente del jovencito.

Había llegado a estas nuevas tierras hacia poco. Si bien se le antojaba similar a su tierra natal, tampoco le colmaba lo suficiente como para siquiera considerarle como plan B de residencia, aunque debía admitir, sus amplios y verdes paisajes eran relajantes, al punto que el bandido tuviera ganas de tirarse en la hierba y dejarse mecer por la brisa.
Se encontraba en una extensa pradera de altos pastos donde se erguía un rudimentario templo sobre el horizonte. Quien construiría un edificio de dos plantas en un lugar tan desolado? Gaius calculaba que alguna suerte de ermitaño o similares, pero a medida que se acercaba se iba dando cuenta que el lugar bien podría también ser una suerte de iglesia, su falta de conocimiento sobre la religión local le hacía dudar.
Como la briza estaba tan suave y el sol tibio, el ladrón no tenía prisa en llegar hasta le edificio a husmear entre sus paredes. Porque si, su plan era colarse dentro y ver si había algo de valor, pero como no parecía haber señales de vida se tomaba todo con calma.

Una flecha que se clavó a escasos metros de él sacó toda calma que tuviera y le despertó como un balde de agua fría tras una apacible siesta.
Levantó la mirada y sobre el horizonte, saliendo de una arboleda, un grupo de emergidos aparecían de entre los árboles para darle caza.
Como un rayo el ladrón comenzó a correr, no lo pensó, no fue sutil. Lanzó una pierda antes contra la ventana para forzarla un poco y luego se lanzó él mismo contra ella, entrando de sopetón en lo que antes era su objetivo para robar, y ahora su refugio.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Erk el Jue Mar 30, 2017 10:05 am

Días atrás cuando pensaba que ya era hora de partir hacia Sindhu nuevamente, se había encontrado con tres hermosas damas en medio de un camino que llevaba a una ciudad portuaria, las tres jóvenes parecían preocupadas y habían llegado de entre los árboles. Erk se detuvo unos momentos por mera caballerosidad, primero estaba decidido a seguir adelante luego de escuchar lo que tuvieran para decir, no quería perder más tiempo pues ya habían pasado casi cuatro meses desde que visitó Sindhu y no quería tener que esperar hasta el inicio del próximo cuatrimestre para ingresar. Sin embargo la petición de las tres damas que decían ser sacerdotisas de Santa Elimine, no fue algo que pudiera pasar por alto.

Por lo que ellas contaban, su templo estaba siendo acechado por emergidos hacía ya una semana, todavía no tenían ningún enfrentamiento directo con ellos, las tres eran las únicas integrantes de aquel templo, aparentemente se aislaban de la sociedad y se dedicaban exclusivamente a rezar a Santa Elimine. Erk prometió que se encargaría de ello, tardaría más en volver a Sindhu pero por lo menos tendría un motivo para excusarse y estaría dejando bien a Lady Mulitia, ya que después de lo ocurrido prácticamente la representaba a ella en Etruria, hasta se podría decir que el joven de cabellos morados era más conocido por ser compañero de Mulitia Fenn que por ser discípulo de Lord Pent de Reglay.

Había tardado algunas horas en llegar al templo, era un lugar muy descuidado y bastante grande por lo que era comprensible que tres sacerdotisas que se dedican a rezar casi todo el día no pudieran cuidarlo lo suficiente.

Los primeros dos días no hubo una amenaza directa de los emergidos, siempre se permanecían rodeando el lugar, hecho que le dio motivos a Erk para pensar que la gran Santa Elimine estaba protegiendo aquel templo, por supuesto esa protección no podía durar mucho más siendo que las sacerdotisas ya no se encontraban. Sin saber cuánto tiempo le quedaba el mago empezó a armar trampas y fue colocándolas escondidas en la entrada principal, la mayoría de ellas consistía en un pequeño impedimento para que los emergidos disminuyeran la velocidad con la que avanzaban y las otras los mojaba con alcohol para que Erk pudiera encenderlos sin problemas, de esa manera tendría alguna posibilidad de acabar con ellos.

El tercer día ya empezaba a ser fastidioso para Erk, no le faltaba ni comida ni agua ya que podía encontrarla fácilmente en el templo y, invertía bastante tiempo aprendiendo sobre la magia de las clérigas pero, era tiempo en que podría haber zarpado hacia el continente de Tellius, hacia Sindhu era un camino largo. Mientras Erk se paseaba por algunas estanterías buscando un libro, escuchó una ventana romperse, había llegado el momento.

Erk corrió hacia el origen del ruido esperando que hubiera sido una flecha proveniente de algún emergido, sin embargo al llegar al lugar se sorprendió de ver a una persona pelirroja con vestiduras muy poco confiables, sin dudar ningún momento empuñó su tomo con la zurda y estiró su mano derecha en dirección al intruso. -Esperaba emergidos... Te recomiendo que me digas que haces aquí y te marches o sufrirás las consecuencias.- Mantenía la vista fija en el hombre, cualquier movimiento en falso provocaría que hiciera un conjuro y le lanzara una bola de fuego, por supuesto no sería un ataque poderoso ya que correría el riesgo de prender fuego todo el lugar y no pensaba arriesgarse.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
.
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 10:30 am

Gaius se frotaba el hombro mientras maldecía de labios apretados tumbado boca abajo en el suelo. La idea de entrar tumbando la ventana había resultado más inteligente y menos dolorosa en su mente, peor ya era muy tarde para arrepentirse y deshacer su acción. Se habría dislocado el hombro? No, solo era un feo moretón, o eso rogó a Naga que fuera.
Un muchacho no tardó en encontrarle un muchacho de cabello extrañamente morado y rostro apático. Su complextura delgada y  ropajes sueltos y coloridos le daban la idea de que ese joven era más un mago que un clero del monasterio. Y que le amenazara con un tomo de magia abierto entre las manos terminó de darle al ladrón la pista final sobre su profesión.
Sin perder el tiempo, y sabiendo que estos solían si bien ser agiles y escurridizos como sus colegas, no tan rápidos como un bandido con varios años de callejuelas y escondrijos, se lanzó de un salto sobre el mago prefiriendo detener la bola de fuego en su rostro primero antes de dar explicaciones.
El tacle fue veloz y conciso, se movió antes que el mago pudiera respirar, al sacarle el aire y dejarlo tumbado en el suelo, sacarle el libro de entre los dedos fue un juego de niños. Antes de que nadie, se volvió a incorporar y ahora, con el libro mágico a salvo entre sus propias manos, se detuvo a explicarle la situación al mago.

-Niño no hay tiempo para jugar a sacar chispas. Emergidos vienen para aquí, me he colado aquí para resguardarme de las flechas pero creo que no son solo arqueros los que vienen.
Estas solo tú en este monasterio abandonado? O hay hombres que puedan salir a pelear? Si quieres conservar estas viejas piedras una sobre otra te recomiendo que le llames, la batalla les toca a la puerta-


Todavía con el tomo mágico entre sus brazos el ladrón se asomó por la ventana por la que había entrado para otear en el horizonte al enemigo. Un batallón de menos de diez hombres salían de entre los árboles y caminaban torpemente entre la hierba, con sus armas listas y sus ojos vacíos puestos en la pequeña capilla.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Erk el Jue Mar 30, 2017 10:58 am

Erk al ver que el intruso se movía intentó conjurar una pequeña bola de fuego pero no tuvo el tiempo suficiente, antes de que el hechizo se terminada de formar fue tacleado y tumbado, el libro desapareció de sus manos rápidamente. El mago apretaba la mandíbula y miraba con el ceño fruncido al pelirrojo, fuera quien fuera lo había dejado en una situación tal que con solo desenvainar la espada hubiera bastado para matarlo y, aunque esas no parecieran ser sus intenciones no dejaba de ser humillante.

El vándalo no tardó en pararse y dirigirle unas palabras, Erk no podía creer que estuviera hablando en serio ¿cómo habría hombres preparados para pelear en un templo? ¿Acaso era estúpido? El joven de cabellos morados se levantó indignado, se sacudió el polvo del trasero y se alejó tantos pasos como pudo antes de que el pelirrojo terminara de hablar, entonces se volteó tomó otro tomo y nuevamente estiró la mano hacia el intruso. -Soy el único y estoy aquí para acabar con los emergidos, haremos esto... Dejarás es tomo en el suelo y luego saldrás por la ventana, tú serás quien esté al frente mientras yo me encargo de los emergidos... Vamos alguien tiene que recibir los golpes. Además ¿eres estúpido? ¿Cómo va a haber hombres en un templo de Santa Elimine? Y si los hubiera, el atacarme habría provocado que todos estuvieran contra ti, no eres muy listo ¿verdad?- El enojo sacaba fácilmente la arrogancia de Erk, cuando regularmente era respetuoso con sus mayores y pedía disculpas por sus equivocaciones.

-Entonces haremos lo siguiente, tu... ¿AH?- Erk escuchó un ruido extraño, sus trampas se habían activado pero los emergidos ya habían llegado a la puerta, se suponía que deberían tardar más. -Mierda. Ven por aquí. Mis trampas se activaron.- El joven peli-morado empezó a correr por los pasillos hasta el salón principal donde los emergidos golpeaban la puerta intentando abrirla, con suerte estarían mojados dos o tres que debían quemar a los otros antes de llegar a la puerta cuando Erk los atacase, pero no era el caso. El alcohol se evapora rápido por lo que ya no sabía si tendría la oportunidad de provocar gran daño o no.

Al llegar al salón principal, se paró a quince metros de la puerta, estiró su mano derecha hacia el frente y luego de unas palabras se empezó a formar adelante de su palma abierta una bola de fuego, era solo cuestión de tiempo que los emergidos entrasen y Erk liberara el ataque, con suerte podría acabar por lo menos con uno con la primera bola de fuego, ya que la estaba preparando con tiempo pero los siguientes ataque serían considerablemente más débil
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
.
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 11:22 am

-Fiuuuu!... Esas son palabras muy grandes para alguien a quien todavía no le ha salido barba-

El bandido tuvo que contener a su propio orgullo para no volver a saltarle arriba al mocoso. Por lo general no era una persona que se dejara llevar por las palabras ajenas, pero cuando venían de alguien a quien que medía media cabeza por debajo de él… bueno, ese amor propio tenia terreno en el cual echar raíces en esos casos.
Cuando dejó de otear por la ventana vio que el mago había tomado un nuevo tomo, lo que dejó perplejo al bandido por dos cosas. Una, su verdadera tontería que había sido en confiarse en que ese muchachito se quedaría callado y dócil en su rincón, y el segundo, constatar que, si bien el monasterio era pobre y ruinoso, este joven maguito no lo era. Los tomos de magia sabía que eran cosas extremadamente caras y difíciles de encontrar así que este chico tuviera dos consigo daba constancia de una gran riqueza. Ahora el ladrón quería volver a saltar sobre él, pero esta vez a hurgarle en los bolsillos.
El mismo estruendo que llamó la atención del mago sacó al bandido de su ensueño, devolviéndolo a la realidad.
El mago marchó veloz hacia el otro extremo del lugar y Gaius, quien todavía tenía el primer tomo entre sus manos, aprovechó a que este le daba la espalda para colar el libro entre sus escondrijos de su peto, quedando fuera de vista y de sospechas.  
Que lo llevó a correr tras del mago y no escapar por la ventana y tratar de huir de allí? Pues la misma avaricia que siempre estaba a la orden del día entre los de su calaña. Así que con una i imagen de bolsillos llenos de oro, el bandido siguió los pasos del enano hasta el hall principal, donde el eco de los emergidos arremetiendo contra el lugar eran cada vez más audibles.
Se colocó a la derecha del mago, a considerables pasos de distancia ya que el mago estaba en pleno casteo mágico.

-Mira chico, creo que empezamos con el pie izquierdo… Yo no quiero problemas y tú no quieres que este lindo templo de santa Emilia se venga abajo, cierto? Que te parece si dejamos atrás este feo malentendido y unimos fuerzas? Es claro que no podrás detenerlos a todos tu solo, y yo  cobro baratos mis servicios?-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Erk el Jue Mar 30, 2017 11:44 am

El pelirrojo estaba siendo molesto pero por lo menos sería util de señuelo en la batalla. Erk ignoraba las palabras del vándalo concentrándose en su ataque y en el momento que la puerta se abriera, toda esa concentración se vino abajo cuando escuchó dos palabras "santa Emilia". ¿Cómo se atrevía? ¿Quién puta se pensaba que era para desprestigiar a una gran heroína de Elibe? En ese momento la bola de fuego creció de golpe y se lanzó hacia la puerta, haciéndola pedazos y empujando a la primera línea de emergidos, eso los retrasaría algunos pocos segundos pero el mago no había cumplido su objetivo, no llegaba a contar cuantos eran, solo los seis que estaban al frente y quienes debían ser su principal preocupación pero no. Se giró hacia el pelirrojo y le dio una bofetada con su mano libre.

-¡SANTA ELIMINE, SANTA ELIMINE! ¡QUE SE TE QUEDE GRABADO JODER! ¡NO SE DE DONDE MIERDA VIENES PERO DE SEGURO FUE PORQUE TE HECHARON! ¡CÓMO TE ATREVES A DECIR SEMEJANTE FALTA DE RESPETO DEBIDO A TU NOTABLE IGNORACIA!- Gritó, eso fue suficiente para que los emergidos centraran la atención en los dos humanos. Erk empujó con todas sus fuerzas al pelirrojo hacia los emergidos aunque solo consiguió moverse para atrás él. -¡MUERE MUERE MUERE! ¡SI NO TE MATAN LOS EMERGIDOS AHORA YO MISMO ME ENCARGARE DE QUE TODA LA IGLESIA DE SANTA ELIMINE TE BUSQUE! ¡MALDITO BASTARDO!- Cuando terminó de gritar se encontraba agitado, empezó a correr hacia el altar y subir unas escaleras para tener alguna ventaja por sobre los emergidos, luego se volteó, levantó su mano derecha hacia arriba, balbuceó unas palabras que provocaron que se formara una bola de fuego sobre su cabeza, luego bajó su mano rápidamente como si estuviera describiendo un corte lateral y la bola de fuego impactó con el primer emergido que se acercaba, portaba un hacha, afortunadamente el daño fue considerable pero no suficiente para acabarlo.

-¡MUERAN MALDITOS EMERGIDOS! ¡PERO NO SE ATREVAN A MORIR ANTES DE MATAR A ESE IDIOTA QUE TIENE LA OSADIA DE BLASFEMAR CONTRA SANTA ELIMINE EN SU TEMPLO!- La última persona con la que se había enojado Erk había venido de Plegia, el acento y la forma de hablar no eran tan diferentes a la de esa chica y la del pelirrojo, había diferencias notables pero de seguro era porque la dama que se había encontrado sabía leer y el vándalo no. -¡YA SE YA SE YA SE! Tú de seguro eres pegiano. Bueno. Ya conocí a los de tu país, son todos una mierda. No solo traen los emergidos a Etruria sino que se atreven a blasfemar contra uno de los ocho héroes ¡JA! Búsquense una vida y vayan a rezarle a su dragoncito Grima antes que venir a jodernos a nosotros.-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
.
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 12:37 pm

Gaius casi corre a esconderse debajo de una mesa cuando la potente bola de fuego estalló contra la puerta derribando a varios emergidos en su paso y llenando el ambiente a madera quemada. Había visto a magos en acción con anterioridad pero en el fondo esperaba que este jovencito no fuera más que un montón de palabras y pocos poderes, como estaba acostumbrado a ver entre los niños ricos.
Pese a que quería huir, solo atinó a pegarse contra la pared a su costado, apretando los dientes al sentir la enorme bola de calor mientras se alejaba.

-O-ok.. Entonces si eres un mago de verdad…-

Fue lo más inteligente que llegó a decir mientras se recuperaba del susto, aunque no tuvo demasiado tiempo, ya que casi enseguida apareció el pequeño despotricando y tirando de sus ropas, pidiéndole que se muriera mientras intentaba tirar de él para lanzarlo a los emergidos.
Gaius estaba  completamente confundido, ya no sabía que pensar o hacer. Primero el  mago le había demostrado que era un gran sabio y centrado hechicero, solo para un segundo después hacerle una rabieta, tirando de su camisa como lo haría un niño pequeño que fue obligado a acompañar a su madre al mercado. Tal imagen le conmovía. Seguía recordando que era un petulante niño rico y mago, pero que se comportara tan infantil le movía esa pequeña fibra sensible dentro de él.
Poniendo la mano sobre su cabeza intentó calmar sus ánimos.

-Oh! St. Elimine, mil perdones. No era mi intención ofender a tu dios, enserio chico, perdona. Soy, como dices, un tonto extranjero que no sabe de lo que habla-


Antes de que pudiera terminar de consolar al chico, este salió corriendo hacia el altar para lanzar una nueva bola de fuego contra los enemigos. La mayoría cayeron, pero uno particularmente consistente salió de entre la nube de humo con un gran hacha en las manos y cargando directamente hacia ellos. Para esa altura Gaius ya había calmado un poco sus emociones y las constantes experiencias en el campo de batalla ya le daban suficiente calma como para sentirse en su elemento y no desesperarse al ver al enemigo cargando hacia él. Aun así un ligero sudor nervioso empapó su frente.

Desenfundó con un rápido ademan, producto de los entrenamientos recibidos en una extraña y alejada isla, y tras una rápida estocada consiguió convertir al fiero enemigo en un montón de polvo y ceniza. Habían más a los que enfrentarse que salían por la puerta, asi que dio un par de pasos para atrás con la espada por delante y buscando acercarse lo más posible al mago para que a este no se le ocurriera rostizarlo por la espalda.

-Plegia? Acaso estoy tan tostado?-

Se rió del desconocimiento del jovencito mientras mantenía la vista al frente a la espera de un nuevo enemigo colocándose bien al costado del mago, pero dándole un par de pasos de distancia para no sentir demasiado sus bolas de fuego.

-Ylisse es mi patria, o así lo era… Y no le rezo al dragón negro, sino a la blanca dama-

Dijo levantando ligeramente le mentón con una sonrisa de lado a lado. Si algo estaba orgulloso era de la religión que seguía ya que se consideraba especialmente cuidado por su deidad.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Erk el Jue Mar 30, 2017 1:14 pm

Todo lo que hacía el pelirrojo provocaba más enojo en Erk, eso solo podía significar una sola cosa, los únicos capaces de hacer enojar tanto a una persona en tan poco tiempo debían ser de Plegia sin importar lo que dijeran, eran plegianos. Lo peor era que el vándalo no fue de frente a los emergidos sino que retrocedió. -Si si lo que digas maldito plegiano. Pensé que tu gente no le temía a los emergidos. ¡JAJAJA! Ahora morirás, ellos te mataran. Es lo que te mereces por desprestigiar a la grán Elimine. Y... Qué fácil que se ponen en contra de su dragoncito los plegianos.-

Erk continuó atacando al emergido del hacha, pero luego de ver que su magia no hacía el suficiente daño empezó a moverse, fue hasta el otro lado del altar para atacar a otros emergidos que, en su mayoría portaban lanzas y espadas. Durante los últimos meses había aprendido a administrar bien el uso de su magia para evitar estar excesivamente cansado al finalizar la batalla, pero lo que no había logrado controlar hasta ese momento era su enojo y, estando enojado tampoco controlaba cuanta magia usaba, los ataques del mago iban uno tras otro hacia un blanco hasta que este caía.

El joven de cabellos morados empezaba a lucir cansado, su respiración era agitada y su vista empezaba a verse borrosa, fue en ese momento que empezó a calmarse. -Mierda... Maldito bandido... De no haber sido por él quedarían unos pocos emergidos.- Murmuró mientras retrocedía.

Esperó unos segundos antes de volver a atacar, esperaba recuperarse un poco de la imprudente cantidad de magia que había estado usando contra los emergidos en los últimos momentos, solo porque no había podido mantenerse frio ante una blasfemia. Aunque no se podía culpar a Erk, quién idolatraba a los ocho héroes que derrotaron al mal muchos años atrás, el pelirrojo debía agradecer que había insultado a Santa Elimine, porque de haberlo hecho con Brammimond o Athos, ni siquiera Grima lo podría salvar de la ira de Erk.

El joven mago levantó la mirada, decidido a volver a atacar cuando una flecha le rozó el brazo izquierdo, no le había ocasionado un daño grave pero era doloroso. Erk apretó los dientes, abrió su libro y nuevamente volvió a lanzar hechizos, esta vez contra el arquero que lo había atacado, por ahora veía solo uno pero no sabía si habría más, el arquero no era demasiado fuerte, luego de dos bolas de fuego cayó y el mago cambió de objetivo.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
.
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 1:50 pm

Gaius puso los ojos en blanco una mientras escuchaba a su improvisado compañero despotricar a su costado. Todo lo tierno que le había parecido momentos antes empezaba a lavarse con cada tontería que decía. Y si, tratarle de plegiano empezaba a perder la gracia a sus ojos. Pero bue, que se podía esperar de un niñato rico?  
Agarró firmemente la espada con ambas manos y centró su atención en un enemigo que arremetía contra el mago, obligándolo a moverse hacia el costado, Este era fornido y con la armadura ennegrecida por la tierra, dándole a la criatura un especial aspecto de espectro que se acaba de levantar de la tumba. Apretó los dientes y marchó con la espada por delante hacia el no muerto, ocupado como estaba con el mago, nunca le vio venir, así que su ataque no tuvo respuesta, cayendo primero sobre sus rodillas y luego completamente tendido en el suelo volviéndose polvo como los demás.

Suspiró.
Si bien estaba acostumbrado al combate cuerpo a cuerpo sus brazos empezaban a quejarse, y su espalda le hacía coro. El uso de la espada era muy diferente a sus viejas dagas y pese al entrenamiento que había recibido, todavía no tenía la suficiente soltura con ella.
Un nuevo enemigo se le paró enfrente, pero esta vez era uno que empuñaba una lanza. Apretó los dientes mientras mantenía la vista fija en la punta y se preparaba a saltar para esquivarla. Ni cuando empuñaba dagas había podido jamás hacerle frente a esas odiosas armas, y ahora que se había adelantado al campo abierto de batalla estaba obligado a enfrentarlo.
El enemigo atac´´o, y apenas y pudo evitar el golpe, pero tras una ligera voltereta eludió el ataque y acortó la distancia, colocándose ahora a escasos centímetros de él. El resto fue muy fácil. Hundir la hoja en el pecho rival y verlo retorcerse hasta caer.
Se secó el sudor con la muñeca mientras levantaba la mirada hacia el resto del campo de batalla. Otros dos emergidos con armas cuerpo a cuerpo invadían el salón y un arquero acababa de caer calcinado en la entrada.
Gaius se giró para ver como la llevaba su compañero y le vio casi rendido, apenas pudiendo mantenerse de pie, y ya no tan parlanchín como antes. Debía estar realmente exhausto.

-Ey! Chico! No te vayas a dormir en el campo de batalla.-

Le dijo a tiempo que le guiñaba un ojo. Buscaba enojarlo. La ira solía ser una fuente de energía casi inacabable, y Gaius le necesitaba peleando todavía.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Erk el Jue Mar 30, 2017 2:48 pm

Por primera vez el pelirrojo estaba haciendo algo que no molestaba al mago, lo había salvado del emergido que lo estaba por enfrentar, pero eso no era suficiente para que dejara de pensar en la semejante blasfemia que había cometido anteriormente, eso era un acto imperdonable que, Erk no dejaría sin castigar o por lo menos intentaría castigar, ya quedaban unos pocos emergidos y parecía que el bandido por lo menos luchaba bien, aunque no por ello dejaba de ser uno más, un bandido más de los tantos que hay.

Mientras Erk se recuperaba otro emergido cayó por mano del pelirrojo, desgraciadamente no le habían provocado ninguna herida de la que el mago pudiera engrandecerse y decir: "eso te pasa por haber insultado a Santa Elimine".

-Cállate imbécil. No me engañas, sé que si me desmayo me robarás todo lo que tengo, aunque solo sean libros... No me robes libros, tú no sabes leer no jodas. No tengo oro mejor te buscas a alguno de los ricachones corruptos del gobierno de Etruria eh. A mi no me jodas porque no miento si te digo que te voy a prender fuego y disfrutaré con ello.- Dijo agitado mientras observaba a los nuevos emergidos que ingresaban al lugar.

Erk volvió a pararse derecho, giró la cabeza hacia un lado y escupió. -Yo me encargo del de la izquierda, tu del de la derecha y luego me devuelves mi libro ¿entendido? Si lo haces quizás piense en no darte un castigo demasiado severo por tu blasfemia pero da por hecho que toda la iglesia te perseguirá y, haré lo posible para que no vuelvas a pisar Elibe en tu puta vida.- El joven mago dio un paso hacia adelante con la esperanza de que no hubiera más emergidos luego de esos últimos dos, estaba a punto de usar mucho poder mágico, un poder equivalente a tres ataques. Respiró hondo, luego formó un puño como si fuera que estaba agarrando una pelota, luego la arrojó a su izquierda casi al nivel del suelo, un orbe de color verde claro brillaba y levitaba sobre el suelo. Hizo lo mismo con otro orbe de color amarillo, que estaba a la misma altura que el primero pero del lado contrario (derecha). Finalmente hizo el mismo gesto inicial pero el orbe que salió resultó ser más grande que los otros dos, lo lanzó en frente suyo a la altura de su cabeza, era de color rojo muy brillante, en el orbe se podía apreciar el fuego vivo.

Llevó su dedo índice al medio de los tres orbes, los cuales se unieron e hicieron que su dedo brille, entonces empezó a dibujar el símbolo que representaba la magia de anima, al finalizar abrió su mano y la apoyó sobre el dibujo, en ese entonces se creó una gran bola de fuego que fue rápidamente hacia el emergido de la izquierda y lo acabó. Erk luego del ataque cayó de rodillas al suelo, tenía todo su cabello en la cara, su ceño estaba fruncido y su boca abierta mientras respiraba con dificultad. -Ahora es tu turno de terminar con esto pegiano.-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
.
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 3:41 pm

Se rió para sus adentros mientras escuchaba la sarta de improperios y amenazas que el mago le dedicaba.
“Ah… torearlos… siempre da resultado” Se dijo el mago mientras centraba la vista en los dos últimos enemigos  que quedaban delante. El mago había sido claro en señalarle cual debía matar él, así que se concentró en ese primero. Le midió unos segundos con la espada por delante  con la pinta a la altura de los ojos. Casi empieza su acometida, pero el cantico diferente y la cantidad de colores que empezó a emitir su compañero hicieron que se distrajera por unos segundos para verle atacar.

Gaius apretó los labios en un silbido de sorpresa mientras veía al mago realizar tal espectáculo de luces y colores, si bien había visto magos hacer toda clase de malabares y piruetas con anterioridad, por no mencionar a su ex novia, era la primera vez que veía uno de tal magnitud delante de su ojo.
Distraerse con las luces y colores le dieron tiempo a su rival de agarrarlo distraído y tirar un espadazo en su contra el cual esquivó por apenas unos centímetros y que igual le hiso un pequeño corte en el brazo. No era momento para distraerse. Desde su nueva posición y ahora habiendo acortado la distancia con el emergido, repitió la maniobra que con el enemigo anterior. “acercarse y clavar, acercarse y clavar” era lo que se repetía una y otra vez mientras el último de los enemigos terminaba de sacudirse encertado por su espada y se disolvía en polvo.

Suspiró largo. Por fin había terminado. Si bien estaba cansado, entendía que había matado muchos menos enemigos que su colega, el cual apenas de pie respiraba agitado a unos pasos por detrás de él.

-Linda tarde hemos pasado, no pequeño?-

Enfundó su espada mientras caminaba directamente hacia él, con una sonrisa ganadora que le iba de lado a lado de la cara.

-Oh! Vamos, fuimos compañeros de batalla, puedes cortarla con el rollo de mago enojón? –

Sin pedirle permiso le tomó por la muñeca y de un fuerte tirón se aventó a si mismo al mago, atrapándolo en un fuerte abrazo contra su pecho.

-Ves? podemos ser cercanos si nos lo proponemos?-

Su tono era sarcástico, pero su agarre firme e inamovible, usaba todos sus músculos para mantener al mago firmemente agarrado mientras le observaba retorcerse entre sus brazos. Él todavía tenía energía para rato y el mago había quedado mucho más visiblemente cansado, o así calculaba el ladrón. Así que acceder a sus bolsillos desde esta posición le resultaría más fácil. Y si podía divertirse un poco en el proceso…

-Hoy me salvaste la vida pequeño… -

Acercó su rostro un poco más al del muchacho

-Quieres ver como damos las gracias en Plegia?-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Erk el Jue Mar 30, 2017 4:07 pm

El pelirrojo no tuvo problemas para encargarse del otro emergido aparentemente, ya que para cuando Erk se dio cuenta no quedaba ningún emergido, esperaba poder recuperar fuerzas para pararse y atacar al bandido si no le devolvía su libro, pero estaba tardando más de lo acostumbrado, quizás se había pasado y la concentración mágica en el último ataque había superado sus límites.

Al escuchar la voz del pelirrojo volteó para mirarlo, en su cara se mostraba claramente el enojo. -Claro claro, ahora lo entiendo. Tan miserables eran tus días antes de que llegaras a Etruria que esto te parece una linda tarde ¿verdad? Idiota.- Claramente estaba hablando de manera sarcástica pero solo hacía enojar más a Erk, ¿cómo alguien podría tener el descaro de llamar a Santa Elimine, "santa Emilia"? Era imperdonable.

-¿En serio? Mago enoj...- No pudo terminar de hablar porque el hombre lo atrajo hacia él provocando que se parase de golpe y lo apretaba contra su cuerpo. Sin importar la minúscula cantidad de fuerza que podía hacer Erk no podía zafarse, por lo que decidio mejor esperar a que el pelirrojo lo soltara. Fue una tortura tener que escuchar sus estúpidas palabras de alguien que no mide las consecuencias de sus acciones. Alguien que probablemente jamás se había esforzado en la vida y había aprendido a luchar por descarte, quizás era bueno en la lucha pero no porque se haya esforzado y, el pensar de esa manera enojaba más al mago. El solo hecho de que existiera gente muy capaz que no se esfuerza lo más mínimo lo frustraba.

Las palabras del pelirrojo no se coordinaban con sus acciones, si Erk le había salvado la vida entonces por qué lo apresaba de esa manera, era despreciable. ¿Cómo daban las gracias en Plegia? De seguro no era nada bueno, cuando la cara del bandido se acercó a la de Erk, el joven no perdió el tiempo y mordió la oreja del pelirrojo fuerte, sin dejar de morderla en ningún momento. -Suéltame maldito plegiano.- Balbuceó sin dejar de morder la oreja del vándalo.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
.
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 5:05 pm

Gaius se creía en control hasta que el mago hizo algo tan bestial y salvaje que nunca lo espero venir de un refinado mocoso de alta cuna.  Sin previo aviso el niño de cabellos morados le atrapó una oreja entre los dientes y apretó con fuerza, haciendo que el ladrón le soltara de golpe y empujara de él para sacárselo de arriba.
Gritó a todo pulmón, tan alto que estaba seguro que incluso en la capital estaban escuchando sus gritos. Forcejeó y cinchó del mocoso para quitárselo, pero el pequeño estaba encarnizado en hacerle pagar por todo el toreo que había estado haciendo con él la tarde entera.
Tras unos instantes de intenso dolor, Gaius finalmente tuvo la idea y con sus agiles dedos, hizo cosquillas en los costados del torso del mago, buscando hacer cosquillas en todos los puntos sensibles que conocía.  El resultado no fue inmediato, pero evidentemente el mago eventualmente aflojó el agarre de su mandíbula lo que le permitió al ladrón liberarla y darle un fuerte empujón al mago, lanzándolo lo m´s lejos que pudo.

Con una mano sobre su oreja, tratando de tapar la hemorragia, el ladrón decidió que ya había tenido bastante del mago maniático ese y sin pensarlo dos veces echó a correr, escapando por la misma puerta chamuscada por la que minutos antes habían estado entrando los emergidos. Miró hacia atrás un par de veces pero no llegó a ver al mago, de igual forma tomó el libro que le había robado y lo aventó con fuerza y enojo contra una de las paredes del templo antes de irse.

-Los magos están locos… están todos locos!-


Se repetía para sus adentros mientras apuraba a sus pies en internarse dentro de la arboleda más cercana y perderse en el resguardo de los árboles.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Eliwood el Vie Abr 14, 2017 1:41 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Gaius ha gastado un uso de su espada de bronce.
Erk ha gastado un uso de su tomo de fuego.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
588


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tengo un mal presentimiento (Priv. Erk)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.