Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 12, 2017 7:40 pm

Era casi de noche y no necesitaba verlo para saberlo. El clima había bajado unos grados, era aún agradable, pero claramente no hacía el mismo calor que de día solía hacer. Dejó escapar un ligero suspiro y bajó las hojas que había estado usando para escribir alguna que otra nota perdida por ahí al suelo, cerca de sus pies, en la hierba, junto a otras cuantas hojas, blancas, intactas. No las necesitaba, no cuando sus ojos habían decidido traicionarle y teñir su vista de negro. Se inclinó un poco hacia el frente, apoyando ambos antebrazos sobre sus rodillas y cerró los ojos, a nada le servían mantenerlos abiertos.

Sentía el calor propio de una hoguera encendida y agradeció a Santa Elimine haber pensado en encender una antes de ocuparse de cualquier otra cosa. Pero no veía nada, así que, en la oscuridad que se iba a acercar no le serviría más que mantener a los animales alejados y de fuente de calor. Tampoco le importaba, sus sentidos le permitían, si bien no con exactitud, si considerablemente bien, percatarse de cualquier peligro, de cualquier cosa fuera de lugar, o de alguien acercarse... Igual era de noche... ¿A qué serviría realmente de todas formas?

Quizás a saber cuando el pescado estaría listo... Pero también podía olerlo. Tampoco había viento como para decir que sus objetos estuviesen en peligro de ser arrastrados valle abajo, hacia la ciudad. A pesar de todo, su expresión no cambió. Permaneció sentado, con los ojos cerrados y dándole mentalmente vueltas a cuestiones innecesarias en realidad. Por su sorpresa, algo detrás suya llamó su atención. Ladeó la cabeza a un costado y finalmente se giró un poco, apoyando las manos sobre el trozo de madera que le hacía de asiento.

Hnm... Te escuché, puedes salir... —Fue su simple respuesta al respecto. No sabía quién era, pero supuso que no un animal, sus pisadas demasiado fuertes para serlo. Etruria en cambio no debería de tener animales muy peligrosos y, a pesar de estar actualmente ciego, sabía a la perfección donde encontrar su daga y siempre había en él la esperanza de que los ciudadanos del país no se atacarían entre si por monedas de oro y en cambio, se ayudaran.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Lun Mar 13, 2017 12:10 am

Había sido un largo tramo de regreso al bello reino de Altea…. y lo que faltaba aun mas por recorrer pues prefería el atravesar medio continente a pata solo para restarse un par de días de viaje sobre uno de esos trozos infernales de madera flotantes y bamboleantes que los humanos llamaban barcos…. ya lo había pasado bastante mal con el pequeño tramo de Tellius a Elibe por lo que se negaba a subirse a otro navío en por lo menos un par de meses más, estaba seguro que no lo soportaría. Por supuesto le era mucho más fácil avanzar por los entornos naturales y despoblados pues más temprano que tarde se dio cuenta que los humanos de Elibe no estaban muy acostumbrados que se diga a los laguz, causando pánico innecesario para donde quiera que ponía la pata. Dar explicaciones por supuesto siempre era exhaustivo así que al final termino por evitar los grupos grandes de personas.

Medio cubierto por una gastada capa de viaje el zorro de plateado pelaje caminaba sin un rumbo muy fijo que digamos, sabía que debía caminar más o menos al este pero de allí poca y ninguna pista tenia para orientarse. Conocía Elibe de forma sumamente básica pues en la biblioteca real algo había visto de ello, seguro aquellos mapas y escritos se debían a que Altea y Pherae eran aliados pero fuera de ello estaba casi a ciegas. Aun así no se rendiría fácilmente pues aun estando a medio perder en un continente desconocido resultaba mil veces mejor que rendirse y tomar un barco. Fue entonces que el delicioso aroma a pescado asándose a fuego lento llego a sus sentidos, admitía que tenía algo de hambre y quizá si se trataba de algún viajero solitario amistoso podría engañarle ocultando sus extremidades animales bajo su capucha…. si, una noche al abrigo de una fogata y con alimento preparado por manos humanas sonaba bastante bien.

- Ohhhh… vaya, parece que usted, buen señor tiene un buen oído. -

Respondió el zorro sorprendido al acercarse pues se consideraba lo bastante sigiloso, como buen animal de presa que era, como para ser detectado fácilmente por los sentidos humanos los cuales solían ser poco desarrollados. La cola larga y mullida del laguz se alcanzaba a ocultar bien bajo la capa de viaje aun que esta llegaba a arrastrarse un poco acariciando ligeramente el pasto algo crecido del bosque por lo que hacía tenues ruiditos al menearse aun si sus pasos se encontraban estáticos, no era algo que los humanos notasen mucho sin embargo pues aun que la felpuda extremidad se asomase un poco por lo bajo difícilmente era un lugar que los humanos mirasen mucho.

- Me preguntaba si esta noche podría acompañarlo…. Si no es molestia claro. La noche es obscura y siempre se pasa mejor en compañía. -

Lo que llamo más la atención del zorro fue que el contrario mantenía los ojos cerrados y por ello le era imposible adivinar información sobre el que normalmente le era útil, era algo interesante, inusual a su parecer y algo inconveniente pues en esta ocasión no tenía idea de con quien hablaba.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 13, 2017 10:03 am

Oh, gracias... —Aquello le había sonado a un cumplido inevitablemente. Inclinó suavemente su cabeza hacia un costado, esbozando una ligera sonrisa antes de volver a girar hacia el frente, notando el calor de la hoguera y el olor a pescado más que verlo

Es porque están más desarollados —Cuando su vista decaía, los demás se intensificaban sin realmente entender como. Y solo le había escuchado, en medio de la noche su presencia llamaba la atención, al menos para él en aquél preciso instante.

Siquiera intentó volver a abrir sus ojos, la rojiza luz que debería ser capaz de transpasar sus párpados no estaba, eso, inevitablemente le hacía llegar a la conclusión que su vista tampoco había vuelto y, quizás deberia esperar hasta la mañana siguiente, quizás poco más... Pero usualmente tras descansar todo volvía nuevamente a la normalidad.

Por favor, siéntase libre de acercarse a la hoguera y tome asiento, también hay agua y pescado si desea —Se movió un poco, solo para poder girar un poco su cuerpo y con un gesto de la mano, cortés, ofrecerse tomar asiento en la parte libre de aquél tronco caído de lado.

Agradecería su buena... ¿Hum? —Giró hacia él del todo, sin abrir aún los ojos pero incruntando la frente— Lamento sonar descortés pero... —¡Oh! ¿Cómo lo iba a decir sin sonar mal?— Huele a perro —Y lo dijo con la mejor seriedad que era capaz de demostrar.

¿Cómo?... ¿Por qué provenía de él aquél olor? ¿Tendría un perro con él? No... ¿Viviría con ellos? Aún así no era eso y, seriamente empezaba a dudar de lo que estaba pasando... Eso era, sin duda alguna realmente curioso. Cuanto deseó tener al momento su vista para poder ver quién estaba delante suya.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Lun Mar 13, 2017 2:47 pm

Artemis presumía de ser un laguz inteligente y más astuto que el promedio, quien si no se maquinaria un plan ten elaborado para lograr la libertad y seguridad de su gente; con resultados quizá no tan inmediatos pero seguros y sólidos como los pasos de la tortuga en su carrera contra la liebre. Por ello fue que no le tomo mesiado imaginar que aquel humano debía de tener corta, si es que nula, capacidad de visión pues además de hablar sin dignarse a abrir los ojos y la afirmación de que tenia "los sentidos desarrollados" no le indicaba otra cosa.

- Le agradezco su hospitalidad buen hombre -

No hiso su habitual reverencia a modo de gratitud pues no serbia de nada si de verdad trataba con un invidente, más que eso sentía necesario el expresar con palabras su gratitud. Aun así, el individuo le tomo por sorpresa con su último comentario, haciéndole abrir sus ojos azules con una sorpresa que difícilmente un humano lograba provocarle. Le hiso gracia sin embargo pues pese a todo el joven no parecía seguro de lo que decía y más aun se notaba avergonzado…. la oportunidad era simplemente demasiado buena como para dejarla pasar y aun que para los estándares humanos jugarle bromas a un invidente era algo reprochable, para un zorro era casi como un llamado a "jugar".

- Bueno, quizá sea que no he podido asearme correctamente estos últimos días…. o quizá se deba a que efectivamente soy un perro. Uno muy peludo y adorable además -

Su larga cola plateada comenzó a menearse con energía sin poder evitarlo pues estaba ansioso por ver la reacción contraria, por supuesto una amplia sonrisa maliciosa estaba dibujada en su rostro que seguro el otro no sería capaz de ver. En raras ocasiones tenía la oportunidad de divertirse así con un humano y, si tenía la suerte de que el otro no conociera a los laguz, la falta de visión solo agregaría una variable más entretenida al juego pues sus otros sentidos seguro se encontrarían mas y mas confusos según avanzara la charla…. porque si era técnicamente un perro pero en ese momento su aspecto era casi totalmente humano. Tampoco le estaba mintiendo por lo que, si se manifestaba aquel supuesto mito de que los invidentes eran buenos detectando mentiras tendría que identificar aquello como una verdad, que lo era. Espero en silencio meneando la cola y con sus largas orejas alzadas y atentas aun debajo de su capucha de cuero, intentando contener su emoción de cómo el otro tomaría la situación. En definitiva los cuentos nativos de Hoshido que hablaban de zorros maliciosos y traviesos que les gastaban bromas pesadas a los incautos viajeros no eran tan falsas después de todo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 13, 2017 5:53 pm

Lo único que dejaba entrever en aquél instante su genuina sorpresa eran sus labios, la marcada "0" que se había formado y eso, era malditamente extraño. Eran pocos aquellos capaces de sorprenderle de tal manera, porque, en el fondo se había obligado a mantener cierta apariencia intacta y, quizás sabiendo que casi caía la noche y hasta cierto punto bajando la guardia al no ver, le hacía dejarse llevar un poco de más.

Pero espera, espera, espera. Negó con la cabeza y se incorporó de su asiento, volteando hacia el otro. Su azulada capa se balanceó un poco detrás de su espalda y finalmente se dignó a negar con la cabeza en un movimiento bastante lento. Eso debía ser mentira. Era decir, vale, en aquél momento tenía cierto problema, pero aún así... Se creía lo suficientemente sano de mente como para no engañarse al atreverse afirmar que los perros no hablaban.

Imposible —Fue explícito al comunicar su desacuerdo o, en su defecto, su desconfianza. A pesar de todo no parecía estar mintiendo y aún así... ¡Eso era prácticamente imposible! Carraspeó un poco e intentó volver a tomar su tranquilidad de vuelta— No le estoy tachando de mentiroso, pero sigo pensando que los perros no hablan —Aún así avanzó.

Esquivó la madera que usaba de asiento y a pesar de mantener sus ojos cerrados se dirigió hacia el otro con curiosa libertad, como si ya hubiese trazado un mapa mental del terreno y en aquél preciso instante solo se moviese por instinto. Paró cuando ya estuvo cerca del otro levantó un poco su barbilla en busca de lograr mantener su cabeza a la altura del otro. Le había escuchado hablar, sabía más o menos que era un muchacho suficientemente alto.

No... Eso es imposible... No puede existir un perro tan grande. De la misma forma su cuerpo no es tan enorme —Y sin previo aviso extendió su mano hacia el frente, hacia donde supuso encontraría la cabeza del otro y, si no encontraba orejas... Claro... Tampoco era como si necesitase estar seguro de eso, pero como que quiso demostrarle al otro también que no se engañaba.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Lun Mar 13, 2017 6:23 pm

Artemis se encorvo ligeramente mientras contenía una carcajada que amenazaba con salir, su larga y esponjada cola se meneaba alegremente de un lado a otro con un vaivén alegre. Eso era demasiado bueno, la expresión de sorpresa reservada y después todas sus expresiones de duda, que estaría pensando en ese momento?, seguro que los perros no hablaban siendo en Elibe una verdad irrefutable. No perdía detalle, sonreía alegremente y contenía una que otra risa que amenazaba con escapársele, era casi como un cachorro travieso y cierto era que hasta hace no mucho lo era… menos aun siendo tratado con mimos y caricias todo el tiempo su carácter juguetón e infantil se vio reforzado. No le haría daño por supuesto y aun que nada le hubiese costado sacar una excusa más lógica para su "olor a perro" francamente quería ver hasta donde llegaba su pequeño juego.

- Bueno, entiendo que los perros no suelen ser tan grandes pero es que soy un perro extranjero, y algunos perros extranjeros también hablan ~♪ -

Se justifico nuevamente soltando una verdad que parecía totalmente disparada en la perspectiva de cualquiera que en Elibe estuviese cuerdo y eso era lo más divertido de todo. Se dejo palpar la capucha sin poder evitar un bufido pues su risotada estuvo a punto de escapársele, le dejo tocarla igualmente adivinando que buscaba sus orejas.

- No vas a encontrar nada… -

Dijo con suavidad mas haciendo una ligera pausa, sacudiendo un poco la cabeza para que el otro quitase la mano de esta sin tener el que sujetarlo con las suyas y mantener la "magia" de que efectivamente era un perro…. podía transformarse, claro, pero eso solo quitaría diversión al juego, no, lo divertido era convencerlo de que era un perro estando en su forma humana.

- Ya abras notado que tengo una capa en la cabeza, retírala y entonces podrás encontrar mis orejas. También estoy meneando la cola, por si deseas saberlo. -

Una vez que la tela fuese retirada de su cabeza se encargaría de menear las orejas de forma notoria para que el otro comprobase que eran reales, esperando que, si tiraba de ellas no lo hiciera demasiado fuerte o resultaría doloroso. Punto y aparte tampoco negaría que las caricias involuntarias en estas serian muy bien recibidas pues desde su estancia en Hatari habían pasado mucho tiempo desde la última vez que fue acariciado, sensación que extrañaba.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 13, 2017 6:48 pm

Pero se engañaba, oh sí que se engañaba. Notar la suave tela sobre la que sería la cabeza del otro le hizo caer en la cuenta que, efectivamente no tenía delante suya un perro como tal, sino algo más... ¿Pero qué? Alejó la mano de su cabeza ante aquella afirmación del otro y solo cuando volvió a hablar decidió moverse de nuevo. Manteniéndose firme en su lugar extendió de nuevo la mano en busca de palpar su cabeza y, tras la sorpresa inicial por, efectivamente notar algo moverse, algo felpudamente suave, bajó del todo la mano hasta apoyarla en su cabeza.

Y había que añadir que la peculiar explicación del misterioso ser seguía dando vueltas en su cabeza. ¿Un perro extranjero? ¿Qué además de Dioses los animales eran diferentes también? ¿Los gatos entonces? ¿Ellos ladrarían en vez de maullar? ¿Qué...? Llegó a tocar lo que, efectivamente parecían ser unas orejas e inevitablemente comenzó a delinearlas con sus dedos, con cuidado, sin querer lastimar a aquél misterioso ser... Esperen... ¿Y si había perdido la cabeza?

¡Por Santa Elimine. Es verdad! —Exclamó desconcertado perdido. Pero algo no cuadraba... Era demasiado pequeña esa cabeza, como si...— No... Espera... No son orejas de perro... —Tentó con la mano algo que pudiese significar que aquellas orejas estaban efectivamente allí y no era una inocente broma, hasta se vio necesitado de tirar suavemente de ellas— ... Lo siento... —Acabó murmurando.

Al final, casi frustrado bajó su mano hacia el que debería ser el hombro del cualquier ser humano y, al efectivamente encontrar allí uno, cubierto por ropas, su rostro cambió por completo. Abrió sus azulados ojos de par en par, y parpadeó unas cuantas veces mientras retrocedía un paso, uno un tanto dubitativo al no prestar ya atención y al mismo tiempo no ser capaz de ver... Como... ¿Cómo? ¿Qué? Eso no, no tenía sentido alguno.

No... No puede ser posible. Tienes orejas... Pero cuerpo de humano... ¿Cómo?... Y no eres un perro más bien... ¿Un zorro? ¿Qué eres? —Un paso más hacia atrás, uno en falso y casi perdió el equilibrio, necesitó inclinarse un poco para recobrarlo y al volver a enderezarse viró su ciega mirada hacia donde supuestamente estaría el otro, con cierto recelo y desconfianza.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Lun Mar 13, 2017 7:22 pm

Espero pacientemente a que el otro tocase sus largas y afelpadas orejas, saboreando cada reacción de sorpresa y duda pues su travesura estaba funcionando. Encontraba placer en el desconcierto y la sorpresa de la gente tal como un gato quizá disfruta de juguetear un poco con los ratones antes de comérselo…. por supuesto no planeaba comerse al muchacho pero la sensación de aquel juego era la misma. Uno que quizá no era tan divertido para la victima pero si para el "depredador"

- Bingo!, felicidades!!!, pues es verdad que no soy un perro per se. Soy un zorro en realidad, he de admitir que esos dotes deductivos me impresionan. -

Por un momento el otro pareció que iba a caerse por lo que Artemis estuvo a punto de levantarse para atraparlo, mas no fue necesario…. aun así, como gratificante recompensa logro verle abrir los ojos, centrando su mirada en ellos y así descubrir por fin la identidad de su victi…. ehem…. compañero de juegos.

- No lo sé…. tú qué crees que soy Elphin?, es decir, soy un zorro con cuerpo humano que además habla y apareció aquí de la nada en medio del bosque donde estas tu solo. Seguro que no te abras comido nada extraño el día de hoy?. Quizá solo querías hablar con alguien….. a lo mejor soy un hada del bosque, tu elije. -

Y planeaba sacudirlo un poco más, ahora impaciente por saber que haría o diría en cuanto mencionara su nombre o ya siquiera si el pobre se daría cuenta de que lo hiso. Logro ver, además, un trió de estrellas grabados en lo profundo de su alma y un titulo del cual llegaba a capturar su atención…. pero no era momento de formalidades ni nada similar, después de todo el juego aun no terminaba.

- Si es posible o no, lo dejo a tu criterio. Yo solo me limitare a evitar que se te queme la cena -

Y dicho eso se limito a levantarse con total confianza, caminando a la fogata y sacando a los peces del fuego que ya comenzaban a quemarse, ofreciéndole uno al rubio pues el otro tenía entendido que se lo había regalado.

- Estoy aquí y estas aquí, hay que tomárselo tan enserio todo?. Relájate un poco Elphin, no todos los días llega un zorro que habla a hacerte compañía. Venga, provecho. -

Y tras decir eso dio una mordida a su cena haciendo crujir las escamas del pez gracias a sus afilados colmillos que lo atravesaban como mantequilla, comiendo tranquilamente y sin inmutarse mientras que su cola se balanceaba de un lado a otro aun contenta.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 13, 2017 8:03 pm

¿En algún momento le había dicho su nombre? Aún así, podía jurar haber escuchado al otro pronunciar su nombre por su grata... O quizás no, sorpresa. Lo peor era que, tal como se lo podía el otro no tenía todo demasiado sentido, ni el más mínimo. Estaba mucho más propenso a pensar que era cosa de su imaginación, o que realmente hubiese comido algo que le hizo daño... ¿Pero qué? No recordaba haber comido algo diferente a los demás días, y él solía recordar bastante bien, o al menos, eso nunca le había supuesto un problema.

¿Cómo lo sabes? Mi nombre... No recuerdo habértelo dicho —Murmuró algo más en bajo al tiempo que nuevamente cerraba sus ojos, algo desorientado— Que lo pongas así me haces dudar de mi cordura... —Instintivamente levantó una mano hacia su frente. No, no tenía fiebre. No era cosa suya, pues a parte de su cansancio usual, no había nada fuera de la norma con él.

Se volteó suavemente hacia un lado al escuchar aquello y su dorada cabellera se balanceó... Cierto, el pescado. Volvió a caminar, con cierto cuidado esta vez hacia donde había dejado la hoguera, volviendo a tomar asiento mientras levantaba un poco su rostro hacia el así llamado zorro. Extendió la mano, esperando que el otro fuese tan cortés para acercárselo y cuando lo tuvo, volvió a retirar su mano. Entreabrió los ojos, el fuego se reflejó en ellos más no hubo cambios.

Oh, sí. Que aproveches... —¡Nada de eso! Dibujó una ligera mueca en sus labios, otra nueva— Eso es fácil, tú sabes que soy, en cambio yo no... Pero eres un ser demasiado surrealista —Habló sin miramiento, a pesar de que con tono calmado y cortés.

Suspiró y procuró relajar sus hombros.

¿Cuál es tu nombre? Pasaré las presentaciones, pues ya pareces conocerme... —¿Cómo podía ser eso posible? Aún así llevó el pescado a sus labios y le dio un pequeño muerdo, volteando la atención al otro, curioso— ¿Alguien... Te contó algo de mi? —Porque, otra lógica no que no la veía.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Mar 14, 2017 5:43 am

Como decirlo?, el zorro estaba tranquilo comiendo el pescado que le habían regalado mas seguía tan alegremente divertido como hasta hacia unos momentos con su tarea de mortificar al pobre hombre que tenia al lado. No era tan malvado sin embargo, estaba respondiendo todas sus dudas con sinceridad y sin reservas aun que desde el principio el rubio ya las descartaba de mentiras y disparates.

- No me has dicho tu nombre Elphin, lo adivine, soy bueno adivinando. -

Estaba seguro que si le decía la verdad como era acabaría volviendo loco al pobre hombre ya que de por si no podía creer que era un zorro parlante cuanto más le costaría asimilar que tenia poderes "mágicos". Su juego tenía un propósito por supuesto pues aquel hombre tan serio debería rendirse a lo "absurdo" si deseaba conocer la verdad que tenía enfrente.

- Es fácil para ti también hombre, yo sé lo que eres porque aun si no te viera hueles a humano, si te tocara sabría que eres humano, tu aparentemente necesitas verme pese a tener las otras dos de prueba. Es lo que nos diferencia.... ambos sabemos lo que es el otro pero tú simplemente no quieres aceptarlo. -

Le había revelado desde el inicio la respuesta, tal como lo hacía con su poder de "adivinación" y todo lo demás, por eso los humanos le parecían tan divertidos pues teniendo las respuestas de frente daban vueltas en círculos intentando encontrar alguna otra.... este, en particular era ciego de vista y mente para Artemis y eso precisamente era lo que había despertado el interés del zorro en el.

- Porque habrían de contarme de ti?, que razón tendría alguien para sentarse a comer pescado con un zorro parlante que no existe?... a parte claro de un príncipe ciego en medio de un bosque, claro está. Lo vez?, suena ridículo pero podría pasar... o quizá no, tú qué opinas?. -

Nuevamente hablaba con indirectas bastante directas, un estilo muy suyo que entremezclaba lo dulce y lo amargo, el pujar y tirar, polos opuestos pero nunca separados. Dejando un poco el juego de lado ciertamente le parecía extraño que un príncipe estuviese totalmente solo en el bosque y más si tenía un impedimento tan importante como la vista.... era algo triste de contemplarse, quizá a un grado en el que siquiera un zorro travieso se atrevería a bromear.

- Si es imposible que este aquí tampoco importa mi nombre, así que dame uno, el que tú quieras.... menos "Fluffy", ya he tenido suficiente de "Fluffys" y también de "Snowball"... tengo mi orgullo aun "no siendo real" -

Trataba de recalcar mucho eso pues quería demostrar su punto, su raza efectivamente era vista como un mero mito incluso para aquellos que podían ver. Como le explicabas entonces a alguien "quien" o "que" eres si a sus oídos todo le sonaba ridículo e imposible?, contarle que era una criatura capaz de intercalar entre una forma animal y humana, que era la mascota de un príncipe que se encontraba en un reino extranjero y que su nombre era Artemis. No serviría de nada, sería una mentira para el rubio tal como lo fueron todos los datos anteriores.

- En este mundo todo lo que vemos es real pero las maravillas que los ojos no pueden apreciar solo se pueden creer. Te lo voy a preguntar de nuevo Elphin, que es lo que tú crees que soy? -

Sonrió de medio lado mientras sus orejas permanecían alzadas y alertas y su larga cola seguía meneándose de un lado a otro pero con un movimiento lento y expectante. Su curiosidad lo mataba pues por una parte podría ser un hombre terco y negarlo por lo que aquella velada se convertiría en un sueño extraño al salir el sol o podría simplemente intentar asimilarlo y descubrir la verdad que tuvo enfrente desde el inicio, que efectivamente había un "perro" parlante frente suyo con poderes mágicos, mascota de un príncipe y que por azares del destino le había seleccionado como compañero de juegos por una noche.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 15, 2017 6:50 pm

Veamos ¿Desde cuando sus alucinaciones interactuaban con él? Hasta el momento no habían sido más que eso, imágenes sin sentido, incluso había tenido la oportunidad de escuchar cosas, culpa de la fiebre, de los delirios. Pero al momento se consideraba perfectamente cuerdo, así que algo tenía que estarle escapando de control. Se entretuvo comiendo el pescado asado que llevaba entre manos, escuchando a pesar de todo las palabras del particular ser que tenía a un lado, un inesperado compañero... Casi como si fuese un ser extraño a la tierra.

Realmente bueno, podrías hacer buenos negocios con eso —Pronunció sin más, con calma, en un agradable y sereno tono de voz a pesar de que su mente estuviese llena de extraña suposiciones innecesarias.

Eso suena terriblemente fácil. Pero es probable que tú ya hayas hablado antes con los humanos... Si fuese para ti también la primera vez, seguramente estarías preguntándote donde estén sus orejas o colas... Para mi es la primera vez hablando con un zorro parlante y con apariencia humana además... —Casi que le pedía demasiado.

Era realista ¿Cómo podían existir tales seres en el mundo? Pero, tras toda aquella liosa situación, debía de haber algo bueno. Le dio vueltas al asunto, en silencio, concentrado y finalmente inclinó hacia el otro su atención, desviando su rostro a pesar de ser incapaz de ver más allá de la negrura propia de sus párpados cerrados.

Pero, acabas de darme una idea para una balada... El misterio del zorro parlante en una noche sin luna —Esbozó una fina sonrisa.

Pero, no todo acababa allí, aquella sonrisa terminó por desaparecer, su cabeza voltear nuevamente hacia la hoguera y mantuvo silencio... ¿Había sido un error del zorro decir aquello? Lo de un príncipe ciego... Hacía tanto que no escuchaba ningún tipo de insinuación de aquella forma, que hasta se había acostumbrado a no pensar en ello.

Lástima que no haya ningún príncipe ciego —Volvió a morder el pescado— Solo un simple bardo —Concluyó al acabar lo que estaba masticando. Además, confiaba con que tras descansar su vista volvería a él, como últimamente solía hacer.

De todas formas ¿Qué buscaría un príncipe ciego hablando con un zorro delante de una hoguera? —Inevitablemente aquello le causó gracia— Habrían guardias por todos lados y ellos podrían afirmar la extraña existencia de aquél zorro... O simplemente encerrar al príncipe por loco —Apoyó uno de sus antebrazos en su rodilla y volteó hacia el otro.

Eso habría podido ocurrir, sí, pero no habían guardias, de hecho, tal y como estaban las cosas siquiera había príncipe. Solo estaba él, incapaz de ver y un ser demasiado interesante a su lado, tan cerca y tan lejano al mismo tiempo... Lo sentía, existía, era verdad. Pero, quizás la parte lógica de su mente se negaba a aceptar su existencia, la negaba rotundamente y ahora, Elphin estaba dudando a cual de las dos partes hacer caso.

Rió en bajo ante aquella sutil queja respecto al nombre y, permaneció pensando durante unos instantes. Mentalmente revisó libros, palabras antiguas, cualquier cosa que pudiera servirle para darle alguna idea y finalmente volteó hacia el otro.

¿Qué tal Yue, el zorro de la luna? —No era su nombre, lo sabía, era inútil darle más vueltas, pero nunca se sabía, quizás ese mismo nombre alguna vez le serviría para algo, aunque fuese solo para una canción.

Suspiró silencioso ante su pregunta.

Sinceramente no tengo ni la más remota idea. ¿Algún enviado de algún antiguo héroe para informarnos de una próxima guerra? —Sonrió y negó con la cabeza— ¿Descendiente de algún dragón? O quizás el hijo de alguna deidad extranjera... —Clavó el palo que sujetaba el pescado a medio comer en el suelo y tentó con su mano la bolsa que llevaba a un lado de su asiento.

Cuando dio de ella sacó una cantimplora junto a dos contenedores que parecían vasos, que perfectamente podrían hacer el papel de vasos.

¿Quieres agua? —Le propuso— Ahora mismo no tengo más que ofrecer. Pero, mañana al despertar puedo invitarte a tomar una taza de té... O a comer algo más consistente —Se permitía tal cosa, pero, dadas las circunstancias, aquella noche no podía moverse de allí hasta amanecer.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Lun Mar 20, 2017 4:07 am

Artemis sonrió ampliamente ante los comentarios contrarios, pese a su escepticismo el hombre rubio era muy simpático y agradable, punto y aparte la idea de que le dedicasen una balada le resultaba sumamente atractiva al grado que su cola se sacudió con mas entusiasmo; Artemis era vanidoso después de todo.

- Ser un personaje de cuentos, que bonito ~♪. El titulo puede pulirse un poco pero igual creo que sería muy popular. -

Se acerco un poco mas hasta quedar sentado más cerca de su interlocutor con las orejas bien alzadas y una sonrisa picara en el rostro, no le había tomado nada de tiempo acabarse el pescado por lo que se relamió un poco los labios, saboreando los pequeños restos que habían quedado en estos. Aun así, la expresión del muchacho no paso desapercibida para el zorro en cuanto hiso mención del título de príncipe, al parecer había tocado un tema sensible, de esos con los que uno normalmente no trataría con un extraño.

- O a lo mejor pensarían todos que están locos y se cuestionarían si les han puesto algo extraño en la bebida. En fin, porque un príncipe buscaría hablar con un zorro?, quien sabe?, a lo mejor solo quiere que alguien lo escuche, quizá se deba solamente a que esta extraña criatura decidiera hacerle compañía. Pero, sería solo coincidencia?. Toda buena historia debe tener su chispa de magia cuando todo parece sombrío y gris, no lo crees?. -

Comento el zorro mirando a chispeante fogata frente a ellos. Estaba seguro de que aquel hombre debía tener su historia y por su forma de hablar, sus gestos y el simple hecho de que estuviese en medio de un bosque totalmente solo podía adivinar que no era una muy feliz. Quizá tal y como el mismo había declarado era más cosa del destino que de la casualidad, tal vez su presencia allí estaba para cambiar "algo" o por lo menos eso deseaba creer.

- Bueno, mi pelaje es de un color plateado brillante así que el nombre me queda como anillo al dedo. "Yue el zorro de la luna", me gusta, me gusta mucho. -

Comento satisfecho con aquel nombre que en realidad llego a parecerle bello, dejaría que el otro le llamara así pues ya que estaba muy entrado en el juego no lo dejaría de lado tan fácilmente. Quizá si aumentaban las confianzas, que lo dudaba, pero de momento se conformaría con ese nombre tan elegante.

- Hum... yo esperaba que respondieras "un perro que habla" pero al compararme con el hijo de una deidad apelas demasiado a mi vanidad, me sonrojas. Podríamos decir que soy cercano a alguien que es algo así como un héroe, o va a serlo, pero él no es quien me ha enviado a este lugar ni mucho menos. También conozco a un par de dragones muy majos, la verdad, pero de eso a ser pariente suyo me da que no ~♫. Soy un zorro mágico que viene de una raza de zorros mágicos y que hacemos cosas mágicas. Muy raros de ver por cierto, o sentir y escuchar en tu caso, incluso en las tierras de donde somos originarios... podrías considerarte afortunado ~♪. -

Eso tampoco era mentira, su dueño efectivamente era algo parecido un héroe mas aun le faltaban un par de hazañas para hacerse valer como uno. Por otra parte sí que conocía a un par de dragones aun que unos más directamente que otros.... por supuesto no esperaba que el otro le creyese. Tomo uno de los vasos que le ofrecían aceptando el trago de agua pues recién había llegado al bosque y aun no había encontrado ningún cerca.... aun que tomando en cuenta que el otro comía pescado fresco adivinaba que no muy lejos.

- Eres muy amable mi estimado bardo, me has dado la mitad de tu comida y me das incluso de beber cuando se nota que no tienes mucha agua. Como podría compensártelo?, que podría hacer "Yue" para demostrarte su gratitud?. -

Estaba interesado en lo que el contrario le diría al respecto, le estaba dado carta blanca para que le hiciese una petición, la cual cumpliría por su puesto dentro de sus posibilidades. Ese hombre de semblante triste pero mirada gentil, ese príncipe solitario en medio de un bosque frente a una fogata llamaba enormemente su atención y le agradaba de alguna manera.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 23, 2017 6:48 pm

Claramente, cambiaré el título —Afirmó con calma, en un simple asentimiento de cabeza.

¿Cómo podría ser? Un zorro y un antiguo príncipe frente a una hoguera... Empezaba a estar siempre más seguro que no se trataba más que una jugada de su mente y, casi que eso le tranquilizaba en lo posible... Quizás "El zorro de la luna y el príncipe ciego" O algo por el estilo. Claro lo tenía que con la mente más despejada se pondría a pensar seriamente en eso, porque... Se mirase como se mirase, esa balada debía de ser mágica y seguramente les gustaría a los ciudadanos... A pesar de no ser real.

Se inclinó un poco hacia adelante, apoyando su antebrazo en sus rodillas y ladeando la cabeza hacia el supuesto zorro, entretenido por la situación y por la extraña conversación que prometía diversión. Oh, bueno, quizás sus sentidos le estuviesen engañando y a su lado no habría nadie, en esos momentos deseaba tener una tercera persona a su lado, o al menos su vista presente, para poder preguntar, asegurarse que lo que sus demás sentidos notasen fuese verdad.

Eso sería gracioso —Rió un poco, divertido— Se estarían encerrando entre ellos, pero sería extraño que todos viesen el mismo espejismo ¿No crees? —Eso significaba ya que, donde había dos habían también tres y posiblemente más. Eso les daba la seguridad que no era ningún tipo de espejismo, sino la realidad.

Pero él ahora no estaba rodeado de guardias, siquiera jugaba el papel de un príncipe. Era un simple Bardo, uno a veces ciego, pero un simple bardo en aquél preciso instante. Ensanchó levemente su sonrisa, aunque solo por pura satisfacción cuando afirmó agradarle el nombre que para él había elegido. Seguramente no fuese el suyo, pero, dado que no se lo iba a revelar, así estaba bien.

Oh, entiendo —Afirmó nuevamente con un asentimiento de cabeza— Eres algo así como... El amigo de un próximo héroe. Todo héroe necesita a alguien así. Esto se pone interesante —Cuando ya le hubo ofrecido el vaso de agua, volvió a apoyar una mano en el tronco, pasando a volver a comer de aquél pescado.

Curiosamente los dragones me resulta más fácil de creer... Aunque serían mucho más grandes. El caso es que hay tantas leyendas de dragones en Elibe que casi te parece algo posible... Con esa norma de tres, un zorro mágico también sería posible —Aquello fue más para si mismo. Dio una mordida y mantuvo silencio unos segundos.

Un zorro ¿eh? Astutos y elegantes... Además que sea mágico... Es sorprendente —En el fondo no lo había creído aún del todo.

Dirigió al otro su atención ante lo siguiente, hablando tras haber masticado.

Ni lo menciones, tu compañía es suficiente. Pero... ¿Qué mejor obsequio que ofrecer a un bardo que una historia? —Sonrió de lado— Cuéntame, oh misterioso zorro bañado por la luna ¿Qué aventuras pasaron tú y tu héroe? —¿Qué mejor que una historia al fuego de la noche?.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Vie Mar 24, 2017 5:40 am

- Ohhhh.... en ese caso solo dejaría que solo algunos me vieran y cuando estuviesen encerrados me verían los demás, me disfrazaría para que cada quien viese "algo" diferente y causar una con función enorme. Sería muy divertido sin duda -

Su cola se meneo enérgicamente a aquella idea, sonaba a una broma maravillosa y le llenaban los deseos de intentarla algún día, por supuesto sin preocuparse del caos que aquello podría causar en el proceso.... Artemis había crecido entre humanos pero por alguna razón los crueles años de entrenamientos no lograron erradicar la personalidad traviesa del zorro, de hecho la pequeña dosis de crueldad en sus bromas quizá era el resultado precisamente del maltrato y de forma inconsciente algo dentro de sí disfrutaba de mortificar a los humanos; quizá una sed reprimida de venganza que el zorro lograba liberar en dosis saludables y normalmente inofensivas.

- Desgraciadamente no tengo muchas historias con el... salvo una sola; estoy siempre cerca de él pero rara vez me pide ayuda. Es muy joven, casi un niño y aun así decidió cargar sobre esos pequeños hombros el peso de un reino entero. Le estoy tan arecido por todo lo que ha hecho por mí y siento frecuentemente que no puedo regresarle el favor. Así que, ya que el no pide mi ayuda me he esforzado para aminorar su carga actuando por mi cuenta; No es mucho lo que puede hacer un zorro de todas maneras pero es mejor que solo quedarme resguardado en el castillo mirando como el pobre siquiera puede permitirse llorar la muerte de su padre. -

Soltó un largo suspiro, agazapando las orejas hacia atrás y dejando caer su cola en el césped, dejando de menearla. Se sentía normalmente frustrado por ello, solo intentando adivinar que podría ayudar a su amo pero sin recibir ninguna petición de su amo.... ya siquiera tenía tiempo de entretenerlo con sus bailes y acrobacias, razón por la cual le había pedido quedarse en el castillo.

- Lo siento, se supone que debería contarte una historia más feliz y mágica, no?. Hum.... veamos.... soy un zorro que fue entrenado para entretener a los humanos; Puedo bailar, actuar, recitar poesía e incluso acrobacias increíbles. Por azares del destino fui liberado de la pequeña jaula hecha de oro donde entretuve a una joven noble que soñaba con casarse con un príncipe algún día por muchos, muchos años.... Al principio el mundo me pareció un lugar inmenso y algo aterrador pero ya no tenía a donde ir, ningún lugar al cual regresar o pertenecer así que solo empecé a caminar. -

Intentaba omitir detalles desagradables, como la muerte de la muchacha y la crueldad detrás del entonamiento que sufrió para aprender a hacer todos los trucos que actualmente ya sabía de memoria.

- Anduve sin rumbo por una buena temporada hasta que conocí a un lobo salvaje. El me enseño a valerme por mi mismo, a cazar, a vivir en los bosques y a aceptar esa parte de mi que no sabía que existía... por primera vez en mi vida sentí que en realidad era un ser vivo y no el muñequito de una niña. Aun así, yo crecí entre humanos y pese a que no siempre tenía buenas experiencias con ellos sentía que mi lugar no era en el bosque... me despedí de mi amigo el lobo y comencé a viajar de pueblo en pueblo entreteniendo a los humanos a cambio de unas cuentas monedas. -

Su tiempo como artista callejero le traía todo tipo de recuerdos, dulces, amargos y agridulces. Aun así, todos sus recuerdos eran preciados, formaban parte de lo que era actualmente y siendo franco consigo mismo no le desagradaba el resultado.

- Un día llegue al reino donde vive mi dueño actual.... hubo un mal entendido y los soldados del lugar estaban acorralándome. Entonces el alzo la voz, una voz joven y gentil pero firme al mismo tiempo haciéndoles bajar sus armas y disculpándose conmigo por el trato.... me invito a quedarme en el castillo pues mi danza le había gustado mucho y yo acepte gustoso. Ningún humano había sido tan gentil conmigo... el tenia el poder para capturarme, de hacer conmigo lo que quisiera; el eligió convertirme en su amigo. -

Podría decirse que Artemis le guardaba cierto aprecio al joven soberano, uno desinteresado y puro como el de cualquier can con su dueño; algo que muchos solían llamar lealtad o amor canino.

- Pero esas solo son las accidentadas aventuras de un zorro domestico, no creo que te sirvan para contar ninguna historia, francamente. Lamento si te he hecho perder el tiempo escuchando mis tonterías. -

Soltó unas leves risas volviendo a menear la cola, recuperando su carácter animado y ligero, casi como si nada realmente le importase. Tampoco es que tuviese muchas historias alegres pues la mayoría de sus experiencias han sido peripecias de todo tipo en pos de cumplir sus objetivos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 24, 2017 6:24 pm

Suena a mucho trabajo... Pero admito que sería divertido —Rió en bajo, esa era una actitud no aceptada en un príncipe, burlarse de las guardias. Pero estaban hablando hipotéticamente, allí las cosas podían cambiar.

Y prestó atención a sus palabras. Así que un noble... ¿Un rey? ¿Un príncipe? Eso no sonaba tan fuera de lugar a esas alturas. Desgraciadamente no era un héroe, solo una persona normal y corriente, un príncipe de un lejano reino con demasiadas responsabilidades y aun así, unas que adoptó. Le causó gracia, volvió a apoyar ambos antebrazos en sus rodillas tras acabar el resto de pescado y tirar lo que quedaba de él hacia el fuego. A pesar de no poder verle, si oía la tonalidad de su voz, sí que era capaz de notar que el suave balancear, posiblemente de su cola disminuyó hasta desaparecer.

Quizás aquél muchacho no fuese un héroe, pero, al fin y al cabo, el futuro era incierto y siempre estaba la posibilidad de que sorprendiese a todos, convirtiéndose en un héroe conocido por todos, contado en leyendas. No lo sabía, claro que no, solo podía intuirlo, después de todo siquiera estaba seguro de que su existencia fuese cierta, pero, si el zorro lo fuese, muy probablemente el pequeño héroe también.

Creo que, a veces la simple compañía de alguien es suficiente para seguir adelante —Él mismo bebió un trago de agua antes de volver a desviar su cabeza hacia el otro, o al menos, hacia donde recordaba que estaba el otro.

Que sin la compañía de esa persona, se podría sentir perdido, que las fuerzas le abandonan —¿De alguna forma estaba intentando animar al zorro? Quizás.

Y por eso, muchas veces se quiere proteger a esa querida persona sin meterla en ningún tipo de problemas... —O directamente era el orgullo que dictaba y la cabeza pensaba poco, pero eso era otro caso a parte.

Pero, sus ojos ciegos hasta el momento entreabiertos se terminaron por cerrar, atento a la historia que parecía dispuesto a contar, una historia personal, pero que parecía tener muchas más cosas escondidas detrás, cosas que, por simple cortesía prefirió no preguntar. ¿Domesticar un zorro? ¿Entrenar? Aquello le resultó curiosamente conocido, por desgracia o menos, eran cosas que se les hacía a los perros, quizás motivo por el cual él mismo se había llamado así.

¿Pero como habría sido para él, ser domesticado por humanos, para humanos y su entretenimiento? Algo le decía que nada divertido, que seguramente, hasta cierto punto correr libre por el campo le habría tenido que resultar mucho más entretenido que aquello. Cuando acabó de contar sus hazañas, sonrió con calma, volviendo a entreabrir sus ojos, a pesar de estar ciego. Era una simple costumbre, no se podía hacer a menos.

No te preocupes, tu historia sonó realmente interesante —Quizás para él, quién aún sabía relativamente poco del mundo, y de lo que podría haber más allá de los pocos continentes que había visitado.

Es bueno saber, que hayas llegado a tomar tanto cariño por aquél príncipe extranjero y por tus palabras, debe de tratarte realmente bien —Giró su cabeza hacia las llamas, nada, no veía nada.

Te agradezco que hayas compartido conmigo algo tan personal —Quizás... Oh, bueno.

De alguna forma...

De alguna forma empiezo a admiraros, a ti y a aquél príncipe. Su fuerza y perseverancia es algo maravilloso —Lástima que él se había dado cuenta demasiado tarde de todo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Sáb Mar 25, 2017 9:53 pm

Artemis esbozo un amplia sonrisa ante las palabras ajenas, volviendo a alzar las orejas y a menear su larga y esponjada cola. Entendía que el otro trataba de animarle y se lo agradecía sinceramente, además de que su forma de ver las cosas le parecía mejor que aquella que tenía el mismo. Aun que sabía que el otro no podía verle saco el pecho orgulloso ante sus palabras, posando ambas orejas hacia al frente mientras que sus manos se colocaban en sus rodillas al poner la espalda alzada y recta.

- Claro que me trata bien, mi amo es el mejor de todos  ~ ♪. Desde que llegue me alimento con la más fina comida que podía ofrecer el cocinero del castillo, me acaricia y me rasca la barriga. Me regañaba a veces por molestar a los soldados y me amaraba al patio cuando me portaba muy mal pero siempre me perdonaba enseguida. Le falta aun algo de experiencia pero es un formidable guerrero y un gran líder, como ya dije es el mejor amo del mundo y morderé sin piedad a quien sea que intente hacerle daño. -

Por sobre todo extrañaba que le diese mimos, el chiquillo era realmente bueno en ello al grado de que aun en su inmensa e imponente forma de zorro parecía un cachorrito a su lado, entregado totalmente y sumiso ante el joven de cabellos azules. Le gustaba corretear a su alrededor así como pasar la tarde en los jardines echado a su lado mientras este se ponía a leer algo. Lo extrañaba muchísimo y deseaba verlo cuanto antes fuese posible.

- Cuando has tocado a fondo lo único que puedes hacer es subir de vuelta estimado Elphin, ni a mi amo ni a mí nos quedo otra alternativa que seguir adelante… Estoy seguro que tanto el como tu están destinados a grandes cosas; vamos a dejarlo en que "me lo dicen las estrellas" -

A su manera también intento animarlo, debía ser difícil su situación y no descartaba que dolorosa. Le dio un par de palmaditas en la espalda tomándose confianzas… después de todo y aun que sus ojos dijesen otra cosa el rubio era "solo un simple bardo".

- Ya es bastante tarde, quizá sea buena idea ir a dormir…. Hum…. que tal un pequeño reto antes de acostarnos?; si tocas una nana que me agrade usare mis "poderes mágicos" para que duermas cómodo y calientito aun en este bosque. Soy exigente sin embargo así que deberás poner todo tu empeño en ello, te apuntas?. -

Sonrió de forma traviesa nuevamente esperando que aceptara. Aquella seria su ultima broma para con el rubio pues admitía que se gano su total simpatía, ya que no le había pedido prácticamente nada le concedería por lo menos eso, después de todo dormir sobre su mullido y esponjado pelaje era un lujo que pocas veces concedía pero si el otro podía entonar una melodía que le gustase le concedería dicho "honor"…. además también se preguntaba como reaccionaria el otro ante su forma verdadera, esperando no asustarlo demasiado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 26, 2017 6:55 pm

Era notable el cariño que le profesaba a su amo y nuevamente aquella historia le sonó tan verdadera como muchas otras. Pero, había llegado a la peculiar conclusión que a nada servía ya darle vueltas al asunto, que queriendo o no, las cosas, al menos durante aquella noche, no estaban destinadas a tomar una forma para él comprensible. Quizás estaba demasiado cerrado de mente, y él que se había empezado a considerar lo opuesto en el escaso tiempo pasado lejos de palacio.

En ese caso hazlo. Protege a tu señor, al igual que él te protegerá a ti —Porque, al fin y al cabo ese era el deber de un monarca, se quisiese o no. Esa era la carga, la responsabilidad con la que había que cargar y, pensaba que el muchacho del que, nombrado por él, Yue, narraba.

Y no podía negar que las siguientes palabras del zorro le tomaron por sorpresa. ¿Destinados a cosas grandes? ¿De verdad? Él solo estaba escapando. Pero, pensando que su intención era animarlo también, como las palmaditas en su espalda demostraban, causó que sonriese para si, entre calmado y divertido por la situación.

Yue... El venerable zorro capaz de leer el destino en las estrellas... Me diste una idea —Su sonrisa se ensanchó un poco más, casi olvidando la continua calma que gobernaba, casi dejando pasar un lado más ingenuo e infantil, que tan pronto como apareció, también fue suprimido.

¿Sería interesante, no? Un zorro mágico, venerado por los aldeanos como una deidad, alguien cuyo poder le permitía ver el futuro en las estrellas, un profeta de la luna... Pero, él que podía tenerlo todo decidió bajar a la tierra, servir un joven señor y ayudarle en sus hazañas... Desvió nuevamente su atención a él.

¿Hum? —Ladeó suavemente su cabeza— Me parece justo. Una nana a cambio de poder presenciar tus poderes —Intercambio equivalente como se solía decir— Veamos... —Extendió la mano hacia su lira, volviendo a posicionarla sobre su regazo, rozando sus cuerdas.

Y, tal como el reto disponía, sus dedos se balancearon por las cuerdas, pensativo y, tras dar de una posible opción, bajó un poco su cabeza y, a pesar de no poseer el sentido de la vista, sus dedos comenzaron a moverse por el instrumento, ágiles, sin dudar ni un instante, tejiendo así una melodía que hasta al fuego pareció acallar. Quizás, a parte del zorro, el mismo bosque estuviese prestando atención a la melodía, porque... A pesar de todo era raro escuchar una, sobretodo con los tiempos que corrían, en medio de un bosque y de un príncipe escondido en piel de bardo y un misterioso zorro proveniente de la misma luna.

Nana~:
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Dom Mar 26, 2017 7:25 pm

Artemis asintió satisfecho ante el nuevo título, ese sí que le gustaba bastante, sonaba místico y todo. El nombre que le había dado el otro también ayudaría a mantener su verdadera identidad en secreto, que ese fuera un cuento como muchos otros sin meter a su amo o a el mismo en situaciones incomodas o innecesarias. El zorro se acomodo meneando la cola enérgicamente cuando el otro acepto su reto…. Artemis mismo era un amante de las artes humanas y por ello siempre le seria grato escuchar a un músico talentoso, mas si este tenía la tan afamada magia que poseían los bardos al tocar sus instrumentos.

Decir que la melodía lo había complacido era poco, el zorro se dejo llevar por las bellas notas aun que admitía para sí mismo que ningún sonido seria jamás tan bello como el canto de una garza, aun así, este humano era tan bueno que logro superar con creces sus expectativas. El laguz se quedo escuchando en silencio, sin mover un musculo y sin interrumpir, dejándose arrullar por la melodía contraria que desapareció, almenas por ese efímero instante todos sus temores y pesares…. el bosque entero parecía estar desacuerdo y no podía si no admitir la contundente derrota; los humanos eran increíbles a su manera.

- Woah, es lo mejor que he escuchado en mucho tiempo!!, puedo decir con orgullo que ha sido una prueba superada con creces!!, te has ganado el que utilice para ti uno de mis mejores trucos!!. Ven, Ven aquí. -

Animadamente el kitsune se paró de un brinco, posando sus manos sobre los hombros contrarios y guiándolo hacia el lugar no muy lejos del fuego que creyó adecuado, posándolo para que quedase de frente a las llamas y de espaldas hacia el lugar donde ambos dormirían.

- Para que mi magia funcione voy a necesitar que confíes en mi, de acuerdo?. Sé que lo que te voy a pedir será mucho ya que recién nos conocemos pero te prometo que valdrá la pena. Quiero que cuentes hasta 20 y una vez termines te dejes caer hacia atrás, no importa lo que escuches, tienes que estar relajado en todo momento…. vaya, necesitaras tener "fe ciega" por así decirlo, listo? -

Una vez que el bardo comenzara a contar el zorro aprovecharía para transformarse, la luz de su beaststone seguro no alarmaría al hombre pues dudaba que siquiera pudiese notarlo, después se poso tras el echándose en el piso, haciéndose un ovillo para que cuando este se tirase para atrás cayera de lleno en su mullido y suave pelaje…. recostarse ya debía ser una experiencia grata pero sabia por experiencia que simplemente dejarse caer era algo muchísimo mejor…. o eso le tenían dicho. Se sacudió un poco para esponjar aun mas su espeso pelaje y espero paciente a que el otro terminase de contar, deseando ver como reaccionaria el otro y si se atrevería a seguir sus instrucciones.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 26, 2017 7:53 pm

Pronto, las últimas notas se transformaron en echo del bosque. Sonriendo para si levantó un poco su cabeza, desviando su atención hacia donde escuchaba la voz del zorro. Realizó una ligera y cortés reverencia, dando a entender lo poco que le importaba a esas alturas ser el príncipe heredero o, en su defecto, lo mucho que se había acostumbrado a eso de ser un bardo.

Es grato saber que haya sido de tu agrado —Pero, no pudo hacer más que dejarse guiar al notar la mano en su espalda.

Bajó su lira y se incorporó, caminando con suficiente seguridad, pensando que conocería lo suficientemente bien el terreno como para no tropezar, más que estaba siendo ayudado por el otro. Finalmente se percató de que estaba no demasiado lejos de la hoguera, sentía su calor a pesar de no verla y, dirigió brevemente su atención al otro, 'observándole' por encima del hombro antes de volver su mirada al frente.

Confiar ¿Eh? No tenía por que no hacerlo, hasta el momento, aquél zorro no había hecho más que tratarle amistosamente.

Está bien. Empezaré entonces... 1...2...3...4... —Fue contando, curioso a pesar de no demostrarlo por lo que podría estar pasando.

Sus demás sentidos notaron un ligero cambio, la presencia de alguien detrás suya, pero ahora diferente, era... ¿Más grande? Estuvo tentado a dar media vuelta, pero aunque lo hiciese no podría ver nada, así que continuó.

15... 16... 17... —¡Oh! Se estaba acercando.

Ladeó su cabeza en un gesto de pura curiosidad, ya no escuchaba nada... ¿Será que se había ido? Pero no había habido ningún cambio, así que supuso que no. De alguna forma eso le divertía.

Y 20... —Pero, tardó un momento más antes de dejarse caer hacia atrás, como por el otro pedido.

En un principio se desconcertó, pues no sintió nada hasta dejarse totalmente llevar por la gravedad y entonces, cuando pensó que daría del duro suelo, lo que le esperó fue un sorprendentemente suave ¿Cojín...? Frunció ligeramente el ceño y se volteó un poco, tentando con su mano aquella peluda y agradable superficie... No era un cojín... Era mucho más grande...

¿Qué? —Era cálido... ¡¡Y respiraba!!

¡Wah! ¿Y-Yue? —Se apartó un poco, desconcertado perdido y algo avergonzado por haber casi gritado... Pero... ¿Qué podía haber pasado para que bajo suya estuviese una extraña masa peluda? Agradable, eso sin duda, pero igual de extraña y sospechosa.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Dom Mar 26, 2017 8:27 pm

Noto como el otro dudo un poco en dejarse caer, mas al final lo hiso y aquella valentía ya era para admirarse. El humano en comparación suya era pequeño y liviano por lo que apenas sintió cuando este dejo caer todo su peso sobre su mullido y sedoso pelaje. Aun así, cuando este pozo su mano sobre su lomo empezando a tantearlo, probablemente para descubrir donde había caído la cola del zorro se meneo alegre entente pues era casi como una caricia que a él le resultaba agradable…. no tanto así resulto el grito contrario que le hiso agazapar las orejas hacia atrás pero el gesto contrario, esa sorpresa y con función en el rostro contrario fueron más que gratas y divertidas para el zorro, le entraron unas ganas irrefrenables de molestarlo un poco más. Fue por eso que, en lugar de una respuesta el enorme zorro, casi del tamaño de un caballo alzo la cabeza que hasta hace poco tenia cómodamente recostada en el piso, lamiendo la mejilla contraria con su enorme lengua que más bien abarco toda la mitad de su rostro, casi inmediatamente después le hiso unos mimos en la mejilla con su hocico siendo su nariz húmeda y fría como la de cualquier canino.

- Te dije que era uno de mis mejores trucos, además yo siempre cumplo mis promesas…. Te garantizo que no dormirás incomodo ni pasaras frio esta noche. Relájate hombre que no te voy a comer, solo disfruta tu premio que te lo has ganado. -

Cubrió al humano con su larga y afelpada cola que para el rubio actuaria como una cálida manta mientras que Artemis volvía a recostar la cabeza en el suelo, haciéndose nuevamente un ovillo para descansar mejor. Su respiración tranquila hacia que la superficie peluda bajo Elphin se moviese un poco y en un animal tan grande se podía escuchar el ritmito palpitar de su corazón. La voz de Artemis sonaba por supuesto un poco más profunda debido a su cambio de forma pero no tan diferente como podría esperarse.

- Oye Elphin…. aun tienes tu lira contigo?, podrías tocar un poco más para mí?.... ha sido…. un viaje muy largo…. y extraño mi hogar. -

Por supuesto, Artemis estaba exhausto por lo que aun sin ayuda del bello sonido de la Lira contraria ya se estaba quedando dormido…. como extrañaba a su amo, a todos los mimos que le daban las mucamas del castillo, a las sonrisas que le dedicaban los habitantes de la ciudad islote. Pese a su carácter alegre y despreocupado, Artemis se sentía solo muy fácilmente y lo resentía de forma muy notoria…. en cierta forma agradecía el haberse topado con el joven bardo esa noche y que este accediese a "jugar" con él, que hubiese elegido confiar para dormir a su lado. Por esa noche aquello era más que suficiente, le ayudaría a mitigar un poco la fatiga y la tristeza que le suponía estar aun tan lejos de Altea y su adorado amo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [1]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [3]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] ¿Un perro que habla? No, espera... [Priv. Artemis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.