Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 05, 2017 5:41 pm

Luego de haber viajado desde Nohr en aquel barco, Cloé seriamente necesitaba estirar las piernas y matar algo. Viajar de polizonte en un barco mercantil era su habitual modo de transporte, cuando el reino al que suele aterrorizar con robos se vuelve demasiado aburrido era necesario un cambio de aires temporal. Eso la llevó a escuchar los rumores de Renais y su horrible estado tras el ataque de Emergidos. Perfecta oportunidad para luchar hasta el cansancio contra esos monstruos. Mientras más cayeran con ella, mejor.  

El problema con Renais es que nadie iría allí por propia voluntad y tuvo que viajar hasta un reino cercano y, finalmente, atravesar la frontera a pie. En el trayecto varios Emergidos quedaron destruidos como ella solía dejarlos. Mutilados y en posiciones especiales. ¿Será que aquello complacerá a su Madre? La asesina esperaba que si, ya que sino... sería mucho trabajo sin recompensas. Muchos creen que mutilar un cuerpo depende del filo de la espada, pero no. Cloé era extremadamente fuerte y necesitaba toda esa fuerza para romper hueso con su fiel arma. El conocimientos de las mejores zonas para cortar le fue dado cuando tenía 8 años, como presagios de sus próximos rituales en la adultez.

Pero ya no hablamos de cómo ella llegó a su actual posición, sino que hablamos del momento mismo en que ella llega a las ruinas del castillo en aquella tarde. Algo en ellas le llenaba de una nostalgia perdida hace años pero rejuvenecida al ver los muros caídos. Un símbolo tan fuerte y estable como un castillo... arruinado ahora, tras el ataque de esas criaturas soldados. Cuando una muralla así cae... ¿Qué es de su gente? De aquellos que confiaban en ellas. Sus manos pasaban por los bloques de piedras aún parados como espectros, esperando ser derrumbados por el tiempo. Sus pies la guiaban por aquella planicie cubierta de hongos, de flores marchitas y de ramas y restos de huesos quebradizos. Respiraba profundo el aire muerto, la ausencia de alma en aquella zona.

Cloé no era una mujer que solía meditar, no esperaba nada de un momento así. Su madre solía decirle que era impaciente por matar, pero que debía pensar bien sus estrategias antes de lanzarse al ataque con un enemigo desconocido. Así fue como se ganó esas dos crudas cicatrices en el rostro. El arañazo de un Wyvern era fuerte, a pesar de ser éste un cachorro. Su mejilla derecha nunca se volvió a recuperar y borrar la marca. Era aquello que le recordaba pensar antes de actuar y, eso mismo, es lo que menos solía hacer últimamente.

En aquella zona no había únicamente un castillo derruido, también habían restos de lo que antes parecía haber sido un bosque protector pero ahora no era más que un montón de ramas y troncos caídos por raíces podridas. Habían arbustos de hojas marchitas, flores que apenas lograron crecer y ahora estaban desvencijadas, con pétalos carcomidos por insectos. Habían arañas, muchas. Una se había subido al brazo de ella, otras miraban con curiosidad desde sus telarañas. La araña que se le había acercado fue devorada bruscamente por la tarántula que se escondía siempre en la manga de las vestiduras de su ama.  

Pero lo que llamaba la atención de la mujer albina no era que las arañas parecieran seguirla dondequiera que iba... eso ya era normal a sus ojos. Lo que llamó su atención es como éstas empezaron a retirarse, moviéndose como si algo perturbara su paz y alejara a sus presas. ¿Más Emergidos? Cloé sabía bien, por lo que había escuchado de Renais en los bares, que esa zona de ruinas también era visitada por esas criaturas. Quizás su presencia los había atraído, pero nada entusiasmaba más a la mujer que una sangrienta pelea. No había olido nada, no había escuchado nada, pero sin embargo ahí estaba ella, buscando un escondite que le permitiera espiar.  

Tras una torre caída, donde había aún una aglomeración de bloques de piedra formando una muralla baja, se escondió la mujer. Miraba divertida hacía la zona por la cual las arañas se habían alejado. Desenvainó su espada, sonriendo con una mueca desagradable. Como aquellos gestos que podría hacer un asaltante común cuando ve una presa fácil. Y, siendo sinceros, no hay mucho que separe a Cloé de un ladrón de caminos, salvo ese detalle de matar porque si.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Dom Mar 19, 2017 7:16 pm

Ephraim ya se había movido por casi todo Renais excepto por un lugar, ya había luchado contra emergidos en el norte y salvado a unas personas en el sur, pero jamás pasó por el centro donde estaba el castillo de Renais, la casa del príncipe. Por más que le costara admitirlo no había ido porque tenía miedo, no era miedo de morir por alguna concentración de emergidos ni nada parecido, sino miedo a que los rumores que había escuchado de que su padre, hermana y muchos de sus camaradas del ejercito habían desaparecido, no fueran más que mentiras y que lo que realmente había ocurrido era destrucción sin discriminar.

Por primera vez desde la caída del reino, decidió tomarse con calma el camino porque sabía que tendría que mover muchas piedras, buscar cadáveres y probablemente luchar contra emergido o bandidos, también estaba la posibilidad de que sean emergidos y bandidos, si es que ya no habían saqueado por completo el castillo.

Afortunadamente no se encontraba demasiado lejos, al cabo de más o menos una semana viajando llegaría sin problemas. O por lo menos eso esperaba, por supuesto la situación del país no aporto absolutamente nada a favor del príncipe. El primer día fue tranquilo, encontró comida y agua. El segundo, tercer y cuarto día ya no corrió con la misma suerte, la comida escaseó y se cursó con pequeños grupos de emergidos que, si bien no fueron problema alguno para Ephraim aportaban a que no estuviera descansado. El quinto, sexto y séptimo día, fueron diferentes, hubo abundante comida o por lo menos era abundante para lo que había comido en tiempos pasados, tuvo que luchar contra emergidos pero mantuvo el estómago lleno y cuando finalmente llegó a las afueras del castillo tenía energías para enfrentarse a lo que sea que pudiera esperarle adentro.

Después de dos años fuera del castillo, se encontraba parado en frente de la entrada en ruinas, solo quedaba el arco en el que debería haber una gran puerta de madera, los muros en su mayoría estaban destrozados y una montaña de escombros cubría gran parte de la entrada, probablemente la resistencia había hecho una barricada para dificultar que los emergidos avanzaran. Ephraim respiró hondo en un intento de calmar su agitado corazón, veía lanzas y espadas, no era reconfortante pero si agradecía que ninguna de las armas que había tiradas fuera como las que poseían su padre o hermana.

Había pasado casi cinco minutos en los que el príncipe se había quedado observando la entrada, dio el primer paso y, luego de escalar entre la montaña de escombros ingresó al castillo o por lo menos a la ciudadela pero era cuestión de caminar antes de llegar a su destino. Al entrar todo su alrededor era una gran muestra de su fracaso, todo estaba en ruinas, probablemente no había nadie allí en ese momento. Ephraim miró hacia el cielo con el entrecejo fruncido, tomó aire y gritó con todas sus fuerzas, se preguntaba si su elección había sido correcta, si se hubiera quedado en el castillo ¿habrían prevalecido? No se había llevado muchos hombres con él por lo que no era probable que un número tan reducido hubiera decidido aquella batalla. Cuando el príncipe terminó de gritar, bajó la vista y vio una caja, se acercó hacia ella y con toda la ira que tenía acumulada la rompió de un puñetazo.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 26, 2017 2:56 pm

Cloé prestó atención a la figura que parecía acercarse. Las arañas tenían razón, algo las había molestado y era la presencia de un humano cerca. Por un momento creyó que era un Emergido, le hubiera gustado que lo fuera para tener una gran excusa para pelear. Su inspección en las ruinas no le había dado material táctico superior, realmente,  pero la idea de pelear dentro de ellas le traía emoción al pecho, donde su corazón latía con fuerza, inspirado por un torrente de adrenalina inventado. Sin causa. Aún.

Entrecerró los ojos para divizar al sujeto que había entrado por la derruida entrada de lo que sería la ciudadela del castillo. Ella misma había utilizado esa entrada, se había agachado contra un montón de bloques pesados de piedra y tenía el ángulo de visión perfecto para descubrir que hacía allí el visitante tan extraño del castillo. No es como que ella tuviera derecho a opinar de los extraños merodeando castillos... claro está, pero no quitaba igual la neblina de dudas que provocaba su presencia.  

El hombre parecía revisar con la mirada el lugar. No se había percatado de su presencia, lo cual Cloé tomó como ventaja. ¿Qué tendría de bueno atacar a ese hombre? Y de no tener nada positivo... ¿Qué tendría de negativo? No es como que a alguien en un lugar tan arrasado violentamente por los Emergidos fuera a extrañarse de encontrar otro cadáver más... La sonrisa felina no se borraba del rostro de la asesina.  

El sujeto gritó y Cloé por un instante quedó descolocada de su situación. ¿Por qué gritaría? No es como si le importara pero no entendía que ganancias tendría alguien en revelar su posición tan pronto y de una forma tan ridícula e incomprensible. Desde su crianza más joven lo primero que le enseñaron es no dar su ubicación, ser ágil, ser escurridizo, ser letal y silencioso... aunque eso se le antojaba extraño ahora, en el momento actual de su vida donde hace de sus asesinatos todo un espectáculo para complacer el espíritu de su madre. Escuchó la caja romperse también. Lo único que se le ocurrió pensar es que estaba en un ataque de cólera o similar y ¿qué tan inteligente es molestar a un dragón que ya está furioso? Bueno, ella lo averiguaría.  

-¿Qué tal si lo haces un poco más alto? Creo que no te escucharon en Sacae-  

Su tono burlón resonaba desde encima de unos bloques de piedra, donde ella estaba ahora parada con espada en mano. La tela de su atuendo claramente Myrmidon apenas se movía por una sutil brisa que lograba escurrirse entre muros y muros destruidos, portales derrumbados y piedras destrozadas. La mujer, pálida como la nieve fría de Nohr, lo miró con sus enormes ojos de gato y una mueca de diversión.  

-Para tener las pintas de un soldado... eres bastante descuidado, revelando así tu ubicación como quien quiere ser asesinado brutalmente-

Se volvió a mofar del joven. Ahora que lo veía con más atención, distinguía que tenía una armadura más resistente que la de ella, aunque seguía con los mismos puntos débiles de los Emergidos. El varón definitivamente no tenía cara de Emergido así que por fin llegó a la segura conclusión de que no era un monstruo, sino un humano. Y como todos los humanos que ella encontraba en su camino y no le importaban... perecería en la hoja de su espada.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Jue Mar 30, 2017 11:50 am

Ephraim luego de haber golpeado la caja empezaba a calmarse, toda la ira se alejaba lentamente de él o, por lo menos así era hasta que escuchó la voz de una mujer, volteó hacia ella y se encontró con algo nada amigable. La mujer portaba una espada, tenía pintas realmente extrañas pero más allá de lo extraño de sus ropas era fácil notar que era una bandida. Era evidente que la espadachín no conocía el cargo que tenía Ephraim en Renais, por una vez prefirió dejarlo así, no necesitaba decir que era un príncipe, el ser soldado bastaba como excusa para tener que echarla de esas tierras.

Ephraim tomó su lanza firmemente, dispuesto a atacar en cualquier momento. Primero había pensado en darle una oportunidad de retirarse sin tener que recurrir a la violencia, eso era quizás, lo que su hermana le habría pedido que hiciera pero no era algo que podía permitirse en ese momento, Renais no estaba pasando por un buen momento por lo que dejar a un bandido suelto sería fatal.

-No puedo darte crédito por ser silenciosa. ¿Te sientes orgullosa de haberme encontrado antes? ¡Felicitaciones! No te servirá de nada. Nada me enoja más que ver como bandidos como tú se aprovechan de la situación del reino, más te vale que no hayas tocado ni uno de los cadáveres porque si es así... No solo te capturaré sino que también te matare. Los bandidos luchan sin honor, son motivados por su propio egoísmo y la mayoría de las veces aprendieron a pelear en la calle, son inútiles.- Ephraim dio unos pasos hacia atrás, entonces la espadachín tardaría más en llegar hacia donde él se encontraba y tendría menos posibilidad de acortar el rango para atacar con su espada. El príncipe se preparaba para luchar tomando su lanza desde la parte de atrás, haciendo que su codo repose en la punta trasera de su arma, también flexionó las rodillas y giró su cuerpo levemente listo para cuando ella se le acercara. Tenía la ventaja de poder atacar desde un rango moderado, pero fuera lo que fuera debía evitar que la bandida se le acercara demasiado, ciertamente era una suerte que ella se hubiera anunciado, porque de haberlo tomado por sorpresa le habría ocasionado graves problemas, pero de seguro no era nada que un soldado entrenado desde su niñez no pudiera arreglar.

Un guerrero que desborda de arrogancia jamás le ganaría en un combate, esa mujer parecía ser el caso aunque, Ephraim tampoco estaba lejos de ser arrogancia, si no fuera porque sabe que sus maestros son mucho más fuertes que él quizás caería en el yugo de subestimar al enemigo y tarde o temprano terminaría muerto.


Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 02, 2017 6:19 pm

Cloé visualizó su lanza. Era una amenaza y una ligera ventaja la que tenía el soldadito de plomo aquél, pero eso no significaba que no pudiera vencerlo, o por lo menos, podría divertirse un tiempo. Después de todo ¿no era morir en combate lo que más anhelaba? La mujer sonrió con sus dientes en punta, una imagen grotesca que emanaba incomodidad. Cloé no le gustaba tener una apariencia cómoda en combate y el ardor de lucha era más que suficiente para que, quizás, algunos procesos de razonamiento no fueran los más lógicos.  

-¡Oh, joven soldado, me ofende que me creas un simple rufián!-

Colocó su mano libre en su pecho fingiendo, increíblemente sarcástica, una ofensa. Enseguia volvió a sonreirle al que ella creía un simple soldado más. Aunque nunca fue de respetar a nadie ni nada en general. Sea o no soldado, no le importaba, era una víctima de su espada.  

-Yo aquí esperando matar Emergidos y me encuentro con un pésimo recibimiento. Deberían cambiar el nombre de su Reino a "Reino de Nada Agradecidos Incompetentes Soldados"… o Re.N.A.I.S... ¡Oh! Con que eso significa ¿Eh?-

Miró al otro aún burlonamente. Enseguida agudizó los ojos, como su enemigo estaba lejos decidió dar un salto hacía atrás, escondiéndose tras muros de roca caídos. El eco de la zona no dejaba especificar bien los sonidos por eso empezó a golpear con su espada de hierro diversos bloques de roca. El tronar de los mismos se expandían.  

-¿Cadáveres? ¿Crees que iría a algo tan ridículo como profanar tumbas? Que triste es tu expectativa ajena, muñequito de plomo-

Se rió, la voz salía de diversas direcciones y ella en realidad no estaba caminando hacía él. Todo lo contrarío, luego de esconderse entre los muros y bloques de roca, empezó a moverse de forma irregular, hacía atrás, alejándose de él. Luego caminó rodeándolo por otra dirección. Siempre viendo por diversos huecos, de manera veloz, la ubicación del hombre. Habían muchas arañas entre los bloques y la vegetación salvaje que intentaba crecer entre las ruinas. Empezaron también a moverse las arañas pero en direcciones confusas, Cloé notó que dos o tres la seguían a una distancia relativamente larga.  

-¿Crees que tu entrenamiento militar te hace superior? Nunca pensaste en un soldado cayendo en la desgracia, nunca pensaste en un traidor tampoco y mucho menos nunca habrás pensado en un rufián con mejor preparación que tu... obviamente.-

Dejó su voz resonar hasta que llegó para ubicarse a la derecha del hombre, oculta tras un montículo de bloques y cajas rotas de madera, un poco de maleza crecía por debajo. Dejó de hablar y por un instante hubo un silencio sepulcral. Ironía era al estar en la mismísima tumba de aquel castillo.  

Ella presionó firme su pie contra el suelo para ganar impulso y de un salto salió de su escondite para lanzarse contra su rival desde el costado, espada en mano e impulsada hacía adelante con una rapidez no usual en simples soldados con espada. Su armadura ligera le permitía aprovechar más la fuerza del impulso sin que su peso le detuviera.  
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Dom Abr 09, 2017 10:59 am

Ephraim tenía la vista fija en la bandida, realmente debía tener mucha confianza en sí misma si estaba retando a un soldado que, claramente había estado viviendo en el reino caído por un buen tiempo, el príncipe se sentía insultado por el comportamiento de la espadachín pero no por ser príncipe, se sentía insultado por ser soldado, lo estaban subestimando un error que probablemente le podría costar la vida a la bandida o por lo menos eso pensaba.

Luego de unos momentos, entendió que la espadachín estaba más que insultándolo a él sino que insultaba a todo el reino y eso no lo dejaría pasar, Ephraim se llenó de enojo y estuvo a nada de correr hacia la bandida, eso hubiera sido un error fatal, no solo porque hubiera perdido su pequeña ventaja al acercarse sino que estaría combatiendo lleno de ira hecho que le trazaba un sendero recto y nada sinuoso hacia la muerte. El príncipe tenía el ceño fruncido, apretaba la mandíbula y respiraba despacio haciendo su mejor esfuerzo por calmarse. La verdad era que, los bandidos hacían perder los estribos a Ephraim sin esfuerzo alguno y muchos de ellos, eran solo palabras pero había algo en aquella mujer que la hacía diferente, primero y principal la mayoría de los rufianes que rondaban por Renais andaban en grupo porque temían a los emergidos. Ella afirmaba que había venido a matar emergidos pero, había algo más, no se necesitaba ser experimentado para saber que la espadachín tenía una sed de sangre muy fuerte y todo en ella le daba cierto temor a Ephraim, no sabía que era pero si que debía tener cuidado, mucho cuidado.

Cuando el príncipe esperaba recibir un ataque la espadachín se escondió, eso lo sorprendió porque significaba que no era un guerrero común y corriente, era alguien que sabía controlar sus ganas de luchar, su sed de sangre era alguien que sabía el momento exacto par atacar a su presa. Ephraim de repente se puso en alerta máxima, todos sus sentidos buscaban a la mujer, miraba hacia los costados intentando descubrir por donde se encontraba, le parecía algo fascinante la capacidad que tenía la rufián para moverse sin hacer ruido alguno entre todos los escombros, solo permitiendo liberar el sonido de su voz que al final terminaba siendo una confusión más que una ayuda, el príncipe de Renais uno de los mejores soldados de todo el continente estaba en problemas, estaba siendo cazado.

Ya no tenía donde esconderse, Ephraim tomaba con fuerza su lanza sabiendo que en cualquier momento recibiría un ataque de algún lugar, las probabilidades eran infinitas, no importaba de donde atacase la mujer porque tendría ventaja total. -Felicidades, eres alguien que considero debe tratarse con cuidado. Así que solo te pediré una cosa, no me decepciones, espero que no seas más que solo un puñado de palabras. Y no creo que mi entrenamiento como soldado me haga superior... Lo que me hace superior a ti es mi experiencia en la batalla.- Pocos segundos después de que el príncipe terminó de hablar se hizo silencio, uno tan grande que ni siquiera el viento se atrevía a hablar, un silencio al que muertos y emergidos temerían, un silencio que se rompió por un solo instante en el que el viento fue cortado.

Ephraim logró girarse hacia la derecha antes del impacto, pero no lo suficientemente rápido. Lo primero que vio al girarse era el rostro de la espadachín acercándose a él con gran velocidad, el príncipe no entendió bien lo que paso, había sido despedido hacia atrás, aterrizaba sobre unas cajas que se rompieron en cuanto él cayó, su piel estaba intacta pero el pecho de su armadura había sufrido un gran daño provocando que un gran trozo de armadura se desprendiera de él. Algo adolorido, Ephraim se paró y empezó a correr hacia la espadachín, llevó su brazo hacia atrás y a una lanza entera de rango lanzó una estocada, había sido un movimiento impulsivo y torpe porque si ella lo llegaba a esquivar le estaría dando lugar para que lo ataque nuevamente, era la ventaja de los espadachines, ellos no tenían que alejarse cada vez que atacaban y él era muy consciente de ello. -Eso no ha sido nada, te prometo que no descansaré hasta que emergidos y mierdas como tu se vayan de mi reino, ¡caerás ante la mano del príncipe Ephraim de Renais!- Dijo mientras atacaba, en sus palabras apenas se notaba su agitada voz pero no era por cansancio sino por el reciente ataque sorpresivo, si bien Ephraim estaba cansado y su nivel de combate estaba por debajo del máximo no se estaba por rendir, lucharía con la mujer hasta que uno de los dos muriese.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 13, 2017 2:18 pm

La mujer sonrió al sentir como su espada lograba hacerle daño al orgulloso soldado. Nada le fastidiaba más que alguien que le hubiera subestimado desde el inicio. Aunque ella no es libre de pecar contra eso, pero sabía que no tenía gran ventaja contra alguien cuya arma tiene más rango de alcance.  

En un flash de la mente recordó su entrenamiento en el Castillo Lorsange, las trampas, las bestias salvajes sueltas para ser atrapadas o cazadas. Recordaba los duelos con su madre, como tardaba tiempo en sanar cada corte, cada estocada en su piel. El fuego de las trampas, el veneno que tenía que esquivar cada día de su vida, incluso haciéndose resistente a algún que otro intento de mezcla de venenos. Los viejos días en el castillo no era algo que ella recordara siempre, solo cuando algo despertaba esos recuerdos. Quizás era el castillo destruido en el que se encontraba ahora que le daba esos recuerdos tan poderosos e innecesarios en el momento actual.  

Por desgracia para ella, el rival que tenía se había logrado levantar de su ataque y se dirigía hacía ella en el modo de combate más impulsivo que ella hubiera visto pero no por eso menos efectivo en esta ocasión. La lanza llegó a golpearle antes de ella poder esquivar completamente. Su brazo izquierdo fue herido con un tajo que su endeble tela no podía proteger de ese gran filo. Masculló una maldición en otro idioma, el de su casta, y luego se alejó de su rival con un salto hacía arriba, en el cual hizo un giro para lograr posicionar su espada y volver a intentar darle un golpe, el cual por la pose en la que se encontraba la lanza que había dado con su brazo, solo logró hacerla rebotar y saltó hacía atrás otra vez.  

-¿Príncipe? ¿Eres un maldito príncipe? Pffftt ¿Quién carajo te pondría a cargo de algo? Mira lo que le has hecho a tu reino, eres muy malo en tu trabajo, niño-

Sonrió con malicia, alejándose otra vez del guerrero. Cloé poco y nada sabía de los reinos extranjeros, de sus príncipes y sus modos de gobernar, básicamente había nacido sin aprender nada de geografía, nada de mapas, nada de otras tierras. Su familia y su castillo siempre lo fueron todo, los demás solo existían para ser sus víctimas. Aunque su último año en Norh le ayudó a re plantearse sus conocimiento, seguía muy atrás en lo que a ellos respecta. Y seguía, sin lugar a dudas, no respetando ninguna autoridad que no fuera la jerarquía familiar Lorsange. Aunque muertos todos, ella sabía que no debía respeto a ningún otro ser sin ser su Diosa.  

La mujer no tardaba mucho en percatarse que si quería ganar el combate tendría que usar una estrategia que no fuera directa hacía él. Sus ojos se movieron con prontitud, su brazo le dolía un poco pero era totalmente soportable en comparación a los demás daños que habría recibido en su vida. Alrededor seguía habiendo todas esas piedras, cajas de madera, rocas y demás. De un respiro profundo, la albina se movió velozmente hacía su escondite anterior, detrás de las rocas. Otra vez ese silencio sepulcral que la mujer imitaba al momento previo de un ataque. Ella se había desplazado de nuevo hacía la izquierda esta vez.  

Visualizó entre las grietas de las piedras donde pudiera verlo a él de espaldas y entonces saltó otra vez de su escondite, ésta vez tuvo que ser desde lo alto y no a nivel del suelo. Con espada bien empuñada en ambas manos, lanzó su ataque sobre y detrás del príncipe rival. No vociferó en su ataque, ella solo hablaba al no atacar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Sáb Abr 15, 2017 4:33 pm

La lanza de Ephraim logró cortar a la espadachín, sin embargo nada de gravedad, la forma de luchar de aquella mujer era extraña los espadachines que había conocido intentaban permanecer cerca del objetivo pero ella había saltado hacia atrás. Poco tiempo después intentó golpearlo pero solo pudo alcanzar a la lanza y la espadachín seguía moviéndose hacia atrás, el príncipe empezó a sospechar que quizás nunca había luchado contra un experimentado soldado portador de lanza, ya que su ventaja vendría a partir de mantener la distancia más corta posible. La mujer no era una persona débil, sin embargo tenía fallas y lo que era peor, eran bastante evidentes para el príncipe.

-Eres una guerrera fuerte… Lo admito, sin embargo no eres lo suficientemente poderosa como para estar al nivel de tus habladurías. Tienes mucha razón, soy malo en mi trabajo, nadie me mandó a ser príncipe… Así nací y fue una carga desde que tengo memoria, siendo mercenario sería más fácil todo…- Ephraim hablaba sin miedo alguno, su voz era suave y no mostraba ni una pizca de enojo o desesperación, debía controlarse si deseaba ganar la batalla.

Nuevamente la mujer empezaba a retroceder, el príncipe evaluaba las posibilidades pero eran demasiadas, para alguien acostumbrado ese terreno era fácil para desplazarse y, al hablar de una asesina no dudaría ni un solo segundo, ella estaba perfectamente acostumbrada a andar en superficies desniveladas y estructuras en ruinas.

No pasó mucho tiempo hasta que la mujer desapareció una vez más, Ephraim prefirió no seguirla ya que estaría en desventaja, él mal que mal tenía una armadura o lo que quedaba de ella, eso no le permitía ser silencioso y el peso le dificultaba andar entre escombros, eso no quería decir que fuera algo difícil para él pero mujer que posee vestiduras livianas no tenía comparación alguna, su velocidad iba a ser mucho más alta que la de Ephraim. Una vez que perdió de vista a la espadachín, el príncipe de Renais se quedó quieto donde estaba, cerró los ojos y prestó atención al infernal silencio que lo rodeaba, no lograba escuchar a la asesina, era una profesional, como guerrera tenía todo el respeto de Ephraim, como persona debía morir.

Pasaron pocos segundos en los que parecía que el silencio estaba absorbiendo todo el ruido que podría existir allí, de la misma manera en que el vacío absorbe cosas para llenarse. Ephraim escuchó moverse algo detrás de él, quizás era una rata, un pequeñísimo error de parte de la mujer que había alertado al príncipe aunque eso no quería decir que lo hubiera alertado a tiempo, para cuando el lancero volteó, la espada de la asesina le estaba cortando el pecho dejando un gran tajo, esa era su oportunidad, aprovechó el último instante en que la espadachín caía para clavar su lanza en un costado, desgraciadamente no pudo ir más allá del filo de la lanza, si bien era un daño significativo para cualquiera que hubiese recibido el golpe no era lo que Ephraim haría, generalmente su lanza hubiera atravesado el pecho del enemigo pero, el dolor provocado por la reciente herida no le permitía hacer mucha fuerza. En ese momento el príncipe empujó con su mano libre a la espadachín para desenterrar su lanza y alejarse de ella. El pecho del peli-azul estaba completamente ensangrentado de arriba a bajo, la respiración se volvió agitada en esos escasos segundos de pelea, con esfuerzo Ephraim se perfiló con las rodillas flexionadas y llevó su lanza hacia atrás para atacar una vez más.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 22, 2017 1:24 am

Sintió el corte del filo de la lanza enseguida, no se hizo esperar. A diferencia de la herida en su brazo, esta herida si que era trascendente para ella. Gruñó y exclamó otra vez un insulto en un idioma que solo ella sabía. Oh, como conocía bien aún su lengua madre. La mujer cayó de pie, como felino, mirando ahora con rabia al hombre delante de ella. Él estaba herido también, sabía que su espada lograría atravesar tarde o temprano la armadura de él.

Sintió la sangre empezar a brotar. Si bien la lanza había, en parte, tocado el cinto que llevaba a la cintura, por encima de ella se podía ver una cortada clara y roja. Su sangre teñía de violeta sus ropas ya que de por sí eran azul oscuro. Rápidamente la mujer apretó su cinto contra su cintura, tratando de improvisar un torniquete para nada higiénico en ese instante.  

-Eres un bebé llorón. Buu buu, ser mercenario sería más fácil. Adivina qué. No lo es-

Escupió al suelo, al frente, obviamente sabiendo que no llegaría a tocarle a él siquiera. Pero necesitaba mostrar su desprecio. Su voz le mostraba nada de respeto, solo sardonia. Igualmente no perdió de vista que el hombre ya se preparaba para lanzar otro golpe hacía ella. Sus ojos y su memoria formaron un mapa visual del lugar. Podía volver a esconderse, pero ya no sería igual de efectiva la táctica. Ya había perdido eficiencia.  

Morir en manos de un miembro de la realeza de otro Reino sería más que nada humillante. Si los Lorsange tienen un lugar al cual ir al morir, seguramente a ella no le permitirían entrar. Hasta morir por culpa de un Emergido sería más digno. Entonces ella respiró profundo, aunque antes su respiración se había agitado por la herida y la actividad física, ahora estaba calmándose lentamente. La espada requiere mas que fuerza, requiere precisión, serenidad, concentración. Casi como un arco pero con menos variables atmosféricas.  

Afirmándose bien en el suelo, el pie derecho más firme que el izquierdo, ya preparado para ser el que de el impulso de movimiento, posicionó su espada lista para atacar también. Su intención sería cortar esa lanza. Si no podía combatirla, reduciría su alcance dañándole permanentemente. ¿Qué tan difícil puede ser? En ese instante era matarlo o morir y, aunque llegó con la intención de morir, no permitiría que él ganase. Fue directo a atacarle, su velocidad de impulso era poderosa, pero silenciosa. Si no fuera porque atacó frente a él, quizás no se escucharía. Sus pasos parecían no tocar la tierra. Su única ventaja era su velocidad.  
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Sáb Abr 22, 2017 2:52 pm

La actitud que estaba tomando la espadachín no era solo una falta de respeto hacia el príncipe, sino que era una falta de respeto para cualquier guerrero, eso solo hizo enojar más a Ephraim quien tenía el entrecejo fruncido y la mandíbula apretada con la diferencia de que había empezado a mostrar los dientes después del último ataque.

-Tenemos perspectivas diferentes... Pero no es algo que entendería una mierda con patas como tú. Al final no eres más que palabras y más palabras. Si no estuviera mal descansado desde hace dos años estarías muerta... Pero dejemos las excusas, no las necesito para acabarte.- Todo el esfuerzo que había estado haciendo el lancero para no perder la cabeza, de alguna manera aquella espadachín lo tiró por la ventana, llegó a molestar a Ephraim hasta el punto que estaba por empezar a pelear con furia, si eso pasaba la próxima puerta que cruzaría sería la puerta de la muerte.

Antes de que el príncipe pudiera decidirse a atacar, la bandida se adelantó, esta vez parecía que intentaría un ataque frontal. Ephraim dio un paso para atrás y acomodó su lanza para defenderse, la sujetó de los dos extremos y la puso de forma horizontal para recibir el golpe. Una vez la espada impactó con el mango de la lanza, el príncipe tuvo que dar dos pasos hacia atrás debido a la magnitud del ataque, estaba un poco ensordecido por el ruido que había hecho el metal al chocar, pero lo más impresionante era que aquel corte había logrado rasgar gran parte del mango de la lanza, de no ser porque era un arma hecha con el mejor metal de todo Magvel se hubiera partido en dos, incluso si hubiera sido una lanza de madera hubiera tenido dos pedazos de lanza, eran una de las pocas ventajas que le encontraba a formar parte de la realeza aunque si seguía usándola con el rango máximo probablemente se terminaría partiendo. La empuñadura que podría usar de ahí en más sería la media casi como si la lanza se hubiera partido pero sin la parte de perder equilibrio.

Ephraim estuvo a punto de correr directo hacia la espadachín, directo a su muerte cuando una flecha le rozó la herida en la parte del ombligo haciéndola un poco más grave, eso fue suficiente para que el príncipe "recuperara" la "cordura", se volteó y buscó refugio detras de unas piedras mientras sacaba un Vulneary de una bolsa que tenía detrás y lo bebía. De repente el silencio que había durante la batalla con la espadachín se había perdido, había mucho ruido de repente y pasos de emergidos que ingresaban al castillo, no eran demasiados quizás unos diez que solo podrían vencer si luchaban como equipo, el equipo de los humanos contra los demonios.

Entonces, con la herida a medio curar y parte del dolor suprimido, Ephraim se paró, se volteó y se dispuso para pelear contra los emergidos.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 30, 2017 10:35 pm

Definitivamente era satisfacción lo que sintió al golpe de los metales entre ellos, principalmente porque sabe que consiguió dañar el arma del enemigo. Aunque fue frustrante no lograr partirla a la mitad, tomaría eso como una pequeña victoria. Y al golpear los metales, ella se impulsó hacía atrás otra vez, guardando una distancia media de su oponente porque era imposible lograr un segundo golpe exitoso en la posición actual.  

Lo que no esperaba la joven era que, cuando se puso en posición defensiva para detener el ataque de su enemigo, una flecha atravesara la habitación, dañando a su rival. Quizás eran solo alucinaciones provocadas por la emoción de la pelea pero por un instante muy pequeño la flecha le recordó a alguien que deseaba ver con toda su alma, pero su parte racional recuperó control rápidamente sobre sus pensamientos. Al ver a su rival esconderse, ella miró hacía donde estaban entrando nuevos enemigos. Emergidos.

-Hijos de su condenada madre Emergida ¡¿Los he esperado por todo el maldito día y se les ocurre aparecer ahora?! Voy a mandarlos de un espadazo a la conch...-

Se interrumpió cuando tuvo que esquivar velozmente otra maldita flecha. Se escondió detrás de otro pedazo grande de escombro del castillo. Miró hacía el costado, aún visualizando al príncipe. Lo imitó usando un Vulnerary para curar sus heridas, por lo menos parte de ellas. No podía pelear con tantos luego de haber gastado gran parte de su energía tratando de golpearle en la cara al principito ese.  

Miró por el borde de su escudo temporal de piedra. Eran unos diez Emergidos, quizás el grupo de exploración y análisis, si es que tenían una organización de ese estilo esos seres. Ella los odiaba y pretendía romper cada uno de sus brazos y piernas y sacar sus intestinos y jugar a saltar la cuerda con ellos.  

No fue necesario hablarlo pero se alió temporalmente con el príncipe de Renais con tal de deshacerse de esa amenaza. Al fin de cuentas, ella deseaba pelear con Emergidos cuando decidió acercarse a ese reino en primer lugar. Respiró profundamente, porque no podía creer que ayudaría a la realeza de otra nación, y se escabulló por el otro lado, como había hecho antes contra el príncipe, pero buscando a un enemigo específico. El arquero.  

El conjunto de exploradores Emergidos ya estaban entrando, eran cuatro adelante, y un arquero estaba acompañándolos. Cuando su aliado ocasional se dispuso a atacar, ella aprovechó el momento para aparecer detrás de un arquero y atravesarle el cuello con su espada, cortándole por la yugular. Hizo un sonido similar a una risa ahogada.  

Vulnerary = 2
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Sáb Mayo 27, 2017 2:26 pm

Lo primero que vio, además de los emergidos fue que la habilidosa espadachín estaba de su lado al menos momentaneamente. Sin pensarselo dos veces, el príncipe empezó a correr hacia el emergido más cercano tenía, la asesina había captado la atención de ese emergido portador de arco lo cual significó una gran ventaja para Ephraim, quién al estar a dos brazos de distancia ejecutó una estocada con fuerza clavando su lanza en el pecho del emergido, en ese momento el enemigo soltó el arco que portaba y cayó en el suelo inmóvil.

En ese momento el príncipe de Renais entendió que debía luchar de una forma más cautelosa debido al estado de su lanza, el mango estaba por quebrarse, eso sería una gran desventaja a la hora de luchar, por no decir que no podría luchar con su arma y tendría que empezar a pelear con los puños, lo cual implicaría que debería huír porque en el casi imposible caso de que venciera a los emergidos todavía tendría que luchar contra la espadachín que claramente se merecía su respeto.

Un emergido se acercó para atacarlo, era rápido por lo que lo único que pudo hacer el príncipe para defenderse fue poner uno de sus brazos para atajar el espadazo, la espada logró penetrar en su armadura por lo que el filo del arma se hundió levemente en en su piel. Ephraim hizó una medialuna hacia fuera con el brazo para oponerse a la fuerza ejercida por el enemigo, quitarse la espada de encima y desequilibrarlo aunque esa acción provocara que la herida se agrandara levemente. Aprovechando que el enemigo se encontraba en una mala posición, el lancero llevó su lanza hacia atrás y luego con un gran impulso la clavó en el emergido dejándolo fuera de combate.

Todavía quedaban bastantes emergidos, el príncipe se encontraba cansado y herido, entonces la tierra empezó a retumbar, se escuchaban pasos sincronizados como si fuera un ejército el que se estuviera moviendo. Ephraim dejó de prestarle atención a la batalla, se volteó y empezó a correr hacia un emergido que estaba en frente a la única subida posible a una montaña de escombros que le permitiría ver que sucedía afuera.

Cuando se encontró frente al emergido que estaba preparado para atacarlo, solo lo empujó para hacerlo a un lado y empezó a subir la montaña de escombros con saltos. Antes de llegar a la sima, escuchó una risa que le ruborizó la piel, se detuvo un momento para mirar de reojo hacia atrás, entonces entendió que si los emergidos eran agentes del demonio, aquella espadachín era el demonio en persona, pero no tenía tiempo para temer pero luego de dar el último paso y llegar a la sima de escombros, el temor y la desesperanza invadieron a Ephraim a medida que el paisaje se revelaba frente a sus ojos, emergidos y emergidos y emergidos, eran incontables, debía huír. Estuvo a punto de huír en ese mismo instante pero de haberlo hecho no hubiera actuado con honor, si bien pensaba que aquella mujer era un demonio no dejaba de ser una persona, era extraña sensación y pensamiento, el príncipe apretó la mandíbula y bajó lo más rápido que pudo de donde estaba, entonces gritó. -¡Debemos huír! ¡Son demasiados!-


Última edición por Ephraim el Lun Jul 03, 2017 10:15 pm, editado 1 vez (Razón : Me confundí de color.)
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 19, 2017 12:57 am

La mujer sintió el retumbar de los pasos, de fuertes pasos sincronizados. Sabía muy bien lo que eran, como si no hubiera experimentado el gusto de pelear con ejércitos como para no darse cuenta. El arquero que quedó a sus pies luego de que ella lo degolló seguía retorciéndose en pequeños espasmos involuntarios. Ella se alejó lo suficiente como para esquivar a otro lancero enemigo que arremetió contra ella.  

Miró de reojo como su compañero de batalla se había librado de algunos enemigos a tiempo para echarse a correr... lo cual le sorprendió un poco viniendo de un principito de aquél reino. El hombre tiró a un costado a su enemigo, como si fuera poca cosa, y siguió escalando la montaña de escombros. Ella no prestaba tanta atención mientras se libraba de sus propios problemas. Otro lancero enemigo iba contra ella y la mujer decidió hacer un ataque claro y fuerte contra el cuello de su enemigo. Lo corto también, viendo como la sangre saltaba hacía su rostro. La lanza de su rival rozó su rostro, cortando su mejilla sutilmente. Ella rió entretenida ante la situación. Empujó de una patada a su rival para distanciarlo.  

De un brinco se alejó de la masa del grupo, ahora quedaban mucho menos que antes pero algo le distrajo de planificar su próximo objetivo y eso era el mismo príncipe que le hablaba bajando del montón de escombros. Ella lo miró extrañada completamente, apretando el mango de su arma con fuerza hasta que sus nudillos quedaran blancos y sus uñas se apretaran contra su piel dejando marcas en forma de luna.  

-¿Estás de broma, principito? ¿Escapar? ¡Eso no es pelear con honor! -  

Estaba molesta por una petición tan ridícula como aquella. Venía una legión de Emergidos por lo que ella sabía pero ella había ido a ese lugar específicamente para morir en un gran combate. Si no fuera por haberse encontrado con ese príncipe fastidioso no estaría en mala condición para batallar. Sabe que ahora no dará la mejor pelea y morirá en manos de sus rivales a causa del agotamiento de una batalla anterior.  

-Si son un ejército deberíamos pelear...-

Y es ahí cuando la epifanía ocurrió. Si moría ayudando al príncipe de ese reino... moriría como... alguna clase de héroe que mantuvo a raya a los enemigos para que el heredero al trono se salvase. ¡Esa posibilidad sería horrible! Para disgusto de ella, ese príncipe con su discurso de honestidad y valores morales seguramente no tomaría el crédito por pelear solo. Agh, eso evitaría definitivamente una muerte digna para alguien de su familia.  

-Pensándolo mejor, si, vamos. Mejor aquí corrió que aquí murió, prefiero correr que morir peleando junto a ti-  

Aclaró para visualizar una posible línea de escape. Corrió hacía el príncipe, saltando sobre aquél Emergido que se había incorporado del empujón del hombre y le dio una patada en el aire directo en la nuca. El rival cayó al suelo y ella llegó cerca de la ubicación del príncipe.  

-Dime hacía donde correr y corremos, pero jamás hablaremos de esto otra vez... Nunca. Me iré de tu Reino, no nos conocemos, no quiero ser "quien peleó junto al príncipe de Renais" ¡jamás!-

Lo miraba con una mezcla entre rabia y disgusto pero no tenía más opción y la ausencia de opciones para hacer lo que ella deseaba era algo que realmente le disgustaba enormemente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Vie Jul 07, 2017 2:20 pm

Ephraim miraba con los ojos entrecerrados a la espadachín, era admirable su capacidad para luchar realmente tenía intenciones de enfrentarse al ejército emergido ella sola o quizás esperaba la ayuda del príncipe pero, si bien el príncipe no se rendía fácil sabía cuándo retirarse y también cuándo era estúpido continuar luchando, después de haber visto a los emergidos que venían al castillo de Renais no tendría ni una sola oportunidad, quizás ni siquiera tendría oportunidad con un ejército preparado.

-Si quieres morir allá tú... Yo no puedo... Es mi deber como príncipe heredero al trono vivir, sería egoísta de mi parte hacerme el héroe e intentar ganar una batalla en la que claramente moriré. Sería recordado como un héroe en lugar de como el guerrero egoísta que realmente sería si lucho ahora, tú eliges.- Dijo mientras se acercaba a la salida más cercana para dirigirse al norte de su posición cuando escuchó a la mujer que aparentemente había cambiado de idea.

Ephraim se puso en guardia cuando la mujer se acercó hacia él pero luego de escucharla la comprendió completamente. -Tu corre hacia el sur, luego hacia el este... Llegarás a Jehanna de allí vete y nunca regreses, como vea cualquier indicio de que pisas Magvel le diré a todos que me salvaste la vida, luego le contaré a hombres de confianza la verdad y mandaré a matarte.- Sus palabras no tenían ni una pequeña pizca de honor, sin embargo debía hacer lo posible por reducir la cantidad de amenazas que podría haber en el reino de Renais.

Al terminar de hablar siguió su camino proyectado hacia el norte de donde se encontraba, una vez fuera del castillo empezó a correr lo más rápido que pudo para alejarse de la espadachín y de los emergidos, para alejarse del lugar donde quizás se encontraban los restos de su padre y hermana por no mencionar los posibles cadáveres de sus más cercanos amigos. Ephraim corrió sin mirar atrás por varios minutos, luego continuó caminando ya que el cansancio combinado con el dolor no le permitían continuar corriendo, caminó por casi un día entero. Cuando empezó a ver a lo lejos un pequeño asentamiento de personas y un par de personas que se le acercaban el príncipe cayó al suelo y perdió la conciencia.


Off:
Disfruté mucho el tema. Después de responder puedes mandarlo a cerrar c:
Muchas gracias por el tema!!!!!
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [1]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
426


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 07, 2017 10:03 pm

Cuando el joven príncipe le mostró las indicaciones de cómo salir del lugar, Cloé solo asintió. La amenaza de revelar la mentira era grande, aunque que dijeran la verdad y le buscaran para una venganza era más su estilo y no era que la joven se hiciera de muchos amigos en la vida, así que hacerse de enemigos era su especialidad.

-No te preocupes, principito, no pienso volver a esta tierra de nadie. Es el peor destino turístico de todos los Reinos.-

Gruñó. Renais no era el lugar más interesante en el mapa ni mucho menos, y aunque hubiese llegado a esas tierras justamente para morir en pelea, la situación no era lo que esperaba. Odiaba escapar, pero su final debía ser mucho más interesante y esplendoroso sin un príncipe como testigo, de preferencia.  

Enseguida se hizo el intercambio de palabras, la muchacha decidió lanzarse en dirección al sur. Sus piernas eran rápidas gracias a su especialidad de combate. Mientras se desplazaba revisó su brazo y allí estaba, su tarántula se había escondido muy bien entre sus ropas sobre su hombro. Siempre se preguntará ella como hace ese arácnido para esquivar los golpes que ella recibe en combate, pero nunca lo sabrá. Un día esa araña morirá y eso le resultará más increíble que triste.

Sus pasos ligeros por fin la llevaron lejos de Renais, lejos del castillo tomado, lejos del grupo Emergido y, por milagroso que fuera, no encontró ningún enemigo cercano en ese trayecto. Por fin se detuvo a respirar una vez llegado a Jehanna, como indicó el molesto príncipe. Aún cansada y con heridas, se escapó de la zona sin muchas dificultades extra. Nunca volvería a allí, no porque se lo dijesen, sino porque había recibido el peor trato posible de los locales y si el rey no estuviera muerto, se quejaría con él.  

Finalmente se durmió de camino a Akaneia otra vez, en aquel barco que se mecía suavemente entre las olas. Atrás quedó Magvel, atrás quedó aquel enfrentamiento y esperará ansiosa volver a Nohr y hacer estragos por allí. Es más divertido en esa zona.


OFF:
¡Yo también disfruté del tema, muchas gracias por rolear!
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Eliwood el Lun Jul 10, 2017 10:58 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Ephraim ha gastado un uso de su lanza de bronce.
Cloé ha gastado un uso de su espada de bronce.
Cloé ha gastado un Vulnerary.
Ephraim ha gastado un Vulnerary.

Ambos obtienen +2 EXP.

Gracias al aumento de experiencia, Ephraim obtiene el primer skill de la rama Lord:

Nihilismo - Cancela el uso de un skill, ya sea de un aliado, un enemigo u otro. El vanguard o lord puede seleccionar un skill ajeno y cancelar el uso del mismo durante todo el tema; puede hacer esto apenas la otra persona utilice su skill, o antes de ello, mas no después de que ha sido utilizado.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
Espada de bronce [2]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matar por diversión [Campaña - Priv. Ephraim]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.