Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Sáb Mar 04, 2017 4:20 pm

Eugeo agradeció internamente que el camino recorrido en Norh desde que atravesó la frontera con Ylisse fuera tan breve, pues las complicaciones del -mínimo- desplazamiento por el territorio fueron todo un reto para el caballero de Altea. Los consejos de los compañeros y sobre todo de Xander fueron de gran ayuda, permitiendo que tomara especial precaución a la hora de comportarse con los disciplinados soldados del paso fronterizo. Fue de gran importancia el salvoconducto que le otorgó el príncipe que, aunque no quisiese abusar de éste, hizo uso de su segunda clausula -que reza: “y se le prestará auxilio para llegar al castillo Krakenburg en caso de solicitar.”- para llegar a la ciudad Windmire lo más rápido posible. Norh era una tierra que desconocía, con complicadas condiciones lumínicas y peligros naturales. La atmósfera era abrasadora si se comparaba con el limpio y gélido aire de Silesse, siendo una de las muchas cosas en la que ambos países eran tajantemente distintos. Para más inri, gran parte de su geografía incluía caminos escarpados a gran altura que activaban la acrofobia del espadachín con solo mirar el paisaje. Eugeo lo analizó seriamente: No sería capaz de sobrevivir en aquella tierra en condiciones menos favorables. Por fortuna, su calidad de invitado hizo que sus primeros momentos fueran relativamente cómodos.

Llegó a la capital el mismo día que atravesó la frontera, tarde, por lo que tuvo que esperar al día siguiente para reunirse con Leon. Con la solidez administrativa que demostraba el país, seguramente ya se habría enterado de la llegada de Eugeo, y estaría esperando la audiencia más pronto que tarde. El joven Schuberg no lo habría hecho esperar de todas formas, consciente de las obligaciones que tenían ambos para con sus respectivos países. El caballero llegó a las puertas del anillo interior de la capital con la funda de su arma en una mano y el documento en la otra. Se presentó ante los guardias que custodiaban la puerta con impecable actitud y cuidado e hizo entrega de la misiva que debía darle acceso al interior. Dejó su arma voluntariamente y sin previa solicitud en custodia de los soldados de Norh, concienciado de que no quería -ni debía- provocar ningún problema durante su cita con el príncipe. Una vez los guardias hicieron las comprobaciones oportunas abrieron las puertas, dando acceso a Eugeo al castillo de Krakenburg. Si eso se pudiera llamar un castillo... Irónicamente, las murallas no protegían el acceso a un torreón, si no que impedían la irrupción a una profunda zanja. Con ver el inicio del hoyo, que tenía el diámetro de varios edificios, tuvo más que información suficiente para saber a qué se estaba “enfrentando”.

Uno de los guardias lo guió con diligencia al interior de la fortaleza, a través de una sinuosa escalinata alumbrada con candiles y antorchas así como ventanales con vistas a la pared del otro lado del agujero. En contra de toda intuición el enclaustramiento no enturbiaba el aire ya que, resguardados de los residuos del volcán, la ventilación era mucho más limpia. El calor bajó de igual modo, consiguiendo una temperatura agradable en todo el complejo. Sin lugar a dudas, aunque a simple vista pareciera una bajada a los infiernos, la estructura subterránea había resultado más práctica de lo que aparentaba. Las escaleras acababan en un amplio hall. El soldado llevó al invitado a una sala de espera, no muy lejos de donde se encontraban. La habitación era amplia, con muebles que permitían una espera cómoda, así como una pequeña librería a disposición de los más lectores. Las paredes estaban cuidadas, adornadas con un buen repertorio de cuadros, cortinas y amplios ventanales -una vez más mirando al centro del agujero-. Se le indicó a Eugeo que esperara hasta que le recibiera el príncipe. En caso contrario, se le informaría del inconveniente y muy posiblemente sería invitado a permanecer en el castillo hasta que dicha audiencia se produciese.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Leon el Lun Mar 06, 2017 9:58 pm

El alto espejo de plata reflejaba al cuarto príncipe de Nohr quien giraba enfrente a él revisando que cada pequeño detalle de sus vestimentas estuvieran en su correcto lugar.
Hoy, como le habían informado, le correspondía recibir a un caballero de Altea. País con el cual actualmente no tenían hostilidades, pero que el mago sabía que eso era solo cuestión de tiempo para que esa burbuja explotara.
La nobleza alteana se regodeaba de ser descendientes de Naga tanto como ellos de Anakos, por lo que la tensión entre ambos era casi palpable, o así era ante los ojos del príncipe.
Respecto al caballero que debía recibir, no tenía demasiada información al respecto. Su hermano mayor lo había mencionado en sus cartas junto a detallado informe sobre una jinete de pegaso la cual había resultado herida en el campo de batalla.
“Tanto problema por una sola y torpe muchacha que …”

Leon terminó de dar los últimos retoques a su cabello, cuidando que cada mechón apuntara hacia donde debía, y terminando por fin su exhaustivo ritual de todas las mañanas. Tomó un puñado de pergaminos y escritos de su mesa de luz y partió al estudio. Recibiría al extranjero en la comodidad del estudio de su hermano mayor. Este era el más ventilado y con mejor iluminación. Además, no quería que el posible espía alteano tuviera rápido acceso a sus libros de magia negra y ocultismo que decoraban su estudio personal.
Por supuesto llegó el primero y se acomodó y familiarizó con los elementos del lugar antes de darle la luz verde al guardia de que permitiera al extranjero pasar.
“Deberías permitirle ver que eres un mago oscuro. Y hacer énfasis en que la casa real de Nohr es descendiente y fiel a Anakos. Estamos más que seguros de que es un espía, porque no darle lo que quiere, lo que vino a buscar! Una declaración de guerra a esos amantes de Naga!! A esos…”
Leon masajeó su cien cansado. Hoy iba a ser uno de esos días.

-Bienvenido a Nohr Sr. Schuberg. Soy el príncipe Leon, cuarto a la corona. Me habían notificado previamente de su visita, es un placer por fin conocerlo. Por favor, tome asiento.-



Con suma delicadeza, le señaló con un ademan la silla enfrenta al ancho escritorio de caoba negro que su hermano solía ocupar, mientras él volvía a tomar asiento en un elegante sillón del mismo material, lleno de labrados de dragones y con la heráldica del reino sobre la cabecera.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Tomo de Viento [1]
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1033


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Lun Mar 13, 2017 7:28 pm

La espera no duró mucho, a penas unos minutos restaron en aquella elegante sala de espera, a la que ni siquiera se había acostumbrado. Todo tenía un ambiente lúgubre y a la vez reconfortante, sobre todo si se comparaba con el caluroso ambiente de Windmire. El mismo guardia volvió para avisarle y escoltarlo a través de los pasillos del castillo, que se extendían igual si no más de aquellos que se erigían sobre la superficie. Siguieron una ruta difícil de recordar por el caballero de Altea, tomando muchos giros en el trayecto, como si fueran a propósito, aunque desconocía cual era el motivo. El guardia no había hablado en ningún momento con el invitado, pero eso no era problema para Eugeo, así que no quiso interrumpir su silencio. Los pasillos estaban decorados con una orfebrería similar a la que había encontrado en la sala de espera, desconocida para el oriundo de Silesse. Allí todo era más sobrio y, sobre todo, más blanco. Tras un pequeño paseo finalmente alcanzaron lo que parecía ser el despacho donde Leon, príncipe de Norh, le recibiría.

Debió aguardar unos segundos antes de que se permitiera la entrada, demostrando una vez más lo perfeccionista de su protocolo. Le inquietaba considerablemente el hermetismo que lo rodeaba todo en el castillo, pero él no era nadie para cuestionarlo, pues las normas de cada país existían por algo. Esperaba abandonar sus prejuicios y conocer algo más de ellos en esta breve visita, y así entender aquella cultura que tanto desconocía. A su entrada, un solemne habitáculo que no podía compararse en nada a la otra sala. Aunque todo hacía pensar que estaba diseñada para pocas personas, su amplitud era más obvia y organizada que la sala de invitados. Con un espacio libre que podía albergar a una veintena de personas si fuera necesario, con grandes estantes llenos de documentos y un escritorio capaz de amontonar muchos de ellos. Finalmente, un amplio ventanal al núcleo del castillo y el escudo de la familia real de Norh, con el cual estaba familiarizado después de leer el salvoconducto del príncipe Xander. Eugeo desconocía qué tipo de gente recibiría esas paredes, pero él había perdido el aliento por tal panorámica.

- Príncipe Leon. - Saludó de vuelta, realizando una pronunciada reverencia con el puño derecho pegado al pecho. - Me llamo Eugeo Schuberg. - Ya que no iba en nombre de Altea, no hizo ninguna mención al respecto. Su vestimenta tampoco mostraba ninguna insignia del país, aunque era consciente de que Leon sabría que servía al príncipe Marth. - Agradezco profundamente, en nombre de mi hermana y en el mío propio, ser recibido aquí y ahora. - Una vez se presentó, el joven Schuberg tomó asiento tal y como le había indicado su anfitrión. Lo hizo cuidadosamente, embriagado por el ambiente de perfección que se respiraba en esa sala. - Permítame entregarle algo, en agradecimiento a vuestro tiempo y consideración. - Tenía entendido que el cuarto príncipe tenía la lectura entre sus pasatiempos favoritos, por lo que rebuscó entre sus libros antes de partir a Norh, hallando uno en el que recopilaba parte de la historia de Silesse -y de la familia Schuberg- a través de relatos bastante antiguos. En su portada, inscrito el escudo familiar de los Schuberg con un bordado plateado. Este constaba de una cruz inscrita en una circunferencia y una linea horizontal trazada en la base de la misma. - Espero que acepte y disfrute de este humilde presente por parte de mi familia. - Añadió, extendiendo su brazo hasta el otro lado del escritorio, esperando a que el príncipe recogiera el volumen con sus propias manos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Leon el Dom Mar 19, 2017 10:21 pm

Arqueando una ceja Leon escuchó al joven caballero presentarse con el mayor formalismo que se acostumbraba y debió admitir que se sorprendió. Como se trataba de un caballero que viajaba desde un reino… no enemigo pero con el cual tenían una fuerte diferencia religiosa, creía que el trato del visitante iba a ser menos cortes y aplicado, pero lo tomó como una grata sorpresa tanta demostración de modales y etiqueta.
Aceptó el libro que se le obsequiaba a tiempo que con un ademan con la mano indicó al muchacho, el cual debía tener apenas un año más que el propio príncipe, que tomara asiento en la silla delante de él.  Antes de comenzar sopesó el grueso volumen que tenía frente a él, recorriendo con la yema de los dedos los detalles grabados en la portada.
“Que no nos engañe este muchachito de ojos claros y actitud dócil! Es un guerrero! Y uno que le rinde culto a nuestra diosa enemiga! No bajes la guardia.”

-Es un maravilloso ejemplar sin dudas, muchas gracias por el detalle, tenga presente que lo leeré en la menor oportunidad que tenga.-

Dijo con una honesta sonrisa en los labios mientras dejaba el tomo con cuidado a su derecha, junto a otra montaña de papeles y documentos.

-Debo admitir que no sabía que usted provenía de una casa noble, de saberlo con antelación le habría recibido con la pompa que merece.-

Con un cortó aplauso llamó al sirviente encargado del despacho y le ordenó que trajera un servicio de té para los dos. Cuando el muchacho partiera, Leon se aclaró la garganta antes de empezar, aprovechando para ordenar y serenar la mente, la cual parecía estar más parlanchina estos días.

-Mil perdones, pero espero que no le moleste tomar el té en un estudio. Sé que ustedes los alteanos son de disfrutar de estos encuentros en frondosos jardines, mas eso no es posible aquí.
Debo admitir también que me sorprende, nunca había escuchado del apellido Schuberg … y creí haber estudiado a todas las familias reales de este continente …
Bueno, en efecto vuestro libro será de gran enriquecimiento para Nohr, de eso no cabe dudas.-


Dijo zanjando el asunto y comenzando a sentirse extremadamente incomodo a sabiendas de que tenía nueva información a su derecha que antes desconocía pero que no podía hundirse en la lectura en ese momento.

-Volviendo al tema que nos compete, En efecto, tengo la crónica del último viaje del príncipe Xander en Ragna Ferox y en el describe a una muchacha la que, viéndolo a usted ahora, puedo evidenciar que es su hermana.
Que exactamente le ha traído hasta aquí Sr. Schuberg? Además de dar las gracias. –


No quería ir con muchas vueltas, quería desenmascarar a la metiche serpiente y ver como se retorcía ante la luz de la verdad. Pero debía ser paciente. De una pregunta a la vez.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Tomo de Viento [1]
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1033


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Miér Abr 19, 2017 5:34 pm

El caballero de Altea mostró una sonrisa de satisfacción al ver su presente recibido de buena gana y tomo asiento tal y como el príncipe indicó instantes después, recostando su espalda en el cómodo respaldo y manteniendo una postura erguida. Apoyó sus manos en la mesa, cuidando de que no invadía demasiado espacio -los codos se mantenían alejados en todo momento-. Manos juntas con dedos entrelazados finalizaban los detalles de su presencia. Eugeo era una persona que disfrutaba del protocolo, sus mecánicas y los motivos detrás de las mismas. Esa actitud concienzuda alcanzaba su máximo exponente al tratar con personas que comparten con él ese tipo de educación. - He sido tratado perfectamente, príncipe Leon. - Replicó con naturalidad. - La ayuda que me han prestado algunos de sus soldados para llegar hasta aquí, y el haberme recibido por supuesto, es sin duda valioso y más que suficiente. - Argumentó con la misma sinceridad que al inicio, gesticulando una leve reverencia.

El joven Schuberg aguardó en silencio hasta que Leon despachó al sirviente que previamente había llamado. Supuso que un producto como el té sería escaso y valioso en tierras como las de Norh, un detalle que tendría en cuenta a la hora de consumir su taza. - Descuide, lo comprendo perfectamente. - Separó una de sus manos para acompañar su respuesta, indicando también de forma no verbal que no había ningún inconveniente en aquello. - Lo que me recuerda algo que olvidé aclarar antes. - Añadió después de una pausa, volviendo a colocar su mano junto a la otra, pero no repitiendo la misma postura de antes. - Es normal que ignore el nombre de mi familia, pues provengo del continente de Jugdral. Mantenemos un estatus medio dentro de la nobleza de Silesse, por lo que nuestro apellido es prácticamente desconocido fuera de nuestro país. - Explicó con la mayor claridad posible, resolviendo las dudas que tenía el príncipe sin llegar a aburrirle con los detalles. Al menos en primera instancia, pues no descartaba que Leon hiciera nuevas preguntas a partir de lo que estaba diciendo.

Eventualmente la conversación se salió del cauce de las presentaciones, tomando la vertiente más seria de aquella audiencia. - Así es, la mujer a la que ayudó Xander es mi hermana.- Afirmó. - Sinceramente, providencial fortuna tuvieron por lo que ella me ha relatado sobre lo sucedido. - El sereno porte de Eugeo se vio sutilmente perturbado por la última pregunta del príncipe, confundido, pues el motivo presentado a través de su carta era sincero y único. Con el dicho de “Piensa el ladrón que todos son de su condición” en mente, no sabía quién de los dos había errado: Él príncipe por sospechar de Eugeo o él mismo por pensar que aquella pregunta tenía como objetivo destapar intrigas -que no existían-. De una forma u otra, cualquier conclusión llevaba al otro como cómplice, entendió que acababa encerrado inevitablemente. Tomó esa incómoda situación como un malentendido y pasó a repetir lo que venía escrito en la carta que le mandó a Xander. - El destino me ha llevado a vivir en el país vecino de Altea, pero esta audiencia cumple intereses familiares. - Contestó de forma correcta, sin dejar que el mal presentimiento de antes dejara matices en su habla o gestos. - Quizá, también cumpla intereses personales. Siendo honesto, todo lo que rodea a mi hermana Alice ha estado quitándome el sueño. Hay cosas que quería saber por parte de Xander, además de mostrar mi agradecimiento. El inconveniente de que no pueda recibirme, afortunadamente, no va a impedir que consiga algunas respuestas. Gracias a usted, príncipe Leon, por cederme algo de su tiempo recibiéndome y preparando una copia del informe que su hermano escribió. -  Los recuerdos más recientes de su hermana eran poco agradables, aquejada y desolada en el castillo de Altea producto de las heridas físicas y psicológicas que trajo de Regna Ferox.

No obstante, no dejaría que la situación delicada de su hermana tomara mayor peso en la conversación. La había dejado en buenas manos, y sus heridas parecían que estaban sanando sin complicaciones. - Tengo entendido que tenéis una hermana menor, estoy seguro de que entendéis mis inquietudes. - Finalizó sonriente, denotando concilio final en las apesadumbradas palabras sobre su hermana.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Leon el Jue Mayo 11, 2017 2:07 am

Leon se sonrió cuando le mencionó a su hermana Elise, terminando de cellar en su mente la etiqueta de espia sobre el caballero de ojos claros. Si bien sus labios sonreían abiertamente, en su mente la imagen era más a la de una serpiente enroscándose sobre si misma antes de atacar.

-En efecto, conozco muy bien esa sensación.-


“Es obvio que mencionó a Elise como una amenaza! Está haciendo alarde de lo mucho que nos conoce y justo hace mención de nuestra hermana menor primero que nada!”
Leon entrecerró los ojos y se preparó mentalmente para jugar su turno en ese improvisado ajedrez.

-Silesse-


Repitió pensativo el cuarto príncipe mientras se tomaba un momento para asimilar toda la nueva información que le caía delante, y dándole una mirada curiosa al libro nuevamente. Su apremio por iniciar la lectura de este era cada vez mayor y comenzaba a asemejarse a una necesidad biológica similar a la sed o el hambre.

-Debo admitir que me sorprende con creces que un miembro de cualquier casa real se haya puesto bajo la bandera de otro reino… más siendo Silisse un país al que todavía acosan los emergidos…
Perdóneme el comentario a la ligereza, pero me cuesta no verlo como un traidor a su patria Sr. Schuberg-


Leon hizo una pausa para que el peso de sus palabras cayera sobre su invitado. Ya lo había dicho antes, no era su intención caer en gracia ante los ojos de un soldado enemigo. Si tenía suerte, ese tipo de comentarios afilados romperían su coraza de paz y lograría sacar a flor de piel al verdadero Schuberg.

-Si bien me dice le destino lo ha empujado a abandonar a su gente en pro de una nación la cual, como Nohr, ha sabido solventar el problema de los emergidos… por favor, le ruego que se explique en este punto, ya que me está empezando cada vez más en mantenerle la mirada.-

Justo en ese momento entraba el sirviente con una gran bandeja repleta de bocadillos y un aromático té de jazmín pronto en la tetera.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Tomo de Viento [1]
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1033


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Dom Jul 30, 2017 2:39 pm

El rostro amigable de Eugeo pronto cambió, mostrando un deje de inseguridad a medida que las lapidarias palabras de Leon fueron llegando. Como si un mecanismo interno se activara en el subconsciente del varón Schuberg, descubrió que algo no estaba yendo bien en el fondo de las palabras del príncipe. Inicialmente fueron simples dudas, suponiendo que aquellas conclusiones se debían a la desinformación de Leon. Más tarde, con la acusación de traición directa, sus ojos mostraron sorpresa que fue tornándose en desconfianza unos instantes. No era la primera vez que tenía que hacer frente a tal recriminación, mas no esperaba un ataque así en una conversación cordial. - ”¿Esto a qué ha venido? ¿Que razón puede haber?” - El tiempo se ralentizó producto del subidón de adrenalina. - “Me está acorralando, pero, ¿Qué tiene en contra mía?” - Si descubría la desazón detrás de Leon podría intentar arreglarlo. - “Ya veo, puede que no tenga nada que ver conmigo...” - Aunque no lo conocía de primera mano, varias pistas le habían indicado que la relación entre Norh y Altea a nivel religioso era tensa. Si ese fuera el motivo, no había nada que pudiera hacer más allá de aguantar críticas y tratar de evitar provocar más problemas.

Habían pasado tres segundos de silencio.- No, me temo que mi familia no es tan influyente, no somos cercanos a la realeza. Mis antepasados más inmediatos se dedicaron al negocio, mi hermana y yo somos la excepción. - Explicó en primer lugar para hacerle entender al príncipe que su estatus no llegaba equipararse con las casas reales. - Por otro lado, me fui de Silesse años antes de que llegaran los emergidos. Está claro que no me habría ido de haberlo sabido, pero así han salido las cosas. - Añadió con un deje de arrepentimiento, pero con tranquilidad, pues era en esencia toda la verdad de lo sucedido. - Y, sí, ahora mismo estoy sirviendo a Altea. Dentro de lo que un sólo hombre es capaz de hacer, luché para expulsar los emergidos de sus islas menores. Ayudé a que la situación de Altea sea la que es ahora. - Si podía argumentar sus logros como caballero de Altea podría quitar esa mala imagen de Leon. No era un aprovechado que huía a las zonas liberadas, si no que había derramado sudor y sangre en pos de la expulsión de los emergidos. - El propio Marth fue quien me concedió el título de caballero de Altea, por mi esfuerzo por liberar sus tierras. Quería que la conversación estuviera exenta de política, pues no tengo ninguna autoridad para hablar en nombre de Altea, soy sólo un soldado. - Divagó, sin estar seguro de que hubiera sido una buena idea dar tantas explicaciones.

- Como dije antes, esta visita es por motivos personales, gustosamente responderé más preguntas si estas hubieran surgido. - Culminó con una sobria sonrisa, pasando entonces a prestar atención a la bandeja que había traído el sirviente. - Tiene una pinta irresistible.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Soy mejor usando espadas que palabras {Social} [Priv. Leon, Eugeo]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.