Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 2:51 pm

Tras haberse puesto de acuerdo con la joven Cleah Vermilion. Partieron en dirección a Hoshido, aunque desde Altea era un camino muy largo, caminaban sin descanso ni siquiera reposo hasta la luz de la noche, donde paraban y acampaban. Varios días fueron los que caminaron hasta llegar a Ylisse, donde una vez más acamparon antes de entrar en lo que sería territorio Nohrio. Una especie de prueba pasaba por la cabeza del joven aventurero ¿Qué tal si le hacía una pequeña prueba a Cleah?

Planeó sutilmente sus próximos movimientos, sin dejar rastro alguno de sus planes. Dos largos y pesados palos simularían sus espadas y cogería por sorpresa a la chica, en la misma noche. Mientras uno duerme, baja sus defensas, la reacción natural del cuerpo de querer dormir al habernos despertado de sopetón, hace torpe tus movimientos e indecisos tus pensamientos, por ello, Khirel decidió "asaltarla" por la noche, como una especie de juego. Esperó a la noche como hubiera hecho cualquier otro día, ansioso por saber como reaccionaría su presa al ser asaltada con un palo de madera.

Era una persona de costumbre, cuando el sol cayó y la luna hizo acto de presencia en el firmamento, pararon para acampar. Así que se instalaron al lado de algunas montañas que hacían frontera con Nohr. Allí en silencio, esperó a que la chica se durmiera, pese a que el acto pudiera parecer algo pervertido, tocó su brazo para asegurar que estaba dormida, lo acarició dos veces para asegurar. Luego de ver que seguía aparentemente dormida. Alzó su voz con su grito de guerra. - Allá va mi espada Cleah ¡Cuidado! - Dijo en alto mientras lanzaba uno de los dos palos a las manos de la chica, sin saber en sí si sería capaz de cogerlo al vuelo en dichas condiciones.

Ya estaba todo preparado, como si de una broma pesada se tratara (Pues en parte lo era) porque incordió el sueño de la joven  mujer. Pero Khirel necesitaba ver por si mismo si no se había equivocado y esa chica sería una carga para él. No le importa tener compañía, pero no le gustaría que cuando estén en peligro, tenga que pensar en como salvar a ambos. A fin de cuentas, quería ver si era capaz de defenderse sin excederse demasiado, pues al fin y al cabo, era una broma/prueba, no un asalto de verdad. - Muéstrame que puedes hacer, ante esta situación, trata de que el fuego no te queme.- Dijo haciendo referencia a su elemento mas afín por su aspecto, por su rojizo pelo, sus candentes ojos y su plateada con detalles escarlatas armadura.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 4:04 pm

Cuando por fin consiguió conciliar el sueño un pesado golpe en la cara la despertó de sopetón, movió las manos en todas las direcciones mientras intentaba despertarse y palpar a algún enemigo cerca, tras abrir los ojos escucho las palabras de su compañero de viaje el cual portaba un palo como si empuñara una espada. Eran las tantas de la madrugada, impresión de la joven estratega se debía a que ella misma había colocado trampas en el perímetro sin que Khirel se enterase para detectar a posibles bandidos o emergidos en las cercanías, ya que estaban en territorio invadido por los mismos, la joven que se sujetaba la nariz como si se le fuera a caer observo su entorno y al mismo Khirel, el objeto que le había golpeado en la cara era ese robusto palo que estaba en el suelo, le miro con enfado, no estaba en contra de las pruebas como el decía, pero si de que la despertaran en medio de la noche. -¿Acaso tienes idea de lo importante que es descansar para que el viaje nos salga bien?, ¿Si te doy una paliza con esto podremos irnos a dormir? Mañana deberemos atravesar las montañas hacia Nhor, espero que no te quejes a medio camino.

Observo su entorno como si de una batalla real se tratase, no portaba su armadura en ese momento sin embargo eso era una ventaja para ella, las armas con las que estaban "jugando" no eran mas que palos, su vida no corría peligro, así que el hecho de no portar su armadura la hacia mas ágil y rápida que Khirel, el cual no había caído en ese detalle, el fuego aun estaba encendido, las bolsas de viaje estaban en la cabecera de lo que serian sus camas, que en realidad no era mas que unas mantas agrupadas una sobre otra hasta hacer un ligero colchón, aun quedaban restos de la cena cerca de la hoguera y la única luz que había era la del fuego y la de las estrellas. Khirel parecía bastante fuerte con su esgrima, sin embargo, si esto era una prueba para medir su capacidad de lucha en condiciones reales todo valía.

La estratega que aun se encontraba de rodillas sobre su cama, rodó hacia adelante cogiendo el palo con su mano derecha y una piedra pequeña con la izquierda, la cual lanzó hacia el rostro de Khirel, a priori, parecía que Cleah tambien queria golpear la cara del espadachín por haberle lanzado un palo, sin embargo aprovecho el momento en el cual coloco su brazo sobre el rostro para desviar el pequeño proyectil y golpeó con fuerza la hoguera lanzando todas las brasas sobre el espadachín, acto seguido emprendió la carrera y le golpeó el estomago con el palo con relativa fuerza tanto como para hacerle perder el equilibrio levemente.

-Oh... parece que el fuego también afecta al señor escarlata, se ve que tan afín al fuego no eres después de todo... TschDijo la joven que se encontraba en cuclillas junto al rival aun afectado por las brasas de la hoguera. -¿Podemos irnos ya a dormir?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 4:31 pm

El humor de la chica era de los que Khirel mas buscaba, parecía rabiar con la prueba por haberla despertado de tal manera. Le hizo gracia su valiente hablar aún estando relativamente medio dormida. Además, su mirada de enfado enternecía también al hombre de pelo rojo, pero tenía que tener cuidado, acababa de sacarla de sus casillas, así que ahora necesitaría defenderse de lo que sería seguro un combate. - Vale, adelante, apalízame si puedes Cleah.- Le dijo soltando tras esto una carcajada. - Para sobrevivir no solo tienes que saber dormir, pequeña marmota malhumorada.- Añadió bromeando sobre el mal carácter que se le había puesto al levantarse.

Solo hizo falta que bajara un poco la guardia para que la chica rodara por el suelo y con su mano izquierda disparara un proyectil recogido previamente del suelo de alrededor. Khirel puso su brazo izquierdo como protección, evitando que la piedra impactara con su cara pero entonces, una negro humo, cenizas y fuego fueron esparramados en su armadura, siendo una maravillosa forma de despistar al joven, mientras tanto, un rápido movimiento por parte de la chica le hizo a cortar distancia y posteriormente golpear el estómago del aventurero, el cual retrocedió un paso por el golpe.

Con las habladurías de la estratega, Khirel vio su momento y le apoquinó un terrible golpe con su rodilla, de la cual ella estaba muy cerca. - Mírame, no hay ser mas afín que yo. - Dijo con una sonrisa mientras caminaba hacia ella para volver a golpearla con esta vez el palo. Tenía la ventaja de que a diferencia de ella, el joven esta vez no se había quitado su armadura, además gozaba de un buen cuerpo para aguantar unos cuantos palos extra. - ¡Vamos Cleah! ¿Que tienes ahora para mí? - Dijo mientras dejaba caer un poderoso golpe en vertical, fácil de esquivar pero muy hiriente si la golpeaba.

Estaba siendo bastante divertido, Cleah era una excelente rival y hacía un buen uso de su razonamiento. Quizás, la prueba fue una buena opción para que Khirel se diera cuenta de el potencial de aquella mujer. No solo era lista, también era diestra, se podía comparar a Khirel en agilidad y manejo de la espada, quien tanto empeño había puesto en aumentar su destreza con esta. -Parece que leer libros no es lo único en lo que te asemejas a mí.- Comentó con un tono burlesco. Mientras, limpiaba como podía el resto de las brasas de su armadura y la parte inferior de su rostro, que habían tornado a un color un poco mas oscuro por la madera quemada hecha ceniza que había caído en él a causa de Cleah.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 5:10 pm

La inteligente acción se le había subido a la cabeza, ¡esto era un combate real!, o al menos es lo que se pretendía, que intentaba demostrar hablándole a Khirel como si fuera un adversario del montón, ella ya sabia que era diestro con la espada y en la lucha en general, pensaba mientras encajaba como podía un gran rodillazo en el estomago el cual la dejo casi de rodillas en el suelo. La estratega intentó mantener las distancias con el para no seguir recibiendo golpes, sin embargo era inútil, el golpe la había dejado en una mala posición y esta vez los golpes llegaron con el palo, la espalda le ardía, tras un par de golpes de Khirel notaba incluso la forma del palo en su espalda, únicamente sintiendo el dolor que este le causó, el tercer golpe parecía algo mas lento, sin embargo, si eso la alcanzaba seria el fin para ella y no hay nada que moleste mas a la pelirosada que una derrota, y mas cuando posiblemente fuese a causa de su propia arrogancia y estupidez, la escurridiza joven rodó para alejarse del ultimo golpe de aspecto demoledor, y con gran rapidez se incorporo y se coloco en guardia.

Musica de batalla:

Iba a ser difícil vencer a Khirel en un enfrentamiento mano a mano, era hábil, quizás mas que ella, sin embargo eso nunca le había echado para atrás antes, en realidad, estaba disfrutando el combate, sentía que entrenar con Khirel significaría mejorar muchísimo con su esgrima, este pensamiento la hizo sonreír casi inconscientemente, sin embargo nada de eso importaba ahora, la batalla estaba justo frente a ella y debía pensar en algo, arrojarle cosas no volvería a funcionar y ahora se encontraba muy alejada del campamento como para buscar herramientas extras, sin embargo no encontraba nada, así pues opto por un método de combate sucio, su favorito, cargó contra Khirel pero a la defensiva, esperó su ataque y lo desvió con su palo, todo espadachín que se precie tras un ataque fallido se aleja para mantener una posición segura en el combate, y eso Cleah lo sabía así pues, en vez de arremeter contra el usando la improvisada espada sabiendo que su golpe iba a ser esquivado decidió pisar el pie del pelirrojo con bastante fuerza y contundencia lanzando un golpe con lo que seria el pomo del arma sobre la mandíbula de el, y cuando este intento alejarse del predecible golpe su pie atrapado por el de la joven espadachina se lo impidió, lo que provoco que cayese al suelo de culo al perder el equilibrio.

-Estoy realmente impresionada, créeme, me duele la espalda tras esos golpes, si me hubiese alcanzado ese ultimo estaría acabada, sin embargo sacrificaste mucha velocidad para añadir tanta fuerza al golpe. Sin embargo no te lo negare, estoy disfrutando este combate, eres muy diestro y tienes un gran aguante, ademas, eres como yo, no soportas perder y eso me enciende aun más, me dan ganas de aplastarte. Era extraño observar a la estratega tan encendida, cualquiera que la conociera sabría que le gustaban los retos y estaba en una apasionada batalla con un gran rival delante y quizás un gran compañero de batalla. Nunca se sabe.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 6:16 pm

La estratega se había confiado ante Khirel, pero él también cometió el mismo error, queriendo sentenciar de un solo golpe el combate. El sacrificio de la velocidad por aumentar la fuerza, le sirvió de ayuda a Cleah para velozmente escapar sin apenas dificultad de las garras del pelirrojo. Rodó y se incorporó, recobrando el aliento y poniéndose en guardia.

Con el desarrollo del combate, Khirel adoptaba cada vez más, una posición más y más defensiva, aumentaba cada vez más los puntos flacos que anteriormente había dejado expuestos, siendo prevenido por la anterior jugada de la chica de ingenioso pensar. La duración de la batalla le hacía adaptarse, sus ojos comenzaban a ver mejor en la oscura noche, sus sentidos se agudizaban y su ansia por ganar le hacía superarse con cada movimiento, era una pena que Cleah fuera... Exactamente igual, no se dejaba intimidar por el 1`90m aproximadamente del espadachín, ni siquiera su arrogante rostro le inducía miedo o perdición en su más profundo pensamiento.

- Debes de haber tenido problemas en el pasado para saber actuar tan rápido, dulce flor de loto. - Sonrió y levantó su palo una vez más, señalando a la estratega. - Adelante, te espero aquí mismo. - Fue entonces cuando el ágil cuerpo de Cleah se movió hacia Khirel, quien estaba plantado como un bastión en el mismo sitio. Acortó distancias con Khirel con un aparente tajo que ya esta sabía que iba a ser esquivado, se trataba de un engaño. Cuando Khirel fue a retroceder para esquivar el golpe consecutivo que venía con aquella finta y que iba a ser ejecutado con lo que sería el "mango" del palo para acortar tiempo, su pie se vio atrapado por la del rival y recibió con su cara el golpe, cayendo al suelo desequilibrado. El sonido férreo de la armadura se escuchó en todo el lugar tras la caída.

Sin esperar mucho más se incorporó dando unos pequeños pasos para atrás primero antes de levantarse para evitar golpes en el suelo de Cleah. Puesto nuevamente en guardia e impresionado por las habilidades de la estratega, volvió a responder. - Eres el claro ejemplo de que alguien pequeño tiene posibilidades con alguien grande. - Grandes caballeros, marineros, hombres de todo tipo temían a Khirel en un principio por su físico y altura, normalmente son intimidados si el joven pelirrojo lo desea. Pero esa chica... Esa chica no se intimidaba, se excitaba por la batalla que el aventurero le estaba dando.

-No, perder no está entre mis términos favoritos. He de premiarte diciéndote que tu determinación es admirable y tu manejo de la espada hace que el mío no pueda brillar en todo su esplendor. Eres ágil y no solo físicamente, también piensas a una velocidad considerable. Es normal que desempeñes ese trabajo, te va como anillo al dedo... -

Ha decir verdad, ya la había probado, pero Khirel le apeteció regalarle algo también de su intelecto, así que lanzó su palo en dirección a Cleah, despistando su atención para no recibir el golpe de aquel palo lanzado con terrible fuerza. Justo cuando soltó el palo de su mano, Khirel inició una carrera de unos 4 o 5 largos pasos hasta llegar a Cleah y le golpeó con su pierna la mano, soltando así también el palo de la estratega para seguidamente, desde un agarre en el cuello, levantarla en peso y sin esperar mucho (Pues no quería hacerle mucho daño) la soltó tirándola hacia atrás. - No eres la única capaz de pensar aquí, Cleah. Como sigas luchando después de esto, me enamoraré locamente de ti. - Dijo con una sonrisa de media luna en su cara, pícaro como él solo sabía ser.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 04, 2017 10:11 am

Cuando aquella "espada" voló hacia la cara de la joven, no tuvo mas opción que colocar su propia arma para bloquear el ataque a distancia, para cuando quiso darse cuenta ya era demasiado tarde, Khirel ya había iniciado la carrera hacia ella arremetiéndole acompañado de una patada la cual la desarmo, acto seguido la cogió por el cuello y la levanto en peso dejándola caer bastante rápido de nuevo al suelo.

La joven cayó de culo agarrándose el cuello en señal de dolor, la fuerza del pelirrojo era tenaz, ademas poseía una buena resistencia física a los golpes, ademas, al igual que ella no dependía únicamente de su esgrima, sino que la combinaba con su ingenio, al igual que ella, por lo tanto, la razón por la que disfrutaba tanto era que no solo se trataba de un enfrentamiento físico, sino también trataba de una prueba de astucia y eso encendía mas a la joven, aunque esa ultima frase sobre enamorarse le hizo palpitar rápido el pecho, era un sentimiento desconocido ese para ella, ¿Acaso estaba nerviosa por la presencia de otra persona? Eso jamas le había pasado, debió ser la mezcla de cansancio y el estrés de la batalla. La joven se incorporo desarmada, clavo su mirada sobre Khirel, respiro hondo cerrando los ojos y comenzó a caminar, después a correr contra el, y una vez ahí se dejo llevar por sus sentimientos y comenzó a lanzar golpes contra aquel sentimiento que la perturbaba, el joven se defendió con maestría, algunos golpes entraron en sus defensas, otros simplemente fueron devueltos, pero la joven no paraba de luchar, como si fuera un berserk atacó sin inmutarse por los daños recibidos, y antes de percibirlo una lagrima descendió por su mejilla, su otra mejilla comenzó a empaparse también sin siquiera saber el porque de todo aquello, sin embargo, golpeo mas y mas, sin saber siquiera si lo hacia para que Khirel no se percatara o para desahogarse de todo lo que tenia en su interior.

-¡Ni se te ocurra decir una palabra al respecto!. Ordenó la joven ya que el las lagrimas llegaron a ser mas que evidentes. -¡Que ni se te ocurra sentir lastima por mi! ¡GOLPEA!¿¡ESO ES TODO LO QUE TIENES!? Dijo reflejando su ira en su rostro. Acto seguido y muy poco a poco sus golpes fueron perdiendo fuerza, la ira se transformo en tristeza y a su vez la tristeza en mas ira, parecía que el ciclo no acabaría nunca, su odio generaba tristeza y su tristeza la enfadaba generando mas odio. Cualquiera que supiera un poco sobre las personas se habría dado cuenta de que la estratega llevaba así muchísimo tiempo de su vida, que vivía del odio que nacía de sus lagrimas interiores, y parecía que al fin había podido exteriorizarlo frente a una persona, no sabía ni porque lo hacía, no podía explicar su corazón en ese momento, a pesar de ello, se dejo llevar por la corriente que eran sus sentimientos. Había sido algo repentino y no sabía de que manera reaccionaria Khirel, pese a todo no se contuvo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 06, 2017 10:39 am

Teniendo el combate casi finalizado, Khirel se había parado sobre sus pies. Quieto, mirando como la chica se recogía del suelo, pues el agarre la había hecho caer algo dolorida, dejándola casi sentada. Fue entonces cuando la joven pelirosa levantó su cuerpo del suelo y con una respiración profunda, comenzó a caminar hacia el imponente aventurero.

Su forma de caminar, su mirada... Era algo extraño, su ritmo había cambiado, había sucedido algo en medio del duelo que había hecho que ella cambiara, que ella se perdiera. Empezó a correr sin Khirel esperarlo y una lluvia de puros golpes cayeron sobre el pelirrojo, quien en un principio se cubrió y además devolvió alguno, pero la situación se estaba volviendo algo tensa y Khirel lo sabía bien. Pues ella ya no respondía al dolor, pegaba y pegaba, mas y mas pero sin hacer gesto ninguno de dolor frente a los golpes que Khirel le diera por mucho que su cara y cuerpo, fueran magullados por ellos. Fue en ese mismo instante donde Khirel paró de intentar protegerse de los golpes, también dejó de devolvérselos a la chica. Había visto caer sus lágrimas, algo le sucedía ¿Lloraría por el dolor? No parecía ese tipo de chica, tenía que ver otra razón.

Allí, recibió un golpe más y otro, otro y otro más... Pero Khirel no mostraba ninguna intención de volver a hacerle daño. Había una mujer abriendo sus sentimientos ante él, con unos objetivos bastante parecidos y además con un adorable rostro que humedecido, ganaba una cierta adorabilidad. Ella ordenó severamente que no dijera nada al respecto, que no se fijara si quiera en sus lágrimas, que brotaban de sus ojos formando un fino y pequeño río que pasaba por sus enrojecidas mejillas y desembocaban en su barbilla y labios. Él no hizo acto alguno, siguió parado ante ella, dejando su cuerpo ser apaleado por la estratega... No importaba ya el duelo, para Khirel, el duelo había terminado, la prueba había acabado. Pero una intensa demanda fue puesta y gritada a los cuatro vientos, "¿Qué no sienta lástima? ¿Qué la golpeara más?".

En su respuesta a su demanda, aún resistiendo los golpes de la chica, abrió sus grandes, largos y musculados brazos rodeados de puro acero por su armadura y recogió el cuerpo de la chica. La abrazó de forma que quedaran tan pegados, que sus golpes tampoco pudieran ser ejecutados, la acogió fuerte en su pecho, sin esperar nada simplemente, pero teniendo también en mente que él tenía que tomar la responsabilidad de haberla visto y hecho llorar. No quería seguir luchando esa batalla, en ese momento, solo quería relajarla... Protegerla. - Cleah ¿Te importaría si te acompañara un poco más? -Preguntó de forma suave. El buscaba una aventura y aquella mujer también lo hacía ¿Por qué entonces tenía que separarse tan pronto? - ¿Sabes? Mi madre solía decir que a veces, un corazón frío solo carece de alguien que le brinde una cálida sonrisa... ¿Es tu corazón frío, Cleah? - Continuó el pelirrojo, sin parar en ningún momento de abrazarla y dejando salir de su boca un pequeño e inesperado soplido, haciéndole entender con el sonido que había dejado salir, que él en ese momento estaba sonriendo.

¿Cómo tomaría Cleah esa actitud? ¿Aceptaría la propuesta de Khirel? Él andaba perdido en un mar mental de dudas, no lo iba a esconder, pero se forzaba por calmar a la chica, tranquilizarla pegándola a su propia armadura, la cual aún estaba ennegrecida en algunas partes del torso, donde ahora Khirel dejaba reposar la cabeza de la chica, ya sin fuerza alguna. - Realmente te he preguntado... Pero yo ya lo había decidido. Dijeras lo que me dijeras, te quejaras cuanto te quejaras, te acompañaría un tiempo más. - Y así le confirmó su presencia en un futuro. No la dejaría escapar de forma tan rápida, por alguna razón que Khirel desconocía totalmente, quería permanecer junto a ella un tiempo más ¿Conocerla quizás? Como había dicho, el pelirrojo no tenía idea alguna de que era lo que le hacía querer ahora seguirla. Quizás la situación hizo que Cleah se abriera paso y entrara sutil y suavemente en el corazón de Khirel, podía ser la razón, pues no recordaba algo parecido en mucho tiempo, no había estado en una situación tan extraña en años y años.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 06, 2017 12:23 pm

La lluvia de golpes no la dejaba pensar, sus lagrimas le dificultaban la visión, cuando en un acto inesperado Khirel dejó de defenderse, la joven ofendida siguió golpeándolo, ¿Acaso no la estaba viendo como una rival digna?¿Acaso estaba destinada al fracaso como su padre? Sin embargo, perdida en sus pensamientos, el pelirrojo abrió sus grandes brazos para recogerla contra su fría armadura, la joven sin poder decidirlo dejo caer sus brazos y noto sus propias lágrimas en aquella brillante coraza, las palabras de el la impresionaron, acompañarla un poco mas, nunca antes nadie había querido viajar junto a ella, en un mundo donde todo el mundo únicamente es capaz de mirar quien es el mejor, donde la competitividad esta por encima de todo, donde el que mas cargo tiene mas importante y respetado es, para ella era algo que escapaba a cualquier estrategia, no había ninguna razón para ello, ademas, ella acababa de mostrar su debilidad ante una persona, algo que no había hecho ante nadie antes, todo su plan y se vino abajo y se dejo llevar por su corazón, no debe haber nada mas nefasto para un estratega.

Mientras Khirel le preguntaba a Cleah sobre si su corazón era frío, la joven pensaba, menuda estupidez, los corazones deben ser fríos a la hora de planificar, deben ser lógicos, no hay lugar para el error cuando esta en tus manos las vidas de las personas que diriges, un simple espadachín no conoce la carga de mandar a las personas a su propia muerte, siempre hay que minimizar las bajas, atender las rutas de suministros, buscar los puntos débiles de los  ...., su mente había dejado de ir en sincronía con su cuerpo, cuando volvió en sí, tenia a Khirel abrazado bien fuerte, como si se le fuera a escapar, su llanto podría haberse escuchado fácilmente hasta Nhor, los mocos de la joven le impedían respirar con normalidad, ademas, sus lagrimas caían como si de ríos se tratase, sin ni siquiera saberlo, la pelirosada ya había respondido a la pregunta de Khirel, le miro con la cara demacrada y débil y asintió con una especie de sonido emitido desde la garganta para acompañar a la confirmación, no sabía que estaba haciendo, esta sensación no la tenía desde que era una niña, y mucho menos nadie la había visto llorar antes. No sabia el porque de lo que hacía, sin embargo, Khirel lo estaba provocando, y de ser el típico chulo parecía congeniar con ella a la perfección si ambos se miraban desde el fondo de su corazón, ademas, su coraza de prepotencia no era mas que una copia de la de Cleah y ella lo sabía, parecía alguien que escondía mucho mas bajo tantas capas de metal, como si su armadura le protegiera también del daño emocional.

En cuanto la joven se calmo no tuvo mas remedio que resguardarse un poco mas para que el pelirrojo no pudiera verle el rostro, levanto los brazos y le correspondió el abrazo y esbozo una tierna sonrisa, como si lo que antes era una fría armadura junto a su cara, se hubiera convertido en un cálido recoveco que la sacaría de ese apuro sentimental que dejó escapar, y aunque ambos sabían que todo lo que había pasado fue real Cleah se propuso cubrirlo con una sutil capa de "aqui no ha pasado nada". Entre esbozos de palabras apenas susurradas a su armadura pero aun así lo suficientemente altas para que el la escuchase susurró-Gracias, Khirel., utilizó el tierno abrazo, para mantenerlo agarrado, introdujo la cadera por un lado y dio un paso al lado contrario, en un segundo, la joven había lanzado a Khirel por encima de ella hacia el suelo del lugar.  
Técnica para lanzarlo:


Para cuando Khirel había caído encontró la estampa de una Cleah roja por el llanto de hacia un momento, con una dulce sonrisa en la cara y los ojos entre cerrados, casi parecía deslumbrante, el pelo le caía por los laterales de los hombros, se encontraba de pie, pero inclinando la cintura y tendiéndole la mano para ayudarla a levantarse, quizás fuera un poco impactante ya que nunca se había mostrado así ante nadie, sin embargo ahí estaba, confiando en una persona. La luz del amanecer le estaba dando en la cara, por lo que aun parecía mas bella de lo que era. -¿Querrás venir conmigo después de terminar nuestro trabajo en Hoshido?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 06, 2017 1:08 pm

El ya anaranjado paisaje que el sol en conjunto al cielo ofrecía, hacía de la escena una muy bonita. Ambos abrazados, se decían todo sin gesticular ni decir palabra alguna, se entendían sin que una reacción tuviera que producirse... Era extraño para Khirel, pero le resultaba una sensación muy reconfortante, le llenaba de vida y le hacía sonreír de manera muy sincera, entrecerrando sus ojos en el proceso. Ella guardaba silencio, nadie era capaz de romperlo durante esos segundos, incluso la quietud del bosque seguía guardando respeto y no hacía ruido alguno.

De un momento a otro, sus brazos rodearon a Khirel y apretaron con fuerza, aceptaba su abrazo esta vez y apoyaba con brío su cabeza en su pecho y sin más, rompió sin contenerse a llorar. Él la abrazaba con ternura, quería que se sintiera apoyada, "querida" en ese momento. Quería que su abrazo realmente fuera reconfortante para ella, demostrarle confianza aunque apenas se conocieran, esa era la principal preocupación del pelirrojo en esos instantes. Entonces subió su mirada y miró a los ojos de Khirel, el cual esperaba respuesta a sus anteriores palabras, Cleah asintió, asintió con un pequeño sonido producido por su voz que acompañaba la afirmación... ¿Qué sería esa sensación? Khirel estaba muy confuso, extrañado, perdido. Su porte galante sumado a su actitud prepotente en ocasiones, normalmente hacía que evitara problemas y acercamientos con los demás por mucho que cueste creerlo, pues Khirel no temía a una pelea en una taberna por ello o algo de ese estilo, temía el acercamiento de algo totalmente desconocido, como la sensación que recorría todo su cuerpo y se quedaba atrapada en el pecho y estómago.

Sus brazos ascendieron al cuello de Khirel, dando por concluido finalmente el abrazo, siendo ya totalmente recibido por ambas partes y con los oídos bien puestos en la chica, pues tenía toda su atención... Escuchó sus palabras de agradecimiento, fueron pocas pero sinceras, las suficientes para hacer que Khirel suspirara de alivio. De alguna manera, sentía una nueva relajación, su cuerpo comenzaba a aliviarse y sus pensamientos volvían a ser mas mansos y claros. - Quizás p-... - De repente el cuerpo de la chica había girado, su pierna había sido colocada de manera que su cintura pudiera hacer la suficiente fuerza como para levantar al pelirrojo que vestía de un acero plateado-carmesí y sus brazos hicieron fuerza. Khirel no se lo podía creer, había bajado la guardia, desde esa posición no había opción alguna que saber como caer y encajar el golpe. En el aire ya, con la frase a mitad de decir, el joven pensó : " DE SER POR MÍ, LA MATABA... ¡CLEAAAAAAAAAAHH!"

Ya en el suelo, aún tirado, mirando hacia Cleah, podía contemplar una bonita puesta en escena, el rojizo rostro a causa de el calor y los llantos, las lágrimas que se esparcían ya por toda su cara y su enorme sonrisa, no eran tan mala vista desde el suelo. La pregunta fue hecha, la tan importante pregunta que decidiría el siguiente caminar, el siguiente sendero de los jóvenes. Khirel no respondió, miró hacia arriba, hacia el cielo... Con la mirada perdida - Nunca te rindes ¿Eh? - Añadió aún sin mirarla de nuevo, haciendo referencia a que no iba a quedar tranquila hasta verle totalmente tirado en el suelo. Levantó su cuerpo ayudándose de la mano de la pelirosa, de forma lenta, zarandeó su mano en su armadura para limpiar la tierra, ceniza y todo tipo de elementos que el duelo le había dejado como recuerdo y mirándola una vez más, abrió sus labios. - Será un placer acompañarte, Cleah. - A la afirmación, añadió una sonrisa.

Era entonces casi la hora de comenzar a andar, pues ya había amanecido y había que ponerse en marcha. Recogiendo de nuevo sus cosas con una sonrisa mas complaciente en su cara de la que llevaba cuando partió de Altea, comenzó a caminar con rumbo a Hoshido, donde acabarían con todos los emergidos que pudieran. Pero aún andaban por Ylisse, un lugar neutral, había que tener algo de cuidado, pues emergidos también se encontraban por la zona, además varios de Plegia de unían a veces a la zona. Teniendo esto en cuenta, Khirel andaba con cuidado, haciendo poco ruido y con su oído bien puesto en el entorno y fue por ello que tras escuchar un "Criiick" se paró en seco. -¿Has escuchado eso? Ha sido una rama partirse. No andamos solos, Cleah. Por aquí también abundan esos seres, ten cuidado.- Le advirtió.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 06, 2017 2:17 pm

No podía parar de darle vueltas a la situación, de verdad había sucedido y sin saber porque, se sentía bien por ello, mientras se colocaba su armadura, pues no iba a ser cómodo cargarla por el camino hacia Hoshido, le miraba de reojo, no con picardia, parecía hacerlo para asegurarse de que seguía en el mismo lugar, por primera vez en mucho tiempo no se sentía sola, tenía el presentimiento de que podía contar con alguien y que esa persona, Khirel concretamente, no la dejaría de lado, independientemente de lo que sucediera, mas allá de esos sentimientos, se acababan de conocer, todo podía ser una estratagema, a pesar de estar mas relajada a su lado se mantuvo alerta, una bajada de guardia sentimental no le daría poder sobre ella, los sentimientos de la joven estaban celosamente guardados y haría falta muchísimo mas tiempo y tacto para llegar a ellos.

La alerta sobre el ruido dada por Khirel dejó a Cleah mirando en la dirección de donde el ruido había salido, permaneció un rato mirando a un espeso bosque no muy lejos de sus posiciones, ¿Emergidos?¿Tan cerca de la frontera con Nhor?, no tenia sentido, pero los emergidos tampoco, todo podía ser. Los ojos de la estratega se abrieron de par en par, algo brillante salió de entre los árboles a una gran velocidad, la flecha recorrió aquella distancia con soberana rapidez casi tanta que a la joven le costo esquivarla rozando la armadura en su brazo mientras ella saltaba al suelo para tratar de esquivarla. Se colocó de pie a una gran velocidad, las flechas empezaron a llover, aunque con menor precisión, sobre el campamento, Cleah se cubrió sobre los bártulos esperó a que la ráfaga cesara y luego emprendió la carrera en dirección Nhor, -¡Khirel, corre!¡No son emergidos! Dijo Cleah mientras buscaba que estuviera bien.

Continuaron por el camino hacia Nhor y aunque ella supiera lo que iba a pasar sabía que quedarse era peor opción, analizó el terreno mientras corría si Khirel le estaba hablando ella le estaba ignorando, solo podía pensar en como salir de aquella con vida, posiblemente se tratase de ladrones y bandidos, sus técnicas son rudimentarias, un ataque directo como aviso para mandarlos a correr a un lugar cerrado donde sus compañeros los puedan emboscar, sin embargo, la estratega no era tan mediocre, corrieron a través del cañón, las grandes paredes de roca subían alrededor de unos 20 metros sobre sus cabezas, era sin duda el lugar perfecto donde emboscarles, antes de que ellos ni siquiera se mostrasen la joven abrió su gran bolsa de objetos, de los cuales ni Khirel sabía el contenido, y eso que habían estado viajando juntos, y saco su rodela, era un escudo redondo, lo bastante grueso como pare ser útil y lo bastante pequeño para no ser molesto al usarse, apenas pesaba, pero era de una buena madera, robusta y ligera, agarró a Khirel sin este esperarlo y lo pegó a el, alzando con la otra mano el escudo sobre sus cabezas, evitando así la siguiente oleada de flechas que les llovió, sin embargo una de las flechas penetró un poco mas el escudo dañando la mano de la dueña del mismo, lo suficiente como para no poder ponerlo en alto de nuevo pues la flecha había atravesado el escudo y el brazo, -Tsch, a prisa, ya casi estamos. Le susurró a Khirel con una mueca de dolor mientras avanzaban a través del cañón. poco a poco las paredes eran mas bajas y el cañón terminaba, una vez al otro lado, Cleah consciente de que no eran tantos como para apostar bandidos a lo largo de toda la extensión concluyo que ese era el ultimo grupo, al fin y al cabo eran simples bandidos, no es que pensasen demasiado en un plan "C", así pues alzo su vista a las paredes del cañón después de salir de el, buscando el lugar por el que los bandidos subieron, -Por aquí, rápido no hagas ruido. Subió por uno de las rampas que habían sido construidas por los mismos bandidos y esperó en la esquina, sabiendo que vendrían para perseguirlos pues habían conseguido herirla y era una presa fácil, la joven cerro los ojos, y silenció a Khirel con el dedo para que minimizara el ruido, cuando escuchó los pasos lo suficientemente cerca lanzó una patada contra el aire en dicha esquina, en medio de ese golpe ambos bandidos estaban llegando al mismo punto por lo que la velocidad que tuvieron para reaccionar al golpe fue nula arrojando a ambos por el cañón, quizás incluso sobrevivieran, pero con una flecha en el brazo poco le importaba. Se apoyo contra la pared para resguardarse y por fín le presto atención a su brazo, no era una herida seria pero si la iba a incapacitar para seguir luchando. -Khirel escúchame bien, aun quedas otros dos arqueros al otro lado del cañón justo frente a nosotros Dijo señalando las fechas clavadas en el escudo, en el cual habían cuatro. - Ademas si no acabas con ellos rápido vendrán alrededor de otros cuatro quizás cinco por el cañón, los que nos atacaron desde el bosque, no voy a decirte que debes hacer pero te encargo el resto a ti ahora mismo si combatimos no seria mas que una presa fácil, podrás encargarte? Terminó la joven derramando su aliento y soltando así la tensión del momento mientras trataba de sacar la flecha para recuperarse lo antes posible.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 06, 2017 4:05 pm

El ruido había alertado a Khirel, el chico de rojizo cabello sabía bien que no andaban solos, así se lo hizo entender también a Cleah, quien rápidamente puso sus sentidos en dirección a donde vino el ruido. No tenían idea de lo que podía haber sido, podrían ser emergidos, bandidos, animales quizás... Pero no podía bajar bajo ninguna circunstancia la guardia, estaban en territorio desconocido, solo el mapa les decía por donde tenían que caminar a ambos así que cada paso era un paso que nunca habían dado, estaban en Ylisse, no en Altea, Khirel no conocía absolutamente nada.

Calló unos segundos, respetando el silencio para que juntos pudieran escuchar algún sonido mas que pudiera ayudarles a identificar de que o quien vino ese ruido del partir de una rama. Nada parecía manifestarse en el aire, el silencio se mantenía y sus miradas andaban aún posadas sobre el lugar de donde provenía el ruido, en busca de alguna señal más. Estarían en un buen problema si se metieran en una trifulca con emergidos, pues normalmente vienen en una buena cantidad, viajan juntos y Khirel solo contaba con Cleah como acompañante. De pronto, el sonido del tensar de un arco fue perceptible para los oídos de Khirel pero no tuvo apenas tiempo de reaccionar, pues una afilada flecha que cortaba viento y distancia hacia ellos se dirigía. - Cleah ¡Cuidado! - Gritó el joven al ver hacia donde iba la flecha, pero esta rozó el brazo de la estratega y no pareció herirla de momento. Siguió fielmente los pasos de Cleah, escondiéndose en los bártulos para de forma casi consecutiva emprender una carrera en dirección a Nohr con su compañera.

Corrieron metiéndose por el cañón, dos anchas y colosales paredes adornaban ambos lados del sendero basto y pedregoso. Allí, obviamente se encontrarían con más bandidos, eran "organizados" pero no pensaban demasiado, usaban lo primero que se les venía a la mente, con lo cual no siempre eran estrategias de éxito seguro. Arqueros aparecieron a ambos lados, arriba de Cleah y Khirel, pero con un escudo que Khirel nunca vio sacar, la estratega cubrió a ambos como medianamente pudo, sacrificando por ese momento su propia mano, que fue ensartada por una flecha que atravesó con fuerza el propio escudo redondo y pequeño. - Rápido, cubrámonos donde podamos, tenemos que mirar ese brazo. - Comentó Khirel con la voz entre cortada por andar corriendo por salvar su vida mientras hablaba. Pronto llegaron al final del cañón, las paredes menguaban y las rampas que estaba construidas por los propios soldados les ayudarían a idear una estrategia mejor, aunque para ello, tenía a Cleah, con lo cual obedeció sus órdenes sin rechistar. Subieron rápidamente y se escondieron en una esquina, cuando los bandidos fueron corriendo a buscar a sus presas, una patada que sobresalió de la esquina por parte de Cleah, hizo el trabajo de tirarlos, pero ella estaba herida y no podía continuar sin tratarse el brazo.

- Esto no tiene buena pinta Cleah. - Dijo refiriéndose a su brazo. Se acercaban los otros dos arqueros del frente y ambos lo sabían. Tenía que hacer algo, así que mirando hacia el frente vaciló unos segundos, pero Cleah le confirmó su idea, debía de acabar con ambos según verlos, saltar hacia ellos desde la otra parte. Los dos arqueros se dejaron ver en el frente y sin apenas pensarlo, saltó con su espada en vertical y la clavó en el cuello de uno de estos, mientras caía flexionando ligeramente las piernas por el salto. El otro bandido pronto fue a sacar la pequeña espada que portaba uno de los lados de su cadera, pero Khirel no se lo permitió y automáticamente lanzó un fuerte tajo que atravesó parte del abdomen del bandido y que incluso tuvo la fuerza necesaria como para tirarlo abajo, al sendero... Pero su espada aún estaba clavada y la sacó de él de puro milagro, pues Khirel quedó al filo de caer también y haciendo un poco de equilibrio con su propio cuerpo, logró mantenerse en el lugar. Entonces, miró a Cleah - Cleah, unos pocos más avanzan, trataré de buscar alguna manera de no dejarlos pasar. - Los pasos se escuchaban ya y Khirel debía de pensar con rapidez. Una gran roca andaba posada justo al lado de él, parecía como si el destino la hubiera colocado ahí para justo ese momento. Si la tiraba, podría bloquear el avance de los bandidos, pero era una roca enorme y de gran peso, tanto era así que el pelirrojo apenas la movió la primera vez que intentó empujar con todas sus fuerzas. Pero entonces se le ocurrió la idea de hacer palanca con su propia espada, esta seguramente quedaría inutilizable, pero se salvarían. Clavó su espada entre el hueco entre la enorme roca y la tierra del cañón e hizo toda la fuerza que pudo, increíblemente dio resultados obvios, la gran roca se movió y no hizo falta moverla mucho más, pues provocó un desprendimiento en cual taponó casi al completo el camino. Khirel casi cayó con el desbordamiento, pero tuvo la suerte de poder saltar al lado contrario, donde Cleah se situaba para ayudarlo a caer agarrándolo con la mano que aún le quedaba sana. - Ahora, no lo pienses más, corramos hacia Nohr. -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 07, 2017 1:35 pm

Agarró la flecha que se encontraba atravesando su escudo y brazo, la agarró por la parte trasera y de un rápido movimiento la partió, el gesto de dolor en la cara de la estratega era evidente, sin embargo, no se detuvo, agarró con firmeza el otro extremo del proyectil y jaló de él, la sangre comenzó a salir con facilidad pero la estratega ya había preparado un vendaje y un ungüento para acelerar la sanación a base de hierbas medicinales que tenia preparadas para casos de emergencia, dejó caer el escudo y camino hasta la esquina para observar como le iba a su compañero.

Khirel gozaba de una agilidad extraordinaria, aunque la distancia no fuera enorme de un lado al otro del cañón y posiblemente ella también pudiese saltarlo con algo de dificultad, el pelirrojo lo había conseguido con una armadura mucho mas pesada que la suya y sin dificultad aparente, era increíble, su condición física debía ser excepcional, de ahí que pudiera aguantar tan bien los golpes que se habían dado durante la madrugada, arremetió contra ellos y acabándolos con presteza, sin embargo el corazón de ella se aceleró cuando casi ve a su nuevo compañero precipitarse hacia el fondo del cañón con uno de los cuerpos de los bandidos,  para su grata sorpresa el joven consiguió mantener el equilibrio, pese a ello el no parecía contento con su ya formidable actuación la informó de que otros se aproximaban por el lugar por el que ellos habían cruzado, sin tiempo a medir palabra su compañero se encontraba intentando mover una gran roca para bloquear el paso, tras observar su plan recogió sus cosas y bajo por la rampa por la que habían subido para esperarle al final del cañón, mientras tanto, Khirel incapaz de mover la roca con sus propias manos utilizó su bonita espada que tanto le gustaba a ella para hacer palanca y provocar un derrumbamiento, el cual tuvo efecto inmediato, con tan mala suerte de que Khirel se vio envuelto en el, mas allá de caer y ser sepultado su excelente condición física y quizás un poco de suerte le hicieron caer al lado correcto del derrumbamiento, donde Cleah le esperaba con su brazo derecho para recibir su caída.

Tras las palabras inspiradoras de Khirel y ver su espada destrozada no tuvo tiempo a dudar, realmente quería estar con ella, había casi sacrificado su vida y su preciosa arma para salvarla, pues el podría haber huido con facilidad, ambos comenzaron a caminar cuando se escucho el crujir de las roscas tras de sí, los bandidos estaban trepando el desprendimiento gritando -¡MALNACIDOS, ESOS ERAN MIS HOMBRES, MIS SOLDADOS, MIS CAMARADAS, OS MATARE! OS ENCONTRARE Y OS MATARE! Maldijo mientras la pareja de viajeros corría hacia los bosques de Nhor, donde les esperaría su próxima aventura, sin embargo, ninguno de los dos tenia dudas sobre las repercusiones que tendría este enfrentamiento en el futuro, si esos bandidos estaban dispuestos a perseguirlos desde Ylisse hasta Nhor sin miedo alguno únicamente por venganza, significaba que no eran unos simples bandidos, que eran algo mas que lo que aparentaban, y a pesar de que Cleah tenia el conocimiento sobre ello o al menos una fuerte seguridad en su pensamiento, no quería hacer otra cosa mas que sonreír levemente mientras corrían pues por fin había encontrado un compañero que no la abandonaría con quien poder cumplir sus objetivos. Ya no se encontraba sola.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 28, 2017 9:57 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Cleah ha gastado un uso de su espada de bronce.
Cleah ha gastado un vulnerary.
Khirel ha gastado un uso de su espada de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Esp. de bronce [1]
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gota de Veneno [2]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2945


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una broma muy real, cuenta como prueba [Priv. Khirel & Cleah Vermilion] [Entrenamiento]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.