Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Jue Mar 02, 2017 5:45 am

La situación en Hoshido resultaba ser mucho más alarmante de lo que habría podido imaginar, el reino estaba infestado aun que internamente agradecía haber regresado antes de que los emergidos devastaran su tierra natal tal como ocurrió en Regna Ferox. Aun así, la situación no era para nada favorable y su tranquila labor de atender el viejo templo que era su hogar se había transformado en una guerrilla sin cuartel contra los emergidos quienes parecían empeñados en atacar los jardines de Naga. Por supuesto, el manakete mestizo le guardaba un aprecio especial a aquel lugar pues en este descansaban sus más antiguas memorias.... más concretamente las de su ya difunta madre humana. Pese a todo, no negaba que las batallas constantes para proteger su hogar lo estaban desgastando tanto física como emocionalmente, al fin y al cabo el carácter gentil y pacifico de un manakete desentonaba totalmente con el caos predominante en un campo de batalla.

Pese a todo Kija siempre contaba con la seguridad que le brindaba su templo, oculto por aquel bello mar color rosa pálido en la parte más alta de la montaña, un lugar sumamente inaccesible para todos aquellos que no poseyeran alas pues subir por la antiquísima e infinita escalera, ya caso oculta por los años de desuso ya era un reto complicado, intentar acceder por otro lado, casi imposible para una persona convencional. En ese lugar aun impregnado del aura tranquilizadora de su padre tenía un refugio donde poder descansar y despejar su mente de los pensamientos poco gratos..... o al menos así era cuando un escalofrió le golpeo de lleno advirtiéndole del peligro; no necesito más que alzar la vista para contemplar con horror lo que se acercaba a gran velocidad desde la lejanía; Un ejército de emergidos montados en Wyverns. Desde su perspectiva, el que anteriormente hubiesen invadido los templos que estaban a las faldas de la montaña ya lo había hecho enfurecer en su momento más verlos como una directa amenaza a su templo era una afrenta que no planeaba pasar por alto.... puede que incluso aquellos emergidos siquiera planeasen más que pasar de largo por la montaña sin tocar siquiera la antigua estructura asentada en ella, mas no planeaba esperar a descubrirlo.... no les permitiría tocar siquiera un pétalo de la ramas pequeña de aquellos bellos arboles. Fue así que, sin perder tiempo el joven de cabello blanco como la nieve dio un paso al frente, sujetando con fuerza su dragonstone a la par que su cuerpo comenzaba a emanar un intenso brillo azulado, dando paso a su forma de dragón.

El rugido del manakete resonó por todo el lugar, alzando el vuelo con sus enormes alas cuyas membranas parecían hechas de un cristal transparente tornasolado. Su Largo y esbelto cuerpo estaba recubierto por escamas de un color blanco puro que reflejaban el sol con brillos prismáticos que recordaban a los ópalos blancos. El manakete se dirigió en raudo vuelo hacia los enemigos sin percatarse aun de que aquellos no eran los únicos en el cielo pues aun que su sangre de manakete le ayudaba a detectar fácilmente la presencia impía de los emergidos no había manera de que pidiese detectar a los humanos que también se acercaban al lugar.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Vie Mar 03, 2017 3:34 pm

Desde que los emergidos habían puesto un pie en Hoshido, habían empezado los problemas en aquel pacifico país, no estaba seguro de porque ahora habían aparecido en Hoshido, pero no era su función la de averiguar el porque habían aparecido, su labor era proteger a la pequeña princesa de Hoshido y salvar a su tierra natal. Habían recibido varios reportes de ataques en varios puntos de Hoshido, incluso habían conseguido descubrir sus movimientos gracias a los grandes espias de Hoshido: Los ninjas. Varios de aquellos reportes decían que algunas hordas de emergidos se  acercaban hasta el monte donde la señorita Sakura solía jugar y descansar de pequeña, un precioso campo de cerezos en flor que se extendía por gran parte de la montaña. La princesa había acudido hacia el buscando ayuda, necesitaba que se llevará un escuadrón de pegasos hacia el monte para parar a la horda de emergidos, no quería que un lugar tan bonito pereciera.

El joven jinete de largos y sedosos cabellos rojizos recogidos en una cola perfectamente colocada con un pasador, sabía que estaría segura al menos teniendo a Hana a su lado, tenía una gran rivalidad con ella, y estaba claro que el era mucho mejor, sino Sakura se lo habría pedido a su compañera y no a el, aunque aquel no era el caso en cuestión, necesitaba que Hana se quedará a proteger a la joven princesa Sakura.

-Yo me encargaré de ello mi señora y no fallaré, os traeré una pequeña rama de cerezos en flor incluso como muestra de mi victoria.-

Tras decir aquello se preparó para la batalla, aunque antes decidió avisar al escuadrón de jinetes de pegaso para que le acompañaran en aquella lucha. Las chicas ya estaban preparadas para luchar, al parecer Sakura ya les había dado la orden de acompañarlo así que gracias a eso pudieron avanzar con mucha mas rapidez. Una vez preparados los jinetes emprendieron el vuelo hacia aquella montaña en busca de la horda de emergidos que estaban amenazando la seguridad y la belleza del monte. El joven llegó a ver a varios jinetes de wyvern, no parecían de Nohr ni de otra nación aledaña, eran los emergidos que estaban buscando. Pero lo que mas sorprendió al escuadrón no fue aquella horda de emergidos, sino un fuerte rugido y el aleteo de una criatura distinta a la de un wyvern. Un precioso dragón hacía acto de presencia en el aire junto con los jinetes de pegaso. Era una criatura tan bella y llena de luz que el joven de cabellos rojizos no pudo evitar quedarse alucinado tras ver un ser tan precioso, pero pronto recobró la compostura.

-Chicas, nuestra prioridad es proteger el monte y derrotar a los emergidos, un pequeño grupo atacad por un lado, el otro por el otro, yo me encargaré de avanzar hacia ellos y ayudar al dragón...-

Aun no podía creer lo que estaba viendo realmente, pero un ser tan bello no podía ser un enemigo, había escuchado historias y leyendas sobre dragones, pero nunca antes había visto uno en su vida. Debía proteger algo tan perfecto, el ya lo consideraba como un símbolo de protección de la belleza del monte así que avanzó hacia los emergidos mientras las jinetes iban a atacar por ambos lados.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Dom Mar 05, 2017 3:57 pm

El dragón blanco desplegaba sus enormes alas transparentes en el aire, volando con suavidad mas su tamaño colosal le impedía moverse con la facilidad con la que lo hacían criaturas más pequeñas, era lento para girar, para detenerse o continuar aun que eso no quitaba ni un ápice de lo majestuosa que resultaba su presencia. Tampoco era que tuviese muy buena visión en ese estado por lo que no reparo en que una elegante criatura blanca y alada se le acercaba a gran velocidad. No lo detecto como una amenaza pues no emanaba de el aquella infame presencia que podía detectar en los emergidos, sin embargo ya teniéndole cerca y notar que le seguía en lugar de pasarle de largo sí que llamo su atención. Comenzó entonces a aletear mas suavemente reduciendo su velocidad y girando su cabeza para poder mirar mejor al Pegaso, notando al fin que venía montado por una persona de abundante cabellera rojiza.

- Um….. perdone la molestia señorita…. esto…. siento una fuerte presencia del viento aciago más adelante, podría ser peligroso. -

Francamente no todos los días se topaba con una persona volando en el cielo y menos aun junto a él, tampoco si lo estaba siguiendo activamente o solo estaba de paso. Sentía que era su deber advertirle sin embargo mas inicial una conversación cuando se estaba de camino hacia una batalla sin cuartel le parecía de lo mas inusual. Hablaba por supuesto en un tono suave y bajo pues su voz seguro que resultaba estruendosa para los oídos de los humanos normales. Sin embargo y pese al enorme tamaño del dragón el Pegaso en general no parecía nervioso o inquieto pues con solo estar cerca del dragón con escamas tornasoladas podía sentirse un aura de tranquilidad y paz bastante notoria, envolvente, una presencia que quizá solo podría pertenecer a una bestia antigua como él. Punto a parte, debido a que no podía centrar su total atención al Pegaso y a quien lo montaba daba por hecho que se trataba de una mujer pues hasta donde tenía entendido los pegasos, criaturas sumamente tímidas y quisquillosas solo aceptaban a damas jóvenes y de buen corazón como sus jinetes…. tampoco es que ahondara mucho en el tema de todas maneras por lo que no tenía idea que los hombres también podían ser jinetes de Pegaso.

- Pero que modales los míos…. puede llamarme Hakuryuu, es un placer señorita -

Sentía de todas maneras que debía presentarse pues le parecía grosero no hacerlo. Kija no era un guerrero después de todo por lo que la seriedad de un soldado no era algo que le diera bien. El pelearía por defender su hogar, por supuesto, pero eso a que supiera exactamente como era un asunto muy aparte.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Vie Mar 10, 2017 5:14 pm

Su belleza era inexplicable, incluso sus compañeras de escuadrón se habían quedado realmente impresionadas con aquello y no era de extrañar, la aparición de aquel dragón había logrado nublar un poco la legendaria compostura del jinete de rojizos y largos cabellos. Pero aquella fascinación no podía durar demasiado, los emergidos siempre destruían todo aquello que es bello y pacífico, convirtiéndolo en algo desagradable a la vista de cualquiera. No quería que un monte tan bonito como aquel se convirtiera en un páramo, en una montaña desierta y sin vida. No solo lo hacía por la princesa Sakura, la cual si que era su principal motivo, pero también lo hacía por todos los que disfrutaban de las vistas de aquel maravilloso lugar de ensueño. El dragón parecía haberlo confundido con una mujer, parpadeo escuchándolo extrañado, no creía que pareciera demasiado femenino pero le avergonzaba un poco.

-Me temo que soy un chico, y de hecho vengo para acabar con ese viento aciago, no voy a dejar que la oscuridad arrase con un lugar tan hermoso y sagrado. -

El jinete asintió convencido mirando con firmeza al precioso dragón con una suave sonrisa mientras el viento mecía su largo cabello suavemente, esparciendo un poco su grato aroma a camelias. Montaba sobre aquella pegaso con suma elegancia, su pegaso tenía sus largas crines recogidas perfectamente en preciosas trenzas que lo diferenciaban de cualquier otro jinete de pegaso. La hembra parecía sentirse segura al estar junto al dragón, lo miraba con tranquilidad y aunque no le extrañaba que su montura no se inquietará, al igual que el, había entrenado para ser perfecta, por lo que en aquellas situaciones no se ponía nerviosa.

-Un placer conocer a alguien tan maravilloso y bello, me alegro de conoceros, yo me llamo Subaki, es un placer.-

No pudo realizar una buena reverencia pero se inclino un poco para demostrar su respeto. Entonces fue cuando vio a los emergidos cada vez mas cerca. Agarró con fuerza su naginata y dio varios giros con sus manos con ella terminando por agarrarla con su mano derecha y mirando a los emergidos fijamente.

-Vamos a proteger la belleza de este lugar juntos, no voy a dejar que esos seres destruyan lo que la naturaleza ha creado con tanta belleza.-

Levantó su naginata y sus jinetes empezaron a moverse para ir hacia los jinetes de wyvern. El chico le echo una mirada al dragón con una suave sonrisa delicada y sincera, asintiendo con suavidad, sabía que quería proteger el lugar tanto o mas que el, ya que un dragón era muy difícil de ver en acción, para conseguirlo debía ser algo realmente importante o eso creía el joven pelirrojo.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Jue Mar 16, 2017 11:13 pm

El dragón no pudo evitar girar un poco la cabeza en cuanto escucho la afirmación contraria, con un gesto de sorpresa que podía ser bastante notorio aun en su rostro escamoso. No era que tuviese muy buena vista en esa forma tampoco por lo que inicialmente el largo cabello del jinete junto a aquel agradable olor a carmelias solo habían reforzado el mal entendido…. Se sentía ligeramente avergonzado por el error y seguro que de seguir con su forma humana sus mejillas estarían totalmente sonrojadas.

- Entiendo, contare con su ayuda entonces joven Subaki…. detesto admitirlo pero no soy muy bueno en las batallas aéreas. Tampoco me considero muy hábil volando, francamente. -

Y era verdad que hasta hace no mucho apenas y podía planear de forma torpe por lo que su vuelo, aun que con una elegancia natural que poseía su raza lo cierto era que se le dificultaban mucho maniobras complicadas como girar en el aire, cambiar de dirección o, en general, hacer cualquier cosa que no fuese volar recto.

- Hay que evitar lo más posible que se acerquen a las montañas pues si alguno cae sobre el bosque podría destruir los cerezos. Puedo arrojar un halito de energía bastante potente, será peligroso si alguno de sus compañeros esta de frente si lo utilizo así que, si le parece bien esperare una señal suya cuando vea que es el momento oportuno. -

Si tenía aliados en ese momento se veía ligeramente limitado en ese sentido pero confiaba en que ellos sabrían organizarse, después de todo los humanos solían estar más habituados a las batallas y solían tener mejores estrategias. Quizá no era tan veloz para moverse como un Pegaso o un Wyvern mas sí que traía consigo mucha más potencia y fuerza de embiste por lo que arremetió contra el ejercito contrario golpeando y derribando a cualquiera que no se quitara de en medio, deshaciendo la formación enemiga y derribando a un jinete emergido con un latigazo de su larga y pesada cola. Desgraciadamente el manakete debió seguir de largo un rato mas, comenzando a darse la vuelta con un movimiento sumamente básico y algo torre dando fiel testimonio de que efectivamente el dragón de brillantes escamas no era demasiado bueno desplazándose den el aire, tambaleándose un poco incluso al perder algo del equilibrio en sus alas por hacer mal el giro.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Sáb Mar 25, 2017 12:43 pm

Normalmente en Hoshido no era confundido con ninguna chica, aunque si que había escuchado que en otras partes del mundo los pegasos no aceptaban a chicos como sus jinetes, aquello no pasaba en Hoshido. La subraza de pegasos que habitaba en Hoshido aceptaba tanto a hombres como a mujeres, mientras tuvieran un corazón noble que no albergará odio. Aun le llamaba la atención que no hubieran hombres montando a pegasos en otros lugares, podían ser tan capaces como ellas.

Debían proteger aquel hermoso lugar y los emergidos no iban a parar por mucho que se les gritará, no se podía dialogar con ellos , no respetaban nada, por eso la única forma de pararlos era en el campo de batalla, el único idioma que conocían era el de la guerra, el de las espadas chocando. No tenían mucho tiempo para estar de charla, pero le gustaría conocer a aquel dragón después de salvar todo aquel campo de cerezos y el santuario.

-No os preocupéis entonces, yo me encargaré, soy bastante hábil en batallas aéreas, pero vuestra ayuda sería un verdadero honor.-

No conocía la habilidad de aquel ser para la lucha, pero debía ser espectacular, después de todo los dragones debían tener un potencial increíble, o eso era lo que el mismo creía y lo que le venía a la mente al escuchar sobre un ser de tan magnifica apariencia. Si podía liberar una potencia como la que estaba comentando el dragón, podría acabar con una gran cantidad de aquellos emergidos de un solo disparo, pero deberían atraerlos y juntarlos a todos en una zona donde la energía de aquel dragón solo los dañará a ellos.

-Creo que podemos hacer algo, nosotros nos encargaremos de atraerlos a todos y juntarlos en una pequeña zona del cielo para que cuando dispares tu energía les de a la mayoría de ellos, pero no podemos esperar mucho mas o terminarán llegando. Yo os haré una señal cuando tengas que disparar, mientras intenta, si puedes bloquear, por si vienen mas emergidos.-

El chico se separó de aquel maravilloso dragón y empezó a volar hacia el grupo de emergidos que ya estaban empezando a luchar con las otras jinetes de pegaso. Comunico las ordenes a sus compañeras que no tardaron en hacerle caso, empezaron a colocarse en formación, intentando que ningún emergido escapará mientras los atacaban. Subaki se incluía en la formación. Justo enfrente de un emergido, el wyvern intentaba morder el cuello de su pegaso el cual lograba esquivar sin miedo alguno aquellos mordiscos. El jinete de larga cabellera rojiza giró varias veces su naginata y golpeo en un ojo al wyvern del emergido cuando este iba a volver a atacar a su pegaso, provocando que el wyvern se apartará, aprovechando aquello coloco la hoja de la naginata en el hombro del emergido cortando hacia abajo y después al colocar la hoja en horizontal cortó su cabeza que cayo desde el cielo junto con el cuerpo del jinete, el wyvern por su parte al perder su jinete escapo de la formación, pero solo no haría nada malo, o eso pensaba el jinete de pegaso.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Lun Abr 03, 2017 9:22 pm

Habiendo atravesado inicialmente la formación, el dragón de blancas escamas se enfrentaba a varios Wyvern que revoloteaban a su alrededor como alimañas, eran mas veloces que el por lo que difícilmente podía atinarles un golpe certero pero a cambio sus armas rebotaban sobre su armadura primatica como si se trataran de meros juguetes. Ninguno poseia armas lo bastante duras o efectivas para atravesar algo tan duro como la coraza de un dragón así que mientras tanto podría decir que los mantenía entretenidos un poco. Su forma de volar era torpe pero el solo batir de sus alas desestabilizaba la trayectoria de los jinetes que se encontraban cerca de ellas y bastaba con una mordida o un latigazo de cola para dejar totalmente fuera de combate a cualquier emergido que tuviese la desgracia de recibir el impacto, en pocas palabras su falta de habilidad al volar se compensaba con creces por la potencia de sus ataques.

Por supuesto guardaba su arma más letal para después, su halito de energía podría desintegrar en limpio los cuerpos enemigos que llegase a impactar si no centraban con armaduras fuertes que los protegiesen mas aquello seria una victoria trágica si llegaba a herir sin intención a alguno de los aliados que peleaban a su lado así que esperaba paciente a que le diesen la señal para actuar. Era fácil, sin embargo reconocer esta vez a los aliados, los blancos pelajes de los bellos pelajes resaltaban de sobremanera contra los tonos obscuros de los Wyvern por lo que no temía el atacarles por error dentro de una escaramuza, a final de cuentas su vista dentro de su forma de dragón no era muy buena que se diga.

Pese a que su halito era algo peligroso de usarcé cerca de los aliados, poseía otra arma quizá no tan letal pero si mas practica, a ratos el dragón exhalaba un halito etéreo de menor alcance y potencia que quizá no lograba derribar de un golpe a los adversarios pero los dejaba lo bastante heridos como para que las chicas y el pelirrojo que antes había conocido acabasen mas fácilmente el trabajo. Por otra parte, Kija no disfrutaba en absoluto del ambiente que rodeaba un campo de batalla aun si los enemigos solo eran emergidos, el sonido de metales chocando, los gritos de batallas y el olor a sangre que a ratos era capaz de percibir… los manaketes eran seres pacíficos después de todo y aun que hasta la fecha había participado en muchas contiendas nunca llego a acostumbrarse a ello.

Cuando los jinetes de Pegaso comenzaron a reunir a los enemigos en un solo grupo, Kija entendió que se acercaba el momento en que le darían la señal, por lo que de igual manera comenzó a llenar sus pulmones de aire, manifestándose un brillo azulino en su pecho bastante llamativo dando testimonio de la energía que se empezaba a acumular en su pecho y, por lo menos en ese momento hacia lucir las escamas de su pecho como si fuesen transparentes. Espero a la señal, no debía precipitarse, confiaría en sus aliados pues al igual que él, ellos también peleaban por defender su hogar por lo que estaba más que dispuesto a ayudarles.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Sáb Abr 15, 2017 11:11 am

Juntarles a todos en una zona del cielo no era tarea fácil, todos necesitaban una compenetración perfecta para lograr juntar a todos los enemigos sin perder la formación. Por suerte todas aquellas chicas habían sido compañeras suyas desde que había empezado su entrenamiento como Jinete de Pegaso, habían luchado muchas veces juntos y se conocían bastante bien en batalla, tanto como para compenetrarse de aquella forma. Las naginatas que portaban los jinetes de pegaso les daban mayor alcance, podían luchar algo mas alejados de sus contrapartes, después de todo los pegasos no eran ni la mitad de resistentes que los wyvern, y no podían defenderse de la misma forma que estos, por eso había que tener cuidado de no arriesgar al animal tampoco.

El joven de larga melena rojiza atacaba a los emergidos con gran estilo en cada movimiento que usaba, desde luego derrochaba elegancia en cada giro de lanza, en cada choque, en cada estocada que producía con su arma, no parecía que ni si quiera se estuviera esforzando o que estos emergidos fueran un problema para el, lo hacía todo tan confiado y tan perfecto que parecía imposible. Casi el solo había logrado derrotar a unos cuantos emergidos antes de juntar a todos los demás en una zona del cielo. Debían proteger un lugar tan puro y precioso como lo era aquel lugar y no iba a dejar que la princesa Sakura sufriera por perder un lugar como aquel, la derrota no era una opción. Lograron reunirlos a todos y cuando lo hicieron Subaki levantó su naginata girando un poco su rostro para mirar al dragón con una suave y dulce sonrisa.

-Ya esta listo! Demuéstrales lo que es la verdadera belleza!-

Después de decir aquello el jinete agarró con fuerza las riendas de su pegaso y dio un giro en el aire esquivando un hachazo de uno de los emergidos. Después de dar todo el giro en el aire y volver a colocarse como antes comenzó a alejarse de aquellos oscuros seres al igual que las chicas que lo acompañaban, todos dispersándose un poco para no recibir el ataque del dragón. Una vez estuvo lo suficientemente lejos del área de acción se giró para poder admirar aquel espectáculo. No sabía realmente si la princesa sabía sobre aquel dragón, pero si podía hablar sobre el, le contaría a la princesa sobre el bello dragón que protegía las flores de cerezo.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Jue Abr 20, 2017 9:31 pm

Al ver que comenzaban a acorralar a los jinetes Wyvern en un solo punto en el cielo el manakete se alzo aun más alto en el cielo, comenzando a rondar en círculos en espera de la señal que le darían para soltar su halito sin lastimar a ningún aliado. El sol se reflejaba en las escamas blancas del inmenso dragón haciéndolas relucir con destellos tornasolados deslumbrantes y sus grandes alas poseían membranas que parecían estar compuestas de algún tipo de cristal transparente con reflejos prismáticos, frágiles en aspecto pero lo bastante resistentes como para resistir ataques de armas enemigas sin siquiera recibir rasguño alguno. Los ojos azul celeste del dragón observaron como el jinete pelirrojo alzo su Naginata a la par que gritaba con fuerza la señal para poder actuar finalmente.
 
Sin que tuviesen que repetírselo dos veces Kija comenzó a llenar sus pulmones de aire, comenzando a manifestarse un brillo intenso en el área de su pecho casi como si sus escamas en esa área fuesen transparentes y dejasen ver el halito que se comenzaba a formar dentro del joven hibrido. Una vez asegurándose de que no había aliados en el rango de su halito el dragón exhalo con fuerza para liberar su arma más letal pero no por ello menos impresionante. A diferencia de los dragones convencionales el halito de los manaketes no estaba compuesto de fuego si no que eran más bien un haz de luz intensa que desvanecía cualquier cosa que tuviese de frente, quizá igual de destructivo pero con la peculiaridad de que no desataba incendios y el daño colateral era, por decirlo de alguna manera, mínimo. De esta manera los emergidos que estaban en el rango de ataque desaparecieron en un parpadeo sin dejar rastro alguno.
 
- Por fin termino…. -
 
Declaro la profunda voz del joven dragón soltando un pequeño suspiro, al parecer su hogar estaba a salvo y el bosque de cerezos no había sufrido ningún tipo de daño. Con un movimiento suave pero no tan ágil como el fino vuelo de los pegasos Kija comenzó a defender para quedar nuevamente a la altura de los que fueron en ese momento sus aliados, sintiéndose con claridad la presencia sobrenatural del tipo de criatura que era, aquella aura pacifica por la cual muchos humanos consideraban a su raza como sagrada.
 
- Le agradezco desde el fondo de mi corazón el que me prestaran su ayuda, de no ser por ustedes quizá el bosque habría sufrido daños irreparables. Como podría pagarles el auxilio que le extendieron a mi hogar? -
 

Por supuesto el dragón se dirigía al pelirrojo pues era hasta ahora él con quien había entablado conversación. Las inmensas alas del manakete aleteaban tan suavemente que estas apenas y hacían ruido aun que la brisa que cada movimiento provocaba era algo más notoria pero sin llegar a ser un impedimento para permanecer al lado de la criatura.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Dom Abr 30, 2017 11:38 am

El acorralar a todos los wyvern en una zona del cielo no era algo fácil de hacer, no era como en tierra donde no tenían forma de escapar, en el aire podrían o bien elevarse en el aire o bien bajar en el aire. Por suerte cada vez que intentaba alguno escapar de aquella forma conseguían pararlo antes de escapar. Los wyvern eran mas lentos y mas difíciles de manejar que los pegasos, los cuales eran mas ligeros y rápidos aunque seguramente menos resistentes que aquellos lagartos alados. No tendrían mucho tiempo para huir junto con sus compañeras, ya que en cuanto se separaran de aquellos seres oscuros estos querrían alejarse, por eso todo debía estar perfectamente sincronizado.

Todos se alejaron en cuanto dieron la señal para que el dragón soltará su hálito de poder. Todos los jinetes de wyvern intentaron escapar de aquella zona pero se encontraron con un potente inconveniente. No les dio tiempo a escapar de aquel poderoso haz de luz que terminó por exterminar del cielo todo ser del mal que se encontraba allí. Para Subaki aquel haz de luz, aquel hálito, le habían parecido algo maravilloso, algo perfecto. Después de que todo terminará de calmarse, aquel jinete de larga cabellera roja hizo que su pegaso volará hasta el dragón, la pegaso ni si quiera parecía tener ningún problema en acercarse, no parecía ni tensa, estaba realmente tranquila ya que sabía que aquel dragón no era un enemigo.

-Que maravilloso, que ataque mas bello y lleno de poder, ha sido un placer ver algo así por primera vez.-

Y es que era normal que le llamará ciertamente la atención, era un algo extremadamente raro de ver, tanto un poder como aquel, como al propio dragón. Los dragones formaban parte del culto en Hoshido, al dragón divino Naga, pero no había visto nunca a uno de ellos. Desde luego era algo que había que respetar y cuidar, era un símbolo de la pureza y la belleza de Hoshido  y se había presentado delante de el, esperaba que fuera un símbolo de buena fortuna en todas las batallas que tuviera por delante, aunque sabía que con su habilidad no la necesitaría. El chico negó con suavidad con una dulce y suave sonrisa que decoraba su rostro, mostrando su perfecta y blanca dentadura.

-No ha sido ningún problema ayudar a un ser sagrado como vos, lo único que me gustaría pedir es un poco de descanso, no para mi claro, para mis compañeras que se han esforzado como las que mas para conseguir una victoria tan perfecta.-

Los pegasos también tendrían que descansar un poco, así que lo mejor era descender un poco hasta tierra y allí poder descansar aunque fuera en la tierra misma. El dragón seguramente también necesitaría algo de descanso, se había esforzado muchísimo teniendo que lanzar todo aquel poder. Los pegasos comenzaron a descender poco a poco hasta el campo de flores de cerezo con cuidado.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Jue Mayo 04, 2017 10:23 am

Kija esbozo una tenue sonrisa ante los comentarios del pelirrojo, no era vanidoso pero tales halagos difícilmente pasaban por alto…. igualmente estaba contento de que todo hubiese terminado bien y tanto el bosque como la montaña no hubiesen sufrido daños. Era precisamente por ello que estaba agradecido con el joven pelirrojo y las jinetes pegaso que lo acompañaban por lo que escucho su solicitud con envidiable atención; aquello era algo que fácilmente podía darles por lo que no se planteaba siquiera en negarles refugio y descanso.

- Por supuesto, después de todo lo que han hecho se merecen un buen descanso. Mi templo está situado en lo alto de la montaña, acompáñenme y pónganse cómodos. -

Dicho esto el dragón de blancas escamas comenzó a volar suavemente de regreso a la montaña… hacía mucho tiempo que no regresaba a su hogar por lo que las tareas de limpieza aun estaban a medio hacer. El edificio en general era bastante antiguo pero se notaba bien cuidado, casi como si el tiempo se hubiese detenido en aquel pequeño pedazo de tierra que desprendía un aura mística y relajante, presencia que muy probablemente su padre al ser un manakete más antiguo y poderoso dejo impregnado en el lugar al vivir allí tantos siglos. antes de tocar tierra un resplandor azulino el volvió el cuerpo del dragón para regresarlo a su forma humana, un muchacho de cabello y piel blancos como la nieve y grandes ojos azul celeste; uno que podría pasar por humano de no ser por aquella zarpa de dragón y largas garras que tenía en lugar de su brazo derecho.
Spoiler:

- Pasen, pasen…. los pegasos deben estar cansado tal como usted ha dicho así que pueden dejarles pastando en el jardín delantero, hay un pequeño estanque de agua fría donde pueden refrescarse un poco igualmente. Respecto a ustedes siéntanse como en casa, relájense un poco mientras yo preparo algo de te…. um… les gusta el té, verdad? -

Kija siempre fue hospitalario con los visitantes que recibía en el templo así como también lo fueron sus padres en su tiempo, aun así saltaba a la vista que nadie había estado allí en muchísimo tiempo pues incluso las infinitas escalinatas que llevaban a las faldas de la montaña estaban casi totalmente ocultas por el desuso y el paso del tiempo.

- Si me dan algo de tiempo podre prepararles algunos tentempiés, recién compre algo de arroz e ingredientes así que puedo hacerles dangos, dulces de mochi u onigiris dulces de ciruelo. -

Por supuesto para Kija era todo muy normal, bastante acostumbrado a la belleza de lo que consideraba su hogar, aquel pequeño paraíso que le vio nacer y crecer por tantos años. Kija guardo silencio esbozando una pequeña sonrisa, más que dispuesto a complacer las peticiones que le hicieran.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Dom Mayo 21, 2017 12:04 pm

Le sorprendía un poco con que amabilidad los estaba tratando y también con la facilidades que este estaba dispuesto a darles solo por hacer su trabajo. Sin duda sus compañeras agradecería también un pequeño descanso antes que tener que volver a la capital para reportar el éxito de aquella misión. Era lo que esperaba el joven de cabellos rojizos, lo que tenía pensado desde el primer momento que su pegaso había levantado el vuelo, aquella misión acabaría en un éxito perfecto. Sonrió al ver como aquel dragón les invitaba y indicaba donde estaba su hogar, aquel templo sagrado, por lo que asintió mostrándose respetuoso y elegante como siempre aunque estuviera montado encima de su pegaso y hacía unos minutos estaba luchando contra emergidos, no parecía que estuviera ni un poco cansado, no se le había despeinado ni un pelo de su cuidada coleta.

-Será un placer acompañaros hasta vuestro templo sagrado, no pretendemos molestar demasiado así que en cuanto hayamos descansado algo pondremos marcha a la capital para informar sobre nuestro gran éxito, hemos conseguido salvar la belleza de nuestro hogar, la princesa Sakura estará contenta. -

Los jinetes de pegaso entonces siguieron al precioso dragón hasta su hogar. El lugar que les mostraba era bastante antiguo, en el que se notaba que muy pocas personas habían visto o pasado por allí, probablemente aquel dragón había recibido pocas visitas, aunque para el joven pelirrojo le parecía un lugar impresionante. Sonreía con suavidad observando cada elemento de aquel lugar, disfrutando de la belleza del entorno, no comprendía como no había visto aquel lugar antes, era maravilloso. Cada adorno bien cuidado, cada estatua...las flores de cerezo, todo demostraba una belleza sin par que ayudaba que el joven se sintiera cada vez mas cómodo allí.

-Es usted muy amable con nosotros, agradezco de corazón vuestra hospitalidad y amabilidad. Es un regalo para la vista contemplar estas maravillas, soy muy feliz de haber encontrado un lugar tan bello como este.-

Esta vez su sonrisa mostraba un poco sus perfectos y blancos dientes, mostrando una sonrisa mucho mas feliz y alegre. Desmontó de su pegaso junto con sus compañeras y lo dejo junto al estanque, no sin antes contemplar un poco mas el jardín. Acarició el pelaje de su pegaso que empezó a beber y se acerco hacia su anfitrión, aun sonriendo levemente.

-Creo que algunos dulces de mochi y onigiris de ciruelo estarían bien y nos gusta el té verde si, si quieres puedo ayudarte a prepararlo todo, creo que trabajaremos mucho mas rápidos y con mas eficiencia si somos dos y no me gusta estar quieto sin hacer nada.-

Podría explorar aquellos terrenos, pero seguramente muchas de las zonas estarían restringidas a los visitantes y no quería meterse en ningún problema con aquel chico dragón que ahora mostraba su rostro mas humano, donde aun mostraba una apariencia muy elegante, refinada y agradable a la vista, incluso con aquella mano escamada que parecía realmente especial.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Jue Mayo 25, 2017 5:54 pm

Kija no podía evitar sonreír ampliamente, amaba su hogar como lo haría cualquier otra persona pero ese paraíso en lo alto de la montaña era siempre silencioso, o por lo menos desde que los últimos ocupantes, sus padres, habían dejado de vivir en ese lugar. La tranquilidad que despedía ese lugar era muy agradable pero el joven hibrido por su parte parecía disfrutar de las pequeñas charlas de fondo que las acompañantes del pelirrojo mantenían entre ellas, el sonido que hacían los pegasos al caminar o relinchar y el simple hecho de tener al joven Hoshidiano enfrente, hablándole, era suficiente para alegrarle el día y estaba agradecido por ello.

- Es lo más normal joven Subaki, si pudiese hacer más por ustedes estaría encantado de. Este bosque de cerezos estaban aquí desde el día en que yo nací, así como este templo…. es mi hogar y tengo muchos recuerdos preciados para mí en este lugar; el que me hubiesen ayudado a protegerlo es razón suficiente para que tengan mi total y completa gratitud. -

Agradeció con un educado inclina miento de cabeza característico de la zona mientras le hacia una señal al joven pelirrojo para que le siguiera, pues tampoco le molestaba que le ayudase a prepara los tentempiés y el té que acompañarían su relajado y pequeño receso.

- El templo tiene más de 300 años así que la cocina aquí es algo…. anticuada. Es de sobra que ustedes ya tienen mejores métodos de preparar los alimentos pero desgraciadamente no he tenido oportunidad de hacer remodelaciones, he estado fuera por un buen tiempo igualmente así que me disculpo un poco por el desorden. -

Tal como Kija había dicho, el lugar tenía una arquitectura que en la actualidad ya no se usaba para construir templos ms pese a su diseño antiguo la madera del piso siquiera rechinaba al pisar. Todo estaba en perfecto estado y bien cuidado aun que algunas aéreas estaban ligeramente empolvadas por el tiempo que su actual propietario estuvo fuera. El lugar era bastante grande y espacioso, teniendo sentido de hecho si se consideraba que en el habitaba un dragón. Al llegar a la cocina, una de piedra con un diseño bastante obsoleto, Kija se acerco a la esquina donde tenía guardada algo de leña para encender el fuego u poner a hervir tanto el arroz para el mochi y las onigiri como el agua para el té.

- Veamos…. los ciruelos en conserva y las cajitas de te creo que los deje en el almacén de la izquierda, puede ir a revisar joven Subaki?, yo me encare de buscar y limpiar los utensilios que usaremos. -

El almacén estaba lleno de frascos de conserva, todos etiquetados y perfectamente sellados, de igual manera había una variedad ridículamente amplia de té no solo de Hoshido, si no que algunas etiquetas ponían que se trataban de especias o te de otros continentes lejanos como Tellius.

- Por cierto, menciono algo sobre una princesa de nombre Sakura?. Como es ella?, me avergüenza un poco admitirlo pero no estoy muy al tanto de la situación actual del reino. Como es?, lo último que recuerdo es que cuando era pequeño los aldeanos vivían en pequeñas villas sin muchos habitantes -

Pocas veces había visto el Hoshido mas allá de la protección del frondoso bosque de cerezos, pero siendo un niño de brazos recordaba muy vagamente a su madre llevándolo envuelto en una tela amarrada a su pecho y a los aldeanos trabajando en bastos campos de arroz en villas pequeñas y pacificas…. se preguntaba que tanto habría cambiado desde entonces y, ahora que tenia de invitado a un habitante actual del reino se comenzaba a figurar bastantes preguntas.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Subaki el Dom Jun 11, 2017 11:10 am

Aquel templo seguramente llevaría en aquel mundo cientos no, miles de años en pie y aun se mantenía su belleza, una belleza que perduraba a través del tiempo, a través de las penurias, un lugar imperecedero de belleza sin par. Era conocido que los dragones vivían miles de años, no sabía exactamente cuantos años tenía aquel dragón y si sería de mala educación o no preguntárselo a un ser tan longevo, pero tenía curiosidad por saber cuanto tiempo mas o menos llevaba aquel templo en pie. Un lugar tan hermoso que no parecía haber sufrido ningún daño, ni si quiera por los emergidos que actualmente poblaban toda la tierra y destrozaban todo lo bello que los hombres y la naturaleza en conjunto habían construido.

-Es sorprendente que un lugar tan bello y tan antiguo aun mantenga todo su esplendor, a no ser que hace años aun fuera mejor, mucho mas magnifico y maravilloso de que lo es ahora. -

El joven jinete sonrió entonces observando fijamente el lugar un momento mas para después adentrarse aun mas dentro de aquel templo de ensueño. Entonces fue cuando sin ni si quiera el preguntarlo, el dragón le contó que aquel templo tenía mas de 300 años, algo menos de lo que el creía, que le echaba miles de años aunque pensándolo bien eso podría ser muy poco probable, pero como había oído que los dragones podían vivir miles de años, creía que de verdad aquel lugar había aguantado firme todos esos años.  

-Asi que...mas de 300 años, pues he de decir que se conserva todo muy bien, no tenéis que preocuparos comprendo que el lugar tenga utensilios algo mas antiguos de los que usábamos, pero seguro que son algo mas simples y si no aprenderé a usarlos de la manera mas optima. -

El lugar aunque claramente antiguo, era plenamente funcional, la habitabilidad era posible, no había nada abandonado, lo único que había era que limpiar algo el polvo y quizás como el mismo decía remodelar algunos utensilios y muebles que pudieran haber quedado ya bastante obsoletos. Aun así tal y como estaba al jinete de largos cabellos le parecía un bonito lugar donde vivir, en armonía y tranquilidad. Despues de volver a escuchar las palabras del dragón asintió caminando hacia el almacén que parecía estar a la izquierda. Dentro encontró extraordinarios alimentos que ni el mismo había visto antes, todos en conserva, le llamaba la atención todo aquello, no era algo que los mercaderes ambulantes vendieran en el mercado de Hoshido así como así, sin duda aquel ser había tenido que viajar para encontrar todas aquellas delicias.

-Té de Plantas Salvajes de Gallia...Gallia...-

Tenía una magnifica colección de té de distintas partes del mundo, era de lo que mas tenía, había de distintos lugares, de distintos tipos de plantas diferentes, todas ellas olían perfectamente. Subaki no podía evitar olisquear un poco cada compartimento provocando en sus labios una amplia sonrisa, había olores que nunca antes había tenido el privilegio de disfrutar.

-Es impresionante la gran variedad de té que tenéis aquí, cada tipo huele mejor que el otro, sois muy afortunado, muy pocas veces se encuentran delicias como estas en Hoshido, seguro que cada uno tiene distintas cualidades beneficiosas.-

Después de echar un ultimo vistazo a todas aquellas plantas suspiró levemente y se llevo el té verde, no podía gastarle al dragón aquellos pequeños tesoros únicos, no era algo que se encontrará fácilmente por lo que no quería lo malgastará en ellos. Después de aquello recogió las ciruelas y cerró el almacén dejando el té verde y las ciruelas junto al chico mientras miraba la cocina.

-Vaya...si que es antigua, aunque creo que podré apañarmelas bien.-
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
502


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Kija el Dom Jul 16, 2017 11:49 am

Kija esbozo una pequeña sonrisa ante las palabras contrarias, mas aun al mostrarse como un entusiasta del te extranjero. Por supuesto, el por su parte se encargaba de limpiar los trastos para preparar la comida pues en su larga ausencia muchos de estos se habían cubierto de polvo.

- Este templo llego a ser mucho más bello de lo que es ahora, joven Subaki. Hace ya varios años cientos de peregrinos subían la montaña para mostrar sus respetos al "dios" que habitaba en ella, ofreciendo ofrendas a este en pos de que sus plegarias fueran escuchadas; siempre estaba lleno de gente y mi madre así varios sacerdotes atendían el templo igualmente sanando a los que llegaban heridos…. mi padre por su parte escuchaba las plegarias y cumplía las que creía necesarias, pues el siempre decía que de cumplir todos los "deseos" de la gente estos se volvería haraganes y dejarían de luchar ellos mismos por cumplir sus sueños. -

El joven de blancos cabellos ensancho su sonrisa de forma nostálgica recordado aquellos ajetreados días donde el templo se llenaba a toda su capacidad y no había habitación disponible por días…. no solía ser un problema pues los peregrinos igualmente llegaban a disfrutar el dormir a la intemperie en ese lugar tan pacifico.

- Quizá sea debido a que mi padre era un dragón ya muy antiguo el que su aura se quedase impregnada en este lugar, por eso el lugar se mantiene en buen estado, creo yo. -

Reflexiono un poco sobre ello pues su padre ya habitaba la montaña desde antes de que el naciera y de eso hacía más de 300 años cuanto menos; su padre era un maniquete muy poderoso y por ello no le sorprendía en realidad que aquel lugar aun emanara aquella aura sagrada después de tener como huésped a un manakete tan antiguo.

- Ahhhh, es que esas infusiones de té y especias no se encuentran en Hoshido. Vera, lo que sucede es que hace algún tiempo me fui de viaje para intentar resolver algunos asuntos y en cada lugar que visitaba me gustaba comprar el te típico de la región. Puede llevarse los que guste, en cuanto retome mi viaje igualmente acabare comprando mas…. mhhhh, veamos, si mal no recuerdo el té de Gallia tenia propiedades vigorizantes, ayuda a combatir la fatiga igualmente. -

Puso en la mesa todos los utensilios que usarían para cocinar así como saco un saco considerablemente de arroz, vertiéndolo en una especie de mortero y comenzando a pulverizarlo para crear la harina que usarían para hacer las golosinas.

- Si bien lo pienso, definitivamente el té de Gallia les vendría bien a ustedes en este momento aun que tiene un sabor algo más fuerte que él te que se acostumbra en Hoshido. Sea pues, si ve algún otro que le interese puede tomarlo sin ningún problema. -

Hacía tiempo que no hablaba de nadie respecto al te y eso en si mismo le ponía contento…. le agradaba para variar la compañía y charlar con el joven pelirrojo era bastante grato en sí mismo. Kija entonces se dio cuenta de que aun no había prendido el horno que usarían tanto para hervir el té como para cocer los tentempiés por lo que extendió el mortero hacia el muchacho.

- Puede continuar con esto, hay que asegurarse de que no quede ningún grano enero de arroz en la harina… el horno tiene su truco para encenderse así que de eso me encargare yo. -

Y dicho esto, Kija se acerco al arcaico horno de piedra donde comenzó a depositar madera en la parte baja, momentos después saco un par de pedernales para poder hacer chispas y que el fuego comenzara a arder. Una práctica igualmente muy antigua era tomar un palo de bambú alargado y soplar un poco para ir avivando las llamas, cosa que el joven manakete igualmente ya tomaba como una costumbre muy cotidiana.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [5]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Concoction [3]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1658


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberacion]Batalla sobre un mar de cerezos [Priv. Subaki]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.