Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Draugen el Jue Feb 23, 2017 8:27 pm

Amanecía en Altea, el campamento militar del ejército también se dejaba resplandecer por el poderoso rayo de luz emanado por el sol, era casi sorprendente lo imponente que estaba siendo su presencia, estaba claro que les esperaba un día muy caluroso a los soldados, y cuando Draugen despertó, se dio cuenta de que sus compañeros aparentemente se alistaban para algo.

Montones de agua, algunos tenían comida guardada, otros, simplemente cargaban con mucha ropa, el caballero obviamente se sintió intrigado de saber qué pasaba pero ya se podía hacer una idea: iban a hacer una exploración. Draugen no quería ir muy lejos de sus tierras, si bien nunca había salido de ellas, tenía pensado visitar en cuanto pudiese a la exploradora Noire, una bella joven a la que quería ver, así como conocer Ylisse, que era el sitio en cuestión.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, las cosas se tornaron en favor del jinete. Escuchó a uno de sus superiores informar que iban a ser enviados a Ylisse, con motivo de vigilancia por algunos días y luego podrían (si ellos lo deseaban) permanecer un tiempo como turistas, y disfrutar luego de haber ejercido sus tareas asignadas.

Draugen se contentó fácilmente, a diferencia del resto de soldados que parecían aburridos y sin ganas, él se preparó como si fuese un rayo, muy rápidamente. Cargó con cada una de sus cosas y se colocó en fila con el resto, mientras los iban anotando, para finalmente subir a su caballo.

Siguieron a un superior durante un muy largo trayecto, partiendo desde su campamento y pasando por zonas bastantes dificultosas de transitar, incluso para los caballos, que estaban entrenados para ellos. Entre rocas, montones de troncos derrumbados y árboles que se interponían en su camino, los militares tuvieron más de un problema para llegar a un sitio dónde terminaron por detenerse, ya que aparentemente les iban a "guiar" desde ese punto. Pero tal vez llegaron con tiempo de sobra, pues pasaron varios minutos bajo el sol, algunos ya hambrientos, y desesperados, por continuar. Draugen bajó de su caballo durante unos momentos y caminó para ver su estado. - Munir, ¿estás bien amigo? - Preguntó a su fiel compañero, el caballo no respondió mientras observaba cabizbajo, estaba agotado. El jinete tomó un poco de agua de la que había traído y le dio al caballo, que parecía reponerse levemente, mientras aguardaban.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Knight

Cargo :
Caballero (Ejército de Altea)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
Noire

Especialización :

Experiencia :

Gold :
666


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 24, 2017 2:58 pm

El calor del momento era aterrador, y poco a poco aquellos cuatro jinetes perdían energías junto a sus compañeros de cuatro patas. De camino tuvieron que tomar bastantes pausas, mas de las planeadas y eso de seguro les habría atrasado. Stahl solo esperaba que a quienes debían escoltar no estuviesen muy molestos.

Unos minutos mas tarde de lo planeado consiguieron llegar al punto de reunión, con apenas energías para continuar. Por supuesto el otro grupo de personas ya había llegado y los miraban atentamente mientras ellos se adentraban a la improvisada caravana.

- Lamentamos mucho el atraso. Las condiciones de hoy nos pillaron de imprevisto y hemos tenido que detenernos mas de lo acostumbrado. - Dijo seriamente uno de los compañeros de Stahl, mientras hacia una pequeña reverencia hacia los demás a modo de disculpa.

El joven de cabellos verdes se desmonto de su amigo y comenzó a acariciarle detrás de la oreja. Estaba cansado, ambos lo estaban, y necesitarían un descanso antes de continuar. - Choo choo... pequeño. - Le decía a su caballo mientras le entregaba una de las manzanas que tenia guardadas en su bolsa.

A pesar de las miradas pesadas de todos los presentes todos parecían necesitar un descanso, y aun así quien había hablado antes volvió a hacer presencia. - Como disculpa por nuestra actitud partiremos inmediatamente. - Aquella afirmación tomo la sorpresa de los otros 3 miembros de Ylisse, incluyendo a Stahl, quienes rápidamente intentaron negarse frente a lo dicho por su supuesto nuevo líder.

- ¡Oye! Nuestros caballos están cansados, no podemos continuar ahora. - Dijo uno. - ¿Desde cuando tu eres el encargado?... - Respondió otro.

A pesar de lo que pareciese aquellos cuatro jinetes no eran conocidos del todo, y aunque se debían de haberse visto un par de veces en los entrenamientos nunca antes habían estado juntos. - Me parece que lo apropiado seria hacer una pausa corta. - Interrumpió Stahl, con su tan reconocible voz calmada. - Solo para beber agua, sentarse unos momentos y recuperar fuerzas. - De inmediato sus otros tres compañeros comenzaron a apoyarle y, aunque a malas, al final el cuarto también acepto, permitiendoles un pequeño descanso.

El joven armado comenzó a acercarse a las tropas quienes guiaran, para conocerlos un poco mas de cerca. Sus ropas eran llamativas y fácilmente reconocibles de un pueblo ajeno a Ylisse.

Se encontraba dando una pequeña caminata acompañado de su caballo cuando se detuvo frente a otro jinete como él, quien estaba cuidando de su compañero animal. Se le veía cansado, con pocas energías, por lo que no pudo evitar llamar su atención. Stahl entonces se dirigió hacia la bolsa de comida animal, que llevaba sobre su compañero, y saco un cubo de sal que rápidamente llamo la atención de ambos equinos. - No, tu no. - Dijo alejando aquel cubo de su caballo. - Tu ya tomaste tu ración diaria... un par de veces ya... - Y dicho esto se acerco al caballo del chico de la armadura llamativa.

- Creo que tu caballo necesita un poco de esto. - Extendió sus manos con el cubo de sal en ellas y de inmediato el caballo se le acerco, comenzando a lamer sin preocuparse siquiera de las manos del chico. La sensación viscosa y suave de la lengua de caballo era algo que Stahl ya conocía muy bien pero aun así no lograba acostumbrarse del todo. - S-soy Stahl... - Dijo presentándose a si mismo mientras tiritaba un poco debido a la incomodidad de ser lamido. - U-un gus-to. -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Draugen el Dom Feb 26, 2017 12:38 am

Draugen terminó de darle de beber agua a su caballo, y una vez que guardó un poco que le quedaba, se quedó allí, acariciando a Munir, mientras miraba al resto de los jinetes que le acompañaban, deteniéndose en medio de todos uno de ellos, el superior que les habían asignado, el cual parecía bastante frustrado. - Bien, haremos una breve pausa para alimentar a nuestros caballos, ustedes también consuman pero recuerden guardar provisiones. Si en unos minutos no llegan nuestros guías, procederemos a retirarnos. - Los jinetes no pudieron evitar quejarse y mostrarse inconformes, ¿cómo se iban a volver a aguantar un trayecto tan largo, nuevamente? Les costó mucho llegar a donde estaban para ahora tener que marcharse, Draugen miró a su caballo y no estaba bien, no como para volver por un camino que estaba tan dificultado para pasar, como lo era del que venían, lleno de troncos y piedras que cubrían el paso, era duro, Draugen no iba a permitir que eso sucediese. Tan sólo miró abajo, mientras pedía que por favor, apareciesen pronto... Cosa que hicieron no pronto, pero lo hicieron, y el caballero no pudo evitar sonreír ante ello.

Uno de los hombres se disculpaba, había tenido que detenerse en varias oportunidades, al parecer ellos también atravesaron un duro recorrido, así que, era aceptable. Sin embargo, el líder provisional del grupo, un anciano musculoso, se acercó a éstos caballeros, furioso, mientras les miraba con una gran cantidad de sudor recorriendo su frente. - ¿Cree que lamentar servirá de algo en una circunstancia cómo ésta? ¿Se ha dado cuenta del calor que hace, y de lo lejos que queda de nuestro campamento éste punto? - Respondía el superior ante el comentario del contrario, mientras aún le observaba desafiante, y escuchaba como quería pedir perdón partiendo inmediatamente. La reacción del anciano fue brusca, una vez más. - ¿Partir inmediatamente? Usted tiene que estar loco... necesitamos descansar, no sólo nosotros, por lo que puedo ver, ustedes tan bien denotan cansancio. - Dicho aquello, jinetes del otro grupo incluso parecieron concordar con el superior. Draugen simplemente les observaba sorprendido, sin poder entender qué pasaba por sus cabezas. No le parecía humano lo que ellos tenían ideado, teniendo en cuenta lo agotados que se encontraban ellos y sus caballos de igual forma. Fue entonces cuando oyó otra voz más serena proponer una pausa corta, para reponer energías, como correspondía. Los jinetes de su propio grupo aceptaron, uno de ellos, a duras penas, pero terminó aceptando también. Obviamente el grupo de Draugen afirmó con contundencia, y el caballero no flaqueó con respecto a su decisión. - Tienes mi apoyo.

Mientras aún continuaba acariciando a su caballo Munir, Draugen vio como uno de los caballeros enviados de Ylisse se acercaba a él, ofreciendo alimento a Munir, que lo tomó con confianza. - Muchas gracias. - Dijo Draugen, sonriendo al hombre, que se presentó como Stahl. - Un gusto Stahl, me llamo Draugen. - Respondió presentándose. - No quiero incomodarte, ¿pero, porqué se tardaron tanto? Nosotros también pasamos por muchos obstáculos y aún así llegamos antes. - Realmente no podía evitar sentirse un poco frustrado, estaba pasando por un mal rato y pese a entender la situación, no podía razonar consigo mismo teniendo los efectos del cansancio encima. Draugen se tiró al piso mientras cubría parte de su rostro con su brazo, soltando un pesado suspiro. - Le agradecería no alimentarlo mucho, Munir tiende a fatigarse y más aún si se encuentra cumpliendo un viaje hacia un destino. - Tras un rato desplomado en el piso, Draugen se colocó nuevamente en pie y observó a ambos lados, mientras se acercaba a el chico de cabellos verdes, un tanto inseguro. - Y... dime. ¿Nos falta mucho? Por que... no estamos muy bien de provisiones. Si nos llegase a tomar la noche, sería bastante pesado para nosotros. Espero que ustedes estén bien preparados. - musitaba a Stahl, mientras revisaba los bolsillos en la montura de Munir para ver que tanta comida u agua le quedaban.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Knight

Cargo :
Caballero (Ejército de Altea)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
Noire

Especialización :

Experiencia :

Gold :
666


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 01, 2017 12:39 pm

Stahl siguió el consejo del hombre y quito del alcance del caballo aquel cubo de sal, ahora protegido por una capa de baba. Lo limpio con un paño que guardaba en otro de los bolsillos de su montura y seguido lo echo de nuevo a donde iba.

- Mmmm... - Intento responder ante la primera pregunta del jinete. - Digamos que uno de nosotros llevaba mal puesta las herraduras de su caballo. No creo que haga falta decir quien. -

No pudo evitar escapar una boba sonrisa. Quien hace unos minutos se había puesto contra todo el grupo antes fue victima de una racha de desgracias que seguro no le habían ayudado a permanecer calmo, como a los soldados de Ylisse se les enseña en los entrenamientos. Ahora él yacía sentado en un rincón, acompañado con los otros 2 compañeros de Stahl pero apenas tomando atención de lo que decían los demás, su postura solo demostraba frustración.

El joven caballero de Ylisse comenzó a cepillar a su caballo, con un tosco y usado cepillo que saco (otra vez) de uno de los bolsillos de su compañero. Su cabello estaba limpio, pero al equino le encantaba que le acicalaran y siempre le podía de buen humor.

- A ver, si partimos ahora... podríamos llegar un poco después de la puesta de sol en la mejor de las condiciones. Sin embargo... - Dejo de hablar un momento y miro otra vez al hombre del rincón. - No puedo decir que esta sea la mejor de las condiciones. -

A pesar de que las herraduras de su compañero ya habían sido bien puestas y se habían solucionado la mayoría de problemas del jinete aun seguía teniendo su racha de mala suerte, y casi parecía como que el mundo estuviese atentando contra él.

- Pero no te preocupes. - sonrió - Nuestro equipo parece estar bien preparado. Y... no es como si yo trajese poca comida. -

Stahl era conocido por sus cercanos por ser una persona con mucho apetito, por lo que siempre iba preparado con un par de varias raciones extra por si algún día las necesitaba. La mayor de las veces se las agotaba solamente porque le gustaba comer, pero aun así su propósito era el de emergencia.

Una vez terminado de cepillar a su caballo guardo el cepillo otra vez en su lugar, y como si todo hubiese sido planeado uno de sus compañeros del rincón se levanto y dio la orden para partir.

- Nosotros ya hemos recuperado fuerzas, prepárense para continuar el trayecto. -

- Bueno, nos vemos en la formación. -

Dijo el armado de Ylisse y de inmediato se subió a su caballo, quien comenzó a dirigirse hacia su grupo de escolta. Todos los demás ya estaban preparándose, la caminata seria larga pero si se apresuraban podrían llegar temprano a su destino.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Draugen el Miér Mar 01, 2017 10:22 pm

Stahl desplegó entonces el alimento del caballo, había quedado todo babeado pero solía ser normal que a los caballos se les pasase un poco eso... - Vaya amigo, te agradezco mucho nuevamente por eso. - afirmó, asintiendo con la cabeza mientras esbozaba una leve sonrisa.

Sobre el motivo de la tardanza de los contrarios, Draugen no se sorprendió en lo absoluto. Al contrario, río un poco sin poder contenerse, esperaba no haber incomodado al resto que se encontraba en sumo silencio, reponiendo fuerzas. El jinete seguía revisando sus bolsillos y vio que podía estar bien, aunque no descartaba quedarse sin provisiones si las condiciones del camino seguían tan tortuosas. Se guardó su opinión sobre el caballero que se encontraba apartado del resto, frustrado, y negó un poco con la cabeza, decepcionado por ello.

Los cálculos de Stahl eran bastante precisos, si se manejaba la mejor de las condiciones, se podía llegar antes de la puesta del sol. Pero claro, no eran las mejores condiciones y Draugen lo sabía perfectamente. - Lo sé, tienes toda la razón sobre eso. Pero creo que existe la posibilidad, de si apresuramos el paso, de llegar antes de la puesta del sol incluso pasando adversidades. Aunque lo mejor es ir con precaución, espero que aún recuerden el camino. - dijo un poco burlón, mientras preparaba a su caballo para continuar el trayecto. Luego escuchó como Stahl le pedía no preocuparse, venía bien cargado de provisiones y eso le hacía feliz a Draugen, saber que contaba con manos amigas muy cerca capaces de ayudarlo. - Bien... yo no es que venga muy "cargado", pero le ayudaré si tengo para hacerlo, eso no lo dude. - confirmó con convicción. Luego oyó de una de las voces que estaban listos, a lo que el líder de los caballeros de Altea dio unos pasos al frente. - Nosotros también estamos listos para continuar. - Y con eso, todos comenzaron a subir a sus respectivos caballos, despidiéndose con un leve saludo Draugen de Stahl. - Sí... nos vemos en la formación. - subió al caballo de pelaje blanco, Munir. Se sentía preparado para seguir la pista a sus guías, mientras que se situaban en la parte trasera de la línea militar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Knight

Cargo :
Caballero (Ejército de Altea)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
Noire

Especialización :

Experiencia :

Gold :
666


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 08, 2017 9:58 pm

Partieron su camino sin muchos inconvenientes. Si bien la moral de la improvisada caravana no parecía muy alta debido a las anteriores discusiones tampoco se encontraba en niveles preocupantes, y aunque el silencio aumentaba la incomodidad del momento todos parecían acatar las ordenes.

La formación era libre, todos los invitados se encontraban desplegados en la parte central de ella mientras dos de los jinetes de Ylisse lideraban el camino y los otros dos cubrían detrás. Stahl, quien se encontraba en la parte delantera, era el encargado de liderar el camino, junto con su compañero de la suerte de oro. Si bien él nunca había aceptado aquel cargo parecía ser una especie de secreto a voces dentro del grupo, y en lo personal no le molestaba lo suficiente como para hacer algo.

El camino paso calmado, en silencio la mayor parte del tiempo interrumpiéndose a veces con pequeñas conversaciones producidas entre los extranjeros que rápidamente terminaban con alguna respuesta simple.

Ya faltaba un poco para el atardecer cuando unas leves quejas, que ya se habían repetido anteriormente, llamaron la atención de Stahl. Volteo hacia la fuente del ruido y se encontró con la, para nada esperada, sorpresa de que quien le acompañaba parecía tener problemas. Su pie izquierdo parecía estar inflamado, y unas pequeñas marcas de sangre podían verse entre las rejillas metálicas de la protección de sus pies. El armado le dirigió una mirada a sus ojos y pudo comprobar su cara de dolor en silencio, como si hubiese intentado callar aquel dolor todo el camino.

- Detengámonos un momento, tengo sed. -

Dijo, esperando que el herido le respondiera y diese la orden. Sin embargo este apenas reacciono e hizo un leve movimiento de cabeza, como dándole a entender que le parecía bien. Stahl preparo su voz y alzo el tono.

- Nos detendremos por unos minutos, para recuperar fuerzas. -

Claramente esto llamo negativamente la atención de varios de los presentes, sin embargo era lo que debía hacer para mantener al grupo sano.

Una vez todos detenidos el joven, junto a otros de sus compañeros, comenzaron a reunir leña para hacer una fogata. El anochecer estaba cerca y no tenia seguridad alguna de cuanto tiempo podrían estar esperando, lo mejor seria ser precavidos. Una vez el fuego listo se sentó cerca de él e invito a los demás a que le siguieran, aunque el jinete de la mala suerte no parecía estar presente.

1. Perdón la demora. Problemas con mi vicio (?)
2. No se si es por prisa o por que querías que yo liderara la salida pero solo quiero recordarte que no tengas miedo de avanzar en la historia, ni menos a salirte del guion, las mejores historias son las improvisadas (?). Tu otro post no avanzo nada xD No es que me moleste ni nada, pero como le dije a alguien antes, lo ideal es no rolear con un NPC (?)
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Draugen el Sáb Mar 11, 2017 5:46 pm

off:
Sorry por eso~ xD quería que lideraras el grupo. Lo siento mucho u.u, intentaré avanzar más ahora.

Luego de haberse subido en los lomos de Munir, vio como decidieron finalmente empezar y ponerse en movimiento. Los caballeros eran varios y cada uno tomaba su camino en la formación, no estaban para nada alineados aunque sí tenían un poco de orden, obviamente los guías de Ylisse iban al frente para poder llegar a su destino, ya que los soldados de Altea desconocían por donde era el trayecto a repasar, por ende, iban detrás, de últimos.

Draugen no se sentía para nada cómodo mientras avanzaban, era muy callado y el ambiente no le ayudaba a sentirse mejor, los otros soldados estaban igual de serios que él, principalmente por lo que les ocurrió con anterioridad, una discusión entre ambos bandos en la que aunque todos terminaron inclinándose por lo mismo, fue una manera poco agradable de conocerse y las peores primeras palabras entre ellos que jamás se hubieran podido imaginar.

Comenzaba a atardecer y el rumbo de verdad eran largo, incluso apurando el paso, iban a tener que hacer una pausa. Pero la cosa volvió a ponerse difícil cuando uno de los caballeros parecía quejarse, Draugen siempre se caracterizó por ser una persona observadora y acabó dándose cuenta de que uno de ellos estaba en muy mal estado, probablemente sangrando o algo por ese estilo. El jinete vio como se indicaba detenerse un momento para reponer fuerzas, tomar agua, entre otras cosas. Cuando algunos ya empezaban a quejarse, mostrar expresiones de desagrado y rabia, Draugen se quitó el casco con rapidez para mirar enojado al resto. - Por favor, aprovechen la pausa para recuperar el aliento. Sus caballos también necesitan descansar. Igualmente no llegaremos a tiempo, así que tendremos que hacer un descanso. - finalizó, mientras el resto de sus compañeros y hasta el encargado mostraron una mala reacción, pero terminaron aceptando las condiciones y el hecho de que muchos necesitaban dormir y comer, era muy cierto. Draugen esperaba que aquel caballero que vio en tan mal estado se recuperase, tal vez no quería que se desquitasen con él y por ello no reconoció lo mal que se encontraba. Ojalá se mejorase, para poder seguir, porque aunque Draugen también quería descansar, no podía evitar el hecho de también querer marcharse y seguir con su camino pronto.

Cuando el fuego ya estaba listo, todos fueron a la fogata y se sentaron, mirándose entre ellos mientras tomaban calor, a lo que la brisa del anochecer empezaba a azotar el sitio. Uno de los militares sacó un poco de licor, y comenzaron a repartir el mismo entre ellos. Cuando le tocó a Draugen beber, pasó directamente la botella al lado. - No bebo en pleno viaje, muchas gracias. - agregó, mientras al mismo tiempo se disponía a ponerse en pie. - Buscaré algo de comer, ¿quién viene conmigo? - preguntó Draugen, algunos se pusieron en pie y aceptaron para luego seguirlo a través de un pequeño riachuelo, donde empezaron a clavar sus armas contra algunos peces para luego cargarlos y llevarlos hasta la fogata, donde los pusieron. Comenzaron a cocinarse y Draugen veía que ya se habían acabado el poco de licor que había, fueron realmente rápidos. El jinete bajó la cabeza un poco decepcionado mientras se acercaba a comer un poco del pescado que acababan de capturar. Ofreció un poco al resto, incluyendo a Stahl, mientras que le hizo unas señas un poco apartado del resto para que fuese hacia él. - Disculpa... pero he visto a uno de los que nos acompañaba, estaba muy mal... si sigue así, quizá no pueda continuar con nosotros... ¿entiendes lo que digo? - preguntó mientras le daba un mordisco a su parte del pez. - No es que quiera dejarlo, ni nada por el estilo. - afirmó. - Sólo quería saber qué podíamos hacer con él de seguir así... aún tenemos un extenso camino que atravesar seguramente, y no creo que sea para nada conveniente llevarlo en ese estado. - sugirió.

Miró al resto que comenzaban a tumbarse en el suelo y algunos en troncos, intentando dormir. Salir en esas tardías horas no era una opción, sino que descansar sí lo era. Draugen antes de todo quería saber sobre aquel jinete, no lo vio nada bien, y estaba preocupado por él. Y por el viaje en general, que podía tomar un drástico giro si continuaba sintiéndose dolido, tal vez tendrían que llevarlo directamente a ser atendido y desviarse de todo lo acordado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Knight

Cargo :
Caballero (Ejército de Altea)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
Noire

Especialización :

Experiencia :

Gold :
666


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The journey begins [Social] [Priv. Stahl]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.