Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Dom Feb 19, 2017 5:46 pm

Tras haber pasado muchos días bajo incognito, evitando hablar demasiado con la gente de Begnion, ocultando celosamente sus rasgos laguz para evitar ser capturado nuevamente y convertido en esclavo, Onix logro con mucho esfuerzo logró escapar hacia Kilvas, lugar al que siempre deseó volver con su querido tutor cuando por fin lograse pagar sus deudas.

Pero ahora estaba solo, a sabiendas de lo que le esperaría cuando llegara al lugar al que alguna vez llamó hogar. Después de evitar las islas de vigía y encontrar un refugio mínimamente descente, Onix salió de su escondite para caminar en la costa, pensando y reflexionando sobre su vida como lo habia hecho durante estos dias, teniendo recuerdos sobre sus difuntos padres y la gente que conoció cuando todavía era un niño.

- Han pasado cuarenta y seis años, huh…- Comentó Onix mirando hacia el mar mientras se dedicaba a sentarse sobre la arena mientras aun tenia paz para pensar mientras los emergidos no lo hubiesen atacado aun- Que triste es saber que al final nadie me extrañe o esté aquí para recibirme. Algo de atención no hubiera estado mal, no soy un cuervo demasiado exigente, ¿o si?

Entre más lo pensaba, sentía que su tiempo en el circo no había valido la pena. Conocer a Hermes fue algo que cambio su vida, y ahora que no estaba con él, pasaba más tiempo deprimido y negativo, en especial cuando pensaba en el hecho de no haber tenido las agallas de vengar la muerte del halcón asesinando a Naruga cuando tuvo la oportunidad.

-  Bueno, admito que no he sido una gran persona en todo estos años. Tal vez este sea un castigo por haberme escapado de casa en primer lugar.

Tal vez su destino era estar solo, y así lo estaba. Solo pasando los días (hasta el día de su muerte) luchando contra los emergidos que habían en las islas no solo para sobrevivir, sino para pasar el tiempo ahora que vivía casi como un ermitaño al sentirse como un laguz que se había quedado sin propósitos, sueños y esperanzas.

Oooh… Te conseguí la luz del sol a medianoche
Y el número después del infinito,
Instalé la Osa Mayor en tu diadema


Cuando se disponía a regresar a su refugio, su horrible canto comenzó atraer la atención de los emergidos que había dentro de la zona.

Y tú seguías ahí como si nada;
Endulcé el agua del mar para tu sed,
Te alquilé un cuarto menguante de la luna
y como buen perdedor busqué en la cama
Las cosas que el amor no resolvía…


Pasando no mucho tiempo entonces antes de ser interrumpido por el ataque de la espada de uno de los soldados, el cual esquivó haciéndose hacia atrás antes de extender sus alas para dirigir a los emergidos a un lugar que estuviera lejos de su sitio de escondite.

- Vamos, vamos, al menos hubieran dejado que acabara, ¿a ustedes los emergidos no les gusta la música?- Preguntó desde arriba mientras era perseguido por el grupo y aclarar su garganta para retomar su horrible y agonizante canto- Caaah... Y cómo duele, que estés tan lejos...

OFF ROL:
Sabes que te fuiste hasta al fondo del barril, cuando usas a Ricardo Arjona para inspirarte en tus canciones
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Vie Feb 24, 2017 12:13 am

Las cosas nunca salen como uno lo planea y eso la monarca lo sabia a la perfección. Por eso el echo de que su inspección rutinaria a las minas de las islas del norte fuese interrumpida no fue un problema. Habían llegado a la costa,y se disponían a desembarcar cuando lo vieron. Un barco con la bandera del país vecino que se dirigía hacia aquella isla cambiar de rumbo al vislumbrar los barcos del ejercito en la costa. Volver en dirección al país del cual portaban la bandera. En otras circunstancias tanto la mujer como los soldados que la acompañaban hubiesen ignorado eso. Pero no en esos momentos.

No cuando conocían la situación de Kilvas,el como había caído a manos de esos seres conocidos como emergidos.El como los cuervos eran cazados sin piedad por ellos. No después de acudir ella misma con anterioridad a las costas vecinas y presenciar el horror de un país caído en desgracia.Y precisamente porque sabia eso también sabia que el gobierno de Kilvas había caído como para mandar navíos a evacuar la isla,o en busca de ayuda. Sabia que en caso de disponer de barcos los cuervos no acudirían una vez mas a aquella isla que les suponía la muerte,no siendo únicamente un navío. Y por ello significaba que ese barco no era comandado por laguz,si no por aquellos dispuestos a acabar con ellos.

Y sabiendo eso la reina no dudo en actuar,en ordenar el perseguir aquel navío con el propio.Y intentar atraparlo antes de que el mismo alcanzase las costas ajenas,pues sabia que la situación era peligrosa. Aunque no se tratase de su propio país  estaban demasiado cerca de ellos, un gran numero de emergidos en las dos islas de laguz eran un peligro para todos su ciudadanos pues en cualquier momento podrían quedarse sin victimas y decidir bajar hacia el sur. Y aun así a pesar de ser consciente de ello no podía ir y liberar el país vecino,ayudarle ,pues tenían sus propios problemas. Problemas prioritarios, pues su país y la gente del mismo siempre eran la prioridad de la mujer de negros cabellos. Pero si que podía ofrecer cierta ayuda,como la que intentaba en esos momentos al perseguir al barco plagado de emergidos.

Por desgracia a pesar de ser su navío mas veloz la ventaja que les levaban y el tiempo trascurrido en ponerse en marcha y alejarse de la costa hicieron que fuese imposible atraparlos antes de que alcanzase la costa sur de Kilvas. Pero habían reducido la distancia lo suficiente como para poder atraparlos y darles caza en la costa,nada mas bajar y con las esferas ígneas del barco de su ejercito como apoyo. Siempre y cuando no hubiese muchos emergidos poblando la costa podrían hacerlo. Después de todo no era su primer encontronazo con ellos, sus soldado estaban preparados o al menos tenían experiencia contra esos seres.

-Preparaos,quiero desembarcar en cuanto podamos. Aquellos que se queden en el barco que acudan ya a las esferas ígneas! Ofrecernos asistencia desde aquí y tener el barco listo por si debemos evacuar en cualquier instante! Arqueros también ofreceréis asistencia desde aquí! Quiere que si veis pasar a algún cuervo le dejéis subir al barco y tratarlo como invitado! Los demás ir desenvainando las armas y sacando los tomos! Os quiero fuera de aquí en cuento el barco se detenga! O incluso antes!


Exclamo la mujer tal y como estaba acostumbrada, de forma clara y con un tono de voz elevado,para hacerse entender,para hacerse escuchar por sobre los sonidos del mar. Sus hombres dieron una respuesta, corta y afirmativa,dicha casi al unisono como tantas otras veces.Dando a entender que las ordenes habían sido escuchadas y entendidas. Era el momento de ponerse en marcha.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Sáb Feb 25, 2017 10:59 pm

Luego de haber escapado de alguna forma del grupo de emergidos que lo perseguía, Onix decidió volver a la playa, pues no se atrevería a pasar por la misma zona dos veces siendo que aquellas criaturas todavía lo estaban buscando. Cuando llegó a la costa, se tomó por sorpresa de que había un barco no muy lejos de su ubicación, acercándose hacia la playa.

- ¿Pero qué…?

Desde donde se encontraba, era muy difícil para el cuervo saber si la nave en particular que se estaba acercando desde el mar se trataba de una nave aliada o enemiga. Por lo que se quedó quieto por un par de minutos mirando hacia aquella dirección indeciso sobre si debía volar hacia ella para averiguarlo o no.

- Vamos, hombre. ¿Eres un cuervo, o una gallina?- Se dijo para darse valor- Y si son emergidos, ¿qué es lo peor que podría pasar?

Por hoy, su curiosidad pudo más que su miedo hacia lo desconocido. Onix no solía meterse en peleas que no podía ganar a menos que fuese realmente necesario, en especial a su poca experiencia en combate, pero ya que estaba cansado de estar solo sin nadie con quien hablar, tomó su forma de cuervo para volar en dirección hacia donde se ubicaba el barco, con la esperanza de encontrar gente que no fuesen como los soldados que habían estado enfrentando los últimos días.

Mientras más continuaba acercándose, pronto se dio cuenta que había algo raro en el ambiente. Cuando aterrizo en la cubierta, no paso mucho para darse cuenta de que se trataba de una emboscada y que efectivamente aquel barco pertenecía a un grupo emergidos y no a un grupo de “gente normal”, como este quería. Prueba de ello fue la primera flecha que fue disparada directo hacia su cabeza, la cual con suerte logro esquivar gracias a sus reflejos y su agudeza visual al haber detectado aquel punto brillante de la punta de la flecha que apuntaba hacia él.

- ¡Mierda! Ok, tiempo de irse…

Sin embargo, varios flechas disparadas hacia él le siguieron después de esto, haciendo que tuviera que moverse rápido para evitarlas y des-transformarse para poder ocultarse tras uno mástiles de carga. Onix maldijo en voz baja pues una flecha habia conseguido herir su pierna durante la huida y varios soldados con espadas y redes ahora habían salido de sus respectivos escondites para atacarlo mientras aún estaba recuperándose. Ya que necesitaba sacarse de encima aquella flecha, Onix tuvo que volar hacia las velas para huir de ellos, evitando de forma torpe las flechas que le continuaban disparando para acorralarlo, hasta que logro apenas llegar al puesto de vigía para ocultarse mientras tanto.

- De acuerdo… Al menos no están disparando fuego…

Ahora sentado en su temporal escondite, el cuervo miro adolorido su pierna herida, y con mucho cuidado pero con prisa, se dispuso a romperla, pues los emergidos se disponían a buscarlo, trepando hacia su escondite. El cuervo contuvo la respiración y apretó los dientes antes de disponerse a sacar el resto de cuajo.

Onix tuvo tiempo para disimular su dolor o pensar una broma al respecto, pues los emergidos continuaban tratando de trepar hacia el puesto de vigía, así que al momento en que ya no estaban disparando y pudo levantarse, desplegó sus alas para transformarse en cuervo y se dispuso a volar lo más alto que pudo para huir rápidamente de ahí a pocos segundos de que lo alcanzaran.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Mar 19, 2017 11:05 pm

No tardaron en acercarse al enemigo y para sorpresa tanto de la monarca como de los soldados que había en su barco para cuando alcanzaron el navío rival los tripulantes del mismo no habían desembarcado todavía. Pocos habían sido los que habían descendido o los que habían comenzado con los preparativos para bajar del barco. La gran mayoría estaba concentrado en el mástil de su propio navío,ya fuese armados con lanzas,redes o arcos.Estando estos últimos lanzando flechas a lo alto de su propio medio de transporte.

Era un comportamiento extraño que requería de estudio y cautela,podía ser una trampa o algo similar. Pero a medida que los observaba desde su propio lugar mas rara parecía la situación,los emergidos atacando al cielo,a la nada,como si en el lugar hubiese unos enemigos invisibles de los que deshacerse.Y también cuanto mas tiempo pasaba menos probable parecía ser que se tratase de una trampa. Aun así el comportamiento ajeno requería de acciones.

-Cambio de planes! Atacar el barco, no los dejéis salir de allí! Quiero que nadie baje del barco de momento y que todos los ataques a distancia sean desde aquí. Quemar las banderas y su madera, avivar el fuego con vuestro viento! Que caiga una lluvia de flechas sobre ellos. Si intentan escapar saltando a mar o a tierra que caigan truenos sobre ellos! No descenderemos a no ser que sea necesario. Intentaremos hundirles desde aquí!!

El barco estaba lo suficientemente cerca como para comenzar el ataque y así fue. Bolas de fuego lanzadas desde los tomos previamente preparados comenzaron a aparecer,algunas impactando en la madera del barco,otras aun lejanas como para poder alcanza el mismo. Mas el barco del ejercito del reino de los magos no paraba ,se movía acercándose hacia el rival, en pocos minutos se colocaría junta a el,en paralelo,dejando así mas cercanía para el ataque.

-Aquellos que luchéis cuerpo a cuerpo acercaros a las barandillas! Estar preparados por su deciden abordarnos! No dejéis que lo hagan!

La reina se movía,cercana a la barandilla para observarlo todo desde un buen lugar. Y aun así lo suficientemente lejana como para no interferir en las acciones de los hombres que se movían acorde a las ordenes que daba, a la distancia prudente para no preocuparlos por exponerse demasiado. Su voz siempre clara,en un tono de voz mas elevado ahora que los sonidos propios de una batalla comenzaban a abrirse paso por el barco.

La propia mujer también tomo su propio tomo,envuelto en aquella ocasión con una tela de color amarillo. Simple,tal y como la vestimenta que esa vez portaba. Un simple quimono de color amarillo,con los bordes de una franja de color ocre .Por debajo de esas telas otro quimono blanco que se dejaba ver en las mangas y en el cuello. Todo ataco con un cinturón morado, una cuerda roja y fina atada sobe el cinturón. Del mismo morado eran sus zapatos de tacón altos,aquellos ocultos por la tela de sus ropajes. Su cabello atado en una coleta con un lazo rojizo.

Tomo el tomo y lo abrió,preparándose por si era necesario unirse a la batalla,pues prefería eso que esconderse dentro del barco y dejar que otros luchasen aquellas batallas que también eran suyas. Porque prefería mantenerse en el lugar para dar ordenes y controlar la situación. Pero los emergidos no les atacaban,no aun. Seguían concentrados en el mástil de su propio navío,comenzando a subir por el en busca de algo.Dejando que fuesen pocos los que se percatasen de los ataques que sin cesar comenzaban a caer sobre ellos.



Ropa de Yuuko:
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Lun Mar 20, 2017 6:46 pm

Onix se encontraba a punto de despegar, cuando de repente su vuelo se vio detenido debido a una cadena que se enrolló a su pierna herida. El cuervo soltó un graznido adolorido mientras se volteaba a ver que lo habían anclado hacia el mástil para que no huyera, así que de forma torpe trato de volar más alto para tratar de romper la atadura o el mástil, logrando hacer lo primero con éxito, justo cuando entre la lluvia de flechas posteriores una de ellas lograra darle en el ala.

El cuervo trató de recuperar vuelo, pero acabó de des-transformándose y cayendo hacia la cubierta principal de la nave. Los emergidos estaban preparados para atacarlo mientras este se recuperaba, pero se vieron sorprendidos por los diferentes hechizos que llegaron entonces, salvando la vida del laguz.

Sin embargo, todavía era pronto para alegrarse, pues Onix continuaba estando en medio del conflicto, sin poder moverse adecuadamente al estar presente cerca de las llamas que había comenzado a quemar la madera y viendo como los cuerpos de los emergidos quedaban completamente incinerados enfrente de él.

Muevete Onix, muevete… ¡Muevete!

Completamente abrumado y mareado, pero con los sentidos ahora más intensificados que nunca, el chico se arrastró por el suelo para alejarse de la llamas y los hechizos que eran arrojados desde la distancia, aprovechando esos pocos minutos de distracción para cojear, llegar y detrás un grupo de barriles que habían sobre la cubierta. Una vez que llegó ahí, se apoyó sobre uno de ellos para sacarse la flecha del ala. Maldiciendo a lo bajo y comenzando a sudar debido al dolor y la ansiedad, el cuervo se dispuso a meterse y esconderse dentro del barril más grande que encontró.

- Fuego, ¿por qué siempre tiene que ser fuego?- Masculló mientras sentía su corazón latir a toda velocidad y su estómago hecho un lio- Vale, que me tomo un Vulneary y salgo por alas. ¡Joder, ni que fuera el día de molestar a Onix…!

Lo más difícil para él fue abrir la botella sin que tuviese que temblarle las manos como una pobre anciana, y por si fuera poco, él no tenía unas manos humanas con las abrir la botella con normalidad, así que tuvo que conformarse con abrirla con los dientes.

Una vez que acabó de beber el contenido, una bola de fuego impacto cerca del barril en el que se encontraba, haciéndole caer hacia atrás y rodar por el suelo hasta llegar a las barandillas.

- Ugh…
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Sáb Mar 25, 2017 5:07 pm

La reina continuaba con su vista,su total y completa atención,posada sobre el barco ajeno.Aquel en el que moraban los emergidos que eran sus enemigos.Realmente estos ya se encontraban en territorio extranjero,en un país caído en el que  media docena mas o menos de seres no harían la diferencia, y la mujer bastante tenia con ocuparse de los enemigos que rondaban por su propio país y de la situación global del mismo. La razón, la lógica, hubiese llevado a cualquiera a dar por echo que una vez que esos seres cruzasen su frontera ya no serian problema suyo. Pero eso la situación actual,el problema frente a sus ojos... si miraba mas allá de ellos, al futuro o a un futuro próximo, si eran su problema. Porque precisamente habían llegado a Kilvas persiguiendo a esos seres desde sus islas, porque el aumento del numero de esos seres en el país vecino hacia mas probable que los mismos acabasen por viajar a sus mares. Sus capacidades eran limitadas, tenia que darlo todo de si para cuidar a los suyos y  parecía que aun no era suficiente, no podía darse el lujo de cuidar un país ajeno también pues en ese caso les fallaría a ambos. Pero puede que poco a poco,cuando su país fuese liberado... si que podía permitirse el lujo,al menos por el momento,de ayudar deshaciéndose de los seres del barco contrario. Por mas poca y escasa que fuese dicha ayuda,poco a poco...

Por eso estaba comenzando a llevarse a cabo la batalla frente a ella. Esa en la que tenia puesta toda su atención,esa que escudriñaba con sus ojos rojos. Podía ser que el plan,la estrategia fuese que perfecta,que se estuviese llevando a cabo de forma impecable y sin fallo alguno tal y como parecía ser el caso. Pero el mas mínimo cambio,cualquier elemento externo podía alterarlo todo en cuestión de segundos. Y tenia que estar atenta a dichos cambios para modificar sus ordenes,para darlas nuevas y que su objetivo de acabar con los emergidos no se viese comprometido.

Y fue precisamente por la atención prestada, por la mirada clavada en el barco ajeno, que lo vio. Un cuervo que cayo desde lo alto del barco,haciendo que la mujer entendiese un par de cosas en esos instantes. Era ese nativo de Kilvas,ese intruso o puede que preso en el barco rival lo que los emergidos buscaban y en lo que centraron su atención hasta el momento. Pues desde que el laguz cayo y los hechizos comenzaron a caer sobre ellos cada vez eran mas los enemigos que comenzaban a ignorar al cuervo para dirigir su atención y sus armas a los soldados de Las Islas de Durban.

Los hechizos comenzaron a aumentar a medida que esos seres se acercaban a la barandilla de su propio navío,aprovechando que ahora eran mas cercanos para ser alcanzados, intentando no permitirles tomar esas sogas con las que parecían querer abordarlos.Algunos esquivaron los ataques y consiguieron saltar hacia el barco del ejercito,para ser  interceptados por los espadachines y usuarios de amas de corto alcance que bien o cortaban la cuerda del ser o bien cortando y golpeándolo cuando estaban lo suficientemente bien.En ambos casos el resultado seria el mismo,el emergido en el agua y una trueno generado con magia sobre el para acabar con su vida.

Y mientras tanto,en paralelo a los incesantes ataques de ambos bandos la mujer vio como el cuervo se arrastraba,siendo evidente su estado de herido por sus movimientos. y Como ,en pos de huir,se ocultaba en un barril en el que no duro mucho tiempo.quedando de nuevo herido sobre el suelo,solo que esa vez mas cerca.

La mujer se abrió paso, sin mucha dificultad,casi hasta la primera fila,percatándose de ello un par de soldados e intentando detener su paso. No era necesario,no iba a avanzar mas.Llamo a dos de sus espadachines haciendo que se acercasen a ella, tomando otros su posición.

-Necesito que crucéis al otro barco y lo toméis a el.


Señalo el cuervo tendido en el suelo haciendo que sus hombres se percatasen por primer vez de dicha presencia,concentrados en la batalla había supuesto que el cuerpo caído era de un emergido restandole importancia al mismo.

-Cruzar y traerlo,no os involucréis en batalla. Hare que vuestros compañeros se concentren en vigilar y guardar vuestras espaldas y os ayuden a volver a los tres. Con cuidado y precaución, concentraros en el rescate. Lo traeremos,sanaremos y preguntaremos si hay algún otro compañero suyo en el navío. También requiere rapidez no sea que lo alcancen ellos antes que nosotros.Entendido?

Los hombres se giraron al barco rival para observar la situación,analizarla la misma antes de dar su visto bueno. Y la mujer alzo la voz una vez mas.

-Vamos a llegar a cabo una operación de rescate! Atento todo el mundo,tendréis que crearles una oportunidad a vuestros compañeros para que se abran paso al barco enemigo y cuidar sus espaldas mientras estén allí. No acabéis con el enemigo,priorizar el que no les alcancen y que no lleguen a nuestro barco! Os pido atención,eficacia y rapidez! Entendido? Pues adelante! Cuando os abran paso,cuando veáis que es vuestra oportunidad,saltar! Si necesitáis retiraros parte de las armaduras para aligeraros adelante,hacer lo que creáis oportuno para ello.Tener cuidado con el fuego y con el barco que comienza a deteriorarse
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Dom Mar 26, 2017 9:16 pm

Tras haberse detenido gracias a las barandillas, Onix permaneció en una incómoda posición dentro del barril, mirando un poco lo que sucedía a través de una grieta que se había formado frente a él en la madera del barril. Entrecerró los ojos y vio como uno de los soldados emergidos volteaba a ver hacia su dirección, dándole suficiente excusa al cuervo para comenzar a moverse, pateando a la superficie con las garras y batiendo sin éxito sus alas en un intento de salir del interior de su escondite. El emergido estuvo a punto de usar su lanza contra el laguz, cuando de pronto se vio atacado por alguien por la espalda cayendo sobre Onix apenas justo cuando había logrado hacerle un agujero al barril.

Dos soldados ayudaron al cuervo a salir, procediendo entonces a informarle un poco sobre la misión de rescate y hacerle un par de preguntas para saber si se encontraba herido y si había llegado hasta aquí acompañado. Onix, quien todavía seguía un poco confundido y agitado por la conmoción (y también ligeramente nervioso estando cerca del fuego) solo dio unas respuestas cortas tales como: Sí y no.

Con eficacia y rapidez, los dos enviados se dispusieron a llevarse consigo al cuervo fuera del peligro, uno de ellos cargando al laguz en sus brazos como si fuera alguna especie de damisela en apuros.

- ¡O-oye, calmado!- Replico el cuervo bastante sorprendido- ¿Esto va en serio?

Onix soltó un sonoro graznido cuando uno de los hechizos impactó sobre uno de los emergidos que trataba de acercarse peligrosamente al grupo. Se aferró entonces de forma instintiva al cuello de aquel soldado que lo cargaba, y sin oponer mucha resistencia, se dejó llevar hasta el otro barco donde se encontraba la gente que los estaba cubriendo de posibles ataques enemigos. Una vez que llegaron ahí, el chico fue llevado hasta donde se encontraba una hermosa mujer, alta, estilizada y de rasgos alargados, con una larga cabellera negra que llegaba casi hasta su cadera y un kimono amarillo tipo furisode con amplias mangas.

- Hey.- Saludo el cuervo de manera informa una vez que fue bajado- ¿Qué tal? Mi nombre es Onix.- Guardo silencio por unos segundos mientras bajaba un poco la mirada para mirar el libro que ella llevaba- Entonces… ¿Eres la persona que comanda este ejército?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Mar 26, 2017 9:56 pm

La mujer observo sin perder detalle como se llevaba a cabo la operación de rescate.Como los magos concentraron sus ataques en una parte del barco rival,para de esa manera despejar dicho lugar de emergidos.Como cuando en aquel rincón cercano al barril derruido no había mas que cuerpos caídos sin opciones de levantarse sus hombres,con las espadas amarradas en la cintura y parte de las protecciones de sus brazos y hombros dejadas atrás para ser mas ligeros, tomaban con fuerza un trozo de cuerda y valiéndose de ella y de un salto alcanzaban el navío rival. Balanceándose con la cuerda ,impulsados por el salto. Acabaron con un brinco sobre la cubierta enemiga , y nada mas alcanzar la misma ya tuvieron que desobedecer no una orden si no un consejo de su monarca.No involucrarse en batalla. Mas a pesar de no hacer caso,el desenvainar las armas había sido la opción adecuada. Después de todo había un emergido que estuvo a punto de alcanzar el barril y aquel que dentro moraba  antes que los soldados. Un emergido un tanto alejado del alcance de los hechizos,los mismos podrían alcanzarlos pero con mucha dificultad,sin apenas dañarles. El acabar con el con la espada había sido la decisión correcta y ante esa imagen la reina no pudo evitar sonreír con orgullo.

Vio como no tomaban al ser directamente si no que primero se aseguraban de su estado y seguramente le harían un par de preguntas,o una inspección rápida. Desde esa posición la mujer no era capaz mas que de saber que se habían detenido en la cubierta rival junto con el cuervo y de que no lo habían tomado directamente.No había voces que oír ni acciones tan significante como para ser captadas por sus ojos. Solo vio como al final lo tomaban y se acercaban a la barandilla,donde aun se concentraban los ataques para alejar a los enemigos de esa zona y que la ruta de escape fuese abierta.Aquel que cargaba al cuervo acomodo el agarre que tenia sobre el mismo,para tener una mano libre para tomar la cuerda  y aun así seguir sujetándolo con firmeza para que no se cayese.

Los ataques cesaron un instante ,en el momento en el que ambos solados se subieron a la barandilla y saltaron de la misma manera en la que lo habían echo con anterioridad. Reanudando instantes después los ataques pero en menos medida, pues varios soldados se estaban concentrando en esos momentos en ayudar a sus compañeros a "aterrizar" en el lugar,mas aun teniendo en cuenta que uno venia cargado. Les ayudaron a bajar y aun con el cuervo en brazos se acercaron a la reina ,depositando entonces al joven laguz frente a ella. La mujer les sonrió,con orgullo y alegría.

-Buen trabajo,no solo en el rescate, si no también en las decisiones tomadas para ello.

Le hubiese gustado mandarlos a descansar,pero sabia que no podía y ellos también lo sabían. Pues la batalla aun no habia finalizado y hasta que lo hiciera el deber de un soldado no cesaba. Estaban a punto de abrir la boca y dar un pequeño informe sobre la situación,uno que la reina esperaba, cuando fue interrumpida por una voz desconocida que se presentaba. Se giro hacia el laguz y le sonrió con algo de ternura.

-Dame un momento...

Volvió a centrar su atención en sus soldados y escuchar sus palabras.Las heridas del cuervo eran evidentes, no estaba en su mejor estado. Pero para su alegría al menos no estaba acompañado lo que hacia que pudiesen derribar el barco ajeno con libertad sin temor a dañar a ningún inocente en el proceso. La mujer volvió a mirar al barco ,los ataques de fuego habían comenzado a surtir efecto y las llamas avanzaban imparables,el barco rival no tenia salvación pero eso también ponía el peligro el propio. Pues se habían tenido que acercar demasiado para que sus ataques alcanzasen al rival y las llamas podían atraparlos también a ellos.Algo que no se podían permitir.

Los hombres volvieron a su puesto tras el breve informe

-Detener los ataques de fuego! Tomos de viento concentraros en que el fuego no nos alcance! Las llamas ya están suficientemente vivas como para derribar al enemigo! Alejarlas de nosotras. No magos continuar concentrándoos en aquellos que nos intenten abordar! Usuarios de trueno y el poder de la oscuridad acabar con aquellos que caigan al agua o intenten huir saltando al mar! Lo mismo va para los arqueros!

Su voz se alzo una vez mas para ser escuchada por todos,o la gran mayoría de ellos pues aquellos a los que no alcanzasen copiarían a sus compañeros o les preguntarían a los mismos por las ordenes. Se giro entonces no encarando al barco o al laguz,si no al navegante del navío cuyas manos no se habían separado del timón. El capitán a su lado, pues su trabajo no era entrar en batalla si no manejar el barco y debía estar preparado para ello en todo momento.

-Tener todo listo para partir en cualquier momento! Si veis que las llamas se acercan de forma peligrosa tenéis libertad para alejarnos lo que creéis oportuno sin esperar mis ordenes.

Entonces si,con todas las ordenes dadas y todo listo para que la situación no se descontrolase y siguiesen manteniendo la victoria,se dirigió al laguz y le volvió a sonreír.

-Encantada de conocerte Onix, y discúlpame que haya tardado tanto en atenderte pero en estos momentos hay cosas que requieren cierta prioridad... Soy Yuuko Ichihara, decimotercera monarca de las Islas de Durban y si,comando este ejercito y soy quien a dado la orden de atacar a esos seres y rescatarte de sus barcos. Pero eso tampoco es prioritario ahora mismo. Como te encuentras? Necesitas que alguno de nuestros sanadores te vea o tomar algún brebaje curativo? No tienes buen aspecto la verdad... Pide lo que necesites sin miedo para poder descansar y recuperarte.Ahora que estas en este lugar no tienes que preocuparte de los emergidos,al menos por el momento.... Ya has echo suficiente y mereces un descanso...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Lun Mar 27, 2017 12:11 am

Onix no dijo ni una sola palabra cuando la mujer decidió centrar su atención en sus soldados, cruzándose entonces de garras mientras observaba estoico y en silencio como se desarrollaba toda la acción y ella lideraba a su grupo con suma rapidez y eficacia.

Qué bueno que no soy emergido…” –Pensó de manera divertida, sin poder evitar mirar hacia el barco enemigo y luego temblar y tensarse un poco al sentir las heridas a medio sanar de su cuerpo molestándole una vez que empezaba a relajarse- “¡Mierda! Un Vulnerary no fue suficiente, eh

Probablemente se habría lesionado durante la última caída que tuvo cuando lo sujetaron con aquella cadena, su pata le dolía un poco cuando pisaba, pero trató de ocultar su dolor como usualmente solía hacerlo para no molestar a aquella mujer mientras continuaba dando órdenes. Cuando esta terminó y reveló finalmente su identidad, el cuervo se quedó sin palabras.

¿Un descanso? Pero si yo… Yo no he hecho nada” Pensó el cuervo mientras continuaba confundido y sin poder responder con ni una sola palabra “Solo acabe en el lugar menos indicado, en el peor momento posible…

Era como si su vida girase en torno de la mayor ironía en el mundo y de repente algo bueno sucediese, el cuervo simplemente no podía creer lo que estaba escuchando y sintiendo, ciertamente no estaba acostumbrado a este tipo de trato y tampoco se encontraba en completas condiciones para bromear al respecto frente una monarca de Durban. Emergidos en Kilvas, emergidos en el mar, emergidos en todas partes… Y hace poco había visto a uno de ellos calcinándose frente a sus ojos y uno de ellos siendo atravesados sin más justo a segundos de que intentaran asesinarle.

Sintiendo su mente completamente saturada y con más mierda en su cabeza de la que podía soportar a diario por sus malas experiencias, el cuervo se tambaleó un poco debido a su tobillo, volviendo entonces a enderezarse una vez que el dolor le trajera de vuelta a la realidad.

- Lo siento, ¿qué… qué fue lo que dijiste? Eres la… monarca de las Islas de Durban, y ordenaste que me salvaran…- Dijo, comenzando a enseriarse un poco mientras hablaba- ¿De qué me estoy perdiendo aquí? ¿No le dijeron que es peligroso navegar por estas aguas? Kilvas está… llena de emergidos. Varias islas de por aquí tienen puestos de vigías que vigilan a los barcos que se acercan para atacarlos y saquearlos.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Mar 27, 2017 12:38 am

Oh! Que adorable criatura. No sabia si era por ingenuidad,estupidez o porque el laguz estaba lleno de bondad. Pero se estaba preocupando antes de la seguridad de la mujer y de la de sus soldados que de la de su propio cuerpo,el cual a la vista estaba que necesitaba cierta atención.

-Ven conmigo...

Con delicadeza le tomo del brazo , aquel que revelaba que no era humano, y lo comenzó a alejar de la zona en la que se encontraban. Acercándose al centro del navío,a aquella estructura que servia de entrada a los distintos camarotes y almacenes. Habia un par de cajas posadas contra la pared de la estructura, y guió al cuervo a tomar asiento en una de ellas. Para que el movimiento propio del lugar no lo resintiera mas ,para que no volviera a tambalearse y sufrir por ello. Y ya con el joven acomodado se dispuso a responder sus dudas.

-Soy consciente,tanto como me es posible, del estado de Kilvas. Del de Phoenix y del de Etruria. Porque somos países vecinos y lo que en ellos ocurra puede afectarme.Y por eso se que nuestros vecinos laguz han caído. Conozco perfectamente el estado de estas aguas y de que con el estado de mi país, que aun con menor medida que Kilvas sigue invadida, poco puedo hacer por los cuervos. Pero estos emergidos se dirigían a una de mis islas. Los perseguimos para darles caza desde el norte de Durban cuando acabaron aquí, y llegados a ese punto decidimos acabar con ellos. Tanto por el bien de Kilvas que se libra de algunos de estos seres,como por el bien de mi propia patria que evitara así que estos intenten volver a navegar por nuestras aguas... No sufras acabaremos con este barco y volveremos a nuestra patria

Explico con calma y claridad,mientras cambiaba su vista entre su interlocutor y la batalla aun cercana. Pues seguía sin poder descuidarla.

-En cuento a ti tenia la opción de salvarte y di la orden. Porque podía hacerlo sin comprometer mi causa ,aparte de que no tenia deseo alguno de dejarte a tu suerte... Bastante perjudicados estáis ya los cuervos como para dejar que sigan matando a los pocos que quedan.Ya que no puedo hacer mucho por vosotros al menos podre salvar a uno de los tuyos...

Si bien el barco rival había sido casi consumido por completo por las llamas aun había una vela a la cual las mismas no llegaban. La mujer dudo unos instantes sobre si arriesgarse y ordenar que le prendiesen fuego o esperar a que el fuego alcanzase ese lugar.... Opto por lo segundo,una opción mas cauta y sensata...

-No creo que a ese barco le quede mucho para hundirse... pronto habremos acabado....

Hablo mas para si misma que para su inesperado invitado,antes de volver a centrar su atención en el.

-En cuanto a ti... Realmente no deseas nada para sanar tus heridas? Estas bien así? Puedes pedirlo sin miedo, es un barco del ejercito,tenemos sanadores y brebajes para ello.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Lun Mar 27, 2017 4:50 am

Dada a su poca experiencia hablando con gente, en un principio Onix no se había dado cuenta que lo que había preguntado justo ahora se trataba de un tema delicado, por lo que se tomó por sorpresa el agarre de aquella mujer y lo alejara de aquella zona. Un quejido bajo escapo de su boca mientras movía su pierna herida, dejando para sí mismo un comentario de mal gusto con lo que podría haber dejado mal visto lo que Yuuko estaba haciendo y lo que acababa de decirle.

Una vez que llegaron al centro del navío, a aquella estructura que servía de entrada a los distintos camarotes y almacenes, el cuervo fue guiado para que tomara asiento sobre una de las cajas.

- Bueno, ya estamos solos… Milady- Comentó con un ligero tono burlón mientras se le dibujaba una leve sonrisa de alivio luego de sentarse.

Luego de escuchar a Yuuko y la situación de su país, la seriedad volvió al rostro del cuervo, aunque esta vez parecía estar más calmado que cuando se encontraba de patas en la cubierta.

Así que aún existe la misericordia en algunos humanos…” Pensó.

Guardó silencio mientras descansaba sus patas sobre los bordes de la madera de la caja, observando a la mujer con calma y mientras la escuchaba, al igual que también los ruidos que se oían venir del exterior y llegaban al almacén en la que se encontraban. Si bien, aunque el cuervo había vivido parte de su infancia en Kilvas, con los años y en el tiempo en que él estuvo trabajando en el circo, fue desarrollando menos interés en volver a lo que alguna vez fue su tierra natal, y  solo regresó debido al remordimiento que sentía por no salvar a Hermes.

Kilvas era tan solo un amargo recuerdo y el lugar donde se encontraba la tumba de sus padres. Si Hermes siguiese vivo, le hubiese acompañado hacia donde este quisiera.

- No, que va… No es miedo lo que tengo- Mintió descaradamente en esto primero, aunque fuera solo en parte. Siendo un poco más sincero al decir lo siguiente- Es algo más… complicado que eso. Muy complicado- ¿De qué forma podría explicarlo sin que sonara como un cuervo estúpido? Onix estiró sus alas y decidio elevarse un poco mientras pensaba- Veras, tú decidiste salvarme la vida y ahora te debo un favor. Si decidiera no pagar mi deuda quedaría como un cuervo ingrato y estúpido.- Resaltó, para luego usar sus garritas para resaltar cierta palabra en cuestión que no solía usar- Y no debería aceptar esos... “servicios” si no soy parte de tu ejército, ¿cierto?

Luego de a pocos segundos de haberse elevado, el laguz se sentó  de nuevo sobre la caja para evitar continuar agotándose innecesariamente cuando quería lucirse. Apoyando el mentón sobre una de sus garras superiores que estaba apoyada en estos momentos sobre una de sus piernas mientras miraba y sonreía divertido mientras esperaba la respuesta de Yuuko.

- Así que, mi encantadora reina, tenemos un gran problema entre garras. ¿Qué cree que deberíamos hacer al respecto?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Mar 27, 2017 9:02 pm

Quizás las palabras de la mujer no habían sido las adecuadas. Quizás no había echo una buena elección al pronunciar "miedo",pues podía haber mil motivos para que el cuervo no se atreviese a pedir la ayuda que necesitaba,si es que la necesitaba. Y tal como decía el, que aseguraba no tener miedo, ninguno de esos motivos seria el miedo. Podía ser vergüenza,apuro,humildad,desconfianza... Las criaturas vivas eran complicadas, humanos y laguz por igual, y podían ser mucho los motivos que llevasen a un ser a tomar o no cierta decisión. Pero el motivo del cuervo de nombre Onix era, según el inusual criterio de la reina, algo muy sencillo.

- No es complicado. Es bastante simple. Los alquimistas llevan siglos haciendo uso de ello. No es mas que el principio del intercambio equivalente. Para ganar algo debes de dar algo de igual valor a cambio. Nunca mas y nunca menos... Si lo piensas es muy sencillo... Solo que en tu caso podríamos decir que primero has recibido el pago antes de pagar el precio...

Eso era algo que la mujer conocía desde hacia años, una verdad universal para ella. Ya no solo se trataba de entregar cierta cantidad de hierro para que dicha cantidad se transformase en oro tal y como dictaban las leyendas y algunos cuentos infantiles algo bizarros. Pues había visto,y experimentado en carne propia, como dicho intercambio se producía. En ocasiones de manera consciente llegando a un acuerdo entre los involucrados,tal y como Onix parecía querer hacer en esos instantes. Otras veces era el mismo mundo,la vida, los acontecimientos vividos los que se encargaban de que uno pagase el precio. Tal y como le ocurrió a ella cuando se quiso apresurar el desarrollar su poder.

-No iba a cobrarte nada pero si insistes no soy quien para hacerte cambiar de idea...

Era el primer cuervo que conocía tan de cerca y no sabia si dicho sentido del "honor" y la gratitud que el otro estaba mostrando era propio de su raza o de Onix mismo. Tampoco importaba, si el otro realmente deseaba compensar o pagar de alguna manera el trato recibido por ella o por sus soldados el negarle eso seria de mala educación. Heriría sus sentimientos y podía dejar una espina clava en el.

Sonrió, una sonrisa de diversión con cierta malicia plasmada en ella.

-No hay ningún problema,es todo tan simple...Dime pequeño cuervo... que es lo que deseas pagar? Deseas dar un precio por futuros servicios curativos o... deseas pagar tu deuda de vida? Dependiendo de como se vea la situación ,del punto de vista,el precio cambia...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Mar Mar 28, 2017 2:55 pm

Onix realizó un buen esfuerzo para no borrar su sonrisa mientras una gota de sudor se deslizaba hacia lado de su cara desde la parte más alta de su frente. Parecería tonto, pero no tenía ni la más mínima idea de lo que era un alquimista, pero si conocía lo que se trataba el intercambio equivalente, o al menos lo conocía si ese nombre y a un nivel más practico como lo eran las Relaciones interespecificas beneficiosas entre animales.

- Bueno, estoy impresionado. No pensé que me darías a elegir entre izquierda o derecha, jaja.- Bromeó el rubio, con una corta risa mientas aprovechaba aquella pausa para tragar saliva y enderezarse y luego colocar sus garras tras su cabeza, y se inclinaba ligeramente hacia atrás de forma aparentemente despreocupada- Pero, no hay ningún problema, ya tome una decisión. Quiero pagar mi deuda- Dijo sin más- ¿Debo firma algún documento? Plumas para escribir me sobran, si entiendes a lo que me refiero…- Comentó, extendiendo sus alas tras él con fuerzas, dejando caer unas pocas plumas con el movimiento.

El tener que repetir lo mismo que había hecho su tutor hace unos años, como involucrarse en alguna tonta deuda, lo ponía incomodo, pero ya estaba lo suficiente metido en el hoyo, como para negarse a hundirse más. Su vida actual había sido fruto de una gran cantidad de malas decisiones que había tomado desde pequeño, así que otra mala decisión no estaría de más, así que apostaría ir de mal a peor.

¿Hacia esto por ingenuidad, estupidez o porque el laguz estaba lleno de bondad? Llámenlo estupidez, si, hacia esto por estupidez, por simple capricho, y porque varios rasgos en la personalidad de Yuuko le habían resultado bastante atractivos: Ella era culta, inteligente, analítica, madura… Muy diferente a lo que el cuervo era. Y si, ¿a quién trataba de engañar pensando solo en la personalidad? Físicamente, Yuuko era cadente, y Onix quería quedar bien frente a ella.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Mar Mar 28, 2017 7:19 pm

-No creo que sea realmente elegir... solo son dos puntos de vista para una misma situación. Pero si lo deseas ver de esa manera no se limita solo a derecha o izquierda, también esta el camino que tienes delante

La gente tenia tan poca imaginación, tan poca visión, que en ocasiones muchos no eran capaces de ver aquello que se les mostraba ante sus ojos. Debían tener alguien que les mostrase el camino, que les enseñasen que el mismo existía y guiarles por el. En el caso del cuervo por ejemplo no había dos únicas visiones sobre su dilema, ni dos únicas maneras de afrontarlas. Si no que existía una tercera que combinaba ambas. Unirse a ellos para pagar su deuda de vida,convertirse en parte de aquellos que con libertad podían hacer uso de los servicios curativos que disponían en el barco al haber ya pagado por ellos o al haberse comprometido a ello.

-Vaya ... con sentido del deber y del humor, que mas se podría pedir? Por desgracia ahora mismo no cuento con ningún tipo de contrato o documento... eso tendrá que esperar a que lleguemos a palacio...

Después de todo ya daba por echo que el cuervo les acompañaría de vuelta a Durban,no solo por su compromiso de pagar su deuda si no por el echo de que su país en esos instantes no traía consigo nada mas que muerte. Suponía que podía tomar la libertad de llevárselo con ellos ya que en ningún momento había mencionado a ningún familiar ni acompañante,no había dicho que tuviese a alguien a quien esperar o buscar.Y si a esas alturas no lo había echo,tras comprometerse a firmar con ella algo cuyos detalles aun no habían pactado... entonces dudaba que lo hicieran.

-Allí podrás descansar, hablaremos de los detalles de tu deuda y firmaremos un contrato... Si.. sera la manera mas adecuada de hacerlo...Y,sabes algo de nuestras islas ? Porque si no os así también deberíamos darte una pequeña introducción a nuestra patria antes de firmar nada...

Después de todo si bien conocía de antemano Durban o no lo cierto es que las reglas sociales del país habían cambiado desde que la mujer había asumido el trono. Y considerando que esas fechas eran muy cercanas a la aparición de los emergidos y el caos que ello suponía era totalmente lógico que el rubio no supiera nada o le faltasen datos.

Noto el movimiento del navío, ligero pues comenzaba a moverse poco a poco, aumentando progresivamente su velocidad para alejarse de donde se encontraba. Giro su vista hacia el lugar que por un par de minutos había descuidado. El fuego había alcanzado la vela restante,aumentando así en volumen e intensidad,acercándose peligrosamente al navío del ejercito por mas que el viento de los tomos lo mantuviese a raya. Habia sido sensato el comenzar a moverse,no solo por ello si no porque el navío enemigo, ya tan consumido y deteriorado, comenzó a hundirse. Ya no había nada que hacer para salvarlo, poco mas faltaba para acabar con el enemigo ,a medida que se alejaban los ataques con el viento habían cesado , siendo las flechas y los truenos lo único que caía ahora,ya no sobre el barco si no sobre el agua. Pero esos tampoco tardaron mucho en detenerse.

El barco se hundía poco a poco,cada vez a mayor velocidad, derramando trozos de madera ardiendo ,madera rota y astillada,sobre la costa de Kilvas, acabando en el fondo del mar o a medio camino entre el agua o la orilla el resto. Los soldados,con el deber cumplido,se felicitaban unos a otros. Con sonrisas felices u orgullosas plasmadas en su rostro. Otros observaban a la reina a la espera de nuevas ordenes.

-Buen trabajo!

Se giro hacia el capitán y el timonel.

-Volvemos a casa! Iremos al palacio directamente!

Ordeno. Tendría que escribir a las minas , lo cual lo haría durante el camino de vuelta. para avisar de los sucesos y del retraso de su inspección a la isla. En esos momentos los soldados estaban cansados y tras el enfrentamiento debía de reorganizar algunas patrullas para que vigilasen mas el norte del país y la frontera, por no hablar de darles descanso a sus hombres a pesar de que sabia que aun eran capaz de mas. La documentación necesaria y la mayoría de sus generales estaban en palacio o en la isla en la que el mismo se ubicaba por lo cual lo prudente y prioritario sera llegar allí.

-Ya sabéis que hacer! Quiero un breve informe sobre las bajas y los heridos! Aquellos que lo necesiten que vayan a tratarse las heridas ! Aquellos que no tengáis nada que hacer podéis descansar!

Sus hombres comenzaron a moverse ,algunos simplemente se dejaron caer sobre el suelo de la cubierta para recuperar la energía perdida.Al luchar desde la distancia las heridas eran mínimas,solo habían recibido ligeros rasguños aquellos que habían espantado a los emergidos que intentaron abordarlos. La mujer se dirigió entonces al cuervo rubio.

-Si necesitas puedes ir con ellos a que te traten...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Onix el Miér Mar 29, 2017 4:47 pm

Costaba un poco admitirlo, pero Yuuko no dejaba de sorprender a Onix. Ya sea por su imaginación y hermosura, sino también por la paciencia que había tenido con él durante toda la conversación. El cuervo no pudo evitar recordar a cierto amigo suyo mientras hablaban, pero no se dedicó a pensar mucho en ello, ya que estaba más ocupado hablando con la mencionada dama.

- No he estado en Durban antes, pero me gusta imaginar que es un buen sitio donde vivir para un cuervo.- Comparado con Begnion y la isla de Kilvas en estos momentos- Así que tal necesitare una instrucción intensiva, de un gran profesora nada menos. ¿A qué hora comenzamos?

El laguz dejó de apoyarse en sus garras y levanto un poco la cabeza cuando notó el movimiento del barco, dejando de hablar al dares cuenta que necesitaban volver afuera. Siguió a Yuuko de nuevo a la cubierta donde pudieron ver como había quedado el barco de los emergidos luego del ataque, mientras la embarcación comenzaba a moverse para alejarse de los restos aun calcinandose. Tan consumido, tan deteriorado al punto comenzar a hundirse… Observar las llamas extinguirse con las olas del mar le traían paz y tranquilidad al laguz, como si acabase de salir de una pesadilla.

El cuervo caminó lentamente hacia la barandilla de la nave para seguir mirando, esperando a que Yuuko acabara de dar órdenes, observando tranquilo y silencioso los restos del barco de los emergidos desapareciendo poco a poco de su vista y de ellos.

Entonces, así es como se ven las llamas cuando se extinguen…” Pensó, sintiendose un poco meláncolico.

Cuando la mujer se acercó de nuevo para hablarle, Onix tardó un poco en reaccionar esta vez, sin embargo, decidió aceptar su sugerencia y moverse del sitio para recibir el tratamiento.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Eliwood el Vie Abr 14, 2017 5:49 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Onix ha gastado un vulnerary.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al aumento de experiencia, Onix obtiene el primer skill de la rama Laguz (Raven):

Corazón Salvaje - Permite al laguz permanecer en su forma animal por todo el tiempo que necesite, si se encuentra en una situación de presión en que le sea necesario estarlo. La urgencia puede hacerle ignorar el agotamiento hasta que el laguz decida transformarse de regreso, momento en el cual desfallecerá de cansancio.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3245


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Como duele saber que tu voz es peor que tus problemas [Campaña de conquista] [Privado, Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.