Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 17, 2017 6:02 am

¿Es en verdad necesario que vayas a un lugar tan lejano como Renais? He escuchado rumores de que se volvió tierra de nadie…– Dijo una mujer de aproximadamente unos 70 años, pequeña, delgada, con su rostro y su piel en general llenos de arrugas y ojos serenos de mirada cansada – No vale la pena que vayas a un lugar asi, aquí tienes amigos y un hogar – Dijo intentando convencer al joven que se encontraba de pie frente a ella.

Debo hacerlo señora Nana… De verdad agradezco su hospitalidad, Hoshido es un país muy hermoso y espero que puedan salir de su crisis de emergidos pronto. Sin embargo, Renais es mi verdadera tierra, y no he de seguir huyendo de mi responsabilidad como caballero. – Dijo el joven mercenario, quien había estado los últimos meses viviendo en un pueblo pequeño en Hoshido.

Una vez intercambiadas palabras de despedida, Monobogi emprendió su viaje hacia Renais en barco, rodeando Akaneia para llegar a una isla al este de Altea que era parte de dicho país, ahí tuvo que arreglárselas para conseguir un barco que llegase hasta Renais, pues las rutas marítimas hacia este estaban totalmente cerradas debido a que sus ciudades costeras estaban totalmente abandonadas. Gracias a un grupo de marineros independientes, Monobogi pudo llegar a su país por el sur en donde, poco tiempo después de desembarcar miró con horror en lo que se había convertido su patria, la ciudad estaba en ruinas, todo estaba abandonado, el tiempo había dejado de pasar para Renais desde la catástrofe de los emergidos, no había negocios, no había absolutamente nada.

Monobogi estuvo caminando por el pueblo hasta que por fin, después de un largo tiempo sin ver a otra persona divisa a un grupo de supervivientes acompañado de algunos soldados. –Buenas tardes… Esto… ¿Qué sucedió aquí? – preguntó Monobogi intrigado a uno de los supervivientes, sabia que el estado del pueblo era a causa de los emergidos, pero no sabia los detalles. Un hombre con las ropas algo sucias, de aproximadamente unos 50 años se vuelve hacia Monobogi, y con un tono de pesadez responde a su pregunta –Los emergidos señor… Han arrasado con todo, han matado a mucha gente desde que nos invadieron, pero no solo fueron esos entes endemoniados… Sino nuestros propios hermanos humanos, la gente rastrera ha aprovechado el caos que hay para enriquecerse y condenarnos a todos a la miseria…–. Monobogi bajó un poco la mirada, con un semblante de tristeza –Bandidos... ¿no? Han aprovechado para saquear pueblos que antes jamás hubieran podido tocar– dice el joven, para después voltear a ver de nuevo a aquel hombre y formular una pregunta más, antes de dejarlo en paz – ¿Hay algo que decir acerca de la familia real? – preguntó.

El hombre se quedó callado un momento y rascó su cabeza intentando recordar algo, entonces respondió a la pregunta de Monobogi –He escuchado de gente que ha visto a su alteza Ephraim luchar contra emergidos por aquí y por allá, pero son solo rumores. – La conversación fue interrumpida por un grito en la distancia.

“¡¡EMERGIDOS!! ¡¡LOS EMERGIDOS VIENEN HACIA ACÁ!!”

La gente comenzó a entrar en pánico, todos huyeron a esconderse exceptuando los soldados, quienes siguieron la fuente del sonido y efectivamente, un grupo de aproximadamente 60 emergidos marchaban a paso firme hacia la ciudad. – ¡No podemos dejar que se acerquen! ¡Tenemos que luchar! – Exclamó el comandante de aquellos soldados, a lo que los 22 soldados que estaban protegiendo el pueblo en esos instantes alzaron sus armas a la vez que lanzaban un grito de guerra y se lanzaban a combatir a aquellos abominables seres.

Monobogi desenvainó su espada y se unió a la lucha también, sin embargo no pasó demasiado tiempo antes de que el bando de los humanos se viera acorralado y su comandante fuese asesinado. Confundidos, en pánico, y superados en número, los soldados comenzaron a perder la cabeza – ¡No pierdan la calma! ¡Tenemos gente que proteger! – exclamó Monobogi, ya con los efectos de la batalla reflejándose en su cuerpo. – ¡El chico tiene razón! ¡No podemos retroceder ahora! – gritó uno de los soldados, haciendo que los que quedaban vivos recuperasen momentáneamente la calma y la confianza, sin embargo, hacía falta mucho más que calma y confianza para ganar esa batalla, necesitaban refuerzos, y los necesitaban pronto.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Vie Feb 17, 2017 3:09 pm

Yendo de un lado para otro buscando supervivientes, emergidos y bandidos. Ephraim no tenía descanso alguno, dormía pocas horas por la noche para poder rendir en batalla al día siguiente si es que se presentaba, la poca comida que encontraba la administraba durante todo el día para evitar estar con el estómago vacío porque si bien al principio no afectaba a su rendimiento, igualmente era molesto el tener el estómago vacío y sentirlo, si luchaba tenía que hacerlo lo mejor posible, no podía correr el riesgo de equivocarse por pensar en el hambre.

Afortunadamente la sed no era un problema porque a medida que bajaba los ríos abundaban más, eso era una verdadera bendición, un problema menos del cual preocuparse. Pasó algunos días camino hacia el sur de Renais aunque el paisaje no era nada esperanzador, cada paso que daba le mostraba destrucción que aumentaba más y más. Árboles caídos, poblados arrasados completamente y finalmente cadáveres mayoritariamente de humanos, eso le ocasionaba un gran dolor a Ephraim pero también le daba esperanzas, quizás todavía había gente allí fuera intentando someter a los demonios de ojos escarlata. El príncipe continuaba su camino casi sin descanso impulsado por el deseo de ver a su pueblo, mirarlo a los ojos y decirle: "Levantaremos el reino a partir de las cenizas".

Luego de varias horas caminando ese día ya casi en la costa sur de Renais, logró divisar un grupo muy numeroso de emergidos, se acercó a ellos y los siguió de una distancia segura esperando que se separasen en algún momento, eran más de lo que él podría aguantar, incluso sería difícil luchar contra ellos con un buen puñado de soldados. Los siguió por algunos minutos hasta que estalló una batalla, en ese momento el príncipe corrió directo al frente de la batalla con sus soldados, en el trayecto había examinado al enemigo para saber contra que se enfrentaba. Había muchas espadas lo que era bueno para él y cuando llegó hasta los soldados que estaban defendiendo ciudadanos sonrió, le alegró ver personas vivas, también el haber visto soldados pero no duró demasiado esa alegría porque varios estaban muertos.

Ephraim salió de su distancia segura y corrió para ponerse en frente de los soldados que parecían ya cansados, se abrió paso clavando su lanza en el corazón del primer emergido que se le cruzó, mientras avanzaba desenterraba la lanza del cuerpo del emergido haciendo girar el cuerpo del emergido ayudado de su fuerza. Avanzó esquivando algunos ataques y clavando su lanza en los emergidos aunque no de manera letal porque su meta era llegar rápido a la cabeza de todo.

Finalmente llegó a al frente, un soldado estaba a punto de caer bajo un espadazo pero el príncipe fue rápido y tomando su lanza con ambas manos detuvo el ataque, luego empujó hacia atrás al emergido, tomó su lanza solo con su diestra, la llevó hacia atrás y finalmente la clavó en el pecho del emergido acabando con él. -¡No teman! ¡Soy Ephraim su príncipe y he venido a salvarlos aunque me cueste la vida!.- Gritaba para ser escuchado sin dejar de pelear en ningún momento, no era nada fácil pero debía hacerlo, los soldados estaban algunos animados otros asustados quizás había unos doce o trece que debían pelear con todas sus fuerzas y Ephraim podía provocar ese fenómeno con sus palabras. -¡Estos demonios han hecho su mayor intento por reducir el reino a cenizas! ¡Pero no se los permitiré, no digo esto solo como su príncipe que ha jurado protegerlos! ¡Sino que mis palabras son las de un soldado que desea proteger a sus seres queridos y como todo buen soldado que tiene el deber de cuidar al débil!- Hizo una pausa debida a que el enemigo que tenía en frente en ese momento era algo más fuerte que los demás pero nada que el príncipe no pudiera controlar. -¡Yo los protegeré! ¡Soldados! ¡Luchen sin miedo! ¡No permitiré que ninguno de ustedes muera! ¡Ahora levántense y peleen como si fuera la última batalla de su vida!- No tenía tiempo para mirarlos, no tenía tiempo para saber si había logrado animarlos o no, debía confiar en que si lo hizo. Juntó aire y soltó un gran grito de batalla antes de adentrarse en el montón de emergidos para pelear con más de uno a la vez.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [2]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
L'Ara

Especialización :

Experiencia :

Gold :
517


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 18, 2017 10:04 am

¡Lord Ephraim está aquí! ¡Llegaron los refuerzos! – exclamó uno de los soldados con una emoción indescriptible. El miedo entre los presentes se desvaneció tras escuchar las palabras de Ephraim, debido a que, no solo eran sus vidas las que estaban siendo salvadas, sino que por fin veían una luz de esperanza brillar para Renais.

Viendo a su señor parado frente a él, luchando incansablemente contra los emergidos, Monobogi quien durante el transcurso de la batalla inconscientemente terminó siendo quien asumió el liderazgo en el momento de pánico que precedió a la muerte de su comandante, supo inmediatamente que una mejor oportunidad no habría para tomar la iniciativa, y exclamó con fuerza – ¡Es nuestra oportunidad! ¡Vamos a la ofensiva! – Llenó su pecho de aire, y entonces en un grito igual de sonoro que el rugido de una gran bestia y dio la señal – ¡¡ATAAAAAQUEEEEEEEEEEEN!! – a la vez que decía esto, Monobogi se abalanzó contra sus enemigos acompañado de varios soldados con su espíritu de lucha renovado.

Monobogi corrió hacia sus enemigos, uno de los emergidos en el camino intenta atacarlo con su espada, sin embargo Monobogi ágilmente desvía su ataque con la hoja de su espada y aprovecha su impulso para girar un poco su cuerpo guiando su espada empujándola levemente del pomo con su mano derecha girandola hasta que esta este alineada con el cuello de su enemigo, cuando llega el momento indicado, con su mano izquierda empuja el área de su empuñadura para dar potencia a su ataque, resultando este en la casi decapitación del emergido y en consecuencia, su muerte. Pero ese no era el único emergido que había, otro más venía detrás de ese, pero Monobogi, aprovechando la nueva posición en la que había quedado, flexiona más sus piernas y con fuerza realiza una estocada que termina atravesando al emergido que se encontraba frente a él, para después hacer que su espada salga por el costado de este a la vez que recupera una posición estable, igualmente produciendo su muerte.

El enemigo finalmente estaba retrocediendo, solo era cuestión de poner un poco más de presión, y los gritos de horror se convertirían en cánticos de alegría, pues sería la primera victoria para los seres humanos después de mucho tiempo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Dom Feb 19, 2017 1:53 am

Ephraim al escuchar a sus súbditos se llenó de energía, todo el dolor y el cansancio de su cuerpo desapareció, su corazón empezó a latir rápidamente y un indicio de sonrisa se dibujó en su rostro. Estaba rodeado pero no era algo que le importase, escuchaba al que parecía estar comandando al ejército ordenarle que atacaran, clavó su lanza en el emergido que tenía en frente, luego le sacó e hizo un semicírculo por encima de su cabeza de forma que la punta del arma quedó apuntando al emergido de sus espaldas. Ephraim se puso de perfil y con una estocada acabó con el enemigo.

Los emergidos de un momento a otro empezaron a parecer débiles, los soldados avanzaban con facilidad sobre las fuerzas enemigas, poco a poco los emergidos caían uno a uno, Ephraim avanzaba al frente de todos mostrando su gran habilidad para la batalla y su gran valentía que inspiraba seguridad a sus soldados, después de todo, los príncipes y reyes suelen quedarse en la retaguardia pero ese no era el estilo del príncipe. -¡Esta es una simple batalla mis queridos súbditos!- Dijo mientras se cubría de un ataque, no podía atacar y hablar al mismo tiempo pero sabía que su deber era hacerlo, cada tanto debería tomarse una pausa para animar a sus soldados para que sigan luchando. -¡Solo durará pocos minutos, pronto veremos a los emergidos caer y nosotros, la raza que domina sobre la tierra nos impondremos antes estos seres de la destrucción!- Uno de los soldados que se había adelantado hasta la posición de Ephraim estaba a punto de recibir un ataque que pudo ser mortal, el príncipe ignorando al emergido con el que estaba peleando se volteó y atacó al que amenazaba la vida del soldado, salvando a este.

Por aquel acto de imprudencia Ephraim sufrió un corte en su costado, pero era mejor eso a que uno de sus soldados caiga, el príncipe se limitó a apretar los dientes mientras se volteaba y clavaba su lanza en la cabeza del emergido, probablemente le dolería después pero no en ese momento donde la euforia de la batalla se había apoderado pro completo del cuerpo de él. Miró de reojo al soldado que salvó y dijo: -No pienso permitir que ninguno de ustedes caiga mientras yo esté al frente.- Tomó con fuerza su lanza con ambas manos y antes de seguir avanzando y rompiendo la formación enemiga gritó. -¡A partir de ahora tienen una orden que debe ser cumplida desde hoy hasta el día en que mueran de viejos. Les prohíbo morir en batalla!-

Ephraim volvió a soltar un fuerte grito de batalla y se adentró nuevamente en las filas enemigas, esta vez con la confianza plena en que sus soldados lo seguían. Cuando avanzó un emergido cayó bajo el poder de su lanza, en cada momento los emergidos disminuían en número y las fuerzas humanas avanzaban en el campo de batalla. Era difícil saber cuántos emergidos quedaban, todavía eran muchos pero ya había caído por lo menos la mitad de los que encontró inicialmente el príncipe, esa batalla ya era una victoria, no importaba que la armadura de Ephraim estuviera en peores condiciones cada momento o que a la noche probablemente no pueda dormir del dolor, estaba salvando a personas, estaba cumpliendo con su deber y eso era más importante que cualquier cosa.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [2]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
L'Ara

Especialización :

Experiencia :

Gold :
517


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Invitado el Jue Feb 23, 2017 11:46 pm

Monobogi observó como lord Ephraim protegia a los suyos, y siguiendo su mismo ejemplo, se acercó rápidamente hasta donde el estaba para protegerlo de un emergido que iba a atacar por sorpresa a su señor.

El emergido intenta hacer un corte vertical, el cual Mono bloquea con su espada, y haciendo un movimiento circular con su brazo hace que este baje la espada para inmediatamente después propinarle una patada en el pecho derribándolo, aprovechando dicha oportunidad, Mono clava su espada en el pecho del emergido.

¡Siga adelante milord! ¡Le estoy cubriendo la espalda! – Exlamó Monobogi hacia el príncipe, para que este supiera que el también estaba siendo protegido por los suyos. El sonido de los gritos de guerra, el acero, y los cuerpos desplomándose  era, a la vez que una situación de horror, un simbolismo para aquellos que entendieran el porqué de tan fiero combate, era una de tantas muestras que la llama de Renais aun no se ha apagado, y como su mismo nombre lo indica, renacerá, y renacerá mucho mas poderosa que nunca como un ave fénix que se levanta de las cenizas.

Mono continuó matando emergidos junto a los demás soldados, solo hacia falta un poco mas de resistencia, y la victoria pasaría a ser de los humanos.

Monobogi luchaba ferozmente con uno de los tantos emergidos que aun quedaban de pie, el cansancio estaba apoderándose de su cuerpo, y en consecuencia su habilidad para luchar disminuyo, resultando en que Mono recibiese un corte el cual gracias a una reacción rápida, no quedó en mas que una herida superficial, sin embargo el emergido continuó atacando, y Monobogi lo único que podía hacer era defenderse.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Ephraim el Miér Mar 01, 2017 9:04 pm

De alguna manera extraña, el que los soldados estén luchando de tal manera solo por ver a su príncipe al frente le daban fuerzas a Ephraim, lo ayudaba a ignorar el cansancio aunque probablemente cuando terminase la batalla lo sentiría. El príncipe de Renais tenía su lanza clavada en el pecho de un emergido cuando uno de los enemigos estaba a punto de acertarle un golpe, afortunadamente uno de los soldados lo cubrió con su espada, hasta se tomó el tiempo de dirigirle unas palabras a las que Ephraim respondió con una sonrisa, aparentemente ya los había motivado y hablar significaría desperdiciar fuerzas, fuerzas que necesitaba.

Sabiendo que sus súbditos se encontraban detrás de él, avanzaba entre las tropas sin miedo alguno, hacía ataques más fuertes pero dejando puntos ciegos donde podrían golpearlo, recibió algunos pocos cortes a los que no debía darle importancia, esto sucedió gracias a que los soldados lo protegían de la misma manera que él había protegido antes al soldado que estuvo a punto de morir.

Finalmente cayó el último emergido de la formación, si bien todavía quedaban algunos dispersos entre los soldados de Renais, Ephraim podía seguir caminando hacia el frente sin encontrarse con ningún enemigo, excepto a varios metros de distancia un caballero emergido que, probablemente fuera el líder. -Un buen líder marcha al frente con sus soldados... ¡Cobarde!- Fueron las palabras del príncipe antes de empezar a correr hacia el emergido, en el camino llevó el brazo con el que portaba su lanza hacia atrás. Cuando estuvo lo suficientemente cerca el caballero emergido intentó defenderse ejecutando una estocada con su lanza que no fue efectiva, ya que solo llegó a rozar el rostro del príncipe. "Un golpe bien puesto puede acabar con una vida", fue lo que paso por la mente de Ephraim antes de llevar su brazo hacia adelante y arriba para clavar la lanza justo debajo del cuello del enemigo, instantáneamente este dejó caer su lanza, el caballo se alborotó y tiró a su jinete antes de salir corriendo, el príncipe retiró su lanza antes de que el caballero cayera.

De un momento a otro todo se llenó de silencio. Luego, de la misma manera que todo se llenó de silencio se escuchó a los soldados festejar, en ese momento Ephraim se giró y levantó su lanza en alto para hacerles saber que era una pequeña victoria pero una importante porque con ella salvaron una buena cantidad de vidas. El príncipe juntó aire y gritó: -¡RENAIS RESURGIRA!-
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Renais

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Lanza de bronce [2]
Escrito mitico
.
.
.

Support :
L'Ara

Especialización :

Experiencia :

Gold :
517


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Eliwood el Miér Jun 14, 2017 1:13 am

Tema cerrado. 30G a Ephraim.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
500


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña] Un señor y su lacayo unidos por el destino. [Priv. Ephraim]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.