Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Aran el Dom Feb 12, 2017 5:49 pm

Ya había sucedido un tiempo desde que Aran y Erk habían llegado al pueblo donde los esperaba Mulitia. Se suponía que iba a ser una reunión tranquila, pero grande fue la sorpresa cuando se enteraron de que allí había sucedido un campo de batalla. Los edificios habían sido dañados, y muchas personas temían, pero no había sucedido nada más allá de eso, por lo que podían respirar tranquilos. El peliverde se preocupó más que nada por la clériga, preguntándole de inmediato si había sufrido algún tipo de herida. Por suerte había sobrevivido de buena manera el ataque de los emergidos, quizás con un poco de ayuda, pero aún así una gran proeza.

Escogieron ese día para salir porque podía predecirse un buen clima. Ya se habían encontrado con Elphin la noche anterior, antes de eso Mulitia lo describió como un hombre de buena fe que apoyaba su causa, de buena apariencia y de grandes habilidades para la música. Por supuesto no sabía qué pensar al respecto, pero creía en la buena voluntad de la clériga, así que no cuestionó que se les uniera. Hasta ahora Erk, el mago, había probado ser alguien muy inteligente y de confianza, aunque fuera difícil para Aran entenderlo. Bastaba con decir que habían convivido sin problemas hasta el día que emprendieron su marcha.

A medida que caminaban por los campos de Etruria, llegaron a parar a un bosque de árboles dispersos, entre ellos definiéndose un camino de tierra. Las hojas los cubrían de sombras, las cuales, iluminadas por el amanecer, parecía que brillaban con luz propia. Era un sitio muy apacible, ya muy lejos del pueblo de donde habían salido, y donde se suponían tenían que esperar al bardo.

Aran entonces vestía la armadura de soldado, la cual por fin volvía a usar después de haber regresado de los desiertos. No quería pensar lo peor, pero debía estar preparado para cualquier encuentro, pues era conocimiento de todos que los emergidos seguían rondando Etruria, destruyendo todo lo que encontraran a su paso. Por eso había estado entrenando como antes, recuperando su fuerza y sus reflejos de antaño. Cualquiera que lo viera entonces se haría la idea de que era un guardia o soldado como cualquier otro, y no un simple viajero. Sería porque en realidad Aran nunca había dejado de ser uno, y lo seguiría siendo bajo el comando de Mulitia en su ducado.

-¿Entonces aquí paramos? -preguntó, alzando la voz.

Si se hubiera tratado de su antiguo escuadrón, seguro habrían elegido el mismo sitio para acampar. Po supuesto ellos tres no tenían el lujo ni los suficientes recursos como para hacer un campamento de la misma envergadura, pero podían arreglárselas y comer algo mientras esperaban. Si algo sucedía, tenían muy buen campo de visión por lo disperso de los árboles, así que no tenían que preocuparse por ser emboscados o sorprendidos. Por eso mismo el peliverde de dispuso a relajarse, sentándose en una piedra, y aprovechando de revisar las cosas que traía en su saco. Dentro llevaba muchas cosas, como lo eran las figuras de madera, y un poco de comida.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Erk el Sáb Feb 18, 2017 4:18 pm

Hacía unos pocos días había llegado al pueblo, pero todavía no se había encontrado con Lady Mulitia, no podía esperar a verla y contarle de sus vivencias en Tellius, aunque no era solo eso sino que también deseaba terminar su deber para con Etruria entonces podría empezar sus estudios en Sindhu.

Ese día al levantarse fue a ver a Aran para continuar su camino hasta el punto de encuentro donde verían a Lady Mulitia. Caminaron en silencio, Erk por su parte estaba sumido en sus pensamientos que en su mayoría eran formas en las que podría entrar al castillo, ya había examinado todas las posibilidades, desde maneras de entrar hasta posibles oponentes que tuvieran dentro, ventajas y desventajas. Ya era imposible que perdiesen mientras que el mago estuviera comandando el ataque, sin embargo no podía dejar de darle vueltas al asunto, esperaba el día con ansias para poder quitarse un peso de encima.

El camino estaba calmo, demasiado calmo primero Erk no le dio demasiada importancia, prefería que así fuera entonces podría pensar con más tranquilidad, Aran ya llevaba puesta armadura parecía alguien mucho más fuerte y quizás feroz en batalla, siempre llevaba cara de nada, quizás porque no le importaban demasiado las cosas eso sería muy útil si se veían obligados a asesinar a alguien aunque probablemente a Lady Mulitia no le asentase demasiado bien.

Luego de unos minutos Erk entendió el motivo de tanta tranquilidad, tiempo atrás el lugar al que habían llegado había sido un campo de batalla, el mago no lograba distinguir si fue reciente o no. Cuando Aran se frenó, el joven de cabellos morados lo hizo también, era un buen lugar del que podrían observar todo el lugar sin dificultad. -Si... Es un buen lugar... Emergidos debo suponer...- Suspiró. -Ella dijo que si no los atacas no te atacan... Patrañas.- Murmuró Erk recordando su experiencia en el barco con Morgan. -Ahora ¿qué deberíamos hacer Aran?-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
273


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Mulitia el Lun Feb 27, 2017 1:22 pm

Hacía ya un tiempo que no veía ni a Aran ni a Erk, mucho mas a Erk ya que había viajado, alejándose de Etruria y de Elibe incluso. A ambos los echaba mucho de menos y no le gustaba demasiado estar sola, aunque en el tiempo que ellos habían estado fuera. La joven había logrado encontrarse con otro de los príncipes de Nohr, había conseguido de nuevo encontrarse con una potrilla que había salvado cuando era mas joven, que ahora era una yegua, su propia yegua y no solo eso, había aprendido a usar su propia magia para poder defenderse, aunque aun no dominaba del todo, ni manejar a Purpurina en batalla ni lanzar hechizos de electricidad con demasiada rapidez. Había logrado repeler un grupo de emergidos que habían atacado el pueblo antes de que los chicos llegarán.

Al reencontrarse con sus dos compañeros no pudo evitar sonreír con dulzura al verlos juntos, después de todo los había echado mucho de menos. De nuevo estaban juntos, aunque por primera vez estaban los tres unidos, no sabía muy bien como se habían tratado ambos en el camino, esperaba que todo les hubiera ido bien en el camino y que al menos supieran cooperar juntos. No soportaría saber que dos de las personas mas importantes de su vida en aquel momento se llevaran mal. Aunque por lo que parecía no se llevaban realmente mal, parecían tener una relación bastante normal. Ya debían poner camino hasta el ducado Fenn, estaba preparada para afrontar su dura elección, ya no podía echarse atrás, ahora tenía aliados que la ayudarían.

Ahora que iba a caballo todo era mucho mas cómodo, podía movilizarse con mucha mas facilidad y por eso no se fatigaba tanto en las largas caminatas que tendrían que hacer para llegar por fin hasta el objetivo que tenían todos en mente. Habían llegado hasta un prado, donde los tres podrían descansar. La joven desmontó de su yegua, la amarro a un árbol y le dio algo de comer y beber. Después de aquello se acerco hasta sus dos compañeros sonriendo con suavidad. -Me alegra mucho volver a veros...y aun mas veros juntos, estoy muy feliz de que esteis junto a mi en estos momentos tan duros para mi, nos dirigimos hacia mi hogar... Asintió suspirando mirando al peliverde y después al mago. -Espero que el viaje haya sido ameno y tranquilo.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 07, 2017 6:09 pm

¿Quién lo hubiese dicho? Tras haber empezado de aquella deplorable forma, había logrado dar de personas que, a pesar de que él directamente no haría nada, sí ayudarían Etruria, eso porque amaban el país, sus tierras, su gente, su Santa Elimine. En sus labios se formó una fina sonrisa, casi imperceptible mientras seguía adelante, en silencio por aquél bosque, en lugar del sitio de reencuentro al que Mulitia le había pedido acudir. No conocía el motivo a ciencia cierta y a pesar de que había la posibilidad y no mentiría, se había cruzado por su mente la posibilidad, pero al igual de rápido se había desvanecido.

Confiaba en ella y en sus compañeros, no había otra alternativa pues, había que confiar, después de todo, se lograban más cosas confiando en las personas que no. Conocía los bosques de Etruria pues en más de una ocasión se había visto reorrerlos a caballo acompañado por las guardias y, a pesar de que en aquél momento ambos faltasen, no era como si no conociese por su cuenta el camino. De hecho, en parte le convenía, tenía más tiempo para pensar y su atención solo debía de ser dirigida a lo que había delante suya, sin tener que ocuparse de dirigir un caballo, pues de todas formas dudaba lograrlo en aquél preciso instante.

Al menos en el camino que había tomado, tal parecía ser que los emergidos no se habían aún colado, así que, tras unos momentos de avanzar rodeado de árboles, también se permitió relajarse y avanzar con más calma. Aquella joven hija de los Fenn le había pedido que se encontrara con ella y unos amigos suyos en el bosque, ese siendo el principal motivo por el cual, en el fondo quizás dudase un poco... ¿Qué podría estar recorriendo la mente de la joven dama? Pues... Si no fuese algo de considerable importancia, no le habría pdido reunirse allí con ellos.

Pero... Pronto lo descubriría de todas formas. Sonrió para si cuando reconoció el lugar de encuentro, quizás ellos... Oh, sí... Habían llegado antes que él... O eso se atrevía a pensar al escuchar unas palabras sueltas de voces conocidas más allá de un par de árboles. Con el tiempo pues se había dado cuenta que no era tan descabellada la idea de dejarse llevar por sus sentidos auditivos, que, por como estaba la situación, casi que eran más afidables de sus propios ojos. Conocía ambas voces... Pero una tercera no acababa de recordar.

Buenos días. Ruego que disculpen mi retraso —Pronunció a tiempo que se dejaba ver, apareciendo detrás de uno de los frondosos árboles del bosque— Si apareciesen emergidos, y espero que no, podríamos jugar a las escondidas con ellos —Y no sería la primera vez que lo hiciese de todas formas.

Avanzó poco más, lo suficiente para dejarse ver con claridad y, en cuando paró sus ojos también se abrieron, hasta el momento permaneciendo cerrados.

Lady Mulitia... Erk... Es un gusto volver a veros sanos y salvos... En cambio... —Miró a cada uno de ellos respectivamente. Parando en cuanto sus ojos se toparon con el caballero en armadura— Me temo que aún no nos conocemos... Es un gusto joven caballero. Mi nombre es Elphin —Realizó una leve inclinación, quizás demasiado correcta para quién fingía ser.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Aran el Miér Mar 15, 2017 10:14 pm

Aran intentaba apreciar la calma en la que se encontraba, aunque no pudiera evitar preocuparse por estar a campo abierto y no refugiados en el pueblo. Observaba quizás en exceso el camino por el que debían seguir, intentando ver si es que venía alguien en dirección a ellos. Entonces la voz de Erk fue suficiente para distraerlo, y recordarle que no estaba viajando solo, sino con tres personas más.

- ¿Me preguntas a mí? -dijo, entre confundido y serio. Una vez más reconocía no estar acostumbrado a liderar.- No tengo idea, solo descansamos. Después seguiremos caminando, supongo.

Seguro el mago tendría mejores planes que él sobre como proseguir con la marcha. Erk había planeado toda la estrategia que seguirían, y debían de confiar en su juicio si querían ganar, el que había probado ser muy útil hasta entonces. Aran dejó de preocuparse por lo que había dicho el mago, pues Mulitia se había acercado a ellos. Miró también a su yegua, le aliviaba a él saber que podía montar y no caminar, pues el trayecto hasta ahora no les había dado tregua, y seguro duraría mucho más de lo que que querrían.

-Sí, creo que el viaje es lo que menos problemas nos dará. Quizás es la mejor parte incluso. -comentó, rascándose la nuca.

Su vista entonces estaba clavada en los árboles y en las hojas que caían de ellos. Se notaba que habían estado allí muchos años, ya que eran muy altos y gruesos. Ahora que se ponía a pensar al respecto, ¿destruían los emergidos los bosques como ese, o los dejaban ser, y solo tocaban lo que modificaban las personas? La verdad es que nunca los había visto hacer tal cosa. Al menos tenía la esperanza de que mucho tiempo después esos paisajes se conservarían.

Y estaba tan ensimismado pensando sobre árboles, que la sorpresa de que alguien saliera entre ellos fue mucha. Ese hombre se presentó apenas apareció, refiriéndose a Erk y Mulitia pues los conocía bien. Ese era Elphin, y sí, permanecía tal cual como se lo habían descrito. Aran entonces se enderezó y se presentó lo más educado que podía entonces.

- Sí, soy Aran.-corroboró.- No sé cuánto te han contado de mí, pero estoy aquí para ayudar.

No sabía qué más decir, pues no estaba acostumbrado a las presentaciones, así que dio un paso atrás, suponiendo que ahora seguirían marchando, cuidando de que no se les hiciera muy tarde. Se dio la vuelta sosteniendo bien sus cosas en ambas manos, pero tan pronto lo hizo miró hacia atrás otra vez, con un rostro de duda.

-¿Dijiste algo? -preguntó al bardo.

Había escuchado un sonido en la dirección de Elphin, una voz específicamente hablando, pero no había nadie más que ellos allí. No se imaginaba qué podría haber sido, y a lo mejor se estaba preocupando en exceso. Pronto volvió a escuchar otra cosa, algo en la lejanía por lo que podía adivinar. ¿Sería un zorro? ¿Un ave? La verdad es que no habían visto ningún animal todo ese tiempo que habían caminado, a parte de Purpurina claro.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Erk el Dom Abr 02, 2017 11:18 am

El joven de cabellos morados se sorprendió ante la respuesta de Aran, volteó la vista y lo miró fijo. -Eh... ¿Si? Es que... Me pareció un buen lugar creo... De todos modos si así lo deseas podemos seg...- No llegó a terminar la frase cuando un breve galope lo sorprendió, probablemente no eran emergidos ya que era un galope suave y no pareciera que fuera de alguien que portase armadura.

Al poco tiempo de que el galope hubiera cesado se acercó Lady Mulitia. Erk hizo una pequeña reverencia hacia la dama y se quitó la capucha. -Es un placer que podamos encontrarnos una vez más mi lady. Espero que haya estado bien últimamente.- El joven mago negó levemente con la cabeza y agregó. -Me temo que si bien, el viaje fue muy educativo he tenido algunos problemas, sobre todo en el regreso tuve un pequeño inconveniente con una niña pero... Fuera de eso ha sido todo muy tranquilo.-

Poco tiempo después, Erk se sorprendió de ver otra cara conocida, al ver a Elphin nuevamente realizó una pequeña reverencia. -Señor Elphin, debo decir que no esperaba encontrarlo aquí.- No lograba entender por qué jugaría a las escondidas con emergidos, no tenía sentido aunque quizás hubiera sido algo que Morgan habría dicho por lo que el mago hizo una pequeña mueca de disgusto con la boca casi imperceptible.

-Ahora creo que lo entiendo... Señor Elphin veo que no es un bardo cualquiera. Tiempo atrás estuve con un bardo que tenía maravillosos poderes que eran de gran utilidad a la hora de la batalla, si nos encontramos en esta situación debo imaginarme que usted también tiene esa capacidad de... ¿Cómo decirlo? Cuando tocaba su instrumento llenaba de vitalidad a todos los que estabamos luchando y, por la forma en que atrapó a toda esa gente en... ¿Ah?- Erk giró la vista hacia un lado de golpe, había escuchado un ruido extraño, no parecía algo humano por lo que le impresionó la falta de percepción de parte del soldado. -Creo que... No fue un ruido humano... Aran...-

Erk sin pensárselo dos veces sacó su tomo y dio unos pasos hacia atrás. -Eh... ¿Cuál es la posibilidad de que emergidos ataquen el mismo lugar dos veces?- Murmuró, era extraño pero no imposible o quizás no estaban por atacar el lugar, sino que estaban en medio del camino de los emergidos para dirigirse a un lugar determinado. -Estamos en medio de un camino probablemente... Un camino de emergidos.-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
273


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Mulitia el Lun Abr 10, 2017 10:35 am

Desde luego volver a ver a todos aquellos que la habían ayudado en alguna ocasión le resultaba agradable, le gustaba ver como había conseguido que todos ellos terminarán juntándose por una causa noble, seguramente personas que de otra forma no se hubieran visto o conocido, o ni si quiera se habrían unido como en aquel momento. Al escuchar como todos hablaban entre ellos no podía evitar sonreír con suavidad asintiendo ante las palabras del mago y el bardo. -Me alegra ver que estáis bien y que vuestros caminos os hayan ayudado, me gustaría escuchar tanto vuestras historias, todo lo que habéis hecho desde la ultima vez que os vi. Hacía tiempo que no los veía y tenía muchas ganas de hablar con cada uno de ellos, después de todo estaban allí por ella, porque querían ayudarla y cada uno de ellos tenían habilidades dignas de mención.

-Yo también he tenido mis dosis de aventura, pero he logrado sobrevivir sin demasiados problemas, supongo que he tenido suerte. La chica rió con levedad mientras se tapaba la boca. Si querían empezar a avanzar debían hacerlo ahora, después de todo no podían esperar a que se les echará la noche encima y había todavía un buen camino hasta poder llegar hasta el ducado Fenn. Entonces fue cuando se empezaron a escuchar ruidos, ruidos extraños en el bosque, no eran ruidos humanos y por las pisadas tampoco es que fueran animales, desde luego aquello eran emergidos, pero no podían quedarse tanto tiempo allí, sin embargo, los emergidos no hacían acto de presencia aun.

-¿Creéis que saben que estamos aquí? O somos solo una molestia en su camino? Fuera cual fuera el caso, debían moverse, si lograban apartarse de lo que se suponía que era el camino que los emergidos seguían podrían esquivarlos, pero entonces la joven se dio cuenta de algo...si los emergidos iban por el mismo camino que ellos es que su siguiente objetivo era atacar las débiles tierras del ducado Fenn. No podía dejar que aquello sucediera, pero tampoco podía poner en peligro a sus amigos contra un gran grupo de emergidos.

-Movámonos hasta los arboles, allí seremos menos vulnerables a ataques! La chica se movió hasta la zona boscosa del lugar, donde se encontraba el bardo para protegerse de cualquier ataque, esperando que hicieran caso y se alejarán de lo que sería el camino de emergidos. Entonces fue cuando se pudo ver como los primeros emergidos salían a la luz, sus rojos ojos brillantes característicos asomaban en la otra linde del bosque saliendo a campo abierto. Todos ellos eran soldados de lanza, aunque también había luchadores de hacha y mirmidones que usaban espadas, parecían seguir a un emergido en concreto, uno que parecía un espadachín bastante mas fuerte que los demás. En aquel momento la joven se mantuvo callada y observo a sus compañeros, podrían atacarlos de forma sorpresa, no parecía que los hubieran visto por eso se fijó entonces en Erk y sacó su propio tomo del estuche donde lo tenía guardado en la montura. -Vamos a sorprenderlos...
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 13, 2017 3:30 pm

Realizó una suave y cortés inclinación de cabeza. Así que Aran, realmente no tenía información al respecto, pero parecía ser que era alguien de confianza si ambos chicos, Mulitia y Erk, le conocían hasta el punto de pedir su ayuda en algo tan... Personal.

Encantado de conocerla —Pero, pronto se su atención pasó hacia Erk y su repentina afirmación, o quizás mejor dicho pensamiento dicho en voz alta. Esbozó una suave, casi imperceptible sonrisa y permaneció en el sitio.

Efectivamente, Erk. Mi música... Tiene el mismo efecto... —Desconocía que tan útil podía ser eso en una batalla, principalmente porque no había estado en una.

Y, una real batalla, claramente debía de ser diferente a lo que había aprendido en las historias que le contaban, o en lo que sus instructores le enseñaban. Miró por encima del hombro hacia atrás, dirección en la que también había percibido un extraño sonido y negó ante la pregunta de Aran: No. No había sido él.

Un mago, entonces había estado en lo correcto. Observó con atención las acciones de los demás, sin mostrar demasiada alteración, a pesar de estar en medio del que Erk había llamado un camino de emergidos. Solo se apresuró cuando Mulitia los instó a esconderse y fue exactamente lo que hizo, detrás de un árbol se apoyó en su corteza, mirando con cuidado hacia el camino.

Si seguían... Eso podría ser malo. Cuando los primeros emergidos aparecieron, desvió su atención hacia Multia. Eso era un problema.

Lady Mulitia, si les dejamos avanzar acabarán entrando en dominios de la familia Fenn, me temo que será más complicado para ellos deshacerse de los emergidos —Habló, lo suficientemente bajo como para que solo ella lo escuchara. Ella y los que estuviesen a su alrededor.

En cambio, seguía consciente de que los emergidos avanzaban, lentos, cuidadosos, buscando la excusa perfecta para atacar cualquier cosa que se apareciese en su camino. Siquiera quería imaginarse lo que podrían hacer ya más adelante.

¿Puedo aconsejar deshacernos de ellos ahora? —Volvió a mirar por un lado de aquél árbol— Es un grupo relativamente pequeño... Y no parecen llegar más... ¿Qué podríamos hacer...? —Eran en cuatro... Eso no debía de ser cosa complicada.

Quizás no sirviese mucho para luchar contra ellos, pero, tenía sus propios ases bajo las mangas, aunque estos fuesen cosas realmente banales en comparación a la de los demás.

Oh... Aprovechernosnos del factor sorpresa... —Murmuró, quizás más para si mismo que para los demás— Llamaré su atención. Os dejo la parte de deshaceros de ellos —Dicho y hecho, el bardo ya estaba en movimiento.

Caminó con sigilo por el bosque, apareciendo delante de los emergidos pocos segundos después, con un ligero movimiento de sus dedos sobre las cuerdas de su lira para llamar su atención. El grupo paró, Elphin inocentemente pensó que quizás estarían sorprendidos, pero fue tiempo de hacerlo y que ellos volvieran a avanzar hacia él, levantando sus armas con clara intención de deshacerse de la molestia que tenían enfrente.

Su parte ya estaba hecha, ahora... Ese era el momento más oportuno para actuar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Aran el Sáb Abr 22, 2017 2:52 pm

Quería dudar y creer que no eran emergidos quienes los sorprendían, pero no había manera, pues esa era la realidad, y sus compañeros se lo hicieron saber escondiéndose ellos en el bosque. Aran buscó rápidamente las jabalinas que tenía atadas a su espalda, las cuales había conseguido antes en el anterior pueblo, y las empuñó preparado por si los sorprendían. Los monstruos los superaban en número, prefería no luchar cara a cara contra ellos. Aún así no tenía un plan mejor que enfrentarlos directamente, eso si los veían, porque qué quisiera más que pasaran desapercibidos. Sin embargo se dio cuenta muy pronto, gracias a las palabras de Elphin,  de que si los dejaban seguir, significaría que se movilizarían y seguramente atacarían a la gente inocente de Etruria y, en específico, los habitantes del ducado al que se dirigían. No podía permitir que esto sucediera, debían acabar con ellos.

- Tenemos que luchar... -murmuró por lo bajo.

Sus compañeros también se habían preparado para lo que sería el enfrentamiento, pero sucedió que el bardo tomó la iniciativa de otra forma. Había dicho... ¿Había dicho que los atraería? Aran quiso decirle que parara, pero entonces ya se había marchado de su alcance. Lo observó con terror, sin saber de qué serían capaces los emergidos si veían a un hombre desarmado que se interponía en su camino. Por supuesto se imaginaba lo peor, ¿qué otra cosa podía esperase de esas criaturas? Por eso estaba preparado para intervenir, pues no dejaría que su nuevo acompañante saliera dañado cuando apenas acababan de conocerse.

Y el bardo los distrajo tal como había dicho, más Aran no pensó en que era la oportunidad perfecta para sorprenderlos, sino que avanzó con la pura intención de proteger a Elphin, pues así se lo decía su instinto. Prefirió guardar su arma a distancia y simplemente empuñar la lanza común, así acercándose a uno de los monstruos que estaba en la retaguardia y, sin pensárselo dos veces, le atacó. El emergido que portaba el hacha no pudo reaccionar cuando la punta de la lanza le atravesó la nuca, enterrándose fácilmente donde no había hueso. Cayó e hizo eco en el bosque, alertando al resto del grupo de monstruos. Aran pronto alzó su escudo y marcó distancia entre ellos, confiando en que sus aliados intervinieran de alguna forma. Por muy fuerte que fuera, nunca podría enfrentarse a tantos enemigos al mismo tiempo, por lo que su mejor opción era defenderse. Por suerte ninguno de los emergidos llevaba armas a distancia, por lo que se trataría de un duelo de destreza, ya que la mayoría de ellos portaban lanza igual que él.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Erk el Lun Mayo 01, 2017 7:02 pm

Miró a Lady Mulitia y asintió. -Estamos en su camino si... Pero no será difícil detenerlos, denme unos segundos para pensar.- Dijo mientras se movía para esconderse junto a la dama, no importaba si eran muchos o pocos emergidos, Erk a partir de unas semanas atrás tenía un arma mortal que siempre podría salvarlos, sin embargo de ser posible no era necesario usarla. También tenía un nuevo truquillo que los podría salvar sin importar si los emergidos eran muchos o pocos, el mago se quedó un momento con la vista baja mientras pensaba.

El grupo de emergidos que se acercaba no era demasiado grande, definitivamente no sería un problema, bastaría con un muro de fuego para inclinar la balanza a su favor, por experiencia sabía que los emergidos no reaccionaban bien ante cosas nuevas, el por qué no era sabido pero por el momento bastaba con saberlo. Solo tenían que acercarse un poco más, sin embargo debía haberlo dicho en voz alta en lugar de ensimismarse en sus pensamientos, el bardo había empezado el ataque mostrándose, de seguro podría ser útil si usaba el poder que Nils había utilizado contra los emergidos en el desierto y, por un momento parecía que así había sido pero solo fue un segundo, los emergidos continuaron su movimiento, no había mucho tiempo más para esperar, debía actuar.

Erk tardó en reaccionar, recién se levantó cuando Aran ya había atacado al que aparentemente era el primer emergido que se le había cruzado por el frente. El joven de cabellos morados corrió para acercarse a ellos teniendo en cuenta la posibilidad de que podría provocar un incendio grande. -¡RETROCEDAN!- Gritó, un círculo de magia empezó a brillar debajo de los pies del mago que estaba a dos pasos detrás de Aran y Elphin, luego estiró una de sus manos hacia adelante y gritó: -¡HELLFIRE!- Una bola de fuego cayó justo en frente del escudo del soldado y con ella como centro se extendió hacia los costados y hacia arriba un gran muro de fuego que separó a los emergidos de los humanos. -¡Aran, algunos intentarán pasar a través del fuego, otros irán por la superficie boscosa, encargate de ellos. Elphin el bardo con quién luché pudo paralizar a los enemigos por unos instantes, necesito que lo hagas cuando veas que Lady Mulitia me ataque.- Erk debía lanzar "él" ataque cuanto antes, ya que si no apagaba el fuego de alguna manera el bosque se incendiaría.

El mago retrocedió unos pasos hacia atrás. -Ustedes dos no estén en el radio del muro de fuego, de ser así terminarán mal.- Se giró para mirar a Mulitia. -Lady Mulitia, veo que posee un tomo en su poder, le pediré que lance un rayo al círculo que formaré frente a mí, luego se lo explicaré.- El mago se desconectó del mundo, ignoró completamente a los emergidos, ya no importaba nada solo se limitaba a escuchar la magia que había a su alrededor.

Dejó caer su tomo que cayó abierto en el suelo y empezó a brillar con una luz rojiza intensa, ambas manos del mago se prendieron fuego pero sin hacerle daño, sentía como el calor y la vida del fuego pasaban a través de su cuerpo, juntó ambas manos como si fuera a rezar y luego las abrió hacia adelante, un círculo mágico de fuego se formó justo en frente de sus manos. -Mancomunidad.- Murmuró, entonces el círculo aumentó su tamaño considerablemente, solo faltaba esperar que Mulitia atacara al círculo para usar el poder de mancomunidad.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
273


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Mulitia el Vie Mayo 12, 2017 12:24 pm

Desde que había conocido a Erk había visto todo lo que había crecido y madurado, aunque siempre había sido una persona a la que le encantaba crear planes elaborados, era muy inteligente aunque este siempre se menospreciará. Ahora parecía que había algo distinto en el, se le veía mucho mas directo, creía en el, desde luego su viaje le había hecho un gran favor. En cuanto a su poder mágico estaba claro que había crecido considerablemente, podía ver como había creado aquel fuego, con un hechizo complicado parpadeando sorprendida. Aran ya se había lanzado a la batalla, luchando contra el primer emergido que encontraba, Elphin había sido el primero aunque este mas bien lo que hacía era atraerlos, no quitaba ojo a ninguno de ellos, su labor era cuidar de que sus amigos no sufrieran ningún daño, ella los había traído hasta allí, ella los protegería. -Tened cuidado!

Los emergidos parecían intentar bordear el fuego, intentar pasar por la zona boscosa, aunque otros intentaban pasar el propio fuego, aun cuando este fuego terminará por consumir sus cuerpos. No estaban en una buena zona, no podían moverse bien por lo que solo podían luchar de forma defensiva en emboscada, lo mejor era acabar con un gran número de ellos en poco tiempo, aquello haría mas fácil que Aran pudiera acabar con los que quedaban. Usar demasiados hechizos agotaba a los magos, a ella misma le había pasado incluso usando sus bastones demasiado.

Se quedó junto al otro mago, sabía que su lugar estaba allí, ella no era una guerrera de cuerpo a cuerpo, si algo había aprendido con los viajes es que era mejor no arriesgar su vida, ya que era quien podía cuidar de las heridas de los demás. Observó lo que el otro mago hacía sorprendida, nunca antes había visto un poder así, parecía querer que la chica disparara un trueno contra aquel circulo mágico, no comprendía muy bien porque pero sabía que Erk siempre tenía un plan para todo. Sacó de su portatomos de cuero aquel tomo de portada amarillenta, paso su mano por encima de la portada y el libro se abrió, al hacerlo un circulo mágico brillante apareció bajo la yegua, sabía que decir el nombre del hechizo podría darle mas control sobre este. -TRUENO!!! Volvió a mirar fijamente al mago y disparó un trueno hacía aquel circulo mágico del chico, esperando para ver lo que podía hacer con aquel hechizo que había mencionado...Mancomunidad.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Aran el Lun Jul 03, 2017 3:11 am

Aran, por supuesto, no sabía hasta qué punto serían capaces de resistir el ataque. Confió entonces en que la habilidad mágica de sus compañeros le sirviera de ayuda, cosa que ocurrió tan pronto Erk se aproximó a escena. El mago dio la orden de retroceder, mas Aran no obedeció, confundido por la manera en que se había aproximado. Cuando el joven invocó el elemento del fuego, el soldado se cubrió por acto reflejo, levantando su escudo en dicha dirección. Faltaba decir que nunca imaginó posible que las llamas se expandieran al chocar contra el metal, entonces incapaz de racionalizarlo, pues el ardor del fuego lo paralizó en su sitio del miedo. Si había algo con lo que no se sintiera confortable Aran, era el fuego.

Oyó al chico decir que se concentrara en repeler a los emergidos que se acercaban, orden que siguió no sin dejar de temer a las llamas ,que pronto aumentaron la temperatura de su piel y le hicieron sudar por su calor abrasador. Debía mantenerse a raya y tan solo asegurarse de distanciar a los emergidos de ellos. No hizo daño a ninguno más que unos cortes sobre sus enemigos, todavía encontrándose en gran desventaja y manteniéndose a sí mismo a raya del fuego. Aran no tenía la manera de responder a Erk, pero lo oyó retroceder junto a Mulitia, cosa que, además de aliviarlo por que dejara de estar tan cerca, lo hizo preguntarse qué harían. No podía mirar hacia atrás, concentrado en que el enemigo no traspasara su defensa. De todas formas, aunque hubiera mirado, no habría sido capaz de entender aquella conjuración tan extraña.

Colisionó el elemento del fuego y el trueno proveniente de sus tomos, lo que causó una fusión de energía tan impresionante que pareció despedirse en dirección a los emergidos por voluntad propia. Aran, boquiabierto, retrocedió lo más que puso para evitar ser impactado por tal magia, la cual impactó contra los monstruos de tal manera que los estampó contra el suelo, consumiéndolos en llamas. Todos los emergidos que se encontraban por delante sufrieron este destino, y quienes lograron esquivar, como Aran, no lo hicieron con tanta gracia por haberse visto alejados a la fuerza. Sus carnes se quemaron, y aunque eran capaces de ponerse de pie, trastabillaban como astillas. Aran se encontraba mudo ante el espectáculo de humo, rojo y calor que se desenvolvía delante de sus ojos. Parecía que el bosque iba a incendiarse completamente, cosa    que lo hizo soltar su lanza, respirar agitado y mirar hacia Mulitia y Erk, como preguntándoles con la mirada qué sería lo que harían, si serían capaces de apagar las llamas o tendrían que huir. Ya los emergidos eran el menor de sus problemas, pues poco importaban cuando sus huesos se volvían carbón.  Lo que Aran no entendía de la magia era hasta qué punto el usuario era capaz de controlarla, y si sus aliados serían capaces de hacer algo por ese bosque Etruriano.

Aran volvió a recoger su lanza y retrocedió junto con sus compañeros, todavía sin pronunciar palabra alguna.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Erk el Miér Jul 12, 2017 5:53 pm

Poco tiempo después de haberlo pedido a Mulitia, Erk sintió como la magia de trueno pasaba por su cuerpo, sentía que sus manos se empezaban a entumecer por la electricidad que pasaba por ellas. El cabello del joven mago se empezó a elevar hacia atrás por causa de la estática que había adquirido su cuerpo, una vez que toda la energía del ataque de Mulitia se concentró en el ataque Erk dijo. -Liberar.- Al mismo tiempo que cambiaba la posición de sus manos separándolas levemente.

Fue en ese entonces que todo el poder acumulado se liberó hacia delante, era mucho más débil que lo que había hecho en Durban, después de todo allá habían colaborado muchos magos, pero eso no implicaba que no fuera un ataque fuerte, fue suficiente para acabar de una sola vez con todos los emergidos que estaban en el rango del ataque. Sin despegar los pies de la tierra Erk retrocedió poco más de un metro dejando la marca de su calzado en la tierra, la luz liberada por mancomunidad fue tan intensa que dejó a Erk ciego por unos pocos segundos.

El joven mago respiraba agitado luego del ataque, cuando pudo ver de nuevo levantó la vista para encontrarse con un incendio a gran escala provocada por su propia magia. -Joder... Por lo menos salió mejor que la vez anterior... Estoy consiente, quizás debería regular un poco más el poder o... Mmm... Mierda hay mucho fuego.- Erk estaba parado mirando fijamente hacia el frente donde todos muchos árboles estaban prendidos fuego. -¿Ah? Si... Quizás... Por causa de la electricidad del ataque se formaron algunas nubes y estará a punto de...- Antes de que pudiera terminar la frase empezó a llover aunque no era una tormenta simple, detrás de él a varios metros cayó un rayo que se escuchó como si hubiera caído junto a ellos, la llovizna era leve pero aumentaba cada vez más y no se veían emergidos dispuestos a continuar luchando desde su posición, el joven de cabellos morados ignoraba a Aran y Mulitia, estaba completamente sumergido en sus pensamientos.

Definitivamente la nueva sensación con utilizando Mancomunidad era algo que debía escribir pero por desgracia Morgan se había quedado con su diario, necesitaba encontrar otro eso era seguro. Se llevó una de sus manos a su boca para taparla mientras tosió unas veces, luego miró su mano, había sangre. -Tengo que ver como arreglo eso...- Suspiró. -Debería hablar con mi maestro o con algún mago experimentado... Quizás en alguno de los libros de Sindhu encuentre algo útil.- Dijo sin apartar la vista de su mano en ningún momento.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
273


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Mulitia el Vie Jul 21, 2017 10:19 am

Había sido memorable ver como ambos habían conseguido unir sus dos elementos, sus magias en un solo ataque devastador que logró arrasar con una buena parte de los emergidos que allí se encontraban. Habían logrado derrotar ya a un buen número de enemigos pero como contraparte...habían prendido fuego a varios arboles del bosque, aquello alertó a la joven parpadeando varias veces y mirando a todas partes, viendo como el fuego se expandía con bastante facilidad. No podían dejar que el fuego siguiera su camino y quemará gran parte de los verdes campos y bosques de Etruria, aquello preocupaba a la joven cleriga que ya no sabía que hacer, ahora tenían dos problemas bastante diferenciados...el fuego y aquellos emergidos. -Ahora será mas difícil escapar...

Por suerte uno de los problemas fue desapareciendo poco a poco por si mismo. Había llegado una tormenta, la lluvia empezó a caer y gracias a eso, el fuego fue apagándose poco a poco, consiguiendo así que el incendio que habían causado ellos mismos se fuera apagando poco a poco, como se había encendido. La joven escuchaba los truenos caer del suelo por lo que se mantuvo pensativa un poco y después levantó su brazo, uso su magia entonces ayudándose de los truenos y la electricidad que había en el ambiente para golpear con truenos a aquellos emergidos que estaban indecisos. Aquel ataque les ayudo a decidirse, no podrían avanzar por aquel lugar, por lo que decidieron moverse hacía la espesura, quizás para buscar otro camino mas oscuro y oculto para llegar hasta ellos. -Deberíamos escapar ahora que se han alejado, no creo que estén huyendo... ellos casi nunca huyen de una pelea.

La cleriga sabía que su compañera, su montura estaba nerviosa, el fuego la había asustado un poco, pero ahora se encontraba mejor gracias al agua. Lo que debían hacer ahora era encontrar un camino seguro para salir de aquel bosque. La joven entonces recordó el antiguo camino de pastores, uno que ya no usaban al haberse hecho caminos nuevos y mejores que no necesitaban de atravesar el bosque entero. -Seguidme! Conozco un camino por el que llegaremos pronto a Fenn! La chica avanzó en dirección contraria a los emergidos, entre la espesura hasta encontrar un antiguo camino de tierra que atravesaba el bosque, por el desuso ya era algo difícil de diferenciar el camino, aun mas con la lluvia. La chica observo al peliverde entonces viendo a ver si había recibido algún golpe. -Aran estas bien?... La chica lo observaba preocupada mientras avanzaba, el había sido quien mas cercano había estado de las llamas.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Aran el Sáb Jul 22, 2017 1:09 am

Aran hallaba difícil comprender cómo es que, tan solo con el aviso de los truenos, la lluvia comenzó a caer sobre ellos, siendo que entonces había sido un día despejado, y hasta hace muy poco el sol atravesaba las copas de los árboles, iluminando el camino. No era natural, todo lo contrario, la magia de sus compañeros era la causante. El soldado nunca la había creído tan poderosa como para alterar el clima a una escala tan grande, por lo que quedó boquiabierto apreciando como el fuego se disolvía en humo al ser opacado por el agua. No pudo evitar arrodillarse para descansar su corazón, alterado aún por el terror de ver el bosque encenderse en llamas. Miró a la tierra, luego arriba, hacia Mulitia y sus poderosas descargas eléctricas. Ella aprovechaba de atacar a los emergidos restantes, los que no habían sido derrotados. Era cierto, no era momento de desconcentrarse. No podían permanecer mucho más tiempo encerrados en el bosque, incluso si eso significaba no haber acabado con todos los emergidos. No siempre podía hacerse el trabajo de diez hombres, esa era una de las frases que recordaba de sus entrenamientos.

Mulitia entonces quiso guiarlos por un camino alternativo para así escapar. Aran, al escucharla, se incorporó y preocupó de proteger la retaguardia del grupo mientras avanzaban a través del bosque. Entonces la lluvia no se detenía, mojando sus cabellos y la ropa debajo de su armadura. La temperatura del agua se le hacía extraña, tibia, pero igual la agradecía a la hora de refrescar su piel del gran calor al que se había sometido. Eso sí, la tierra húmeda se les hacía incómoda y les dificultaba caminar al menos un poco.

Al internarse entre los árboles, la imagen del bosque destrozado fue desvaneciéndose, pero no con ello el peligro de ser emboscados, por lo que aún se mantenían muy atentos a lo que pudieran encontrar. Fue entonces que Mulitia se acercó a él y preguntó cómo se encontraba. Aran la miró fijamente, dándose cuenta de lo silencioso que se había encontrado todo ese tiempo. La clériga tenía razón de preocuparse ante su falta de palabras.

- No te preocupes por mí, Mulitia. -dijo, muy despacio. Pronto reafirmó su volumen de voz, cuidando también de no hacer eco con sus palabras.- Es solo que el fuego fue demasiado. No sabía que ustedes pudieran hacer algo así. -gesticuló genuina sorpresa, aunque opacada por la preocupación que todavía tenía. No dejaba de observar hacia los lados, entre los troncos.- Pero, ¿Estará bien Erk? Creo... que vi un poco de sangre. -miró brevemente al  mago, el cual parecía divagar profundamente en sus reflexiones.  Debía perdonarlo, pero era natural en el peliverde poner su atención en quienes eran más jóvenes, incluso si ya le había demostrado el gran poder de sus hechizos. Aún no sabía cómo aproximársele con casualidad, pero si podía marchar con ellos, seguro no se trataba de nada muy grave.

A medida que avanzaban, los árboles fueron disminuyendo en cantidad, permitiendo ver poco a poco una clara imagen del exterior. Fuera del bosque parecía que no llovía, pues eran los campos de hierba iluminados por la luz del sol. Los emergidos no aparecían por ninguna parte, lo que hacía pensar a Aran que habían desistido, o habían continuado su marcha hacia otro lugar, en busca de otras víctimas. Para el soldado era un alivio, pero también una razón de angustia, pensando en qué sucedería con aquellos monstruos. Al menos estaban debilitados, y eran muchos menos. Cabía también la posibilidad de que buscaran ayuda de sus iguales, y después volvieran en mayor número. Sin embargo, debían aprovechar de avanzar ahora que podían, y dejar de lado las distracciones, poniendo ante todo el motivo por el cual marchaban: llegar al ducado de Fenn.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Erk el Lun Jul 24, 2017 12:02 am

Erk agradecía que no le prestaran atención en ese momento, estaba inmóvil observando su mano intentando comprender la razón por la que se había desatado la tormenta en un día tan bonito, el agua parecía estar más fría de lo normal como si fuera una lluvia de invierno pero no, Erk apretó los dientes y frunció el ceño, había sido su culpa porque todavía no es capaz de controlar mancomunidad y por el poder que liberó ahora tenía fiebre, bastante al parecer porque estaba haciendo un gran esfuerzo por no temblar quizás esto ya había pasado antes pero cuando estuvo en Durban no preguntó a quienes lo atendieron cómo había estado, pero de seguro muy mal ya que despertó días después.

El mago se llevó una vez más a la boca para toser algunas veces, al parecer Mulitia había dicho algo y tanto ella como Aran empezaron a moverse entonces el los empezó a seguir, el entorno había cambiado bastante caminar se hacía cada vez más pesado por lo que Erk decidió usar su magia mientras avanzaba, una gran cantidad de rayos caían a sus espaldas lo cual era bastante extraño, no solo una tormenta había aparecido de la nada sino que era una tormenta fuerte pero el mago estaba demasiado metido en sus pensamientos como para preocuparse.

Empezó a caminar detrás de Aran y de Mulitia hasta pasar el bosque que, de un momento para otro parecía estar despejado con un clima agradable e increíblemente caluroso, probablemente la fiebre de Erk había bajado de golpe y su temperatura corporal era baja pero mientras no tuviera problemas para caminar no pasaría nada porque fue en ese momento en que se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. -¡Cueva! Debemos buscar una cueva ¡Ya! La descarga que hicimos con el ataque atrajo las nubes cargadas como si fuera un imán, las nubes no se quedan quietas, se mueven todo el tiempo, en pocos minutos nos alcanzarán y, como nos agarre estaremos muertos, no hay muchos árboles en el camino, nosotros nos estamos moviendo, generamos energía de una u otra manera la descarga que tendrá la tormenta será en nosotros... Mierda... Mov...- Sus palabras fueron interrumpidas por tos, esta vez no se cubrió la boca, toda la sangre que tosió fue directo al suelo. -Juro que algún día te controlaré... Maldito poder.- Erk empezó a caminar hacia delante algo atontado. -De quedarnos aquí estaremos muertos además... Use magia para no hacer demasiado esfuerzo en la espesura del bosque, inconscientemente estuve atrayendo a la tormenta hacia nosotros.- Al terminar de hablar solo pudo dar un par de pasos más antes de caerse y empezar a temblar. -Se supone que no me tendrías que hacer tanto mal ahora... Mierda...-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
273


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Mulitia el Jue Ago 10, 2017 10:51 am

Si seguían mucho rato junto a la lluvia, ella y su yegua terminarían enfermando, pero es que ya no solo era ella, Aran y Erk podrían enfermar también y peor, si estaban heridos o ya cansados de por sí, aquel terreno no ayudaba a que pudieran avanzar, hasta su yegua tenía que ir con cuidado de no quedar metida en un barrizal y enganchada. Debían movilizarse cuanto antes, ir hacía alguna zona donde estuvieran secos. Al parecer Aran no parecía estar muy mal, simplemente andaría cansado y sorprendido por lo que habían logrado hacer, algo que también sorprendió mucho a la joven cleriga, que no se esperaba que fuera un ataque de aquella magnitud, que llegarán incluso a traer una tormenta con truenos y relámpagos. Poco a poco iban dejando atrás el bosque lluvioso y destrozado, pasando por una zona ya mas seca. No entendía muy bien lo que habían hecho, si la tormenta se había creado por si misma, si la habían creado ellos o si...toda la energía que habían generado hacía sido la causante de todo aquello. Fuego y Trueno eran dos energías muy poderosas, por lo que no era de extrañar que hubieran atraído la tormenta.

Se fijo entonces mejor en Erk, tosía bastante y se le notaba débil, no podría aguantar mucho mas de pie y tosiendo de aquella manera. -Una cueva...hay unas cuevas cerca! Son algo estrechas pero podremos entrar los tres! La joven asintió entonces observando alrededor para decidir la dirección. Después de localizar aquellas cuevas, al ver que el joven mago soltaba sangre al toser, la joven se bajo del caballo, colocando las manos en el pecho del chico. -Esta enfermo, en este estado no puede viajar mucho...hay que subirlo a Purpurina... La joven entonces empezó a usar su poder curativo para intentar curar el cuerpo del mago, aunque aquello la agotará también. Una vez terminó intento subir al chico a la yegua, sin tener fuerzas para conseguirlo. -Aran...ayúdame a subirlo, las cuevas están justo enfrente, podremos llegar pronto pero...tenemos que darnos prisa.

Como decía Erk, la tormenta se movía, y parecía acercarse hacia donde los tres estaban, el movimiento era lento, pero los truenos y relámpagos cada vez se escuchaban mas cercanos. Ellos estaban en una posición donde serían blanco fácil, ahora el problema no eran los emergidos, era el propio clima que habían cambiado forzosamente. La cleriga señalo entonces hacia donde tenían que dirigirse, entre la espesura se podían ver unas pequeñas cuevas que se escondían con algunas enredaderas, pero aun así eran visibles desde aquella distancia. Volvió su mirada hacia el mago, cuidándolo, intentando mantenerlo en sus brazos para que sintiera su calor. -Tranquilo, Erk...estarás bien...no voy a dejar que ninguno de vosotros muera,
yo os cuidaré y protegeré...aunque sea lo último que haga.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Aran el Jue Ago 17, 2017 2:52 am

Mucho de lo que decía Erk, él no llegaba entender, incluso si no era demasiado complicado, si parecía decirlo de una manera fácil. Solo comprendía que en verdad se encontraban en una situación peligrosa, en que sus vidas estaban en riesgo. Y tal vez eso significaba que los emergidos habían caído ante ese peligro allá atrás, eliminados por fin y alejados de los pueblos de Etruria, pero eso no los salvaba a ellos del mismo problema. Buscó con la vista alguna cueva cuando se lo indicaron -y Mulitia lo salvó de no hallar ninguna, diciendo que sabía dónde podían estar-, pero se vio sorprendido al notar que el mago, tras tambalearse, escupió sangre y cayó por su propio peso a la tierra. Se le heló la sangre al pensar que pudo haberle ocurrido algo grave, y al no saber él demasiado sobre por qué se encontraba así, no supo cómo reaccionar a su dolor. Fue Mulitia quien tomó la iniciativa, en ese momento Aran se quedó observando, no sabiendo por quién preocuparse exactamente. La cleriga podía ceder su salud a otros, pero aquello siempre parecía ser agotador, incluso doloroso. Tragó saliva al pensar en ello, luego agitó la cabeza de lado a lado y acudió a la llamada de Mulitia para auxiliar a Erk. No le costó nada levantarlo y colocarlo sobre la yegua, pues no era más que un chico, y que lo fuera y se encontrara allí con ellos lo preocupaba enormemente. Si no se hubiera tratado de un mago, jamás hubiera consentido que alguien como él los auxiliara en esa campaña. Nunca Aran podría consentir que alguien más joven que él saliera herido, y que ahora sucediera lo alteraba sobremanera.

Aran sudó frío al escuchar los truenos cada vez más cerca. Sentía que le pisaban los talones y que los alcanzarían. No era él quien temiera a las tormentas, pero esta era irreal y parecía cobrar vida. Tan solo cuando pudieron todos entrar a la caverna fue que respiró tranquilo, dejó su lanza en el suelo y se acercó al joven hechicero para comprobar cómo se encontraba.- Erk. Tan solo... permanece despierto. -le pidió con humildad. Aún no sabía cómo dirigirse a aquel chico, pero si se tratara de otro soldado herido, hubiera dicho lo mismo. Lo peor que podía hacer era perder la consciencia y quedar a merced de sus heridas, aunque seguramente con la ayuda de Mulitia se encontraría mucho mejor. Dicho esto se separó de él y se acercó a la cleriga.- Mulitia, ¿Cómo... cómo te encuentras? -había dado cuenta de que hasta ahora nadie se había preocupado realmente de cómo ella se encontraba, y después de sanar a Erk, quizás se encontraba demasiado cansada.- por favor, espera y descansa. Yo vigilaré fuera. -dijo, haciendo un gesto y acercándose a la grieta que los había dejado pasar.

Fuera ya estaba increíblemente nublado, y parecía que una espesa niebla había inundado el bosque. El sonido de los truenos se intensificó, y entonces los destellos de luz iluminaron por dentro la oscura caverna, en un ritmo silencioso y desordenado. Chispas de agua entraban y lograban mojarlos por mucho que retrocedieran hasta el fondo. Era en verdad como encontrarse en medio de una tormenta, de un huracán. El frío heló su piel al observar hacia afuera, mojando también su cabello y sus ropas. Se preguntaba cuánto duraría, cuánto tiempo se quedarían allí resguardados. Aran se alejó un poco y sentándose en la roca, decidió descansar sus ojos, ya abandonado por la adrenalina del combate. El cansancio lo perseguía, y parecía ser que en ese momento se dormiría con la cabeza en alto. Era el mejor momento para que los demás descansaran también, si así lo querían. Aran lucho unos minutos contra su propio sueño hasta sentirse algo más renovado, y entonces observó hacia afuera. Todavía había lluvia, incluso se olía humo, seguramente de un árbol que se habría quemado con uno de los rayos. Peo los truenos habían dejado de escucharse, lo que daba esperanzas de que el clima hubiera mejorado por fin.

- ¿Habrán caído los emergidos con esto? -se preguntó en voz alta, esperando una respuesta positiva por parte de de sus compañeros. Quería creer lo mejor, que ya tenían la vía despejada para continuar su trayecto hacia el ducado, y así por fin podrían abandonar aquel enrevesado bosque.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Erk el Jue Sep 07, 2017 5:32 pm

Erk apenas sintió lo que había pasado después, las voces de Mulitia y Aran eran apenas perceptibles y casi no las entendía, en su estado no podía hablar con claridad así que por el momento sería mejor permanecer callado, no estaba enfermo, solo había usado demasiada magia, todavía no encontraba la clave para controlar mancomunidad pero sabía que no estaba lejos de ello, la primera vez que la usó quedó inconsciente por varios días ahora había podido salir caminando, incluso había usado espiritualidad para no tener dificultades a la hora de caminar por la sección del bosque antes de salir al camino.

Para cuando Erk volvió medianamente en sí estaba cabalgando hacia una cueva, no había entendido qué había pasado, se sentía mejor pero la falta de magia en él era notoria, apenas podía mantener sus ojos abiertos y llegaba a escuchar la voz de Aran pidiéndole que no se durmiera, ellos no lo entendían, debía dormir, mejoraría luego de un tiempo cuando su magia se recuperase, no era como aquella vez en Durban donde realmente se hizo mucho daño y vomito mucha sangre, ahora solo había sufrido daños colaterales eso era bueno.

En algún momento del corto viaje el joven mago se durmió, para cuando despertó ya estaba dentro de la cueva, no entendía bien que hacía pero se habían recuperado bastante bien sus sentidos, aunque no su cuerpo, apenas podía mover sus manos y pies, se sentía pesado y no sabía si hablar. -No estoy enfermo.- Dijo, luego volvió a toser, esta vez solo salieron unas gotas de sangre. -Es mancomunidad, uso demasiada magia… Pero se que estoy cerca de controlarla, pronto me daré cuenda de qué es lo que… Ugh.- Volvió a toser y se desorientó, se encontraba en el suelo y su espalda dolía pero no sabía si lo habían dejado allí o se había caído del caballo. -Debería estar mejor luego de des… Cansar… Tengo… Sueño.- Finalmente Erk cerró los ojos y durmió.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
273


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Mulitia el Jue Sep 14, 2017 12:37 pm

Ella intentaba mostrarse fuerte, aunque también estaba cansada, había usado magia curativa con Erk sin tener que usar bastones y eso le provocaba daños también, pero no le importaba, era mucho mas rápido curarlo de aquella forma que ponerse a usar su bastón, este lo usaba para heridas y dolencias mucho mas graves y que no necesitarán la urgencia de sus poderes curativos. No sabía en que estado se encontraba Erk, pero suponía que estaba agotado por usar tantísima magia, era normal sentirse así...además de que era alguien muy joven, aun necesitaría aprender a usar aquella habilidad tan poderosa que tenía.

Gracias a Aran lograron colocarlo encima de Purpurina, la yegua era bastante tranquila por lo que no le importo cargar con el chico, aguantaría bien hasta llegar a las cuevas. Aran parecía igualmente preocupado por el joven, intentaba ayudar en todo lo que podía para que Erk estuviera bien y entonces fue cuando llegaron a las cuevas. Allí pudieron dejar al joven ya en el suelo para descansar, al menos el suelo estaba seco por lo que no tendría problemas en resfriarse. Mulitia por su parte, agarro las mantas de Purpurina y se las coloco encima a Erk. -Ya esta bien, Aran...solo tiene que descansar, uso demasiada magia, es algo que nos ocurre a los magos y clérigos, si usamos demasiado nuestros poderes o habilidades...nos agotamos. La joven sonrió mirando al peliverde ligeramente pero se sorprendió al ver que se preocupaba. -Bueno...estoy algo cansada eso si... Mulitia no se separo del chico del cabello morado y cuando volvió a despertar limpio su boca con un pañuelo. -Shhh...tranquilo, lo sabemos, solo descansa, esta lloviendo,
no podemos continuar hasta que salga de nuevo el sol...


Después de que volviera a dormirse la joven se quedo mirando al soldado vigilar sonriendo un poco, ella se quedo sentada junto al chico cerrando sus ojos alguna que otra vez para descansar, manteniéndose tranquila ya que el mago no parecía despertarse aun. Escucho entonces la voz del soldado por lo que abrió los ojos de nuevo mirándolo fijamente.-Creo que si, pronto estaremos en Fenn... Dijo la chica cerrando de nuevo sus ojos, pensando en lo que volvería a ver...su tierra, sus orígenes, ya estaban allí, solo unos pasos mas y ya estarían.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
691


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la espera de una emboscada [Priv. Erk/Mulitia/Elphin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.