Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Strength of silence. [Priv. Odin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Strength of silence. [Priv. Odin]

Mensaje por Invitado el Lun Feb 06, 2017 10:16 pm

Strength of silence

La luna creciente sublimemente decoraba la vastedad del cielo nocturno. Juguetona, mostraba una ladina sonrisa, divertida por lo que pudiese estar sucediendo en la espesura de los sombríos suelos que ahora caracterizaban sus dominios. Una noche que se prestaba a la presencia de emergidos, y uno que otro bandido. El rubio no parecía ser la excepción, quien tan silencioso como otros seres, se encaminaba sin cuidado a las pericias de Regna Ferox. Resultándole familiar a su antiguo hogar, llegando a detenerse en aquellos sitios asolados que habiendo sido rebajados a los cimientos eran perfectos para explorar. Así mismo, tentativo, comenzó a caminar por aquellos sitios interesado. Por un momento asemejándose a un pequeño y liberal museo, uno en el cual pudiese admirar y tocar lo que quisiera sin que nadie fuese a interrumpirlo. Inclusive si después de unos minutos terminara creyendo que los cimientos no eran tan asombrosos como lo esperaba. Aburridos. Sucios. Nada que no hubiese visto antes. Por lo que no le veía más sentido encontrarse ahí. Terminando por salir y continuar su camino.

No contó específicamente el tiempo en el que lo hizo, pero de manera fortuita frente a él una gran estructura agrietada se alzó majestuosa. El rubio se detuvo y contempló en silencio. Llevaba tiempo que no veía una, o más bien en toda su vida, pero claramente había escuchado hablar de ellas. Se trataba de una Arena de combate, en donde antes de ser atacada solían enfrentarse varios guerreros sobresalientes. Sonrió con sutileza y se dirigió a una de sus numeras aberturas, las cuales daban cabida a los interiores de la gran fortificación. Le pareció encantador que todo estuviese tan tranquilo, aparentemente sin ningún alma que deambulara por ahí. No obstante, cuando más parecía seguro de ello fue que les escuchó. Susurros que se provenían desde el centro de la Arena, en la cual yacía una pequeña fogata, con dos personas sentadas alrededor de sus oscilantes llamas. Ladeó la cabeza y dibujó una tenue mueca. No le apetecía mucho encontrarse con individuos que no conocía, más no quería hacer nada divertido aquella noche. Pero aquello no lo detuvo a que se acercara curiosamente y se quedara de pie detrás de ellos. — Malditos emergidos, están apoderándose de nuestro hogar. — Comentó un hombre robusto, de grandes músculos y voz grave que le brindaban esa apariencia tan áspera y recia. — No se están apoderando de nuestro hogar… ellos ya lo hicieron. — Agregó otro joven, mucho más delgado y tembloroso. Raz se quedó ligeramente desconcertado, sin entender cómo es que ambos aún no reparaban en su presencia, tal como si su intención fuese la de pasar desapercibido. Como siempre. Le tocaban victimas fáciles.

Vaya, acabo de encontrar dos gatitos chillones. — Dijo con suma calma, estirando su mano para tomar desde atrás la capucha del joven y jalarlo con fuerza para derribarlo. Arrastrando su cuerpo en el polvoso y sucio suelo. — En vez de estar llorando como unos niños, ¿por qué mejor no se largan? — Sugirió el mayor, sintiendo como el joven asustado movía los brazos y pataleaba para soltarse de su agarre. Algo que le pareció dulce y encantador, pero que provocó que usara su pie para patear su rostro asustadizo. Dejándolo inconsciente. — ¡¿Quién te crees que eres?! — Formuló el hombre, levantándose de su sitio y quedando de frente al rubio, enojado, colérico, exteriorizando una posición de combate. Razyel simplemente se echó a reír y soltó el cuerpo inerte, más no muerto, del joven. Aunque, no entendía porque estaba haciendo eso cuando se había dicho así mismo que no se divertiría aquella noche. Simplemente alzó un poco los hombros y soltó un suspiro. De cualquier forma para estar tranquilo debía cerciorarse de que nadie lo molestase. Volviéndose la razón de lo ocasionado.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Strength of silence. [Priv. Odin]

Mensaje por Odin el Jue Feb 09, 2017 6:57 pm

Había ido allí en busca de Emergidos para así reducir el número de aquellos detestables siervos oscuros pero antes de siquiera cruzárselos había encontrado un obstáculo. ¡Nada más ni nada menos que el clima! ¡Inconcebible! No podía creer que el grandioso Odin Dark hubiera cometido un error tan básico como no llevar abrigo suficiente.

El clima de Regna Ferox era implacable. No solo hacía frío sino que el viento se colaba en su ropa y le calaba los huesos. Ropa que debía admitir no estaba hecha para soportar el frío. Ingenuo de él sólo haberse puesto una capa de abrigo sobre su atuendo acostumbrado pensando que ello sería suficiente para contrarrestar aquellas gélidas temperaturas.

No podía entender como la gente del lugar acostumbrada a soportar aquél tiempo, conocida por su don de batalla y ferocidad tampoco comprendía cómo habían dejado que el país fuera tomado por unos seres tan viles y despreciables como los Emergidos. Bueno, no es que pudiera decirlo así, no es como si hubieran dejado que conquisten el lugar sin haber ejercido resistencia. Aun así le sonaba insólito que de todo Akaenia el primer y único país en caer fuera aquél conocido en gran parte por sus guerreros.

Estornudaba arrebujado en su pesada capa, única ropa de abrigo que tenía, mientras caminaba a paso lento abriéndose paso entre la nieve. - … ¡Achís! … - Normalmente exclamaría alguna frase elaborada para darse ánimos, bajo la idea de que él era Odin Dark, héroe elegido por las tinieblas y blablabla que los héroes no se enferman, hasta la noche estaba perfecta para acompañar sus discursos con la luna alta e imponente en el cielo despejado.
Pero no veía el caso ni tenía ganas de luchar contra el tiritar de sus dientes para articular palabra. Prefería concentrar sus energías en llegar a la construcción que veía más adelante donde podría protegerse del viento y con suerte encender un fuego junto al que poder calentarse.

Al acercarse logró reconocer hacia donde se dirigía. ¡La legendaria Arena Ferox! Había escuchado grandes cosas de aquél lugar, la edificación era inconfundible y fiel a las descripciones que había oído. Un de enfrentamiento de incontables gladiadores, uno más admirable que el otro. Cuna del nacimiento de grandes héroes… Odin suspiró era una vista desalentadora verla en ruinas a medio destruir…

Cuando al fin llego a la construcción olvidó su prisa por calentarse junto a un fuego en pos de recorrer la Arena Legendaria que, aunque lejos de su apogeo y en malas condiciones, aún era imponente y fiel a su reputación.
Fue entonces cuando notó que no estaba solo y el  sonido de voces lo llevaron al centro del lugar donde encontró a tres personas peleándose… O mejor dicho dos ya que una yacía inmóvil en el suelo. Aunque realmente no podía distinguir cuál era la causa ni la gravedad del asunto, no era una situación que un héroe que quisiera ser digno de ese título pudiera ignorar así como así por lo que con su tomo de magia en mano y un hechizo preparado en caso de ser necesario se acercó solemne, a paso rápido pero firme.
- ¿Con qué os ha tentado la oscuridad para causar tal pleito? ... - Logró contener un estornudo antes de continuar. - ¡Dejad que Odin Dark, héroe del ocaso, os honre con su asistencia! -


Última edición por Odin el Lun Mar 13, 2017 12:40 pm, editado 1 vez
Experiencia :

Gold :
1435


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Strength of silence. [Priv. Odin]

Mensaje por Invitado el Jue Feb 23, 2017 9:55 pm


El rubio no pareció arreciarse por el frío que mostraba el emplazamiento, más ni siquiera se había dado cuenta de la frívola temperatura, simplemente porque su mente yacía entretenida. Observaba con calma y serenidad al hombre exasperado, que no dudó en dar el primer salto para propinarle un golpe directo. Notó como sus ojos despedían la intensidad de su cólera, un fuego inminente que recorrió aquella retina como instantáneos relumbrones. Sus zancadas fueron profundas y grávidas en la bastedad de la arena, pero no lo suficiente agiles para alcanzar al rubio en el primer obsequiado instante. Demasiado lento a decir verdad. Razyel ladeó brevemente su cuerpo y alzó las comisuras de sus labios al ver el puño contrario tan cerca de su rostro. Sintiendo la temperatura de su piel rozándole la nariz. —Lo has hecho bien gatito.— Se echó a reír y le propinó una patada en la cintura, causándole al hombre un alarido de dolor que lo hizo agarrarse de aquella zona ligeramente maltrecha. Lo observó retroceder algunos metros de costado, sintiendo el peso de su mirada asazmente furiosa pero también más calculadora. Como si estuviese midiendo la situación antes de volver a intentar otra estupidez; aunque la primordial intención de Razyel no había sido la de enseñarle, sino que en realidad deseaba que el otro cayese al suelo inconsciente. Por lo mismo es que no esperó algún otro movimiento, y terminó acercándose hacia él con velocidad. La fogata que se encontraba a un costado de ellos no dejó de fluctuar por la corriente de aire que había causado el rubio por el vertiginoso movimiento de sus piernas. Haciendo que la oscuridad amenazara por consumir las extensiones de la arena Ferox al querer dar fin con ese breve encuentro con un simple y silencioso golpe. Su puño había alcanzado el rostro del hombre, golpeándolo en un arrebato brutal que lo tiró de inmediato al suelo. Su cuerpo inmóvil levantó pequeñas partículas de arena, tanto el sonido ahogado de su masa abrupta fue resonando entre las grietas del sitio. Razyel le miró por unos instantes, subiéndose encima en él y procurando que no estuviera muerto. No le importaba si lo hacía, pero no estaría satisfecho con una muerte poco divertida, así que colocó una mano alrededor de su cuello hasta captar la pulsación de su corazón. Sonrió y se levantó.

Tronó en brevedad sus nudillos y notó el ligero enrojecimiento de su puño, así como el entumeciendo de sus dedos adyacentes. Abrió y cerró la mano. Estuvo a punto de apagar la fogata pateando la arena a su dirección, pero antes de que pudiese hacerlo escuchó la ruidosa voz de un joven acercándose. Por lo que terminó volteándose y mirándolo directamente, alzando en brevedad los hombros antes de soltar un sutil suspiro. —¿Oscuridad? La oscuridad puede causar varios efectos colaterales, pero esta vez no ha tentado a nadie.— Comenzó a decir mientras caminaba hacia el joven. —Además nadie necesita tu asistencia dulce Odín, es mejor que vuelvas por donde viniste.— Entonó suave tras haber escuchado sus palabras. Héroe del ocaso. No tuvo idea de qué parte provenía ese apodo, ni cierto nombre, así que no le significaba nada. Aunque, era obviedad misma que aquel joven era diferente a los que ahora yacían en el suelo inconscientes; aquellos que no recobrarían la conciencia dentro de unas cuantas horas. Pero ¿eso significaba que debía tratarlo mejor que a ellos? Para su desgracia Razyel no trataba a nadie mejor ni peor, existía cierta balanza que tendía a alterarse dependiendo de su estado mental, pero aquello ya era otra cuestión. —Odín Dark, ¿acudiste para prestar tu ayuda? Que adorable eres, aunque ya no hay nada que puedas hacer aquí.— Sonrió y se acercó al hombre que continuaba inmóvil en el suelo, volviéndose a sentar encima de él para su propia comodidad. Había estado caminando varios kilómetros, incluso Razyel podría agotarse de las piernas.

Eventualmente, el mayor sintió el regocijo de un momento incierto, como si estuviese escuchando la algazara de una fantástica fiesta. Sin embargo, el lugar estaba asolado y lo único que podría escucharse eran los lamentos del viento rozar las aberturas de las ruinas y túneles abandonados, así como la arena levantarse en ligeros torbellinos y el chispear de la fogata a su lado. Todos esos sonidos le hicieron soltar una breve risa. —Odín, a decir verdad, prefiero que no te vayas. Quédate aquí, y cuéntame de qué sitio provienes. De dónde sacaste ese “Héroe del ocaso” y si te han propinado alguna golpiza por usar un apodo tan absurdo.— Pronunció tranquilo, aunque dentro de sus palabras existía cierta honestidad y vileza que simplemente tenía la finalidad de ofender. En realidad podría seguir buscando pelea, pero continuaba sentado encima del aquel hombre inconsciente, con una posición tan serena que no mostraba intención aparente de querer moverse o soltar un golpe. Nada que no hubiese hecho antes.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Strength of silence. [Priv. Odin]

Mensaje por Odin el Lun Mar 13, 2017 1:41 pm

No pudo acercarse lo suficientemente rápido para detener la pelea y aunque intentó lanzar un hechizo inofensivo para distraerlos y pausar el pleito, sus dedos congelados no pasaban las páginas de su grimorio de magia con la suficiente presteza y para cuando logró localizar el hechizo y comenzó el encantamiento, este fue interrumpido por un repentino estornudo.
Toda una decepción y un gran error viniendo del gran Odin Dark, vencido por la inclemencia del clima.

El rubio había tirado al otro hombre al suelo con facilidad y para cuando él llegó a su lado se estaba burlando y se había sentado sobre el pobre hombre derrotado frente al fuego de la pequeña hoguera que había encendida. Odín no era adorable, heroico y varonil tal vez, ¡Pero no adorable!

- No habré llegado a tiempo pero nunca se es tarde para dar una mano. - Comentó dirigiéndose hacia el primer caído para acercarlo al fuego y que no sufra del frío en su inconsciencia. - Derrotar a un hombre es una cosa, aprovecharse de su estado vulnerable para humillarlo es despreciable y de cobardes. ¡Sal de encima de él en este instante! - Exclamó luego ordenándole al rubio con algo de indignación. No terminaba de comprender la situación en la que acababa de entrometerse pero sabía con certeza sobre ciertas cosas que uno no debía hacer.

- ¿Acaso son bandidos tentados por el mal que han intentado asaltarte? - Intentó deducir. Aunque el joven era algo extraño, no se había puesto a rebuscar entre las pertenencias de quienes acababa de vencer por lo que no parecía que él fuera el ladrón y por más que se presentaba poco amigable, no era expresamente hostil contra Odin, un desconocido que acababa de llegar, cosa que cualquier persona que fuera encontrada en medio cometer un crimen haría. Sobre todo frente a alguien que se introducía como un héroe aleado de la justicia.

Sus siguientes palabras lo tomaron por sorpresa, luego de echarlo de forma sutil sugiriendo que siguiera con su camino ahora, por el contrario le pedía compañía e historias de su vida. - Si tanto deseas saberlo, provengo del sombrío y glorioso reino de Nohr. Y…. No… Nadie se ha atrevido a darle una golpiza a Odin Dark a causa de su glorioso título que lo acompaña desde el comienzo de su origen. ¿Quién querría? - Respondió y preguntó algo incómodo, ¡Sus apodos no era absurdos! y... No podía decir que nunca había recibido una golpiza por ellos, pero nunca una por ser el Héroe de las Tiniblas, Odin Dark.

- ¿Qué haces viajando por estas desoladas tierras en ruina y qué ha pasado que te has visto obligado a combatir con estos pobres hombres? - Inquirió al fin deseoso de quitarse la duda de encima luego de comprobar los signos de vida de ambos hombres inconscientes y cediendo a su anhelo de acercarse al fuego para refugiarse junto el del clima gélido que lo rodeaba. Aun mirando con mala cara al rubio esperando que saliera de encima del pobre hombre antes de decidirse a tomar alguna acción al respecto.
Experiencia :

Gold :
1435


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Strength of silence. [Priv. Odin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.