Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Dom Feb 05, 2017 7:53 pm

Divertirse era parte esencial de cualquier ocupación de Morgan. Sin importar lo minuciosa que fuese con sus estudios o concienzuda respecto a su trabajo, no había motivo para no disfrutar el proceso de cualquiera de esas cosas; al contrario, persistía a través de ello, disfrutándolo porque le motivaba y motivándose porque lo disfrutaba. En cada tramo de su misión se desafiaba a sí misma a pensar en nuevos métodos y tácticas, en parte porque los limitados recursos y carencia casi total de tropas le obligaban a hacerlo, y en parte porque simplemente le divertía ejercitar su ingenio y creatividad juntos. Cuando hallaba un escuadrón emergido desplazándose, no siempre necesitaba, o no siempre podía darse el lujo, de esperar refuerzo plegiano o solicitar un desplazamiento de las tropas que Nohr tenía encubiertas en Ylisse. A veces era sólo que prefería buscar la forma rápida de encargarse y seguir con su camino, una táctica improvisada tras otra. El desarrollo de la misión terminaba siendo un poco de estrategia militar dirigiendo tropas contra batallones grandes, y un poco de luchar a solas donde creía que podía arreglárselas.

Esa vez, en ese paso entre ciudades caído en desuso, le parecía que conseguiría encargarse bastante bien sin ayuda. Y aunque significara felicitarse a sí misma, opinaba que la solución que había generado era más que buena, con grandes posibilidades de éxito de buenas a primeras. Parada en el camino, con las manos a cada lado de la cadera y la vista puesta en el lugar donde había tendido las trampas para la ocasión, Morgan exhaló un satisfecho y complacido suspiro. Sin la chaqueta de estratega plegiana, que había optado por resguardar antes de embarcarse en la movilización a Ylisse, vestía las variadas prendas de debajo, botas altas reforzadas en los costados, pantalones blancos, un portalibros azul pendiendo a cada lado de la cadera que utilizaba para un poco de todo menos tomos mágicos, la pieza y cinturones de cuero que sujetaban el peso de aquello desde su cintura y una liviana remera blanca. Seguía sintiéndose como bastante y seguía quedando acalorada, después de la ocupada mañana. Los guantes de cuero usuales los había descartado cuando le estorbaban en tender sus trampas, dejando al descubierto la marca al dorso de su diestra; seis ojos abiertos en una formación casi circular, representanto la mirada de su dios y supuesto padre. Se llevó aquella mano a la cabeza para acomodarse el cabello, juntándolo y levantándolo en su nuca para refrescarse unos momentos, mientras respiraba hondo. Había sido bastante trabajo de cargar, un poco de pedir ayuda a habitantes de la ciudad más próxima que pasaran por allí, muchísimo trabajo de cuerda y nudos, en lo que jamás había sido tan buena, y hasta evaluación de construcciones precarias. Pero al fin y al cabo lo había logrado: sus trampas estaban preparadas para detener a un platón de avanzada de emergidos.

Contando, claro, con que sus observaciones de la región y el área cercana hubiesen sido acertadas, así como las rutas de emergidos que había trazado en sus mapas. Para que las trampas realmente funcionaran y los emergidos cayeran en ellas, necesitaría que efectivamente pasaran por allí, por supuesto. - Hmmm... pero a esta hora... - Se murmuró la joven, levantando la vista al cielo. No se le daba del todo bien calcular la hora observando, pero el sol había estado en lo más alto hacía bastante, así que pasaba el mediodía. Todavía ni cerca a la puesta del sol en el horizonte, con suerte a medio camino. Morgan sacó del portador de libros un conjunto de hojas de papel sueltas, sólo dobladas una sobre la otra, abriéndolas en busca de sus apuntes finales. Había hecho un par de suposiciones respecto a cuanto tardaría el ejército emergido en pasar por allí, en teoría para atacar una de las dos ciudades conectadas por ese camino; otro par de suposiciones respecto a cuanto más se adelantaría su grupo de reconocimiento, que era el que debía aniquilar si pretendía que el resto del ejército desistiera de ese camino y cambiara de dirección. Torció los labios, haciendo una mueca al concentrarse en lo anotado. A veces, se le dificultaba hasta a ella misma entender sus apuntes. - ¿Era de tarde o era en la puesta de sol? ¡¿E-Es este camino?! Ah sí, sí es... ¡woohoo! Marchando sobre ruedas. Pero Morgan, por Grima, no más borrar con el dedo la marquita de carbón, que después no hay quien entienda, y ahí te arrepientes... -

Al final, había calculado que en la puesta de sol pasarían por ahí los exploradores de avanzada. Le sobraba algo de tiempo, entonces. Suponiendo que podría darse un descanso mientras tanto, la estratega guardó de regreso sus anotaciones y se buscó un lugarcito bajo la sombra de un árbol. Sentándose en las raíces sobresalientes a beber algo del agua que llevaba, se reclinó contra el tronco y mantuvo la vista puesta en el lugar de sus trampas, un fuerte diminuto, con apenas dos torres de piedra de poca altura, en desuso desde suficiente tiempo como para estar ya a medio cubrir por ramas trepadoras. No pasó mucho tiempo antes de que la plegiana escuchara pasos en el camino. Cautelosa de toda presencia cerca, pues podría meterse en líos con sus trampas o inclusive con los emergidos que eventualmente tendrían que aparecer, giró el rostro en aquella dirección. - ¿Alguien de viaje? ¿Guardias? ¿Patrulla de Ylisse? Hrrmm, a ver si no se meten en líos... - Habló para sí misma, como solía hacer cuando estaba a solas. Enseguida suspiró, desperezándose en su lugar, más sin pararse a ver aún. Sólo inclinó el cuerpo hacia adelante, apoyando los codos sobre sus rodillas, y miró.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Mar Feb 07, 2017 4:28 pm

Habían realizado un largo viaje hasta Altea y ya estaban de vuelta en Ylisse, habían bajado del barco, todos parecían estar bien menos uno de los exploradores. La delicada joven de cabellos negros y ropajes verdosos parecía algo mareada y se notaba bastante decaída, no es que estuviese triste sino que se sentía mal, el viaje no le había hecho nada bien. El barco le había revuelto el estomago y sentía fatiga. No podía desfallecer y provocar que todos tuvieran que parar el camino, pero es que no habían parado desde que habían salido del puerto de Altea, no habían descansado ni comido un poco y eso afectaba, sobretodo a la pobre chica a la cual siempre le afectaba todo aquello mucho mas que cualquier otro.

El camino parecía bastante largo, aunque tampoco se había fijado demasiado en lo que había a su alrededor, tenía sus propios problemas intentando mantener la compostura junto con todo el grupo. En Altea habían tenido su primera prueba fuera de Ylisse y Noire había conseguido realizarla con éxito, aunque todos pensarán que no lo iba a conseguir. Ya estaba deseando llegar al campamento de entrenamiento para poder descansar como era debido y comer algo, lo ultimo que había comido había sido un pastel que un caballero que la había ayudado en el puerto le había regalado.  Respiraba algo agitada cuando escucho la voz del instructor, por fin iban a parar a descansar un poco. Noire suspiró aliviada con una suave sonrisa y se dejo caer en el suelo en cuanto se acerco hasta las hierbas de la ladera del camino.

-Me...Menos mal, por fin...pensaba que me desmayaría en cualquier momento...-

La chica descanso un momento intentando calmarse, aunque aun estaba algo fatigada, gracias al descanso podría estar mas descansada y seguramente conseguiría llegar sana y salva hasta el campamento donde ella se había asentado y donde la instruían para terminar su adiestramiento como exploradora. Al levantar la mirada la joven pudo llegar a ver algo, ¿cuerdas? ¿Que hacían allí tantas cuerdas juntas? La joven se fue acercando curiosa, era algo raro,¿ Quien había puesto todo eso allí...puede que fuera una trampa de los emergidos pero desconocía si los emergidos eran capaces  de crear trampas enrevesadas. La chica se acerco hasta una de las cuerdas observándola fijamente. Entonces fue cuando escucho el relinchar de un caballo, pero no parecía un relincho de un caballo normal por eso levantó su mirada para ver como a lo lejos se podía ver una pequeña mancha negra...emergidos. La cara de la chica se quedo aun mas blanca de lo que era naturalmente, se cayo de culo al suelo y empezó a temblar.

-Oh...no...E...Emergidos!!!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Miér Feb 15, 2017 6:31 pm

Si no tenía que, Morgan se abstenía de interactuar con demasiados ylisseanos, en particular aquellos pertenecientes al ejército. Sufría con su propia medida, pues entablar conversación con extraños y tener a quienes arrastrar o apegarse para sus cosas sería mil veces preferible sobre ir a solas, pero era un riesgo que comprometía sus acciones encubiertas. Así, pues, debía limitarse a explayarse más que nada en los pueblos, posadas y solitarios caminos, quedándose fuera de vista cuando algo tan grande como un contingente de tropas pasara cerca. No eran el tipo de ylisseanos con los que podía tener problemas. Sin mejor entretenimiento, además de muy recelosa respecto a sus trampas, se ocupó en observar la marcha mientras terminaba su cantimplora de agua. La muchacha de enfermizo aspecto caminando a un ritmo mucho más languido que sus compañeros llamó su atención, en primera instancia por aquel simple, penoso y un poco cómico hecho, mas en breve se tornó en la espina de un rostro que parecía familiar, que de algo sonaba, pero que no llegaba a más. Descartó la idea sin más; sucedía a menudo,con la amnesia de hacía dos años y la constante confusión entre recuerdos surgidos e inventados por ella misma. Sólo frunció el ceño un poco al verla apartarse al césped brillante y blando, un poco muy cerca del primer tramo de cuerda a ras de suelo.

No era como si fuese a desarmarlo todo o causar mucho daño si pisaba aquel, pero no sería bueno que se adentrara más. Parándose ya aprisa y con ciertos aires autoritarios, Morgan miró de reojo al contingente ylisseano, comprobando su distancia, antes de trotar hacia la joven de cabello oscuro. - ¡Oye! ¡Psst! - Llamó al aproximarse. Estuvo a tiempo para verla caer hacia atrás, no por su propia aparición sino por algo que parecía mirar más allá; despreocupada de eso, pues sus cálculos no le habían previsto peligro todavía, la plegiana de corta estatura sólo se inclinó un poco sobre la muchacha caída, apoyando sus manos en sus rodillas al mirarla. - A ver... te tenía que retar por una cosa y medio que echarte de por aquí, pero así no se puede... - Comenzó, ignorando por completo las palabras ajenas. Torció los labios un poco, indecisa, pero suponiendo al final que todo sería más fácil de manejar si primero atendía al rostro familiar. Le tomó una de las delgadas muñecas. - Primero, tranquilita. ¿Qué te pasa, eh? Mira que esta es un área 100% bajo control, nada fuera de la vista de eeeesta señorita. Todo tranquilo. -

Con un tirón la alzó para ponerla en pie; se le hacía liviana, aunque podía deberse tanto a la aparente fragilidad de la pelinegra, como a la fuerza que la estatura y ropa amplia de Morgan ocultaban. Era una persona física, después de todo. Con la arquera a mano, fue que finalmente se giró a medias para ver a los jinetes a la distancia, para aquel entonces bastante más adelantados. En inicio, tan sólo frunció el ceño, contemplando cómo los exploradores podían arribar horas antes de sus cálculos. - Oh... nota mental: volver a poner bien en cuenta el factor de la falta de fatiga en estos fiesteros... ¿será por eso que tardaron tan poco? - Pensó en voz alta, su mano aún alrededor de la muñeca ajena. La miró a ella, luego al suelo, donde la cuerda seguía tensa cerca de los pies de ambas. Más allá, el entramado de cuerdas se hacía más numeroso y entrecruzado, ocupando gran parte del camino hasta el fuerte abandonado donde había ubicado el resto de trampas. Las cuerdas en sí no guiaban a nada ni activaban nada; tan sólo era una dificultad de terreno puesta específicamente para jinetes, pues las patas de más de algún corcel tendrían que tropezar, y un par de accidentes a caballo podían resultar en varios soldados menos, al caer aplastados por animales de media tonelada en su más sano y fuerte estado. Contempló con cierta demora la forma de proceder, en ningún momento soltando a la chica que había levantado. - Hmmm... ¿sigo con el plan de todas formas? Rescatar a una tipa en el camino quizás y hasta le suma puntos a todo, aunque tendría que haber estado ya allá dentro cuando estos llegan... -
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Miér Feb 22, 2017 9:34 am

Aquella chica le había dado un buen susto también, de hecho el respingo que había dado no era normal, seguido de varios tembleques, la chica tragaba saliva sin saber muy bien como tomarse todo aquello, los emergidos se estaban acercando y aquella chica había aparecido de la nada, por mucho que no quisiera asustarse, todo aquello la había sobresaltado. En cuanto miró de forma mas detenida a la joven no pudo evitar parpadear varias veces, su rostro le sonaba mucho, a aquella chica la había visto antes en alguna parte, aunque ahora no recordaba exactamente donde ni cuando, tampoco estaba en una situación donde pudiera recordar con facilidad, después de todo estaba aun algo cansada y lo mas importante, estaba asustada.

-E...Echarme de aquí porque? ¿Eres tu quien ha colocado todas esas cuerdas?...parece una trampa.-

Antes de seguir hablando siguió con la vista una de las cuerdas para averiguar que era lo que realmente activaba, pero al ver que no había nada que activar se dio cuenta de lo que era, aquella trampa servia de otra forma, para tropezarse, seguramente para las monturas ya que las personas,como ella, se darían cuenta de todo aquel enmarañado de cuerdas, pero al ir a caballo era mucho mas difícil darse cuenta de todo aquello. Había aprendido ya sobre varias trampas en sus clases en el campamento militar pero nunca había visto una como aquella en acción.

-¿Es...una trampa para los emergidos? ¿Para los jinetes?...-

Al notar que la agarraba del brazo se sorprendió, no sabía sus verdaderas intenciones y eso la asustaba aun mas pero no pudo hacer mucho mas, la chica la levantó con fuerza, aunque tampoco es que fuera a necesitar mucha después de todo, la exploradora era bastante delgada. Los otros exploradores junto con el instructor habían escuchado aquel aviso y ya habían avistado aquella mancha negra que cada vez se hacía mas cercana, parecía que todos eran jinetes. La chica proseguía temblando, no la soltaba, aun la llevaba de la muñeca. Entonces pudo ver como los exploradores empezaban a colocarse en posiciones ventajosas, tenían tiempo para intentar esconderse y disparar, la joven debería estar haciendo algo parecido hasta que escucho a la joven hablar consigo misma.

-Hay...hay algún lugar donde escondernos? -
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Jue Mar 09, 2017 2:18 am

Orgullosa de su trabajo y en parte ansiosa de que otra persona lo reconociese, quizás obtener los elogios de los que tanto vivía, Morgan dejó que la joven de cabello oscuro mirase la trampa extendida. Tan sólo aguardó bastante atenta, con los ojos abiertos de par en par y la sonrisa expectante. Al menos, ya se había dado cuenta de que se trataba de una trampa, en lugar de una maraña cualquiera de cuerdas enredadas en estacas, atadas a las raíces de los árboles o sujetas a lo que sea que hubiese podido. Lo cierto era que las trampas no eran su método usual ni su fuerte, mas en todo lo que hacía, la plegiana apuntaba derecho a la cima; que pareciera era buen inicio, una seña aprobatoria de la que gozaba. Finalmente, la ylisseana atinó precisamente a lo que Morgan había pretendido: un impedimento para los caballos. Ella, dando una especie de saltito en su lugar, celebró en voz repentinamente alta y animada. - ¡Eso mismo, eso mismo! ¡Anda, qué lista que eres! - Su voz se agudizó en la emoción, denotando así que lo construido en el sitio era obra suya. - Todavía no sé si funcionará, pero luce bastante bien, ¿no? -

Su voz con facilidad opacaba al dubitativo tono de la arquera, demasiado quedo en contraste con el de Morgan, que se alzaba ruidoso y despreocupado. No tenía tanta prisa, como para abstenerse de hablar. Rara vez lo hacía. Además, honestamente, su intención inicial de echar de allí a la muchacha o siquiera reprocharle cualquier cosa se había tornado imposible al verla pasando tan mala experiencia. Morgan podía tener nula empatía, actuar de forma egoísta y ser despreocupada para con los demás, pero muestras tan claras de miedo en ninguna forma pasaban desapercibidas; teniendo a la pobre arquera a su lado, suponía que no sería difícil hacer algo por ella, cuanto menos cuidarla hasta que recobrara la calma. La mantendría consigo. Todavía permitiendo sin más que los jinetes cabalgaran hacia su posición, prácticamente esperándolos allí, Morgan puso la vista en el camino y tardó sus largos momentos en percibir el temblor de las manos ajenas, por cuanto le sujetaba por la muñeca. Apenas la escuchó, con el ruido de la cabalgata intensificándose y su atención ya bastante dispersa, mas cuando lo hizo volvió la vista al rostro enternecedoramente asustado.

- ¿Esconderse? No seas boba, si no hay por qué. ¡Ahora ya somos bastantes de este lado! - Comenzó por descartar su miedo con simpleza, aunque la segunda mirada al rostro ajeno, debiendo de verla hacia arriba a causa de la notoriamente corta estatura de la estratega, le recordó que había otro motivo por el que quería ese contacto. Tenía unas cuantas preguntas que hacerle después, cuando todo estuviera más calmo, por si esclarecía la bruma de su memoria, que tanto le insinuaba que ya conocía ese rostro de algún lado. La arquera era de utilidad personal para Morgan, posible llave a algo que le interesaba en demasía. Pensando en ello, decidió de súbito modo que le convenía mucho más asegurársela, tratarla de buena forma y quedársela consigo; de inmediato, algo obvia en su cambio, endulzó considerablemente su tono de voz. - Ah, pero tú estás asustadita, ¿no? Aww... ¿te están molestando estos metiches? - Preguntó en su más consternado tono, sujetando la temblorosa mano ajena entre ambas de las suyas. Volviéndose por completo hacia Noire y dando la espalda a la avanzada enemiga, confianzudamente acomodó aquella mano con la suya, tomándosela con la zurda y entrelazando sin cualquier forma de prudencia sus dedos. No solía incomodarse con la cercanía ella misma; no imaginaba causarlo, ni le preocupaba, pues al ser ambas chicas veía todo de forma bastante más flexible. Sólo le dedicó su más amplia y endulzada sonrisa. - Ya, ya. ¿Sabes qué? Sí que tengo lugar, y estará mucho mejor. Ven conmigo, que no hay forma en que te pase nada. -

Enérgica, Morgan al fin hizo caso en comenzar a alejarse del lugar, metiendo el primer pie entre el entramado de cuerdas. Así, de a pasos largos y casi saltitos para pisar en los espacios libres, se llevó a la ylisseana en dirección al fuerte abandonado sin la prisa que la situación verdaderamente ameritaba, sino cuidando no tropezar y hasta entreteniéndose en el raro ritmo que llevaba, buscando el siguiente espacio donde meter la bota, y jalando a la otra mujer consigo. Para cuando terminase de llegar al otro lado, los jinetes ya estarían a punto de entrar a la carga en la zona, incansables y con el eficiente, frío y sobrecogedor ímpetu que les caracterizaba.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Jue Mar 16, 2017 12:56 pm

Se sorprendió un poco al ver la reacción de aquella chica parpadeando varias veces mientras la observaba, no es que fuera demasiado lista, pero había estudiado varias trampas en su aprendizaje como exploradora. Para un explorador era crucial poder identificar trampas y saber como evitarlas, si no podían identificarlas ni neutralizarlas caerían en ellas y no podrían seguir con su labor de exploración, por esa razón eran entrenados para aquel propósito, como muchos otros de la rama militar de exploración. ¿Aquella chica había estado siguiendo a los emergidos hasta aquel momento? Debía saber de alguna forma que los emergidos que iban a pasar por aquel lugar eran jinetes y no tenía mucha pinta de ser una adivina ni mucho menos, aunque algo le decía a la joven que tenían algo en común, aparte de sonarle su rostro de algo.

-Bue...Bueno, tuve que aprender a identificar trampas para ser exploradora, yo creo que esta muy bien y mas para los emergidos...que no paran su camino por nada.-

Aquellos seres no sufrían de cansancio, a diferencia de la delicada arquera, la cual se cansaba algo mas rápido que otras personas. No estaban moviéndose de allí, no estaban haciendo nada y los emergidos cada vez estaban mas cerca, la trampa seguramente funcionaría, pero los jinetes supervivientes se levantarían y las atacarían, cosa que no le gustaba para nada a la exploradora que empezó a temblar algo mas solo de pensarlo. Si no hacían nada y se quedaban allí serían un blanco fácil para las espadas,lanzas y hachas de aquellos seres de grandes ojos rojizos. No comprendía como la joven podía llegar a estar tan despreocupada en una situación tan peligrosa como la que estaban viviendo en aquel momento.

-Pero...Pero deberíamos movernos, no...no podemos quedarnos aquí!-

La joven cambió de repente a una actitud bastante mas tranquilizadora, le calmaba con dulces palabras de aliento, en cuanto notó las manos de la joven las agarro sin pensárselo mientras levantaba el rostro para observar a los emergidos. Debía intentar mostrarse algo mas valiente delante de ella, no podía mostrarse débil siempre, así que empezó a calmarse, si quería ayudar y sobrevivir, no podía hacerlo temblando como un flan.

-Yo solo digo que...no estamos en buen lugar, si de verdad tienes un lugar...será seguro mucho mejor que esto.-

Y sin poder decir mucho mas se dejo llevar por la joven, comenzando a saltar las cuerdas de aquel entramado de cuerdas que había creado la otra chica, intentando darse prisa, pero como su compañera era la que la llevaba, no podía darse mas prisa que la que esta se daba, que parecía no tener demasiada. Los emergidos cada vez estaban mas cerca, Noire se encontraba en un momento critico, entre la espada y la pared, sentía demasiada presión en aquel momento. Cuando terminaron de saltar la ultima cuerda, ambas se dirigieron hasta la fortaleza donde estarían mas seguras y podrían proseguir el ataque, mientras, el rostro de Noire cambiaba, un cambio radical, se podía ver ahora un rostro sombrío, tétrico e intimidante.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Mar Mar 28, 2017 2:27 pm

Con el temeroso carácter de su compañera, ahora protegida, venía también una clara humildad o falta de confianza; todo lo contrario a la actitud general de Morgan. Ni siquiera en la urgencia de escapar parecía que Noire pudiese imponerse o levantar la voz más de lo que había hecho hasta ese entonces. Morgan, por ende, no se apresuraba más de lo que a ella misma se le antojara hacerlo, y a quien guiaba por la mano la mantenía en su mismo ritmo. De a pasos largos y saltitos llegaron al otro lado, y para aquel entonces los emergidos se hallaban ya peligrosamente cerca. Lo suficiente como para tener la mente de la plegiana enfocada en un par de cosas distintas, fuera del rostro de la arquera y del cambio en ella. En retrospectiva, debía de haber notado que su mano cesaba de temblar y que cierto aire había cambiado en cuanto a ella, pero no era tan atenta al detalle, después de todo.

- Así que eres una exploradora de Ylisse. - Comentó, demasiado casual para la situación, el detalle que no había pasado por alto tan fácilmente. Había estado en Ylisse un par de veces, pero de alguna forma no encajaba con la sensación de familiaridad que tenía para con la otra muchacha. Si en algún momento la había visto a ella, o a alguien que se le pareciese, no había sido en un paisaje ylisseano. Pero si así describía Noire la realidad, así debía ser; nada que hacer al respecto. Morgan sacudió la cabeza un poco, descartando las ideas confusas. - Bueno, disculpa por separarte de tus compañeritos; se dió así, nada contra ellos. Espero que vivan y todo. - Le dijo, aún cuidadosa de ser agradable con la otra muchacha, aunque sus posibilidades de acceder a una porción de memoria perdida estaban disminuyendo. Dejando toda aquella breve pausa de lado, terminó por jalarla al interior de la fortaleza, no sin antes abrir de una segura patada la desvencijada puerta. - ¡Nosotras, por acá! -

En el ambiente oscuro que las recibía, más difícil aún sería ver un cambio en la arquera, especialmente entonces, que Morgan la soltaba para ocupar sus manos en otras tantas cosas. De inmediato comenzó a bloquear la puerta de regreso, posicionando algunos escombros y tablas que había dejado a mano; las tablas en diagonal desde la puerta al suelo, los escombros sujetándolas, de modo que abrir aquella puerta sería una prueba de fuerza mucho más pesada. Mientras se encargaba de ello, la joven estratega fue dando las instrucciones pertinentes a su compañera, con un leve jadeo de esfuerzo interrumpiéndole la voz. Sus ánimos no desaparecían ni se le veía disminuida ante la tarea física, mas era inevitable que le faltase el aliento si trabajaba y hablaba a la vez. - Sería bueno ver si la trampa funcionó... huff, ¡arriba hay... una ventana... para eso! Y puedes ir sentándote... a mirar ahí. - Se enderezó, sacudiéndose el polvo de las manos. Asumía que Noire necesitaría un lugar tranquilo para reducir su nerviosismo, o simplemente estar quieta, por lo que no le encomendaba nada más que eso. Con otra amplia sonrisa le reaseguró. - ¡Estás totalmente a salvo conmigo! ¡Sólo ve por la pared, nada de preocupaciones! -

Y regresó las manos a lo suyo, tan empolvadas ya, a través de esa tarea, que ambas lucían recubiertas de gris, obscureciendo hasta borrar casi por completo de vista la marca violácea en el dorso de la mano de Morgan, aquella que indicaba su verdadera procedencia. Igualmente la luz desaparecía considerablemente al interior del edificio en desuso, colándose sólo por los agujeros entre las rocas que lo confirmaban, permitiendo el ingreso de haces y líneas brillantes pero escasas de iluminación. Era fácil tropezar o ver el camino impedido por escombros si no se conocía el sitio; de allí que Morgan indicara seguir la pared, pues con una mano en la misma, se iba directo a la escalera hacia el segundo piso. Allí, con el techo roído y la ventana amplia, sí podría verse todo con claridad.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Dom Abr 09, 2017 1:15 pm

La situación no podía ser mas complicada, los jinetes enemigos cada vez estaban mas cerca de las dos jóvenes y la otra chica no parecía ni si quiera preocuparse de lo que podría sucederles ambas, eso era lo que mas temía, que ambas terminarán por ser arrolladas por las fuertes pezuñas de aquellos animales malditos. Por la actitud relajada de la joven no pareciera que tuviera un plan para todo aquello, al menos no era lo que parecía y aquello también hacía que la chica siguiera asustada y temerosa de que no llegarán a tiempo para salvarse. La presión que sentía en aquel momento era mucho mayor que antes, por eso había cambiado de forma de ser, su semblante se mostraba sombrío e intimidante, la mano de la joven se agarraba con fuerza a la de la chica, firme y sin temblar, ahora parecía otra persona completamente diferente.

-SANGRE Y TRUENO! Esos emergidos estúpidos caerán en tu trampa de araña, pequeño bicho!-

Sin duda alguna había cambiado drasticamente, tanto su forma de hablar como su semblante no se correspondían con la forma de ser que antes tenía, algo la había hecho cambiar. No le importaba insultar tanto a enemigos como aliados, no dudaba en menospreciarlos aunque la chica no le hubiera hecho nada malo, por razones como aquella no quería volver a sentirse en presión ya que no le gustaba sacar su lado mas oscuro, sacar su maldición a la luz.

-Me dan igual cada uno de esos inútiles, que se creen superiores a cualquiera, los dejaría como un queso si estuvieran aquí!-

Dejo que la chica siguiera guiándola, pero en aquella ocasión no parecía que estuviera tirando de ella. La chica por su parte dejó que la chica hiciera el trabajo duro, soltando su mano y agarrando su arco sonrió de forma tétrica asintiendo con levedad, iba a acabar con cualquiera de aquellos emergidos, el primero que viera recibiría un disparo en el centro de la frente. Después de escuchar por donde podría vigilar a los emergidos asintió y empezó a subir las escaleras pasando su mano por la pared para no tropezar, tal y como la chica le había dicho. Una vez llegó hasta la ventana del segundo piso pudo visualizar como los emergidos habían caído en la trampa como moscas a la miel. Los emergidos caían por los suelos, muchos de ellos perdían la vida por el peso de sus propias monturas que caían encima de ellos. La arquera aprovecho para sacar varias flechas de su carcaj y empezar a disparar con rapidez, mandando una oleada rápida y mortífera de flechas a los primeros emergidos que intentaban levantarse.

-MORID MALDITOS PERROS! Tu trampa ha funcionado perfectamente! Mira como se retuercen!-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Lun Abr 24, 2017 3:07 pm

Tan repentina había sido la alzada de voz y tan inesperado oír cualquier sonido fuerte del lado de Noire, que Morgan no pudo sino estremecerse en sorpresa, enderezando la espalda y mirándola en alerta. Por lo mismo, pese a oírla con claridad, sus palabras habían tardado varios momentos en calar en la plegiana que la veía con la cabeza ladeada, dudando por un par de instantes más en si había sido llamada "bicho" o no, pues era consciente de ser pequeña en tamaño, pese a tener probablemente la edad de Noire sino algún que otro año más. Con los ojos plenamente abiertos, parpadeó algunas veces antes de reaccionar. Morgan volvió en sí, y sin embargo no supo enseguida qué hacer o decir, si acaso tranquilizar a la arquera o soltarla como estaba contra los enemigos, que al parecer ahora estaba lista para agujerear. Linda forma de expresarse. Abrió la boca sin emitir sonido y prontamente volvió a cerrarla, indecisa y todavía confundida por el cambio de actitud. Terminó por considerar que, en una situación así, resultaba bueno que Noire al menos manejara arcos; peor sería si tuviera que abrirle la puerta que tanto había costado abarricar, sólo para que saliera agitando un hacha o algo parecido. Desde la ventana y con su arco, podía soltar sus agresiones a gusto contra los emergidos que quisiera. Estaría bien y a salvo.

- ¡De acuerdo! Eh... ¡genial que hayan ánimos! ¡A por ellos! - Dijo, dándole su apoyo a la otra chica y tomando de la forma más optimista posible el radical cambio que acababa de tomar lugar. Soltando un tanto los escombros, cerró la mano en un puño y lo alzó dubitativamente en señal de ánimos. Aún así, tras otra corta pausa, se halló en definitiva incapaz de contenerse y preguntó lo que debía de, abordando con un poco más de cuidado. - Pero, oye, ¿está todo bien? Digo, no sé, parece que te pusieron de mal humor o... - Comenzó, mas fue su propia demora la que descartó su pregunta, pues Noire ya había partido escalera arriba. Torre y todo, de alguna forma, seguía sintiéndose un tanto preocupada por la exploradora ylisseana. Algo en ella parecía poco estable. Apresurándose a terminar de acomodar los escombros, la heredera de Plegia probó a halar de la puerta para abrirla hacia adentro, y al hallar prácticamente inamovible se encaminó al segundo piso, sacudiendo sus polvorientas manos contra el portalibros.

Encontró a Noire disparando desde la ventana, sin rastros del temor o el tembloroso agarre de antes. Sus manos guiaban el arco con firmeza y celeridad, enviando las flechas en perfecta línea hacia sus blancos y dejando ya a un par de cadáveres con las varillas sobresaliendo para indicarle a Morgan cuales eran sus víctimas. Seguía sin comprender lo que había ocurrido con ella, aunque torturaba a su memoria sentir en cada arranque tanto más cerca el recuerdo enterrado, aumentando la sensación de que algo de eso había visto antes. Sin dudar de que la otra muchacha siguiera de su lado, aún en el estado en que estaba, la estratega se aproximó también a la ventana, observando la escena allí abajo. Con un apreciativo silbido se posicionó junto a Noire, dándole un par de palmadas de felicitación en la espalda. Aunque creyese mejor tranquilizarla un poco, debía rconocer sus esfuerzos.

- Bueno, sí. Pero ese de ahí, por ejemplo, creo que se retuerce porque no le anda la otra pierna. Bueeeeen disparo. - Dijo, apuntando a uno de los varios que habían salido de la trampa sólo para terminar tumbados por la arquera a corta distancia. Aún quería estar de su lado bueno y alabarla no venía mal, mas enseguida reiteró sus preocupaciones, con el poco tacto que era capaz de tener; la sutileza jamás había sido exactamente su especialidad. - Pero, ¿no está bien ya dejar esto? Y, ehh, ¿que descanses? ¡Ya sé! Mira, esto será más fácil. - Habló, pronto chasqueando los dedos al recordar el otro motivo por el que se había atrincherado en ese fuerte. El edificio tenía dos torres, y desde la ventana de aquella, si tan sólo sacaba la cabeza y se ladeaba un poco, podía verse con claridad la otra. Haciendo justamente eso y llamando a Noire con un gesto de la mano para que le imitara, Morgan le apuntó a la torre contigua. - Todavía me queda la trampa de emergencia, la mejor. ¿Ves la cuerda de ahí? - Estirando el brazo apuntó a una cuerda tensa en la ventana opuesta, que parecía rodear entera la otra torre antes de perderse entre los bloques de piedra aún más roídos y resquebrajados, a todas luces precariamente sujetos los unos con los otros, quizás por las mismas plantas trepadoras que se habían apoderado de todo un costado de la estructura. Soltar aquella cuerda desencadenaba un pequeño derrumbe de la parte más frágil de la torre, según Morgan había preparado; o uno grave si las cosas se salían de lo previsto, pero que de todas formas no haría diferencia para ellas. Sonriente y con cierto aire orgulloso, le explicó a la arquera lo que pretendía. - Si me haces el favor de cortarla a flechazos, a aquellos sujetos les caerá más que un par de las piedras flojas encima y problema resuelto, el resto se lo dejamos a tus compañeritos. -
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Sáb Mayo 06, 2017 10:02 am

Ya no era ella misma y si no lograba calmarse aquello solo iría a mas y a peor, incluso con sus propios aliados podía llegar a ser desagradable, intimidante incluso, pero lo bueno que tenía aquel cambio es que podía comunicarse directamente, sin titubeos, además de poder disparar sin dudar en el disparo, siendo mortífera en la posición en la que estaba. Gracias a la altura y la distancia, la arquera era una maquina de matar de la que era difícil encargarse. Cada flecha que disparaba era una muerte emergida mas que se llevaba la chica, parecía disfrutar al ver como aquellos seres caían ante la trampa y sus flechas, como aun con piernas y brazos rotos seguían intentando levantarse para seguir luchando a pesar de sus heridas, muchos de ellos dejaban partes de sus cuerpos arrastrar por el suelo.

-Míralos! Son unos malditos cadáveres andantes! Sois los bichos mas ridículos que he visto en mi vida! MOSCAS INSIGNIFICANTES! -

No había hecho demasiado caso a la pequeña chica, había ido directamente a matar emergidos sin darse cuenta de la preocupación de su compañera. Sin duda alguna aquel momento de adrenalina estaba funcionando bastante bien para que la cantidad de emergidos vivos fuera disminuyendo poco a poco con cada flecha que disparaba. Entonces escuchó de nuevo a la joven cerca de ella notando sus manos sobre su cuerpo por lo que se giró para observarla fijamente.

-Ah...es la arañita! Tu tela de araña funciona muy bien con esas moscas asquerosas! JAJAJAJAJA!-

Entonces la joven le dijo de dejar aquello un momento, ¿En serio tenían que parar? Si no seguía así terminaría por cambiar de nuevo y en ese estado no era capaz de ayudar tanto como en esta, ni hablar y comunicarse tan abiertamente con aquella parte de ella. La chica le fue enseñando entonces otra de sus trampas, estaba llena de sorpresas como si hubiera previsto incluso que iban a acabar en aquel fuerte...¿Tenía previsto hacerlo ella todo sola? Había bastantes cosas que le hacían recordar cada vez algo mas sobre aquella chica. Parpadeo entonces agarrando su arco con fuerza y girando su rostro para ver la otra torre, si todo salía bien podrían acabar con todos en un solo golpe.

-Esta bien!...quiero decir...bueno vamos a ello...si.-

Tragando saliva agarro una de sus flechas de su carcaj y empezó a apuntar hacia la cuerda,estiró entonces y termino por disparar su flecha, logró casi romper la cuerda de un solo disparo ,con un segundo disparó terminaría por cortar toda la cuerda y entonces la trampa de la chica se activaría. Cargó una segunda flecha, apuntó y...la flecha voló en el aire, silbando en dirección a la cuerda.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Mar Mayo 16, 2017 6:41 pm

No iba a intentar entender la aflicción de Noire, o el explosivo mal carácter que aparentemente saltaba cuando la situación presionaba, pero sí haría lo que pudiese por mantenerla a salvo. Lo segundo le parecía mucho más simple y útil que lo primero. En cuanto a tratar con ella, ciertamente el modo tan distinto y extraño en que le hablaba le dejaba parpadeando algo atónita cada vez, pero pasada la sorpresa inicial, se hallaba a sí misma en capacidad de responderle un poco más rápido; y la trataba de la misma forma, sin la menor idea de si debería tomar otra actitud ante la voz tronadora y segura. Actuar acorde o ser cualquier cosa sino plenamente ella misma se le daba horrible, de todos modos. Aceptó lo que interpretaba como un halago a su planeamiento con una radiante sonrisa, acompañando a la cruel risa de la arquera con una más suave y alegre suya. - ¡Pues genial saber que resultó! -

Tocaba, pues, ver si el próximo truco funcionaría también. Era lo único otro que se le había ocurrido preparar, así que sólo a ese podía apostar ya, aunque lo cierto era que gracias a Noire y al resto de ylisseanos los números enemigos ahí afuera se habían reducido mucho más de lo que traía calculado. Aguardando palabras despiadadas y flechas rápidas de parte de la exploradora, Morgan no supo si extrañarse o aliviarse al oírle la voz más baja, más similar a la que había tenido al principio. De súbito, parecía menos segura. Dio un aso atrás para despejarle la ventana y sólo observó lo que hacía, llevándose la mano al mentón, sin disimulo en observar a la joven cual sujeto de pruebas, buscando la lógica y razón tras sus cambios. No se hacía la menor idea, pero al menos se había relajado un tanto, y al parecer todavía podía disparar como una tiradora experimentada. Al primer flechazo, escuchó el remover de los escombros. Al segundo, recordando el resultado que se daría, Morgan no demoró en alarmarse, prácticamente lanzarse contra Noire y empujarla de cuerpo al suelo, por debajo del alféizar de la ventana.

- ¡Cabeza abajo! - Avisó, tarde, agazapándose ella misma contra la pared de piedra. En cuanto el derrumbe en la torre contigua empezó, se escuchó un estruendo y de inmediato una gruesa nube de viejísimo polvo gris fue empujada al interior de la ventana. Era el aliento final de un edificio que hacía bastante debía de haber sido demolido y se disipaba con rapidez, pero era mejor no asomarse a la ventana, evitarse recibirlo de lleno en el rostro. La torre prácticamente se deshacía, fila de piedra por fila de piedra, precipitádose en trozos juntos y piedras sueltas contra el enemigo debajo. Suponiendo que todo el proceso podría tardar un rato más, Morgan no vio motivo para no ponerse cómoda, sentándose con la espalda contra la pared segura y juntando las piernas contra su pecho.

- ¡Bien hecho! Oh, y perdón por el tacleo. - Comenzó por hablarle a la muchacha a su lado, riendo al disculparse. Todo mundo en Plegia le perdonaba prácticamente todo; jamás dudaba que otras personas también fueran a hacerlo. Así, no dudó en proseguir como si nada, aunque se levantaba la remera blanca por el cuello para llegar a cubrirse la boca y la nariz con el mismo, manteniendo su aire al menos un poco más despejado. Sus manos permanecieron allí, sujetando la prenda, un dorso de piel normal, sólo algo sucia, y el otro donde el polvo grisado dejaba entrever un poco la marca de su dios. - Sería mejor esperar acá un rato, al menos hasta que termine de derrumbarse eso y se asiente todo. Así que, de mientras, hay un par de cositas que querría preguntarte, si ya estás mejor, ¿sí? - Dijo, perfectamente casual al respecto. A nada le confería demasiada seriedad, realmente.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Dom Jun 04, 2017 1:52 pm

Habían realizado un buen trabajo en equipo juntas, se habían organizado muy bien, casi como si se conocieran desde el principio o algo parecido, era difícil organizarse tan bien cuando apenas las dos se habían conocido, pero era bueno que así hubiera ocurrido. La chica no parecía actuar mal cuando la chica la insultaba o le ponía motes que la pudieran llegar a ridiculizar, en vez de eso se seguía comportando con ella como antes, de forma agradable y simpática, aquello ayudaba a que terminará por calmarse poco a poco, dejando aquel lado tan desagradable. Habían logrado el objetivo principal, acabar con los emergidos que las habían estado persiguiendo hasta aquel fuerte, ahora podían estar mas tranquila ambas.

Las rocas caían encima de los emergidos que recibían los golpes de aquellas grandes piedras sin poder escapar al estar incapacitados en su mayoría. El derrumbe había formado una polvareda enorme que hacía que la delgada joven no pudiera evitar toser y taparse la boca. Había sido empujada por la otra joven, pero no le importó mucho en aquel momento al escuchar tanto ruido, cerró sus ojos intentando mantenerse calmada en una situación como aquella, lo que le faltaba es que volviera a salir aquel lado tan desagradable que ella no quería que saliera a la luz de nuevo. Cada piedra aplastada a unos cuantos emergidos y solo hacía que la joven no parara de toser, sin duda se le notaba en un apuro, casi no podía hablar bien.

-A...aa...Ayuda...me ahogo.-

Decía entre susurros entrecortados por la tos, su mano no llegaba a tapar el polvo que había soltado el derrumbamiento. Cuando el polvo empezó a disiparse en el aire la joven empezó a respirar de forma mas normal aunque sin taparse aun la nariz ni la boca con sus manos mientras miraba a la otra chica de vez en cuando, escuchando lo que tenía que decir. Por lo que parecía tenía preguntas que responderle...seguramente en cuanto al cambio repentino de personalidad, siempre le solía pasar y la trataban como una loca.

-Ah si...claro, ahora si, puedo responder a tus preguntas...-

Después de decir aquello se fue levantando un poco sacudiendo un poco su cabello y sus ropajes llenos de aquel polvo, al hacerlo estornudo y se sonrojo un poco avergonzada mirando a la otra chica al haber sido un estornudo bastante fuerte. Después de aquello y para disimular se asomo para ver como había acabado todo, aun seguían cayendo algunas piedras, pequeñas, de hecho ya no se veía ni un emergido, habían sido todos aplastados por las grandes rocas.

-Menos mal...ya pensaba que no lo contaba...-

Susurro la chica tras un aliviado suspiro colocando su mano en su pecho, su corazón latía con mucha rapidez en aquel momento, pero ya iba tranquilizándose y relajándose,ahora debía centrarse en su misteriosa compañera.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Mar Jun 13, 2017 6:48 pm

Noire había regresado a la "normalidad", o al menos la forma en que se había mostrado primero. Si no era la expresión en sus ojos o su lenguaje corporal lo que se lo confirmaba, sería el momento de pánico que parecía atravesar al faltarle el aire limpio. Sin saber si sentir lástima o ternura por sus modos y por ese lado de su carácter, inclinándose más a lo segundo, Morgan se posicionó delante de ella para cubrirla un poco más. Fuera de eso, no se imaginaba mucho más que hacer; no sabía ni lo más básico en primeros auxilios y estaba bastante segura de que la respiración boca a boca era para personas inconscientes. Por fortuna,el aire aclaraba a medida que lo peor del derrumbe pasaba, y con ello la situación comenzaba a lucir menos crítica. La plegiana exhaló en alivio, dejándose caer sentada más relajada, hasta cerrando los ojos un par de momentos. Preocuparse no era lo suyo.

Abrió los ojos con curiosidad al escuchar los pasos de la arquera, y no contuvo la risa que se le antojó al verla estornudar, más por la imagen de ella con cada espacio de piel grisado y polvoriento, soltando polvillo sólo de moverse, que por el ruido en sí. Pero se abstenía de comentarios graciosos, necesitaba ser buena y agradable con Noire. Se mordió el labio para aguantarlo y se asomó por la ventana cuando ella lo hizo, sin ponerse de pie, sino sólo apoyado el antebrazo en el borde inferior de la ventana. Habría supuesto que los ylisseanos se encargarían de los emergidos sobrantes, pero no había mucho de eso con que trabajar, sólo una gran pila de escombros de la que, con suerte, podrían llegar a desenterrar algún arma todavía usable u otros recursos que los cadáveres ya no necesitarían. Una sonrisa triunfal apareció en sus labios.

- ¡Ha! ¿No te dije que estarías a salvo conmigo? Todo de acuerdo al plan. - Se jactó con gusto de los resultados, libre de exagerar un poco. Si nadie iba a decirle lo bien que había estado, pues debía hacerlo ella misma. No perdía la oportunidad. Miró a Noire entonces, perdiendo interés en la escena allí abajo, ahora que contaba con su permiso para pasar a lo que personalmente le interesaba. - ¿Qué haces ahí parada? Siéntate, ven, vamos a tomarnos un ratito más. Vamos a hablar un minuto. - Dijo, acompañando su sutil recomendación con un chasquido de dedos y apuntándole a Noire donde la quería sentada, más autoritaria en sus gestos de lo que conscientemente pretendía ser. La forma en que se le permitía tratar a los demás y la forma en que respondían a ella la tenían mal acostumbrada.

- La primera cosa es... a ver, cómo explicarlo. - Inició, divagando casi enseguida, al no saber cómo plantearse. La impresión de familiaridad que le invadía respecto a Noire no había hecho sino intensificarse, siempre presente. Y si alguna posibilidad había de que significara algo, de que formase parte aún minimamente del pasado que la amnesia le mantenía arrebatado a Morgan, debía de haber sido en Plegia. Tenía la extraña e inexplicable seguridad de que así debía ser. No obstante, sólo alguien inmensamente necio mencionaba Plegia frente a gente de Ylisse así como así, considerada la historia entre ambos reinos. Preguntarle a la arquera si alguna vez había estado del otro lado de la frontera se tornaba complicado, si la hija de Grima pretendía mantener su coartada. Necesitaba su secreto para continuar con la operación militar allí, pero a su vez, necesitaba también realizar la pregunta. Al fin decidiéndose, la muchacha de ojos violeta se tornó un tanto más seria en su gesto, alzando la mano de su marca con lentitud. Al notarla aún demasiado polvorienta como para verse lo allí gravado, se la limpió con la tela del guardalibros antes de alzar la mano a la vista de Noire, con la marca de su dios vuelta hacia ella. - ¿Has visto esto antes? -
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Sáb Jun 24, 2017 11:34 am

Después de todo lo sucedido Noire se comenzaba a sentir poco a poco algo mas tranquila, aunque aun respirara agitada, era mas por el polvo que por los nervios. Todo había acabado ya, no tendría que temer nada mas, hasta la ultima piedra había caído ya y había aplastado a aquellos extraños seres que siempre intentaban dañarla. No sabía como se las apañaba, pero por mucho que ella intentará alejarse del peligro, el peligro venía a ella como si se tratara de un imán...quizás era otra de las maldiciones que su madre le había echado cuando era pequeña, porque no tenía otra explicación que en tan poco tiempo acabará encontrándose emergidos de nuevo. No tenía ningún descanso, siempre aparecían en todas sus practicas de campo, en todos sus entrenamientos, había visto morir ya a muchos de sus compañeros exploradores, a otros tantos líderes exploradores y aun así seguían apareciendo y ella seguía sobreviviendo.

La imagen si que era muy graciosa, ella estornudando y soltando polvo al moverse, aunque para ella era algo vergonzoso, se sonrojaba al escuchar como la chica se reía y se rascaba la nuca mirando hacia otro lado intentando disimular un poco aquella situación tan comprometida. Por eso fue a mirar los escombros, para eso y para asegurarse de que todos hubieran muerto de verdad, y así era, no se veía a ninguno, solo rocas y piedras, además del polvo que aun seguía por allí abajo pero que poco a poco iba asentándose. La chica suspiró asintiendo y mirando a la otra joven, la cual parecía mucho mas segura que ella.

-Menos mal...seguro que si no hubieras estado aquí y no hubieras tenido esa idea...no habría sobrevivido a tantos emergidos.-

Ella sola no se veía con fuerzas de luchar contra tantos emergidos, su especialidad no era la guerra, era muy buena arquera, pero prefería formar parte de la exploración de campo, buscar rutas alternativas para los soldados, encontrar pistas para encontrar por donde habían estado pasando los ejércitos enemigos, cosas así...donde la batalla era mínima. La joven entonces se sentó donde le había dicho la otra mas pequeña. Aun no sabía demasiado sobre aquella chica, solo que le sonaba de algo, aunque exactamente no sabía de que, ni exactamente cuando la había conocido en su pasado, seguramente fruto de aquella maldición que también hacía que no reconociera ni el rostro de su propia madre. Espero a que la otra joven terminará de explicarse pero no decía nada y lo único que le mostró fue un símbolo. La arquera abrió sus ojos entonces bastante al ver aquel símbolo echándose un poco hacía atrás y tragando saliva, varias imágenes sin ningún sentido común empezaron a pasar por su cabeza. Gritos, fuego, sangre, unos extraños rezos y aquella marca siempre junto a ellos, y la última imagen, un páramo parecido a Plegia en el que comenzaba a llover sangre.

El corazón de la chica volvió a latir con mucha fuerza mientras miraba a la otra, había comenzado a sudar y a temblar un poco mientras tragaba saliva. Sus labios comenzaron a temblarle también, aquellas imágenes eran como de una pesadilla de cuando era pequeña. Entre sus balbuceos se podían escuchar algunas palabras sueltas.

-Plegia...Grima...yo...ah...Rituales...La he visto, muchas veces la he visto...recuerdo, recuerdo cosas...recuerdos de Plegia-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Mar Jun 27, 2017 5:55 pm

No creía que Noire estuviese tan indefensa como ella misma parecía interpretarse, su puntería parecía ser excelente inclusive cuando los ánimos le flaqueaban y de algún modo debía haber sobrevivido hasta ese punto, pero si así era como veía las cosas y quería dejarle todo el crédito a Morgan, no sería ella quien se quejara. Bienvenida era toda gloria, así como el agradecimiento indirecto. Guiando la situación al tener ya más que confirmada la pasividad de Noire, pues inclusive se había sentado cuando se lo indicaba y donde se lo indicaba sin quejas por sus autoritarios modos, la estratega se dispuso entonces a cuidar que el resto tampoco se saliera de su control. Mantenerse en la cima sería crucial en los siguientes minutos. Las reacciones que una ylisseana pudiera tener eran variadas e impredecibles, ante lo que estaba enseñándole a ella; podría ser tomado de neutral o mal modo con facilidad, pero era prácticamente imposible que una respuesta positiva surgiera de ello. Aún así, era necesario para Morgan. Sólo debía estar lista para manejar lo que sucediese y excusarse según necesitara.

Su rostro se hallaba completamente serio entonces, a medida que contemplaba la agitada reacción de la arquera. Atenta a lo siguiente que hiciera o dijera, no se daba espacio a mantener la jovialidad de antes, pues ese instante era de demasiada importancia como para tomarlo de cualquier otro modo. Cuando la vio retroceder un poco, previniendo que se pusiera de pie e intentara irse, su otra mano se movió con discreción más cerca del mango de su espada todavía enfundada, sólo por si las dudas. Lamentablemente, si Noire la reconocía como una enemiga, si se convencía demasiado de ello y pretendía reportarlo, la hija del dragón oscuro tendría que hacerse cargo. Aunque le agradara mucho la joven, era una realidad ineludible. En el mejor de los casos sólo tendría que lanzarse tras ella, atraparla y retenerla hasta darle una explicación decente; en el peor, todo lo necesario para que no hablara. No obstante, eso era lo más lejos que Noire se movía. Temblorosa, quizás demasiado como para alzarse si lo deseara, mostró un temor mucho mayor al innato nerviosismo de antes; algo, sin dudas, la perseguía en pensamientos sobre Plegia. Apenas consiguiendo escuchar la mitad de lo que decía, ininteligible todo lo demás, Morgan bajó al fin la mano de la marca.

- ¡Así que has estado en Plegia! - Dijo entonces, intentando mostrar una sonrisa relajada. Noire parecía al borde de una suerte de colapso, quizás llanto o quizás algo más complicado de manejar, y la joven estratega tenía la impresión aún de que convenía sujetarla, por ningún motivo más que ser lo que su instinto le indicaba. Esta vez, no creía que con una actitud despreocupada bastara. Sin ponerse de pie, sino que moviéndose aún a gatas por el suelo, se aproximó a la muchacha con cuidado de no moverse bruscamente, hablando en una voz más baja. - Bueno, oye, eso es genial. Al menos a mi me parece genial. Vamos a calmarnos un poco, ¿sí? Que aquí no ha pasado nada... - Se quedó junto a ella, pasándole el brazo por los hombros para sostenerla, a su vez atrayéndola un tanto contra sí. Noire le llevaba un tanto de altura y ciertamente era menos menuda en constitución, pero Morgan jamás dudaba en adoptar esa clase de actitud. En cuanto a retenerla de huir o hacer algo impulsivo respectaba, conocía su propia fuerza y confiaba en que había buena musculatura en sus brazos. Apretó su hombro, confortando. - Y ya me dices el resto, eh. -

Debía entender mejor. No quería causarle sufrimiento, pero ahora que había tenido una reacción, necesitaba seguir adelante. Necesitaba saber si era la clase de temor que haría a una ylisseana tornarse mayor enemiga de Plegia, o si había algo más allí. Desviando la vista al rectángulo de celeste cielo que se veía por la ventana, Morgan respiró hondo e intentó sonsacarlo cuidadosamente de la muchacha, hablándole con lentitud y calma. - Es que creo que te debí haber visto alguna vez, pero... uff, mi memoria. Qué perdida que estoy a veces, necesito que me eches una mano para ubicarme con eso. - Rió un poco, aligerando su interés en todo el asunto y, como siempre, siendo la primera en reír de su problema de memoria. Su curiosidad estaba por los aires, extranjeros no solían entrar a rituales plegianos, a menos que fuese el muy especial caso de un sacrificio o el aún más especial caso de magos oscuros extranjeros, y ninguna de las dos opciones encajaba con Noire.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Dom Jul 16, 2017 11:20 am

Los pensamientos, los recuerdos de Plegia avanzaban rápido en su mente, muchos de ellos superponiéndose encima de otros, sin ningún control ni orden, recuerdos desordenados pero aterradores, fuego, oscuridad, extraños cánticos a un dios oscuro era lo que mas se repetía en sus recuerdos, aun así en ninguno de ellos podía recordar el rostro de la persona que la había concebido, su madre. Ella era la que siempre le llevaba a aquellos extraños lugares, aun cuando ella no se sentía cómoda en lugares como aquel, después de todo...era una niña y su madre le obligaba a hacer cosas que ella no sabía y no podía hacer, y con las que además siempre la decepcionaba. Aquella joven le había ayudado a recordar mucho, muchos sucesos que había escondido en su mente, quizás por seguridad propia o quizás porque su propia madre lo había hecho así con alguna extraña maldición, el caso es que ver aquella marca le había hecho recordar.

No sabía como reaccionar hacia todo aquello, significaba que la chica también provenía de Plegia como ella...¿Pero que hacía ahora en Ylisse? Las relaciones entre Ylisse y Plegia siempre fueron bastante tirantes, pero ahora con los emergidos y todo, eran mucho mas estrictos a cuando ella apareció por Ylisse casi sin poder respirar de todo lo que había corrido. La chica intentaba calmarla de alguna forma, pero era difícil, podía salir de un momento a otro, aquel lado violento y dañino que nunca quería sacar, pero que salia sin que ella lo pudiera controlar y no quería pelear con aquella chica. Ambas estaban muy cerca, con su arco y sus flechas poco podría hacer y aunque era mas alta que la otra joven, esta parecía tener mucha mas fuerza que ella. También le había caído muy bien, por lo que solo si su lado mas oscuro saliera a la luz, la enfrentaría, ya que en este no tenía control sobre si misma.

Poco a poco empezó a regular su propia respiración, colocándose la mano en el pecho, si seguía así podría llegar a entrarle algún tipo de ataque, y no quería que aquello sucediera sin antes darle alguna respuesta a su compañera. Había estado huyendo desde hacía mucho tiempo de su pasado, pero siempre había estado guardando aquellos objetos que había traído desde Plegia, como tesoros. Fue entonces cuando fue sacando aquellos objetos a la luz para que la otra chica pudiera verlos, quizás ella supiera que eran exactamente. Antes de pronunciar cualquier palabra mostró ambos objetos que escondía entre sus pocas pertenencias diarias, le mostró primero un anillo de oro que tenía incrustado un bonito cristal morado, una gema brillante, el otro objeto era un talismán y tenía la forma de un dragón negro, parecía estar tallado en algún material oscuro que ella aun no había logrado identificar.

-Tu...Tu sabes que son estas cosas?...Es lo único que me queda de Plegia...yo...si estuve en Plegia, yo...vine de allí.-

No era algo que le contará a mucha gente, la gente cuando escuchaba que alguien provenía de Plegia, automáticamente pensaban en bárbaros y magia oscura, en crueldad y destrucción. Siempre lo solía mantener oculto, pero ahora que había conocido a una nueva plegiana, no podía contenerse, debía saber que era todo aquello aunque también estaba dispuesta a responder las preguntas de la joven, que como ella, había sufrido perdidas de memoria.

-Mi madre me llevaba a unos extraños ritos...en esos rituales siempre veía esa marca, yo era pequeña y mi madre me obligaba a usar magia oscura, quería que fuera como los demás que se encontraban en aquellos...aquellos rituales,
pero...-


La muchacha suspiró entonces cabizbaja y abrazándose sus propias rodillas recordando todo aquello, aunque aun con varias dudas rondando su cabeza.

-Yo siempre fui un fracaso, mi madre siempre me lo decía, y por mucho que lo intentará, no se me daba bien utilizar aquel tipo de magia...aquello decepcionaba mucho a mi madre y ella encontró un nuevo trabajo para mi. Probaba sus hechizos y maldiciones conmigo y bueno...creo que aun tengo algunas de esas maldiciones.-

Después de decir aquello empezó a toser varias veces, respirando de nuevo agitada mientras se agarraba el pecho con fuerza. Se mantuvo así un poco hasta que se fue calmando, aunque aun respirando algo agitada mientras miraba al suelo nerviosa, confusa y bastante cansada.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Vie Ago 04, 2017 3:00 pm

La paciencia no era el fuerte de Morgan, pero debía de tenerla en ese momento. Confortar a otras personas tampoco se le daba exactamente bien; con el brazo alrededor de los hombros ajenos la sujetaba por si hacía falta, quedándose cerca, mas su otra mano no hallaba dónde ponerse o qué hacer, terminando sólo por bajarla ociosamente. Su escasa sensibilidad la dejaba un poco varada en situaciones como aquella, sin saber cómo proceder. Sólo la aguardaba, murmurando un ocasional "sshh" en intentos de tranquilizarla, con la cabeza ladeada para tener una vista del rostro de Noire, confirmando si pareciera encontrarse bien. No lo parecía. Pero la muchacha no hallaba más que hacer, quedándose tan sólo con un gesto preocupado en el rostro, mordisqueándose el labio de forma un poco brusca mientras continuaba indecisa. Jamás había aprendido cómo ser gentil con otra persona y no estaba por adivinarlo a esas alturas.

Se alivió considerablemente cuando Noire pareció recobrar aliento y poder moverse un poco, aunque no quitaba que vigilase con ansiedad cada gesto suyo, preguntándose qué haría. Ya no temía a la reacción que una ylisseana común o una fiel servidora de Naga pudiera tener, pero todo le tenía inquieta, impaciente por cualquier información que pudiera ganar y consternada por la otra chica. Observó los pequeños objetos que le enseñaba, parpadeando, aunque lo que más había llamado su interés no eran las joyas y amuletos, sino el conocimiento de que Noire había sido nacida en la misma tierra que ella. No pudo evitar celebrarlo como si de algo pura y sumamente bueno se tratara, sonriendo y sacudiendo a la arquera por el hombro al moverse de súbito en su lugar. - ¡Oh! ¡Wow! ¡Eso es inesperado! A ver, déjame ver. - Respondió, sin dudar en tomar los objetos en su mano para verlos más de cerca, a su vez que probar si le generaban alguna sensación en particular, como algo maldito podría llegar a hacer. Los rituales practicados en ella misma la habían hecho susceptible a maldiciones, delicada ante sus efectos, tal como una herida mal sanada volvía a doler ante el menor contacto. No obstante, por más que tanteara y girar los dijes entre sus dedos no percibía nada. Y allí terminaba su investigación, pues nada más entendía de maldiciones o encantamientos.

Haciendo una leve mueca, Morgan terminó de oír la explicación de la arquera al respecto. Sonaba en demasía familiar, aunque no tuviese recuerdo alguien que correspondiera a los mismos hechos. Y aunque en definitiva eran horrores los que narraba, Morgan no conseguía tomarlos con la misma impresión que alguien ajeno a Plegia haría, conociendo demasiado bien la naturaleza de esas pruebas humanas. Era algo que sucedía, simplemente. Le sucedía a muchas personas. Pudo tomarlo con relativa calma, sin decir nada aún, tan sólo agachando la mirada de sus ojos violeta al pensar al respecto. Despertaba un inusual deje de simpatía, casi la capacidad de ser sensible, todo por la joven que hablaba con el viejo temor a flor de piel. - Siendo sincera, mira... soy plegiana, pero yo tampoco soy maga. No tengo idea de si estas cosas son mágicas o algo. Lo único que sé es que este es el dios Grima, así que debe ser importante. - Le dijo, sosteniendo en el aire la figura del dragón negro, a su vez acercando el collar al pecho de la otra mujer como si probase cómo habría de lucir puesto en ella. Sin llegar a tocarla con el dije, volvió a bajarlo y le devolvió ambos objetos.

- Conmigo también intentaron que aprendiera magia oscura... creo. No recuerdo nada, la verdad, pero me han dicho que sí. Y que no pude. Probablemente de allí que no recuerde. - Habló en un volumen más bajo del que le era usual, dudando un tanto antes de retirar la mano del hombro de Noire, pues parecía conseguir estabilizarse por sí misma. Aún así, permanecía cerca, prefiriendo ella misma la distancia corta que le permitía halbarle por lo bajo. Continuó con una media sonrisa apareciendo por un instante en su rostro. - Diría que a mi me fue bien. Si algo no sirve recordarlo, pues qué bueno que se me olvide. No pasa nada. Lo molesto es perder las cosas que sí me habría gustado recordar de todo ese tiempo, como... todo lo demás. Pero... - Miró con cuidado a Noire. Pecaba de hablar de sí misma sin que lo preguntasen, mas ponía atención aún a ella, al modo en que había salido de tan parecida experiencia. - Supongo que el hecho en sí nunca se va, ¿no? Algunas cosas no se borran aunque pase mucho tiempo o vivas otra vida... o eso dicen. ¿Tú recuerdas todo lo que pasó? -

En el fondo, no estaba precisamente segura de qué información era la que buscaba. Suponía que cualquier cosa serviría, así fuesen los detalles de una experiencia ajena, pues tampoco podría decir para qué la quería. Sólo había una curiosidad irresuelta frustrándola, quizás la ausencia de memorias y nada más. Se cuestionaba con inquietud si su experiencia sido igual de horrible que la ajena y a qué habría accedido a someterla su querido padre adoptivo, el sacerdote que se había encargado de ella y de su hermano desde el principio. Y sin embargo, viendo a Noire así, no se sentía tan segura de querer tales recuerdos de regreso. Apartando su mente de ello un poco, agregó con ligereza. - ¿Me recuerdas a mi, de casualidad? Puede que hasta nos hayamos topado en esa época, supongo. Pareces como de mi edad. - Cuestionó. Era una pregunta inocua y trivial, pero aún entre horrores pasados, a Morgan le generaba un aire de optimismo hablar de algo tan simple, regular y cotidiano como la coincidencia de dos muchachas adolescentes que podían haberse conocido antes. Era un cambio de enfoque y de aires que le sentaba bien.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Dom Ago 13, 2017 12:28 pm

La joven respiraba agitada y nerviosa de nuevo después de soltar todo aquello, mirando un poco al suelo, era difícil para ella decir todo aquello, nunca ante había podido soltarlo y lo tenía muy dentro de ella. Muy poca gente sabía sobre el pasado de Noire, ni si quiera ella misma sabía muchas cosas sobre su pasado. Aparte de que le costaba mucho abrirse a los demás, en un lugar como Ylisse, que ella fuera de Plegia podría hacer que los demás pensarán aun peor de ella, provocando aun mas rechazo del que ya sufría por su extraño comportamiento. Tampoco es que hubiera tenido la oportunidad de encontrarse con nadie de Plegia en mucho tiempo, no había muchos plegianos viviendo en Ylisse, y si los había seguramente no iban a descubrir fácilmente su procedencia, como ella misma hacía.

La joven levantó su rostro para observar a la otra chica, intentando investigar sus reacciones ante aquellos dos objetos tan extraños que guardaba como tesoros. Intentaba ver si reaccionaba como ella, si cambiaba de personalidad drasticamente, pero nada de eso ocurrió, la joven parecía la misma que había conocido, así que no sabía bien si aquellos amuletos tenían algún poder oscuro escondido, o si solo reaccionaban con ella por haber sido la victima de la maldición. Aun así, la chica parecía tener algo que le decía que algo tenía que ver con ella. Parecía que la joven había pasado por algo parecido con la magia oscura, aunque no lo recordaba exactamente, parecía que se lo habían contado. Cada vez tenían mas cosas en común, ¿Quizás tenían un pasado en común mucho mas importante que lo que ambas recordaban? Aquello se mantuvo en la mente de la arquera por largo rato. Recogió entonces de vuelta sus preciados objetos y los guardo, aunque antes observo el dragón negro, así que se trataba de Grima...la contraparte de Naga, la deidad de Ylisse y cada vez la de mas gente.

-Lo siento mucho...espero que no te maldijeran a ti también aunque... si no recuerdas mucho, temo decirte que es probable que sea algún tipo de maldición, yo tampoco recuerdo algunas cosas, ni si quiera el rostro de mi madre.-

Sabía muy bien lo que podía sentir aquella chica, había tantas cosas que quería recordar pero no podía...sobretodo el rostro de su propia madre y si tenía algún recuerdo bonito, quería poder recordarlo, lo único que recordaba eran trozos sin continuación, y todo ello le daba miedo. A la siguiente pregunta de la joven negó con la cabeza, había muchas cosas que no recordaba aun.

-Hay cosas aun que no se muy bien que son...recuerdos inconclusos y...eso me entristece mucho, la mayoría de ellos me asustan, son escenarios muy tétricos... veo en ellos fuego, niños como yo viendo...rituales extraños. Creo que te recuerdo de niña, creo...que estabas allí conmigo.

Hizo un ejercicio de memoria, concentrándose con los ojos cerrados para intentar buscar aquel recuerdo, intentando unirlo con otros, pero sin duda alguna el rostro de la chica se había repetido ya varias veces en aquellos recuerdos. Pudo reconocerla, casi siempre en aquellos rituales, pero siempre estaba junto a ella...y por alguna razón su madre no paraba de mirar a la otra chica, no sabía como la miraba, pero su cabeza siempre se dirigía a la otra chica, aquel rostro sin ojos...sin boca, sin vida.

-Creo...creo que nos encontrábamos bastante en los rituales, y...y...casi siempre estábamos cerca, aunque había otro...otro chico mas cercano a ti...mi madre además parecía interesada en ti, no paraba...de mirarte, incluso mas que a mi, como si fueras...el centro de atención.-

La chica intentó recordar algo mas, pero aquello era agotador así que tuvo que dejarlo levantándose un poco y observando hacia fuera.

-Todo esto es tan...distinto, tan nuevo para mi...tengo curiosidad por saber mas, pero también siento miedo de lo que voy a descubrir... y ya...no se lo que hacer...me siento perdida, me siento...como mantequilla untada sobre demasiado pan. -
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Morgan el Lun Ago 28, 2017 10:05 pm

Morgan no se sentía particularmente maldita, aunque ese pudiera ser el motivo de su amnesia. Pensó en ello con una mano en el mentón y la mirada vuelta hacia el altísimo techo de la torre. Hasta donde sabía, el único efecto secundario del que sufría era su sensibilidad a la magia oscura; las maldiciones funcionaban demasiado bien en ella y la magia en sí la ahogaba con facilidad, siendo un inmenso desafío cada entrenamiento que implicase enfrentarse a hechiceros plegianos. Pero no había nada más. Y, negándose a creer que el sacerdote que la había criado la expondría a peligro, la joven se inclinaba tercamente a pensar que no debía tratarse de nada serio. No obstante, lo que Noire estaba relatándole era bastante más de lo que ella recordaba y tenía su sentido. - Hmmm... pues... suena a que nos pasó más o menos igual... - Tuvo que admitir, aunque sin agradarle mucho la idea. Ambas habían sido partícipes en rituales a temprana edad, ambas resultando faltas de memoria por ello. Hubiese sufrido maldiciones o no Morgan, el resto era igual. Su rostro normalmente afable y despreocupado mostró un ceño fruncido por un instante, antes de distraerse gustosa a la mención de que la otra muchacha creía recordarla. - ¡¿Sí?! -

Emocionada, volvió la atención de lleno a la arquera. Las ansiadas piezas sueltas del pasado que no recordaba, escenas desperdigadas que sólo su hermano podía a veces darle, se sentían un poco más cercanas. Ansiosa, la estratega escuchó cada palabra emitida en la voz dubitativa y suave de la otra joven, siendo tan paciente como le era posible con ella. Se contuvo de interrumpirla, de tocarla o de hacer ruido siquiera, centrándose por su parte en intentar imaginar la escena descrita. Rituales que involucraban otros niños, una muchacha de más o menos su edad junto a ella y seguramente su gemelo; ser el centro de atención ciertamente sonaba a ella misma. Con los ojos bien abiertos y una sonrisa ya firmemente plasmada en el rostro, aguardó por si hubiese algo más, pero parecía que era todo lo que Noire tenía para darle. Cuando la dama más alta se levantó del suelo, Morgan comprendió que había sido todo. Aún así, se le hacía suficiente. - ¡Wow! ¡Buena cabeza tienes sobre los hombros, para ser amnésica! - Celebró enseguida, con humor. - ¡Y nos conocíamos! Apuesto a que éramos amigas allí dentro. Yo por seguro que lo habría sido. -

Eso era lo que dilucidaba de los recuerdos ajenos, en primera instancia, tomándolo todo con un persistente y fuerte optimismo. Si a nada más podían llegar dos personas sin recuerdos, entonces esa parte de la historia era a la que prestaba mayor atención, simplemente feliz con tal progreso. Servía de mucho. No demoró en alzarse tras la arquera al oírla, confundida e insegura, con claridad tomando las cosas de modo más grave que Morgan. Dispuesta a remediar eso, la joven de bastante menor altura tomó lugar a su lado, de rostro a la ventana, dando una pequeña palmada en la espalda ajena.

- Está bien, Noire. Vas a ver que está bien. - Dijo, inclinando la cabeza hacia ella al punto en que dio un suave golpecito contra el brazo de la muchacha, antes de volver a enderezar la cabeza, portando en el rostro una contenta y relajada sonrisa. - Lamento que no haya nada que yo pueda contarte sobre tu pasado. Pero, si en algún momento quieres intentar o algo, podemos ponernos a buscar juntas. O puedes ir a Plegia, a verme a mi o a papá, que es sacerdote y debe saber de lo tuyo. - Ofreció, dejando las partes complejas y desconocidas del asunto deliberadamente para un largo "después", a modo de intentar que la otra no se preocupase de ello enseguida. En sí, hablar con su padre sobre el pasado y todo lo que había conllevado a la falta de memoria en Morgan era algo que debía de hacer, pospuesto desde siempre por evitarse algo desagradable tanto como por creer que no lo necesitaba. Quizás, cuando regresara a Plegia luego de su misión, debería de intentar platicar un poco al respecto. Cambiando de idea con rapidez, alzó la vista a la mujer a su lado. - En lo que respecta a ahora mismo, ¿qué tal volver a ser amigas? ¿Qué dices? -

Morgan podía ser egocéntrica, poco sensible, distraída y otas tantas cosas, pero poco amigable no estaba en esa lista. Una amiga que estaba convencida de que debía haber tenido antes, una que ahora podría recordar, no venía mal. Aguardando con seguridad una respuesta favorable, sólo miró el mismo paisaje que yacía ante los ojos de Noire, largos metros abajo. Los caballeros de ylisse habían terminado hacía ya un buen rato de aniquilar a los pocos emergidos supervivientes, organizando ya para despejar, quemar los cuerpos y dejar el área. - Oh, creo que tus amigos van a querer partir pronto. Mmh, me pregunto si deberían verme o no... - Morgan dijo, apoyando una mano en el alféizar de piedra para tamborilear los dedos sobre el mismo. Su vista bajó en breve a la marca en el dorso de su mano, y soltó un corto suspiro.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Grandmaster

Cargo :
Estratega | Figura Sagrada (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [5]
Espada de plata [6]
.
.
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
585


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Noire el Mar Sep 05, 2017 1:00 pm

Era extraño pero parecía que ambas tenían un futuro compartido, normalmente Noire no se encontraba con nadie que le hiciera sentir aquellas sensaciones ya que muy pocas veces se encontraba con personas provenientes de Plegia, desde hacía ya mucho tiempo que no había hablado con alguien de aquel país, por eso estar con aquella chica le gustaba, aunque no lo fuera a decir por su clara timidez, pero tenerla cerca parecía que le hacía recordar cada vez mas cosas...y eso era bueno no? Aunque a veces hay recuerdos que nadie quiere recordar. La otra joven parecía reaccionar de distintas formas por lo que ella decía, primero fruncía su ceño y después se emocionaba por lo que Noire estaba muy confundida y extrañada mientras la miraba fijamente.

Parecía que como ella, también estaba deseando volver a traer de vuelta aquellos fragmentos desperdigados por alguna parte que eran sus recuerdos. Ninguna de las dos tenía mucha idea del pasado de la otra, pero ambas tenían algo en común, se habían visto, habían estado juntas antes y aquello reconfortaba a la joven. Recibió su halago entonces con una leve sonrisa en su rostro intentando calmarse mientras asentía.

-Creo que tu compañía me ha ayudado a recordar mas cosas, de no ser así no habría recordado nada...-

Ella entonces creía que eran amigas desde antes, asi era? Ambas eran muy distintas, eran como la noche y el sol, Noire no sabía si realmente aquello era cierto pero si así lo creía su compañera no iba a decir que no, desde luego quería tener una amiga del pasado, aunque no estuviera claro que lo fuera, era mejor tenerla.

-¿Crees que eramos amigas?...eso...eso estaría genial, creo que eres alguien muy amigable así que seguro que eramos amigas...-

Entonces fue cuando escucho lo que decía la otra joven sobre Plegia...¿Volver a Plegia? Había evitado eso mucho tiempo ya, ayudando a aquellos que la habían salvado, pero cada vez tenía mas ganas de volver, cada vez sentía mas curiosidad, pero aun no...debía terminar al menos su entrenamiento como exploradora así que tendría que esperar para irse.

-Aun no podré ir...pero en cuanto haya terminado y sea una exploradora capaz, espero que aun sigas allí y pueda volver a verte...ahora creo que lo mejor que podrías hacer es volver, me ha gustado mucho conocerte...bueno...volver a verte. No te preocupes, no sabrán nada de ti. -

La joven arquera se separo de su compañera entonces agarrando su arco y caminando hacia el exterior de aquel derruido fuerte para reunirse con sus compañeros,no diría nada de la joven y hablo con ellos para que siguieran el camino, allí en el fuerte lo único que quedaba ya era muerte.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
747


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Lo que la Luz Jamás Borró [Privado | Noire]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.