Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

(Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Mar Ene 31, 2017 5:55 pm

Draugen se encontraba con su caballo Munir, paseando en las cercanías del Teatro Público. De hecho, estaba vigilando, después de todo, se había convocado a todos los ciudadanos a asistir a un gran espectáculo, donde se presentarían diversidad de interpretaciones, musicales, artísticas, humorísticas... el objetivo era hacer pasar a los habitantes una tarde completamente diferente, pudiendo distraerse con la presentación de diversos artistas. Draugen aprovechó la oportunidad para pedir la zona, iba a estar colmada de gente, y no sólo podría vigilar sino también aprovechar para ver las actuaciones.

Llegó horas antes, cuando se empezaba a montar toda la estructura en la que se iban a realizar todos los shows. Una gran decoración se había puesto en el sitio, adornando desde la entrada hasta la salida el gran Teatro Público. Muchos músicos, comediantes y magos hacían acto de presencia en el lugar. Preparaban el equipamiento de sus respectivas actuaciones. Se veía que iba a ser algo duradero, y bastante entretenido. Pasado el tiempo, comenzó a llegar la audiencia. Eran una gran cantidad de personas, muchos ciudadanos se encontraban reunidos en el lugar. Draugen estaba emocionado, recordaba cuando era niño y asistía también al Teatro Público junto a sus padres. Tenía mucho tiempo sin divertirse de ésa manera. Sin embargo, el caballero tuvo que olvidarse de todo por un momento. Un potente grito desde la entrada del Teatro atravesó entre la multitud: ¡Se acercan! ¡Se acercan! ¡Vienen hacia acá! ¡Corran!

En reiteradas ocasiones marcaba aquello. Estaban en camino. Los emergidos marchaban hacia el lugar, y habíamos llamado su atención seguramente de tanto ruido que se estaba emitiendo en el teatro. Se tuvo que interrumpir el espectáculo de uno de los músicos. Las personas abandonaron el escenario lo más rápido que pudieron, y siguieron a algunos de los encargados de la vigilancia del sitio, que se encargaron de resguardarlos correctamente, cómo es debido, quedándose fuera de la vista de las bestias. Para la desgracia de Draugen, él no podía ocultarse. Debía alejar a esas bestias como le fuese posible. Los encargados de proteger el escenario salieron con sus respectivas armas, algunos con espadas, y otros, con lanzas. Eran muy pocos, estaban en clara desventaja. Tsk, maldita sea... Musitó Draugen, desenvainando su espada. Se están separando, tenemos que aprovechar eso. Cada quien tendrá que hacerle frente a uno por uno si queremos acabar con esto rápido. El ejército no debe de tardar en enterarse de lo que está pasando. Tendremos que distraerlos. El jinete elevó su arma y con su caballo, atropelló (literalmente) a una de las bestias, que soltaba su arma tras el impacto. Agachándose un poco, clavó la espada en el pecho del emergido. El primero de muchos que seguramente iba a tener que cargarse.

La pesadilla apenas empezaba, tenía que intentar hacer tiempo y intentar derrotar a cuántos pudiese, antes de que fuera demasiado tarde y se apoderarán del Teatro Público.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Miér Feb 01, 2017 10:11 am

Era su primera vez fuera de Elibe, aquella catástrofe naval había traído consigo la fortuna de permitirle conocer tierras nuevas, cosa que para alguien de su edad, de hecho, era algo muy bien recibido. Su compañero pelirrojo debía estar atendiendo asuntos importantes de los cuales desgraciadamente no podía ser partícipe…. cosas de nobles así que al final tendría el día libre para disfrutarlo como le placiera haciendo turismo. Nils era curioso como cualquier chiquillo debía serlo aun que ni por asomo tan inquieto como debería serlo uno de su aparente edad, sus ojos carmín se paseaban por entre las chucherías que los mercados tenían en exhibición. Ciertamente Altea era un lugar muy colorido y animado, le recordaba un poco a Pherae aun que, ya fuera por soberbia patriota o un hecho comprobable lo cierto es que aquel reino de Akaneia le parecía pequeño en comparación.

Fue así que entre paso y paso a cabo en lo que llamaban "teatro público" un despliegue aun más llamativo y fascinante que la ciudad en sí misma. Los artistas entre ellos actores, poetas, bailarines y músicos se preparaban para lo que prometía ser un verdadero espectáculo, uno que no deseaba perderse. Por supuesto no planeaba presentarse, no en un lugar tan concurrido donde podría quedar expuesto… no, intentaría ser discreto y humilde esta vez a la expectativa de cómo sería la música en un continente extranjero. Con todo ya listo daba la impresión de que nada podría arruinar el ambiente tan animado y festivo, error, pues justo cuando la cosa se ponía realmente buena alguien irrumpió en medio del acto dando la alarma de emergidos.

Todos los ciudadanos presentes comenzaron a ser evacuados a lo que el infante no pudo hacer más que ponerle mala cara sin poderse creer que su mala suerte lo persiguiese aun en otro continente… se sentía como un verdadero imán de catástrofes aun que la realidad era que poco y nada había tenido que ver su presencia en ese lugar. Aun así, el niño no se puso a salvo como lo hicieron la mayoría de los civiles si no que directamente corrió en sentido contrario al campo de batalla. La razón era en realidad muy simple, si el problema se extendía acabarían incordiando de nuevo a Eliwood y después de verlo medio muerto por la última batalla tenia la férrea determinación de tomar el asunto en sus manos, no solo porque sus habilidades fueran útiles si no por el simple y llano deseo de fortalecerse a sí mismo; de ahora en mas enfrentaría arduas batallas junto al marqués y deseaba estar listo. Escalo hacia el escenario, lugar perfecto para divisar como se desenvolvían las cosas comenzando a buscar con la mirada al soldado que se viera más competente, estaban en clara desventaja pero precisamente por esa razón el joven bardo decidió quedarse.  

- Oye tu!!!, el del caballo y el sombrero chistoso!!!!!, soy el bardo acompañante del marques de Pheare y vine a brindarles apoyo!!!!. Tu encárgate que esas cosas no se me acerquen y a cambio te hare pelear con la fuerza de varios hombres!!! -

Le grito el chiquillo sacando su instrumento musical, una larga flauta con la cual entonaría una melodía cargada con una magia especial que solo un bardo como el poseía, el jinete de un momento a otro se sentiría mucho más liviano, mas fuerte así como su montura quien se movería mas rauda y veloz gracias a las notas que aquel jovencito de cabello verde entonaba desde el escenario, notas musicales que parecían resonar directamente en el alma y corazón del jinete y su montura.


Última edición por Nils el Vie Feb 03, 2017 11:32 pm, editado 2 veces
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 01, 2017 7:32 pm

A Draugen le costaba imaginarse un panorama diferente, no tenía ni la más mínima oportunidad de salir con la victoria. Pero algo cambió de un instante a otro, cuando algunos civiles aparecieron con espadas y otros con lanzas, mientras a lo lejos unos pocos tiraban jabalinas a diestra y siniestra. El jinete podía sentir un ligero cambio en la batalla, pero al mismo tiempo se visualizaba como la balanza del combate, pues era el único al frente de todos esos emergidos.

Fue entonces cuando otro emergido se le cruzó en el camino, él no se dio cuenta, pero su caballo sí, y giró haciendo que el caballero sólo tuviera que clavar su espada en el pecho del contrario, hundiéndole el arma para posteriormente tirarlo en el suelo. No tenía ni la más remota idea de cómo su caballo consiguió percatarse de eso, pero estaba muy agradecido y le dio una gran caricia. Gracias por cubrirme las espaldas, Munir Musitó a su caballo, mientras continuaba ejerciendo cortes al aire, intentando darle al menos una vez a los hábiles emergidos, que esquivaban y atacaban con gran rapidez y precisión.

Escuchó un grito proveniente del escenario del teatro, pudo observar a un joven de cabellos claros gritarle. ¿S-sombrero chistoso? Es un casco militar... negó, pero algo le impidió seguir refutando cuando aquel chico revelaba que era el bardo acompañante del Marqués de Pherae, una gran autoridad, y al mismo tiempo ofrecía ayudarle al jinete a cambio de mantener a los emergidos alejados de él. Lo iba a hacer batallar con la fuerza de varios hombres, algo que lo hizo sonreír con una expresión burlona - Sí, clar... Entonces al moverse para atacar a uno de los emergidos, pudo oír una melodía bastante fuerte, era un sonido que le sonaba en su cabeza sin parar, podía escuchar cada nota a la perfección y al darse cuenta, empuñaba el arma con mayor firmeza y al atacar a los emergidos, parecía que el tiempo no corría, efectuaba cada ataque con suma perfección y hasta su caballo también parecía verse afectado por el sonido, moviéndose con mayor rapidez y evadiendo cada intento de herirlo que hacían los emergidos. No sabía bien quien era el chico, pero lo que sea que estaba haciendo, resultaba de mucho apoyo, aunque eso sí, tendría que tener suficiente técnica para poder mantener ese ritmo que estaba haciendo al jinete desempeñarse mejor en la batalla.

- Lo que sea que estás haciendo, síguelo haciendo. -Dijo mientras golpeaba con su espada a varios emergidos, cada vez eran menos pero estaba claro que todavía le quedaba un largo trecho de enemigos que vencer, si quería poner a salvo a los civiles.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Sáb Feb 04, 2017 12:43 am

Spoiler:

La música se escuchaba por todo el teatro público, una melodía animada e intensa que alzaba la moral de todos aquellos que luchaban aun si solo el caballero montado era el único afectado por sus propiedades mágicas. El joven era sumamente talentoso contrastante a su aparente juventud física, se movía a través del escenario danzando a la par que interpretaba aquella melodía para no perder el ritmo en caso de tener que moverse si los emergidos llegaban hasta el. Nils estaba peleando a su manera, enviando energía hacia su aliado provisional en forma de notas musicales, prestándole su fuerza en cada estoque, en cada paso, en cada movimiento.

Por supuesto los emergidos venían en una cantidad considerable mas el joven bardo no podía hacer más que tocar sin detenerse, aun si las energías se le escapaban era consciente de que los soldados peleando la estaban pasando mucho peor que el, así que seguiría tocando hasta que el ultimo de los enemigos cayera. Aun así y pese al papel que ya estaba desempeñando el chiquillo decidió poner un poco más de su parte y entre nota y nota agregaba un sonido disonante que solo los emergidos más cercanos escuchaban lo cual los paralizaba el tiempo suficiente para que los soldados pudiesen asestar golpes certeros sin el peligro de que les contra atacasen. Uno a uno caían los cuerpos de aquellos seres de brillantes ojos y pieles violáceas, la bravura de los soldados Alteanos era admirable mas el bardo de Pherae aportaba a la batalla un impulso extra que inclinaba la balanza notoriamente a su favor. La melodía y la danza continuaron incluso un poco después de que el ultimo emergido hubiese caído, aun había que asegurar el área pero de momento el teatro público había quedado libre de la amenaza. El joven bardo detuvo entonces su melodía, sudando un poco y respirando ligeramente agitado mas con una amplia sonrisa en su rostro al pensar que había sido útil y con esta pequeña victoria le ahorraría un par de dolores de cabeza al marqués.

- Buen trabajo soldado del casco militar gracioso. -

Expreso el joven de ojos carmesí y pelo verde claro cruzándose de brazos, sonriendo ligeramente burlón pues no había pasado por alto el escepticismo del soldado en cuando le ofreció su ayuda. El trabajo de limpiar y sacar los cuerpos de emergidos del teatro para intentar reanudar la celebración era algo que no le agradaba ni apetecía hacer así que se limito a sentarse a orillas del escenario moviendo sus delgadas y pálidas piernas de forma juguetona.

- Para ser un reino que presume de haberse liberado de esta plaga yo creo que entraron bastantes de esas cosas…. Oh, pelearon bastante bien sin embargo. Aun así, debería sentirme preocupado?. -

Después de todo el marqués había ido a ese lugar en una misión diplomática y a prestar ayuda contra aquella amenaza…. no podía decir que aquel reino fuese de su agrado en realidad después del incidente en las islas pero tampoco era un lugar desagradable. Aun así, admitía para sus adentros que el soldado a caballo era un tipo interesante a parte de haberle hecho gracia su reacción al mencionar su "extraño sombrero".
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 04, 2017 9:44 pm

La melodía que transmitía aquel joven a través de su flauta era una verdadera canción, espectacular sin duda alguna. Podía utilizar perfectamente sus habilidades gracias a esa música. Se movía con gran ligereza al igual que su caballo, y atacaban con igual precisión. Un corte tras otro a los lados, y los emergidos seguían cayendo como agua de una cascada, uno tras otro, sin parar. Los civiles presentes podían percatarse que la cantidad de emergidos disminuía a gran ritmo.

Ellos sabían que lo estaban haciendo bien, y tenían que tratar de seguir así. Draugen por su parte intentaba trabajar más que el resto, al estar al frente, era quizá la pieza fundamental de que el teatro se estuviese manteniendo sólido, sin la presencia de ninguna de esas extrañas criaturas. El jinete siguió aprovechando esa melodía hasta su última estocada, deshaciéndose de una gran cantidad de emergidos presentes.

Tras haberse desempeñado en batalla un largo rato, notó una gran diferencia. Mientras los civiles intentaban recomponer el estado del Teatro y efectuar nuevamente la celebración, Draugen escuchó a la lejanía como aquel chico le felicitaba por su trabajo, no sin antes volver a burlarse de su casco. Gracias, no hubiese podido luchar igual sin esa extraña nota que emitiste. ¿Es acaso una habilidad que tienes o...? Jamás había visto ni escuchado de algo así. Draugen ciertamente estaba fascinado.

- Por cierto, mi nombre es Draugen. ¿Cuál es el suyo? -Preguntó, dudoso. Estaba hablando con alguien importante después de todo. No cualquiera podía hacer ese uso de una simple flauta, no cualquiera podía ser acompañante del marqués de Pherae.

El joven de cabellos verdes añadía que le pareció ver muchos emergidos para estar en un reino que se había liberado de ellos, parecía dudar de la seguridad del lugar. - Nosotros no contábamos con ello, siento mucho cualquier inconveniente o molestia sufrida durante la batalla. Se suponía que hoy los ciudadanos tendrían un espectáculo decente, no una plaga invasora. Pero mientras yo esté aquí, puede contar con que haré lo posible por mantenerlos a salvo. -Afirmó el jinete, con convicción.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Dom Feb 05, 2017 12:17 pm

Nils apoyo el codo en una de sus piernas mientras que su brazo serbia de apoyo para la cabeza, sonriendo ampliamente ante la felicitación del caballero por su apoyo en la batalla. No lo admitía pero le encantaba recibir halagos respecto a su arte por lo cual se empeñaba en practicar diariamente de forma ardua y precisa hasta lograr alcanzar el nivel sublime y mágico que tenia actualmente.

- Es un placer señor Draugen. Yo soy Nils de Elibe pero puedes tutearme si lo deseas; yo no ostento ningún cargo nobilitario ni soy una persona en realidad importante; soy solo un humilde músico bajo contrato. -

Era costumbre suya desmerecer sus cualidades pues por lo general prefería tener un perfil bajo…. aun que eso solía ser difícil por su inusual y llamativo color de ojos junto con sus cabellos verde claro, rematando al final con una vistosa indumentaria de seda brillante. No podía evitarse hasta cierto punto pues su trabajo al fin y al cabo era entretener.

- Eso que hice hace un momento con la música… hum… es algo complicado de explicar. Como decirlo?, podríamos dejarlo en que es algún tipo de magia que brota desde el centro del espíritu. De vez en cuando un artista es capaz de trasmitir ciertas energías a través de su arte de tal forma que inspiran a sus aliados aun que se dice más fácil de lo que es en realidad. Uffff… veamos… es…. como si yo le trasmitiera mi energía usando la música como enlace…. En resumidas cuentas es algo a lo que los bardos como yo nos dedicamos; cosas del oficio, usted sabe. -

Gesticulaba con las manos mientras hablaba intentando poder explicar aquello que él a duras penas entendía, todo lo hacía por mero instinto y aun que sabía perfectamente todo el procedimiento para cargar de poder sus melodías era algo que no sabía poner en palabras. Y es que algo así solo podía sentirse, vivirse, aquel era un poder misterioso que solo se aprendía con la pactico y la dedicación, no pegado en los libros como ocurría con los magos o pidiendo ayuda de los dioses como los clérigos…. la magia del bardo brotaba de sus emociones, de su corazón, eran sensaciones, un arte mágica mas libre.

- Y no me cabe duda, se hubiese visto saltando al frente en cuanto los emergidos irrumpieron en el lugar. Ohh y su amigo estuvo igual de bien, pocos caballos he visto que sean tan valientes como este chico de aquí, se nota que saben trabajar muy bien juntos. -

El chiquillo igualmente era un amante de los animales y personalmente disfrutaba de ver a un corcel tan dispuesto a proteger a su dueño tanto como su jinete le cuidaba en batalla, eso solo era una clara señal de lo mucho que se apreciaban y respetaban, por tanto un humano como ese no podría ser malvado.

- Es una pena que el festival vaya a retrasarse por esto… humh… y yo que tenía tantas ganas de ver a los bufones. Uno se iba a tragar una espada entera, Una espada ya le digo!! -

Aun que le costaba mucho admitirlo el aun era un niño, uno quizá no tan impresionable o inocente como otros de su edad pero niño al fin y al acabo por lo que, en cuanto escucho de que había un traga espadas en el espectáculo no había dudado en anotarse en primera fila para verlo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 05, 2017 4:49 pm

Draugen entonces escuchó el nombre de aquel joven músico, se llamaba Nils, era de Elibe al parecer, pese a ser compañero del marqués de Pherae añadía no tener ningún cargo nobiliario, y ser un simple músico bajo contrato. El caballero negó con la cabeza, para él era digno de su respeto al menos, independientemente de lo que fuera, su habilidad en la batalla fue suficiente muestra de valentía y honor, por lo que admiraba al chico. -El placer es mío, Nils. No esperaba ver un joven como tú presentarse en el teatro, ni mucho menos luchar. Estoy seguro que a la gente le gustará tú actuación. -Señaló Draugen. Se encontraba personalmente sorprendido por el desempeño y habilidad del chico. Aún no conocía entender qué era lo que había hecho, ni cómo lo había hecho. El jinete aún se encontraba un poco agitado, la lucha pese a su poco desenlace fue muy intensa para él, tal vez por haber contado con más energía de la que realmente podía.

Escuchó entonces del mismo la explicación sobre su extraña condición con la flauta, y lo que había conseguido transmitir con ella. A Draugen no le quedaba claro, pero le entendía. Era algo muy difícil de explicar, y quizá entendió lo más importante; "era algo natural". Draugen sabía con respecto a esa sensación, salir a batallar era algo que Draugen no podía explicarse bien porqué o cómo lo hacía, simplemente salía y daba la cara, poniendo en riesgo su vida con tal de proteger a otros.

Fue entonces cuando el jinete escuchó un par de cumplidos tanto a él como a su caballo. -Oh, él...Él es Munir, es mí compañero desde que pertenezco a la caballería... Entrenamos mucho para situaciones cómo ésta, yo lo cubro a él y él a mí... es mi fiel amigo. -Añadió, mientras acariciaba y abrazaba al mismo. Poco después oyó como el bardo mencionaba las ganas que tenía de ver el espectáculo, y a un bufón en especial, que se iba a tragar una espada entera. -Sí, yo también estoy muy emocionado. Por eso pedí la guardia de éste sitio, mala suerte que justo una plaga se aparece asustando a todos... -Dijo Draugen, un poco cabizbajo. -Ahora el espectáculo seguro tardará un poco más en empezar, pero le ruego que se quede, estoy seguro que pasará un buen rato viendo varias de las actuaciones. No sólo se presentará ese bufón que puede tragarse una espada, también vendrá uno que mantiene fuego en su boca, será algo espectacular y digno de ver.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Lun Feb 06, 2017 12:57 am

Sus pálidas mejillas se colorearon ligeramente de rojo en cuanto escucho el primer comentario contrario, comenzando a negar enérgicamente con la cabeza.

- Oh, no, no, no, hoy no estoy de servicio, no hay manera de que me atreva a presentarme en un espectáculo tan grande como este. Yo soy más de presentaciones pequeñas, poco público y menos exigente si me entiende. Bueno, cuando hay que trabajar hay que trabajar pero francamente me ponen nervioso los eventos grandes donde te pueden arrojar cualquier cosa al escenario y tu no lo vez venir -

Cualquiera pensaría que hablaba de fruta podrida o cosas similares que suele arrojar la gente cuando un espectáculo no les gusta o simplemente pretenden hacerse los graciosos molestando al músico de turno, pero las preocupaciones del chiquillo con ojos carmines eran mucho más serias en realidad.... no solían agradarle los públicos numerosos por miedo a que le cayese alguna daga o flecha mientras se encontraba interpretando sus melodías en un lugar tan expuesto como un escenario.... era muy posible que Altea fuera segura y que no corriera peligro pero aquel temor lo tenía bastante arraigado y mas valía prevenir que lamentar.

- Así que Munir, un placer conocerte a ti también. -

Soltó una leve risilla en cuanto el caballo relincho respondiéndole, no era raro para él pues de alguna manera su sangre de dragón le facilitaba la tarea de conectarse con otros seres vivos, se daban a entender de alguna manera y aquello no era diferente con ese valeroso y confiable corcel blanco.

- Fuego de la boca?!, como un dragón?!! -

Pregunto el joven bardo entusiasmado mientras que se presentaba un brillo de emoción en sus ojos carmines. Este tipo de espectáculos circenses no eran comunes en Elibe pues los pueblos solían estar demasiado separados unos de otros y, si se tomaba en cuenta que las planicies de Sacae con sus tribus nómadas cubrían gran parte del continente difícilmente costeaba moverse con un espectáculo tan vistoso y caro de mantener como lo era un circo, razón por la que los bardos y poetas viajeros como el hacían su pan de cada día rentando sus servicios para caravanas mercantes o probando de pueblo en pueblo a ver si la diosa de la fortuna les brindaba algo de ayuda.

- Pues se supone que hoy es por así decirlo mi día libre así que puedo quedarme un rato mas para ver el espectáculo. Es mera apreciación artística solamente, un bardo que no busca mejorar constantemente está destinado al fracaso. -

No deseaba admitir que estaba emocionado con la idea más sus piernas que se mecían inquietas y el sonrojo en sus mejillas lo delataban totalmente. En eso, un pequeño gruñido se hiso presente por lo que el jovencito se limito a abrazarse el estomago acabando por ponerse más rojo que un tomate avergonzado por ello.

- Esto... pero sería buena idea ir a comer algo primero, el espectáculo no se irá a ninguna parte y tardaran algo de tiempo en reparar los destrozos. Que me dice señor Draguen?, le apetece patrullar un poco el área para asegurarla?.... Quién sabe, a lo mejor y de paso encontramos algún puesto de comida o golosinas en el camino. -

Le sonrió con cierta complicidad pues ciertamente no conocía la ciudad así que, ya que sentía cierta simpatía por el caballero y su equino colega pensó para sus adentros que quizá sería divertido recorrer los alrededores en su compañía.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 06, 2017 2:02 am

Aparentemente el joven de ojos carmesí no se iba a presentar en esa gran función, Draugen evidentemente no pudo esconder su rostro de decepción, él realmente le hubiese gustado escuchar aquella melodía en el gran escenario del Teatro, siendo aplaudida por todos, incluyendo su persona. Pero cómo le solían decir sus padres, si no quieres hacer algo, no lo hagas. Era muy fácil de decir y de hacer, pero había que saber cuándo aplicarlo. No podíamos obligarnos a hacer algo que no nos gustase y así era el caso de Nils, no era de su gusto tocar en escenarios grandes y le parecía más cómodo tocar para un público mucho más reducido. El jinete nuevamente compartió ese sentimiento, y reconoció que el chico estaba en todo su derecho. A él tampoco le gustaba ser el centro de atención, con todos pudiendo juzgarte por cualquier fallo. - Lamento si le he ofendido entre mis palabras, entiendo completamente cómo se siente. La audiencia suele reaccionar de maneras qué no esperamos, es cierto, pero lo que estoy por decirle no es con fines críticos, sino constructivos. No creo que una persona cómo usted sea mal recibida en el escenario, y mi oído ha captado muy bien su esencia. Su melodía es sanadora para cualquier persona y algo espiritual. Entiendo que no quiera hacerlo pero espero que no se guarde esas hermosas notas musicales para usted mismo, o para batallas como la que hemos librado hace poco. Debe compartir ese hermoso don que usted posee... - Dijo el jinete al joven, dando su opinión de una manera un poco extensa pero bastante comprensible desde su criterio propio.

Cuando el bardo le dijo a Munir que era un placer conocerlo, el caballo le relinchó, lo que a Draugen le sorprendió un poco. No solía relinchar cuando alguien le hablaba directamente a él, sino que lo hacía cuando alguien externo lo tocaba, o incordiaba. Pero, ¿durante una presentación?... Era la primera vez que ocurría algo así, el jinete no pudo evitar sorprenderse pero guardó aquella reacción para si mismo. Quizá estaba imaginándose mal las cosas.

Luego le escuchó al chico sorprendente por la actuación que le había señalado anteriormente. -Sí, soltaba Fuego por la boca, cómo un Dragón. Seguro que podremos verlo para cuando el espectáculo inicie. -Añadió el jinete, para luego escuchar como el bardo confirmaba que se encontraba allí sólo como espectador. Con los fines de aprender y mejorar sus técnicas artísticas, lo que causó admiración de Draugen en el chico al verlo querer mejorar de esa forma.

El estómago del chico sonó captando la atención del caballero, quien no pudo evitar reír un poco tras luego escuchar como el chico preguntaba si le querría acompañar a comer algo mientras arreglaban todo el escenario, lo que hizo al jinete asentir para luego dirigirse al chico, subido sobre su caballo, le tendió su mano al joven. -Vamos, sube. -Dijo Draugen a Nils, con su mano extendida, invitándolo a subir sobre Munir.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Lun Feb 06, 2017 3:41 am

Una discreta sonrisa se asomo en sus labios, escuchando con agrado las palabras del soldado pues le alegraba en gran medida que su habilidad con la flauta fuera apreciada de aquella manera. Nils por su parte se limito a soltar un pequeño suspiro.

- Hum.... Creo que en tiempos como estos son precisamente los soldados y los grupos pequeños de personas los que realmente me necesitan. Mire este lugar tan grande y bonito, tiene sus músicos, sus bufones que tragan espadas y escupen fuego pero, que tienen las personas después de verse envueltas en una batalla?, los pueblitos pobres a los que estos espectáculos no llegan?... No solo es la incomodidad la que me invade en cuanto me presento en un lugar como este, es que siento podría haber personas que necesiten mas música y menos tragedias. Tampoco diría que me interese mucho el hacer dinero con mi arte, con un techo sobre mi cabeza para pasar la noche y una buena comida es pago suficiente para mí.... claro, no hay manera en la que le haría mala cara a unas monedas de oro o a unos bollitos dulces, tampoco soy tan austero. -

Se encogió ligeramente de hombros hablando de aquello con una naturalidad cotidiana como quien habla del desayuno que comió esa mañana, para Nils los tiempos de guerra no eran extraños ni indiferentes... sabia de primera mano la miseria que los enfrentamientos armados arrastraban consigo y así como cierta persona le trajo de nuevo la esperanza contándole una infinidad de historias de su tierra natal él deseaba corresponder pagando con la misma moneda.... Sus perseguidores eran igualmente una fuerte razón por la que evitaba lugares muy poblados pero sus afirmaciones eran genuinas.

- Ohh, de verdad?. Gracias señor Draugen!!!. Sería una verdadera pena que me perdiera en la ciudad y no llegara a tiempo para el espectáculo. Además me tendrá cerca si algún imprevisto mas llega a suceder y entre los dos seguro acabamos rápido -

Nils se subió al caballo blanco notoriamente emocionado... el explorar la ciudad de Altea sin miedo a perderse o verse envuelto en situaciones desagradables le era sumamente atractiva.

- Lleva mucho tiempo como caballero?, Cuanto tiempo lleva en ciudad islote?, hay algún lugar que me recomiende visitar?. Tiene algún lugar de su preferencia para almorzar?. -

El chiquillo no podía ocultar que se la estaba pasando en grande, desde el lomo de Munir se veía todo mucho más claramente, los puestos del mercado y las personas que iban y venían apuradas pero contentas. Era un lugar muy bello sin duda aun que de buenas a primeras estuviese reacio a notarlo en el momento en que llego.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2017 11:23 pm

El chico realmente no paraba de sorprender al jinete, lo que dijo a continuación fue algo que dejó completamente cautivado al caballero. Sonriendo, Draugen oyó atentamente como el joven de cabellos verdes defendía la idea de que los ciudadanos necesitaban menos tragedias y más espectáculos, distracción, música... necesitaban algo diferente en sus vidas, algo que les alejase por un momento de reconstrucción de nuevas viviendas, de lamento de pérdidas de familiares, eran duros momentos siempre aunque no lo pareciera, era una constante en todos los pueblos.

- Puedo decir con certeza que comparto tu misma opinión.. si yo supiese tocar un instrumento o tuviese alguna clase de talento sin duda lo utilizaría, pero apenas sé unos pocos movimientos con mi caballo. ¿Sabes...? Cómo militar me he acostumbrado a trasladarme en diferentes zonas, a pasar la noche en campamentos, y lugares algunas veces hasta improvisados... la comida, no me es importante, mientras tenga un poco, seré feliz... Elegí mi profesión por pueblos como éste, que no pueden disfrutar con tranquilidad de un buen show... por esa misma razón me desempeño como caballero, proteger a éstas personas es mi labor y daré por ellos la vida, siempre que sea necesario.. ellos no merecen ésto... creo que... nadie lo merece.. -Añadía dolido, y con clara dificultad.

Una vez que le ofreció al chico subirse a su caballo, el joven prácticamente pegó un salto de la emoción y subió a lomos de Munir, que le recibió tranquilamente. El jinete y su caballo se dirigieron entonces a través del pueblo, patrullando.

- No llevo mucho como caballero, de hecho empecé hace... ¿un año, quizá?... Pero, he pertenecido a la milicia en general desde los 9 años, fueron mi única familia y les estoy muy agradecido, aunque realmente no puedo decir que pasé mis mejores momentos allí, aprendí mucho. - Respondió, mientras continuaba cabalgando en las cercanías del teatro, vigilando.

- Siempre he vivido en Altea toda mi vida. ¿Un sitio que te recomiende visitar? Personalmente deberías de ir alguna vez a la Escuela de Naga, de pequeño visitaba con frecuencia ese sitio para apreciar sus grandes obras y decoraciones, conocí un hombre que me instruyó cuando era muy pequeño durante una expedición y... la historia de Naga es sorprendente, no recuerdo bien actualmente pero disfruté mucho esa visita, te lo recomiendo. -

Finalizado de decir eso último, el caballero se percató del interés del chico en un sitio donde comer de preferencia, Draugen si tenía un lugar y decidió que llevaría al chico. - Bien, espero que te gusten los filetes, porque conozco un sitio donde los preparan de maravilla. - Propuso, mientras se dirigía al lugar lentamente, aún observando alrededor que todo se encuentre en plena normalidad.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Jue Feb 09, 2017 6:20 am

El soldado parecía compartir su opinión respecto a la situación actual, Nils había estado viajando por gran parte de Elibe a lo largo de quizá, poco menos de 20 años.... no había visto pocas cosas ni conocido a una cantidad escasa de personas y quizá por ello es que al final se había decidido por tomar el oficio de bardo; porque no era tan fuerte ni tan hábil en combate, por quizá la simple y llana frustración de sentirse inútil la mayor parte del tiempo.

- Quizá estemos en Altea un par de días así que si me ayuda a pulir mi técnica de combate quizá yo le podría enseñar a bailar a Munir. Un caballo bailarín siempre logra levantar los ánimos, ya se lo digo. -

Comento alegremente el chiquillo intentando levantarle los ánimos al soldado pues se notaba que amargos recuerdos y pensamientos no gratos le habían rondado la mente. Por lo del baile hablaba bastante enserio pues prácticamente solo debía mostrarle al caballo a caminar alzando las patas al ritmo de su flauta casi como si marchara y con eso sería suficiente para sacar a relucir algunas sonrisas y, por qué no?, quizá ganar alguna que otra apuesta.

- Entonces acaba de ser nombrado caballero pero ya era militarr desde tan joven?.... vaya. -

Nils no podia creer como era que los humanos mejoraban sus habilidades en lo que el consideraba un parpadeo... claro, era imposible que alguien con varios siglos de edad pudiese entender siquiera una remota parte de lo que significaba vivir el tiempo tan relativamente corto como los humanos. En cierta forma envidiaba eso de ellos.... crecian, se desarrollaban y aprendian a pasos agigantados, siempre mejorando, siempre un paso adelante del otro.

- La escuela de Naga?, suena interesante pues desde que llegue aqui he escuchado ese nombre muchisimas veces, ya me estaba comenzando a preguntar quien o que era. -

Despues de todo Elibe era un continente con la fama de haber librado una batalla contra los dragones, habiando asesinado a todos y cada uno de ellos gracias a los heroes que portaban las armas legendarias y por tanto se podria decir que no veian con muy beunos ojos a las lagartijas gigantes, era normal entonces que el chiquillo no hubiese escuchado nada respecto a Naga en lo largo y ancho de su longeva vida.

- Me gustan los filetes, si!, todo tipo de filetes!. La comida del castillo esta muy bien pero todo lo sirven en porciones muy pequeñas!. Una vez me dieron hígado de pato y me decían que era un platillo delicioso y fino... francamente yo hubiera preferido el pato. -

Y es que el chiquillo no era precisamente vegetariano, respetaba toda forma de vida como era debido y aun que mostraba respeto a quienes daban su vida para alimentarlo no negaba que prefería un buen filete a una ensalada.... aun que bueno, quizá las golosinas eran un punto y aparte a esa regla.

- Altea parece un lugar muy pintoresco, nunca había visto tanta gente reunida en un solo lugar, siquiera en Pherae. Es todo el tiempo así en este lugar?, debe ser difícil cuidar a tanta gente. -

Y es que en una ciudad capital dirigida casi exclusivamente al comercio era de esperarse que siempre estuviese llena de gente de todas partes del mundo, en el mercado podían verse toda clase de cosas exóticas en exhibición por lo que el chiquillo se la pasaba mirando emocionado para todos lados.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 09, 2017 9:32 pm

- De verdad no lo sé, Nils. Puedo enseñarte pero mis métodos son poco comunes, la manera en la que me instruyeron en la milicia fue mucho más dura que la del resto por el simple hecho de empezar siendo un niño. Puedo intentarlo, pero lo más seguro es que conozcas otra parte de mí una vez que te esté entrenando. Aunque creo poder asegurar que aprenderías rápido si me permites adiestrarte, pese a lo que estoy diciendo. Se ve que eres un chico duro y lo aguantarías. Por otra parte, yo aceptaría, pero no sé que tanto pueda ayudar a Munir aprender a bailar - Reía con aquello último, bromeando un poco.

Draugen ciertamente dejó en evidencia otra parte de sí, él no era alguien muy paciente con las personas que no le entendían, porque en su pasado fueron bastante estrictos con su aprendizaje. Aprendió a ser una persona fuerte probablemente a base de ello, desde muy pequeño no le perdonaban sus fallos, por eso tal vez solía ser alguien correcto y encaminado con sus decisiones. En la academia militar no hizo amigos, durante su adolescencia le colocaban como líder del grupo siendo el más joven, lo que generaba odio de los más experimentados, quiénes aún así se equivocaban más que Draugen durante las pruebas. Aunque de la misma forma, tampoco hizo enemigos, después de todo, el joven jinete entendía bien el fracaso y las consecuencias que solía traer, perdonaba y permitía redimir a los demás como correspondía.

- Sí... no es tanto para sorprenderse, no tenía otra opción, después de todo. No sabes... lo que sufrí ahí por entrar tan pequeño... éste parche... es la.. maldita prueba.. - Musitaba sobre lo último, le costaba pronunciar esas palabras.

No era necesario explicarlo para él, a partir de ese día, en el que una flecha atravesó su ojo, el caballero entendió que allá tenía que cuidarse por sí mismo, y poco después, que a donde quiera que fuera, tendría que hacerlo. El enfoque que le dio a esa última línea fue difícil de decir, pero el enojo, lamento y dolor seguro eran comprensibles, aunque quizá no interpretables, perder un ojo... sólo reconocían eso a quiénes les había pasado. Draugen entonces retomó la compostura, mientras seguía andando con su caballo y el chico por la zona.

- La escuela de Naga... acoge todo lo que narra la historia de él, infinidad de arte religiosa reside en ese lugar, obras de gran apreciación y galerías que relatan a la perfección lo que es... de verdad, vale la pena visitarla. - Agregó.

Una anécdota que le hizo reír dio paso a continuación, cuando el chico de Elibe narraba como en el castillo una vez le dieron de comer hígado de pato, un platillo delicioso y exquisito de la alta jerarquía, pero el joven comentaba que él hubiese preferido el pato... Draugen sonrío y se echó a reír tras escuchar eso. - Bien, al menos te dieron algo que sabía rico... normalmente a los militares nos dan comida asquerosa en grandes cantidades, uno nunca se acostumbra al sabor... - Comentaba, indicando un poco con su rostro a través de una expresión el asco y repudio que le causaba.

- En efecto, Altea es un lugar muy pintoresco, colorido, alegre. Siempre está a rebosar de gente por sus calles y es difícil un día que sea silencioso, incluso en la noche podrás ver gente rondando por aquí. Es difícil cuidar a tantos ciudadanos, pero, es por ello que nuestros soldados se esfuerzan tanto. - El caballero terminó entonces de llegar a un lugar, un establecimiento donde las sillas y mesas se encontraban fuera, al aire libre. Bajó de su caballo ofreciendo su mano al chico para ayudarlo a bajar, y posteriormente se dirigió a una de las mesas sentándose. - Bien... tienes toda clase de filetes en el menú, hay diferentes tipos de cortes, tú pide el que más te guste. Son exquisitos. -

Una joven comenzó a recoger las órdenes, mientras el jinete terminaba de decidir que iba a ordenar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Vie Feb 10, 2017 4:34 am

- Ohhhh, así que es usted un hombre rudo, me agrada. Normalmente nadie quiere enseñarme a pelear por que "soy muy joven"… por eso he tenido que aprender por mi cuenta. -

Siempre era la misma razón; "cuando seas mas grande", "aun eres un niño", "Quédate atrás" era su pan de todos los días.... siempre era rezagado en las batallas limitándose a tocar para darles un impulso extra a los peleadores pero nunca podía ir mas allá de eso y le frustraba muchísimo.

- No diría soy muy bueno en realidad, apenas y puedo sujetar mi cuchillo pero es precisamente por eso que quiero aprender!. Quizá no lo entienda porque es usted muy fuerte, pude comprobarlo cuando le vi pelear pero... yo en cambio lo único que puedo hacer es quedarme atrás y ver como todos se lastiman intentando protegerme. Es frustrante ser tan débil. -

No habían sido pocas las veces, en todos sus siglos de vida, en los que alguien murió o salió lastimado intentando protegerlo, porque pese a que no era humano estaba confinado a ese frágil y pequeño cuerpo. Cerró los ojos y sacudió la cabeza enérgicamente para sacar los malos pensamientos de su cabeza, ya habían llegado al establecimiento de comida por lo que no había motivos para estar triste.

Bajo de Munir tomando la mano del caballero agradeciendo que este tuviese guantes puestos.... lo que menos deseaba ahora era explicar porque su piel tenía una temperatura que los humanos consideraban alarmantemente baja, tan frio como un tempano de hielo. Desgraciadamente su necesidad de su cuerpo por mantenerse frio no era algo que su forma humana pudiese ocultar. Por suerte pocos llegaban a tocarlo y quienes lo hacían normalmente portaban guantes o mitones.

- Bueno si, concuerdo en que hay buena comida y mala comida....  una vez acompañe a una familia de mercaderes que iban desde Etruria hasta Lycia. No me considero exigente con la comida pero digamos que a la buena señora, esposa de mi jefe en turno, se le quemaba hasta el agua; el problema real era que ella estaba muy empeñada en preparar la comida cuando no alcanzábamos a llegar a ningún pueblo. Todos sabíamos que ella era.... muy... "creativa" con sus platillos pero los hacía tan ilusionada que nadie, incluyéndome, teníamos corazón para decirle algo. Ha probado alguna vez estofado de carne con piñas, queso, mariscos y como 3 kilos de sal con canela?.... rece por que nunca tenga que hacerlo, mi sentido del gusto nunca volvió a ser el mismo después de eso. -

De alguna manera recordar aquello logro estremecerlo un poco, erizándole la piel al tener el mero recuerdo de haber puesto ese amasijo amarillo de carne mal cocinada que sabría a camarones si dicho sabor no fuera casi totalmente opacado por un intenso sabor salado y dulce. Había viajado por todo Elibe o al menos gran parte de este por lo que anécdotas como esas tenia muchísimas, viajes en carretas o en solitario, aprendiendo de pescadores, leñadores o soldados cuando tocaba su flauta en los bares... había altos y bajos en sus aventuras pero muchas eran igual de entretenidas de relatarse.

- Quisiera este corte aquí, el que tiene patatas. Se puede? -

Le habían dicho que podía pedir cualquier corte así que, si reparo alguno el niñato se aventuro a pedir el más grande que encontró en el menú. Pese a su tamaño en realidad contaba con un gran apetito, especialmente después de usar su magia de bardo para trasmitir su energía a otra persona o después de pasar por periodos muy prolongados de ayudo. Nils se limito a dibujarle una gran sonrisa ilusionada al soldado aun que esperaba que su reacción fuera negativa pidiéndole que ordenase algo "mas pequeño", cosa a la que ya estaba acostumbrado y no refutaría.... pero con intentar no perdía nada.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 11, 2017 12:54 am

- No creo que rudo sea el término correcto, simplemente soy muy estricto con todo... si queremos hacer algo debemos tratar de hacerlo bien, no aceptaré alguien mediocre que no lo intente ni siquiera. - Respondía Draugen, el jinete no quería afianzarse esa palabra para definir su personalidad durante una instrucción.

- Yo te entiendo chico... estoy seguro que no me hace falta repetirlo, pero entré a la milicia muy joven. ¿Sabes? Vives en un entorno donde todos saben pelear tanto con como sin armas. Soy fuerte ahora, o al menos eso parece, he aprendido, me esforcé por ello, pero no nací sabiendo pelear. Es duro, sé que ser "débil" puede frustrarte por depender de los demás o por no permitirte ayudar como realmente querrías hacerlo, entiendo esa sensación Nils. Pero me gusta tu interés en aprender, estoy disponible a enseñarte si mantienes ese espíritu... no te desanimes. -

El jinete intentaba motivar al chico por seguir esa meta y objetivo hasta completarlo como correspondía, estaba dispuesto seriamente a darle una mano al chico para aprender a controlar sus armas y las técnicas de combate que él desease mejorar, el caballero sabía que si realmente el joven quería aquello lo iba a lograr, después de todo, nada era imposible si lo queríamos y trabajábamos por ello. Luego escuchó como el joven reconocía la comida mala y la buena, aunque al parecer el problema era la creatividad con la que preparaban esos platillos, ligando elementos que daban un extraño sabor a los alimentos.

- No sé a que sabrá eso, pero me es difícil diferenciar los malos sabores hoy en día. Estoy acostumbrado a comer y ya, no a degustar tanto la comida. Rezaré por jamás probarlo... - Musitó.

Finalmente el caballero asintió a la dama luego de escuchar lo que había pedido el chico. - A mí me traes éste pequeño corte con un poco de ensalada de zanahoria. - Ordenó el jinete, un platillo de amplia diferencia en tamaño entre el que había pedido el de cabellos verdes y el del caballero bastante extensos se podían denotar con facilidad, siendo el pedido por Draugen quizá uno de los más básicos en el menú. La chica tomó las órdenes y se dirigió rápidamente a la cocina, mientras preparaba los respectivos filetes, el caballero miró fijamente al chico.

- Entonces Nils... ¿estás decidido entonces a ser mi nuevo aprendiz de combate? -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Dom Feb 12, 2017 6:46 am

Los ojos carmesí del chiquillo brillaron con entusiasmo ante las palabras del soldado, era la primera vez que alguien concordaba de esa manera con él, que entendía su situación y lo frustrante que le resultaba que siempre lo considerasen "un chico". Deseaba fortalecerse desesperadamente no solo por el hecho de aprender a defenderse si no para no volver a ver morir a alguien preciado frente a sus ojos nunca más, no sin antes pelear primero. Su felicidad se vio acrecentada aun mas cuando le permitieron pedir el filete grande con patas pues al siempre recibir porciones pequeñas "a cardes a su edad" difícilmente llenaba el estomago con una sola comida por lo que veía obligado a comer más veces y a escondidas a lo largo del día.

- Si, por supuesto!!!, seré su aprendiz!!!!, daré el 100%, no, el 1000%!!!!. No se arrepentirá, se lo aseguro!!! -

Exclamo el joven de cabello verde emocionado, no sabía cuánto tiempo estaría en Altea pero planeaba dejarse la piel y el alma en el enteramiento sin importar lo duro que fuese. Le emocionaba que, por primera vez en su vida alguien le dijera que no le tendría contemplaciones por ser un niño y le tomaría la seriedad necesaria.

- Habrá que mantenerlo en secreto, sin embargo. Si mi jefe se entera de que paso la tarde blandiendo un cuchillo seguro me sermonea…. digamos que él no ve las cosas de la misma forma que usted maestro; Puedo llamarlo maestro, verdad? -

Nunca había tenido un maestro, siendo quizá su hermana mayor lo más cercano que tuvo a uno. Lo normal era que aprendiera las cosas por su cuenta, observando, practicando, meramente ensayo y error hasta que saliese bien. Desgraciadamente el combate era algo que escapaba totalmente de sus capacidades autodidactas pues normalmente no podía detenerse a ver una pelea tranquilamente como lo hacía con sus otras habilidades pues si bien necesitaba concentrarse en tocar su flauta para ayudar en otras ocasiones su interés estaba más orientado a correr por su vida que ponerse a observar. Los filetes de carne no tardaron en llegar por lo que el jovencito se relamió los labios con una notoria sonrisa en su rostro, tomando los cubiertos para comenzar a degustar su enorme pedazo de carne. Tenía buenos modales al comer, de hecho y aun que de buenas a primeras no parecía posible el filete desaparecía poco a poco del plato del chiquillo, no conforme con eso incluso engullo todas las patatas que había en el plato.

- Bufffff…. tenia razón maestro, los filetes aquí son deliciosos!!!!. Que hay para el postre? -

Pregunto entusiasmado con una pequeña mancha de salsa aun en la mejilla, podría decirse que ese día estaba especialmente enérgico ya que había bastantes cosas para emocionarse, vería a unos bufones traga espadas y escupe fuegos, había conseguido un maestro para al fin aprender a pelear y hasta había comido un delicioso filete. De alguna manera y pese a sus primeras impresiones su improvisada excursión a Altea estaba resultando maravillosa e interesante.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 13, 2017 2:10 am

- Hey, hey, cálmate un poco Nils. Está perfecto que estés entusiasmado y que quieras dar el 1000%, pero si es algo de lo que no tienes el consentimiento de tus superiores no creo que yo pueda aceptar hacerlo. Disculpa, pero no puedo tener un pupilo "en secreto". Así que tendrás que hablarlo antes de confirmarme cualquier cosa. Por otro lado, puedes llamarme maestro, si con eso te sientes mejor. -

Para Draugen era una situación delicada y complicada la que acababa de escuchar, el joven de cabellos verdes estaba muy feliz y emocionado, Draugen no quería arruinar eso, pero al escuchar cómo no era "del todo" aprobado por su jefe, no le pareció una buena idea continuar con aquello y decidió advertir antes al chico. Si bien Draugen tenía ganas de enseñarle a alguien lo que él sabía a su manera, su código moral le impedía mantener en privado algo de semejante magnitud. Y más tratándose de tal autoridad, por lo que el caballero de Altea se reprimía.

- No quiero desilusionarte, Nils, pero es cierto que aún eres muy joven. A tu edad mi entrenamiento consistía apenas en lo básico, aún no controlaba un arma, sino que me enseñaban como moverme en un campo de batalla y realizar ataques cuerpo a cuerpo. Quizá deba enseñarte eso, antes de pasar a las armas. No lo sé, sólo es una sugerencia, chico. Tal vez un poco de músculo te ayudaría, no siempre tendrás un cuchillo que te salve de un aprieto. -

Lo que decía el jinete era cierto y no necesitaba de comprobación, no siempre las armas te iban a salvar en una pelea. Podrías requerir del uso de tu físico a veces y eso consistía en un problema para el chico debido a su tamaño, a Draugen le hizo memoria aquel instante porque se recordó de joven, y aprendió a pelear pudiendo defenderse incluso de gente mayor que él y con más fuerza, gracias a las técnicas que practicó a mano limpia. Las armas era un punto y aparte al cual no se podía proceder tan fácilmente, ya que realmente herían y normalmente lo hacían de gravedad, por lo que, junto a lo escuchado sobre la posible reacción de su jefe al saber, hicieron al caballero sugerir ésta otra ideología mucho menos peligrosa.

Mientras respondía cada una de las cuestiones, Draugen continuaba comiendo mucho más lento que el chico, que se podía notar hambriento. El caballero por su parte también comía elegantemente, aunque probablemente degustando más la comida y aprovechando cada pequeño pedazo de filete que consumía. Cuando acabó, pasó a su porción de ensalada que también comió a ritmo alentado, y mientras terminaba, vio como el chico ya había limpiado el plato completamente, preguntando por un postre.

- ¡Wow!... De verdad tenías hambre, Nils. ¿Postre?... Está bien. Pero una vez que comencemos a entrenar, y eso sólo si te dan el permiso, te digo que tendrás que comer menos de lo que lo has hecho hoy, o de lo contrario, tendrías que mantenerte haciendo ejercicio. - Agregó, él conocía lo importante que era la alimentación para el cuerpo y era una parte fundamental para la movilidad de uno durante los combates no comer tanto para mantenerse en un estado físico apto y decente, por lo que comer de la manera que lo estaban haciendo era un poco inadecuado, pero a Draugen no le suponía problema, después de todo se ejercitaba continuamente.

El caballero hizo señas a la joven camarera que se acercó para tomar la siguiente orden...

- Hola... tráeme dos porciones de budín con crema... - Indicó, ya hasta a él le parecía un poco pesado para su bolsillo pero el encontrarse en ese sitio atreviéndose a probar de esa forma los platos le hizo sentirse diferente, por lo que estaba desprendido a disfrutar cada bocado de lo que estaba siendo entregado en su mesa, tal cual como lo había venido haciendo. Además de querer complacer al chico, se sentía identificado con el pequeño y se sentía en la necesidad de ser esa "mano amiga" o "tutor" que no llegó a tener, hoy veía esa chance y oportunidad tan especial, de convertirse en la imagen del joven bardo que ciertamente tenía aspiraciones muy puras, las cuales lograría seguramente, gracias a su personalidad y espíritu.

- Muy bien Nils, luego del postre volveremos al teatro, seguro ya dentro de poco habrán arreglado todo y montado ya en el escenario alguno que otro artista. -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Lun Feb 13, 2017 5:09 am

Y, de un momento a otro todas sus ilusiones y esperanzas se vinieron abajo con una brutalidad increíble, rodando por el piso hacia algún lugar desconocido. Por supuesto que los ánimos de Nils se tranquilizaron al punto de quedar sentado en la silla ligeramente cabizbajo.... "demasiado joven" retumbaba en su cabeza. Era consciente de que probablemente su edad superaba con creces a la del soldado mas no era un argumento del que pudiese alegar en pos de mantener su identidad humana, no cavia mas pues que rendirse a la resignación.

- Así que combates cuerpo a cuerpo.... eso es posible? -

Poco a poco intentaba recuperar los ánimos pues si bien lo que el quería era repartir navajazos como si no hubiese un mañana en el campo de batalla, el aprender a defenderse sin utilizar un arma de por medio igualmente era una idea atractiva. En la mente del infante incluso llego a imaginarse una versión de si mismo pero mucho más musculoso tirando de un golpes a todos los enemigos que se osaran cruzarse en su camino, regresando a la realidad el chiquillo se palpo uno de los brazos para comprobar su musculatura notando que en los brazos, al menos, era decepcionantemente escasa.

- Si le digo que serán solo algunos ejercicios no creo que se oponga, menos aun si no habrá armas de por medio. Mhhhh.... tengo experiencia en la danza y diría que soy hábil para escapar pero ninguna de esas habilidad son algo de lo que pueda enorgullecerme de verdad. -

Quizá por que no se daba cuenta pero tenía una agilidad para moverse bastante decente producto de sus prácticas al bailar y sus innumerables escapes en los momentos donde llego a verse en peligro... pero eran eso, habilidades para escapar y ponerse a salvo y al menos a los ojos de Nils aquello no era sino mas bien algo de lo que se avergonzaba. El olor a dulce nuevamente lo saco de sus sombrías cavilaciones poniéndolo contento de nuevo; nunca lo admitía abiertamente pero solo hacía falta el mirar su rostro cuando le ponían una golosina en frente para saber cuánto le gustaban los postes, en especial los fríos.

- Bueno, sí.... normalmente no me dejan comer tanto así que a veces me cuelo en la cocina y tomo algunas meriendas "adelantadas". No puedo evitarlo, estoy en crecimiento y la magia que genera mi música me provoca un vacio en el estomago enorme, es casi como si me drenara todas las energías del cuerpo y necesitara reponerlas de alguna manera. -

No era totalmente cierto pero tampoco era una mentira, culpaba de su exceso de apetito en gran medida a su condición no humana y en otra parte más pequeña a la magia que empleaba al tocar melodías cargadas con poder mágico, las cuales a diferencia de las notas normales sí que le debilitaban un tanto.

- Sabe maestro?, es usted la primera persona de Altea que conozco y.... si todos aquí son como usted creo que podría llegar a gustarme este lugar. Solo un poquito al menos, los bufones traga espadas y escupe fuego le dan puntos extra. -

Su experiencia en altea fue más amena de lo que podría haber imaginado, esperando ver un reino militarizado lleno de personas agresivas y con mal carácter con la palabra "guerra" escrita por toda la cara.... pero no fue así, incluso un soldado como su fortuito maestro no daba tanto miedo como esperaba que lo hiciera.

- Yo invito los postres, que clase de pupilo permite que su maestro pague la cuenta completa?. Además debo agradecerle de alguna manera por todo lo que ha hecho hoy por mi... quién sabe, si tenemos suerte quizá y podamos disfrutar del espectáculo completo esta vez -

A diferencia del filete se tomaba su tiempo con el postre, saboreando con gusto cada bocado del pudin y sonriendo ampliamente conforme terminaba su postre, al finalizar tomo una servilleta de la mesa para limpiarse el rostro y quedar presentable una vez más.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 13, 2017 10:24 pm

El caballero fue muy atento y escuchó entonces al chico de cabellos verdes hablar sobre si eran posibles los combates cuerpo a cuerpo, así como confirmaba que de tratarse sólo de una pequeña serie de ejercicios seguro le darían el permiso y tiempo para practicar, lo que provocó una sonrisa en el rostro del jinete. Draugen también oyó al joven mencionar sobre sus habilidades en danza, las cuales le permitían tener una capacidad de movimiento mayor y por ende desplazarse tal cual sobre el campo de batalla, siendo hábil para escapar.

- Claro que son posibles los combates cuerpo a cuerpo, en el momento que te quedes sin tu arma, necesitarás de tu físico para poder protegerte, siempre ocurrirá una situación donde el cuchillo, daga, espada, lanza o lo que sea que tengas a disposición se te cae de las manos o deja de estar a tú alcance, y mientras tanto, ¿qué harás?... Protegerte por ti mismo, con tu cuerpo. Por lo que sí, creo que es posible. Además creo que esas habilidades que tienes en danza y te permiten escapar sí son de clara utilidad, en mi batallón a muchos les haría falta y sin ir muy lejos creo que a mí también, solemos vernos en aprietos y nos cuesta movernos como quizá tu puedes hacerlo. Aparte, esa habilidad podría ser perfeccionada, una vez aprendas a luchar, la usarías para sorprender a los rivales por la espalda. Tienes potencial, no eres tan "malo" como dices. -

Entonces se percató de cómo el pequeño narraba sus escapes a la cocina y posteriormente tomaba comida "merienda" ya que solía quedar insatisfecho con lo que le daban, además de que no le llenaba, y si lo hacía, al poco tiempo volvía a darle hambre. El jinete una vez más comprendía, no le fue fácil lidiar con el hambre durante la academia militar y menos a la edad que seguro tenía el chico, donde estaba en pleno crecimiento y su cuerpo por ende requería nutrirse para seguir desarrollándose. Draugen parecía comprender cada aspecto que el chico compartía, pasó por esa etapa, sólo que quizá desde otro punto de vista, con otro entorno, pero igual le ocurrieron las mismas cosas en su debido momento.

- Mmm... no sé que tanta diferencia exista, pero en la academia militar me hubiesen mandado a dar unas 100 vueltas al campo de entrenamiento por escabullirme y tomar una "merienda". Creo que no está muy bien que hagas eso Nils, si te atrapan podría acarrear consecuencias graves. -

Por último escuchó al pequeño hablar sobre las personas en Altea, esperando que todas fueran así. Decía que de ser de esa forma estaría probablemente encantado, con lo que había en Altea como el Teatro, la Escuela de Naga, y ahora gente agradable, seguro cualquiera le gustaría. Draugen amaba su tierra como nadie, por ello hacía lo posible por darle una buena imagen aunque no siempre todo era perfecto, siempre existía una persona corrosiva pero en la gran mayoría eran amistosos incluso con el extranjero, le trataban como familia. Nils pedía brindar los postres, a lo que el jinete se negó internamente, pero pensó que si bien ya le había denegado al chico entrenar con armas, no podía ahora denegarle aquello, no por no tener el dinero para pagar, sino porque ya era algo que estaba a su alcance, él quería hacerlo, y era una buena iniciativa que demostraba lo bien que afrontaba su madurez, e intentaba incluso estando bajo la lupa de sus superiores, dar el ejemplo.

- Sí, en Altea la gente al menos en la gran mayoría son así, como yo. La diferencia es que cada quien tiene su oficio y el mío al ser proteger a mi nación me permite desplazarme con facilidad por ella, y tengo la oportunidad de socializar con ciertas personas como hoy lo estoy haciendo contigo... es bueno poder ayudar y aconsejar a alguien, no me considero un experto pero siempre está bien intentarlo. -

Finalmente el caballero disfrutó el budín que era una porción un poco grande, aunque para él fue cuestión de pequeños cortes y mordiscos para acabar el platillo. Decidió entonces hacerle señas a la joven camarera y pagó por los filetes que habían consumido Nils y él, disponiéndose a ponerse de pie una vez pagado y dirigirse hacia su caballo, si bien el establecimiento quedaba fuera, había dejado a Munir a un costado para no perderle de vista.

- Muy bien Nils, vamos al Teatro, o llegaremos tarde. -

Asintió y subió sobre el caballo ofreciendo una vez arriba su mano al chico para que le sirviese de punto de apoyo para subir.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Nils el Jue Feb 16, 2017 4:01 am

La idea del combate cuerpo a cuerpo le parecía cada vez más atractiva, dibujando en su rostro una nueva sonrisa ilusionada en cuanto el contrario le explico que sus habilidades de bardo quizá le serian incluso útiles, se preguntaba si de igual manera su maestro quisiera aprender a bailar aun que la sola idea ya le hacía querer ahogar una risa.

- Ya veo.... no pensé que tomar bollitos dulces de la cocina fuese algo tan grave.... Pero entiendo, no mas refrigerios ni meriendas a escondidas!!! -

Después de todo podía comerse algunas bayas silvestres a las que ya sabía identificar bien o incluso pescar si había por las cercanías un rio de aguas poco profundas... comida abundaba en todos lados aun que el chiquillo tenia preferencia por la comida humana gracias al buen sazón que tenían. También se preguntaba si en realidad les causo molestias tan graves a los encargados de la cocina y si, de enterarse, le reñirían por todas las meriendas no autorizadas que tomo sin perimo de la alacena…. Si lo pensaba así sentía que les debía una disculpa tanto al marques como a la jefa de cocineros en el castillo de Pherae. Ante la explicación del soldado Nils no pudo hacer más que aprobar, aquel oficio de cuidar de las personas le parecía en realidad bastante admirable dándole una perspectiva distinta al concepto de lo que el conocía como "soldado". Al menos Draugen parecía ser una buena persona y mientras pudiese aprender algo de él no le molestaba en absoluto encontrarse con el de nuevo, incluso llamarlo "maestro".

- Quizá y no sea un experto, maestro pero si puedo asegurarle que es bastante bueno. En lo personal me considero satisfechamente aconsejado. -

Le dedico una pequeña y juguetona sonrisa ante de sacar un pequeño bolso hecho de cuero para sacar de este un par de monedas de oro y pagar los pudines, era un gasto que se podía permitir después de todo ya que ese día en concreto salió puramente a divertirse así que todo el efectivo que traía encima ese día le había sido entregado con ese simple y llano propósito. Al final y con muchos ánimos el chiquillo se levanto de su asiento para regresar con Munir, quien los había estado esperando todo ese tiempo y subiendo una vez más a su lomo para regresar y ver, esta vez, el espectáculo completo del teatro público.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2216


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Campaña de liberación) Interrumpiendo el espectáculo (Priv. Nils)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.