Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Mar Ene 31, 2017 12:27 am

El camino de regreso transcurrió en un incomodo silencio solo interrumpido por el sonido de las armaduras metálicas moverse al marchar los soldados de Seliora. Enfrente de ellos caminaba un individuo alto y enmascarado quien parecía hacer caso omiso a las heridas, aparentemente de gravedad, que su cuerpo poseía, en especial en uno de los brazos y en un costado. No era para menos, se había enfrentado 3 laguz de los cuales dos fueron quienes le ocasionaron esas heridas tanto internas como externas pero eso no era lo que mantenía callados a los soldados que marchaban de regreso al castillo.

No, lo que mantenía aquel silencio tenso fue la visión que contemplaron al llegar al lugar, cuerpos destrozados por todos lados, una caravana con un montón de cadáveres quemados perteneciente a niños y mujeres, cuerpos decapitados…. no había nada que el branded no hubiese destrozado en ese lugar pues incluso los animales del circo habían muerto alcanzados por las llamas del incendio que termino extendiéndose por todo el lugar. La brutalidad del acto aumentaba más aun si se tomaba en cuenta de que fue solo un hombre, el General de las tropas de Seliora quien se encargo personalmente de borrar del mapa a todos los integrantes de un circo relativamente grande en el tiempo record de una sola noche, caminando como si nada pasara pese a tener heridas de aspecto tan doloroso que un hombre normal tendría que ser transportado en camilla doblegado por el dolor… no, incluso el enmascarado parecía aun estar lo bastante fuerte como para gruñirle amenazadoramente a cualquiera que se le acercara demasiado. La jaula donde el cuervo viajaba era relativamente espaciosa pues estaba pensada para albergar a un número considerable de esclavos, sin embargo debido a la masacre casi total de los integrantes del circo aquellas solitarias decenas de grilletes eran utilizadas únicamente para inmovilizar a su único prisionero… un cuervo negro.

Al llegar al castillo el branded fue anunciado por el vocero de las puertas para que el joven soberano se enterase de su llegada, los soldados se mantuvieron firmes en el patio principal mientras que Naruga avanzaba hacia la sala principal junto a la jaula que era tirada ahora por unos muy asustados esclavos. El enmascarado traía las ropas rotas y manchadas de sangre seca dejando a la vista las marcas de zarpazos y golpes de su pelea anterior.

- Amo… yo "encargar" de paganos. Muerto todos pero traje bestia…. -

Se limito a decir mientras se sentaba en medio de la sala, relajándose al fin por estar en presencia de su amo, ignoradlo totalmente al cuervo que estaba dentro de la jaula amarrado firmemente con varios grilletes en brazos y piernas. El branded estaba satisfecho con su trabajo y esperaba que su amo lo felicitara, sin saber aun que aquella misión que le habían encomendado de "arrestar" a los paganos no solo había un total fracaso si no que los rumores del sanguinario general que se esparcían como fuego en el castillo solo generaba más miedo y desconfianza de la que ya había entre los sirvientes.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Hasim el Mar Ene 31, 2017 1:07 am

Cuanto había pasado desde que mandó a Naruga, su fiel y temible guerrero, a lidiar con unas pestes?  Hasim, a quien cada segundo lejos de su mascota favorita le parecía una eternidad, había pasado la última semana con la vista en el horizonte, insultando y maldiciendo en voz baja y gritándole a sus sirvientes más de lo usual.

Esta tarde estaba de especial malhumor. Sus delgados dedos color canela repiqueteaban en el mármol de su mesa de jardín, mientras esperaba que le trajeran un relajante te de jazmín, el cual gran falta le hacía, mas antes que el lento recadero llegara con su infusión, un guardia se le paró enfrente y le anunció que su preciada mascota había finalmente regresado a casa.
Incapaz de disimular su sonrisa, Hasim corrió a su  encuentro, con los pliegues de su toga ondeando tras de él.
Al llegar su sonrisa, la cual estaba dibujada a todo lo largo de su rostro, cambió al instante a una expresión de horror al ver el lastimero estado en el que se encontraba el espadachín.

-NARUGA!-

Gritó mientras bajaba los peldaño de dos en dos y corría a socorrer en sus brazos al malherido guerrero.

-Quien te ha hecho esto?  Quien fue! Dime! Le haré pagar por tal osadía!-

Desanidó su confiable báculo curativo de entre sus ropas y tras musitar unos breves salmos bañó en una luz blanca al branded, haciendo que las heridas pequeñas le sanaran de forma inmediata, pero dejando todavía un millar de cortes sin resolver.

-Descansa ahora unos instantes, hiciste bien mi Naruga, hiciste muy bien.-

Abrazó su cabeza contra su pechó mientras le acariciaba la nuca con suavidad. Sin dejar de mimar al espadachín, levantó la vista hacia el emplumado que habían traído como único esclavo de la expedición.

-Solo uno eh… bueno, hubiera querido más bestias para mis experimentos… pero uno me bastará… que es?  No distingo bien qué clase de bestia han traído, sáquenla de esa caja, le han puesto suficientes cadenas arriba que dudo que pueda siquiera gruñir.-

Los soldados diligentes se apresuraron en cumplir el mandato de su señor, y sin retirarle las ataduras, sacaron a la bestia emplumada de la jaula.
Hasim con suma delicadeza apoyó la cabeza de su amado espadachín sobre el banco nuevamente y caminó con tono arrogante hacía en encadenado.

-Vaya… que tenemos aquí? Un halcón? … no! Un cuervo! Valla, que criatura más exótica…
No sabía que todavía quedaran cuervos vivos.. creí que todos habían caído juntos con sus nidos a manos de los emergidos. Bueno, por suerte no los han matado a todos.-


De un rápido ademan y sin ningún tipo de consideración, atrapó la barbilla de su cautivo y la alzó el rostro, escudriñándolo con una media sonrisa en los labios.

- Por suerte para mi, por supuesto. Un cuervo será un esclavo que valdrá muy caro, una especie en extinción! Si, sacaré una muy buena ganancia de ti.-
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Mar Ene 31, 2017 2:38 am

Después de haber pasado varias horas inconsciente durante el viaje, lejos de lo que fue antes un conocido circo, Onix despertó dentro de una jaula relativamente espaciosa, encadenado con varios grilletes en las patas (que eran sus brazos y piernas) y una ala vendada debido a la herida había sido causada por uno de los arqueros que le había disparado una flecha para dejarlo dormido.

La sorpresa de saber que era nuevamente un prisionero no fue realmente agradable, y aunque ya estaba acostumbrado a estar siempre detrás de barrotes, el creer que su tutor se encontraba muerto y que él había sido el único sobreviviente a aquella masacre que había provocado el enmascarado anoche, hizo que el cuervo se mantuviese callado y tranquilo en un rincón, resguardado en sus alas sin querer ver a nadie y apenas saboreando la comida que le ofrecían y bebiendo el agua que le daban para mantenerlo vivo.

No puedo creer que estés muerto, Hermes…

El cuervo se mantuvo deprimido por bastante tiempo, sin muchos deseos de escapar, y aquel silencio a su alrededor se mantuvo de aquella forma hasta que el paisaje por el que pasaban comenzó a cambiar, y pudiese ver por debajo de sus alas la enorme y lujosa estructura que estaba rodeada por jardines y fuentes de agua.

Tras llegar hacia el interior del palacio y escuchar en silencio la conversación entre aquel humano y el asesino de su tutor, quien al parecer se llamaba Naruga, Onix se levantó y fue empujado por los soldados diligentes que se apresuraron a sacarlo de la jaula para ser saludado por el pelo blanco.

Luego de observar la media sonrisa y la actitud arrogante de aquel hombre, Onix no pudo evitar sentirse entretenido y desafiado por el humano, al darse cuenta de que él también era igual a muchos humanos a los que había visto, antes, cuando era visitado mientras era exhibido en la carpa de las bestias.

- ¡Oh, mierda! ¡Otro humano cuya disciplina favorita es perseguir aves inocentes! Jajaja… ¿No es eso hermoso?- Dijo, procediendo a tomar con sus garras a la cobra y arrancándosela al chico del cuello, aun si eso llegaba a lastimarle las muñecas por el peso de los grilletes-Ah, lo siento, supongo que esperabas otro tipo de reacción. ¿Pero sabes? Es difícil tomarte en serio cuando llevas esa cosa en el cuello, es como… Hombre, ¿en serio? ¿Una serpiente? ¿Así es como se visten los chicos de ahora? ¿Y quién en su sano juicio llevaría una piel de laguz con todo este calor?- Pregunto soltando la serpiente a los pocos segundos, y mirando sonriendo ligeramente al chico enmascarado que estaba con ustedes.

Estaba muerto, totalmente muerto, y justamente él lo sabía. Y ya que en realidad el cuervo no estaba de muy buen humor, lo que más quería ahora en este momento era buscar una excusa para tener un segundo encuentro con el humano al que habían llamado “Naruga”.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Miér Feb 01, 2017 3:44 am

Naruga tenía la fama de ser sumamente violento, un hombre fácil de provocar cuya fuerza bestial y brutalidad lo volvían sumamente peligroso incluso para los esclavos y trabajadores del lugar. Atacaba a quien sea donde sea sin razón aparente e incluso se rumoreaba que varios trabajadores habían desaparecido sin dejar rastro desde que al enmascarado le fue permitido andar a sus anchas por el lugar. Aquel monstruo terrible, ese asesino a sangre fría que mantenía temerosos tanto a soldados como a civiles ya hacia arrodillado en el piso, sumiso y tranquilo en los brazos del humano más joven casi como si estuviese presa de algún tipo de embrujo.

Las caricias del chico albino le eran reconfortantes y cómodas, el era la única persona que le mostraba afecto pese a ser lo que era, quien le dedicaba bellas sonrisas y las más dulces palabras; con Hasim presente todo estaba bien, no le faltaba ni sobraba nada. El escuchar aquellos cánticos que siempre venían acompañados de aquella bella luz blanca siempre era fascinante para el mestizo y si bien sus heridas más serias no cerraban completamente la mayoría del dolor desaparecía casi por completo, el sangrado se detenía y sus músculos tensos se relajaban. Desde su olor, su rostro y su voz hasta aquel misterioso poder que portaba eran del agrado de Naruga, no veía defectos en el así como el chiquillo tampoco parecía verle defectos a una criatura aberrante como él. Por eso le gustaba verle feliz, cumpliría cada orden y capricho sin importar lo ridículo que fuese solo para complacerle, no tenía otra razón por la cual mantenerse en pie, no había devoción mas grande que la de aquel que es leal por puro y llano cariño, por un sentimiento de propósito y gratitud.

Para cuando Hasim lo dejo recostado en un banquillo forrado de terciopelo Naruga ya tenía un buen rato emitiendo aquel rítmico pero notorio sonido que hacia vibrar su pecho de forma constante, un suave ronroneo que solo se presentaba cuando estaba junto al chico y sacaba a relucir lo a gusto que aquel salvaje se sentía con su amo. No entendía el concepto de ser un sirviente, de ser la mera posesión de alguien más, solo se limitaba a obedecer y disfrutar de la aceptación que nunca obtuvo por parte de ninguna otra persona.

Fue por eso que, en cuanto la bestia emplumada comenzó a levantarle la voz al chico el branded inmediatamente se puso en estado de alerta mientras que sus pupilas felinas ocultas tras aquella mascara se contraían casi totalmente dejando solo un par de delgadas líneas en aquellos ojos dorado brillante y, en el momento en el que el cuervo soltó a Seith, Naruga ya estaba a medio camino de echársele encima a la bestia encadenada.

La temeridad de aquel branded era digna de admirarse pues ni tardo ni perezoso se le abalanzo al encadenado "animal" con intención de atacarlo con el lado sin filo de la espada.... Su amo recién había dicho que aquella criatura era importante para el por lo que su intención no era matarle, aun así no le molestaría romperle un par de huesos para mostrarle su lugar, enfocando como objetivo el ala que el cuervo ya tenía lastimada. Aun con esas y siendo más fuerte que un humano normal lo cierto es que aun estaba herido por el combate con el halcón por lo que el pulcro y lustrado piso se mancho con un pequeño hilo de sangre producto de las heridas en el branded que volvían a abrirse por el movimiento tan brusco que hiso al moverse.... eso era precisamente lo que los miembros del castillo consideraban más aterrador de aquel salvaje; la ferocidad con la que atacaba no disminuía aun que este estuviese seriamente lastimado, casi como si no fuese capaz de sentir dolor o lo ignorase directamente.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Hasim el Jue Feb 02, 2017 3:00 am

Hasim pegó un salto para atrás en el momento en que el ave rapaz estiró una de sus garras y apresó a su preciada Seth. Callando de cola al suelo y soltando un agudo chillido, el futuro duque no atinó a hacer otra acción que no fuera estirar su mano inútilmente hacia su preciada cobra.

-Seth!!!-

Exclamó justo en el momento que su preciada compañera era liberada y se arrastraba veloz hasta los brazos de su dueño.
Afligido, el muchacho abrazo a la cobra fuerte contra su pecho después que se le enroscaba en su brazo.
Levantó la mirada para comenzar a maldecir al atrevido sin humano, cuando los veloces pasos de su mascota favorito se sintieron a su espalda.

-Naruga! No! Détente!!-

El clérigo se levantó como un resorte para ponerse entre el branded y el laguz seguro que el enmascarado nunca sería capaz de lastimarlo a él, pero sí de matar sin miramientos al cuervo.


-Le necesito vivo! No le lastimes! Ya le castigaremos de otra forma pero te prohíbo matarlo! Está claro?-

Agitado por la emoción del momento, Hasim respiraba con dificultad mientras mantenía la mirada fija en su espadachín favorito, y los brazos abiertos en señal de que no diera un paso más.
Después de un par de bocanadas giró su cabeza por sobre su hombro para enfrentar a la mirada del ave encadenada.

-Así que te crees muy osado al atacarme! Tenemos formas de tratar con pestes como tú!
Lo único que puedes estar tranquilo es que no te dejaremos marcas visibles, ya que eres mercancía costosa, pero ten por sentado que esta noche llorarás por clemencia.
Guardias!! Al sótano con el ave!!!-
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Vie Feb 03, 2017 1:31 am

Mientras conseguía la atención del enmascarado con su “buen” uso de las palabras, Onix aprovechó esos momentos para disimuladamente encubrirse un poco con sus dos alas mientras juntaba en todo lo posible las garras de sus extremidades para tratar de abrir los grilletes sin que los guardias lo notaran. Ya que sus brazos y piernas eran garras, solo tuvo que posicionarse para tratar de colocar la punta más afilada de sus uña dentro del ojo de la cerradura de uno de los grilletes que habían en sus muñecas.

Durante su tiempo en cautiverio dentro del circo, Onix había aprendido a abrir el cerrojo de la cerradura de su jaula para que pudiera escaparse de esta cuando él lo deseara. Sin embargo, para ello, debía mantenerse completamente callado y concentrado, buscando el ojo de la cerradura en los grilletes sin mirar mucho, y colocar la uña afilada de su garra para girarla varias veces hasta conseguir levantar el cerrojo.

Hacerlo bajo presión no era para nada sencillo, pero él tenía la mala suerte de ser un buen actor. Su frente sudaba, sus axilas transpiraba y su corazón latía con bastante fuerza mientras veía al chico enmascarado moverse de prisa hacia él a pesar de las heridas que cargaba.

Un poco más, y su plan para vengarse del enmascarado hubiera fallado, de no ser porque el dueño de la cobra se interpusiera a tiempo entre ambos y comenzara a distraerlo un poco más, dándole el tiempo suficiente al cuervo para que pudiera terminar con el trabajo.

Había sudor en su frente y los dedos le dolían debido al esfuerzo que hacía al introducir su uña insistentemente. Pero cuando el cerrojo dio un salto y libero los miembros de sus piernas, no perdió el tiempo para dar unos pasos hacia adelante para hacer a un lado sus cadenas, y alzar sus brazos para rodear al humano de pelo blanco (que en estos momentos le daba la espalda) para aprisionarlo con ayuda de los grilletes aún estaban en sus muñecas.

- Ok, escuchen - Comenzó diciendo el cuervo seriamente mientras acercaba el cuerpo del chico más hacia él hasta colocarle de forma amenazante el borde de la cadena que unía sus grilletes hacia su cuello- ¡Tengo a su princesa! ¡Así que nadie se atreva a acercarse! ¿Ok? ¡Que estoy muy loco! ¿Me oyeron? ¡Muuuuy loco!

Mientras mantenía al chico en su poder, vigiló seriamente los movimientos de los soldados (en especial, la del enmascarado) y movió la cadena hacia atrás con fuerza, de modo que pudiera causarle algo de dolor a su rehén para dejar en claro que iba en serio con su amenaza.

- Déjense de tonterías. Porque si no hacen lo que yo digo, van enterarse porque me dicen “Saca corchos”.- Dijo, levantando levemente la cabeza del moreno- ¡Bajen sus armas, y patéenlas lejos donde pueda verlas!
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Vie Feb 03, 2017 7:16 am

Naruga estaba de camino para arremeter con toda su fuerza contra el laguz, quizá con intenciones de romperle un par de huesos mas no para matarlo. Aun así su amo se interpuso en su camino extendiendo los brazos pidiéndole que se detuviera a lo que el branded acato la orden frenando su avance hasta quedar de pie frente al chico albino dibujando una expresión de mal genio que aquella tosca mascara disimulaba casi en su totalidad.

fueron en aquellos breves segundos en los que su amo logro frenarle que la bestia prisionera aprovecho para liberarse de algunas cuantas ataduras, tonando de rehén esta vez al muchacho de piel tostada. El cuerpo del branded Se tenso en su totalidad al igual se sus pupilas volvían a contraerse y agarre en su espada volvió a restablecerse, casi como si su cuerpo estuviese acostumbrado a responder de forma violenta las situaciones de estrés. Naruga soltó un gruñido profundo y agresivo mas no hiso ningún movimiento, de hecho el fue el primero en soltar su arma y patearla lejos en cuanto el cuervo amenazo con arrancarle la cabeza a su amo usando las mías cadenas que aun lo retenían.

- HAGANLO!!!! -

Rugió Naruga al ver que los soldados presentes, aun en shock por lo que pasaba dudaron un momento en seguir las instrucciones del secuestrador emplumado. El enmascarado apretó los puños ante la importancia que lo invadía, el sabia de sobra lo fuerte que era y confiaba en que de alguna u otra manera se las arreglaría para sobrevivir.... y luego estaba Hasim con su pequeño y delgado cuerpo, piel delicada fácil de herir y sin fuerzas para poder defenderse por su cuenta. Su amado amo era casi como un cachorro indefenso y era su trabajo protegerlo, tarea que en ese momento parecía haber desempeñado terriblemente. Un silencio tenso e incomodo inundo la sala entera solo interrumpía por el gruñido de Naruga que amenazaba con abalanzársele encima al cuervo si se le ocurría lastimar al chico, se prometía a si mismo que aun desarmado le sacaría las entrañas del cuerpo con las manos desnudas si era necesario; mientras tanto no le quedaba más remedio que atender a las exigencias que tuviese el laguz en pos de mantener al chiquillo con vida. No podía evitarse, Naruga a duras penas podía comunicarse claramente por lo que la diplomacia no era exactamente su fuerte, no tenía idea de cómo resolver un conflicto como aquel, siquiera ya como sobrellevarlo; su mayor atención y esfuerzo la utilizaba para frenar las ganas de tirársele encima al cuervo por lo que trazar un plan aun no era factible en su cabeza.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Hasim el Sáb Feb 04, 2017 8:53 pm

En el momento en que la bestia saltó sobre la espalda del joven clérigo este no supo cómo reaccionar en ese momento. Tan débil como siempre, fue atrapado y rodeado por los fuertes brazos del sub humano antes de que pudiera pestañar tres veces. Pera cuando fue consciente de que ocurría o que pasaba a su alrededor, ya estaba atrapado por la bestia, quien le apretaba la cadena de sus grilletes contra el cuello y lo obligaba a recostarse contra su pecho.
Llenó sus pulmones de una larga bocanada la cual expulsó en un agudo y casi eterno grito de repulsión.
Los soldados, quienes no habían llegado a tiempo a apresar al cuervo antes de que este atrapara a su señor se miraron nerviosos hasta que la potente voz del enmascarado que fuera su superior les dio tajante una orden. Soltaron inmediatamente las armas y dieron un par de pasos para atrás, sabedores de cuál sería el castigo si el niño noble sufría algún daño.

-AAAHHHHH!!!! SUELTAME SUCIA PALOMA!!!!!—

Ahora pasado de su primer espasmo de miedo, Hasim era libre de gritar y vaciar su garganta con libertad.

-QUE ESPERAN TONTOS!! MATENLO!!!-


Gritaba a sus soldados mientras forcejeaba inútilmente entre las zarpas de su agresor. Retorciéndose con tal violencia que comenzó a lastimarse él mismo el cuello

-AHH!! ME ESTA CORTANDO EL CUELLO!! –

Gritó de forma exagerada mientras seguía en su forcejeo inútil contra la gruesa cadena.
Al cabo de unos instantes, con el cuello doliéndole pero sin ningún corte y ya cansado de tanto ajetreo empezó a calmarse ligeramente y miró por encima del hombro al pájaro.

-Que pretendes ahora? Enserio crees que saldrás entero después de esto?! Si me sueltas ahora mismo te prometo una muerte rápida!  
Anda! Suéltame! Mientras todavía me siento benevolente!-
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Sáb Feb 04, 2017 10:11 pm

Como era de esperarse, todos los soldados presentes habían soltado sus armas cuando el enmascarado dio la orden. Aunque Onix estaba ligeramente sorprendido por lo rápido que se había rendido Naruga, no bajo la guardia en ningún momento, pues el chico que tenía retenido tras sus grilletes había comenzado a moverse y a gritar desesperadamente.

¡Mierda, ya deja de moverte!” Pensaba seriamente mientras hacia lo posible para mantenerlo quieto en la misma posición para que no pudiera escaparse o se lastimara mucho con la cadena.

- Oh vamos, princesa. No vayas a decirme que no te estas divirtiendo con todo esto- Respondió el cuervo de forma burlesca, aunque en el fondo estuviera bastante inquieto sobre lo que dijo y su futuro a partir de este punto- Si te portas bien, prometo no matarte.- Luego alzó la cabeza lo mejor que pudo y dijo en voz lo suficientemente alta para que los que estaban dentro de la sala pudieran escucharlo- ¡Todos, menos Naruga, déjennos a solas!- Ordenó.

Dado que el enmascarado era el que más tenía autoridad entre los soldados,  esperó a que fuera él el que los convenciera de irse en caso de que no hicieran caso al laguz la primera vez.

Cuando estuvieron los tres completamente a solas, miró entonces al enmascarado, mientras proseguía a reacomodarse y continuar reteniendo al moreno de pelo blanco entre los grilletes de sus manos.

- ¿Estás viendo esto Naruga? Si haces lo yo que digo, nada malo le pasara a tu novio.- Dijo aun aparentando tranquilidad hasta que su sonrisa volvió a borrarse completamente- Ahora, quítate la máscara. Muéstrame tu cara.

Si este iba a ser el último día en el que el cuervo iba a estar vivo, al menos se sentiría satisfecho sabiendo la identidad del asesino de Hermes y saber que le estaba haciendo sentir la misma angustia que él había sentido cuando le vio como asesinaban a su tutor a sangre fría.

Y en caso de que este dudase o no quisiera hacerlo, el cuervo volvería a amenazar al chico pelo blanco con la cadena que tenía cerca de su cuello, apretando lo suficiente contra la piel.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Dom Feb 05, 2017 11:26 am

Los músculos de Naruga se tensaban con cada forcejeo y grito del chico, no solo por el hecho de que estuviese en peligro si no porque se lastimaba en el proceso intentar liberarse. No es como si tampoco fuera bueno con las palabras por lo que los 3 estaban estancados en un punto muerto. Fue entonces que el cuervo hablo nuevamente asegurando que nada le pasaría al chiquillo si seguían sus instrucciones…. no es que Naruga estuviese muy de acuerdo pero tampoco podía hacer nada al respecto en realidad. En cuanto el cuervo ordeno que todos se retirasen con excepción de el Naruga volvió a mostrar los dientes, su postura estaba ligeramente encorvada con una agresividad contenía… no es que fuera un hombre paciente en realidad y al no saber lidiar con situaciones complicadas tenía la costumbre de resolver sus dificultades con rápidos y certeros tajos de su espada.

- Grrrrr…. háganlo…. -

Volvió a Decir el branded de forma cortante, esta vez incluso soltando un gruñido de mal humor…. no tenía idea de que pretendía el laguz emplumado pero la situación era ya lo bastante delicada como para actuar impulsivamente…. si, tratándose del bienestar de Hasim incluso Naruga se llenaba de prudencia. Sin embargo fue la siguiente exigencia del cuervo la que lo dejo helado, haciendo que en su rostro fuera notorio un gesto de sorpresa aun con la máscara puesta. Aquello sí que era una petición complicada pues Naruga sabia mejor que nadie lo que sucedía cuando alguien miraba su rostro fijamente. Sería totalmente inútil en el momento en que se quitase su segunda cara, el solo pensar que le verían directamente le hacía sudar frio siendo aquella orden la única que Naruga dudo en obseder.

Pero la vida de Hasim estaba peligro. No tenía idea de que mas hacer a parte de obedecer mas cuando su mano se acerco para retirarse la máscara frente al laguz esta comenzó a temblar de forma notoria. El corazón le estaba latiendo a mil por hora y su rostro se había tornado aun mas pálido de lo que era, sintió la garganta seca y todo su cuerpo se estremecía…. que haría después de eso?, como podría salvar a Hasim?, esas ideas le torturaban a la par que poco a poco era despojado de aquella vieja carcasa de hueso que le protegía de las miradas del mundo.

Unos ojos dorado brillante fueron los primeros en centrarse en el cuervo, su cabellera azul resaltaba en su piel pálida y, por supuesto, un par de notorias marcas rojas de branded que le atravesaban el rostro desde el área de los ojos hasta casi el mentón. Casi de inmediato la actitud agresiva de Naruga desapareció por completo, ladeaba la mirada y se encogía sobre sí mismo como si con ello pudiera ocultarse, temblaba notoriamente como un cachorro asustado tal como lo había hecho la primera vez que Hasim le miro sin la máscara; finalmente se arrodillo en el piso pues sus fuerzas le abandonaban, se sentía expuesto, débil, ansioso, un revoltijo de emociones que lo mantenían paralizado e incapaz de hacer nada.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Hasim el Miér Feb 08, 2017 12:58 am

Adolorido y cansado de retorcerse, Hasim se calmó un poco de sus infantiles forcejeos, pero eso no le impidió calmar su bocaza, la cual seguía tan enérgica como siempre

- Que hacen!? Regresen!-

Gritó a los guardias quienes despacio y sumisos se retiraron del salían dejando a los tres involucrados solos.

-Los mandaré azotar a todos y cada uno de ustedes traidores!!! Mi padre escuchará de esto!!-


Una puerta cerrándose a la distancia le dio la certeza de que efectivamente se habían marchado a pesar de sus claras ordenes, dejando al clérigo con todavía más gritos de reproche e ira, pero los cuales tuvo que callar ya que ahora su branded consentido era toda la esperanza que tenía.

-Pagarás muy caro todo esto! Te venderé a una mina de sal! Donde yo personalmente me aseguraré que te azoten a diario!-


Con menos intensidad que antes se revolvía inquieto entre las garras de su captor, ya la cadena no le cortaba la garganta, pero el solo hecho de que el emplumado estuviera tan próximo hacia que se le revolviera el estomago
Concentrado en ello estaba cuando escuchó la ridícula orden que el cuervo le hacia al branded y sintió como un sudor frio le corría por la espalda.

-AH!? NO! Deja la máscara de Naruga en paz!!-


Gritó sobre su hombro mientras se giraba rápidamente hacia su amada mascota.

-Naruga! No le hagas caso! No te quites la masc…-


Con impotencia  vio como el espadachín se retiraba aquella antaña posesión, la cual ocultaba su temible secreto. Le vio afligido y conmovido, temblando y humillándose por la orden de alguien más que no era la suya, y el clérigo no pudo contener sus lágrimas quienes corrieron por sus mejillas.

-Malvado! Qué pretendes!!!?Deja en paz a Naruga! No te ha hecho nada!!!
Si crees que humillándolo vas a obtener algo de mí, estas muy equivocado! Ya déjalo en paz!! Suéltame y vete rápido de mi vista!-


El clérigo estaba visiblemente afectado, al punto que prefería voltearse a mirar al cuervo a los ojos, que ver directamente a su preciado Naruga en tan lastimero estado. Tanta era la carga emocional que Hasim comenzó a temblar y a apretar fuertemente los ojos. Finalmente no lo soportó más y cayó desmayado, dejando caer todo su peso sobre su captor sub humano

ABANDONO EL TEMA:
Dejo constancia que abandono este tema. Los otros personajes pueden hacer lo que deseen con mi personaje


Última edición por Hasim el Vie Feb 10, 2017 12:01 am, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Miér Feb 08, 2017 10:38 am

Después de mirar tras la máscara del Naruga, un revoltijo de emociones comenzó a surgir dentro de Onix. Luego de ver las notorias marcas rojas de branded y como su actitud agresiva cambiaba por completo a la de un cachorro asustado, expuesto, débil y ansioso, incapaz de hacer absolutamente nada, el cuervo comenzó a preguntarse: ¿De verdad había perdido contra este sujeto? ¿Esta era la persona que había asesinado a Hermes y sus compañeros del circo? ¿Esta era la persona de la que deseaba vengarse y sacrificar su vida?

Mientras aun trataba de buscar en su mente las palabras apropiadas para decir y mantener la compostura, las palabras y actitud del pelo blanco hicieron que su paciencia llegara a su límite.

- ¡Cállate! ¡¿Crees que todo esto es sobre ti, mocoso llorón?!

Cuando creía que no se podría ser más patético, ahora se daba cuenta que hacer todo esto no había valido absolutamente la pena. En lugar de volver a sonreír o burlarse de la actitud de Naruga, lo único que pudo sentir en ese momento fue… odio, desprecio y remordimiento, tanto para el branded como consigo mismo.

- Asi es, todo es tu culpa, Naruga- Dijo Onix con voz lenta, seria y pausada mientras se volvia para mirar al chico- Que esta sea… una lección para ti. Cuando vuelvas a tomar esa espada. Cuando pienses de nuevo en usarla para matar a otra persona, a un hombre, a una mujer, a un niño, o quizás a otro laguz. Pregúntate a ti mismo si esa persona tiene nombre, familia, amigos, o alguien que lo ama, y piénsalo detenidamente. Pregúntate si alguien lo extrañara cuando lo hagas desaparecer, y si alguien vendrá a desquitarse contigo haciéndoles lo mismo a las personas que tú amas - Hizo una pausa, mientras trataba de controlarse, pues las lágrimas del cuervo comenzaron a salir a la superficie debido al coraje que sentía y la tristeza mientras hablaba y que había estado ocultando todo este tiempo- ¿Recuerdas… al halcón que asesinaste? ¿Su rostro? ¿Cuáles fueron sus últimas palabras? ¿Al menos, sabes su nombre?- Ni siquiera espero una respuesta por parte del branded, ya que muy en el fondo no quería saberlo o escuchar excusas- Su nombre era Hermes, él murió bajo tu espada… El murió… ¡El murió solo tratando de protegerme de ti, maldito bastardo!

Hizo una breve pausa, bajando la cabeza un poco para no dejarse ver el rostro. Y luego de unos segundos, soltó una pequeña risa que en lugar de sonar graciosa, parecía forzada y un poco perturbadora.

- Jajaja… Tu asesinaste a alguien que fue como un padre para mí, mataste a mis compañeros, a mi familia…- Comentó, para luego subir la cadena de nuevo rápidamente hacia el cuello del moreno, y comenzar a lastimarlo un poco- Podría romper el cuello de este sujeto si quisiera… Frente a tus ojos… ¡Podría vengarme, y hacerte sentirte lo mismo que yo sentí…! Seria… ¡Seria demasiado fácil! ¡Cómo sacar el corcho de una botella y hacer que la sangre salga, como una fuente de tripas!

Sus alas seguían ligeramente tensas y apretó las garras mientras veía la expresión que hacia Naruga mientras amenazaba a su novio de muerte y daba unos cuantos pasos hacia atrás para evitar que el otro se acercase. Hace mucho tiempo que Onix no expresaba todo lo que él sentía, y aunque pareciera raro y poco justificado durante esta situación, el laguz detuvo a último segundo lo que estaba haciendo.

- Pero… no lo hare, no matare a tu novio. Considera esto como una oportunidad para redimirte, Naruga.- Dijo, bajando la cadena del grillete- Ten, toma a tu princesa.

Aun si hubiera tenido las agallas. Si tutor aun estuviera vivo, seguro lo regañaría y le diría que no merece la pena que tuviera que mancharse las garras por lo que aquel branded le hizo a sus compañeros.

Dicho esto, el cuervo alzó los brazos, liberando al humano de su agarre con los grilletes, luego de eso levantó su pierna para darle una patada al moreno por la espalda, empujándolo lejos del laguz, y hacia adelante donde estaba Naruga.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Miér Feb 08, 2017 11:56 am

Su cuerpo temblaba de forma incontrolable, tenía miedo como no lo había tenido en mucho tiempo… no tanto por el sino también por su amo que estaba prisionero. Se sentía avergonzado de sí mismo por no poder hacer nada igual que hacia muchísimos años cuando perdió a su propia familia, cuando quedo solo en aquel mundo hostil y sombrío. Sin embargo, las palabras del cuervo resonaron en sus oídos. Poco a poco el temblor en sus manos comenzaba a desaparecer, Naruga no era tonto y entendía todo lo que el cuervo le decía…. sin embargo no entendía del todo. Recordar sus rostros?, pensar en si serian extrañados?, nunca había pensado en ello pues en un lugar lleno de bandidos y asesinos como el desierto de Grann la moral era bastante cuestionable… era asesinar o ser asesinado, sin dudas, sin remordimientos, simple y llanamente el puro deseo de vivir un día más. Perdió a sus dos padres desde una edad muy temprana por lo que a duras penas recordaba lo que era una familia siendo las dulces palabras y caricias de Hasim las únicas muestras de afecto que había recibido en años.

- Hermes peleo para protegerte…. tu vivo…. logro lo que el quería, muerte honorable, no vergüenza en ello. Si tu muerto, esfuerzo inútil. -

No era bueno con las palabras ni pretendía sonar insensible, simplemente quería hacerle ver al otro su punto de vista. Admitía para sus adentros que el halcón fue un oponente admirable y que ambos tuvieron una pelea muy pareja. Se acerco a su amo ahora inconciente, acariciando la mejilla morena del niño con suavidad quitando sus lagrimas, mirándolo fijamente con sus ojos dorado brillante.

- Shhhhhhh, descansa. Perdona… por hacer llorar…. -
Spoiler:

Le dijo poniendo un dedo sobre la boca del niño pidiéndole que no gritara para llamar a los guardias mientras juntaba su frente contra la del jovencito, haciéndole una petición por primera vez desde que se convirtió en su fiel vasallo. Se puso de pie para caminar tranquilamente hacia su espada, levantándola para después señalar al emplumado con ella.

- Bestia negra…. cual tu nombre?!!! -

Sería imposible para el recordar los nombres de todos aquellos a los que había matado aun de haberlos escuchado ni los que probablemente caerían bajo su espada en un futuro. Era un monstruo después de todo, uno cuyo único propósito era matar o morir…. no había nada mas por que no conocía otra cosa, pero sí que comprendía la impotencia y la rabia que debían estar carcomiendo al cuervo desde adentro por haber visto a su familia morir ante sus ojos.

- Yo monstruo, yo acostumbrado a odio de bestias, de humanos…. Tu puedes odiarme, con todas fuerzas, ódiame. Si tu molesto por muerte de familia pelea entonces!!!, avanza!!!, que muerte Hermes no en vano. Gana y yo dejo libre, pierde y te quedas. Yo no mascara, no contra ti, peleare como monstruo, no como demonio…. Tu sabes nombre mío y yo sé nombre tuyo… pelea!!! -
Spoiler:

 Se puso entonces en posición de batalla, esperando que su dueño no estuviese en contra de ello…. Entendía lo importante que sería aquello para el cuervo y respetando el deseo de quien dio la vida para salvarlo le dejaría ir si es que el laguz alado se lo ganaba, por último, busco entre sus ropas sacando la llave de los grilletes que aun le aprisionaban de las manos, arrojándosela para que pudiera liberarse…. podría escapar o pelear.


Última edición por Naruga el Sáb Feb 11, 2017 9:31 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Vie Feb 10, 2017 11:06 am

Después de lo que había hecho y de lo que había sucedido, el cuervo ya estaba resignado en que lo que le esperaba ahora era un grupo de guardias entrando por aquellas puertas atacándole con arcos y con espadas que seguramente habrían conseguido durante este tiempo en el que estuvieron los tres a solas. Sin embargo, como si fuera una cruel ironía, el chico moreno se había desmayado y Naruga en lugar de llamar a los guardias había empezado hablar de su tutor.

Onix no dijo ni una sola palabra, aunque visiblemente se veía más calmado que antes. El espadachín lo había escuchado, y ahora preguntaba por su nombre con toda la seriedad que podría dar un personaje de alguna novela de fantasía.

- Onix.- Respondió, siguiéndole la corriente- Anteriormente artista de circo, bestia negra a todas horas.

Tras escuchar las palabras de Naruga, se quedó observando la llave que había caído a sus garras. No pensó a buenas a primeras en liberarse, pero luego de pensarlo un poco, se agachó para tomar las llaves, liberando cada uno de los grilletes que lo aprisionaban, empezando primero con los que estaban en sus muñecas y luego con el grillete que llevaba en su cuello…

Tras acabar por quitarse cada uno de los grilletes, Onix masajeo un poco las garras que tenía como manos, pues las muñecas le dolían un poco por el esfuerzo que había hecho antes al moverlas. De haber estado de mejor humor, podría haber pensado en escapar, pero en lugar de eso, lo que pensaba era que hacerlo y más con un ala herida era demasiado complicado y laborioso.

El laguz sentía que ya había hablado lo suficiente, así que cuando termino por prepararse, se quitó el vendaje en su ala y dio una última mirada al branded antes de adoptar la forma de un cuervo y hacer el primer movimiento: Tomar un poco de altura y usar su velocidad para acercarse a Naruga para atacarlo con su pico (como si fuera una lanza) y luego tomar distancia.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Sáb Feb 11, 2017 10:04 pm

La bestia negra parecía aceptar su acuerdo el cual Naruga cumpliría sin falta de ser derrotado y mantenerse con vida…. después de todo, para fortuna del cuervo Naruga desconocía lo era mentir o ser engañado, no había convivido aun lo suficiente con otras personas como para saber siquiera lo que era una traición o una mentira; sus palabras eran sinceras, a veces rudas pero siempre honestas. Por eso mismo espero a que el cuervo se quitara los grilletes y se preparase para la pelea, no le atacaría antes pues aun dentro de lo que Naruga era sabia honrar un acuerdo, podría ser un bandido criado en el desierto de Grann pero aun los malhechores tenían su propio concepto del honor. El de Naruga era que, por supuesto, respetaba la fuerza.

Para cuando el cuervo estuvo listo un ataque por su parte no se hiso esperar, aun con esas y de la misma manera que la vez anterior su primer movimiento fue totalmente predecible y fácil de esquivar. Era más que notorio el hecho de que aquella bestia negra de nombre Ónix no tuviese experiencia en combate…. tenía a su disposición armas sumamente letales, si, pero no servían de nada si no sabía cómo usarlas. Aun así admitía para sus adentros que el hecho de que su oponente volara era una clara ventaja que tenia sobre él; podría ser torpe para atacar pero su excelente técnica de vuelo compensaba sus fallos en la ofensiva. El branded descarto el combate cuerpo a cuerpo entonces, necesitaría otra estrategia si deseaba poder asestarle un par de golpes al cuervo o derrotarlo si la suerte lo acompañaba…. sería peligroso pero tendría que entrar a su territorio.

De esta manera y sin perder tiempo Naruga se apresuro a trepar por una de las columnas llenas de relieves de piedra hasta llegar casi al techo, cuidando por supuesto de esquivar los posibles ataques que recibiría mientras tanto. La parte superior de aquella habitación estaba adornada de un montón de telas de seda entrelazadas a modo de decoración así como una grasa cadena que sujetaba el candelabro que en ese momento estaba apagado por la hora del día. Las telas de seda definitivamente ayearían a entorpecer el vuelo del ave negra y el candelabro le daría un soporte para poder contra atacar con mayor facilidad… o ese era el plan por lo menos.

Fue así que dio un gran salto, sujetándose del candelabro con uno de sus brazos mientras que mantenía su espada en el otro, trepando a la estructura con algo de dificultad…. un intenso dolor se presento entonces en su brazo, sintiendo como la tibia sensación de la sangre comenzaba a empapar su hombro izquierdo; La herida que le había hecho el halcón se abrió de nuevo con tanto movimiento…. al parecer aun esa pelea aquel llamado Hermes aun cuidaba del cuervo.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Dom Feb 12, 2017 10:34 am

Después de haber fallado el primer ataque, Onix continúo volando por toda la sala, buscando el momento oportuno para atacar nuevamente. Si bien, aunque el chico no estaba entrenado para el combate, como un artista de circo con experiencia, sabía muy bien como dar un vuelo espectacular y bien visto dentro de un espacio cerrado a pesar de no precisar muy bien sus golpes. De momento, aun él estaba en ventaja, en especial porque no había humo o fuego que pudiese entorpecer sus movimientos.

Mientras el Naruga se estaba moviendo por la sala, el cuervo maniobró con sus alas para volver a caer en picada hacia el branded apuntando a este con sus dos garras, cuando se dio cuenta que esquivó el golpe, flexionó sus patas en el suelo y dio un salto con la fuerza del aterrizaje para volver a elevarse en el aire rápidamente.

El laguz continuo atacando, pero Naruga continuaba prediciendo donde sería sus movimientos. Frustrado, Onix soltó un sonoro graznido, observando como el chico  daba un gran salto para caer en el candelabro.

De nuevo, dejándose llevar por el odio que sentía hacia el muchacho y el enojo que había vuelto a surgir dentro de él debido a la pelea, el cuervo no se lo pensó ni dos veces en agarrarse con sus dos patas sobre el extremo del candelabro y balancearse, dejando caer todo su peso sobre este para poder tener donde sostenerse mientras atacaba a estocadas con su pico a Naruga.

¡Estoy cansado de ti y de esta estúpida pelea!

Obviamente, la espada que llevaba logro herirlo un poco cuando este quiso acercarse, pero algo en el muchacho había vuelto sus movimientos un poco más lentos como para dar un golpe del todo certero. Onix soltó el candelabro por unos instantes, y luego volvió nuevamente hacia él apoyando completamente su peso sobre la decoración. Y a pesar de que la cadena que sostenía la estructura pudo aguantar una buena cantidad de tiempo, la zona que mantenía la cadena unida al techo comenzó a agrietarse a un punto en el candelabro dio un súbito bajón, seguido por la caída completa del mismo adorno.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Dom Feb 12, 2017 8:11 pm

La situación era complicada, más de lo esperado tomando en cuenta que el cuervo estaba cegado por la rabia…. aun así Naruga entendía ese sentimiento y no lo culpaba por ello. El mundo para el se resumía en ser fuerte o ser débil, el débil estaba destinado a morir a menos que alguien fuerte cuidase de él y, si aun así moría era por causa de que su protector no era bastante fuerte. Por esa razón es que el cuervo estaba vivo, el halcón hiso su trabajo de protegerlo maravillosamente y ahora, en venganza el cuervo intentaba matar a su asesino…. no había nada de malo en ello y Naruga respetaría las reglas que rigieron toda su vida.

Las sacudidas del candelabro lo obligaron a aferrarse de este con mas ahínco mas aun así aquellos movimientos bruscos lograron abrirle nuevamente las heridas, esta vez en los costados del cuerpo. Naruga arremetió con su espada mas las fuerzas comenzaban a fallarle por más que él fuera capaz de ignorar el dolor…. aun no se había recuperado y se enfrentaba a un oponente bastante fuerte. Como era de esperarse el adorno en el techo cedió tanto por el movimiento como por el peso de ambos, mas Naruga logro saltar momentos antes de que el adorno impactara contra el piso, cayendo unos momentos en una posición cuadrúpeda.

La reacción del branded fue instantánea, aprovechando el breve momento de confusión que impacto seguramente había generado en la bestia se impulso hacia él para darle un golpe con su letal espada y aun que carecía de la fuerza para hacer un golpe certero que terminara con la pelea seguro que por lo menos algo de daño haría, momentos después el branded volvió a aterrizar en aquella posición cuadrúpeda, una posición de batalla que hacía mucho tiempo no utilizaba pero que le brindaría el soporte y el impulso que necesitaba para que sus ataques, debilitados por las heridas, fueran eficaces. Aun así, pese a que de momento el cuervo no había logrado asestarle mas que un par de arañazos, que cada vez le eran mas difíciles de esquivar, el reguero de sangre que había en el piso debido a las heridas abiertas del branded eran notorias, su cuerpo no tardaría en llegar a su límite por más que el mestizo se forzara a continuar.

Correspondió con un rugido al graznido contrario, mas para darse valor que otra cosa pues el pelear sin mascara le agregaba una dificultad extra a la pelea…. no era que su miedo y timidez hubiesen desaparecido de pronto, su cuerpo temblaba cada vez que el ave le clavaba la mirada y deseaba refugiarse en el primer escondrijo obscuro que encontrase, mas su determinación y deseo de proteger a su amo era más fuerte así como respetar a su rival. Un último esfuerzo, un último golpe, solo debía dejarlo lo bastante lastimado para que dejara de pelear y ganaría, así que, esta vez sin intentar esquivar Naruga enfundo su espada y se impulso hacia el cuervo con las fuerzas que le quedaban, intentando noquearlo de la misma manera en la que lo había hecho en el circo.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Lun Feb 13, 2017 12:24 am

Onix batió sus alas y soltó el candelabro cuando se dio cuenta que este estaba a punto de caer, volando entonces en reversa para alejarse de este y luego de esta manera poder darle una última estocada con el pico al branded. Sin embargo, cuando estaba por enchanchar su pico sobre el hombro del brande, el espadachín, con espada enfundada se impulsó hacia él y contraataco dándole un fuerte golpe en la cara y por sobre la cabeza.

El cuervo soltó un último graznido lastimero, perdiendo de vista su objetivo y el balance, y se chocó contra Naruga y el candelabro, haciéndolos caer a los tres por la fuerza del movimiento y el peso.

Poco después de la caída, el cuervo recuperó la conciencia, levantándose con lentitud y luego alejándose de los restos que habían quedado del adorno. Aunque estaba herido y el cuerpo le dolía a montones por la caída, el chico seguía vivo, pero no tardó mucho en dejar su forma de ave gigante, pues estaba aturdido por los golpes recibidos en especial por la de la funda de la espada, lo cual para su suerte suya no había sido suficiente para matarlo o dejarlo completamente inconsciente esta vez.

- Ah… Haf… Haf… Ngh…Aah…

Su cara le dolía bastante, y la boca le sabía ligeramente a sangre, por lo que no tardó en cubrirse un poco la cara con la garra para limpiarse, al mismo tiempo que se tropezaba al perder el equilibrio y fuerza de sus piernas mientras caminaba, cayéndose en el piso como todo un torpe.

Onix soltó una blasfemia y se quedó un rato en el piso. Luego, trató de acostumbrarse al dolor y a sacarse algunos trocitos de vidrio que se le habían clavado en la piel, para recuperar algo de fuerzas y levantarse de nuevo del suelo mientras buscaba y averiguaba con la mirada que había sucedido con Naruga.

- Hey… Naruga… Uff… ¿Sigues vivo?

Ya tenía más que suficiente de ver gente muerte, que el branded estuviese muerto no le alegraría el día, pero tampoco el hecho que estuviera vivo.

Por otro lado, el chico moreno con el báculo seguía desmayado en un lado de la sala, alejado de donde había caído el candelabro.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Naruga1 el Lun Feb 13, 2017 5:40 am

El golpe había dado en el blanco más en su estado actual le fue imposible darle con la fuerza necesaria para derribarlo, como resultado el ave aturdida pero no inconsciente alcanzo a embestirlo, cayendo de bruces al piso encima del mestizo e impactándolos a ambos contra los restos del candelabro. Naruga por su parte quedo rendido en el piso, su cuerpo no daba para pelear mas e incluso llego a escupir algo de sangre por el impacto recibido, quedándose tendido en el suelo unos momentos incluso después de que el cuervo se hubiese reincorporado.

- Yo.... vivo.... pero no pelea más.... tu... ganas.... -

Hablo entrecortadamente mientras respiraba agitado, intentando reincorporarse lentamente. Las heridas en todo su cuerpo le dolían y sangraban al hacer movimientos bruscos pero no era algo con lo que no pudiese lidiar.

- Ónix.... bestia negra.... tu gana pelea.... así que tu libre. -

Sabía que con tanto escándalo los soldados no tardaría en irrumpir en el lugar y menos cuando todo estaba tan silencioso ahora, con dificultad el branded se puso de pie para caminar ligeramente tambaleante hacia donde estaba su máscara y la piel de laguz que cubría su rostro, poniendo aquel accesorio en el lugar donde correspondía.

- Yo decir amo que tu muerto.... amo no ir tras tu después. Tira piso y no ruido.... guardias pensar que muerto y dejarme tirarte fuera de castillo. -

Era un hombre de palabra después de todo, le había prometido libertad si ganaba el enfrentamiento y era precisamente lo que haría cumplida aquella condición. Espero a que el cuervo hiciese lo que le indicaba pues los pasos apresurados de los soldados no se hicieron esperar, irrumpiendo al fin en la sala principal armados hasta los dientes.

- Mate bestia negra.... llamen maestro de amo, que cuide.... yo tirar fuera bestia muerta -

Esperando a que no se moviera pues aun que el había prometido liberarlo no podría hacer nada si los soldados atacaban, el mestizo de acerco al cuervo con la intención de tomarle por las prendas detrás del cuello y comenzar a arrastrarlo a la salida del castillo, la sangre escurría por las heridas abiertas de Naruga pero al pasar por encima el cuerpo del laguz que arrastraba se podía disimula con que era la sangre del supuestamente difunto animal. Ya estando afuera del castillo y asegurándose que nadie los viera lo dejo afuera y comenzó a retirarse, tambaleante, de regreso al recinto.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Espada de acero [2]
.
.
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
-50


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Onix el Lun Feb 13, 2017 12:53 pm

Cuando escuchó nuevamente la voz de Naruga, Onix se puso de nuevo en posición y en estado de  alerta, girándose completamente hacia donde lo había escuchado y luego acercándose lentamente hacia donde el branded se encontraba en estos momentos tirado.

- Chico, no se mucho sobre cómo funciona el cuerpo de los branded, pero… ¿Cómo es que siquiera sigues vivo?

El que haya sobrevivido a una pelea con Argus y Hermes, ya era un logro bastante enorme. Supuso que como “hierba mala”, los brandeds también era difícil de matar. Y siendo mínimamente positivos, al menos con esto podría descansar con la conciencia limpia de que sus garras y bocas no estarían manchadas con la sangre de un muerto. Todo eso sería difícil de limpiar, y la boca todavía la sentía con sabor a oxido.

Miro como el chico se reincorporaba lentamente, cruzándose el cuervo de garras para no mostrar ninguna empatía por el asesino de su padre halcón, pero tampoco la suficiente crueldad como para empujar al branded de nuevo al piso, o la misericordia suficiente para intertar acabar con él mientras estuviese desangrándose y escupiendo sangre.

-  Si… sobre eso…- Interrumpió, encogiéndose de hombros de una forma despreocupada- Siendo honesto, no estaba seguro si cumplirías tu palabra, y menos que yo pudiese ganarte en estas condiciones. Digo, seré rápido y bastante guapo, pero partes de mi cuerpo sigue siendo las de un ave, ¿lo comprendes, no? No creo que me dejen salir de rositas luego de tomar a la princesita como rehén, y… ambos estamos hechos lo bastante mierda como para pelear contra los guardias. ¿Cómo planeas “liberarme” de esto, exactamente?

Como si no fuera un poco desagradable tener la razón y hablar tan tranquilo con Naruga, Onix giro ligeramente la cabeza hacia una de las puertas que daban a la salida de la sala, escuchando los ruidos que provenían desde afuera, y solo volteándose nuevamente hacia Naruga cuando este se disponía a recoger su máscara del suelo y escuchar su plan.

- Bueno, no pierdo nada con intentarlo, supongo. Pretender estar muerto y estarlo de verdad vendría siendo lo mismo, ¿no?.- Comento con sarcasmo mientras se colocaba en posición sin oponer ninguna resistencia.

La frase había sonado más cool en su cabeza, pero el cuervo no estaba dispuesto a decir algo tan obvio como: “Este plan apesta. Los humanos no pueden ser tan estúpidos…”, eso hubiera sido aburrido.

Irónicamente, esos humanos eran así de estúpidos.

“Mate bestia negra.... llamen maestro de amo, que cuide.... yo tirar fuera bestia muerta”

El cuervo continuó sin moverse y con los ojos cerrados, tratando de contener la respiración en todo lo posible mientras escuchaba lo que los demás decían. No habia duda que en el fondo estaba nervioso, pero ya habia pasado mucho tiempo en el que Onix habia superado su miedo escénico, por lo que no fue tan difícil actuar frente a tantas personas. Incluso resistio los deseos de moverse cuando sintió que lo tomaban por detrás del cuello y comenzaba a ser arrastrado hacia la salida del castillo. De vez en cuando escuchaba al otro chico toser, y que su cuerpo, alas y ropa se humedecían con algún líquido  que a sus adentros, suponía de que se trataba. Ya estando afuera del castillo, fue dejado en el suelo, cuando escucho las puertas cerrarse tras de él, abrió uno de sus ojos para echar un vistazo.

¡Esto debe ser una broma! ¡No puedo creer que eso haya funcionado!” Pensó sorprendido.

Volvió a cerrar los ojos, y esperó pacientemente a que no hubiera mucha gente por los alrededores para buscar un sitio donde ocultarse, y también algo de ropa (de algun pobre y desafortunado hombre que habia quedado inconciente luego de haber echado de un bar), con lo que poder esconder sus rasgos de laguz (y manchas de sangre) y para pasar desapercibido hasta que pudiese llegar las afueras de la ciudad.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
341


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Divina disiplina [Priv. Hasim y Onix]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.