Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Frozen memories [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Jue Ene 12, 2017 8:20 pm

El inicio de un nuevo día supone la continuación de una nueva historia que contar o al menos, así es como suele comenzar toda buena obra literaria que se aprecie. Hoy no iba a ser diferente para la atareada Felicia que estaba dispuesta a trabajar desde el primer minuto tras acabarse el desayuno. Era uno de los pocos momentos de la jornada que la mayoría del personal doméstico se reunía en la cocina con el propósito de conversar un poco en familia. A fin de cuentas, convivían en el mismo techo y era cuestión de tiempo que la fémina se atreviera a abrirse con otras personas que no fuesen las de siempre. Fue entonces que concluyó el tiempo del que disponían para comer, y se levantó del asiento para apilar los platos y cargarlos ella misma. Sin embargo una compañera se adelantó prediciendo de antemano el posible desastre y le arrebató la vajilla a tiempo mientras le daba charla.

Ah... ¿Estás segura que puedes quitar la mesa y limpiar tantos platos tu sola? — La última vez que se ofreció voluntaria para llevar los platos usados al fregadero, quiso llevar más de la cuenta y se le cayeron todos en cuanto dio un único paso. Igualmente en el caso de tomar la esponja. Al octavo que le aplicaba el jabón y los frotes, terminó rompiéndolo cuando un sirviente le tocó el hombro sin avisar y del propio susto provocó que la cerámina se le resbalara de los dedos y colisionara contra el suelo. — Esta vez seré más cuidadosa, lo prometo. Los cortes ya se me están cicatrizando y apenas escuecen. ¡Mira, mira! ¡Ya casi ni se ven! — Expuso las yemas de sus dedos a su amiga al extender las palmas de las manos completamente abiertas. Desde entonces lleva una semana insistiendo para que la deje ayudar sin éxito. — Me aplico el ungüento una vez más y...

Gracias Felicia, pero estaré bien. De veras. — La interrumpió la misma compañera, prediciendo desde hace rato las intenciones de la fémina. Era consciente que como accediera a que la ayudase, ambas les caería una bronca por romper otro juego por culpa de Felicia. En lugar de dejarla con el mal sabor de boca, pensó en otro encargo que no supondría tanto riesgo. — Lo que nos hace falta son manzanas rojas del postre que acompañará el banquete de esta noche. ¿Podrías ir a comprarlas en mi lugar? — Le ofreció una moneda de plata que le darían previamente alguno de los señores para el encargo.

Por supuesto. — Una pequeña chispa de felicidad le sacudió el cuerpo, manifiestándose físicamente en una ligera y escueta sonrisa de labios cerrados. Por fin iba a ser de alguna utilidad. — Seré tan rauda y veloz como un colibrí. — Dicho esto, guardó el metal precioso en uno de los bolsillos de su uniforme y partió de inmediato con destino al mercado de Nohr sin importarle el frío.

El trayecto en dirección a la plaza comercial resultó llevadero sumergida en sus pensamientos. Tanto la bajada de temperatura como el hermoso paisaje invernal donde hasta las hojas de los árboles estaban cubiertas de escarcha y se derretían a causa del Sol, le traía dulces recuerdos de cuando era una cría, y vivía en la Tribu del Hielo junto a su padre y hermana de sangre. En cambio, el asfalto estaba libre de nieve o como mucho se formaba algún que otro charco del goteo provocado del deshielo.

Nada más llegar al mercado, se sintió un poco perdida e intimidada por la notoria multitud que se formaba alrededor de los puestos. La idea de rozar, tropezar o cualquier otra acción que atrajera la atención de tantos extraños a la vez, la aterraba por dentro pero en cualquiera de los casos tenía que adueñarse de doce piezas de fruta. Ni mas ni menos. — Que sean una docena de manzanas rojas, por favor. — Reunió el valor necesario para acercarse al frutero y pedir lo que había ido a buscar sin que la voz se quebrara. Le entregó la moneda de plata a cambio de la bolsa de papel marrón que contenía el producto solicitado.

Cuando se dispuso a dar media vuelta y marchar de regreso al castillo, un par de hombres pasaron de manera precipitada al lado suya y llegaron a golpear uno de sus hombros cuando pasó de forma tan precipitada e irrespetuosa. — Wow. — Aquel choque de cuerpos desestabilizó el equilibrio de la joven y por tanto, detuvo su caminada con tal de recuperar el control. Una manzana terminó cayendo, y rodó una distancia prudente a la que podía alcanzar Felicia si se agachaba y estirase el brazo, cosa que hizo. Lo que nunca esperó es que fuera a pararse cuando la puntera de un zapato actuó como obstáculo y detuvo la manzana. — L-Lo siento, lo siento mucho. — Tartamudeó sin saber qué decir más allá de expresar su profundo nerviosismo, mientras alzaba la mirada para observar la cara del presunto dueño del calzado no identificado
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Dom Ene 15, 2017 12:54 am

Dunstan se detuvo cuando un golpe en su zapato le llamo la atención. Era una manzana y una muy brillante, seguro que podía llegar a costar una barbaridad en los mercados extranjeros. Pensó en tomarla y venderla mas tarde, pero cuando se disponía a hacerlo una tímida voz le interrumpió. Curioso observo hacia quien parecía hablarle y se encontró con una joven... ¡de pelo rosa! con grandes ojos a juego que le miraba con la cara mas adorable que había visto en el mundo mundial.

Al parecer era su manzana, así que no podría llevársela, se inclino para recogerla y se la ofreció cuando un hombre acompañado de otros 3 se dirigió a la chica.

-¡Hey!- Dijo con un tono imponente -¿No tienes algo que decirme lindura?- Quienes le acompañaba rieron, haciendo muy incomodo el momento. La joven se veía nerviosa, y no parecía que la situación pudiese ir a mejor por lo que el mercante actuó rápido.

-¡¡Clementina!! ¡Ahí estas!- Regaño Dunstan a la joven que aun no se levantaba del suelo. -¡¡El duque lleva horas buscándote y mira como te encuentro!! ¡¡Perdiendo el tiempo y malgastando su fruta!!- El chico de pelo castaño parecía realmente enojado, y no dejaba de mirar a la joven mientras la acusaba. Recogió el resto de manzanas que pudo divisar y los hecho a la bolsa de papel, intentando hacerlo lo mas rápido posible. Entonces tomo de la muñeca a la joven y la levanto del suelo, para luego recoger la bolsa. -¡Mira como estas! ¡Mas te vale pagar por ese vestido, porque al señor no le agradara nada verte así! ¡vámonos!- y seguido de eso, con una pequeña reverencia con la cabeza hacia los hombres, comenzó a arrastrar a la joven por la plaza.

En la cara de los bravucones se veía incertidumbre, pero quien molesto a la joven aun parecía enfadado. Dunstan esperaba que solo estuviese actuando porque si no tanto él como la chica estarían en problemas.

Luego de perderse entre unos puestos de comida y un par de artesanía, y habiendo caminado un par de minutos alejándose de los hombres el mercader detuvo su paso y chequeo al rededor. No parecían estar cerca, por lo que ya podían descansar un poco.

Dunstan bajo su cabeza y apoyo sus palmas sobre sus piernas, mientras intentaba recuperar el aliento después de la caminata. No se le daba mal caminar, pero cuando estaba asustado parecía perder mas energías de lo común.
-Perdón por eso.- Se disculpo recuperando la postura. -Esos tipos no parecían buenas personas y con las prisas eso fue todo en lo que podía pensar.- Observo a la joven una vez mas, entonces llevo su palma a su mejilla intentando ocultar un pequeño rubor. -Soy Dunstan, un mercader errante que por aquí pasaba.- Ese pequeño desorden de palabras no era intencional, pero estaba un poco nervioso y solo podía decir lo primero que se le venia a la mente. -¿Necesitas ayuda con algo?. Normalmente podría ofrecerte algún intercambio, pero no creo que ni todo lo que traigo conmigo en estos momentos alcance el precio de siquiera una de esas manzanas...- Dadas las distancias todo lo que llevaba el joven consigo era un par de piedras y flores, junto a una botella que lleno con agua de rio. -Aun así se necesitas algo, se me da bien conseguir cosas.- Sonrió.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Lun Ene 16, 2017 11:45 am

A pesar de que nunca había que fiarse de las apariencias, los temblorosos labios de la fémina se suavizaron en cuanto hizo toma de contacto con los ojos del joven tan de cerca. No lo conocía de absolutamente nada y aun así, consiguió cautivar su pequeño corazón con una mirada directa a sus orbes y un gesto tan educado como lo era agacharse a su misma altura para devolverle la manzana. Semejante acto de caballerosidad y gentileza hizo que se quedara con la mente en blanco, completamente paralizada de incertidumbre mientras vivía el momento a cámara lenta aunque sin pizca de miedo. Si no hubiesen regresado aquellos bravucones, Felicia de seguro habría acabado por agarrar el fruto y devolverlo a la bolsa por sí misma.

¿Qué? ¿Yo? — Volteó reiteradamente a los alrededores, pensando durante unos instantes que el hombre se estaba refiriendo a otra moza que pasaba por el lugar. En cuanto escuchó saliendo de su boca la palabra "linda" y haciendo clara referencia a ella, un desagradable escalofrío le escamó la piel y el nerviosismo volvió a sacudirla violentamente. — Pues... — A modo de autoprotección, rompió el contacto visual que compartía con el sujeto y redirigió la vista a observar el suelo incómoda. Incluso afianzó el agarre de la bolsa de papel, llegándose a oír el crujir de la misma al hundir los dedos. Estaba de rodillas todavía y lo último que deseaba era formar un revuelo en público. Sin embargo y antes de llegar a responder, el muchacho de pelo castaño intervino al rescate.

¿El duque? No puede ser. ¿Tan pronto? — Seguía tan confusa que no llegó alcanzar a oír el apodo de Clementina. Es mas, hasta acató fielmente la mentira del mercader creyendo en realidad de que se trataba de una verdad ya que a fin de cuentas, no sería la primera vez que su memoria le hiciera pasar factura. Por ende, optó por depositar su confianza en la declaración del joven y pensar que su compañera de cocinas no le dio toda la información que ella debía saber. — Pero yo pensaba que la cena estaba programada para mañana y que no íbamos a servir otros anfitriones que no fueran el rey Garon y sus ahijados. No tengo palabras para expresar mi lamento. — Todo esto diciéndolo con voz preocupada. ¿Acaso adelantaron la quedada cuando salió y el señor de titulación noble exigió verla por algún motivo que desconocía? Sea lo que sea, el mozo la agarró de la muñeca mientras cargaba las manzanas con la otra tras adueñarse de la bolsa. — Ey, espera. Vas demasiado rápido. ¡O-Oye! — Fue cuestión de tiempo que Felicia desistiera y se mantuviera callada durante el resto del recorrido mientras marchaban a paso ligero. En cambio, el rufián observaba de lejos cómo se iban y escupió un gargajo al suelo con cara de que no dejaría las cosas tal y como estaban ahora.

Una vez que el chico se detuvo, pudo notar que se encontraba exhausto por el modo que se llevó ambas manos a las piernas para sostenerse en pie como podía. Verlo en ese estado de agitación, abrió sus ojos y fue deduciendo por sí misma la auténtica realidad de la cuestión. Y se sintió culpable, muy culpable de haber sido salvada por un extraño de otro extraño. — Esto... No nos conocemos de nada, ¿verdad? — Deseaba que por fin se dignara a aclararle las ideas, cosa que explicó a continuación tras anunciar sus disculpas. — Encantada de conocerle, me llamo Felicia. En mis tiempos libres soy un desastre ambulante y durante la profesión, igual aunque procuro hacer lo que puedo para complacer a mis señores con esfuerzo y resultados. Soy yo la que le pide disculpas por no haber leído su astuto movimiento. Realmente ingenioso para el poco tiempo que contaba. — Confesó, esbozando una ligera sonrisa. — Fuisteis muy valiente enfrentándoos a ese hombre. Muchas gracias. — Inclinó ligeramente la espalda y agachó la cabeza a modo de reverencia. — Deje que al menos le quite el sudor de la cara. No se mueva, por favor.

Dicho esto se sacó un pañuelo del bolsillo, se aproximó al castaño para acortar las distancias entre ellos y deslizó con suma delicadeza la tela por su frente. Repitió la acción por el resto de su rostro. Estaba tan concentrada en quitarle la humedad que ni si quiera se percató del sonrojo ajeno. — Listo. — Acabó con su cometido para después, dar un paso atrás y respetar su espacio personal. Antes agarró la bolsa para seguir cargándola ella. — Si tanto os gusta las manzanas, podéis quedaros con una como muestra de mi gratitud. Nadie la echará en falta. — Dijo educada, mientras regresaba el pañuelo de vuelta al interior del uniforme para luego acercarle una de las frutas con la misma mano. — No busco nada en particular aunque por preguntar... ¿Tendréis por una casualidad una flor de la nación del hielo?
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Lun Ene 16, 2017 1:47 pm

Que alguien le quitara el sudor... era una experiencia completamente nueva. Habiéndose criado en un pueblo agricultor pequeño era común ver a granjeros o gente mayor con pañuelos, sin embargo eran la minoría de la población y parecía que a medida que los años pasaban poco a poco se iba perdiendo la tradición. El joven nunca lo había hecho, por motivos que nunca había pensado antes, pero pensándolo nunca entendió esa costumbre y tampoco estaba interesado en seguirla... pero entonces ¿frente a quien se encontraba, que aun seguía esa antigua tradición?...

Sus pensamientos divagaron un poco mas hasta que Felicia, que había acabado de presentarse, termino de limpiar su cara con una suavidad digna de alguien que sabia lo que hacia. "¿Eso significa que ya ha limpiado el sudor de alguien antes?... ¡¿Osea que ese pañuelo podría tener el sudor de otra persona?!" Sus pensamientos se volvían cada vez mas torpes a medida que seguía pensando al respecto.

La joven le ofreció una manzana, a lo que Dunstan se sorprendió. Miro por unos instantes la fruta en manos de la joven y luego bajo la mirada con una sonrisa. Aquellas manzanas se veían increíblemente apetitosas y podría sacarle unas buenas monedas, pero no se sentiría bien al recibir tal regalo de alguien que acababa de conocer, ni mucho menos podría permitirse venderlo.

Negó con la cabeza aun baja y volvió a hacer contacto visual con la joven mientras sonreía sutilmente. -Te agradezco mucho, pero no puedo aceptarla. Dices que nadie la echara en falta, pero seguro que por lo que me cuentas alguien te terminara regañando si no llegas con todo lo que te pidieron.- el joven se rio un poco. -¿Eh?... ¿Una flor de la nación del hielo?...- Dunstan llevo la punta sus dedos a su cara mientras pensaba y entonces lo recordó. -Ahora que lo mencionas... creo que si.- dijo emocionado. Saco el saco de su hombro y se arrodillo para ponerlo sobre su pierna mientras seguía hablando -Hace un tiempo me aventure cerca de la nación del hielo y conocí a un extraño, pero amable, hombre; y luego de una batalla encontré una gran cantidad de flores blancas.-

Hurgo entre lo que tenia y entonces saco tres flores pequeñas, con delicados pétalos blancos y detalles celestes, y se los ofreció a la chica -¿No serán estas por casualidad?... La verdad no lo se con certeza.- respondió un poco decepcionado. -Se poco o nada sobre flores, pero estas parecen ser las que mencionas.-

Dunstan esperaba que fuesen esas, sin embargo su atención se perdió en cuanto vio que a unos puestos mas atrás se encontraban sus matones de hace poco. Si se mantenían calmados y con bajo perfil seguro no los notaban, pero aun así parecía peligroso quedarse cerca. Prefirió no mencionarle nada a Felicia aun, pero si se llegaban a acercar más le avisaría cuanto antes.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Lun Ene 16, 2017 8:46 pm

Bueno... ahí tiene razón. — Su estado de ánimo decayó un poco al percatarse del error que estuvo a punto de cometer. La última vez que ofreció limosna a un necesitado usando el dinero del rey Garon, iba derecha a la soga si no fuera que uno de los príncipes intervino y el castigo fue rebajado a una semana de ayuno. Y hablando del tema, en ningún momento recordó que su compañera especificara la cantidad de manzanas necesarias para satisfacer las expectativas de los fogones. El hecho de que el castaño no aceptara su regalo, no le hizo ni pizca de gracia y arrugó el entrecejo en señal de indignación. Una cosa era ser amable y otra muy diferente aguar los detalles que te hacen los demás. — Aunque pensaba pagarla de mi propio bolsillo sin que usted me dijese nada. No soy ninguna ladrona y realmente deseo devolveros el favor de algún modo. Con tal de veros feliz incluso durante un único segundo, me daría por satisfecha siempre que no intentara engañarme con las sonrisas de siempre. — Dijo con entonación enfadada, refiriéndose a todas aquellas que esbozaba de forma natural a medida que hablaba. Se sintió tan ofendida en ese mismo instante que sin darse cuenta, dejó el habla formal y pasó a usar uno más coloquial.

Mientras Dunstan rebuscaba por los rincones de su saco de viajero, Felicia lo escuchó atentamente a la vez que parpadeaba un par de veces de forma consecutiva cada poco tiempo presa de la curiosidad. La parte del hombre y la batalla despertaron su especial interés en conocer los detalles. — ¿Por qué? ¿Acaso te atacaron? ¿Y fue difícil? — A medida que formulaba las preguntas, no podía dejar de pensar que a lo mejor el misterioso sujeto de su relato se tratara de un habitante de la Tribu del Hielo. — Tengo entendido que por esa zona también habitan Ulfhedin o que es lo mismo, lobos. ¿Es eso cierto? — Cuanta mayor información reuniera de su hogar, más cerca se sentiría a ella a pesar de los kilómetros de distancia que los separan y la oposición de ideales.

Una vez que tomó la flor con ambas manos tras dejar la bolsa a sus pies, se quedó sin aliento y un cálido sentimiento brotó desde su pecho hasta expandirse por el resto del cuerpo. — Vaya... — Estaba tan absorta en la belleza de sus pétalos albinos que hasta permaneció los ojos abiertos como platos engatusada completamente. La manipulaba con semejante cuidado que casi parecía que estuviese trabajando con cristal y temiera romperlo. — Es una auténtica joya ártica. — Se deleitaba con la textura de uno de los brotes acariciándolo con la yema de los dedos. Iba a ser cuestión de tiempo que la nostalgia le tocase fondo. — Vivía en la Tribu del Hielo con mi padre y mi hermana cuando era muy pequeña y volver a ver esta flor después de tanto tiempo, hace que merezca la pena atravesar los muros y salir aunque sea para dar un pequeño paseo por los alrededores. — Una grata sonrisa de labios cerrados iluminó su rostro y fue en ese preciso instante que se le encendió la bombilla.

¡Pues claro! Podemos hacer eso. — Le observó directamente a los ojos la mar de contenta. — ¿Y ahora? ¿Aceptarás la manzana si te la ofrezco a cambio de la flor? ¿Si, verdad? ¿Cierto? — De lo feliz que estaba, imitaba la insistencia de los niños pequeños por si tocaba la flauta y acabara siendo consentida por el mercader con un trato hecho. — Por favooooor.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Mar Ene 17, 2017 12:16 am

La expresión de aquella joven regañándole por sonreír era una que creía que nunca olvidaría. Jamas había pensado que tal simple y adorable criatura podía reaccionar de tal manera a un gesto tan simple.

Fuese como fuese el trato que si le parecía un poco mas justo al joven, por supuesto él parecía salir ganando por donde lo viera, pero Felicia se veía feliz por el intercambio y pasara lo que pasara lo ultimo que quería era volver a ver su cara de indiferencia. -E-esta bien, entonces me parece bien.- Extendió la mano para recibir su nuevo fruto y ella se quedo con las flores. -Un placer hacer negocios.- Dijo sonriendo, pero entonces lo recordó y su cara se torno de preocupación, para luego pasar a una de nerviosismo llevando su mano detrás de su cabeza. -Perdón si mis sonrisas te ofenden es solo que... no lo se, es algo natural... aunque no lo creas.- Respondió un poco incomodo echando su nueva mercancía a la bolsa y poniendo esta otra vez en su hombro izquierdo.

Perdido en la conversación y en sus consecuencias Dunstan perdió a sus objetivos de hace unos minutos. Comenzó a girar su cabeza de lado a lado y a distintos ritmos, mientras buscaba a aquellos individuos de hace un momento. No podía verlos, parecía como si de la nada hubiesen desaparecido entre la multitud, sin embargo esto no le ponía del todo tranquilo y no podía evitar pensar que había probabilidades de que los hubiesen descubierto.

Debía hacer algo al respecto, pero no quería preocupar a Felicia, así que opto por algo mas casual. -Ah, ¿te apetece caminar un poco?... Antes de encontrarnos me dirigía a explorar el lugar, pero al final no pude conocer mucho. ¿Crees poder guiarme un poco? A cambio te contare sobre mi historia para conseguir esa flor.- El plan del chico era simple, caminar, mantenerse en movimiento para ser mas difíciles de detectar. Y antes de recibir la respuesta correspondiente emprendió camino, obligando a la joven a seguir su paso o quedar atrás.

Sabia que no era un gesto muy lindo, pero si querían evitar problemas lo mejor era apresurarse. Entonces mientras caminaban Dunstan comenzó a contar sus desventuras para encontrar esa flor. Le contó sobre como llego al territorio de la nación del hielo por puro capricho, y sobre como casi muere por no ir preparado, como conoció a un hombre llamado Thorben, y como de este aprendió técnicas de supervivencia, también menciono su enfrentamiento contra aquellos monstruos que habían comenzado a atacar hace unos pocos años, y sobre como al final de aquella difícil batalla encontró esas pequeñas flores. Dunstan le contó sobre todo eso mientras no quitaba la sonrisa de su rostro, y dando pequeñas pausas que se tomaba para mirar el cielo. -Personalmente creo que lo mas importante de un ser humano son sus recuerdos, puesto que gracias a estos es que nos podemos considerar vivos.- Menciono para terminar. -Es por esto que lo que ahora tienes en tus manos es mas que simplemente una flor. Es todo lo que tu recuerdas de ella, ademas todo lo que yo recuerdo sobre ella.- Una parte de él se preguntaba si se había puesto muy melancólico por un momento... esperaba que no fuese el caso.

La conversación se detuvo unos segundos mientras el joven revivía una y otra vez sus recuerdos dentro de si, como queriendo mantenerlos frescos en su memoria. Entonces al darse cuenta del silencio decidió interrumpir -Ah, disculpa, he hablado como un pulpo jajaja.- Otra vez, había dicho algo antes de siquiera pensar. -¿Y que me cuentas de ti?... Seguro que tienes un montón de experiencias propias.- Dunstan no podía siquiera imaginar las aventuras que podría tener un sirviente de la clase alta, mucho menos teniendo una forma de actuar tan particular como la de Felicia.

De vez en cuando miraba de reojo a su alrededor, pero al final siempre terminaba mas inmerso en la conversación que en su alrededor.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Mar Ene 17, 2017 10:12 pm

Esperando alguna respuesta por parte del joven, la criada juntó sus puños cerrados a la altura del mentón e inclinó ligeramente el cuerpo hacia adelante con la mirada puesta en los ojos ajenos. Estaba tan intrigada por saber las palabras que emplearía a continuación que ni pestañeó durante ese preciso instante. La flor se asomaba entre sus manos. — ¡Yey! — Exclamó de alegría, por haber cumplido al fin su cometido inicial. También alzó los brazos en el acto. Sin lugar a duda y a pesar de no tener ni la más remota idea de trueques, atesoraría la joya del ártico como si se trata de una pedrería auténtica. Ni todo el metal precioso de Nohr sería capaz de pagar por semejante valor sentimental. — El gusto es mío. — Una vez entregados los objetos, prestó especial atención al nuevo habla de Dunstan y negó con la cabeza a modo de respuesta sin borrarse la orientación ascendente de los labios. — Estaré bien. Lo que realmente importa es el significado que desees aplicar a todas y cada una de las sonrisas que evoques a lo largo de tu travesía.

Puede que siguiera un poco irascible debido a que no quería venderse como una joven despreocupada tan a las bravas sin antes conocer a las personas en cuestión, pero por el castaño se esforzaría en ser la mejor guía turística del lugar. — Por supuesto, sígueme. — Respondió encantada, enredando el tallo de la flor al lazo que empleaba para sostener su coleta y llevarse a los brazos una vez más las manzanas. Al principio ignoraba la presencia de los vándalos pero a medida que pasaba un puesto tras otro intercambiando vivencias con el muchacho, sentía ese incómodo escalofrío trepando sobre sus hombros. Este mismo presentimiento le hacía más incómodo el caminar; haciéndose a la idea que cualquier escándalo que se produjese por su insensatez, repercutiría directamente sobre el linaje real de Nohr por contar con semejante esperpento de criada. Es mas, su torpeza comenzaba a reflejarse por el modo que se le desprendía la flor de su cabeza. Decidió pues sostenerla en una de sus manos mientras repartía el peso de la bolsa en el antebrazo contrario.

La escueta aunque profunda reflexión de Dunstan hizo que le entrase ganas de observar la flor y olerla con los ojos achicados. Una fragancia tan pura y fresca solo podía darse en la tundra del norte de Nohr, donde la nieve estaba a la orden del día. — Mhmm. — Terminó a los pocos segundos de identificar el aroma y alzar la mirada de regreso a los orbes del chico con una sonrisa ligera de las contagiosas. Su boca quedó a medio camino de empezar lo que parecía el balbuceo de la respuesta a la cita, pues el mercader seguidamente se disculpó sin motivo alguno. Estaba disfrutando de su compañía en silencio.

¿Qué puedo decir? La vida de una sirvienta tampoco es que sea la comidilla de las tabernas. Apenas se nos permite disfrutar del poco tiempo libre que disponemos para descansar porque siempre tenemos trabajo que hacer, y mucho menos salir del castillo sin autorización o por mero entretenimiento. Es mas, todos los deberes desde la primera hora de la mañana hasta el último segundo de la noche están programados para estar acabados al momento. Si por cualquier motivo te retrasas, dispondrás de menos tiempo para dormir. — Confesó. — Pero no todos los recuerdos que tengo son malos y como bien has dicho, gracias a la bondad de sus majestades Xander, Camilla, Leon, Elise, ... nunca me he sentido menospreciada por mi profesión. Todo lo contrario. Me enorgullece que tengan la paciencia de bordar mis meteduras de pata, y depositen sus esperanzas en mí pensando que llegará un día que pueda cubrir sus expectativas y serles de utilidad hasta el final de los tiempos porque a fin de cuentas, son mi familia y a la familia nunca se abandona.

Al cabo de un rato se percató que ahora era ella quien divagaba. — Wow, lo siento. — Echó a reír con una mano cubriendo la boca por educación. — L-Lo que quiero decir es que... poco tengo que contar si lo más lejos que he ido ha sido el mercado. — La vergüenza la profanó durante unos instantes. — Recuerdo el día que me hicieron servir mi primera taza de té y no tener idea de cómo hacerlo aunque practiqué semanas antes del auténtico reto. A parte de que no tenía sabor, tropecé con mi propio pie y acabé derramándolo sobre mi huésped. Durante el resto de la jornada quería que me matasen pero me veo ahora y... — Su despreocupado y radiante rostro cambió a uno indiferente que observaba el suelo. — Sigo siendo un cero a la izquierda. P-pero aún así, algún día mejoraré tanto que me convertiré en super Felicia ¡Si! ¡Eso es! Yo se que puedo.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Miér Ene 18, 2017 5:48 pm

A pesar de como lo decía Felicia parecía llevar una vida divertida, llena de pequeñas y espontaneas experiencias y siempre junto a gente que la apoya, y eso era mucho mas de lo que el joven podía decir de si mismo luego de abandonar a su familia...

No pudo evitar sonreír también cuando ella termino de constar su historia, -Espera...- Pero luego de pensar con atención se sintió un poco preocupado por lo que acababa de decir. -¿Menos horas de sueño?...- Pregunto mirando a los ojos rosa de la joven. Eso parecía injusto, quizás fuese porque Dunstan no sabia sobre la vida en la realeza pero ¿era siquiera humano impedir el sueño de alguien?, el mercader era del tipo de persona que pasaba mucho tiempo durmiendo y que anteponía su descanso antes cualquier cosa, por lo que tal idea no le podía entrar en la cabeza. -Ahora mismo no estas gastando horas de sueño... ¿verdad?. Por que si es así no quiero deberte horas durmiendo, no estoy seguro de como podre pagártelas después.- Entonces rio un poco, hasta que pensó en como pagarle y se ruborizo, era muy común verlo sonrojado así que ya no le daba importancia, pero debería procurar dejar de hacerlo o Felicia podría hacerse una idea equivocada de él, como ya le había ocurrido en varias ocasiones antes.

Aun así el joven comenzó a sentirse un poco culpable con respecto a lo de quitarle horas de sueño, por supuesto él no había obligado a la joven a acompañarle si no que ella misma lo había querido así, sin embargo eso no quitaba que fuese él quien la estuviese distrayendo.

Mientras caminaban Dunstan iba haciendo pequeñas pausas para hablar con los mercaderes, en las cuales se acercaba a los puestos y comenzaba a negociar con ellos y sus productos en venta. Al final el joven no compraba ni vendía nada, pero le servia para darse una idea de cuanto era el valor estimado de ciertos productos. Ademas mientras lo hacia seguía charlando con Felicia, preguntándole pequeños detalles como "¿Te gusta esto?" o "¿Que opinas de tal producto?", cosa que no parecía agradar a muchos de sus negociantes.

Cuando llegaron al final del camino el joven mercader estiro ampliamente sus brazos. Estaba cansado. Aquella caminata le había quitado gran parte de sus energías, no solo porque hubiese sido larga si no también porque le pareció satisfecha, le permitió conocer los precios y productos de Nohr ademas de permitirle conocer a Felicia. Terminada su sesión de estiramientos se dirigió a su acompañante y le sonrió de oreja a oreja esta vez enseñando todos sus dientes y con sus ojos cerrados. -Gracias por todo Felicia, me has ayudado bastante hoy y creo que ya te he robado bastante tiempo de sueño.- Rio un poco mas, aun no se creía lo del tiempo de sueño, quizás porque no quería creerlo. -Si alguna vez necesitas algo solo dime. Lamentablemente Nohr queda un poco lejos de lo que suelo visitar, pero aun así no es que me sea un lugar inaccesible, por lo que puedes enviarme una carta y yo vendré en cuanto pueda a ayudarte.-

En lo que el joven se estaba preparando para despedirse una silueta familiar apareció entre la multitud del fondo, llamando la atención de ambos. Dunstan dio un paso adelante y se quedo observando pacíficamente hacia quienes se acercaban, con su mano levemente inclinada hacia la chica, en un intento de defenderla. A medida que se acercaban era cada vez mas evidente que los matones de antes se estaban dirigiendo hacia su dirección. Si hacían alguna especie de escándalo y Felicia estaba presente ésta podría resultar en problemas, por lo que el joven estaba dispuesto a evitar conflictos bajo cualquier precio.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Lun Ene 23, 2017 10:45 am

La reacción de Dunstan preocupándose por la salud ajena decía mucho de su personalidad y en tiempos de guerra, cualquier muestra de gratitud siempre era bien recibida. Ni si quiera le importaba el hecho de que estuviese relatando parte de sus hazañas como sirvienta con tanta normalidad. Siempre que no le pidiera contar más de la cuenta, estaría dispuesta a seguir satisfaciendo la curiosidad del mercader el tiempo que estuviesen juntos. Después de todo el castaño seguía siendo un completo desconocido por muy simpático que luciera. Hasta que no observase con mayor detenimiento su comportamiento y cualquier otro factor informativo de su persona, más tardaría Felicia en decantarse por un veredicto final. Aun así, resultaba inevitable que la fémina prestara atención a los arrebatos emotivos del muchacho y cualquier persona que tuviese delante. — En absoluto. — Sonrió, intentando transmitir tranquilidad con una tonalidad de voz suave. Incluso achicó los ojos simpática. — Las mañanas son siempre amenas y tampoco queda mucho por recorrer. Que menos que recuerdes este sitio con buen sabor de boca antes de tu siguiente partida. — Dicho esto, continuaron recorriendo el mercado.

Cada vez que paraban frente a un puesto, la chica se deleitaba en silencio observando la manera con la que su compañero conversaba con los encargados. Y pensar que hace unos segundos pudo verlo en su faceta introvertida, ¿cuál será su secreto para abordar esa debilidad? ¿Gajes del oficio tal vez? Sea cual sea su plan, reconocía que le guardaba celos. Si tan solo ella fuese capaz de hacer lo mismo, sería una mejor criada y lograría hacerse cargo personalmente de sus problemas. Fue entonces durante una de las pausas cuando dejó de observar a Dunstan y a lo lejos vio una humilde librería. En ese preciso instante, recordó la imagen de Leon devorando libros de estrategia militar y cómo lo observaba en ocasiones de pasada durante los recorridos a última hora de la tarde. Algún día le gustaría aprender a leer para ser más competente pero hasta que reuniera el valor para comentárselo a Gunter u otra persona entendida de la materia, se limitaría a continuar perfeccionando el resto de sus habilidades.

Rebasando la hora desde que empezaron a caminar, sentía los brazos ligeramente entumecidos del peso de las manzanas y el joven también lucía exhausto. A saber la cantidad de objetos que llevaba a la espalda. Sus nuevas palabras sonaban a que se aproximaba el momento de la despedida. — Yo también he disfrutado del paseo. La próxima vez que nos veamos, no será la última y tendremos más cosas de qué contarnos. Ya sabes a donde estaré así que tampoco dudes en escribirme si descubres nuevas flores. — A punto de concluir con el encuentro, los matones se acercaban a regañadientes hacia su posición y la gente se detenían para dejarles pasar. El sujeto que aparentaba ser el veterano de los tres mascaba un trozo de cuero gastado y lo escupía al suelo sin apartar el ojo de la pareja.

Como iba diciendo antes de que se entrometiera la pulga esta, tu y yo tenemos algo pendiente de qué hablar. — Dijo el rufián, asignando dicho apodo a Dunstan mientras estiraba un brazo dispuesto a agarrar a la fémina. Felicia se quedó detrás del mercader tal y como él le hizo entender por su gesto, y comenzó a sudar en frío por la proximidad de esa gigantesca mano. No quería empezar ninguna pelea.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Lun Ene 23, 2017 5:33 pm

OFF: No se si conoces el termino "Dormilón" en cuanto a golpe. La verdad ni idea como se le conozca en otros países y no se si tiene un nombre "oficial" pero consiste en un golpe directo a una zona blanda o muscular que debido al dolor te impide hacer fuerza en la extremidad sufrida.


El ambiente comenzaba a ponerse tenso y el grupo improvisado debía actuar rápido antes de que las cosas se salieran de control. La gente poco a poco comenzaba a agruparse curiosa de lo que ocurría en donde estaban los matones, sin embargo otros optaban por esconderse, como temiendo de un mal ya conocido. Dunstan trago saliva y de pronto sintió como si el tiempo comenzara a ir mas despacio, estaba nervioso, tenia miedo, pocas veces se había enfrentado antes a un grupo de este estilo y el combate cuerpo a cuerpo no era la especialidad del joven mercader.

Bajo un poco la cabeza y se dirigió hacia la joven detrás suyo. -Felicia, discúlpate con el hombre.- Dijo con un tono sereno para luego pasar a un susurro -No te preocupes, todo esta bien.- agrego con una sonrisa leve. No le gustaba la idea de enfrentar directamente a aquellos dos, sin embargo Felicia debía aprender a tomar la calma en aquellas situaciones y sentía que si la hacia participe tan solo un poco podría ganar un poco mas de valor.

Dada la respuesta de la joven aquel hombre la ignoro preguntando lo obvio para cualquiera que hubiese estado atento -¿"Felicia"?... ¡¿Estabas intentando engañarme con su nombre?!- La había liado... la había liado terriblemente. Dunstan olvido por completo que antes se había referido a ella con otro nombre y ahora su simple plan de escape había salido a la luz.

-¡¿Quien te has creído que eres?!- Grito aquel hombre convertido en una bestia mientras empuñaba su mano derecha hacia el joven que hacia de escudo. Dunstan en un movimiento desesperado esquivo el golpe, pero si no hacia nada este terminaría en Felicia por lo que mientras se movía opto por empujarla con su brazo izquierdo, recibiendo de todas formas el impacto en él.

A pesar de que no recibió mucho daño el golpe termino golpeando en una zona muscular, por lo que termino en un "dormilón" como algunos llaman. Su brazo quedo completamente inutilizable y sus rivales estaban listos para comenzar a atacar entre todos, por lo que no tenían otra salida mas que volver a huir. El joven tomo de la joven otra vez y se puso a correr, mientras su otro brazo se mecía inerte con el movimiento de su hombro.

Apenas tenían energías para seguir corriendo y Dunstan no estaba seguro de cuanto mas pudiese aguantar Felicia en estas condiciones. -Felicia, rápido, necesito que me digas donde habitas para crear un a distracción y llevarte hasta allá.- Miro hacia atrás mientras corría y pudo ver como sus agresores los perseguían sin perderles de vista. Si quería llevar a cabo su plan debía antes crear una distracción para perderlos de alguna forma.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Jue Ene 26, 2017 8:44 pm

La situación prometía ser peliaguda al ritmo que estaban sucediendo los acontecimientos. Si bien uno podría pensar que los bravucones no se atreverían a pegarles en público por las miradas de alrededor, tampoco era plan fiarse de las suposiciones e ignorarlos. El murmullo del mercader acaparó la atención de la fémina y pasó a observar al susodicho con el rabillo del ojo izquierdo. Ni si quiera le dio tiempo a responder cuando el grandullón acusaba de mentiroso al castaño. Dominado por la furia, acabó arremetiendo el puño contra la pareja y fue el joven quien absorbió el impacto por pura voluntad con tal de protegerla.

¡...! — Aquel repentino golpe de nudillos dejó sin aliento a Felicia, soltando de inmediato la bolsa de manzanas y llevarse ambas manos a la boca anonadada. Sus oídos alcanzaron a oír un sonido como hueco durante la agresión. — ¡Dunstan! — Exclamó, agachándose a su misma altura y arroparlo entre sus brazos sin llegar a tocarlo por si empeoraba su estado actual. Las personas expectantes de la escena cuchicheaban en voz baja cosas que no le importaba en lo más mínimo a la joven. Únicamente quería que su súplica fuese escuchada. — ¡Un sanador, por favor! ¡Que alguien lo cure! — Sin embargo nadie se atrevió a intervenir en su auxilio. Todos los presentes le hacían el vacío pasando a mirar el suelo o cualquier dirección. Fue después cuando Dunstan sacó fuerzas de donde no tenía para incorporarse sobre sus piernas, agarrar a la criada de la muñeca y salir pitando por patas. Atravesaban la multitud sin importarles nada.

¡¿Qué?! Ni hablar. — Se negó rotundamente con el ceño fruncido. Estaba cansada de estar corriendo de un lado a otro sin hallar una solución óptima al problema. — No pienso abandonarte si es lo que estás pensando. — Si Camilla, Elise o cualquier otro miembro de la familia real la estuviera observando de seguro le diría a qué espera para echarles cara. — Deja que sea yo quien te salve esta vez. Aguanta aunque sea un poco más. Es mi culpa que te hayas visto envuelto en todo esto y voy a ser yo quien nos saque de esta a mi propia manera. — Dicho esto, Felicia aumentó su velocidad en carrera y pasó a ser ella quien se encontraba atajando por las esquinas agarrando al viajero de la mano. — Aunque no lo aparente, se desenvolverme en un combate pero solo conseguiremos salir airosos si me prometes que pase lo que pase... — Antes de que acabara la frase, pasó a sostener al muchacho por ambos hombros y lo arrastró al interior de un callejón adyacente para empujarlo a que apoyase la espalda contra la pared. Quería que la viera directamente a los ojos con el propósito de comprobar la veracidad de su respuesta. — confiarás en mi, por favor. — Esto último lo dijo tan bajo que casi parecía que le estaba susurrando. También le dedicó una expresión más serena aunque la mirada la tenía puesta en las pupilas del mozo. Ni si quiera pestañeó hasta que le pareció escuchar los pasos de sus seguidores aproximándose.

Desplegarse y buscad por los alrededores. No pueden haber ido muy lejos. — Ordenó a sus dos vasallos entre regañadientes el presunto líder del grupo, pasando de largo por la entrada del callejón en que se encontraba la pareja. La sirvienta trató de esconder la presencia de ambos ayudando al chico a que se sentara en el suelo. Ella también lo hizo y lucía un rostro de preocupación por lo que pueda pasar.

Escucha, puede que consiga sacarte de aquí incluso sin tener que emplear la fuerza bruta. ¿Ves ese carro de paja con un buey atado a él? — Apuntó con el dedo el elemento de madera a ruedas que yacía a pocos metros de donde estaban en reposo a causa del tráfico. — Cuando recuperes el aliento, ve y métete dentro. Te conducirá fuera de la muralla y a pocos metros de los establos hay una pequeña ermita donde puedes pedirle a los clérigos que atiendan tu herida. — Como algo más le pasase a Dunstan, nunca se lo perdonaría.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Vie Ene 27, 2017 3:30 pm

"..."

Su mente quedo perdida en otro lugar desde el momento que Felicia le pidió que confiara en ella. Dunstan no conocía a esta chica, apenas se había topado con ella hace unos momentos y aun así ya había definido un estereotipo para su personalidad, había planeado como actuaria, como hablaría e incluso hasta como pensaría frente a todo lo que el mismo joven hiciese.

Y sin embargo... Aquí estaba... rompiendo cualquier preconcepción que el mercader antes hubiese tenido de ella y mostrando su lado mas al limite frente a todo. Dunstan había permanecido tan poco tiempo fuera de casa, fuera de lo conocido, que casi había olvidado que el mundo es mas de lo que su propia cabeza pensaba de él. Aquí estaba, otra vez, frente a alguien con experiencias, con pensamientos, y con acciones, que por una vez en mucho tiempo no podía deducir.

Todo este tiempo había pensado que él era quien estaba ayudando a la joven a salir de la situación, y ahora yacía tirado en el piso indefenso, mientras le proponían entrar a un carro de paja para huir.

-Yo...- Sus mismos pensamientos le impedían dialogar correctamente, toda su cabeza se encontraba ocupada aun divagando en todo esto. -¿Y como sé que tu no saldrás dañada?...- Visto lo visto la situación se veía peligrosa y pedirle al joven que huyera y dejara a la joven a su suerte no era una opción.

-...- Y sin embargo, lo único en lo que podía pensar era en su brazo inutilizable, que estaba ahí solo para hacer mas compleja la situación. -Confió en ti Felicia.- Respondió mirándole a los ojos, recuperando por fin un poco de su seguridad. -Por lo que me subiré a la carreta... solo si me prometes algo mas.- Recuperado un poco sus alientos se acomodo cuanto pudo y tomo una posición de sigilo, manteniéndose siempre agachado. Entonces volvió a mirar a la joven a los ojos, de su respuesta dependería si se marchase o no. -Prométeme que no resultaras herida.-
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Felicia el Dom Feb 05, 2017 1:53 am

El estado agonizante del joven hacía complicada la evacuación. Felicia estuvo atenta a cualquier tropiezo que tuviese durante su reincorporación para agarrarlo y evitar su caída. Por fortuna, fue capaz de hacerlo con sus propios medios y le permitió respirar tranquila durante un par de segundos. Prometer como tal que saldría ilesa, era algo que ella era incapaz de decidir y mentir ayudaría en ponerlo más inquieto todavía. ¿Qué otra opción le quedaba? ¿Fingir ser la heroína que no es y afrontar la realidad con determinación? ¿Confiar en la experiencia y guiarse por su conocimiento? Dejó que las palabras fluyeran por sí solas.

Tipos como esos solo les interesa ser duros para darse a conocer entre la multitud. En cuanto vean que has desaparecido, seguirán buscándote y se olvidarán de mi. — A continuación, agarró diez monedas de bronce y las depositó en el bolsillo derecho del mercader. — Con esto debería ser suficiente para alquilar un caballo cuando puedas manejarte con los dos brazos. Más ayuda no puedo ofrecerte a partir de este punto. — Pasó a contemplar el suelo sin tener la dignidad de continuar mirándolo a la cara. Deseaba de todo corazón que al día siguiente se despertara con la consciencia apaciguada.

Lo siento. — Repitió. — Nada de esto habría ocurrido si hubiese sido más precavida y me niego aceptar un "no" como respuesta. Siempre admito mis errores y esta es una de tantas ellas. Lo último que puedo desearte es buen viaje. — Seguidamente, se puso en pie y pegó su cuerpo a la pared para asomarse por fuera del callejón. El camino estaba despejado, ningún maleante por los alrededores, el tráfico a punto de ponerse nuevamente en funcionamiento, ... era la ocasión ideal para ponerse en marcha. Volteó a observar al zagal y hacer gestos con la mano para que emprendiera la marcha ahora.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Criada (familia real)

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Dunstan el Dom Feb 05, 2017 2:51 am

A pesar de que Felicia nunca le prometió lo que Dunstan le había pedido si que tenia razón en lo que decía, o eso es lo que quería creer. ¿Hasta donde podía considerar que estaba siendo racional en estas circunstancias?

Entonces sonido de aquellas monedas golpeando en su bolsillo capto su atención, no podía y no quería aceptar mas ayuda de aquella chica pero no logro reaccionar en el momento justo y ahora, si se negaba, solo conseguiría perder tiempo y enojarla de paso, por lo que opto por simplemente callar y aceptar con silencio.

Se preparo entonces para la acción y dirigió su mirada hacia el frente, justo al otro lado del camino, en donde la carreta y su única meta de escape se encontraba. - Te equivocas Felicia. - Fue lo único que Dunstan se digno a decir luego de tal afirmación de su compañera. - Las situaciones no tienen culpables. Si hubieses sido mas precavida, entonces nunca nos hubiésemos encontrado. ¿No es así? - Mas sin embargo era una pregunta retorica y, al igual que en ocasiones anteriores, no espero respuesta alguna.

El mercader entonces sonrió. Esta seria la ultima vez que se verían, al menos por un tiempo, por lo que no podía permitirse estar con una cara larga. Espero pacientemente y una vez vio la señal de la fémina se apresuro a salir de su escondite.

Corrió en cuclillas todo el camino hasta llegar a la carreta. El lugar parecía seguro, con apenas unos cuantos mercaderes comprando y vendiendo a unos metros de distancia. Cerca había un hombre hablando con otro mercader, quien parecía ser el dueño de los caballos, pero por suerte su visión no alcanzaba para cubrir el lugar en donde estaba Dunstan y éste entro sin mayores complicaciones entre el montón de paja.

Una vez dentro, se acomodo e hizo un pequeño espacio para poder respirar sin que aquellas ramitas le molestaran, y entonces saco la cabeza para ver por ultima vez a la chica. Le hizo un gesto de despedida con la mano y lo acompaño con una clásica sonrisa, como las que ya estaba tan acostumbrado a hacer. Entonces volvió a esconderse y permaneció ahí, hasta el momento en que la carreta emprendió camino.

Había sido un momento muy corto el que paso con Felicia y le hubiese podido compartir mas con ella, sin embargo no se arrepentía de nada puesto que lo poco que estuvieron juntos le sirvió para aprender mucho de la zona. Decidido, el joven se prometió a si mismo volver a darse vueltas mas seguido a Nohr, lugar del que nunca había oído antes y al cual llego por pura casualidad, y esperaría con ansias el volver a encontrarse con aquella chica mas adorable que el sol.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Thief

Cargo :
Mercader

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
.
.
.
.

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
841


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 19, 2017 9:18 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Esp. de bronce [1]
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gota de Veneno [2]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2945


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Frozen memories [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.