Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Cambio de planes [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cambio de planes [Libre]

Mensaje por Ches el Mar Ene 10, 2017 12:28 am

Estaba dando vueltas por el mercado. Hacía mucho no iba con puras intenciones de compra sin estar considerando a cada paso si debería o no robar algo y viendo que cosas le era posible obtener y que no.
Había ganado una buena cantidad de dinero hace poco y pensaba gastar parte de el en una cosa en específico, cosa por la que ahora se encontraba allí: tela.

La ropa con la que viajaba ya estaba hecha harapos. Sobre todo su capa, ya la había remendado incontables veces y estaba llena de manchas que ya no salían, algunas que le disgustaban cada vez que las veía por su procedencia. Ya sea de su misma persona o de Emergidos, le traía recuerdos en los que prefería no pensar.

Se encontraba en medio del mercado de Begnion por eso. Su capa era un asco y quería deshacerse de ella pero no quería quedarse sin una capa así que, aunque muy a su pesar ya que la costura era una de las cosas que odiaba, pensaba comprar un par de metros de tela y algunos hilos para hacerse una nueva antes de tirar la vieja.

Le tomo un buen rato paseando por el mercado, comiendo algunos dulces que compró allí mismo y revisando varias tiendas y puestos callejeros hasta que en una de las plazas encontró un puesto que tenía un tejido que le convenció. Era un terciopelo suave y grueso de un violeta similar al de su capa. Pensaba copiar la prenda y aquel material era perfecto, de buena calidad y del mismo color.
Pero aunque el producto sea bueno, el vendedor dejaba mucho que desear.

- ¡Fuera de aquí, alimaña! - Cuando llegó el mercader estaba ocupado con otros clientes así que se había puesto a ver lo que tenía en exhibición esperando a que terminara con ellos para que luego la atendiera. Pero cuando el hombre terminó con sus clientes y la vio golpeó su mano con la que estaba sintiendo el grosor de la tela y le arrebató el tejido de las manos gritándole enojado que se fuera.

Bien, sí. Se lo concedía. Su atuendo ahora en verdad parecía el de un mísero ladrón muerto de hambre. ¡Pero precisamente por eso quería comprar la maldita tela!

- ¿Perdón? - Se rio en la cara del vendedor mientras veía a este observarle con furia. - Soy un cliente. Quería comprar tres metros de esa tela. - Perdonó divertida el malentendido del hombre y aprovechó a hacer su pedido pero no terminó de hablar que este continuó gritando. - No pienses que vas a engañarme escoria! Conozco a los de tu clase vete de aquí antes de que te golpee y entregue a los guardias! -

Ches tomó aire para no devolverle el insulto a aquél idiota e intentó aclarar el malentendido un par de veces más divirtiéndose un poco con todo aquello. Pero mientras más lo intentaba el hombre se volvía cada vez más violento. Nunca escuchó sus palabras.
Al final cedió y se rindió de comprar la tela cuando la situación en serio comenzaba a volverse violenta y un par de guardias se acercaban a lo lejos.

Sonrió mientras se alejaba del lugar. No compró la tela pero ello no significaba que se quedaría sin ella. Si tan solo aquél hombre se la hubiera vendido todo hubiera sido más fácil. Pero no. Aunque sea ahora era más divertido.
El puesto era móvil, se armaba de día y desarmaba en las noches, parte de una caravana mercante. Le era fácil deducir aquello después de haber trabajado en una por años. Y también sabía los puntos débiles, no creía le costaría mucho conseguir su tela con un 100% de descuento.

Volvió a aquella plaza cuando comenzaba a oscurecer y los mercaderes comenzaban a cerrar los puestos. Varios de ellos al parecer de la misma caravana del hombre malhumorado de esa tarde subían su mercadería y las tarimas utilizadas para montar los puestos a la misma carreta.
Ches se adelantó y comenzó a caminar hacia la salida más cercana de la ciudad. Si subían las cosas a una carreta seguramente tenían un campamento con el resto de la caravana  a las afueras no muy lejos. Sería fácil encontrarlo y si se equivocaba siempre podía volver mañana y seguirlos con más cuidado. Dudaba que partieran hacia su próximo destino hasta dentro de algunos días, por lo que vio aún tenían bastante mercadería que vender.

Pero cuando la carreta ahora llena pasó a su lado tirada por dos caballos y varias personas, probablemente mercaderes, acomodados como podían entre las mercancías supo que su deducción había sido acertada.
Y como esperaba un buen rato de caminata después, al salir de la ciudad, vio a lo lejos las fogatas, carpas y carretas que conformaban la caravana. Ahora solo le faltaba esperar a que sea bien entrada la noche antes de acercarse para recoger sus telas.
Afiliación :
- REGNA FEROX -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [6]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Kunais de acero [4]
Báculo de Cure [2]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
924


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.