Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 07, 2017 1:52 pm


CLIMA: Llovizna / NOTAS: En Shock / PALABRAS: 1079

Al volver corriendo, Ches pudo ver como Thorben estaba corriendo casi en círculos alrededor de un punto específico… la mayor parte de los emergidos siguiéndolo amontonados y sin orden o demasiado pensamiento, pero uno que era arquero, cada tanto se dedicaba a dispararle una flecha… de las cuales, podrías jurar… el estratega tenía una clavada en la parte posterior del hombro aún.
Mientras corría los insultaba, con insultos propios de varios dialectos diferentes… incluso cada tanto se giraba y forzaba un viento en su contra con el tomo para permitirle correr más lejos; todo comprando tiempo, puesto que él se encontraba mucho más cerca del punto designado que ella. Pero al verla, sin pensarlo comenzó a dirigir su carrera hacia la emboscada… y gritando a todo pulmón – “¡Tuve la peor idea del siglo! ¿Por qué no me dijiste?” – Otra flecha cayó en su espalda y el estratega gruñó fuertemente frente al dolor.

Continuó corriendo sin embargo y no dejaba ni un ápice de duda en sus acciones del momento. Una vez comenzaron a ver las montañas y junto con ellas se discernía una clara ventaja en la mente de Thorben… cada paso lo acercaba más a la salvación numérica y a la muerte de aquellos soldados.
Al llegar a los acantilados, tal y como él había explicado a los soldados, una ráfaga de flechas cayó sobre los primeros emergidos… esta se hizo cargo de aminorar su número bastante; pero algunos se volvieron a levantar. Sus entrañas cayéndose por el suelo, siendo arrastradas, ojos salidos de sus cuencas a la vez que el olor a podredumbre que salía de sus interiores comenzó a revolver el estómago de, no únicamente el dúo que corría, sino también todos los soldados que se encontraban en las cercanías… varios se pusieron a vomitar, no podría haber habido algo menos humano que aquellas criaturas.

No se lo pensó dos veces, alzo la voz en un grito de orden. – “¡ATAQUEN!” – Ese era el momento que, desde arriba de la montaña, también estaban esperando… puesto que dejaron caer dos rocas del tamaño de un humano promedio para que arremetieran contra las filas de los emergidos. Él, sabiendo lo que iba a pasar, tomó a Ches de la ropa y la tiro lejos de los emergidos tan fuerte como pudo, intentando evitar que sufriera los daños de las rocas y viéndola que estaba relativamente cerca.
Gruñó levemente tras esto, siendo que una de las flechas se había clavado un poco más profundo y le estaba comenzando a doler más de lo que esperaba… pero justo con esto, apareció también el grupo que había preparado para que hicieran de frente y chocaran contra los emergidos… quienes se situaron en una posición apropiada y protegieron a modo de falange el paso.

El olor a sangre comenzó a intensificarse en cuestión de segundos, las armas entrando y saliendo de los cuerpos ya sin vida, así como también de los interiores de algunos soldados vivos que llenaban el cielo de gritos de auxilio y pedían por favor ayuda puesto que no querían morir.
Un sonido especialmente característico se comenzó a formar, puesto que había un emergido de complexión sumamente esquelética, que se encontraba en la parte posterior con la cabeza ya sin vida de uno de los soldados de Begnion… golpeándola una, y otra vez contra una roca cercana. Aquel emergido estaba riendo mientras lo hacía, como si lo disfrutara… mientras que el resto del grupo, comenzó a mostrar un nuevo brillo en sus ojos. Uno de los soldados cercanos a Thorben fue alcanzado y penetrado por una jabalina, la cual lo hizo ser empalado al suelo frente a los dos.

El estratega, siendo la primera vez que veía algo de tan cerca… se llevó la mano al rostro y quedó completamente impactado frente al rostro adolorido, casi sin vida, del soldado que extendía la mano intentando pedir ayuda, mientras susurraba con un tono sumamente débil, quebrado, y realmente adolorido – “A..yu…da…” – No tardó demasiado para que uno de los emergidos con su hacha se acercara al lugar e impactara con un golpe en el pecho del soldado, acabando su vida. Pero no se acabó con solo un golpe, puesto que continúo golpeándolo hasta que su caja torácica se abrió completamente y sus órganos empezaron a salir a cada impacto del hacha… la impresión que esto generaba en el estratega era ciertamente dura, pero tras dar un par de pasos hacia atrás se decidió.

Utilizando su tomo, realizo un conjuro. El viento se arremolino nuevamente alrededor de su brazo a modo de una lanza y la presión que realizo penetro por completo al emergido, dejando un hueco en su pecho y haciendo que este cayera al suelo. Del hueco comenzaron a salir, no únicamente borbotones de sangre, sino también gusanos y larvas que habitaban el pútrido cuerpo desde hacía mucho tiempo ya.
Aún impactado por lo que veía, movió su mano a su hombro y se retiró la flecha que tenía clavada… luego realizo lo mismo con la otra. El dolor era mucho, pero el dolor de ver a sus compañeros morir era aún mayor… aún y si apenas los había conocido, ellos estaban sangrando con él, y no podría dejarse llevar.

Volvió a realizar un ataque con su tomo de magia, realizando un fuerte corte en uno de los emergidos frente al ejército, mientras observaba como brotaba la sangre podrida del corte gesticulo y habló. – “Ataquen en falange, escudos al frente. Formación perfecta, si uno cae que otro reemplace su lugar. No los dejen pasar, presionen hacia el frente. ¡CON FUERZA!” – Gritó finalmente esas palabras, y mientras el ejército se sintió revitalizado frente a la dirección de su estratega, nadie pudo haberse visto venir el wyvern que rugió desde atrás… sus alas estaban destruidas, pero aun caminaba con su jinete encima y estaba preparándose para atacar. – “Arqueros, ¡Al wyvern! Soldados, empujen hacia el wyvern, ustedes tienen que ser la primera línea y no están allí. ¡NO ES UNA OPCION, ES UNA ORDEN!” – Su voz resonaba ahora en el campo, y ciertamente parecía preocupado con respecto a lo que sucediera… pero su principal tarea era la de guiar al ejército y apoyarlo con su magia, por lo cual, estaba haciendo eso sin pasarse mucho tiempo dudando… aunque, al final, buscó con la mirada a Ches intentando ver si estaba por allí cerca. O si se encontraba bien.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Ches el Sáb Ene 07, 2017 3:42 pm

No le respondió. Si el estratega y capitán de toda aquella operación decía que aquello era una mala idea entonces ¿qué les esperaría? Sabía que no era una idea brillante y por suerte a ella no le habían tocado arqueros en el grupo que la perseguía. Ser carnada nunca era bueno pero había aceptado de todos modos, no es que aquella fuera la primera vez que huía de aquellos repulsivos seres.

Por suerte ambos llegaron al punto preparado para la emboscada y los soldados detuvieron a los Emergidos de llegar a ellos.
No esperaba las piedras y se guardó varios insultos hacia el estratega por no habérselo dicho cuando tiró de ella alejándola de aquella lluvia de rocas.

La lucha comenzó y cuando se dio vuelta a observar la vista fue shockeante, los emergidos menos que humanos y los soldados cayendo a sus manos.
Se le revolvió el estómago y aunque logró mantener la calma, eso no significaba que en su interior no se encontrara en un estado de pánico.

Sí se había enfrentado a varios Emergido antes y huido de muchos más. Pero era la primera vez que participaba abiertamente en aquél tipo de batallas. Tenía que salir de allí. Aún estaba a tiempo de escapar de ese infierno.
Pero cuando estaba por hacerlo un Emergido saltó hacia ella y se vio obligada a posponer su retirada mientras peleaba con éste nuevo enemigo que no se detuvo hasta que le hubiera clavado su puñal en la cabeza. Pero luego de éste otro apareció y de nuevo impidió que se diera vuelta para salir corriendo de allí. Pero aunque su plan de huida no se cumplía de inmediato como quería no significaba que no lo hubiera puesto ya en marcha. Alejándose cada vez más mientras peleaba.

Correr podría llegar a ser arriesgado, pero había divisado varias rocas tras las que podría ocultarse hasta que todo acabara.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Báculo de Heal [2]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
330


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 07, 2017 5:15 pm


CLIMA: Llovizna / NOTAS: Triste / PALABRAS: 675

No veía a Ches en un principio, por lo cual se preocupó notablemente y observó hacia atrás… al verle luchando con un emergido, pero tan lejos de la batalla real… suspiró y negó con la cabeza intentando decirle que no hiciera nada estúpido… no iba a obligarla a hacer nada, pero lo cierto es que solo él sabía cómo terminaría la batalla según sus planes… y al menos hasta el momento, todo estaba ocurriendo tal y cual como él se lo estaba planteando. – “¡Disparen, suelten las otras piedras!” – Gritó a todo pulmón, dando la orden de ejecución del grupo sobre la montaña… una ráfaga de flechas cayó sobre los emergidos. Una cantidad mucho más grande murieron esta vez… y luego dos piedras volvieron a rodar cuesta abajo.

Bien calculadas, las piedras se dirigieron hacia donde se encontraba la cabeza, recién adentrándose en el cañón, del wyvern y la golpearon de ambos lados. Reventando su cráneo, o lo que quedaba de el en pie, y reventando el cráneo de manera completamente grotesca; los ojos se salieron de sus cuencas por el golpe y la presión a los lados… mientras que su cráneo continuaba quejándose y reventándose, liberando su líquido cefalorraquídeo y materia gris.
Los emergidos que yacían muertos presentaban sonidos de huesos quebrándose y gritos tenues ahogados frente a los pasos del ejército de pie que estaba pisándolos para continuar avanzando… emergidos muertos bajo los pies de los soldados porque no se podían levantar, tampoco faltaron. Así como, obviamente, algún soldado de la propia compañía que había caído y sido aplastado por sus compañeros en sus pasos sin cesar.

Mientras tanto Thorben continuaba indicando donde presionar, los motivaba a presionar más, y movilizarse con más rapidez… él sabía que abajo podría haber soldados aliados, pero también sabía que era normal en cualquier batalla que cosas de este estilo pasaran. Suspiró nuevamente y observo hacia atrás intentando divisar si aún se encontraba Ches con ellos… pero tras hacerlo alzo la mano y conjuro otra hoja de viento que azoto al wyvern y termino por hacerle el corte que le daría el final. Su jinete, parado sobre la cabeza de su antigua montura, agitaba la gran alabarda intentando dar a los miembros de la compañia de Begnion.
Estaban cerca de ganar aquel combate, pero a Thorben le sabía agridulce la victoria con lo que sabía… y también, con la marcha de la única persona que podría haber considerado una amistad. – “No se acerquen, puede golpearlos desde ahí arriba y los asesinara sin piedad… ¡Arqueros! ¡Apunten al jinete!” – El grito alerto a los miembros del grupo superior y comenzaron a apuntar algunas flechas hacia el jinete, la mayoría rebotaban, alguna se clavó en los agujeros de su armadura… pero permanecía impíamente parado sobre aquella cabeza reptiliana asesinando a los soldados del estratega.

Gruño por lo bajo y volvió a intentar recitar un conjuro, pero se detuvo antes de hacerlo. Esperando unos segundos para volver a canalizar las energías de los espíritus.. El espíritu del viento era fuerte en aquel lugar debido a la llovizna que había caído sin ser notada hasta el momento, la adrenalina había anulado el procesamiento de datos menores que no afectaban lo que llamada la atención principalmente del grupo… no solo eso, sino que también se ocupaba de lavar la sangre y limpiar las penas de muchos de los soldados, pero también llenaba de tristeza a varios otros.
Se podían ver varios miembros del ejército que tras acabar con los emergidos que iban a pie se habían quedado atrás para llorar la pérdida de un amigo, o hermano, mientras que el resto continuaba el avance… no eran pocos los que se encontraban entristecidos, pero todos sabían perfectamente que era lo que sucedía y que era lo que estaban haciendo allí finalmente: proteger a sus familias.
Y tras todo lo que sucedió, incluso, la victoria se asomaba por detrás de la tormenta en la forma de los rayos de sol que emergieron entre las nubes negras, para comenzar a finalizarla. Thorben decidió en ese momento que esperaría... tan solo unos segundos, para que todos vieran el momento en que la justicia golpeaba al jinete.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Ches el Dom Ene 08, 2017 3:38 am

Cuando al fin terminó el último de los Emergidos que venían hacia ella y pudo esconderse tras las piedras, se sentó en el suelo y recostó contra ellas sosteniendo su daga con ambas manos contra su pecho. Respiraba agitada y podía sentir su corazón golpeando contra su pecho. Y humedad en su espalda, probablemente la herida de la noche anterior que se había reabierto.
Tenía miedo y náuseas. ¿Qué hacía allí? ¿Qué hacía...?

- Ughh... - Se molestó cuando notó un par de lágrimas bajando por sus mejillas y las limpió al instante. Respiró hondo y soltó un par de risas frustradas por lo bajo. No tenía tiempo para aquello. Aún no estaba a salvo, no dejaba de estar en medio de un campo de batalla... De todos modos se tomó un par de minutos para calmarse.

Suspiró y se puso de pie para asomarse por sobre las piedras y observar como iba todo. Para su sorpresa la batalla ya estaba acabando.

Entonces... Ya no necesitaba huir y tal vez aún podía exigir su pago.
Miró a su alrededor para confirmar que efectivamente ya no había Emergidos cerca y salió de su escondite para acercarse a quienes habían sobrevivido y aún luchaban contra el último enemigo que se mantenía sobre el cadáver putrefacto del wyvern. Cuya cabeza estaba aplastada de una forma que al verla empeoró el malestar en su estómago.

- Ughh... - Repitió acercándose y queriendo acabar todo aquello de una vez tomó una jabalina que estaba clavada en el suelo, o eso quiso creer, y cuando estuvo lo suficientemente cerca la lanzó hacia el Emergido. Su puntería no era la mejor, ni su fuerza la ideal, pero tuvo la suficiente suerte de golpear de lado al enemigo. Aunque fue reflejado por la armadura y no le hizo nada de daño, logró hacerle perder el equilibrio y que cayera de la montura.
No duro mucho una vez en el suelo al alcance de los soldados.

Después de eso comenzó a alejarse pensando en regresar al campamento, meterse en la tienda que había apenas aprovechado y dormir lo que no había dormido la noche anterior. Y probablemente vomitar en el camino.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Báculo de Heal [2]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
330


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 08, 2017 2:40 pm


CLIMA: Llovizna / NOTAS: Adolorido / PALABRAS: 549

No pudo expresar la alegría y el complejo refinamiento de sentimientos que sintió en el momento que vio a Ches realizando aquella acción… ni bien el jinete tocó el suelo, dio una sola orden en un tono de voz oscurecido por la propia orden, casi susurrante… todos sabían que hacer, el sólo se los recordó. – “Aplasten.” – El estratega se giró tras decir esto y se dedicó a intentar dar un abrazo a la peliverde.
Aun y si no le hubiera permitido ella tal acercamiento, él habló casi a la vez.  – “¿Te encuentras bien? ¿Te hirieron? ¿Necesitas algo?” – Era la única persona en la que podía confiar de todos los que estaban allí… no se iba a pensar dos veces que estuviera o no bien. Además, ambos acababan de sobrevivir a una experiencia bastante cercana a la muerte; aunque él parecía ser el que peor la había pasado.

Una vez acabo con sus preguntas volvió a girarse para ver como el conjunto de soldados pisaban y golpeaban con lanzas al jinete cual si estuvieran descargando toda la ira, odio, y  otros sentimientos negativos que habían desarrollado a lo largo del combate… la lluvia no hacía más que sonorizar con mayor intensidad el sonido de las pisadas quebrando huesos, rebotando en los charcos de sangre y agua que se estaban formando… y los constantes apuñalamientos a punta de lanza que se estaban formando, uno, tras otro, tras otro.
A medida que se descargaban se podían escuchar algunos llantos, voces quebradas, y gritos llenos de ira aún.

Thorben se acercó con presteza hacia el grupo y les pidió que frenaran con un gesto… al hacerlo, comenzó a hablar nuevamente. – “Sé que están cansados… sé que están  molestos… pero voy a decirles algo. Quienes se encontraban frente a ustedes no eran más que un grupo de descerebrados e inútiles soldados, que aguantaban muchos golpes, pero que no se beneficiaban de nada de lo que hacían… ¿quieren saber quién se beneficiaba? Un grupo de bandidos que los parasitó durante meses. ¿Quieren impartir justicia real? Vamos a buscar al grupo de bandidos, capturemos a los que han roto la ley y llevémosle a juicio… entreguemos la basura del país a los verdugos de la ley.” – No sabía exactamente cuánto motivarían aquellas palabras a nadie del ejército… y miro a Ches hacia atrás. Podía ver cuán cansada estaba, no quería que ella siguiera sufriendo.
Por lo cual, organizó al grupo de soldados dispuestos a viajar para arrestar al pequeño grupo de bandidos y decidió quedarse con ella, para atender cualquier necesidad que pudiese llegar a tener.

Tras esto, un grupo pequeño de soldados que se encontraban heridos o demasiado cansados volvió al campamento junto con Ches y Thorben, quienes esperarían a que el grupo que había ido a cazar a los bandidos volvieran antes de partir nuevamente hacia la ciudad. Suspiró levemente y observó a la peliverde con cierta curiosidad a la vez que frustración… ¿realmente se había intentado escabullir o sólo la batalla la había empujado hasta allá? Podría haberse ido antes, nadie le hubiera dicho nada.
Negó levemente, retirando aquellas ideas de su cabeza mientras permitía que la llovizna las llevara cual si estuviera purgando su alma; volviendo a suspirar lentamente mientras observaba el cielo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Ches el Dom Ene 08, 2017 9:53 pm

Desde que comenzó no le había prestado atención a la llovizna pero ahora comenzaba a notarla y aunque no le molestaba tanto, la ropa que ahora notaba húmeda y pegajosa si lo hacía.

- No, no. Estoy bien. - Detuvo su marcha cuando Thorben preguntó por su estado y le respondió sonriendo. Escuchó su discurso y por un momento temió tuviera que envolverse de nuevo en una batalla sin descanso alguno pero cuando el capitán terminó de dar sus instrucciones se alivió de que no fuera así.

Después de caminar un rato, cuando hubo olvidado sus náuseas y se hubo relajado bastante pudo por fin recuperar su calma interna. Ahora estaba relativamente a salvo y la amenaza había sido eliminada.
Aunque peleando a los Emergidos había recibido un par de cortes, ninguno era profundo ni grave. Y aunque le doliera la espalda dudaba que la herida se haya reabierto, por lo menos no mucho. La humedad que sentía probablemente sea culpa de la llovizna.

Ahora podía prestarle atención a otra cosa que no sea ella misma. - ¿No deberías tratarte eso? - Le preguntó a Thorben señalando a su espalda las heridas de flechas.

Aún deseaba volver rápido y encerrarse en su tienda para dormir unas cuantas horas, el no haber dormido la noche anterior ahora comenzaba a afectarle. Pero aunque tuviera sueño y lo único que quería era tirarse a descansar podía retrasar aquello un tiempo para, aunque sea, ayudar al táctico con las heridas en su espalda. Después de todo podría decir que se lo debía por haber huido durante media batalla.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Báculo de Heal [2]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
330


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 09, 2017 12:53 pm


CLIMA: Llovizna / NOTAS: Adolorido / PALABRAS: 532

La lluvia había comenzado a amainar ya, mientras que el típico olor a tierra mojada se hacia presente y rellenaba los pulmones de todos los presentes… algunos se sentían renovados por la lluvia y como esta caía en aquel momento, además, había limpiado la mayor parte de las armaduras y armas gracias a sus características naturales.
Sin embargo, esto era solo el principio de lo que empezaba a suceder en aquel momento, puesto que mientras esperaba a que llegara la unidad que había enviado tras los bandidos, él se dirigió a la enfermería y pidió que le trataran la herida de la espalda. Allí, se mantuvo en silencio esperando a que el medico de batalla terminara… mientras escuchaba un plan extraño que tenían dos soldados para hacerse con toda la fama de la campaña.

Su plan, agraciadamente, comenzaba con brindar muerte al estratega… y estaba seguro que no lo podrían hacer, al menos de momento. Una vez terminó con sus necesidades de salud, se acercó a Ches. – “Gracias por recordármelo…” – Dijo, primero que nada, indicándole que había ido principalmente debido a sus palabras anteriores. – “No iba a tratármelo, pero al ir escuche otros dos soldados complotando. No creo que sean un problema… ¿Cómo te encuentras?” – Volvió a preguntar mientras examinaba a la mujer con la mirada cual si se tratase de alguna especie de espécimen único. – “Ve con el medico del campamento, y deja que las heridas te sean tratadas por un profesional.” – Dijo finalmente mientras se encaminaba con un gesto pensativo hacia su propia tienda. Ya había dado la orden de que comenzaran a desarmar las tiendas… fue entonces, cuando lo recordó.

Salió corriendo hacia donde había dejado a los dos hombres atados, tan solo para encontrarlos ahí intentando morder lo poco que podían de sus sogas…. Uno incluso quejándose por el gusto que tenía. No espero mucho para dejarlos libres y explicarles, que él creía tenían potencial para servir al reino de Begnion y que esperaba no volver a verlos en una situación similar a esta, por motivos obvios. Sin embargo, los dejo irse únicamente con las manos atadas.

Regresó finalmente a comenzar a desarmar sus cosas… y tras varias horas de retirar todo y volverlo a calzar en las carretas, el grupo que habían enviado a cazar los bandidos regresó con las manos llenas… de bandidos apresados. Aunque uno menos de los que había visto y declarado Ches.
Thorben se acercó y comenzó a ofrecerles ayuda médica, mientras que prestó atención a los bandidos y tras pedir un informe de lo sucedido suspiró suavemente y ayudó a los soldados a atar a los bandidos al carruaje que los llevaría a todos de vuelta a la ciudad.

Se mesó la barba pensativo durante varios minutos mientras todos se preparaban para marchar… todo estaba ya listo, no restaba más que dejar los bandidos en la guardia y cobrar su recompensa. Una sonrisa leve se dibujó en su rostro, contento por haber acabado con todo eficientemente… y luego comenzó a subirse a uno de los carruajes con total tranquilidad. Ya era hora de partir, y… ¿Quién les iba a negar el merecido descanso?.

avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Ches el Mar Ene 10, 2017 4:51 am

- Bien. - Le respondió.
Aunque ella solo quería tirarse a dormir, el campamento ya estaba siendo levantado. En poco tiempo emprenderían la marcha de regreso y al llegar recibiría lo que habían prometido pagarle. No pensaba quedarse sin su recompensa después de haber pasado por todo aquello.

Así que decidió hacerle caso al estratega e ir a la enfermería. Allí se topó con un par de soldados que era probable fuera los que Thorben le había mencionado pero no les dio mayor interés, sólo quería tratarse las heridas, levantar su tienda e ir a dormir a la carreta durante el viaje de regreso.

Y así hizo.

El médico fue un bruto pero a ella no le importó. El alcohol dolería de todos modos sobre sus heridas no importa cuán cuidadoso sea uno.
Luego se dirigió al lugar donde había armado la tienda que le habían asignado para la campaña, la deshizo, dobló las telas con cuidado y ató juntas las varas que hacían de soporte. ¿Para qué la había armado en un principio? Habían pasado sólo una noche allí y esa noche ni siquiera había dormido. Tiró el bulto que era ahora la tienda junto a un montón de otros iguales en una de las carretas y luego se dirigió hacia otra. Ésta destinada a cargar gente.

Se subió con una suave y somnolienta sonrisa en el rostro y al divisar al estratega fue a sentarse junto a él. - Avísame cuando estemos llegando. - Le pidió en medio de un bostezo. Se recostó contra el borde del carruaje y cerró sus ojos para al fin poder dormir aunque sea un rato.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
Báculo de Heal [2]

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
330


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Eliwood el Lun Ene 23, 2017 12:17 am

Tema cerrado. 110G a cada participante.

Ches ha gastado un uso de sus dagas de bronce.
Thorben ha gastado un uso de tomo de Viento.
Thorben ha gastado un vulnerary.

Ambos obtienen +2 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
588


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Engañoso Ataque Montañés [Campaña - Priv. Ches]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.