Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Miér Dic 28, 2016 1:03 am

La noche era cerrada y bajo el manto de los altos árboles solo se podía escuchar el sonido de algún ave nocturna y el mecer de las ramas al viento. Si bien no era una noche particularmente fría, la falta se sol en la media estación al caer la noche hacia que la temperatura contrarrestara abismalmente a cuando brillaba el sol, por lo que Gaius miró con gran sorpresa por el rabillo del ojo cuando el monje se despojó de casi todas sus prendas para meterse dentro del viejo petate.
Más allá que le sorprendió el aguante a la temperatura de su compañero, también quedó embelesado por el estructural torso y las bien contorneadas piernas de este, al punto que le costaba disimular sus miradas de reojo a este mientras se acostaba. Finalmente optó por darle la espalda por completo y tapar con su bufanda su nariz que había comenzado a sangrarle.

“Por Naga bendita, porque me pones estas pruebas mi señora. Que es este enviado tuyo que pones en mi camino? Una prueba? Un mensaje? Un regalo?”  Gaius rezaba para sus adentros mientras intentaba permaneces lo más estoico posible, simulando que vigilaba atentamente el panorama, más la triste verdad que con un solo ojo y tan entrada la noche, el ladran no podía ver ni sus manos, y con lo rápido que le latía el corazón por toda la tensa y extraña situación que le estaba ocurriendo con el monje, no estaba prestando atención a los sonidos que le envolvían.

Y por esa falta de atención a su entorno Gaius no se percató que estaba siendo rodeado hasta que el proyectil no se clavó en su hombro.
Dando una alarido Gaius gritó y se giró sobre el piso, rodando por el suelo hasta que logró divisar los dos incandescentes ojos rojos que habían disparado la flecha, y que para su desgracia, estaba acompañado por otros cuantos pares más.
Con la mano sobre le hombro y corriendo a tropezones, saltó prácticamente arriba del monje quien todavía estaba acostado.

-Hanzo! Hanzo! Nos atacan!-


Gritaba despavorido mientras  se retorcía sobre el apenas vestido clérigo en un intento infantil por treparse a sus hombros, creyendo que allí estaría a salvo.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Hanzo el Jue Ene 05, 2017 10:55 pm

Hanzo dormía, mientras descansaba en lo posible dentro del saco de dormir medio abierto de Gaius, sobre la dura tierra de aquél claro. No era la primera vez ni sería la última que dormía en el piso, a las afueras, en medio de la nada; pero eso no significaba que le gustara. Todo lo contrario, aunque no le molestaba que fuera dura, prefería dormir sobre una cama, y bajo techo, sobretodo ésto último. Pero cuando no había, de nada se podía sacar.

Ya iban varios días seguidos durmiendo en plena interperie, y el mal humor y el cansancio se le acumulaban. Si no hubiera sido por el chico, que aunque de primeras había tenido un mal encontronazo con él, le había ayudado y dado de cenar. Incluso le había prestado su petate, a pesar de que Hanzo soportaba muy bien las temperaturas nocturnas gracias a vivir cierto tiempo en Regna Ferox. El pelirrojo no era un mal tipo, lo sabía, se había sincerado con el monje, mostrando incluso lágrimas. Bien podría ser todo un engaño, o no, de eso Hanzo no tenía mucha idea. Pero él le creyó, y ese mínimo de confianza era lo que le permitió soñar por unos escasos minutos mientras dormitaba.

Era extraño, Hanzo no solía soñar con gente que acababa de conocer y mucho menos de situaciones recientes. Pero en aquellos minutos, su subconsciente le hizo imaginar cómo paseaba por la ciudad de Ylisse y se encontraba un pequeño puesto de dulces en el mercado, Hanzo se iba a parar a comprar unos pocos caramelos a los niños del orfanato, y el vendedor era el mismísimo ladronzuelo tuerto. Más el sueño acabó ahí, desde que sus oídos escucharon un grito que pareció provenir del joven. Abrió los ojos en medio de aquella oscuridad.

- ¿Qué... -murmulló el monje sin lograr ver nada, pero por suerte terminó de abrir los ojos al notar al joven encima suya, exclamando lo peor. En cuanto vió lo asustado que estaba, Hanzo levantó la parte superior de su cuerpo rápidamente, quedando sentado, y con su brazo derecho agarrando a Gaius, quien andaba pegado a él.

- ¿Emergidos? ¿Cuántos? ... ¿Estás bien? -preguntó con su voz aún ronca del sueño, pero que ya estaba totalmente despierto del sobresalto. Ahí fue cuando se dio cuenta de la nueva herida que traía el delgado chico encima suya, de nuevo en el hombro, tenía clavado aún medio trozo de flecha. Malas noticias, pues eso significaba que ahora podían atacar de lejos. Decidió levantarse lo más rápido posible, quitándose de encima el petate con las piernas. Se puso finalmente de pie aún abrazando a Gaius con un brazo.

- Aguanta hasta que coja el báculo y tus dagas. Te protegeré con mi cuerpo. -dicho esto buscó por el piso cerca dónde habían dejado sus cosas, sin quedarse quieto o serían un blanco perfecto. Sabía que aún andaba en paños menores y que aquello era poco ortodoxo, pero no podia distraerse agarrando otras cosas que no fueran sus herramientas, ni para colocarse la ropa cuando aquellos emergidos estaban atacando.

Al agacharse para coger la daga y su báculo que estaban prácticamente al lado suya, sonó el latigazo de otra flecha siendo disparada. Esta vez, y tal y como había dicho el monje, fue buena suerte para Gaius, pues impactó en el brazo del fornido hombre.

- ¡Khh! -muescó de dolor, apretando los dientes y haciendose hacia atrás, dejando a Gaius a un lado para dejarle su arma y sanar el hombro de él. Aunque iba a estar complicado, no sabía si las flechas vendrían siempre de un mismo lado, miró hacia el pelirrojo. - Ocultémonos primero, deprisa.

Realmente ahora llevaban bastante desventaja, un hombre que sólo poseía de un bastón de curación, y un joven con armas cuerpo a cuerpo, en medio de la oscuridad de la noche... frente a una cifra incontable por el momento de emergidos arqueros que seguramente se manejarían mejor que ellos en aquella zona.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Priest

Cargo :
Monje

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Báculo de Heal [3]
.
.
.

Support :
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
815


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Mar Ene 24, 2017 9:11 pm

El corazón golpeaba fuerte contra el pecho del bandido, quien panza arriba, observaba desde un plano ventajoso al  semi desnudo monje quien en un improvisado abrazo, le arropaba en la falda haciendo que el bandido quedara quietito mirando con ojos de ensueño al fornido hombretón.  Como si la escena no fuera más conmovedora, el grandulón le preguntaba si se encontraba bien, por lo que el bandido apenas podía contener  a sus cachetes de que le conminaran con el pelo, o hundir su rostro entre las manos de vergüenza.

-Eh… emergidos? Cuantos?-

Las preguntas le obligaron a volver a la realidad, ya que era cierto, estaban bajo ataque por lo que sacudió de su mente todo pensamiento tonto o adolecente y se concentró en el aquí y ahora.

-Ah! Si! Eh…-

No llegó a razonar una respuesta coherente cuando el hombretón se puso de pie todavía abrazando al pelirrojo el cual apenas podía concentrarse en este momento. Había luchado miles de veces contra emergidos, pero que un hombre de esas magnitudes fuera tan cariñoso y amable con él como lo estaba siendo ahora… esto era completamente nuevo para el ladrón quien se cubrió la boca y la nariz con su bufanda, más para esconder su rubor que para tener un aspecto fiero en el combate.
Escuchó como la flecha asestaba contra el brazo de su compañero y un sudor frio le corrió por la espalda. Ver como herían a su compañero le dio un baldazo de realidad de lo apremiante de su situación, y si bien el aspecto colosal del monje era atemorizante, comprobado estaba que no tenía ninguna cualidad para enfrentarse en batalla. Así que cuando este le tomó por el brazo y comenzó a correr, no dudo ni un instante en seguirle.
Corriendo a la par del monje, Gaius aventuró a mirar sobre su hombro para distinguir en la oscuridad cuantos pares de ojos rojos le seguían, mas apenas llegó a distinguir unos cuatro pares cuando tuvo que girar la cabeza bruscamente para esquivar un nuevo proyectil dirigido hacia él.  “Si, esta va a ser una de esas noches…” se dijo a sí mismo el ladrón mientras apretaba el paso junto al monje semidesnudo con el que corría a la par.

-Estamos en el bosque al sur de la capital… si mi memoria no me falla debería haber una zona elevada rocosa en el extremo oeste de la arboleda…. Pero en esta oscuridad no creo poder encontrarlo… no podría encontrarlo ni durante el día! –

Meditó unos instantes mientras seguía corriendo, tratando de encontrar una solución a su predicamento. Por sobre sus cabezas las flechas silbaban a su alrededor, animándolos a ambos a no bajar la marcha.
Desenfundando su vieja y gastada daga de bronce estaba cuando una rama baja le palmeó la palma de la mano, soltando su arma y dejándola perdida entre las hierbas.

-Bueno… ahora no solo corremos por nuestras vidas… sino que corremos desarmados….-


Comentó en tono sarcástico en voz alta, siempre priorizando reír a llorar.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Hanzo el Vie Feb 03, 2017 9:48 pm

Ambos hombres corrieron hacia la oscuridad que reinaba dentro de la espesa arboleda, donde con suerte los emergidos no lograrían encontrarlos. Claro que aquellos seres no eran inhumanos por nada; seguían disparando hacia ellos. Sin dejar de correr, Hanzo miró de reojo al ladrón al notar la flecha que afortunadamente no le había alcanzado.

Zona rocosa al oeste... Repitió el monje en su cabeza, como intentando calcular cómo llegarían. Pero bajo las frondosas copas de los árboles apenas se veía el cielo. Y aún así... tampoco sabía leer la dirección por las estrellas, sólo lo sabía con el sol. Y como decía Gaius, aún así sería difícil. No les quedaba otra que seguir corriendo, fueran hacia donde fueran. En todo momento miraba al joven de reojo cada vez que escuchaba las flechas pasar cerca.

- ¿Vas bien? -preguntó, a lo que no hizo falta respuesta, pues llegó enseguida. Una rama había sacudido la daga de Gaius, haciendo que cayera en sabe dónde.

- ... Desarmados, Y desnudos... -añadió él también, aunque sólo fuera por su parte.

"Piensa, Hanzo." Recordó que los báculos servían también para transmitir una poca de luz, pero eso le haría saber a los enemigos su posición, aparte de perder tiempo. Sólo les quedaba... ¿Huir? ¿Simplemente huir?

- No creo que prefieras salir a buscarla y morir. -comentó, agarrando de nuevo el brazo sano de Gaius y llevándoselo detrás de un ancho árbol, rodeado de matorrales. Ahí hizo que se detuvieran y agacharan. - Disculpa, -explicó en voz baja, con un dedo sobre sus propios labios, indicándole que hiciera el menor ruido posible- pero necesito curarte eso. -señaló el trozo de flecha clavado en el otro hombro del pelirrojo, acercándose a él.

Aunque el propio monje también tuviera un brazo herido, y aunque el chico ya no portara su arma, ni tuviera dinero para pagarle, decidió curarle a él primero. Elevó su báculo, y recordando la luz que iba a desprender, agarró la bufanda negra de su compañero para colocarla encima de su báculo que reposaba encima de su hombro. Soltó la bufanda para dejar que tapara ambas cosas y buscó agarrar la flecha desde lo más cerca de su herida posible, haciendo que rozara la piel de su brazo sin querer. Con cuidado para no tocar su herida directa, le miró a la cara.

- Esto va a doler unos segundos, por favor no te muevas; aguanta y no grites. -susurró con su profunda voz y se preparó para que, desde que jalara la flecha hacia afuera, curar la herida abierta con el poder de su bastón. -Por Naga... -murmuró. Inspiró fuertemente y así lo hizo. Sacó la flecha de un tirón rápido y fuerte, mientras que su báculo ya soltaba su luz curativa sobre el hombro del ladrón.

Tiró la flecha al suelo y posó su mano en su brazo, cerca de su hombro, cuando terminó de curarle. Hanzo realmente esperó que aquel brillo hubiese pasado desapercibido gracias a la tela oscura, y volvió a mirar al ojo de su compañero, de cerca. - ¿Mejor?

Esperando por su respuesta, el hombre se dio cuenta de cómo lo andaba agarrando y lo soltó, separándose. - ... Disculpa. -murmuró.

También, había recordado el abrazo de antes. Para él había sido un agarre natural de protección, poco le había importado el género de la otra persona. Lo había hecho por reflejo, al ser un cuerpo mas delgado y pequeño que el suyo. Pero viéndolo de esta manera ahora, podría haberle molestado a Gaius o incluso que lo viese mal, entre esto y la caricia en la cabeza de hace un par de horas. Aunque no lo hiciera con esas intenciones y aunque lo hiciese, no le importaba, sabía que eso estaba mal visto...
Ademas, el ladrón se veía como cualquier otro joven que flirteaba con toda dama que encontrase.

Hanzo se sacudió esas ideas de la cabeza y se levantó, comprobando que no hubiesen emergidos cerca, y miró hacia el pelirrojo. - Vamos, sigamos huyendo, no termina de ser un lugar muy seguro. - ofreció su mano para que levantase.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Priest

Cargo :
Monje

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Báculo de Heal [3]
.
.
.

Support :
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
815


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Lun Feb 20, 2017 2:31 am

El hecho que su compañero le remarcara que iba desnudo hizo que no pudiera evitar bajar la mirada sin ningún disimulo a las caderas de su compañero e, “involuntariamente” bajara un poco más la velocidad para admirarle un poco la retaguardia. Toda esta distracción hizo que no viera una rama baja, que de un cachetazo le devolvió al aquí y ahora. Con los cachetes más rojos que su pelo volvió la vista al frente y volvió a apurar el paso, mientras las flechas seguían silbando a su alrededor.

El corpulento monje le tomó por sorpresa y le escondió de pronto entre unos arbustos, a los que el asustadizo ladrón no se resistió pero tampoco le dejó muy tranquilo. De repente estaba corriendo en el bosque y de pronto volvía a abrir los ojos y estaba ente unos matorrales con un hombretón desnudo encimándosele  mientras le tapaba la boca.
A estas alturas Gaius no sabía si maldecir o agradecerle a Naga por dicho momento.
Tan anonadado estaba que no entendía que estaba pasando hasta que el fornido hombre extrajo de un tirón su flecha en el hombro, haciendo que un potente grito amenazara con nacer en su garganta, pero que el experimentado ladrón acostumbrado al dolor pudo devolver a sus pulmones. Enseguida el clérigo le volvió a bañar con esa luz vigorizante que tanto y Gaius se sintió animado y despejado cuando se extinguió. Aun así le sorprendió el ademan exagerado de separarse de él no bien terminara de curarle. Tendría otra vez mal olor?
Antes de hacer el amague de olfatear su axila, un emergido sale de entre los arbustos, detectando a la “feliz pareja y amenazando con arremeter contra el clérigo.
Gaius, veloces pies del bajo mundo acostumbrado a las peleas sin modales, pudo arremeter de costado contra el traicionero no muerto y tumbándolo de lado de una patada. Antes de que este pudiera incorporarse, se apresuró a sacarle la portentosa espada con la que había intentado matarlos segundos antes.

-Bueno… por lo menos ahorra tenemos un arma…-

Dijo con tono jocoso el ladrón, mientras tenía que blandir la espada corta con ambas manos. Nunca había peleado con un arma tan grande y el peso se le hacía inmanejable. Como elevaría tal hoja hasta el cuello del enemigo? Como podría arrojarla si siquiera la podía levantar?
No había tiempo para ponerse quisquillosos, tenía un arma con la que defenderse y eso era más de lo que había tenido hacia unos instantes. Además, el emergido se estaba empezando a levantar.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Hanzo el Lun Mar 06, 2017 4:22 pm

Nada más levantarse Gaius, el joven embestió contra un emergido que había aparecido de pronto, salvando al gran monje de una puñalada. Hanzo se quedó unos segundos con los ojos abiertos, ¿le había salvado otra vez, bloqueando su ataque? Pero no tuvo mucho más tiempo para pensar, mientras veía como el pelirrojo tiraba al piso al emergido, robándole su propia arma.

- ... Gracias.

Era una espada no muy larga, podría ser manejable para él, pero aún así seguía siendo seguramente más pesada y grande que una daga, así que tenía que agarrarla con los dos brazos. Le preocuparía que no supiera blandirla bien, si no fuera porque de ver que sabía usar un báculo, notaba que el chico podría ser habilidoso con casi cualquier arma que se le pusiese en las manos.

- No nos queda otra, es mejor que nada. -comentó, mirándole de reojo. ¿A qué esperaba? El enemigo estaba levantándose de nuevo. - Aprovecha que aún está en el suelo y clávasela del peso, como dejándola caer.  -soltó, detrás de su espalda.
- ...es lo que yo haría. -añadió. Ya que él estaba entrenándose para portar armas grandes y pesadas, esa era la lógica que tenía en mente.

- Siento no poder hacer mucho más. -murmuró en bajo, casi inaudible, mientras el ladrón hacía lo suyo.

- Te cubriré mientras. -hizo un momentáneo silencio, vigilando los alrededores, antes de seguir su camino - Y cuando estés listo, te ayudaré a acorralar a esos arqueros. Vamos.

En cuanto lo mencionó, su mente se iluminó. ¿Desde dónde estarían disparando los arqueros? Sus flechas les habían seguido todo el camino, y los arqueros no solían perseguir a sus enemigos. Los árboles parecían demasiado bajos. Seguramente estarían subidos a una roca. Por tanto...

- Creo que ellos son la clave para encontrar esa zona elevada al oeste. Deben de estar disparando desde ahí. -pausó- Podremos matar dos pájaros de un tiro, si con eso encontramos el camino.

Porque a ese paso, sería mejor que siguieran hasta la ciudad, porque si no... no dormirían tranquilos.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Priest

Cargo :
Monje

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Báculo de Heal [3]
.
.
.

Support :
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
815


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Lun Mar 13, 2017 11:58 pm

Gaius, como persona que siempre ha estado más acostumbrado a  recibir órdenes más que pensar con iniciativa propia, hizo tal cual lo que el pelado hombretón a sus espaldas le indicaba sin siquiera pestañar de duda si era  el mejor momento para atacar.
Imitando los movimientos que había visto mil veces de soldados usando espadas, descargó la hoja contra el peto del emergido con toda la fuerza que pudo, incluso dejando escapar un grito de ataque mientras atacaba, completamente innecesario para el momento.
El ataque, si bien certero, no fue tan letal como había calculado en un principio, y el arma si bien lastimó e hizo que la criatura se retorciera y gritara de dolor, no llegó a traspasar la coraza de cuero en su pecho.
Mordiéndose el labio inferior y ahora completamente en blanco de que hacer, Gaius dio una traspiés para atrás hasta quedar nuevamente junto al clérigo. Había visto ese movimiento un millón de veces y siempre resultaba, evidentemente el ladrón no tenía lo necesario para ser un correcto guerrero, no todavía.

El emergido comenzó a levantarse lentamente y a lo lejos se sintieron  los pasos de otros más que volvían tras sus pasos por el grito del ladrón.
Tragó saliva, estaban otra vez en problemas por su culpa? Se llevó el dedo a los labios indicándole a su compañero que guardara silencio por unos instantes y volvió a cargar contra el emergido ya incorporado, pero en lugar de imitar a un noble guerrero, simplemente atacó con el filo por delante, tal cual había hecho siempre con su confiable y gastada daga antaño.
El resultado fue incluso mejor de lo que esperaba, la criatura no llegó a siquiera chillar de dolor que comenzó a evaporarse en humo negro casi al instante en que su hoja se clavó en su carne, dejando solo algunas partes de armadura vieja y oxidada tras de sí, basura.

-C-creo que ahora ya no nos va a molestar-

Bromeó el ladrón con una risa nerviosa mientras levantaba la mirada hacia el hombretón.
Los pasos de los otros emergidos buscándoles se sentían a la lejanía, pero ninguno lo suficientemente cerca como para que representaran una amenaza.

-Ah! Una zona elevada! Que buena idea!-

Dijo asombrado de la inteligente táctica que le estaba demostrando poseer el hombretón.

-Ah! No sabía que fueras estratega, eso es genial! Perfecto! Yo te sigo comandante!-

Intentó emular el saludo que había visto un millar de veces entre los distintos oficiales del ejército. Por broma? Por jugar? No estaba del todo seguro. Pero seguir a alguien que tenía un plan o una ligera idea de cómo salir de ese aprieto le llenada de ánimo y buen humor. Además, el hecho que su “superior” estuviera semi desnudo lo motivaba más mostrarse respetuoso y obediente.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Hanzo el Lun Abr 10, 2017 9:49 pm

Se quedó en silencio mientras el pelirrojo acababa de terminar con aquél emergido, con paciencia. Era normal que le costara blandir un arma a la que no estaba acostumbrada. Mientras tanto, Hanzo bajó la cabeza, mirando de reojo el báculo en su mano derecha, apretando los puños. "Muy pronto", era lo que se le pasaba por la mente en aquellos momentos. Muy pronto sería como aquellos guerreros con los que se había entrenado en su juventud cuando vivía en Regna Ferox. Un monje de guerra, un mercenario, algo más útil que un simple curandero a quien casi nunca nadie estaba dispuesto a pagar por sus servicios.

Él seguía atento, sin embargo, a su alrededor para proteger al ladrón, quien justo había terminado con la "vida" de aquel molesto emergido.

- Pues al final tampoco se te da mal la espada... -decidió responder con humor a la broma del joven- ¿Hay algo que no se te dé bien? -comentó con algo de picardía, leve, sólo la justa para intentar que el tuerto no estuviera tan nervioso. A veces, la actitud cambiaba la forma de reaccionar y sobrevivir a ciertas situaciones. Además, no lo iba a negar, después de aquella muestra de sinceridad en la cena... el chico le había caído bien.

Muescó una sonrisa ladeada, aliviado de que el buen humor del pelirrojo no se hubiera tapado por lo peligroso de la situación. A pesar de que Gaius había parecido vivir situaciones terribles, seguía sonriendo, como un alma libre. - Gracias, pero no soy ningún estratega.

- Sólo que... a veces que es lo único que queda. -comentó mientras se dedicaba a mirar a través de los arbustos, buscando por dónde empezar a atacar- No puedo matar con un báculo. Mis puños son más útiles en ese sentido, pero hasta ahora sólo he logrado tumbarles en el piso. -siguió hablando, intentando poner un tono de voz alegre, cosa en la que fallaba estrepitosamente. Desde luego, no se le daba ésto de socializar con conversaciones que no venían a cuento.

Observó detrás de un árbol que en la lejanía un par de emergidos que se acercaban habían cesado en su ataque, dedicándose más bien a buscarlos, con sus arcos bajados.

- Espero que aún así no te burles de tu comandante por ir... sin ropa. -bromeó, siguiéndole el juego, a pesar de todo- De verdad que esto... es algo vergonzoso. -murmuró mientras se tapaba la boca con la mano, apartando la mirada. ¿Pero qué tonterías estaba diciendo? Seguramente fuera el sueño.

- ... En fin. -suspiró- Ahí vienen, son dos arqueros. ¿Preparado para salir? -explicó, casi en una orden.

- Tranquilo, estoy aquí contigo. -le dijo, sin embargo no tuvo claro si el ladrón le terminó de escuchar eso último.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Priest

Cargo :
Monje

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Báculo de Heal [3]
.
.
.

Support :
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
815


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Sáb Abr 15, 2017 7:19 pm

Gaius arqueó una ceja ante la capciosa pregunta del hombretón.

-Pues.. invítame una cerveza y averígualo por tu cuenta. Jajaja-

Contestó sagaz a la pregunta del clérigo sobre su manejo de la espada, pero rió al final para camuflar aquel comentario picaresco en una tomada de pelo.
Inhaló ancho mientras se relajaba el cuello. Se sentía bien, se sentía muy bien. Vigorizado y predispuesto, con ganas de llevarse el mundo por delante. La compañía del monje estaba resultando ser más estimulante de lo que esperaba y esto hacia que su entusiasmo incrementara, por suerte todavía no lo suficiente como para que se notara entre sus prendas.

-Pues lo haces muy bien para alguien que tomó el puesto de emergencia… y no te preocupes, yo blandiré la dag-espada  hacia quien tú me señales, solo procura que no sean más de los que pueda matar.- Comentó guiñando su único ojo. -Ósea uno- Aclaró inmediatamente por las dudas que el clérigo tuviera una imagen más elevada del ladrón que la realidad.

-oh! Descuida, la vida me ha enseñado a nunca burlarme de nadie cuyos brazos son dos veces que los míos.-

Aprovechó a que el propio clérigo mencionaba su desnudez para mirarlo de arriba abajo, dejando que su mirada posara más segundos de los necesarios en sus caderas, pero rápidamente volviendo a subir la vista a los ojos de su compañero regalando una amplia sonrisa.

-Ehm… quieres que te preste algunas de mis ropas antes de seguir? No creo que ninguna de mis prendas te quepan… pero mi capa podría ser un buen taparrabo de momento! –

Sin más se desanudó la capa del cuello y se la extendió al monje, sonriendo por fuera y maldiciéndose a sí mismo por dentro por atentar contra el buen espectáculo que se estaba llevando. Pero bue, tenía que cuidar de su compañero y si se resfriaba en el campo de batalla, jamás se lo perdonaría.

-Los veo… los veo…-

Gaius ahora sin capa se  concentró en los dos arqueros que caminaban sin rumbo fijo dando vueltas en círculos buscándolos todavía. El hecho de que no fueran en formación ofensiva, y que solo fueran dos, le dio una idea de cómo hacer de ahí en más para derrotarlos.
Sin enfundar su espada pero manteniendo la hija baja y casi rozando el suelo, comenzó avanzar hacia el más cercano de los emergidos, el cual para su fortuna le daba la espalda. Este truco lo había aprendido hacia relativamente poco, pero le daba la oportunidad de moverse por el campo de batalla sin que el enemigo le detectase hasta que ya era demasiado tarde.
Y en efecto así fue, el arquero no se percató de Gaius hasta que le atravesó de lado a lado con su espada, convirtiéndolo en otro charco de ceniza.
Con una sonrisa triunfante y sin poderse creer del todo que lo había logrado, Gaius estaba a punto de girarse para festejar con su compañera su tamaña obra, pero el segundo arquero, ahora consiente de su presencia, no perdió el tiempo derramando lagrimas por su compañero caído. No, simplemente tensó su arco y disparó contra el ladrón antes de que este pudiera terminar de poner cara de sorpresa al ser descubierto.
La flecha se clavó en su hombro, pero fue tal el impacto del proyectil que fueron suficientes para tumbar al bandido y dejarlo boca arriba en la hierba, doblado de dolor sobre su nueva herida.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Hanzo el Jue Mayo 04, 2017 2:39 pm

¿Qué había querido decir Gaius con aquello exactamente? Es decir, lo haría, le tendría que invitar a una cerveza la próxima vez. Ya habían hablado sobre eso. Pero aún así había algo en su tono que... Por eso prefería las conversaciones más directas. Decidió no darle más vueltas, pues estaba claro que el ladrón sólo estaba bromeando de la misma forma, siguiéndole el juego.

El hombre se dio la vuelta algo sorprendido al escuchar al joven decir que le prestaría su capa como taparrabo. Ciertamente él tampoco creía que su ropa le entrara, aunque Gaius no fuese escuálido sí que era un chico algo delgado, pero la diferencia aún era gigantesca. Apenas y podía haber entrado en su saco de dormir, y tenía que haberlo dejado medio abierto. Mas al monje no le dio tiempo de poder rechazarla por humildad, teniendo que aceptarla cuando el pelirrojo se la colocó en las manos. - ¿No te... molesta en absoluto? ¿Seguro? -preguntó, ya que aquella capa iba a ir encima de sus paños menores.

En cualquier caso, optó por colocársela más bien como una falda, tapando algo más que como si la usara de taparrabos. Ya se aseguraría de lavarla antes de devolvérsela, de todas formas. - ... Gracias. -murmuró, terminando de atar la prenda en un lado, y volviendo a agarrar su báculo.

El joven entonces salió al ataque, y Hanzo unos pasos detrás de él, siendo testigo de cómo Gaius acababa exitosamente con uno de los emergidos, de una forma que le pareció hasta grácil. Había sido un movimiento sorprendente a la par que inteligente, haciendo que el arquero desapareciera casi instantáneamente. La admiración que el monje sintió en ese momento, le hizo distraerse, impidiéndole avisar con tiempo al ladrón del segundo atacante. El cual impactó una de sus flechas contra el otro hombro del pelirrojo, haciendo que hasta se cayera al suelo.

- Mierda. -soltó, junto a un chasquido de dientes, y sin pensarlo más fue a enfrentarse él mismo contra el maldito arquero, a propinarle un buen puñetazo a la cara con el impulso. Consiguiendo tirar también al piso al emergido, que no había sido herido pero ahora al menos estaría lo suficientemente adolorido. Esto ofreció un poco más de tiempo, el cual utilizó para girarse de nuevo a agarrar su bastón, el cual había dejado caer antes de estampar sus nudillos derechos contra el enemigo. Se acercó a Gaius y se agachó frente a él.

- Disculpa, no lo vi venir. ¿Estás bien? -le miró a los ojos- Sé que estás algo cansado de esto, no te muevas. -ordenó el hombre poniendo una mano en el pecho del pelirrojo y con la otra mano posando el báculo sobre la herida, cuya flecha se había desplazado y caído al suelo. Entonces mencionó las mismas palabras sagradas de siempre, iluminando su hombro y curándolo así.

Seguidamente, dejo de presionar contra su pecho y le alcanzó la mano boca arriba para que Gaius la agarrara y ayudarlo a levantarse más rápidamente, pues el emergido atrás ya había vuelto a ponerse de pie, restregándose la nariz con una de sus manos antes de volverlas a ocupar con su arco y flechas, apuntando a ambos hombres.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Priest

Cargo :
Monje

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Báculo de Heal [3]
.
.
.

Support :
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
815


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Jue Mayo 25, 2017 12:38 am

Respiró pausado y controlando su propia respiración mientras dejaba al hombretón trabajar sobre él. Si bien la herida del flechazo le dolía al punto que quería echarse a llorar como un bebe, el hecho de sentir aquellas grandes y poderosas manos sobre su pecho le emocionaba tanto que hacía que pudiera contener el dolor de una forma más masculina. De igual forma, pese a que no lloró y rodó de dolor, una ligera lagrima le corrió por la mejilla cuando el proyectil le fue extraído.
Sentir la magia de la inconfundible Naga sobre su ser era siempre embriagador. La paz le recorría como una oleada por todo el cuerpo, haciendo que hasta la comezón de los piojos disminuyera, dejando al bandido en un medio trance de clímax. Y el hecho de que fuera realizado por un hombre que tenía todas las características que buscaba él en una pareja hacia a la sensación todavía más embriagadora.  

Abrió los ojos, cerró la boca y aceptó la mano que el monje le ofrecía para incorporarse. En efecto el emergido restante ya estaba colocando una nueva flecha en su arco y los miraba con claro desprecio y odio atreves de su nuevo ojo negro, cortesía de su compañero.
Se sonrió. No iba a permitir que volviera a interferir con semejante tontería. Se sentía motivado y renovado, como todas las veces que intercambiaba “caricias” con Hanzo.
Ligeramente ruborizado por la idea de que a su espalda estaba un hombre semi desnudo cubierto casi únicamente por la capa que él le había dado, y motivado con su entusiasmo de mostrarse heroico ante él cargó contra el arquero. Este llegó a poner la flecha en el lugar y levantar su arma, y esa fue su última acción. Antes de que pudiera siquiera ver donde estaba su enemigo, Gaius le cargó con la espada por delante, atravesándolo de lado a lado, y divirtiéndose de verlo retorcerse mientras se convertía en humo.
Suspiro de alivio al comprobar que todo ya había terminado, pero entonces una idea loca le cruzó la mente.
Haciendo gala de sus dotes actorales, fingió que sufría un grave mareo. Dejó caer su espada y se sujetó la cabeza con ambas manos. Dio un par de giros sobre su eje, poniendo caras de enfermo y gimiendo como un convaleciente para finalmente dejarse caer de costado sobre la hierba y fingir estar desmayado.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Hanzo el Dom Jun 18, 2017 10:51 pm

Hanzo vio al chico levantarse con las energías de vuelta, eso era bueno. Había estado peleando con todos los emergidos que se habían encontrado hasta ahora, pero que el monje poco y nada podía hacer contra ellos todavía. Él muescó una sonrisa ladeada al ver como su compañero terminaba con el pesado arquero.

- Disculpa por lo de antes. No pude avisarte a tiempo, a pesar de saber que sólo podías con uno a la vez. -aclaró, ya que el joven aún no parecía acostumbrado a la espada.

De todas formas, ya había acabado todo, al fin. Y no parecía haber más ruido en los alrededores ni a la lejanía. Ahora podrían volver a por sus cosas y marcharse de allí, guiándose de la zona rocosa para llegar al pueblo más cercano.

- ¿Qué ocurre? -preguntó, el chico parecía mareado de pronto. Hubiera pensado que sería simple cansancio, pero los gestos del pelirrojo le preocuparon en gravedad. ¿Habría enfermado? - ¡Gaius! -exclamó corriendo hacia él en cuanto le vio desplomarse contra la hierba.

Tocó su frente, apartando con ligereza sus cabellos y un poco de su cinta, desplazando un par de dedos debajo de esta. No parecía fiebre, así que luego siguió hacia abajo y con una mano agarró la muñeca del pelirrojo y posó la otra en su garganta, comprobándo así su pulso. El cual era normal, no parecía tener ningún síntoma grave ni mucho menos visible. Más bien... parecía haberse desmayado por la acumulación del cansancio y del sueño. Lo cual era normal después de haberse pasado una gran parte de la noche despierto, vigilando la zona. Además de haber combatido sin parar.

Pero entonces, ¿por qué había hecho ruidos como si le doliera algo? Era un chico de lo más extraño. Sin embargo, suspiró entonces al saber que no había sido nada, y que simplemente el ladrón no podía mantenerse más tiempo consciente. Hanzo también estaba cansado, lo tenía acumulado, pero al menos había podido dormir un poco gracias a él.
Con cuidado, colocó sus brazos por debajo del cuerpo de Gaius y lo levantó, cargándolo sobre sus brazos. Pensó que sería mejor ponerlo sobre su espalda y hombros, pero estando el otro inconsciente iba a ser muy complicado, así que descartó la idea.

- Uff... -suspiró el monje, mirando al cielo por momentos, había sido un día y noche realmente agotadores.

Entonces, cargando a Gaius de aquella manera, volvió al lugar donde aún estaba el saco de dormir y las pertenencias de cada uno. La fogata ya estaba más que apagada, pero por suerte no fue muy complicado de seguir el camino desde donde habían huído. Allí, posó cuidadosamente al joven aparentemente dormido sobre los troncos en donde habían cenado, y se dispuso a ponerse la ropa. Por suerte, su traje era simple de vestir. Cuando acabó, recogió las cosas de él y las suyas, doblando bien el saco, sacudiéndolo antes. Se colgó y agarró todo entre sus hombros y cinto, y volvió a dirigirse a Gaius, al cual se quedó mirándolo unos segundos. Preguntándose en su interior por el origen de aquel parche y la cicatriz que se dejaba ver por debajo de ella.

- ... -Sin más, volvió a arreglar aquel fleco pelirrojo sobre su frente, dando dos suaves golpecitos en su cabeza, cuidadosamente para no despertarlo.

Sin duda, era un joven bastante misterioso, pero le había demostrado que no era mala persona. No podía serlo si adoraba a la divina Naga. El monje volvió a cargarlo entre sus brazos y se dirigió hacia fuera del bosque. Tardaría quizás una hora o más y se moría de sueño él también, pero tenía que llevarlo fuera del peligro por si acaso, no lo iba a dejar allí solo.

En un tirón, recordó que aún tenía aquella herida en el brazo, por la flecha que le habían clavado al poco de empezar a huir, pero más tarde lo solucionaría con una pócima de vulnerary.

Bastante rato más tarde, llegó al pueblo más cercano, donde por suerte encontró una posada. No tenía para pagar dos personas así que decidió dejar a Gaius, que aún dormitaba, en una de las habitaciones. Dejándole al posadero a cargo de él y de sus pertenencias. Aún así, antes de marcharse a otro lugar, Hanzo pudo aprovechar el lavadero del lugar para lavar la capa del joven, y dejarla secando en donde el posadero le había dicho que la dejara sin problemas, que ya le avisaría al despertar.

Y así, despidiéndose del amable hombre, el monje salió de aquella posada, con la intención de dormir en otro lugar, o en las afueras. Ya se buscaría algún otro lado para lavar su propia ropa que aún seguía manchada de sangre, primero tenía que irse a atender su propia herida y... dormir, estaba realmente agotado. No había podido despedirse de aquel chico, pero estaba seguro de que si era de Ylisse, algún día volverían a cruzarse en sus caminos.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Priest

Cargo :
Monje

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Báculo de Heal [3]
.
.
.

Support :
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
815


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Mar Jun 20, 2017 2:36 am

Gaius se felicitó internamente por su brillante plan mientras se mordía el cachete desde adentro haciendo fuerza sobre humana para no sonreír o que se le pusieran coloradas las mejillas.
Su plan estaba funcionando de las mil maravillas. Mientras se dejaba revisar por el hombretón, disfrutó de cada roce, de cada gentil caricia y de la calidez con la que el clérigo le tomó por la muñeca.
Porque esta gran pantomima? Porque nunca se hubiera animado a pedir o tocar al hombretón directamente, o pedido por cariño. No, el castigo por revelar un interés de ese tipo era demasiado terrible como para correr el riesgo, así que siempre prefería acudir a tretas o engaños para conseguir aunque sea leves caricias por un hombre que le llamaba la atención.
Iba a despertar, simular que todo había pasado ya, pero la sensación de ser cargado por el clérigo era demasiado deliciosa. SI bien no le llevaba con ninguna pompa en particular, el solo hecho de sentir la piel del hombretón junto a la suya hizo que mantuviera su pantomima un rato más.

Volvieron a su primer campamento. Como lo supo sin abrir los ojos? Por el leve calor del fuego apagado dentro del agujero conde lo había prendido él mismo. No era tonto o falto de experiencia a la hora de sobrevivir en la intemperie, sabía que un fuego fuera de control era más peligroso y letal que un ejército de emergidos, por eso siempre tomaba precauciones extras. Así que su fogata se había consumido ella misma dentro de su fosa sin tener chance de hacer estragos a su alrededor.
Gaius estaba tendido sobre la hierba simulando dormir mientras el hombretón levantaba sus cosas y las empacaba. Y escuchando el crepitar de sus propias ollas entrar en un saco fue que calló dormido de verdad. Estaba realmente cansado, pero cómo culparlo? Había sido una noche de lo más movida.

***  

El cantar de pájaros le despertó a la mañana siguiente, acostado sobre una mullida cama de posada, perfectamente bien arropado.
Sobresaltado barrió la habitación con la mirada, buscando señales de sus pertenencias, no fuera que le hubiera atacado algún colega suyo, pero a los pocos segundos las divisó. Suspiró. Fue recién entonces que se percató que no había rastro alguno del fornido clérigo.
Se vistió y bajó rápido a interrogar al posadero y este le dijo que ya había partido dejándolo atrás. Suspiró una vez más mientras miraba melancólico por la ventana, elevando la vista al cielo, rogándole a Naga que volviera a cruzar sus caminos una vez más.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Eliwood el Lun Jul 10, 2017 9:14 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Hanzo ha gastado un uso de su báculo de Heal.
Gaius ha gastado un uso de su espada de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP. Gaius obtiene +1 EXP adicional gracias al skill Parangón.

Debido al aumento de experiencia, Hanzo obtiene un nuevo skill de la rama Priest:

Servicio - Confiere al clérigo en cada tema un pequeño bono monetario a modo de 'donación' proporcionada por los fieles de su iglesia para su sustento, el cual puede destinar a los gastos que desee. A veces, si su servicio ha sido destacado, se repararán sus báculos. ¡Aunque no es bien visto de un miembro del clero guardarse y acumular riqueza!

Además, la barra de experiencia de Gaius ha sido maximizada.

Gaius puede ahora ascender de la clase Mercenary a la clase Hero.

> Ascender a la siguiente clase (subir nivel de espadas).
> Ascender a la siguiente clase (subir nivel de báculos).
> No ascender, conservar la clase actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1305


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Gaius el Lun Jul 10, 2017 9:18 pm

> Ascender a la siguiente clase (subir nivel de espadas). :D
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Eliwood el Lun Jul 10, 2017 9:25 pm

¡Gaius ha ascendido de Mercenary a Hero!

¡El nivel de uso de espadas ha sido aumentado!
La barra de EXP es reseteada. De ahora en adelante, sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1305


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Tu presunción es tu debilidad (Priv. Hanzo)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.