Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Leon el Vie Dic 23, 2016 1:47 pm

Era noche cerrada  y si bien las antorchas que elevaban sobre sus cabezas les permitían viajar con comodidad, también hacían del pequeño grupo de exploradores un flanco terriblemente visible en la soledad de la extensa pradera.
Leon, estoico como siempre, se movía al frente de sus hombres, marchando con paso decidido, mas siempre cuidando donde pisaba, oteando con mucho cuidado entre  las hierbas en busca de su objetivo: una preciosa y rara flor, clave para sus experimentos con pociones. La cruel sequía que azotaba al país en su frontera norte había hecho que mermaran al punto que tuvieran que viajar tan lejos para poder conseguir esta extraña planta, y siendo en el límite con el país caído del continente, debían viajar de noche y en un gran número de soldados, ya que los emergidos asechaban en cualquier esquina. La excusa que habia presentado a su padre era que repelería a la plaga que bajaba por la frontera pero el verdadero objetivo de Leon era su ingrediente y sabía que solo movilizando una pequeña parte de su ejército lo lograría. Si bien en este momento viajaba con apenas ocho soldados como escoltas, a pocas millas de donde estaban explorando en este momento, se habían establecido con un campamento militar el cual descansaba plácidamente mientras el segundo príncipe varón salía de excursión.

-Alguien ha visto algo?!-
-No, mi señor. No hay presencia de enemigos por el área-
-Enemig? Daj…. –

Leon se frotó los parpados cansado ya de tener que repetirse constantemente. Les había dicho un sinfín de veces a sus hombres que buscaran su ingrediente, pero estos se manejaban en automático y se preocupaban más en mantenerse alerta por los emergidos que por las necesidades herbales de su majestad.

-Una vez más se los repito. Entiendo que se preocupan que seamos atacados pero lo que vinimos a busc-
-Emergidos! Atacan por la derecha! Formación circular!-

Antes de que Leon pudiera terminar su oración, era rodeado por sus propios soldados. Un tanto atónito ya que en verdad no esperaba ser atacado en plena noche, divisó a lo lejos  a un grupo de una decena de guerreros cargando en dirección hacia ellos con sus armas por delante prestos para cargar contra el apenas inferior grupo humano.
Dio un largo suspiro mientras extraía de entre sus fardos su pesado libro y leía sus sagradas palabras. Un aura nagra rodeo al príncipe que hiso que varios de sus hombres retrocedieran un par de pasos de él. Concentro esa negrura dentro de él por unos instantes para luego lanzarla hacia el escuadrón enemigo, generando una fuerte llamarada  delante de ellos, haciendo chillar a un par de dolor, mas la mitad de ellos continuó su carga sin inconvenientes.
Los hombres de Leon, siendo ahora mayoría, cargaron también y sin miramiento tiraron sus antorchas al suelo para acabar con el enemigo enfrente.
Leon, ligeramente agitado, se tomó unos instantes para recobrar la compostura que su magia le implicaba, aprovechando también para tomar unos pasos hacia atrás del enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Cobarde no era una palabra que lo definía, pero conocía muy bien sus fortalezas y debilidades, y su mayor fortaleza era lejos de las espadas, a una distancia prudencial.

Recomponiéndose estaba cuando un extraño olor a hierba quemada llamó poderosamente su atención y alarmado levantó la vista. Allí donde sus hombres habían abandonado sus antorchas descuidadamente, empezaban a generarse pequeños incendios en la seca hierba producto de la larga sequía. Pero eso no era lo que asustaba al príncipe, sino el inconfundible olor a la flor que había venido a buscar cuando entraba en combustión.
Blanco como un papel se llevó la mano a la nariz mientras retrocedía lo más que podía de esos pequeños focos. Levantó la mirada y podía ver como sus hombres batallaban peligrosamente cerca  y como algunos empezaban a sentir los efectos de esta planta.

“ La Ajuga Reptans provoca efectos somnolientos al entrar en combustión”

Se recordaba el mago mientras seguía retrocediendo mas también empezando a sentir como el cerebro se le empezaba a adormecer, pero para su suerte, no había aspirado suficiente de ese toxico humo.
A la distancia pudo ver como cuatro de sus hombre habían caído ya víctimas de la exótica flor, y le resto luchaban contra sus efectos. Para su alivio vio que los emergidos eran afectados por igual.
Haciendo acopio de sus fuerzas para sobreponerse a la droga que amenazaba con tumbarlo, volvió a recitar uno de sus negros canticos, pero en lugar de llamaradas, esta vez pidió una negra neblina que se expandió por la pradera extinguiendo los focos y dejando de empeorar el panorama.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Elwind [4]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1107


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Kmone el Vie Dic 23, 2016 7:27 pm

Seguía el rastro de su presa por Ragna Ferox aunque cada vez era un rastro más difícil de seguir, la suerte de Kmone no estaba siendo nada buena últimamente ya que días atrás el país había caído en manos de los emergidos, incontables ataques de hordas de emergidos empezaron a aparecer de la nada, pueblos, ciudades, lo que sea que se les pasara en frente era arrasado por ellos las personas que intentaban huir terminaban asesinadas por otro grupo de emergidos diferente del que huían inicialmente. No había lugar hacia donde escapar por tres días en Ragna Ferox se vivió el infierno hasta el punto de que no se podía siquiera caminar sin estar cerca de alguno de los demonios de ojos rojos, lo más desagradable era ver los cuerpos muertos que estaban en todos lados no solo de humanos sino también de emergidos después de todo la mayoría de los nativos había decidido luchar contra los emergidos, por supuesto esto no detendría la persecución de Kmone que estaba impulsada por el odio y su necesidad de venganza.

Luego de esos tres días el ambiente se puso más "normal" o por lo menos era así en el sur del país, ya no se veían emergidos a donde sea que caminase porque la mayoría había ido hacia el norte lejos de la frontera con Nohr, Ylisse y Altea.

Casi no quedaba comida en los bosques de Ragna Ferox por la actividad de los emergidos toda vida animal terrestre parecía casi extinta por lo que el peli-blanco no se atrevía a tomar siquiera la vida de un conejo, probablemente la vida marina no se había visto afectada pero no parecía haber ningún rio cerca, los frutos de los árboles eran difíciles de encontrar por la escasa luz que había de no haber estado acostumbrado no podría moverse sin chocar con algún obstáculo. Sin importar el hambre, cansancio o la oscuridad de la noche siguió la pizca de rastro que aún podía perseguir, no dejaría escapar a su presa bajo ninguna circunstancia aunque claro había un factor con el que no contaba un ejército muy de filas y filas de emergidos empezó a perseguirlo entonces, no tuvo más opción que desviarse de su camino original.

Había corrido como si no hubiera un mañana y poco a poco perdió al ejército que lo perseguía, aunque aún había algunos emergidos que no se daban por vencidos eran unos diez quizás que todavía lo estaban siguiendo, a lo lejos vio luces -Me salvé.- Murmuró antes de subir a uno de los árboles que estaba cerca de él de un salto, por supuesto no se quedaría quieto seguiría moviéndose hacia adelante pero de manera más pausada y en la seguridad de la altura, se salvaría cuando los emergidos tuvieran como objetivo el pequeño campamento del que se desprendían las luces.

Lo que Kmone esperaba en ese momento se cumplió sin embargo, no contaba con que una llamarada chocara contra los emergidos -Un mago.- Dijo para sí mismo, del ladrón empezó a emanar enojo, frunció el ceño, apretó los dientes y entreabrió los labios aunque nadie lo viera, era algo instintivo no estaba por pensar simplemente atacaría al mago pasando de alguna manera entre los soldados que estaban con él, era una muerte segura que fue evitada gracias a un aroma que reconoció, el aroma de una extraña flor que hacía que las personas se duerman no tardó en sacar un pedazo de cuero de su bolsa y atársela a la cara tapando su nariz y boca, ese aroma probablemente se había hecho todavía más fuerte cuando los que estaban en el campamento arrojaron sus antorchas al suelo -Imbéciles jajaja... Creo que debo empezar a usar máscara.- Dijo mientras reía despacio para no ser escuchado, había dibujado una sonrisa en su rostro cubierta por la "máscara" que llevaba, no prestó atención alguna a los emergidos quienes ayudarían a deshacerse de los soldados.

El ladrón finalmente bajo del árbol y corrió hacia la dirección de donde había salido la llamarada, el mago debía estar por ahí uno de los soldados un poco adormilado se le puso en frente -¡JA! Tu no serás problema.- Fueron las palabras que pronunció antes de desenvainar su daga con la que mataría fácilmente al soldado por estar adormilado lógicamente, de otra forma sería una taré de una dificultad elevada. Kmone no podía ocultar sus ansias de asesinar al mago en ese momento, estaba constantemente pasando su lengua sobre sus labios con el deseo de ver fluir la sangre de aquel que desprendió un aura maligna y olía a maldad.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin | Archer

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Concoction [1]
Crossbow [3]
Vulnerary [1]
Arco de acero [4]
Tónico de def. [2]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Leon el Lun Dic 26, 2016 6:05 pm

Leon le costaba mantenerse lucido y mucho menos completamente erguido como solía hacerlo. Apoyado contra un grueso árbol, el segundo príncipe varón de Nohr se mantenía de pie en una postura completamente indigna a su parecer, pero apenas encorvada para quien lo mirara de afuera.
Trataba de calmar la mente y obligarse a sobreponerse a los efectos narcóticos de la toxina, mas era un joven de mente, no de musculo, y si bien había inalado poco del peligroso humo, su cuerpo lo había asimilado con la  misma rapidez casi sin oponer resistencia, por lo que se tambaleaba ligeramente mientras aferraba su libro con fuerza contra su pecho.

Sus hombre, soldados fornidos y de gran constitución, habían logrado no caer dormidos en el campo de batalla, o por lo menos casi todos. Apenas dos que estaban en la primera línea junto al fuego se habían visto completamente afectados. El resto, viendo que la formación se rompía y que el enemigo también era afectado por la droga, empezaron a retroceder a tropezones, con claro desconcierto dibujado en el rostro. Que estaba pasando? No lo sabían, pero era claro que su prioridad era el joven noble y no tanto velar por la seguridad de sus compañeros caídos.

Leon oteaba el panorama con vista reprobatoria a todo lo que acontecía a su alrededor. Como habían llegado las cosas  hasta este extremo? Todavía sin despejar por completo la mente volvió a abrir su pesado tomo  seleccionando la página de su nuevo hechizo de memoria, ya que leer en este momento solo le cansaría la mente y tenía que juntar fuerzas.
Estaba por largar una nueva humareda para extinguir por completo las fogatas que habían surgido, cuando el grito peligrosamente próximo de uno de sus propios hombres le ocupó su atención. A pocos pasos de su persona, un enigmático y peligroso individuo sesgaba la vida de uno de sus hombres con apenas un rápido ademan con su daga.
Despabilado de improvisto por tal espectáculo, Leon encontró energías para ponerse nuevamente erguido y anunciar a viva voz.

-por Anakos! Como te atreves a atacar a un soldado real! Como tercer príncipe de Nohr te condeno! Guardias! Aprésenlo!-

Tenía el libro firmemente y podía recitar las palabras escritas con apenas mirar los emblemas por el rabillo del ojo.
Los emergidos eran un problema, pero la mayoría también habían sido afectados por el somnifero, al igual que sus hombre, pero este villano se plantaba delante de él completamente despabilado y feroz, así que dando unos pasos hacia atrás Leon empezó a preparar su hechizo por si sus guardias no llegaban a detenerle a tiempo.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Elwind [4]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1107


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Kmone el Mar Dic 27, 2016 11:29 pm

Asesinar al guardia había sido un juego de niños, la razón por la que el soldado cayó en batalla fue la debilidad de su cuerpo para resistir los efectos somníferos de la planta que, en más de una ocasión le había servido a Kmone aunque también le jugó en contra algunas veces, desconocía el nombre de la hierba, flor o lo que sea pero su aroma estaba grabado en su mente como si fuera un fuerte trauma de la niñez.

Cuando el guardia terminó de caer pudo observar al mago, observándolo estaba buscando la sucia actitud arrogante propia de cada mago oscuro por la forma en que se logró parar en contra de todas las dificultades el ladrón podía comprender la superioridad que sentía el rubio, no solo hacia él sino que también a sus soldados, característica que compartían tanto la actual presa de Kmone como todas las anteriores presas de la misma clase, hasta incluso algunos magos y clérigos compartían, mostraban que ellos son superiores a todo y todos cuando en realidad son inferiores, el peli-blanco entendía que ese tipo de persona y aún más ese tipo de magos eran la escoria humana nacida de la podredumbre del corazón de los seres humanos.

Era placentero escuchar esa voz que le daba la razón, la orden que acababa de dar el que al parecer era el tercer príncipe de Nohr. Kmone no acostumbraba a saber el nombre de sus presas, sin embargo era el momento de subir un nivel ya no serían magos cualquieras esta vez sería un príncipe, estaba por matar dos pájaros de un tiro, es decir, acababa con un mago y también con un político de los cuales todavía no había conocido a uno que se preocupara por su pueblo, en la escala de inferioridad las personas de la nobleza estaban exactamente encima de los magos.

El joven de cabello blanco se quedó en el lugar unos segundos al escuchar la orden del príncipe, observó a los guardias abandonar a dos de sus compañeros para proteger a alguien que parecía solo verlos como objetos, en ese momento notó que los emergidos estaban actuando extraño pero le costaba creer que el efecto de la planta les hubiera perjudicado. Volvió a mirar hacia el mago que recitaba un hechizo entonces pensó en un plan, sería demasiado difícil acabar con todos los sobrantes si mataba al príncipe primero y quizás podría usar la magia para su beneficio de alguna manera, entonces en lugar de esperar que los guardias fueran hacia él prefirió correr hacia los guardias para usarlos como escudo, un escudo que solo amortiguara algo el golpe y que mate a uno o dos, el punto de la idea de Kmone era su seguridad de que el hombre castaño no dudaría en atacar a sus hombres si estaban en el camino entre él y el ladrón.

Tardó pocos segundos en iniciar lo que había planeado, se puso en frente de los soldados a los que les costaba mantener formación y estaban lentos por lo que sus ataques eran muy fáciles de esquivar, Kmone juntó aire y le gritó al príncipe con la intención de provocarlo -¡¿QUIÉN ME CONDENA MAGO DE CUARTA? ¿TU? JA NO TIENES LA AUTORIDAD PARA HACERLO PORQUE ERES UN... EeeeeeeeeeeH!- Le faltaba un insulto con el que no pudiera evitar atacar en el instante aprovechando que prácticamente tenía una barrera de tres guardias en frente, tenía que ser un insulto que describiera la inferioridad de los magos entonces, se le ocurrió que podría decir -¡ERES UN SUBHUMANO, ESTAS AL MISMO NIVEL QUE LAS BESTIAS QUE TOMAN FORMA ANIMAL!- Kmone no era uno de los que despreciaba a los laguz, hasta se podría decir que se siente más cómodo con laguz que con humanos pero de seguro el príncipe los tenía de menos por lo que esperaba que el insulto fuera detonante y el castaño explotara de ira.

Cuando terminaba de gritar se percató de que dos emergidos estaban detrás de él casi a la misma distancia que los soldados reales, serían un problema pero por suerte estaban algo atontados por lo que serían fáciles de esquivar, quizás hasta más fáciles que los mismos guardias.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin | Archer

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Concoction [1]
Crossbow [3]
Vulnerary [1]
Arco de acero [4]
Tónico de def. [2]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Leon el Sáb Dic 31, 2016 1:47 am

Leon tuvo que cortar su hechizo a la mitad de las palabras cuando vio que el extraño atacante de desalineados cabellos se colocaba a la par de sus guardias y les mantenía a la par. Como el príncipe nunca atacaría a sus propias tropas, rápidamente desvió el mortal humo negruzco hacia uno de los emergidos que  se incorporaban en el campo tras sobreponerse a la toxina de las flores. El hechizo flotó dócil y rápido dando una vuelta en U sobre sus guardias y aterrizando sobre el no muerto de ojos rojizos, el cual no llegó a gruñir por última vez antes de ser consumido por la arcana esencia, dejando tras de si apenas una estela que el viento rápidamente borró.
El rubio suspiró  al ver que había logrado maniobrar la magia a tiempo y que sus hombres no sufrirían daños, no de su mano cuanto menos. Todavía son poder mantenerse completamente erguido y aferrándose de a ratos sobre el grueso tronco levantó la vista al insolente, el cual se debatía con gran maestría contra sus propios hombre. Impresionado estaba por  la destreza que estaba mostrando, e iba a elogiarlo por ello, hasta que este le insultó de tal forma que el tercer príncipe no pudo evitar ponerse colorado de vergüenza y rabia.
Cerrando su libro y obligando a sus cansadas y adormecidas piernas a soportar el peso de su ser, volvió a tomar esa postura erguida que tanto le caracterizaba, y que incluso algunos guardias, a veces, solían hacerle burla.

-Cómo has dicho? Acaso eres un mono inculto e ignorante que no sabe dónde está parado? Estas son las vastas tierras de Nohr, e insultar a uno de sus nobles es insultar a la nación entera!  -

La ira era casi palpable en el tercer príncipe, el cual no podía evitar que le temblara ligeramente la mano a su costado. Si bien sabía que no eran palabrerías de un bandolero  el cual pronto conocería a su creador, la fatiga y el estrés que había pasado a lo largo del día hacían que ya no tuviera tantos cuidados por su etiqueta.

-Pst! No pierdan más el tiempo señores! Guardias, arresten a este insolente ignorante! Quizá en los calabozos encuentre la cultura que claramente le falta!-

Era una orden por completo carente de sentido claro producto del verdadero cansancio que combatía el noble.
Los guardias, apenas de pie, se debatían con apenas éxito para mantenerse despiertos, lejos estaba dentro de sus posibilidades lograr poner a raya al bandolero. Tanto esos tres guardias como los otros dos que permanecían con vida que intentaban no sucumbir ante las espadas de los emergidos, quienes parecían sobreponerse a los efectos de la droga somnífera muchísimo más rápido ya que todos ya estaban en perfecta lucidez prestando batalla ante las fuerzas locales.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Elwind [4]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1107


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Kmone el Lun Ene 02, 2017 12:47 am

Sintió una gran decepción al notar que desviaba su hechizo hacia los emergidos, un mago que se preocupaba por sus soldados eso era nuevo aunque de seguro les diría algo después, de todos modos eso ya había arruinado el plan del ladrón además el efecto somnífero no duraría mucho tiempo más, quizás tendría que ignorar de alguna manera a los guardias e ir directamente por el rubio, sin embargo eso no sería una tarea para nada sencilla.

El despreciable mago había mordido el anzuelo, definitivamente el insulto del ladrón le había molestado solo era cuestión de tiempo para que ese orgullo le jugase en contra, por supuesto Kmone tendría que vivir hasta ese entonces -¡¿Por qué no debería insultar a una nación que engendra demonios como tú?!- Respondió gritando ante lo que había dicho el príncipe, el joven ladrón debía cuidarse también de excederse puesto que serían muchos puntos en contra siendo que cuando llega a su límite no puede controlar lo que dice o hace.

Mientras el mago continuaba hablando Kmone se tomó dos segundos para analizar el entorno, no quedaban muchos guardias, los emergidos mostraban superar de una manera más veloz el efecto de la planta, flor o lo que sea, los que tenía en frente si bien estaban algo adormilados podrían hacerle daño si se lanzaba contra los tres a la vez además, cuando acabara con todos tendría que ocuparse probablemente de los emergidos restantes cosa que no le convenía, debía dejar guardias vivos.

A los que tenía en frente podía esquivarlos sin problemas, no tenía sentido matarlos, no era necesario y no eran magos por lo que de seguro tenían una familia a la que alimentar, por un momento el joven de cabello blanco se puso sentimental tristemente el primer soldado que se le puso en frente no corrió la misma suerte. Saltó hacia uno de los costados de manera que quedara lejos de los emergidos y fuera del alcance de los guardias que lo estaban deteniendo entonces, de allí corrió recto hacia el príncipe haciendo lo posible para no darle tiempo para conjurar, cuando estuvo cerca del mago saltó y con una patada que al ejecutarla el alvino giró 360 grados en el lugar, provocó que el libro cayera a unos pocos pasos de ellos, no era demasiado pero por lo menos el mago había perdido su arma. [Habilidad usada: Desarmar]

-Al parecer tú no eres tan malo, después de todo al parecer tienes simples intenciones de encerrarme, cualquier otro noble me mataría incluso lo haría si no le gusta mi voz… Quizás serías de los pocos que se merecen el título de “príncipe”… Lástima que eres un mago y debas morir.- Sin duda no era lo peor que le había dicho a algún mago, de hecho hasta podía confundirse con un cumplido sin embargo, la forma altanera en que lo había dicho y el haberse parado de puntitas solo parar ser un poco más alto que el príncipe para poder mirarlo desde arriba, demostraban que Kmone en ese momento se sentía muy superior y deseaba ver en los ojos del mago el miedo que siente uno siente cuando la muerte llega, sin duda un sentimiento que el ladrón tuvo varias veces y que no estaba mal verlo en lugar de sentirlo para variar

Desarmar:
Desarmar Thief
Una técnica hábil con la cual el ladrón puede, a través de un leve truco de manos, retirar el arma de la mano de otro, sea este un enemigo, NPC u otro personaje jugador. Al hacer que el arma de este caiga al suelo, cuenta con un momento extra o una ventaja.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin | Archer

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Concoction [1]
Crossbow [3]
Vulnerary [1]
Arco de acero [4]
Tónico de def. [2]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Leon el Lun Ene 23, 2017 2:15 am

Leon se sujetaba la frente con fuerza, a su lucha interna contra la toxina ahora tenía que soportar los bramidos incoherentes de un bandolero enfurecido? Este tipo de cosas hacían que el tercer príncipe a la corona se cegara en su afán por ayudar a los plebeyos y fomentaba una imagen de insectos de ellos en su mente. Tomó una larga bocanada de aire antes de poder seguir, ya que ni a él le gustaba tener tal imagen se los que algunos eran sus protegidos. Mientras se llamaba a sí mismo a la calma, seguía aferrado con una mano al grueso tronco del árbol.

El truhan corrió entonces directamente hacia él, esquivando a sus adormecidos guardias y dándole una patada a su grimorio haciendo que volara por los aires sin que se pudiera evitar, Estupefacto, Leon cayó de espaldas ante el súbito y audaz atrevimiento del bandido y desde el suelo le contempló sin decir palabra por unos instantes, todavía incapaz de creer que se encontraba rendido indefenso frente a un bandido. Acaso este sería el final del futuro brillante tercer principie de Nohr?

-Sabes que si me pones un dedo encima no habrá lugar en la tierra donde mi familia no  valla por ti, verdad? –

El tono del príncipe intentaba ser calmado, pero la verdad era que su mano derecha temblaba como una hoja, no quería apartar su mirada del ladrón, pero le urgía levantarse y correr en pos de su libro que estaba a apenas unos pasos de él, peor darle la espalda y correr era comprar un boleto en primera clase para conocer a su creador. No, debía comprar tiempo.

-Como bien acabas de decir, por más que mi arte sea el arcano, nunca es mi intención malgastar una preciosa vida inútilmente. Se puede ver que eres un bandido y tus motivos para odiar a mi casta tendrás. Pero realmente deseas acabar con lo poco de libertad que te queda en esta vida?
Si me matas, tendrás a toda la familia de Nohr clamando por tu cabeza. Realmente así deseas terminar tu vida? Escondido en una cueva rezándole a Anakos porque no te encuentren?
Baja la daga ahora y quizá tenga suficiente clemencia contigo-


Su tono era tranquilo y su mirada feroz, fruto de todos los años de entrenamiento con sus hermanos y de la cruel vida en la corte real. Pero si bien actuaba muy bien al valiente, una fina nota de sudor le corria por la cien, y su temblor en la mano derecha era cada vez peor.
A espaldas del bandido los guardias del príncipe corrían apresurados a intentar darle alcance al atacante antes que pudiera tocar nuevamente a su protegido.  Pero llegarían a tiempo?
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Elwind [4]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1107


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Kmone el Mar Ene 31, 2017 9:10 am

Ver que el príncipe caía provocó una gran satisfacción en Kmone por lo que empezó a reír sin hacer mucho ruido, todo el poder que el pueblo le había otorgado a Leon, o que le habían otorgado a su padre y a los padres de su padre, el ladrón se lo había quitado sin esfuerzo prácticamente gracias a la situación en la que se encontraban. Pero, sin duda lo más gracioso para Kmone era que el príncipe sin manera de defenderse pensaba que todavía podía amenazar a quien estaba a punto de quitarle la vida, en una situación más "normal" quizás se podría haber negociado, en el caso de quienes asesinan por dinero pero este no era el caso, el alvino quería la vida del mago oscuro y no otra cosa.

Escuchaba con atención cada palabra del príncipe, cada vez se ensanchaba más la sonrisa de Kmone cubierta por el trozo de cuero, quien se acercaba lentamente su rostro al de Leon y su daga al estómago del mago, hasta que sus caras estuvieron a pocos centímetros de distancia y la afilada punta de la daga había entrado en contacto con la piel del príncipe. -¿Todavía piensas que puedes amenazarme? ¿De qué te sirve a ti si no duraras mucho tiempo más vivo? Y ¿A quién buscaran exactamente? Hay mucha oscuridad y dudo que tus ojitos reales estén acostumbrados a ella, si no fueras un mago diría que... Le temes a la oscuridad pero asumiré que no... Ya que a ustedes les gusta jugar con fuerzas oscuras. ¡Un momento! No importa si me viste porque morirás.- Le susurraba negando lentamente con la cabeza mientras hundía lentamente su daga cerca del ombligo del príncipe. -¿Rezar? ¡JA! No me ayudará, no tiene caso y si es por encontrarme les costará, nadie me conoce, nadie sabe mi nombre. Yo desaparezco, vivo en las sombras desde que los tuyos asesinaron a mis padres y mi hermano.- Ladeó la cabeza y su tono cambió a uno dulce o un intento de ello -Ellos necesitaban ofrendas... Y nosotros éramos simples... ¿Granjeros?.- Luego de esas palabras volvió a susurrar -Ya no lo recuerdo... Pasaron muchos años, pero no les importa ¿verdad? Solo tenían que ser... Personas y nosotros estábamos en el...- Para ese momento había entrado solo dos centímetros de la daga entro de Leon, Kmone había perdido demasiado tiempo hablando y tenía a los guardias casi encima de él entonces, dio un salto hacia atrás manteniendo su daga en alto para poder defenderse.

-Si intentas huir Leon, te alcanzaré. Tienes más posibilidades de vivir si intentas matarme con la ayuda de tus guardias.- Empezó a reír bajo mientras observaba expectante a que los soldados se le acercaran lo suficiente para poder atacarles, ya no se los notaba atontados pero si cansados, era difícil saber si era solo un efecto secundario o el haber estado luchando contra emergidos anteriormente, de cualquier forma el ladrón les podría fin a la vida de ambos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin | Archer

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Concoction [1]
Crossbow [3]
Vulnerary [1]
Arco de acero [4]
Tónico de def. [2]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Leon el Dom Feb 19, 2017 9:20 pm

Leon empalideció cuando vio venir al asesino con la daga por delante aproximándose sin ningún tipo de titubeo ante sus palabras. Quien era este hombre al cual tamaña amenaza no hacía que dudara ni por un instante en su avance? Intentó retroceder a tientas hacia atrás, pero ya era demasiado tarde, el enemigo estaba sobre él y lo miraba directamente al rostro, pegándosele a centímetros haciendo que el mago pudiera sentir su aliento pese a que este llevaba la boca cubierta.
Sus palabras tenían toda la verdad, incluso a esa  corta distancia al mago le costaba identificar sus rasgos. La droga que esparcieran al aire las flores quemadas todavía no había sido completamente consumida por su cuerpo y los restos de sus efectos le ponían un manto blanco sobre la visión. Fácil de decidir que a sus hombres también, ya que ninguno había todavía detenido al peligroso muchacho.
Todo lo que decía tenía sentido a excepción de una cosa. Tenerle miedo a la oscuridad? Él! Que se pasaba largas horas solo en la penumbra y soledad de su cuarto como único elemento que le ayudaba a concentrarse en sus largas horas de meditación e introspección. Él quien había abrazado al abismo el día que finalizará su rito de iniciación a las artes negras siendo todavía apenas un niño. No, no había insulto más grande para el tercer príncipe, pero apenas llegó a arrugar el ceño y a llenar los pulmones enojado, cuando la certera daga del enmascarado entró dentro de Leon, separando sus carnes lentamente haciendo que el grito de dolor y el de ira murieran ambos en su garganta, atragantados en una pelea por cuál de los dos debería salir primero. Desesperado, el príncipe intentó empujar al atacante, pero los débiles brazos de un arcano nada podían hacer contra la musculatura formada de quien tiene larga experiencia en el combate cuerpo a cuerpo.

La daga siguió entrando despacio, dolorosamente despacio dentro de él sin que el mago pudiera hacer nada para impedirlo, pero para su fortuna, sus atontados guardias fueron lo suficientemente veloces todavía de razonamiento para lanzarse sobre el atacante antes de que este pudiera generarle un corte de gravedad en su abdomen. Echándose para atrás,  Leon cayó de espaldas aferrándose la herida de su estomagó conteniendo las lágrimas y el desaforado grito de dolor lo más que podía, mientras por los ojos entreabiertos veía a sus lastimeros guardias hacer su mejor intento por abatir a su atacante.

-D-date por muerto-


Murmuró de dientes apretados mientras se arrastró un largo y doloroso metro hasta su libro de hechizos. Lo abrió sin más y no busco un hechizo en particular, simplemente  buscaba convocar a las negras energías lo más rápido posible.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Elwind [4]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1107


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Kmone el Miér Feb 22, 2017 5:57 pm

Su "máscara" cubría una sonrisa maniática que sus ojos no podían ocultar, de no ser por la escasa luz los soldados verían a un monstruo personificado, la mirada del asesino no era como la de los emergidos, no era la de un maleante, no era la de un asesino corriente sino que deseaba ver la sangre, sentir su olor, su gusto y sentirla correr por sus dedos. Deseaba sentir la satisfacción de su daga cortar el cuerpo de aquellos seres, matarlos lentamente aunque no arriesgaría su vida por supuesto, los guardias debían morir rápido a la única persona que podría torturar era a Leon que, en realidad era el único que merecía ser torturado por mago oscuro.

Kmone empezó a correr hacia el guardia que parecía más lúcido para desarmarlo con una patada alta, arrojando la lanza que cedió el agarre fácilmente detrás del albino, había volado unos cuatro metros pero estaba oscuro, eso le daría tiempo suficiente para asesinar al otro guardia. Eso hubiera pasado si el guardia desarmado iba a por el arma, sin embargo intentó apresarlo con ambos brazos mientras el otro intentaba clavar su lanza en el cuerpo de Kmone, afortunadamente el albino era rápido y pudo esquivar los ataques al mismo tiempo que una llamarada negra atrapó a los guardias calcinando completamente al primero y dejando débil al segundo, Kmone se volteó para mirar al príncipe aprovechando que el soldado que seguía vivo había soltado su lanza y se tapaba la cara mientras gritaba de dolor. -¡JAJAJA! Así que... Al final has atacado a tus hombres... Muy bien príncipe muy bien, me ahorraste trabajo, ves que no eres más que un maguito de cuarta? Subhumano inmundo. Me arrepiento de lo que dije antes, no mereces el título de príncipe Leoncito.-

Luego de reír nuevamente aprovechó el estado del soldado, le clavó su daga en el costado, donde la armadura solo tenía tiras de cuero que unían el frente con la espalda. -Se siente muy bien.- Dijo mientras cortaba todo el costado del hombre que estaba siendo torturado por Kmone, quien no estaba en sí, de haber sido de otra forma los guardias hubieran salido prácticamente ilesos y el mago hubiera muerto, no disfrutaba de torturar generalmente pero no era el caso. Finalmente Kmone acabó con el soldado clavando su daga detrás del cuello. -Es tu turno ahora.- Murmuró antes de empezar a correr contra el mago.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin | Archer

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Concoction [1]
Crossbow [3]
Vulnerary [1]
Arco de acero [4]
Tónico de def. [2]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Leon el Vie Feb 24, 2017 9:38 pm

Al dolor por el corte en el estómago ahora Leon tenía que soportar el bloque de hielo cuando su magia calcinó a uno de sus hombres e hirió de gravedad a el otro. Tan herido y atormentado como estaba, apenas y podía controlar sus propias dotes y estas se manifestaban salvajes y erráticas, en su mayor estado de pureza, atacando sin ver rostros como si un tonto mago de magia elemental fuera.
Tragó saliva. Tendría que explicar esto al llegar a palacio. Por supuesto estaba más que seguro que nadie le reprocharía nada al segundo príncipe varón, pero ciertamente sería un rumor de peso entre los pasillos de la corte. La magia negra ya era una cruz bastante pesada para cualquiera, las otras familia le miraban por arriba del hombro por sus preferencias, que harían al saber que ahora se sabría que había matado a sus propios hombres? Dudaba que Xander se lo fuera a reprochar, pero ciertamente esto ponía en jacke su futuro como consejero real.

“Ahora no es momento para pensar en estas cosas! No pienses en el futuro que no tendrás si no sales vivo de esta!”

Sacudió la cabeza, era cierto, el asesino todavía estaba libre y si bien los emergidos ya habían sido abatidos por sus hombres, él todavía estaba herido en una zona sensible que le impedía por mucho el movimiento, y de los pocos hombres que ya contaba, ahora había incapacitado a dos de ellos.
El sudor corría libre por su frente. Eran muchas cosas las que tenía que razonar y en poco tiempo, ya que el miserable villano acababa de abatir al medio hombre que le quedaba.
No dudo, ahora ya no había de sus hombres al frente, ya no tenía miedo de herir a nadie más. Abrió su libro una vez más y buscó rápido el hechizo más terrible que este tuviera, uno que hiciera que el bandido recordara este momento por el resto de su vida.
No cayó en el truco del duelo verbal, se concentró únicamente en su objetivo y en concentrar las emegias de su propia sangre en el peor hechizo que jamás había convocado.
Su aura se encendió y una runa pareció justo debajo del asesino en medio de su embestida, atrapándole las piernas y frenándole en el acto.
Leon no pestaño, siguió tan concentrado como siempre en su cantico y en la terrible descarga que caería sobre el truhan. Esta se acumulaba sobre su cabeza, como una negra y llameante humareda, creciendo a cada palabra arcaica que el mago recitaba. Contorsionándose y esperando ser liberada cuanto antes. Leon entonces se dio un lujo personal. Esperó a que sus ojos se encontraran con los del asesino. Una vez que se encontraron, soltó la negra energía sobre él.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Elwind [4]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1107


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Kmone el Jue Mar 02, 2017 10:12 pm

Se acercaba al príncipe de Nohr con gran velocidad, su risa podía escucharse desde lejos. Corría con la boca abierta, pasando su lengua por sus labios superior e inferior, manteniéndolos húmedos, sus ojos estaban bien abiertos y fijos en su presa. Deseaba la sangre de Leon, la deseaba más que nada en ese momento, quería sentir el placer de la sangre impura del mago correr hasta dejar el cuerpo seco y muerto.

Pero Kmone estaba confiado, no veía la posibilidad de que el mago atacase, para el asesino la victoria estaba asegurada, entonces dejó puntos libres, posibles ataques que podría tomar por sus descuidos y, poco tiempo después de que su carrera hubiera empezado recibió uno y muy fuerte.

De repente un símbolo extraño apareció debajo de Kmone sin dejarlo avanzar ni retroceder, el corazón del ladrón empezó a latir con rapidez, el miedo lo había inundado por completo, no había forma de escapar ¿sería ese su fin? De un momento a otro la respiración del albino se volvió agitada y sus ojos se llenaron de odio, los despreciables magos estaban a punto de tomar otra vida más, pero lo peor de todo era que todavía no había vengado a su hermana, no podía morir allí.

Una gran nube negra empezó a formarse en la cabeza de Kmone tapándole la visión, el asesino se preocupó aún más, necesitaba escapar o estaba por morir, en un intento desesperado, flexionó las piernas y saltó con todas sus fuerzas hacia arriba, no pudo saltar mucho pero si lo suficiente para sacar su cara del humo negro, desgraciadamente el ataque impactó contra el torso de Kmone quién soltó un gran quejido de dolor -¡AAAAAAAAAH!- Cuando cayó al suelo apenas pudo levantarse. -¡MALDITO! ¡¿TE HACES LLAMAR PRINCIPE?! ¡JA! ¡POBRES DE TUS SUBDITOS!- Una vez se paró con dificultad, miró a Leon buscando sus ojos pero no los encontró, solo recordaba la dirección en la que probablemente estaba y de la cual podía escuchar una respiración. -No necesito matarte... Tu ya estás muerto, te has matado a ti mismo vendiendo tu alma a las fuerzas oscuras.- Estaba a punto de caminar para alejarse del lugar cuando divisó unas luces que se acercaban, con todo el calor encima debía correr y correr nuevamente, ahora no huía de emergidos, huía de un mal mucho peor.

Corrió por la misma dirección de la que había llegado, a los pocos minutos tuvo que aminorar el paso pero la noche ya estaba completamente oscura, nadie lo encontraría. Caminó un buen tiempo más hasta que cayó desmayado en alguna parte de Ylisse, estaba cansado y su torso estaba completamente quemado, todo su cuerpo dolía por el cansancio físico, si salía vivo después de eso se haría más fuerte, debía serlo si quería soportar lo que vendría en el futuro.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin | Archer

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Concoction [1]
Crossbow [3]
Vulnerary [1]
Arco de acero [4]
Tónico de def. [2]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Eliwood el Jue Mar 02, 2017 11:34 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Kmone ha gastado un uso de sus dagas de bronce.
Leon ha gastado un uso de su tomo de Ruina.

Ambos obtienen +2 EXP. Gracias a esto, Leon obtiene el primer skill de la rama Dark Mage!:

Mal Augurio - La sola presencia del mago oscuro, activando este skill, genera inquietud y duda en aquellos a su alrededor; aliados, neutrales y enemigos. En el caso de enemigos causa también un miedo instintivo que les pone a temblar incesantemente, entorpeciendo sus capacidades. Sólo compañeros de support clase A o S pueden optar por verse sin reacción alguna ante este skill.

Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1285


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Su carencia de fe resulta molesta (Priv. Kmone)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.