Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 12:15 pm

A pesar de haber dormido todo el viaje en barco y de haber quedado inconsciente durante un tiempo tras haber sido molido a golpes Luka se sentía extenuado y agradeció cuando finalmente pusieron un pie en la posada más cercana. No tenían dos habitaciones libres pero luego de haber estado con Zalanna durante un poco más de una semana ya no le importaba compartir el lugar con ella siempre y cuando él tuviera su propia cama con sabanas blancas y mullidas.

No podría quejarse de todo aquello, había recibido un hermoso vendaje en la cabeza pero a cambio también ropas nuevas, comida y un sitio donde dormir. Después de tantos años de pasarlas en las calles o en cuevas en medio del desierto de Grann durmiendo en camas de paja llenas de piojos aquello se sentía como parte de la realeza. Arruinarlo con su mal compòrtamiento sería una pérdida de beneficios.

Finalmente los tres jovenes ingresaron en la pequeña habitación. Dejaron la bolsa con la ropa, sus pertenencias y demases y se instalaron con los ánimos renovados. Zalanna fue la primera en pedir el baño para darse una ducha y Luka, caballeroso, se la cedió sin problemas.

Una vez que ella desapareció de la vista él soltó un suspiro, se dirigió hacia la ventana y la abrió de par en par, se quitó las botas y las dejó en el alfeizar sólo para luego quedarse observando el puerto en la distancia. Estaban en un primer piso y, aunque las casas tapaban el mar, podía ver algunos mástiles y el aroma salado llegaba a sus narices sin problema. La brisa meció sus cabellos y eso hizo que se relajara.

Al haber soltado finalemente parte de sus defensas notó que la cabeza le latía. Tal vez sí el golpe había sido más fuerte de lo que esperaba. La aventura que había vivido no tenía precio, pero pronto tendría que decirle adios a todo aquello y seguir buscando. Tal vez el destino lo había llevado allí para encontrar lo que buscaba.

—¿Y bien? —preguntó dándole la espalda al exterior, apoyándose contra el marco de la abertura y dirigiéndose a Nowell— Que problema ¿verdad? de repente quedaste a cargo de dos perros callejeros —le dijo con una sonrisa al ver su cara antes de tornarse serio— ¿Qué piensas hacer con Lucky ahora?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 12:31 pm

Estar al fin en al habitación, sin que nadie husmeara ni intentara escuchar era algo que a Nowell lo relajaba un poco. Aunque, claro, para él relajarse suponía sentir toda la carga del día encima y las preocupaciones morder sus talones. Tenía muchas cosas en las que pensar y seguramente tendría que comenzar a pensar bien cómo iba a explicar todo eso a Yuuko y a sus oficiales. Era cierto que como consejero tenía cierta autoridad, pero la realidad era que por su actitud relajada muy pocos lo tomaban demasiado en serio. No podía ser firme con aquellos que le agradaban si no era por algo urgente e incluso "Andy" había pasado por sobre él para regañarlo.
De todas maneras, se lo merecía. Sabía que Yuuko posiblemente no iba a estar feliz con lo que había hecho y que le pediría muchas explicaciones, que el informe de lo que había hecho posiblemente ya hubiera llegado a sus manos y que estaba esperando por él. Tenía que mandarle una nota, una carta o algo para hacerle saber que estaba vivo, bien, entero y un poquito culposo por lo que había hecho. Pero algo que quería dejar en claro es que no se arrepentía de nada de lo que había hecho.
Elevó la mirada para ver al joven ladrón desde el sillón de la habitación, donde se había derrumbado mientras sus dos acompañantes decidían quién usaría el baño primero. Bueno, más que decidir fue una apropiación ilícita del cuarto de baño por parte de la muchacha. La voz de Luka, luego del silencio que le permitió pensar, lo hizo volver a la realidad.

—¿Lucky? —preguntó antes de darse cuenta de a quién se refería. Meneó la cabeza con una sonrisa—. Más bien qué pienso hacer con ustedes dos, dirás. No creas que dejaré que te vayas con ese golpe, no me quedaría demasiado tranquilo.

Allí estaba Nowell con sus problemas de consciencia que lo atacaban y picaban por todos lados. Siquiera sabía bien por qué se preocupaba por ese joven, a pesar de que había dado muchas respuestas sabía que había algo que le faltaba y eso sequía siendo un tema inconcluso en su mente.

—Además, no son callejeros: ¿no soy yo su "jefe"? —lo contradijo poniendo sus ojos en blanco con cierta gracia.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 12:54 pm

Luka soltó un bufido, se cruzó de brazos y puso los ojos en blanco. Estaba seguro de que el asunto de "no voy a dejarte ir con ese golpe" no era más que una excusa barata para retenerlo. La última ve que se había encontrado con Nowell había intentado robarle, no había razón para que se preocupara por él o quisiera ayudarlo, muy seguramente lo quería para algo y eso se afirmó cuando hizo la gracia de que era el "jefe", cosa que si bien pareció haber sido dicho a broma Luka entendió que había parte de verdad en sus palabras.

—Esta bien que le digas eso a Lucky, ella es más "especial," pero conmigo puedes acabar con la farsa— le dijo aún serio— Sabes tan bien como yo que este golpe no es nada y que no necesito una niñera. No había necesidad de comprarme ropa ni traerme hasta aquí. No me malentiendas, yo también iré sin rodeos —después de todo no era su estilo— tengo problemas de autoridad. No pienso hacerte caso o seguirte el juego si no me beneficia. Es la clase de zorro que soy.

Estaba seguro que aquel recadero no era estúpido, o al menos no tan inocente como Zalanna. Luka era un mal tipo, así se veía y así le gustaba ser. Robaba, engañaba, engatuzaba y actuaba con tal de conseguir lo que quisiera, ya fuera por necesidad o el simple gusto de sentir un poco de adrenalina. No le debía nada a la sociedad y tampoco confiaba en ella. Si Nowell pensaba que podría usarlo o retenerlo para alguna razón estaba muy equivocado, él era de las calles y aunque no iba a negar que amaba los lujos de dormir en una cama o comer algo que no fueran sobras también se sentía enjaulado por ello.

Y si en realidad sus palabras eran ciertas y quería que estuviera a salvo, pues estaba más que equivocado. Luka había dejado de aceptar caridad hacía años, no necesitaba ayuda de nadie, podía sobrevivir bajo sus propios medios y tretas. Recibir aunque sea un poco de amabilidad le exasperaba, lo ponía de mal humor por alguna razón, no quería aceptarlo.

Si el vendaje, la ropa y la habitación eran un regalo dado por la pena bien podía escaparse de allí por la ventana y tirar todo al mar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 4:12 pm

El consejero no supo exactamente qué tenía que decir cuando Luka llamó "especial" a Zalanna, simplemente elevó un poco ambas cejas en una interrogación que no salió de sus labios porque no creía que fuera demasiado pertinente. Sabía que la muchacha era un tanto atolondrada y que hacía cosas difíciles de entender, pero no sabía si justamente por eso era especial o si acaso el ladrón estaba insinuando otra cosa. Sacudió un poco la cabeza, negando un poco a las palabras de Luka y otro poco para despejarse en pos de seguir correctamente la conversación.
Nowell sonrió de lado, entretenido, al saber que el muchacho tenía problemas de autoridad; él también los había tenido hacía muchísimo tiempo y el recuerdo le daba algo de gracia. Bueno, de hecho, aún los seguía teniendo. Aún así, no iba a reclamar por eso, no tenía derecho y la realidad era que el parecía bien esa desconfianza que tenía, esas sospechas que lo volvían perspicaz y que buscara beneficiarse de algo. Era astuto, como un zorro. Era inteligente, como todo ladrón debe ser si se quiere sobrevivir en el mundo cruel que habitaban. Él lo entendía bien.
Con comodidad el consejero apoyó del todo la espalda contra el respaldo del sillón y observó más relajado a Luka, si quería la verdad por él estaba bien, el problema resultaba ser que no sabía por dónde empezar explicarse.
Decidió empezar por lo que había entendido de todo aquello, un dato menor pero que terminaba con una de sus incógnitas:

—Entonces tú eres el marcado y por eso te golpearon —concluyó al tomarse literal lo de zorro y al notar que el joven no tenía orejas ni cola—, ¿verdad? —Si algo había aprendido era a no dar nada por sentado.

Nowell elevó la mirada la techo y relajó los hombros.

—Quiero que sepas que ese detalle no hace la diferencia —se atajó antes de que pensara que le tenía pena—, los dos estamos en la misma bolsa así que no actúo por condescendencia. Detesto la pena y no actúo por eso, que quede claro. —Le parecía que hacer algo por lástima era degradar a la otra persona, así que los dos jóvenes podían quedarse tranquilo de que las acciones de Nowell eran sinceras y, tal vez, un tanto egoístas—. Sé que no puedo pedirte que me sigas el juego, no sería justo para ti y estoy seguro de que no te dará muchas cosas buenas, y tampoco espero obediencia o que creas que me debes algo.

¿Y si no eran esas cosas entonces qué? ¿Acaso pensaba decirle al muchacho que lo había ayudado por simpatía, porque lo entendía o porque se le había dado la maldita gana? Bueno, no estaría lejos de la verdad si decía algo de todo eso, pero la realidad era que le parecía estúpido, creía que con decir esas cosas Luka se le reiría en la cara. No conocía al muchacho demasiado bien, de hecho esa era la segunda vez que se veían las caras, pero casi podía imaginar algunas de sus reacciones.

—Supongo que... —murmuró volviendo la mirada a él—. Supongo que la razón por la que decidí ayudarte esta vez, más allá de que no has hecho nada, es que sé lo que es estar en tu posición; o al menos en una similar.

El consejero se irguió antes de inclinarse hacia adelante, clavando los codos sobre sus rodillas y bajando su mirada seria al suelo.

—O tal vez fue sólo porque me dio pena tu cara de cachorro mojado —bromeó al final sin un ápice de gracia.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 4:34 pm

Luka permaneció en silencio, otorgando con este la respuesta afirmativa de que se trataba de un marcado. Era cierto que tenía que ocultarlo y no le agradaba mucho que la gente supiera su pequeño secreto, después de todo había sido criado en Begnión y allí no eran muy amables con las personas como él, sin embargo eso no significaba que él no estuviera orgulloso de ser mitad zorro mitad humano. Agradecía a sus padres por permitirle verse como alguien normal pero heredarle la gracia, la astucia y la perspicacia de un animal salvaje. Lo de hermoso venía de sangre también.

Se cruzó de brazos y se sentó en el alfeizar, relajado, esperando por la respuesta del muchacho. Agradeció saber que no afectaba que fuera un branded o no, que no era por simpatía (pues al parecer Nowell también lo era) ni que lo hacía por pena, cosa que le ahorró levantarse y darle al hombre un buen puñetazo en la cara. Pero entonces si no era nada de esas cosas ¿por qué? La pregunta también pareció darle vueltas al recadero pero, por suerte, acabó por contestarla.

No tenía idea de lo que había pasado Nowell en su pasado y al no saberlo no podía simpatizar. No estaba en confianza suficiente como para preguntarle sobre ello tampoco y, para ser sinceros, le interesaba poco y nada. Seguía siendo una persona y las personas podían darte una apuñalada por la espalda, así era el mundo en el que vivía: no tenías amigos, sólo aliados.

Por cierto, si creía que iba a darle obediencia estaba mal de la cabeza. Y, por supuesto, no le debía nada. Tal vez sacarlo de la jaula en la que Zalanna lo había metido pero su orgullo no iba a permitirle admitirlo.

En resumen, Nowell no tenía ni la más pálida idea de lo que había hecho. No podía culparlo, él no había obrado diferente.

—Supongo que la pregunta fue un poco presuntuosa, no soy quien para juzgarte con esa respuesta —le dijo tras un bufido y mostrando una sonrisa— después de todo ayudé a Lucky a escapar de los emergidos a pesar de que ella me había cedado y secuestrado. Créeme al decirte que no es una chica fácil con la que tratar.

Hizo una pausa y volvió a mirar hacia afuera, prestando atención a las personas que caminaban en la calle y los carros que pasaban de tanto en tanto.

—Sólo quería dejar las cosas en claro. No quiero malentendidos, ni trucos, ni engaños. Para eso conmigo es suficiente— hizo una pausa antes de continuar—. Dices que estuviste en una situación similar ¿cierto? pues espero que sepas lo que estás haciendo, "jefe" —remarcó la palabra en tono burlón y entornó sus ojos reflejando astucia— Me da curiosidad ver hacia donde dirigen tus acciones.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 5:04 pm

Se encogió de hombros ligeramente ante la respuesta de Luka, él estaba acostumbrado a que lo juzgaran por cualquier cosa, pero estaba en el muchacho decidir que hacer. Aún así, a Nowell lo relajaba un poco saber que él no lo haría. No pudo evitar soltar una risa suave, aunque cansada, cuando el tema de Zalanna salió a colación. Esa chica era sorprendente en un aspecto un tanto extraño, no sabía decir exactamente qué le llamaba más la atención de ella, pero sabía casi con seguridad que no era fácil de tratar y que claramente era capaz de hacer muchas cosas inesperadas. Luka había tenido una probada de eso.
Casi como en un reflejo, Nowell también volvió su mirada fuera, observando el cielo más allá de la figura de Luka recortada en la ventana. El clima se veía bien y no creía que fuera a haber alguna complicación o lluvia esa noche, aunque la bruma podía atacar en cualquier momento. La bruma podría ser una buena excusa para no volver al castillo esa noche, una excusa tonta pero una en fin. Si se quedaba esa noche allí tendría el tiempo necesario para poner en orden su cabeza y poder luego explicarle todo a la reina. Sí, eso sería lo mejor.
Cuando Luka volvió a hablar, Nowell lo miró con sorpresa y resopló con gracia al final, meneando su cabeza.

—No tengo ni la menor idea, creo que estoy cavando mi propia tumba —dijo antes de soltar una risita suave—. Pero tengo la tranquilidad de que Yuuko sabrá entenderme, espero.

Apoyó las manos en sus rodillas y con un impulso de puso de pie para estirarse elevando las manos por encima de su cabeza. Tras eso se dirigió hacia donde estaba el marcado y se detuvo delante de él.

—Escucha, chico de los trucos, no quiero nada de malentendidos y engaños hacia mi tampoco. Yo no lo haré, tu no lo hagas. Confiaré en ti —propuso extendiendo una mano hacia él para que la tomara—. Por cierto, ya deja lo de "jefe", fue lo único que se me ocurrió en ese momento. Bastante estúpido, ¿verdad?

Y, con una naturalidad mayor, Nowell sonrió con sinceridad al fin.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 12:51 pm

Luka soltó algunas risas también ante su primer comentario. No conocía quién era esta tal Yuuko, pero de seguro era su superior, empleador o algo por el estilo si realmente estaba tan preocupado. No le concernía que tanto se enojara con él pero agradecía no tener que seguir el mandato de nadie ni estar pendiente de lo que aquella persona podía o no pensar sobre él. Amaba su libertad.

Siguió con la mirada a Nowell sin preocuparse ni sentirse amenazado cuando este se puso de pie del sofá y se dirigió hasta su posición. Observó su mano extendida con una incógnita en su rostro y soltó un largo suspiro ante la propuesta del hombre.

—Que mal que haces, compañero —le dijo al escuchar que confiaba en él. ¿estaban todos locos en ese lugar? parecía que tenían la maña de confiar en quien no debían y de meterse con personas que causaban problemas. ¡él era un maldito ladrón por todos los santos! Tenía que ser temido, odiado, ¡algo! y sin embargo la mano continuaba allí.

Bueno, no podía decir que se los había advertido. El que avisa no traiciona, dice el dicho.

—No prometo nada pero acepto la tregua, al menos por ahora —accedió finalmente estrechando la mano del joven brevemente—. Y no te preocupes, ahora que sé que te molesta, te llamaré así más seguido —añadió con una sonrisa burlona.

Tenía que admitir que la mentira sobre que eran sus subordinados había sido buena y había colado a la perfección, pero si encima le irritaba... ¡Era demasiado tentador como para que Luka dejara el tema de lado!
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 1:44 pm

Nowell se rió un poco al escuchar la respuesta de Luka, sabía que para la lógica común no estaba haciendo del todo bien al confiar en ese muchacho, pero él sabía lo que era la desconfianza y que muchas veces darle su confianza a alguien podía prevenir algunas acciones. Además, ese muchacho no le generaba rechazo, tenía algo distinto en él y lo había notado desde la primera vez. Luka no era sólo un ladrón.
A pesare de dar la apariencia de no querer estrechar su mano, el muchacho lo hizo tras advertirle que aquello sería una tregua temporal aunque Nowell suponía que esa tregua no sacaría del medio de su relación extraña las bromas entre ellos. Por supuesto, el zorro lo dejó en claro desde el principio y el apretón de manos dejó fijo aquello. Por él estaba bien, si quería molestarlo entonces Nowell haría lo mismo.

—Entonces no esperes que sea suave contigo —le advirtió mientras retiraba su mano con una aire más entretenido que antes.

Por comodidad, Nowell se guardó las manos en los bolsillos del pantalón y se alejó un poco, sentándose en el borde de la cama contigua como si nada. Hablar desde lejos no era algo que le pareciera cómodo y si iba a confiar en él la distancia no tenía que ser tanta. Sólo esperaba no incomodar al muchacho.

—Voy a ser sincero contigo —comenzó el consejero con la curiosidad picando dentro de él—, pareces una persona interesante y eso hace que quiera hacer demasiadas preguntas que, estoy casi seguro, no vas a querer responder y no tendrías por qué hacerlo. —El mayor se encogió de hombros—. Tampoco que vaya a obligarte a hacerlo. Pero, ¿puedes responderme algo? —preguntó dejando un pequeño espacio de silencio pero sin dejar la joven responder—: ¿Hay algún cartel de "buscado" con tu cara?

Nowell esperaba que le dijera que no, eso pondría mucho más complicadas las cosas. El chico era un zorro, esperaba que fuera igual de astuto y meticuloso como para no dejarse mostrar lo suficiente o no ser tan obvio como para que alguien pudiera reconocerlo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 2:23 pm

Luka soltó algunas risas y dejó que el joven se alejara. Por supuesto que él no respondería a todas las preguntas que una persona curiosa quisiera hacerle, no estaba allí para divulgar su vida y sus razones a desconocidos. Asintió con un "yup" despreocupado ante la afirmación de Nowell y puso ambas manos detrás de la cabeza a modo de almohada. Al menos no le obligaría a contestar cosas que no quería, porque detestaba los interrogatorios.

—¿Crees que soy tan estúpido? —le dijo tras un bufido burlón— Me enorgullezco de ser un bandido, pero los ladrones no van por allí diciendo "mira, me dedico a robar cosas" ¿por qué crees que lo hago? Si no lo sabes te lo digo —aclaró sin dejarle siquiera abrir la boca, poniendo un dedo por delante—: primero, porque la gente se lo toma a broma y me desestima lo suficiente para pasar desapercibido y segundo —levando el dedo mayor— porque no hay pruebas físicas que me inculpen como uno.

Luka estaba orgulloso de sus métodos. Prefería robar con tretas simples y sin que las personas se dieran cuenta de ello, como la vez que le quitó a un buen hombre su billetera justo antes de conocer a Zalanna. El señor de negocios había creído que se le había caído en algún lado y, para cuando la recuperó, notaría su error sin saber quién había sido el culpable.

A veces se le daba por dejarse mostrar, como había sucedido con el recadero o con Fido, pero en esos momentos era porque estaba aburrido, y no había nada más divertido que alguna clase de persecución. Nowell, en eso, lo había decepcionado un poco con su apatía pero, al final, no podían culparlo más que por intento de asalto y de esas cosas se escapaban fáciles.

Aparte Lukardia no esta tonto, sabía que si necesitaba seguir por ese camino durante muchos años no podía permitir que lo atraparan al segundo intento. Tomó mil prácticas y apaleos cuando era un infante, pero la experiencia había hecho que fuera lo que fuera y así le gustaba.

—Si estás preocupado por tu reputación relájate, no visto de negro sólo para que combine con mis ojos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 2:37 pm

Se encogió de hombros suavemente, sin afirmar ni negar a la pregunta de Luka. No creía que fuera estúpido pero nunca confiaba en la sensatez de nadie hasta que la demostraba, bien lo había al desconfiar un poco de Zalanna al parecer; es mujer parecía ser un imán para los problemas o cosas salidas de lo normal.
Sonrió un poco al saber que él era tan astuto como su sangre, que al parecer eso de que los zorros eran atentos y mañosos le había servido para que no lo atraparan aún. Luka estaba, públicamente hablando, limpio. Eso le dejaba las cosas mucho más fáciles a Nowell para poder ayudarlo en caso de que Yuuko intentara investigar sobre él y para tener más puntos a los que aferrarse antes de que su majestad decidiera que su consejero sería más útil atado en la punta de el mástil de su barco.
No pudo evitar resoplar con gracia al saber sus motivos y, por alguna razón, pensar que iban bien con aquel joven de actitud despreocupada pero que también todo aquello venía a cubrir algo duro de su pasado. Por supuesto, Nowell no iba a preguntar ya que sería hipócrita de su parte; él tampoco hablaba de su pasado y no le gustara que preguntaran demasiado al respecto. Sólo las personas de su completa confianza podrían saber sobre eso, le costaba mucho abrirse y divulgar que había sido una maldita escoria hasta hacía apenas dos años atrás. No todo el mundo creía que las personas pueden cambiar.

—¿Reputación? ¿Con qué se come eso? —respondió con gracia—. En todo caso, la mía no importa. Así que vístete del color que quieras, los ojos oscuros combinan con todo —dijo siguiéndole la broma.

La verdad era que lo único que le importaba era la posición de la Reina, lo que pensara de él lo traía sin cuidado. Ya había pasado suficientes cosas y sabía que más de la mitad de las personas de la realeza, guardias y demás lo detestaban por su pasado. Lo que dijeran de él le daba igual, tampoco es que le quedara demasiado tiempo como para preocuparse de eso.

—Sólo lo preguntaba porque si al prontuario de mis "empleados" tenía que agregar un ladrón buscado además de una manakete secuestradora, creo que mi Reina no estaría demasiado feliz —le aclaró encogiéndose de hombros—. Ya bastante tiene conmigo, mi pasado no está muy limpio que digamos —admitió.

Fue entonces que Nowell clavó la mirada en Luka con seriedad al pensar en algo.

—Oye, no estés robando por Durban. Si necesitas algo sólo dímelo —agregó de pronto, medio a manera de amenaza y medio como un pedido.


Última edición por Nowell el Miér Nov 23, 2016 3:04 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 3:02 pm

Luka soltó una pequeña exclamación alargada ante el dato de que Nowell tampoco tenía un historial demasiado limpio. Le interesaba saber qué había estado haciendo, ¿contrabandista? ¿Asesino? ¿apostado? ¿mujeriego? había mil posibilidades pero no creía que importaran demasiado si ya no se dedicaba a eso.

Desestimó su pedido casi amenazante con una mano, restándole importancia.

—Aún no vi nada que llamara mi atención en este lugar. Aprovecharé para preguntar algunas cosas pero no te prometo nada. Las mañas no se quitan y gente es estúpida en todos lados.

Hizo una pausa entonces, dejando la respuesta en el aire. Intentaría comportarse siempre y cuando tuviera las cosas básicas para subsistir, no quería morirse de hambre al final del día, o no se encontrara con un reto que le llamara la atención... o con alguien lo suficientemente descuidado como para tentarlo. En esos casos (los cuales eran los más recurrentes) la persona siquiera se daba cuenta lo que le había sido quitado.

Pero dejando esas cosas menores a un lado, había algo de toda aquella conversación que no había entendido.

—¿Cómo has llamado a Lucky? ¿Manatí?

Eso en su diccionario claramente era una ballena.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 3:27 pm

Movió su cabeza de un lado a otro con resignación. Las mañas a veces eran difíciles de controlar, él lo sabía bien, pero se tenía que ser precavido para no hacer una tontería delante de todo el mundo. No era buena idea quedar expuesto y esperaba que Luka no encontrara nada interesante para hacer en Durban, no quería tener problemas ni gente con cosas desaparecidas en la isla. Si alguien se enteraba que había sido él, porque siempre algún fisgón está dando vueltas, de seguro Nowell tendría que cargar con las represalias por lo que había dicho.
Sin embargo, no insistió con el tema, acababa de decir que confiaría en él y eso intentaba hacer. Además, Luka estaba aún vivo, suelto y nadie lo buscaba, no creía que fuese tan tonto como para caer preso tras tanto tiempo de preciosa libertad.
La pregunta del muchacho le arrancó una risa divertida. De pronto la imagen de una ballena regordeta con cabello verde se le vino ala cabeza y debió cubrirse la boca con una mano para no estallar. ¡Manatí! ¡Nunca había relacionado esa palabra con la raza a la que pertenecía la mujer! Nowell se preguntó si aquella asociación le habría parecido a ella tan graciosa como a él. El consejero sacudió la cabeza de un lado a otro para calmarse y para negar las palabras del ladrón.

—Ma-na-ke-te —dijo separando bien las sílabas para que él lo entendiera—. Son los seres que pueden tomar la forma de un dragón usando unas piedras especiales —explicó por si no lo sabía, habían cosas desconocidas para muchas personas. De hecho, él no terminaba de entender del todo a esa raza pero sus características le parecían sorprendentes, más aún Zalanna cuyo cabello era negro—. Dicen que son muy pocos los que hay en el mundo, aunque no estoy seguro de eso.

Con un encogimiento de hombros Nowell explicó lo poco que podía y ladeó la cabeza con curiosidad.

—¿Por qué la llamas "Lucky"?

Ese apodo, que nada tenía que ver con el nombre de la muchacha, le parecía algo adorable pero al mismo tiempo extraño. Nowell estaba desviado su curiosidad en otros temas para no increpar a Luka.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 5:01 pm

—Un dragón...

El joven se perdió en sus pensamientos llevándose una mano al mentón y acomodando su postura. Nunca había visto una criatura como aquella pero las leyendas decían que eran como lagartos gigantes con alas y mucho apetito. Zalanna no podía ser uno de esos seres ¿o si? es decir, ellos vivían muchísimo tiempo y el tiempo daba experiencia. La experiencia daba sabiduría y Lucky.... bueno...

Tal vez eso explicara por qué se había presentado ante él como una anciana. Tal vez tenía miles de años y una habilidad especial para cambiar el tiempo de su cuerpo ¡Seguramente era eso! Pero si era cierto significaba que entonces ella tendría una forma de lagarto gigante como los Laguz ¿verdad? tenía sentido, pero si eran tan místicos y raros entonces...

La pregunta de Nowell lo sacó de sus cavilaciones e hizo que se decidiera por preguntarla a la muchacha luego al respecto, después de todo no tenía por qué resolver sus dudas en ese instante, se tratara de una criatura mitológica o lo que fuera.

—Por Lady Luck, la dama de la suerte —le dijo con una sonrisa, volviendo a una posición más relajada— Trae suerte y mala suerte dependiendo de sus ganas y sus acciones. ¿Alguna vez has apostado? pues es eso, en forma de persona. Pero es muy largo decirle Lady Luck, así que lo acorto.

Por supuesto que su explicación no tenía nada que ver con el hecho de que le era un hobbie ponerle apodos a todas las personas que se encontraba. No solo por ser malo recordando nombres, sino porque hacía las cosas más divertidas. A veces los apodos cambiaban ante las circunstancias. Por ejemplo, en esos momentos no sabía si a Nowell seguir diciéndole "recadero" o ascenderlo a "jefe" solo por molestarlo. Ya lo vería como se dieran las cosas.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 9:50 pm

La reacción de Luka al saber que la muchacha podía tomar forma de dragón pareció ser bastante tranquila, lo cual no sorprendió demasiado a Nowell. Es decir, estaban hablando de transformarse en un lagarto gigante, no era nada extraña considerando que por el mundo había criaturas que podían volar, tomar forma de aves, felinos y que hasta había oído de verdaderos ancestrales dragones viendo entre ellos. Lo que podía ser increible para las personas aisladas del mundo, eran cosas comunes para gente como ellos.
Aún así, no dejaba de ser algo sorprendente. Los manaketes tenían una historia larga de la que él sabía poco, larga y trágica por los pocos que había de ellos en el mundo.
Como fuera, no era un asunto que les concerniera demasiado, aunque eso significaba que Zalanna corría peligro por diversos motivos y que podía volver a ser atrapada como le había dicho que ya había ocurrido una vez. Nowell sabía bien cómo funcionaban esas cosas, tendría que darle a esa mujer un par de consejos para que no se metiera en problemas o acabara mal. Ahora que lo pensaba, al parecer ella sola se buscaba los problemas.
La explicación sobre el apodo dejó al consejero más que sorprendido y asintió, entendiendo perfectamente al punto que Luka deseaba llegar. Lady Luck, en verdad le quedaba bien a la joven ese apodo pues de pronto ella podía parecer tener una muy buena suerte y al otro momento ser atrapada por la mala.

—Recuérdame que no la lleve a la mesa de apuestas, sólo por si acaso —le pidió al muchacho con una risa entrecortada.

Lo que menos le faltaba a Nowell era perder lo poco que tenía por mala suerte, ya bastante mal la pasaría de allí en adelante. Eso le recordó que debía bajar para enviarle la carta a Yuuko, podría hacerlo antes de que llegara la cena y darle el mensaje a alguno de los soldados que pasarían en haciendo una ronda para la hora de la comida. ¡Cierto! ¡Comida!

—Cambiando de tema, Luka —lo llamó—, si te molesta la cabeza puedo pedir que nos traigan la cena aquí. Sólo dímelo, no me negarán un favor.

La verdad es que sabía que no tenían servicio de comida en la habitación pero Nowell conocía a los dueños y tal vez le hicieran el favor de subir la comida si ellos dos estaban muy cansados como para bajar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Jue Nov 24, 2016 1:12 am

Luka volvió una mirada sorprendida, pestaneó un par de veces y soltó una risa fastidiado.

—A ver, que parece que hablo en otro idioma: estoy bien —dijo agregando una pausa entre ambas palabras. Aquella preocupación ya le ponía los cabellos de punta, no le agradaba en absoluto. Su cabeza estaba bien y él también, tal vez necesitaba un poco de descanso, pero nada más—. No necesito favores ni penas, pensé que lo había dejado claro. Ahora, no voy a negarte la comida para nada así que has lo que quieras mientras podamos hincarle el diente a algo.

Gracias a Zalanna, que había dejado su cena a los pies de su cama en el barco, había estado comiendo buenas comidas, pero cuando habías pasado días enteros de hambre voraz que nadie era capaz de saciar acababas temiéndole a la falta de alimento y nunca se tenía suficiente. Lamentablemente atragantarse con la comida era algo que no podía hacer pues los años de hambruna habían debilitado su estómago y no toleraban grandes cantidades de alimentos ingeridos de una sola vez. Ya le había sucedido y no era agradable el sentirse enfermo.

De un pequeño empujó con su espalda se puso de pie y se estiró para quitarse el dolor de espalda.

—Después del baño podemos cenar, luego saldré un rato. Las ropas nuevas me vendrán excelente, no están para nada mal y eso que no son mi estilo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Jue Nov 24, 2016 4:10 pm

Al notar que aquella preocupación que él mostraba molestaba al ladrón, Nowell decidió que podría fastidiarlo un poco más con ese tema si se daba el caso. Al parecer estaba tan acostumbrado a valerse por sí mismo que se tomaba todos sus ofrecimientos como una muestras de pena aunque bien había dejado en claro que no tenía por ese joven esos sentimientos.
Lo bueno de todo aquello era que Luka no tenía problemas conque los llevara a comer algo y eso significaba que su Zalanna estaba de acuerdo cenarían tranquilos abajo, se relajarían y luego podrían descansar. Bueno, tal vez no todos, después de todo Luka parecía tener otros planes como salir a dar una vuelta. Suponía que para él era importante saber en dónde estaba y que formaba parte de sus hábitos reconocer la zona. En caso de que la intención de él fuera irse, Nowell no tenía derecho a detenerlo.

—No te caigas a mar mientras paseas —le advirtió mientras apoyaba las manos en la cama para estar más cómodo—, no sería divertido encontrar a un "subordinado" ahogado en la orilla mañana —bromeó subiendo los hombros.

Aunque la realidad era que el conejero confiaba en que el joven sabía nadar, no estaba seguro de que pudiera hacerlo y era mejor prevenir que curar. La advertencia estaba dada y el desenlace posible listo, el resto quedaba en manos del ladrón.

—Por cierto, me quedaré esta noche —le avisó con tranquilidad—. Ocuparé el sillón. No es para vigilarlos, sólo estoy preservando una noche más mi pellejo —confesó con confianza, riéndose al final.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 30, 2016 1:53 am

—No pienso acercarme al mar, aunque no me lo pidieras. Hay mil maneras de morir y créeme, cualquiera es para mi menos ahogarse —le dijo también el muchacho haciendo un ademán con la mano y elevando sus hombros lentamente. No es que su miedo al agua fuera algo que quisiera ocultar, a decir verdad le parecía algo bastante lógico para una persona que no podía nadar. Bueno, tal vez decir que temía "al agua" era demasiado abarcativo, digamos simplemente que no le agradaban demasiado las aguas profundas debido al riesgo que suponía, nada más.

Se separó de la ventana y estiró ambos brazos hacia adelante para luego sacudirse. Se sentía un poco incómodo y hacía varios días que no se ejercitaba debido a todo ese tiempo malgastado en el barco. No tenía pensado reanudar sus actividades esa noche, estaba cansado y el dolor de cabeza no le permitiría hacer bien las cosas, aún así le molestaba encontrarse entumecido.

Volvió sus ojos oscuros a los del consejero cuando este el dejo claro que también los acompañaría por la noche. Tal vez fue un poco desmedido el decir que ocuparía el sillón pero lo agradecía, no iba a ceder el tener una mullida y tibia cama para dormir y no pensaba cederla. Era suya y punto. Aunque si Nowell y Zalanna durmieran juntos...

El pensamiento le generó rechazo. Él tenía que salir y ¿que pasaba si no lo dejaban entrar por estar "ocupados"? No, era un riesgo demasiado grande para su programada noche de descanso tras hacer algunas preguntas en el poblado.

—Haz como quieras —después de todo él no era nadie para decirle qué tenía que hacer o qué no—. Aunque la verdad, no veo cual es el problema. Si, tal vez te saliste un poquito de tus tareas habituales, pero sacaste de prisión a dos inocentes que estaban heridos, mantuviste la reputación de tus superiores o algo por el estilo, y dejaste una buena imagen sin contar que ganaste dos contactos que podrían serte bastante útiles. Si tu superior no sabe aprovechar eso entonces es un tonto.

Era su opinión, aunque lo decía de manera directa y como lo pensaba sin ponerse ninguna clase de filtro al escupir las palabras. No tenía demasiado respeto por los superiores de nadie, eso estaba más que sabido, pero tal vez Nowell se enojara un poco por como planteaba el asunto y, si era así, pues allí él.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 03, 2016 5:29 pm

Más que un zorro, con esas palabras, Luka parecía un gato. Al parecer no le gustaba demasiado el agua por lo que no tenía que preocuparse de encontrarlo ahogado en la orilla ya que no se acercaría. Momento, sí podía preocuparse por ello, si no le gustaba el agua era posible que no supiera nadar. Ocultó en la risa que se le escapó los problemas que podían traerle al muchacho no llevarse bien con el agua estando en... bueno, una isla. En un país conformado de islas. Bastante peliagudo todo.
Siguió con la mirada al joven mientras se estiraba y asintió una vez al saber que a él no parecía molestarle su presencia allí. Agradecía eso, no creía que su bolsillo aguantara el gasto de otra habitación y, si bien por su posición muchos mercaderes actuaban rápido, al final nada era gratis. Tenía que pagar por todo lo que usara no sólo porque era lo que correspondía sino porque se sentiría muy mal si le dieran algo sin nada a cambio. Incluso con la sanadora tenía una forma de pago, en su caso eran las visitas y las tardes de compañía que ella tanto anhelaba.
Lo que lo dejó sorprendido en verdad fue la respuesta de Luka hacia su problema; un problema que él no parecía ver. La forma en que el joven proponía todo dejaba hacia Nowell varios puntos a favor: dos inocentes libres, menos trabajo para sus superiores y contactos. Sin contar que por alguna razón él creía que había dejado una buena imagen. Nowell se rascó la cabeza un tanto contrariado, su parte lógica le decía que él tenía razón y que a final de cuentas no tenía motivos por los que temer por su vida, pero al mismo tiempo sabía que se podrían encontrar muchas quejas por su accionar.
Hacía poco más de dos años o tal vez tres que sería a la reina pero, a pesar de ese tiempo y de la ayuda de su majestad para que él pudiera ser aceptado, era muy difícil para ciertas personas borrar de su mente que él había sido un pirata en su tiempo. Los habitantes de Durban podían aceptar mejor a un ratero o un ladrón que a un pirata, pero ellos la gente como él era escora y no tenían fe en que podían redimirse. Nowell parecía ser el único caso real en todo Durban y eso dejaba en él mucha presión. Lo que hoy había ocurrido podía ser visto de otra manera por las personas: un antiguo delincuente liberando a dos; el alboroto del puerto de seguro ya estaba en la boca de más de uno.

—Es un poco más complicado que eso —respondió inhalando profundamente—. No es tanto lo que pase a mi lo que importa, a pesar de que es algo que me preocupa, sino que lo que me inquieta es que mis acciones afecten a su majestad de forma negativa. —El Consejero se encogió de hombros—. Ya lo he dicho, mi pasado no está limpio y por eso muchos pueden ver mis acciones de mala forma. Básicamente, esto apesta y no quiero que me regañen todavía.

Podía ser una excusa un tanto egoísta o simple, pero la realidad era esa. Le molestaba saber que tenía que cuidarse del qué dirán, le irritaba que sus malas acciones recayeran en la reina y le era incómodo tener que estar midiendo cada paso que daba para no tener problemas. Sabía que Yuuko sería capaz de ver el lado bueno, pero no se quedaría callada y le daría palmaditas por actuar de impulsivo. Esa vez quería escapar de eso, aunque fuera algunas horas. Ya luego se enfrentaría a sus problemas.
Con in impulso se puso de pie ya que si se quedaba más tiempo sentado iba a dormirse.

—De todas formas, gracias —le dijo mientras se guardaba las manos en los bolsillos del pantalón—. Me has recordado que no he metido tanto la pata esta vez —añadió con una sonrisa que lo mostraba un tanto más tranquilo.

Era extraño, apenas se conocían pero de algunas forma Luka lo había animado un poco. Ese muchacho le agradaba, volvía a afirmarlo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 03, 2016 8:13 pm

—Pues de nada, siempre tengo la razón de todas formas. El consejo te sale 5 monedas —bromeó el muchacho con altanería a la vez que era él quien ocupaba la cama, sentándose en ella con las piernas cruzadas, dejando la espalda contra el respaldo de madera tras acomodar la almohada.

—Aunque la verdad, que engorro ser de alto rango o la nobleza. Siempre tienes que estar pensando qué piensan los demás sobre tí y cómo eso va a afectar a tus superiores. Eso de mantener un status quo y actuar que eres mejor que los demás no es para mí, y eso que lo último me sale natural.

Lukardia nunca había entendido bien como los seres humanos tenían sus relaciones jerárquicas. Estaba el rey o la reina que tenía su castillito sobre la colina y reinaba sobre todos los demás. El por qué había tanta diferencia entre nobles y simples vasallos, tantas guerras de poder en las zonas más altas mientras que en las bajas peleaban para sobrevivir... No sabía si era egoísmo o codicia, pero le parecía tan tonto y tan genial que los seres humanos se apegaran tanto a un objeto que cuánto más lo demostraban más intenciones tenía él de quitárselos. Su diversión, a fin de cuentas, se basaba en joder la vida de los demás.

Por supuesto él mismo no estaba excento. El único recuerdo de sus padres, de su hogar o lo que había sido alguna vez, aparte de la marca en su pecho, era el brazalete de oro que tenía firmemente aferrado a su muñeca diestra. Si lo perdía era capaz de recorrer cielo y tierra por encontrarlo, pero tampoco era tan importante como para lanzarse al mar, por más que sufriera la pérdida.

Pero por suerte nadie había intentado quitárselo y los que lo habían intentado habían mordido el polvo. Los nobles, lamentablemente, no solían ser muy diestros en las artes callejeras.

—Etiqueta, esgrima, idioma, economía, relaciones políticas. Me encantaría tirarlos en el Desierto de Grann un par de horas a ver como se arreglan con toda esa basura —miró entonces directo a Nowell, análizando su siguiente respuesta—. Si tan manchado está tu historial puede que tu tengas más chances pero incluso así prefieres vivir atado a alguien ¿Por qué?

Si Nowell respondía un "porque estoy cómodo" a esa pregunta, definitivamente su estima hacia él acabaría en números negativos.

avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 03, 2016 9:19 pm

Nowell se palpó los bolsillos como excusándose con Luka por no poder abonar sus graciosos servicios y soltó una carcajada al final. Si por el fuera se las daría, pero tendría que guardar bien el dinero para la cena que no sabía cuánto podía llegar a costar. Nunca había pagado una cena de tres personas, casi siempre era él solo o como mucho una sola persona más.
La conversación tomó otro rumbo y el joven comenzó a hablar sobre su opinión al respecto de los altos rangos o la nobleza que, a su parecer, no difería demasiado de su opinión. Todo aquello a lo que debía prestar atención por la posición que tenía le generaba una molestia terrible, resultaba ser un engorro para su vida diaria y a veces se preguntaba cómo era que se había acostumbrado a soportarlo con tanta ligereza; o con la suficiente como para no sentirse un idiota cada vez que hacía una acción que le parecía incorrecta.
Hizo un gesto hacia Luka con su mano como otorgándole con gracia la razón sobre la actuación mientras el zorro tomaba posesión de la cama. Con la labia que tenía ese muchacho estaba seguro de que podría engañar a más de una persona, sin contar que parecía bastante elocuente con sus gestos, actuando como si estuviera siempre en un lugar conocido o donde se sintiera cómodo. Estaba seguro de que más de un enemigo se amedrentaría al ver algo así en un campo de batalla y que más de un confiado caería rendido ante sus consejos y palabras.
Luka era un joven peligroso, astuto e inteligente. Tener un contacto con alguien así y poder tener una charla amistosa con él era casi un privilegio, Nowell solía aburrirse mucho al no tener charlas interesantes con alguien estando en el castillo, la realidad eras que los nobles de nariz estirada tenían demasiados modales y poco vocabulario la mayoría de las veces. La única persona que parecía lograr entretenerlo del todo era Yuuko, y eso resultaba ser mucho decir.
El Consejero comenzó a andar por la habitación cuando la joven del muchacho lo hizo voltearse a verlo. La verdad eras que él no había aprendido exactamente todas esas cosas, pero si otras, aunque igualmente creía que un noble promedio tenia todas esas asignaturas que debían cumplir a rajatabla para que luego el mundo real se los comiera por su ingenuidad. Vivir enfrascado en un sitio cierra la mirada y no deja que se adviertan los peligros del afuera.

—Me alegra saber que me tienes un poco más de fé —comentó con gracia elevando los hombros, aunque no estaba seguro de que el desierto fuera el mejor lugar para probarlo, él era un hombre de mar.

La siguiente pregunta de muchacho, sin embargo, lo dejó sorprendido. Era algo que no mucho se atrevían a preguntarle porque daban por sentado que alguien como él sólo podía seguir viviendo por la protección de la soberana, era algo que pocos tocaban porque claramente a nadie le importaba demasiado lo que él hacía o dejaba de hacer. Aún así, él tenía la respuesta.

—Porque le debo y la segunda oportunidad que me ha dado al sacarme de la mierda en la que estaba metido —respondió sosteniendo su mirada pero luego la desvió al suelo—. La Reina me hizo entender que podía hacer algo más que simplemente dejarme arrastrar por las olas del destino y que podía usar mis conocimientos para algo mejor.

Nowell se pasó una mano por el cuello, hablar de eso le era extraño porque hacía mucho tiempo no tocaba el tema.

—No se si estoy atado a ella o no, pero he decidido servirle para pagarle el favor. —Con más tranquilidad volvió su vista a Luka—. Además, aunque me hubieran perdonado la vida aquella vez o me hubieran liberado sin pedirme nada a cambio, un pirata no sobrevive demasiado tiempo suelto en Durban —murmuró al final.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No hay nada de qué hablar (Lukardia; Nowell)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.