Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Jue Nov 17, 2016 7:53 pm

Hogar dulce hogar... bueno no. No aun. Estaba en su país ,pero no aun en la aldea que lo vio nacer... teniendo eso en cuenta... Podría considerarse que estaba ya en casa  o aun no? No es que importase mucho... pero le hacia ilusión decir en voz alta "hogar dulce hogar". Pero en el momento adecuado o perdería todo su significado!

Supuso que esperaría a llegar a casa ,o bueno a lo que un día lo fue,para decirlo. Si sus cálculos eran correctos llegaría al día siguiente. Era lo que tenia el echo de haberse detenido en un campo de flores,dejándose caer sobre el mismo quedando tumbado boca arriba. No tenia prisa y no había podido evitarlo. Después de todo un campo de flores como aquel era muy raro de verse en un país tan lúgubre y oscuro como lo era su Nohr natal. Y había que aprovechar el echo de que el país había sido liberado de emergidos! Porque si,con los emergidos vagando por el lugar también podía permitirse el lujo de tumbarse un rato entre las flores.Pero el echo de estar pendiente de si unos muertos venían o no a matarlo a uno mientras echaba la siesta... no se disfrutaba igual.

Porque ese era el principal motivo de que hubiese acudido a su país natal sin tener ningún trabajo que realizar en el mismo! A sus oídos había llegado que ciertos territorios habían sido liberados,y entre ellos el propio.Nunca había sido muy patriota pero eso no quitaba el echo de que sentía cierta curiosidad por saber si aquello era cierto o no. Porque después de todo era medio gato y como se decía "la curiosidad mato al gato"... o bueno en ese caso no. Porque las noticias parecían ser ciertas! Eso o los emergidos habían aprendido a jugar al escondite y no se había cruzado con ninguno de ellos en todo lo que llevaba de trayecto.  El caso era que siendo eso verdad y encontrando un lugar tan inusual había que aprovechar la situación.

Porque después de todo el segundo motivo de su visita no le requería prisa alguna. Iba a aprovechar una de esas escasas ocasiones en las que pisaría la tierra que lo vio nacer para visitar a su abuelo. Hacia años que no lo visitaba.Pero como el mismo hacia también tiempo que no estaba vivo ni podía reclamarle su falta de atención ni tenia prisa alguna porque su nieto fuese a visitar su tumba. Y hablando de tumbas... como estaría el cementerio? El era el heredero del lugar,el que debía de seguir la tarea de su abuelo.. pero lo había abandonado todo tras la muerte de este. Y no pudo evitar preguntarse si alguien se había encargado de ello o si lo habían dejado  a su suerte. Ya lo comprobaría...

Una suave y repentina brisa de aire hizo que las flores depositadas junto a su cabeza,aquellas que no habían sido aplastadas por la misma, se moviesen suavemente. Acariciándole ,apenas tocándole,parte de su maltratada piel. Provocandole un escalofrió. Ligeras cosquillas.Una suave risa que escapo de entre sus labios.

-Supongo que podría llevarle un par de flores al abuelo...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Dom Nov 20, 2016 7:25 pm

La última vez que Elise se escapó del castillo, aquello la marcó de por vida. Por culpa de aquella inocente travesura un hombre murió y ella estuvo a punto… de sufrir algo horrible que su mente infantil era incapaz de comprender pero que sabía que no era nada bueno. De no ser por la providencial aparición de su hermano Leon, salvándola de aquel hombre malo, las cosas pudieron acabar muy mal para la pobre princesa nohria. Pero para quien acabó muy mal fue para ese hombre que tanto daño había intentado causarla, y que había sufrido el castigo de su intento multiplicado por números de muy elevada cantidad de ceros a la derecha. Elise todavía soñaba con los gritos de aquel hombre, gritos de agonía y desesperación que la desvelaban. Y un sentimiento de culpa atroz recorría todo su cuerpo cada vez que abría los ojos tras tener tan abrumadoras pesadillas.

Por esa razón, había prometido a su hermano y a todos en el castillo que no volvería a escaparse, que sería una niña buena y que jamás volvería a salir sin el permiso de nadie, ni acompañada por nadie. Había aprendido la lección y no cometería el mismo error. Nadie más volvería a sufrir por sus infantiles deseos de conocer mundo y mezclarse con la gente. También se lo prometió a sí misma, que sería una niña obediente en todo y que jamás volvería a escaparse del castillo.

Elise tardó un mes en romper su promesa.

Entendámosla, Elise se sentía todavía realmente mal por todo lo que había pasado, pero el quedarse encerrada no aliviaba su pena ni su culpa Y cada día volvía a echar de menos ver el exterior, conocer mundo y salir del tedio insoportable del castillo que lejos de hacerla sentirla mejor, sólo lo empeoraba. Sus hermanos estaban muy ocupados, gestionando los futuros movimientos de Nohr ahora que estaba libre de Emergidos, y no tenían mucho tiempo para estar con ella. Elise necesitaba aire fresco, necesitaba dejar de ver los grises muros de su castillo, necesitaba libertad. Al final, decidió armarse de valor y arriesgarse otra vez.

Escaparse no fue difícil. Alguien podría pensar que tras su anterior escapada, la guardia del castillo la tendría más vigilada, pero pasó justo lo contrario. Al verla tan deprimida y alicaída, los soldados y mayordomos decidieron dejarla algo de espacio para no agobiarla, pensando que ya había aprendido de su vivencia pasada y que no volvería a cometer ninguna estupidez. Estaban completamente equivocados.

Vestida con el mismo disfraz de florista, Elise volvió a escabullirse por los mismos pasadizos misteriosos que sólo la familia real y unos pocos más conocían, y que tanto le sirvieron para escaparse la anterior vez. Sólo que esta vez hubo una diferencia. La anterior vez se dirigió a los arrabales de Nohr, dispuesta a mezclarse con las clases más bajas de Wildmire. Pero tras lo ocurrido la otra vez, ni muerta volvía al mismo sitio. No sólo porque podía repetirse el mismo suceso, sino porque además, ahora todo el mundo la podía reconocer ahí, tras haber estado presente en un juicio público que se dio en la plaza mayor. No, no podía ir a los arrabales. Tampoco a ninguna otra parte de la ciudad. Lo tenía pensado. Iría al campo, donde no esperaba que hubiera nadie que la pudiera reconocer y/o hacerle algún mal.

Además, había otra razón por la que quería ir al campo. Quería recoger unas cuantas flores para su habitación. El castillo tenía sus jardines, con sus flores que ella misma había arrancado y vendido para sus anteriores escapadas. Pero esas flores estaban ya muy vistas, se las conocía todas y quería ver si existían mayor variedad ahí fuera ¡Seguro que había afuera flores lindas y bonitas que esperaban ser recogidas para adornar el triste y gris cuarto de Elise! Y ahora que no había Emergidos porque sus maravillosos hermanos los habían echado a todos, era seguro poder pasear por allí y recogerlas.

Cuando llegó, al principio se sentía Elise de maravilla. Volver a sentirse libre, después de todo un mes de encierro domiciliario, era una sensación fantástica. Daba saltitos por ciertos vericuetos mientras miraba hacia un lado u otro, con una gran sonrisa en su rostro, cualquier flor que pudiera meter en su pequeña cestita y sumarla a su colección.

Ya había recogido unas cuantas: sobretodo abundaban las margaritas, aunque de esas ya había muchas en los jardines del castillo y Elise quería variedad ¿sería posible encontrar alguna rosa? Una rosa roja quedaría de lujo bajo la ventana de su habitación. De repente, algo llamó la atención de Elise, pero no se trató de una flor esta vez. Era una ardilla. Una pequeña y adorable ardillita, casi tanto como la propia Elise, correteando entre la hierba.

-¡Hola, señorita ardillita! Soy Elise, encantada de conoc…-empezó a saludar la princesa a la ardilla, pero esta empezó a correr asustada ante la voz de Elise.-¡No huyas, señorita ardilla! ¡No voy a hacerte pupa!

La princesa apenas había visto una ardilla en su vida. Obviamente, no había ardillas en el castillo. Es por ello que Elise sentía una grata curiosidad por el peludín animal y empezó a perseguirlo entre aquel campo de flores. Quién sabe, a lo mejor lograba capturarlo y llevárselo a su castillo ¡Tendría una nueva mascota! ¡Ardillita y Azuquito podrían ser amigos!

Pero la persecución no duró mucho. Y es que, tras correr cosa de unos diez metros, Elise tropezó cayendo al suelo y la ardillita se perdió de vista. Pero el problema más grave no fue que la ardilla se escapase. El problema es que había tropezado con un hombre que estaba literalmente tirado en el suelo, y que no había visto por culpa de lla cantidad de flores y por estar pendiente de coger a la ardilla.

Cuando Elise se levantó, y miró al hombre, se asustó. No porque aquel hombre diera miedo de por sí, sino porque de repente recordó lo que pasó hacía un mes. Se levantó y caminó un par de pasos hacia atrás, mientras miraba a aquel sujeto de larga melena plateada con el que se había tropezado. Sus brazos agarraron su cesta con fuerza, a falta de poder agarrar nada más.

-¡Lo siento, lo siento muchísimo! ¡Super muchísimo!-dijo Elise disculpándose con fuerza, el pavor era evidente en ella.-Yo sólo quería coger unas flores, pero vino la señorita ardilla y empezó a correr y yo la seguí y… ¡Lo siento mucho!-explicó como buenamente podía, para luego tragar saliva y hacer la siguiente pregunta.-¿No será usted un señor malo que quiere hacerme pupa, verdad?

Lo que más temía Elise es que lo que pasó el mes pasado se repitiera. Y es que allí, en medio del campo, sí que no podía contar con que la guardia apareciese de repente para salvarla justo a tiempo. Elise pensó que allí no habría a nadie y estaría a salvo, pero tras encontrarse a ese hombre, ya su confianza había desaparecido por completo. Si ese hombre tenía malas intenciones, las pesadillas de la princesa nohria se volverían toda una realidad.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Dom Nov 20, 2016 9:06 pm

Se estaba tan bien en el lugar. Las flores rodeandole con su agradable aroma,acariciándolo en ocasiones y ocultándolo del mundo. El sol calentaba,no hacia calor pero si que le golpeaba de lleno y le llenaba de calidez.Una calidez que no recordaba de su propia patria.Seria que el echo de expulsar a los emergidos había echo que el propio clima del lugar cambiase o solo había tenido suerte? Fuese lo que fuese el caso era que todo eso sumando al echo de que se encontraba cómodamente tumbado,en una posición muy agradable y con las aplastadas flores actuando de colchón... el caso es que se estaba empezando a quedar dormido. Y no tenia intenciones de luchar contra eso.

Por desgracia no fue capaz de alcanzar la maravillosa y deseada fase rem. Pues una voz alegre y aguda empezó a llenar el campo con sus gritos. Frunció el ceño y cerro los ojos con mas fuerza,con la intención de ignorar tal escándalo que comenzaba a formarse en el lugar. Con lo tranquilo que el estaba... cuando había comenzado a tener compañía? No importaba,si lo ignoraba quizás pudiera continuar con su siesta sin mas problemas... o continuarla con una voz de fondo. Cualquiera de las dos opciones eran buenas.

Pero claro,uno no podía ignorar a alguien que se chocaba contra su persona y caía sobre el. Abrió los ojos sobresaltado. Eso no se lo esperaba. Pero quien iba a esperarse que se abalanzase sobre el durante sus siesta con lo sospechoso que el lucia. A parte... tanto le tapaban las flores? No era tiempo para pensar en eso...

La niña que había caído se levanto y se alejo de el mientras el mercader se incorporaba,quedando sentado sobre el campo de flores con su cabello despeinado,sus ropas arrugadas y restos de hierba y flores aplastadas tanto por sus telas como por sus cabellos. Sonrió divertido al ver como la niña se alejaba de el,disculpándose con insistencia. Con cierto horror en sus facciones. Sonrió porque la niña era inteligente,pues se había percatado de inmediato de lo sospechoso de su aspecto físico. El mercader era consciente de ello. Y sonrió también porque era educada,disculpándose una y otra vez y dándole una explicaciones a la situación que les envolvía a ambos. Y valiente,pues a pesar de tener temor no había huido si no que se había quedado a dar la cara.

-Yo? Un señor malo?Querer hacerte pupa? Señorita me duelen profundamente sus palabras

Comento a contar en un fingido tono de dolor

-Si ha sido usted quien ha chocado contra mi y me ha echo daño...

Las lagrimas de crocodilo eran tentadoras,pero no... No era su intención hacer sentir mal a la niña. Así que se limito a dejar ese tono fingido a un lado y a saltar unas suaves y alegres carcajadas,intentando contagiar con ellas a la infante

-Era broma! Estoy bien,no te preocupes! Mi culpa por echar la siesta aquí sin avisar... Y tu pequeña? Estas bien? Se que las flores son cómodas y acolchadas pero una caída es una caída. No te has echo nada verdad?
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Miér Nov 23, 2016 2:19 pm

Elise estaba al borde del llanto, las pulsaciones le latían tres veces más rápido de lo normal. Tenía miedo, mucho miedo. Sus piernas temblaban, en cualquier momento se podía caer. Estuvo a un segundo de ponerse a gritar a pleno pulmón, pese a saber de que no había beorc a kilómetros a la redonda que pudiese ayudarla como sí que ocurrió milagrosamente aquella vez en los arrabales de Windmire.

Entonces el hombre de la melena plateada habló y Elise detuvo su respiración por un instante. El hombre le dijo que no iba a hacerle daño, y que le había dolido que pensase eso de él, sobre todo cuando ella era la que había tropezado con él. La princesa experimentó dentro de ella dos poderosas emociones. La primera fue de inmenso alivio. Ese hombre había dicho que no era una mala persona ¡así que seguro que era verdad! A fin de cuentas, aunque vestía y tenía un peinado un poco raro, no había intentado acercarse a ella, ni agarrarla, ni hacerla daño, ni tampoco olía mal. Eso era clara señal de que no era mala persona sino alguien 100% confiable, como la gran mayoría de personas del mundo. Elise volvió a respirar con alivio, mientras se relajaba y sus músculos dejaban de estar tensos. Pero por otro lado, ahora se sentía fatal por cómo había tratado a aquel desconocido. Era cierto lo que le decía, ella había tropezado con él y encima le había acusado de ser un hombre malo. La culpa la recorrió por entero.

-¡Perdóneme, señor! ¡No volveré a tropezarme contra usted ni pensaré que es un hombre malo! ¡Lo siento muchísimo! Prometo que seré buena con usted, señor.-dijo Elise con la cabeza agachada mirando hacia abajo, igual que hacía cuando algunos de sus mentores la regañaba por haber hecho alguna travesura en el castillo.

Pero luego el hombre va y le dice que está bromeando, que realmente no se siente mal e incluso le preguntó si ella se había hecho daño. La reacción de Elise no se hizo esperar. Sus mofletes se hincharon de aire mira sus pequeños puños se apretaron en un claro gesto de enfado.

-¡¿Te parecerá bonito?! Jugar con las emociones de una jovencita adorable como yo ¡Eso no está bien!-pataleó Elise, para luego rápidamente mostrar una sonrisa radiante de oreja a oreja.-¡Pero me alegro muchísimo de que no seas una mala persona! Y sí, me encuentro bien. Bueno, me he hecho un arañazito en una de mis rodillas, pero se me pasará. Escuece y duele un poquitín, pero con mi bast… ¡Ah no, que no lo he traído! Bueno, no duele apenas, no pasa nada.

Con el susto ya pasado, Elise se sentía mucho más abierta y tranquila, volviendo a su estado natural de alegría y felicidad para con todo el mundo. Por supuesto, ahora que para la princesa aquel hombre no era malvado, tenía ser su amigo ¡De hecho, sería genial si fuera su amigo! ¡Vamos a proponerle que sea nuestro amigo!

-Siento no haberme presentado aún. Mis hermanos siempre me dicen que debo presentarme cuando conozco a alguien. Me llamo Elise, princ… ejem, como la princesa de Nohr.-casi metía la pata, pero logró corregirse al final. No es que quisiera mentir a esa clara buena persona, pero no podía decirle la verdad tampoco. La gente suele tratar distinta a Elise cuando saben que es una princesa, y eso es algo que a Elise le empezaba a disgustar. Es por ello que se disfrazaba de florista cada vez que salía fuera del castillo.-Y ahora que me he presentado ¿Podemos ser amigos? ¡Sería genial y maravilloso si fuéramos amigos!

La confianza de Elise en los desconocidos podía ser absolutamente asombrosa. Y es lo que tiene ser la inocencia personificada, que quiere hacerse amigos de todo el mundo. Claro está que no iba a imponerse al hombre, cuyo nombre se había olvidado de preguntar siquiera antes de decidir que quería ser amiga suya. Pero no importaba, si el hombre no quería ser su amiga, se marcharía y ya está. Y si quería ser su amigo ¡Cuánto podrían jugar aquella tarde de libertad! A lo mejor, lo suficiente para desterrar definitivamente las pesadillas que la han estado agobiando desde su escapada anterior.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Lun Ene 02, 2017 1:39 pm

Admitiría que el comportamiento de la pequeña rubia era sumamente tierno. No dudo ni por un momento de las palabras del mercader y en cuanto este le dijo que le había echo daño ya estaba disculpándose con promesas de por medio y todo. Era todo un honor que le asegurasen que no volverían a pensar mal de el,teniendo en cuenta que ni lo conocían y el sentido común llevaba a mal-pensar sobre su persona. Así que aunque no fuesen unas palabras muy inteligentes las pronunciadas por la infante aun así se sintió honrado por ellas. En cuanto a lo de tropezar... los accidentes ocurrían! Y no se había echo daño así que no le importaba que chocasen con el siempre que no fuese intencionalmente. Iba a expresar ese pensamiento y pedirle a la pequeña que no se preocupase por eso... Pero no lo hizo.

En su lugar se volvió a dejar caer de espaldas,con las manos en su estomago y sus alegres y sonoras carcajadas retumbando en el lugar,haciendo que su cuerpo temblase. Intento controlar su risa pero fue el balde y tardo un rato en tranquilizarse y en poder darle una respuesta a la niña y su tan poca intimidante pero si adorable manera de demostrar su enfado. Lo cierto era que si lo pensaba bien... el también solía inflar sus mofletes.

- Bonito no pero divertido si... es porque tienes razón! Eres adorable y tienes reacciones adorables! Si tuvieses un espejo te reirías tu también! Pero no señor no,no esta bien... mil perdones señorita...

Su risa se había calmado pero su tono seguía siendo alegre. Se incorporo pues los temblores provocados por sus propias carcajadas habían desaparecido y lo único que quedaban de las mismas era una sonrisa de oreja a oreja. Junto sus manos en un sonoro aplauso

-Que bien! Un arañazito no es nada,eso en dos minutos se te olvida que te lo has echo. Mañana veras tu rodilla y dirás: y esto cuando me lo hice?

O cierto ahora que la niña lo decía el tampoco se había presentado! Vaya adulto ejemplar que estaba siendo. Iba a presentarse tras oír el nombre de la pequeña pero la propuesta de la misma le tomo por sorpresa. Oh! Aquella niña era adorable, todo un encanto lleno de inocencia pura... y por eso mismo era la ingenuidad personificada. Debería darle algún consejo sobre como tratar con desconocidos... pero no! No estaría bien matar esa inocencia,ademas... quería ser su amiga! Parecía divertida. Como esas flores,agradables,calidas y coloridas! Elise era un arcoiris azucarado con patas!

-Claro que quiero ser tu amigo! Me encantaría! Pareces tan buena y divertida! Y tienes un nombre tan bonito!

Exclamo sin intenciones de ocultar su alegria y con una amplia sonrisa en su rostro.

-Pero primero lo primero! Que estoy siendo un mal ejemplo para ti! Como el adulto que soy tendría que haberme presentado primero... que error,que error!

Volvió a juntar las manos de nuevo ,en otro pequeño aplauso

-Me llamo Nagito! Encantado de conocerte Elise!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Lun Feb 06, 2017 1:36 pm

¿Cómo pudo dudar de ese hombre? Ese hombre no era un hombre malo como el tipo que quiso hacerla daño en los arrabales de Nohr. No, ese hombre parecía ser mucho más honesto, amable y alegre ¡Si hasta demostró tener buen gusto cuando reconoció lo adorable que era Elise! Y hasta la consoló con lo del arañazo en la pierna… ¡Seguro que es una buena persona y jamás le haría ningún daño!

Así era la ingenua inocencia de Elise, y lo demostraba con una sonrisa de oreja a oreja. Ahora que el susto ya había pasado, se sentía muy contenta. Era la sensación de libertad, la sensación de no tener que comportarse como una princesa, de no tener que seguir ningún protocolo ni régimen de conducta, de poder hablar de igual a igual con otra persona que no fueran sus hermanos. Una sensación maravillosa. Ojalá ese día fuese muy largo, porque prometía ser muy divertido.

-¡Encantada de conocerte, Nagito! ¡Ahora que sabemos nuestros nombres, podemos ser los mejores amigos!-respondió dando leves saltitos de alegría cuando el hombre dio a conocer su nombre, mas a los pocos segundos quedó un poco pensativa.-Mmmm… ¿No es Nagito un nombre Hoshidiano? ¿Eres de fuera? Si es así… ¡Bienvenido a Nohr!-y volvió a saltar de alegría y contento como si nada, con los brazos en alto en señal de bienvenida.

Sí, Elise era conocedora de los problemas entre Nohr y Hoshido y lo mal vistos que eran estos últimos en su reino. Pero a la princesa eso no le importaba lo más mínimo. Elise era de los que querían que absolutamente todos fueran felices y se llevasen bien, con total independencia de donde fuera su procedencia. Todas esas disputas por territorios, recursos, fronteras y demás le parecían a la princesa demasiado complicadas y aburridas, y por ello mismo, no merecían la pena.

-Y ahora que nos hemos presentado y somos amigos ¿Me ayudas a buscar flores? Quiero llenar la cesta con flores bonitas para decorar mi cuartito, pero no conozco mucho estos bosques y tampoco quiero perderme. Si me ayudases te lo agradecería mucho mucho mucho.-pidió la princesita poniendo ojitos de cordero degollado para apelar al corazón de su nuevo amigo.-Luego, si quieres, podemos jugar al pilla pilla, o al escondite, o… ¡¿Tienes una cuerda?! ¡Podríamos jugar a saltar a la comba! ¡Será genial! ¡Lo vamos a pasar de maravilla!

Aunque la idea principal era la búsqueda de flores, Elise no podía dejar escapar la oportunidad de encontrar a un nuevo compañero de juegos. Estaba desesperada de encontrar a alguien con quien jugar. En el castillo, sus criados apenas la hacían caso cuando les pedía jugar con ellos, y cuando aceptaban hacerlo, era claro que era a regañadientes y que no disfrutaban de pasar el rato con la princesa. Luego estaban sus hermanos, quienes la hacían mas caso, pero estaban todos siempre muy ocupados y apenas podían pasar tiempo con ella. Al final, Elise se quedaba siempre muy solita… Por eso, iba a aprovechar el máximo el tiempo con Nagito y lo iban a pasar super mega bien.

-¿Dónde deberíamos empezar a buscar, Nagito? Me gustaría tener un poco de todo: rosas, violetas, azucenas, girasoles… ¿Tú crees que habrá girasoles por aquí? ¡Me encantan los girasoles, son como mi color de pelo y mi pelo también es muy bonito, o eso me dice siempre mi hermana.-a Camilla le gustaba peinarle el cabello a Elise, y a Elise le encantaba como quedaba su peinado cuando Camilla la peinaba.

Y sin apenas esperar respuesta, Elise empezó a moverse por el lugar como poniéndose ya a buscar flores, antes de que Nagito pudiera decir o hacer nada. El tiempo corría, en unas horas Elise debería volver al castillo ¡No podía esperar más!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Dom Feb 19, 2017 10:42 am

El mercader siempre usaba nombres falsos, o en la gran mayoría de casos.Pocas veces daba su verdadero nombre directamente y cuando lo hacia era un diminutivo del mismo. Es mas en los últimos años creía que solo se había presentado como a Undertaker ante una sola persona y eso había sido al tercer encuentro con la misma... Volviendo al tema! El uso de tanto nombre hacia que se hubiese convertido en costumbre,y que de manera inmediata su mente improvisase alguno sin tener en cuenta el origen del mismo y el país en el que lo daba... Y puede que precisamente por eso la rubia lo hubiese tomado por un ciudadano de Hoshido.Y ante eso el hombre no pudo mas que reír suavemente. Nagito era un nombre de Hoshido? No lo sabia!

-No,no,no! Soy de Nohr! De un pueblecito pequeñito, insignificante y perdido en la nada! Puede que por eso mi madre no supiera que mi nombre era de Hoshido,yo tampoco lo sabia. Seguramente lo escucho y... Oh! Claro que podemos ser amigos!

Se puso en pie y con movimientos rápidos y manos hábiles comenzó a golpearse las telas de su ropa,para eliminar las arrugas de la misma.Para tirar los rastros de hierbas y flores que se habrían quedado sobre sus ropajes. Eso era lo fácil,lo difícil seria quitarse las flores de su larga melena... pero como su nueva amiga le estaba diciendo de ir en busca de flores... lo dejaría así por el momento!

-Mmm... no conozco mucho la zona y no se que flores hay... pero si nos vamos de paseo sabre volver así que podemos ir a la aventura a ver que encontramos!!


Exclamo con emoción dándose un par de aplausos a si mismo sobre su genial idea.Meditado sobre si tenia una cuerda y como podría usarse la misma para jugar a juegos... inocentes.

-Solo se que los girasoles necesitan mucho sol así que estarán en algún lugar sin sombra y... que te parece! Si jugamos con las flores! Podemos recogerlas y hacernos coronas de flores? Has echo alguna vez una corona de flores? Si no te puedo enseñar yo! Seguro que te queda preciosa en ese pelo tan bonito que tienes...con tu carita,el pelo y las flores seras el triple de bonita!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Mar Feb 28, 2017 1:49 pm

Así que Nagito era de Nohr ¡Oh, eso era bueno! Más que nada porque eso significaba que conocería mejor el lugar y podría ayudarle mejor a buscar flores. Y además ¡Aceptó que ellos dos fueran amigos! ¡Qué grata noticia! Aquello era un paso adelante para cumplir el sueño de la princesa nohria de ser amiga de absolutamente todo el mundo ¿Veis qué fácil es?

Nagito se levantó y se quitó un poco el polvo de encima, además de arreglarse alguna que otra arruga de su ropa. Aun así, todavía conservaba alguna que otra flor en el pelo, lo que le daba un aire divertido y encantador. Elise no pudo evitar soltar una pequeña risita.

Por desgracia, a pesar de ser Nohr, resultó al final que no sabía tanto del bosque como esperaba. Elise bajó la cabeza, un poquitín decepcionada. Pero enseguida la levantó animada, cuando Nagito le propuso acompañarla de paseo, a ver qué podían encontrar. Ya se había puesto en movimiento, saltando más que caminando, mientras miraba de un lado a otro donde podía encontrar flores con las que poder llenar la cesta.

-¡Vamos Nagito! ¡Las flores nos esperan!-dijo la princesa dando otro pequeño saltito de emoción ante la expectativa de una nueva emocionante aventura.-Y con suerte, además podremos volver a encontrar a la señorita ardillita. Quiero disculparme con ella por haberla asustado antes y ver si puedo hacerme también su amiga ¿A que eso sería genial?-preguntó la princesa con una sonrisa de oreja a oreja ante tan maravillosa expectativa.

Fue entonces cuando Nagito le propuso ir a buscar girasoles y hacerse una corona en el pelo. La princesa miró al hombre de pelo plateado otra vez, fijándose en las flores que él ya tenía entre sus cabellos. Y pensó como le quedaría a ella una corona de flores…

-Ji, ji. Tu ya tienes florecitas en el pelo ¡Pero te quedan bien! ¿Tú crees que me quedaría bien una corona de flores en mí? Alguna vez he intentado ponerme alguna flor, pero siempre me acaban diciendo que sólo consigo ensuciármelo y mancharme.-sus criados podían ser muy estrictos con estos temas de la higiene en el pelo de Elise, hasta el punto de asegurarse todos los días que su cabello estuviera limpio, liso, perfumado y cuidado. Aunque Camilla podía ser incluso más estricta con eso. Pero ahora estaba fuera del castillo y no tenía por qué someterse a esas reglas aburridas. Podía hacer lo que deseara, jugar a lo que deseara y ponerse todas las cosas que quisiera en su pelo.-¡Muy bien! ¡Hagamos un par de coronas! ¡Una para cada uno! ¡Seguro que acabamos muy guapos los dos!

Elise lideró la marcha, llena de energía que le proporcionaba la alegría de haber conocido a un hombre bueno que estaba dispuesto a ser su amigo y a jugar con ella. La princesa estuvo caminando durante un rato por vericuetos y pequeños senderos, rauda e impaciente, buscando por todos lados posibles flores. Encontró al principio unas pocas margaritas, que no dudó en meter de inmediato en su cesta, pero aun no encontraba las flores suficientes para poder hacer una corona en condiciones, ya dicho sea de paso dos.

Sin embargo, al cuarto de hora de caminar, llegaron a un claro despejado en el campo. Un claro inundado de girasoles. Flores amarillas brillantes, cuyos pétalos miraban directos al Sol ¡Nagito tenía razón! Habían encontrado un campo de girasoles ¡Y era precioso! Elise volvió a saltar de alegría.

-¡Guau! ¡Es genial! ¡Mira cuantas flores! ¡Y son todas preciosas! ¡Son lindísimas! ¡Vamos, Nagito! ¡Seguro que podemos hacer coronas muy bonitas!-y rápidamente se dirigió al campo de flores corriendo, dispuesta a llenar su cesta y a escoger unas cuantas para ponerse en la cabeza.

Tal fue su entusiasmo mientras corría, que acabó tropezando por segunda vez en el día y cayendo en el suelo. Normalmente, Elise estaría molesta y haría pucheros por tener tan mala pata, pero en ese momento estaba tan feliz que haría falta mucho más que eso para poder deprimirla. Además, las mismas flores habían frenado la caída, de tal forma que esta vez no se había hecho daño alguno, ni tan siquiera un arañazo en la rodilla como la primera vez. Elise rió feliz mientras agitaba los brazos contenta, como si estuviera haciendo un ángel en la nieve.

-Que torpe soy, Nagito ¿no crees?-admitió Elise entre risitas, la situación parecía divertirla mucho.-¿Me ayudas a levantarme, por i?-le preguntó para extender su mano, con el fin de que él la ayudase a levantarse y empezar de una vez los dos a recoger flores para hacer sendas coronas.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Mar Mar 14, 2017 5:28 pm

Ensuciarse el pelo... con flores!? Vale,el tenia el pelo lleno de flores no por voluntad propia,si no porque las mismas se habían quedado unidas a su maravillosa cabellera,es lo que tenia llevarla larga... pero no por eso tenia el pelo sucio.Todo lo contrario! Las flores eran limpias,puras,bonitas! Como iba algo así a manchar cualquier cosa? Que clase de seres ciegos y sin corazón envenenaban a una niña con semejantes ideas? No, no ,no... aquello no se podía permitir!

Se agacho para arrancar una de las flores del suelo,sujetando la misma entre sus dedos indice y corazón de la mano izquierda.Tras ello y con movimientos hábiles,expertos, tomo un mechón de su cabello y se lo trenzo. Con maestria y rapidez al final de la trenza introdujo el tallo de la flor entre sus cabellos, aprovechando el tallo sobrante como "cuerda" improvisada para atar la trenza y que esta no se desvaneciese.

-Tada! Mira,mira! Como va a ser esta cosa tan bonita ensuciarse el pelo? El que te allá dicho eso no sabe nada de la vida! Es un amargado que vive en un mundo blanco y negro, le falta color! Así que tendremos que ponérselo nosotros! Así que vamos,vamos ! A por un par de coronas para coronaros príncipe y princesa de estos bosques! Reyes no que ya seria muy presuntuoso... y demasiado trabajo..mejor príncipes!

Siguió a la rubia,caminando en todo momento detrás de ella para dejarle a la niña libertad para liderar la marcha. Tarareando de vez en cuando mientras seguía el ritmo ajeno,la caminata animada y que demostraba esa energía que a los infantes tanto parece sobrarles siempre. Cuando Elise se detenía a recoger flores el se detenía también, agachándose a la par que la infante.Aunque el no tenia ningún lugar para guardar las plantas,ni tampoco había muchas,así que las primeras y escasas margaritas que recogió acabaron también en su pelo,concretamente posadas sobre su oreja.

Tras una breve caminata,pues para el tan acostumbrado a viajar a pie ,a recorrer grandes distancias por el bien de su negocio, lograron el objetivo de la niña. Un enorme y maravilloso campo de girasoles! Sinceramente esperaba encontrar flores porque... que lugar no tenia flores!? Pero no esperaba encontrar girasoles,porque seamos sinceros Nohr no era famoso por su clima y ambiente soleado y unas flores que buscan el sol... eran toda una sorpresa que le hicieron abrir la boca de asombro.

-Mi princesita del bosque,eres todo un trébol de cuatro hojas! Traes fortuna! Quien iba a imaginar semejante campo de girasoles en este lugar! Para que luego digan que Nohr no es bonito!

Y ...allí estaba de nuevo,la niña en el suelo gracias a la impaciencia creada por la felicidad. Iba a reclamarle que no corriera,que las flores no iban a moverse,iba a aguantar la risa para no reírse de nuevo de ella... pero la niña rió feliz y si ella reía el también podía! Así que contagiado por el melodioso sonido ajeno se acerco el también feliz hacia la pequeña,para ayudarle efectivamente a levantarse.Pero no tomo la mano que le ofrecían.

-Con permiso~~~~

Pido con voz cantarina y se acerco a la niña situándose a su espalda, inclinándose levemente paso cada una de sus manos por dejado de los brazos ajenos,agarrando a la niña de las axilas.Con cuidado de no hacerle daño pero con energía la alzo,levantándola del suelo sin dificultad gracias a la diferencia de altura.Dio un par de veloces giros sobre si mismo,llevándose a Elise con el y girando a la niña también antes de colocarla con cuidado sobre el suelo.

-Listo! Y no es torpeza,es emoción! Y ahora... vamos a por los girasoles mas grandes y bonitos!



Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Dom Abr 02, 2017 4:37 pm

Elise contempló como su nuevo y simpático amigo Nagito se colocaba él mismo una pequeña flor en el pelo, de forma elegante, cuidadosa y precisa para luego escuchar decir de su parte que las flores son bonitas y que cualquiera que no lo viese vivía en un mundo en blanco y negro ¡Cuánto deseó Elise que esas palabras fuesen escuchadas por los criados del castillo! ¡Que vieran de una vez el estilo de vida tan aburrido que siempre la estaban imponiendo! Sin embargo, la sonrisa de Elise desapareció durante un segundo. Se imaginó qué podría pasar si fuese Camilla la que escuchase esas palabras. El carácter de su hermana era algo más… complicado. Elise amaba a su hermana, eso sin dudar. Su hermana siempre la había querido y mimado mucho y jamás le había hecho el menor daño, sino que siempre le daba amor en abundancia cuando tenían la oportunidad de estar juntas. Pero cuando algún criado la hacía enfadar, Camilla realmente se enfadaba y no tenía reparos en demostrarlo. Elise no pudo evitar preguntarse cómo reaccionaría su propia hermana al ver su pelo con flores y le dijese las mismas palabras que Nagito le había dicho ¿Reaccionaría positivamente, le diría que está muy mona y la abrazaría? ¿O saldría corriendo a montar en su wyvern y saldría en búsqueda de Nagito, no volviendo hasta haber logrado su justa venganza por haber profanado la bella cabellera de la princesa benjamín? Sin embargo, la sonrisa volvió a resurgir de inmediato cuando Nagito propuso que ambos se hicieran príncipes de los bosques.

-¡Genial! ¡Seamos príncipes! ¡El bosque será nuestro castillo! Los animalitos lindos serán nuestros criados y súbditos ¡Y no podrán darnos órdenes! Tendrán que dejarnos jugar lo que queramos, comer lo que queramos, no obligarnos a estudiar, dejarnos acostar tarde ¡Es maravilloso!-Elise se imaginó a un grupo de ciervos y mapaches vestidos con traje de mayordomos y criadas sirviéndolos bebidas y preparando pelotas y cuerdas para jugar a la comba, en un claro del bosque con arcoíris en el fondo.

Y así fue como el nuevo príncipe y la no tan nueva princesa llegaron al campo de girasoles. Nagito mostró la misma agradable sorpresa que Elise ante semejante descubrimiento. Lo cierto es que el príncipe tenía razón, Elise había tenido una suerte endiablada, ya que ese campo de flores no era para nada común en Nohr. Quizás era el único campo de girasoles de todo el reino. Pero la princesa desconocía esos detalles, y tampoco se lo preguntaba mucho ¡Simplemente disfrutaba del momento!

Y no era la única que lo disfrutaba. Nagito corrió a rescatarla cuando se cayó, pero en vez de simplemente levantarla, la cogió por los hombros y la elevó ando vueltas. La sensación era todavía más maravillosa.

-¡Estoy volando! ¡Estoy volando! ¡Ja ja ja ja ja!-gritó contentísima Elise agitando los brazos mientras estaba dando vueltas “volando” gracias a Nagito. Se sentía como si volase de verdad. Tras tanto tiempo encerrada en el castillo, se sentía libre.

Nagito la devolvió al suelo y entonces sugirió que fueran a por los girasoles. Elise asintió. Todos los sueños se acaban, y aquel también estaba condenado a terminar tarde o temprano, así que mejor era darse prisa.

-¡Hagamos una carrera! ¡Quien recoja los mejores girasoles en menos tiempo, gana!-dijo Elise, y si alerta ni cuenta atrás alguno, se lanzó a por las primeras flores que veía.

Elise se tomó muy en serio la carrera… los primeros cinco segundos. Pero cuando veía la belleza misma de los girasoles, los cuales había visto muy pocos en su vida, se quedaba embelesada. Eran tan bonitos. La princesa los cortó con cuidado y mimo, y los iba metiendo uno a uno en la cesta, sin parar hasta que la misma estuvo bastante llena. Luego se giró en dirección a Nagito.

-¡Mira! ¡Mira! ¡Mira qué bonitos son los girasoles que he encontrado, Nagito!-dijo Elise emocionada, poniéndole la cesta prácticamente en la cara para que viera todas las flores que había recogido.-¿Qué te parece, príncipe Nagito? ¿Son suficientes para hacer las coronas? ¿Me enseñarás a hacerlas? ¿Las hacemos ahora? ¿Las hacemos juntos? ¡Venga, vamos a hacerlas!-Elise estaba en un estado de éxtasis evidente, nada la podría parar.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Lun Abr 10, 2017 5:10 pm

-Claro que no podrán darnos ordenes! Somos príncipes del bosque! Las ordenes las damos nosotros! Nosotros decimos cuando hay que estudiar y cuando es tarde o pronto para irse a dormir! Nuestro bosque,nuestras reglas!

Continuo el mercader con el mismo animo de siempre,dándole la razón a la joven. Después de todo esas eran las tiernas preocupaciones de una niña.El no desear recibir ordenes de los padres y tener libertad,el no tener que ir a la cama cuando no se tenia sueño,el no desear estudiar cuando hacia buen tiempo o había cosas mucho mas interesantes que ver en el mundo... bueno eso de estudiar no lo conocía muy bien, después de todo el estudiar estudiar... le habían enseñado a leer y escribir,a grabar lapidas ,cerrar ataúdes,cavar fosas,enterrar cuerpos de la mejor forma posible y como debía tratarse un cadáver... A eso se le consideraba estudiar? Mmmm.... algo le decía que no funcionaba así....

Dejo escapar una sonara carcajada al dejar a la niña en el suelo,feliz de que su gesto tan atrevido le hubiese encantado tanto a la princesa.

-Cuando tengas tu corona puedo hacer que vueles otra vez! Para que todos nuestros súbditos puedan verte volar! Verte desde arriba y ver quien manda!

Pero eso debería ser después! Las prioridades claras y lo primero era lo primero. Buscar las flores! La carrera,el ganar a la dulce criatura de cabellos dorados no importaba,pero si a la niña le hacia ilusión una carrera seria pues!

-Oh! Pero que astuta...

Por no llamarla tramposa, siendo tan dulce e inocente quizás se tomase a mal esa palabra cuando no era la intención del mercader.

-... ni señal para empezar ni nada...Tu lo has querido!

Pero el pobre mercader de dudosa reputación tenia una desventaja inicial.Se percato de ello cuando decidió sentarse,pues estaba rodeado de flores y cualquier zona era buena, y se dedico a cortar con cuidado los girasoles que le rodeaban. Tomo el primero y lo arranco con cuidado,pues necesitaban el tallo de la flor intacto y lo mas largo posible. Lo corto y... donde lo dejaba? Elise tenia una cesta pero el? Nada. Tuvo que ponerse las flores enganchadas en su larga cabellera,detrás de las orejas o en su regazo. Cuando sin previo aviso una cesta fue posada frente a sus narices, poco mas y rozaba la nariz con la cesta...al menos olía bien...

-Oh! Derrotado por la belleza de las flores y de mi pequeña princesa! Tu ganas futura reina del bosque! Son tan bonitas y preciosas como tu! Ahora siéntate aquí!

Señalo un lugar en el suelo frente a el,con ya no tantas flores como antes,mas comodo para sentarse en el.

-Vamos a hacernos un par de preciosas coronas! Las haremos juntos al mismo tiempo! Para enseñarte! Tu harás la tuya,yo la mía para darte instrucciones,te ayudo cuando tengas problemas... blablabla! Todas esas cosas aburridas de aprendizaje! Mejor empezar ! Primero hay que elegir las tres flores mas bonitas y con el tallo mas largo que tengas! Oh se me olvidaba! Sabes hacer trenzas? Te has trenzado alguna vez el pelo? Es importante! Si no sabes te enseño,lo vamos a necesitar!

Hablo rápido y con la misma emoción que la niña frente a el. Después de todo la emoción ajena era contagiosa, por no decir que el día estaba resultando de los mas divertido!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Dom Mayo 07, 2017 6:22 pm

-¿Nosotros decimos cuando estudiamos o vamos a la cama? ¡Guau! ¡Ser príncipe de los bosques es maravilloso!-exclamó Elise dando saltitos mientras le brillaban los ojos de la emoción. Ciertamente, ser “príncipe de los bosques” no tenía nada que ver con ser una verdadera princesa, atrapada continuamente en la enorme y aburrida jaula del castillo y condenada a estar continuamente estudiando y obedeciendo lo que sus criados, mentores o hermanos mayores le decían.

Aquello era lo que Elise buscaba. Libertad. Poder escapar de la regia disciplina que le era impuesta en el castillo Krakenburg. Poder ver algo de verde en el suelo, algo de azul en la tierra, respirar aire limpio, escuchar los sonidos de los pájaros y del viento. Y sobre todo, no tener que preocuparse de continuas y pesadas obligaciones. Y además estaba Nagito, alguien que por fin se reunía con ella no para regañarla o castigarla por aquello, sino para jugar con ella. Se lo estaba pasando muy bien.

-¡¡He ganado!! ¡¡He ganado!!-dijo Elise muy contenta, saltando con los brazos en alto en señal de victoria. Aunque luego se volvió hacia Nagito con una expresión muy dulce en su cara.-Pero tú también has recogido muchas flores ¡Y son muy bonitas también!-dijo señalando y observando con atención los girasoles que había guardado Nagito en su cabellera y que no tenían nada que envidiar a los que ella había recogido en su cesta.

Elise obedeció de inmediato cuando aquel hombre le ordenó que se sentase con él. La impaciencia la dominaba por completo, y quería tener lista la corona de flores cuanto antes. No era la única, el propio Nagito se sentía bastante motivado. Parecía ser que el entusiasmo infantil de la princesa era enormemente contagioso. Hasta le costaba un poco a la princesa entender qué era lo que estaba diciendo al final aquel hombre de la pasión que le estaba poseyendo.

-¿Qué si sé hacer trenzas? Yo… No, lo siento.-dijo la princesa nohria bajando la cabeza un poco deprimida, avergonzada de no saber hacer algo tan simple.-En el cast… En casa, siempre me han peinado y hecho las trenzas, nunca lo he probado hacer por mí misma.

Tampoco mentía aquí (salvo lo de ocultar el castillo, obviamente). Sus criadas eran las que la peinaban, la lavaban y la vestían. Ella sólo debía callar y dejar hacer. A veces lo hacía también Camilla. A Camilla le encantaba peinar y cuidar a su hermanita.

Pero aquello no iba a hacer que se rindiera. Claro que no. Elise cogió uno de los girasoles con el tallo más largo y los pétalos más bonitos y lo puso delante de sus ojos. Lo estuvo mirando un buen rato, de arriba abajo. Lo acarició, lo mimó. Estuvo hasta por darle un besito… pero no hizo nada más con él. Porque no sabía qué hacer con él.

-Siento mucho tener que pedírtelo, pero ¿puedes ayudarme, Nagito? Yo ya he hecho pupita a las flores al arrancarlas, y no quiero hacerlas más daño rompiendo sus tallos por hacer mal la corona. Siento si estoy siendo muy egoísta.-se disculpó mirando al suelo con la cara triste y compungida.

Nagito se había portado tan bien con ella. Pedirle más le parecía a Elise un crimen imperdonable. La princesa no lo entendía ¿De qué le servía leer tantos libros y tanta educación si luego no podía hacer la más simple de las tareas? Esperaba que Nagito lo entendiese y le ayudase ¡Estaba siendo tan bueno con ella! Tendría que pensar alguna forma con la que recompensarle más adelante, alguien como él realmente escaseaba en el mundo de la princesa nohria.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Mar Jun 06, 2017 4:52 pm

-Oh! Pero eso es normal!

Comento con voz animada, mas animada aun de lo usual para que la pequeña no se entristeciera con el pequeño e insignificante detalle de que no sabia hacer una trenza. Porque después de todo... acaso importaba? Nadie nacía sabiendo! Era normal no saber si nadie le enseñaba!

-Tienes un pelo muy largo y bonito... así como yo!

Expreso señalando su larga y plateada cabellera.

-Me gusta! Y seguro que en tu casa también les gusta mucho! Por eso siempre te peinan y te hacen trenzas, porque les gusta tu pelo y les gusta peinarte! Que mas da si no sabes hacer una trenza? Ya aprenderás! Todo lo que no se sepa tiene solución!

Oh! La vida era tan simple y divertida a ojos del mercader... todo tenia solución, todo podía llegar a ser divertido. Todo era maravilloso! Eran los humanos,los laguz... los seres vivos en general los que lo complicaban todo y llenaban todo de tristeza y dolor... No lo entendía, con lo fácil que era ser feliz...

Pero dejando eso de lado... El mercader se inclino hacia adelante y estiro la mano, posando la misma en la cabeza ajena y despeinando los rubios cabellos de la niña. Con una suave y cariñosa caricia, riendo con suavidad ante su propio gesto hasta de separar su mano y volver a su posición anterior

-Por supuesto! Ya te he dicho que yo te ayudo! No tienes que preguntar por ello! Y puedes ser egoísta! Porque eres la princesa del bosque y puedes ser egoísta... y yo soy el príncipe y te dejo ser egoísta! Así que como te dejo puedes serlo... pero solo en el bosque. Mas allá de aquí....mmmmm.... habrá que pensárselo.... Pero dejemos eso de lado!

Que se empezaba a desviar del tema... otra vez...

-Es importante saber hacer trenzas porque vamos a hacer la corona trenzando los tallos de los girasoles,entrelazándolos unos con otros. Y claro si no sabemos hacer trenzas no solo es mas difícil... si no que hay muchas posibilidades de romper la flor! Y con los bonitas que son no queremos eso! Así que primero hay que practicas con el pelo que eso no se va a romper!

Llevo una de sus manos a su cabellera y tomo un gran mechón de pelo, se lo paso por sobre el hombro llevándolo hacia adelante, quedando su pelo por sobre su pecho.

-Tu y yo tenemos el pelo largo... así que es mas fácil hacernos trenzas a nosotros mismos y practicar... oh! Pero si no quieres despeinarte siempre puedes practicar con mi pelo! A mi no me importa llevar trenzitas!!

Y de echo si bien llevaba el pelo largo , sin ningún tipo de atadura, si que disponía de alguna que otro mechón de cabello trenzado.

-Pues bien! Tenemos que coger un mechón de pelo y dividirlo en tres partes iguales... o bueno mas o menos iguales... lo separamos con el pelo...

Comenzó a explicar, de manera mas calmada y menos eufórica para que se le entendiese mejor. Siguiendo sus propias instrucciones que acciones. Tomando el mechón de pelo con una mano e introduciendo un par de dedos entre el pelo para dividirlo en tres.

-Ves que tenemos tres partes. Una en la derecha, otra en la izquierda y otra en el centro. Cogemos el trozo de la derecha y lo llevamos al centro... lo pasamos por encima del mechón del centro y... le roba el sitio!

Esta vez uso su segunda mano para comenzar a trenzarse el cabello.

-Ahora cogemos el mechón de la izquierda y lo mismo.... lo llevamos al medio, por arriba... y le roba el sitio también! Al final hay que llevar los mechones de las esquinas al medio para que le roben el puesto... el que se quede en el medio gana! Primero un lado y luego otro... Otra vez! Primero derecha... luego izquierda....

Explicaba a medida que lo hacia ,repitiendo el movimiento unas cinco veces . Poco a poco, con lentitud para que la niña lo captase todo, porque era mas fácil aprender viendo y probando a hacerlo que escuchando la explicación! Y quería que Elise lo viese bien, para que supiese como hacerlo... Se detuvo y soltó su pelo, si bien se aflojaron un poco los últimos cabellos trenzados la trenza en si,aun sin finalizar, seguía manteniendo su forma. Junto sus manos en un animado aplauso

-Ahora tu! Y si lo haces bien te enseño a hacerlo con las flores! Venga, venga! Le toca a la princesa!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Dom Jun 25, 2017 5:20 pm

Nagito fue muy bueno con Elise. Cuando Nagito escuchó que la princesa de los bosques (y no sólo de los bosques) no sabía hacer trenzas, no se burló de ella, ni la regañó por no saber hacer algo tan aparentemente simple. En vez de eso, la consoló diciendo que era normal que no supiera, puesto que nadie nace sabiendo.

-¡Eres tan bueno y comprensivo, Nagito! ¡Ojalá hubiera más gente como tú en el mundo!-exclamó alegremente la princesa, mientras acompañaba a sus palabras con un dulce y adorable abrazo.

Y la bondad de Nagito no se quedaba ahí, sino que aceptó ayudar a la princesa para hacer la corona y tratar los tallos. Incluso le dijo que podía ser egoísta, que no pasaba nada. La cara triste de Elise desapareció por completo.

-Gracias, Nagito. Eres muy bueno. Pero no quiero ser egoísta. No quiero ser la única que sea feliz. Si todos son tristes, por mucho que quiera, acabo siendo triste yo también ¡Por eso, en mi reino todos serán felices! ¡Tú también, príncipe Nagito! ¡Ordenaré a todo el mundo que sea muy feliz! ¡Y quien no lo sea, lo abrazaremos y le haremos cosquillas hasta que sí lo sea!-exclamó orgullosa la princesa Elise, como si aquello que decía tuviera lógica alguna.

Nagito explicó a Elise que para poder hacer bien la corona, primero debía aprender a hacer trenzas. Porque el mecanismo era similar, y si no lo aplicaba de esa manera, los tallos de las flores se podían romper. Y Elise no quería que las flores se rompieran. Nagito tampoco, cosa que alegraba el corazón de la princesita. Qué bueno haberse encontrado con un hombre bueno y amable, y no con alguien malo que quisiera hacerla pupita.

Elise se quedó callada, sentada sobre la hierba y observando con suma atención los movimientos de Nagito, trenzando su propio cabello plateado, mientras le explicaba cómo había que hacerlo. Se fijó en la posición que colocaba sus dedos y como iba dividiendo su pelo en tres rizos que iba alternando entre ellos formando una coleta muy elegante y bonita. Elise estaba impresionada.

-Guau… Viéndote parece tan fácil, Nagito ¡Voy a intentarlo yo también, sí!-exclamó motivada la princesita mientras se levantaba del suelo y pegaba un gran brinco de alegría y determinación.

Y Elise lo intentó. La primera vez, fue un desastre. Se hizo un lío entre los distintos mechones de pelo y al final se quedó todo en nada. Pero no se rindió. La segunda vez se hizo un nudo donde no debía e incluso se hizo un poco de daño al estirar para intentar deshacerlo. Pero no se rindió. La tercera vez fue igual que la primera, acabando en nada. Pero no se rindió. Y al final, a la cuarta vez…

-¡Lo he hecho! ¡Lo he hecho! ¿Qué tal me queda mi nueva trenza, Nagito?-preguntó muy orgullosa de sí misma Elise, buscando la aprobación del hombre de pelos grisáceos.

La imagen era cuanto menos curiosa. Para poder hacer la trenza, Elise tuvo que deshacerse una de las dos que ya llevaba hecha desde casa. Y la había rehecho con sus propias manos, y sin utilizar peines ni otros artilugios como sí era el caso cuando la hacían las trenzas en el castillo. Por lo que ahora, Elise tenía una trenza debidamente cuidada y bien elaborada a su lado izquierdo, y justo en el otro lado tenía una trenza mucho más vulgar y simplona que causaba un contraste tremendo al verla. Pero a falta de espejos, la princesa no se daba cuenta de ello. A ella sólo le importaba el que había sido capaz de hacer su propia trenza. Eso de por sí ya la llenaba de orgullo y satisfacción.

-¿Y ahora qué, Nagito? ¿Me enseñas a trenzar las flores? ¿Hacemos ya la corona? ¡Vamos, Nagito! ¡Hagamos la mejor corona de flores del mundo mundial!-exclamó la princesa, extasiada y emocionada por su victoria y confiada y ansiosa ante el nuevo desafío que se le abría ante ella.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Miér Jul 05, 2017 5:20 pm

-Si hubiese mas gente como yo el mundo seria un lugar maravilloso....y divertido... maravillosamente divertido! Y libre también!!!
Dijo mientras soltaba las flores y correspondía el abrazo, rodeando con sus brazos la pequeña figura ajena. Se tuvo que recordar que a pesar de no tener fuerza, pero nada de nada, Elise seguía siendo una niña y el un adulto, por lo que se contuvo en su emoción y efusividad. Teniendo cuidado de no apretarla demasiado en el abrazo, no fuese a hacerle daño a unas de las cosas mas dulces que se había encontrado en su vida.... También debía de admitir, aunque fuese para si mismo, que tenia la ligera sospecha de que un mundo lleno de gente como el seria un poco caótico... ademas debía de haber variedad!


-No sufras querida princesa! Yo ya soy feliz estando contigo. Te han dicho alguna vez que irradias felicidad? Es así como una enfermedad contagiosa! Sonríes y haces felices a los que ven tu sonrisa! ... Aunque si quieres te hago cosquillas también, nunca le diría que no a una buena guerra de cosquillas!

Dijo mientras se separaba para darle fin al abrazo. Pues ya era hora de continuar con la tarea... y no precisamente la guerra de cosquillas no! Las flores las flores!!

La pequeña seguía sus instrucciones en su dorada cabellera. O la menos lo intentaba . El mercader se limito a observar con una sonrisa en sus labios como la pequeña princesa de los bosques intentaba trenzar su cabello, aunque no con muy buenos resultados las primeras veces. Pero no importaba! El fallar era parte del aprendizaje! Habia que intentarlo una y otra y otra vez, levantar si se caía. Por eso no le ayudo y solo miro, pues si le ayudaba nunca aprendería a hacerlo sola, y ese era el objetivo.

Le dio tiempo,espacio, y al final lo consiguió. No era la trenza perfecta, pero había echo feliz a Elise, mas feliz de lo que le hubiese echo si el hubiese colaborado. Aplaudió ante el logra ajeno,ensanchando mas su sonrisa y siento en oleada de orgullo invadiendo todo su ser.

-Sabia que lo conseguirías. Es una trenza preciosa y estas guapísima con ella! Estoy seguro que dentro de poco seras capaz de hacer trenzas mucho mas bonitas y estarás mucho mas guapa... pero ahora, tocan las flores!

Tomo una de las flores que descansaban en su regazo, y con movimientos suaves movió un poco el tallo. Con cuidado de no romperlo,comprobando la flexibilidad del mismo.

-Vamos a hacer una trenza,pero con los tallos! Así que primero vamos a mimarlos un poco,así moviendolos suavemente para que dejen de estar tan rectos y rígidos y no se rompan al trenzarlo. Tu también, hazlo conmigo.

Repitió el proceso con las tres flores, poco a poco no solo para que no se rompiesen si no también para que Elise siguiese sus movimientos sin perderse, para que observase y ejecutase por su cuenta. Para cuando creyó que ya estaba todo listo.

-Ahora vamos a ordenar las flores! Usemos nuestro regazo para ello! Ponemos una debajo de otra, así como si formasen una fila...

Explico mientras realizaba los movimientos descritos.

-La tercera flor la dejamos en el hueco que hay entre ellos, a su derecha donde se unen. Piensa que las tres flores forman un camino en zig zag! Déjalas bien juntas, que no se vea nada bajo ellas.... y ahora cogemos los tres tallos que quedan pegaditos y los empezamos a trenzar ! Como si fuese nuestro cabello ! Es mas fácil porque los pelos se separan y los tallos  no... pero hay que tener cuidado porque los tallos se rompen ,a diferencia del pelo! Lo has entendió? Puedes hacerlo tu sola? Intentarlo al menos, como con la trenza! Si se rompe no sufras, es una pena si... pero tenemos flores de sobra así que no pasa nada! Se valiente e inténtalo con todas tus ganas que seguro que son muchas!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Mar Jul 25, 2017 3:44 pm

Cuando Nagito aplaudió a Elise, el orgullo que sintió la princesa por su victoria a la hora de hacerse su propia trenza se multiplicó por números con muchos ceros a la derecha. Y no era para menos ¿cuándo fue la última vez que la habían aplaudido por algo que había hecho? Oh sí, Elise estaba acostumbrada a que la vitoreasen con pasión y energía. Cuando ella aparecía ante el pueblo llano en desfiles o actos ceremoniales, el pueblo respondía con amor y entusiasmo. Pero en todas esas ocasiones, el amor que recibía la princesa era por quien era, no por lo que hacía. Que alguien la aplaudiera por un mérito realizado por ella y no por ser hija de quien es… quizás era la primera vez que había ocurrido en la vida.

Y eso la puso todavía más contenta. Sí, porque si ya antes estaba muy contenta, su felicidad ahora rompía los límites. Saltó, gritó muchos “¡¡YUUUUUPII!!”, dio vueltas sobre sí misma… Estaba extasiada. Menos mal que Nagito le recordó que todavía había una corona por hacer.

Pasado el frenesí, Elise volvió a fijar su atención en el hombre de pelo plateado, con la misma intensidad con la que había observado anteriormente a Nagito hacerse la trenza. Tal era la dedicación que le ponía la princesa a la clase particular que estaba recibiendo, que si sólo la mitad de ese entusiasmo se pusiera en sus estudios, Elise sería ahora la más lista de Nohr, más lista incluso que su hermano Leon. Claro que las clases que recibe en el castillo no son ni la décima parte de entretenidas.

Nagito había cogido una flor y movía ligeramente el tallo. Elise cogió otro girasol de la cesta de flores y empezó a imitar los movimientos del príncipe de los bosques.

-¿Mimar las flores? ¡Eso es fácil! ¡Adoro mimar y que me mimen! ¿Puedo darles también besitos?-no esperó a que Nagito le respondiese y rápido le dio un piquito al tallo del girasol que tenía en sus manos.

Por lo visto, el mecanismo a seguir con los tallos era el mismo que con su pelo. Por un lado, estaba la ventaja de que esta vez podía ver lo que estaba haciendo, algo imposible con su propia trenza. El lado negativo es que un tallo es mucho más difícil de manejar que el pelo, aunque los tallos no se separasen, por lo rígidos que son.

Nagito le decía que si se le rompía un tallo, no pasaba nada. Sin embargo, tres fueron los tallos que se le rompieron en el camino de hacer la corona. Y en cada ocasión, a Elise se le partía un poco el corazón.

-Lo siento, lo siento mucho. Perdonadme por haberos hecho daño ¡Lo siento!-exclamaba, casi con lágrimas en los ojos, cada vez que un tallo se partía por la mitad fruto de un movimiento demasiado brusco por parte de la princesa.

Pero al final, tras no rendirse y con el apoyo moral y las instrucciones de Nagito de su parte ¡la corona fue construida! ¡Al fín! Era una corona un tanto rudimentaria y torpe, y un mero soplido podría hacer que los tallos se desligasen y se fuera todo al garete ¡Pero estaba hecha! Una radiante corona de girasoles, hecha por Elise.

-¡Le he hecho! ¡Lo he hecho! ¡Mira, Nagito! ¡La corona está terminada! ¡¿A que es maravillosa?! ¡Es muy bonita!-Elise saltaba emocionada alrededor de Nagito con la corona en las manos, totalmente emocionada por haber terminado su obra. Pero al final se detuvo, dándose cuenta que otro movimiento brusco más y adiós corona. Entonces se detuvo ante Nagito y le dio la corona mientras se ponía de rodillas.-¿Me harías el gran honor de coronarme, príncipe Nagito?-pidió la princesa ilusionada, mientras esperaba a que el príncipe de los bosques accediera y pusiera la nueva corona sobre su linda y adorable cabeza.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Jue Ago 03, 2017 7:59 pm

Las flores, ese ser de la naturaleza tan hermoso y delicado al mismo tiempo. Pero con la flexibilidad y fuerza suficiente para sobreponerse a lo que le vendría encima, o en este caso al ser manipulados para hacer una corona. Eran esas cualidades las que hacían que se vendiesen y se les diese mutiples usos decorativos. Hermosos,efímero,frágil.. un tallo roto era de esperarse. Mas de uno también si se era la primera vez que se manipulaba aquel elemento de la naturaleza. No era la primera vez del enterrador,por eso al mercader no se le rompió ninguno. Pero la princesa no corrió la misma suerte. Entristeciéndose cuando aquello ocurría, entristenciendose mas de lo que debería por aquello llegando al punto de pedir perdón a la flor. Tan tierna,adorable e inocente... el mercader le sonreía con ternura a cada tallo roto.

-Estoy seguro de que la flor entiende y te perdona. Seguro que esta feliz! Porque si,esta rota, pero te esta ayudando! Te esta ayudando a aprender, te esta ayudando a que conviertas a sus hermanas en una hermosa corona... quien no iba a estar feliz cumpliendo una misión tan importante como esa!?

Pero aun así,a pesar de romper las flores,la pequeña  no se rendía. Y no era fácil para un niño,una criatura que no había tenido que luchar aun contra la vida,el no desistir,el no darse por vencido cuando algo andaba mal. Oh la pequeña era fuerte,tenia determinación! Y por eso el mercader hizo su propia corona poco a poco,siguiendo el ritmo de la rubia. Para que ella observase sus movimientos y el los suyos por si necesitaba ayuda. Mas no la necesito ,ella sola pudo conseguirlo. Si era la primera, y no era la mas hermosa ni a mas perfecta. Pero estaba echa de girasoles y era bonita, y se notaba que era una corona.

Y el propio mercader se emociono y aplaudió a la niña con animo al ver su labor finalizada. Sintiéndose tan orgulloso como si fuese el mismo quien acababa de realizar su primera corona. Oh... crecían tan deprisa.

-No es tan bonita como tu pero es maravillosa. Es la cosa mas bonita que han visto los bosques en mucho tiempo. Es una corona mas brillante que el mismísimo sol! Una corona mas que digna de la princesa del bosque.

Comento con sinceridad y alegría ,riendo mientras la pequeña saltaba de emoción alrededor suyo. Cuando le entregaron la corona la tomo con cuidado y se arrodillo frente a la niña. Si iba a coronarla que menos que hacerlo bien.

-Todo un honor mi princesa... Yo,príncipe Nagito, te nombro a ti Princesa Elise, primera y única princesa de los bosques...

Pronuncio con una seriedad y solemnidad que no había tenido hasta el momento, mientras con todo el cuidado y delicadeza del mundo posaba la corona de Elise sobre su rubia cabellera,dejando la misma perfectamente acoplada en su cabeza. No sabia si las palabras estaban bien ,pero no sabia hacerlo mejor así que así tendría que ser.

-Hermosa. Preciosisima... y ahora, mi princesa, me haría usted el honor de coronarme a mi? Para poder así reinar estos bosques como es debido.

Pregunto mientras le ofrecía a la pequeña la corona que el mismo había echo a la par que ella.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Vie Ago 18, 2017 7:07 pm

Y la princesa Elise fue coronada.

Elise no corrigió a Nagito en los infinitos errores de protocolo en los que había incurrido a la hora de llevar a cabo una ceremonia de coronación. Reglas de protocolo, extensas, arbitrarias y aburridísimas que deben seguirse siempre en ese tipo de ceremonias, como cantar alabanzas a Anankos o citar de memoria las sagradas leyes del reino y cosas todavía peores. De hecho, el coronar a Elise como princesa estaba mal, ya que sólo los reyes pueden ser coronados, nunca los príncipes ¡Pero todo eso daba igual, ahora! La coronación de Elise era un triunfo de la libertad, de la autonomía, de la independencia y de la diversión ¡Eso era lo importante! Todas las demás normas estrictas y absurdas no tenían lugar en el reino sagrado de los bosques.

-¡Yupi! ¡Ya soy la princesa de los bosques!-exclamó saltando nuevamente de alegría, con la radiante corona de flores sobre su cabeza.-¡Ahora me toca! ¡Me toca coronarte a ti también! ¡Vamos! ¡Vamos!

Coronar a una princesa estaba mal. Coronar a un plebeyo mucho peor todavía ¿Pero acaso había alguien ahí que pudiera regañarle por aquello? ¡No! Estaban a solas, salvo la compañía de las flores y pequeños animales que no se asustaban ante los continuos brincos de la adorable princesita. Podía hacer lo que quisiera, así lo había dicho Nagito. Y así lo iba a hacer.

-Ejem… Estoy un poco nerviosa, no sé muy bien qué decir.-confesó Elise, con la corona en mano y Nagito delante, dudando sobre qué palabras debía pronunciar. Al fin y al cabo, ella nunca había coronado a nadie. Pero al final se armó de valor e improvisó sobre la marcha como pudo.-Amigo Nagito. Por el poder que me han otorgado los bonitos girasoles, y la corona hecha con esfuerzo y cariño, yo te corono ¡príncipe de los bosques!
-¡¡Princesa!!

El grito dejó petrificada a Elise, quien estaba a medio camino de ponerle la corona en la cabeza de Nagito. El susto fue tal que la corona se le cayó de las manos, y acabó cayendo al suelo, no rompiéndose de puro milagro.

La princesa se dio inmediatamente la vuelta y pudo comprobar que aquel bosque, anteriormente solitario, se había llenado de repente con un escuadrón de soldados a caballo que al galope se dirigían hacia ella. No sólo eso, sino que si levantaba la cabeza podía ver a un par de wyverns sobrevolando los cielos. No había que ser muy lista para darse cuenta de qué era lo que había pasado. Tras descubrir su desaparición, la guardia del castillo se había movilizado al completo. Y la habían encontrado.

Elise empezó a temblar, no sabía qué decir, no sabía qué excusa poder dar. Nunca la habían pillado tan pronto, esperaba tener un par de horas más libres antes de volver al castillo a escondidas y fingir que no había pasado nada. Pero no, pillada con las manos en la masa, no podía hacer nada más que afrontar su destino.

-¡Princesa Elise! ¡¿Estáis bien?!-dijo el capitán de aquel pelotón, montado en un caballo negro, ya a pocos metros de la princesa nohria.-¡No sabéis lo preocupados que estábamos! ¡Hemos movilizado a todo el reino sólo por vos!
-Yo… yo… Sólo quería jug… Lo… Lo sient…-las palabras apenas le salían de la boca de la princesa, mientras su mirada se volvía hacia abajo, totalmente avergonzada.

Elise reconocía a aquel capitán, pero sólo de vista. Lo había visto por el castillo, pero nunca habían hablado hasta ese mismo día. El soldado se fijó entonces en Nagito, y su mirada se endureció terriblemente. No sólo eso, sino que además desenvainó su espada y apuntó su filo en dirección al pobre aldeano que a punto había estado de ser coronado príncipe de los bosques.

-¡Alejaos de la princesa, escoria inmunda!-ordenó sin siquiera molestarse en preguntar primero.-¡No os atreváis a acercaros a la princesa Elise Nohr, o sufriréis la ira de mi espada.
-¡No! ¡No le hagáis daño! ¡Es un buen hombre! ¡Sólo jugaba conmigo! ¡Es mi amigo!-gritó Elise entonces aterrada, preocupada por el destino de Nagito si seguía aquel malentendido.
-¿Amigo? ¡¿Amigo?! ¡Por favor, princesa! ¡¿Es que ya habéis olvidado lo que pasó la última vez que os escapasteis del castillo?!-regañó el capitán a la princesa, quien volvió a bajar la cabeza avergonzada ante tales terribles recuerdos.-Dioses, mirad vuestro pelo, está despeinado y con flores ahí metidas… Que asco… Decidme, princesa ¿Os ha hecho algo ese hombre? ¿Os ha… tocado…? Decidme la verdad, y prometo que seré rápido.

El tono de la voz se había dulcificado un poco, pero Elise podía ver la amenaza detrás. Aunque no entendía muy bien que se refería por “tocarlo”, la princesa sabía de sobra que Nagito no tenía nada que ver con el hombre malo que la atacó en los arrabales de Windmire. No podía permitir que se cometiera tal injusticia, y mucho menos que Nagito acabase como el hombre malo, castigado a muerte.

-¡Nagito no es un mal hombre! ¡No me ha hecho nada malo! ¡Así que os ordeno que lo dejéis en paz!-gritó con fuerza, los ojos cerrados con intensidad.

Aquello hizo recular un poco a los soldados del castillo. La princesa Elise casi nunca daba órdenes. Aquello era rarísimo. Pero enseguida se acercaron a la princesa. Podrían obedecerla a la hora de dejar en paz a Nagito. Pero no la obedecerían si les ordenases que se fueran y la dejasen en paz.

-Yo… lo siento, Nagito. Ha sido divertido… pero tengo que volver a casa…-dijo Elise mirando a Nagito con tristeza. Mientras, uno de los soldados se acercó y trató de coger la corona que llevaba la princesa en la cabeza.-¡No la toquéis! ¡Es mi corona! ¡La hice yo misma!-respondió henchida de orgullo, antes de verse obligada a subir a uno de los caballos que la conducirían de vuelta al hogar.

OFF: Creo que con un post más cada uno, podemos dar cierre a este adorable y entrañable social. Puedes rolear a todos los soldados como te venga en gana, eres libre de hacer lo que quieras con ellos. Espero que el social te haya gustado tanto como a mí ¡¡Nos leemos!!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Undertaker el Dom Ago 20, 2017 6:28 pm

-No hace falta saber que decir.Solo tienes que decir lo que tu quieras! Lo que tu corazón te diga! Eso es suficiente!

Exclamo el mercader,contagiado por la ilusión y alegría infantil que la niña de rubios cabellos destilaba.Emocionado también ante la idea de tener su plateada cabellera decorada por una corona de flores amarillas. Diciendo sus palabras con sinceridad mientras esperaba con expectación .

Por desgracia fueron interrumpidos por un grito que no solo impidió que fuese coronado,si no que hizo que la menor se sobresaltase y soltase su preciada y maravillosa corona. El mercader no sabia que le había molestado mas,si el ser interrumpidos en un momento tan emocionante y divertido,si que su corona acabase en el suelo, o si el echo de que dejasen a la niña petrificada,casi pálida. Pero como osaban hacerle eso a un ser tan tierno y puro?

Desvió la mirada ,con la intenciones de lanzarle una mirada asesina al susodicho,cuando se vio rodeado de soldados cuyas armaduras y estandarte identificaba demasiado bien. Después de todo su negocio ilegal había comenzado en su país natal,como no iba a haberse informado sobre los ires y venires del ejercito que podía haberlo capturado en sus primos años en el negocio?

Lo que no entendía era que hacían allí... o bueno sus dudas fueron resultas pronto cuando los soldados a caballo llegaron a la altura de la niña y descubrió que eso de que me llamo como la princesa que le había dicho al presentarse era en realidad, un "me llamo Elise y soy la princesa".Algo que le hubiese sorprendido,porque uno no espera ir a un bosque encontrarse con un miembro de la realeza en el y acabar jugando a los príncipes con coronas de flores. Pero dicha sorpresa quedo en un segundo plano cuando no solo lo estaba mirando mal,lo cual había sido su intención,si no que le estaban apuntando con un arma.

Oh, quiso reír ante la ironía. Años delinquiendo en el país y haciendo dudosos tratos y la primera vez que el ejercito va a por el,con claras intenciones de rebanarle el cuello, van y lo hacen por haber cuidado y jugado con la princesa? Su vida iba a peligrar por hacer coronas de flores? La vida era maravillosa! Maravillosamente divertida e irónica, por eso no podía enfardarse ante la situación. Si no que sonreía divertido,incluso se mordía el labio para no reír. Por lo divertido del asunto. Por lo adorable que era la rubia mientras lo intentaba defender. La princesa era un encanto,era adorable,y lo quería proteger de los soldados.Pero como no iba a estar contento por ello.

Aun así mejor no tentar a su suerte. Se quedo sentado en el suelo,pacíficamente y con sus manos al alto.Mostrando las palmas abiertas diciendo así que no tenia nada con lo que dañar a nadie. Y su lado prudente decía que calladito estaba mas guapo, pero claro... una parte de el le decía que ese soldado estaba gritándole a la princesa,haciéndola sentir tensa e incomoda, y que encima le intentaba acusar de algo que no sabia muy bien que era pero estaba seguro que no había echo. Por favor! Si alguna vez le pillaban y acusaban al menos que fuese por algo que si había echo

-En mi defensa diré que no sabia que era nuestra princesa. Que solo he jugado con ella y le e echo compañía porque dejar a una niña tan pequeña por el bosque... que ser sin corazón haría eso? Ademas... de asco nada! Mirar que bien se a echo su primera trenza! Y mirar que bonitas las flores con su pelo! Pero si esta monisima con su corona de girasoles! Con todos mis respetos señor, que poco gusto tiene... Aunque el gusto es algo subjetivo así que...

Casi llora enternecido y de emoción al ver como la pequeña alzaba la voz por el, no pudiendo evitar aplaudir un poco ante la resolución y valentía de la pequeña al hacer frente a sus teóricos protectores.Ademas le había llamado buena persona, o al menos había dicho que no era malo. Como no iba a llenarse de ternura.

Le sonrió ampliamente a la pequeña cuando esta se disculpo con tristeza ante el.

-No te preocupes,todos tenemos que volver a casa tarde o temprano y no es culpa tuya así que esta bien. Y a sido divertido ,muy divertido!!! Espera un momento!!!

Exclamo al ver como la princesa era subida a una de las monturas,gritando para que no se fuesen aun. Se agacho entonces y tomo la cesta que la pequeña había traído,donde aun quedaban alguna de las flores que habían sobrado al hacer las coronas. También metió en la cesta su propia corona ,para que la princesa la tuviera. Se acerco con cuidado y cautela,pues los soldados estaban atentos a cada movimiento suyo,con las armas desenvainadas y preparadas. Iba a entregarle la cesta pero entonces lo recordó. Colgó la cesta de uno de sus brazos. Y metió la mano entre las telas de su ropa,buscando algo entre los bolsillos de la misma. Busco con rapidez ,pues ya veía que los soldados comenzaron a rodearle y a apunta de nuevo las armas contra el, cuando saco un sobre. Un simple sobre. Las armas no se retiraron pero al menos no se lanzaron a por el.

-Que solo es un sobre!!! que es inofensivo!!!

Miro el sobre antes de meterlo en la cesta. Allí estaba la lista de posadas a las que escribir para contactar con el... para su negocio legal,el que servia de tapadera . Tenia una lista igual pero para su negocio ilegal, y para el nombre que usaba para el, y mejor asegurarse que equivocarse y condenarse.

-Soy un simple y honrado mercader de Nohr, que viaja por todo el mundo. Así que mi princesa si alguna vez queréis flores o coronas de flores de otros reinos y continentes solo teneos que escribirme a las direcciones apuntadas en el sobre. Y cuando vuelva a Nohr vendré cargado de preciosas y desconocidas flores ,todas para ti! ... También puedes escribirme para jugar otra vez,a sido divertido! Pero algo me dice que que a estos de aquí no les va a gustar la idea

Estiro la cesta, hacia la princesa,acercándola también hacia el soldado que manejaba la montura.

-La cesta es suya,al menos que la lleve de vuelta. Tomarla y revisarla si no os fiáis,pero esta feo que no pueda llevarse sus pertenencias de vuelta.

Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
682


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Elise Nohr el Jue Ago 31, 2017 6:11 pm

Elise no pudo evitar emocionarse un poquito cuando Nagito defendió su trabajo con su trenza y su corona de flores. Eso no quitaba, en lo absoluto, que no se preocupase por el destino del pobre hombre, el cual estaba siendo vigilado constantemente por los soldados nohrios que habían acudido a su “rescate”. Por unos instantes, Elise tuvo recuerdos de cuando varios soldados apresaron a aquel hombre malo en los arrabales de Windmire, y todo lo que pasó después de aquello. Temía que le fuese a pasar también aquello a Nagito, lo cual sería todavía mucho peor, ya que él era totalmente inocente. Ese hombre absolutamente nada tenía que ver con el hombre malo que intentó atacarla y hacerla pupa en aquel callejón oscuro.

Al final tuvo que gritar aquella orden a los soldados, para asegurarse que el trágico desenlace del hombre malo no se repitiera en aquel hermoso bosque. Elise respiró hondo varias veces tras aquello. Los soldados se sorprendieron, pero la princesa también se sorprendió bastante. Aun siendo princesa, por su juventud apenas daba órdenes, sino que más bien las recibía. El ordenar algo no le gustaba a Elise, le hacía sentirse nerviosa. Prefería dejar eso a sus hermanos, quienes eran mucho más capaces y sabían que tenían que mandar. Sin embargo, allí sola, no le quedó más remedio que actuar.

Y gracias a Anankos que aquellos soldados obedecieron. Al final, los soldados que habían desenvainado sus armas las volvieron a envainar, y Elise pudo despedirse de Nagito mientras la subían al caballo, entristecida por tener que volver tan pronto, y asustada del castigo que seguramente le esperaba en el castillo.

Pero entonces, Nagito actuó. Los soldados volvieron a desenvainar cuando el hombre de pelo gris se acercó de nuevo a ella, aunque fuese a entregarle la cesta de flores que le pertenecía y que hasta ese momento yacía en el suelo. Y ya cuando sacó un sobre, varios de ellos apuntaron sus armas contra él. De poco sirvió que Nagito gritase y mostrase que sólo se trataba de un inofensivo sobre. Como mucho, logró que no le atacasen directamente, pero los ojos y las espadas estaban atentos a cada movimiento del joven de pelo gris y ojos verdes.

Mientras le entregaba el sobre, Nagito le explicó que dentro se encontraba distintas direcciones donde podía escribirle. Por lo visto, se trataba de un mercader y le prometió que si se lo pedía, le traería muchas flores de distintos reinos más allá de Nohr. A Elise le entusiasmó la idea, e hizo que una sonrisa dulce y cándida apareciese en su rostro.

-¡Gracias, Nagito! ¡Prometo que te escribiré! Estate atento que te pediré muchas flores ¡Y te contaré que tal mis días! ¡Y juegos nuevos a los que jugar! ¡Ya lo verás! ¡Prometo que nos volveremos a ver! ¡Nunca me olvidaré de ti!-exclamó la princesa a viva voz, mientras sujetaba la cesta con sus manos, y con la corona de flores y el sobre dentro.

Al capitán no le hizo gracia las palabras de la princesa, pero ni él ni ninguno de sus hombres se atrevió a levantar la voz otra vez. Eso sí, si las miradas matasen, el pobre Nagito ya habría cruzado el otro barrio y vuelto unas cincuenta veces.

Al final, los soldados se dieron la vuelta, y empezaron a trotar rápidamente para alejarse de aquel claro. Pero antes de que pudieran desaparecer completamente de la vista de Nagito, la princesa levantó la mano a modo de despedida y gritó lo más fuerte que pudo.

-¡Adios, Nagito! ¡Cuídate mucho! ¡Me ha encantado jugar contigo, príncipe de los bosques!-y siguió agitando la mano a modo de despedida, hasta que Nagito desapareció completamente de su mirada.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Coronas de flores [Elise-Under]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.