Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Sáb Nov 05, 2016 5:44 pm

El aire se había llevado consigo el suave rasgar de la pluma a deslizarse por el lienzo que representaría las palabras como imágenes y pensamientos, como una historia creada en quien pudiera leer esas notas, esas frases hiladas con una soltura y elegancia dignas de quien ha practicado y disfruta de lo que hace. Una historia que, como ese mismísimo viento que se dirigía hacia la dirección de la extensa superficie de agua que se podía ver desde allí, pretendía evocar un viaje en la mente de los lectores, el transportarlos ahí donde el escritor quisiera y deseara que apreciaran cada detalle que sus palabras pudieran transmitir.

Y es que, Uroko no parecía alguien capaz siquiera de escribir algo con soltura, mucho menos con elegancia. Su aspecto, su actitud, eran una completa ironía si se comparaba con lo que podía expresar al escribir. Pero uno de sus entretenimientos, siendo casi saludable para su mente y equilibrio emocional, era aquel. Y desde allí, en lo alto de la muralla que mantenía la ciudad de Goldoa separada del resto, con la brisa agitando los largos mechones plateados que brillaban por el reflejo del sol, era capaz de percibir con su rasgada mirada azulada una espectacular vista antes de volver a dirigir dicha mirada, sabia y reflexiva en ese momento, hasta las hojas ya escritas y las que quedaban aún por llenar de letras con su fluida caligrafía. Poco a poco, y apoyado aquel libro en blanco en la almena de la muralla junto al pequeño botecito de tinta y sosteniendo en su mano una pluma, era como estaba dejando correr el tiempo. Era su rato de calma, realmente resultaba terapéutico ese simple hecho, y aunque había escrito varios libros ya, no quitaba que siempre acabaran siendo anónimos, sin autor al que buscar, siquiera se molestaba en buscar un seudónimo.

Pero, cuando estaba esperando a que la tinta se secara para poder pasar de página, una fuerte ráfaga de aire le golpeó por la espalda, causando que las níveas hebras de su cabello se agitaran con brusquedad y las páginas del libro se agitaran violentamente. Y en su intento de poder echar hacia atrás su cabello y a su vez, intentar evitar que el destrozo se hiciera visible en el libro, acabó por precipitarse al vacío el tomo por la muralla. Y tras, con un chasquido de su lengua y retirando todo su pelo hacia atrás, se asomó por la almena para ver como su libro caía y caía cada vez más.- ...Eso debe ser lo que se dice con 'Las palabras se las lleva el viento'...-murmuró para sí mientras se echaba hacia atrás con un pequeño suspiro. Bueno... luego, si eso, iría a buscarlo. Total...¿quién se lo podría encontrar? Y con una calma sorprendente teniendo en cuenta el 'accidente', buscó en la pequeña bolsa que había llevado consigo mismo para sacar una petaca que contenía un dulce licor de bayas y poder darle un trago, sintiendo con deleite como la suave textura bajaba por su garganta con un sutil ardor disimulado por el dulce sabor, y suspiró. Cosas peores podrían pasar que perder un escrito...muchas más. Él lo sabía, pero...eso era cosa del pasado
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Nov 05, 2016 9:04 pm

Ahh... Que agradable brisa aquella... Le recordaba vagamente a Serenes, al menos la pureza del aire, la frescura y el susurrar del viento. Diferente a Hatari y su seco resonar, era, sin duda alguna, parecido a su lugar de origen, su más pura forma. Ah... Quizás era el mismo, el mismo viento que se modificaba al rozar las piedras de Goldoa, el mismo viento que avanzaba y rozaba los árboles de su bosque. Al cerrar los ojos lo pudo imaginar, lo vio y aquello bastó para hacerle sonreír. Se estaba tomando demasiado tiempo en tierra de dragones, pero, lo que en un principio consideró un mero capricho, pronto se volvió una necesidad. Era como respirar un poco de aire limpio, como desconectar durante segundos de aquél inesperado trabajo que se le había caído encima y que había aceptado, y poder descansar, poder recuperar fuerzas. Sus ojos, azules como el mismo cielo se abrieron y en un nuevo batir de sus alas, esta vez más poderoso, fue subiendo.

Las enormes murallas que protegían la ciudad le resultaron curiosas y se preguntó cuantas veces los habría protegido a todos ellos de los enemigos inminentes. Sindhu poseía murallas también, pero Goldoa tenía las montañas de su lado y en aquél preciso instante agradeció ser un laguz alado y tener la facilidad de moverse por los cielos hasta lo alto de aquella muralla. Su intención no había sido, en ningún momento, adentrase en la ciudad y recorrer sus calles, principalmente porque prefería pasar tiempo en los alrededores, dejarse llevar por la curiosidad a flor de piel y dejar simplemente que el destino hiciese de las suyas, como le había permitido conocer a otra garza, como le había permitido conocer al príncipe de Goldoa. Nunca pensó, en su debido momento, que relacionándose con aquella historia actual conocería a tantos seres que llegarían a ser importantes para él y, cierto era que se sentía emocionado, casi revivido, aliviado.

Pero, al levantar la mirada hacia arriba y ver, con claridad como algo caía desde allí parpadeó, parando así su ascender para poder atrapar aquél que parecía ser inequívocamente un manuscrito entre sus manos. Ni tiempo le dio a hojearlo, sintiéndose más interesado en descubrir de donde había caído y por ello empezar nuevamente su movimiento por las cercanías de la muralla hasta finalmente superar sus confines con un ligero jadeo que a pesar de todo le hizo sonreír. Pero, a pesar de que su intención fue descansar ahí un rato, una figura no demasiado lejos de él le sorprendió. Cabellos blancos como la pura nieve y un aura particular a su alrededor, casi misteriosa. Acercó el libro a él, hasta casi abrazarlo y permaneció quieto en el cielo, moviendo solo de vez en cuando sus alas para permanecer en aire, sin tocar aún tierra firme. Pero, si de por si la aparición del laguz le sorprendió, más lo hizo fijarse en las azuladas escamas de su cuerpo, como si un mar inexistente se reflejara en ellas.

Era un dragón ¿Qué más podía ser? Los conocía, los había visto y aún así, ninguno de ellos tenía su apariencia. Movió nuevamente sus alas en un suave aleteo y se acercó al misterioso laguz. Dejó que sus pies tocaran el suelo, bajando hasta quedar de rodillas. El libro acabó contra el suelo, su mano apoyada en él y su cuerpo se inclinó al frente, con sus alas aún extendidas suavemente hacia atrás, plegándose, lentas, detrás de su espalda— Eres un dragón ¿Verdad? —Extendió su mano hacia uno de los brazos del otro, en la parte donde las azuladas escamas eran visibles y, apoyando su tibia mano sobre aquella zona, acarició con uno de sus dedos las escamas visibles cerca— ¿Por qué tus escamas son visibles? —Parpadeó. Pareciera como si fuese un dragón acuático, le proporcionó un extraño presentimiento y fijó sus azulados ojos en los ajenos, curioso. ¿Qué se estaba comportando de forma casi atrevida? No lo veía de esa forma. ¿Quién era ese sujeto? Solo alguien más que en aquél preciso instante se encontraba como él, encima de la muralla de Goldoa y, queriendo o no, se había convertido en blanco de su curiosidad.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Dom Nov 06, 2016 12:59 pm

Su lengua se deslizó por el borde de sus labios, rozando a su vez los colmillos más desarrollados que poseía en busca de los últimos rastros de aquella bebida que se había permitido beber en ese momento mientras sus dedos se esmeraban en cerrar como era debido aquella petaca para no perder nada de aquel líquido de tonalidad carmesí. Pero cuando se iba a inclinar para tomar la bolsa y poder guardar las cosas, ya que allí poco tenía que hacer ya, fue cuando una clara figura asomó por encima de la muralla, justo frente a él, como si estuviera destinado a estar allí para deslumbrarle.

En sus orbes de un peculiar azul se reflejó por un momento aquella imagen antes de que se entrecerrara en una fina veta afilada e intensa al observar la figura alada con su libro y encima que se estuviera acercando. Ese chico... Era una garza, ¿no? Sólo había tenido la ocasión de hablar con alguna hacía ya muchos años... Pero la pregunta causó que sonriera de lado, con cierto afán de mordacidad. ¿Que si era un dragón?- No, soy un pez fingiendo ser humano -sí, eso era una mofa. Pero cuando aquel laguz quedó de aquella forma, con su manuscrito en el suelo, y extendió su mano para tocar las escamas de aquella peculiar tonalidad tornasol que poseían, su mirada se cerró con un pequeño suspiro. Bueno... precisamente por ser visibles había tenido bastantes problemas...- Buena pregunta, igual que la que voy a realizar ahora: ¿Porqué tus plumas están negras? -y tras abrir en un parsimonioso gesto sus párpados hasta dejar a la vista el entramado del iris, señaló con uno de sus dedos una de las puntas de las alas del rubio, las cuales estaban manchadas de negro en formas irregulares e indefinidas. De verdad... su suerte no iba a mejor, el bote de tinta se había derramado y así había acabado la pobre almena y ya de paso parte de las plumas y de las ropas de aquel chico, rompiendo de aquella manera un poco el aspecto claro y puro que podía dar.

Pero tras esos instantes en los que mantuvo silencio, acabó por encogerse de hombros en un suave gesto y agacharse con el único objetivo de tomar entre sus dedos aquello que era suyo, el manuscrito. Y tras dejar la petaca con el licor en uno de los pliegues de su ropa, abrió el tomo para comprobar el estado en el que se encontraba. Emborronado. Toda la página que había estado esperando a que se secase se había emborronado, destrozando así la filigrana a modo de letras que había usado al inicio y la pulcra y fluida caligrafía posterior. No se entendía nada de aquellas dos hojas...

Así que sin pena ninguna, las arrancó en un brusco gesto y cerró el libro, quedándose de esa manera con ambas hojas en una de sus manos y sosteniendo el tomo con la otra.- Qué remedio...ya no tenía solución alguna...-murmuró mientras dejaba sobre una de las almenas libres de la tinta el tomo y, simplemente se puso a doblar las hojas una u otra vez en una incoherente forma. Y mientras realizaba ese gesto, con la mirada fija en lo que hacía, entreabrió sus labios.- ¿Y bien, Garza? ¿Qué hace alguien como tú revoloteando por las murallas? Me siento hasta especial por tener el honor de volver a ver a alguno de tu especie -y tras esas palabras, extendió su mano para ofrecerle al laguz de claras alas una pequeña grulla de papel de un entramado único y peculiar por las manchas de la tinta sobre el papel, fijando en ese momento su mirada en los orbes azules que rivalizaban con los propios, aunque eran completamente distintos a pesar de todo.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Dom Nov 06, 2016 9:34 pm

¡Enserio! ¡Vamos! ¡Por Ashera! ¿Un pez fingiendo ser humano? ¡Que tragedia! Dibujó un ligero puchero ante su mofa y retrocedió, sentándose sobre sus propios talones mientras se cruzaba de brazos. ¡Humanos! ¿Por qué todos los nombraban?Entonces te engañaste de especie. Es mucho más divertido ser un alga que un humano —Y sí, había usado una palabra despectiva, pero él los odiaba y eso se sabía, que fuese tolerante y fingiera llevarse bien con ellos y que algunos efectivamente comenzaran a caerle bien, no significaba que totalmente iba a confiar en ellos, eran dos cosas diferentes por desgracia. De todas formas... Un pez... ¿Acaso existían peces laguz? ¡No! ¡Era inaudito! Y sabía que mentía, era obvio, al menos para él lo era. Y ya daba igual si su voz lo delataba, o si algo en su aura lo hacía, Seraphiel era una garza y hasta que la buena salud estuviese de su lado, se percataría de los pequeños e insignificantes cambios en las personas, por ello no se preocupaba demasiado al respecto. Era mucho más fácil para un laguz permanecer del mismo parecer que para un humano, aquellos mentiroso y ruines seres que capaces eran de golpearte por la espalda sin miramiento alguno.Pero quizás...

¿Eh? —Parpadeó. ¿Qué tipo de pregunta era aquella? ¿Plumas negras? ¿Desde cuando era él un cuervo? Desvió la mirada hacia donde el dragón le señalaba hasta fijar su atención en la punta de sus plumas más bajas, manchadas inevitablemente de negro— ¡¡Ahhh!! —Su voz se levantó en un grito contenido. Latió sus alas y creó viento suficiente con ellas como para ponerse de pie y alejarse unos pasos del albino. Rozó el suelo con sus pies y ya de pie extendió un poco sus alas hacia delante— ¡Que desastre! ¡Que...!¡Que catástrofe!Mis plumas... ¡Moh!... ¿Y ahora como limpio yo esto? —¿Cómo? ¿Cómo? ¿Cómo le ayudaba su madre cuando se ensuciaba? ¡No! ¡Entonces era simple barro! Ahora estaba manchado de tinta, de tinta negra que se estaba corrompiendo su plumaje. Dibujó un puchero y pasó la mano por sus plumas, sucesivamente por la larga bata que llevaba, con manchas igual de oscuras... ¿Qué era eso? ¡Que sucio! Disconforme acabó desabrochando el vestido que llevaba encima, dejando a la vista una camisa blanca y holgada por debajo y unos pantalones igual de claros, dentro unas botas de un color algo más oscuro.

Mientras se ocupaba de quitarse cuidadosamente la prenda, prestó atención a las palabras del laguz, hasta escuchar su pregunta, una que le sorprendió también. ¿Alguien más de su especie? Desvió la mirada hacia él, ya con la bata en uno de sus brazos, al menos sus vestidos ya no estaban sucios de oscuridad, algo había logrado salvarse— Visitando Goldoa... —Fue su respuesta, corta— ¿Volver a ver? ¿Viste a alguien más? —¿Alguien más a parte de él o del príncipe Reyson? ¡Sería espléndido! Parpadeó al ver la grulla y que ofrecía y, entreabriendo un poco sus alas sobrevoló el oscuro charco de tinte en el suelo y la tomó con cuidado— Oh, gracias. Que linda grulla —Y esbozó una sonrisa, una amable y alegre. Pisó con la punta de su pie la parte en que no había tinta y se movió hacia uno de los lados del dragón, donde finalmente quedó de pie y volvió a plegar sus alas que había estado usando como punto para mantener el equilibrio. Levantó un poco aquella grulla de papel y la observó, con una sonrisa en sus labios, le agradaban y eso fácilmente se podía notar. Miró de reojo el libro de entre las manos del mayor— Pero pobre libro...
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Dom Nov 13, 2016 11:00 pm

Dejó pasar las palabras ajenas por causa obvia respecto a aquella indicación de desprecio respecto a los humanos, aunque esa causa hizo que estuviera tentado de sonreír con aire divertido y casi retorcido. Bueno… teniendo en cuenta lo sucedido en la residencia que era de las garzas, no le sorprendía aquello, pero para nada. Al fin y al cabo no era un secreto lo ocurrido en el Bosque de los Serennes y, realmente lo sorprendente era ver que aparecían más de aquellos laguz de claras plumas que se podían considerar prácticamente extintos. Obviamente, el haber ‘mentido’, el haber dicho aquella mordaz broma, no le iba a preocupar lo más mínimo a Uroko. De todas formas…si ese laguz no captaba su mofa, tampoco es como si le fuera a ser un inconveniente.

Pero cuando sí asomó la sonrisa, torcida, en sus labios, fue al escuchar aquel chillido en cuanto se percató el contrario del estado de sus plumas y de sus ropas. ¡Realmente había chillado como una mujercita al ensuciarse su mejor traje de gala! Y mira que no era culpa del blanco dragón que acabara en ese estado las claras plumas de un amarillo pálido, pero seguía causándole gracia aquello.- ¿Tenías que chillar, en serio? -pronunció poco después mientras le observaba con atención con un sutil brillo divertido en aquellos peculiares orbes rasgados. Pero acabó por encogerse de hombros con una risa disimulada con un suspiro al verle quitarse aquella prenda que tenía sus bajos manchados de la oscura tinta.- Bueno, podría ser peor. Cuando vuelvas a la ciudad, si es que entras, busca en algún lado leche o limón. Dicen que sirve bien para limpiar ese tipo de manchas. -Y no mentía, era completamente cierto.- Aunque…-se llevó la mano a su mentón, fingiendo reflexionar al respecto- …No sé si valdrá con las plumas… Eso sí que sería curioso. Si se te quita con ese remedio, ¿podrías buscarme para afirmarme que vale? -y sí, aquello lo pidió con todo el descaro del mundo junto a una sonrisa.

Pero se fue echando un poco para atrás hasta quedar apoyada su lumbar en una de las almenas, cruzándose de brazos tras que aquel laguz garza tomara aquel espontáneo ‘souvenir’ que le había ofrecido, mirándole de reojo con una sonrisa ladeada antes de alzar una de sus rojizas cejas que enmarcaban sus orbes.- Los vi hace mucho. Pero muuucho tiempo. Incluso antes de que tú nacieras, probablemente -confesó instantes después, aunque entrecerró su mirada en una más mordaz por el agradecimiento.- Pues mira, está igual o más manchada que tú de tinta. Tanto griterío para nada.

Y ante la mención al tomo que había sido profanado y rasgadas dos de sus páginas, giró su rostro con un suave ondear de sus níveos cabellos para mirarlo antes de suspirar hondo con resignación, descruzando sus brazos con el único objetivo de rozar con sus dedos la tapa de impecable cuero que lo protegía.- Bueno... podría ser peor. Un libro de nada sirve si no tiene quién lo escriba -dijo en un suave tono, haciendo así que su aura de por sí bastante misteriosa se tornara más marcada aún.

- Bueno, Garcita, ¿quieres que te siga llamando de esa forma o prefieres decirme una manera de llamarte? -y con ese descaro le pidió que se presentara, mirándole de reojo con una media sonrisa. Porque claro, los modales ya eran aburridos y, en ese momento, no tenía motivo para ser excesivamente cordial ni correcto. Así que, no lo sería.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Lun Nov 14, 2016 12:34 pm

Le dirigió una mueca de reprocho ante su queja ¿Qué si realmente necesitaba gritar? Tal parecía ser que no entendía el desastre que allí había acontecido. Realmente tenía plumas de sobra, pero de todas formas eso no había forma de que se viese bonito, blanco, amarillo y negro... No, como que no. Además, el otro parecía estar concentrado en burlarse de él, de una forma u otra, al menos eso había visto en aquellos peculiares ojos color celeste y era que, le resultaba casi imposible no percatarse de ello, sucediendo de instinto la mayor parte del tiempo, porque así estaban creadas las garzas, con ese propósito. Y quizás por ese mismo motivo no se impacientó con la presencia del dragón a su lado, porque a pesar de la dureza de su apariencia, no notaba nada más que calma. Una calma aterradora, como la de un mar sin tormenta, sin la menor ola, tan calmado que hasta los peces temían aproximarse. Ese tipo de mares que solo esperaban una tormenta.

Parpadeó ante su consejo y desvió su mirada hacia el dragón blanco con cierta curiosidad— ¿Limón o leche dices? —Siquiera estaba del todo seguro si agradecerle o culparle por lo sucedido. Se decantó por suspirar, acercar más sus alas a él y observar las manchas con cierta atención. Pasó sus dedos por entre las plumas y se quedó con alguna que otra suelta, suave y de un particular color, ligeramente dorado hacia su final, un degradado que se veía horrible con una mancha de tinte negro en medio— O espero que se cambien las plumas... —Murmuró más para si mismo que para el otro, soltando también la pluma para que la suave corriente de viento que batía se la llevara muralla abajo, hacia el mar— ¡Ah! Pero que amable, no lo dudes, te buscaré y te diré si sirve igual para las plumas —Mentira. Se cruzó de brazos y le miró de reojo indignado, capaz habría sido de sacarle la lengua como todo un crío. Pero prefirió mantener una falsa apariencia de seriedad. Pues claro ¿Quien podía ser aquél dragón más que un mero ciudadano de Goldoa? Y él, como diplomático solo estaba obligado a comportarse con personas importantes... Que aburrido.

¿Antes de que naciera? —Aquello llamó su curiosidad, le miró de reojo, olvidando por un momento las manchas de las partes bajas de sus alas y fijó toda su atención en el hombre que tenía al lado. Los dragones eran mucho más longevos que ellos ¿No? Aquello causó que sonriese de costado, algo contrariado— ¿Eso significa que eres un abuelo? —Rió un poco en bajo, agradable— Me decepcionaste, pensé que habrían más garzas por aquí... Pero no me sorprende que no sea así... —Porque en caso contrario lo habría descubierto de labios del príncipe Reyson. Por otro lado supuso que, para conocerlos muchos años atrás, antes de que él naciera... Probablemente aquél sujeto fuese mucho mayor que él y no estuvo seguro de si le agradó o no... O quizás le fue totalmente indiferente— Pero... Es probable, si estuviste por el bosque de los Serenes, pues que yo sepa no hay otro lugar donde las garzas hayan vivido o vivan —Y pronunció todo aquello en pasado, lógico. Ya no había bosque, ya no habían garzas— Y yo aún no tengo un siglo de edad —Lo pronunció como si no fuese la gran cosa y ni lo era en realidad.

Se lo pensó unos instantes antes de volver a sentarse en el suelo, arrimando sus rodillas a su pecho solo un poco para apoyarse en ellas. Dejó su ropa sucia a su lado en el suelo y sus alas suavemente extendidas hacia atrás, hacia el final de la muralla para que no tocaran el suelo sino que se encontraran con el vacío que daba paso a la ciudad de Goldoa. Quizás se lo pensaría y realmente entraría a ver la ciudad, aunque solo por mera curiosidad. Pero su atención, al menos al momento, se vio robada por el mar delante, reflejándose la luz del sol y, por la misteriosa aura del dragón a su lado— Podría encontrarlo una persona y seguir con su historia. Eso sería curioso —Giró su rostro para mirarle y volvió a dibujar una pequeña mueca por su descaro ¡Pero bueno!— ¿Donde se fue la buena educación? —Musitó en bajo, cerrando sus ojos como si tratara con una persona especialmente complicada— Pero está bien, saltemosla. Soy Seraphiel, un gusto diría, escamitas~ —Ahora fue su momento de mofarse y sonrió, aparentemente inocente. Apoyó su mano libre (pues la otra sujetaba aún la grulla de papel) en el suelo y se inclinó un poco hacia un lado— Hum... ¿Qué haces aquí arriba? ¿Buscando inspiración para el libro...? ¿Un escritor?
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Sáb Nov 19, 2016 9:07 pm

El recibir ese tipo de trato tan... ahm... llamémoslo poco formal, fue de un gran agrado para el laguz dragón por la simple causa de que, allí en Goldoa, a pesar de lo directo que pudiera ser, en el palacio acababa teniendo que adoptar un estado más cortés y formal de lo que le gustaría por causas obvias, tanto el adoptarlo como el no querer adoptarlo. Alguien tan directo como Uroko fácilmente podría ponerse en problemas, pero por suerte para él, no era así por el momento. Y por eso, el romper un poco ese hábito de hablar formalmente...estaba bien, era como un pequeño respiro. Igual que aquel respiro era el haber subido a la almena de la muralla, igual que el haber decidido aprovechar las vistas de allí para relajarse y escribir. Igual que esa y más cosas.

Pero aquella actitud calmada siguió vigente mientras escuchaba aquella queja camuflada en una mentira. Sí, claro, con ese medio berrinche que parecía tener ese laguz alado se iba a molestar en ir a buscarle para confirmarle su 'truco'. Pero, realmente, le daba lo mismo que se lo dijera o no, de la misma manera que le daba igual que fuera o no a hacerle caso. Pero...- Ah, que atento por tu parte al comprometerte a buscarme para poder decirme si mi consejo, dicho con todo el buen interés, es eficaz o no -contestó por su parte, cerrando sus orbes con una sonrisa digna de un monje bienaventurado, contrastando así con el carácter del rubio. Aunque esa sonrisa también era fingida, claro. Y cuando una de sus manos fue a tantear sus ropas en busca de aquella petaca que había guardado, fue cuando volvió a escuchar hablar al contrario. Mas siguió tanteando hasta tomar aquel objeto entre sus dedos y agitarlo suavemente, queriendo comprobar así cuanto líquido del dulce licor podría quedar en la petaca.- Ahm... Bueno, a tus ojos probablemente sea un anciano, sí admitió con completa despreocupación mientras miraba la petaca y, tras abrirla, la llevó a sus labios para dar un pequeño sorbo, sintiendo como el licor endulzaba su paladar y descendía por su garganta con el suave ardor característico del alcohol.- Y sí, pasé cerca, hace muchos años... quizás... ¿hace 350? -y en ese momento, ladeó un tanto su rostro mientras reflexionaba sobre aquello. Sí... más o menos... Por su mente, como un fugaz recuerdo, pasó la imagen de aquella laguz de temprana edad que se le había acercado, con las pequeñas alas claras en su espalda y sus ojos brillando de curiosidad. Pero, no tardó en fijar su rasgada mirada en el rostro del rubio alado, dejando de lado así las memorias, cosa bastante favorable dado lo que podía llegar a hacer en su mente seguir rememorando recuerdos.- De todas formas...muchas cosas han cambiado. Muchas...en muy poco tiempo -claro, desde su perspectiva era así. ¿Cómo habían podido cambiar tanto las cosas en unas décadas? No... siquiera en décadas, simplemente en unos años.

Y así fue como la conversación volvió a ser completamente contraria a las palabras recién dichas, haciendo que sonriera de lado y soltara una suave risa.- La buena educación huyó como la tinta por la almena. Y mira donde acabó -volvió a mofarse mientras extendía aquella petaca hasta donde se encontraba la figura ahora sentada del laguz, ofreciéndosela.- Escamitas no está mal, garcita, pero no. Uroko está bien para que me llames -se presentó de aquella peculiar forma mientras alzaba su barbilla y dirigía, por ende, su mirada hacia el horizonte donde se podía ver el extenso terreno azul que conformaba el mar.- Y no, no soy un escritor como tal. Solo un aficionado. -Claro, era un aficionado con experiencia de sobra para poder ser reconocido como tal de no ser porque no tenían nombre sus obras literarias. Pero, eso era otro tema aparte.- ¿Qué? ¿Interesado porque pudiera ser un escritor? ¿O tal vez decepcionado de nuevo por no serlo? Parece ser que traigo la decepción al mundo hoy -bromeó con una mordaz sonrisa, pero, manteniendo esa calma y serenidad en su actitud. Porque eso, no cambiaría así como así.


Última edición por Uroko el Vie Dic 23, 2016 9:19 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Nov 19, 2016 11:10 pm

El ambiente le gustaba, no podía decir que no, a pesar de que probablemente si alguien le preguntara directamente diría cualquier cosa menos la pura verdad. Pero se sentía tranquilo, de alguna forma relajado al lado de aquél 'anciano' dragón y no supo con certeza si fue porque era un dragón, antiguo de hacía ya muchos siglos, o porque le animaba a recordar a sus padres... Aunque supuso que la respuesta más obvia en aquél momento era la neutralidad y calma que emanaba su alma. Eran pocos, casi ningunos, aquellos que cargaban con tanta calma y, a pesar de que la misma calma podía llegar a ser aterradora, en aquél preciso instante le agradaba y eso le bastaba. Aunque en general, allí, en Goldoa, había tenido la oportunidad de reponerse, aunque sea solo un poco de una fatiga constante que no había parecido querer desaparecer con el tiempo siquiera.

Y en aquél preciso instante le daba igual que no hubiera etiquetas de por medio, que no tuviera que fingir calma sino actuar por si mismo, como realmente lo haría si no estuviese rodeado de nobles y reyes a quienes no podía caer mal. Rió con diversión ante las palabras del chico, aunque resonó suave y agradable, como debía de ser cuando era una garza, una de las pocas que habían quedado vivas— ¿350 años? Eso es mucho incluso para una garza... —Ladeó suavemente su cabeza hacia un lado, de tal forma que su cabello se balanceó también— Serenes era un hermoso lugar. Lástima que no haya más bosque, ni garzas —Y entonces sus palabras tomaron un sentido más amargo, aunque solo por escasos segundos mientras sus ojos se entrecerraban con pesar. Se sorprendía pensar, a esas alturas ya, que había sido sorprendente que el pueblo de las garzas viviera durante tanto tiempo y de la nada, por manos humanas, hubieran desaparecido casi en su totalidad— ¡Ah! Pero vaya, por fin logro entender algo. Cambios demasiado bruscos para seres que viven bastantes más años que los humanos —Sobretodo los dragones.

¿Ah? —Tomó la petaca con ambas manos y acercó uno de sus ojos al agujero para poder observar en el interior— ¿En una botella? —Le miró de reojo con cierta diversión y al final acabó acercando la botella a su nariz para olfatear— Hum... ¡Que decepción! Menos mal que debía ser una buena educación —Sus alas se estiraron un poco hacia atrás, al igual que su cuerpo, apoyando una de sus manos libres hacia atrás para sostenerse y, con grulla en su regazo y la botella cerca de sus labios se atrevió a catar. Había olido bayas, y cuando el líquido cayó por su garganta efectivamente reconoció el sabor de la baya en él, a parte de un suave ardor que en su momento no supo reconocer. Relamió sus labios y dirigió su mirada a la botella— Está bueno... Algo extraño, pero dulce —Admitió. Le dio durante unos segundos vueltas al hecho, seguro había alguien más por Sindhu que bebía eso, aunque él nunca se había atrevido por un motivo u otro. Entonces bajó la petaca y la dejó en el suelo, entre ambos.

Uroko... Uroko... Uroko... Ese es un nombre particular —¿Cómo decirlo? ¿Quizás demasiado grave?— Hum... Pero Uru suena bien... Aunque mejor lo hace 'escamitas' —Pronunció con un deje de diversión en sus palabras. Estaba bromeando, claro, pero solo porque parecía ser que el otro se lo permitía y de todas formas, demasiada seriedad siempre le había llegado a molestar— No sé que podrás haberle hecho a los demás, pero yo no estoy decepcionado... Solo por la vergüenza de la educación —Entonces cerró sus ojos, levantó sus alas más y moviéndolas un poco logró ir incorporándose, despegar unos segundos sus pies del suelo antes de volver a bajar— Pensé que, si eras escritor, podría haber leído algún libro tuyo en la biblioteca de Sindhu. Pero da igual... —Juntó ambas manos detrás de su espalda y se inclinó un poco hacia atrás mientras sus alas volvían a moverse hacia delante para mantener el equilibrio— ¡Ah! ¿Qué te llevó a pasar por Serenes? —Entonces nuevamente desvió su atención hacia el dragón, curioso.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Lun Nov 28, 2016 11:38 pm

Claro, esa diferencia de años seguía siendo sorprendente incluso para algunos laguz. Pero incluso para Uroko, el pronunciar que habían pasado 350 años desde entonces el tornaba en su cabeza mil y una imágenes, mil y un recuerdos de todos aquellos años, de todo lo que había vivido y pasado. Esos recuerdos, en algún momento, podrían haber supuesto un grave conflicto en la cabeza del dragón, demasiadas cosas sucedidas... demasiadas emociones que contener y controlar. Sin duda, recordar a veces era peligroso.- Bueno, la esperanza de vida es completamente distinta. A pesar de todo, sigo siendo un dragón joven - Claro, aún tenía por delante muchos siglos, incluso un milenio más de vida si no ocurría nada que lo llevase antes al más allá.- Y sí, Serennes fue un precioso lugar. Es una lástima que aquella zona haya perdido el canto de sus dueños -admitió mientras dejaba aún vagar su rasgada mirada azul por el horizonte que asomaba por encima de las almenas de la muralla, llegando a cruzar sus brazos.

Y ante esa mención al paso del tiempo y a los cambios, sus labios se curvaron en una media sonrisa mientras su miraba se tornaba más rasgada, alzando una de sus manos con el único objetivo de sujetar los largos mechones de su plateada cabellera para que no fueran al frente cuando una ráfaga de aire le golpeó por la espalda.- A veces creemos que el mundo va lento en comparación con nosotros, pero después te topas con situaciones como la actualidad y te preguntas el porqué es tan fácil que todo cambie tan rápido y de una manera tan extrema a veces. -pronunció con serenidad, seguido de una leve risa, una leve y grave risa que asomó de sus labios en un intento de suavizar aquellas palabras que tanta carga podían llevar.

Pero justo fue a mirar al laguz alado en el momento en que staba intentando echar un ojo por el agujero de la petaca al interior, causando que se riera más alto, divertido por aquel simple pero a sus ojos cómico gesto. ¿Qué pretendía ver?- Si quieres te lo echo en la cabeza y lames lo que caiga. Total... ¿qué más da ya mezclar rojo con negro? -bromeó con una mordaz sonrisa mientras se apoyaba más en la parte más alta de la almena, volviendo a cruzar sus brazos.- Oh, ¿no te parece bastante considerado el haberte ofrecido algo de beber en plena calle? No todo el mundo tiene algo tan bueno para ofrecerle a un completo desconocido -bueno, ya no tanto, sabía su nombre y... ¿que tenía plumas? Por añadir algún dato más.

- Uru me recuerda al sonido de un estómago cuando tiene hambre -soltó con espontaneidad tras escucharlo, casi sin pensarlo demasiado pues, no tenía tampoco porqué pensarlo. Pero cuando volteó del todo su rostro para mirar al laguz de rubios cabellos, sonrió de lado, ladino. No le importaba lo más mínimo que alguien le pusiera motes, mucho menos que pudieran bromear con él y, así, lograr un ambiente más despreocupado y relajado. Porque ese ambiente era el que quería en su vida y, porque sabía que al resto a veces un momento así, les venía también bien.- Como me mantengas el nombre de escamitas, te aseguro que te seguiré llamando con mil y un nombres más, palomita -como ese, por ejemplo. Y mientras se agachaba para poder tomar aquella petaca de nuevo en sus manos y poder darle un nuevo trago a la dulce bebida alcohólica, también escuchó aquella referencia a lo del escrito que, cerrado el tomo, se mantenía a su lado sobre la superficie de la almena, causando que tras cerrar la petaca, le echase un vistazo al libro.- Puedes llevarte ese si quieres. Mientras sepas que, el final tendrías que ponerlo tú, claro -y eso, no lo consideraba una pérdida teniendo en cuenta que, por lo que pudo suponer ante lo poco que había visto, aquel garza seguro que cuidaría como oro en paño los libros.

Pero esa pregunta, como había ocurrido antes, causó que su mente se llenara de recuerdos. ¿Por qué...? Pero, a pesar de que se pudo intuir un sutil brillo en sus orbes, no tardó nada en recuperar el equilibrio, casi como un fugaz reflejo, una mera ilusión en su estado.- ¿Y por qué no podría haber pasado? Tenía tiempo y ganas de recorrer mundo -y eso, no era una verdad real, pero tampoco era una mentira. Era ambiguo, tan ambiguo que costaba comprender todo el significado que escondían esas simples palabras en el trasfondo. Y por eso, dirigió su mirada al laguz alado con una sonrisa, una segura, serena y calmada sonrisa.


Última edición por Uroko el Dom Mar 05, 2017 8:21 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Dom Dic 11, 2016 10:07 pm

Cuando su mirada azulada, tan parecida al mismo mar o al cielo, se fijó en el reflejo del sol en el agua y del hermoso brillo que provocaba, entrecerró suavemente sus ojos, moviendo sus alas más cerca de su cuerpo. Era hermoso, malditamente hermoso, pero igual de hermoso que era, de calmado y reconfortante, también le asustaba, le asustaba porque no sabía tratar con él, porque no sabría que hacer en un momento de peligro en medio del vasto azul, porque sus alas no le permitirían volar de vuelta hasta la costa y tampoco permanecer flotando en él. Pero a parte del contradictorio sentimiento que profesaba al mar, estaba calmado, relajado, ya sea por la presencia del blanco dragón a su lado o por su reciente encuentro con el príncipe de los Serenes, príncipe que había omitido al hablar de su gente por simple cuidado. Escuchó con atención las palabras del otro y no solo eso, notó el trasfondo, la vibración que había debajo de todo, el misterio que le envolvía y que no parecía ser dispuesto a revelar tan fácilmente. Pero a él no lo engañaría, no por completo al menos.

Quizás porque esa sea nuestra percepción... A pesar de que mi vida probablemente sea mucho menor que la tuya, los humanos siguen viviendo menos aún... Quizás solo... Subestimemos al tiempo —Nunca había pensado en eso concretamente. Cerró sus ojos unos instantes, cuando los volvió a abrir miró de reojo al otro. Su chistosa personalidad, mejor dicho burlesca, no acababa de entender si le agradaba o no, pero terminó de la opinión que, realmente no le molestaba a pesar de sus miradas de desdén ¡Ese tipo tenía agallas para burlarse de esa forma! Agallas que gracias a Ashera no todos tenían, sino de algo divertido se volvería en algo tedioso, pero, sí era cierto que más personas deberían de tener la desfachatez de hacerlo, porque en el fondo Sera no deseaba ser tratado de forma especial, y era tiempo de que las personas se dieran cuenta de ello. Nuevamente, ser el único en entender los sentimientos de los demás, o al menos ser el que con más facilidad lo hacía, era un extra en plus, al menos en esa ocasión en concreto.

Soltó una ligera risa y volvió su atención al frente, hacia el extenso mar— Dime Uru ¿Tienes hambre? —Se burló sin maldad alguna en sus palabras. Volvió la mirada hacia el otro y le sonrió, cómplice antes de volver a entreabrir sus labios para hablar— ¿Es una queja esa? ¿Acaso estás interesado en mi? —Cerró sus ojos, fingiendo orgullo. Apoyó una mano en el suelo entre ellos y se inclinó un poco hacia su lado, usando su mano como apoyo. Solo había dado vueltas a sus palabras, no era más que un inocente juego— Veamos... ¿Qué más podría decir?... Vengo de Hatari, más exactamente un ducado llamado Sindhu ¿Escuchaste algo acerca de él? —Había abierto sus puertas hacía escasos dos años, tampoco era como si descubrir que nunca lo había escuchado mencionar lo habría sorprendido. No muchos lo conocían a pesar de que su duquesa había empezado a establir relaciones con los demás países, realmente ni él mismo lo conocía antes de haberse metido en él por cosas del destino— ¿Qué puedes decirme de ti, blanquito? Que conste, no me molesta ponerte apodos... Ni que me los pongas.

Extendió su mano, tomó el libro que probablemente habría estado escribiendo y lo hojeó con curiosidad, leyendo alguna que otra palabra suelta en el proceso— Hum... ¿Qué tipo de final te gustaría? —Lo cerró, causando un ligero resonar que se lo llevó el viento. Sonrió para si y bajó el libro, girando su cabeza hacia el otro— ¿Un feliz para siempre? ¿Un final trágico? ¿Cómico? ¿O quizás algo más misterioso? —No le importaba de ninguna forma quedarse con aquél libro a mitad. Sobretodo porque amaba los libros, porque de alguna forma, a veces los sentimientos de su escritor estaban encerrados en ellos, sus anhelos y temores. Su pensar se vio interrumpido por aquella nueva nota en su voz, por el brillo en sus ojos que notó al voltear hacia él, pero se guardó para si cualquier comentario y calló, una verdad a medias quizás era mejor que una verdad completa, o una completa mentira— En mi época, Serenes no solía recibir muchos invitados, solo me llamó la atención —Habría deseado, quizás, que alguien los hubiera podido salvar, que la muerte de su gente no fuera en vano. Pero no conocían a muchos, vivían solos en sus bosques. Sus muertes no tenían sentido alguno, no habían salvado a nadie, solo... Habían desaparecido y ya era demasiado tarde.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Vie Ene 20, 2017 2:25 pm

Y moviendo suavemente en un movimiento casi elíptico aquella petaca, acercándola a su vez a su rostro y pudiendo percibir el característico olor del licor que aún quedaban dentro del recipiente, volvió a dirigir su mirada al horizonte, el cual delimitaba la extensión de mar disponible a ojos de aquellos dos laguz. Podría recordar, podría sentir, pero... no se permitía volver a dejarse llevar, a ceder más. Una carga de recuerdos, de fuertes e intensas emociones se mantenían presas en su interior, y su memoria no era capaz de hacerle olvidar. Claro que no, ¿cómo podría olvidar todo lo vivido? Todo aquello que, ahora le hacía ser como era, que le había hecho crearse su historia, su criterio... No, no podía. Y, tampoco quería olvidar.

- Más que subestimar al tiempo... lo que hacemos es acomodarlo a nuestras limitaciones. O no. Hay seres muy estúpidos por todos lados -y si, eso lo soltó con todo su descaro mientras se encogía suavemente de hombros y volvía a alzar el recipiente con el aromático licor para darle un nuevo sorbo, percibiendo el suave ardor que invadió su boca y garganta por el rojizo líquido.- Y si no... bueno, se suele decir que hay tiempo para rectificar -claro, él mismo fue un verdadero estúpido. Pero, no volvería a permitir que fuera así. Mas el escuchar esa broma pronunciada tras la leve risa de aquel garza hizo que desviara de una vez los rasgados orbes del dragón para volver a fijarlos en el rostro ajeno. Y entonces, sonrió de lado.- Claro. Tengo mucha hambre... Y comida disponible, justo frente a mi -y con esas palabras que fueron lanzadas con un extraño tono, miró fijamente a la figura emplumada mientras se relamía, cerrando mientras con el tapón aquella petaca y, comenzando a acercarse a él. Pero, cuando quedaba unas decenas de centímetros de distancia, fue cuando desvió su dirección a un lado, allí donde estaba la pequeña bolsa que había usado para cargar con todo y, de la cual sacó un pequeño paquete.- Es que aún no comí nada. Es normal que mis tripas chillen directamente mi mote -y con picardía solo causada por aquella broma, le guiñó un ojo y se echó hacia atrás para poder sentarse en el suelo, dejando a un lado  su bolsa  y, sobre su regazo, aquel paquete que no tardó en abrir, dejando ver varios trozos de pescado en salazón.

- Y de mi... solo te puedo preguntar algo: ¿por qué debería de contarte cosas de mi? Dame buenos motivos para ello - y sí, así se libró de aquella pregunta aun cuando, no tenía problema en contar algunas cosas. Peor siempre era más factible y seguro tocar un poco las narices, por supuesto. Algo fácil no era divertido. Igual que preguntar qué clase de final le querría poner.- Ah... que desperdicio decir el final, ¿no crees? ¿ Por qué limitar las opciones cuando podría ser cualquier final y ninguno a la vez?Mientras no te duermas mientras lees lo que haya escrito, claro -y de nuevo, se encogió suavemente de hombros mientras extendía su mano para tomar uno de aquellos trozos de pescado y llevarlo a su boca con desinterés.- Y... -tras tragar aquel bocado, aclaró su garganta mientras se removía un poco para acomodarse en el suelo donde estaba sentado, como si fuera un palacio eso.- Realmente... no pasé por la ciudad como tal... Solo, crucé el bosque de los Serennes -porque, en ese momento, era parte de su camino. De un camino manchado de sangre, dolor y traición que le quería llevar a la venganza. Una que, incluso cuando logró tener en parte, no le dejó más satisfecho, si no que solo cayó la soledad sobre él. La soledad y la carga de la muerte de sus padres.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Dom Feb 12, 2017 11:46 pm

Le notó algo pensativo, fijó su mirada en él y sin pena alguna se quedó observándole, pensativo. De alguna forma no lograba leerlo, era tan natural y desinteresado que hasta cierto punto podía decir que era agradable su compañía. Pero claro ¿Lo iba a decir? La respuesta era un NO rotundo. Aunque se lo preguntara, su respuesta no cambiaría. De hecho, capaz y era de morir sin decir nada al respecto y seguir tratándolo como un auténtico incordio. Pero no iban a volver a verse ¿Cierto? Es decir, después de todo no había forma de que sus caminos volviesen a cruzarse. A menos que él decidiese volver a Goldoa, cosa que haría, aunque sea solo para poder visitar al príncipe Kurthnaga o hacerle una visita al príncipe Reyson. Quizás... Quizás si llegaría a toparse alguna vez con aquél dragon, después de todo, la vida en si era una auténtica sorpresa y al fin y al cabo  Goldoa no era exageradamente grande. ¿Pero qué más importaba?

Escuchó con tranquilidad sus palabras. Eso hasta que se le fue acercando de aquella peligrosa forma. Se inclinó un poco más hacia un lado... ¡Espera, espera! ¿Realmente iba a usarlo como cena? Parpadeó, incrédulo pero algo desconcertado. ¡No podía ser! Era... Prácticamente... ¡Todo plumas! Aleteó hasta levantarse y quedar de pie sobre la enorme muralla— ¡Adelante! Inténtalo y tendrás la boca llena de plumas y no son comestibles, de eso no hay duda —Afirmó rotundamente, sus palabras pues no daban lugar a cambios de parecer. Era como quedarse con pelo en la boca por haber dormido mal, o por haberse pasado la noche dando vueltas en la cama. Solo que... Las plumas eran más... Suaves que el cabello y entonces se preguntó seriamente por qué estaba pensando en eso ¿Dónde había acabado su seriedad como emisario de Sindhu? Quizás, y solo quizás, aquél extraño sujeto fuese capaz de neutralizar la seriedad con su falta de la misma. Pero esta vez no se sentó, siquiera cuando el otro dejó claro que su intención era tomar la comida que ya anteriormente había preparado y que no eran, efectivamente, plumas de garza.

Oh bueno. Que aproveches entonces —Se acercó al borde de la muralla, observando el animado pueblo que desde allí se podía observar. Hasta el momento no se había atrevido a pisarlo, a pesar de que en aquél preciso instante la curiosidad comenzara a ser prácticamente demasiado fuerte. Quería ver como vivían ellos, el tipo de laguz que habitaban tierras de Dragones— ¿Eh? —Volteó hacia el otro, juntando ambas manos detrás de su espalda, rozando sus plumas— ¿Intercambio equivalente de información? —Realmente no le importaba, solo hacía que la curiosidad hacia el albino dragón creciera— Y está bien. En ese caso, pensaré en un final y te lo haré saber la próxima vez que nos encontremos si se da el caso. Al igual que si tus remedos funcionaron... —No, no había olvidado que sus plumas estaban desastruosamente manchadas de tinta negra. ¡Eso no lo perdonaría! Ese tipo... Uroko... Era, sin duda alguna, un sujeto peculiar y misterioso. No solo por la extraña atmósfera que reinaba a su alrededor, ni siquiera porque había visitado el bosque que había sido su hogar durante más de medio siglo, sino, simplemente porque así lo presintió Sera, porque el misterio solo hacía que sintiese más ganas de descubrir que había detrás de aquella despreocupada expresión.

¡Como sea! —Cerró los ojos, levantando la barbilla hacia el cielo fingiendo desinterés antes de sonreír— Fue divertido hablar contigo, Uru —Pero extendió a un lado y otro sus amplias alas de reflejos casi dorados bañando las puntas de sus alas solo rotas por secas manchas oscuras que eran lo único que señalaban el caos que se había realizado sobre la muralla— Pero, —Y ahí estaba de nuevo— si sigo así me convertiré en una especie de garza fosilizada y no es algo que me emocione... Así que iré a ver que puedo hacer con este desastre —Culpa también la tenía su ligero narcisismo enmascarado con orgullo personal que, tampoco era escaso— Así que, nos volveremos a ver. Eventualmente —Y dicho eso dejó que el aire hiciese también su trabajo, se dejó caer al frente, plegando de tal forma sus alas para que suavizara aquella caída y usara los canales de viento para poder moverse libremente e ir bajando hacia tierra firme, hacia el inicio de la ciudad de Goldoa con su manchada túnica en uno de sus brazos.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Uroko el Dom Mar 05, 2017 9:08 pm

Y aunque escuchó esa especie de provocación con bravuconería por su 'broma', simplemente se aguantó la gracia que le había causado y mordió uno de los trozos de aquel que sería su aperitivo, observando con una 'expresiva' indiferencia como retrocedía la figura del laguz garza, aleteando como una palomita asustada. ¿Le había tomado en serio?- Puedo hacerme una colcha con las plumas. No tienes pérdida alguna -farfulló mientras masticaba ese trozo de pescado en salazón, ladeando un tanto su rostro con una indiferente expresión que solita indicaba que, aquello, no iba en serio. Pero había que bromear, dejar un poco a un lado todos los temas serios y rectos. Había que aprender a ser flexible para adaptarse, para no desmoronarse. La exageración, en todos los sentidos, era mala. Y ante ese 'que aproveche', simplemente inclinó la cabeza un tanto, siguiendo en su tarea de matar lo que le estaba matando: el hambre.

Pero esa mención de intercambio equivalente no hizo más que hacerle reírse en bajo hasta resultar ser un ligero gruñido en su garganta.- Claro, palomita. Hagámoslo de esta manera entonces -e incorporándose con un desganado gesto pero manteniendo en su mano aún ese paquetito con la comida, le miró con una media sonrisa. Si se volvían a encontrar, ¿eh...?- Si logras decirme un buen final para la historia de ese pobre libro imperfecto, yo te contaré algo de mi - Y confirmando aún más aquello, asintió un par de veces en un pequeño gesto de su cabeza. Claro, eso suponiendo que, se fueran a ver de nuevo, y que se acordaran. Podrían pasar meses, peor quizás años, décadas de aquello... pero, era ya responsabilidad de la mente de aquellos que compartían un recuerdo, el ser capaces de poder rememorarlo y conservarlo en sus recuerdos. Pero olvidar, a veces, no era fácil. Solía tener el inconveniente de, ser capaz de olvidar cosas necesarias, pero ser incapaz de olvidar aquello que carcomía la mente y el pensamiento.

Pero eso no sería un inconveniente para Uroko. Ya no. Por eso, aunque percibió aquellas palabras de aquel peculiar laguz y sus orbes reflejaron el suave brillo reflectado en las plumas por la luz, simplemente se mantuvo en su calmada actitud, llevando otro trozo de su aperitivo a su boca. Bueno... era una despedida. De eso no cabía la menor duda.- Adelante, no te mates y que los vientos estén de tu parte -y con esas últimas palabras tras tragar ese bocado que había estado saboreando, le vio caer, precipitarse al vacío y desaparecer de aquella almena donde se encontraba. Y en ese momento también fue cuando, reflexionando, se quedó pensando por un momento... Que, realmente, acababa de ver a un Garza. Eso debería de ser un gran acontecimiento teniendo en cuenta todo lo ocurrido en el Bosque de los Serennes, no todo el mundo veía a un Garza en esos tiempos. Pero... bueno...- Supongo que algo de suerte debo tener aún... -murmuró para sí con gracia, sonriendo de lado con gracia y en el proceso dejando ver los colmillos ligeramente más desarrollados. Sí, esa era una despedida. Pero, no un adiós.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Eliwood el Miér Mar 29, 2017 3:23 am

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen +1 EXP y +1 Bonus EXP!

La barra de EXP de Seraphiel ha sido maximizada.

Seraphiel puede ahora utilizar un Símbolo de Satori y desbloquear nuevas capacidades como garza.

> Utilizar un Símbolo.
> No utilizar, conservar el nivel actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
Espada de bronce [2]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Vie Abr 07, 2017 7:48 am


> Utilizar un Símbolo.

(Off: Acabo de pedir el símbolo x''D)
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1447


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Eliwood el Vie Abr 07, 2017 9:56 pm

- Class Change -



¡Seraphiel ha crecido de Heron a Pure Heron!

Al utilizar el Símbolo de Satori y desbloquear sus nuevas habilidades, Seraphiel ha obtenido un skill adicional de la rama Laguz (Heron):

Adoración - Galdr que afecta tan sólo a un blanco a la vez. Esta atrapante melodía causa en quien la oye una admiración que puede llegar a rayar en fanatismo para con la garza, dejando al blanco incapacitado por un turno al no poder hacer más que abandonar todo y escuchar. Puede causar que el blanco ataque a sus aliados, lo cual sucede si estos se hayan demasiado cerca del objeto de adoración.

La barra de EXP es reseteada. De ahora en adelante, sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.
Seraphiel no podrá volver a emplear un Símbolo de Satori.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
Espada de bronce [2]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Pensamientos en el aire [Priv. Seraphiel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.