Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Lyndis el Lun Oct 24, 2016 5:40 pm

Tras tantos días de prácticamente puro sedentarismo, de los periodos más largos del mismo que había vivido en al menos 7 años, el sentir el traqueteo del galope se hacía raro. Más raro aun tras no haber montado otro corcel que el propio en casi el mismo tiempo que no había vivido una vida lo que digamos apacible.

Apacible a estándares convencionales cuanto menos. La vida en el camino era, para ella, lo más apacible que podía vivir.

Sentir el viento en su cara alegraba su cansado ánimo tras días a puertas cerradas. Porque aun en la ciudadela, tras murallas y en callejuelas se sentía puertas a dentro. Eran un afuera menos afuera de lo que ella acostumbraba, y más aun por tan largos días.

No que estuviera de malhumor per se. Habían pasado suficientes sucesos en tan corta estadía en Phearae para distraerle de lo monótono y opresivo de las frías paredes de piedra. Una experiencia sin duda bordando lo único, la cual no estaba segura de querer repetir. Fue... buena en un bueno del que no estaba acostumbrada. Por demás curiosa e instructiva, de eso no cabía duda... En demasiados sentidos quizás.

Instó a su montura a acelerar, no pudiendo evitar muy a su pesar en compararla con su antigua compañera. Ella lo habría hecho en la mitad del tiempo; seguro sin necesidad de instarle incluso.

Una impactante vista le sorprendió, junto con un frío viento que revoleó su coleta y le refresco en aquellas pesadas horas con el sol en lo más alto. Las grandes montañas de Bern se dibujaban en la distancia, casi palpables ahora tras transitar toda la mañana por aquellos bajos. El viento impregnado de sus nevadas y desoladas cumbres.

Les esperaba un largo camino de bajada antes de la siguiente colina siendo, según Eliwood, todo el camino asi de alli en más hasta acercarse a Caelin. Las ruinas de Tania, pegadas a las poderosas montañas, serían su indicador para virar al oeste, más alla del sol naciente lo que jamas había estado la nómada en su vida.

Porque allí en el camino se sentía así... Como Lyn la nómada más que nunca. Aun con el viento tan distinto y con una tierra que no le hablaba ni le llamaba...

...Recordando de repente a su acompañante, y como se había dejado llevar por la emoción dejándolo atrás, viró con el caballo y observó hacia abajo por el camino recorrido.

-Lo siento, Luz, extrañaba cabalgar como no lo imaginas- se disculpó, con una sonrisa, dejando sus palabras ser llevadas en el frío viento hacia la joven clériga. Viajar acompañada, fuera de caravanas y trabajo, era otra experiencia curiosa y poco habitual que estaba aprendiendo a disfrutar.


Última edición por Lyndis el Dom Dic 11, 2016 6:35 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [2]
Espada de acero [1]
Tónico de res. [1]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Eliwood [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Sindri [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Luzrov [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Espada-3[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Arco1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Luzrov Rulay el Mar Nov 01, 2016 1:16 pm

El clérigo había viajada mucho,muchísimo mas de lo que le hubiese gustado realmente, y según su criterio era algo que se le daba bastante bien. Llevaba en los caminos desde que tenia recuerdo,desde que sus progenitores viajaban con el de una aldea a otra,de iglesia a iglesia o de parroquia a parroquia.

Nunca había tenido un método de viaje predilecto. Admitía que los carruajes o las monturas eran un método mas cómodo y rápido,pero también implicaba ciertos inconvenientes.Como el echo de tener que depender de otro ser vivo y por lo tanto cuidarlo durante el viaje,tener en cuenta no solo a uno mismo y a sus acompañantes,si no a aquellas criaturas que tenia la capacidad de transportarlos. La economía era otro motivo por el cual las monturas eran problemáticas,no todo el mundo podía permitirse una ,o no una buena. Así que el usualmente al no tener,ni necesitar en teoría,una montura propia había viajado a pie en la mayoría de los casos. En ocasiones en caravanas alternando las caminatas con paseos en carromatos. En otras ocasiones en monturas prestadas. Tal y como en aquella ocasión en la que el marques les había proporcionado un par de caballos, uno para el mismo y otro para la mujer que le acompañaba,junto con provisiones y algo de ropa y utensilios que viajaban en las alforjas.

Ese era el motivo,sus múltiples viajes y el medio de transporte prestado,por el que sabia montar y el echo de que hubiesen elegido ese método de viaje no le suponía ningún problema. Pero era en esos instantes cuando veía como su acompañante aceleraba el ritmo del caballo en el que montaba y aumentaba no solo la velocidad del animal si no la distancia entre ambas,que se planteaba si el realmente era capaz de cabalgar o simplemente sabia no caerse.

Nunca había sido buen jinete,pero malo tampoco. Sabia arreglárselas sobre el animal,aunque en esos momentos con ropas femeninas sobre su cuerpo se le dificultase un poco. Pero estaba claro que la sacae estaba mucho mas acostumbrada a ello,como si hubiese estado mas tiempo sobre su montura que sobre sus propios pies. Y a pesar de que se estaba quedando atrás no pudo evitar embozar una amplia sonrisa. No por la habilidad como jinete de Lyn,si no por lo que vea frente a el.

Libertad.Era lo primero que le venia a la mente cuando veía a la mujer montar de aquella manera ,sin importar el lugar por donde lo hiciera,las dificultades del paisaje. Parecía que el viento se movía al compás de los movimientos ajenos,a su merced. El animal una extensión de ella misma,era... algo que no sabia como explicar con propiedad. Solo sabia que tenia que ser una de las representaciones físicas de la libertad. Y aquello le hacia feliz. Estaba feliz por saberse recordado,por comenzar a recuperar el tiempo perdido. Estaba feliz a pesar de la separación,porque veía ala mujer recuperada y en camino de nuevo. Y porque la veía libre,y de cierta manera al clérigo la libertad ,aquella que era pacifica,le hacia feliz.Mas viviendo de Lyn. Porque era una sacae,y porque parecía que eso implicaba tener una conexión mas profunda con la naturaleza. Porque se veía mas cómoda a la mujer cabalgando,siendo mecidos sus cabellos por el viento,siendo envuelta por el mismo,que siendo protegida por las piedras del castillo. A pesar de que necesitase en un futuro próximo vivir en una edificación así, a pesar de saber que seria duro para ella...la sonrisa del hombre no desapareció. Porque después de todo no se puede encerrar al viento,se escapa aunque sea entre las grietas de la piedra.

Soltó una suave risa,sincera y cristalina, cuando la mujer volvió a ella. No le había importado ser dejada atrás,no mientras no la perdiese de vista y se perdiese el mismo por el camino. Porque de cierta manera entendía ese deseo,esa necesidad de ir a por lo conocido,de sentirse en casa.

-No te preocupes. Puedes cabalgar,tanto como lo necesites,tanto como lo desees... estará bien siempre y cuando no nos perdamos de vista el uno al otro... No te preocupes por mi y adelantate si quieres.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [2]
Tomo de Ellight [3]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Semi [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-3

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Sindri el Dom Nov 27, 2016 8:21 pm

Bern. De todos los lugares que me podían tocar para ir me tocó Bern. Claro que no podían tocarme los maravillosos caminos de Etruria. – el bibliotecario hacía esfuerzos para seguir el paso que se había impuesto para llegar bien a su destino. Tuvo que dar un rodeo para evitar una piedra que parecía tener toda la pinta que se iba a caer de un momento a otro – O el buen tiempo de Lycia. El viaje en la caravana ha sido maravilloso y he comido bien a cada parada. – el rítmico balanceo de su zurrón contra su pierna mientras caminaba cuesta arriba se le acababa haciendo monótono y cambió la correa de hombro durante un rato. El transporte de tantas provisiones en su bolsa acababan por drenar sus fuerzas tras una buena caminata... ¿Pero qué iba a hacer? ¿Pedirlas en Bern a la gente con la que nadie había tenido contacto en semanas? – Pero no, a estudiar el comportamiento de los Emergidos en Bern. “Estarás seguro, en Bern ya no queda ningún peligro”. “Ya nos hemos encargado de evaluar el peligro”. Claro. Claro. – Sindri se paró en la cima de la pequeña pendiente que llevaba escalando durante los últimos diez minutos. Con las manos en las rodillas trató de recuperar el aliento que había perdido durante todo el ascenso – ¿Y las montañas? ¿Ya se ocuparon de evaluar si se pueden escalar sin pegasos o wyverns? ¿O que la mayoría de caminos están cerrados por avalanchas? – caminó un poco hasta encontrar lo que parecía un camino serpenteado por algunas rocas de todas formas y colores. El Dark Mage eligió una de las menos polvorientas y se sentó en ella, mientras sacaba una cantimplora de su bolsa.

¿Que qué hacía allí? En la Gran Biblioteca de Ilia al parecer no llegaban mensajes de diversas partes del mundo, lo que hacía sospechar a los altos mandos. Por ello, se reunió a los bibliotecarios más jóvenes y se les instruyó a ir a buscar información sobre lugares tales como Bern, Regna Ferox o Crimea, entre algunos otros. Obviamente aquellos lugares “podían ser peligrosos” por lo que su tarea era ir de pueblo en pueblo en los grandes enclaves comerciales de la costa de Elibe. ¿Pero Bern? Al ser un país de su continente querían información de primera mano, y para ello no dudaron en emplear al bibliotecario que había pedido el favor de pagarle un pasaje de barco, de ida y vuelta nada menos, hasta Goldoa. Y ni toda la labia del muchacho fue suficiente para librarse de tal tarea, por lo que en menos de una semana ya estaba de camino a Bern.

El camino fue lo más fácil, siendo sinceros. Una caravana de Ilia a una de las capitales orientales de Lycia, pasando por Etruria. Un viaje sin sobresaltos y parando cada noche en una posada para recuperar fuerzas. Del lugar de destino, pocas eran las caravanas que iban a Bern, puesto que se consideraba todavía un lugar potencialmente peligroso. Ese fue el primer indicio que Sindri no lo iba a tener nada fácil para completar su misión, pero eventualmente encontró a un pequeño grupo de exploradores, o tal vez busca tesoros, con intención de pasar por la frontera noreste entre Lycia y Bern. Un comienzo poco prometedor, pero era mejor hacer un trecho en compañía que todo el camino solo. Así pues, la travesía comenzó de nuevo.

Pero el cañón por el que se accede a la entrada de Bern que pretendían emplear había sido taponada por un corrimiento de tierra y los carros tirados por caballos no podían pasar de ninguna manera. Así que fue el momento de separarse y el bibliotecario comenzó a recorrer los serpenteantes caminos que ofrecían los escarpados paisajes de Bern. Eso había sido hace dos días. Y no es que estuviera perdido, no, puesto que tenía la idea general que si iba hacia el este llegaría a Bern y si caminase hacia el oeste Lycia le daría la bienvenida. No sabía cuánto debía caminar, claro.

Y entonces, en la lejanía, escuchó ruido de cascos y una figura se formó en el horizonte. Demasiado alta para ser cualquier humano, no podía ser muchas más cosas que un jinete y su montura, a no ser que los centauros se hubieran descubierto en Bern hace poco. Con ligereza se llevó la mano a la boca y silbó, tratando de atraer la atención de los misteriosos viajeros – ¡Eh! ¡Aquí! – se levantó y comenzó a hacer aspavientos con los brazos – ¿Que tienen espacio para un viajero más? – las preguntas importantes, cuánto antes mejor. No quería tener que separarse mucho rato de la comodidad de su roca si no tenían intención de ayudarle.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Lyndis el Dom Dic 11, 2016 6:48 pm

Sonrió, complacida primeramente ante la comprensión de su compañera y... avergonzada tras meditar un instante en sus palabras antes de pronunciarlas. -Me temo que mejor mantenerme cerca... No puedo prometer recordar no perdernos de vista si me dejo llevar...- Agradecía el gesto de la chica de corazón, pero se sentiría devastada si de repente volteara y ella no se encontrase allí. Era una mujer de guerra su acompañante, pero no una de batalla.

Tras que ambos caballos descansaran un poco con la subida, continuaron el camino más allá de la colina. Las rocas comenzaban a reemplazar los arboles en el paisaje. Y tras cada colina el viento helado de las cumbres de Bern se sentía aun más en el ambiente.

Lo que había sido por la mañana campo abierto pronto se convirtió en un camino bastante claro para los caballos, impidiendo el accidentado terreno virar mucho a diestra o siniestra sin herir a las bestias en su andar. El pasto dio lugar a pedrusco, y fue entonces cuando Lyn dudó de si habían virado sin notarlo hacia el este en su camino hacia el norte.

Y fue tras otra colina, donde un llano camino (para estándares de su travesía cuanto menos) se presentó ante ellas que el primer indicio de presencia humana en kilómetros se hizo presente en un fuerte silbido. Agudizando su mirada, prontamente una figura se vio vinculada al sonido...

...Que recibió en respuesta que Lyn espoliara su montura con fuerza para apurar el paso ¿Sus ojos acaso le engañaban o...?

-Había escuchado de pastores de ovejas perdidas persiguiendolas en las montañas... Pero nunca creí que los de libros hicieran lo mismo- comentó ni bien estuvo lo suficientemente cerca, con una fuerte sonrisa que no sabía en que punto se había dibujado en su cara.

Lyn detuvo su montura prestada junto a la piedra... Y saludo con un movimiento de mano a su querido amigo, sintiendo un cierto misticismo en el helado viento de Bern ante tan peculiar encuentro...

¡Era Sindri!
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [2]
Espada de acero [1]
Tónico de res. [1]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Eliwood [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Sindri [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Luzrov [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Espada-3[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Arco1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Luzrov Rulay el Jue Dic 22, 2016 3:34 pm

Su risa se volvió a escuchar ,leve pero tan sincera como las palabras que siempre salían de sus labios,provocada por las palabras de la dama que lo acompañaba. Después de todo ,no era precisamente eso lo que implicaba la libertad? No es que fuese a olvidarle si se dejaba llevar,simplemente no estaría atada a el,a su presencia,si lo hacia. Porque seria libre. Mas entendía el porque de la decisión de la mujer. No era prudente separarse,en parte porque si bien ambas conocían cual era su destino y la dirección a tomar era la primera vez que tomaban dicho camino. Por lo tanto era desconocido. En parte porque si bien la situación en el país había ido a mejor gracias a la iniciativa del marques y a los valientes que habían luchado contra esos seres que traían muerte a su paso aun no estaba seguro de si la amenaza había sido totalmente erradicada.

Viajar en solitario o en grupos pequeños nunca había sido prudente,pues el mal siempre acechaba de distintas formas. Mas con la crisis vivida en los últimos años era aun mas peligroso el hacerlo,y aun así... el viajar seguía siendo necesario,algo que en ocasiones no podía ser de lado. Y por eso entendía las imprudencias cometidas, aunque no por eso era conveniente tentar a la suerte mas de lo que ya era tentada.

-Supongo que siempre podrás dejarte llevar una vez lleguemos a nuestro destino... El cambio no significa que estés obligada a contenerte eternamente...

Sabia que su acompañante era fuerte,incluso mas que el mismo y no se refería a la fuerza física. Si no a la fuerza de su alma ,de su espíritu. No era justo para la sacae que se preocupase por ella ,pues de cierta manera sentía que la subestimaba.Y aun así no podía evitar sentir cierta preocupación por los eventos presentes y el inminente futuro que se cernía sobre ella. Sobre lo que ocurriría cuando llegasen a Caelin. Porque por mas determinación que poseyera para llevar a cabo sus decisiones no era lo mismo el decidir caminar hacia adelante ,el afrontar con energía un cambio tan brusco en su día a día ,que vivirlo en persona y sentirlo en carne propia. El tiempo podía ayudar a que uno se acostumbrase o desgastarlo lentamente y hacer que se consumiera... y no deseaba que la mujer a su lado sufriese mas de lo que había sufrido. Y por eso no podía evitar preocuparse por ella, al mismo tiempo en el que se convencía a si mismo de que el cambio que el mismo estaba sufriendo no existía. El no importaba, siempre que pudiese darle apoyo a otros y cumplir con aquello impuesto por si mismo seria capaz de dejar sus preocupaciones y dolor aun lado.

Preocupaciones que taladraban su mente a medida que avanzaban en el camino y el silencio,cómodo,se instauraba entre ellos. Pensamientos que se obligo con dificultad a dejar de lado cuando el paisaje a su alrededor comenzó a cambiar y se obligo a prestar mas atención al entorno que le rodeaba, a los caminos cada vez menos verde y mas rocoso que requiera de mas concentración a la hora de guiar a su montura,mas cuidado en el camino a tomar. La mayor parte de sus sentidos puestos en el suelo, una concentración rota por un silbido venido de la nada que le obligo a alzar la vista a su dirección. Para cuando fue consciente de la solitaria figura en la lejanía, no sorprendiéndole encontrarla al haber viaja el también solo en ocasiones, Lyndis ya había acelerado el paso de su montura y lo había dejado atrás,a pesar de que antes sus palabras dijesen lo contrario. Pero en sus palabras no estaba el factor de una persona silvandoles a lo lejos.

Sonrió y soltó un suspiro,antes de instarle el también a su propio caballo a acelerar un poco el ritmo,no tanto como el de la montura de la mujer,solo un ligero trote que le hiciese no permanecer separados demasiado tiempo el uno de otros.

No espero que al detenerse en el lugar,junto a la montura ajena,el rostro que sus ojos fuese uno conocido. Grata fue su sorpresa,aunque seguía siendo una sorpresa. Que hacia un bibliotecario de Ilia en semejante lugar siendo su única compañía la propia? No pudo evitar soltar una leve risa ante ello,aprovechando que su caballo estaba quieto para soltar una de sus manos de las riendas y dirigirla a su rostro,ocultando su labios tras ella por si la risa escapada de ellos era tomada como ofensa.Cuando era todo lo contrario a la misma. Después de todo,se podría decir lo mismo de el. Que había un clérigo de una parroquia de la iglesia de Santa Elimine destinado en sacae en dicho lugar? El mundo estaba lleno de sorpresas y coincidencias,tanto agradables como desagradables.

-Es toda una sorpresa el encontraros en este lugar... una muy agradable... Ha pasado mucho tiempo Sindri. Me alegro de veros... os encontráis bien?

Después de todo la pregunta era necesaria. El también había viajado solo,pero eso no significaba que el otro no hubiese tenido percances en su viaje y la preocupación tanto ,por lo conocido como por lo desconocido ,acudía inevitablemente a el en muchas ocasiones.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [2]
Tomo de Ellight [3]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Semi [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-3

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Sindri el Miér Dic 28, 2016 8:42 pm

El fato, el destino, las fuerzas universales o aquello que moviera los hilos del mundo debía sentirse caprichoso hoy.

Sindri, el Mago Oscuro, se encontraba a quilómetros y quilómetros de cualquier núcleo de población conocido, a centenares de quilómetros de la cosa más cercana a la que podía llamar hogar y a una distancia totalmente indeterminada de su objetivo. No había visto más que piedras y polvo durante las últimas horas y todo de color marrón. Oh, muchos tonos de marrón, desde el popular “no ha llovido aquí desde hace décadas” hasta el más conocido “si pones un pie aquí provocarás una avalancha sin control”. Realmente el camino no era muy entretenido salvo si alguien fuera geólogo o espeleólogo, y ninguna de esas dos especializaciones atrajeron jamás al mago. No es que esperase mucha compañía, pero al menos algún animalito o alguna plantita para distraerse, pero no hubo suerte.

Pero su humor subió como la espuma en cuánto vio a las dos figuras que se aproximaban montados a caballo. Dos figuras que reconoció prontamente, llenando su mente de preguntas de cómo ellos habían llegado ahí, precisamente. No es que él entre todas las personas tuviera mucho derecho para preguntar tal cosa, viendo que se encontraba en un lugar bastante alejado de cualquier libro o volumen...

Bueno, ¿Quién cree que se ocupa de ir a pedir un libro cuando una oveja o una cabra montesa lo reserva en la Gran Biblioteca de Ilia? Tendría que ver la reticencia de esos seres a hacer cualquier hogar en un lugar plano. – contestó de buen humor Sindri tras la pregunta de la mujer de Sacae. Lyn, la nómada que le ayudó a encontrar el preciado durante la búsqueda en Bulgar y posteriormente luchó junto a él para liberar a sus compañeros de la Gran Biblioteca de Ilia de una trampa de unos bandidos. Una experta espadachina con un fuerte código de honor y que jamás mentía – Es bueno de verla de nuevo, señorita Lyn, aunque desearía hacerlo en un lugar donde poder ofrecerle algo esta vez, en agradecimiento a la ayuda prestada. Sin embargo... – tras una pequeña reverencia acompañando a sus palabras, Sindri movió el brazo, barriendo el entorno, como queriendo mostrárselo a la nómada – ... pero me temo que no hay nada por aquí que pueda interesar. Salvo piedras. O rocas. Creo que vi algún guijarro hace unas horas, pero no estoy seguro ahora. – la sonrisa se mantuvo perenne cuando vio aparecer a la segunda figura, a la que conocía también bien.

Todo lo bien que puede estar alguien en medio de la nada, rodeado por rocas y con raciones de comida acabándose a un ritmo alarmadamente rápido. Pero mirémoslo por el lado bueno... ¡Al menos el descenso será rápido! – y ahí estaba Luzray Rulov, un clérigo también de Sacae al servicio de la iglesia de Elimine. Un miembro del clero con ideas bastante abiertas y amigables con los que podían ser heréticos y maleantes con el que mantuvo una larga y fructuosa conversación en su iglesia – Oh, señor Rulay, debo agradecerle de nuevo el gesto que tuvo conmigo con ese libro. Lo he leído muchísimas veces y es muy, muy didáctico. ¡He aprendido muchísimo gracias a él! – le relató, ligeramente emocionado. ¿Qué mejores regalos había para un bibliotecario que un libro? Dos libros, pensó inmediatamente el Dark Mage. Tal vez una habitación llena de éstos.

¿Y que les trae a ustedes dos tan lejos de su hogar? Salvo que, claro, en los últimos días Sacae haya expandido sus fronteras. Ahuhuhu~ – alternaba su mirada entre ambos sujetos. Su expresión denotaba diversión, era una pregunta que tenía rondando en su cabeza desde el momento que los vio en el horizonte – ¿Vienen de caza? ¿Tienen perspectivas de abrir otro centro de culto de Elimine? No sé yo si ninguna de las dos empresas tendrá mucho éxito por aquí... – ninguna de las dos opciones era muy probable, ahora que lo pensaba más – Y más importante, ¿Que tienen ustedes espacio en su grupo para uno más? Este camino es muy peligroso de recorrer.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Narrador el Jue Dic 29, 2016 9:06 pm

En el silencio del área semi montañosa vacía, donde no parecía haber más presencias que la de los tres apenas reunidos, de a poco comienza a oírse el clamor de más cascos de caballos. Primero muy suave, al hallarse lejos, luego subiendo el volumen.

Un grupo de un par de docenas de cabalgantes pasan en una ruta paralela a la que la nómada y el clérigo estaban transitando. Al estar bastante distanciados, no parecen notar a nadie allí. Viniendo de la misma dirección que aquellos dos han salido, los jinetes cabalgan a muy buena velocidad para lo complicado del terreno, mostrándose o muy hábiles o muy conocedores del sitio.
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Jm5byz1

Gold :
5265


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Lyndis el Miér Ene 18, 2017 12:53 am

Contuvo una risa ante la respuesta del bibliotecario, ciertamente feliz de aquella confirmación tan clara de la identidad de su amigo. -Tonteras- descartó las palabras del mago con un movimiento de mano acorde a la negativa -Una roca y este encuentro es pago suficiente... Y si recuerdo el ultimo pago fue un trozo de hilo, creo que ha sido una mejora acorde. Negociar más que eso sería tentar a la suerte- acotó, con una sonrisa cómplice, al tiempo que desmontaba del caballo.

Cualquier acotación o acción siguiente (como el fuerte abrazo que planeaba propinarle al bibliotecario)se vio cortada por la sorpresa al ver que su acompañante y Sindri igualmente se conocían ¿Era posible tal coincidencia en tan recóndito sitio?

La duda sobre la relación de los otros dos le carcomía, sospechaba había una historia muy interesante allí... Pero la conversación rápidamente viró en otra dirección, una poco más sombría y compleja.´

-El viento ha cruzado y enredado los caminos de Luz y el mio... Han pasado... demasiadas cosas...- respondió lentamente, eligiendo con cuidado las palabras adecuadas para tan delicado tema. No iba a mentir, ella no lo hacía, pero tampoco quería teñir de un tono oscuro tal grato e inesperado encuentro. Su mano instintivamente froto el morro de su caballo... Y su corazón dio un vuelco un instante al no notar la conocida presencia de su Madelyn. -...En pocas palabras venimos desde Pherae y nos dirigimos a Caelin-

-Más importante: tenemos lugar. Si tu dirección es al norte estas de suerte.- sonrió, para luego voltear y observar ambas monturas. Viajaban ligero ambas, habían perdido la mayoría de sus cosas en el viaje por lo que solo tenían lo puesto y aquello que Eliwood les había proveído. Era un viaje corto al fin y al cabo, o al menos, debía de serlo. Lugar de sobra había y no era su primera vez teniendo que llevar gente en la silla con ella.

En su mente, ya era un asunto decidido que viajarían juntos.

Un sonido inesperado desvió nuevamente sus ideas, y antes que pudiera comprender el significado del mismo, su mano ya se encontraba sobre su empuñadura, su cuerpo tenso, sus sentidos alerta... Le dio la espalda al joven mago, escudriñando en busca del origen del mismo... Para luego relajarse nuevamente, pero sin apartar su mano de su arma.

-Parece que no somos los únicos en estos caminos- comentó con tranquilidad, volviendo a dirigirse a sus ahora dos acompañantes. Era difícil identificar a la distancia la identidad de los jinetes, pero eran claras dos cosas: sabían lo que hacían, donde iban (claramente mejor que ellos al menos) y transitaban otro camino lejano. Fueran quienes fueran, con que estuvieran fuera del alcance de su espada le bastaba para saber que no eran su problema... Por ahora.

Sin perder de vista a los jinetes lejanos montó nuevamente sobre el caballo y extendió su mano al mago para que se subiera tras ella. -Sean quienes sean no parecen buscar problemas... No con nosotros. Mantengamos oído alerta pero continuemos camino. Si huyen de algo... mejor que no sea algo que nos alcance por error.- hizo una leve pausa y sonrió complicemente -De paso y nos cuentas que te trae por estos pagos, porque tampoco veo ovejas dispuestas a leer por aquí- Le era imposible sentirse sola estando esos dos en derredor... En su corazón, agradecía a Hanon que sus vientos hayan entrelazado de forma tan extraña los caminos de los 3...

Spoiler:

Puede sindri narrar que se sube con ayuda de Lyn y emprenden viaje de nuevo, permiso para seguir narrando en el camino. A menos que se suba con luz en cuyo caso cosa de luz(?) Perdon la demora!!!!
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [2]
Espada de acero [1]
Tónico de res. [1]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Eliwood [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Sindri [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Luzrov [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Espada-3[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Arco1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Luzrov Rulay el Miér Ene 18, 2017 3:52 pm

A pesar de que la mujer descendió de su montura,el clérigo decidió  permanecer en la misma. Pues si bajaba en aquel lugar tan rocoso,donde la estabilidad del suelo era tan dudosa,le costaría mas que a Lyndis el volver a montar en el animal.Mejor no tentar a la suerte.

No pudo evitar sonreír ante las palabras del bibliotecario, quedándose tranquilo ante las mismas y desvaneciéndose toda su preocupación con las mismas.

-Si podéis bromear y tomároslo todo con tanta alegría entonces supongo que os encontráis perfectamente... aunque lo de la comida si que puede llegar a ser preocupante...

Una preocupación menor teniendo en cuenta que ahora que los tres se habían cruzado en ese lugar habría una manera de solucionar el problema.Siempre podían ayudar a Sindri a llegar antes a su destino compartiendo sus monturas con el, o su comida en el caso de que el tiempo les jugase en contra y fuese necesario. Pero dichos pensamientos quedaron a un lado ante el agradecimiento ajeno. Por un momento había olvidado el echo de que uno de sus libros,de la parroquia mejor dicho, le había sido entregado al hombre durante su visita a la misma. O quizás solo intentaba eliminar poco a poco los recuerdos que tenia sobre ese lugar.

-Solo Luzrov, incluso Luz, esta bien.

No estaba acostumbrado a ser llamado por su apellido,si no por su nombre y de forma mas reciente a una versión reducida del mismo. No recordaba la ultima vez que alguien lo había llamado de esa manera,mucho menos otorgándole un titulo tan formal como señor. No se sentía... digno de ello, no se sentía natural el escucharlo.  

-Y mi alegra tanto que disfrutaseis de vuestro presente. Me alegra el habéroslo otorgado. No podría estar en mejores manos,ni tener mejor uso que el que le podáis dar.

Y era cierto, no solo palabras de agradecimiento bonitas. Si no le hubiese dado el objeto el mismo se habría perdido hace ya tiempo, hubiese sido todo un desperdicio. Estaría calcinado, o enterrado entre los restos de madera y piedra de lo que una vez había sido la pequeña parroquia de sacae. Junto con los cuerpos del sacerdote y de los pobre viajeros que habían tenido la mala fortuna de acudir a dicho lugar en el momento equivocado. Sin pretenderlo ,ante la simple mención del libro, el clérigo comenzó a evocar los recuerdos de dicho día ,un sueño que en ocasiones le seguía de noche. Se vio obligado a bajar la mano que aun cubría parte de su rosto,que para ello había elevado, y sujeto de nuevo las riendas con fuerzas.Ante la amenaza de que la misma comenzase a temblar. No... no podía dejarse llevar,caer por sus recuerdos.Si lo hacia... no seria capaz de ayudar a nadie. Tenia que olvidarlo,superarlo, aunque el recuerdo aun siguiese siendo demasiado reciente para ello.

La respuesta de Lyn a la duda planteada por el bibliotecario,duda normal pues el mismo se preguntaba tras ver la familiaridad con la que ambos se trataban cual seria su relación, fue confusa. No respondía nada realmente pero el clérigo acepto la respuesta de la mujer ,la decisión de la misma de no añadir palabra alguna. Lo aceptaba y en cierto modo lo compartía,pues lo cierto era que no estaba en condiciones de añadir mucho mas detalle,de llamar a los recuerdos. No al menos si deseaba que sus manos,todo su ser,no temblase.

-Una persona mas no es problema... donde caben dos caben tres...

Y peores viajes habían tenido que realizar con anterioridad,alguno con el mismo numero de personas pero menos monturas.

El sonido no llego a los oídos del priest. Al menos no lo capto tan rápido como lo hizo la mujer. Pero si que percibió el cambio en la actitud de la misma. El que Lyndis pusiera su mano sobre su arma ya era una señal de que algo no iba como debería. El verla en busca de algo le hacia ver que no sabia a que se debía su estado de alerta, y aquello puso  en tensión también al hombre, pues no eran buenas señales. Siguió con su propia mirada,aun desde su posición, la mirada de Lyndis, buscando ahora el también aquello que la sacae buscaba. Lo vio,algo mas tarde que la mujer pero lo vio.

Si bien la mujer se mostró tranquila al encontrar lo que buscaba,los lejanos y apenas distinguibles jinetes que con maestría recorrían esas superficies, tan cercanos y tan lejos del camino tomado por el mismo y la mujer, el priest seguía algo inquieto. Tantas monturas por lo general estaban destinadas a miembros del ejercito,pues los mercaderes que viajaban en grupos mas numerosos solían optar por carromatos y caravanas.Tener un grupo de simples viajeros tan extenso y todos con su respectivo corcel no era usual,pues la economia no lo permitía. Y siendo así estarían armados... en busca de algo, un objetivo. Huyendo de algo,un peligro.

Permaneció con la vista sobre ellos aun cuando la mujer volvió a montar y le tendió su mano al mano,esperando que el mismo la tomara.

-Puede que no busquen problemas... o que simplemente no hayan reparado en nuestra presencia. Lo mas sensato seria mantener una distancia prudente para no captar su atención, pero sin perderlos de vista.

El perderlos de vista,el ver como algo que le inquietaba desaparecía... solo lo inquietaría mas. Desvió por fin sus ojos violetas de ellos. Sonrió a sus dos acompañantes.

-Lyn es muchísimo mejor jinete de lo que yo lo soy... Iréis mas cómodo y seguro en su compañía que en la mía,sobretodo en este terreno.

Animo al bibliotecario a tomar la mano de la mujer. Para que una vez mas pudiesen emprender la marcha,solo que esa vez siendo dos en lugar de tres.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [2]
Tomo de Ellight [3]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Semi [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-3

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Sindri el Mar Ene 24, 2017 7:27 pm

Si bien había un alto grado de cordialidad, Sindri no pudo sino intuír algo subyacente, que le hizo ladear la cabeza ligeramente. No podía señalar a nada en concreto, pero el conjunto hacía que sus Segundos Pensamientos se dispararan en rebelión, tratando de conectar nexos con la poca información que contaba. Su mirada, adornada además con una sonrisa para ocultar su confusión, se movía erráticamente entre ambas personas, sin saber bien bien qué hacer o decir para romper el clima que se había creado.

Responder las cuestiones planteadas era un buen comienzo.

Si todavía conserva el hilo podría atarlo a una roca pequeña. Podría crear así un divertimiento para unos minutos. Al menos hasta que se rompiese el cordel. – bromeó ligeramente mientras pensaba en algo entretenido que poder decir. La lucha contra los bandidos no presentó mucha recompensa teniendo en cuenta el peligro que habían pasado, por lo que Sindri no podía hacer sino suponer que las recompensas descritas en las novelas sólo aparecerían si iba a cazar dragones en sus cavernas llenas de oro o a acabar con magos milenarios cuyos lacayos llenaron sus torres de joyas. ¿Qué podría haber sacado de meros bandidos, en retrosprectiva? – Bromeo porque el humor es lo último que me queda, creo que me he dejado el aliento unos metros más allá, con el resto de mis ganas de seguir casi escalando paredes de piedra. – esas palabras le hicieron recordar que estaba descansando por alguna razón y un pinchazo se hizo notar en su rodilla derecha. Realmente un bibliotecario no era un explorador de ninguna clase por lo que anotó mentalmente prever muchas más paradas para el próximo viaje en el que se embarcase – En fin, es un placer ver caras conocidas incluso en estos extraños tiempos y lugares.

Trató de analizar la nueva información proporcionada: Lyndis decía que se dirigían a Caelin. Caelin, su memoria no pido sino volar como pudo a su niñez, cuando su madre le señalaba cada uno de los territorios de la Liga de Lycia – Al norte de Santaruz. Al oeste de Tania. Al sur de Khathelet. Al este de Laus... – esas palabras fueron no entonadas, sino cantadas directamente, al son de una canción infantil. Caelin, las tierras de Lord Hausen la última vez que oyó aquel nombre. Nunca lo conoció personalmente, antes de cumplir los dieciséis años de rigor para entrar en política tuvo que… abandonar Ryerde. Si era buen hombre, seguramente sería amigo de su padre – Están de suerte, Lycia tiene la mejor gastronomía de todo Elibe. No se corten al pedir platos a la hora de comer, ninguno les decepcionará. – si era pura nostalgia de no haber probado un plato de aquel lugar durante años o no, eso ya no lo sabía. Sin embargo… ¿Qué se les había perdido a dos ciudadanos de Sacae en Caelin? Era muy específico, eso. Ir a Lycia era una cosa pero… ¿A uno de los territorios en concreto? Había algo ahí… – Y no se preocupe, no le falta cuidado alguno. Es uno de los libros mejor cuidados de toda Ilia. – ¿Por qué esa afectación, Luzrov Rulay? El bibliotecario no tenía especial don de gentes, pero incluso él podía ver que había algo ahí. De nuevo, había un contexto que él no sabía. Pero sus Segundos Pensamientos podían ver el vacío, la falta de una pieza.

Lo que le llevó a pensar más. Había supuesto que ambos se conocían por ser de Sacae, pero él no conocía a nadie de la otra punta de Ilia. ¿Cómo es que se conocían? Los nómadas de Sacae no parecían ser especialmente afines a los asuntos de la iglesia de Elimine, al menos por las pocas crónicas de las que disponía el bibliotecario. No sólo la nómada iba a la región de Lycia sino que el hombre de fe la acompañaba en el viaje. ¿Y venían desde la Marca de Pherae? ¿Qué hacían en las montañas exactamente, entonces? Demasiadas preguntas se agolparon en su cabeza – Me alegro mucho que me acepten en su grupo. Les prometo que trataré de molestar lo menos posible, puesto que no creo estar muy  lejos de algún lugar de Bern con pistas sobre lo que sucedió. Pero antes tengo unas pregunt-

No acabó la frase, puesto que un fuerte ruido ahogó cualquier pensamiento que pudiera tener. Ruido de cascos repiqueteando contra piedra a gran velocidad. ¿Jinetes entre estas piedras? ¿Y pasando tan rápido? ¿Cómo de hábiles debían ser? – No sé quiénes pueden ser, pero parece que tenían bastante prisa. Poner tierra entre ellos y nosotros suena un buen plan. – musitó el Dark Mage, con una voz llena de desconfianza. No podía sino recelar de unos jinetes de tal calibre que salieron de la nada, aunque al menos el sonido parecía perderse hacia el sentido contrario del que tenían planeado ir.

Casi con el mismo recelo miró la mano de la mujer. Seguro que ella sabía que no era plato de su gusto el tener que montar a caballo, esos animales no parecían especialmente felices cuando él era su jinete… pero ante las palabras del clérigo y de la nómada, ¿Qué iba a hacer? ¿Ir corriendo al lado de dos ungulados? El bibliotecario recogió todas sus pertenencias y se acercó a Lyn –No sé qué es peor, si escalar o volver a ser traqueteado por un caballo. En fin, sólo hay una manera de adivinarlo. Seguiré su consejo, Luzrov. – no estaba en su naturaleza usar diminutivos, de todos modos. Asió con fuerza la segura mano de la mujer y se impulsó con muy poca destreza, pero la suficiente como para acabar en los lomos del animal – ¿Quiere saber cómo llegué a este páramo desolado? Pues todo empezó cuando la Gran Biblioteca de Ilia se preocupó al no llegar noticias de Bern… – y con esas palabras, el Dark Mage se dispuso a iniciar su relato.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Narrador el Vie Ene 27, 2017 1:25 am

El grupo de jinetes sigue su camino, sin reparar o sin molestarse con las demás personas. Más aún, es notorio que se trata de falta de preocupación cuando un par de sombras pasan directamente sobre el grupo de 3, sombras de pegasos  sus jinetes que casi no hacen ruido al volar. Los primeros en pasar vestían armaduras ya no vistas al ser de un marquesado caído de Lycia, pero los pegasos son fácilmente identificables al no ser demasiado comunes. Sus cascos y revestidura son de Ilia.

Y no son los últimos emergidos que transitarán por el área, al parecer. Más atrás en el camino se divisa otro grupo de jinetes, mucho más pequeño, solo 3. Estos, con un estandarte del marquesado de Ostia en alto. Como los anteriores, parece que sólo usarán el camino para transitar sin conflicto. Todos los grupos de emergidos se dirigen en una misma dirección por el cordón montañoso.
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Jm5byz1

Gold :
5265


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Lyndis el Sáb Feb 11, 2017 11:40 pm

Le sorprendió escuchar aquel pequeño cántico de parte de Sindri, volviendo a su mente aquellos nombres tan poco comunes que Eliwood le había mencionado días atrás. Marquesados caídos, ruinas o sombras de tiempos anteriores a que los silentes plagaran las tierras. Y aunque Lycia parecía haber expulsado a aquellas tropas del inframundo... Parecía que ahora nuevas bestias e insectos en piel humana plagaban aquellas tierras desoladas en busca de fortunas en sus despojos e infortunio a los viajeros. No eran territorios menos desolados que antes.

-Hemos tenido la suerte de experimentar de primera mano la comida de Lycia en Pherae. ¡De lo mejor que he comido en mi vida!- respondió con ánimos, recordando sin duda lo mejor que su estadía con Eliwood había traído... Aunque acompañada de la comida, venían otros recuerdos que... Aun estaba confusa de como clasificar.

Esclarecedores, quizás, era la mejor palabra.

-Creo que es peor encontrar el motivo de la prisa de aquellos jinetes- respondió, con tono jovial, señalando con un movimiento de cabeza aquel lejano camino alterno.

Sonrió al ver que estaba en sintonía con ambos a como actuar, y espoleó la prestada montura ni bien el mago estuvo arriba. Cuanto más rápido prosiguieran viaje mejor, las palabras podían enunciarse en movimiento. Lamentaba no poder darle el reencuentro tranquilo que merecía aquel rostro conocido pero ya habría más tiempo en un ambiente más apacible.

Seguro tras ella en su montura (o inseguro dadas las habilidades de montar del pastor de libros), el joven comenzó el relato de su peculiar viaje a la frontera de Bern. Pagos tan desolados eran ajenos para alguien más seguro entre estanterías y, aunque conocía la presteza mágica del mismo y lo bien que podía arreglárselas por si solo, no podía evitar sentir cierta preocupación por tan extenso y peligroso viaje. Más con el panorama de Bern que Eliwood y su invitado le dibujaron.

Lanzó una mirada furtiva de ayuda a la clériga: mientras su camino fuera el mismo podrían de acompañarle pero... el destino final de ellas dos estaba ya decidido y firme en piedra. Más que aquel pequeño trayecto dudaba poderle ser de mayor ayuda a Sindri, y eso le apenaba.

Fue entonces que una súbita sombra le envolvió por un instante, rápida, serena y, en cierta forma, conocida. Cuando las otras dos formas pasaron sobre ellos su espada ya se encontraba a medio camino de ser desenfundada y su mirada en el cielo observando con consternación las figuras aladas que se alejaban.

Reconocía las bestias y sus decoraciones: eran como aquella joven jinete que conoció ya tiempo atrás en las llanuras y que llevaba siempre cercana al corazón. Pero sus jinetes... estaban de la apariencia de aquella muchacha... Algo raro había pero no podía decir exactamente qué.

Pero no le gustaba. De eso estaba segura.

El ruido de cascos volvió a llevar su mirada a la retaguardia encontrando otro grupo de jinetes ¡Y esta vez por su camino!

Su cuerpo se tensó, rápidamente moviendose sus piernas para espolear su montura y huir en la carrera ¡Ellos 3 contra 3 jinetes entrenados sería suicidio!

Y antes que su mente terminara de procesar las alertas, su cuerpo se detuvo, sintiendo un escalofrío que fue en aumento al comprender que veía que se les acercaba...

-Silentes- murmuró, sorprendida. Su yegua parada, inquieta ante la presencia de aquellos seres que simplemente... pasaron de largo. Como si no existieran, como si ellos fueran los espectros invisibles. Como si su presencia fuera tan solo una piedra más en el camino.

¿Pero qué...?

Su mirada confusa se alternó entre sus dos compañeros de viaje, sin saber que hacer o decir... Para ella los silentes siempre habian sido sinónimo de guerra, de batalla, de desgracia... El verlos pasar así sin más... Era algo que superaba completamente su mente, instintos y capacidad de adaptación.

¿Que estaba pasando allí?
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [2]
Espada de acero [1]
Tónico de res. [1]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Eliwood [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Sindri [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Luzrov [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Espada-3[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Arco1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Luzrov Rulay el Jue Feb 16, 2017 6:04 pm

Con todo dicho y estando todos de acuerdo en que lo mas sensato era alejarse de esos seres volvieron a poner en marcha las monturas. Prefiriendo en esos momentos el clérigo guardar silencio para dedicarse a la labor de no solo guiar al caballo que le había sido prestado por un terreno tan irregular y peligroso,si no para también intentar mantener el ritmo con la que con invitado y todo seguía cabalgando muchísimo mejor que el. Su atención centrada no solo en el paisaje que le era enemigo en esos momentos,si no también en sus compañeros y en el relato del bibliotecario.

Y no pudo evitar recordarse a si mismo. Cuando le mandaban de viaje solo, cuando le destinaban a otra parroquia. Para librarse de el,para deshacerse de la molestia que era su presencia. Sabia que nunca le harían daño físico a propósito pues eran hombres de fe y su religión no aprobaba la violencia ,mucho menos cuando la iglesia misma se componía con gran cantidad de sanadores. Y aun así en ocasiones tenia la sensación, la certeza, de que durante su traslado de un lugar a otro despareciera o pereciera a los pocos que le conocían no les importaría, que sentirían incluso alivio. Y se pregunto si habían llegado las noticias sobre los sucedido en Sacae a la iglesia, si lo daban por mucho y lo que esa suposición provocaría. Si provocaría algo. Y se pregunto también si Sindri era como el, una presencia molesta para la biblioteca a la que mandaban a realizar trabajos ridículamente peligrosos para una sola persona.Mas siendo esa persona un bibliotecario y no un hombre de guerra. Pero intento descartar esa idea,por mas que se hubiese fijado con fuerza en su mente, pues su acompañante no merecía ser comparado con alguien como el...

Una sombra sobre ellos le hizo aminorar el paso de su montura,casi detener el mismo,para con seguridad poder alzar la vista al cielo. Reconoció las monturas ,los animales y aquellos que cagaban sobre ellos. Jinetes de Ilia,país del continente donde esos seres y aquellas que sobre los mismos luchaban eran característicos. Le sorprendió el parte el descubrir que acompañaban a la marcha de la muerte ,pues hasta ese momento solo se había cruzado con seres que marchaban a pie. El echo de que también usasen a criaturas con la capacidad de volar no hacia mas que aumentar el alcance de esas criaturas conocidas como emergidos y aquello no le gustaba para nada.

Pero no fue esa su mayor sorpresa,si no los jinetes que con rapidez y agilidad cabalgaban por el mismo camino que ellos habían tomado. Clavándose su mirada violeta en los mismos,congelándose su cuerpo al saber ,al ser plena y dolorosamente consciente de que para el era imposible huir de ellos. Pero no hizo faltas pues los mismos pasaron de largo,ignorandoles. Y aquello no hizo mas que aumentar su confusión. El ser ignorado y pasado de largo,el que su mente procesase por fin lo que sus ojos habían captado de antemano. Aquel símbolo que cubría el estandarte que no había captado de los emergidos del camino paralelo pero que si había llegado esta vez a su campo de visión.

Se giro con horror hacia la mujer que se había adelantado a el al intentar huir de los emergidos sin éxito alguno.

-Lyn... esas monturas... eran de Ostia...

Informo al saber la falta de conocimientos de la mujer sobre su propio país. Intento evocar una y otra vez el estandarte del marquesado en su mente y otra vez lo captado por sus ojos para asegurarse.Estaba seguro de que no se equivocaba pero... carecía de sentido. Lycia se había librado de los emergidos,o al menos de la mayor parte de ellos según lo que habían escuchado en Pherae. Ya era raro el ver como caminaban por ese lugar,aunque no tanto al considerar su cercanía con la frontera, pero el echo de que portasen armaduras y estandartes de un país en el cual se suponía que no moraban esos seres... Que los viesen,los encontrasen de frente, y les ignorasen cuando lo primero que había aprendido Luz sobre esos seres era el que mataban indiscriminadamente aquello que se ponía frente a ellos.

-Que...?

Que estaba pasando allí? Que iban a hacer? Detenerse ? Avanzar? Estaba confundido,congelado... con el temor instalándose en el... Era una sensación horrible...
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [2]
Tomo de Ellight [3]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Semi [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-3

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Sindri el Vie Feb 17, 2017 8:27 pm

Y entonces durante la tercera hora de escalada vi muchas piedras, pero ninguna especialmente interesante. Y durante la cuarta hora vi una roca bastante bonita, pero si la trataba de coger seguramente me caería al vacío, por lo que no lo hice. – que todos teman la capacidad de charla banal de un bibliotecario que no ha tenido nadie con quién hablar durante horas y horas. No había dejado un detalle sin contar, ni el más nimio de ellos, por lo que su voz había resonado durante el camino por un buen rato. Casi como si fuera a estallar si se lo quedaba dentro, el Mago Oscuro no había considerado que sus compañeros de viaje quizá tenían mejores cosas que hacer que escucharle… pero bueno, ya que había empezado, no podía sino acabar, ¿Cierto? – Durante la quinta hora vi una lagartija sobre una roca que estaba tomando el sol, pero se fue cuando me acerqué, lo que me entristeció bastante. Durante la siguiente hora encontré otra roca que… – no parecía tener intención de parar, puesto que se había acostumbrado ya al traqueteo del caballo y su voz ya no iba cambiando de octava a cada paso. Ya había sido pasajero de Lyn en otro momento y confiaba en sus capacidades de jinete… y cualquier cosa era mejor que caminar durante más tiempo por aquellos parajes áridos.

Oh, ¿Los parajes de Lord Elbert? Es un buen lugar para hacer turismo, señorita Lyn. – no lo dijo en voz alta, pero Pherae era un lugar muy… concreto al que ir. Cerró los ojos y trató de recordar las fronteras de Lycia en su aspecto más concreto. Pherae estaba al sureste, en la frontera con Bern y bastante lejos de Sacae… ¿Por qué Pherae y no Araphen o Laus? Y luego estaba el asunto de la mención a Caelin. ¿Debía tratar de sonsacar información sobre Ryerde? ¿Habrían pasado incluso por ahí? Algo en su fuero interno se resistía a preguntar siquiera por eso, como si quisiera dejar atrás ese tiempo por completo. Pero algo se lo impedía, un destello de esperanza que seguía acogiéndose a la noción que “todo se arreglaría algún día” –  Lo que daría yo por cualquier plato de Lycia en estos instantes… – lamentó el nativo de Lycia que no había pisado sus tierras en años y casi soñaba con algunas de las cosas de su niñez.

Pero ya basta de Lycia: debía mirar al frente y centrarse en el presente. ¿Qué posibilidades había que pensar en ese territorio fuera a servirle de algo en el futuro?

¿Pegasos? Sí… pegasos… – Sindri se puso la mano de visera para ver mejor lo que acababa de sobrevolarle de improviso. Se giró en la montura, ya que bien podía desde su privilegiado sitio de acompañante… sin mucha seguridad, pero confiaba en la ausencia de baches o sobresaltos en los siguientes segundos – Casi puedo asegurar que pegasos de Ilia, a juzgar por los ornamentos que puedo ver a la lontananza. Pero… ¿Esa armadura? No puedo decir que me suene en absoluto su diseño. – con la misma falta de destreza, Sindri se giró para mirar al frente, o todo lo que podía teniendo en cuenta las circunstancias – No me hagan mucho caso, nunca he sido seguidor de la moda en armaduras. Nunca me han sentado bien y prefiero, por mucho, viajar ligero. – observó para cubrir todos los frentes, puesto que no quería equivocarse y quedar mal ante esta compañía. Pero poco tiempo tuvo para pensar en ello, puesto que tres nuevas figuras fueron el blanco de la mirada inquisitiva del Dark Mage, siguiéndolas hasta que su cuello no dio más de sí.

Así es, Luzrov. Ese estandarte pertenece a Lord Uther de Ostia… – dijo con un susurro, casi como para que no le oyesen las criaturas, quiénes no parecían tener el más mínimo interés en los tres viajeros – ¿Qué está pasando aquí? ¿Emergidos? ¿Entonces los pegasos de antes…? ¿Por qué hacen esto? – miraba con interés a los presentes, pero todavía con más curiosidad a los que deberían ser sus enemigos. No encajaba. Nada encajaba. Los Emergidos se suponían que eran un misterio… pero esto ya era pasarse de castaño oscuro. Necesitaba decir algo. Sin alzar su voz en absoluto, sus labios se movieron automáticamente – Así que… podríamos decir que este ejército con banderas de Ostia ha emergido de la nada, ¿cierto? – soltó una risita nerviosa, se estaba forzando a reaccionar para evitar aquél silencio tan tenso y espeso que podría cortarse con una espada – ¿Deberíamos considerarlos emer-cenarios al servicio del marquesado? – no conocía a Lord Uther en persona, pero si lo que escuchó de su padre tiempo ha era cierto, no contrataría Emergidos para engrosar sus filas. Pero algo tenía que decir.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Narrador el Mar Feb 21, 2017 10:47 pm

No hay interacciones agresivas o siquiera amagues de empezar algo así, de un bando ni del otro. En vista de ello, los 3 jinetes emergidos aminoran el paso hasta poder girar sus caballos, y regresarse para acercarse de forma directa.

Los emergidos con armaduras de Ostia miran atentamente a la mujer y los dos varones. Luego, parecen reparar más en el clérigo. Uno de ellos se adelanta muy cercanamente para mirarlo, deteniendo el caballo junto al ajeno. Entonces, con movimientos muy lentos, sin exaltación, el caballero se quita uno de los guantes para extenderle al clérigo una herida bastante grotesca que tiene en su mano hábil, un corte que debió de haber detenido con la mano a secas ya que le separa la carne entre el pulgar y el índice.

Como siempre, el emergido no muestra dolor. Pero inclina la cabeza y extiende su mano hacia el bastón del clérigo. Los pegasos que volaban encima, en ese momento, se quedan dando amplios círculos en el cielo para mantenerse en la zona.
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Jm5byz1

Gold :
5265


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Lyndis el Jue Feb 23, 2017 3:24 pm

Pese a su desconocimiento general de Lycia, el nombre de aquella ciudad proferido por Luz lo reconocía: era uno de los únicos dos marquesados aun en pie al completo tras a venida de los emergidos. Con la confirmación del mago, que claramente sabía de lo que hablaba cuando de la liga se trataba, hizo que cobrara aun más peso esas palabras.

¡Jinetes emergidos! ¡De Ostia!

Desconocía al marqués de aquel lugar, pero sabia por Eliwood que era cercano amigo suyo y de fiar. Y conocía el rechazo del pelisrojo a aquellas criaturas. Por más estandarte que llevaran, dudaba plenamente que sea alguna tropa oficial lyciana. Algo raro estaba pasando, y se sentía cada vez más y más perdida de exactamente qué.

Tras pasarlos los caballeros voltearon. Sus pálidos rostros y ojos con llamas del averno los inspeccionaron, devolviendo la nómada con fuerza y cautela aquella mirada, mientras su mano aferraba con fuerza el mango de su espada. Un atisbo de la hoja podía  ya verse, reflejando la luz del sol, amenazando con mostrarse al completo ante el más súbito movimiento ajeno.

Intentó mirar por el rabillo del ojo a sus compañeros, pero no podía permitirse bajar la guardia en lo más mínimo dadas las circunstancias por lo que desistió.

Sentía... Algo raro de aquellas criaturas. Era imposible no sentir rechazo por sus apariencias pero había una pieza clave que les faltaba ¡Y había cruzado aceros con esos monstruos en incontadas ocasiones los últimos años! Les conocía, más íntimamente de lo que quisiera. Había sido presa de sus hojas y ellos de la suya en numerosas ocasiones pero jamás había visto silentes así.

Las sombras aladas en el cielo comenzaron a girar en torno a ellos. Sus intenciones misteriosas pero raramente algo bueno salía de terminar rodeado por entes armados.

Pero no esperaba en lo más mínimo lo siguiente: que el silente desenguantara su mano, y extendiera una herida en torno a su compañera de viajes.

Enarcó una ceja, confundida, dubitativa, precavida. Su espada ya mostraba poco menos de la mitad de su hoja, lista para ser desenvainada y cortar en un rápido movimiento.

-De haber querido matarnos ya lo hubieran hecho- compartió su opinión en dirección a Luz, sin apartar la mirada de los jinetes ni perder la tensión sobre sus músculos. -Es tu magia, tu decisión- sentenció, demostrando claramente con su tono lo que creía de aquellas criaturas y lo que deberían hacer con todas ellas.

Eran plagas, y las plagas debían exterminarse.

Si Lycia había demostrado algo era que no eran invensibles. Podían repelerse ¡Podían combatirse!

Pero conocía ya de primera mano la bondad de la chica... aunque también conocía y confiaba en la presteza en combate de su nuevo acompañante. Un mago osc-arcano era los mejores compañeros en combate que podría pedir. Y confiaba plenamente en la sagacidad del pastor de libros.

Era cosa de esperar, ver... y desear lo mejor.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [2]
Espada de acero [1]
Tónico de res. [1]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Eliwood [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Sindri [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Luzrov [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Espada-3[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Arco1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Luzrov Rulay el Jue Feb 23, 2017 5:27 pm

Sabia de sobra a quien pertenecía ese estandarte y sin embargo la confirmación del mago, el cual a pesar de la extraña situación no había perdido su labia, hacia que todo ello fuese mas pesado. Como si derrepente fuese mas difícil el respirar y su mente no fuese capaz de procesar con claridad aquello mostrado ante ellos. Sus bromas,sus ingeniosos comentarios que en otras circunstancias hubiesen resultado bienvenidos,que hubiesen sacado un par de risas suaves al clérigo a la par que hubiesen animado y relajado el ambiente, no surtieron efecto. No con el comportamiento de los emergidos siendo mas perturbadores por momentos.

Los pegasos que instantes atrás los habían sobrevolado sin siquiera verlos y ahora volaban en círculos por sobre sus cabezas no era el problema. Lo mas perturbador,aquello que hizo congelarse aun mas en su lugar al clérigo fueron los jinetes. Acaban de pasar por su lado ignorando su presencia, porque volvían en esos instantes? Que ocurría? Que planeaban? Carecía de sentido y el no entender hacia que ni siquiera sus acompañantes supieran como reaccionar. Pudo observar casi de refilon como Lyndis comenzaba poco a poco a desenvainar su arma,sin llegar a sacarla,sin aventurarse a atacarles a aquellos que no solo estaban en una situación claramente ventajosa si no que aun no les atacaban.

Noto que le faltaba el aire y sus manos se dirigieron al bastón que se encontraba amarrado en el caballo. Tomando el mismo solo para poder aferrarlo fuertemente entre sus manos,con tanta fuerza que si no tuviera guantes los nudillos se verían blancos. Aferrando el objeto para intentar calmarse al ver que uno de los jinetes centraba su atención en el y solo en el tras observarlos a los tres. Intentando no moverse, no respirar cuando el mismo se acerco a el , mordió su labio inferior hasta casi hacerse sangrar cuando el caballo ajeno se detuvo a la par que el suyo. Y lo único que lo tranquilizaba ante los movimientos ajenos era el ver que el emergido ni había desenvainado ni portaba arma alguna

Y ese miedo, ese pánico que poco a poco comenzaba a apoderarse de el se evaporo por completo ,para que la confusión se apoderara completamente de su ser cuando el ser que antaño fue su enemigo le tendía una mano herida,al tiempo que sin mediar palabra señalaba su báculo e inclinaba la cabeza ante el. Y ante eso ,al ver la herida en la mano,el comportamiento ajeno... la mente del clérigo comenzó a procesar a toda velocidad.

Porque comenzó a recordar a los seres sin corazón que sin previo aviso habían destruido todo lo que poseía en Sacae. A aquellos asesinos que nunca había visto como humanos que se había cruzado hasta el momento. La muerte,el enemigo... como iba a sanar,a ayudar a uno de ellos? Y precisamente era por ello,porque eran la muerte, porque ya estaban tentando demasiado a su suerte al no ser atacados,porque el no era capaz de defenderse de la fuerza de las criaturas,del miedo que imponían en el ni la sed de sangre que habían mostrado... como negarse a algo pedido por un ser que puede acabar con tu vida y la de tus compañeros antes de percatarte de ello siquiera.

Mas por otra parte el comportamiento de los emergidos que ahora estaban ante el... era humano. Era la primera vez que los veía como humanos,no solo por su apariencia si no por su ser. Porque estaba herido, y con educación le estaba pidiendo ayuda.Sin palabras pero de buenas maneras ,sin violencia ni exigencias. Pedía ser sanado por el y el... su objetivo era ayudar a todo aquel que lo necesitase, y en esos momentos quien lo necesitaba era un emergido.... Que era lo correcto? Que debía hacer?

La voz de la mujer fue quien hizo que apartase la mirada de la herida,para centrarse en ella, quien lo hizo salir de su red de pensamientos que no le llevaba a ninguna parte. Y a pesar de todo no pudo evitar parpadear,sonreirle con ternura dándole las gracias de forma silenciosa. Asintiendo a sus palabras. Lyn tenia razón... no les habían matado,debía haber una razón para ello... El,era libre de decidir...

Una de sus manos soltó el báculo siendo aferrado aun por la otra ,para tomar la mano herida. Posar la mano del emergido sobre su propia palma con el mismo cuidado que hubiese tenido con cualquiera,sin importarle el mancharse o no pues portaba sus guantes. Poso su pulgar sobre la zona que separaba la carne ajena,moviendo con su dedo el pulgar de la criatura para "cerrar" le herida formada antes de comenzar a sanarla. Se concentro, mostrando la calma,la tranquilizad que se obliga a poseer y que ya de forma natural surgía cada vez que llamaba a la magia que dormía en su interior para sanar. Dejando toda la confusión de la situación que los rodeaba a un lado mientras su poder se canalizaba a través del bastón,posicionado ahora unos centímetros por sobre la mano herida .Haciendo que la mano que no sujetaba el objeto pero si aquello a sanar se tornase cálida y una suave luz emanase de la misma. Con una leve sonrisa que por la concentración no supo que esbozaba ,el clérigo repartía lo que podía ser considerado suaves caricias con el pulgar sobre la herida,al tiempo que la misma comenzaba poco a poco a cerrarse.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint | Dancer

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [2]
Tomo de Ellight [3]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Semi [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-3

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
820


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Sindri el Dom Feb 26, 2017 4:26 pm

Expectante durante unos instantes, ahora mirando a la mujer, ahora mirando al hombre, tratando de adivinar algún atisbo de risa, sonrisa o al menos de mejora del humor en general. Pero no hubo nada. Cero. Nothing. Rien de rien. Zilch. Lo que, más que comprensivamente, agrió algo al Mago Oscuro, puesto que sintió que estaban ignorando juegos de palabras hechos con todo el cariño del mundo y creados con una intención más que loable. El bibliotecario llevó a cabo un mohín callado y se sumió en el más estricto de los silencios enfurruñado por aquel grave insulto no sólo a sus sentimientos, sino también a su inteligencia y don con las palabras. Esperó un segundo. Y dos segundos. Y tres segundos.

No se preocupen, mi talento también es ignorado en la Gran Biblioteca de Ilia. – movió rítmicamente la mano y cargó algo de energía taumatúrgica en la punta de su dedo índice, que crepitó ligeramente. Tal vez estos sujetos que parecían poco dados a reír sus gracias merecían una reprimenda y un castigo. Tal vez una maldición les hiciera cambiar de idea para encuentros futuros. Sí, tal vez una maldición que les obligara a reír incontrolablemente cada vez que decía algo remotamente gracioso. Quizá así no le dejarían en la estacada tras poner tanto esfuerzo en hacerlos reír – ¿Cómo funcionaba esto…? – una maldición sin un libro de guía o siquiera un poco de tiempo de preparación requería o bien un dominio espectacular de la Magia Arcana o haber hecho dicha maldición miles de veces hasta que se quedó grabada en la mente con fuego. Casi trazó la primera runa de manera tentativa hasta que se dio cuenta de un fallo de su plan: tenía un tremendo potencial para todo lo relativo al humor, ¿cierto? Si les hacía reír tan fácilmente, no cesarían sus carcajadas nunca y podía traer eso repercusiones para su salud. No, no era buena idea, además que una risotada sin fin sería cargante de escuchar tanto tiempo…

Sin embargo, un singular acto hizo que se despejara su mente del manto de tristeza que los humanos habían provocado: unos Emergidos se acercaron a ellos con la misma docilidad que lo haría un guardia de frontera que no había recibido su sueldo en dos meses. Pero sus armas no parecían listas para el combate, parecía que los Emergidos se acercaban por otro motivo completamente desvinculado a intentar proporcionarles una muerte lenta y dolorosa – Increíble. Un comportamiento totalmente impredecible. ¿Quién puede alardear de haber podido ver Emergidos de tan cerca? O, al menos, Emergidos vivos. O personas vivas. Aunque las personas muertas ya no pueden alardear, ¿Cierto? – en sus manos se teletransportaron, de manera completamente figurativa, una pluma, un tintero y un pergamino desde su zurrón. El tintero encontró una precaria posición en su falda mientras que el trozo de papel tuvo que conformarse con un apoyo en su brazo, ¿Cómo de incorrecto sería pedirle permiso a Lyn para usar su espalda como mesa improvisada?

Su pluma volaba sobre el papel y su mirada alternaba entre el Emergido más cercano y el papel, releyendo todo para asegurarse que no perdía ni un detalle. En cuánto el desconocido se retiró el guante para mostrar una herida (cuya descripción quedó plasmada en el documento en un margen) el Dark Mage adivinó por qué se había acercado tanto el Emergido – Impresionante… ha podido determinar que usted puede usar magia curativa de una manera u otra… esto demuestra que tienen una habilidad de cognición muy superior a la que muchos le atribuyen… – detalles que el bibliotecario no pensaba obviar en su descripción. La mujer parecía aprehensiva a curar a aquél… hm… ¿Cuál sería una manera políticamente correcta de hablar sobre Emergidos? ¿Qué lenguaje podía emplearse para tal fin? Decidió terminar el tren del pensamiento para dar su opinión – En mi opinión, debería curarlo. No tenemos ni el más mínimo ápice de información sobre lo que sucede si la magia curativa toca a un Emergido. ¡Piense en lo que podríamos descubrir! – y con esas palabras, se dispuso a esperar la elección del clérigo.

Y con una sonrisa, comenzó a escribir sobre los efectos de la magia curativa convencional de Elibe sobre las heridas de los sujetos conocidos comúnmente como “Emergidos”. ¡Si eso no satisfacía a los altos mandos de la Gran Biblioteca de Ilia, no sabía qué lo podía hacer!
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Tomo-4[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Staff-1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Narrador el Dom Feb 26, 2017 11:24 pm

Lentamente, el efecto del báculo cura la herida del emergido. El cambio tarda en verse, por largo tiempo nada parece suceder, pero eventualmente la herida comienza a cerrarse. Al final, el emergido emite un leve quejido, como si la sanación terminara por doler, pero ha funcionado.

El emergido inclina la cabeza otra vez. Sin embargo interrumpe rápidamente su gesto, puesto que todo el grupo, a la vez, vuelve su atención hacia la distancia. Se escucha movimiento más adelante en el camino, entre las montañas, además del llamado estridente de numerosos wyverns. Esto, los emergidos no lo toman con calma, sino defensivamente. Algo peligroso viene hacia ellos.

Teniendo al clérigo y sus compañeros todavía cerca, en lugar de olvidar su presencia los emergidos toman una posición defensiva no en línea recta, sino alrededor de los aliados, escudándolos.
Support :
None.

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Jm5byz1

Gold :
5265


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Lyndis el Sáb Mar 04, 2017 8:53 pm

Luz reaccionó como esperaba, para bien o para mal... Ella era así. El pastor de libros, por su lado, parecía haberse sumido completamente en su trabajo: su curiosidad y conocimientos predominando por sobre el sentido común que la situación ameritaba.

Lyn no pudo evitar sonreir levemente, sintiendo parte de la presión dejar sus hombros.

Sus ojos alternaban entre la luz sagrada sobre la mano del emergido, la mano libre del susodicho y sus compañeros que parecían mirar expectantes la situación, sin aspecto alguno de querer intervenir. La voz de Sindri era lo que prevalecía por sobre todo terminando de hacer aun más surreal la situación para la nómada.

Sus encuentros con silentes raramente iban acompañados de comentarios y aberraciones dóciles buscando curación.

Cuando pasó lo que sintió una eternidad, el proceso pareció al fin terminar, y en medio de lo que parecía ser un agradecimiento... Los silentes voltearon casi al unísono, su mirada más allá del horizonte.

Escuchar aquellos chirridos heló la sangre de la nómada, recordando a las poderosas bestias a las que pertenecían y con las que había cruzado su camino en un par de ocasiones. Su montura reaccionó aun peor, el miedo tomando posesión al completo de la yegua y amenazando con tirarla a ella y su acompañante en un intento de huir en la dirección contraria.

Y no le culpaba... Era un poderoso corcel, pero no era un caballo de guerra.

-Creo que encontraremos aquello a lo que perseguían con tanta saña los otros..-- comentó a los otros dos al tiempo que desmontaba con rapidez y trataba de mantener a la bestia calmada para que su compañero descendiera -Habrá que dejar ir los caballos... Porque dudo que nos dejen huir con ellos- señaló con su cabeza a los silentes que ahora les rodeaban. No para atacarles sino para hacer frente a lo que viniera... Pero rodeados al fin.

Su cara demostraba sus ánimos y sospechas. No creía que nada bueno fuera a suceder con lo que sea que llegara. Los wyverns no eran nunca presagio de algo muy bueno.

-Tras esto prometo un reencuentro más tranquilo, Sindri. Quiero escuchar más historias del mago osc-arcano que resultó ser bueno- se forzó a bromear con una sonrisa amarga pero sincera, imitando la tranquilidad del pastor de libros lo más que pudo. Con Luz simplemente cruzó una mirada, parecía que el largo camino a Caelin era aun más largo.

Cerró los ojos un instante, dejando aquel viento extranjero mecer su coleta. Una plegaria a Hanon salió de sus labios, acompañada de sus pesares en su viaje. Rogó pues, a quien quiera controlase aquella brisa, le llevara sus palabras a la patrona de los nómadas. Tras abrir los ojos su mirada era decidida.

Su espada desenvainada, se paró mirando en la misma dirección que... Aquellos extraños silentes, conteniendo el deseo instintivo de atacarlos, y preparandose para lo peor.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [2]
Espada de acero [1]
Tónico de res. [1]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Eliwood [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Sindri [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v
Luzrov [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Iwzg0SR
Khigu [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I JEIjc1v

Especialización :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Espada-3[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Arco1

Experiencia :
[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I 2aYlcp6

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I Empty Re: [Misión] DESDE EL CAOS, PARTE I

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.