Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Lun Oct 24, 2016 1:21 pm

Agua. Agua salada por todas partes. La fragancia de aquella sustancia pegajosa estaba impregnada hasta por debajo de la cubierta del barco, lugar donde el soldado se privaba tanto de la luz del sol como de aire fresco. Nadie entonces le había creído cuando admitió que nunca antes había navegado fuera de su tierra, pero ahora, estando tan podrido como un pez a pleno sol, era evidente que Aran no era un hombre de mar. La única razón por la cual no lo lanzaron entonces por la borda fue porque había pagado su buen precio en oro como tripulante. Técnicamente, el soldado se había convertido en un cargamento, y como tal, había sido puesto con las cajas.

El peliverde tartamudeaba palabras incoherentes. Tenía la sensación de querer hablar , ¿Pero a quién ¿Y sobre qué? Nada podía consolarlo entonces; era incapaz de apaciguar la culpa que flameaba dentro suyo, tanto así que ni siquiera podía obligarse a dormir. Para él, el viaje duró más que una semana, como tenía previsto la tripulación. Parecieron meses los que se quedó en la oscuridad, sentado sobre un suelo inestable, y sosteniendo la lanza con tanta fuerza que pareciera que la partiría en dos. Apenas comía, y las raras veces que salía a contemplar el mar, nunca era bienvenido con buenos ojos. Sin duda, la única cosa que logró hacerlo sonreír fue ver el puerto de Etruria aquella madrugada de sol ardiente. Sabía que entonces el viaje había llegado a su fin.

Por supuesto, no había cargado con la armadura todo el viaje, y mucho menos ahora.  Llevaba ésta y el resto de sus pertenencias en un saco sobre su hombro, lo que, a ojos de cualquiera, lo hacía parecer un pobre holgazán. Aran no daba buena imagen, con su camisa y pantalones tan sucios como él mismo. Era fácil deducir que estaba aterrorizado por lo nuevo y lo desconocido, ya que ni siquiera se atrevía a mirar recto hacia el frente. No tenía más recursos que para pasar una noche en una posada, pero nada le podía asegurar que los precios fueran los mismos que en Begnion, los que también tendían a variar. Si no podía quedarse bajo techo, tendría que recurrir a las calles de aquella ciudad desconocida, cuyo nombre todavía le parecía difícil de recordar.

Hacía calor. Incapaz de abandonar el puerto, y confiando en que aquella persona, a quien había visto tan solo una vez, fuera a su encuentro, el desertor se resignó a ponerse a la sombra de un enorme edificio, lugar que también ocupaban otros con su misma apariencia. Ellos, al verlo, levantaron las cejas en duda. No podía pasar desapercibido porque, aunque fuera muy sutil, todavía conservaba la apariencia de un guerrero. "Quizás un mercenario", "los mercenarios errantes siempre son así". Aran los escuchó sin mirarlos, y encontró un tanto de razón en lo que decían. Quizás en eso se había convertido, o era lo único en que podía convertirse: un mercenario sin nación ni leyes que lo acompañen. No es que pudiera aspirar a nada mejor en su situación actual.

Todavía incapaz de dormir, el peliverde esperó a que el día avanzara a costa suya. Al cabo de un rato se quedó solo en la sombra, y poco después un desconocido le lanzó una moneda a sus pies. No la recogió, y siguió esperando. Esperó tanto, que lo alcanzó la tarde. Y por fin, su cuerpo tuvo piedad de sí mismo, y le permitió dormir unas cuantas horas. Soñó que estaba despierto, y que seguía esperando. Soñó que contaba las monedas que le quedaban, y que añadía la limosna a sus bolsillos. Soñó que llegaba la noche, y entonces despertó. Pero en realidad la noche todavía estaba muy lejos... ¿Qué se supone que iba a hacer entonces?
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Oct 24, 2016 2:48 pm

Desde que había recibido aquella carta por parte de aquel soldado de Begnion,aquella cleriga se había preocupado un poco,incluso en su escritura se pudo ver que podría tener problemas,no es que tuviera una caligrafía ni una ortografía perfectas,de hecho ya le había avisado a ella que no es que supiera escribir muy bien,pero en aquella ocasión se podía ver que algo malo le podría haber ocurrido,por lo que sabía,Aran venía de viaje a Etruria...El país era muy grande,aunque si venía de Tellius lo mas seguro es que acabará en el puerto desde donde ella misma había zarpado a Tellius hacía ya mucho tiempo. Era el único puerto de Etruria desde donde se podía viajar hasta Etruria y volver,o eso mismo creía ella,ya que en ningún otro puerto había visto barcos de Tellius y mucho menos de Begnion,las relaciones entre Elibe y Tellius no eran las mejores y el trafico de barcos de un lado para otro era escaso,por lo que también era escaso el número de puertos que acogían aquellas embarcaciones. Una mezcla entre nervios y alegría crecían en su interior,hacía ya mucho tiempo que no veía al soldado Aran,se había portado muy bien con ella y habían tenido contacto por carta,para ella aquello era muy importante,pues significaba que tenía una persona en un lugar lejano que pensaba en ella,un amigo en la distancia,que ahora había dejado todo atrás para llegar hasta Etruria...No podía dejar que,su amigo Aran se hubiera arriesgado por nada.

Al llegar al puerto,lo primero que hizo fue preguntar en el puerto por los barcos que habían atracado hacía poco tiempo,un barco que venía desde Altea,otro que provenía de Chon'sin y por ultimo uno que provenía de Begnion,seguramente Aran estaba en aquel barco. La cleriga decidió acercarse hasta el barco pero un enorme hombre con larga barba gris y mirada que mostraba toda la fiereza del mar se interpuso en su camino. -Ya se a descargado toda la mercancía y nuestro personal esta ya en tierra,acaso te querías meter de polizona? Parecía cabreado,negó con la cabeza varias veces al escucharlo,tragando saliva mientras sonreía nerviosa. -Veréis,había un amigo mio en este barco,un chico de cabello verde. El hombre se quedó un momento dubitativo y entonces dio una palmada al acordarse. -Aquel tipo tan extraño! Oh si si! Lo cargamos como una mercancía mas,debe de haberse ido por ahí,yo que se! El marinero empezó a reír caminando hacia el interior del barco,la joven se preocupo...estaría solo en aquel lugar. Caminó por todo el puerto hasta que se acercó a un enorme edificio,observando a lo que parecía ser un vagabundo de cabellos verdosos...¿Podría ser aquel al que había estado buscando en el puerto? Se acercó un poco mas y se fijó bien,al ver que era Aran sonrió ampliamente y se arrodilló para poder abrazarlo,realmente estaba en un estado penoso,se notaba el cansancio en el...y todo lo que había cambiado,no pudo evitar abrazarlo,hacía tanto tiempo que no lo veía...y había viajado desde tan lejos...además al verlo de aquella forma se le había caído el mundo encima,los ojos de la chica brillaban,se humedecían. -Oh Aran...¿Que a hecho el mundo contigo? Ya estoy aquí,estarás bien...
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Lun Oct 24, 2016 7:00 pm

Sintió que alguien se le acercaba, pero no se molestó en ver quién ni por qué. Tenía los ojos en el suelo, y permanecía inmóvil, absorto en una extraña sensación de fatiga, que dominaba todo su cuerpo. No alcanzó a reaccionar cuando entonces sintió el abrazo de esta persona, confundiéndolo, y poniéndolo a la defensiva. Si no hubiera sido por su voz, Aran no la habría reconocido, y quizás la hubiera apartado de él. Pero no cabía duda; se trataba de Mulitia, la misma que había conocido en el pasado, allá en Begnion, y no venía acompañada por ninguna otra persona. El peliverde contuvo la respiración y, sujetando a la joven de los hombros, la alejó gentilmente de él.

-Sentiré demasiada culpa si te ensucias conmigo... -dijo, mirándola a los ojos, y expresando preocupación. Se dio cuenta entonces de lo que causaba su aspecto, simplemente la llevaba a las lágrimas. Aran se forzó a sonreír, intentando calmarla, que no sintiera esa clase de pena por él.  - Yo... te agradezco q-que hayas venido...-tuvo que apartar la vista, porque entonces era sus ojos los que empezaron a enrojecerse. Soltó a Mulitia y se llevó una mano al rostro. Volvió a respirar hondamente, para así poder controlar las emociones que lo estaban atacando. Apoyó completamente su espalda contra la pared, ojeando la bolsa y la lanza que llevaba a un lado suyo. No sabía qué decirle, no hallaba las palabras exactas con las que justificar su llegada.- ...Te debo una explicación. Simplemente me he aparecido aquí, y... y no te he contado por qué. Debo explicártelo. -se repitió a sí mismo. Las palabras que había enviado en su carta no bastaban, y hubieran confundido a cualquiera.

Aran entonces se sentó con las piernas cruzadas, sin tener las energías para levantarse, y sin ser capaz de pedirle a la joven que se pusiera de pie. Tenía en ceño fruncido, intentaba evocar los sucesos que lo habían traído a ese puerto. Calló de tal manera que parecía que el resto del puerto también se había silenciado, esperando su respuesta. Cuando habló, la calma con la que dijo sus palabras lo sorprendió incluso a él mismo:

-Maté a tres personas.

Se llevó la mano izquierda a la nuca, y miró hacia el mar. -No una ni dos, sino tres. Les atravesé el corazón como si fueran animales... con esta misma lanza. -hizo una pausa, y miró la punta afilada del arma que descansaba cerca suyo.- E-eran refugiados de Crimea. Nos habían llevado a vigilar el borde fronterizo, a todo mi escuadrón, y ellos intentaron c-cruzarlo. -cerró los ojos, y continuó, sin titubear a partir de entonces.- Yo tan solo reaccioné... Y en un principio, no me importó en lo absoluto. No sentí ningún tipo de culpa... pero mírame ahora. Se supone que debería poder haberlo hecho. ¿Pero en qué he terminado? Ni siquiera se lo dije a ellos. No soy más que un miserable...

Apretó los dientes, y volvió a clavar sus ojos en los de Mulitia. Cada lágrima que salía de sus ojos la limpiaba inmediatamente, y lo extraño es que, gracias a ellas, su rostro se despejó de toda la tierra que lo cubría. Aran estaba más pálido de lo que en un principio parecía, tanto que su piel parecía blanca. El soldado entonces ya no pudo hablar más, como si hubiera perdido la capacidad de hacerlo para siempre. Se sentía enfermo y cansado, las sienes le dolían. Tan solo quería volver a dormir.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Oct 24, 2016 9:09 pm

-No digas tonterías...no te preocupes por ensuciarme,ya me he manchado muchas veces de tierra,polvo y todo tipo de suciedad.Había pasado un calvario,aquel chico había sufrido mucho,se le notaba a la legua,aunque claramente era el,estaba mas pálido y parecía enfermo,seguramente por el barco,aunque también... su estado psíquico estaba afectándole. Sus ojos estaban enrojecidos,al igual que los de la chica,la cual dejó caer de ellos varias lagrimas mientras lo observaba. Sentía una extraña sensación,tanto de felicidad,como de tristeza,era un torbellino de emociones que sentía en su interior. Felicidad por volver a verle,ver que a pesar de que estaba en pésimas condiciones,estaba vivo y ya solo quedaba mejorar,en aquello podría ayudarlo perfectamente ya que no dejaría que uno de sus amigos estuviera mal y encima en parte por culpa de haber tenido que viajar a Etruria. Tristeza,obviamente por verlo en aquel estado y por todo lo que estaba contando. Los sucesos que contaba solo provocaban mas y mas lagrimas que caían de los ojos de la joven,pero no podía dejar que la siguiera viendo llorar,aquello no arreglaría nada. Se limpió los ojos y sonrió.

-Me alegro de verdad que estés aquí...Si estas aquí es porque te arrepientes de eso que has hecho,algo que en realidad no querías hacer,debe de ser muy difícil,lo entiendo,pero ahora estas aquí,y yo no voy a dejar que te pase nada malo. Cuidaré de ti hasta que te encuentres en condición de pensar bien,ya verás que conseguiremos que te mejores. Se mantuvo en el suelo arrodillada mientras su mirada seguía posada directamente en el chico,verlo sufrir era algo que la cleriga no podía ver. Movió su mano,llevándola hacia su espalda,donde guardaba su bastón tras la capa blanca,no podría curar su enfermedad,ni su cansancio por completo,pero al menos lo reconfortaría. Colocó el bastón entre ambos,cercano al chico,tocando su cuerpo con el extremo del báculo. La magia empezó a emerger del bastón,brillando con delicadeza en tonos azulados pastel,aquel soldado podía sentir al menos que una sensación muy reconfortante que ayudaría bastante en su estado anímico,psicológico y probablemente físico.

Una vez se hubo levantado y guardado aquel báculo curativo,la chica observo la zona durante un momento,anteriormente no se había podido fijar bien en la zona. Habían muchas tabernas,todas seguramente llenas de marineros que hacían allí la noche,bebiendo y descansando. Tenía que recordar algo de aquel puerto,algún lugar donde ella misma se hubiera hospedado y entonces recordó. Como las tabernas estaban llenas de marineros y no había sitio,en su tiempo la chica terminó descansando en la pensión que llevaba el párroco de aquel pueblo portuario,allí donde los peregrinos y otros clérigos podían descansar.

Observó al chico de nuevo,volviendo de sus pensamientos y sonrió de forma cálida,comenzó por intentar levantarlo. Coloco sus brazos sobre sus hombros y empezó a levantarlo del suelo,apoyándolo contra ella,era mas alto que ella,por lo que realmente era un poco difícil,aunque no imposible,de hecho,había cargado con personas que pesaban mas que aquel chico. Una vez lo levantó,volvió a mirarlo de reojo. -¿Puedes hacer un ultimo esfuerzo Aran? Se de un lugar donde podremos descansar tranquilamente,el parroco nos acogerá encantado en la pensión y allí podré cuidarte para que te recuperes,te parece bien?.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Mar Oct 25, 2016 11:14 am

Apenas asintió a lo que Mulitia le había dicho, inhalando y exhalando tan solo por la boca, y evitando verla una vez más. Cierta curiosidad lo invadió cuando se dio cuenta de que la clériga retiraba su bastón de su espalda, y una vez lo utilizó en él, sintió una extraña sensación de bienestar, tanto así que logró calmarse hasta el punto de parecer que no había llorado nunca. Esto no se debía del todo al bastón, sino más bien era gracias a la joven, la cuál había absorbido su relato como nadie más lo hubiera hecho. Cualquier otra persona hubiera puesto en juicio sus actos, los hubiera criticado. Pero ella no lo había hecho, y Aran no encontraba la manera de agradecérselo entonces.

Cuando ella intentó levantarlo, el peliverde  recogió su bolsa de paso, y utilizó la lanza para ayudarse a sostenerse. Simplemente no veía correcto que ella cargara con todo su peso, aunque no se negó al gesto, porque necesitaba de ella para tener al menos la voluntad de ponerse de pie. Si no hubiera sido por eso, se hubiera quedado el resto de la tarde tirado en aquel rincón, hasta que alguien, quizás quien vivía en ese edificio, lo ahuyentara a la fuerza. Ella le preguntó si es que podía avanzar, ante lo que volvió a asentir. No le importaba el lugar al que lo llevasen, no podía quejarse en lo absoluto. Por él, hasta lo podían llevar a un basural con tal de poder descansar en una cama.

Mientras caminaban, ojos ajenos hurgaban en la extraña pareja. La escena era del todo extraña; cualquiera se preguntaría qué hacía aquella dama cargando con lo que parecía un vagabundo. Nadie los interrumpió, ¿a quién le importaba, de todas maneras? El camino que los llevó a la pensión se hizo bastante corto, por lo que no tardaron en hallar el edificio donde residía el parroco. Aran entonces apenas estaba atento a lo que decían los demás; escuchó un intercambio de palabras, pero no participó de ninguna conversación. Sintió que de repente le quitaban la lanza de las manos, y lo descargaban de sus pertenencias. Si Mulitia no hubiera estado a su lado, lo hubiera impedido igual que un perro rabioso, pero supo entonces que tan solo querían aliviarlo de su carga.

Lo llevaron a una habitación amplia, donde también descansaban otras personas en necesidad de ayuda. Una vez allí, el soldado se dejó caer en la cama que le prestaron. Hubiera podido caer en una cama de piedra y estar igual de agradecido, pero por suerte tuvo la oportunidad de descansar en una hecha de paja. Observó entonces a la clériga, e hizo un último esfuerzo por hablarle:

-Gracias. Ésta era mi única opción...-no alcanzó a explicarse, porque sin más, apenas cerrar los ojos, cayó en un profundo sueño. Parecía que incluso se hubiera desmayado, por lo súbito que fue. No hubiera querido hacerlo, todavía tenía mucho que decir y que contar, pero simplemente ya no pudo resistir.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Mar Oct 25, 2016 12:23 pm

El camino hasta la pensión no fue muy largo. Muchas personas los observaban extrañados aunque sin decir nada,era una escena de lo mas extraña para las personas del lugar,una noble ayudando a lo que parecía ser un vagabundo,al menos por las pintas que tenía en aquel momento. El párroco conocía a la joven cleriga de hacía ya un tiempo,el mismo la había acogido en su pensión hacia ya un tiempo,habiéndose conocido así ambos. El hombre no parecía para nada disgustado de que aquella chica trajera a aquel pobre desvalido,de hecho ayudo al joven a deshacerse de aquel peso en cuanto los vio llegar. -Lady Mulitia,cuanto tiempo sin veros! Me gusta volver a ver caras conocidas y quien es tu amigo?. La chica giró su mirada para observar al chico sonriendo levemente y asintiendo,volviendo la vista hacia aquel otro hombre. Un hombre regordete y alto,de cabellos castaños y barba que portaba los ropajes de un clérigo de baja alcurnia,tenía una sonrisa bonachona y mostraba mucha humildad. -Me alegra mucho volver a veros,mi amigo se llama Aran,viene de un viaje muy largo y necesita ayuda. El hombre los acompaño hasta el interior,parecía muy dispuesto a ayudarlos sin pedir nada a cambio.

La pensión no era muy grande,de hecho al ser un pueblo pequeño,no tenía mas de diez camas,pocas para todos los peregrinos y clérigos errantes que habían en Etruria,normalmente las camas eran ocupadas por estos,pero en muchísimas ocasiones eran ocupadas por heridos que los propios clérigos traían para cuidar y curar. Una vez en la cama pudo ver como el chico peliverde se había dormido casi al acto,aquello le hizo sonreír suavemente. No podía llegar a comprender el pensamiento de muchos países de conquistar otros...Al ser de Etruria no podía llegar a comprender aquello. Etruria era un país sin ánimos de conquista y bastante pacifico por lo que llegar a imaginar lo que había pasado aquel chico...para ella era indescriptible. Begnion atacando a refugiados de Crimea...sin duda la guerra contra los emergidos había cambiado al mundo entero.

Ya que estaba dormido aprovecho para cuidarlo. Ya que no tenía heridas superficiales,el báculo no sería necesario,por lo que empezó por limpiarlo,las zonas mas visibles,por pudor y por vergüenza,prefirió esperar a que el pudiera bañarse solo para que se limpiara bien todo el cuerpo. Para lo demás se encargo de suministrarle las medicinas correspondientes,las había fabricado ella misma con hierbas medicinales que tenía el propio párroco y algunas de la propia chica. Con aquellas medicinas seguramente su salud mejoraría en poco tiempo. Volvió a sentarse a su lado agarrando su mano mientras lo observaba,acariciando su cabello,sabía que el buen trato a los pacientes ayudaba mucho,además,volver a verlo le traía muchos recuerdos de Tellius.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Mar Oct 25, 2016 7:31 pm

Incluso dormido, seguía imaginándose la realidad tal como existía a su alrededor. Sabía que Mulitia estaba a su lado, aunque en sus visiones no se movía, parecía no estar haciendo nada. Él también permanecía inmóvil. Sentía el cuerpo helado, y el inquietante temor de estar en el sitio equivocado. Si no tuviera tanto frío, se levantaría, daría las gracias a la clériga, y se marcharía, o al menos eso quería hacer. Su destino... sería la casa de sus padres adoptivos. Esa enorme casa, hecha para una gran familia tal como era la suya. Una vez entraba allí, se encontraba siempre con su padre moviendo su mercancía de un lado a otro. Sus hermanos siempre estaban afuera, el hogar era un lugar demasiado ocupado durante la mañana como para albergarlos a todos.

-"Debo irme a Etruria"

Su padre adoptivo no se movió. Ni siquiera se inmutó.

-"¿Pero por qué?"

-No... -murmuró Aran mientras dormía.-...no puedo. -su cuerpo se tensó, aunque después de decir esto, pareció que se había tranquilizado. Momentos después Aran volvió a despertarse, pero era evidente que esta vez sí había descansado como se debía. Al principio, eso sí, pareció que estaba perdido. Estuvo a punto de preguntar dónde estaba, pero pudo recordarlo, y al hacerlo agradeció internamente el no encontrarse dentro del barco. No se vio molesto por lo cerca que estaba Mulitia de él, pero prefirió sentarse en la cama para no volver a caer dormido. Se pasó la mano por el cabello y suspiró, todavía fatigado de espíritu.

-Ya me siento mejor. -admitió, mirando a la joven de reojo, aunque dirigiendo su vista principalmente hacia delante. Le sonrió para hacerle saber que decía la verdad.-...siento ser una carga. Y siento sobre todo haberte preocupado tanto. -no sentía mayor vergüenza por el episodio sucedido, pero por supuesto hubiera preferido haber sido un poco más sutil. Aran pensó que era un buen momento para continuar su relato.- Lo que más me duele en realidad es haber abandonado el ejército, cuando sé que hay gente que me necesita allí. En especial mi familia. Seguro se están preguntando dónde demonios estoy... -no solía hablar con rudeza, pero no pudo evitarlo y la verdad es que no le dio mayor importancia.

Suspiró. Se acomodó mejor sobre la cama y volvió a recordar lo que había sentido aquel día, en la frontera. En un lugar seguro como lo era aquel, el recuerdo no se le hizo tan fuerte, y pudo verlo con más claridad que antes.

-Al principio no me afectó. La gente que maté... también quería hacerme daño, porque no dejábamos de impedirles el paso. Pero sé que eso no lo justifica. Tenía miedo de que llegara el día en que ya no me importara en lo absoluto, incluso si no estuviera defendiéndome. -hubo silencio.-Mulitia... ¿Serías capaz de matar a alguien como lo haría un soldado? -la miró a las ojos. Se retractó casi de inmediato.-Discúlpame. No debería preguntarte una cosa así.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Miér Oct 26, 2016 11:41 am

Termino de darle aquellas medicinas y prosiguió allí sentada tranquilamente,sonriendo levemente mientras lo observaba,se podía ver la mejoría al poco tiempo,ya no estaba tan pálido ni parecía tan débil,desde luego la mejoría era visible. Coloco un pañuelo mojado con agua caliente sobre su frente,probablemente le dolería la cabeza y con aquello se aliviaría un poco. Se acomodo un poco también, dejando a un lado libre sus cosas,quitándose el sombrero y la capa,ya que ahora mismo no necesitaba llevar aquellas prendas puestas. Al sentarse de nuevo volvió a agarrar la mano de aquel soldado caído suspirando mientras lo observaba tranquilamente. -Es una pena...que cosas así pasen en este mundo,al parecer esos emergidos no solo han traído desgracias por ellos mismos...sino también indirectamente.

Una vez se despertó,la chica separo sus manos sorprendiéndose un poco mientras lo miraba directamente,esperando sus reacciones,al escuchar que estaba mejor sonrió ampliamente. Las medicinas habían ayudado,pero seguramente el descanso había sido la mejor opción para que se calmará. Negó ante sus palabras,no era ninguna carga para ella,era su amigo y como amigo ella iba a ayudarle,no podía dejar atrás a sus amigos y mucho menos aquellos que la habían ayudado tanto en su día. -Para mi no eres ninguna carga,solo un amigo que lo a pasado mal y que necesita mi ayuda...puede que tus padres se estén preguntando eso pero...como te dije hace mucho tiempo,eres libre de hacer lo que tu prefieras,no dejes que los demás fijen tus sueños...ni tus oportunidades. El haber sido soldado probablemente le había afectado a que siempre tuviera que hacer lo que se le ordenaba,pero el,sin embargo,había logrado diferenciar entre una buena orden y una orden cruel y malvada...aquello era admirable,muy pocas personas lograban darse cuenta de sus actos. Apartó la toalla caliente,ya que se había caído en la cama,se levantó y la dejó en una de las estanterías volviendo para sentarse a su lado de nuevo mientras lo miraba fijamente. Su explicación era comprensible,una persona cuando se la ataca siempre se defiende,incluso ella misma se había tenido que defender por ella misma en múltiples ocasiones. -No creo que pudiera matar a nadie como una soldado...yo siempre prefiero actuar intentando minimizar al máximo las bajas de cualquier partido. Pero seguramente en mi vida algún día tendré que defenderme... Aquellas veces que se había tenido que defender usaba su bastón por lo que en ningún caso había matado a nadie,ni si quiera a un emergido.

El clérigo los llamo,la bañera estaba lista con agua caliente,mas que una bañera era un pequeño barreño que tenían puesto en otra habitación. La chica sonrió entonces observándolo,debían cambiar de tema,era lo mejor. -¿Te ayudo a levantarte? Tienes que ir a la bañera,he podido limpiarte las zonas mas visibles pero...bueno. Un leve sonrojo se dibujo en sus mejillas,nerviosa y mirando hacia otro lado negando. -Bueno,hay zonas que es mejor que te limpies por ti mismo....¿Crees que puedes? Se levantó entonces por si tenía que apoyarse en ella para ir hacia la otra habitación donde podría asearse bien.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Jue Oct 27, 2016 12:28 am

Escuchó lo que la joven tenía que decir al respecto. En tiempos de guerra, todos vivían atrapados en la misma situación de violencia. Un mundo en que la única manera de hacer prevalecer la razón es por la fuerza.

-Es la verdad. Algún día tendré que volver a tomar armas... pero confío en que entonces será por mi propia voluntad. -respondió Aran, mirando a Mulitia. Volvió a sonreír, aunque todavía estaba perdido en sus pensamientos. Tendría que disculparse con su familia por desaparecer sin dejar palabra, lo sabía, pero era ahora que podía mirar su futuro con un poco más de luz. Se olvidó entonces de gran parte de su malestar, y fue entonces cuando vino a él una memoria que creyó perdida. Vio en la clériga a una persona de su pasado quien, aunque no era tan refinada, poseía un optimismo que siempre lograba sacarle una sonrisa. Recordó con cierta nostalgia su rostro infantil, borroso y apenas visible.

Cuando escuchó que le habían preparado un baño, se alegró bastante. Pero al momento de escuchar que Mulitia se había dado la molestia de limpiarlo antes, se puso igual o incluso más rojo que ella. -¿D-de verdad? N-no te preocupes, puedo hacerlo por mí mismo. -tartamudeó un poco, pero no se molestó. Movió sus brazos para entender en qué condición se encontraba su cuerpo. Todavía sentía un poco de náuseas por el cansancio y el mareo que le había supuesto el viaje en barco, y como no había entrenado ni siquiera un poco desde su partida, estaba más débil que de costumbre, ya que había perdido su rutina. Por eso volvió a ayudarse de Mulitia para ponerse de pie, pero le pidió que no se molestara en cargarlo otra vez.

-Creo... creo que lo que más me hace falta es algo que comer. -pidió antes de entrar al cuarto de baño.- Me conformo con cualquier cosa. -sonrió una vez más, definitivamente no quería ser exigente, y si no tenían nada para él, no podía quejarse. Con esto dicho, entró al cuarto.

Al desvestirse pudo darse cuenta de lo realmente mal que se encontraban sus prendas. Pensó que no bastaba con lavarlas, y no supo qué hacer con ellas. Sin embargo, al mirar bien la habitación, notó que le habían dejado también un cambio. Cuando terminó de limpiarse todo el sudor y tierra en su cuerpo, se probó la nueva ropa, y se sorprendió de lo bien que le quedaba, aunque la camisa se le hacía un poco ancha. "Será que he adelgazado demasiado", pensó. Terminó entonces el baño, y sin duda gracias a este se sentía mucho mejor que en las horas de la mañana. Porque, efectivamente, ya había anochecido.

Aran pensó en buscar a la clériga, pasando por las habitaciones, y llegando a la entrada. Prefirió quedarse esperando allí a dar vueltas por el edifico, el que, a pesar de ser pequeño, lo perdía un poco. Tan solo por encontrarse en un país distinto, tenía la sensación de que todas las cosas, hasta el más mínimo detalle, eran diferentes. ¿Cómo podría retomar su vida allí desde donde la había dejado? ¿De verdad iba a convertirse en un mercenario, como se había imaginado en la calle? De ninguna manera... definitivamente no sería capaz. Tendría que preguntárselo a Mulitia, a quien todavía no veía por ninguna parte. Ahora que había contado todo lo que podía decir de su pasado, tan solo quedaba mirar hacia el presente y su futuro. Suponía que ella entonces le daría algunas opciones, y recordó entonces la situación en que la clériga se encontraba. El soldado se preguntó qué tanta ayuda necesitaría entonces.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Jue Oct 27, 2016 1:39 pm

-Espero que cuando tengas que usarlas,sea por tu propia voluntad,porque de verdad quieres proteger y ayudar en algo en lo que creas. Por ahora me conformo con verte sonreír. Que sonriera era un buen signo de salud y cada vez lo hacía mas por lo que la chica igualmente parecía mas alegre y feliz de ver que se había recuperado. No todo el mundo logra recuperarse de algo así,había tenido una gran fuerza de voluntad,de querer seguir viviendo y de conseguir un nuevo sueño que alcanzar. No iba a abandonarlo y tampoco iba a dejar que se convirtiera en algo parecido a un mercenario...por lo que podría viajar con ella y ser un soldado de Etruria,de su propia casa una vez lograra sus objetivos.

Lo ayudo a levantarse de la cama,tranquilamente,una vez estuvo de pie y vio que estaba estable lo soltó,dejando que fuera el solo hacia el baño. Se sentía un poco avergonzada y mas incluso al ver el claro sonrojo del otro chico en sus mejillas. Suspiró y negó con la cabeza,que tonta había sido...mira que decirle aquello a Aran,cualquiera se hubiera molestado o incomodado con aquello,desde luego muchas veces no sabía como medir bien las palabras y era demasiado sincera. El párroco entonces,la llamo,recordaba lo bien que cocinaba la joven,realmente era de aquellas acciones que le habían destacado en la memoria de aquel párroco. La joven fue a las cocinas y se coloco un delantal que el hombre le había dejado y empezó por preparar algo de comer. Por suerte el plato principal ya lo había preparado el párroco,ya que no le daría tiempo a prepararlo todo en poco tiempo,decidió entonces hacer ella el segundo plato y el postre. Empezó con la harina preparando la masa para hacer aquellas galletas que iba a preparar,no podría hacer muchas cosas ya que no es que tuvieran muchos ingredientes. Dejo las galletas para que terminaran de hacerse y se puso con el segundo plato. Igualmente seguían sin tener tantos ingredientes por lo que preparó unas patatas cocidas con jamón y mayonesa,era lo que había y tuvo que improvisar un plato con todo aquello.

El párroco entonces empezó a llamar a la gente de la pensión para que fueran al comedor,era un hombre con una voz bastante fuerte y ronca por lo que se le escuchaba hasta desde afuera. la joven cleriga de cabellos anaranjados empezó a colocar los primeros platos de comida,de primero había sopa de pescado,de segundo aquellas patatas cocidas con mayonesa y jamón y de postre cada uno tenia unas tres galletas para comer. Se extraño un poco al ver que Aran no había llegado,¿Estaría bien? -Aran! A comer! Grito,aunque no tenía una voz tan fuerte como aquel párroco.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Vie Oct 28, 2016 12:16 am

¿Lo estaban llamando? Parecía que todo el mundo se había ido de repente. Sí, eso le pasaba a menudo, siempre que se distraía todo el mundo se había ido a otro lado; era cosa de ver los entrenamientos porque, aunque se levantara más temprano que la mayoría, siempre era el último en llegar a la formación de la madrugada. Supuso que tenía que ir, no quería perderse de nada que sucediera. Había tardado en oler lo que parecía comida, sería que había contagiado un resfrío. Ahora que sabía dónde ir, llegó y se encontró con Mulitia llamándolo. Se sorprendió un poco.

- Aquí estoy, perdón por atrasarme. -dijo. Le era un poco extraño que gritaran su nombre.- ¿Qué es esto? -se acercó a la mesa y observó todo lo que estaba servido, y a toda la gente que en ese momento residía en la pensión. Comían y hablaban entre ellos. El salón sin duda estaba lleno de vida.-...Eeesto... supongo que me sentaré... -una vez hubo hecho esto, no supo por dónde empezar. En el barco no había comido más que frijoles (y no muy seguido), sin ningún tipo de aderezo o condimento. Por eso lo que vio allí lo tuvo pasmado varios minutos, hasta que se dio cuenta de que si tardaba mucho, se enfriaría su plato. Tomó lo que parecía la sopa con ambas manos, y le dio un largo sorbo, aunque apenas lo probó antes de devolver la vista hacia la clériga.- ¿Tú comerás algo? -preguntó, sin ni siquiera saber que ella era quien había cocinado.-Por cierto... está excelente. Aunque no creo que pueda con todo lo que hay aquí... lo siento.

Prefirió terminar la sopa y comer unas cuantas patatas; las galletas decidió guardarlas para después, como acostumbraba a hacer siempre con cualquier cosa dulce que llegara a sus manos. Al terminar de probar la comida, se dejó contagiar por los ánimos de los demás, escuchándolos, aunque no participó de sus conversaciones. Tan solo volvió a dirigirse a la clériga, la única persona que conocía allí, y la única a la que sentía que podía hablarle con cierta libertad.- Estuve pensando en lo que haré. No puedo contentarme con toda esta ayuda sin dar nada a cambio. Podría hacer cualquier cosa que me pidieras. -no le estaba dando una opción.- No tengo otra alternativa más que seguirte, supongo. -se quedó mirando la mesa delante suyo, volviendo a tener el mismo rostro inexpresivo que tanto lo caracterizaba. Era lo más parecido a su estado de ánimo normal.-Y no me he olvidado, me gustaría conocer a las otras personas que te has encontrado. Supongo que habrá más gente que se ha unido a tu causa, aunque solo estoy suponiendo.

Había pasado bastante tiempo desde su última carta a la clériga en la que se informaban de sus progresos. No quería admitirlo, pero la última de ellas había sido la más difícil de escribir, y no solo por lo complicados que eran sus pensamientos al momento de redactarla, sino porque entonces no tenía a nadie que lo hubiera ayudado a hacerlo. El caso era que hacía tiempo no le preguntaba sobre los avances de su misión, que tanto había llamado su interés desde el primer día que la había mencionado.- Me gustaría escucharlo todos los detalles, si no te molesta.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Oct 28, 2016 1:43 pm

-La comida Aran,la comida...¿No decías que estabas hambriento? Pues anda toma! Rió con suavidad mientras lo observaba,sonriendo con dulzura y serenidad. No sabía bien que es lo que había estado comiendo en el barco,si es que le habían dado algo de comer al pobre,pero con aquella comida seguramente volvería a recuperar sus fuerzas,las cuales se veían bastante perdidas. Recordaba su viaje hacia Tellius como si hubiera sido ayer,no había pasado tantas penurias para llegar como había pasado aquel joven,lo había pasado un poco mal pero cuando llego a Begnion no estaba tan mal...también es que el chico había sufrido mas por el tema de aquella lucha interna que el mismo había tenido y la lucha externa contra Crimea.

Aquellos peregrinos y demás heridos estaban muy felices por estar allí,hacía tiempo que no comían una comida tan buena,charlaban entre ellos y comentaban sus aventurillas. Era una imagen muy bonita de ver ya que todos ellos habían sufrido seguro muchas penalidades solo para llegar a la pensión de la que pronto tendrían que salir ya que la mayoría eran peregrinos y para ellos aquellas pensiones eran solo lugares de paso donde descansar. Una vez terminó de poner los últimos platos en la mesa,la chica se quito el delantal y lo dejó a un lado. -Si,me voy a poner a comer ahora mismo,he tenido que preparar las galletas y las patatas para todos,así que ya me voy a sentar a comer. Rió levemente asintiendo y sentándose se puso a comer al fin.

Se quedo escuchando al joven una vez terminó de comer y sonrió levemente. -Si de verdad quieres ayudarme me vendría muy bien tu compañía. Lo cierto es que desde que te vi,me hubiera gustado que te vinieras conmigo. Pero como ya te dije hace tiempo,el que debe elegir tu camino solo puedes ser tu. Desde luego aquel ofrecimiento le había alegrado aun mas,ya que en su interior también estaba alegre de volver a tener enfrente suya a Aran. Aun mas le sorprendió que no se había olvidado de nada de lo que le había estado hablando en sus cartas. Sonrió con suavidad y dejo a un lado los platos para hablar mas tranquilos. -Pues he conocido a muchas personas,pero solo algunos han querido ayudarme. He estado en muchos lugares...en Nohr,en Lycia,Bern...y en todos ellos he conseguido conocer a muchas personas. Pero que me quieran ayudar,pues además de mi amigo del que te hable,he conocido a un estratega de Bern que esta dispuesto a ayudarme.No he tenido tanto éxito,pero tampoco necesito un grupo muy grande. Ya somos suficientes si de verdad me quieres ayudar. Sonrió ampliamente y le agarro la mano asintiendo convencida,parecía muy feliz y optimista,ahora mas ya que con la ayuda de Aran veía cada vez mas posible su propósito. -Te estaría muy agradecida,Aran...
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Sáb Oct 29, 2016 6:55 pm

¿De verdad toda la cocina había sido trabajo suyo? Mulitia se mostraba como una persona verdaderamente habilidosa, y eso que ni siquiera se había lucido del todo frente a Aran. A pesar de que los nobles no tuvieran fama de trabajar, Aran no olvidaba que venía de una buena casa, aunque eso no ensuciaba su imagen de ella, sino muy al contrario. Reforzaba esa extraña intuición que tenía de querer seguirla, para ver de cuanto era capaz. A veces incluso la clériga llegaba a parecerle irreal, como el tipo de persona que se encontraría en sus sueños. Hasta ahora no se imaginaba capaz de verla enfadada, o de menospreciar a nadie. Y por eso mismo el soldado estaba lleno de curiosidad por saber cuál era el destino de una persona así de bondadosa, y de causas tan honestas.

-No entiendo como pude darte tan buena impresión. -sonrió Aran, hablando un tanto en broma.- Si no hubiera sido un soldado, y aún así nos hubiéramos conocido, ¿igual me hubieras querido aquí sin poder luchar? Porque realmente no destaco mucho a la hora de hacerlo. Solo soy uno más de todos quienes van al frente. -al mencionarlo se puso a pensar en sus compañeros, y el dolor de su herida volvió a arder un poco. Ellos no eran malas personas, a veces irresponsables o impacientes, pero igual de temerosos que él, y muchos con buenas intenciones para unirse al ejército. A muchos de ellos también les había disgustado lo que había pasado en la frontera, pero no habían huído. Y eso se debía principalmente a que no tenían a dónde huír, a diferencia de Aran. Incluso si hubieran tenido donde escapar, una deserción en masa hubiera llamado mucho la atención, y el resto del ejército al saberlo los hubiera cazado como zorros a gallinas.

Aran se despejó de esos pensamientos tan pronto pudo. Apoyó un codo el la mesa, y cargó su cabeza contra la palma de su mano. Se puso a pensar en todos los lugares que Mulitia le había mencionado, sorprendido en cierta manera de las energías que tenía a la hora de moverse. Muy diferente a él, por supuesto. Supuso que si quería ayudarla, tarde o temprano tendría que darse la tarea de conocer a esas otras personas, pero supuso que, si conocían a la clériga, serían igual de fáciles de tratar, o al menos en eso confiaba.

Mulitia sostuvo su mano, lo que hizo que Aran la mirara. El soldado le sonrió ligeramente, aunque todavía se encontraba pensativo, por lo que esa sonrisa se desvaneció pronto de su rostro. Aran nunca había sido alguien que disfrutara de agitar su vida, y sin duda esa decisión significaba un enorme cambio en todo su futuro. Pero sin poder mirar a su pasado, sin poder regresar a los días anteriores, no tenía más opción que asentir.

- Te ayudaré. -dijo. No había duda en sus palabras.- Es todo lo que puedo hacer por ti, después de la ayuda que me diste. -hizo una pausa.-...¿Dónde debemos ir? No quiero quedarme en la pensión más de lo necesario, y no me sería problema partir mañana a algún otro sitio. Quisiera ser útil, antes de que me olvide cómo trabajar. -le volvió a sonreír.- Por cierto, ahora que estoy aquí, definitivamente me gustaría saber más de cómo funciona la vida en Etruria, porque, por lo que parece, me quedaré aquí mucho tiempo.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Sáb Oct 29, 2016 9:25 pm

-Me da igual que tan bien luches o si eres soldado o un simple campesino,Aran,tu me ayudaste en su día y eres mi amigo y te interesaba mi misión y mi estado,incluso me escribías cartas para saber de mi aunque no se te diera bien escribirlas como me habías dicho...con todo eso,¿Como no iba a querer que vinieras?    Negó con la cabeza soltando un suspiro,menudas preguntas que tenía...la joven había visto en el muchas cosas que no había logrado ver en muchas personas,un gran corazón. De todos los viajes que había realizado,ir a Tellius fue una de las experiencias mas chocantes para la joven ya que había oído de las relaciones entre ambos continentes y encontrarse con alguien que aparte de haberle ayudado estuviera interesado en ella y en su misión. -Para mi no eres Aran el soldado,para mi eres Aran y tienes un corazón enorme,no dejes nunca que te digan lo contrario.

Volvió a quedarsele mirando extrañada,parecía pensativo de hecho,le recordaba mucho a ella misma. Ella también había muchas veces que desconectaba del mundo y se quedaba pensando,de hecho la primera vez que lo conoció era en una de aquellas veces en las que la chica estaba pensando...sopesando si entrar o no a la ciudad y el fue quien le ayudo a salir de aquella duda. Sonrió suavemente al escuchar su ofrecimiento y soltó entonces su mano para no seguir molestándolo. A veces se dejaba llevar mucho por la emoción y los sentimientos y no se paraba a pensar en que la otra persona se podría incomodar con todo aquello. Todos habían terminado ya así que la chica se volvió a levantar mientras lo miraba. -Pues si quieres podemos partir mañana hacia otra ciudad y reunirnos con mis amigos,me gustaría enseñarte tantas cosas Aran...  Se quedo pensativa un momento y asintió de nuevo. -Te enseñare todo lo que quieras saber sobre Etruria,no te cortes en preguntar,Etruria es un país sin ánimos de conquista pero que militarmente esta bien provisto para defendernos...Nuestra religión se centra en Santa Elimine,la fundadora de Etruria,aunque ya te explique un poco de eso en Begnion. Rió levemente y se coloco el delantal,comenzando a recoger los platos de la mesa. Los peregrinos y demás clientes de la pensión comenzaron a irse de la zona,la chica por su parte se puso a recoger y ir hacia el barreño donde se limpiaban los platos.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Dom Oct 30, 2016 11:17 pm

Le llevaría tiempo comprender por qué se refería a él con tanta estima. Todavía sentía que no era tan especial, conocía bastantes personas parecidas a él, o incluso mejores. Pero no iba a discutir al respecto, porque lo que decía también lo hacía sentir mejor. No podía dejar de agradecerle nunca, ¿o sí?
Asintió ante la posibilidad de partir al día siguiente, era lo que más quería. Cualquier luga que le hiciera olvidar el olor del mar sería perfecto, pues ya estaba cansado del olor del puerto y de los barcos en general. ¿Cómo podía a alguien gustarle más el mar que la tierra' Nunca lo entendería.

-Sí, creo que recuerdo lo que me dijiste. -Aran intentó recordar aquel momento en la taberna; no el mejor lugar que hubiera podido escoger para hablar con ella, pero que al menos le permitió conocerla.- ...entonces, si ya me has dicho bastante sobre Etruria, me gustaría saber más del continente. Cuáles son los otros países, y lo que los caracteriza, quizás. En Tellius es muy fácil diferenciar un país del otro, por ejemplo. -Aran tenía una muy clara imagen de Crimea y Daein, los países vecinos. Pensaba que Mulitia también tendría opiniones respecto al lugar de donde provenía.

Al ver que Mulitia se levantaba, el peliverde hizo lo mismo. Apenas la vio recoger los platos, hizo una objeción.- No deberías cargar con todo sola. Deja que te ayude. -no le dio tiempo para decidir y mucho menos para que le dijera que no. No miro con muy buenos ojos a las últimas personas que se fueron del lugar, que ni siquiera se molestaban en recoger lo que habían dejado. Entonces se dirigió a Mulitia- Perdona, es que mi madre adoptiva es igual de obstinada. Cree que puede cargar con todo en una sola mano, y limpiar todo sin que me preocupe. -camino hacia el lugar donde podían lavar los platos. Cuando llegó, echó todo al agua sin cuidado.- Si necesitas ayuda en algo más, dímelo.

Se quedó allí con la joven, esperando a poder ser útil en lo que fuera que le pidiera. La hora ya estaba muy avanzada, y el aire dentro empezaba a ponerse frío a par que en el exterior. Si querían despertarse con el sol, tendrían que descansar antes de que se les hiciera demasiado tarde. Todo el mundo ya se había ido a dormir, y las únicas velas que seguían encendidas estaban cerca de ellos. Estaba muy oscuro, y silencioso. En ese silencio, Aran hubiera querido decir algo. ¡Quería decir tantas cosas!, y aún así, no pretendía mantener despierta a la clériga con sus problemas. Tan solo se despidió de ella cuando hubieron acabado de ordenar todo.

-...Muchas gracias, Mulitia. Eres la única persona que pudo haberme ayudado.-dijo antes de dirigirse a las habitaciones. Le sonrió una vez más, pero en esta ocasión, con genuina alegría.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Mar Nov 01, 2016 11:52 am

-Vamos a pasar un tiempo en Etruria así que no te preocupes,te enseñare todo lo que pueda,no te preocupes. De los otros países de Elibe te puedo hablar de Sacae,un lugar lleno de nómadas y planicies,es un lugar lleno de campo abierto y libertad y de Bern...antiguamente el país mas ambicioso y con mas poder militar de todos,pero a caído en manos de los emergidos...el ejercito de Bern se centra mas en Jinetes de Wyvern. Sonrió al ver que el chico la ayudaba con todo aquello,la verdad es que era de agradecer ya que aunque le gustaba hacer las cosas por si misma,estaba algo cansada ya y no podría llevar todos esos platos de una sola vez. Al llegar al barreño empezó a limpiarlos en el agua,casi ninguno había dejado sobras,pero las pocas sobras que hubo las acumulo y las dejo a un lado,quizás le servirían al clérigo para otra ocasión o al menos para alimentar a los gatos o perros de los alrededores.  -Muchas gracias,Aran...la verdad es que me gusta hacer las cosas por mi misma pero a veces me paso un poco.

Comenzaba a hacer frío,desde luego fuera haría mucho mas frío,pero incluso dentro de aquella pequeña pensión se notaba bastante,la gran mayoría de personas ya se habían ido a dormir,quedando en pie solo ella y el joven peliverde. Una vez termino de colocar los platos en la cocina,se volvió para observar al chico con una suave sonrisa. -¿Sabes cocinar Aran? Algún día me gustaría probar tu comida. He comido muy pocos platos de Tellius,aunque me temo que a lo mejor aquí no encontrarás algunos ingredientes que puedas necesitar,pero algún día me gustaría probar un plato de Tellius que sepas hacer. Asintió varias veces limpiándose las manos en el delantal que después se quito y dejó colgado en la cocina acompañando al chico hacia las habitaciones.

-No hay de que,me alegro de haberte podido ayudar. Me alegro de que estés aquí y quiero que seas feliz aquí. Una vez llegó a las habitaciones se sentó en la cama que estaba al lado de la del soldado,donde había dejado las cosas aquella chica. Entró en silencio para no despertar a los demás que descansaban en sus camas en la misma habitación. La joven ordenó su pequeño macuto y después se tumbo en el camastro tapándose. -Si necesitas cualquier cosa,estoy aquí en la cama de al lado. Buenas noches,Aran. Susurro pero lo suficientemente fuerte como para que el chico la oyera.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Mar Nov 01, 2016 9:44 pm

Una vez sobre la cama, Aran se acostó de espaldas sobre la colcha, y se quedó mirando hacia arriba en plena oscuridad. Era así siempre en los cuarteles, donde no habían nunca ventanas, y solo el sonido de sus compañeros roncando en coro. Recordaba aquella habitación de piedra como si estuviera ahí mismo; dado a que no podía ver nada, podía imaginarse en el mismo sitio, con las mismas personas, como si nunca nada hubiera cambiado. Pero por supuesto... esa no era la verdad, tan solo una ilusión que se desvanecería una vez llegara la luz del sol a sus ojos. No sabía hasta que punto podría ayudarlo a dormir el pensar al respecto, por lo que prefirió intentar hablar con Mulitia y comprobar si ya se había dormido o no.

-Mencionaste antes que querías probar algo de Tellius... -susurró con la voz baja y cansada, sin dejar de mirar hacia arriba.- ...pero no. Conmigo no vas a poder, no tengo ni la menor idea. A menos que quieras comer algo quemado.-admitió. Después de eso calló un momento, pensando en qué otra cosa podía decir. Ya estaba adormeciéndose, y sentía los párpados increíblemente pesados. Quedarse viendo la oscuridad siempre causaba ese efecto en él, y todavía más, le permitía reflexionar en torno a todo lo que había sucedido aquel día.

Recordó todo el tiempo que se había quedado esperando en aquel rincón pestilente a que algo sucediera; como miraba hacia un lado, comprobando que sus pertenencias no se desvanecieran sin que él se diera cuenta. Habían sido horas tan, pero tan largas. Hubiera podido recrear en su imaginación hasta el más efímero segundo de esa espera. Y ahora que venía a su mente, tuvo que morderse el labio inferior para contener sus emociones. También habían vuelto, y en el peor instante. Hubiera deseado estar solo, ni siquiera bajo el cuidado de Mulitia, sino solo de verdad. ¡No quería estar allí! Pero era egoísta, lo era, por desear otra cosa. Era lo mejor que hubiera querido y podido desear; esa pensión, a esa amiga... no podía desear otra cosa. No podía...

Se contuvo, y no escapar ni el más sutil sonido. Una vez se hubo calmado, respiró como lo hubiera hecho siempre. Se acomodó de lado, porque sabía que si se quedaba dormido de espaldas también roncaría.

-Buenas noches... -murmuró. Entonces no tardó en encontrar el sueño y quedarse dormido. Le haría un gran bien despertarse con el sol y reecuperar su rutina. El viaje que les esperaba sería uno muy largo, sin duda.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Concoction [3]
Jabalina [3]
.
.
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
596


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Eliwood el Vie Nov 04, 2016 10:11 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante, +25 G adicionales a Mulitia gracias a donaciones a la fe de Santa Elimine.

Ambos obtienen un incremento de +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
588


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Una ciudad sin nombre [Priv. Mulitia]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.