Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 23, 2016 9:48 am

“¿Cuál es el significado de esto?” “¿Por qué nos están atacando tropas de Daein y Begnion?” “¿Y por qué existen quienes aseguran que estamos atacando nosotros?” “¡Nuestras fuerzas al oeste necesitan apoyo inmediato!” “¡No aguantarán mucho más!” “¡Lord Pent! ¡Vos sois el General Mago! ¡Haced algo al respecto! ¡Solucionadlo!”

Esas y otras muchas más frases eran las que se escuchaban en la corte de Etruria. Las otras ni las menciono por no tener en absoluto ningún valor informativo. Sobra decir que Pent estaba cargado de trabajo y no había podido visitar a su familia en su hogar durante semanas a causa de un ejército que lleva banderas de otros países del cual absolutamente ningún país aseguraba saber nada. Además, esta situación se había hecho global. Cada país estaba con sus propios enemigos que hacer frente. Sin embargo, todos los gobiernos estuvieron de acuerdo en llamar a estos soldados que emergieron de la nada “emergidos”.

La corte en Etruria era como un parque en el que se reunían niños pequeños y se dedicaban a decir “No fue culpa mía. Es cosa de él” “¿¡Cómo que mía!? ¡Tú eres quien hizo esto otro!”. Pent estaba ya hasta las narices, así que aceptó las ordenes de tomar responsabilidad dirigir parte del ejército etruriano al oeste. Además, si él mismo iba, podría escaparse de la corte Etruriana de forma definitiva durante el tiempo que durase la batalla. Por el bien de no aguantar esos nobles demasiado pomposos para su gusto refinado, el General Mago de Etruria dirigió su primera batalla contra los emergidos.

Lo primero que hizo fue enviar una misiva a su familia en su hogar. En ella explicaba las circunstancias a cada uno de los miembros y por qué no iba a estar disponible durante un tiempo. En esta misiva se refirió también a su discípulo, quien ya era lo suficientemente poderosos como para poder usar magia en combate. Sin embargo, por muy orgulloso y seguro que Pent estuviera de las capacidades del menor, todavía pensaba que una batalla real era demasiado dura para él, especialmente contra un enemigo completamente desconocido.

Lo segundo fue dirigir las tropas. Jinetes, arqueros y magos, principalmente. Habló con los demás generales para pedirles que le otorgasen algunas tropas y fueron lo suficientemente amables como para otorgárselas sin problemas. Envió a algunos de los jinetes a que contactase con las fuerzas de allí. Luego llegaría Pent con los refuerzos de la capital que tanto les hacían falta.Si las cosas iban como él había planeado, acabaría yendo con sus tropas y su familia no acabaría en este embrollo de la nobleza. Le hubiera gustado ver a alguno antes de partir, pero por desgracia no se dio esa casualidad. Más adelante tendría la oportunidad igualmente, así que no estaba preocupado por ello.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Erk el Lun Oct 24, 2016 6:57 pm

Era un día soleado, acababa de ¿amanecer? O ¿Era el mediodía? A veces Erk trasnochaba sin darse cuenta y se salteaba algunas comidas, cuando Lord Pent estaba en casa no era problema, ya que básicamente lo obligaba a comer y dormir a la hora adecuada, el entonces reciente mago no oponía resistencia frente a su maestro, nunca contradecía nada, a no ser las casi inexistentes veces que el noble se equivocaba, solo eran palabras, que a veces la equivocación era producto del cansancio, nada grave sin embargo algo de crucial importancia para Erk, quizás por el hecho de que leía mucho y notaba errores, que quizás otra persona no notaría, esa era su forma de intentar aportarle algo él también a su maestro.
Hacía algunos días que Lord Pent no estaba presente en su casa, debido a que él era el General Mago de Etrurira, por lo que tenía otras actividades que realizar, algunas que eran muy importantes para el país. Erk mientras esperaba con ansias que vuelva, se esforzaba al máximo para poder sorprenderlo cuando volviera, sin embargo ese día llegó información que inquietó al joven, enemigos desconocidos portadores habían llegado, no sabían contra que se enfrentarían, no desconfiaba de las habilidades de su maestro, sin embargo el solo pensar que podría pasarle algo lo inquietó, no podía quedarse de brazos cruzados, ya era apto para la batalla, quería demostrárselo, por lo que en ese instante tomó sus cosas y se marchó hacia el lugar de la batalla, que aunque no era conocido, no tardó en divisar tropas avanzando, por lo que dedujo que se dirigían hacia la batalla.
Por la forma en que avanzaban aparentemente aún no empezaba la confrontación, quizás el mensaje le había llegado rápidamente, siguió a las tropas distante por casi día y medio, Erk se sentía muy agotado por todo el trayecto, intentó ver desde lo lejos si encontraba el lugar donde podrían estar los generales discutiendo estrategias, pero desgraciadamente no lo encontró, debería entrar en el campamento para buscar a Lord Pent, pero antes descansaría un momento, después de todo no quería que lo viera cansado y lo mandara de vuelta a casa, ya era de noche, se apoyó en un árbol y durmió.
A la mañana siguiente despertó, sentía algo de hambre pero no le prestaba mucha atención, tomó sus cosas, se puso su capucha y se acercó al campamento donde estaban los soldados Etrurianos, muchos eran jinetes, por no decir todos, buscaba a Lord Pent, sin embargo no era capaz de siquiera ver un mago en el lugar, por qué no veía ningún mago, acaso ¿Se había equivocado y la batalla de su maestro era en otro lugar? Un soldado lo detuvo –¿Qué haces por aquí niño? No es lugar para ti.- Dijo este, Erk lo miró fijamente y se zafó –¿A quién le dices niño? Soy un mago que está aquí para luchar contra el enemigo, Lord Pent me mandó a llamar.- El joven no se sentía orgulloso de lo que estaba diciendo, sin embargo no quería que lo mandaran a casa, el soldado luego de escucharlo le pidió disculpas y dijo: -Espera unos momentos, el general mago debe estar por llegar en breve.- Al escuchar esto Erk sintió alivio y miedo, alivio porque no se había equivocado y estaba en el lugar correcto, miedo porque nunca antes había estado en una batalla y temía morir, buscó un tronco en el que se sentó hasta la llegada de su maestro, mientras tanto pensaba en el susto que probablemente le había provocado a Lady Louise y los demás “Deberé pedir disculpas a todos luego, pero valdrá la pena, le mostraré a Lord Pent que mi trabajo no fue en vano” pensaba, para tener otra preocupación más que la de la batalla.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Sage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Elfire [4]
Tomo de tornado [2]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [1]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 26, 2016 2:45 am

En cuanto había reunido las tropas, el General Mago decidió partir a la batalla. Esperaba que su misiva llegase a su familia antes de partir y esperaba que ninguno cometiese el error de ir allí por estar preocupado. Sabía que su hijo mayor, Klein, iría, pero por motivos completamente distintos. Quienes le preocupaban eran Louise, Clarine y, por encima de todo, Erk.

Su alumno había mejorado mucho en la magia y Pent era el primero que lo reconocía. Además, estaba completamente convencido de que sería capaz de combatir contra cualquier ejército proveniente de cualquier lugar… siempre y cuando supieran sobre él. Sin embargo, el General Mago no estaba tan convencido de que ese fuese el caso: el asunto que hay sobre la procedencia de los soldados que estaban atacando a distintos países le preocupaba bastante. Etruria no estaba atacando a nadie: bastante tenían defendiéndose. Y la misma situación debería estar dándose en todos los demás países. De ser así, ¿cómo han podido aparecer tropas de otros países?

Iba a pensar más en ello cuando llegó por fin al campamento. Allí estaban los soldados listos para atacar. Pent había llegado hasta allí a caballo, primero. El resto de tropas llegaron un poco después y lo primero que hizo fue dirigirse a los soldados.

Pent de Reglay, General Mago ―se presentó ante un jinete frente a una tienda―. ¿Dónde puedo recibir el último informe de la situación?
¡Señor! ―seguido de un saludo militar, se quedó completamente firme―. La sala de estrategias se encuentra aquí. Por favor, pase.
Bien. Gracias.

Hubo una voz que venía de lejos y que llamó la atención del mago. No por nada en específico, sino porque se estaban refiriendo a él de forma directa.

¡Lord Pent!
¿Qué sucede? ―preguntó, esperándose una muy mala noticia.
Un joven mago se ha presentado antes que vos. Asegura que ha venido en vuestro nombre ―Pent no pudo evitar alterarse un poco por esta información―. Es muy joven… Diría que tiene unos trece años

Pent comprendió que aquella descripción debía referirse a una única persona: su discípulo. Hasta donde él sabe, Erk es el único mago que no está en el ejército y que podía ir bajo sus órdenes. Además, no recordaba la existencia de magos que no fuesen sus subordinados y no envió a ningún mago antes que él. Suspiró, pensando en cómo intentar hacer ver a su discípulo que era demasiado peligroso.

Muy bien. Llevadme hasta él.

El mago acompañó al soldado y cuando vio a su discípulo de lejos se llevó la mano a la frente. Su peor temor se había cumplido. Por lo menos, Erk sabía defenderse. Sin embargo, esto no iba a cambiar su misión de intentar convencerle de no combatir. Después de pedir que le dejasen solo con él, se acercó al joven.

Imagino por qué has venido, pero preguntaré de igual forma, para asegurarme ―un tono severo en su voz, fruto de la preocupación, se notaba en su mirada―. Erk, ¿por qué estás aquí? Creí haber enviado un mensajero a casa con un mensaje a cada uno de vosotros en el que expliqué la situación y recuerdo haber sido muy específico en lo que habría que hacer… Este lugar es demasiado peligro. Algunos nobles aseguran que atacan soldados de otro país, pero tengo mis serias dudas al respecto ―dijo―. Ni siquiera estoy seguro de quién puede ser nuestro enemigo. No es seguro, Erk ―sentenció―. Preguntaré una vez más. ¿Por qué has venido?

Erk era demasiado joven. Pent quería evitar que tuviese que usar su magia para combatir. Su objetivo al enseñarle magia era abrirle las puertas a muchos otros mundos, además de ese. Incluso si él decidiera ese, ¿cómo podría su maestro permitirle que fuese a hacer frente a un enemigo desconocido? Aquello era completamente ilógico desde su punto de vista.

Imagino que, visto que has venido solo, Louise no sabe nada, ¿no? ―preguntó, para asegurarse―. De haber visto con buenos ojos tu salida, ella se habría presentado también. ¿Y bien, Erk?

La batalla podía esperar. Educar a quien, para él, era su tercer hijo era mucho más importante. Sabía que él tenía un buen motivo, pero necesitaba asegurarse de que se lo diese y se lo explicase. Después de haberle hecho las preguntas más importantes, se sentó a su lado y sonrió.

Escucharé todo lo que tengas que decir, pero después de eso me tienes que prometer que volverás a casa, ¿vale? ―pidió―. No dudo de tus capacidades como mago, pero tienes problemas para controlarte.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Erk el Miér Oct 26, 2016 3:54 pm

Erk mientras esperaba pensaba de qué clase de enemigo se trata ¿qué podría ser desconocido para su maestro? ¿La invasión podría ser de laguz? Eso no tenía mucho sentido, aunque entraba en la descripción de enemigo desconocido, ya que probablemente nunca habían peleado contra alguno, no, esa no podía ser la respuesta, Erk miraba al cielo mientras pensaba "¿Quién es el "enemigo desconocido"?" Había algo que no le cerraba, una cosa que no estaba teniendo en cuenta y que era crucial para hallar la respuesta, probablemente cuando llegase Pent lo sabría.

Miró hacia el frente, vio a su maestro y un soldado caminando hacia él, por la expresión de Pent, no parecía muy a gusto de que él estuviera allí, cuando finalmente estuvieron frente a frente, su maestro lo reprendió, esto no le agradó nada al joven mago, no estaba acostumbrado a que lo reprendan, además era la primera vez que lo hacía el noble, no pudo evitar sentir que lo había decepcionado.

Erk intentó decir unas palabras, pero no lo logró, lágrimas empezaron a brotar de los ojos del joven, seguía escuchando a Lord Pent, pero solo empeoraba como se sentía, al ir hasta allí había sido muy descuidado, realmente había sido muy egoísta, solo pensó en lo que pasaría si su maestro era vencido, sin embargo no pensó en lo que hubiera pasado si, antes de llegar a su destino lo emboscaban bandidos o algo peor, tampoco vio la posibilidad de que este enemigo "desconocido" lo hubiera atacado, la única palabra que logró decir fue: -Yo... Yo...- Su maestro seguía hablando y cada vez Erk se sentía peor, quizás hubiera sido más fácil para él si Pent se hubiera enojado, pero no era el caso.

Cuando Pent terminó de hablar le dio la oportunidad a Erk de explicarse, con la condición de que volviera a casa, tardó un tiempo en calmarse, cuando lo hizo se secó las lágrimas con su capa, suspiró -Lamento haber faltado a sus deseos maestro, solo pensé en mí y... En qué hubiera pasado si usted no volvía, no entiendo muy bien el origen de mi miedo, ya que Lady Louise siempre es muy amable conmigo... Como dedujo... Lady Louise no sabe nada, como suelo pasar días en mi habitación es normal que no vea a nadie por un tiempo, quizás ahora se esté dando cuenta, lo... Lo lamento mucho, fui tonto el pensar que sería de ayuda, cuando al llegar aquí el miedo me invadió.- Dijo mientras apretaba sus puños, no tenía el valor de mirar a Pent, sin embargo sería una gran falta de respeto el no hacerlo, por lo menos para despedirse.

De repente unió las piezas del rompecabezas que no había podido armar hasta entonces, el enemigo desconocido, uno que ni siquiera su maestro conocía, "emergidos", recordó haberlos leído en una carta que llegó para su maestro unos días antes, cuando aún estaba en la casa, no llegó a leer la carta, solo leyó lo que decía el sobre, ya que estaba sellada en el sobre decía "Lord Pent de Reglay: ¡Urgente Emergidos!", ese día, el joven había buscado en incontables libros la palabra "emergido" para saber a qué se refería, sin embargo no logró encontrarla, sabía que sea lo que fuese, de seguro no era nada bueno. -El enemigo... Acaso... El enemigo posee el nombre de ¿Emergido?- Dijo mirando fijamente a su maestro, en su rostro podía verse como lo había consumido el miedo.

Miraba fijamente a Lord Pent esperando una respuesta cuando, a las espaldas del noble, un grupo pequeño de seres completamente negros de ojos rojos, empezaron a entrar al campamento, portaban tres espadas y dos hachas, probablemente ese sería solo el inicio, al verlos algunos soldados que ya estaban preparados los atacaron, solo uno de ellos paso, este portaba un hacha, Erk asustado se paró, dio un paso para atrás abrió su tomo, estiró su brazo derecho hacia delante -¿Esos monstruos son los emergidos?- Dijo aterrado, no solo era la primera vez en batalla de Erk, sino también la primera vez que debía lanzar un hechizo para acabar a alguien y también hay que tener en cuenta que, el enemigo contra el que se enfrentaba no era nuevo solo para él, sino también para el mundo, era normal que sintiera temor, de no hacerlo sería una persona muy estúpida, el joven mago pronunció unas palabras que provocaron que una bola de fuego saliera de su mano extendida, la bola de fuego impactó al emergido y provocó que este cayera, desgraciadamente no fue suficiente para dejarlo fuera de batalla, con dificultad el enemigo se levantó y siguió caminando, ahora hacia Erk ya que había llamado su atención.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Sage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Elfire [4]
Tomo de tornado [2]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [1]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 27, 2016 10:57 am

Pent pensó, durante unos instantes, que quizá se estaba pasando. Sin embargo, decidió seguir con la reprimenda para hacerle saber lo peligroso de lo que había más adelante. A pesar de eso, la cara triste de Erk le pudo y al final, en un acto un tanto paternal, le dio un abrazo suave.

No te preocupes. Agradezco el gesto, Erk. Querías ayudar, ¿no? Aprecio mucho la intención, pero es peligroso...

Mientras lo estaba consolando, Erk hizo una pregunta más al respecto del tema que le hizo saber que el discípulo había leído un poco de su correspondencia. Suspiró, viendo el temor que se reflejaba en los ojos de Erk. Sin embargo, después esbozó una sonrisa.

Sí. Creemos que vienen de otros países, pero esos mismos países están haciendo frente a otros en estos momentos. Es una situación complicada… ―para tranquilizarle, le acarició la cabeza―. Erk, no debes temer aquello que tiene un cuerpo físico. Si existe un cuerpo físico, puedes proteger a tus seres queridos de él, por muy imponente que resulte. Lo desconocido es lo verdaderamente peligroso, pero aun así tampoco hay nada que temerle. Después de todo, ¿cómo hicieron frente los Ocho Héroes a los dragones? Son héroes, sí, pero ellos también fueron personas que querían proteger a los que querían. Tal y como hacemos todos en el ejército y tal y como tú harás si quieres dedicarte por completo a la magia, Erk. Así que alegra esa cara.

Escuchó unos pasos seguidos de ruidos de metal chocar unos con otros. ¿Ya habían llegado? Se incorporó y vio lo que parecía ser una avanzadilla. Suspiró aliviado. Si solo esos estaban ahí, podían ser exploradores. La batalla principal aún no había terminado. Pent abrió su tomo y se preparó para el combate. Ya no podía dejar solo a Erk. Tenía que protegerlo al mismo tiempo. Llevó una mano al hombro de su alumno cuando vio que preguntó asustado.

Es bueno sentir miedo, Erk. Yo también estoy asustado ―admitió―. Sin embargo… No olvides que no estás solo. Me tienes a mí a tu lado.

Después de que Erk pronunciase su hechizo, el emergido cayó y Pent vio que quizás había subestimado la fuerza de su alumno, incluso si el enemigo se reincorporó poco después. El maestro, por su parte, conjuro varios proyectiles de viento que se dirigieron al objetivo ya dañado por el joven, terminando así el trabajo. Cuando vio que no se iba a levantar, se aseguró de comprobar que los soldados estaban combatiendo. Y Erk estaba ahí, a su lado.

Erk, lo siento. No puedo pedirte que vuelvas ahora mismo ―dijo―. Necesito controlar la situación aquí y luego partir al campo de batalla. Y para ello necesito tu ayuda ―le miró y se agachó para estar a su altura―. Recuerda: esto es como el entrenamiento. Además, estoy contigo. Haré lo imposible para protegerte. Así que relájate ―sonrió―. Sé que es tu primera batalla real, así que no te alejes de mí, ¿de acuerdo?

Empezó a caminar, buscando a los soldados de alrededor, cuando se encontró con otro ser se cruzó en el camino de los dos magos.

¡Erk! ¡Conjura después de mí! ―ordenó, para después conjurar una pequeña ráfaga de viento que hizo retroceder al emergido, además de provocarle varios cortes.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Erk el Jue Oct 27, 2016 7:54 pm

Erk quedó paralizado por un segundo cuando vió al emergido caer, esos monstruos eran realmente poderosos, podía sentir en su cuerpo el peso del hechizo que había lanzado, aún así no fue suficiente para acabar con el enemigo ¿acaso era muy débil? Si, pero no era el único factor en juego, sino que el enemigo también tenía un gran aguante, debido al cuerpo del joven mago no podía conjurar demasiados hechizos iguales a ese, ya que quedaría exhausto. Las palabras de su maestro lo calmaron, poco a poco Erk empezó a respirar más lenta mente, cambiando el estado agitado en el que se encontraba, al cabo de medio minuto su respiración volvió a su curso normal, una vez calmado dijo: -Se lo diré de nuevo maestro... Lamento haberlo desobedecido.- Hizo una pequeña pausa, no era fácil lo que estaba por decir, ya que quizás iría en contra de los deseos de Pent -Me temo que no puedo retirarme del campo de batalla aún con la situación bajo control, haré mi mejor esfuerzo para protegerlo también a usted Lord Pent... Además... Esto puede sonar egoísta pero... Me alivia que mi primera batalla real no sea contra humanos.- Dijo esperando que el noble esté de acuerdo con él, realmente estaba aliviado de no tener que luchar contra otros humanos, ya que no tendría el pesar de quitar una vida, o si solo la dejaba fuera de combate, todavía cabía la posibilidad de que la magia haya sido demasiado para la persona y quedara gravemente herida.

Empezó a caminar detrás de su maestro, atento a todo su alrededor, aunque probablemente no era necesario que gastara tanta energía en prestar atención, sin embargo por ser su primera batalla debía ser lo más precavido que pudiese, un emergido se les cruzó de repente, Pent ordenó a su discípulo conjurar después de él, y así lo hizo, luego de la ráfaga de viento, Erk levantó su mano derecha hacia arriba generando una bola de fuego y  luego la arrojó hacia el enemigo, haciendo que este pierda el equilibrio y empezara a caer hacia atrás, pero antes de que tocara el piso, uno de los soldados Etrurianos le clavó una lanza en el pecho, haciendo que el emergido quedara fuera de combate.

-No tiene sentido ¿Por qué vienen de a pocos?- Dijo mirando a su maestro, esperando que él tuviera la respuesta, Erk él poco conocimiento bélico que poseía eran algunos pocos párrafos de algunos libros que había leído, en las cuales simplemente explicaban la estrategia, pero no todo el razonamiento que conlleva formarla, como en el caso de "La leyenda de los Ocho Héroes", sentía curiosidad por el tema, pero no se animaba a decirlo, ya que probablemente Pent no le había dado libros que hablaran de ello porque prefería enseñarle otras cosas.

Un emergido más apareció frente a los magos, Erk no dudo en atacarlo, intentó no hacer un ataque demasiado fuerte, ya tenía en cuenta que también estaba su maestro allí y los demás soldados también lucharían, desgraciadamente el hechizo fue demasiado débil, apenas le provocó unos rasguños al enemigos -¿Por qué me cuesta tanto encontrar un punto medio?- Murmuró antes de lanzar otra bola de fuego, esta más fuerte que la anterior -Bien eso está un poco más cerca, pero debo usar menos magia.-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Sage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Elfire [4]
Tomo de tornado [2]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [1]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Invitado el Vie Oct 28, 2016 1:19 pm

El maestro no quiso ser demasiado duro regañando al alumno. Por lo que veía, estaba convencido de que de verdad lo sentía. Se mantuvo cerca del joven cuando le explicó lo que le explicó. Estaba a punto de insistir en el asunto cuando escuchó lo último que salió de sus labios y no pudo evitar darle un suave abrazo. En cierto sentido, había que agradecer a los emergidos por no dar una pésima experiencia a Erk de lo que es la guerra y alas batallas.

Erk, tienes absolutamente toda la razón… ―suspiró―. Muy bien, hagamos una cosa ―se separó―. Te evaluaré: si veo que eres capaz de hacer las cosas bien, te permitiré venir con nosotros a la batalla. Si no, volverás a casa con Louise. Dicho esto… Te cubriré las espaldas, así que no te preocupes. Sé que puedes hacerlo siempre y cuando estés tranquilo. Y recuerda: no pienses en eliminar objetivos, sino en proteger a tus aliados, ¿de acuerdo?

Y partieron, combatiendo contra un emergido y siendo asistidos por un soldado etruriano. Pent se acercó al soldado antes de volver a su alumno, confirmando la situación de que, efectivamente, eran exploradores. Sonrió cuando vio que su alumno estaba siguiendo el problema que había. Como esperaba, Erk era muy listo.

Esto es una avanzadilla. La tropa principal ahora mismo está enfrentándose a otros soldados más adelante. Serán exploradores para después informar de las tropas que hay aquí. Debemos darnos prisa y eliminarlos para unirnos a la tropa principal.

Mientras siguió dando instrucciones, notó como su alumno había realizado un nuevo conjuro y llamó rápido al soldado en cuestión para que les apoyase. El combate entre la lanza, el fuego y el viento, lograron eliminar a ese nuevo emergido sin problema. Pent, entonces, se dirigió de nuevo al soldado.

Eliminad a todos los exploradores cuanto antes. No os separéis, solo son unos pocos. Que no escape ninguno de ellos ―el soldado se fue y entonces volvió a su alumno―. Espero que esto te sirva de experiencia, Erk. Vamos a ver si pillamos a algún otro enemigo con el que practicar. Tómate tu tiempo y sé mi apoyo, ¿de acuerdo?

Estuvieron explorando y más emergidos estaban ahí, combatiendo con los soldados y cayendo. Pent asistó a los soldados hasta que ya habían eliminado a los exploradores. Probablemente decidiese llevar a su alumno hasta la primera línea, siempre bajo su constante protección. Él mismo sabía que si Erk quería dominar la magia, debía practicar en un combate real. Y, con esa idea en mente, se volvió a dirigir a las tropas.

¡Replegaos! Avanzaremos ahora mismo. Si el enemigo ha llegado hasta aquí, eso solo significa que las tropas que nos esperan nos necesitan más que nunca.

Mientras esperaba a que los soldados se preparasen para partir, Pent se dirigió a Erk y se agachó para estar a su altura. No importaba la situación, se mantenía sonriendo para tranquilizarlo siempre, pero en este caso, la sonrisa fue cambiándose poco a poco en una cara más seria.

Erk, personalmente creo que tienes la capacidad para estar en el campo de batalla siempre y cuando te quedes a mi lado. Sin embargo, tengo que advertirte de lo siguiente ―fue con esa frase que pasó de estar sonriente a más serio―. Probablemente en el campo de batalla haya muchos cadáveres. Gente muerta ―se quedó unos segundos en silencio―. Personalmente, preferiría que no vieras eso. Todavía eres demasiado joven. Sin embargo… Si quieres ir, no te detendré siempre y cuando cumplas la condición de estar a mi lado. No sabría qué cara poner a tu madre si algo te pasase. Así que prométemelo, ¿de acuerdo?

Pent intentaba mostrarse tranquilo, aunque serio. Sin embargo, estaba muy asustado con lo que podría pasarle a Erk. Al margen de lo que su madre podría decir, al mismo noble le asustaba la idea de perder a su alumno. Si Erk no era capaz de mantener su palabra… Entonces no podría llevarle allí, por mucho que el joven quisiera.

Si estás de acuerdo con estas condiciones, entonces quédate a mi lado. Partiremos en breve

OFF:
Puedes poner en el post el avance a las tropas de los emergidos. Si quieres, puedes no llegar hasta donde la batalla y centrarte en el campo de batalla por el pobre Erk que acabará con trauma (?)
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Erk el Mar Nov 01, 2016 5:18 pm

Al sentir el abrazo de su maestro a Erk lo inundó la paz, sentía seguridad junto a él ya que dijo que le cubriría las espaldas sin embargo, el noble advirtió que si no era capaz de hacer las cosas bien se podría quedar sino debería volver con Lady Louise, a todo esto el joven mago asintió y se preparó para dar todo de sí.

Pent empezó a dar órdenes a todos los soldados para que avancen, primero debían eliminar a todos los "exploradores" que, por lo que había entendido Erk hasta el momento, si alguno escapaba el enemigo tendría información escencial para obtener ventajas -Si- respondió el joven mago ante lo que había dicho su maestro. Empezaron a hacer un reconocimiento en el campamento, había emergidos aun combatiendo con otros soldados cuando veían alguno de estos casos, Erk lanzaba un hechizo para ayudar a Lord Pent así, de esta forma ninguno de los dos debería usar una cantidad demasiado grande de magia y harían más daño al enemigo sin problemas mayores.

Finalmente el noble dio la orden definitiva, se irían hacia el campo de batalla Erk solo esperaba que le diera su aprobación, en un momento, Pent se dirigió a su discípulo, se agachó a su altura sonriendo y parecía que estaba por decir algo, Erk por su parte, pensó que ese "algo" sería que volviera a casa aún no estaba listo pero, al escuchar a su maestro se sorprendió.

Primero se alegró de que reconozca su capacidad ya que eso implicaba que lo reconocía como mago. Desafortunadamente esa alegría no duró mucho, era cierto, en el campo de batalla vería gente muerta no sería fácil estar allí, sin embargo, no podía volverse atrás después de todo, de alguna manera debía proteger a Lord Pent si encontraba cadáveres en el campo de batalla, el de su maestro no sería uno y se aseguraría de ello, quizás un pensamiento demasiado arrogante para un mago novato quién aún tiene mucho que aprender, algo definitivamente poco común en Erk y que no volvería a pasar, por lo menos no después de lo que vería allí.

Decidido Erk dijo: -Estoy de acuerdo con lo que propone maestro, me quedaré a su lado pero... Tengo una pregunta que... quizás es un poco tonta porque los emergidos deben ser más resistentes que los humanos y al final... Los soldados caigan debido a la falta de resistencia y... No creo que esto suceda pero no puedo evitar preguntar ¿No están mandando soldados novatos verdad? Mi... Mi caso es diferente porque yo vine además no tengo que estar directamente en frente de un emergido pero los que combaten cuerpo a cuerpo... ¿Son... Son soldados experimentados?- Erk temía por la posición del ejército ya que, si había soldados sin experiencia en el campo de batalla implicaba que Etruria estaba en problemas.

De la misma manera que relataba un libro que había leído, de un rey que en una guerra contra otro país perdió tantos guerreros que hasta empezó a mandar a todos sus súbditos al campo de batalla, este no sería el caso de Etruria sin embargo, al mandar soldados novatos no estaría muy lejos de lo que hizo el rey.

No mucho tiempo después partieron hacia la batalla, Erk se encontraba nervioso pero seguro hasta el momento porque su maestro estaba junto a él. Todo cambió cuando empezaron a ver retos de la batalla, no eran muchos cuerpos pero para alguien que nunca vio un muerto en su vida es algo impactante, a pesar de todo esto Erk conservaba la compostura, al parecer la batalla había empezado allí y los soldados Etrurianos la fueron desplazando, a medida que avanzaban se veían más y más cadáveres.

Empezaba a costarle estar tranquilo Erk tomó con fuerza su tomo, estaba temblando mirando hacia todos lados buscando algún enemigo que se acercara para atacar, no era bueno permanecer así ya que perdería el control sobre su magia, caminando atrás de pent casi para esconderse seguían hacia el campo de batalla, estaban muy cerca ya cuando vieron a un clérigo correr asustado hacia ellos pidiendo ayuda, los soldados del frente corrieron a socorrerlo sin embargo, aún estaban lejos del clérigo quien no duró mucho tiempo más con vida porque un jinete emergido estaba persiguiéndolo y cuando lo alcanzó, con un solo sablazo en seco lo decapito.

Al ver esto Erk quedó inmóvil los próximos cinco segundos -¡NO! MALDITO DEMONIO!- Fue lo que dijo antes de correr hacia el emergido y al estar a la distancia suficiente estiró su mano derecha en dirección al enemigo mientras que con la izquierda sostenía su libro que se había abierto -¡MUERE!- Dijo mientras un círculo mágico se formaba debajo de él y una enorme cantidad de aura era liberada una gran bola de fuego fue lanzada al emergido, quién, fue calcinado completamente sin dejar ningún rastro, los soldados de alrededor quedaron impresionados ante tal demostración de poder, el joven se sentía cansado pero aún podía seguir además, ahora sí no había vuelta atrás la primera línea de emergidos podía verse a lo lejos, caminaban en dirección hacia ellos mientras que lo que quedaba del ejército de Etruria retrocedía para reencontrarse con el apoyo.

Spoiler:
Me salió un poco largo perdon xDU
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Sage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Elfire [4]
Tomo de tornado [2]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [1]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 07, 2016 4:06 pm

Una vez dadas las instrucciones y haber prevenido a su alumno, Erk hizo una pregunta bastante interesante que hizo que Pent se quedase unos segundos en silencio. Los soldados a los que iban a apoyar no eran novatos. Sin embargo, una buena parte de los refuerzos sí que carecían de experiencia real en la batalla. Por eso mismo Pent había sido enviado, para evitar el mayor número de bajas.

Te seré sincero, Erk: los soldados que están más adelante combatiendo tienen experiencia de sobra de combate. El problema radica en una buena parte de los aquí presentes, incluyéndote. Si bien tu caso es especial porque tu entrenamiento es mucho menor, existen muchos aquí presente sin experiencia real de batalla ―se agachó para estar a su nivel y esbozó una sonrisa―. Por eso mismo estoy aquí, Erk. Su majestad ha confiado en mí para esta misión. Es un inmenso honor y responsabilidad que gustosamente acepto. Haré todo lo que esté en mi mano para protegeros a todos. Así que relájate y confía en mí, ¿vale?

Tenía que mostrarse seguro, incluso si la presión en ocasiones podía con él. No podía mostrar ni un solo atisbo de inseguridad y preocupación, especialmente por los que estaban más adelante. Si perdía el frente, entones las vida que estaban a su cargo se apagarían como la llama de una vela. Esa obligación permitió que él fuese capaz de ser lo más objetivo posible con la situación que se vive.

Desgraciadamente para el mayor, uno a uno sus temores se cumplieron. Primero, cuando vio a un clérigo caer inerte y poco después su alumno eliminarlo de un único hechizo. Hubo quienes hasta vitorearon a Erk, pero Pent sabía que ese no era el nivel normal de su alumno. Todo lo contrario, lo primero que hizo fue mirarle con cierto reproche a pesar de haberlo eliminado.

¡Erk! ¡Un mago consumado domina sus recursos además de sus sortilegios! ¿Cuántas veces te lo he dicho? Anda, toma esto ―de su pequeña bolsa sacó una pócima que le acercó al mago―. Tómala y bebe. Debería reponer un poco tus fuerzas para lo que se aproxima…

Su segundo peor temor se acercaba hacia ellos. Suspiró mientras pensaba rápidamente en qué hacer y entonces se dirigió a uno de los magos. “Juntaos y canalizad vuestra magia todos juntos. Hacedlo en grupos de cuatro” Los jinetes, que ya habían vuelto, recibieron la instrucción de rescatar a los demás soldados. Por suerte, el resto de tropas de los emergidos iban a pie. Eso les ayudaría. Luego, las instrucciones dirigidas a los arqueros fueron de esperar a las tropas y que esperasen la señal de su capitán para disparar. A él no le habría importado dar la orden, pero considerando que no era su especialidad, quiso dejárselo a quien sí que sabía más del tema.

Y, entonces, el sonido de las flechas salir de los arcos se escuchó de forma repetida. Las flechas etrurianas, como una lluvia, cayeron y empezaron a reducir en gran medida los enemigos. Por otro lado, los magos, con los hechizos ya preparados, formaron una segunda ola de ataque. Pent se acercó a su alumno y recuperó la pócima que le había prestado para que la tomase, sin siquiera saber si la había llegado a tomar.

Vamos, Erk. Mantén la calma siempre en la medida de lo posible. Será difícil, pero debes lograrlo.

Los jinetes cargaron después y fue entonces cuando ya las tropas se juntaron para hacer frente a los emergidos salvo los heridos que rescataron, quienes habían sido destinados a la retaguardia para cuidado médico. Y ahí es donde estaban Pent y su alumno, para protegerlos.

Nuestra misión será evitar que se acerquen emergidos aquí… Como ese ―y con unas pocas palabras una onda de viento se dirigió a un emergido con un hacha que lo tumbó al suelo, pero no pudo eliminarlo―. Tendremos el apoyo de otros magos, así que no te preocupes. Si te encuentras mal, entonces retírate a recuperarte y reincorpórate. ¿Recibido, Erk?

En estos momentos no le quedaba otra salvo actuar como su cargo pedía y tomar decisiones al mismo tiempo que salvaba a los que podía. Por suerte, la maniobra de antes redujo en buena medida el número de los emergidos. Pent agradeció mucho la velocidad de preparación de los arqueros. Sin ellos, toda esta batalla sería mucho más dura de lo que ya era.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Erk el Mar Nov 08, 2016 2:58 pm

Escuchó a su maestro decir "¡Un mago consumado domina sus recursos además de sus sortilegios!" En ese momento no esperaba que esa oración, ese reproche se convertiría en una costumbre si es que ya no lo era, Erk se encontraba algo agitado su corazón latía más rápido de lo que jamás lo había hecho y el cansancio por haber usado tanta magia era devastador tal que si fuera otro momento ya hubiera caído, pero este no era el caso, la adrenalina lo había invadido el deseo de exterminar aquellos enemigos de ojos rojos que solo traen muerte y devastación le daba fuerzas.

Tomó con sus manos la pócima que Pent le había entregado, quedó mirándola por unos segundos -no la necesito, puede que otro si... Mejor no beberla.- Murmuró, su maestro se había ido a dar unas ordenes al ejército luego volvió a recoger lo que le había entregado.

¿Mantener la calma? Estaba calmado además una lluvia de flechas había reducido a los emergidos eso era buena señal, los jinetes empezaron a avanzar hacia los enemigos mientras que los heridos se acercaban hacia donde estaban los magos para ser atendidos, el joven aún se encontraba estático en su posición no había dado un paso después del ataque. Su maestro empezó a hablar de una misión que consistía en no dejar que los emergidos se acerquen, Erk miró a su alrededor y vio a los heridos eso hizo que vuelva en sí o por lo menos una parte de él sentía que debía protegerlos aunque la otra parte le decía que debía eliminar a todo el que no sea humano.

Un emergido fue tumbado gracias a la magia de viento de Pent y casi como un reflejo Erk lanzó una bola de fuego para terminar de eliminarlo, eran pocos los emergidos que pasaban a los jinetes y estos eran eliminados al instante casi cada uno de los que caía era golpeado por lo menos una vez por el joven mago, sus ataques no eran nada débiles estaba preparado para volver a escuchar el reproche de su maestro luego de probablemente despertar del estado en el que acabaría cuando la batalla termine y el nivel de adrenalina baje o eso es lo que pensaba.

A medida que la batalla avanzaba Erk ya sentía el cansancio su cuerpo estaba a punto de desfallecer había usado casi toda la magia que tenía su cuerpo, cosa poco común ya que un mago se siente débil aun teniendo más de la mitad de magia contenida, su vista se ponía borrosa poco a poco el último conjuro que intento fue un completo fallo, cuando el joven mago lanzó la bola de fuego esta explotó casi instantáneamente después de ser disparada, empujando a Erk hacia atrás no llegó a desmayarse pero el cansancio lo durmió, afortunadamente a su derecha había un mago que se percató de la situación de Erk por lo que pudo correrse a tiempo.

Erk no estuvo dormido mucho tiempo, quizás fueron unos dos minutos pero en esos dos minutos sintió algo extraño no sabría si fuera un sueño o una visión pero veía a su madre con él de bebe quizás tenía unos dos años, un hombre bien vestido con una espada adornada en su cintura y de cabello morado no llevaba armadura, sus ropas eran ceremoniales quizás ¿era noble? ¿Por qué su madre conocía un noble? No era tan parecido a Erk salvo por el cabello y la cara de cansancio por no dormir bien -He de irme, cuida de este país y tu madre.- Dijo el hombre, Erk intentó alcanzarlo pero cuando logró tocarlo su mano lo atravesó es como si fuera un fantasma. De repente empezó a escuchar su nombre, alguien estaba llamándolo bruscamente abrió los ojos estaba en el campo de batalla y sentía un gran dolor de cabeza además del cansancio corporal se sentía confundido por el sueño que además no lograba recordar del todo "Proteger este país" eso era lo que debía hacer y lo que entendía del sueño, quizás era el único significado que este tenía -protegeré este país.- Dijo mientras se paraba con dificultad.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Sage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Elfire [4]
Tomo de tornado [2]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [1]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 16, 2016 4:29 pm

Pent no se percató de que su alumno había decidido no beber de lo que le había dado. Estaba demasiado ocupado haciendo frente a los enemigos como para centrarse en eso, por no mencionar que confiaba en el juicio de Erk. No creía que el más joven podría no aceptar el consejo del mayor, especialmente cuando solo pensaba en su bien. Además, el hecho de que la batalla continuaba implicaba que hubiese demasiadas cosas en las que debía estar atento. La más importante de ellas proteger a los sanadores.

Sin embargo, un rato después, pasó lo que tenía que pasar: Erk pareció haber perdido el conocimiento por no haber bebido lo que le dijo su maestro. Pent, por su parte, que no comprendía en absoluto el motivo, pensó en lo peor y, tras tomar su frasco y observar el interior, se dio cuenta de lo que pasó. Luego iba a tener una buena conversación con su alumno y su necesidad de hacer las cosas por sí mismo.

El combate continuó y con cierta dificultad, Pent junto con otros magos hicieron frente a los emergidos que intentaban eliminar a los curanderos. Los soldados que salían de la tienda, ya recuperados, se unieron al combate durante ese lapso de tiempo que pasó desde que Erk se retiró y volvió al campo de batalla. Nada más verlo, el maestro fue hacia él y se interpuso en el camino del alumno.

No vas a hacer nada de eso, jovencito―dijo―. Bebe esto. Es una orden ―le volvió a dar el frasco―. Y que sea la última vez que haces algo tan arriesgado, Erk. ¡Podrías haberte matado si no hubieses recibido ayuda! Toma eso y descansa. Nosotros nos haremos cargo hasta entonces. Tomátelo ―repitió, antes de volver a la batalla.

Y, tras conjurar pequeñas dagas con el viento, Pent atacó a otro emergido más. No podía negarlo. Estaba agotado, pero sabía dónde estaba su límite. Tanta experiencia combatiendo le decía que podía seguir unos diez minutos más sin descansar usando magia, incluso si tuviese que reducir un poco más la potencia de sus hechizos para que los emergidos cayesen con tres impactos en lugar de dos. Lo único malo era que algunos eran un tanto rápidos. Como por ejemplo aquel mirmidón con una espada que con un diestro movimiento logró hacer un corte en el brazo al General Mago. Por suerte, aquello no fue a más, pues los otros magos se encargaron de protegerle. Pent intentó que no se notase el dolor que sentía a medida que la sangre, aunque lentamente, goteaba desde su brazo hábil y manchada la portada de su libro.

Necesito un informe de cuántos emergidos quedan. Según mi estimación, no deberían quedar demasiados.

¡Recibido! Pero, General, ¿no cree que debería dejar que atendiesen sus heridas?

Esto no es nada ―dijo, restándole importancia―. Todavía puedo combatir. ¿Qué clase de líder sería si me retirase a la mínima herida? El informe es mucho más importante.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Erk el Lun Nov 21, 2016 5:16 pm

Pent se acercó a su discípulo para reprenderlo de una manera muy dura aunque, Erk no lo entendía del todo por su estado actual aunque la voz del noble estaba cerca él la escuchaba como si estuviera muy lejos, agarró el frasco que estaba en frente suyo y lo bebió.

En la mente del mago resonaban las palabras de su maestro "que sea la última vez que haces algo tan arriesgado, Erk. ¡Podrías haberte matado si no hubieses recibido ayuda!" "¿Por qué dice eso maestro? Sigo vivo, no lo entiendo" para el joven era simple aún estaba con vida y lo habían ayudado no tenía sentido pensar en lo que hubiera podido pasar, fácilmente se puede notar que el joven de cabello violeta no estaba en sus cabales ni tampoco pensaba claramente, en su interior había una gran batalla porque quería seguir luchando pero no deseaba ir contra las ordenes de Lord Pent.

Poco a poco su mente se iba aclarando y sus fuerzas volvían gracias a la pócima que le había dado su maestro, luego de un tiempo sus pensamientos se aclaraban haciendo que vuelva a ser él o bueno, volvía a ser Erk pero con el trauma del campo de batalla adquirido empezó a mirar a su alrededor notó que no había dado un solo paso desde que tomó del frasco, sentía un vacío en sus recuerdos porque aquel sueño que tuvo se borraba poco a poco de su memoria dejando un espacio en blanco donde lo único que no se borró fue el deseo de proteger a Etruria y por ende a su madre.

Proteger Etruria era una tarea muy importante demasiado como para que un niño la quisiera llevar, pero lo que más le inquietaba a Erk era lo que pasaría si en lugar de defenderla de emergidos los humanos eran los que atacaban ¿podría luchar de igual manera? No es que lo que hizo hasta el momento haya estado bien, después de todo hubiera sido mejor que se lo tomara con calma y administrara bien su poder es decir, que pudiera luchar con la mente fría por más que no sea una tarea fácil o posible para alguien que estaba en su primera batalla con el tiempo tenía que intentar lograrlo de lo contrario por más que ganara la confrontación saldría perdiendo. "¿Soy capaz de atacar a otra persona?" Se preguntaba el joven mago, si no era capaz entonces ¿cómo podría defender Etruria? Todas sus dudas se desvanecieron ver cómo un emergido dañaba a su maestro "si amenazan a quienes aprecio sin importar cuál sea la manera los detendré, sean emergidos o no" fue la conclusión a la que llegó Erk luego de sentir un gran enojo hacia el que había cortado a Lord Pent, no importaba que fuera solo si era enemigo o no.

Luego de ver la poca importancia que su maestro le daba a su herida no pudo seguir parado en el mismo lugar, si no terminaban la batalla el noble no se haría tratar su herida por lo que finalmente Erk tomo la decisión de seguir luchando, se puso juntó a su maestro y dijo: -Debería dar el ejemplo por lo menos maestro, no se ha puesto a pensar que quizás aprendí de usted a luchar hasta no poder más.- No lo dijo en serio pero era la perfecta excusa para seguir luchando, podía seguir ahora que había recuperado fuerzas pero tendría cuidado para no derrochar magia cómo la última vez lo bueno de que hubiera cometido ese error es que no lo volvería a hacer y estuvo Pent cerca para socorrerlo, quizás si su primera batalla hubiera sido él con otros desconocidos el trauma sería mayor.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Sage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Elfire [4]
Tomo de tornado [2]
Báculo de Heal [2]
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [1]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 19, 2017 9:51 pm

Tema cerrado. 80G a Erk.

Erk ha gastado un uso de su tomo de Fuego.

Erk obtiene +2 EXP. Gracias a esto, obtiene también un nuevo skill de la rama Mage:

Mancomunidad - Permite a dos o más magos, si se encuentran juntos, combinar su magia para amplificarla enormemente, aún si esta es de distintos elementos, generando un ataque combinado capaz de atacar grupos enteros de enemigos a la vez. Sólo se necesita que uno de los magos posea Mancomunidad para poder atacar en grupo. El ataque ocupa sólo el turno del mago que activó Mancomunidad.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3197


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Emergidos a la vista! [Priv. Erk] [Flashback]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.