Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 18, 2016 9:50 pm

Era el tercer día que permanecía en Sindhu, la hospitalidad de los habitantes era muy buena, al mediodía debería ir hacia el puesto donde, días atrás compro ese delicioso pastel con sabor a limón, para aprender a prepararlo. Erk se había despertado con muchas energías, disfrutaba estar allí, los días anteriores se los había pasado en la biblioteca, realmente había sido genial estar allí, la cantidad de libros de distintos tipos que había en ese lugar era increíble, cada vez que pisaba esa biblioteca podía sentir que tocaba el cielo, sin embargo no todo el conocimiento está en la biblioteca, para aprender y poner en práctica otras cosas también había que salir al exterior.

Aún faltaba tiempo para el mediodía, por lo que fue al palacio real, al verlo quedó impresionado por su gran belleza, una era de igual magnitud o mayor que la de la universidad, habló con uno de los guardias preguntando qué tendría que hacer para poder hablar con la duquesa, este le preguntó cuál era el motivo por el que quería hablar con ella -Soy Erk un mago de Etruria, deseo entrar a la universidad... Por ello deseo hablar con la duquesa en la medida de lo posible, estaré aquí cuatro días más, agradeceré que sea en ese rango de tiempo.- El guardia asintió y le pidió al joven mago que esperara un momento, el soldado entró al palacio, luego de unos minutos el hombre salió y se dirigió a Erk para decirle que volviera al día siguiente a la misma hora, tendría una audiencia con la duquesa -Muchas gracias, hasta luego.- Dijo el mago antes de dar la vuelta y retirarse.

Ya era casi mediodía, por lo que el mago se dirigió al puesto para aprender a hacer el pastel de limón, esto le llevó casi toda la tarde, debido a que Erk no acostumbraba a cocinar. Al final de la tarde ya había aprendido a hacer el pastel de limón casi igual que el hombre que los vendía, había pequeños detalles pero que según las palabras del panadero, con la práctica se irían corrigiendo esos pequeños detalles y en algún momento, sin no deja de practicar obtendría un postre perfecto, palabras que el joven mago tomó con mucho cuidado, ya que si bien era consciente de que, luego de mucha práctica podría alcanzar el nivel de aquel delicioso postre que había comido antes, obtener el postre perfecto era demasiado decir, siempre se puede mejorar, aún cuando el postre pareciera perfecto, existiría alguna manera de hacer que su sabor mejore.

Erk ya al anochecer, fue a la habitación en la cual se estaba quedando y para variar, durmió temprano para estar bien despierto al día siguiente cuando vea a la duquesa. Al día siguiente se levantó temprano por la mañana, para desayunar y estar listo para su audiencia, era un día lindo, aún más que los anteriores, porque, si bien el sol brillaba en su máximo esplendor, el calor no se sentía demasiado gracias al viento que corría.

Salió del lugar en donde se estaba quedando y empezó a caminar en dirección al palacio, al principio caminaba tranquilo, pero a medida que se acercaba más al palacio real su corazón se aceleraba cada vez más, al estar frente a su lugar de destino casi no se podía mover, respiró hondo algunas veces para calmarse y se acercó al mismo guardia con el que habló el día anterior -Vengo por la audiencia con la duquesa.- Dijo aún un poco nervioso, no sabía qué clase de persona sería ella, tenía la sensación de que probablemente sería alguien agradable, después de todo la gente lo era, no se puede tener un pueblo tan bueno con un soberano malo, el guardia le pidió que lo siguiera, Erk respiró hondo nuevamente y siguió al guardia ansioso por ver a la duquesa de Sindhu.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Sissi el Jue Nov 17, 2016 9:03 am

Sissi estaba agotada, aunque eso era un eufemismo muy grande. El estrés y la preocupación por la situación de Hatari le impedían dormir incluso las pocas horas en las que era capaz de conciliar el sueño. Sus días eran largos y carecían de apenas tiempo para nada salvo para comidas frugales, reuniones rápidas y viajes continuos alrededor de Hatari para expulsar a los emergidos de sus tierras. La tremenda invasión de su país les había tomado por sorpresa a todos: nadie hubiera previsto que los Emergidos migrarían masivamente de un país a otro al verse atacados por las fuerzas militares que deseaban exterminarles, pero que no lo lograban hacer del todo. Los Emergidos seguían reproduciéndose como esporas. Por cada uno que eliminaban aparecían diez más. Y por esos diez, morían muchos soldados de Sindhu cuyas vidas no podían ser recuperadas.

Se preguntaba hasta qué extremo la gente era consciente de que estaban librando una guerra de desgaste, donde no iba a triunfar el más poderoso, sino aquel capaz de resistir más que nadie. La gente de Hatari estaba acostumbrada a sobrevivir el clima extremo del desierto, con sus largas ausencias de lluvia y sus comunes tormentas de arena. Al mismo tiempo, Sindhu llevaba cientos de años centrándose en la defensa de sus tierras y su amada población; de no ser por estos factores, los muros de la Ciudad Redonda hacía mucho que habrían caído. Cada día debían tapar agujeros y repeler las hordas de enemigos que continuamente amenazaban la seguridad. Estaba prohibido para los civiles el salir al exterior. Los comerciantes, que poco a poco se abrían paso en un competitivo mercado internacional, iban siempre rodeados de una fuerte milicia, aunque había ocasiones que incluso eso no era suficiente.

Las tierras alrededor de Sindhu habían sido asoladas por los Emergidos: los cultivos quemados, las casas de los agricultores arrasadas. Sin la continua presencia del río en la ciudad, fuente de agua limpia para consumo humano y vegetal,  no solo hubieran sido víctimas de los emergidos, sino de su propia incapacidad para adquirir provisiones. Sin embargo, la estructura de la ciudad, con sus canales y sus grandes zonas verdes, habían salvado a los ciudadanos y refugiados del hambre y la sed. Cada rincón se empleaba para algo que pudiera servir para luchar, o como contra-ofensiva.  A veces parecía que los Emergidos querían asediar la ciudad, pero después se retiraban y planeaban nuevas estrategias de ataque que se solían parecer a otras empleadas con anterioridad. Sin embargo, y aunque los seres abominables que plagaban sus tierras carecían de intelecto o el don del habla, Sissi no subestimaba sus capacidades.

No había que ser demasiado inteligente para saber que Sindhu sobrevivía por la presencia del río. Sin agua, toda vida estaba destinaba a desaparecer del mapa. Temía el día en el que se les ocurriera desviar su curso o cortar el canal. Sus oficiales le habían asegurado que eso era impensable, que los emergidos no tenían tal capacidad de razonamiento. Pero la duquesa les había instado igualmente a tomar medidas preventivas, a proteger los núcleos débiles de la Ciudad Redonda, como las puertas, el puente, o la presa que permitía a las aguas dulces llenar los canales de Sindhu. Papeles y mapas de todas esas decisiones adornaban su despacho. En las últimas semanas se había ido llenando cada espacio posible con papiros de estrategias, libros y cartas. El impoluto lugar de siempre ya no existía, pues Sissi no había tenido tiempo ni de organizarse, ni de preguntarle a Yrumir si podía ordenarle cada cosa. Cada uno de sus más allegados amigos estaba terriblemente ocupado: ya fuera con campañas por todo Hatari, o con labores de su cargo.

Y a pesar de que las horas corrían en su contra, había ciertas obligaciones que eran imprescindibles en su cargo como Duquesa. Si bien deseaba ver libre la tierra de emergidos cuanto antes, no podía dedicarse en exclusividad a salir de los muros de la Ciudad a combatir. Debía prestar atención a las relaciones diplomáticas que llevaba a cabo Sindhu, entre las que se encontraba la reciente apertura de la Universidad para ciudadanos extranjeros. Había sido una decisión tomada entre la Canciller de la Universidad, diferentes profesores, y ella, para mejorar relaciones y extender al mundo la fuerte cultura intelectual que era uno de los ejes centrales del Ducado. Iban poco a poco con ello, pues aún no podían asegurar la completa seguridad de los estudiantes dentro de Sindhu, pero esperaban que a medida que limpiaban Hatari de Emergidos, mayor número de estudiantes forasteros llegaran allí.

Erk era el primero que había expresado interés en el acuerdo, y Sissi no podía tener más curiosidad y emoción en conocerle. Que Seraphiel le hubiera hablado tan bien de él, un beorc, la había sorprendido tanto que había decido ser ella misma la que revisara su posible entrada en la Universidad. Debía hablar ella misma con el muchacho tan especial que parecía ser. En ese instante estaba aguardándole en su despacho, pero en vez de estar en el escritorio, había predispuesto una mesa baja de té con varios asientos a su alrededor. En la superficie descansaban los documentos que acreditarían al muchacho las clases a su elección y le matricularía como un nuevo estudiante. A su lado, una tetera que desprendía un olor floral humeaba a la espera de ser servida en la vajilla de fina porcelana blanca y dorada que había frente a los sillones.

Un par de llamadas a la puerta le indicaron que su invitado acababa de llegar. Con un suave “adelante”, el guardia abrió los portones y anunció la presencia del joven mago: Mi Duquesa, le traigo al joven mago de Etruria que ayer solicitó una audiencia con usted.

- Muchas gracias, Navil. – le agradeció con sinceridad, a lo que el soldado hizo una reverencia y salió de la habitación. Sissi se volvió hacia Erk, sus ojos dorados brillantes a pesar de que se notaba que estaba cansada. Una sonrisa asomó a sus labios cuando hizo un suave asentimiento con la cabeza y juntó ambas manos en posición de rezo. Así se saludaba en Sindhu a los nuevos conocidos. – Bienvenido, Erk de Etruria. Yo soy Sissi, Duquesa de Sindhu y Protectora de Hatari. Por favor, acompáñeme junto a la mesa. Creo que tenemos muchas cosas que las que hablar. – Le hizo una seña para que se sentara en la mullida silla libre, frente a la suya, en la que ya se había aposentado. – Pero antes, ¿Cómo ha encontrado su estancia en Sindhu? El Embajador Seraphiel tenía palabras interesantes que decir sobre usted. Créame cuando le digo que es extraño, pero agradable, que sea capaz de decirlas de un beorc. Ha debido de causar una muy buena impresión en mi querido amigo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Chrom Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Zephiel Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Piedra%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Fy4uE7I

Gold :
6212


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 22, 2016 1:16 pm

El soldado que lo había escoltado llamó a la puerta de la habitación donde estaba la duquesa, al escuchar la voz de la dama su corazón se aceleró y él quedó inmóvil por unos segundos finalmente su oportunidad había llegado hizo una reverencia imitando al que lo había escoltado hasta allí -Buen día duquesa muchas gracias por recibirme... Con permiso- Dijo Erk antes de entrar a la habitación.

La duquesa le dio la bienvenida luego se presentó e invitó al mago a sentarse en la silla que estaba frente a ella junto a una mesa, sobre ella había una tetera que desprendía un bello aroma que inundaba la habitación también había unas finas tazas de color blanco y dorado, el joven de cabello violeta aceptó la invitación de la dama, al sentarse levantó la vista para mirar los ojos de su anfitriona los cuales cautivarían a cualquiera que los mirase directamente por su belleza, mostraban lo amable que ella era, también lo mucho que se esforzaba por proteger todo Sindhu. Luego de observarla Erk se sintió importante entonces sonrió porque, en lugar de descansar cosa que probablemente le hacía falta se tomó su tiempo para recibirlo a él, no era nadie importante ni tampoco tenía nada de valor además de su inteligencia pero nada que pudiera dar a cambio, no tenía dinero ni tampoco influencia política de ningún tipo.

Su sonrisa se hizo más grande cuando escuchó que Seraphiel había hablado bien de él, era bueno saber que a la garza también le agradaba Erk, luego de haber escuchado eso el joven se tranquilizó porque la duquesa ya tenía un buen concepto de él por lo que podía ser el de siempre sin tener que preocuparse de no agradarle a quién estaba en frente. -Mi estadía en Sindhu fue muy agradable, me gustaría felicitarla aunque no encuentro la razón adecuada... Creo que la respuesta correcta es por mantener todo esto en pie siendo que el mundo está lleno de guerras que parecen interminables. Estar aquí es como vivir un sueño o por lo menos lo ha sido durante mi estadía aquí, no se me suele dar muy bien hablar con otras personas pero en Sindhu es diferente todos son muy amables un hombre hasta me enseñó cómo hacer un delicioso pastel de limón.- Acababa de decirle todo lo que pensaba, era la primera vez que tenía este tipo de conversación por lo que no sabía exactamente hacia donde tendría que llevarla, tenía la duda de si primero debería presentarse adecuadamente o si sacar el tema de La Universidad e ir directo al grano.

Los pensamientos de Erk fueron interrumpidos al darse cuenta de que aún no se había presentado, esa era una falta de educación muy grave el joven mago cerró los ojos y bajó la cabeza -Le pido disculpas por mi falta de educación duquesa, ya escuchó de mi pero... Soy Erk mago de Etruria discípulo de Lord Pent de Reglay.- Dijo casi gritando pero al darse cuenta de que había gritado debía disculparse nuevamente además tendría que aclarar el estado entre él y su maestro que aunque Pent siempre sería su maestro no estaba seguro de si se podría seguir llamándose discípulo -Discúlpeme nuevamente por haber gritado no... No era mi intención, además tengo que aclararle que hace un tiempo me marche de la casa de mi maestro para intentar en algún momento poder alcanzar sus talones es por eso que estoy aquí, buscando ser más fuerte y sabio para poder ser digno de sus enseñanzas.- Esta vez hablo con un tono más bajo pero continuaba con la cabeza baja, temía mirar a la duques o no, no temía mirarla sino que tenía miedo de ver decepción en sus ojos además sin quererlo había sacado indirectamente el tema de La Universidad, pero por más que en ese momento deseara salir corriendo debía ser fuerte y hacer todo lo que estaba a su alcance para que lo dejaran estudiar tenía una gran oportunidad en frente y bajo ninguna circunstancia la abandonaría.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Sissi el Jue Dic 08, 2016 10:40 am

Sissi escuchó con educación, y cierta mirada curiosa, todo lo que Erk decía. Sentía un tremendo interés por el muchacho extranjero. No había conocido a mucha gente de fuera de Hatari aún, y los sureños se le antojaban como personas fascinantes y complejas. Se preguntaba qué cosas tendrían en común, que cosas les diferenciarían. Aún no había podido viajar fuera de su Ducado, cuya situación era tan delicada, pero ya tenía planes para hacer varias visitas diplomáticos con algunos líderes y nobles con los que comenzaba a mantener correspondencia. Debía ir a Etruria en algún momento, aunque en las circunstancias en las que se encontraba sería imposible, pues el recorrido era demasiado largo y prefería estar en Sindhu hasta que la situación con los Emergidos se calmara.

- Realmente no soy digna de sus felicitaciones. – comenzó a decirle con suavidad y verdadera humildad.- Los que más se merecen sus palabras es el pueblo, son ellos los que mantienen Sindhu en pie. Cada uno hace lo que puede y lo que mejor se le da, para el bien de la comunidad, en especial ahora. Yo sola no podría haber hecho nada, pero si mi pueblo decide ir junto a mi, tengo la fuerza suficiente. El ejército nos protege, y aunque yo también salgo a luchar contra los ejércitos enemigos de vez en cuando, ellos son los verdaderos héroes aquí. Los estudiantes descubren cada vez nuevos métodos de defensa para ayudar, ellos también son dignos de admiración. En el fondo mi papel es minúsculo si se compara con el trabajo tan duro que hacen todos los demás. – le sonrió de forma honesta, sus mejillas sonrojadas al hablar de la fuerza de su gente, y su pecho hinchado con orgullo.

Omitió hablar de la precaria situación en la que el Ducado se encontraba, porque no ganaba nada generando dudas y miedos en el muchacho. La Duquesa y su gabinete eran los que debían cargar con las preocupaciones y encontrar soluciones para ellas. La labor de las personas más jóvenes era disfrutar al máximo, aprender para poder ayudar en el futuro, y adquirir experiencias que les hicieran crecer como personas. Los adultos serían los que se harían cargo de la situación. Además, Erk era un extranjero en una visita por motivos de estudio, no para resolver los asuntos de Sindhu con los que ella ya estaba lidiando.

Se inclinó un poco sobre la mesa y sirvió dos tazas del té negro. Una se la colocó a Erk en su lado del mueble y le dejó cerca una pequeña jarra con leche, un azucarero, y un pequeño plato con rodajas de limón por si quería endulzar aún más la caliente bebida. En una bandeja aparte los sirvientes habían cortado en daditos pequeños un dulce de dátiles, nueces, pasas y miel que tenía azúcar en polvo por encima, y cuyo sabor acompañaba al té a la perfección. Sissi tomo su propia taza sin añadirle nada y tomó un sorbo que apenas mojó sus labios para ver si el líquido abrasaba o estaba a la temperatura ideal. Justo en ese momento Erk alzó la voz de tal manera que la sobresaltó y parte del contenido cayó sobre sus piernas. Por suerte llevaba una túnica azul oscura hasta la mitad del muslo, de modo que tanto eso como el pantalón blanco que llevaba debajo sirvieron para evitar que el té quemara su piel. Además, la tela bordada absorbió gran cantidad del líquido, y el patrón geométrico y el color oscuro de fondo disfrazaron la mancha en gran medida.

Rápida, Sissi se puso sobre las piernas una de las servilletas y le hizo un gesto a Erk para que no se preocupase. – Ha sido un accidente, no hace falta que se disculpe. – le dijo con amabilidad pero un poco sorprendida. No había esperado que el joven mago gritara de repente, en especial para presentarse porque ella ya sabía quién era él. Se preguntó si esa forma de hablar era común entre los sureños, aunque algo le decía que no era así. El mismo Erk había dicho que no se le daba bien hablar con la gente, y su lenguaje corporal dejaba entrever que estaba bastante nervioso, así que debía ser eso y no una cosa del sur. – Está bien, está bien. No tiene porqué darme explicaciones si no quiere. Todos tenemos nuestras razones para estudiar determinado campo de conocimiento, lo importante es lo que haremos con ese conocimiento. Aquí en Sindhu tratamos de enseñar de tal manera que lo que aprendemos pueda servir a los demás y nos aporte más fuerza al mismo tiempo. Espero que la Universidad te ayude a cumplir tu sueño y puedas utilizarlo para hacer cosas buenas en el futuro, y que no sea solo un método de superación. – le dijo con una sonrisa amable.

Cuando hubo terminado de limpiar lo máximo posible la tela, dejó la servilleta a un lado. - Y por favor, no esté tan angustiado por estar conmigo, se lo ruego. Soy una manakete, pero no acostumbro a comerme a la gente, ni mucho menos. Tome un poco de té, quizás así no esté tan nervioso. Sino, me veré obligada a enseñarle posturas de meditación y de yoga, la ansiedad no es nada buena y menos en una persona tan joven como usted. – Le sonrió de oreja a oreja, casi divertida con sus palabras. Ni siquiera se le pasó por la cabeza que Erk pudiera estar nervioso porque ella era una Duquesa, o por si su entrada a la Universidad se veía perjudicada. Para ella, ambas cosas eran tan naturales que ni siquiera creía que fueran un problema para los demás: su pueblo la trataba con respeto pero confianza, y la Universidad nunca cerraba las puertas a aquellas personas que anhelaban saber más. Por lo que el motivo por el que Erk debía estar nervioso debían ser sus largas orejas puntiagudas, y llenas de pendientes, que la señalaban como una laguz.

Ropa de Sissi:
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Chrom Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Zephiel Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Piedra%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Fy4uE7I

Gold :
6212


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 12, 2016 12:48 am

Erk sin duda estaba impresionado por la respuesta que acababa de dar la duquesa, en principio porque no le exigía explicaciones si el joven mago no deseaba dárselas ¿estaba por dejarle entrar a la universidad solo con la impresión que el joven de cabello morado había dejado al garza? Si bien anteriormente había dicho que pocos beorcs eran agradables para él no era algo "normal" los nobles en general sacando de lado algunas pocas excepciones, cuando se trataba de otras personas que tienen mucho menos poder que ellos la solían investigar a fondo pero no estaba siendo el caso de Sissi, también era posible que las pocas explicaciones que dio el joven mago fueran suficientes, que bastara simplemente con que tuviera una fuerte motivación para estudiar. Erk continuaba escuchando poco a poco levantaba la cabeza para ver la sonrisa en el rostro de la duquesa de Sindhu hecho que lo tranquilizó un poco porque le decía que no había cometido un error grave, las agradables palabras de Sissi explicaban por qué el ducado estaba como estaba, desde el vendedor en la calle que aprende pastelería para hacer feliz a los demás cuando comiesen de su producto hasta los grandes arquitectos que habían realizado la universidad o el castillo o la propia ciudad era una gran hazaña arquitectónica, todo eso probablemente posible a que cada uno de los habitantes ayuda a los demás a su manera, ahora el joven mago podía entender por qué debía darle las gracias al pueblo en lugar de a ella aunque el trabajo que probablemente hace no es poca cosa.

Erk negó con la cabeza con una pequeña y sutil sonrisa que empezaba a aparecer en su rostro, se quedó en silencio un rato notó que la taza que estaba en frente de él estaba servida entonces la tomó con su mano derecha para darle un pequeño sorbo, aún estaba algo caliente por lo que esperaría un poco antes de seguir tomando.

No había notado que la dama de ojos dorados había volcado un poco de su té por culpa de la repentina exaltación que había tenido el mago previamente, por lo que se extrañó al ver que dejaba la servilleta a un lado sin saber para qué la había usado, se quedó mirándola unos segundos inclinando un poco su cabeza hacia la derecha sin entender la situación del todo.

Al escuchar a Sissi levantó la mirada para observarla a los ojos, Erk no podía creer lo que estaba escuchando la peor parte era que no entendía si lo decía en serio o no, era consciente de que los manakete no comían gente pero, lo que escuchó después hizo que empiece a aguantarse la risa cosa que no duró demasiado tiempo, entonces el joven mago llevó su mano izquierda hasta su boca y empezó a reír evitando soltar carcajadas, mantenía los ojos cerrados mientras reía -Tomaré el té, creo que las posturas de yoga tampoco me harían demasiado bien no soy demasiado atlético además me ha hecho reír eso me dio tranquilidad aunque no se por qué.- Dijo entre risas sin siquiera pensar que podría ser un insulto para la duquesa, nuevamente tomó la taza para beber su contenido pero ahora vaciándola completamente, probablemente no era eso a lo que se refería la dama sin embargo el joven de cabello morado no podía notarlo en ese momento luego, tomó uno de los dulces cortados en forma de cubo para comerlo -Delicioso.- Dijo sorprendido.

-Pensaba en qué contestarle ante lo que me había dicho antes. Se podría decir que el alcanzar o superar a mi maestro es simplemente una motivación, todo el conocimiento que obtenga en la universidad y fuera de ella sumado al que ya poseo lo usaría para ayudar a algunas personas... No puedo mentir soy bastante egoísta en algunos momentos, si alguien me ayuda es seguro que le devolveré esa ayuda o si de emergidos se trata no dudaría. Pero es verdad que si me encuentro a alguien en la calle quizás simplemente le pasaría por al lado, a no ser que esté en su lecho de muerte entonces haría lo que mis pocos conocimientos de medicina me permitiesen. Ahora en el caso de que me pidieran ayuda y no tenga razones por las que no me pueda negar solo aceptaría ayudar si me ayuda a practicar lo que he aprendido, también tengo que ser consciente de que puedo hacer un trabajo bueno como mínimo para no perjudicar a nadie.- No tenía caso mentir, ayudar o socializar con otros no es algo que le agrade demasiado prefería hacer muchas otras cosas sin embargo eso no significaba que perdería alguna oportunidad en la que pudiera aplicar sus conocimientos después de todo esa es parte del aprendizaje.

Hasta el momento había estado sonriendo pero, de repente la sonrisa se borró Erk deseaba hacer una petición por lo que se había puesto serio -Hay una cosa especial que me gustaría aprender aquí si tengo la oportunidad, sé que puede que sea difícil por ser un beorc teniendo en cuenta cómo ven algunos laguz a los beorc y con razón, estuve leyendo algunos libros de historia.- Hizo una pequeña pausa y luego de un suspiro miró hacia los ojos de Sissi con decisión -Me gustaría aprender el idioma antiguo, puede que pida mucho pero estoy dispuesto a ayudar en todo lo que me sea posible si tengo la oportunidad de aprenderlo.- Finalmente lo había dicho, la razón principal por la que deseaba entrar a la universidad sin embargo era consciente de que esa cosa específica no podía aprenderla sin que hubiera influencias por el hecho de ser un beorc.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Sissi el Lun Ene 09, 2017 9:09 am

Sissi sonrió de oreja a oreja cuando el otro se rio de lo que había dicho. Mejor que se lo tomara a broma y no como una amenaza real. Era bien capaz de poner a cualquiera a contorsionarse y a hacer sufrir sus músculos si eso llevaba a que se calmaran. El yoga, por lo menos para ella, era una forma maravillosa de concentrarse y relajarse. Aunque claro, no todos opinaban lo mismo porque la mayoría no eran capaces de doblarse como el cuero como lo hacía la Duquesa. Observó complacida como el mago bebía con fruición el té y le hizo un gesto para que se sirviera más de quererlo. Apreció además que creyera que el dulce estaba delicioso, dato que comentaría al chef ducal una vez hubiera terminado la reunión con el muchacho.

Las siguientes palabras de Erk, no obstante, hicieron que la mueca alegre de Sissi se transformara en un gesto sorprendido. Frunció las finas cejas rosas y parpadeó un poco como confundida por algo de lo que había dicho. Si bien se sentía bastante agradecida porque su acompañante fuera sincero en sus respuestas, no esperaba que admitiera su egoísmo de forma tan honesta. Su sociedad se había formado en vínculos de generosidad y compañerismo, por lo que aquello que le estaba contando Erk le llamaba la atención y la desconcertaba. - ¿Piensan todos los sureños de esa manera? – le preguntó. – Esa forma de pensar es algo que me resulta extraño. Como personas privilegiadas, es nuestro obligación ayudar a los demás. Mi cargo como Duquesa no hace sino incrementar ese deber. Si sigo el ejemplo que ha puesto, le daría la razón en la que uno debe estar preparado antes de poder ayudar en algo que no es su ámbito de especialización, pero tiene dos piernas y una garganta que le pueden hacer buscar un clérigo o un doctor para el enfermo. A veces nuestra capacidad de ayudar es saber pedir ayuda.

Sissi nunca había salido de Hatari, no sabia cómo era el mundo exterior. Tenía algunas ideas, pero prefería no juzgar hasta haber viajado y haberlas visto por sus propios ojos. No obstante, le perturbaba que hubiera gente muriendo en las calles de otros países sin nadie que fuera en su auxilio, y que ese fuera el ejemplo empleado por Erk, como si fuera algo corriente. Las puertas del Palacio Ducal estaban siempre abiertas a cualquiera que necesitara a la Duquesa. Por supuesto, no dejarían que nadie pereciera en el suelo de algún callejón, antes le llevarían al hospital de la Universidad o acudiría algún clérigo a sanarle. En Sindhu eran muy pocos, cada vez menos por las enormes víctimas de los emergidos, así que ayudarse unos a otros era común y la moneda del día a día. En otros países, e incluso otros ducados del mundo, la población era mucho mayor por lo que suponía que ese novel de compañerismo debía de ser difícil de alcanzar. Aún así, la manakete no entendía muy bien cómo alguien solo utilizaría sus habilidades y privilegios solo si le iban bien.  Esperaba hacer cambiar a Erk de opinión si al final ingresaba en la Universidad como alumno internacional.

- Seraphiel me comentó que estaba interesado en aprender el Lenguaje Antiguo. – de dijo con voz suave aunque el ceño fruncido no había desaparecido de su rostro. – Como él le dijo antes, no se siente cómodo enseñando a un beorc la lengua de sus antepasados, así que el Embajador Seraphiel no podrá ser su tutor. Tampoco es algo que se dé en la universidad por varias razones: la primera es que es una lengua que a los beorc les cuesta aprender, mucho más teniendo en cuenta que vuestra esperanza de vida es muy corta en comparación a los laguz, de modo que muchos simplemente prefieren aprender otras cosas antes que el Lenguaje Antiguo; la segunda razón es que apenas hay profesores capacitados para enseñarlo. La sociedad de las Garzas hablaba en Lengua Antigua, por lo que es su lengua materna y eso les hace los mejores maestros. Puesto que Seraphiel es la única garza en Sindhu, y se ha negado a tal tarea, lamento informarle de que no creo que sea posible que aprenda esta lengua. Algunas personas hemos aprendido esta lengua,  pero nuestro conocimiento se aleja de la perfección, por lo que no estamos capacitados para ser maestros. – le sonrió un poco.- Espero que pueda entender esta postura. Seraphiel es una persona que ha sufrido mucho a manos de los beorcs, es normal que quiera preservar lo que queda de su cultura. Como estudiante, deberá saber ya que hay que tener respeto por lo que estudiamos, así que le rogaré que no vuelva a preguntarle a Seraphiel si puede ser su maestro de Lenguaje Antiguo. No se siente cómodo con esa clase de peticiones, y las Garzas son seres muy delicados, así que si puede ahorrarle dolor le estaría muy agradecida.

Hizo una pausa para tomar un poco de su té y volvió a dejar la taza en su correspondiente platillo de porcelana. – De cualquier manera, intentaré encontrarle algún profesor para clases particulares. No puedo prometerle que lo encuentre, pero haré lo que esté en mi mano para tratar de hallar uno. Mientras tanto, ¿Qué otras materias son de su interés en la universidad?, ¿Cuánto tiempo planeaba quedarse? Debe saber que aquí las clases duran dos meses antes del siguiente bimestre, por lo que debería estar en Sindhu mínimo dos meses para terminar las clases a las que se apunte.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Chrom Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Zephiel Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Piedra%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Fy4uE7I

Gold :
6212


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 10, 2017 12:34 pm

Erk asintió sonriente ante el gesto de Sissi, tomó la jarra con mucho cuidado y se sirvió un poco de té. La duquesa cambió de expresión al escucharlo, no le parecía extraño después de todo de seguro ninguno de los habitantes de Sindhu se atrevería a decir tal cosa, parecían ser gente trabajadora y que presta ayuda a quien lo necesite sin importar quién sea, así como había hecho el panadero enseñándole al joven mago como hacer el delicioso pastel de limón.

El joven de cabellos morados estaba por responder instantáneamente la pregunta de Sissi, pero prefirió quedarse callado al notar que ella continuaba hablando, sus palabras hablaban con razón sin embargo, en Etruria había pueblos en los que no había clérigos siempre quizás ni siquiera alguien que supiera medicina, ayudar a esa persona implicaría llevarla hasta un lugar donde pudieran curarla cosa que, Lord Pent probablemente haría pero para Erk era demasiada pérdida de tiempo. Si bien no era un noble, si era una persona privilegiada después de todo ¿cuántos plebeyos son llamados por un noble que se ofrece a instruirlo en los campos del conocimiento?

Erk estaba buscando la mejor manera de formular su respuesta pero no la encontraba, no era algo que podría simplemente proponerse a hacer, lo primero que se le pasó por la cabeza era aprender a usar bastones pero cuando se trataba de magia las cosas no eran tan sencillas.

El mago tomó un sorbo de su taza de té mientras pensaba, entonces la duquesa siguió hablando. Erk al principio veía una oportunidad de aprender aquel idioma que tanto le llamaba la atención, por lo que abrió grande los ojos y asintió pero, unos segundos más tarde las palabras de Sissi lo llenaron de decepción y frustración. Erk cerró los ojos de golpe, bajó su cabeza, apretó sus puños con fuerza y también su mandíbula, se había molestado por lo que decía la duquesa, no entendía por qué otras personas no mostraban interés por algo tan llamativo como el idioma antiguo, entendía que no hubiera profesores que pudieran enseñárselo y que pocas personas hablaran ese idioma además, la única otra persona que conocía el mago que hablara era la duquesa que de seguro no tendría tiempo, sacando de lado el hecho de que no este capacitada pero ¿corta expectativa de vida? De seguro no sabían nada sobre Athos o Bramimmond, era seguro que serían los ejemplos que el mago llamaría para defenderse, Sissi había hecho una pausa pero seguían sin salir palabras de la boca de Erk.

El mago se sorprendió al escucharla nuevamente, se tranquilizó un poco y soltó un leve suspiro, levantó la vista para mirar a la duquesa sin ninguna expresión en el rostro, no estaba serio ni alegre, tampoco triste, miró a los ojos de Sissi y dijo: -Lo aprecio mucho y debe saber que lo primero que haré cuando vuelva a verlo será pedirle disculpas.- Deseaba decir que no solo los garza tienen problemas por culpa de los beorc sino que, también otros beorc tienen problemas por causa de beorcs, tomó un sorbo de té y prosiguió. -Espero que no le parezca extraño pero... Tengo interes en todo lo que puedan enseñarme en la universidad, me quedaré el tiempo que sea necesario no tengo mayor problemas con ello... También si aprendo algo que no me termine de "cerrar" del todo, por decirlo de alguna manera, emprenderé un pequeño viaje para sacarme esa duda, por supuesto lo haré en un período que no esté cursando... Bueno... Hay otra cosa que deseaba decirle y no encontraba la manera de hacerlo...- Tomó un poco más de té porque su garganta se estaba secando -En Etruria no es tan simple ayudar a moribundos, no solo porque puede que te los encuentres en un camino en medio de la nada... Sino porque no siempre hay un clérigo o alguien que sepa medicina, ayudarlo implica hacer un viaje largo y costoso a algún lugar donde los haya. Si bien no soy noble.- Erk había bajado el tono de voz últimamente -Si bien no soy noble... No son gastos fuera de mi alcance, me quedaría sin dinero pero no es difícil conseguir comida. Hay una manera de cambiar eso... Aprenderé medicina, es mucho más fácil que poder usar un bastón, a la magia hay que tratarla con cuidado.-

Soltó un suspiro como si ya lo hubiera dicho todo aunque, todavía quedaban cosas que debería advertirle a la duquesa sobre su personalidad y descuidos, como por ejemplo: el que no coma por días simplemente porque se le pasó el tiempo, ande siempre apurado, uno que otro desmayo por falta de sueño. El mago terminó de vaciar la taza y volvió a servirse, intentaba mantener la calma porque quizás, a lo que le temía en ese momento no era que no lo acepten sino que se viera obligado a hacer yoga y terminase con dolores en todo el cuerpo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Sissi el Sáb Feb 11, 2017 12:47 pm

La duquesa entendía hasta cierto punto el enfado del joven beorc. Era frustrante cuando se negaban a enseñarte algo, pero eso no quería decir que debiera mostrar tal actitud rabiosa. Ella ya le había explicado porque las cosas eran así, y aunque quisiera que fuera de otra manera, no estaba en su mano la decisión: no iba a obligar a Seraphiel, que tanto había tardado en mostrarse más abierto y permisivo con los beorcs, a enseñarle a uno su idioma si no quería. El embajador se había negado, y si no cambiaba de opinión por voluntad propia, el no sería el maestro de Erk. Ella no conocía a nadie más en Sindhu con la misma capacidad bilingüe de hablar el lenguaje antiguo y el habla común, pero aún así había prometido tratar de hallar a alguien que si para que pudiera ser el tutor del joven. A sus ojos, Erk no tenía razón de enfadarse tanto. Ella cumplía sus promesas, y había sido honesta en su explicación, así que tal arrebato de disconformidad la tomó por sorpresa.

Entrecerró con suavidad los ojos y ladeó de forma apenas perceptible la cabeza hacia un lado. No estaba acostumbrada a esa clase de actitud que se le antojó algo infantil. A veces Yrumir, su querido bibliotecario, se portaba de la misma manera pero, como Erk, era capaz de reaccionar a tiempo antes de que Sissi le echara una reprimenda por portarse mal o de una forma egoísta. Le sonrió con suavidad, más contenta con el cambio de actitud y se tomó otro trozo del dulce con los dedos. Después, se limpió los labios con una de las servilletas de tela que no había usado antes para secarse las ropas. – Me alegra ver que aún sigue teniendo interés por nuestra institución, a pesar de que no pueda cumplir su primer deseo. La medicina es un tema muy interesante que puede resultar muy útil en las situaciones en las que no haya un clérigo en las inmediaciones. La magia es un tema muy sensible. Los manaketes lo sabemos muy bien por nuestra historia, de modo que como Duquesa intento siempre concienciar a los usuarios de tomos que no abusen de ella, pues no es como un arma que pueda usarse siempre sin apenas conciencia, sino que es energía viva que habita a nuestro alrededor. Y, como por todos los seres vivos, hay que guardarle respeto. Me complace ver que tal visión se comparte por otras personas. – comenzó a decir de forma amable.

- Pero volviendo al tema de su ingreso, primero tendría que decirme cuando piensa viajar, para poder hacerle un buen horario. Puede incorporarse al bimestre que quiera, pero una vez inscrito no podrá abandonar las clases. En Sindhu somos muy estrictos con el estudio y estamos muy orgullos de la Universidad. Los estudiantes deben tomarse en serio sus clases y tratar de dar el máximo en cada una de ellas. Sé que quizás esto es igual que en las demás escuelas de enseñanza del sur, pero aquí no se teme en expulsar a un alumno que no rinde lo que puede por razones como la vaguería. Los suspensos son una lacra de honor, porque cada campo de estudio se merece un enorme respeto y el no interesarse por un conocimiento que usted mismo ha decidido aprender es deshonrar a los profesores y a esa ciencia. Es un lugar competitivo, pero que recompensa con grandes enseñanzas y conocimientos a todos sus alumnos. Dedicación es parte del precio que se ha de pagar por ello. – le explicó orgullosa, pero su tono serio indicaba que era importante que Erk entendiera la situación en la que se estaba metiendo.

Sissi se inclinó sobre la mesa, agarró un par de hojas escritas de forma nítida, y se las tendió a Erk. Era la matrícula que cada alumno debía rellenar con datos personales, área de interés, tiempo que dedicaría al estudio, y método de pago.- En una semana dará comiendo el siguiente bimestre. Ahora mismo los alumnos están de exámenes. Si lo desea, puede empezar en el siguiente curso o continuar sus viajes y regresar antes de que dé comienzo el bimestre posterior a este. Lo que mejor le convenga. Verá que ahí está la lista de asignaturas que se imparten en la universidad. Debe marcar las que más le interesen, siendo el máximo cuatro por bimestre. Como me ha dicho antes, le gustaría aprender medicina, así que le recomendaría apuntarse a las clases de anatomía, herbología o zoología. Las tres son complementarias y las imparte el mismo profesor. Sin embargo, como alumno nuevo, y encima un extranjero, no le aconsejaría que tenga muchas asignaturas porque puede resultarle difícil incluso en el nivel básico. Las clases suelen ser con pocos alumnos para poder hacer un buen seguimiento de cada uno y que el profesor les pueda dedicar tiempo para resolver dudas y dar apoyo. – explicó y le sonrió un poco.- Ahora, ¿sabe qué método de pago usará? La matrícula puede resultar algo cara, de modo que si no puede afrontar el pago tenemos un sistema de mecenas que pagan los estudios de los alumnos a cambio de que rindan al máximo. Al fin y al cabo representan el honor de su mecenas y no solo el suyo propio. ¿Qué se ajusta mejor a sus necesidades?
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Chrom Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Zephiel Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Piedra%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Fy4uE7I

Gold :
6212


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 15, 2017 7:02 pm

Erk escuchaba desanimado a la duquesa, le había impresionado que no le hubiera reprendido después de cómo había contestado, una aptitud poco vista en los nobles que, después de que un plebeyo les hubiera contestado no habrían tardado en llamar a los guardias pero no era el caso de Sissi, el mago veía mucho de su maestro en ella de hecho hasta algunas de las palabras que ella decía habían estado antes en boca de Pent probablemente, sobre todo la parte de "tener cuidado con la magia", eran cosas que todo mago debía de saber pero como él era menor se lo recordaban de seguido.

Erk había notado algo, al parecer no era una entrevista sino más bien que la duquesa quería conocer al extranjero que tanto deseaba estudiar en la universidad, eso tranquilizó un poco al joven mago porque empezó a pensar que quizás ya lo habían aceptado y él ni siquiera se había dado cuenta. Continuó escuchando a la duquesa con atención, bebiendo cada tanto algunos sorbos de té y comiendo algún que otro dulce.

Para el mago era humillante escuchar las palabras de la duquesa, pero hizo el esfuerzo de mantener la compostura, ella definitivamente no lo conocía si bien no era su culpa, Erk no podía dejar de pensar que le estaban tomando el pelo. No abandonar las clases era algo obvio ¿vaguería? ¿En serio? Acaso ¿tenía idea de con quién hablaba? Estaba hablando con un mago que todo lo consiguió a través de esfuerzo y mucha dedicación, la "vaguería" como hacía referencia la duquesa no estaba en su vocabulario o, según Erk, en el vocabulario de ningún mago existe esa palabra aunque para los "no magos" no es algo obvio, no tienen ni la más remota idea de lo que cuesta hacer magia, solo lo imaginan según lo que leyeron y escucharon. El hecho de que el lugar sea competitivo no significaba nada para Erk, simplemente porque no veía a otros como competencia, él estaba o estaría allí para aprender y solo para aprender, si otros alumnos se quieren comparar con él que lo hagan pero Erk seguiría comparándose con su maestro e intentando superarlo, hasta que lo hiciera es la única competencia que vería.

El joven de cabellos morados estaba serio, miraba al frente con sus ojos fijos en Sissi, su boca era una simple línea, cuando abrió la boca para decir algo no logró emitir ningún sonido, se extrañó de que la duquesa le acercara algunas hojas, con solo leer el título Erk abrió grande sus ojos, sonrió de oreja a oreja con la boca abierta y empezó a leer la matrícula mientras escuchaba a Sissi pero en segundo plano.

Era una lástima no poder quedarse pero, le debía la vida a Lady Mulitia y tenía que volver a Etruria para terminar con su trabajo, era difícil saber por cuál asignaturas empezar, como bien le había recomendado Sissi las de medicina eran muy atractivas aunque, todas eran muy atractivas excepto por dos. Erk ladeó la cabeza y frunció el ceño sorprendido intentando entender que era "metalurgia" y volvió a ladear la cabeza cuando leyó arte, para él era un campo totalmente diferente aunque entendía que los arquitectos pudieran llegar a necesitar el arte. Se sorprendió nuevamente al escuchar "método de pago", no podía pedirle oro a su maestro por lo que sonaba muy atractivo el mecenas aunque preferiría evitarlo, quizás luego de recuperar el ducado podría pedir la ayuda de Lady Mulitia, esa era la opción que estaba considerando.

Se quedó unos momentos mirando a Sissi con la boca abierta, luego negó con la cabeza bruscamente para aclarar sus ideas y habló. -Eh... Bueno... Como quizás haya intuído soy un simple plebeyo, he llegado hasta aquí como escolta en un trabajo como mercenario. No tengo soporte de ningún lado y no me atrevería a pedirle oro a mi maestro, él ya ha hecho mucho por mi. Debo decirle duquesa que me interesa la idea de un mecenas.- Erk, más allá de las sorpresas que se había llevado, hablaba sonriendo con sus ojos fijos en Sissi. -Preferiría evitarlo de todos modos ya que no tengo muchas esperanzas de que se esté muy a gusto ayudando a un joven extranjero. Quizás durante mis viajes pueda conseguir alguien que me ayude con mis estudios pero de no ser así se lo haré saber, mi dedicaré a La Universidad y solo a eso, entiendo que necesite saber de mis viajes con tiempo y tenga claro que se lo informaré.- Hizo una pausa para beber té hasta que su taza quedó vacía.

-En cuanto a las asignaturas hay dos que no las comprendo muy bien... Primero ¿qué es metalurgia? Segundo ¿cómo se enseña arte? Hasta ahora pensaba que era un don que poseen algunas personas pero aquí la enseñan es un poco... Chocante...- Erk esperaba no haberse expresado mal, no quería despreciar al arte, no podía hacerlo simplemente porque no era buen artista, bajó la cabeza para mirar nuevamente la matricula eligiendo las asignaturas que tomaría ni bien volviera a Sindhu. -Bien... Si solo puedo tomar cuatro, me gustaría empezar por: anatomía, herbología, historia y magia de fuego. Desde que empecé mis estudios a los doce o mejor dicho antes porque me pasaba todo el día leyendo, no se me ha dado bien tomar días libres en la semana, simplemente no los tomaba. Me dedicaba y dedicaré todo el día a estudiar, parando solo a comer y dormir. Me gustaría empezar con clases avanzadas pero no creo que eso sea una posibilidad ¿me equivoco? Anatomía y herbología me gustaría estudiar para aprender a curar a otros, son dos asignaturas que si bien se algo no tengo problema en empezar desde el nivel básico, historia es una que de seguro me será muy útil más allá de los libros que he leído durante mi estadía aquí, me ayudarán a entender mejor a los laguz y quizás algún día estar en condiciones de pedir que me enseñen el idioma antiguo.- Sabía que jugaba con fuego al decir lo último entonces se apresuró a decir: -Ruego no me malinterprete, no molestaré a Seraphiel ni a ningún laguz pero... Es probable que los únicos que hablen ese idioma sean laguz... Por lo que debo entenderlos y entender el odio que muchos tienen hacia los beorc.-

Había hablado bastante, deseaba tomar té pero su taza estaba vacía y no sabía si era adecuado servirse, tomó uno de los dulces de miel y lo comió, estaba simplemente delicioso todavía no podía entender cómo había podido probar tantas exquisiteces pasteleras en Sindhu en tan solo una semana. -Lo lamento.- Dijo al volver a hablar luego de una larga pausa. -Pensaba sobre la última asignatura que elegí... Con la magia de fuego debo insistir en que me permita hacer clases avanzadas y terminar mis estudios... La llevo estudiando hace tres años y no es que me guste porque el fuego tiene una capacidad muy destructiva. Si me atacaran en un bosque probablemente no me podría defender, prefiero la magia de viento, tiene mucha más utilidad... El primer tipo de magia que entrenamos es con el que somos afín lo magos, yo sería afín al trueno luego del viento pero el trueno vuelve a ser magia netamente destructiva, espero que me entienda y me lo permita. Y por último... Me gustaría tomar cinco asignaturas, matemática sería la quinta si me lo permite.- A medida que avanzaba la conversación, Erk iba poniéndose más y más nervioso, ya no era solo hacia un noble o hacia Sissi, lo que estaba pidiendo era algo grave y lo estaba haciendo teniendo en cuenta las advertencias que le había puesto Sissi, pero como él había dicho, no necesitaba descansar, su descanso era estudiar si podía cursar una o dos más restándole fines de semana a su calendario lo haría.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Sissi el Dom Abr 02, 2017 8:54 am

Sissi nunca había conocido a un mercenario en su vida, o por lo menos que ella supiera. No contaba los esclavistas que habían apresado a su madre momentos antes de su nacimiento, pues aquellos hombres no obedecían a mayor señor que el dinero que les reportaría vender laguz y beorcs por igual. Además, por aquel entonces Sissi no era más que un bebé recién nacido, sin apenas conciencia de lo que sucedía a su alrededor. ¿Acaso se podía conocer sin ser consciente de la realidad que la rodeaba? Igualmente, en los siglos posteriores nunca se había cruzado con un mercenario por una variedad de razones que incluían es aislacionismo del ducado, su letargo de 100 años, y la inexistencia de esta clase de personas en Sindhu, a falta de una necesidad para su empleo. Le sorprendió que Erk lo fuera. En su mente, y según los rumores que le habían contado, los mercenarios solían ser hombres corpulentos y violentos, que amaban el dinero por encima de todo y que no temían matar por él.

El mago no correspondía en absoluto a esa descripción, lo que hizo que Sissi se replantearse si acaso tenía una imagen errónea en la cabeza. Se sintió mal al pensar que, al igual que en otros países, ella también tenía ciertos prejuicios contra esa clase social. Erk parecía un buen muchacho, a lo que se sumaba que era educado y ávido de conocimientos, y no debería juzgarle porque no estaba en su derecho hacerlo. Según había dicho, su situación financiera no era la más estable y por ello debía recurrir a esa clase de trabajos para sostenerse económicamente. La manakete sintió mucha simpatía por él y le sonrió. – No debe preocuparse por ello. Haría de su mecenas encantada, en caso de que no encuentre a alguien en sus viajes para financiar sus estudios. Solo hágamelo saber cuándo regrese a la universidad y yo pagaré sus clases con gusto. Ha sido siempre el rol de los duques ayudar a quién lo necesite, por ello somos los mecenas con más alumnos a nuestro cargo. No tema en pedir ayuda si lo necesita. – le explicó de forma amable y sincera. Nunca dejaría que un alumno no pudiera estudiar por falta de recursos.

- Metalurgia es la creación de objetos a partir de un metal. Por ejemplo, un herrero se dedica a la metalurgia, pero es una ciencia mucho más compleja de lo que pueda parecer en un principio. Se necesita mucha precisión, concentración y creatividad para ello.  – enumeró con aire pensativo. – Arte se enseña a base de diferentes técnicas y uso de materiales, entre otros. También creo que es un don, pero si no se enseña, ¿cómo va a poder pulirse?, ¿cómo va a saber una persona que es bueno en ello? Además, el arte es tan diverso, no puede reducirse solo a esbozar o pintar, sino que, como la metalurgia, es más complicado. No creo que sea tan chocante, pues los mejores arquitectos deben saber arte para poder crear sus estructuras, y muchas otras profesiones requieren un grado de conocimiento superior en esta área, como por ejemplo los artesanos. – habló Sissi de forma tranquila, en ningún momento molesta o sorprendida por las dudas del joven mago. Al contrario, le encantaba explicar y ayudar, por lo que responder a las preguntas de Erk no le creaban ningún problema.

La vida del estudiante era complicada. Muchos apenas tenían tiempo para tener una vida social fuera del estudio, por lo que las palabras de Erk le parecieron de lo más normal, aunque pensó que, si finalmente le tenía como un protegido, debía cuidar que el muchacho no acabara exhausto o famélico por no tomarse tiempo para él. Asintió a las asignaturas escogidas, contenta e interesada por sus razones. Sin duda era un beorc con buenas intenciones, que se demostraba en su interés por conocer mejor la historia de los laguz y aprender su punto de vista frente a la historia humana, a la que debía de estar más acostumbrado. – Me parece una buena idea, joven Erk. Quizás de ese modo Seraphiel acabe confiando en usted lo suficiente como para enseñarle su idioma materno. Solo el tiempo puede decirlo. Respecto a lo de cursar asignaturas más avanzadas, deberá entonces hacer el examen de nivel para saber dónde debemos colocarle. Los exámenes, como le he dicho, se hacen antes de empezar un bimestre. De modo que cuando llegue para dar sus clases, solo debe apuntarse al examen y un profesor le evaluará.

Sissi terminó su taza de té y la dejó vacía sobre la mesa, encima de su platillo de porcelana. Ante la petición de Erk de cursar una quinta asignatura no puso más que suspirar. - Lo siento, las normas son las que son. Ni siquiera me compete a mí cambiarlas porque es un órgano inmenso que cuenta con multitud de profesores que tienen derecho a una opinión al respecto. De todas maneras, lo comentaré en la próxima reunión que tenga con mi consejo, y evaluaremos la posibilidad. No creo que se haga una excepción, pues la igualdad es algo que tenemos muy en cuenta entre nuestros estudiantes, espero que pueda entenderlo. Esa norma ha estado impuesta durante siglos y nunca ha dado ningún problema, pero pensaremos sobre su cuestión de todas maneras. – le aseguró con una suave sonrisa de disculpa. – Además, siempre puede quedarse más tiempo y estudiar aún más asignaturas. Mi madre siempre decía que la paciencia es una virtud. - Añadió. – De cualquier forma, puede llevarse esos papeles consigo y meditar sobre las asignaturas antes de volver. Puede que luego le apetezca cursar otras clases diferentes a las de ahora.

Una serie de golpes en la puerta sacó a Sissi de la conversación y le  hizo volver el rostro hacia la estructura de madera, por la que se asomó uno de los guardias. – Duquesa, su siguiente invitado está ya aquí. – dijo, a lo que la manakete asintió con suavidad,- Deme un momento. – y volvió a mirar a Erk para ver si tenía alguna cuestión más que añadir antes de dar su reunión por finalizada.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Chrom Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Zephiel Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Piedra%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Fy4uE7I

Gold :
6212


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 09, 2017 5:53 pm

Erk asintió suavemente mientras escuchaba las palabras de Sissi, era un verdadero alivio que, de una u otra manera las puertas de "La Universidad" le sería abiertas, un nuevo mundo se abría paso frente al joven de cabellos morados, a partir de ese momento todo lo que hiciese sería solo sería para dar final a una etapa de su vida y dar inicio a una nueva.

Cuando escuchaba la definición que la duquesa estaba dando de "metalurgia" tenía sentido, de hecho la palabra hablaba por si sola pero, al ser una término "nuevo" para Erk tenía que sacarse las dudas. Con el arte fue un hecho diferente, entendía perfectamente las palabras de Sissi, sin embargo para él, el arte no dejaba de ser algo externo que si bien debe enseñarse tal y como decía la laguz, ponerlo en "La Universidad" era una completa pérdida de tiempo y oro. Si bien para ser un arquitecto se necesita un grado alto en arte, es algo que en definitiva se termina aprendiendo por uno mismo ¿verdad? No entendió la parte de los artesanos, hasta donde él sabía los artesanos aprendían por sus padres, ningún artesano iba a "La Universidad" para convertirse en artesano. Pero en definitiva eran opiniones que lo llevarían a una discusión lar y probablemente interminable por lo que prefirió quedarse callado.

Hasta el momento la sonrisa de Erk era "moderada", una breve sonrisa dibujada en sus labios pero en el momento que existía la posibilidad de convencer a Seraphiel de que le enseñara el idioma antiguo esa sonrisa se ensanchó, el joven mago ahora mostraba sus dientes superiores y mostraba la sonrisa más grande que podía hacer mientras se le escapaban unas muy leves risas. Sissi seguía hablando, el joven mago deseaba hablar pero antes de poder hacerlo debía calmarse, para ello respiraba hondo y exhalaba lento, repitió eso hasta que se calmó.

Erk había tardado un buen rato en calmarse, había escuchado todo lo que la duquesa le había dicho y se lo había guardado en su memoria, pero su cabeza estaba en la posibilidad de aprender el idioma antiguo. -Le agradezco la paciencia duquesa.- Dijo asintiendo levemente.

Unos golpes en la puerta por la que había entrado y la voz de un soldado, le advirtieron a Erk que su tiempo para hablar con Sissi había terminado. -Bien... Entonces cursaré un máximo de cuatro y daré mi mejor esfuerzo por obtener la mejor calificación en los exámenes. Agradezco que por lo menos se me permita estudiar otras asignaturas entonces podré prepararlas para el siguiente bimestre. Me temo que yo no tengo bien entrenada la virtud de la paciencia... Por lo que me esforzaré al máximo para aprobar las asignaturas cuanto antes, tengo presente que no es ninguna carrera contra reloj pero... Considero que no tiene sentido alguno hacer esperar al conocimiento.-

Erk se paró haciendo hacia atrás la silla, tomó las hojas que le permitirían matricularse, se dirigió hacia la puerta, la abrió y, antes de salir miró a la duquesa de Sindhu e hizo una gran reverencia. -Le agradezco por todo duquesa. En unos meses volverá a tener noticias sobre mí, hasta entonces.-
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Sissi el Dom Abr 09, 2017 7:43 pm

Se sentía aliviada al ver que Erk se tomaba de una forma positiva todo lo que le había dicho. Le había negado muchos de sus deseos, cosa que llenaba de ansiedad a Sissi, pues era una persona que le gustaba complacer a las personas. Tenía una naturaleza compasiva y caritativa, a menudo se preocupada más por los demás que por sí misma, lo que era una virtud y un problema al mismo tiempo, ya que no siempre podía contentar o cumplir los sueños ajenos y cuando no lo hacía, se solía sentir culpable por no haber dado más de sí misma. Las piedras que aplastaban su corazón dejaron de aprisionarle el pecho y el peso que antes sentía se evaporó, dejando en su lugar un sentimiento de júbilo al ver la felicidad del muchacho. Era una expresión contagiosa, que llevó una gran sonrisa a los labios de la duquesa también.

- No tiene nada que agradecerme, el placer ha sido mío. Es usted un jovencito encantador y aplicado. Escríbame cuando desee regresar, así podré hacer los preparativos adecuados en las residencias y hablar con los examinadores.  Cualquier cosa que pueda ayudar a reducir el tiempo de proceso de matriculación reduce, así mismo, el tiempo que pasaría separado del “conocimiento”, de modo que le agradecería que me avisara de antemano cuando quiera regresar al Ducado. – le dijo de forma amable, pero haciendo hincapié en que era una idea mucho mejor el avisar de su llegada en vez de simplemente presentarse allí sin un anuncio de antemano. No sabían en qué situación estaría Hatari en el transcurso de esos meses, y bien podría suceder que Erk tuviera problemas de llegar a ellos, de modo que Sissi debía asegurarse de que el joven mago entendiera que podía contar con ella en caso de que se diera una situación difícil de regreso.

Fue con él hasta la puerta, donde les esperaba el soldado. Al abrir la estructura de madera, entraron un par de sirvientas que se apresuraron a ordenar la estancia antes de que pasara su próximo invitado, que esperaba a un lado del guardia. Las diligentes muchachas limpiaron la mesa y se llevaron el juego de té para preparar una nueva tetera con líquido caliente. Mientras, Sissi se despidió de Erk con una reverencia no menos formal que la recibida. Junto ambas manos frente al rostro, agachó la cabeza, y cerró los ojos. En esa posición, habló con voz suave, pero mucho más profunda; amable, pero imperativa; tranquila, pero llena de sentimiento: Que el camino salga a su encuentro. Que el viento siempre esté detrás de usted y la lluvia caiga suave sobre sus hombros. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que los dioses le sostengan suavemente en la palma de sus manos, y que sus bendiciones le sean propicias. Le deseo mucha suerte con su viaje, joven Erk.

Al terminar su bendición, la manakete dejó caer los brazos frente a su regazo y entrelazó los dedos. Miró a Erk con cierta dulzura mientras se iba, como la de alguien acostumbrado a ver gente marcharse una y otra vez: la aceptación que sufren todos los seres condenados a vivir casi eternamente y saber que, en algún momento, aquellos que les rodean ya no estarán con ellos.  Sissi estaba acostumbrada a decir adiós, pero trataba de no olvidar a ninguna de las personas con las que alguna vez había tenido contacto. Recordaría al muchacho como un joven apasionado por el conocimiento, un beorc interesante y diferente a lo que habría imaginado que serían los extraños del mundo fuera de sus fronteras. Esperaba volver a verle, y que su viaje fuera todo lo que él esperaba y más. El conocimiento que Erk tanto parecía apreciar venía en multitud de formatos, no solo en libros y pergaminos. A veces, la vida era el mayor maestro de todos, aunque fuera cruel y salvaje. Confiaba en que Naga protegiera al mago y que le llevara por aguas seguras en la enorme tormenta que era el mundo actual. Pero el futuro era incierto a todos los seres del planeta, y solo le quedaba rezar que así fuera.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Chrom Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Zephiel Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Piedra%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Fy4uE7I

Gold :
6212


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Eliwood el Vie Abr 14, 2017 2:51 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Sissi obtiene +1 EXP.

Gracias al incremento de experiencia, Sissi botiene el primer skill de la rama Manakete:

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] OddBiorhythm Descanso Profundo - Permite al manakete servirse de la capacidad de su raza para regenerarse a sí misma. Tomándose un turno de quietud en el cual el manakete se escuda con sus alas y reposa, siendo consciente de su entorno pero incapaz de moverse, comunicarse o hacer cualquier cosa, este se sana de todo efecto adverso y también recupera un poco su estado físico, con un efecto equivalente al de un vulnerary.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iwzg0SR
Lyndis Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Nils Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v
Izaya Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] JEIjc1v

Especialización :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Espada%202

Experiencia :
Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Iu4Yxy1

Gold :
91


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social] Empty Re: Quiero ir a La Universidad [Priv. Sissi] [Social]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.