Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Mar Oct 18, 2016 9:12 pm

Durante dos años, la liga de Lycia se había visto obligado a levantar sus armas contra los misteriosos soldados que portaban pendones extranjeros, de naciones allende de los mares, y que constantemente asaltaban aldeas, ciudades y caravanas comerciales, dificultando la vida de todos los ciudadanos. Durante dos años, los guerreros de los diferentes territorios se enfrentaron sin cuartel a tales seres, descubriendo que no eran completamente humanos, y descubriendo con el tiempo que surgían de la tierra de una grieta en uno de los países del continente. Durante dos años, Lycia sangró… Pero la herida, al fin, comenzaba a cicatrizar, y donde antes solamente se respiraba dolor y sufrimiento, ahora el aroma de la esperanza comenzaba a nacer, como flores que nacen entre el barro y la sangre de lo que en su día fue un campo de batalla. Poco a poco, los campesinos regresaban a sus campos, los comerciantes se atrevían a cantar en las hogueras nocturnas junto al camino, y los guardias vigilaban la distancia y tranquilidad, pues sabían que los emergidos ya no eran tantos como antiguamente, y solo era cuestión de tiempo el que desaparecieran por completo de sus territorios. Aprovechando esta tranquilidad, muchos hombres y mujeres regresaron a las tierras que en su día llamaron hogar con un objetivo en mente: Construir lo quemado, replantar lo pisoteado, y llenar el aire que en el pasado estaba repleto de gritos de dolor con risas y el alboroto de niños.

-Puedo darte diez monedas. No son piezas demasiado grandes ni abundantes, ¿sabes? Y realmente nos vendría mucho mejor tener cosas más grandes, o incluso esto en mayor cantidad.- En una de esas aldeas en plena reconstrucción, la mujer del carnicero manoseaba varios conejos muertos, listos para ser desollados y vendidos al cliente que necesitara carne para su puchero. Eran de tamaño medio, nada excepcional, pero aun así la carne era complicada de conseguir en un entorno aún doliente por la guerra contra los emergidos. Por ello, el ver la cara que Salkhi puso al escuchar la oferta no fue ninguna sorpresa para ella, quien ya imaginaba la opinión del cazador nómada sobre su propuesta de negocio. -Ya se, ya se. Están cazados de esta mañana, puedo notarlo. Y aunque no tenga mucha carne son fuertes, por lo que vendrán bien a los albañiles para reponer fuerzas ras la jornada de hoy.- Suspirando, la mujer dirigió la mirada a su costado derecho, desde donde podía observar a varios jóvenes y mayores trabajar en las estructuras de varios hogares, renovando los que se calcinaron por culpa de los asaltantes y de los cuales solo quedaban las marcas del incendio en el suelo. ¿Cuánta historia habría perdido la villa por el ataque? ¿Cuántos legados habían ardido como la antigua madera de los viejos hogares? Ni siquiera podía imaginárselo. -Doce monedas, una bota de agua para el camino y me aseguro de que tengas un plato en el almuerzo. ¿Te parece eso justo?-  Durante varios segundos, la mujer mantuvo su mirada clavada en los fríos e indiferentes ojos del nómada que había frente a ella, sin dejarse intimidar ni un segundo por su seca actitud, la dureza que sus pupilas reflejaban y la diferencia en complexión que entre ellos había. -…Trato.- Asintiendo con la cabeza, después de tomarse medio minuto para pensar en qué responder, el arquero rubio estrechó el antebrazo de la mujer, cerrando así el acuerdo entre manos y sintiendo poco después el frío metal de las monedas golpear contra su palma. Una sensación reconfortante, si, pero eso no evitaba que fuera una baja cantidad de metal golpeando contra su mano. “Al menos tengo algo ahorrado para casos como este…” Guardando el dinero en una pequeña bolsa de piel de corzo que colgaba de su cintura, Salkhi observó  a la mujer dirigirse al centro de la aldea en construcción, donde unas ancianas se entretenían preparando la comida del día en un gran caldero que reposaba sobre un fuego. “Arraigarse en un lugar por propia voluntad, a pesar de tener la posibilidad de ir a donde les plazca…Nunca entenderé a esta gente”. Mirando más allá del fuego, el cazador vio como los pueblerinos trabajando en sus futuros hogares, raíces creadas a propósito que les impedirían moverse como desearan sus espíritus, estando así siempre atados a una tierra, una familia, una aldea…

Apoyando la espalda en un pilar de madera que esperaba a tener algo que sostener sobre sí, Salkhi no pudo evitar sentir que, sin importar los años que pasaran, no lograría comprender la voluntad de la gente de atarse a si mismos a un lugar, y no abrir sus alas y simplemente dejarse llevar como ellos desearan.


Última edición por Salkhi el Dom Abr 23, 2017 5:23 am, editado 1 vez
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Jue Oct 20, 2016 12:56 pm

Pherae había sido un aluvión de emociones,no sabía que en un lugar que parecía uno de los mas seguros de Elibe también hubiera emergidos tan fieros,por suerte la chica pudo salir de allí y dirigirse a las zonas que mas le interesaban,aquellas zonas de Lycia que aun estaban en reconstrucción,aquellos lugares que estaban volviendo de cero para volver a empezar con sus vidas,le hacían tener mucha esperanza para ella misma,si en una gran zona como aquella podrían volver a la normalidad,porque no podría conseguirlo con su propio hogar? Ella siempre había sido muy positiva y esperanzaba a los demás,los inspiraba a seguir con sus sueños,pero allí no había hecho falta que nadie los inspiraba,las gentes de Lycia parecían personas que no se dejaban decaer. La joven chica quería ayudar en todo lo que pudiera,sin pedir nada a cambio,había encontrado un pequeño pueblo donde poder ayuda,habían muchos obreros,cazadores y trabajadores por todas partes,quizás no necesitaran demasiado su ayuda por lo que suspiró un poco. -Vaya...es la primera vez que veo que me siento un poco inútil...se han organizado tan bien para volver a realizar sus vidas cotidianas... Se encogió de hombros,era un lugar un poco pobre así que era mejor no pedir hospedaje,probablemente nadie tuviera lugar para una extranjera de Etruria en aquella zona. Tenía tiempo libre,quien se lo iba a decir a ella,sin un lugar donde poder refrescarse ni descansar bien y donde tampoco poder realizar sus oraciones,decidió acercarse al bosque,muchos pueblerinos se habían dado cuenta de que la chica no parecía del lugar y que iba camino al bosque. Varios trabajadores la miraban,no con muy buenos ojos y cuando ella se internó en el bosque,aquellos tres hombres la siguieron esperando un poco para que ella no se diera cuenta de que la seguían. La joven estaba muy tranquila,se le veía muy serena en el bosque,había tenido que dormir en muchas ocasiones en bosques y campos en su largo viaje,y había aprendido mucho sobre la naturaleza que le rodeaba,era una noble muy rara donde se la viera pues...le encantaba estar con el pueblo llano y le gustaba el campo,viajar y no quedarse parada,viajar era una de las cosas que mas le habían llenado en su vida,había estado tanto tiempo encerrada entre cuatro paredes...que todos aquellos viajes que había realizado habían logrado que,la cleriga aprendiera muchas cosas nuevas. Al encontrar un arroyo,la joven se arrodillo,se quitó el gorro que llevaba y cogió un poco de agua entre sus manos para refrescar su cara y su cuello suspirando después mas relajada,aquellos tres pueblerinos estaban vigilandola desde unos arbustos y llevaban unos palos bastante grandes en las manos,sonreían de una forma un tanto tétrica.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Jue Oct 20, 2016 7:17 pm

Los ojos del nómada pasaban de una persona del poblado a otra, analizando sus movimientos y sus acciones con los ojos de quien ya había realizado aquella acción en repetidas ocasiones, por lo que pudo percibir detalles curiosos en aquellos habitantes del poblado que pasaban cerca de él: Un joven que cargaba solo con un pesado tablón, mientras miraba de reojo a una joven que repartía agua entre los agotados obreros. Un niño que cortaba con cuidado un trozo de madera, bajo la atenta mirada de un hombre sin pierna que tamborileaba sus dedos en el agarre de su bastón… De una forma u otra, todas aquellas personas estaban haciendo lo que hacían bajo una supervisión, una opinión. ¿Se esforzaría tanto aquel joven si no supiera que la chica a la que adora estaba cerca? ¿Sería tan cuidadoso el niño si su padre no le vigilara con ojo experto un duro trozo de madera en la mano? No, seguramente ninguno de ellos pondría el empeño que ponía a su trabajo si no hubiera una reacción en sus acciones, si no sirvieran para que alguien tuviera una opinión u otra sobre quien era, como era, y de qué forma hacía las cosas.

De forma rápida, una figura que no aparentaba ser de la zona para nada pasó frente a los ojos de Salkhi, quien desvió la mirada para fijarse rápidamente en ella: Piel blanca, pelo cuidado y realmente largo, un aura de inocencia… “Noble. Me juego el cuello a que es noble.” Regresando a su visualización del poblado, el rubio apartó de sus pensamientos a la joven doncella que se dirigía al bosque, seguramente en busca de un lugar alejado del polvo que ensuciaría su cuidada piel, o simplemente querría abandonar aquella aldea a medio construir lo antes posible. Su visita ya estaba hecha, podría presumir ante la corte de haber ayudado en las labores de reconstrucción de Lycia de primera mano, ¿Quién tendría en aquel poblado el valor de decir lo contrario?

Observando, una vez más, a los habitantes del poblado, algo llamó la atención del nómada solitario, pues tres de los obreros acababan de dejar las herramientas y miraban en la dirección por la que se había marchado la muy posible noble, cuchicheando entre ellos como si tuvieran miedo de ser escuchados. “Esto me da mala espina…” Confirmando sus sospechas, los tres hombres se alejaron de la construcción con la excusa de ir al río a descansar y refrescarse, pero el andar rápido que realizaban y la sonrisa nerviosa que mostraban en sus rostros indicaban que lo último en lo que pensaban era en un refresco en las tranquilas aguas del riachuelo local.

Por supuesto, Salkhi se imaginaba lo que pretendían hacer, habría que ser idiota para no serlo: Acorralarían a la joven, la robarían, la humillarían por su origen… Y que se considerara afortunada si no utilizaban su joven cuerpo como desearan para luego degollarla como uno corta el cuello de un cerdo en época de matanza, para que no hablara con nadie del asunto y simplemente se la tomara como otra muerta por los emergidos. En cierta forma, aquella libertad de actuar sin importar el ser acusados luego de violadores y asesinos era la que uno podría otorgar al rubio, pero nada más lejos de la realidad. Si, defendía la libertad de uno mismo, y sí, las acciones de una persona de realizarse de acuerdo a la conciencia propia y no a lo que opinaran otros… Por ello, iba a tomarse la libertad de seguirlos y ver que hacían en el bosque. Y si hacían lo que él se temía que harían, se tomaría la libertad de atravesar sus gargantas con una flecha.

Tras dejar un espacio de tiempo suficiente como para que nadie sospechara de sus intenciones, el natural de Sacae se marchó hacia el bosque, adentrándose en él lo antes posible sin correr y tomándose las precauciones necesarias para no ser detectado: No pisar sobre ramas secas ni hojas, tener cuidado con los matorrales y las ramas, y controlar la propia respiración lo máximo posible, generando un nivel de ruido mínimo… Así, consiguió alcanzar a ver y oír a aquellos tres hombres, que se escondían tras árboles con ramas rotas en las manos. -Ya os lo he dicho… La asaltamos, la quitamos las joyas y la asustamos para que se largue. No quiero sangre de ningún tipo.- El gesto de fastidio de uno de aquellos pueblerinos hizo hervir la sangre de Salkhi, quien tuvo que contenerse para no disparar una flecha a su cabeza en ese mismo momento. Lo mejor, como en toda cacería, sería esperar. Una vez entraran en la ribera, una vez dejaran realmente claras sus intenciones, podrá ver cómo actuar con ellos.

Una flecha probablemente no fuera necesaria al final. Pero golpearles en la cabeza con una de aquellas ramas que llevaban en las manos, o simplemente darles un puñetazo lo suficientemente fuerte como para dejarles inconscientes sirviera como castigo para los oscuros planes que urdían en sus mentes.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Oct 21, 2016 10:22 am

Aquellos tres hombres salieron de la espesura cuando la joven parecía estar tranquilamente arrodillada,observando el agua,parecía concentrada,sabía que se estaban acercando y sabía que llevaban ya un tiempo cerca de ella,vigilando y seguramente planeando algo,vio sus reflejos en el agua,eso la ayudo a ver lo cerca que estaban de ella hasta que estuvieron tan cerca que no pudo evitar levantarse y girarse sacando su báculo extrañada mientras los observaba,probablemente sus intenciones fueran robarle,pero quería creer que de verdad necesitaban aquellas joyas para vivir,no quería tener problemas con los lugareños del lugar que demasiado mal lo habrían pasado ya. Los tres hombres sonrieron entonces con sorna,unas sonrisas un tanto crueles. -¿Que hace aquí una muñequita como tu? Habla monja! ¿Para que necesitas tanta ropa y tanta joya? Acaso Santa Elimine te va a hacer mas caso a ti por tener joyas que a nosotros que no las tenemos! El tercero rió sonriendo de medio lado,agarrando el sombrero de la chica que había soltado en el suelo. -Es Etruriana seguro...y por sus pintas debe de ser de buena familia,nos van a dar mucho dinero por toda su ropa...¿Que tal si vamos ayudándote a liberarte de todos esos ropajes,damita?. La chica a pesar de haber escuchado todas aquellas burlas y amenazas se mantenía serena y tranquila mientras los observaba,busco entre sus ropajes hasta encontrar una bolsa de monedas. -Si de verdad necesitáis dinero puedo ayudaros...no me siento mas cercana a Elimine por tener joyas,las llevo porque me ayudan a recordar sucesos pasados y lugares en los que he estado,se que sois buena gente,habéis logrado una gran evolución en vuestras tierras,habéis logrado reconstruir tantas cosas,¿De verdad veis necesario todo esto? Uno de aquellos tres hombres escupió al suelo y sin pensárselo agarró la bolsa de monedas,pero al acercarse a coger la bolsa sonrió de medio lado y empujo a la chica al arroyo,que al ser bastante baja y no tenía mucha fuerza cayo de culo al agua salpicando. -Ahora vamos a quedarnos con toda tu ropa chica,y bueno...podemos divertirnos todo el día contigo! El otro hombre se metió en el agua riendo un poco,la joven se levantó corriendo y con el bastón golpeo la cara de aquel hombre tirándolo al agua del golpe,moviendo el bastón como si de un bate se tratará. -Ya me habéis cansado,se acabo la amabilidad... Estaba empapada pero miraba a aquellos hombres con fiereza,podía parecer una noble delicada y tranquila,pero tenía mucho carácter.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Dom Oct 23, 2016 8:31 pm

Tal y como el nómada se había imaginado, los tres hombres salieron de entre la maleza con intenciones muy desagradables, a pesar de que uno de ellos había dicho segundos atrás que debían dejarlo todo en un mero “robar y asustar”, con cero involucración de violencia en la noble que había captado su atención a causa de las prendas de delicada costura y su aspecto de no haber dedicado más de un día y medio a realizar labores de campo. ¿Qué mejor forma tenían ellos de recuperar lo perdido que conseguir dinero a través de una noble que tendría cientos de joyas similares a las que ellos querían conseguir? Si, puede que no fuera el camino correcto para volver a ser lo que eran antes, y puede que no fuera lo más honrado a los ojos de los dioses... Pero eran aquellos mismos seres todopoderosos los que habían permitido la llegada de los Emergidos, sin ponerles freno alguno a través de sus infinitos poderes. Los dioses les habían abandonado en un mundo consumido por la rapiña y el miedo, y eran ellos mismos los que se habían salvado de tal situación a través de su sangre, sudor y lágrimas, regando con las tres el campo sobre el que ahora volverían a vivir… Los dioses no les habían dado nada en las malas épocas, ¿así que porqué escucharles de nuevo cuando habían sobrevivido sin ellos?

-¿De dónde diablos ha sacado ese trasto? ¡No lo llevaba de la mano hace un segundo!- El desconcierto de los campesinos transformados en asaltantes se mezclaba con su enfado, pues habían sido superados en reflejos y rapidez por una moza de la nobleza que no había agarrado un arado en su vida ni sabía el dolor que suponía domesticar a un caballo salvaje… Pero ellos no eran los único sorprendidos, puesto  que Salkhi también se encontró a si mismo con una ceja levantada, con una rodilla en tierra junto a su arco y carcaj, y espiando la situación que se vivía junto al riachuelo, mientras sostenía en su mano derecha una piedra del tamaño de su puño cerrado, esperando a que la situación degenerara en lo que se temía que sucedería, teniendo así una excusa para entrar en acción y dar su merecido a esos idiotas. Pero, después de ver aquello, una voz dentro de su conciencia empezó a declarar que tal vez, y solo tal vez, aquella joven pudiera defenderse sola y al final no necesitara ningún tipo de ayuda.

Pero…por desgracia, muchos presentimientos se terminan cumpliendo.

-Muy bien. Se acabó ser el buen caballero del grupo.- El campesino de más edad, como sugería su frondosa barba y las numerosas canas que brillaban pálidas en esta, echó mano a la parte de atrás de su pantalón, sacando del bolsillo un cuchillo de no más de cinco dedos de largo, pero afilado y con un brillo letal en su hoja. -Rolff, Aknos, agarradla de los brazos y no la soltéis aunque os patee en las pelotas.-  En un giro rápido de los acontecimientos, los tres campesinos convertidos en ladrones se habían vuelto mucho más peligrosos para la joven de pelos castaños, por lo que la resolución del cazador fue clara y rápida, apretando sus dedos en torno a la piedra y apuntando el lanzamiento, esperando al momento indicado. “Vamos…Solo unos pasos más…” ¿Su estrategia? En cuanto los dos más jóvenes tuvieran las piernas metidas en el río, lo que limitaría su movimiento y velocidad de reacción, lanzaría la piedra a la cabeza del tercero, lo que le desconcertaría el tiempo suficiente como salir corriendo desde el bosque por su espalda, dado que se encontraba tras él, derribándolo en el acto y dejándolo inconsciente de un puñetazo. Con suerte, la chica respondería con rapidez y dejaría a alguno de los otros dos fuera de juego con un golpe de su bastón en cabeza ajena o, como había dicho el mayor, una patada en las sensibles zonas reproductivas, lo que dejaría al tercero en inferioridad y no sería problema…
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Oct 24, 2016 11:09 am

-Siempre lo llevo en mi espalda,tapado por la capa...pero ese no es el caso! Podéis cambiar,he trabajado con muchas personas como vosotros,el tener que reconstruir una zona es muy costoso y da mucho trabajo,os comprendo...pero no tenéis porque hacer esto. Parecía que las palabras de la joven no servían de mucho,aquellos tres hombres ya se habían quedado con aquella idea en la cabeza y no iban a cambiar,aquella situación le pareció un poco a la primera vez que salió de casa,el día que se escapo,cuando la gente del pueblo la insultaba,llegando a agredirla y a casi matarla en medio del pueblo,ya que,para ellos,ella era una de las culpables de la situación precaria de la zona que sus padres regían,cuando realmente ella ni si quiera sabía lo que pasaba tras las paredes de la mansión,teniéndola encerrada en aquel lugar como si de un pájaro y una jaula se tratasen. En esta ocasión,sin embargo,los motivos eran diferentes aunque también tuvieran que ver algo.

La joven se mantuvo firme colocando su bastón frente a ella agarrándolo fuerte mientras observaba a aquellos campesinos,que se habían convertido en ladrones en muy poco tiempo,viendo como uno de ellos sacaba un cuchillo,aquello se estaba poniendo cada vez mas serio,estaba sola,o eso era lo que ella creía ya que nadie se había acercado,pedir ayuda en aquella zona era algo estúpido,pues nadie la escucharía,debía defenderse ella sola,aunque no fuera una experta en esto,al menos intentaría escapar. En cuanto vio que se fueron metiendo en el agua con aquellas tétricas sonrisas la joven empezó a caminar hacia un lado,buscando alguna salida de aquella situación,pero no era fácil,la superaban en número y en fuerza,ella era pequeña,aparentaba menos años de los que tenía,y a pesar de haber realizado una gran cantidad de trabajos en el campo,y sobre todo mas trabajos de cocina,seguía pareciendo una muñeca de porcelana,aunque en la palma de sus manos si que se veía claramente que a pesar de lo delicada que parecía,sus manos,antes muchísimo mas delicadas,ahora mostraban los signos claros del trabajo,sus pies también,había viajado ya mucho como para que no se viera bien en muchas zonas todo lo que había estado pasando. Movió el bastón de un lado a otro,intentando tener una distancia segura de aquellos hombres que intentaba esquivar el báculo,pero uno de ellos logró agarrarla del brazo acercándose,aguantando el golpe que le había dado en el hombro con aquel objeto,pero la chica reacciono,utilizando su rodilla para golpear sus partes mas nobles,aunque el asaltante mas mayor les había dicho que no la soltarán aunque les dieran en aquella zona,el chico no pudo evitar desplomarse agarrándose la zona afectada soltando un grito de dolor.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Miér Oct 26, 2016 3:59 pm

Con precaución, pero riendo por lo bajo, los dos campesinos convertidos en asaltantes metieron ambos pies en el rio, bajo la atenta mirada de la asaltada, el asaltante principal y el solitario testigo de todo aquel suceso, que esperaba piedra en mano al mejor momento para moverse y salir de las sombras, derribando al único de los tres pueblerinos que portaba un arma real y no un simple garrote de madera. Aquel tipo era el verdadero objetivo, y en cuanto llegara el momento indicado debía derribarlo lo antes posible pues, al igual que en una cacería, fallar el primer golpe a la presa más peligrosa puede suponer no solo el final de la caza, sino también de la vida para el cazador, quien se ver convertido en presa de forma rápida e inesperada. “Vamos…” Las piernas de los jóvenes estaban ya metidas hasta la mitad, y estaban solo a un par de pasos de la joven noble, quien agarraba su báculo con fuerza, como reflejaba la blancura de sus dedos y lo sacudía de un lado a otro, tratando de alejar a aquellos hombres. Por mala fortuna para ella, uno agarró su bate a pesar de recibir un golpe en el hombro. Por mala fortuna para él, la noble tenía una pierna larga y sabía dónde golpear a un varón para hacer daño de verdad.

“¡Ahora!”

Cambiando su estrategia a causa del desconcierto que había creado el grito de dolor del joven golpeado en sus partes más privadas, Salkhi saltó de entre los arbustos piedra en mano, lanzando la misma no a la cabeza del mas mayor de los asaltantes, sino a la mano que sujetaba el cuchillo, escuchando un grito de dolor al ver como la roca impactaba con la carne, seguido del sonido del acero chocando contra el suelo. -¡¿Pero que cojon…!?- Aquel hombre no tuvo tiempo de terminar su frase, pues su mandíbula recibió el golpe del puño izquierdo del cazador, el cual le envió directamente al suelo, desde donde obtuvo un pase directo al mundo de los sueños a través de una patada en la cabeza que el nacido de Sacae le asestó sin remordimientos, pero tampoco sin pasarse. Había ido allí para salvar una vida, no para llevarse tres, sobre todo porque aquella última tarea correspondería a los mismos habitantes del poblado de origen de aquellos tipos, a los cuales pensaba llevar a rastras si era necesario para que fueran sometidos a juicio público.

“Y solo queda uno…” Levantando la vista del cuerpo inconsciente, pero aún respirante, del más mayor de aquellos tres varones, Salkhi se fijó en el único que quedaba en pie, quien se encontraba con ambas piernas metidas en el agua, el rostro en shock y sin saber si mirar a su compañero noqueado, o al que se retorcía y gemía de dolor acostado sobre las aguas del rio. -Fuera. Ahora.- Con voz seca y dictatorial, el nómada dejó claras sus exigencias al último hombre capaz de mantenerse en pie por sí mismo en aquella extraña escena, quien seguía desconcertado y sin saber muy bien que hacer. ¿Se la jugaba a golpear a la chica y luego iba a por el extraño que acababa de aparecer? ¿Corría hacia el bosque que tenía a sus espaldas y desaparecía? ¿Hacía lo que se le había dicho y acudía a la vera del extraño que había salido de la nada y había lanzado al suelo al más adulto de los tres? Aquel joven no sabía muy bien que hacer, y en ningún momento sus movimientos pequeños se escaparon de la mirada de Salkhi, quien tenía toda su atención puesta en su cuerpo, a la espera deber que hacía al final… Lo que dejaba a la noble de pelo castaño fuera de su atención: Estaba bien, no la habían robado ni atacado, ¿por qué iba a preocuparse de ella si el asaltante que tenía más cerca estaba en el río tratando de no llorar del dolor que sentía en su zona mas íntima?
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Jue Oct 27, 2016 12:06 pm

No sabía muy bien que era lo que estaba pasando,¿Quien era el que estaba ayudándola? Desconocía que alguien se hubiera internado en el bosque,alguien que había tenido la valentía de ayudarla con aquel problema. La chica se lo agradecería mas tarde,ahora debía actuar deprisa. La joven empezó a moverse entonces un poco hacia un lado mientras con su báculo señalaba a aquel joven que parecía tan inseguro de que hacer en aquel momento. Lo tenía difícil en realidad,si se movía muy bruscamente puede que aquel chico se decidiera a agarrarla y utilizarla como rehén por lo que iba caminando hacia un lado poco a poco. Una vez le dio toda la vuelta al chico empezó a correr hacia la orilla colocándose junto al nuevo chico...¿Podía confiar en el? La había defendido de aquellos matones aunque no sabía sus verdaderas intenciones.

El chico se quedo inmóvil,ni si quiera hizo el intento de agarrar a la joven cuando esta se había salido del agua. Se resigno entonces,saliendo del agua y suspirando. Los tres matones habían recibido un buen golpe,no solo físico,sino también moral,habían sido derrotados por una chica y un...ahora si que se fijaron bien en el nuevo chico,parecía de Sacae. Quizás pudieran buscarse alguna escusa,para que el problema se lo llevara el joven de Sacae y no ellos. Los pueblerinos de aquella zona solo sabían de los saqueadores y los bandidos que habían en Sacae,aquellos que les asaltaban por las noches o incluso por el día.

La joven cleriga,suspiró mas tranquila y aliviada,aquella situación tan desagradable había terminado y aquellos matones habían sido atrapados por el joven...¿Quien era su misterioso héroe en las sombras?, tampoco parecía de por allí,aunque no le importaba de donde fuera,sino,que le había ayudado con aquel problema. Se acercó entonces sonriendo,mostrando una cálida y serena sonrisa mientras lo observaba fijamente. -Muchas gracias por ayudarme,nose que hubiera pasado si no hubieras aparecido,bueno si...pero no quiero imaginármelo. Me gustaría saber como os llamáis para poder agradecértelo todo bien. Yo me llamo Mulitia, encantada. No quería ni imaginarse que hubiera pasado si aquel desconocido no hubiera aparecido de repente para salvarla,para ella...había sido como un héroe.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Sáb Oct 29, 2016 8:38 am

Viendo el mundo por el rabillo de su ojo, Salkhi se percató de como la joven de pelo castaño salía del río: Empapada, con ciertas partes de su cuerpo seguramente doloridas, pero al menos sana y salva, sin daño alguno irreparable en su cuerpo y mente. “Bueno, la mitad del trabajo está hecho. Solo queda…” Clavando su pupila de nuevo en la única figura asaltante que permanecía erguida, el cazador esperaba a ver cuál será su reacción final, ¿huir o someterse? En ese momento, la indecisión era todo lo que se apreciaba en sus movimientos, aunque sus ojos emitían un ligero brillo que indicaba, a todas luces, que alguna clase de plan se estaba tramando en su mente. -Fuera.- Repitiéndose a sí mismo, el nómada optó por una estrategia algo más agresiva, y puso su rodilla sobre el cuello del hombro que descansaba inconsciente a sus pies, sin apartar sus ojos ni un solo segundo del tercer campesino del lugar, quien actuó al fin al ver la vida del mayor del trío en peligro, comenzando a salir finalmente del riachuelo. -Los dos.- Una orden seca y directa, en sintonía con ignorar completamente a la joven que tenía a su lado, y centrándose en indicar que hacer y como al único que quedaba en pie, quien ahora se veía obligado, a regañadientes pero sin querer ser el responsable de una muerte evitable, a obedecer al nacido en Sacae.

“Ahora, veamos que hay por aquí…” Apartando la vista durante un par de segundos del dúo que salía del agua, quienes cuchicheaban por lo bajo lejos de los oídos ajenos, el joven rubio observó su alrededor, tomando en este momento el cuchillo que estaba en el suelo para sí, sujetándolo con la mano derecha mientras buscaba algo que le sirviera en aquel preciso momento. “Mmmm…Si, eso servirá.” Por suerte para él, el mayor de los tres pueblerinos llevaba botas altas, las cuales estaban atadas con un largo cordón que podría servirle. Y para más suerte, los otros dos llevaban modelos parecidos, además de que cerraban sus pantalones con una cuerda en lugar de cinto. -Al suelo.- Ordenando a ambos una vez más, y con el cuchillo como elemento de intimidación además de la rodilla en el cuello ajeno, Salkhi envió a los dos jóvenes a apoyar sus posaderas en la tierra, lo cual hicieron con claras expresiones de disgusto y resentimiento, y constante dolor en el rostro del que había recibido la patada en sus partes más nobles. -Castaña, átale.- Mostrando claramente que no había escuchado las palabras de Mulitia, el nómada se dedicó a desatar por su cuenta las botas de los dos pueblerinos, atando posteriormente sus manos con los cordones de las mismas, evitando así que trataran de atacarlo por la espalda. ¿Y que si querían salir corriendo? Una flecha directa a la pierna y a ver quién era el valiente que intentaba correr en segundo lugar.

Con ambos ya completamente atados, y suponiendo que la doncella habría terminado por su lado, Salkhi apoyó una rodilla en la tierra y se quedó frente a ambos jóvenes, mirándolos a los ojos y tratando de descifrar lo que pensaban, aunque no era demasiado difícil suponerlo. “Tienen miedo… Saben que ahora serán juzgados por el pueblo por intento de asalto, tal vez de asesinato y violación. Saben que muy probablemente serán expulsados de la aldea, y que tendrán suerte si no les cortan una mano antes. Serán rechazados el resto de su vida, se verán obligados a ser auténticos bandidos para sobrevivir.” Bajo la capa de odio que veía en sus ojos, el cazador era capaz de ver pánico a las consecuencias de sus actos, pero no sentía ninguna pena por ellos. Había sido su idea asaltar a la chica, había sido su decisión tratar de robarla  quien sabe que más.

Ahora debían cargar con sus crímenes, y aceptar el castigo por aquello que habían realizado en su libre elección.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Sáb Oct 29, 2016 8:03 pm

Parecía un hombre de muy pocas palabras...de dos exactamente,no había conocido a muchas personas así en su viaje. En Nohr había conocido a varios soldados que también se comportaban de aquella forma o peor,mas bien peor ya que ni le dirigían la palabra o la mirada a la joven,aunque aquel chico rubio tampoco es que la hubiera mirado mucho,si lo hubiera hecho se habría dado cuenta de que su cabello no era castaño,sino pelinaranja. Suspiró un poco y hizo lo que aquel chico le dijo. Se arrodillo y empezó a quitarle los cordones a aquel hombre para después usarlos como una cuerda para atarlos. Apretó bien y suspiró después de hacerle un nudo fuerte para que no escapara.

No dijo nada mas,no quería parecer pesada y desde luego no era la situación perfecta para ponerse a charlar,la había salvado si,pero se conocían apenas nada,simplemente había aparecido en el momento propicio. Se quedo observándolo,tampoco había tenido mucho tiempo con todo aquel jaleo de verlo bien. Sus ropajes le recordaban a Sacae,al igual que sus facciones,no había visto a muchos nómadas de Sacae fuera de su propio territorio. Había conocido a una tribu de nómadas de Sacae,en sus viajes con Erk,habían sido buenas personas con ella y incluso le habían dado unas hierbas medicinales que solo se encontraban en aquella zona. No parecía tampoco de aquella tribu de nómadas. Observaba como los trataba,igual de serio,duro y estricto...le recordaba bastante a un familiar suyo,su padre.

Los maleantes empezaron a cuchichear entre ellos,el que había tenido la idea se lo estaba comunicando a los demás en pocas palabras para que todos estuvieran de acuerdo al llegar a la aldea. La chica se levanto entonces y volvió la vista hacia el joven de pocas palabras,esta vez si que tuvo que decirle algo. -Muy bien,como vamos a llevarlos hasta la aldea? Y es que los tres campesinos estaban sentados y atados,no podrían levantarse por ellos mismos asi que la chica ayudo a que el que ella había atado se levantará. -Tendremos que llevaros ante las autoridades locales,la próxima vez será mejor que penséis antes de hacer algo parecido.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Miér Feb 01, 2017 6:27 pm

Poco o nada le importaba la mujer que tenía al lado al arquero. Sí, es a la vez crueldad y contradictorio teniendo en cuenta que la había seguido para asegurarse de su seguridad, pero lo cierto es que no la seguía por ser quien era, ni siquiera por ser mujer. Si hubiera visto a un hombre, a un niño, o a cualquier persona siendo seguida en un contexto similar, habría realizado las mismas acciones paso por paso, sin duda alguna. “Al menos no es como otras y le da igual como la llame… Debería dejar esa manía que tengo de los apodos, es estúpida.” Negando con la cabeza para sí mismo, Salkhi mantenía los ojos en aquellos tres individuos que había cazado con las manos en la masa y piernas en el agua, terminando alguno de ellos más mojado que los demás por cierto golpe que aún rezumaba dolor en su rostro, sobre todo cuando trataba de moverse. “Tendrá suerte si sigue teniendo algo ahí abajo después de ese golpe.” ¿Pena o lástima por él? Ninguna. Se había buscado su propia suerte, y esa misma había llevado a que recibiera un golpe en su zona más frágil, lo que implicaba un terrible dolor que tardaría en abandonarle.

Los tres maleantes, aún a sabiendas de lo que pasaba, se juntaron para cuchichear entre ellos, en voz baja pero habla rápida, asintiéndose entre sí y sonriendo con malicia cuando miraban de reojo al cazador de pelo como la paja. “¿Se puede saber que andan tramando?” Aún si se agachara a su nivel y se acercara no lo sabría, principalmente porque cerrarían sus bocas en el preciso instante en el que se dieran cuenta de que intentaba descubrir cuál era el plan que estaban tramando. Por lo tanto, molesto con tanto secretismo por parte de unos asaltantes novatos, Salkhi optó por la resolución del problema más sencilla que se le ocurrió. -Calladitos.- En un rápido movimiento, el nómada se puso en cuclillas frente a los tres varones, apoyando las palmas de sus manos en las dos cabezas exteriores para acercarlas en un movimiento de fuerza normal, nada excesivo, pero que sirvió para que las tres cabezas chocaran como metal, yunque y martillo, lo que provocó un doloroso sonido en el claro del río, seguido por el de los pueblerinos tirándose al suelo con exclamaciones de dolor y maldiciones varias para la madre del arquero. “Si, sí, claro… ¿En todos sitios tienen el mismo rango de insultos? “ Ignorando las exclamaciones de dolor, y con un suspiro de cansancio saliendo de entre sus labios,  el rubio entró un momento entre los árboles para recuperar su carcaj, arco y flechas, colgando el equipo de caza cruzado desde el hombro derecho hasta la parte izquierda de la clavícula.

“Ahora toca lo difícil…” Saliendo de entre los troncos, pudo comprobar como el golpe no debí a haber sido demasiado efectivo, porque aquellos tipos se habían vuelto a poner de rodillas y hablaban por lo bajo de nuevo, aunque ahora le parecía sentir un brillo sanguinario en sus ojos, como si fueran animales heridos. “… Y ella no lo va a hacer más fácil.” ¿Qué cómo iban a levantarse? Claramente, no iban a hacerlo con su ayuda, pues no iba a ser tan compasivo y bueno como aquella noble, quien parecía no dar demasiada importancia a un intento de asalto, y quien sabe si de violación y asesinato. -Vosotros. Arriba.- Palabras secas y directas, una mirada de reojo fría como una noche en las planicies, y los dos campesinos estaban haciendo malabares con sus piernas para ponerse en pie por sí mismos, cosa que consiguieron tras unos cómicos treinta segundos de revolverse en el suelo tratando de recuperar la verticalidad… Aunque al cazador le hizo de todo menos gracia, pues estaba preocupado en otra clase de menesteres. -Vamos.- Con autoridad en la voz, el arco en la mano izquierda y una flecha en la derecha, Salkhi movió su cabeza hacia donde debería quedar el poblado en reconstrucción de origen, pues ya era hora de que aquellos hombres se encontraran con la justicia de una vez por todas.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Feb 13, 2017 11:03 am

Aquel trío de hombres parecían estar tramando algo, o eso era lo que parecía ya que no paraban de cuchichear, tampoco es que tuvieran muchas opciones para escapar, aquel hombre los tenía bien atados y vigilados, aunque quizás lo que intentarían sería ya una vez dentro del pueblo. Era lo mas probable, ellos eran ciudadanos de allí y el joven arquero y la clérigo no parecían de por allí, eso seguramente jugaría en favor de los tres malhechores, que intentarían lo que fuera para salir indemnes de cualquier acusación.  ¿Pero que podían hacer? Ella misma no conocía a nadie de aquel lugar así que tampoco podía hacer demasiado, aunque quizás aquel joven conocía a alguien de fiar que pudiera encargarse de aquellos hombres.

Vio como el joven les mandaba el levantarse y tras varios problemas consiguieron levantarse, una situación cómica, pero que en el momento que estaban viviendo no parecía tan cómica. La joven se coloco bien también para ir hacia el pueblo observando con severidad a aquellos hombres, suspirando después,para después girar su mirada hacia el arquero. -Creo que saben que se van a salir con la suya...seguramente conozcan a alguien en el pueblo que los pueda soltar y perdonar, es lo mas lógico. Asintió suavemente tras aquellos susurros, tampoco quería que aquellos hombres supieran lo que pensaba la joven sobre sus cuchicheos.

No sabía como iba a reaccionar aquel hombre, pero tampoco es que estuviera charlando con el de forma ociosa, solo quería que aquellos hombres no terminarán por quedarse sin un castigo del pueblo, aunque la verdad es que tenía muchas preguntas sobre el chico, pero no parecía ni el momento, ni el lugar para ponerse a charlar sobre aquellas cosas y seguramente el joven ni si quiera querría responderle. Ya estaban llegando al pueblo, no había mucha gente fuera, después de todo ya habían terminado de trabajar la gran parte de la población, pero aun habían algunos campesinos trasnochadores que al ver que llegaba el cazador junto con una clerigo y hombres de su ciudad atados no los miraron con muy buenos ojos.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Lun Feb 20, 2017 6:05 pm

Las palabras de al joven de pelo anaranjado resonaron en la cabeza del cazador, quien simplemente la devolvió una mirada de reojo acompañada de un encogimiento de hombros, una clara señal de que él pensaba que tal vez ellos quisieran irse de aquel problema sin problemas, pero que él no iba a ser quien protestara ante el pueblo y se pusiera de rodillas ante todos ellos, rogando por un castigo para los malhechores que, como buenamente podían, caminaban a paso lento hacia el poblado, el cual pudieron avistar todos en cuanto atravesaron el último árbol del pequeño bosque. “Algo traman, eso es seguro. ¿Pero qué?” Ese era, y no la reacción del pueblo al ver aquella escena, el pensamiento que cubría la mente del cazador a medida que avanzaba tras sus prisioneros, con el arco en sus manos y dispuesto a soltar una flecha si alguno de ellos decidía hacerse el valiente, o el demasiado listo, y trataba de escapar de la comitiva judicial que habían formado de forma improvisada y obligada. A pesar de todo, los tres varones no parecían temblar ni dudar, pues sus pasos eran seguros y ya no hablaban tanto entre ellos, aunque sí que dirigían miradas de reojo hacia atrás para confirmar que seguían siendo escoltados. ¡Claro que lo estaban! ¿O  acaso pensaban que el nómada solo les estaba jugando una mala pasada, y en cualquier momento desaparecería para dejarles de nuevo a solas con la joven doncella? Para Salkhi, la mente de aquellos hombres era un misterio.

La luz de las primeras antorchas, prendidas para que la noche no alcanzara al lugar por sorpresa y lo llenara de oscuridad, alumbró a las cinco personas creando dispares sombras, entrelazándose estas entre ellas y con las de los edificios que se encontraban en construcción, desde los cuales ojos cansados, pero curiosos, les observaban a cada paso que daban. La mayor parte de ellos reflejaban duda y desconcierto ante la imagen que paseaba por la calle de la reconstruida aldea, pero el rubio pudo distinguir miradas de reproche y agresividad desde algunos habitantes del lugar, aunque no sabría decir si estaban dirigidas hacia los delincuentes, quienes tal vez ya habían obrado mal en el pasado, o hacia él mismo. No le sorprendería que fuera lo segundo, aunque esperaba que la gente hambrienta de aquel lugar tuviera en cuenta que se había tomado la molestia de llevarles comida para el estofado que muy seguramente habían cenado. "La misma mirada en tantos rostros diferentes solo puede significar una cosa..." Salkhi se imaginaba que pasaba por algunas mentes, aunque la de los tres hombres ante él seguía siendo un misterio, sobretodo porque, desde que habían atravesado el primer edificio, se habían callado y su paso ahora era firme, mucho más seguro que antes. ¿Acaso habían terminado de trazar su plan? ¿O acaso alguien del lugar ya les había visto, y de alguna forma les había hecho saber que nada pasaría a pesar de su situación?

Finalmente, el comité llegó a la que era la plaza central del lugar, donde ya se habían reunido algunas personas y cada vez más lo hacían, llevadas por la curiosidad o por el conocer a alguno de los tres hombres que estaban atados de manos y precedidos por la noble y el cazador. Este mismo, sin ningún reparo, dio un rodillazo a cada parte trasera de las piernas varoniles ajenas, haciendo que los tres quedaran de rodillas ante sus conciudadanos, aunque su expresión no cambió ni un momento, incluso  uno de ellos se atrevió a sonreír. -¡En el nombre de la Santa Elimine! ¡¿Qué está pasando aquí?!- El sacerdote local, quien parecía encontrarse al mando del lugar, avanzó entre el gentío para quedar ante los cinco que acaban de llegar, repartiendo su mirada entre los prisioneros, el nómada y la noble. Salkhi, quien no le prestó más atención de la requerida, dirigió su mirada hacia esta última, hacia Mulitia, a quien miró fijamente sin sombra de duda en su rostro. -Cuéntales.- A él sabía que no le creerían, pero en una joven de alta cuna, sierva de la Santa Elimine, pondrían su confianza sin problemas… Aunque, por desgracia, los tres hombres se les adelantaron. -¡Nos atacaron en el bosque! ¡Este sucio bandido de Sacae nos siguió cuando fuimos a refrescarnos de trabajar, y ella le ordenó atarnos de esta forma y traernos como perros! ¡No son más que dos malhechores! ¡Lo juro por la Santísima Elimine y el alma de mis antepasados!- La mentira escapó de forma tan violenta y repentina que provocó un alzamiento de ceja por parte del cazador, el cual fue seguido por un suspiro de cansancio y una desinteresada mirada a la gente del pueblo… Quien, claramente, se lo había tragado por completo. Los nómadas de Sacae nunca habían sido bien vistos, y debía haberse de esperado que jugaran esa carta contra ellos. “En fin… ¿Qué dirás ante esto señorita?” Por el extremo de su ojo, Salkhi fijó su atención en la joven doncella, esperando a ver, no solo como reaccionaba a aquella situación, sino también a como respondía ante la misma. ¿Se apresuraría a responder? ¿O mantendría la calma y explicaría las cosas tal y como habían sido en realidad?
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Jue Abr 20, 2017 10:56 am

La joven proseguía la marcha tranquilamente observando el pueblo hasta el que estaban llegando, tenía la sospecha de que alguno de aquellos aldeanos terminarán por ayudar a aquellos malhechores, fue por eso que la joven empezó a observar hacia todas partes llegando a ver cada rostro, cada mala cara, no sabía muy bien hacia quien iban dirigidas, pero muchas de ellas mostraban verdadero odio y desprecio, sin embargo, ninguno parecía hablar, nadie levantaba la voz ni preguntaba que era lo que ocurría con aquellos tres hombres, trabajadores de aquel pueblo. La comitiva viajaba en silencio por el pueblo, aunque cada vez eran seguidos por mas aldeanos del pueblo, cada persona que los veía terminaba por seguirles, como si se tratará de algún tipo de cortejo.

Aun no sabía exactamente lo que iba a pasar en aquel lugar, pero lo que si sabía es que quería justicia, aquellos hombres la habían agredido e intentando muchos otros actos indecentes que no eran dignos de mención, al menos por ahora. Por otra parte el arquero no parecía tener mucha esperanza, aunque por lo poco que se expresaba no se podía saber muy bien lo que pasaba por su cabeza, era un misterio que no comprendería nunca, a no ser que terminarán por conocerse algo mas en profundidad, algo que no estaba muy claro si iba a pasar ya que ni si quiera tenía ningún interés en nada de lo que ella decía. Al llegar ante el sacerdote local, uno de los tres malhechores empezó a soltar toda aquella sarta de mentiras, jurando incluso en balde  ante la Santa Elimine. La chica no pudo evitar apretar sus puños y negar varias veces con la cabeza esperando a que aquel hombre terminara de hablar. Las personas del pueblo parecían incluso creer unas excusas tan pobres, ingenuos de ellos.

-Me avergüenza mucho que juréis algo así ante Santa Elimine, me llamo Mulitia y provengo de Etruria, no conozco de nada a este arquero, pero de no ser por el seguramente lo habría pasado muy mal y por eso estoy muy agradecida de que nuestros caminos se cruzasen. Estos hombres intentaron propasarse conmigo mientras estaba refrescandome, Decidme...¿Que sentido tiene que una clérigo de Santa Elimine ataque a unos trabajadores de un pueblo?  No tiene sentido alguno, incluso en el caso de que así fuera, ¿Que sentido tiene que los llevará de vuelta hasta el pueblo de donde provienen?Sus acusaciones no tienen ni pies ni cabezas, no hay fundamentos lógicos en sus palabras. Estoy en una misión oficial que me encomendó la mismísima iglesia y estos hombres se aprovecharon de que estaba sola en el bosque. La chica hizo una pausa para observar tanto al arquero como a los delincuentes que tenía delante, para terminar de fulminar con su mirada al sacerdote. -Lo único que busco es justicia y que aprendan que es lo que no deben hacer...podéis creerme o no,pero la verdad solo tiene un camino.


Última edición por Mulitia el Vie Mayo 05, 2017 10:48 am, editado 1 vez
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Mar Abr 25, 2017 5:33 pm

El pueblo entero se quedó en silencio ante las palabras de aquel hombre, escuchando cada sílaba, cada uno de los sonidos que sus labios producían, escupiendo mentiras que parecían ser verdad a oídos locales, pues el arquero era capaz de ver miradas de auténtico odio, ya no solo hacia sí mismo, sino también hacia la sacerdotisa que se encontraba a su lado, quien parecía enfadarse con aquellas falsas afirmaciones. ¿Acaso era porque jugaban con la realidad? ¿O porque acababa de usar el nombre de su diosa en vano, para nada más que hacerse ver más realista ante los oídos de aquellas supuestas buenas gentes? “Por los rostros que veo, no sería la primera vez que algo así pasa.” Miradas de desconfianza desde todos lados, constructores apretando la cabeza de sus martillos… Las alargadas sombras de las antorchas que les envolvían otorgaban a la escena una imagen tensa y macabra, con sobras danzantes que se entrelazaban entre ellas, jugando a encontrar la verdad y la mentira siendo ambas parecidas para el ojo que no vio la situación.

Finalmente, el mentiroso calló y la testigo explotó. Su nombre, rango y origen fueron revelados, y las mentiras de los asaltantes fueran puestas a prueba con feroz verdad, devastadora como el fuego ante frágiles excusas. “Con esa labia podría encandilar a más de uno para unirse a su iglesia.” Desatendido de las palabras de Mulitia, el rubio nómada fijó su vista en los tres hombres del pueblo. Uno de ellos el más joven, temblaba aún de rodillas, llorando incansablemente en silencio. El segundo de ellos le reconfortaba, poniendo una de sus manos en los hombros ajenos como buenamente podía…  Y el tercero, aquel que había hablado por el trío de vándalos, observaba a la sacerdotisa con ojos llenos de ira y furia. Era fuego, igual que el de las palabras de la noble etruriana, pero con un brillo asesino y devastador que habría hecho retroceder a muchos en caso de tener que soportarlo.

Más no a Salkhi. Él tuvo que tragarse las ganas de matarle allí mismo.

Una vez las palabras de la joven terminaron, la plaza del pueblo se llenó del murmullo de los habitantes locales, quienes intercambiaban impresiones sobre lo que acababan de escuchar, tratando de aclarar entre ellos que era lo que había sucedido fuera de sus casas, allá entre los árboles junto al arroyo, y quien era portador, o portadora, de la culpa que luchaba por esconderse. -¡SILENCIO!- La poderosa voz del sacerdote local, acostumbrado a acallar voces durante años en sus ceremonias sagradas, trajo el silencio de nuevo al lugar, roto este solamente por el crepitar de las llamas que iluminaban la situación. -Ambas partes traen acusaciones graves. Si realmente eres una sierva de Santa Elimine, no hay razón algún ni sentido en que hagas falsas acusaciones ni manipules la conciencia de otros a placer hija mía. Sin embargo, tu compañero carga sobre sus hombros con el peso de los crímenes de su pueblo. Y hemos conocido a más nómadas mentirosos y peligrosos que honestos y justos. Estar cerca de gente como ella hace que nos cueste creer en tus palabras.- Otra vez amenazadoras miradas del pueblo, otra vez la sensación de no ser bienvenido, otra vez tuvo que contener el cazador sus deseos de sacar el arco y matar a aquellos tres hombres en el acto para luego marcharse sin dar explicaciones. -Mas debo deciros también, que estos tres hombres han vivido en estos campos toda su vida. Han sudado en la tierra y han sangrado por ella, repeliendo a los llamados Emergidos de vuelta a su infernal morada. Cuentan con nuestra confianza, y no es fácil que creamos tal historia así como así.- Un suspiro, lleno de cansancio e indecisión, salió de los labios del sacerdote, quien acalló sus palabras durante unos breves minutos mientras reflexionaba en silencio, pensando en que decisión tomar y hacia qué camino dirigir el conflicto que se encontraba en sus manos. “Si no fueran tan cerrados de mente, aceptarían que un santo es un diablo cuando nadie mira.” Un ligero bufido de impaciencia escapó, furtivo y voraz, desde lo más profundo de la garganta del nacido en la gran llanura, quien ya empezaba a cansarse del espectáculo que era aquella situación. Las pruebas estaban ante ellos, los rostros de los malhechores hablaban por si solos. ¿Por qué dudaban entonces en acusarlos y condenarlos?

-Invoco el don y nombre de Santa Elimine, protectora de nuestro pueblo y señora de la luz. Que guíe mis pasos en esta ardua tarea y muestre la verdad a mis cansados ojos.- Y tras tanto silencio, fue una petición de ayuda a su ser superior de elección lo que dijo el sacerdote. En ese preciso instante, Salkhi supo que nunca antes había estado sometido a una situación en la que tuviera que contenerse las ganas de impartir justicia por mano propia durante tanto tiempo, y puede que difícilmente volviera a estarlo. -Si alguno de los dos acusados desea añadir algo mas a su testimonio, antes de que tome mi decisión, ahora es el momento… Hija mía. ¿Tienes algo más que decir ante los ojos de nuestra señora?- Los ojos del pueblo entero se posaron, una vez más, en la delgada figura de Mulitia. Y una vez más, Salkhi clavó su vista de reojo, más interesado en sus reacciones y gestos que en sus palabras… ¿Cómo convencería a aquella gente de su situación de que realmente era una sierva de su señora y de que la palabra que portaba era verdadera?
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Mayo 05, 2017 11:33 am

La chica escuchaba todas y cada una de las palabras que el otro clérigo de Santa Elimine decía, parecía estar compinchado con alguno de aquellos hombres, no podía ver el mal que habían hecho las propias personas de su propio pueblo, pero a diferencia de eso si que se atrevía a juzgar a aquellos que no eran de su propia comunidad. Juzgas antes lo que tienes fuera a los problemas que realmente tienes en tu casa, ya lo había visto muchas veces, había conocido a una gran numero de personas que pensaban de la misma forma y la verdad es que era difíciles cambiar de idea, pero no imposible. La gente hablaba, muchos de ellos defendían a sus paisanos, otros parecían consternados por las palabras de la joven, miraban mal a aquellos hombres que habían vivido con ellos todo aquel tiempo y que habían realizado un acto tan desdeñable.

Suspiró ante todas aquellas palabras y negó con suavidad. -Estoy segura de que todo lo que decís es cierto,
seguramente estos hombres hayan trabajado mucho por ayudar a este pueblo, pero una cosa no quita la otra, en este mundo no hay ni buenos ni malos, solo buenos actos y malos actos, que realizan las personas, el mas trabajador puede realizar un acto de maldad sin dudarlo y no por eso quita que sea el hombre mas trabajador del mundo, pero el acto esta hecho.
Volvió la vista hacia la muchedumbre con un rostro sereno y tranquilo. -Lo que juzgamos aquí es un acto de maldad,no si estos hombres son buenos trabajadores y por tanto las acusaciones hacia este otro hombre tampoco me valen. Entonces observo al arquero fijamente. -Puede que haya realizado actos crueles como decís, pero en este momento...ha salvado mi vida y mi dignidad, y es lo único que me importa.

De entre sus cosas saco un pequeño rollo de pergamino que acercó hasta el clérigo, mostrando el sello de su maestro, una rosa con una estrella de cinco puntas. Era un sello muy reconocible ya que su maestro era uno de los clérigos mas conocidos de Etruria, sobretodo por ser el único maestro en utilizar métodos como la los ungüentos creados con plantas medicinales y la alquimia. -Aquí esta el sello de mi maestro, y este rollo de pergamino es mi misión...por si no me creéis, podéis mandarle una carta a el contando lo que aquí estoy ocurriendo, estoy segura de que sabrá como actuar ante este caso La mujer entonces miró con firmeza a los ojos de aquel clérigo, su maestro era un hombre con fuertes relaciones en la iglesia de Santa Elimine. -Espero que nuestra Santa Elimine os haya iluminado y encontréis el castigo pertinente para estos tres trabajadores, para que después puedan seguir con sus vidas y no volver a hacerlo...
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Miér Mayo 10, 2017 5:49 pm

Los ojos del poblado estaban clavados o en algo o en alguien. Daba igual si fuera la figura de la sacerdotisa, el cuerpo del cazador, la triste figura de los tres presos, la efigie del sacerdote del lugar o el documento que la primera enseñaba al último.  Nadie se atrevía a pestañear o a respirar demasiado alto, pues una extraña tensión había caído sobre las gentes de aquel lugar, donde ya nadie sabía que pensar sobre quién. ¿Acaso la extranjera llevaba razón? ¿Acaso ella y su acompañante, un saqueador nómada de Sacae, habían sido atacados por el trío de locales? ¿O se trataba de todo de una bien urdida mentira que engañaría a todos, y de la que planeaban sacar nada salvo el placer de llevar sufrimiento y desesperación a las buenas gentes de aquella aldea, quienes se habían empezado a recuperar al fin de los crueles asaltos que los emergidos llevaban allá donde aparecían? Ninguno de los allí presentes se atrevía ya a juzgar a alguien criminal o víctima, y todos esperaban a que el anciano cura terminara de inspeccionar el pergamino que Mulitia había extendido ante sus ojos. ¿Sería realmente aquella la prueba final que sentenciara la decisión del noble siervo de Santa Elimine?

-Ningún sacerdote que se haga llamar como tal desconocería esa firma. Vuestras palabras son verdaderas, sois discípula de quien decís ser.- Una leve inclinación de cabeza, una señal de respeto y arrepentimiento por parte del monje hacia la noble etruriana, un pedido de disculpa por dudar en algún momento de sus palabras y un saludo cordial entre dos personas que tomaron por vida el ofrecerla a los demás con ambas manos abiertas para dar, no recibir. -Esta prueba indica que sus palabras están llenas de verdad. Todo siervo de nuestra Santa señora jura no recurrir a la mentira y el engaño por bien propio o ajeno, por lo que sus afirmaciones son ciertas.- La tensión, al igual que la soportada por la cuerda de un arco, quedó estática durante unos segundos tras aquella afirmación, pues el poblado la estaba procesando con lentitud, como si les costara aceptar aquello como una realidad.

Pero, finalmente, la flecha salió disparada y la tensión fue rota.

Gritos. Amenazas. Llantos. Súplicas. Diferentes reacciones salían de diferentes rostros, y cada mirada se dirigía a un lugar diferente, ya fuera la figura de los culpables o la de los acusadores, algunas con ira en los ojos y otras con misericordia. Aún ante claros hechos como aquellos, el pueblo no se ponía de acuerdo en a quien culpar. -¡SILENCIO!- Una vez más el ruido fue roto por la voz del sacerdote local, cansada pero aún poderosa y cautivadora. -Hijos de esta tierra. Hermanos, maridos e hijos de los aquí presentes. ¿Tenéis algo que añadir en vuestra defensa? ¿Deseáis confesar lo que vuestra alma esconde?- Donde antes había un rostro orgulloso y dos de silencio y complicidad, solamente se podían ver ahora tres llenos de temor y duda. Ninguno de ellos tenía que decir, nada con lo que defenderse ni con lo que disculparse. Sus lenguas habían sido atadas por la firma de un monje de tierras lejanas y la ira de su propia gente. -Sea pues… Pasaréis la noche en el cepo bajo vigilancia. Mañana sufriréis juicio popular y vuestro castigo será decidido y cumplido. Así se haga la justicia de Santa Elimine si así lo decreta.- Con un gesto de la mano, tres jóvenes que parecían ser los aprendices del anciano tomaron a los tres criminales, arrastrándolos hacia el lado de la plaza donde les esperaban tres estructuras de madera diseñadas para el escarmiento público y el castigo por acciones deshonestas.

-Siento que halláis tenido que pasar por esto querida, y que tengáis espacio en su corazón para perdonarlos. No es mi intención excusarles ni hacer sus actos nobles, pero los tiempos duros vuelven crueles a los buenos hombres.- Los ojos del monje local se clavaron en los de Mulitia, sin pestañear ni apartar la mirada a pesar del cansancio que recorría su interior, y el dolor que era para él tener que condenar a tres de sus feligreses por acosar a una sierva de Santa Elimine. -Os ofrezco mi hogar para pasar la noche, si así lo deseáis, así como un asiento, voz y voto en el acto de mañana. Y lo mismo para vuestro compañer… ¿Dónde está el nómada que os acompañaba?- Al apartar la mirada de la joven, el sacerdote esperaba encontrar tras ella a la fibrosa figura del cazador… Sin embargo, no alcanzaba a ver al rubio nómada por ninguna parte. ¿Acaso se habría desvanecido entre la multitud, como si se tratara de un mal espíritu?

Nada de eso en realidad. Salkhi, de forma simple y sencilla, se había dado media vuelta en el preciso instante en el que el monje había decretado la sentencia de cepo y juicio para los tres salteadores. La justicia se había decidido aunque un estuviera muy de acuerdo con el resultad, y no había nada más que hacer allí para él. Por ello, si figura podía ser vista por alguien con buena vista desde el centro de la plaza, dirigiéndose con calma hacia la salida del poblado, abandonando la seguridad de las antorchas y la comunidad para adentrarse en la oscuridad de la noche, una compañía mucho más agradable y comprensiva para él que cualquiera de las personas que allí se habían reunido.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Mar Mayo 23, 2017 11:52 am

Esperaba que solo con aquello consiguiera demostrar su inocencia, era lo único que le quedaba ya para que aquel cura terminará de creerla, no solo lo hacía por ella misma, no quería que los actos de bondad de aquel chico cayeran en saco roto solo porque aquellos tres malhechores estuvieran soltando mentiras para salvarse de cualquier castigo. No estaba nerviosa, se sentía segura, observaba al cura observar su pergamino fijamente. Aunque le había molestado haber tenido que recurrir a aquello para demostrar su inocencia, pero era lo único que podía usar en aquel momento para sacarlos del problema. Después de observar un rato aquel pergamino el hombre comenzó a mostrarse mucho mas amable, un cambio muy repentino que hizo suspirar a la joven que negaba levemente con la cabeza. -Estoy segura de que este pueblo es un pueblo lleno de personas trabajadoras que luchan contra las adversidades que este mundo les ha mostrado, pero somos humanos, erramos y nos equivocamos, solo espero que estos hombres vean lo que han hecho, para que no lo vuelvan a hacer.

La chica se quedo callada en cuanto volvió a escuchar gritos, sin mirar a ninguno de aquellos ciudadanos, simplemente centrando su mirada en aquellos tres hombres que no parecían querer sacar sus vergüenzas a la luz, prefiriendo sufrir el castigo a confesar sus actos. Ninguno se pronunció por lo que el sacerdote termino por dar su sentencia, llevándolos hasta su pertinente castigo. La gente seguía algo confundida pero al ver que ya se llevaban a los tres malhechores comenzaron a disiparse las masas, no era bueno estar fuera a aquellas horas, y tenían que descansar ya que al día siguiente tendrían que trabajar temprano. -No siento rencor por ninguno de ellos, solo quiero que cambien...se que estos tiempos son difíciles y hacen que la gente cambie a peor pero debemos aprender a cambiar para bien, porque si no este mundo nunca cambiará. La joven asintió entonces suspirando mientras miraba al cura. -Con tener una cama en el templo para mi es mas que suficiente, no necesito mucho mas y mi compañero...

La joven se extraño al no ver a aquel taciturno chico que la había salvado, pero logró verlo alejándose de aquel pueblo, se despidió entonces del cura un momento y fue caminando hacia el chico. Termino por llegar hasta el y le toco el hombro ligeramente sonriendo con suavidad. -Os debo mucho, me gustaría daros algo, no como recompensa, sino porque muy pocas personas actuarían ante un acto así. De su bolsa de viaje saco una pequeña figurita tallada en mármol blanco, representaba la figura de una hermosa mujer de largos cabellos con las manos unidas y con un largo vestido. -Es una figurita de Santa Elimine, si queréis podéis quedárosla o bien...podéis venderla, os darán varias monedas por ella. Suspiró entonces apartando su mano para observarlo fijamente. -Muchas gracias de verdad...si algún día necesitas algo y puedo ayudarte, mi nombre es Mulitia Fenn, ese es mi nombre completo. Os ayudaré encantada.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Salkhi el Sáb Jun 10, 2017 6:28 pm

“A lo mejor debería pasar la noche cerca del río, es un buen lugar para acampar.” Desinteresándose por todo lo que estaba sucediendo a su alrededor desde que se había dictado sentencia, el cazador caminaba entre el mar de pueblerinos en dirección a la oscuridad, sintiendo que a pesar de haber sido demostrada su inocencia y la de la joven muchas miradas se clavaban en su cuerpo, llenas de desprecio y rencor, como si fuera su sola culpa el que la acusación hubiera terminado así. Ninguna respuesta apareció en su rostro o salió de los labios del arquero, que continuaba su camino hacia el final del asentamiento civilizado para encontrarse con la naturaleza y la libertad que ella levaba siempre consigo.

Pero, antes de que pudiera hacerlo, alguien tocó su hombro.

En un primer momento, Salkhi pensó que podría ser un familiar de los acusados, buscando venganza al no creerse que un nómada de Sacae fuera inocente de un crimen al que se le acusaba, ¿cómo iba a serlo naciendo en una raza de ladrones y bandidos?  Sin embargo, su ceja derecha se alzó sola al comprobar que no era un lugareño armado y con plan de tomarse la justicia por la propia mano, sino la sacerdotisa por la cual había comenzado todo, la doncella cuya presencia había desencadenado los acontecimientos de aquel día. Como no, había ido a buscarle para agradecer lo que había hecho por ella, un gesto que no sorprendió demasiado al cazador, pues ya se esperaba algo así solo con haberla conocido durante unas horas: Aquella joven era alguien que llegará hasta el final con tal de conseguir lo que buscaba, y un agradecimiento encajaba en tal categoría.

Sin embargo, fueron sus palabras y el gesto de entregar una figura de su diosa las acciones que sorprendieron levemente al rubio. No solo por aprobar la venta del regalo, sino por entregarle el favor de su nombre, la última señal que necesitaba para asegurar que aquella mujer era de sangre noble, alguien de cuna alta y sábanas de seda. Pero, mientras tomaba el regalo de la sacerdotisa, una duda comenzó a aparecer en la mente del nómada. Era algo sencillo, pero que no se había parado a pensar hasta el momento. Aquella chica… Mulitia… La había tomado por una noble como todas las demás, pero había visto detalles que la hacían diferente. No se movía por orgullo propio ni la necesidad de aparentar ser alguien que no era, pues si fuera así ni se habría molestado en agradecer lo que había hecho ni habría buscado una condena suave hacia los agresores. Es más, habría usado su baza de nobleza al momento, amenazando con barrer al pueblo del mapa si aquellos hombres no recibían un castigo ejemplar. En lugar de aquello, había sido desconsiderada y justa, buscando justicia en vez de venganza.

-Dime… ¿Por qué eres sacerdotisa?- Con ambos brazos cruzados, Salkhi clavó su helada mirada en las pupilas de la doncella, esperando su respuesta pacientemente, pues no tenía ninguna prisa salvo aquella que le impulsaba a salir de aquel lugar y abrazar la paz de la soledad. Pero, antes de aquello, necesitaba confirmar sus sospechas, necesitaba saber que aquella joven era diferente a todos los nobles que había visto y de los que había oído alguna vez. Si las palabras que decía contenían verdad, si no había una sombra de falsedad en su voz al responder, el cazador sabría que había encontrado a alguien que merecía la pena entre la alta cuna de la sociedad. Cuando supiera eso, solo cuando confirmara que ella merecía la pena como humano, podría darse la vuelta y regresar a su propio mundo con la certeza de que, incluso en lo más alto, podría haber gente digna de su atención.

Mulitia Fenn… Si ella era como estaba imaginando, sería un nombre que procuraría no olvidar.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Arco de bronce [1]
Vulnerary [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
702


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Jul 03, 2017 11:45 am

Había sido una noche cuanto menos movidita, en su viaje se había encontrado ya con un gran numero de aventuras, con muchas personas, personas que le habían ayudado aun cuando no tenían nada que dar y otras que aun teniendo de sobra no le habían dado nada, había visto mucho sobre el mundo, algo que cuando era joven no podía ver y que ignoraba al ser encerrada en el castillo por sus padres. Después una vez se escapo y casi la mataban solo por ser hija de quienes eran...pudo ver algo mas de mundo, tampoco mucho mas, pero gracias a la iglesia de Santa Elimine pudo convertirse en alguien de provecho, en alguien útil para la sociedad. Agradecía mucho a la Santa que hubiera puesto en su camino a aquel sacerdote que la había ayudado a comprender que podría hacer grandes cosas por aquellos que habían sido maltratados, que no veían luz ninguna en un mundo donde la oscuridad cada vez se cernía mas y mas.

No le importaba darle uno de sus recuerdos de la iglesia donde había aprendido a curar, donde había logrado convertirse en lo que ahora era, una verdadera sacerdotisa. En el viaje no le iba a servir de mucho, pero quizás a aquel chico que la había ayudado, podría servirle para darle suerte...o quizás para al menos una semana de provisiones si sabía vendérselo a la persona adecuada. Ella no tenía problemas, ni para comer, ni para descansar, en Elibe era fácil para una sacerdotisa encontrar cobijo en los diferentes templos y allí mismo a cambio de su ayuda con la limpieza, la cocina y cualquier otro trabajo, le daban comida para continuar con su viaje. El taciturno joven pareció aceptar su muestra de agradecimiento, ya con aquello ella se sentía satisfecha pero entonces el chico le pregunto algo, fue lo mas largo seguramente que había oído salir de la boca de aquel chico.

-Un sacerdote me salvo de una muerte segura a manos de los aldeanos que habían sufrido grandes penalidades por culpa de mis padres...yo nunca había salido en mi vida fuera del castillo, no sabía nada de lo que mis padres estaban haciendo y cuando logré escapar, solo para curiosear...me encontré con eso...ese sacerdote de Santa Elimine me salvo y yo decidí que iba a ayudar a toda aquella gente que había sufrido durante todos aquellos años, por culpa de mi ignorancia,
así que decidí hacerme sacerdotisa para curar aquellas heridas que mis padres habían provocado, para restaurar la justicia y la paz en este mundo de oscuridad y penurias...
La joven paró un momento entonces suspirando y observando la estatuilla de la hermosa santa. -Puede que no sea la mas creyente de nuestra señora, pero agradezco cada noche que ella me abriera los ojos, ahora puedo viajar, soy libre...y con mis ojos puedo ver lo que realmente sucede en este mundo y puedo actuar en consecuencia, solo con eso ya siento que soy alguien privilegiada, solo por ser libre.

Tras decir aquello una brisa de viento hizo que sus cabellos comenzarán a mecerse con el viento mientras ella sonreía mirando al arquero. -Gracias por todo, espero que algún día nuestros caminos vuelvan a encontrarse. Tampoco quería quitarle mas tiempo al joven, no le gustaba charlar y eso lo había dejado claro en todo el tiempo que habían estado juntos, así que no le iba a obligar, la joven se despidió entonces inclinando su cabeza y comenzó a caminar hacia el pueblo de nuevo de forma tranquila, había conocido a alguien nuevo, alguien a quien no olvidaría, como todos aquellos que en su camino la habían ayudado.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
Báculo de Cure [2]
Báculo de Hammerne [2]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1656


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] From ashes borns hope [Priv. Mulitia]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.