Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Vie Oct 16, 2015 1:05 am

Siguiente destino: Nohr. De ahí viajaría a Hoshido a pie. Después, atravesando el país, visitaré Ylisse. Arvis me dijo que solo estuviese en Magvel, pero tenía que analizar el estado de todos los países. Para prevenir, decidí ocultar mi relación con él. Supongo que nadie debería conocerme siempre y cuando no use mi apellido. El único problema era encontrarme con otros nobles. Pero ni siquiera deberían saber de mi existencia. Debería estar a salvo.

Contacté con un barco mercante. Estaban preocupados por ataques marítimos por los emergidos, así que decidí acompañarlo como escolta. De esta forma, podría dar esquinazo a mis guardaespaldas y poder viajar completamente de incógnito.

Me informaron de que el barco había partido de Elibe, así que había otros pasajeros al igual que otros mercenarios a bordo. En caso de haber problemas, tendríamos que cooperar todos. Era mi primera vez experimentando este tipo de situación, así que, muy en el fondo, deseaba que no hubiese ningún inconveniente en el viaje.

Ya que estaba en cubierta, decidí dejarme llevar por la brisa y relajarme un poco. Saqué mi tomo de fuego y empecé a leerlo. Eso sí, me aseguré de no pronunciar siquiera una sola palabra. No quería conjurar nada por accidente.

Perdone―me dirigí a un miembro de la tripulación―. ¿Sabe cuánto tiempo tardaremos en llegar al destino?

Tras un silencio, el hombre al final respondió.

―Si seguimos con  este viento, en un par de días deberíamos haber llegado.

Eso era rápido. Tras agradecer al señor que me dio la información, me quedé en silencio, recordando aquellos tiempos en los que vivía en el ducado y mi única preocupación eran mis otros hermanastros. Poco después, decidí levantarme e ir a los camarotes. Debía conocer a los demás mercenarios que habían decidido encargarse de esta tarea junto conmigo. Todo servirá para podernos sincronizar mejor en caso de haber un combate.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Vie Oct 16, 2015 8:30 pm

Decían que la brisa marina era buena para la salud, por lo que el mago oscuro subió tambaleante la escalera que separaba la zona de camarotes de la cubierta del barco. Los viajes en barco eran algo completamente diferente a cualquier cosa que había experimentado Sindri, quién se agarraba a las paredes mientras subía para no caer rodando, y eso que estaba acostumbrado a las condiciones de vida de Ilia, donde el frío y la nieve eran más que comunes y particularmente los inviernos eran duros y las ventiscas azotaban las montañas continuamente. Pero nada, absolutamente nada, había preparado a Sindri para el bamboleo de un barco en alta mar... era una sensación de desorientación como si el suelo que pisases nunca fuera dos veces el mismo y todo tu campo de visión cambiase súbitamente y sin previo aviso. El mago oscuro había pasado casi todo el tiempo en su camarote estirado en lo que podría considerarse una hamaca, puesto que había embarcado en una nave comercial y no de pasajeros, y las noches habían sido particularmente largas. Todo se mueve y todo hace ruido, no hay ni un instante de silencio... y el movimiento, ese terrible movimiento... ese incesante, mareante movimiento...

¿Por qué le había tenido que tocar a él? Por la juventud, le habían dicho los otros bibliotecarios mientras le contaban que la Biblioteca de Ilia se había interesado por unos volúmenes que habían sido avistados en Nohr sobre diversas ramas de magia que eran poco estudiadas en Elibe, libros que serían de gran interés para cualquier mago. Pero había un problema: las relaciones entre Elibe y Akaneia no estaban en su mejor momento e Ilia no podía formalizar una petición de soporte en la búsqueda a Nohr... o mejor dicho, con el problema de los Emergidos los gobiernos no podían permitirse tal comunicación. Había una solución simple: enviar a alguien a buscar los libros en misión de reconocimiento al terreno, contactando con tiendas e incluso con otras bibliotecas del lugar que tuvieran más de un ejemplar. Sin embargo la gente de Elibe no era bienvenida en Nohr... o en ningún otro punto de Akaneia, por lo que no podía tampoco enviarse un contingente grande de gente o podría tomarse como un incidente diplomático. Por lo expuesto, se decidió enviar el miembro más joven de los bibliotecarios sin más ayuda que la económica en un barco mercante, puesto que los barcos de pasajeros se habían limitado por los ataques de Emergidos. Y así, una semana después, Sindri tomó el barco en un puerto de Ilia y comenzó la travesía mientras este navío iba parando en puerto tras puerto... ¿Cuánto más tiempo podía tardar? Sindri sentía que llevaba una eternidad ahí.

Salió a cubierta finalmente y tomó una bocanada de aire salado marino. No le ayudó en absoluto y sólo le recordó lo hambriento que estaba y que no se sentía capaz de comer nada en este instante. No había mucha animación en cubierta por lo que decidió que ese lugar, se movía todavía más decidió que realmente no era el lugar donde quería estar, por lo que se decidió a bajar de a la zona común que había en los camarotes y esperar ahí mejor tiempo. Allí había algo de gente agolpada pero uno de ellos le llamó la atención por lo que tenía en las manos: un Grimorio de Fuego, un libro de hechizos que permitía al lector con talento mágico la creación de llamas a placer... era un útil instrumento para la lucha pero también tenía otros usos. Había muchos a la disposición de la Biblioteca para los magos que deseasen practicar o comprarlos para su uso particular... incluso el Dark Mage los había probado en el pasado, pero comparados con los Tomos de Magia Arcana no le resultaban tan cómodos de usar.

Se acercó un poco bamboleante al sujeto con el libro de hechizos y, tras una pequeñita pausa para aserenarse y asegurarse que no había movimientos bruscos del barco, le dijo –  Vaya, qué lectura tan ardiente tiene usted aquí. Es un libro apasionante, pero si lo leo demasiado tiempo acabo quemado de él. – tenía unos pocos chistes más sobre libros y fuego, pero Sindri prefería guardárselos hasta ver la reacción del sujeto. Decían que el humor era una buena herramienta de curación y el bibliotecario iba a probar si funcionaba con el mareo.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 18, 2015 1:06 am

Seré sincero, no me di cuenta de que alguien se me había acercado mientras leía. Cerré el libro rápidamente, debido a un pequeño sobresalto, pero pronto me recompunse. No parecía ser una mala persona y la broma que hizo no parecía ser malintencionada. De hecho, en cierto sentido se podría decir que me hizo un poco de gracia. Dejé escapar una sonrisa leve.

Como se suele decir, cualquier cosa en exceso puede ser abrasador para nosotros. Pero todo consiste en la moderación.

Caminé hacia él tras equilibrarme un poco en el barco. Lo cierto es que el viaje iba a ser bastante largo. ¿Por qué no intentar relacionarme un poco con la gente de aquí mientras tanto? No pierdo nada en absoluto.

Mi nombre es Azel ―me presenté―. Me pidieron que escoltase el barco junto con otros mercenarios en caso de un ataque de los emergidos. Como ya habéis podido observar, mi especialidad es asar al enemigo ―intenté seguir su broma como pude―. ¿Y vos? ¿Cómo habéis acabado en este barco? ¿Sois un mercenario o, por el contrario, estáis por otras razones?

Lo cierto es que me picaba mucho la curiosidad. ¿Qué motivos podría tener alguien para ir a visitar un país en un medio de transporte como un barco tras averiguar los problemas que hay con los emergidos? Debía estar en algún tipo de misión, o bien debería haber pagado bastante a los del barco. Aunque podían existir muchísimas más posibilidades que no considerase. Siendo ese el caso, sería imprudente asumir nada de este buen hombre.

¿Es esta vuestra primera vez en barco? ―Añadí, para dar un poco más de conversación.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Dom Oct 18, 2015 8:39 pm

Ahuhuhu~ Al fin alguien con sentido del humor, una novedad en este navío lleno de gente seria. – realmente no era culpa de la tripulación el no apreciar sus chistes puesto que, primero, estaban muy ocupados con asegurarse que todo en el barco funcionaba como debía ser y, segundo, que sus juegos de palabras eran terriblemente malos. Le reconfortaba haber encontrado alguien que apreciaba sus pequeños chistes, por malos que sean, y haberle sacado una sonrisa a alguien. Al menos, pensar en nuevas maneras de hacer reír a alguien hacía que se distrajese por un corto período de tiempo de su mayor problema en este momento: su mareo. Miró con curiosidad como el hombre se incorporaba tras haber cerrado el libro con prontitud y se acercaba a él, tratando de balancearse en el siempre cambiante suelo del navío, de una forma bastante más diestra que el Dark Mage.

El hombre se presentó como Azel, un Mage especializado en fuego que había embarcado en calidad de guardaespaldas, presuntamente para defender el lugar de un ataque de Emergidos... tenía sentido que los capitanes contratasen gente profesional para la protección de los barcos, aunque él personalmente no había oído de ningún ataque suyo en alta mar. Obviamente pagar para la protección del barco también incluía que los guardaespaldas se ocuparían de toda clase de piratas que pudieran amenazar la integridad del barco, de sus pasajeros y del peso de sus bolsas de oro – Mi nombre es Sindri y soy un bibliotecario de la Gran Biblioteca de Ilia. Permítame decirle que es reconfortante saber que mi protección está en las manos de un Mage. – se presentó de buen humor el muchacho de Elibe. La magia era una herramienta muy poderosa que, en las manos adecuadas, era mucho más eficaz que una espada y un escudo por el gran espacio que podía abarcar. Obviamente era todavía más efectivo combinar la magia con otros tipos de armas y escuelas de lucha para crear una fuerza más versátil... pero eso eran ya temas de Tactician y Sindri prefería no tocarlos – ¿Que qué hago aquí, pregunta usted? Viajo a Nohr con la esperanza de encontrar tomos y libros que no pueden encontrarse en Elibe. – le explicó, señalando levemente el grimorio del Mage con su mano derecha. Continentes completamente distintos tendrían maneras radicamente distintos de entender algo tan etéreo y misterioso como la magia – Me temo no tengo mucha madera de mercenario... he oído que es una vida bastante dura. Me contento de poder estudiar entre los muros de la biblioteca. – una vida de luchador, casi como nómada, era algo completamente ajeno al Dark Mage y era algo que no quería probar...

–  Oh, sí, desde luego que sí... créame que no hubiera pisado una de estas bañeras al revés si no fuera completamente necesario... – se lamentó Sindri recordando de nuevo su mareo, que le cayó en su estómago como si fuera un yunque. Se sentó, empujado por el deseo de aserenarse un poco antes de continuar la conversación... debían inventarse mejores maneras de viajar, por el cielo aunque sea... ¿Cómo harían los marineros para poder pasarse su vida en alta mar? – ¿Y usted? ¿Se dirige a un lugar en especial? Parece que resiste los viajes en barco bastante bien. – o, al menos, mejor que Sindri, lo que no era muy difícil. El bibliotecario esperaba que si saciaba su curiosidad podía olvidarse de nuevo del hecho que estaban en una construcción de marea en plena mar sin tierra a millas.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 20, 2015 10:50 pm

Aquel estudioso que se presentó como Sindri no parecía mala persona. Es una pena que no pudiera decirle mis motivos de viaje, pero no creo que sea lo más inteligente en el momento. Después de todo, no sé absolutamente nada de él salvo que es un bibliotecario con un sentido del humor un tanto especial ya que los miembros de la tripulación, como bien yo mismo experimenté, eran un poco serios…

Bueno, no se puede hacer nada al respecto. Los emergidos no son el único problema que hay que hacer frente. Existen también piratas —expliqué—. Tengo entendido que también hay otros que fueron contratados para lo mismo. En mi caso, fue más como un intercambio. Ya que tenía que ir a Nohr, pedí a cambio de protegerlos que me permitiesen subir a bordo.

Si no recordaba mal… Ilia estaba en… ¿Elibe, puede ser? ¿O era Valentia? No, no. Es Elibe. En el norte de Elibe, para ser más exactos. La geografía no era mi fuerte, pero creo acertar con este dato. Gracias a la información que dio sobre sus motivos para viajar a Nohr, pude confirmar mi suposición. Entonces, este barco lleva navegando desde Elibe… Pues sí que han hecho una larga travesía considerando que han parado en Magvel también.

No soy un experto en el arte de la magia, pero tengo confianza en lo que domino—dije, intentando mostrarme seguro a pesar de no estar del todo convencido de mis propias habilidades—. Lo cierto es que ser mercenario ahora es un poco más fácil, siempre y cuando uno sepa por dónde relacionarse —añadí—. Algunos se enrolan en el ejército, mientras que otros tomamos otros encargos menores, pero igualmente de importancia.

No pude evitar mostrar una pequeña sonrisa por lo que dijo de su experiencia en los barcos, a pesar de no ser la primera vez que se montaba en uno. Sin embargo, no me senté. Me gustaba la idea de ver el mar. Me relajaba y, durante unos instantes, me hacía pensar que toda esta situación de los emergidos no había surgido. Poco después, cuando se volvió a dirigir a mí giré mi rostro, mostrando un poco de preocupación por el mareo cuando en realidad sabía que tenía que mentir. Bueno, lo haría a medias.

Estoy buscando a alguien. A un grupo de personas en concreto —expliqué—. He probado a buscar a esas personas por Jugdral y Magvel, pero solo encontré a uno en Magvel. Mi plan es viajar a Nohr y, si no lo encuentro, viajar por el resto del continente de Akaneia. Será un viaje largo, pero merecerá la pena. Son personas importantes —concluí. Si hablaba más, podría acabar delatándome—. En cuanto a mi experiencia marítima… Diría que ya llevo unas… seis veces, quizá —de vez en cuando tomé uno anteriormente por motivos políticos a Silesse. Era más rápido que yendo a pie.

Pronto se me ocurrió un tema de conversación. Dijo que estaba estudiando los tomos y los libros de continentes diferentes, si no entendí mal. Por lo menos, que no sean de Elibe.

Sois un estudioso, ¿no? ¿Habéis estudiado libros de otros continentes? —pregunté—. De ser así, ¿existen diferencias entre los conjuros de los distintos países? De ser así, ya tengo dos motivos para ir a esa biblioteca que decís —confesé—. Ése y el hecho de que tiene que haber libros sobre la historia de los países de Elibe. El intercambio cultural debe ser muy provechoso. Dicho esto.

Me senté a su lado y entonces mostré de nuevo mi tomo. Siempre y cuando no lo usase, podría dejárselo para que leyese un poco.

Este es un tomo de fuego de Grannvale, en Jugdral. De allí vengo. Si quiere, mientras dura el trayecto, podemos estudiarlo un poco. Eso sí, no realizaré ningún hechizo. No quiero alertar a nadie aún.

Creo que sería interesante averiguar cosas de Elibe. Por otra parte, no hay nada de este tomo que me ligue con la casa Velthomer, así que mi identidad seguiría a salvo. Al menos, por el momento.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Miér Oct 21, 2015 2:55 am

¿Aún más mercenarios contratados para proteger el navío? Vaya, parece ser que estaremos tan protegidos como un rey en su castillo. – qué curioso que intercambien mercenarios... ¿Sería una práctica habitual? Quizá si los mercenarios querían cambiar de aires durante un tiempo se hacían intercambios culturales entre bandas de mercenarios de continentes distintos. Muy enriquecedor, sí señor, así podían aprender nuevos idiomas, nuevos estilos de lucha y volver tras un tiempo con una nueva visión del mundo... quizá la vida de mercenario no estaba tan mal, al fin y al cabo – Oh, no sea tan modesto, señor Azel. Seguro que es usted un Mage muy capaz. – debía serlo por fuerza o no lo habrían contratado como un guardia de seguridad de un barco... sabía de primera mano lo mucho que costaba un pasaje hoy en día y seguro que en aquél precio venía incluido el estar protegido por mercenarios de primer nivel. Obviamente no iban a dejar proteger a la tripulación y a los viajeros a un Mage con más posibilidades de provocar un fuego en cubierta que acertar a un enemigo.

Vaya, está usted enfrascado en una búsqueda... – dijo lentamente Sindri mientras trataba de hacer un mapa mental de todos los sitios que dijo el mago. Ambos lugares estaban situados al noreste de Elibe, más allá del enorme continente que era Valentia – ¿Jugdral y Magvel enteros? Ha hecho usted un largo viaje, entonces... seguro que tiene muchas historias interesantes que contar. – omitió inquirir más sobre sus motivos puesto que, más que menos, este tipo de búsquedas eran privadas y no solían compartirse con el primero que pasaba. Sin embargo... ¿Tanto terreno abarcado y sólo había encontrado a una persona de las que buscaba? O bien estaban en perpetuo movimiento o habían elegido los restantes continentes para vivir – ¿Seis veces? Yo no creo verme capaz de subir a otro de estos para el viaje de vuelta. Tal vez me quede a vivir en Nohr o alquile un pegaso para volver... – bromeó de buen humor el muchacho, aunque no podía esperar al momento de abandonar el barco en pos de tierra sólida... y el pensamiento de tener que tomar un barco de nuevo le ensombrecía de sobremanera.

¿Estudioso? Dudo que pueda llegar a ser considerado como tal, simplemente soy un bibliotecario. – la Magia Arcana se basaba en gran parte en el conocimiento personal, más allá de los pactos de los Mage con los espíritus elementales, la base de la Magia de Ánima. Los Magos Oscuros invitaban a la oscuridad a su interior para poder utilizarla y dedicaban su vida al estudio para desentrañar sus secretos y aumentar su poder y dominio de ella. Sin embargo todo Mago Oscuro sabía que hundirse demasiado en la oscuridad para la búsqueda de conocimientos era algo peligroso puesto que en cada hechizo, en cada maldición, en cada ritual había una probabilidad de perderse en la oscuridad. De olvidar por qué se atesoraba el conocimiento. De buscar sólo poder. O de un destino todavía peor – He leído libros de todos los continentes, puedo asegurarle que cada uno de los distintos reinos tiene representación en la Gran Biblioteca de Ilia. – Sindri se hinchó de orgullo con esas palabras, la Gran Biblioteca de Ilia era una de los mayores centros de conocimiento de todo Elibe y cada día recibía más y más manuscritos y tratados que estaban a disposición pública.

¿Magia? No le voy a mentir, no soy Mage, así que no sé si mis conocimientos le serán muy valiosos. – no había ninguna mentira ahí, él no era un Mage sino un Dark Mage y no estaba totalmente convencido que lo que él sabía le sirviera a un Mage – No puedo decir con seguridad que la magia sea distinta en sí... pero definitivamente hay diferencias en la manera de usarla. El estilo de magia de los practicantes de Elibe es más pragmático y se usan menos círculos de conjuros, salvo los practicantes de Magia de Ánima más avanzados. – se refería, claro, a los Sage – Según he leído, los practicantes de magia de Akaneia emplean círculos de magia en cada conjuro... una teoría es que así estabilizan mejor las energías mágicas pero, desgraciadamente, las razones exactas no se conocen. Con la aparición de los Emergidos es difícil llegar a acuerdos de desarrollo taumatúrgico entre Elibe y Akaneia... – en otras palabras, era difícil que los magos de Akaneia y los de Elibe investigaran magia juntos por las discrepancias entre los gobiernos de ambos lugares.

Sindri cogió con cuidado el tomo que le había dejado Azel, no como haría un mago, sino como haría un bibliotecario: con el máximo cuidado se lo puso en su falda y pasó con cuidado las hojas para no romperlas, observando su contenido – Ah, maravilloso, maravilloso... es distinto pero tengo la impresión que un Mage haría que funcionase. Seguro que se podrían lanzar buenas bolas de fuego con ello. – no podía decir que él podía lanzar bolas de fuego con este libro, usar hechizos con libros ajenos es algo que es de muy mala educación. El bibliotecario anotó mentalmente que los libros de hechizos Jugdral eran de una calidad excelente – Y, sí, comparto su opinión: lanzar bolas de fuego en este espacio no es muy recomendable. A no ser que deseemos cursos prácticos de natación, claro. – bromeó de nuevo... pero realmente esperaba que no sucediese. Lo único peor de estar en un barco en el medio del océano es estar sin él.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 25, 2015 12:59 am

Bueno, tampoco creo que sean tantos ―dije, observando el tamaño del barco―. Contándome a mí, seremos unos cuatro, quizá… Iba a encontrarme con ellos poco antes de empezar a hablar con vos ―añadí―. Me gusta conocer a las personas con las que voy a trabajar. Pero supongo que puede esperar.

Reí con el comentario que hizo sobre mi don para la magia. No lo pensé demasiado. Después de todo, es cierto que comparado con otros soy un inútil. Pero eso no implica que no sepa manejarme en el campo de batalla… Espero. Por otra parte, decidí relajarme al ver que no ha hecho realmente menciones de importancia sobre Magvel y Jugdral. Más concretamente, menciones del tipo a quiénes busco y esas cosas. Habría sido muy problemático tener que mentir. Aunque todo ese alivio se fue por una risa que se me escapó la imaginarme a alguien alquilando un pegaso para recorrer todo el territorio.

Lo veo un poco complicado, aunque sería, cuanto menos, interesante… ―sé que en Silessia usan a los pegasos como medio de transporte aéreo además de compañeros de las jinetes de pegaso. No era tan raro, pero me seguía haciendo gracia la idea.

Por otra parte, no pude evitar quedarme sorprendido por cómo pudo asegurar lo de la información. Si no es un estudioso, ¿qué es? Es cierto que un bibliotecario tendría motivos para leer libros, pero de ahí a buscar información sobre todos los países hay un largo camino.

De donde vengo, las personas que han leído tanto como vos suelen ser consideradas estudiosos. Vuestro conocimiento debe ser mucho más amplio del que dais crédito ―estaba convencido de ello―.

Cuando le dejé el libro para que lo estudiase un poco, hizo comentarios sobre como el no ser un mago provocaría que no diese un conocimiento, según él, valioso. Sin embargo, ya me dio una información muy interesante. La verdad es que nunca entendí el funcionamiento de la magia de mi propio país. Creo que en mi caso, al ser un descendiente de Fala, tengo su uso más o menos asegurado gracias a mí sangre. Aunque no me gustaría que ese fuese el caso, ya que sé de otros magos del mismo elemento sin la ascendencia que tengo. Pero, cambiando de tema, era una desgracia no tener el contacto entre países para estudiar los distintos tipos de magia y desarrollar otros nuevos.

En mi caso, cuando leo el libro, siento como si el mismo poder surgiese en mí. No sabría explicarlo ―de hecho, ese es el problema y también quizás la razón por la que sigo siendo un novato―. El libro me transmite su conocimiento y usa mi cuerpo como canalizador para liberar la magia, hasta donde yo sé. No soy un estudioso de la magia y, además, puede que solo sea mi caso, así que no sé si esto contaría como información interesante ―pronto volví a reír con la broma―. Bueno, yo sé nadar. ¿Y vos? ¿Cómo os manejáis en el agua?

Me interesa mucho el estilo de magia de Akaneia. Una suerte que esté yendo allí. Podría estudiar un poco su magia y los conflictos con los emergidos. En el mejor de los casos, podría desarrollar una alianza entre los países de allí y Grannvale.

Pero entonces, me acordé del gran dato: los emergidos. Supuestamente usaron banderas de los países de Jugdral, Grannvale incluido.

Señor Sindri ―pregunté un poco más serio―. ¿Ha habido registros de unas apariciones anteriores de seres como los emergidos? De haberlos, podríamos buscar similitudes entre los emergidos y aquellos seres. Y, lo más importante, podríamos buscar pruebas de la inocencia de cada uno de los países. Sé por ejemplo que el país de donde provengo no tuvo nada que ver en estos conflictos ―o, al menos, eso espero. Arvis nunca me dijo lo contrario.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Dom Oct 25, 2015 7:08 pm

Imagínese un gremio que se dedicase al transporte aéreo de personas mediante wyverns o pegasos... con unos cuantos de esos animales y alguna obra de ingeniería podría crear una máquina suficientemente estable para poder llevar a gente por aire. ¿Cuánta gente preferiría pagar eso antes que coger un barco? El que patente la idea podría hacerse rico en muy poco tiempo... – continuó brevemente con la broma tras ver que era algo que le había hecho gracia. Realmente sólo hablaba medio en serio, tal cosa parece más fantasía que realidad y no sabía cuánto podía costar siquiera juntar suficientes animales voladores como para hacer que un aparato despegase del suelo, por no decir moverse. Pero cualquier cosa era preferible a volver a utilizar uno de estos navíos...

Siempre hay algo de tiempo libre en la Biblioteca, especialmente ahora por los Emergidos que no permiten una fluida comunicación por las carreteras de Elibe y llega menos gente a Ilia. – apuntó Sindri a la observación que había hecho Azel sobre los estudiosos con una sonrisa. Tampoco tenía tantos conocimientos, simplemente su área de estudio arcano le requería saber sobre numerosas variables, ¿Qué lugar mejor para hacerlo que una biblioteca, el súmmum del conocimiento de un lugar? – Si en una biblioteca hay algo son libros, por lo que siempre puedo entretenerme durante las largas horas de espera hasta que comienza mi turno. – o incluso en el propio turno si no había nadie, como comenzaba a ser más y más usual. Realmente sólo los magos que estudiaban cerca o algún viajero perdido se acercaban a las puertas de la biblioteca y no solían quedarse mucho tiempo. Eran malos tiempos, antes había tantos visitantes que no cabían en las instalaciones dedicadas a ello y debían pasar la noche en los distintos albergues y posadas, lo que ayudaba también a la economía de Ilia en sí.

Fascinante. Simplemente fascinante. – expresó Sindri tras oír cómo se sentía Azel al utilizar Magia de Ánima. Por tal y como lo describía era una sensación completamente distinta a usar Magia Arcana... el bibliotecario tenía entendido que los Mage hacían pactos con espíritus elementales para poder emplear la Magia de Ánima pero, tal y como lo explicaba Azel, parecía que no era siempre así. Quizá los magos de Jugdral conseguían utilizar magia de otro modo... menos pactos y más talento, o quizá había otros factores que hacían despertar el poder. Sólo había tanto que los libros podían contar sobre una sensación tan personal como usar magia – Poder sentir eso y el hecho de ser Mage... no puedo evitar sentir algo de envidia por usted, sinceramente. – la voz del muchacho no llevaba animosidad pero sí un gran sentimiento de pesar. De no haber tenido talento para la Magia Arcana pero sí para la Magia de Ánima... ¿Cómo habría sido todo? Para comenzar, seguiría teniendo su familia y seguramente no tendría que estar viajando en barco. Su familia... no pudo evitar pensar cómo estarían y qué estarían haciendo en aquellos instantes, cuando les separaba un océano de distancia... – ¿Nadar? Tan bien como una piedra, supongo. Lo último que apetece en Ilia es darse un baño en alguno de sus lagos helados, por lo que no es una habilidad que haya desarrollado mucho. – fue completamente honesto con el Mage, absolutamente nada le había llevado a practicar la natación en Ilia: no quería coger una pulmonía – Aunque mirándolo bien... no puede ser peor que estar en este barco. Quizá una o dos bolas de fuego animarían el trayecto... – se forzó a bromear sobre el asunto para tratar de levantar sus ánimos.

Agradeció enormemente el hecho que Azel mismo propuso un nuevo tema de conversación que últimamente estaba muy de moda: los Emergidos, aquellos seres misteriosos que parecían salir de la nada y sembraban discordia entre los países, provocando desconfianza y cizaña allá por donde pasaran. ¿Qué les empujaba a actuar así? ¿Por qué sí atacaban unos lugares pero otros no? Eran un misterio envuelto en un enigma con un acertijo de lazo – Ha dicho usted que viajó por Magvel, ¿no es así? De aquél país han llegado rumores... al parecer ha habido avistamientos de seres extraños, pero los detalles no son claros. – la pregunta le hizo recordar algunas historias que había oído en la posada cercana a la biblioteca... pero no le habían parecido muy sólidos puesto que hablaban de arañas gigantescas y cosas por el estilo. ¿Cuándo se había visto una araña así? – La inocencia de los países... no es una idea descabellada, todos claman que no han tenido nada que ver pero, a la vez, los patrones de comportamiento de los Emergidos siguen algo parecido a alianzas y enemistades. – sólo tenían observaciones, todos los intentos de comunicación con los Emergidos habían acabado en fracaso, al menos no ha llegado ninguna información nueva sobre ello a la biblioteca – Sin embargo... eso no cambia los estandartes de los Emergidos. ¿Quién puede culpar a un país de tratar de defenderse de aquellos que creen enemigos? Es tan poco lo que sabemos sobre ellos... – Sindri suspiró levemente tras aquellas palabras. Defenderse era lógico y aunque era posible deducir que había gato encerrado, las autoridades de los países tenían el deber de defender sus ciudadanos.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 28, 2015 1:28 pm

Me imaginé la escena que me dijo, aunque no me resultó especialmente complicado. Nunca lo había experimentado, pero no me extrañaría que dentro de Silesse usando a los pegasos para recorrer distancias relativamente largas. Por otro lado, no era capaz de ver eso en ningún otro país que tuviese sus mismas características: muchos pegasos. En cuando a los wyverns, les veo el mismo problema. Si hubiese una gran distancia entre país y país tendrían que hacer paradas entre cada uno para que el animal se recuperase. ¿No sería eso explotarlo demasiado? Bastante ya que los usamos como montura en las guerras.

Creo que tendríamos que considerar el problema de que los animales se agoten a medio camino. Realizar un trayecto con islas seguras donde reposar. De ser así, podría manejarse. También habría que plantearse cuántas provisiones llevar o si en las islas habrá alimento y agua. En cambio, si fuese una máquina… ―empecé a imaginarlo―. Me cuesta desarrollar una imagen mental de lo que decís, pero si fuese como este barco de grande… podría valer, creo. Sin embargo, eso no deja de ser un sueño inalcanzable. Los humanos no tenemos alas. Aunque es un sueño agradable.

Sentí una pequeña tristeza en las palabras de Sindri, aunque sinceramente no sé si se debe a que realmente le entristecía las pocas visitas a pesar del tiempo que tenía para leer o si, por el contrario, fue imaginación mía. Quise pensar que era lo segundo. Después de todo, ¿para qué insistir en algo que puede que no exista? Fue por ello y por la conversación que expliqué un poco mis experiencias con la magia. Aunque después de escuchar los comentarios me sentí un poco nervioso.

Pero eso solo pasa cuando uso la magia del fuego, por alguna extraña razón  que no comprendo ―dije rápido―. Mi uso de la magia del viento y del trueno es muchísimo más deficiente. Tengo que estudiar horas y horas los libros y entender el proceso del conjuro, los círculos… Hay quienes directamente tienen que hacer un pacto con un espíritu para usar magia de alto nivel si no tienen un don natural para ello ―suspiré―. No sé a qué se deberá, pero me alegra haber tenido esta conexión con la magia del fuego, al menos. Y mejor no hablemos de las escuelas de la magia de la oscuridad y la de luz… Esas ya son imposibles para mí.

Pensándolo con un poco más de detenimiento quizá mi afinidad se deba a eso que se decía de mi familia. Eso de ser los descendientes de Fala. No le di muchas vueltas, entre otras cosas porque Sindri se había encargado de hacerme reír un poco.

No es tan malo, señor Sindri. Es cuestión de acostumbrarse. Sin embargo, si hay algo que pueda hacer para que esté más cómodo, no dude en pedirlo.

Escuché con toda mi atención lo que empezó a hablar de los Emergidos. Me habló de Magvel e hizo una comparación que hasta yo conocía. Había escuchado historias de zombies, esqueletos y arañas gigantescas, por muy difícil que me resultase creerlo. Pero según también contaban, no se asemejaban en absoluto a la amenaza actual. Atacaban sin ningún tipo de discriminación por el lugar. En este caso, los Emergidos han decidido a quién atacar. Es hasta posible que los que estén en un continente sembrando el caos sean enemigos de los que estén en otro. Una pena que no sea factible probar esto…

No solamente siguen ese patrón ―dije―. Han provocado que los países que no fueron atacados por uno de los grupos se alíen en calidad de “compañeros de desgracias” en mi opinión. En cuanto a la relación entre los mismos Emergidos… Si no fuese por lo difícil de esta tarea, sería interesante probar a que, por ejemplo, Emergidos de Jugdral se encuentren con algunos de Nohr. ¿Se aliarían o combatirían los unos contra los otros? ―suspiré―. Como bien decís, carecemos de información… Lo que sí que me preocupa es el hecho de que hayan aparecido justo cuando se estaban desarrollando relaciones pacíficas. Si mi hipótesis de que los países en cuestión no enviaron tropas fuese cierta… ¿Algo o alguien quiere que no exista dicha alianza?

Estaba hablando demasiado y, para cuando me di cuenta, me quedé en silencio por completo. Tenía que evitar este tipo de problemas, ya que se me podría relacionar con algún país.

Lo siento, he hablado demasiado. Y todo esto basándome en un supuesto que no se puede asegurar… ―aunque me gustaría comprobarlo. Si pudiese encontrarme con el gobernante de Nohr, podría preguntarle. Incluso si él no, alguno de los príncipes del país podría darme la respuesta que busco.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Vie Oct 30, 2015 1:44 am

Respecto a esa afirmación... no todos los humanos tienen alas, pero entiendo sus preocupaciones con el imaginario sistema. Tiene muchos contratiempos, pero no es más que una idea de alguien que tiene el cerebro removido por culpa de un barco, no le de mucha importancia. – hizo un pequeño movimiento con la mano para enfatizar la falta de importancia que sus ideas mecidas tenían. Los laguz garza, halcón y cuervo tenían alas incluso en lo que se podía considerar su forma más antropomórfica... ¿Quizá algunos humanos sí que estaban hechos para surcar los cielos? Si era así, ¿Quién lo había decidido y por qué motivos? Unos sueñan con poder volar y los otros tienen el deseo concedido, quizá incluso sin pedirlo. Había algo bastante desbalanceado por ahí... – ¿Quizá podríamos pedir ayuda a los lugareños de Phoenicis o de Kilvas? – dijo ahora sí completamente en broma Sindri. Las relaciones laguz-beorc ya eran tensas de por sí en los momentos anteriores a la aparición de los Emergidos... por lo que hoy por hoy tenía entendido que eran bastante escasas y escuetas por decisión de ambos. No podía culpar a ninguna de las partes. Además, era mejor no acercarse a Kilvas, esas islas eras un hervidero de piratas...

Talento, afinidad al elemento o simplemente una preferencia personal. La magia actúa de maneras desconocidas e, incluso, totalmente opuestas sin medir palabra alguna... sucesos que deberían ser iguales acaban teniendo resultados incompatibles. La magia es algo vivo y, como tal, parece cambiar a cada paso que da... – expuso tentativamente Sindri con un tono algo seco, todavía algo alicaído. Talento... dones naturales... de nuevo aquél caos y falta de balance: ¿Quién era el encargado de dispensarlos? Porque Sindri tenía pensado llevar a cabo una larga y tendida conversación seria con él por el trato recibido – También depende mucho del lugar de nacimiento del Mage, por lo que parece. Los magos de Elibe y de Magvel parecen mucho menos especializados y capaces de usar múltiples tipos de Magia de Ánima; por el contrario los magos de Tellius parecen especializarse mucho más en un tipo concreto y son capaces de grandes hazañas en cada elemento... – Sindri movió la cabeza como si quisiera echar pensamientos de su cabeza – De nuevo, todo esto lo he sacado de libros, memorias y tomos polvorientos de teoría mágica. No puede compararse con la experiencia de primera mano que usted pueda tener. – accedió de manera sincera el bibliotecario, su experiencia con la Magia de Ánima era casi completamente nula.

Magia de Luz y Magia Arcana... dos grandes desconocidas... el número de grimorios dedicados a cada una es muy inferior al de un solo elemento de la Magia de Ánima. – no lo decía en vano, había muy poca información de esos tipos de taumaturgia. Enigmas que los profesionales querían guardarse, o quizá es que la información no era de dominio público – Parece ser que son secretos bien guardados del oficio y que las fuentes de información reposan en otros lugares lejanos de la biblioteca donde trabajo. – seguramente en las bibliotecas más cercanas al clero y a los monjes y, en el caso de la Magia Arcana... cualquier idea era igual de buena. Era un arte muy hermético y los practicantes solían estar aislados tanto de los demás Magos Arcanos como de la sociedad en sí – Me temo que no dispongo de conocimientos extensos sobre ninguna de las dos escuelas de magia. – y bien verdad que era: no tenía mucho conocimiento sobre la Magia de Luz y la Magia Arcana era una disciplina tan vasta e incognoscible que nadie podía decir tener "conocimientos extensos".

Desde luego, tiene razón usted en sospechar de los actos de los Emergidos: cada una de sus escaramuzas parecen deliberadamente planeadas por algo o alguien. Son demasiadas coincidencias encadenadas... – mustió el Mago Oscuro sin mucha convicción, había demasiados interrogantes como para hablar con certeza de nada de los Emergidos – ¿Cree usted que alguien está empleando a los Emergidos para contrarrestar la paz que comenzaba a instaurarse? Es una hipótesis interesante y, visto lo visto, no es nada completamente descabellado. – decididamente era una posibilidad pero, de nuevo, no había casi información disponible sobre los Emergidos como para crear un perfil suyo – Podríamos aunar esfuerzos entre continentes compatibles para capturar unos Emergidos y ponerlos unos frente a otros para ver qué pasa, ¿no cree? – bromeó nuevamente Sindri, sería completamente imposible ahora por ahora que dos continentes, o siquiera países, se pusieran de acuerdo para tales efectos. Una pena pero los experimentos sociales con Emergidos debían esperar a mejor tiempo – Y no se preocupe, señor Azel, disfruto con esta conversación. – expresó el bibliotecario con una sonrisa: no se esperaba al entrar en el barco, hace tiempo ya, que podría tener un diálogo sobre magia y emergidos tan interesante.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 02, 2015 2:17 pm

Me llamó muchísimo la atención lo que dijo Sindri. ¿“No todos”? ¿Acaso existen humanos que sí las tienen? De ser asi, me gustaría conocerlos. Ha mencionado a dos países: Phoenicis y Kilvas, los cuales sólo conocía de nombre, nada más. ¿Por qué los habrá mencionado?

¿Tienen algo de especial esos dos países? ―pregunté.

Escuché después la explicación que dio en cuanto a la magia y, sinceramente, me hizo sentir como que había pisado una mina. El tema de la magia es algo delicado para él, diría yo. Al menos en lo que en el funcionamiento se refiere. Creo… que no debería tocar el tema. Sin embargo, sí que me llamó la atención la información de los magos de Elibe y Magvel. Eso implicaría que son más polivalentes que los nuestros. Por otra parte, no creo que puedan llegar entonces al mismo nivel de especialización que los magos de Grannvale. En cuanto a Tellius, me gustaría ir allí a estudiar magia, de ser posible.

Poco después, hasta el mismo confesó no saber apenas nada de las dos escuelas restantes de la magia y se cambió al tema que yo mismo saqué. Me puse bastante nervioso. Le había dado una intención demasiado seria a ello. Debería haber sido nada más que una simple reflexión, pero Sindri se encargó de hacerme ver de forma involuntaria que debía conseguir relacionarme con los demás países, sin importar lo que costase. Renais y Grannvale sufrieron asaltos de los mismos ejércitos, pero no se podía decir de los países en los otros continentes. Me hacía pensar que podía tener una esperanza de acabar con la guerra si podía probar que al menos mi propia patria no tenía nada que ver en los ataques, aunque fuese una mínima posibilidad. Creo que, de esa forma, una vez vuelva a Grannvale, no tendré una audiencia privada con Arvis… Solo de pensar en eso ya me entran escalofríos.

Bueno, todo esto lo he extraído de libros de fantasía. Ninguno histórico ―aclaré, antes de hablar―. Pero esos libros que leí me enseñaron que cuando hay complicaciones inexplicadas es porque suele haber algo oculto tras ello. Si conceptos conocidos hasta ahora se demostrasen erróneos, como que un país no tenga nada que ver con el ataque de los Emergidos, ¿por qué no iba a haber otros que compartiesen esas características? Y, si ningún país fuese culpable, entonces solo quedaría la improbable posibilidad de que una mente maestra lo dirija todo. Pero si esa es la única opción que queda, ¿no haría eso que esa fuese la verdad? ―Reí un poco, como si fuese un joven con mucha imaginación―. Es una pena que el mundo real no funcione como el mundo de los libros…

Aquello último lo dije para evitar que Sindri me tomase tan en serio y hacerle pensar que era simple imaginación. Pero lo cierto es que así lo creía. Tras haber conocido a los monarcas de Renais, estoy convencido de que ellos no tienen nada que ver con el asunto. También sé que mi rey tampoco enviaría tropas porque sí. ¿Y si esta misma lógica se pudiese aplicar a todos los países? De ser así, todos serían inocentes y habría que buscar otra perspectiva.

Aunque sí que es cierto que la guerra contra los emergidos pareció haber estado dirigida de principio a fin… ―mostré una leve sonrisa―. Quien sabe, ¡puede que nos volvamos los héroes del mundo cuando descubramos la verdad! ―volví a bromear.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Mar Nov 03, 2015 8:39 pm

Oh, ¿No conoce a los habitantes de Kilvas y Phoenicis? Es muy comprensible, rara vez abandonan su hogar e incluso en otras partes de Tellius es difícil avistarlos. – dijo Sindri tras la pregunta de Azel... los nativos de esas islas son gente que no suelen relacionarse con beorcs por lo que todo el conocimiento que Sindri podía tener de ellos era algunos manuscritos de viajeros y estudiosos. Aunque muchas de aquellos manuscritos parecían contradecirse en numerosos pasajes entre ellos... – Los habitantes de las islas de Kilvas y Phoenicis son laguz, humanos con poderes extraordinarios que les permiten asumir una forma animal gigantesca. Los habitantes de Kilvas pueden transformarse en cuervos enormes y los de Phoenicis tienen la capacidad de pasar a ser halcones de un tamaño inaudito. – nadie sabía exactamente como lo hacían y los laguz no compartían sus conocimientos con los beorc, por lo que no tenían tampoco manera de investigarlo – Tellius tiene varios tipos de laguz dispersados por su geografía, como laguz león o laguz gato, y se considera el lugar con más laguz del mundo, teniendo incluso sus propios reinos apartados de otros humanos sin capacidades de transformarse. Se han dado casos de encuentros con laguz fuera de ese continente... pero las noticias son escasas últimamente y no se ha podido contrastar nada. – las fricciones entre continentes también afectaban gravemente a la cantidad de información que se pasaban unos a otros.

Los libros de fantasía suelen tener un grano, una semilla, de verdad en ellos, por lo que quizá ambos mundos son más parecidos de lo que uno puede creer a primera vista. – a veces eran exageraciones, a veces eran espejos y quizá podían ser totalmente distintos de la realidad pero siempre habían elementos que podían resonar – Si todo eso es cierto... ¿Qué cree usted que puede ser esa mente maestra? ¿Quién puede haber creado un ejército de la nada y tener capacidad para esparcirlo por todo el mundo? ¿Y cómo puede llevar a cabo batallas por todos los continentes con eficacia? – el bibliotecario preguntó cosas que se le habían ocurrido mientras escuchaba a Azel, algunas dudas con su teoría – Requiere bastante esfuerzo por parte de un país el ver un ejército con un estandarte que lo está conquistando  y pensar que no es ese país realmente, sino otra facción. Su primer deber es defenderse de los atacantes y, quieran o no, la relación con los países cuyos blasones ven en los enemigos se deteriorará. – Sindri se puso en el otro lado de la conversación, en un punto menos lejano y objetivo... si los que ven matando indiscriminadamente y destruyendo todo llevan las señas de identidad de un lugar, se buscará refugio de ellos – ¿Pareció haber estado dirigida completamente? ¿A qué se refiere, exactamente? – Sindri tenía mucha curiosidad por aquellas pruebas que pudiera tener que mostrasen la existencia de aquella mente superior. Además, parecía muy convencido que ningún país había hecho nada... ¿Acaso habrá tenido la ocasión de preguntar a altos dignatarios en sus viajes? ¿Tendrá conocimientos restringidos a otros por cauces privados.

Héroes, ¿eh? – preguntó Sindri como al aire, más allá de alguien en concreto, casi preguntándose a sí mismo sobre aquella afirmación – Bien es cierto que en las épocas de más necesidad siempre aparecen héroes para llevar las cosas a su cauce de nuevo. Tanto en la historia, como en las leyendas, como en los cuentos. – un héroe hacia un protagonista de excepción por la gran cantidad de aventuras que podía tener y buenas acciones que podía llevar a cabo. Y había diversos tipos de héroes incluso en el mundo actual, por lo que era una definición muy amplia – Pero, en verdad, ¿Tenemos madera de héroes? ¿Qué es lo que se necesitaría para ser uno? – ¿Descubrir la verdad sería suficiente como para garantizar ser uno? Quién sabe...
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 05, 2015 10:02 am

La explicación que me dio sobre los que vivían en aquellos dos países me fascinó. No podía hacer más que imaginarme a gente como yo transformándose en… ¿Animales? No sé cómo explicar esta sensación. Pero lo cierto es que me gustaría conocer a alguno de ellos. Laguz se llaman, parece ser. Merece la pena investigarlo. Gatos, leones, cuervos, halcones… Y, si los cuervos y halcones son bastante grandes, es perfectamente posible que los gatos y los leones también lo sean. Es una pena que sean tan reacios a tratar con los humanos. ¿Habrá alguna razón? De ser así, ¿cuál? Y, lo más importante. Si son países, ¿estarían dispuestos a entablar relaciones diplomáticos con otros países habitados por humanos?

Es una pena que se aíslen de esa forma. Podríamos aprender muchísimo de ellos con el simple hecho de observarlos ―dije, expresando mi curiosidad al respecto.

Poco después hablamos de mis ideas sacadas de libros de fantasía. Sin embargo, me dio la sensación de que Sindri se lo está tomando muy en serio. Bueno, cualquier dato puede servir como punto de investigación, y ya que el tema de los Emergidos es algo tan candente, no es de extrañar que quiera seguir profundizando en él. Sin embargo, ¿cómo hago para convencerle de que no es todo un producto de mi imaginación? Por otra parte, no puedo evitar tener que contestar a lo que decía. Sería muy descortés por mi parte no hacerlo.

Es solo que el momento del ataque ha sido el más indicado para provocar la desconfianza ―dije―. Quizás lo estoy pensando demasiado, pero parto de la idea de que la alianza de los continentes es algo que a este supuesto sujeto X no le agrada por alguna razón que aún no conocemos. Eso, suponiendo que exista ―aclaré, por si acaso―. Por otra parte, los movimientos de los Emergidos son, cuanto menos, curiosos. Yo mismo tuve que esconderme de ellos una vez. Me llamó mucho la atención que no registrasen mi escondite. Es como si tuviesen un patrón fijo ―levanté un dedo y empecé a dibujar recorridos que siempre acababan en el mismo lugar en el que empezaban― y no se saliesen de él. Aunque hagan pequeñas variaciones, siempre vuelven al mismo lugar ―así sobrevivimos la inmensa mayoría en Grannvale― .Quizá fuese una impresión mía y me equivoque por completo, pero me sorprendió poder mantenerme oculto con tanta facilidad. Por otra parte, sobre como esparcirlos… ―mi mirada se dirigió a Sindri―. Vos habéis dado un ejemplo de algo cuyos detalles no son claros. Quizás no tengan ninguna relación, pero merece la pena empezar por ahí.

No pude evitar suspirar un poco. He hablado demasiado. Pero es que si no lo hacía provocaría un caos continuo. Poco después Sindri habló de los héroes. Me quedé en silencio con la pregunta que hizo, recordando cosas de mi pasado. Para mí, aunque me asuste muchísimo, Arvis fue mi héroe.

Yo… nunca fui querido ni por mi padre ni por la mayoría de mis hermanastros. Solo tenía a mi madre al principio. Cuando ella murió, sentí como si fuese a perderme por completo. Pero mi hermano mayor me salvó de todo eso. Él me tendió su mano para poder avanzar. Es cierto que cuando se enfada da muchísimo miedo, pero… ―esbocé una sonrisa―. Él y mi madre son mis héroes. Y no necesitaron hacer nada que se considere heroico. Lo único que hicieron fue aceptarme. Nada más ni nada menos que eso. Además ―continué―. Los héroes no lo hacen todo solos. Si lo hicieran, entonces no serían héroes, sino dioses. Así que… ―me quedé en silencio―. A mí me bastaría con ser esa persona que dio una pista al héroe para ayudarle a cumplir su misión. No deseo más.

Miré hacia el cielo. Estba empezando a anochecer. Yo me iba a quedar haciendo guardia hasta ver a otro de los mercenarios pero, ¿qué haría Sindri? ¿Se quedaría despierto? Él no tiene ninguna obligación de quedarse la noche en vela.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Vie Nov 06, 2015 12:06 am

Vaya, qué tarde se ha hecho... espero que no le esté aburriendo, señor Azel. Yo estoy acostumbrado a noches largas en la biblioteca y no necesito dormir mucho. Libros interesantes y trabajos de escriba y copistería, estoy seguro que me entiende. – dijo el bibliotecario acompañando la mirada al cielo de Azel, si era un “efecto secundario” de su iniciación como Dark Mage o si era simplemente una preferencia adquirida en su profesión, restaba por ver – Me gusta la oscuridad y me siento a gusto en ella. Ahuhuhu~ – le confió en voz baja con una sonrisa y voz bienhumorada, bromeando levemente. Había gente a la que la oscuridad no le gustaba en absoluto y preferían la luz del día... el bibliotecario podía entenderlo, los humanos no eran seres nocturnos en absolutos, pero no compartía esa aversión.

Pues... tiene razón pero por lo que se ha oído tienen sus motivos. – Sindri no conocía todos los detalles puesto que la información sobre los laguz escaseaba de sobremanera, pero algunas crónicas sobre la historia de Tellius eran bastante populares entre los historiadores del lugar – Al parecer hubo fricciones continuas entre laguz y beorc durante muchas generaciones, lo que ocasionó una división casi total de los reinos. Hay reinos de laguz y reinos de beorc, pero no hay noticias que haya un reino mixto... – al menos no que Sindri recordase, pero leyendo lo que tenía, se preguntaba si alguna vez habría paz entre humanos... pero no era su país ni su continente, pero no se sentía cómodo opinando sobre ello – Por cierto, beorc es el término específico para los que serían como nosotros, aquellos sin capacidades de transformación. – aclaró con buen humor, Sindri. Normalmente no podía hablar de aquellos temas con nadie puesto que o bien habían leído ya el libro o los laguz no les interesaban lo más mínimo. Una pena, eran un ámbito de estudio muy interesante... y los laguz gatos eran muy monos,  al Dark Mage le gustaría algún día conocer uno. Pero tener que viajar hasta Tellius... el mero hecho de volver a pisar un barco en su vida le repelía inmensamente y no creía que ningún laguz fuera a abandonar su reino para ir a visitar beorc. Y nadie parecía interesado en crear la máquina voladora que tanto ansiaba el joven por lo que, o bien volvía a pisar una bañera gigante de nuevo para viajar hasta Tellius y una de vuelta para Ilia o tenía que abandonar sus sueños de ver laguz en vivo y en directo.

En eso coincido total y absolutamente con usted: es algo muy sospechoso que hayan salido todos ahora y no antes... no hay noticias de cataclismos o de fenómenos antinaturales que puedan haber sido la causa de la creación de los Emergidos. No, salieron de la nada y eso es todo lo que conocemos. – Sindri accedió, la hipótesis presentada por el hombre tenía sentido y la poca información que se tenía de la nueva amenaza no era suficiente como para desacreditar sus palabras – ¿Se encontró usted con los Emergidos? ¿Y sobrevivió? – los ojos de Sindri se abrieron como platos al conocer esta información: estaba hablando con alguien con conocimiento de primera mano sobre los Emergidos. Había escuchado historias, claro, todos lo habían hecho, pero todas eran algo que se había pasado de boca en boca y no podía cuantificarse su veracidad. Pero si era cierto que Azel había encontrado Emergidos en el pasado... – ¿Qué podría detallarme ese encuentro con los Emergidos, si no le es molestia, señor Azel? – no sabía qué clase de encuentro había tenido con los Emergidos y esperaba no importunarle con la pregunta.

Mis más sinceras condolencias por sus pérdidas, señor Azel. Estoy seguro que su madre y su hermano son maravillosas personas. – expresó Sindri con voz grave, adecuada al tono que la conversación había adquirido. No quería parecer maleducado cuando el Mage le había confiado información tan privada y, de hecho, las palabras de Azel causaron un buen impacto en él – Un héroe... su forma de ver la heroicidad es muy sana, señor Azel. Hay muchos que dirían que se necesitan gestas sin fin para procurarse el título pero... un héroe hace el bien. ¿Quién puede delimitar cuánto bien es necesario para ser uno? – asintió poco a poco, como dando a entender que él también pensaba que los familiares que había descrito podían considerarse héroes – No tengo duda que podrá ser usted el héroe que desea ser, señor Azel. Usted tiene verdadera madera de héroe. Además, ¿No hacen los magos perfectos protagonistas para las historias épicas? – Sindri trató de darle un aire amistoso y simpático a su pregunta para tratar de animar a su interlocutor. No quería que se sintiese mal y a Sindri no le gustaba que hubieran sido sus preguntas las que causaran este malestar en su compañero de discurso.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 18, 2015 8:33 pm

A medida que Sindri iba hablando se iba haciendo más tarde. No dije nada para no ofenderlo, pero parece ser que se dio cuenta él solo. No le dio mucha importancia y, a decir verdad, yo tampoco lo hice. Lo que pasaba era que debería comunicarme con los demás mercenarios para los turnos de guardia. Ellos saben que estoy. Sin embargo, tampoco veo que hayan hecho muchos esfuerzos por contactarme. Eso y el hecho de no ver a ningún mago o nadie armado me hacen pensar que han decidido delegarme la primera guardia.

A mí no me gusta demasiado la oscuridad, la verdad ―confesé―. No tengo nada en contra de ella, pero me resulta un poco incómodo estar sin ver con la misma efectividad que durante el día. De vez en cuanto tuve que leer libros por las noches, pero recuerdo que me dormía la mayoría de las veces…

Era vergonzoso admitirlo, pero este era el caso. No tenía excusa para explicar mis pobres hábitos de lectura. Si bien era un mago, los únicos libros que me han gustado han sido los libros de magia y alguno que otro de historia. El resto… Bueno, son libros interesantes para el que pueda verles ese interés. Yo no, desde luego.

Poco después me dio la explicación sobre laguz y beorc. ¿Por qué somos beorcs y no humanos? No tiene mucho sentido… Pero, si ha habido muchas fricciones, puedo entender que no se quieran relacionar con nosotros. Si yo fuese un laguz que odiase a los beorcs, lo último con lo que me referiría a ellos sería como “humano”. Quiero decir, ellos son humanos también, ¿no? Aunque se puedan transformar, imagino que no querrían sentirse como parecidos a nosotros, si tantos problemas ha habido...

En mi país natal no hay laguz… Por eso me resulta un poco extraño escuchar el término beorc para referirse a los humanos ―confesé―. Es realmente interesante…

A continuación, hubo un problema importante: mientras hablábamos de los Emergidos confesé mi experiencia previa con ellos. Debí haberme mantenido en silencio. Sin embargo, como ya bien dije, lo que hice fue eso: esconderme. Bueno, también combatí contra ellos, pero creo que es mejor no dar demasiados detalles al respecto. Podría acabar delatándome.

En realidad… Mi experiencia con ellos se resume en que los vi de lejos y me escondí en un bosque. No repararon en mi presencia. Y no es que sea el mejor escondiéndose… Siento decepcionarle ―dije―. Mi hermano me instruyó claramente que mis relaciones con ellos fuesen de lo más reducidas posible. Por eso hice aquello…

Y derivamos al tema de la familia. Sindri parecía estar un poco triste por lo que conté de mi familia. No pude evitar mostrar una sonrisa tranquila, intentando ver que no pasaba nada al respecto.

No pasa nada. Es cierto que lo pasé mal tras la muerte de mi madre, pero he tenido una vida feliz y, además, tengo la sensación de que me protege después de muerta ―estaba un poco nervioso. No por nada, sino porque no quiero dar más datos de los estrictamente necesarios. Sin embargo, poco después mis nervios se mezclaron con sorpresa debido a una razón completamente diferente. ¿Yo? ¿Madera de héroe? Pero, ¿de qué está hablando? ― Eso es imposible, aunque agradezco el cumplido ―refuté―. Un héroe tiene que tener capacidad de liderazgo y carisma ―expliqué―. Yo carezco de esas dos cualidades. Por otra parte, el papel del mago siempre ha sido o bien el de villano, o bien el de consejero del héroe. Las historias épicas se suelen contar de caballeros con su armadura radiante y sus espadas haciendo frente a los sortilegios de los malvados brujos ―intenté decirlo a modo de broma para después reír―. De hecho, si esto fuese un concurso de otorgar papeles, ¿no seríais vos el más indicado para el papel de consejero? Sabéis muchísimo del mundo. Tanto que me abruma, a ser sincero. ¿No os hace eso ideal? Quién sabe, puede que solo tengáis que encontrar al espadachín heroico adecuado al que aconsejar ―volví a reír.

Hay otra característica que destaca a los héroes de la gente como yo: la valentía. Yo soy un cobarde. No le dije a mi hermano mis verdaderas intenciones para salir de palacio y conocer mundo por miedo a su reacción. ¿Qué clase de héroe podría siquiera hacer nada si no es capaz de tratar con su propio hermano como corresponde?

Supongo que el primer turno de guardia será el mío, visto que mis compañeros de trabajo no han venido aún...―añadí, viendo que quizás me deprimiría si pensaba en mi hermano y mi sentimiento de culpa.

OFF:
SIENTO MUCHÍSIMO TARDAR. He estado hasta arriba de cosas de la facultad y entre ayer y hoy estos son mis primeros huecos libres en mucho time T_T
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Jue Nov 19, 2015 10:40 pm

Bueno, para gustos, colores. O eso se suele decir en estos casos. – dijo Sindri mientras se encogía de hombros ante la contestación del Mage sobre la oscuridad – A veces se pueden ver más cosas en la penumbra que bajo una luz... pero sí, concuerdo con usted, leer a oscuras no es nada divertido. O fácil. – pensó un poco sobre ello... había algunos bibliotecarios con mucha experiencia que decían que podían leer con muy poca luz pero no sabía si era una habilidad con la que se nacía o si se podía aprender. ¿Qué se le estaba escapando? – Oh, claro, a no ser que el libro brille en la oscuridad. Así se puede leer por las noches sin utilizar velas. – tinta brillante por métodos mágicos. Sindri nunca había visto un libro así, pero le gustaría ver uno, aunque por sus características sería muy costoso y caro de crear... quizá debía ser el pionero y tratar de encontrar cómo hacerlo. Si encuentra tiempo, claro... y una manera de destilar tinta brillante.

Es algo normal, señor Azel. No he visto ninguno en Elibe en toda mi vida y no estoy seguro que en Magvel haya alguno tampoco... no digo que no haya Laguz fuera de Tellius pero quizá prefieren pasar desapercibidos... – viendo los problemas que los Beorc daban a los Laguz en Tellius, quizá no tenían mucha confianza con los Beorc de otros continentes. Al bibliotecario le parecía algo normal, con toda las malas experiencias empezar de cero sería difícil y no tenían ninguna seguridad que esta vez fuera bien. Sin embargo... todo el conocimiento que se perdía por la separación entre las culturas de los Beorc y los Laguz era algo que entristecía algo al Dark Mage, ¿Cuánto podían aprender unos de otros? – Ya veo... bueno, gracias por compartir su experiencia. Creo que es importante puesto que si es como usted dice y su sigilo no es bueno, pero no fue detectado, eso puede querer decir que tienen pocas habilidades de búsqueda. O quizá no tienen órdenes de hacer búsquedas masivas... – aventuró el bibliotecario enunciando opciones que, si bien no estaba muy seguro de ellas, eran igualmente posibles. De todo se podía aprender, incluso de encuentros breves en los que no pasaba mucho... aunque, la verdad, a Sindri no le gustaría ni estar así de cerca de un Emergido sin haber estudiado todo lo posible sobre ellos. ¿Pero serviría de algo? Son un enemigo tan misterioso que incluso estudiar todo lo que se sabía de ellos quizá no era de mucha ayuda...

Me alegro de oír que su vida fue buena. – se abstuvo de decir nada sobre su madre puesto que le parecía de mal gusto hablar sobre familiares muertos, quizá le sentaba mal hablar del tema – Como usted dijo, hay muchos tipos de héroes y cualquier persona puede considerarse heroico en el momento y el lugar adecuado. Capacidad de liderzago y carisma, sí, son características heroicas, pero también lo son la compasión, la amabilidad, la generosidad, la honestidad... – sonrió al recodar algo al momento de Elibe que quizá podía hacerle gracia a Azel – En Elibe se cuenta la historia de las Ocho Leyendas, ocho héroes que iniciaron una guerra contra los dragones, enemigos de la humanidad, y con el tiempo salvaron el continente de la amenaza. Una de esas Ocho Leyendas era el Archisabio Athos, poseedor del tomo Forblaze, un mago. – resumió Sindri con rapidez puesto que no estaba seguro si al Mage le interesaba mucho la historia de su continente. Pero el hecho que una de las Ocho Leyendas fuera un mago quizá sí que le podía interesar un poco... o, al menos, era algo conectado con el tema que estaban hablando – Lo que nos dice que aunque los Magos pueden ser consejeros o enemigos, también pueden ser hérores protagonistas de sus leyendas. Al menos hay precedentes. – dijo con una gran sonrisa para animar a su interlocutor.

¿Yo? Lo que sé lo sé por haberlo leído, cualquiera con una biblioteca a su disposición podría hacerlo igual que yo, o incluso mejor. – sacudió la cabeza lentamente con algo de pesar – Me faltan muchas cualidades y me sobran otras... – como su Magia Arcana. Vale, Bramimond, otra de las Ocho Leyendas, era un hechicero que empleaba la Oscuridad y también es considerando como leyenda, pero su título era “El Enigma” por una razón – Yo me conformo con que mi nombre conste en el registro de gente que trabajó en la Gran Biblioteca de Ilia. – concluyó, puesto que por el momento no creía posible que hubiera un nuevo héroe Mago Oscuro. Entonces el hombre expresó un comentario sobre su trabajo – ¿Que tiene que trabajar? Espero no estar distrayéndole de su trabajo, no me gustaría darle problemas... – no quería resultarle una molestia al Mage en la tarea que se le encomendó en el barco.

Off:
No hay ningún problema, Azel, tómate el tiempo que necesites.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 01, 2015 11:27 pm

Las explicaciones y comentarios de Sindri siempre han mostrado ser interesantes, aunque no sea capaz de entender dichas ideas. Jamás había escuchado de un libro que brillase en la oscuridad. Distinto sería que fuese un libro de magia de fuego, trueno o luz en los que se podría conjurar el mismo poder del libro para iluminarlo, pero no sería algo propio de él, sino de su poder. Si a ello le sumamos la explicación sobre los laguz y sus ideas de usar los pegasos como medio de transporte, no es difícil deducir que Sindri es alguien tan imaginativo como conocedor de variados temas. Aunque me preocupa el hecho de que estos seres pasen desapercibidos. ¿Por qué lo hacían? ¿No somos aliados en estos días? ¿No debería hacer eso que abandonasen todos los problemas que hubo en el pasado? Entiendo que el odio es difícil de eliminar, pero si somos capaces de aliarnos con nuestro peor enemigo para hacer frente a uno común, ¿por qué no lo son ellos también? No puedo verle el sentido.

Poco después me habló de la historia de los héroes de Elibe. Me llamó mucho la atención la historia sobre Athos, un archisabido. Si un día voy a la biblioteca de la que me ha hablado, creo que podría ir allí para conocer sobre ellos. ¿Cuál fue el rol de cada uno de ellos? ¿Qué es el tomo Forblaze? Y, ¿quiénes fueron los otros siete y por qué son conocidos? Sin embargo, debía evitar mostrarme especialmente comunicativo y hablar sobre el folklore de mi propio país. Las Ocho Leyendas me recuerdan un poco a los Doce Cruzados. Me encantaría hacer la similitud, pero no puedo. De hacerlo, se me podría relacionar con una casa noble con facilidad y, la verdad, apenas sé nada de Sindri salvo que es un bibliotecario.

Si un día paso por la biblioteca que mencionáis, leeré los libros de la historia. Tiene que ser tremendamente interesante. Aunque sigo pensando que carezco de las características necesarias de un héroe ―insistí―. Por otra parte, dudo que sea correcto menospreciarse a uno mismo ―le critiqué por cómo restó importancia a sus conocimientos―. Lo importante no es el cómo se ha conseguido el conocimiento, sino el hecho de haberlo conseguido. No debería menospreciar lo que tiene, señor Sindri. Una vez leí una historia de un niño que ganó a un adulto por el simple hecho de que el niño sabía que una señora de mal humor pasaba por ahí a una hora en concreto. Provocó que el adulto se chocase con ella y luego la señora hizo el resto ―reí un poco―. Después el niño fue castigado, pero la idea es que incluso lo que uno vea como defecto puede ser una cualidad según el contexto. Y, si un defecto puede ser usado, ¿cómo va sobrar una cualidad? Por otra parte, si bien me encantaría seguir continuando hablando… Creo que sería mejor que descanse, señor Sindri ―tuve que decir―. Nunca sabe qué puede suceder en estos tiempos de locos, así que hay que aprovechar estos momentos.

Dicho aquello, tomé el libro del suelo y me levanté para estirar un poco los brazos y las piernas con los ejercicios que correspondían. Siempre se me había dicho que no hiciese nada que no fuese “vulgar”, y lo hicieron de tal manera que no puedo evitar hacer estas cosas como corresponde por simple costumbre.

Primero hablaré con los otros mercenarios para saber el tiempo que me quedaré haciendo la guardia. De ser así, puedo acompañarlo hasta su camarote.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Sindri el Jue Dic 03, 2015 6:05 pm

Todo el mundo es bienvenido en la Gran Biblioteca de Ilia, sin importar país de procedencia o afiliación. Si se pasa por ahí, búsqueme y trataré de encontrarle aquellos libros que necesite: historia, magia... hay una gran variedad de temas a su disposición. – promocionó el bibliotecario con voz alegre mientras se movía un poco en la silla. Le gustaba mucho que la gente se interesase por la biblioteca y el material que podía ofrecer ésta... además que, como ya se había apuntado, últimamente estaba desierta y no había muchas cosas que hacer. Las bibliotecas no son lugares especialmente requeridos en tiempos de tensión y cercanos a la guerra – La historia de Elibe es muy interesante y seguro que encontrará pasajes que le puedan interesar. Todo lo relativo a la Guerra contra los Dragones y a las Ocho Leyendas suele ser muy popular, y la historia de cada héroe es especialmente popular en el país que fundó según las leyendas. – dragones, luchas y heroicidades: no era de extrañar que fueran historias que gustaran a todo el mundo. Además, el hecho que explicaran cosas sobre el pasado de las naciones también influía en su popularidad puesto que había mucha gente que le interesaba conocer sobre su pasado o sobre su cultura.

Oh, no es menosprecio, no se crea. Tengo bien presentes mis habilidades y virtudes, pero no creo que sean algo de lo que hablar, si le soy sincero. – más que nada porque incluían el uso de una escuela de magia que no era exactamente aceptada ni por la gente que no hacía magia ni por otros usuarios de magia. Alardear de poder emplear algo que la mayoría de gente entendía que era “malvado” no era exactamente buena idea en una conversación social y amistosa – Oh, qué historia más bonita, señor Azel. Muy educativa. Me pregunto si la tendremos en la biblioteca en algún libro de cuentos... – como de costumbre, su primer pensamiento fue para los libros y la biblioteca: la sección relativa a cuentos no era muy extensa por lo que lo más seguro era que no – Es bien cierto que el conocimiento es necesario e importante sea cual sea su procedencia, pero imagine una historia sobre un bibliotecario que dice a alguien qué hacer: sería una lectura bastante aburrida. Dudo que nadie quisiera leerla. – expresó Sindri con un alarde de sinceridad: eso sonaba un libro con un tema con poco potencial, sin embargo se le ocurrió algo que seguramente tendría más lectores – Sin embargo, ¿Quién podría resistirse a una historia sobre un mago héroe derrotando a sus terribles enemigos hechizos fantásticos y coloridos? Añade algunos personajes coloridos más, algunos Emergidos, algunos Dragones y, ¡Bam! Éxito asegurado. – dijo el Mago Oscuro con una sonrisa pícara, refiriéndose, claro, a las habilidades de la persona con la que estaba hablando. No estaba menospreciando sus propias habilidades, sólo que un Mago era un héroe mucho más adecuado que él.

Ahí concuerdo completa y totalmente con usted, señor Azel, son tiempos muy, muy, muy extraños. – enfatizó cada “muy” separadamente. Sobretodo se refería a la aparición súbita de los Emergidos, que había sorprendido a todo Elibe por sus comportamientos erráticos y casi impredecibles – Bien es cierto, tendré que dormir... o al menos intentarlo, el movimiento del barco no ayuda para nada mi descanso. En realidad, no me ayuda en nada. – el hecho de recordar que estaba en un barco ensombreció de nuevo un poco su humor. Observó como se levantaba el mercenario y éste le explicaba el plan que tenía para la noche... hacer guardia no sonaba nada divertido ni entretenido, pero era importante y útil – Claro, no se preocupe. Esperaré aquí a que vuelva. – señaló levemente el lugar donde estaba sentado mientras asentía levemente con la cabeza, no le parecía mal lo que había propuesto. Tendría que intentar dormir en algún momento, aunque lo había estado evitando bastante rato.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Pergamino de Armas
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3250


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Eliwood el Sáb Feb 20, 2016 3:14 am

Tema cerrado.
50G a Sindri.

+1 EXP a Sindri.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2856


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ruta mercantil [Priv. Sindri]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.