Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Seraphiel el Dom Nov 13, 2016 6:56 pm

Se sintió desplazar vagamente además de palabras que supuso serían para tranquilizarlo. Removió un poco su cabeza con un suave quejido de molestia y entreabrió sus ojos en el momento en que Akio le había dirigido la palabra. Le observó fijamente con una mirada mezclada entre calma y reprocho y, levantando uno de sus brazos posó su mano sobre el rostro del pelirrubio sin preocupación alguna y, lentamente lo empujó hacia atrás, sin ejercer fuerza realmente, pues de todas formas no poseía— ¿Por qué están dando por hecho que podría morir? —Se quejó con un bufido mientras ahora desviaba su mirada hacia Vallum... Hmn... Ese chico... Al menos se mantenía más calmado. Pero en aquél preciso instante tampoco era como si quisiese ser mimado en particular. Así que, tras entrecerrar un poco sus ojos se fue incorporando hasta quedar sentado, apoyado con las manos del suelo para no perder el equilibrio y caer nuevamente.

Miró a su alrededor con disgusto y suspiró frustrado por la situación. Sentía su cuerpo entumecido y eso no era algo que le agradara. Sentir como lentamente su propio cuerpo dejaba de escucharle por un problema interno más que el cansancio en si. Los oscuros sentimientos, el olor a muerte y a sangre. No, no estaba cansado, solo que todo aquello estaba repercutiendo en él como en más de una ocasión había presenciado. Sus alas se removieron un poco detrás en su espalda, intentando encontrar una posición más oportuna y al final se estremeció— Hum... Acabemos rápido con esto... ¿Sí? —Murmuró, moviéndose un poco hacia atrás, ignorando los gritos de los pocos emergidos que seguían atacando y que, ante el posible y nuevo ataque de Akio quedaron parecieron todos propensos a alejarse. Pero no lo había visto, no había querido dirigir a él su mirada, así que simplemente la bajó hacia su regazo— Es... —Frunció el ceño y calló unos breves segundos— Voy a estar bien... —Murmuró en bajo, en un pequeño susurro.

—Y su siguiente queja escapó en su idioma natal por puro antojo y poco le importó que no fuesen capaces de entenderlo. Pero ah, que molesta era aquella situación y el particular sentimiento de vaguedad que le estaba envolviendo, como si de un momento a otro pudiese caer lánguido nuevamente. Escuchó el llanto de Akio y además del odio, la tristeza también. Entonces y solo entonces, desvió su mirada hacia él durante segundos— Vallum... —Empezó en un susurro, para no ser escuchado por nadie más, solo por el General— ¿Podrías ir con él? —Porque sabía que esos dos, de alguna forma, se podían llegar a entender bien. ¿Cómo decirlo? Lo diferente se atraían. Y, mientras le fue pidiendo aquello usó el batir de sus alas para ir incorporándose lentamente, al menos era una de las formas más simples para él. Intentó inútilmente limpiar su vestimenta y en un lento movimiento echó hacia atrás sus dorados cabellos.

Fue solo cuando Ixion se acercó a él que logró calmarse un poco, esbozó una pequeña sonrisa y se acercó unos pasos al animal, acariciando su hocico acabó apoyando suavemente su mejilla en una del animal que, dada la situación parecía como si solo pretendiese animar un poco la garza, o en su defecto, Sera encontrar algo de tranquilidad cerca de una de las criaturas con las que más se entendía y no mentiría, cerrando los ojos y sintiendo cerca la suavidad del animal, logró olvidarse un poco del panorama a su alrededor. Así que, ante una nueva señal, volvió a batir sus alas, aunque solo para quedar sentado sobre el caballo de lado y una vez ahí, solo dejó que se moviera hacia donde prefiriera, aún con una mano acariciando suavemente su cuello.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Vallum el Lun Nov 14, 2016 5:59 pm

Cuando todo hubo acabado,el campo de batalla había quedado repleto de cadáveres,algunos de ellos...compañeros del joven de cabello castaño y otros muchos eran cuerpos de emergidos que habían caído en combate. Por suerte para ellos,Akio había logrado derrotar al emergido con suma facilidad y ninguno mas parecía ser una amenaza,los que quedaban intentaban escapar sin mas  y se dispersaban por el lugar. Pero algo llamo la atención del joven,mucho mas que la triste imagen del paisaje,aquel hombre de cabellos rubios estaba llorando,se le veía realmente mal. Vallum al principio no entendió el porque,pero conforme siguió mirándolo,lo comprendió. Seguramente había perdido a muchos amigos,a muchas personas por culpa de aquellos emergidos...se sentía igual que cuando el mismo,por culpa de los emergidos había perdido a la única persona que le había querido y había creído en el,su padre adoptivo.

Aunque aquel chico alado se lo dijera,Vallum ya estaba dispuesto a acercarse al otro chico y ayudarlo,de hecho después de que se lo dijera lo miró y asintió con levedad con una suave sonrisa,viendo ya que el laguz estaba bien,o al menos eso parecía,que al menos podía mantenerse en pie y estaba mucho mejor que cuando había recibido aquel ataque. Se separo de este y se acerco hasta el chico rubio,observándolo un momento para después volver a avanzar. No sabía como se iba a tomar aquello el joven,pero coloco su mano y rodeo sus hombros,acariciando el hombro con tranquilidad,para consolarlo,observando hacia el frente. -Creo...Creo que se como te sientes,has perdido a muchas personas por culpa de los emergidos y por eso quieres acabar con ellos cuanto antes...yo...yo... Le costaba mucho hablar de su pasado,pero aquel joven le transmitía la suficiente confianza como para contarle,aquello que le hacia algo mas vulnerable,se había creado sus propias corazas,pero en aquella ocasión necesitaba ayudar a aquel chico. -Los emergidos mataron a la única persona que a creido en mi y que me a querido en mi vida,mi padre adoptivo. Cuando me entere yo me sentía igual que tu y bueno...aun me siento así un poco,pero he comprendido que,cuando perdemos a alguien no lo perdemos para siempre,es algo que nos diferencia de todos los emergidos,siempre estarán en nuestras memorias,en nuestro interior...y nos dan mas fuerzas,Esperanza...hay que tener esperanza,no te preocupes y recuerda que...lo conseguiremos,los emergidos no tienen lo que te he dicho y eso nos hace mas fuertes,el amor.

Sonrió levemente y giró su mirada hacia el chico observando sus ojos,sabía que no iba a responderle,quizás no ahora,pero esperaba haberle ayudado,era lo que hubiera querido que hubiera pasado cuando el había estado,que alguien le hubiera ayudado en aquellos malos tiempos,pero en su caso,lo único que recibía eran criticas y malas caras. En aquellos tiempos los soldados no lo veían con buenos ojos,veían a un chico demasiado joven y que era muy diferente a los demás hombres y tenía unos gustos muy extraños.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3235


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 14, 2016 7:51 pm

Muerte, destrucción a cada paso, caos... Era lo que el capitán había sembrado en aquella batalla pero aún así, no estaba lleno. No sabía como afrontar su pasado en estos momentos, no sabía siquiera que debía de hacer para calmar su corazón, para poder pensar con claridad y hallar un antídoto contra su propio odio. El veneno lo corroía por dentro, lo destruía poco a poco... Era alguien de dura y clara estabilidad mental, pero las guerras que tenía una y otra vez hacían ver un lado del capitán que no estaba acorde a lo que realmente era... ¿Tan poderoso era el impacto de la guerra en un hombre? Dependía, dependía de la personalidad y la cantidad de cosas que perdiera en ella, pues quiera uno o no... Siempre se pierde algo, en las guerras no hay verdaderos ganadores y eso Akio lo aprendió de la peor de las maneras, ganando una batalla a costa de las vidas de todo aquel al que quiso. Los ojos del general eran inundados continuamente con mas y mas lágrimas, brotando sin pinta de querer acabar. Aquel gesto de un hombre que no tenía ya nada que perder, podía ser algo desgarrador para quien pudiera entenderle.


El general de Miletos caminó hasta el guarda de Sindhu, quien permanecía aún arrodillado y parecía no querer cambiar de postura. Bonitas palabras de compresión y lástima salieron de sus labios, pero Akio no respondió mas que levantándose... Sacando su hacha que anteriormente había estado clavada en el suelo, llevándosela a su hombro. Nuevamente miró a Vallum, un rostro serio aunque con tanta agua como un río. —Siempre me he odiado desde aquel día... Y no es por seguir un mal camino, sino por no saber siquiera hacia donde andar.— Unas palabras dichas desde el corazón, dichas con lo más profundo de su alma. Quizás las entendiera o quizás no, pero lo que quiso decir con esas palabras el chico de rubia cabellera era que estaba perdido, solo y confuso consigo mismo y con todo lo que ahora le rodeaba.


Se giró dándole la espalda al encargado de Miletos y con eso, dejó escapar un suspiro. —Su pérdida fue dura ¿Verdad general?— Dijo refiriéndose a la historia del chico —Mi vida tornó de un hermoso y brillante color dorado a un tono rojizo en cuestión de minutos. Los ojos que una vez me prometieron, ya no están tampoco presentes.— Tomó respiración y prosiguió —Aún así, debemos sonreír cada amanecer por esas personas que hicieron que nosotros viviéramos y seamos tal y como somos ahora ¿Cierto...? A veces, se me hace difícil esta tarea. — En ese momento Akio estiró sus brazos aún de espaldas a Vallum —A partir de este momento... ¡Esforcémonos más! ¿Si?— Y de esa manera su rostro se volvió a dirigir hacia el general de gran corazón, dejando caer junto a su enérgico movimiento una lágrima al viento, el cual hacía de esta polvo de diamantes y sin olvidar de esbozar en ese momento, una de sus más sinceras sonrisas.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Seraphiel el Mar Nov 15, 2016 4:26 pm

¿Así que ese era el motivo de su odio? Los miró de reojo unos segundos antes de desviar su mirada hacia al frente y dejar solo una cortina de dorados cabellos y de claras plumas. ¿Quizás su odio por los seres humanos era parecido? Claramente con el tiempo se había dado cuenta que no podía simplemente comparar emergidos y humanos, a pesar de que entre todos los laguz existentes y que él conociese, los emergidos se asemejaban mucho más a los beorcs que a cualquier otra criatura. ¿Su deseo por destruirlos sería el mismo? ¿Representado con tanta crueldad y violencia? ¿Realmente deseaba eso? Su mirada bajó hasta fijarse en una pequeña piedra en medio del camino, intacta y limpia a pesar de lo que había sucedido. Pero en su mente aquellas preguntas siguieron dando vueltas, hasta el punto que llegó a maldecir a los beorcs que tenía a sus espaldas por darle más dolor de cabeza de lo debido.

Soltó un suspiro y se dejó caer hacia un lado con suavidad, hasta prácticamente quedar semi-recostado y apoyado en el cuello del caballo, aparentemente despreocupado al respecto pues bien calmado dejó que la garza se apoyara. Pero, solo desvió su mirada hacia ellos durante unos segundos, torciendo el gesto. Realmente sabía lo que ambos estaban diciendo, lo entendía a la perfección. Después de todo había presenciado por si mismo como el bosque y las demás garzas que conocían eran quemadas hasta no dejar más que cenizas. Estaba totalmente consciente que solo había podido escapar aquella fatídica noche mientras los gritos manchaban los cielos. Sabía que era débil y que probablemente había pasado lo mismo que los otros dos, solo que bajo otra perspectiva. Pensativo volvió a acariciar al animal. Aún así, aunque llegaba a entenderlo, no podía aceptarlo, quizás estaba mostrando un acto de egoísmo, pero su naturaleza le impedía simplemente aceptarlo y dejar el caso de lado. La oscuridad de Akio en el terreno, en la batalla, en la guerra, era suficiente motivo para que se quejase al respecto.

Parpadeó, para que en cierto momento después cerrara los ojos. Lágrimas ¿Hacía cuanto que sus ojos se habían ya secado? E inevitablemente llegó a dos opciones. O los humanos eran más débiles y frágiles de lo que siempre los había considerado, o al menos parte de ellos. O en la otra era que ellos, los laguz, incluso él, una garza, eran más fuertes. Ambas posibilidades las descartó en cuanto dejó su cabeza apoyarse un poco más en el el animal, parando la caricia de su mano y entreabriendo los ojos para no acabar totalmente fuera de juego y no estaba siendo nada más que caprichoso al respecto. Su mente, quizás ya demasiado desordenada, le hizo llegar la idea de que nada malo sería acurrucarse en un nido y cerrar los ojos. Pero claro, estaba en presencia de unos humanos y bajo ningún concepto iba a dejar escapar palabras de más. A pesar de haber podido decir que lo entendía, que también lo había perdido todo, prefirió callárselo, a nada serviría de todas formas ya.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Vallum el Mar Nov 15, 2016 8:09 pm

-Quizás lo que necesites es alguien que te ayude a elegir un camino,no podemos elegir un camino solos siempre,a veces necesitamos ayuda y no podemos hacerlo todo solos. Cuando estas perdido,necesitas a otras personas para que te encuentren y te guíen. Asintió suavemente aun sin parar de sonreír mientras lo observaba,aunque cuando recordó su pasado,su rostro dejo de sonreír por un momento,no le gustaba recordar aquellas cosas no...ya que le hacían mostrar una faceta suya que nunca quería que nadie pudiera llegar a ver,una faceta triste y llena de lagrimas,en efecto,aquella era una de las corazas que el joven se había puesto en su vida ''Que nunca te vean llorar'' Pero aquel otro joven había llorado...y seguramente se hubiera quedado mejor,había soltado todas sus penas con aquellas lagrimas y seguramente después de llorar se había sentido mas aliviado. Debía empezar a aprender de el, realmente estaba equivocado,quizás...no tuviera que esconder siempre su pasado,esconder siempre su tristeza y su melancolía,quizás ya era hora de empezar a romper corazas. -Me cuesta mucho hablar de ello pero si...fue muy duro. Debemos agradecer que seguimos aquí y que podemos recordarlos,podemos sentirlos. Sonrió de nuevo con mayor amplitud y sinceridad asintiendo varias veces apretando el puño y levantándolo. -Esforcémonos!  

Realmente había conectado muy bien con aquel chico rubio,por primera vez en su vida,alguien había logrado destruir una de sus corazas con tanta facilidad,era raro,pero lo había conseguido y eso le llamaba mucho la atención,le gustaría seguir conociéndolo para tener una mejor relación con aquel curioso chico de...¿De donde eran? No había tenido tiempo ni si quiera para  preguntarles desde donde habían venido por lo que se acerco hacia el chico,el cual ya parecía mas tranquilo y se rascó la nuca mientras le miraba a los ojos colocándose frente a el.  -No hemos tenido mucho tiempo para hablar de donde venís...la verdad es que me llama la atención y siento mucha curiosidad,¿De donde sois? Oh si! Podéis quedaros en el cuartel general! allí podre daros buena comida y una buena cama donde descansar...si quieres puedes contarme de camino todo lo que desees. Comenzó a caminar hacia la ciudad junto al rubio,muchos de sus soldados también hacían lo mismo,aunque otros estaban ocupándose de los cuerpos del suelo.

De repente una chica se acerco hasta el caballo y el laguz garza,era una chica de largos cabellos castaños,con varios mechones que se levantaban un poco y unos profundos ojos azules que se habían quedado fijos en el garza,parecía curiosa y poco a poco se iba acercando mas hasta que estuvo a su lado,junto al caballo. -Hola,Buenas...soy Remi,creo que necesitas ayuda...deja que te lleve al cuartel con los demás soldados,es lo que el señor Vallum a dicho no? Que vayáis todos al cuartel,si... Parecía muy nerviosa conforme hablaba y sonreía tragando saliva mientras no paraba de mirar al garza. -Una...una pregunta,¿Eres una especie de santo? Lo siento mucho si estoy siendo muy desconsiderada! No debería ser tan metiche y meterme donde no me llaman!
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3235


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 16, 2016 11:51 pm

Quizás lo que decía Vallum era cierto, no había dejado bajo ningún concepto nadie le ayudara... Él pensaba que solamente él mismo sería el único cualificado para resolver la trama de su historia pero... ¿Y si no era así? ¿Y si lo que necesitaba era a alguien en quien volver a confiar? Aquella posibilidad que había sido descartada en el pasado por miedo a perder, por miedo a prometer... Esta vez rondaba por la cabeza del capitán. Sus palabras eran sinceras y eran acompañadas por un ligero sentimiento de pena, el general de Miletos era alguien que relucía como las estrellas, tenía su propio brillo. Incluso contando sus penas, parecía no dejar nunca de querer brillar, como si de la única fogata de una plena noche del desierto fuera, eso... Era bello de contemplar, por lo menos lo era desde los ojos de Akio. Aceptó ir al cuartel, respondiendo también las preguntas del chico. —Provenimos de Sindhu, el más bello de los ducados que existan por Hatari y con algo de arrogancia en mis siguientes palabras, apostaría que también el más bello del mundo.— Dijo orgulloso de su hogar.


Con los ánimos más calmados, pronto volvió a la serenidad que todos conocían de él. Unas cuantas manchas de tierra en su cara y otras pocas lágrimas caídas sobre el suelo de la batalla, eran todo lo que Akio había ganado y perdido. Quizás, también empezara a florecer una extraña curiosidad por Vallum pero eso nunca se sabría si era algo que sería ganado o perdido, es algo que el tiempo decidiría. Enganchando su hacha a su espalda y cruzando sus brazos meditaba sobre ello ¿Estaría preparado para dejar de nuevo participar a alguien en su historia? La respuesta era difusa, pero el rostro del general de adorable sonrisa se presentaba en sus pensamientos, cosa que automáticamente negaba incluso con la cabeza... ¿Por qué ahora lo tenía tan presente si lo acababa de conocer? Sus mejillas manchadas por la tierra, dejaban asomar un claro sonrojo. En el fondo, ya sabía el por qué de su extraña condición con Vallum, en el fondo... Él ya sabía que comenzaba a atraerle.


Miró a la garza desde su espalda, sin girar completamente su cuerpo. —Vuelve a estar nuevamente bajo mi supervisión, embajador.— Bromeó sabiendo que esto a Seraphiel le era molesto como buen ser libre que era. Aún dudaba sobre Seraphiel, su pasado... Era desconocido para el capitán y además no podía llegar a entenderlo de verdad, pues el halado hombre era reservado, tal y como Akio es frente a desconocidos. Es una lástima que las circunstancias no permitieran que Vallum conociera a Akio como realmente todos lo hacían, al contrario de como sería en una situación normal, vio el lado más peligroso y feroz del alto hombre a cargo de la guardia de Sindhu. Una pena, pues quizás su culta personalidad o su encanto natural al hablar hubieran sido de mucha mas aceptación y gusto.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Seraphiel el Jue Nov 17, 2016 9:17 pm

Le pesaban los párpados y supuso que su única necesidad al instante era descansar durante la noche. Al menos siempre habían estado así las cosas, no le era nuevo, aunque sí molesto, mucho. Aun así se incorporó, quedando correctamente sentado sobre el animal que, haciendo caso indirecto a la garza comenzó a caminar a ritmo de los soldados que se reunían para marchar hacia donde su general había mandado. Aun así permaneció poco más alejado de los otros dos, los tenía al frente y la distancia le permitía escuchar sus palabras. Por ejemplo supo que hablaban de comida, y que al momento no tenía demasiada hambre, aunque quizás no fuera a rechazar alguna fruta. Así que, mientras aquellos dos siguieron hablando entre ellos, se entretuvo bajando su mirada al caballo, sujetando sus riendas son tirar. Parpadeó y se preguntó si no le sería molesto, para soltarlas al darse cuenta de que no había forma de que no lo fueran y que, probablemente los humanos solo no sabían como hacerse entender, o en su defecto entenderlos.

Pero algo en ellos causó que los observara y entrecerrara sus ojos pensativo— Oh... Ustedes dos... —Sonrió para si, cómplice hasta que la afirmación de Akio causó que torciera los labios. ¿Acaso pensaba escaparse ahora de lo obvio? Aunque bueno, seguía tratándose del mismo principio: él era una garza y los sentimientos eran algo simple de entender, eso sin duda— ¡Oh, por favor! No necesito que me cuides, seguramente soy mayor que tú —Pronunció, firme y casi orgulloso. Cuando finalmente dio por acabada aquella corta conversación su mirada bajó a la nueva voz que escuchó, hacia una joven muchacha, algo nerviosa por su tono de voz y de alguna forma la ingenuidad de la joven le causó ternura... ¡Un santo! ¡Le habían preguntado si era un santo! Una muchacha humana, de la raza que cruelmente habían destruido Serenes— Para nada... No soy ningún santo. Solo un laguz garza —Probablemente uno de los últimos si no el último mismo— Remi ¿Cierto? —Apoyó una mano sobre Ixion y se inclinó un poco hacia ella, extendiendo un poco sus alas hacia atrás para mantener el equilibrio.

Sabes donde está el cuartel ¿Cierto? —Extendió una pálida mano hacia ella, curiosamente la chica la tomó, dudosa, pero la tomó y asintió con la cabeza— Entonces déjate raptar... —Le susurró. Sus palabras, en el momento en que tiró de ella hacia arriba cobraron más sentido. Remi pareció entender su intención y la falta natural de fuerza de las garzas, pues posó un pie sobre el estribo y con facilidad se subió a Ixion también, delante de la garza y probablemente con un sonrojo digno de admirar en sus mejillas, más aún cuando Seraphiel la sujetó suavemente de la cintura y se inclinó un poco al frente, para darle unas suaves palmaditas al caballo en el cuello en modo de señal, tan suave que parecía más una caricia— Ixion... Ella sabe... Tú entiendes... Pero antes vamos a advertirle a Akio... O luego ambos seremos regañados —Pronunció. Al cabo de pocos segundos el caballo comenzó a andar más rápido hasta conseguir estar al lado del general y de la guardia.

Akio, Vallum... Me llevaré a Remi y a Iaxion conmigo, sois demasiado lentos. Además, déjenme especificar, este es un rapto —¡Mentira! Pero la seguridad con la que lo dijo dejó a imaginar la realidad si no fuese porque era una garza y por ende, sería ir en su propia contra, la de su naturaleza— Esto va dirigido sobretodo a ti, Akio. No me subestimes, puedo lograr lo que quiero... Iaxion, ahora —Le sonrió de lado al guardián de dorados y cortos cabellos, apretó un poco más el agarre que tenía sobre la cintura de la chica y el animal, escuchando sus palabras salió trotando hacia el frente, tampoco demasiado rápido, pero sí lo suficiente como para que los que andaban a pie no fuesen capaces de seguirlos tan fácilmente e, indirectamente esperó, callado, la indicación de la joven clérigo mientras la garza, simplemente observó hacia el frente.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Vallum el Vie Nov 18, 2016 12:32 pm

Aquellas palabras parecían hacer que el joven se interesara mas en aquel ducado,no conocía Hatari,ni tampoco aquel ducado,pero le gustaría conocerlo y ahora tenía una razón mas para querer ir,aparte de sentir una curiosidad enorme por aquel lugar del cual el otro chico había dicho cosas preciosas,ahora tenía mas razones,volver a ver a aquel hombre de dorados cabellos el cual había empezado a interesarle,en su interior sabía ya por donde iban aquellos tiros...sabía el porque de aquel repentino interés por el otro chico,aquella curiosidad,que quisiera estar junto a el y conocerlo aun mas era símbolo de que en su interior estaba empezando a formarse un sentimiento. Un sentimiento que el joven había escondido en su interior hacia mucho a base de palizas y palos,le atraía,le estaba empezando a gustar y era por eso que sentía unos hormigueos en su estomago al ir junto a aquel hombre  acompañado de un leve sonrojo. -Me gustaría viajar algún día a ese lugar del que hablas,para mi Miletos es genial,uno de los mejores lugares del mundo,pero...me gustaría viajar,quiero ver mundo,ver cosas nuevas... El chico giró su mirada entonces hacia el rubio y sonrió de nuevo con amplitud. -Si algún día necesitáis algo,por favor no dudéis en enviarme una carta,viajaré y os ayudaré en cuanto pueda y no dudéis que lo haré. Gracias a vosotros he conseguido salvar al pueblo de Miletos una vez mas.

Entonces fue cuando llegaron aquel garza y la joven cleriga,era de las pocas clerigas que tenían en el cuartel para las curas y los cuidados ya que los demás curanderos estaban consagrados a los diferentes templos de la zona y claro que ayudaban,pero no llegaban tan rápido ni iban tan directamente como los clérigos que ayudaban directamente al cuartel. La chica realizó una leve reverencia con la cabeza al ver al general,estaba levemente sonrojada también y bastante nerviosa. El chico no pudo evitar soltar una carcajada al escuchar aquello del rapto,realmente la imagen había quedado muy cómica y la cara de la joven era un cuadro. Después de haber reído un rato giro su mirada hacia el otro hombre negando con levedad. -No te preocupes,estará bien con Remi,es una de nuestras clerigas militares mas experimentadas,cuidará de el muy bien...y algo me dice que el rapto terminará justo en el cuartel. Asintió sonriendo divertido y caminando de nuevo junto al hombre entrando en la ciudad,aquella ciudad llena de vida,llena de mercados donde cada calle era una oportunidad para vender objetos de otros países,de otros continentes. -Ah si...no me dio tiempo a decir esto antes...Bienvenidos a Miletos! Levantó sus brazos queriendo que vieran todo aquel lugar mientras caminaban tranquilamente. -Me gustaría que disfrutarais de todo lo que Miletos os pueda ofrecer. Una pregunta,habéis viajado mucho?...Tenéis una armadura preciosa,os queda realmente bien. Podía parecer una pregunta un poco estúpida,pero el chico parecía sentir curiosidad.

La cleriga guiaba al caballo hacia el cuartel,aunque no era difícil de ver,ya que era el edificio mas alto de toda la ciudad,aun con la gran cantidad de puestos,mercados y caravanas que pasaban por aquellas calles,el cuartel se veía,imponente,justo en el centro de toda la ciudad,la chica no podía evitar mirar al laguz de vez en cuando parpadeando curiosa. -Los laguz...venís de Tellius no? No sabía de la existencia de laguz garzas,pero si habéis sobrevivido a una batalla tan cruenta como esa es que debéis ser un laguz muy poderoso.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3235


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 29, 2016 12:38 am

Todo había terminado así que era hora de relajarse y bajar la guardia, por ahora Akio no veía peligro alguno nuevo. Acompañaba gustosamente al chico de Miletos, siguiendo el ritmo de sus pasos justo al lado, como si quisiera entrar en sintonía con el ritmo de él. Hablaban de forma agradable y respetuosa, eso al capitán de la guardia de Hatari le gustaba. —Yo viajo única y exclusivamente por trabajo, general. Pero es cierto que muchos lo consideran como un privilegio, aunque he de decir que yo discrepo sobre ello. Pese a que me gusta aprender y ver cosas que nunca había visualizado antes, soy un hombre sedentario que adora su hogar, por ello mismo trato de no alejarme mucho de él. Además, un soldado como yo no puede acostumbrarse fácilmente a otro tipos de climas, como por ejemplo este o el del norte del continente en el que nos encontramos. Supongo... Que el reluciente y hermoso brillo que el sol trae a Hatari es parte de mi día a día.— Le dijo dando su opinión al respecto sobre viajar. Akio sonrió y seguió conversando con Vallum. —Es todo un placer contar con dicha posibilidad, no todos los días un gran guerrero se ofrece a ayudar a otro sitio que no tiene mucho que ver con él. Quizás sea verdad eso de que fuera de Sindhu también existe gente de buenos principios, puede que también suene arrogante pero el dato está totalmente justificado, allí... Da igual quien seas o lo que hayas hecho anteriormente, es un lugar de paz donde humanos y todas las demás rarezas del planeta conviven en perfecta armonía y en caso de que haya algún problema, yo y los demás guardias estamos para solucionarlos ¿No es algo un tanto enamoradizo?—


Obviamente se notaba el amor de Akio por Sindhu al hablar de su hogar, para él era un lugar majestuoso y perfecto. El cariño que el chico le tenía al lugar era tan grande que moriría por él y eso estaba mas que claro, por su ducado o quien gobierna este daría absolutamente todo. Pronto Seraphiel hizo un "intento de escape" de esos a los que Akio respondía con una sonrisa, pues el garza era un ser muy confiable, sino la duquesa no pondría tanto ahínco en que lo protegiéramos de todo peligro para que llegue sano y salvo a casa. —Tengo siempre un ojo sobre usted, Seraphiel. No podrá escapar de mi supervisión allá donde vuestras alas o este caso mi propio caballo pueda llevarle. Por cierto Ixion ¿Desde cuando tratas a Seraphiel mejor que a mí? Últimamente solo me das sorpresas, me tienes contento... Y espero que captes la ironía, porque se que me entiendes, travieso caballo. — Y con esto los dejo ir, con un galope bastante orgulloso por parte de Ixion, como si tratara de decirle a Akio algunas palabras también.


Entraron dentro de Miletos, allí Vallum se paró para darle al capitán la bienvenida que anteriormente no había podido darle. Akio sonrió mostrando hasta sus dientes con ello, estaba ilusionado por ver el nuevo lugar de donde procedía el chico que ahora tenía a su lado y sería un potencia aliado y puede que mucho más. —Viajamos desde el continente vecino Tellius. Aunque fue un viaje muy cómodo, todo hay que decirlo.— Silenció sus labios durante unos segundos pues... ¡Habían mencionado algo sobre su amada armadura! —Está forjada con el calor del corazón de los mejores herreros de Sindhu. Lleva consigo el color dorado representando el majestuoso astro que da poder al desierto cuando es de día, la verdad es que le tengo mucho cariño... Esta armadura ha pasado varías revisiones, ha estado conmigo desde hace un tiempo y los emergidos amenazan a todos por igual, por ello es una de mis más preciadas pertenencias.— Añadió un tanto ilusionado por la pregunta del chico de dulce mirada.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Seraphiel el Miér Dic 07, 2016 4:47 pm

Les sonrió a ambos de lado antes de que el caballo empezara a galopar hacia el frente. Presentía que algo entre aquellos dos... Bueno, no importaba. Sus azulados ojos se fijaron en la crina del caballo y sonrió de lado, divertido por la situación. Como bien Akio había dicho, parecía ser que no era un animal muy obediente, algo que no le desagradó para nada y, aquél orgulloso galopo sin lugar a duda pareció una directa indirecta hacia el guerrero. Sujetó mejor las riendas del caballo y miró hacia el enorme cuartel que perfectamente era visible desde su lugar. Cuando pero consideró que Ixion podría ir demasiado rápido y lastimar a alguien, le bastó una suave caricia en su costado para que fuera más lento, aún trotando, pero sin correr como antes. ¡Después de todo era una garza! Su esencia estaba conectada a la naturaleza y a los animales más que la de cualquier otro, o así se solía decir.

¿Hum? —Bajó su mirada hacia Remi, sorprendido por sus palabras. Parpadeó en medio de su desconcierto y finalmente acabó riendo, una alta, clara y agradable carcajada. Así que un laguz poderoso... ¡Ya le gustaría a él eso! Negó con la cabeza, ladeando suavemente a un costado su rostro— Te diré un secreto, Remi. No lo somos, las garzas quizás seamos los laguz más débiles de entre nuestra especie —Quizás para los familiarizados con su raza deberían de saber eso, pero, nada impedía que intentara inútilmente proteger su orgullo, aunque fuese volver a usarlo contra una inocente muchacha, después de todo tampoco estaba haciendo algo malo— ¿Decepcionada? Pero que siga con vida es solo gracias a esos dos de allá atrás... Tu general y mi guardia —Los miró por encima del hombro, extendiendo un poco sus alas a un lado y otro para poder ver mejor— Nosotros solo podemos apoyar... Pero... Intentaré ayudar si es necesario —Y de sus labios una dulce sonrisa se formó antes de volver a mirar hacia el frente, plegando de tal forma sus alas para que no molestaran al caballo.

Y es cierto, los laguz somos originarios de Tellius... Las demás garzas y yo vivíamos en Begnion, en un bosque llamado Serenes... —Calló un momento— Pero no muchas siguen vivas, y si hay alguna más aparte de mi... Estará perdida por algún lado. Yo por ejemplo, vivo en Hatari ahora y es de ahí que provenimos... —Relajó un poco sus hombros, mirando al frente. No quería que lo mirase con pena, así que tampoco dijo toda la verdad y, mientras se iban acercando más y más al cuartel, también se atrevió a volver a entreabrir sus labios para hablar— ¿Y tú, Remi? ¿Viviste desde siempre en Miletos? —Cuando por fin el caballo paró, la garza soltó a la muchacha, batió un poco sus alas y logró elevarse hasta alejarse lo suficiente del caballo y volver a pisar el suelo, a un lado del mismo. Entonces, con calma extendió su mano hacia la sanadora, una callada oferta de ayuda.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Vallum el Jue Dic 08, 2016 1:11 pm

El pequeño general parecía disfrutar bastante con la compañía de aquel hombre de Sindhu,sus palabras le hacían mantenerse atento,con una suave sonrisa y imaginando de todo lo que hablaba. Nunca antes había conocido a alguien como el y eso le llamaba aun mas la atención,le hacía atraerle aun mas,aunque claro...siempre con respeto,había aprendido ya a base de palos que si no quería que otros se molestasen había cosas que no debía decir,aunque se muriera por decirlo. -Los viajes de trabajo se pueden disfrutar también casi tanto como los que se hacen por placer,yo no he tenido muchos viajes de trabajo pero los que he tenido siempre los he terminado disfrutando,aunque fuera solo poco tiempo...siempre encontraba algo que disfrutar. Se encogió de hombros,colocando su escudo a su espalda para que le fuera mas fácil y mas cómodo ir por la ciudad.

Giró entonces su mirada hacia el gran chico rubio y parpadeo sorprendido por las descripciones que hacía sobre su lugar de origen,sin duda era todo lo que había soñado el chico y mas,ahora tenía muchas mas ganas de viajar hasta allí,aunque solo fuera una vez en su vida. -Ah! pero si por lo que me dices es genial! ¿Como no voy a querer ir a ayudaros?! No podemos dejar que un lugar así desaparezca de la faz mundial,yo al menos no voy a dejar que pase...además me habéis ayudado mucho sin recibir nada a cambio,es lo mínimo que puedo hacer por vosotros. Aquel hombre parecía muy arraigado a su hogar,Sindhu,eso era bueno y normal teniendo en cuenta el lugar del que provenía. El mismo no se sentía tan tan arraigado a Miletos,aunque si que le encantaba,le gustaba mucho estar allí porque podía conocer a tantas personas y culturas distintas de países diferentes...que al menos le servía para saciar un poco su curiosidad,pero que no era igual que si pudiera viajar.

Sonrió levemente al ver como aquellos dos se iban galopando con el caballo,desde luego el garza estaría en buenas manos con aquella cleriga a su cargo,no le pasaría nada. La ciudad capital de Miletos era un lugar enorme,cada calle era un mercado,era un lugar lleno de vida,lleno de productos extraños que solo se podían encontrar en aquel lugar con facilidad. Pero el joven castaño seguía fijándose en el chico y en sus palabras sin duda le llamaba mas la atención que cualquier otra cosa en aquel momento. -Oh...si que venís de lejos entonces,he conocido varias personas de Tellius que han venido hasta Miletos para vender sus mercancías...un día compré una estatuilla de Ashera de un mercader de Crimea,aun la tengo puesta en mi despacho junto con otras curiosidades parecidas,pero es muy bonita. Asintió varias veces caminando hacia el edificio mas alto de la ciudad,el cuartel. Sonrió ampliamente mientras observaba la armadura de su compañero y acarició con una de sus manos el brillante de metal de esta un momento para después levantar la cabeza para acabar encontrándose con la rojiza mirada de su compañero. -Parece que esta hecha con mucho cariño y profesionalidad,nunca había visto antes una armadura tan bonita,¿Tienes mas? Yo tengo unas tres o cuatro armaduras,algunas de ellas les tengo mas cariño porque fueron...un regalo...aunque creo que ninguna están tan bien hechas como la que tienes tu. Te queda realmente bien y resalta mucho,en definitiva te hace tener un porte espectacular. Rió suavemente mientras iban acercándose hasta el cuartel.

La joven cleriga se mantenía en el caballo escuchando cada palabra del garza parpadeando varias veces. -No eres débil entonces,en todo caso eres útil,como yo. No somos fuertes pero somos los mas útiles de todos! Piensa eso y veras como te alegras,a mi me funciona. La chica parecía ser una mujer muy risueña y de pensamiento un poco simple,pero en su simpleza había parte de razón. -Siento mucho lo que les paso a tus compañeros laguz,debe de ser,pero me alegro de que hayas encontrado un nuevo hogar,yo me he criado aquí desde pequeña,mis padres tienen un negocio aquí,pero ellos no vienen de aquí,son de Elibe,de Lycia. La joven al llegar a las puertas del cuartel agarro la mano del garza y bajo con su ayuda sonriendo agradecida. -Te llevaré hasta el comedor y después puedo decirte donde podréis descansar,hacía tiempo que no veía al señor Vallum tan ilusionado.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3235


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Eliwood el Lun Ene 23, 2017 12:07 am

Tema cerrado. 110G a cada participante.

Vallum ha gastado un uso de su lanza de bronce.
Akio ha gastado un uso de su lanza de bronce.

Todos obtienen +2 EXP. Gracias al aumento de experiencia, Akio obtiene el primer skill de la rama Knight:

Salvador - Permite al caballero aprovechar su rápida movilización sobre caballo, además del espacio extra sobre este, para retirar a otra unidad del campo de batalla. Una vez que esté con el caballero, al protegido no se le podrán dirigir ataques ni atención enemiga, pasando a ser indetectable, a la vez que se le considerará oculto en caso de tener un límite de espacio o necesitar ingresar a un sitio.

Además, Seraphiel obtiene el segundo skill de la rama Laguz (Heron):

Lamento - Galdr cuyas propiedades no afectan a los aliados, sino a neutrales y enemigos. Este melancólico galdr afecta mentes y ánimos, causando a quien lo oye un estado de profunda angustia del que es difícil reponerse. Su utilización reduce por el siguiente turno la capacidad de todos los neutrales y enemigos de acertar sus ataques, quitándoles cualquier ventaja de arma. (Contra skills que aseguren el acierto, se sobrepone el del personaje con más nivel/EXP.)

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2205


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos viajeros que portan libertad [Priv.Hina,Akio y Seraphiel][Campaña]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.